Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Lindner, Richard
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Lindner, Richard 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Richard Lindner (Hamburgo, 1 de noviembre de 1901 – Nueva York, 16 de abril de 1978) fue un pintor del pop art, de origen alemán y nacionalizado estadounidense.

Richard Lindner (Hamburgo, 1 de noviembre de 1901 – Nueva York, 16 de abril de 1978) fue un pintor del pop art, de origen alemán y nacionalizado estadounidense.

Lindner marcó un punto y aparte en el pop art norteamericano, por su origen europeo y su manera de enriquecer el pop con rasgos del cubismo y del expresionismo alemán.

El artista nació en Hamburgo, donde su madre Mina Lindner (nacida en Nueva York de padres alemanes) regentaba un negocio de corsés a medida.

Estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Nuremberg, y en 1924-27 en la Academia de Bellas Artes de Múnich.

Trabajó como director artístico de la editorial Knorr & Hirth, y tras el ascenso nazi al poder (1933) se trasladó a París. En 1941, eludiendo la Segunda Guerra Mundial, voló a Nueva York, y adquirió la nacionalidad americana en 1948.

En sus primeros años en EE. UU., Lindner siguió trabajando como ilustrador de libros y revistas: Vogue, Vanity Fair, Fortune. En 1950, a edad madura, empezó a dedicarse enteramente a la pintura. Su primera muestra individual se celebró en 1954 (Nueva York, Betty Parsons Gallery).


 richard_lindner_luna_sobre_alabama_1963_y_tnank_you_1971

Richard Lindner. Luna sobre Alabama, 1963 y Tnank You, 1971. Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Su estilo más personal quedó definido en la década de los 60, y de él hay un ejemplo en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid: Luna sobre Alabama (1963). El lienzo con el que hacía pareja quedó en manos de la familia Thyssen y se ha expuesto temporalmente en el museo. La Colección Carmen Thyssen-Bornemisza incluye una obra suya, distinta. Lindner está también representado en el IVAM de Valencia.

Lindner encaja, en líneas generales, en el pop art: temas urbanos, recursos del arte comercial y de la publicidad, colores planos… Pero sus imágenes tienen connotaciones más inquietantes que conectan con el expresionismo alemán de principios del siglo XX, y sus contornos y las formas fragmentadas recuerdan al cubismo. En cierta manera, Lindner puede ser un precedente de la fusión de cubismo y pop desarrollada por Valerio Adami.

En su arte, es recurrente la presencia femenina, singular por su tono amenazador, circunstancia que el artista consideraba accidental. Sus mujeres son siempre rotundas, de volúmenes fragmentados bajo influencia del cubismo, y parecen robots. Su sexualidad resulta imponente: pechos, nalgas y labios exagerados. Muchas veces, las miradas de los personajes están ocultas por gafas o antifaces.

La obra gráfica de Lindner, serigrafías y litografías por lo general en formatos medios o grandes, es bastante amplia y se cotiza a altos precios en el mercado. Hacia 1977, el Metropolitan Opera House le encargó un cartel para la ópera El caballero de la rosa de Richard Strauss.

Espero que os guste la recopilación que he conseguido de este pintor extranjero, y en la medida de lo posible, contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 1richard_lindner_boy_with_machine_1954

Boy with Machine (1954). Obra de Richard Lindner


 4242nd_street

42nd Street. 1964. Óleo sobre lienzo. 117.8 x 152.4 cm. Elizabeth B. Blake. Obra de Richard Lindner


 43ace_of_clubs

Ace of Clubs. 1973. Óleo sobre lienzo. 200 x 180 cm. Simona and Jerome Chazen. Obra de Richard Lindner


 1angel_in_me

Angel in Me. 1966. Óleo sobre lienzo. 177.8 x 152.4 cm. Stephen and Constance Robin. Obra de Richard Lindner


 2anna

Anna. 1951. Óleo sobre lienzo. 100.9 x 50.2 cm. The Regis Collection. Minneapolis. Obra de Richard Lindner


 3boy_with_machine

Boy with Machine. 1955. Óleo sobre lienzo. 122 x 71 cm. Collection Sylvie Baltazart-Eon. París. Francia. Obra de Richard Lindner


 4circus_circus

Circus, Circus. 1973. Óleo sobre lienzo. 203.2 x 177.8 Private collection. Obra de Richard Lindner


 5coney_island_ii

Coney Island II. 1964. Óleo sobre lienzo. 178 x 132 cm. Private collection. New York. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 6couple

Couple. 1976-77. Óleo sobre lienzo. 204 x 178 cm. Gilf of Sydney and Frances Lewis Foundation. Virginia Museum of Fine Arts. Richmond. Obra de Richard Lindner


 7couple_2

Couple 2. 1961. Crayon, pencil, watercolor, and ink on paper. 69.5 x 45.5 cm. Nancy Schwartz Fine Art. New York. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 8contact

Contact. 1977. Óleo sobre lienzo. 203.2 x 137.5 cm. National Gallery of Art. Washington. D.C. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 9disneyland

Disneyland. 1965. Óleo sobre lienzo. 203 x 127 cm. Ludwig Donation. Museum Ludwig. Cologne. Alemania. Obra de Richard Lindner


 10double_portrait

Double Portrait. 1965. Óleo sobre lienzo. 102 x 152 cm. Collection of Ellen and Max Palevsky. Obra de Richard Lindner


 11double_portrait_of_king_ludwig_ii

Double Portrait of King Ludwig II. 1974. Óleo sobre lienzo. 221 x 170.2 cm. Kunsthalle Nürnberg. Obra de Richard Lindner


 12f_b_i_on_east_69th_street

F. B. I. on East 69th Street. 1972. Óleo sobre lienzo. 200 x 175 cm. Museum Boymans-van Beuningen. Rotterdam. Holanda. Obra de Richard Lindner


 13hello

Hello. 1966. Óleo sobre lienzo. 178 x 153 cm. Robert E. Abrams. Obra de Richard Lindner


 14i_ii_1962

I-II, 1962. 1962. Óleo sobre lienzo. 96 x 122 cm. Hirshhorn Museum and Sculpture Garden. Smithsonian Institution, Washington. D.C. USA. Obra de Richard Lindner


 15ice

Ice. 1966. Óleo sobre lienzo. 177.8 x 152.4 cm. Whitney Museum of American Art. New York. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 17man_with_parrot

Man with Parrot. 1967. Watercolor, colored pencil, felt-tip pen, graphite, and photograph on paper. 101.9 x 68.6 cm. Museum of Contemporary Art. Chicago. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 18marilyn_was_here

Marilyn Was Here. 1967. Óleo sobre lienzo. 182.9 x 152.4 cm. Collection of Ellen and Max Palevsky. Obra de Richard Lindner


 19new_york_city_iv

New York City IV. 1964. Óleo sobre lienzo. 177.6 x 152 cm. Hirshhorn Museum and Sculpture Garden. Smithsonian Institution. Washington. D.C. USA. Obra de Richard Lindner


 20rock_rock

Rock-Rock. 1966-67. Óleo sobre lienzo. 177.8 x 152.4 cm. Gift of Mr. and Mrs. James H. Clark. Dallas Museum of Art. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 22the_couple

The Couple. 1971. Óleo sobre lienzo. 183 x 198 cm. Private Collection. Germany. Obra de Richard Lindner


 23the_juggler

The Juggler. 1953. Óleo sobre lienzo. 127 x 101.6 cm. Donald and Florence Morris. Obra de Richard Lindner


 24the_meeting

The Meeting. 1953. Óleo sobre lienzo. 152.4 x 182.9 cm. The Museum of Modern Art. New York. Obra de Richard Lindner


 25the_table

The table. 1961. Óleo sobre lienzo. 152 x 132 cm. Ruth Horwich. Chicago. USA. Obra de Richard Lindner


 26two

Two. 1976-77. Óleo sobre lienzo. 203 x 153 cm. Albert Robin. Chicago. Estados Unidos. Obra de Richard Lindner


 27_1432073714_986521

Untitled No. 1. 1962. Óleo sobre lienzo. 200 x 127 cm. The Morton G. Neumann Family Collection. Obra de Richard Lindner


 28_1432073768_513190

Untitled No. 2. 1962. Óleo sobre lienzo. 200 x 127 cm. Ronald and Anstiss Krueck. Obra de Richard Lindner


 29_1432073818_948050

West 48th Street. 1964. Óleo sobre lienzo. 177.8 x 127 cm. Collection of Ellen and Max Palevsky. Obra de Richard Lindner


 34_1432074104_156257

The Gambler. 1951. Óleo sobre lienzo. 75.6 x 65.4 cm. Collection of Saul Steinberg. Obra de Richard Lindner


 30_1432073865_311576

Woman. 1968. Watercolor, collage, and oil crayon on paper. 104 x 73.7 cm. Hughes and Sheila Potiker. Obra de Richard Lindner


 31_1432073910_927157

Woman. 1970. Óleo sobre lienzo. 190 x 140 cm. Dr. and Mrs. George A. Dean. Obra de Richard Lindner


 32_1432073979_691532

The Street. 1963. Óleo sobre lienzo. 179 x 179 cm. Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen. Düsseldorf. Obra de Richard Lindner


 33_1432074032_489223

The table. 1961. Óleo sobre lienzo. 152 x 132 cm. Ruth Horwich. Chicago. USA. Obra de Richard Lindner


 41the_visitor_el_visitante

The Visitor (El visitante) 1953. Óleo sobre lienzo, 127 x 76 cm. Museo Reina Sofía, Madrid. Obra de Richard Lindner



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Richard Lindner (1901–1978) fue un pintor del pop art, de origen alemán y nacionalizado estadounidense. Lindner marcó un punto y aparte en el pop art norteamericano, por su origen europeo y su manera de enriquecer el pop con rasgos del cubismo y del expresionismo alemán.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, museothyssen.org, museoreinasofia.es, es.wikipedia.org, artcyclopedia.com, elpais.com, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 29 Febrero 2016, 00:19; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lindner, Richard 
 
.


Richard Lindner en el Museo Thyssen



 richard_lindner_luna_sobre_alabama_1963_y_tnank_you_1971

Richard Lindner. Luna sobre Alabama, 1963 y Tnank You, 1971. Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.
  
Richard Lindner (Hamburgo, 1901 - Nueva York, 1978) La vida del pintor Richard Lindner, alemán de nacimiento y americano de adopción, adquiere un especial significado para toda su obra pictórica. De padre judío alemán y madre americana, Lindner pasó su juventud en Núremberg, la ciudad de Durero, y se formó artísticamente en la Kunstakademie de Múnich.

Durante sus años de formación le marcaría especialmente su visita a la colección de pinturas realizadas por perturbados mentales reunida en la Universidad de Heidelberg, por el psiquiatra e historiador del arte Hans Prinzhorn. Durante los años 1927 y 1928 residió en Berlín, donde fue testigo del desarrollo de la Neue Sachlichkeit (nueva objetividad), un movimiento que dejaría una huella imborrable en toda su obra pictórica posterior. En 1929 regresó a Múnich, donde se casó con su compañera de estudios Elisabeth Schülein, y comenzó a trabajar como director artístico de la importante editorial Knorr & Hirth. Con la llegada de Hitler al poder, Lindner, como tantos judíos alemanes, abandonó su patria y se trasladó a París, ciudad en la que continuó trabajando como diseñador gráfico hasta 1939.

En. 1941 emigró a Estados Unidos, se instaló en Nueva York donde empezó a colaborar como ilustrador en las revistas Fortune, Vogue y Harper’s Bazaar y pronto se convirtió en el diseñador gráfico de moda. A pesar de que en 1948 obtuvo la nacionalidad norteamericana, Lindner nunca se sintió plenamente norteamericano, aunque sí neoyorquino. Fue precisamente en Nueva York donde, en 1952, comenzó su tardía vocación de pintor. La vida emancipada y cosmopolita de esta mítica ciudad americana despertó su talento artístico y los protagonistas de sus cuadros, gánsters, prostitutas o personajes del mundo del teatro, del circo o de los espectáculos de variedades, estaban inspirados en los bajos fondos de las inmediaciones de Times Square o tomados de la cultura de masas norteamericana. En un momento en que triunfaba el expresionismo abstracto, la pintura de Lindner se desarrolló a contracorriente y se mantuvo siempre a distancia. Su lenguaje pictórico, de colores vibrantes y amplios planos de color, y su temática de tipo urbano, le convierten en precursor del pop americano

Al. mismo tiempo, el tono crítico de sus pinturas le hacen deudor de los movimientos artísticos europeos como la Neue Sachlichkeit o el dadá. Su primera exposición no se celebró hasta 1954, cuando tenía ya más de cincuenta años, curiosamente en la Betty Parsons Gallery de Nueva York, una sala vinculada a los expresionistas americanos. En 1969 se casó de nuevo con la joven francesa estudiante de arte Denise Kopelman y, poco después, los Lindner comenzaron a pasar la mitad del año en París. Durante la década de 1970 su obra empezó a ser reconocida.


 39luna_sobre_alabama
    
Luna sobre Alabama, 1963. Óleo sobre lienzo, 204 x 127,7 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Richard Lindner.

Cuando en 1941 Richard Lindner llegó a Nueva York después de haber pasado unos años refugiado en la capital francesa tras su abandono de Alemania en 1933, se retiró paulatinamente de su profesión de ilustrador y se convirtió en pintor. A su inconfundible estilo pictórico, que responde a un trabajoso proceso de elaboración, calificado acertadamente por Werner Spies como «collage mental», hay que añadir todo un entramado de diferentes influencias. En sus obras, inspiradas en el ambiente urbano de Nueva York o en la cultura de masas norteamericana, se hace explícita la huella de la sátira social de George Grosz, la simplificación formal de los autómatas de Oskar Schlemmer y de las monumentales figuras mecanizadas de Fernand Léger. Sus fondos de formas abstractas y las frases de tipografía nos remiten a la estética cartelista y al mundo de la publicidad; las asociaciones psicológicas entre los objetos y sus personajes, le acercan al surrealismo; la descomposición formal, está tomada del cubismo; y, finalmente, su lenguaje pictórico y su paleta brillante y colorista, le vinculan al pop, del que es considerado precursor. Ahora bien, detrás de todas estas afinidades y esos múltiples referentes del pasado, se esconde una inquietante y original pintura, llena de significados ocultos que convierten a Richard Lindner en un artista único y de difícil catalogación. Su enigmático mundo pictórico, cargado de significados autobiográficos, connotaciones eróticas y referencias literarias, es el resultado de una simbiosis perfecta del ambiente de la gran metrópolis norteamericana y del bagaje cultural de la Europa de comienzos del siglo xx, a la que el artista debe su formación intelectual.

Luna sobre Alabama, de 1963, pertenece a su etapa de madurez creadora. El espectáculo de la ciudad moderna, que supuso para el pintor una fuente inagotable de inspiración, queda plasmado en esta escena callejera con una robotizada imagen de dos viandantes de perfil de proporciones monumentales, que invaden gran parte de la composición sobre un fondo geométrico de fuertes colores planos. La figura femenina destaca en primer término y oculta una gran parte del cuerpo del hombre, situado detrás de ella en un discreto segundo plano. Mientras el hombre tiene la piel oscura, la mujer-maniquí, convertida en una verdadera diosa contemporánea de formas femeninas exageradas y redondeadas, que incrementan su carga erótica, posee un rostro blanquecino, empequeñecido con respecto al volumen de su cuerpo con los ojos agrandados y los labios exageradamente voluminosos, que le dan el aspecto de una máscara. Como en otras ocasiones, el artista se vale de esta moderna amazona para satirizar las costumbres sexuales o para criticar de forma mordaz la deshumanización y la soledad de la vida moderna.

El título del cuadro está sacado del estribillo de una canción de la ópera satírica de Bertolt Brecht y Kurt Weill Auge y caída de la ciudad de Mahagonny, de 1930, versionada por The Doors en su primer álbum de 1967: «Oh, Luna de Alabama / Ahora tenemos que decir adiós». Ahora bien, a esta parábola de la descomposición moral de la sociedad de Weimar, Lindner añade un significado contemporáneo, pues el estado de Alabama se había convertido en 1963 en el principal foco del movimiento por los derechos civiles tras el intento del gobernador del estado de prohibir la entrada de dos estudiantes negros en la universidad. Como ha señalado Judith Zilczer, Lindner, que apoyaba este movimiento, nos ofrece en esta pintura una metáfora visual de los conflictos raciales a través de la incomprensión que transmiten estos dos peatones de distintas razas que caminan en sentido opuesto para simbolizar la distancia entre ambos y la tragedia que supone esa enemistad.


 40thank_you
    
Thank You. 1971. Óleo sobre lienzo, 194 x 137 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza. Obra de Richard Lindner.

Thank You, una obra pintada por Lindner en Nueva York en 1971, en plena etapa de madurez creadora, representa una robotizada figura femenina, de proporciones monumentales, que invade toda la composición sobre un fondo geométrico de fuertes colores planos. La mujer es el icono fundamental de la pintura de Lindner. El artista se vale de las modernas amazonas protagonistas de sus cuadros, para satirizar las costumbres sexuales o para criticar de forma mordaz la deshumanización de la vida moderna.

Esta enorme mujer-maniquí, una verdadera diosa contemporánea de formas femeninas exageradas y redondeadas, va travestida con un traje de entre amazona y domadora de circo, con esa ambivalencia tan propia del universo pictórico de Lindner. Su pecho al descubierto incrementa su carga erótica y en su rostro, empequeñecido con respecto al volumen de su cuerpo, destacan unos ojos agrandados y unos labios exageradamente voluminosos, que le dan el aspecto de una máscara. Igual que en otras muchas pinturas de su etapa final, Lindner utiliza el mundo del circo para simbolizar ese gran circo del absurdo que es para él el mundo moderno.

Como suele ser habitual en sus obras, la introducción en la composición de algún objeto disonante, aumenta el aspecto enigmático de sus personajes. En esta ocasión, la mujer porta en su mano izquierda una fusta de domadora de animales y en su mano derecha un aro en el que se sujeta un enorme papagayo, quizá en referencia a la palabrería sin sentido. La mujer está pintada en parte de frente y en parte de perfil y desde un punto de vista intencionadamente muy bajo, un truco compositivo que automáticamente empequeñece al espectador. De esta forma, las posibles alusiones a su papel de domadora del hombre, se vuelven más que evidentes.

Richard Lindner fue un pintor de ejecución lenta y producción escasa. Cada obra responde a un laborioso proceso de maduración intelectual y le anteceden largas horas de contemplación de su entorno y numerosos dibujos, en los que va fraguándose la obra definitiva. Por otra parte, no hay que olvidar sus inicios como ilustrador gráfico, pues está claro que aquellas imágenes sencillas, pero de una eficacia comunicativa muy fuerte, le sirvieron de permanente fuente de inspiración. De hecho, tal y como nos descubre Judith Zilczer, Thank You repite el esquema de un dibujo que Lindner había realizado para la revista Mademoiselle en 1942, al poco tiempo de llegar a Nueva York. En la citada ilustración aparece una misteriosa mujer ataviada con un extraño traje-jaula en el que se encuentra encerrado un hombre con sombrero de copa. Tanto el hombre como la mujer sujetan un pájaro en las manos, en la misma actitud que luego se repite en Thank You. En 1967, Lindner recupera por primera vez este tema en un gouache que representa una mujer con un loro, titulado también Thank You, y, en 1971, realiza casi una veintena de dibujos preparatorios, minuciosamente ejecutados, en los que la composición final del óleo va poco a poco consolidándose.

Al laborioso proceso de desarrollo de sus obras, calificado acertadamente por Werner Spies como «collage mental», hay que añadir todo un entramado de influencias de las que Lindner es deudor. En sus obras, inspiradas en el ambiente urbano de Nueva York o en la cultura de masas norteamericana, se hace explícita la huella de la sátira social de Georges Grosz, la simplificación formal de los autómatas de Oskar Schlemmer y de las monumentales figuras mecanizadas de Fernand Léger; sus fondos de formas abstractas y las frases de tipografía nos remiten a la estética cartelista y al mundo de la publicidad; las asociaciones psicológicas entre los objetos y sus personajes le acercan al Surrealismo; la descomposición formal está tomada del Cubismo, y, finalmente, su lenguaje pictórico y su paleta brillante y colorista le vinculan al Pop, del que es considerado precursor.

Ahora bien, detrás de todas estas afinidades y esos múltiples referentes del pasado, se esconde una inquietante y original pintura, llena de significados ocultos que convierten a Richard Lindner en un artista solitario y de difícil catalogación. Su enigmático mundo pictórico, cargado de significados autobiográficos, connotaciones eróticas y referencias literarias, es el resultado de una simbiosis perfecta del ambiente de la gran metrópolis norteamericana y del bagaje cultural de la Europa de comienzos del siglo XX, a la que el artista debe su formación intelectual.



Fuente: museothyssen.org y propias
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario