Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Juan De Colonia
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Juan De Colonia 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Juan o Hans de Colonia (Colonia, ca. 1410 – Burgos, 1481) fue un arquitecto alemán, que introdujo en Castilla el estilo gótico flamígero. Se le considera, junto a Enrique Egas, el representante más destacado del mismo en España. Fue padre y abuelo, respectivamente, de los también arquitectos Simón de Colonia y Francisco de Colonia.

Se ignora el año y lugar de nacimiento de Juan de Colonia. Es tradición considerar que el apellido indica su patria, pero es tan sólo eso, tradición. Respecto al año de su venida al mundo, Lampérez, sin demasiados datos, supuso fue en 1410; otros autores la sitúan hacia 1420.

¿Cuándo apareció Juan de Colonia en Burgos?.

También es tradición, -seguida por el padre Flórez, Ponz, Ceán Bermúdez, Llaguno,...- que Juan de Colonia vino a la ciudad enviado o acompañando al obispo Alonso de Cartagena a su regreso del Concilio de Basilea, para ocuparse de las obras de la catedral.

En 1442 le registra ya como cofrade de San Cosme un documento coetaneo que guarda esta parroquia.

Casó en España con la burgalesa María Fernández, hija del maestro de cantería Juan Fernández, (que había trabajado para el convento de San Pablo), y nieta de Martín Fernández que fue maestro de la catedral. “Este matrimonio contribuyó a que, en su persona, quedaran unidas dos grandes cuadrillas de canteros: la de su suegro, que representaría la tradición, y la suya, que se mostraría como ejemplo de renovación”.

Dejó seis hijos, Simón y Diego, arquitectos; Fernando, Leonor y otros dos menores de edad a la muerte de su padre.

Tuvo su domicilio en el barrio de La Vega, extramuros de la ciudad.

Murió en 1481 y fue enterrado bajo las losas centrales del arco de ingreso a la capilla de la Visitación de la catedral de Burgos.

En la documentación del archivo de la catedral de Burgos aparece con frecuencia, con la denominación de “maestro cantero”, en documentos de compra venta de tierras o bien como testigo en pleitos; lo cual nos dice de la posición acomodada que gozó en vida.


 60catedral_de_burgos_10_638

Las agujas que coronan las torres de la catedral de Burgos son obra de Juan de Colonia.

Sociedad y estilo. La ciudad de Burgos -una ciudad entonces de unos 20.000 a 25.000 habitantes -vivía una época de pujanza económica: una nobleza de las más ricas de la Corona castellana, rentas catedralicias elevadas, y un poderoso grupo de mercaderes enriquecidos gracias al comercio lanero. La existencia de personalidades destacadas como los obispos don Alonso de Cartagena (obispo de Burgos entre 1435 y 1456) y don Luis de Acuña (id entre 1456 y 1495), que promueven y acogen la llegada de nuevos artistas, dio como resultado una verdadera edad de oro del arte burgalés.

De todos era conocido,-según narra la Crónica incompleta de los Reyes Católicos -, “que Burgos es de tan grandes mercaderes poblada, que a Venecia y a todas las ciudades del mundo sobrepasa en el trato así con flotas por la mar como por grandes negocios de mercaderías por la tierra, en estos reinos y en muchas partes del mundo...”.

Cuando don Alonso de Cartagena trajo un artista extranjero sabía bien lo que quería y hacía. Quería una calidad artística nueva que no se encontraba en la arquitectura gótica española anquilosada en la reiteración de fórmulas consagradas en el siglo XIII. Quería modernizar su recien estrenada sede; necesitaba subrayar su ciudad, mediante el engrandecimiento de la catedral. Las pautas las había visto con claridad durante sus viajes por el área germana, y nadie mejor que un arquitecto alemán, Juan de Colonia, para llevar a término su idea. La ventaja de los territorios germanos frente a los países vecinos, al mediar el siglo XV, se debía a que se habían mantenido al margen de la Guerra de los Cien Años (1339-1453) y habían logrado articular una gran organización de constructores, algo que había sido imposible en las zonas afectadas por la conflagración anglofrancesa.

Juan de Colonia introdujo en Burgos las formas germanas del último gótico, -impregnadas del gusto flamenco- lo que supuso la renovación del gótico francés imperante hasta entonces en la obra catedralicia. Las novedades de esta arquitectura se centraban en aspectos decorativos –un decorativismo delicado y minucioso que daba a las obras una laboriosidad de orfebre-, pericia técnica, y aspectos como el concepto espacial germánico (tendencia a los espacios dilatados, abiertos, de impresionante trazado). Las capillas centralizadas cubiertas con una gran bóveda estrellada fueron una gran aportación a la arquitectura castellana y tuvieron un amplísimo eco en la arquitectura de la época. Su enorme genio técnico fue capaz de crear en su derredor una escuela de canteros y maestros, que llegó a su plenitud en los años finales de la centuria con su hijo Simón y el grupo de oficiales que se formaron con él y que le auxiliaron en muchos de sus trabajos.


OBRAS DE JUAN DE COLONIA


 61_aguja_catedral_burgos

Una de las agujas que coronan las torres de la catedral de Burgos, obra de Juan de Colonia.

Catedral de Burgos. Agujas de las torres. Entrado ya el siglo XIII, se desarrolla la tipología de las torres rematadas mediante agujas ó flechas caladas que, no siendo necesarias en estricto sentido, respondían a la voluntad de hacer presente la importancia de las catedrales, el poder de sus comitentes y la pericia de sus constructores, convirtiendo a aquellas en las auténticas dueñas del paisaje y del horizonte urbano.

Juan de Colonia, en Burgos, comenzó por elevar en las torres otro cuerpo prismático sobre el existente y por medio de cuatro trompas preparó una plataforma cuadrada y con hueco octogonal en el centro. Sobre ella asentó la aguja en forma de pirámide de ocho caras; rodeó la plataforma con un antepecho calado y apoyado en cuatro grandes pináculos,y adornó todo con inscripciones, estatuas y escudos.


 62burgos_cathedral_needles

Cada aguja, realizada en piedra caliza de Hontoria, forma una pirámide octogonal de 3 metros de lado en la base y 28 de alto (actualmente). Se compone de 8 bandas caladas, de variada tracería,en forma de tronco de pirámide y de cuyas aristas salen hojas alargadas y grandes cardinas. La aguja tiene un zócalo macizo y a los 20 metros de altura se alza un balconcillo con fines decorativos; por encima, continua la pirámide terminando en una moldura con un pináculo sobre el que existieron en tiempos de Juan de Colonia sendas estatuas de San Pedro y San Pablo.

En el folio 1º del “libro redondo” de la Catedral del año 1442 consta que el martes 18 de Septiembre fue puesta la primera piedra de las torres “que agora nuevamente se facen en la eglesia”. Y en el volumen 37 en el día 4 de Septiembre se dice: “Este día se acabaron de facer las torres que están sobre la puerta real, año del Señor de 1458”.

Su construcción absorbió grandes sumas de dinero. Costeada en principio por el Obispo Alonso de Cartagena tuvo generosas aportaciones dinerarias por parte del Concejo burgalés, llegando todos a solicitar al Papa recursos para terminar la Catedral. El Fabriquero de la Catedral, -el encargado de proveer el dinero a la Obra-, fue hasta 1450 don García Alonso, tesorero de la Catedral y mayordomo de don Pablo de Santa María, y de don Alonso de Cartagena.

Las más espléndidas construcciones del género, las más famosas agujas del estilo flamenco-aleman, -las de Estrasburgo (formada por un alto cuerpo prismático octogonal flanqueado por cuatro torrecillas y coronada por aguja calada), Friburgo (pirámide calada sobre cuerpo octogonal), Ulm (del mismo sistema), o la Frauenkirche de Esslingen (con un balconcillo en su parte alta similar al de las agujas de Burgos), se construyeron en el último tercio del siglo XIV y primera mitad del XV. Dado que Juan de Colonia debió residir en Dijon antes de 1440, ocupado en las obras de los duques de Borgoña, pudo beber en las fuentes de la arquitectura flamenco-alemana, y no es atrevido suponer que conociese e incluso hubiese trabajado en la construcción de alguna de ellas.

Cuando la realización de estas obras, termina también la parte central de la fachada dedicada a la Virgen con una decoración escultórica y con la frase “Pulcra es et decora”.


 63remate_de_la_parte_central_de_la_fachada_dedicada_a_la_virgen_de_la_catedral_de_burgos_obra_de_juan_de_colonia

Remate de la parte central de la fachada dedicada a la Virgen de la catedral de Burgos, obra de Juan de Colonia.


Cimborrio. Una vez terminadas las agujas de las torres Juan de Colonia comenzaría con la construcción del cimborrio.

El barón de Rosmithal, que visitó Burgos hacia 1465, escribía que la basílica tenía “dos elegantes torres construidas con piedras talladas y se edificaba otra tercera cuando nosotros la visitamos”. “Un escritor anónimo, el continuador del catálogo del señor Maldonado, nos ha dejado, como testigo ocular, la descripción de aquella admirable obra. Era, dice, elevadísimo; “in auras evexit”: era de piedra, adornado con muchas efigies, y remataba en ocho pirámides, labrado todo con mucho arte y delicadeza: “affabré constructum” (L. 70)”.

Su exterior, probablemente, tuviera forma de torre con agujas. Por desgracia la noche del 3 al 4 de marzo de 1539 se vino abajo con gran estrépito.


 67_burgos_catedral_164_cimborrio

El actual cimborrio de la Catedral de Burgos, está inspirado en el original de Juan de Colonio que se derrumbó por su excesivo peso.


Capilla de la Visitación. El año 1440, a su vuelta del Concilio de Basilea, el obispo Alonso de Cartagena mandó realizarla para su enterramiento. Fue terminada en 1442, año del inicio de la construcción de las agujas de las torres.

Es sencilla y de reducidas dimensiones; de dos tramos, cubierto uno con bóveda de terceletes y el de la cabecera con curiosa bóveda de crucería, destaca por su emplazamiento principal,-se eligió el que se creía uno de los más notables dentro del interior de la iglesia-,por su modo de disponer exenta su sepultura[38] (se trata de uno de los primeros ejemplos de esta disposición, que luego sería imitada por personajes importantes) y por su fábrica de espacio unitario.


 64una_de_las_b_vedas_de_la_capilla_de_la_visitaci_n_probable_dise_o_de_juan_de_colonia

Una de las bóvedas de la Capilla de la Visitación; probable diseño de Juan de Colonia

Si bien no hay documento que pruebe que el arquitecto de la obra fue Juan de Colonia, la tradición así lo afirma. Encaja perfectamente con la idea de que recien llegado el maestro a Burgos recibiese el primer encargo de su protector.

Con ella se inició una serie de ámbitos funerarios, que a lo largo de este siglo y del siguiente, modificarían significativamente la Catedral. En su interior, adosados a los muros, un gran conjunto de sepulcros, en los que reposan familiares y servidores del obispo, realzados por un conjunto de tallas realizadas por el taller de escultores de Juan de Colonia.


 65triforio_de_la_catedral_de_burgos_antepecho_y_adornos_obra_de_juan_de_colonia

Triforio de la catedral de Burgos; antepecho y adornos obra de Juan de Colonia.

Antepecho del Triforio. La impresión espacial que produce la catedral de Burgos viene determinada, en gran parte, por la originalidad de los triforios.

Presentan formas ornamentales que se despliegan con regularidad por las superficies de los muros y crean, a causa de la forma de sus aberturas, una impresión de enrejado.

En cada tramo, un único arco, -ojival, de medio punto ó segmentado,- llega a cubrir, a manera de marco, hasta siete arcadas de triforio, dependiendo su forma unicamente de la amplitud de este. El marco encierra un conjunto de losas caladas, con tri y tetralóbulos, que cargan sobre arcos apoyados en columnillas, con pináculos adheridos a sus fustes. Juan de Colonia fue el encargado de dotar el frente del ventanal de antepechos de labores flamígeras donde destacan en sus centros el escudo del Obispo don Luis de Acuña.


 66triforio_de_la_catedral_de_burgos_antes_de_la_intervenci_n_de_juan_de_colonia_seg_n_street

Triforio de la Catedral de Burgos antes de la intervención de Juan de Colonia, según Street.

En su ejecución primitiva, limpias las columnas de las pesadas adherencias y libres los ventanales de antepechos, componían una silueta de notable sencillez que armonizaba con los demás elementos góticos del período clásico, mostrando, segun Henrick Karge, claramente su inspiración en los de la catedral de Bourges [Francia].

La altura del triforio se mantiene constante a lo largo de los muros de la catedral. Dada su forma, y los escudos del obispo Acuña, se supone que balaustradas y antepechos se construyeron hacia 1458, una vez terminadas las agujas de las torres.


 68burgos_catedral_039_capilla_de_santa_ana

Retablo gótico hispano-flamenco de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción, en la Catedral de Burgos (España), obra de Gil de Siloé y pintado por Diego de la Cruz (s-XV)

Capilla de Santa Ana, o de la Concepción, Catedral de Burgos. El 17 de abril de 1477 se cedió al Obispo Luis Acuña el sitio para que edificase una capilla para su enterramiento. En 1488 se había ya concluido la obra; siendo Juan de Colonia maestro de la Catedral cuando se comenzó a construir parece verosimil la tradición que considera que a él se debe el proyecto y comienzo de las obras. La capilla la terminó su hijo Simón.


 69cartuja_de_miraflores

Cartuja de Miraflores, Burgos. Planos e inicio obras. Mediado el mes de octubre de 1452 un terrible incendio destruyó los palacios de Miraflores donde se habían establecido unos cuantos frailes cartujos. El rey Juan II acordó la erección de un nuevo monasterio y confió el trazado de los planos a Juan de Colonia. No se dejó la disposición que hubiera de tener la casa a la iniciativa del arquitecto sino que se le marcó por un documento.

El trazado de los planos de la Cartuja le supuso a Juan de Colonia 3.350 maravedises.

Las obras, por falta de recursos, se paralizaron por completo en 1464; se habían realizado 24 celdas de los frailes, la cocina, el refectorio, los claustros, y 4 capillas; de la iglesia no se había levantado más que una parte de los muros del Evangelio y de la Epístola. Cuando Simón Colonia cerró las bóvedas de la iglesia, en 1488, su padre Juan ya había muerto.


 70_cartuja_de_moraflores_burgos_retablo_mayor_y_tumba_de_juan_ii

Retablo Mayor y tumba de Juan II de Castilla en la Cartuja de Miraflores (Burgos); obras realizadas por Gil de Siloé entre 1496 y 1499.


Otras obras más inciertas. Es indudable que en Burgos y en su provincia debió construir otras muchas edificaciones pues residiendo allí más de cuarenta años, con la fama adquirida y la protección de los obispos Cartagena y Acuña, proporcionarían a Juan de Colonia numerosas oportunidades. No parecen cinco obras, por importantes que sean, trabajo bastante para llenar cuarenta años de vida profesional, y más si se tiene en cuenta que las agujas estaban terminadas en 1458.

Pero, ¿cuales pudieron ser estas construcciones?. ¿Alguna de las capillas del convento de San Pablo?, ¿El convento de las monjas de San Ildefonso anejo a San Lesmes?, ¿La iglesia del monasterio de San Juan de Burgos?. ¿Obras en el Monasterio de Cardeña?. ¿La capilla para Panteón Real de la Corona de Castilla en el Monasterio de San Salvador de Oña?. Pocos datos y muchas conjeturas.

Espero que la recopilación que he conseguido de este arquitecto alemán, afincado en España, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección.





Intervenciones de la familia Colonia en la Catedral de Burgos


 8fachada_principal_de_la_catedral_de_burgos

Catedral de Burgos. Su construcción comenzó en 1221, siguiendo patrones góticos franceses, aunque posee, en su interior, varios elementos renacentistas y barrocos. Consta de tres cuerpos rematados por dos torres laterales de planta cuadrada. Las agujas caladas de influencia germánica se añadieron en el siglo XV y son obra de Juan de Colonia. Al descender por las escaleras que bajan a la plaza de Santa María se puede contemplar la fachada occidental del templo, inspirada en las de las catedrales de París y Reims.


 10fachada_del_sarmental

Fachada del Sarmental. En la actualidad, las visitas turísticas acceden a la Catedral de Burgos por la Puerta del Sarmental. Esta portada, a la que se accede desde la Plaza de San Fernando, subiendo una escalinata, fue construida aproximadamente entre 1230 y 1240. Se trata de uno de los mejores conjuntos escultóricos del gótico del siglo XIII en España. La catedral burgalesa fue declarada Monumento Nacional el 8 de abril de 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 31 de octubre de 1984. Es la única catedral española que tiene esta distinción de la Unesco de forma independiente, sin estar unida al centro histórico de una ciudad.


 13_burgos_kathedrale_innen

Cimborrio en la Catedral de Burgos. La arquitectura se debe a Simón de Colonia, quien comenzó las obras en 1482. Se trata de una gran construcción que muestra del gótico tardío y la transición del arte gótico al temprano renacentista: Colonia adaptó el solar irregular de la capilla para construir un espacio único cubierto con una bóveda estrellada, octogonal, con su zona central -en torno a la clave principal- calada, de tal modo que entra luz cenital.

Hubo un primer cimborrio en la Catedral de Burgos que se destruyó dado que el excesivo peso de la construcción provocó su caída en 1539. Éste, original fue encargado a Juan de Colonia por el obispo Luis Acuña en torno a 1460. Catedral de Burgos, obra de Simón de Colonia, en la que colaboró su hijo Francisco de Colonia.


 15_burgos_catedral_164_cimborrio

Exterior del cimborrio.

El cimborrio en la Catedral de Burgos, se ubica en la parte superior de las naves mayor y transversal formando en su parte exterior el crucero. Tiene cincuenta metros de altura desde la base, y cuenta con doble cuerpo de luces y una espectacular bóveda de estrella calada, que permite el paso de la luz cenital.

Hubo un cimborrio anterior que se destruyó dado que el excesivo peso de la construcción provocó su caída en 1539. Éste, original fue encargado a Juan de Colonia por el obispo Luis Acuña en torno a 1460. Se realiza un nuevo cimborrio sobre diseño de Felipe Bigarny ya en estilo renacentista, aunque con toques goticistas para no desentonar con el resto de la catedral. Lo construyó Juan de Vallejo entre 1540 y 1568 posiblemente inspirado en el anterior que construyeron Juan y Simón de Colonia que se derrumbó en 1539. Aunque fue construido en pleno renacimiento contiene concesiones y recuerdos del gótico tardío, hábilmente armonizados con el perfil gótico de la Catedral.

Es todo él un prodigio de escultura, tanto en estatuas exentas como en relieve; más de cien estatuas se distribuyen en todo su ámbito exterior e interior. Todo el conjunto se remata con una espectacular bóveda estrellada de doble estructura con forma de estrella de ocho puntas y que entre sus nervios encierra una filigrana totalmente calada. Esta sorprendente y atrevida solución arquitectónica, además de aligerar peso, permite que la luz cenital se filtre con fuerza e ilumine el trabajo escultórico que se desparrama a su alrededor.

De él decía Felipe II, absorto en su contemplación, “que más parecía obra de ángeles que de hombres”.


 12catedral_de_burgos_cimborrio

Juan de Colonia traza el cimborrio de la catedral (1466), posiblemente de planta octogonal, y del que se desconoce dibujo alguno. En 1539 sufre derrumbre, siendo Juan de Vallejo (1540-1567) elegido para su reconstrucción con el taller más importante del naciente plateresco español, la catedral de Burgos. El soberbio equipo de los Vigarny, Juan de Langres, Picard, Andrés, ... y siempre la sombra de los Colonia.


 14tumba_del_cid_y_do_a_jimena

Tumba del Cid y Doña Jimena. Catedral de Burgos. Bajo la cúpula del Crucero de la Catedral de Burgos se encuentra desde 1921 el sepulcro del Cid y su esposa Jimena, ya que antes sus restos se encontraban en el Monasterio de San Pedro de Cardeña.


 24_burgos_catedral_076_capilla_mayor

Capilla Mayor. Catedral de Burgos


 35_1443709617_993389

El crucero está flanqueado por dos rejas del siglo XVIII forjadas por proyecto de fray Pedro Martínez, el mismo que diseñó los púlpitos. En el suelo, justo debajo del cimborrio, una simple losa de mármol con inscripción que no le hace justicia, anuncia el sepulcro del Cid Campeador y Doña Jimena. Se encuentran aquí sepultados desde 1921, ya que antes sus restos se encontraban en el Monasterio de San Pedro de Cardeña.


 33_capilla_de_la_sacrist_a_mayor_catedral_de_burgos_1443709523_764310

Crucero de la Catedral de Burgos. Si miramos hacia arriba, quedaremos extasiados al contemplar el interior del cimborrio


 15_burgos_catedral_139_capilla_del_condestable
 
Exterior de la gran Capilla del Condestable. Catedral de Burgo

Capilla del Condestable o Capilla de los Condestables. Su verdadero nombre es Capilla de la Purificación de la Virgen pero popularmente se la conoce por Capilla del Condestable o Capilla de los Condestables. Es una capilla funeraria de planta centralizada levantada en la girola de la Catedral de Burgos, que mandaron construir don Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara, condestable de Castilla, y doña Mencía de Mendoza y Figueroa, hija del marqués de Santillana y hermana del gran cardenal de España don Pedro González de Mendoza. El proyecto corrió a cargo del artista burgalés Simón de Colonia. Creaciones como ésta eran vistas entonces como obras cargadas de “modernidad”.


 interior_de_la_capilla_del_condestable

Vista general de la Capilla del Condestable. Catedrla de Burgos.

Simón de Colonia. Comenzó en 1482 la construcción de la Capilla de la Purificación o del Condestable, que terminó el año 1494. Fue fundada como ámbito sepulcral de don Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara y de su esposa doña Mencía de Mendoza y Figueroa, la cual dirigió los trabajos durante las ausencias de su marido. Se ha insistido en establecer su antecedente en la Capilla de Santiago, que acoge el sepulcro de don Álvaro de Luna, en la Catedral de Toledo, e incluso se ha llegado a afirmar que Simón de Colonia pudo inspirarse en ella. Sin embargo, parece lógico que este maestro de cantería de la Catedral de Burgos aprendiera lo que es un ámbito centralizado en la Capilla de Santa Catalina, en el claustro catedralicio burgalés, y de su padre (Juan de Colonia), en el primer cimborrio.


 17interior_de_la_capilla_del_condestable

Bóveda estrellada calada de la Capilla del Condestable. Autor: Simón de Colonia. Colaborador: su hijo Francisco de Colonia

Francisco de Colonia. Una de sus actuaciones más importantes para la basílica fue la terminación de la sacristía de la Capilla del Condestable, que había trazado y comenzado su padre, Simón de Colonia, que murió pocos meses de iniciarla. Lo más singular del conjunto es la puerta que la comunica con la capilla en la que intenta adherirse a la ornamentación renacentista. Se trata de un vano de dimensiones puramente funcionales, con arco escarzano y decoración corrida en todo su contorno de arquivolta y jambas, a base de contarios y hojas de acanto, motivos que varían en las pilastras laterales en que aparecen grutescos, que se repiten, sin variación alguna, hasta siete veces, prueba del escaso repertorio del artista y de su incapacidad para adecuar la nueva decoración con criterios no góticos. La portada debió hacerse entre los años 1512 y 1517. La decoración del muro exterior quizá responde al arte de Francisco de Colonia, ya que es algo diferente en los motivos y en la composición a la empleada por su padre en el exterior de la capilla, contrastando la claridad de éste con la insistente complejidad de aquél.


 18_anna_burgos

Retablo de Santa Ana (detalle). Capilla del Condestable. Caterdal de Burgos. Obra de Gil Siloe

Escultura de la Capilla del Condestable. De Gil Siloe es el Retablo de Santa Ana. Murió cuando labraba el retablo de Santa Ana para la Capilla del Condestable, que dejó sin terminar. Debió empezarlo en 1500. En la composición utiliza un esquema habitual, con banco, dos cuerpos y tres calles formando un espacio cóncavo coronado por un amplio remate a modo de dosel, y completado por una calle visible en el lateral. La peculiaridad de la iconografía es que todas las representaciones son de santas, algunas hechas por su hijo Diego de Siloe, a su vuelta de Italia. Determinadas figuras de este conjunto –como la titular, Santa Ana triple- se hallan no sólo entre las producciones más destacadas del gótico final castellano sino también del europeo. En las claves de la bóveda de la capilla hay una importante serie de imágenes,-16 de Apóstoles y Evangelistas y dos altorelieves (uno de la Circuncixión y otro de la Presentación de Jesús en el Templo)- atribuidas a Gil de Siloe ó a su taller y que debieron pertenecer a un retablo anterior al que preside actualmente la capilla.


 21constable_s_chapel_main_altar_cathedral_of_burgos_2

Felipe Bigarny trabajó en el retablo mayor de la Capilla del Condestable, en la Catedral, labrado a medias con Diego de Siloe, desde 1522. Es de comparar, por ejemplo, los grupos del anciano Simeón y la profetisa Ana o la Anunciación del banco –de Bigarny- con la Virgen con el Niño, San José y la doncella y la Natividad –de Siloe-, en los que la plena consecución de las características renacentistas por parte de éste contrasta con el esfuerzo no culminado por hacer lo mismo en el caso de Bigarny. Esto ocurre, igualmente, al comparar las tallas de estos imagineros del retablo de San Pedro de esta misma capilla.


 20grabcondestable

Sepulcro de los condestables Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara y Mencía de Mendoza y Figueroa, de donde toma nombre la capilla.

Para la Capilla del Condestable, Bigarny hizo también la sillería del coro –trabajo bastante artesanal- y las estatuas sepulcrales, totalmente idealizadas, de don Pedro Fernández III de Velasco y doña Mencía de Mendoza.


 19_capilla_de_los_condestables_catedral_de_burgos_4952351958

Capilla del Condestable. Catedral de Burgos. Retablos de Santa Ana, de San Pedro y de la Purificación.

Diego de Siloe en la Capilla del Condestable. En el polo opuesto al retablo anterior lo tenemos en el magnífico conjunto de esculturas que realizó Diego de Siloe para la Capilla del Condestable desde 1522. Las primeras tallas aparecen en el retablo de Santa Ana, que había sido realizado, en su mayor parte, por su padre Gil Siloe hacia 1500. Sin embargo, éste debió morir sin finalizarlo, de manera que el hijo recibió el encargo de terminarlo tallando el grupo de Cristo muerto entre dos ángeles y de Santa María Magdalena, Santa Perpetua y Santa Marina. Todas estas piezas contrastan, en lo que a actitudes y tratamiento de las vestimentas se refiere, con las estilizadas figuras del maestro Gil. Pero aunque en las obras de Diego se evidencia un claro sentido naturalista y renaciente, afloran, en algunos momentos, sobre todo en el grupo de Cristo, ciertas pervivencias del expresionismo tardogótico.

También Diego de Siloe tealizó en colaboración con Felipe Bigarny hizo el retablo mayor y el colateral de San Pedro de esa capilla. Ambos, ante la situación de que sus trabajos iban a ser comparados en la inmediatez, se volcaron en la calidad de los mismos. Quizá fue Bigarny el encargado de la maestría y quien hizo la traza. Sin embargo, Siloe pudo tener también alguna participación en el diseño general, pues aparecen elementos compositivos y decorativos sumamente avanzados que pudieron ser propuestos por él. Están perfectamente deslindadas las obras de escultura que hizo cada uno. En el retablo mayor pertenecen a Siloe La virgen con el Niño, San José y la doncella. Se trata de un delicadísimo y perfectamente trabado grupo que contrasta con el más rígido del anciano Simeón y la profetisa Ana obra del Borgoñón. La Natividad y la Visitación del banco fueron también talladas por Siloe que, igualmente, se hizo cargo del Cristo flagelado del remate. En el retablo de San Pedro destaca la imagen de San Jerónimo penitente, en la que demostró su gran conocimiento de la anatomía humana. También labró las imágenes de San Sebastián y los santos juanes.


 36_burgos_catedral_059_capilla_del_condestable

Virgen con Niño en un paisaje. Grupo del 'follaje bordado'; Maestro de la Madona Grog (1492-98). Capilla de los condestables. Catedral de Burgos.


 38burgos_catedral_057_capilla_del_condestable

Pintura de Giampietrino' en la Capilla del Condestable. Don Pedro Fernández III de Velasco, nieto de los fundadores de la capilla, donó a la misma la pintura de la 'Magdalena penitente'. Se trata de una tabla, de fuerte impronta leonardesca, pintada hacia 1530 por Giovanni Pietro Rizzoli (Giampietrino), discípulo de Leonardo Da Vinci. Estudios recientes están demostrando que parte del cuadro está pintado por el propio Leonardo, como así demuestran las manos. Su parecido con la Gioconda es asombroso.


 33_capilla_de_la_sacrist_a_mayor_catedral_de_burgos

Cúpula de la Sacristía Mayor, Catedral de Burgos. En un estilo rococó, siguiendo los planos de Fray Antonio de San José Pontones, contiene una cúpula elíptica con una recargadísima decoración en yeserías.

La obra arquitectónica se completa con la sacristía adyacente, añadida en 1517 por Francisco de Colonia.


 32_bside_y_cimborrio_de_la_capilla_del_condestable_catedral_de_burgos

Ábside y cimborrio de la Capilla del Condestable. Catedral de Burgos.


 9lado_meridional_desde_la_plaza_de_san_fernando

Catedral de Burgos. Lado meridional, desde la Plaza de San Fernando.


 22_burgos_catedral_039_capilla_de_santa_ana

Retablo gótico hispano-flamenco de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción, en la Catedral de Burgos, obra de Gil de Siloé y pintado por Diego de la Cruz (s-XV)

La Capilla de Santa Ana, también conocida como Capilla de la Concepción, es un espacio no de culto integrado en la Catedral de Burgos (Burgos, Castilla y León, España). Fue construida en el último cuarto del siglo XV por la familia de arquitectos Colonia en estilo gótico isabelino. Atesora dos de las principales joyas artísticas de la seo castellana, el retablo mayor, obra maestra del escultor hispano-flamenco Gil de Siloé, y el sepulcro renacentista, de principios del siglo XVI, del obispo D. Luis de Acuña, realizado por el hijo del anterior, Diego de Siloé.

Ocupando los tramos quinto y sexto a la izquierda de la nave del Evangelio, limitando en su lado oriental con el brazo septentrional del transepto y en su lado meridional con la que más tarde sería la Capilla de Santa Tecla, fue mandada erigir por el obispo D. Luis de Acuña y Osorio, prelado de la Diócesis burgalesa de 1456 a 1495, para servirle de enterramiento. El nuevo espacio fusionó dos capillas anteriores dedicadas a Santa Ana y San Antolín, así como un pequeño patio. Las obras arrancaron en 1477 bajo la dirección de Juan de Colonia y fueron terminadas por su hijo Simón en 1488.

El acceso a la Capilla Capilla de Santa Ana se hace a través de dos arcos cerrados con unas rejas góticas encargadas en 1495 a Luis de Paredes y a otro rejero palentino, quienes las forjaron al gusto del momento, con crestería de torres cilíndricas sobre la que va un remate de dos pináculos y arquillos conopiales, con los blasones del obispo sostenidos por dos grifos, acompañados de los nombres del eclesiástico y el rejero. La cubierta consiste en dos bóvedas ensambladas de crucería estrellada, de seis puntas y de menor tamaño la más cercana a la reja y de cuatro puntas pero más compleja en su estructura nervada la interior.


 23burgos_catedral_043_capilla_de_santa_ana

Retablo mayor, escena del abrazo de San Joaquín y Santa Ana, de Gil de Siloé.

El abrazo de San Joaquín y Santa Ana, en el Retablo hispano-flamenco, obra de Gil de Siloé, de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos

Retablo mayor de Gil de Siloé. Una vez ingresado en la Capilla Capilla de Santa Ana, el visitante o el fiel es inmediatamente cautivado por el extraordinario retablo mayor, adosado al muro oriental, obra tardogótica ejecutada entre 1486 y 1492 por Gil de Siloé con la colaboración del pintor Diego de la Cruz, quien se encargó de la policromía, y dedicada a la genealogía de la Virgen a partir del personaje bíblico Jessé. Alguna estridencia del colorido obedece a una intervención del pintor Lanzuela en 1868-1870 por iniciativa del duque de Abrantes.

La mazonería se organiza a manera de tapiz desplegado en un banco o predela y un cuerpo principal de tres registros verticales bien definidos, donde se disponen doseles y pináculos delicadamente calados que cobijan las figuras, todo ello sobre un fondo en azul celeste y estrellado. En el centro del banco, bajo un doselete corrido, aparece la escena de la Resurrección de Cristo con las Marías y San Juan, flanqueada en los espacios intermedios por San Pedro y San Pablo; en los extremos, los Cuatro Evangelistas, dos a cada lado. Varias escenas se superponen en las calles laterales: el obispo Acuña, ricamente ataviado con unas galas eclesiásticas en las que Siloé dio rienda suelta a su virtuosismo detallista, junto con sus familiares y canónigos; la aparición de Cristo a San Eustaquio; el Nacimiento de la Virgen; la Presentación de la Virgen; los Desposorios de la Virgen y San José; y San Joaquín con el ángel.

En la calle central se desarrolla lo más importante del programa iconográfico: en la parte inferior está Jessé, dormido, de cuyo pecho sale el árbol que representa la genealogía de la Virgen: los brotes laterales fructifican en las figuras de los reyes de Judá, que envuelven la escena central del abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la Puerta Dorada, de la cual emergen unas ramas que culminan en la parte superior en la imagen sedente de María con el Niño. Se trata de una exaltación de la Inmaculada Concepción de la Virgen, al tiempo que se glorifica su estirpe real. Escoltan a la Virgen y el Niño dos figuras femeninas de regio aspecto que alegorizan el Antiguo y el Nuevo Testamento, aunque también han sido interpretadas como la Sinagoga y la Iglesia, al llevar una los ojos cubiertos por un velo y portar sus manos las Tablas de la Ley y un cetro roto, e ir la otra con los ojos desvelados y coronada con un cetro íntegro. Un Calvario exento remata el retablo en el ático, con el sol y la luna fijados en el cielo abovedado. Diversas imágenes de santos se disponen en las pilastrillas de las entrecalles, la pulsera perimetral y el ático.


 25_burgos_catedral_042_capilla_de_santa_ana

Sepulcro del obispo Luis de Acuña y Osorio (m. 1495), obra renacentista tallada en alabastro en 1519 por Diego de Siloé, en la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos.

Sepulcro del obispo Acuña, de Diego de Siloé. La planta de la Capilla Capilla de Santa Ana se encuentra presidida por el sepulcro exento del prelado fundador, fallecido en 1495. Es obra renacentista tallada en alabastro en 1519 por Diego de Siloé, quien la ejecutó contradiciendo al parecer las disposiciones testamentarias del finado: E porque no se si Nuestro Señor me dejará hacer mi sepultura, porque estas cosas más son viento del mismo que provecho del ánimo, mando que no hagan sino una piedra en que esté figurado mi bulto, e sea tan alto como un palmo y no más, e esto porque cuando salieren sobre mi huesa sepan do está mi cuerpo. La efigie yacente descansa sobre una cama baja cuyos flancos se ilustran con relieves de Virtudes


 26x_burgos_catedral_040_capilla_de_santa_ana

Retablo de Santa Ana, obra renacentista-plateresca (s-XVI) de Diego de Siloé, en la Capilla homónima de la Catedral de Burgos.

Otros monumentos y mobiliario de la Capilla de Santa Ana. Diego de Siloé, hacia 1522, realizó en piedra el pequeño retablo de Santa Ana, situado a la derecha del del obispo Acuña; es de estilo renacentista-plateresco, está decorado con medallones y lo preside el grupo escultórico, policromado y situado en hornacinas, de Santa Ana, la Virgen y el Niño.

Frente al retablo mayor, adosado al muro occidental, se halla el sepulcro del arcediano Fernando Díaz de Fuentepelayo, fallecido en 1492, de estilo gótico flamígero. Asignado a Gil de Siloé por la organización de los elementos y la plástica escultórica, el monumento funerario está jalonado por dos estilizados pináculos que enmarcan un frontón decorado con los relieves de Dios Padre y la Anunciación, colocados entre doseletes calados y los gruesos remates entrecruzados de un arco conopial, sobre el que dos ángeles sostienen el escudo del enterrado. Un arcosolio de arco carpanel e intradós angrelado, con el fondo decorado por un gran relieve del Nacimiento y la Adoración de los pastores, acoge el sepulcro con bulto yacente, en el que el prelado es representado con un libro en las manos y acompañado por un paje. El frontal de la caja sepulcral está decorado con un relieve de la Epifanía.


 27_burgos_catedral_041_capilla_de_santa_ana

Sepulcro gótico flamígero del arcediano Fernando Díaz de Fuentepelayo (m. 1492), obra atribuida a Gil de Siloé y a Simón de Colonia, en la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos

Contiene también la Capilla de Santa Ana un cuadro de la Sagrada Familia, copiado en la primera mitad del siglo XVI de un original de Andrea del Sarto.


 28_burgos_catedral_044_capilla_de_santa_ana

Bóvedas tardogóticas de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos. Obra de Juan de Colonia y de su hijo Simón de Colonia.


 29_retablo_capilla_de_la_catedral_de_burgos

Capilla de la Natividad de la Catedral de Burgos. Recientemente restaurada, su antiguedad se remonta al siglo XVI con retablo, sillería renacentista de Martín de la Haya y sepulcros del siglo XIII. Junto a la capilla, espléndido sepuldro tardogótico atribuido a Simón de Colonia.


 30puerta_de_la_pellejer_a_de_la_catedral_de_burgo

Puerta de la Pellejería de la Catedral de Burgos. Autor: Francisco de Colonia. Fecha: 1516. El responsable de la construcción de esta puerta de la catedral burgalesa es Francisco de Colonia, por encargo del obispo don Juan Rodríguez de Fonseca. Estaba situada cercana a las casas de los pellejeros, de ahí su nombre, casas que con el tiempo se fueron derribando. El esquema de la portada sigue el de un retablo plateresco, con tres cuerpos que se separan por dos entablamentos. En el primer cuerpo encontramos una arquivolta festoneada, adornada con pequeñas esculturas, adaptadas a la forma de arco de medio punto que tiene la puerta; en el segundo cuerpo hallamos los relieves del martirio de los santos Juanes, Bautista y Evangelista; el tercero está ocupado por un tímpano semicircular, que se adorna con rosetas y cobija al promotor de la puerta, el obispo Rodríguez de Fonseca, postrado ante la Virgen, a la que rodean tres ángeles músicos. El escudo del obispo mecenas culmina el conjunto. El arco superior que protege la portada fue mandado hacer por el cardenal Iñigo López de Mendoza, entre 1529 y 1535.


 31puerta_de_la_pellejer_a_de_la_catedral_de_burgos

Puerta de la Pellejería de la catedral de Burgos. En cuanto al estilo de Francisco de Colonia, se mantuvo en la utilización de las estructuras góticas sin asimilar las ideas renacentistas, aunque en la Puerta de la Pellejería de la catedral de Burgos inició un estilo ligado al plateresco, como ya se ha dicho. Uno de los ejemplos de la gran diversidad de soluciones que se adoptan en la arquitectura plateresca es esta fachada de Francisco de Colonia para la catedral burgalesa, donde los órdenes se aplican sin ningún criterio proporcional para articular una portada cuya composición mantiene, en toda su extensión, la distribución de los retablos góticos. En ella se mantienen elementos compositivos tradicionales -arquivoltas góticas- con otros de los repertorios decorativos italianos.


 11testero_de_la_fachada_de_la_coroner_a

Catedral de Burgos. Testero de la fachada de la Coronería.

Ver trabajo propio dedicado a la Catedral de Burgos

Enlace interesante dedicado a la Catedral de burgos: http://www.arteviaje.com/2010_10_01_archive.html



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Juan de Colonia (Colonia, ca. 1410 – Burgos, 1481) fue un arquitecto alemán, que introdujo en Castilla el estilo gótico flamígero. Se le considera, junto a Enrique Egas, el representante más destacado del mismo en España. Fue padre y abuelo, respectivamente, de los también arquitectos Simón de Colonia y Francisco de Colonia.



Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, panoramio.com, burgospedia1.wordpress.com, panoramio.com, flickr.com, eltranshiveriano.wordpress.com, agrega.educacion.es, recursos.cnice.mec.es, arteviaje.com, burgospedia1.files.wordpress.com, arteguias.com, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events