Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Francisco De Colonia
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Francisco De Colonia 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Francisco de Colonia (Burgos, c. 1470 - ibídem, 1542). Arquitecto y escultor español. Nació en una familia de importantes artistas de ascendencia alemana: era nieto de Juan de Colonia e hijo de Simón de Colonia, con quien colaboró en importantes obras y a su muerte termino varias obras inconclusas de su padre.

Intervino en la catedral Nueva de Salamanca y en las obras de la catedral de Plasencia. Asimismo construyó la capilla de Santo Domingo del desaparecido convento de San Pablo de Burgos, de la Orden de los dominicos. Tras el derrumbe de un primer cimborrio en la catedral de Burgos este colaboró en la construcción de un segundo (1539-1568) hasta su muerte.

En cuanto a su estilo, se mantuvo en la utilización de las estructuras góticas sin asimilar las ideas renacentistas, aunque en la Puerta de la Pellejería de la catedral de Burgos inició un estilo ligado al plateresco.

Francisco representa la tercera generación de la familia Colonia, activa en Castilla y especialmente Burgos, en el último periodo del gótico y en los primeros momentos del Renacimiento. Nieto de Juan e hijo de Simón, es el continuador de la mayoría de los trabajos inconclusos de su padre, mostrando aún en sus obras cierto regusto goticista como se pone de manifiesto en la portada de la Pellejería de la catedral o el Arco de Santa María, en colaboración con Juan de Vallejo, presentando también notas de clara inspiración plateresca.

Espero que la recopilación que he conseguido de este arquitecto español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección.





Intervenciones de la familia Colonia en la Catedral de Burgos


 8fachada_principal_de_la_catedral_de_burgos

Catedral de Burgos. Su construcción comenzó en 1221, siguiendo patrones góticos franceses, aunque posee, en su interior, varios elementos renacentistas y barrocos. Consta de tres cuerpos rematados por dos torres laterales de planta cuadrada. Las agujas caladas de influencia germánica se añadieron en el siglo XV y son obra de Juan de Colonia. Al descender por las escaleras que bajan a la plaza de Santa María se puede contemplar la fachada occidental del templo, inspirada en las de las catedrales de París y Reims.


 10fachada_del_sarmental

Fachada del Sarmental. En la actualidad, las visitas turísticas acceden a la Catedral de Burgos por la Puerta del Sarmental. Esta portada, a la que se accede desde la Plaza de San Fernando, subiendo una escalinata, fue construida aproximadamente entre 1230 y 1240. Se trata de uno de los mejores conjuntos escultóricos del gótico del siglo XIII en España. La catedral burgalesa fue declarada Monumento Nacional el 8 de abril de 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 31 de octubre de 1984. Es la única catedral española que tiene esta distinción de la Unesco de forma independiente, sin estar unida al centro histórico de una ciudad.


 13_burgos_kathedrale_innen

Cimborrio en la Catedral de Burgos. La arquitectura se debe a Simón de Colonia, quien comenzó las obras en 1482. Se trata de una gran construcción que muestra del gótico tardío y la transición del arte gótico al temprano renacentista: Colonia adaptó el solar irregular de la capilla para construir un espacio único cubierto con una bóveda estrellada, octogonal, con su zona central -en torno a la clave principal- calada, de tal modo que entra luz cenital.

Hubo un primer cimborrio en la Catedral de Burgos que se destruyó dado que el excesivo peso de la construcción provocó su caída en 1539. Éste, original fue encargado a Juan de Colonia por el obispo Luis Acuña en torno a 1460. Catedral de Burgos, obra de Simón de Colonia, en la que colaboró su hijo Francisco de Colonia.


 15_burgos_catedral_164_cimborrio

Exterior del cimborrio.

El cimborrio en la Catedral de Burgos, se ubica en la parte superior de las naves mayor y transversal formando en su parte exterior el crucero. Tiene cincuenta metros de altura desde la base, y cuenta con doble cuerpo de luces y una espectacular bóveda de estrella calada, que permite el paso de la luz cenital.

Hubo un cimborrio anterior que se destruyó dado que el excesivo peso de la construcción provocó su caída en 1539. Éste, original fue encargado a Juan de Colonia por el obispo Luis Acuña en torno a 1460. Se realiza un nuevo cimborrio sobre diseño de Felipe Bigarny ya en estilo renacentista, aunque con toques goticistas para no desentonar con el resto de la catedral. Lo construyó Juan de Vallejo entre 1540 y 1568 posiblemente inspirado en el anterior que construyeron Juan y Simón de Colonia que se derrumbó en 1539. Aunque fue construido en pleno renacimiento contiene concesiones y recuerdos del gótico tardío, hábilmente armonizados con el perfil gótico de la Catedral.

Es todo él un prodigio de escultura, tanto en estatuas exentas como en relieve; más de cien estatuas se distribuyen en todo su ámbito exterior e interior. Todo el conjunto se remata con una espectacular bóveda estrellada de doble estructura con forma de estrella de ocho puntas y que entre sus nervios encierra una filigrana totalmente calada. Esta sorprendente y atrevida solución arquitectónica, además de aligerar peso, permite que la luz cenital se filtre con fuerza e ilumine el trabajo escultórico que se desparrama a su alrededor.

De él decía Felipe II, absorto en su contemplación, “que más parecía obra de ángeles que de hombres”.


 12catedral_de_burgos_cimborrio

Juan de Colonia traza el cimborrio de la catedral (1466), posiblemente de planta octogonal, y del que se desconoce dibujo alguno. En 1539 sufre derrumbre, siendo Juan de Vallejo (1540-1567) elegido para su reconstrucción con el taller más importante del naciente plateresco español, la catedral de Burgos. El soberbio equipo de los Vigarny, Juan de Langres, Picard, Andrés, ... y siempre la sombra de los Colonia.


 14tumba_del_cid_y_do_a_jimena

Tumba del Cid y Doña Jimena. Catedral de Burgos. Bajo la cúpula del Crucero de la Catedral de Burgos se encuentra desde 1921 el sepulcro del Cid y su esposa Jimena, ya que antes sus restos se encontraban en el Monasterio de San Pedro de Cardeña.


 24_burgos_catedral_076_capilla_mayor

Capilla Mayor. Catedral de Burgos


 35_1443709617_993389

El crucero está flanqueado por dos rejas del siglo XVIII forjadas por proyecto de fray Pedro Martínez, el mismo que diseñó los púlpitos. En el suelo, justo debajo del cimborrio, una simple losa de mármol con inscripción que no le hace justicia, anuncia el sepulcro del Cid Campeador y Doña Jimena. Se encuentran aquí sepultados desde 1921, ya que antes sus restos se encontraban en el Monasterio de San Pedro de Cardeña.


 33_capilla_de_la_sacrist_a_mayor_catedral_de_burgos_1443709523_764310

Crucero de la Catedral de Burgos. Si miramos hacia arriba, quedaremos extasiados al contemplar el interior del cimborrio


 15_burgos_catedral_139_capilla_del_condestable
 
Exterior de la gran Capilla del Condestable. Catedral de Burgo

Capilla del Condestable o Capilla de los Condestables. Su verdadero nombre es Capilla de la Purificación de la Virgen pero popularmente se la conoce por Capilla del Condestable o Capilla de los Condestables. Es una capilla funeraria de planta centralizada levantada en la girola de la Catedral de Burgos, que mandaron construir don Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara, condestable de Castilla, y doña Mencía de Mendoza y Figueroa, hija del marqués de Santillana y hermana del gran cardenal de España don Pedro González de Mendoza. El proyecto corrió a cargo del artista burgalés Simón de Colonia. Creaciones como ésta eran vistas entonces como obras cargadas de “modernidad”.


 interior_de_la_capilla_del_condestable

Vista general de la Capilla del Condestable. Catedrla de Burgos.

Simón de Colonia. Comenzó en 1482 la construcción de la Capilla de la Purificación o del Condestable, que terminó el año 1494. Fue fundada como ámbito sepulcral de don Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara y de su esposa doña Mencía de Mendoza y Figueroa, la cual dirigió los trabajos durante las ausencias de su marido. Se ha insistido en establecer su antecedente en la Capilla de Santiago, que acoge el sepulcro de don Álvaro de Luna, en la Catedral de Toledo, e incluso se ha llegado a afirmar que Simón de Colonia pudo inspirarse en ella. Sin embargo, parece lógico que este maestro de cantería de la Catedral de Burgos aprendiera lo que es un ámbito centralizado en la Capilla de Santa Catalina, en el claustro catedralicio burgalés, y de su padre (Juan de Colonia), en el primer cimborrio.


 17interior_de_la_capilla_del_condestable

Bóveda estrellada calada de la Capilla del Condestable. Autor: Simón de Colonia. Colaborador: su hijo Francisco de Colonia

Francisco de Colonia. Una de sus actuaciones más importantes para la basílica fue la terminación de la sacristía de la Capilla del Condestable, que había trazado y comenzado su padre, Simón de Colonia, que murió pocos meses de iniciarla. Lo más singular del conjunto es la puerta que la comunica con la capilla en la que intenta adherirse a la ornamentación renacentista. Se trata de un vano de dimensiones puramente funcionales, con arco escarzano y decoración corrida en todo su contorno de arquivolta y jambas, a base de contarios y hojas de acanto, motivos que varían en las pilastras laterales en que aparecen grutescos, que se repiten, sin variación alguna, hasta siete veces, prueba del escaso repertorio del artista y de su incapacidad para adecuar la nueva decoración con criterios no góticos. La portada debió hacerse entre los años 1512 y 1517. La decoración del muro exterior quizá responde al arte de Francisco de Colonia, ya que es algo diferente en los motivos y en la composición a la empleada por su padre en el exterior de la capilla, contrastando la claridad de éste con la insistente complejidad de aquél.


 18_anna_burgos

Retablo de Santa Ana (detalle). Capilla del Condestable. Caterdal de Burgos. Obra de Gil Siloe

Escultura de la Capilla del Condestable. De Gil Siloe es el Retablo de Santa Ana. Murió cuando labraba el retablo de Santa Ana para la Capilla del Condestable, que dejó sin terminar. Debió empezarlo en 1500. En la composición utiliza un esquema habitual, con banco, dos cuerpos y tres calles formando un espacio cóncavo coronado por un amplio remate a modo de dosel, y completado por una calle visible en el lateral. La peculiaridad de la iconografía es que todas las representaciones son de santas, algunas hechas por su hijo Diego de Siloe, a su vuelta de Italia. Determinadas figuras de este conjunto –como la titular, Santa Ana triple- se hallan no sólo entre las producciones más destacadas del gótico final castellano sino también del europeo. En las claves de la bóveda de la capilla hay una importante serie de imágenes,-16 de Apóstoles y Evangelistas y dos altorelieves (uno de la Circuncixión y otro de la Presentación de Jesús en el Templo)- atribuidas a Gil de Siloe ó a su taller y que debieron pertenecer a un retablo anterior al que preside actualmente la capilla.


 21constable_s_chapel_main_altar_cathedral_of_burgos_2

Felipe Bigarny trabajó en el retablo mayor de la Capilla del Condestable, en la Catedral, labrado a medias con Diego de Siloe, desde 1522. Es de comparar, por ejemplo, los grupos del anciano Simeón y la profetisa Ana o la Anunciación del banco –de Bigarny- con la Virgen con el Niño, San José y la doncella y la Natividad –de Siloe-, en los que la plena consecución de las características renacentistas por parte de éste contrasta con el esfuerzo no culminado por hacer lo mismo en el caso de Bigarny. Esto ocurre, igualmente, al comparar las tallas de estos imagineros del retablo de San Pedro de esta misma capilla.


 20grabcondestable

Sepulcro de los condestables Pedro Fernández de Velasco y Manrique de Lara y Mencía de Mendoza y Figueroa, de donde toma nombre la capilla.

Para la Capilla del Condestable, Bigarny hizo también la sillería del coro –trabajo bastante artesanal- y las estatuas sepulcrales, totalmente idealizadas, de don Pedro Fernández III de Velasco y doña Mencía de Mendoza.


 19_capilla_de_los_condestables_catedral_de_burgos_4952351958

Capilla del Condestable. Catedral de Burgos. Retablos de Santa Ana, de San Pedro y de la Purificación.

Diego de Siloe en la Capilla del Condestable. En el polo opuesto al retablo anterior lo tenemos en el magnífico conjunto de esculturas que realizó Diego de Siloe para la Capilla del Condestable desde 1522. Las primeras tallas aparecen en el retablo de Santa Ana, que había sido realizado, en su mayor parte, por su padre Gil Siloe hacia 1500. Sin embargo, éste debió morir sin finalizarlo, de manera que el hijo recibió el encargo de terminarlo tallando el grupo de Cristo muerto entre dos ángeles y de Santa María Magdalena, Santa Perpetua y Santa Marina. Todas estas piezas contrastan, en lo que a actitudes y tratamiento de las vestimentas se refiere, con las estilizadas figuras del maestro Gil. Pero aunque en las obras de Diego se evidencia un claro sentido naturalista y renaciente, afloran, en algunos momentos, sobre todo en el grupo de Cristo, ciertas pervivencias del expresionismo tardogótico.

También Diego de Siloe tealizó en colaboración con Felipe Bigarny hizo el retablo mayor y el colateral de San Pedro de esa capilla. Ambos, ante la situación de que sus trabajos iban a ser comparados en la inmediatez, se volcaron en la calidad de los mismos. Quizá fue Bigarny el encargado de la maestría y quien hizo la traza. Sin embargo, Siloe pudo tener también alguna participación en el diseño general, pues aparecen elementos compositivos y decorativos sumamente avanzados que pudieron ser propuestos por él. Están perfectamente deslindadas las obras de escultura que hizo cada uno. En el retablo mayor pertenecen a Siloe La virgen con el Niño, San José y la doncella. Se trata de un delicadísimo y perfectamente trabado grupo que contrasta con el más rígido del anciano Simeón y la profetisa Ana obra del Borgoñón. La Natividad y la Visitación del banco fueron también talladas por Siloe que, igualmente, se hizo cargo del Cristo flagelado del remate. En el retablo de San Pedro destaca la imagen de San Jerónimo penitente, en la que demostró su gran conocimiento de la anatomía humana. También labró las imágenes de San Sebastián y los santos juanes.


 36_burgos_catedral_059_capilla_del_condestable

Virgen con Niño en un paisaje. Grupo del 'follaje bordado'; Maestro de la Madona Grog (1492-98). Capilla de los condestables. Catedral de Burgos.


 38burgos_catedral_057_capilla_del_condestable

Pintura de Giampietrino' en la Capilla del Condestable. Don Pedro Fernández III de Velasco, nieto de los fundadores de la capilla, donó a la misma la pintura de la 'Magdalena penitente'. Se trata de una tabla, de fuerte impronta leonardesca, pintada hacia 1530 por Giovanni Pietro Rizzoli (Giampietrino), discípulo de Leonardo Da Vinci. Estudios recientes están demostrando que parte del cuadro está pintado por el propio Leonardo, como así demuestran las manos. Su parecido con la Gioconda es asombroso.


 33_capilla_de_la_sacrist_a_mayor_catedral_de_burgos

Cúpula de la Sacristía Mayor, Catedral de Burgos. En un estilo rococó, siguiendo los planos de Fray Antonio de San José Pontones, contiene una cúpula elíptica con una recargadísima decoración en yeserías.

La obra arquitectónica se completa con la sacristía adyacente, añadida en 1517 por Francisco de Colonia.


 32_bside_y_cimborrio_de_la_capilla_del_condestable_catedral_de_burgos

Ábside y cimborrio de la Capilla del Condestable. Catedral de Burgos.


 9lado_meridional_desde_la_plaza_de_san_fernando

Catedral de Burgos. Lado meridional, desde la Plaza de San Fernando.


 22_burgos_catedral_039_capilla_de_santa_ana

Retablo gótico hispano-flamenco de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción, en la Catedral de Burgos, obra de Gil de Siloé y pintado por Diego de la Cruz (s-XV)

La Capilla de Santa Ana, también conocida como Capilla de la Concepción, es un espacio no de culto integrado en la Catedral de Burgos (Burgos, Castilla y León, España). Fue construida en el último cuarto del siglo XV por la familia de arquitectos Colonia en estilo gótico isabelino. Atesora dos de las principales joyas artísticas de la seo castellana, el retablo mayor, obra maestra del escultor hispano-flamenco Gil de Siloé, y el sepulcro renacentista, de principios del siglo XVI, del obispo D. Luis de Acuña, realizado por el hijo del anterior, Diego de Siloé.

Ocupando los tramos quinto y sexto a la izquierda de la nave del Evangelio, limitando en su lado oriental con el brazo septentrional del transepto y en su lado meridional con la que más tarde sería la Capilla de Santa Tecla, fue mandada erigir por el obispo D. Luis de Acuña y Osorio, prelado de la Diócesis burgalesa de 1456 a 1495, para servirle de enterramiento. El nuevo espacio fusionó dos capillas anteriores dedicadas a Santa Ana y San Antolín, así como un pequeño patio. Las obras arrancaron en 1477 bajo la dirección de Juan de Colonia y fueron terminadas por su hijo Simón en 1488.

El acceso a la Capilla Capilla de Santa Ana se hace a través de dos arcos cerrados con unas rejas góticas encargadas en 1495 a Luis de Paredes y a otro rejero palentino, quienes las forjaron al gusto del momento, con crestería de torres cilíndricas sobre la que va un remate de dos pináculos y arquillos conopiales, con los blasones del obispo sostenidos por dos grifos, acompañados de los nombres del eclesiástico y el rejero. La cubierta consiste en dos bóvedas ensambladas de crucería estrellada, de seis puntas y de menor tamaño la más cercana a la reja y de cuatro puntas pero más compleja en su estructura nervada la interior.


 23burgos_catedral_043_capilla_de_santa_ana

Retablo mayor, escena del abrazo de San Joaquín y Santa Ana, de Gil de Siloé.

El abrazo de San Joaquín y Santa Ana, en el Retablo hispano-flamenco, obra de Gil de Siloé, de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos

Retablo mayor de Gil de Siloé. Una vez ingresado en la Capilla Capilla de Santa Ana, el visitante o el fiel es inmediatamente cautivado por el extraordinario retablo mayor, adosado al muro oriental, obra tardogótica ejecutada entre 1486 y 1492 por Gil de Siloé con la colaboración del pintor Diego de la Cruz, quien se encargó de la policromía, y dedicada a la genealogía de la Virgen a partir del personaje bíblico Jessé. Alguna estridencia del colorido obedece a una intervención del pintor Lanzuela en 1868-1870 por iniciativa del duque de Abrantes.

La mazonería se organiza a manera de tapiz desplegado en un banco o predela y un cuerpo principal de tres registros verticales bien definidos, donde se disponen doseles y pináculos delicadamente calados que cobijan las figuras, todo ello sobre un fondo en azul celeste y estrellado. En el centro del banco, bajo un doselete corrido, aparece la escena de la Resurrección de Cristo con las Marías y San Juan, flanqueada en los espacios intermedios por San Pedro y San Pablo; en los extremos, los Cuatro Evangelistas, dos a cada lado. Varias escenas se superponen en las calles laterales: el obispo Acuña, ricamente ataviado con unas galas eclesiásticas en las que Siloé dio rienda suelta a su virtuosismo detallista, junto con sus familiares y canónigos; la aparición de Cristo a San Eustaquio; el Nacimiento de la Virgen; la Presentación de la Virgen; los Desposorios de la Virgen y San José; y San Joaquín con el ángel.

En la calle central se desarrolla lo más importante del programa iconográfico: en la parte inferior está Jessé, dormido, de cuyo pecho sale el árbol que representa la genealogía de la Virgen: los brotes laterales fructifican en las figuras de los reyes de Judá, que envuelven la escena central del abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la Puerta Dorada, de la cual emergen unas ramas que culminan en la parte superior en la imagen sedente de María con el Niño. Se trata de una exaltación de la Inmaculada Concepción de la Virgen, al tiempo que se glorifica su estirpe real. Escoltan a la Virgen y el Niño dos figuras femeninas de regio aspecto que alegorizan el Antiguo y el Nuevo Testamento, aunque también han sido interpretadas como la Sinagoga y la Iglesia, al llevar una los ojos cubiertos por un velo y portar sus manos las Tablas de la Ley y un cetro roto, e ir la otra con los ojos desvelados y coronada con un cetro íntegro. Un Calvario exento remata el retablo en el ático, con el sol y la luna fijados en el cielo abovedado. Diversas imágenes de santos se disponen en las pilastrillas de las entrecalles, la pulsera perimetral y el ático.


 25_burgos_catedral_042_capilla_de_santa_ana

Sepulcro del obispo Luis de Acuña y Osorio (m. 1495), obra renacentista tallada en alabastro en 1519 por Diego de Siloé, en la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos.

Sepulcro del obispo Acuña, de Diego de Siloé. La planta de la Capilla Capilla de Santa Ana se encuentra presidida por el sepulcro exento del prelado fundador, fallecido en 1495. Es obra renacentista tallada en alabastro en 1519 por Diego de Siloé, quien la ejecutó contradiciendo al parecer las disposiciones testamentarias del finado: E porque no se si Nuestro Señor me dejará hacer mi sepultura, porque estas cosas más son viento del mismo que provecho del ánimo, mando que no hagan sino una piedra en que esté figurado mi bulto, e sea tan alto como un palmo y no más, e esto porque cuando salieren sobre mi huesa sepan do está mi cuerpo. La efigie yacente descansa sobre una cama baja cuyos flancos se ilustran con relieves de Virtudes


 26x_burgos_catedral_040_capilla_de_santa_ana

Retablo de Santa Ana, obra renacentista-plateresca (s-XVI) de Diego de Siloé, en la Capilla homónima de la Catedral de Burgos.

Otros monumentos y mobiliario de la Capilla de Santa Ana. Diego de Siloé, hacia 1522, realizó en piedra el pequeño retablo de Santa Ana, situado a la derecha del del obispo Acuña; es de estilo renacentista-plateresco, está decorado con medallones y lo preside el grupo escultórico, policromado y situado en hornacinas, de Santa Ana, la Virgen y el Niño.

Frente al retablo mayor, adosado al muro occidental, se halla el sepulcro del arcediano Fernando Díaz de Fuentepelayo, fallecido en 1492, de estilo gótico flamígero. Asignado a Gil de Siloé por la organización de los elementos y la plástica escultórica, el monumento funerario está jalonado por dos estilizados pináculos que enmarcan un frontón decorado con los relieves de Dios Padre y la Anunciación, colocados entre doseletes calados y los gruesos remates entrecruzados de un arco conopial, sobre el que dos ángeles sostienen el escudo del enterrado. Un arcosolio de arco carpanel e intradós angrelado, con el fondo decorado por un gran relieve del Nacimiento y la Adoración de los pastores, acoge el sepulcro con bulto yacente, en el que el prelado es representado con un libro en las manos y acompañado por un paje. El frontal de la caja sepulcral está decorado con un relieve de la Epifanía.


 27_burgos_catedral_041_capilla_de_santa_ana

Sepulcro gótico flamígero del arcediano Fernando Díaz de Fuentepelayo (m. 1492), obra atribuida a Gil de Siloé y a Simón de Colonia, en la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos

Contiene también la Capilla de Santa Ana un cuadro de la Sagrada Familia, copiado en la primera mitad del siglo XVI de un original de Andrea del Sarto.


 28_burgos_catedral_044_capilla_de_santa_ana

Bóvedas tardogóticas de la Capilla de Santa Ana o de la Concepción de la Catedral de Burgos. Obra de Juan de Colonia y de su hijo Simón de Colonia.


 29_retablo_capilla_de_la_catedral_de_burgos

Capilla de la Natividad de la Catedral de Burgos. Recientemente restaurada, su antiguedad se remonta al siglo XVI con retablo, sillería renacentista de Martín de la Haya y sepulcros del siglo XIII. Junto a la capilla, espléndido sepuldro tardogótico atribuido a Simón de Colonia.


 30puerta_de_la_pellejer_a_de_la_catedral_de_burgo

Puerta de la Pellejería de la Catedral de Burgos. Autor: Francisco de Colonia. Fecha: 1516. El responsable de la construcción de esta puerta de la catedral burgalesa es Francisco de Colonia, por encargo del obispo don Juan Rodríguez de Fonseca. Estaba situada cercana a las casas de los pellejeros, de ahí su nombre, casas que con el tiempo se fueron derribando. El esquema de la portada sigue el de un retablo plateresco, con tres cuerpos que se separan por dos entablamentos. En el primer cuerpo encontramos una arquivolta festoneada, adornada con pequeñas esculturas, adaptadas a la forma de arco de medio punto que tiene la puerta; en el segundo cuerpo hallamos los relieves del martirio de los santos Juanes, Bautista y Evangelista; el tercero está ocupado por un tímpano semicircular, que se adorna con rosetas y cobija al promotor de la puerta, el obispo Rodríguez de Fonseca, postrado ante la Virgen, a la que rodean tres ángeles músicos. El escudo del obispo mecenas culmina el conjunto. El arco superior que protege la portada fue mandado hacer por el cardenal Iñigo López de Mendoza, entre 1529 y 1535.


 31puerta_de_la_pellejer_a_de_la_catedral_de_burgos

Puerta de la Pellejería de la catedral de Burgos. En cuanto al estilo de Francisco de Colonia, se mantuvo en la utilización de las estructuras góticas sin asimilar las ideas renacentistas, aunque en la Puerta de la Pellejería de la catedral de Burgos inició un estilo ligado al plateresco, como ya se ha dicho. Uno de los ejemplos de la gran diversidad de soluciones que se adoptan en la arquitectura plateresca es esta fachada de Francisco de Colonia para la catedral burgalesa, donde los órdenes se aplican sin ningún criterio proporcional para articular una portada cuya composición mantiene, en toda su extensión, la distribución de los retablos góticos. En ella se mantienen elementos compositivos tradicionales -arquivoltas góticas- con otros de los repertorios decorativos italianos.


 11testero_de_la_fachada_de_la_coroner_a

Catedral de Burgos. Testero de la fachada de la Coronería.

Ver trabajo propio dedicado a la Catedral de Burgos

Enlace interesante dedicado a la Catedral de burgos: http://www.arteviaje.com/2010_10_01_archive.html



Algunas intervenciones de Francisco de Colonia


 42burgos_san_gil_11

Sepulcros en la iglesia de San Gil Abad, Burgos. Sepulcros plateresco de D. Alonso Pisquer y a su hijo D. Diego Pisquer (izquierda) y gótico de Diego de Frías (+1490) y su esposa Marina García de Espinosa (+1516) (derecha), realizados respectivamente por Francisco de Colonia y Simón de Colonia.




Arco de Santa María de Burgos


 43burgos_arco_de_santa_maria_10

Arco de Santa María (Burgos) Autor: Francisco de Colonia, en colaboración con Juan de Vallejo. Fecha: 1535. En el Arco de Santa María de Burgos se combinan aspectos góticos y renacentistas, cuyo programa iconográfico sirve, en este marco monumental, de permanente glorificación. Esta obra presenta también notas de clara inspiración plateresca.

El Arco de Santa María, también llamada Puerta del Cid, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Burgos (España). Una de las antiguas doce puertas de acceso a la ciudad en la Edad Media, comunica el puente de Santa María, sobre el río Arlanzón, con la plaza de San Fernando, donde se yergue la catedral.


 45detalle_de_la_fachada_estatua_de_fern_n_gonz_lez

Arco de Santa María, Burgos. Detalle de la fachada, estatua de Fernán González

Construido inicialmente en el siglo XIV-XV, en el siglo siguiente, concretamente entre 1536 y 1553, fue remodelado totalmente por Juan de Vallejo y Francisco de Colonia, dando lugar a la entrada realizada con la típica piedra caliza blanca burgalesa,en esta ocasión proveniente de las canteras de Hontoria de la Cantera que puede contemplarse en la actualidad. Una puerta más simple debió de existir con anterioridad, ya que el Poema del Mio Cid la cita como el punto de entrada y salida de la ciudad empleado por el Cid cuando le reclamaban sus correrías guerreras. El Arco estuvo ocupado por el Consistorio burgalés hasta la construcción de la nueva Casa Consistorial (obra de Fernando González de Lara) en el siglo XVIII. Entre los años 1878 y 1955 fue sede del Museo Arqueológico Provincial de Burgos y en 1943 fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional.

La puerta fue concebida a manera de gran arco triunfal, con organización de retablo labrado en piedra y con un remate almenado a modo de castillete, lo que hace del conjunto un monumento arquitectónico bastante singular. En las seis hornacinas principales, dispuestas en dos cuerpos y tres calles, se encuentran personajes importantes de la historia de la ciudad y de Castilla: los Jueces de Castilla (Nuño Rasura y Laín Calvo); los condes Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad, y Fernán González, primer conde independiente de Castilla; el Cid; y el emperador Carlos I, a quien dedicó la ciudad el Arco para congraciarse con él tras las revueltas comuneras.

Sobre ellos, con bultos de menor tamaño, se sitúan dos maceros municipales en los extremos de una balconada abalaustrada y el ángel custodio de Burgos sosteniendo una reproducción de la ciudad. Presidiendo todo se encuentra la Virgen Santa María, patrona de Burgos como defensora de la ciudad.


 44burgos_arco_de_santa_maria_12

Arco de Santa María, Burgos. Detalle de la fachada.

El autor de las estatuas es el escultor Ochoa de Arteaga. El paramento está tachonado de aspilleras, lo flanquean dos torres cilíndricas y lo rematan cuatro escaraguaitas o garitas decorativas.

El arco de Santa María está cubierto con una bóveda de crucería, accediéndose a esta bóveda por un arco de medio punto, en cuyo intradós hay restos de pinturas alegóricas del siglo XVII, en la fachada principal, y por otro trespuntado en la fachada posterior. La fachada posterior, sencilla, data del siglo XIV; en ella hay una galería de piedra bajo el tejado, sostenida por ménsulas de madera.


 46_burgos_arco_de_santa_maria_04

Arco de Santa María, Burgos. Sala principal

En el interior del Arco de Santa María, unas escaleras de origen medieval dan acceso a la sala principal, reformada en la actualidad, aunque conserva un fragmento de yeserías mudéjares; en esta sala destaca un gran mural del pintor burgalés José Vela Zanetti. La sala, que ocupa dos plantas, está cerrada por una cristalera decorada con el escudo de la ciudad.


 46sala_de_poridad_burgos_arco_de_santa_maria

Arco de Santa María, Burgos. Sala de Poridad

Desde ésta se puede acceder a la Sala de Poridad, salón octogonal en el que se reunía el concejo de Burgos hasta 1780. Esta sala tiene un bello artesonado mudéjar, y alberga recuerdos de la ciudad: el cuadro "El Cid y Doña Jimena" del artista burgalés Marceliano Santa María; un hueso del Cid Campeador; la medida patrón de la vara castellana; la antigua puerta blindada de acceso al archivo del Arco, etc.


 48_burgos_arco_de_santa_maria_05

Arco de Santa María, Burgos. Sala de Poridad, artesonado mudéjar

En la planta superior, accesible por una escalera de caracol, se ubica, en una pequeña habitación, el Museo de Farmacia. La colección de tarros de boticario procede del desaparecido Hospital de San Juan, cuya botica fue de las más importantes de España, regida por farmacéuticos como Fray Tomás de Paredes y Fray Esteban de Villa.


 49burgos_arco_de_santa_maria_10

Arco de Santa María de Burgos. También llamada Puerta del Cid, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Burgos. En la actualidad está abierto al público en calidad de Centro Cultural Histórico Artístico, con espacios museístico y para exposiciones temporales.




Catedral Nueva de Salamanca


 50fachada_de_la_puerta_de_ramos_de_la_catedral_nueva_desde_la_plaza_de_anaya

Catedral Nueva de Salamanca. La Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen es, junto a la Catedral Vieja, una de las dos catedrales de la ciudad de Salamanca, en España. Es la sede de la Diócesis de Salamanca. Fue construida entre los siglos XVI y XVIII básicamente en dos estilos: gótico tardío y barroco. Francisco de Colonia intervino en su construcción, aunque sus autores fueron Antón Egas y Alonso Rodríguez.


 54catedral_de_la_asunci_n_de_mar_a_catedral_nueva

Catedral de la Asunción de María (Catedral Nueva) de Salamanca

La catedral nueva se construyó entre 1513 y 1733 conservando la vieja. En un principio pensaron derruirla, aunque se impuso el criterio de mantenerla abierta al culto mientras se realizaba la construcción de la nueva. Al terminar las obras en el siglo XVIII, reconsideraron la idea de destruirla y por esa razón se conserva actualmente. No obstante, el muro derecho de la Catedral Nueva se apoya sobre el muro izquierdo de la vieja que quedó parcialmente reducido con la nueva construcción, por lo que hubo de ser reforzado hacia el interior del antiguo templo. La torre de la nueva catedral, que hubo de ser reforzada en el siglo XVIII tras el Terremoto de Lisboa, se había construido sobre la torre de las campanas de la antigua.


52catedral_nueva_de_salamanca_new_salamanca_cathedral

Interior de la Catedral Nueva de Salamanca.

La idea de construir una Catedral Nueva de Salamanca surge en el siglo XV debido al aumento demográfico de la ciudad, especialmente por la fuerte atracción de la Universidad. Por tanto, la Catedral Vieja parecía en aquellos momentos «pequeña, oscura y baja». Contaban con el apoyo de Fernando el Católico, quien en 1509 ordenó a los arquitectos que habían trabajado en Toledo y Sevilla, Antón Egas y Alonso Rodríguez, que fueran a Salamanca para tomar traza del nuevo templo.


 51arcos_en_fachada_principal_de_la_catedral_nueva_de_salamanca

Fachada principal de la Catedral Nueva de Salamanca, desde la calle del Cardenal Plá y Deniel.

La catedral Nueva de Salamanca, tras diversas discusiones, se proyectó paralela a la vieja, realizada con piedra franca de Villamayor y en estilo gótico. Tiene planta de salón, con tres naves y dos más de capillas hornacinas. En principio la cabecera había de terminar en girola y ábsides poligonales, pero finalmente se cambiaría el proyecto a una forma rectangular que reafirma la planta de salón...

Más info: http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_Nueva_de_Salamanca


 53reflejos_de_la_catedral_nueva_de_salamanca

La dos catedrales charras, desde la ribera del río Tormes.

Ver trabajo propio dedicado a la Catedral de Salamanca (Vieja y Nueva)




Intervención Francisco de Colonia en la Catedral Nueva de Plasencia


 55catedral_de_plasencia_4

La Catedral Nueva de Plasencia comenzada en el año 1498 y continuada a lo largo del siglo XVI dentro del estilo gótico-renacentista. Participan en su construcción de forma más o menos directa los principales arquitectos del citado siglo: Enrique Egas, Juan de Álava, Francisco de Colonia, Covarrubias, Diego de Siloé y Rodrigo Gil de Hontañón. También lo hacen de forma muy activa toda una pléyade de canteros vecinos de la ciudad, destacando la familia de los González.


 58catedral_del_plasencia_17

Retablo mayor de la Catedral Nueva de Plasencia.


 59el_rgano_grande_de_fray_domingo_de_aguirre

El Órgano Grande, obra de fray Domingo de Aguirre. Catedral Nueva de Plasencia

Resultan objeto de especial interés, dentro del nuevo edificio catedralicio plasentino, el Coro que sigue la línea de las sillerías de coro españolas del siglo XV, donde se muestran los sitiales de los Reyes Católicos y la Cátedra del Obispo que son obra del tallista Rodrigo Alemán.


 57retablo_plasencia

El Retablo mayor tallado por el imaginero Gregorio Fernández y su escuela vallisoletana, con pinturas de los madrileños Francisco Ricci, Luis Fernández y Mateo Gallardo.


 56_catedral_de_plasencia_3

Fachada principal, pParte superior de la fachada. Catedral Nueva de Plasencia.

Ver trabajo propio dedicado a la Catedral de Plasencia, Vieja y Nueva (Cáceres)




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Francisco de Colonia (Burgos, c. 1470 - ibídem, 1542). Arquitecto y escultor español. Nació en una familia de importantes artistas de ascendencia alemana: era nieto de Juan de Colonia e hijo de Simón de Colonia, con quien colaboró en importantes obras y a su muerte termino varias obras inconclusas de su padre.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, panoramio.com, burgospedia1.wordpress.com, panoramio.com, flickr.com, eltranshiveriano.wordpress.com, agrega.educacion.es, recursos.cnice.mec.es, arteviaje.com, burgospedia1.files.wordpress.com, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario