Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Codazzi, Viviano
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Codazzi, Viviano 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Viviano Codazzi (c. 1604 - 1670) fue un pintor barroco Italiano especializado en paisajes y perspectivas arquitectónicas, activo principalmente en Roma y Nápoles.

Nacido en Bérgamo, también es conocido como Viviano Codagora o il Codagora. Hacia 1620 abandonó su ciudad natal y en 1634 se le documenta en Nápoles, donde estudió con Cosimo Fanzago. En Nápoles trabajó con Domenico Gargiulo en la pintura de paisajes fantásticos, especializándose Codazzi en las perspectivas arquitetónicas y paisajes con ruinas, y Gargiulo en las figuras. Tras la revuelta Masaniello se trasladó a Roma, donde mantuvo este tipo de colaboración con Antoine Gobau, Michelangelo Cerquozzi, Jan Miel, Filippo Lauri y Vicente Giner.

Su estilo se vio muy influenciado por el numeroso círculo de pintores holandeses activos en Roma, conocido como los bamboccianti, a cuya cabeza se encontraba Pieter van Laer. Su hijo, Niccolò Codazzi (1642-1693), fue también pintor de "vistas".

A Codazi se le reconoce como uno de los primeros pintores italianos de vistas arquitectónicas y paisajes en ruinas, las llamadas vedute, tanto de carácter fantástico, caprichos arquitectónicos, como realistas, con las que ejercerá una gran influencia sobre Canaletto y Bernardo Bellotto. Su vista de la Basílica de San Pedro en Roma, en 1630, es una de las últimas representaciones de la fachada sin la columnata de Bernini.

En contraste con los paisajes heroicos de los pintores boloñeses y los franceses naturalizados en Roma, seguidores de Annibale Carracci, los paisajes de Codazzi interpretan imaginativamente construcciones y ruinas, pero guardando siempre cierto grado de verosimilitud, manejando la iluminación para obtener efectos expresivos de edificios en apariencia antiguos, poblados por pequeñas figuras de gentes sencillas, a menudo pintadas por sus colaboradores.

Espero que os guste la recopilación que he conseguido del pintor extranjero, y en la medida de lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Viviano Codazzi en el Museo del Prado

Viviano Codazzi (Bérgamo, 1604-Roma, 1670). Pintor italiano. Viajó muy joven a Nápoles, donde se instaló hasta la revolución de Masaniello de 1647, año en que huyó a Roma, ciudad en la que viviría hasta su muerte. Se especializó en la realización de perspectivas arquitectónicas, trabajando en colaboración con otros artistas encargados de llevar a cabo las figuras, principalmente con Falcone y Gargiulo en Nápoles y más tarde con Cerquozzi en Roma. Sus vistas conservan un carácter que deriva entre el interés por la arqueología y la representación de la contemporaneidad, sin olvidar el estudio del aire o la luz. Estas características podemos observarlas en cuatro de las obras que conserva el Museo del Prado, expresivas de las realizaciones del pintor bergamasco. Tres de ellas tienen un origen común, que tradicionalmente se adscribía a un encargo del virrey de Nápoles, Ramiro Núñez de Guzmán, duque de Medina de las Torres, realizado entre 1639 y 1644. Aunque Marshall ha cuestionado esta identificación, adelantando el encargo al virrey anterior, Manuel de Fonseca y Zúñiga, conde de Monterrey, entre 1634 y 1638. En todo caso, se trataba de la ejecución de unos lienzos en los que debían contemplarse distintas escenas romanas para la decoración del palacio del Buen Retiro, donde se documentan en el inventario de 1700. También se conserva Exterior de San Pedro en Roma, señalada en los sucesivos inventarios del siglo XVII en el Alcázar de Madrid, especialmente interesante por haberse realizado seguramente a partir de un grabado de Giovanni Maggi de 1619, aunque con adiciones de los realizados por Martino Ferabosco a los que Codazzi debió de tener acceso antes de su publicación. Así, se aprecian detalles como las torres de la fachada, que no llegaron finalmente a construirse. En sus obras, se percibe fehacientemente el interés de Codazzi por la arquitectura y, especialmente, por los grabados y reproducciones de elementos constructivos, a través de los que sabe desarrollar un ejemplo de vivaz e imaginativa arqueología.

Obras

    - Entrada triunfal de Vespasiano en Roma, óleo sobre lienzo, 155 x 363 cm [P237]. En colaboración con Domenico Gargiulo, Micco Spadaro.
    - Entrada triunfal de Constantino en Roma, óleo sobre lienzo, 155 x 355 cm [P238]. En colaboración con Domenico Gargiulo, Micco Spadaro.
    - Exterior de San Pedro en Roma, óleo sobre lienzo, 168 x 220 cm, h. 1630 [P510].
    - Perspectiva de un anfiteatro romano, óleo sobre lienzo, 220,5 x 352,7 cm (en dep. en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Madrid) [P2632]. En colaboración con Domenico ­Gargiulo, Micco Spadaro.
    - Circo Máximo de Roma, óleo sobre lienzo, 218 x 298 cm (en dep. en la Embajada de España en Bruselas) [P6209].
    - Perspectiva de un gimnasio, óleo sobre lienzo, 218 x 298 cm (en dep. en la Embajada de España en Bruselas) [P6210].


 3entrada_triunfal_de_vespasiano_en_roma

Entrada triunfal de Vespasiano en Roma. 1636 - 1638. Óleo sobre lienzo, 155 x 363 cm. Museo del Prado. Autores: Viviano Codazzi y Domenico Gargiulo.

Esta obra y Entrada triunfal de Constantino en Roma (P238) son uno de los primeros ejemplos de colaboración entre Domenico Gargiulo (también conocido como Micco Spadaro) como autor de figuras y Viviano Codazzi de fondos arquitectónicos. Las dos pinturas formaban parte de un conjunto en el que también se encontraba Triunfo de un emperador romano con dos reyes prisioneros (Patrimonio Nacional, Inv. 100113395), de Lanfranco, que ilustra la entrada triunfal de un emperador en Roma. Esta ceremonia comenzaba con una arenga del general a sus tropas y un sacrificio dedicado a los dioses, ambos ilustrados en el Retiro con obras de Lanfranco (P236 y P2943). Después se iniciaba propiamente el desfile en el que participaba el propio emperador, sus tropas, los vencidos, trompeteros, el botín capturado, etc. Aunque los cuadros pertenecientes a esta serie evitan generalmente señalar personajes históricos concretos, en este caso, sin embargo, se ha preferido conservar los títulos tradicionales que consagran estas escenas a dos emperadores: Constantino (P238) y Vespasiano (P237). En el primer caso, porque en el extremo superior derecho de la composición aparece un grupo de ángeles que porta una cruz, aludiendo inequívocamente a este personaje. En el segundo, porque son dos los emperadores representados, uno, quizás Vespasiano, en el primer plano a la derecha y el segundo en un plano posterior, delante de la arquitectura, que podría ser su hijo Tito. Como ocurre en otros cuadros pertenecientes a la misma serie, sus figuras presentan una disposición en friso, con un marcado carácter procesional, por lo que quizás fueron pensados para situarse uno en frente del otro.Viviano Codazzi utilizó un repertorio arquitectónico en el que combina elementos clásicos como el Coliseo o el Arco de Constantino, con otros renacentistas, como el palacio de los Conservadores en el Capitolio o el tambor de la cúpula de San Pedro, estos últimos ajenos a su vocabulario habitual. No existen indicios que permitan suponer que se sirvió de frisos clásicos como modelos. Resulta mucho más probable que se fijase en estampas anticuarias de Giacomo Lauro (que sitúa los planos de forma semejante) o Antoine Lafréry, que repite los mismos grupos compactos de figuras de canon estilizado y aire elegante, que en alguna ocasión se han relacionado con Agostino Tassi.A lo largo de las últimas décadas se ha tratado de establecer la existencia de una serie de cuadros relativos a la Historia de Roma, entre los que se encuentra esta obra, encargados por los representantes de Felipe IV en esa ciudad y en Nápoles a partir de una fecha cercana a 1634 para el palacio del Buen Retiro. Persisten veintiocho obras que pueden relacionarse con este proyecto (conservadas principalmente en el Museo del Prado y Patrimonio Nacional), a las que se pueden añadir otras seis más actualmente destruidas o cuyo paradero se desconoce, todas ellas citadas en la Testamentaría de Carlos II. En total, unas treinta y cuatro pinturas, el conjunto más numeroso de todos los del Retiro incluyendo el Salón de Reinos y sólo inferior en número a las escenas mitológicas que en esos mismos años el cardenal-infante don Fernando, hermano del rey, solicitaba a Rubens para la Torre de la Parada. Su número constituye el primer argumento que permite entender la importancia otorgada a este ciclo en el nuevo palacio (Texto extractado de Úbeda de los Cobos, A. en: El Palacio del Rey Planeta. Felipe IV y el Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, 2005, pp. 169-170; 190-191).


 4entrada_triunfal_de_constantino_en_roma

Entrada triunfal de Constantino en Roma. 1636 - 1638. Óleo sobre lienzo, 155 x 355 cm. Museo del Prado. Autores: Viviano Codazzi y Domenico Gargiulo.

Esta obra y Entrada triunfal de Vespasiano en Roma (P237) son uno de los primeros ejemplos de colaboración entre Domenico Gargiulo (también conocido como Micco Spadaro) como autor de figuras y Viviano Codazzi de fondos arquitectónicos. Las dos pinturas formaban parte de un conjunto en el que también se encontraba Triunfo de un emperador romano con dos reyes prisioneros (Patrimonio Nacional, Inv. 100113395), de Lanfranco, que ilustra la entrada triunfal de un emperador en Roma. Esta ceremonia comenzaba con una arenga del general a sus tropas y un sacrificio dedicado a los dioses, ambos ilustrados en el Retiro con obras de Lanfranco (P236 y P2943). Después se iniciaba propiamente el desfile en el que participaba el propio emperador, sus tropas, los vencidos, trompeteros, el botín capturado, etc. Aunque los cuadros pertenecientes a esta serie evitan generalmente señalar personajes históricos concretos, en este caso, sin embargo, se ha preferido conservar los títulos tradicionales que consagran estas escenas a dos emperadores: Constantino (P238) y Vespasiano (P237). En el primer caso, porque en el extremo superior derecho de la composición aparece un grupo de ángeles que porta una cruz, aludiendo inequívocamente a este personaje. En el segundo, porque son dos los emperadores representados, uno, quizás Vespasiano, en el primer plano a la derecha y el segundo en un plano posterior, delante de la arquitectura, que podría ser su hijo Tito. Como ocurre en otros cuadros pertenecientes a la misma serie, sus figuras presentan una disposición en friso, con un marcado carácter procesional, por lo que quizás fueron pensados para situarse uno en frente del otro.Viviano Codazzi utilizó un repertorio arquitectónico en el que combina elementos clásicos como el Coliseo o el Arco de Constantino, con otros renacentistas, como el palacio de los Conservadores en el Capitolio o el tambor de la cúpula de San Pedro, estos últimos ajenos a su vocabulario habitual. No existen indicios que permitan suponer que se sirvió de frisos clásicos como modelos. Resulta mucho más probable que se fijase en estampas anticuarias de Giacomo Lauro (que sitúa los planos de forma semejante) o Antoine Lafréry, que repite los mismos grupos compactos de figuras de canon estilizado y aire elegante, que en alguna ocasión se han relacionado con Agostino Tassi.A lo largo de las últimas décadas se ha tratado de establecer la existencia de una serie de cuadros relativos a la Historia de Roma, entre los que se encuentra esta obra, encargados por los representantes de Felipe IV en esa ciudad y en Nápoles a partir de una fecha cercana a 1634 para el palacio del Buen Retiro. Persisten veintiocho obras que pueden relacionarse con este proyecto (conservadas principalmente en el Museo del Prado y Patrimonio Nacional), a las que se pueden añadir otras seis más actualmente destruidas o cuyo paradero se desconoce, todas ellas citadas en la Testamentaría de Carlos II. En total, unas treinta y cuatro pinturas, el conjunto más numeroso de todos los del Retiro incluyendo el Salón de Reinos y sólo inferior en número a las escenas mitológicas que en esos mismos años el cardenal-infante don Fernando, hermano del rey, solicitaba a Rubens para la Torre de la Parada. Su número constituye el primer argumento que permite entender la importancia otorgada a este ciclo en el nuevo palacio (Texto extractado de Úbeda de los Cobos, A. en: El Palacio del Rey Planeta. Felipe IV y el Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, 2005, pp. 169-170; 190-191).


 1perspectiva_de_un_anfiteatro_romano

Perspectiva de un anfiteatro romano. Hacia 1638. Óleo sobre lienzo, 220,5 x 352,7 cm. Museo del Prado. Autores: Viviano Codazzi y Domenico Gargiulo.

Esta obra forma parte de una serie de cuatro pinturas de Domenico Gargiulo (autor de las figuras) y Viviano Codazzi (autor de la arquitectura), relativas a espectáculos de la antigua Roma para el Buen Retiro. Las otras dos pinturas conservadas de la serie son Perspectiva de un gimnasio (P6210) y Circo Máximo de Roma (P6209), mientras que en la testamentaría de Carlos II (1701) se cita la cuarta pintura (perdida) que probablemente representaba una naumaquia. Todas estas obras se encuentran entre las mejores de sus autores. Como es habitual en los cuadros de esta serie, su datación es muy incierta. Tradicionalmente se aceptaba una fecha tardía, entre 1639 y 1644, fecha de otros encargos conocidos de G. B. Pisante, prior de la cartuja de San Martino e intermediario utilizado por el duque de Medina de las Torres para sus compras de pintura. David R. Marshall fue el primero en dudar de la intervención de Pisante en este proyecto y propuso adelantar su fecha hasta 1634-1638, que parece demasiado temprana, sobre todo si se compara con los Triunfos de estos dos artistas (P238 y P237). Más certera parece la opinión de Giancarlo Sestieri que considera estas pinturas de ca. 1638 y, por lo tanto, posteriores a los Triunfos citados. La sección del Coliseo se hizo popular a través de los grabados de Antoine Lafréry, Justo Lipsio, Serlio o Giacomo Lauro, autor este último que incluyó en sus Meraviglie della Roma antica esta misma perspectiva, junto con una segunda estampa en la que aparecen gladiadores luchando entre sí y contra distintos animales. Codazzi y Gargiulo utilizaron estas imágenes como punto de partida para este cuadro.A lo largo de las últimas décadas se ha tratado de establecer la existencia de una serie de cuadros relativos a la Historia de Roma, entre los que se encuentra esta obra, encargados por los representantes de Felipe IV en esa ciudad y en Nápoles a partir de una fecha cercana a 1634 para el palacio del Buen Retiro. Persisten veintiocho obras que pueden relacionarse con este proyecto (conservadas principalmente en el Museo del Prado y Patrimonio Nacional), a las que se pueden añadir otras seis más actualmente destruidas o cuyo paradero se desconoce, todas ellas citadas en la Testamentaría de Carlos II. En total, unas treinta y cuatro pinturas, el conjunto más numeroso de todos los del Retiro incluyendo el Salón de Reinos y sólo inferior en número a las escenas mitológicas que en esos mismos años el cardenal-infante don Fernando, hermano del rey, solicitaba a Rubens para la Torre de la Parada. Su número constituye el primer argumento que permite entender la importancia otorgada a este ciclo en el nuevo palacio (Texto extractado de Úbeda de los Cobos, A. en: El Palacio del Rey Planeta. Felipe IV y el Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, 2005, pp. 169-170; 196-199).


 2_el_exterior_de_san_pedro_del_vaticano

El exterior de San Pedro del Vaticano. 1635 - 1636. Óleo sobre lienzo, 168  x 220 cm. Museo del Prado. Obra de Viviano Codazzi.

Esta vista de la plaza de San Pedro y los palacios Vaticanos es obra de Viviano Codazzi, pintor de arquitecturas y perspectivas con enorme fortuna en Nápoles y Roma. Esta pintura es un documento inestimable, de altísima calidad. Se trata de una vista topográfica, y al tiempo ideal, del lugar y sus arquitecturas. Como era frecuente en este género pictórico, el lienzo se convierte en depositario de realidades precisas y de sueños y proyectos. El encargo debió de proceder de algún personaje erudito y familiarizado con Roma, muy posiblemente el conde de Monterrey, Manuel de Zúñiga y Fonseca, virrey de Nápoles entre 1631 y 1636, años en los que Codazzi residió en la ciudad, hasta que, en 1647, coincidiendo con la revuelta de Masaniello, se desplazó definitivamente a Roma. La pintura representa San Pedro del Vaticano antes de las reformas de Bernini iniciadas en 1637, con la Torre del Reloj entrada a los palacios del Vaticanoâ, obra de Martino Ferrabosco (Nesselrath 2005), construida en 1618, durante el pontificado de Pablo V (1605-21) y destruida en 1659 para levantar la columnata de la plaza.La pintura de Codazzi ha sido fechada, con frecuencia y con razón, en la década de los años treinta, antes de que, entre 1637 y 1638, Bernini iniciase su proyecto de los campanarios. No es inverosímil que la pintara en Nápoles, usando para ello algunas estampas que podían estar a su disposición. Sin embargo, por el diseño de los campanarios, muy distintos de los previstos por Maderno y representados en diferentes ocasiones por Maggi, la estampa que debió de usar con mayor aprovechamiento fue la que Martino Ferrabosco incluyó en el importantísimo y fascinante repertorio de grabados de su Libro de Architettura di San Pietro nel Vaticano, publicadas las estampas solas en una primera edición de 1620 que fue la que debió de usar Codazzi.Codazzi no representó en su pintura ese último proyecto de Maggi. Es decir, que usando, sin duda, la estampa de Ferrabosco para componer su obra, se sirvió de otras vistas, como las de Maggi, o posiblemente de alguna otra pintura, si es que no tuvo ocasión en esos años centrales de la década de los treinta de haber viajado a Roma. En todo caso, de su altísima capacidad para recrear arquitecturas antiguas y modernas y para componer ejemplos imaginarios o fantásticos a partir de estampas y de modelos de diverso origen dan idea sus muchas pinturas de arquitecturas e incluso la realización de algunas obras monumentales y extraordinarias para Felipe IV y la decoración del palacio del Buen Retiro. Pinturas encargadas por el conde de Monterrey en 1634 en Nápoles a Codazzi, realizadas en colaboración con Domenico Gargiulo (también llamado Mico Spadaro, 1609/10-ca. 1675)), y de las que se conservan en el Museo del Prado algunas fechadas hacia 1638, como la Perspectiva de un anfiteatro romano (P2632), Perspectiva de un gimnasio (P6210) o el Circo Máximo de Roma (P6209), entre otras. Un programa excepcional sobre la historia antigua de Roma que fue completado con los encargos que, al tiempo, el marqués de Castel-Rodrigo realizara durante su estancia como embajador en esa ciudad.Es posible, como se ha afirmado en ocasiones, que las figuras que ocupan la plaza sean obra de Gargiulo, habitual colaborador de Codazzi en estos años y con esos menesteres. En todo caso, tanto las figuras como todo el espacio arquitectónico parecen la escena de un teatro, a la vez real e ideal, que mezcla, como en un relato, asuntos del pasado, del presente y de lo que estaba por llegar, como si todo fuera verosímil y cierto en el momento de construir la imagen pictórica del lugar. No es imposible, como he apuntado al comienzo, que el conde de Monterrey le encargara la obra y que incluso le hubiera proporcionado algunas de las estampas mencionadas, especialmente las de Ferrabosco, ya que don Manuel Fonseca y Zúñiga había sido embajador en Roma entre 1628 y 1631, antes de ocupar el cargo de virrey de Nápoles. (Texto extractado de Rodríguez Ruiz, D. en: Bernini, Roma y la Monarquía Hispánica. Museo Nacional del Prado, 2014, pp. 100-102)



Otras obras


 11_lavoir_dans_un_nymph_e_par_viviano_codazzi

Lavoir dans un nymphée - Huile sur toile - par Viviano Codazzi - Musée des Beaux-Arts de Besançon


 12_1427322229_743400

Capricho de Viviano Codazzi


 16ruinas_de_arcos

Ruinas de arcos. 1604-1670. Italia, colección privada. Obra de Viviano Codazzi


 17ruinas_de_p_rtico_y_exedra_basilical

Ruinas de pórtico y exedra basilical. 1604-1670. Lienzo, 47 x 36 cm. Valencia, colección privada. Obra de Viviano Codazzi


 18interior_de_galer_a_abovedada

Interior de galería abovedada. 1604-1670. Lienzo, 47 x 36 cm. Valencia, colección privada. Obra de Viviano Codazzi


 7artgate_fondazione_cariplo_codazzi_viviano_ambito_di_rovine_romane

Artgate Fondazione Cariplo - Codazzi Viviano (ambito di), Rovine romane


 5capricho_arquitect_nico_florencia_galer_a_uffizi

Capricho arquitectónico, Florencia, Galería Uffizi. Obra de Viviano Codazzi


 6capriccio_con_un_arco_e_scena_di_genere_fondazione_cariplo

Capriccio con un arco e scena di genere (Fondazione Cariplo). Obra de Viviano Codazzi


 8caprice_of_a_triumphal_arch_and_soldiers

Caprice of a triumphal arch and soldiers. Obra de Viviano Codazzi


 9fantas_a_arquitect_nica_con_albergue_73x98_cm_florencia_palazzo_pitti

Fantasía arquitectónica con albergue, óleo sobre lienzo, 73x98 cm. Florencia, Palazzo Pitti. Obra de Viviano Codazzi


 10codazzi_campo_vaccino

Campo Vaccino. Obra de Viviano Codazzi


 13st_peter_s_viviano_codazzi_prado_1630

St. Peter's Basilica and the obelisk, at the Vatican in Rome, as depicted by Viviano Codazzi circa 1630. The design includes Carlo Maderno's ill-fated bell towers, and a procession exiting (1630)


 14viviano_codazzi_courtyard_of_an_inn_with_classical_ruins

Courtyard of an Inn with Classical Ruins, ca.1621-1647. Obra de Viviano Codazzi


 15viviano_codazzi_rome_the_campo_vaccino_looking_toward_the_capitoline_wga05106

Rome, the Campo Vaccino Looking toward the Capitolines, ca.1630. Obra de Viviano Codazzi


 19arquitectura_con_figuras

Arquitectura con figuras. Óleo sobre lienzo. 122 x 168,5 cm. Obra de Viviano Codazzi



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a a Viviano Codazzi (c. 1604 - 1670) fue un pintor barroco Italiano especializado en paisajes y perspectivas arquitectónicas, activo principalmente en Roma y Nápoles.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, artcyclopedia.com, museothyssen.org, wga.hu, nationalgallery.org.uk, no-miedo.com, culturaitalia.it y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events