Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Arquitectos Mundiales. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 2
Ir a la página 1, 2  Siguiente
 
Ai Weiwei (Diseñador)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al artista chino Ai Weiwei, diseñador arquitectónico, escultor, comentarista y activista social. Conocido artísticamente como el trastocador de objetos. Últimamente es de los artistas más cotizados en el mundo. Destacar su obra de 100 millones de pipas de girasol de porcelana hechas y pintadas a mano una a una que recientemente ha causado sensación alfombrando la Tate londinense.


 000_1442657001_801910

Ai Weiwei (Pekín, 28 de agosto de 1957) es un artista chino cuyas obras, grandes instalaciones cercanas al diseño arquitectónico, han desafiado tradicionalmente al poder de su país. Entre sus trabajos más conocidos, destaca la serie de tres fotos realizadas en 1995, en las que se ve cómo deja caer y rompe un jarrón de la dinastía Han (202 antes de Cristo-220 después de Cristo).


 00_1438246580_652545

Sus proyectos han sido expuestos por todo el mundo, y ha participado en la Bienal de Venecia y la Documenta de Kassel. Para muchos, sin embargo, solo saltó a la fama cuando diseñó la intrincada estructura del estadio de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el conocido como Nido de Pájaro del cual dijo más tarde que no era más que "una sonrisa fingida", debido a la utilización propagandística que de él hizo el Gobierno.


 12nido_de_p_jaro_el_estadio_para_los_juegos_ol_mpicos_de_pek_n_de_2008_que_fue_dise_ado_por_el_arquitecto_y_activista_chino_ai_wei_wei_junto_con_los_suizos_herzog_y_de_meuron_1442656426_866172

 12nido_de_p_jaro_el_estadio_para_los_juegos_ol_mpicos_de_pek_n_de_2008_que_fue_dise_ado_por_el_arquitecto_y_activista_chino_ai_wei_wei_junto_con_los_suizos_herzog_y_de_meuron

Nido de pájaro, el estadio para los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 que fue diseñado por el arquitecto y activista chino Ai Wei Wei junto con los suizos Herzog y de Meuron.

Ai Weiwei ha desarrollado su faceta como arquitecto. Su fama en este campo le llevó a colaborar como director artístico con el estudio suizo Herzog & De Meuron, encargado de construir el estadio nacional de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Ai diseñó una estructura intrincada que se convertiría en el llamado "Nido de Pájaro".


 19ai_weiwei_se_representa_comiendo_vigilado_por_dos_polic_as

Ai Weiwei se representa comiendo vigilado por dos policías. imagen tomada de la exhbición de 2013 en la Bienal de Venecia. E artista y disidente chino muestra en su instalación «S.A.C.R.E.D.» los 81 días que estuvo confinado por la Policía en una instalación con realistas figuras de fibra de vidrio.


 0000_1442659392_315621

Artwork by Ai Wei.


Pipas. La instalación, denominada Pipas de girasol, que desde el pasado octubre y hasta mayo de 2011 llenara la Sala de Turbinas de la galería Tate Modern de Londres con 100 millones de pipas de girasol de porcelana, es su última creación. Este fruto seco es muy común en las calles de Pekín, que es, además, un fuerte símbolo de los años de la Revolución Cultural, cuando el líder Mao Zedong era representado en los carteles de propaganda como un sol rodeado de girasoles, que simbolizaban la gente.


 14ai_weiwei_1442656944_559157

Ai Weiwei muestra las piezas de porcelan de su instalación 'Pipas de Girasol' en la Tate Modern de Londres.

Ai es hijo de Ai Qing, uno de los mejores poetas chinos del siglo XX, que fue acusado de intelectual derechista por el régimen de Mao, y fue desterrado a la región occidental de Xinjiang, donde se le prohibió publicar y fue obligado a limpiar letrinas.

Labor activista. Ai Weiwei fue especialmente conocido por sus críticas sobra la mala calidad de construcción de escuelas destruídas durante el terremoto de Sichuan de 2008. En noviembre de 2010 fue arrestado en su domicilio después de anunciar la organización de una cena de camaradería para el 7 de noviembre en Shanghái, con la que pretendía denunciar la demolición de su estudio en esa ciudad, acción ordenada y ejecutada por las autoridades chinas en razón a su ilegalidad. Por su parte, Ai Weiwei negó este extremo, señalando que tenía el beneplácito de las autoridades de Shanghái, y que la actuación del gobierno sólo obedecía a un castigo contra él por su apoyo a la disidencia en el país. Poco después, el gobierno chino ordenó demoler su estudio, en el que había invertido un millón de euros.


 00000

Desaparición. El 3 de abril de 2011 la familia de Ai denunció su desaparición, al tiempo que empezaron a colgar carteles escritos a mano: "Ai Weiwei, varón, 53 años, fue asaltado por dos hombres el domingo en el aeropuerto de Pekín (...) Sigue desaparecido". El 7 de abril el gobierno de la República Popular China afirmo que Ai se encontraba detenido en un lugar indeterminado por presuntos delitos de "crímenes económicos".


El 22 de junio de 2011 fue liberado bajo fianza. Tras su liberación ha empezado a denunciar casos de tortura en las cárceles de China a través de Twitter.

Espero que os guste la recopilación que he conseguido de este controvertido artista chino, y en la medida de lo posible, contribuya en la divulgación de su obra.







Algunas obras



Cabezas del zodíaco


 20c_rculo_de_animales_cabezas_del_zod_aco

 21c_rculo_de_animales_cabezas_del_zod_aco

"Círculo de animales/Cabezas del zodíaco" Obra de Ai Weiwei. Es un conjunto de doce cabezas de animales de bronce que reproducen las esculturas del zodíaco tradicional chino que adornaron en su época un palacio de la China Imperial en Pekín. Sólo las disfrutaban unos pocos, así que Wei Wei decidió democratizarlas y exponerlas para que el mundo las apreciara. Esta muestra se expuso en Somerset House en Londres.


 22panorama_antropolog_a_ai_weiwei

Museo Nacional de Antropología de la ciudad de México, 2014

Estas 12 esculturas en bronce fueron realizadas por el artista Ai Weiwei (Pekín, 1957) a partir del zodiaco chino. La obra se inspira en la fuente-reloj del palacio de verano de Yuanming Yuan o “Jardines del resplandor perfecto”, un inmenso complejo de estilo versallesco construido en el siglo XVIII por la corte china y cuyos jardines y edificios fueron arrasados durante la Segunda Guerra del Opio en 1860.


 46_zodiac_ai_weiwei_gap_jeh
 
El conjunto escultórico permite apreciar algo de la China imperial, en particular su idea del espacio y del poder. Pero más allá de su significado artístico o cultural, estas esculturas invitan al espectador a entablar un diálogo entre culturas.
 
El arte permite apreciar en el mundo contemporáneo una cultura milenaria reconocida por sus enormes aportaciones a la humanidad, a la vez que revalora la atención sobre un legado estético cuyo hechizo lo vuelve borroso.


 23ai_weiwei_zodiac_heads_circle_of_animals_central_park_new_york
 
Círculo de animales/Cabezas del zodiaco se ha expuesto desde 2010, año de su creación, en distintos países de Europa, América y Asia. Por primera vez en México, el público tiene la oportunidad de conocer la obra de uno de los artistas contemporáneos más reconocidos a nivel internacional.




Otras obras


 00000_1442663735_923655

Sin libertad. Con la instalación de Ai Weiwei en la iglesia de San Antonino se escenifica el arresto por parte del Gobierno chino del artista y su posterior cautiverio de 81 días.


 50expo_sacred_venice_ai_weiwei_1

 51expo_sacred_venice_ai_weiwei_2

 52expo_sacred_venice_ai_weiwei_3

Ai Weiwei se representa comiendo vigilado por dos policías. imagen tomada de la exhbición de 2013 en la Bienal de Venecia. E artista y disidente chino muestra en su instalación «S.A.C.R.E.D.» los 81 días que estuvo confinado por la Policía en una instalación con realistas figuras de fibra de vidrio.


 24condom_raincoat

El impermeable, con un agujero cerca de la cintura cubierto por un condón, pretende describir la crisis de SIDA que Ai observó en Nueva York. Obra de Ai Weiwei


 25ai_weiwei_documenta_xii

Dormitorio Fairytale en Documenta 12, Kassel 2007. Obra de Ai Weiwei


 26_berlin_kunstwerk_chinaman_im_iphone_fischauge

Kunstwerk von Ai Weiwei, aufgenommen mit dem Olloclip Fischauge


 27ai_weiwei_bang_biennale_venetie_2013_1

BANG, by Ai Weiwei, Venice Biennale, 20


 31ai_weiwei_chairs

An insatllation of Chairs by chinese artist Ai Weiwei.


 28ai_weiwei_documenta_12

Ai Weiwei "Template" Installation, swept down by a thunderstorm


 29ai_weiwei_sculpture_metropolitan_museum_of_art_nyc

Ai Weiwei sculpture, Metropolitan Museum of Art NYC


 30ai_weiwei_rebro_open_art_2015

Think different (How to hang workers´ uniforms), above Köpmangatan in Örebro, at Örebro Open Art June-September, 2015.


 32ai_weiweis_ice_sculptures_in_stockholm_2014

Ai Weiwei ice sculptures at Norrmalmstorg before the Stockholm International Film Festival 2014.


 33artzuid_2013_ai_weiwei_forever_2003_9008776120

Ai Weiwei - ArtZuid 2013. Amsterdam.


 34_bed_by_ai_weiwei

Sculpture "Bed" by chinese artist Ai Weiwei. It is made from Tieli wood stemming from temples of the Qing dynasty (1644-1911) which were dismounted. Picture taken in exhibition "So Sorry" in Haus der Kunst, Munich, Germany.


 35bowl_of_pearls_by_ai_weiwei

Piece of art "Bowl of Pearls" by chinese artist Ai Weiwei. 2006. Porcelain bowls from Jingdezhen and freshwater pearls. Each 43x100cm. Taken at exhibition "So sorry" in Haus der Kunst, Munich, Germany.


 36bridge_ai_wei_wei_front_view

 37bridge_ai_weiwei

A bridge desingned by the Chinese artist Ai WeiWei in the Middelheimpark, Antwerp, Belgium.


 39cube_light_by_ai_weiwei_2008

"Cube Light" by chinese artist Ai Weiwei, 2008 Exhibition "So Sorry", Haus der Kunst, Munich, Germany


 40dust_to_dust_by_ai_weiwei

Dust to Dust by chinese artist Ai Weiwei, 2009. Ground neolithic earthenware, limited edition with 40 pieces


 41graffiti_referring_to_ai_weiwei_in_hong_kong

Graffiti with the words "DEATH / AI WEI WEI" on a wall in Hong Kong.


 42_hk_central_hollywood_road_shing_wong_street_sign_april_2011

HK Central 荷李活道 Hollywood Road 城皇街 Shing Wong Street sign April-2011


 43_hk_sheung_wan_ai_weiwei_china_map_baby_milk_formula_powder_installation_art_may_2013_visitors

Installation art of Mr Ai Weiwei - Baby Formula, 2013


 44museum_f_r_asiatische_kunst_berlin_017

Ai Weiwei - Museum of Asian Artt Berlin


 45nuit_blanche

Forever bicycles by Ai Weiwei, Toronto


 47rooted_upon_by_ai_weiwei

Installation "Rooted Upon" by chinese artist Ai Weiwei. Taken in exhibition "So sorry" in Haus der Kunst, Munich, Germany. On the walls photographs forming another piece of art.


 48sleepless_night_10120319175

Forever bicycles by Ai Weiwei, Toronto


 49f_grass_by_ai_weiwei

Ai Weiwei's work "F Grass" in Vancouver.


 38bye_bye_ai_weiwei_venice

'Bye Bye Ai Weiwei' in front of Le Zitelle (officially Santa Maria della Presentazione), Giudecca, Venice

Más info de Ai Weiwei en la Wikipedia



Ai Weiwei y sus 100 millones de semillas de girasol de porcelana hechas y pintadas a mano una a una


 17tate_modern

Los contrastes de la China actual, pero también los dilemas de nuestro mundo, están encapsulados en esa extensión de pipas de girasol iguales y distintas con las que Ai Weiwei ha alfombrado la Tate londinense.


 18nido_de_p_jaro_beijing_national_stadium

Ai Weiwei, conocido entre otras cosas por ser el autor del Nido de Pájaro -junto a los arquitectos suizos Herzog y de Meuron-, el vanguardista estadio de los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, no podrá acudir al banquete, en el que jugaba con la simbología oficial. Tenía previsto servir 10.000 cangrejos: 10.000 es un número muy utilizado en los eslóganes maoístas y la palabra china para cangrejo de río se parece a "armonía", uno de los conceptos clave de la propaganda del Partido Comunista Chino.


 13ai_weiwei01

Ai Weiwei ha alfombrado la Tate londinense con 100 millones de pipas de girasol. Realizadas en porcelana y pintadas una a una por un ejército de 1.600 artesanos, las delicadas semillas cerámicas cubren el suelo de la gigantesca Sala de Turbinas con una gruesa capa que cruje bajo la pisada, formando un paisaje interior que es a la vez un manifiesto poético y una declaración política. El artista, arquitecto y activista chino, que diseñó con los suizos Herzog y de Meuron el estadio Nido de pájaro para los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, ha alcanzado con sus Sunflower Seeds una rara amalgama entre la excelencia estética y el compromiso ciudadano. Los contrastes de la China contemporánea, pero también los dilemas de nuestro mundo, están encapsulados en esa extensión interminable de semillas iguales y distintas.
La singularidad de estos objetos diminutos, que pese a su número inimaginable rehúyen la reproducción mecánica, remite desde luego al conflicto entre individuo y masa que, si en China se manifiesta de forma dramática, tampoco es ajeno a nuestras sociedades industriales y urbanas. Al cabo, la irritación de los dirigentes chinos con la concesión del Nobel a Liu Xiaobo traduce el desconcierto ante la celebración de una minúscula pipa de girasol que pone los derechos humanos individuales por encima del bienestar material de millones de personas, en el marco unánime del consumismo-leninismo que articula y legitima el régimen: un capitalismo de Estado que florece también en otras latitudes, de Rusia al Golfo, y al que la crisis financiera de 2008 ha otorgado una inesperada popularidad.

Vivimos aún bajo la sombra del colapso de Lehman un 15 de septiembre, y quizá sea cierto, como aventuran algunos analistas anglosajones, que esa fecha cambió el mundo más aún que el ominoso 11 de septiembre, porque si es difícil pensar en la emergencia de un califato islámico global como telón de fondo geopolítico del 11-S, no hay que forzar la imaginación para reconocer el 15-S como un punto de inflexión que señala el tránsito desde la hegemonía estadounidense hacia un planeta multipolar donde Asia se perfila como el continente del siglo XXI, y China es ya la segunda potencia económica. El Estado con más reservas de divisas y más volumen de exportaciones es también el más ambicioso comprador de empresas energéticas y de materias primas en África y América Latina, antiguos patios traseros de europeos y norteamericanos, y este auge económico alimenta la autoestima de un País del centro que nunca se ha sentido culturalmente inferior a Occidente.

Poco después del sorpasso de Japón por China en agosto de 2010 -cuando se hicieron públicos los datos del segundo trimestre del año-, y con ocasión de sendas conferencias en las universidades de Tongji y Tsinghua, dos instituciones en Shanghái y Pekín donde se forman las élites del país, he podido oír a jóvenes de ambas ciudades expresarse en casi idénticos términos: "Somos los estudiantes de la segunda potencia, y dentro de 15 años seremos los dirigentes de la primera". Ante tal aplomo, no es posible evitar el contraste con nuestros propios jóvenes, empujados por la crisis a elegir entre el estancamiento interior y una emigración que drena a España de los mejores y despilfarra los recursos empleados en su formación. No parece que estemos en situación de dar muchas lecciones macroeconómicas a China, y tampoco, me temo, de argumentar la superioridad de nuestras élites políticas democráticas respecto a las que dirigen ese país.


 16ai_weiwei_tate3

La instalación de Ai Weiwei evoca, con su abrumadora multiplicación de elementos, la colosal potencia demográfica de China, y a la vez evita la exaltación nacionalista al elegir como símbolo las humildes pipas de girasol, que se compartían como un gesto de solidaridad humana y de amistad "en un tiempo de extrema pobreza, represión e incertidumbre". El artista, hijo del poeta Ai Qing, pasó su infancia y primera juventud en el remoto campo de trabajo al que su padre fue deportado durante la Revolución Cultural, y él mismo emigró a los Estados Unidos en cuanto tuvo ocasión, regresando a China en 1993 tras más de una década en Nueva York. Esa experiencia biográfica está presente en una obra a la vez radicalmente china y profundamente crítica, que combina un material tan precioso y característico del país como la porcelana con la cita cáustica de los omnipresentes retratos de Mao rodeado de girasoles vueltos todos hacia su luz deslumbrante.


 53_sunflower_seeds_weiwei_tate_2011

Si la repetición de objetos cotidianos puede entenderse en clave pop, aquí el número de ellos es tan extraordinario que aproxima la obra a la estética romántica de lo sublime, por más que el mero esfuerzo logístico de la ejecución demande la habilidad pragmática del arquitecto de grandes construcciones, como el nuevo aeropuerto proyectado por Norman Foster en Pekín, la mayor obra del planeta, que Ai Weiwei documentó minuciosamente fotografiándolo cada semana durante tres años. Las semillas de porcelana reunidas en la Tate, como cualquier objeto de ese material exquisito, requieren un proceso que consta de 30 operaciones diferentes, desde la extracción del caolín hasta el último horneado -solo la pintura exige entre tres y cinco pinceladas por cada cara, dependiendo de la destreza del artesano-, y puede suponerse el desafío, amén de la inyección económica, que el proyecto supuso para Jingdezhen, una antigua ciudad que vive aún de este arte o industria languideciente.


 54sunflower_seeds_weiwei_tate_2011

Cien millones, desde luego, es una cifra difícil de imaginar, y, sin embargo, Ai Weiwei subraya que es solo una cuarta parte de los usuarios chinos de Internet, a los que el artista se dirige con un blog cultural y político de amplio seguimiento -por ahora solo en chino mandarín, aunque los visitantes de la Tate pueden grabar para él vídeos en inglés- que le ha procurado diferentes problemas con el Gobierno, desde la censura experimentada por sus denuncias de las construcciones escolares deficientes que causaron la muerte de miles de niños en el terremoto de Sichuan hasta las agresiones físicas y la videovigilancia de su casa y estudio en Pekín (esta misma semana, la policía ha demolido el que tenía en Shanghái). Pero la Red y los nuevos medios son el territorio donde se desarrolla hoy el diálogo artístico y político, y si Hu Jintao o Wen Jiabao invitan a la población a escribirles e-mails y celebran chats en la Red, Ai Weiwei instala en el pabellón danés de la Expo de Shanghái una cámara idéntica a la que vigila su casa para transmitir a Copenhague imágenes de la Sirenita provisionalmente ausente y de sus visitantes, que de vez en cuando aprovechan ese canal abierto con Occidente para hacer llegar mensajes disidentes.


 14ai_weiwei

Una de los cien millones de semillas de girasol pintadas a mano que forman la instalación de Ai Weiwei en la Tate Modern de Londres

Artesanal y masiva, la instalación de la Tate juega también con el equívoco de lo falso, que por tantos motivos asociamos con el oceánico comercio chino de réplicas y copias, aunque aquí invertido, porque lo que semeja una ínfima pipa de girasol es de hecho un exacto objeto de refinada porcelana. La realidad del país es precisamente la opuesta, inundado como está de reproducciones ilegales y baratas de productos occidentales, en un mercado próspero y dinámico que se sitúa al margen de la propiedad intelectual, y que no excluye revistas de arquitectura como las que yo mismo edito, traducidas al chino y vendidas en puestos callejeros de los campus universitarios por un precio muy inferior al que tienen en España. En eso también nos ganan, y a esa realidad fascinante y contradictoria remiten igualmente los 100 millones de falsas semillas de girasol de Ai Weiwei en Londres, donde las autoridades sanitarias han prohibido que se sigan pisando para no exponer a los visitantes al polvo que se desprende. El Gran Hermano cuida de nosotros, véanla en la Red.

(Publicado el 6 de Noviembre de 2010 por asteroideazul283.blogspot.com)



Los inicios de Ai Weiwei en Nueva York


 06_1442650345_295119

Autorretrato en Brooklyn. Este autorretrato del artista chino Ai Weiwei en Brooklyn, Nueva York (1983) es una de las imágenes que el centro de arte Three Shadows Photography y Chambers Fine Art ha cedido al museo The Asia Society de Nueva York. La muestra recorre en fotografías el período entre los ochenta y noventa que el disidente chino pasó en la ciudad estadounidense. Weiwei, liberado el pasado 22 de junio, no pudo asistir a la inauguración porque el Gobierno chino le reclama una fianza de 1,8 millones de dólares.- AP / Three Shadows Photography Art Centre and Chambers Fine Art


 07_1442650370_948669

Protagonistas anónimos. Tan Dun, East 3rd Street Apartment (1986).


 08_1442650410_365026

Callejeando por la ciudad. A las afueras Tompkins Square Park (1986).


 09_1442650422_497700

Anotaciones de un fotógrafo. Hoja de contactos con anotaciones del artista en los márgenes. Ai Weiwei, de 54 años, fue detenido el pasado 3 de abril, en medio de una de las mayores campañas de represión contra la disidencia llevadas a cabo por Pekín desde las manifestaciones de la plaza Tiananmen (1989). Pocos días después, las autoridades dijeron que era sospechoso de delitos económicos. Familiares y amigos del artista aseguraron que fue detenido por sus continuas críticas al Gobierno. (BRENDAN McDermid - REUTERS)


 10_1442650456_269696

Ai Weiwei, callejero. La faceta desconocida de Ai como fotógrafo se desvela en la muestra. El objetivo del artista chino retrató lavanderías, edificios de oficinas abandonados, museos, tiendas, fiestas, inlcuso la campaña presidencial de Bill Clinton de paso por Times Square. (BRENDAN McDermid - REUTERS)


 11_1442650466_108146

227 maneras de ver Nueva York. "Yo me fui a Estados Unidos en 1981 porque estaba totalmente desencantado con la situación en China", explicaba Ai Weiwei. Allí trabajó, entre otros oficios, limpiando casas, y entró en contacto con el mundo cultural neoyorquino -el poeta Allen Ginsberg, el pintor Keith Haring, el fotógrafo Robert Frank-. Estudió algún tiempo en la escuela Parsons de diseño y en la Art Students League, aunque no obtuvo ningún diploma. Durante este periodo, descubrió el dadaísmo, a Jasper Johns y a Andy Warhol, y comenzó a hacer fotos y esculturas, que debía tirar cada vez que se mudaba porque eran demasiado voluminosas. (SETH WENIG - AP)



Otras imágenes


 5ai_weiwei_fotofrafiado_el_12_enero_de_2007

Ai Weiwei fotografiado el 12 enero de 2007.

Las autoridades de Shanghai derriban el estudio del artista y activista Ai Weiwei, 11 de enero de 2010, consultado el mismo día. Las autoridades de Shanghai han puesto hoy en marcha las escavadoras para demoler el estudio del artista y activista pro derechos humanos chino Ai Weiwei. Las protestas de sus simpatizantes y del propio creador, que incluso le causaron un arresto domiciliario, no han servido para evitar el derrumbe del edificio.



Los 81 días de calvario de Ai Weiwei


 02_1442650042_573471

El artista y disidente chino denuncia que estuvo encerrado en una pequeña celda que compartía con dos soldados que le vigilaban las 24 horas del día.

El artista y disidente chino Ai Weiwei vivió 81 días en una celda de 16 metros cuadrados acompañado las 24 horas por dos militares que lo observaban mientras dormía, se duchaba o iba al baño, según ha explicado él mismo esta semana en su cuenta de Twitter y a través de amigos que han hablado con la prensa internacional. Ai fue detenido el 3 de abril en el aeropuerto de Pekín cuando iba a abordar un vuelo con destino a Hong Kong, fue llevado a una prisión secreta y liberado el 22 de junio acusado de evasión fiscal.

El relato del artista chino, de 54 años, indica que permaneció 14 días en una prisión y después fue trasladado a otra donde en una pequeña celda dos soldados, que permanecían a 70 centímetros de él, lo vigilaban todo el tiempo, asegura The New York Times. Ai tenía que pedir permiso para beber e ir al baño, aunque recibió alimentos en todo momento. "Fue la situación más difícil en la que un ser humano puede estar, cercana a la muerte", expresó el artista a una fuente de la BBC.

Durante su cautiverio, Ai fue interrogado por la policía en más de 50 ocasiones y, aunque oficialmente estaba acusado de evadir impuestos, le preguntaron sobre su participación en una conspiración para organizar revueltas inspiradas en los movimientos árabes de este año. Además, los guardias analizaron línea por línea los mensajes que criticaban al Gobierno chino en su cuenta de Twitter. Según fuentes de Reuters, el artista preguntó a la policía si podía tener acceso a un abogado o si su familia había sido informada de su detención, a lo que las autoridades respondieron que conseguir un representante legal podía costarle seis meses.


 03_1442650088_941816

Una simpatizante de Ai Weiwei muestra un afiche del artista disidente chino durante una protesta en Shanghái

Ai ha criticado abiertamente la censura y los controles del Partido Comunista Chino. En 2010 creó en Internet un audio en el que varios voluntarios leían los nombres de 5.000 niños muertos en el seísmo de la provincia de Sichuan en 2008, para protestar por las malas condiciones de construcción en el oriente del país. Recientemente había criticado en Twitter el uso arbitrario del poder por parte del Gobierno y había pedido que se estableciera una democracia en China.

Para obtener su libertad, el artista firmó una confesión en la que reconoce haber evadido impuestos a través de su negocio de arte y acordó pagar el dinero. Fuentes consultadas por Reuters aseguran que Ai fue amenazado con pasar 10 años en la cárcel si continuaba "incitando a la sublevación contra el poder estatal". Su libertad está condicionada a no tener contacto con periodistas extranjeros, abogados de derechos humanos o alguna figura de la política. A pesar de que también se le prohibió continuar con la publicación de mensajes en Twitter, el martes Ai escribió varios en los que pedía la liberación de otros disidentes que fueron detenidos en abril. Ai es también famoso por participar en el diseño del Estadio Nacional de Pekín para los Juegos Olímpicos de 2008.


 04_1442650128_446933

Arresto domiciliario. El artista chino Ai Weiwei, en su casa de Pekín, al tiempo que en Shangái se celebra una protesta contra su arresto.



China libera al disidente Ai Weiwei


 01_1442649963_268853

Ai Weiwei, en su estudio de Pekín después de ser liberado. La policía aduce razones de salud y que "ha confesado sus crímenes"

La policía de Pekín ha liberado bajo fianza al artista y disidente chino Ai Weiwei, detenido el 3 de abril de 2011, debido "a su buena actitud al confesar sus crímenes y a la enfermedad crónica que padece", según informó anoche la agencia oficial Xinhua. Ai padece hipertensión y diabetes. La breve nota hecha pública afirma que la decisión se ha producido porque "Ai ha dicho repetidamente que está dispuesto a pagar los impuestos evadidos".

La policía repitió las acusaciones realizadas anteriormente por la prensa oficial de que "Beijing Fake Cultural Development, una compañía controlada por Ai, evadió una gran cantidad de impuestos y destruyó de forma intencionada documentos de contabilidad". La esposa de Ai, Lu Qing, ha calificado de chiste las acusaciones contra su marido y ha afirmado que la empresa que gestiona los proyectos de Ai está a nombre de ella y es de su propiedad.

El artista aseguró anoche a las puertas de su estudio que se encontraba bien de salud, pero explicó que, debido a las condiciones impuestas para su liberación, no podía decir nada más. La situación legal de varios empleados del artista que también fueron arrestados sigue sin aclararse.

La detención de Ai Weiwei ha provocado las protestas internacionales de artistas, políticos y activistas, que han asegurado que demuestra el deterioro de la situación de los derechos humanos en el país asiático.

Estados Unidos, la Unión Europea y varios líderes occidentales habían pedido su puesta en libertad, y el momento elegido por Pekín para liberarlo no parece casual. El primer ministro chino, Wen Jiabao, visitará entre este viernes y el martes que viene Hungría -que ocupa la presidencia rotatoria de la UE-, Reino Unido y Alemania. Estos dos últimos países están entre los que más han presionado a China en el caso de Ai Weiwei y, con la reaparición del artista, Wen Jiabao rebaja las potenciales críticas de sus interlocutores europeos y desactiva, en buena medida, las posibles informaciones de la prensa de estos países durante el viaje. El artista chino ha expuesto este año en la Sala de Turbinas de la galería Tate Modern de Londres, uno de los templos del arte en Europa.


 00000_1442663333_499571

Ai Weiwei, de 54 años, fue detenido en medio de una de las mayores campañas de represión contra la disidencia llevadas a cabo por Pekín desde las manifestaciones de la plaza de Tiananmen (1989). Pocos días después, las autoridades dijeron que estaba acusado de delitos económicos. Familiares y amigos del artista aseguran que fue detenido por sus continuas críticas al Gobierno. Desde el pasado febrero, centenares de activistas, abogados e intelectuales han sido interrogados, sometidos a vigilancia domiciliaria o encarcelados, acusados de incitar a la subversión del Estado ante el temor de las autoridades a un contagio de las revoluciones ocurridas en el mundo árabe.

Ai es uno de los artistas chinos de mayor renombre internacional. Contribuyó a diseñar el estadio olímpico de Pekín, conocido como el Nido, aunque posteriormente rechazó cualquier relación con el edificio y con los Juegos Olímpicos porque, según dijo, el Gobierno había convertido el estadio en un elemento de propaganda del Partido Comunista Chino.

La noticia de la liberación de Ai Weiwei se extendió como la pólvora en los microblogs chinos, donde las reacciones oscilaban entre la alegría y la incredulidad. "¿Y si la noticia desaparece mañana? Ha ocurrido anteriormente. Quiero ver a la persona en vivo", decía una internauta. "¿Por qué siempre dan estas noticias por la noche?", se preguntaba otro. "Estar fuera no es igual a ser libre. Es salir de una jaula y entrar en otra", señalaba un tercero. Lo que muchos se preguntan ahora es en qué condiciones ha sido puesto en libertad, y si podrá mantener la actitud crítica contra el Gobierno y en defensa de la democracia que ha tenido en los últimos años. (elpais.com)


 00_1442649753_101755

Algunas de las piezas del zodiaco chino de Ai Weiwei expuestas en el CAC Málaga en septiembre de 2015.



Este trabajo recopilatorio está dedicado al artista chino Ai Weiwei, diseñador arquitectónico, escultor, comentarista y activista social. Conocido artísticamente como el trastocador de objetos. Últimamente es de los artistas más cotizados en el mundo. Destacar su obra de 100 millones de pipas de girasol de porcelana hechas y pintadas a mano una a una que recientemente ha causado sensación alfombrando la Tate londinense.



Fuentes y agradecimientos a: AP / Three Shadows Photography Art Centre and Chambers Fine Art, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, elpais.com,  poulwebb.blogspot.com, caxigalinas.blogspot.com, graficismo.com, artsjournal.com, blog.loaz.com, wasapix.com, flavorwire.com, designboom.com, cogitoergoart.com, ai-weiwei-field-2010-porcelain-installation-artbasel-com, aiweiweifilm.org, artshopper.wordpress.com, flickr.com, theclinic.cl y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 19 Septiembre 2015, 12:55; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei, el artista más poderoso



El disidente chino encabeza la nómina de los más influyentes del arte

Un creador lidera la lista de 'Art Review' por primera vez desde 2005

    

 00_1438247291_176798

El artista chino Ai Weiwei, en el pabellón Mies van der Rohe de Barcelona. / CONSUELO BAUTISTA

Son los más poderosos en el mundo del arte contemporáneo. Artistas, galeristas, comisarios, críticos, pensadores y empresas divulgadoras o productoras de obras de arte. La revista Art Review celebra 10 años de esta famosa lista, que se ha convertido en referencia obligada en el sector. En 2011 el que ha alcanzado mayor puntuación es el artista chino Ai Weiwei. Este activista y creador fue encarcelado en abril por las autoridades de su país y sus 81 días de arresto despertaron tanto la solidaridad con su causa política como la mayor difusión de su obra.

Le siguen en segundo lugar de la lista Power 100 los codirectores de la Serpentine Gallery, de Londres, Hans Ulrich Obrist y Julia Peyton-Jones. Obrist fue segundo también el año pasado y en 2009 estuvo a la cabeza de la lista. El tercero de 2011 es el director del MoMA de Nueva York, Glenn D. Lowry; el cuarto, el galerista Larry Gagosian (fue primero el año pasado); en quinto lugar están Anton Vidokle, Julieta Aranda y Brian Kuan Wood, de la agencia de comunicación e-flux. En el sexto lugar está el director de la Tate, sir Nicholas Serota; en el séptimo, la artista norteamericana Cindy Sherman; en octavo y noveno lugar, los galeristas Iwan Wirth (Hauser & Wirth) y David Zwirner, y en el décimo, la comisaria alemana Beatrix Ruf, directora de la Kunsthalle de Zúrich.

La única española en la lista es Helga de Alvear, en el número 74. El año pasado entró con la posición 71. "No le doy demasiada importancia a estas cosas. Ni siquiera sé cómo se llega a entrar en esas listas. De hecho, no te lo dicen hasta el día anterior", comenta Helga de Alvear. Nacida en Alemania, toda su relación con el arte tiene sus raíces en España. "En ese sentido soy 100% española", aclara. Es aquí donde empezó a trabajar con la histórica galerista Juana Mordó, creó su propia galería y también una extraordinaria colección de arte contemporáneo que ahora tiene su sede en la fundación que inauguró en 2010 en Cáceres. "A la fundación le va a venir muy bien el que yo esté en esta lista, le va a dar mayor relevancia internacional. Para la inauguración vinieron el año pasado algunos de los que elaboran la lista de los Power 100, yo no los conocía. Es posible que ver la sede y las obras haya influido en su decisión".

Las cerca de 2.500 obras de arte que Helga de Alvear empezó a coleccionar en los años setenta pueden haber sido determinantes en esta consideración. "Me alegra que se me tome en cuenta como coleccionista porque ha sido muy difícil para mí comprar arte durante años, al ser también galerista. Los otros galeristas miraban con sospecha mis compras pensando que las quería para revenderlas con ventaja. Es algo que nunca he hecho", dice.

La veterana revista Art Review, creada en 1949, ha conseguido en una década establecer un baremo de lo que ha sucedido en el sector en los 12 meses anteriores. Un grupo de representantes internacionales visita y se informa de las actuaciones más importantes en cuanto a la producción de obras de arte y diferentes tipos de contribución a su difusión. La de 2011 incluye también a artistas como Gerhard Richter (11), Mike Kelley (21), Marina Abramovic (23), Peter Fischli & David Weiss (28), Liam Gillick (32), Rosemarie Trockel (41), Takashi Murakami (47) y Anish Kapoor (50).

También ganan relevancia algunas agencias o productoras de obras de arte como Artangel (55), Creative Time (57) o Outset (71). Además de la práctica está también la teoría y sorprende ver en esta lista al filósofo Slavoj Zizek (65), además de los más previsibles historiadores y críticos de arte como Rose Lee Goldberg (18), Boris Groys (53) o Kaja Silverman (95). Entre los coleccionistas mejor situados están Eli Broad (17), François Pinault (19) y Patricia Phelps de Cisneros (25).

¿Por qué no hay más españoles en la cúpula del poder del arte internacional? "Esa es una gran pregunta", dice Helga de Alvear. "Por eso se ha convocado un congreso, que dirige Rafael Doctor, para debatir estos asuntos. Es posible que todo haya empezado en los años ochenta cuando los coleccionistas aquí se arrancaron a comprar arte internacional y no apostaron mucho por los artistas españoles. Con Juana Mordó apoyamos a artistas españoles y aunque tengo obras de alemanes y otros países, hay también una presencia de los españoles".



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 10:08; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo. Este artista sin duda tiene un estilo muy peculiar.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei, un iconoclasta con conciencia


China ordena pagar 1,7 millones de euros a Ai Weiwei por evasión de impuestos

Taiwán organiza una gran exposición del controvertido artista y disidente




 00_1438247390_783283

Ai Weiwei en el tribunal de Wenyuhe en Pekín.

El artista y disidente chino Ai Weiwei ha recibido hoy una notificación de las autoridades, en la que le ordenan que pague 15 millones de yuanes (1,7 millones de euros), en concepto de impuestos evadidos, multas y retrasos, por parte de la compañía para la que trabaja como diseñador. Ai asegura que ha rechazado aceptar la orden oficial y que no responderá a la demanda hasta que sean devueltos los libros de contabilidad de la empresa y pueda hablar con el contable y el gestor de esta. Dice que solamente pagará si realmente se trata de un problema de impuestos. Sus simpatizantes afirman que la medida es un castigo por su disidencia política y sus aceradas críticas al Gobierno.

Ai, de 54 años, conocido, entre otros, por su diseño del estadio olímpico de Pekín –el ‘Nido de Pájaro’-, fue detenido el pasado 3 de abril en el aeropuerto de Pekín, y permaneció en manos de las autoridades sin cargos durante más de dos meses. Fue soltado el 22 de junio, bajo fianza. Entre las condiciones impuestas para su liberación, está que no conceda entrevistas a la prensa extranjera y que no salga de Pekín durante un año.

Su desaparición provocó las protestas internacionales de artistas, gobiernos occidentales y activistas. Se produjo en medio de una de las mayores campañas de represión contra la disidencia llevadas a cabo desde las manifestaciones de la plaza Tiananmen (1989), ante el miedo del Gobierno al contagio de las revoluciones ocurridas en el norte de África y Oriente Medio.

Ai Weiwei ha asegurado a la agencia Reuters que la notificación le califica de “verdadero controlador” de Beijing Fake Cultural Development, la compañía con la cual ha producido sus obras de arte y diseños. La empresa es propiedad de su esposa, Lu Qing, quien es la representante legal. “Han creado este nuevo título. Yo soy un diseñador de la compañía. No soy el director, ni siquiera el gestor. Evidentemente, el objetivo es ir contra mí”, ha afirmado. “Si es un problema de impuestos, pagaré. Si no, no lo haré”, ha dicho. “Todo este asunto es ridículo”.

Ai, uno de los artistas chinos de mayor renombre internacional, insiste que hasta la fecha no ha recibido ninguna evidencia de la supuesta evasión de impuestos, y que cuando ha planteado esta queja a las autoridades le han respondido: “Si el país dice que has evadido impuestos, entonces debes de haberlos evadido. ¿Por qué no pierdes la esperanza? Este país nunca cambiará sus métodos”.

La Oficina de Impuestos de Pekín le ha informado de que debe pagar 5,3 millones de yuanes en concepto de impuestos no abonados, 6,8 millones de yuanes en multas y alrededor de tres millones por retrasos. Ai afirma que le han dado 15 días para pagar, y que, si no lo hace, el caso será transferido al departamento de Seguridad Pública. Dice, también, que las autoridades han amenazado al gestor y al contable de la empresa para que no se reúnan con él. Los jueces realizaron una audiencia a puerta cerrada en julio, a la cual no autorizaron a asistir al artista, aunque sí pudo hacerlo su esposa.

La orden del pago coincide con la inauguración el viernes pasado de una gran exposición de Ai Weiwei en Taiwán, a la cual no ha podido asistir. La muestra recoge diversas obras, como una foto tomada en la década de los 90 en la plaza Tiananmen, en Pekín, con el puño cerrado y el dedo corazón extendido, frente al retrato de Mao Zedong. Un gesto que repetiría posteriormente ante otros centros de poder del mundo, como la Casa Blanca, en Washington. La exhibición, en el museo de Bellas Artes de Taipei, incluye otros trabajos controvertidos, como una fotografía de Wei Jingsheng, uno de los disidentes chinos más conocidos, que pasó 15 años en la cárcel antes de exiliarse a Estados Unidos.

La exposición, titulada Ai Weiwei ausente, hace un recorrido por 21 obras desde 1983 hasta la actualidad, entre ellas, instalaciones, esculturas y vídeos. La pieza central es una gran instalación llamada ‘Forever Bicycles’ (bicicletas para siempre). Realizada con 1.200 bicicletas, engarzadas unas sobre otras, simboliza el proceso de cambio chino. El nombre hace referencia a una famosa marca china del popular vehículo de transporte.


El artista chino es una de las figuras más radicales e interesantes del panorama mundial       


 000_1438247444_872486
 
Ai Weiwei, en diciembre de 2010 en Pekín.

Antes de que el activismo político convirtiera a Ai Weiwei en una de las caras más conocidas de la disidencia china, este artista de 53 años, detenido el domingo en Pekín por las autoridades chinas cuando se disponía a volar a Hong Kong, ya era una figura en el entorno global del arte contemporáneo. Y no, como sucede en otros casos, porque es chino y la pujanza económica del país ha llevado a sus artistas a las primeras listas de las ventas de arte, sino porque hacia tiempo que no se veía un trabajo conceptualmente tan potente y radical como el que lleva años experimentando, en sus múltiples facetas, Ai Weiwei. En un entorno, a veces, académicamente cínico y económicamente amoral como es el del arte contemporáneo, artistas como Ai Weiwei consiguen que casi se pueda volver a creer que el arte, y la cultura en general, pueden ser un revulsivo de cambio, algo que teme el poder.

Ahora es conocido por el diseño del estadio olímpico de Pekín, conocido como "el nido", que realizó en colaboración con los arquitectos Herzog y De Meuron y que le dio fama por negarse a ir después a la inauguración por considerarlo "la propaganda de siempre", o por la instalación de pipas de porcelana (laboriosamente trabajadas por obreros chinos) con las que llenó hace poco el suelo de la sala de Turbinas de la Tate Modern de Londres, pero sus obras no siempre han sido tan espectaculares y ambiciosas. En 1995, a poco de regresar a su país tras pasar diez años en Estados Unidos, realizó una de sus acciones más emblemáticas que ha quedado plasmada en tres fotografías en blanco y negro. En ellas se ve al artista dejar caer al suelo un jarrón de la dinastía Han en un claro acto de iconoclastia que el artista explicaba como una manera de "liberación espiritual", una forma de desembarazarse del lastre de la identidad y la tradición. Dan escalofríos.

Más irónica, tal vez en relación en la manera en la que en su país, y en otros, se utiliza el patrimonio como gancho turístico tras décadas de destrucción sistemática, fue la intervención en una serie de vasijas neolíticas sobre las que pintó el emblema de la Coca Cola. Esculturas realizadas con bicicletas, sillas o viejas puertas de la dinastia Ming, mesas que se pliegan en el suelo, enormes instalaciones con burbujas de porcelana o una instalación consistente en sustituir el agua de los estanques del pabellón Mies van der Rohe de Barcelona por leche y café. Cada obra de Ai tiene un porqué en el diálogo intenso y crítico que lleva años realizando tanto con la tradición artística china y occidental como con el entorno social y cultural en el que ésta surge y se exhibe.

Espíritu rebelde. Hijo de uno de los grandes poetas chinos del siglo XX, Ai Qing, que fue depurado durante la revolución cultural y enviado a limpiar letrinas en la región musulmana de Xinjiang, Ai Weiwei parece llevar en la sangre el espíritu rebelde y la conciencia social. Por eso, cuando pudo regresar con su familia a su Pekín natal, comenzó a estudiar cinematografía y al poco, en 1979, fue uno de los fundadores del grupo Stars (Xingxing), un colectivo de artistas que en un entorno cultural formalmente académico y dirigista promovía un arte individualista y de raiz vanguardista. El ambiente, pero, era asfixiante y en 1981, dos años antes de que las autoridades disolvieran el grupo, emigró a Estados Unidos. En Nueva York trabajó en lo que pudo y realizó estudios informales, pero sobre todo descubrió el arte contemporáneo, desde la obra de Marcel Duchamp, que está siempre en la trastienda de su trabajo, al trabajo de los artistas pop, minimalistas o conceptuales. Ahí aprendió, ha explicado, que la habilidad no es suficiente para que una obra sea realmente significativa. Falta una idea.

Cuando regresó diez años más tarde a China llevaba encima todo un bagaje que compartió con otros artistas convirtiéndose en cierta manera en el patriarca del arte chino contemporáneo. Su prestigio dentro, como es de suponer contestado en otros círculos, ha corrido paralelo a la repercusión que su trabajo ha ido teniendo en el exterior, en donde han podido verse obras suyas en citas tan emblemáticas como la Bienal de Venecia de 1999 (la del desembarco chino en Europa) o la última Documenta de Kassel, en donde su intervención consistió en invitar a 1001 compatriotas a que, por rigurosos turnos pequeños, pasarán algunos días en la ciudad alemana. En España se ha podido ver obra suya en diversas colectivas, en una individual en Madrid en la galería de Yvory Press, proyecto de Elena Ochoa, y con la instalación antes citada en Barcelona.

Ai, que también es crítico, comisario y diseñador, ha sido uno de los artistas más influyentes y poderosos en el cada vez más interesante entorno del arte contemporáneo chino, pero cuando ha querido utilizar este prestigio y visibilidad para denunciar la falta de libertades del régimen ha empezado a tener problemas. Demolición de su estudio, arrestos domiciliarios, problemas con la policía. Cuentan que en su país algunos colegas le acusan de utilizar su enfrentamiento con las autoridades como una operación de marketing para subir la cotización de su obra, pero parece una mirada un poco mezquina teniendo en cuenta su labor incansable de denuncia y si se tiene en cuenta, además, aunque bien situado no está entre los más vendidos ni su obra es lo suficientemente complaciente para satisfacer al coleccionismo de nuevos ricos que está proliferando en el país.

Cuando estuvo en Barcelona, en octubre de 2009, para presentar su instalación en la Fundación Mies van der Rohe, aún tenía el rastro de la operación en la cabeza que tuvieron que hacerle de urgencia en Suiza a raíz de los golpes que la policia china le había propinado semanas atrás. Desde su blog, seguido por miles de compatriotas, denuncia los abusos de poder, amplifica el trabajo de otros activistas e intenta combatir lo que, a su juicio, es la "amoralidad" del gobierno. Se mostró muy desconfiado respecto a una posible respuesta occidental y apuntó la posibilidad de que el gobierno chino se "inventara" razones económicas para encerrarlo en prisión, como tal vez podría haber pasado. Quedan pocos artistas actuales capaces de combinar con esta dignidad y firmeza la autoexigencia artística y el afán de compromiso social.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 10:10; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei: 'No me dejan pagar mi multa'


Se le acusa de evadir impuestos, pero cree que es otro intento de intimidarlo



 000_1438247601_108950

Ai Weiwei regresa a su casa tras hablar con sus abogados. | Reuters

En vísperas de que venza el plazo, el artista y disidente chino Ai Weiwei ha intentado pagar la mitad de su multa por supuesta evasión fiscal de más de 15 millones de yuanes (1,7 millones de euros), pero la oficina de Hacienda de Pekín no aceptó el dinero, según confirmó el creador a DPA.

"No hubo manera", dijo en una conversación telefónica Ai Weiwei, que este año pasó 81 días retenido por el Estado (sin senntencia ni orden judicial). "Hacienda no ha aceptado mi pago. Nunca me había ocurrido algo así", agregó el artista, quien hace semanas se declaró en insumisión fiscal.

Aunque las normas que regulan la multa prevén el pago de una garantía cuando alguien quiere proceder contra el aviso, al parecer no existe un procedimiento para ello, señala Ai Weiwei. Hacienda sólo acepta pagos a una cuenta, y no son susceptibles de devolución.

Este martes, el artista tiene previsto regresar a Hacienda para exponer su caso al responsable de mayor rango. Según contó, el dinero procede de donaciones de sus simpatizantes, pero tiene la intención de devolverlo todo. En China, nadie puede recibir donaciones sin autorización oficial. La semana pasada, varios ciudadanos lanzaron a su jardín 570.000 euros.

Hacienda exigió al artista, de 53 años, más de 15 millones de yuanes correspondientes a supuestos impuestos no pagados y multas. Ai Weiwei recibió plazo hasta mediados de mes pagar sus deudas. El artista, que ya cumplió varias semanas en prisión, considera que se trata de otro intento de intimidarlo.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 10:13; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
El artista provoca a la censura china con un vídeo en la Red


El artista entona una canción ante un iPad que se ha convertido en un himno para los disidentes chinos

Ver vídeo: http://internacional.elpais.com/int...336_838369.html
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei, ahora investigado en China por pornografía



 00_1438247673_359254

La investigado en China por pornografía se trata de una imagen antigua de Ai Weiwei

En la misma semana en la que ha conseguido pagar una fianza que le permite recurrir la multa por supuesta evasión de impuestos, el artista y disidente chino Ai Weiwei denuncia una "pornografía" por unas fotos antiguas en las que posó desnudo.

"Ayer [por este jueves] se llevaron a mi asistente a una comisaría de policía", dijo Ai Weiwei en declaraciones telefónicas a la agencia Afp. "Le preguntaron por qué había hecho esas fotos y le dijeron claramente que yo soy objeto de una investigación por pornografía", contó el artista más internacional de China.

Este año Ai Weiwei estuvo retenido varias semanas en prisión y tras ser liberado permaneció un tiempo en silencio, una pausa que parece haber dado por terminada al hablar de nuevo con la prensa y volver a la carga contra el Gobierno chino. Esta semana se ha movido por internet un vídeo en el que canta y baila al ritmo de una canción infantil en la que desliza insultos al Ejecutivo del gigante asiático.

Esta misma semana el artista señaló que la penalización de Hacienda era un intento más para intimidarlo. La anterior, sus simpatizantes arrojaron 570.000 euros en su jardín para contribuir al pago que le permite ahora recurrir la multa, una cuantía que, ha afirmado, tiene intención de devolver pero que también le podría traer problemas, puesto que en China nadie puede recibir donaciones sin autorización oficial.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 10:14; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
En pelotas por Ai Weiwei


Cientos de simpatizantes del artista se desnudan en las redes sociales



 000_1438251884_423133

Para infortunio de las autoridades chinas, la causa contra Ai Weiwei ha logrado popularizar al artista entre los suyos y reunirlos en su crítica al autoritarismo de Pekín. Basta que el fisco chino le exija 15 millones de yuanes (1,74 millones de euros) por faltar a sus supuestas obligaciones ficales para que una ristra de ciudadanos solidarios se dejen caer por su estudio para depositar donativos.

Y ahora que Pekín quiere echar el guante a uno de los asistentes del artista por "difundir pornografía en internet", la china irreverente se despelota para inundar la web con espasmos de rebeldía.

Tras pasar cerca de tres meses en custodia policial sin cargos, coincidiendo con una campaña contra los críticos del gobierno chino, Ai sigue sin cerrar la boca. A pesar del caso que las autoridades han abierto contra la empresa que figura a nombre de su mujer, el artista se ha consagrado como el crítico número uno del Partido Comunista.

El viernes, anunció que la policía había comenzado a interrogar a Zhao Zhao, un empleado que le ayuda en su obra de foto y vídeo. La investigación se centra en una imagen del artista titulada 'Un tigre, ocho tetas', que tomó Zhao y que muestra al rollizo Ai dándolo todo a la cámara acompañado de cuatro mujeres en igual grado de desnudez. La policía dijo a Zhao que la imagen era "obscena" a todas luces.

"Puesto que sus esfuerzos contra Ai no han tenido efecto por el momento, como el caso de los impuestos, están tratando de hacerlo desde otros ángulos", explicaba Zhao, que admite que los interrogatorios, de momento, sólo se han dirigido a su persona, y no a la del artista . "No le van a dejar en paz tan fácilmente", insiste.

Ai, por su parte, dejó clara su postura en su estilo más puro: "Si confunden desnudez con pornografía, es que se piensan que China sigue en tiempos de la dinastía Qing". Su comentario se ha convertido en estandarte de sus seguidores, que al grito de "nudismo no es pornografía" le han plantado al 'papá-gobierno' una web con las fotos de casi un centenar de ellos y ellas desarropados, muchos de ellos al 100%.

Inmortalizados, en pelota picada o con mínimas dosis de recato, aparecen allí personajes de la vida cultural china tan conocidos como el bloguero Zuola (a lo David de Miguel Ángel) o la abogada de Shanghái Li Tiantian, que también sufrió el acoso policial y que se tapa sus genitales con una llama de peluche, una de las muchas expresiones de sátira hacia el Gobierno que se han popularizado en China.

Nudismo en masa
La solidaridad de los internautas se ha convertido en una forma de hablar cuando otras formas de descontento público quedan descartadas. Otra campaña en curso ha visto la colaboración de cientos de ciudadanos chinos que han colgado fotografías con gafas de sol en apoyo al abogado ciego Chen Guangcheng, confinado a arresto domiciliario en el nordeste del país a pesar de que salió de la cárcel hace ya un año.

"Esto es algo que ha indignado muchísimo a la gente", escribía en su microblog el comentarista Wen Yunchao, que ha marchado a Hong Kong por los temores a la persecución en la China continental. "La interpretación de los cuerpos de la gente es una libertad individual y una forma de libertad creativa", argumenta tras desnudarse, también él, para la causa. "No hay ningún elemento pornográfico".

Ai, que el pasado martes abonó una garantía de 8,45 millones de yuanes (980.000 euros) en favor de la Hacienda china para poder apelar a una sentencia por evasión de impuestos que le reclama casi el doble de esta cantidad, afirma que sus desnudos no albergan lectura política. "Lo hicimos porque era una forma de sacarnos el miedo y el sentimiento de aislamiento", ha dicho Ai a la agencia Reuters, refiriéndose al temor y la soledad como "características definitorias de ciertas sociedades".


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 11:24; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
El cine de Ai Weiwei: entre Andy Warhol y Michael Moore



 000_1438251968_880407

No es muy conocido el dato de que Ai Weiwei estudió en la escuela de cine de Pekín, donde fue compañero de Chen Kaige y Zhang Yimou, los más célebres cineastas chinos de la Quinta Generación. Mientras que sus facetas escultórica, arquitectónica o fotográfica han merecido exposiciones respectivas -ahora mismo hay una muy importante en el Jeu de Paume, de París-, sus trabajos con imágenes en movimiento han sido hasta el momento relegados a un segundo plano. Por todo ello ha sido una novedad lo que el reciente IFFR, el festival de cine de Rotterdam, ha ofrecido: una retrospectiva amplia de sus trabajos videográficos más ambiciosos, incluido el estreno mundial de dos de ellos.

Todas sus películas entran en lo documental pero pueden ser divididas en tres grupos: las vinculadas a manifestaciones artísticas (Ordos 100, Fairytale); las investigaciones en torno a un asunto conflictivo, donde Ai Weiwei se ofrece a sí mismo como una especie de Michael Moore chino; y los testimonios neutros de la realidad pequinesa, para los cuales el modelo es Andy Warhol. Moore y Warhol, dos inspiraciones contradictorias que él resuelve al diferenciar de manera clara ambos tipos de documentales. A los influidos por Andy Warhol pertenecen varios en los que la figura de Ai Weiwei no aparece de manera directa. Si Beijing 2003 es la crónica de la ciudad vista por una cámara situada en el parabrisas delantero de un vehículo en marcha a lo largo de siete días, que describe cada rincón del Pekín situado dentro del cuarto anillo, Beijing: The Second Ring (foto superior, a la derecha) y Beijing: The Third Ring son miradas distantes –en una propuesta similar a las de las cámaras de vigilancia- que describen inmutables una autopista de la ciudad. Como en el Empire warholiano, la imagen es fija y continua, centrada en apariencias banales (que puede que no lo sean tanto). Hay que aclarar que estas películas interesadas en la objetividad fueron hechas alrededor de 2004, antes de que el artista adquiriera el estatus de disidente chino conocido en todo el mundo. Una posición que posiblemente ha influido en el hecho de que sus trabajos más recientes tengan una orientación opuesta, centrada en la crítica de la política nacional. Son crónicas de hechos denunciables que acaban teniéndole a él como protagonista, y que alimentan esa imagen de disidente. One recluse (foto inferior) es la larga crónica de un caso que conmovió a la sociedad china, el del juicio a un hombre que asesinó a seis policías. Ai Weiwei impulsa la investigación de los sucesos judiciales y policiacos, con él mismo como provocador. Lo cual en ocasiones tiene como consecuencia auténticos duelos modernos, entre su séquito y la policía, donde las pistolas han sido sustituidas por los montones de cámaras que cada bando exhibe. So sorry, por su parte, arranca de la investigación en torno a las secuelas del terremoto de Sichuan en 2008, para acabar convertida en una crónica de las consecuencias que dicha investigación tuvo para él. Tras ser golpeado por la policía en una habitación de hotel, semanas después tuvo que ser hospitalizado en Munich, durante la inauguración de su exposición en la Haus der Kunst. La inspiración es Michael Moore pero el terreno de juego es un poco más peligroso.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 30 Julio 2015, 11:26; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
La Tate compra las famosas pipas de Ai WeiWei



 000_1438252055_447115

Pipas de porcelana de Ai Weiwei.

La Tate Modern de Londres ha adquirido las pipas de girasol de porcelana creadas por el reconocido artista y disidente chino Ai Weiwei, que ya se expusieron en una gran instalación en esa galería en octubre de 2010.

En un comunicado difundido hoy, el grupo Tate informó de la adquisición, por una cifra no especificada, de ocho de los cien millones de pipas que conforman la obra 'Pipas de girasol 2010', que tapizó el suelo de la Tate Modern de octubre de 2010 a mayo de 2011.

En esa ocasión, las falsas semillas se dispusieron en la sala de Turbinas de la galería, de mil metros cuadrados, con la idea de que el público pudiera pisarlas.

Sin embargo, dos días después de la inauguración de la muestra se tuvo que prohibir el paso a dicha sala por considerar que el polvo que levantaban los materiales de que estaban elaboradas las pipas podían constituir un riesgo para la salud. La instalación pasó entonces a ser contemplada desde un puente instalado dentro de la galería.

La diez toneladas que pesan las pipas adquiridas por la Tate -de las 150 que conformaban la instalación inicial- pueden ser exhibidas como una escultura cónica de un metro y medio de altura y cinco metros de diámetro o como un cuadrado o rectángulo de diez centímetros de profundidad.

Una portavoz de la Tate indicó a Efe que no hay planes para exponer al público las pipas en el futuro inmediato -se mostraron con esta forma piramidal de junio de 2011 a febrero de 2011-, y de momento se guardaran en un almacén.


 00_1438252120_476828

Una obra polisémica. 'Pipas de girasol 2010' ha sido adquirida por una cantidad no especificada con la ayuda del Consejo internacional de la Tate y el Fondo de arte británico, especificó la Tate Modern en su comunicado.

Las pipas de girasol, que para la instalación de Ai Weiwei fueron elaboradas por expertos artesanos en porcelana china, tienen muchos significados en China. Además de ser un aperitivo muy popular, se asocian con el periodo de la Revolución Cultural (1966-1976), cuando la propaganda presentaba a Mao Tse-tung como el sol y al pueblo como girasoles vueltos hacia su persona.


 14ai_weiwei_1442663431_588165

El propio Ai ha recordado haber compartido con otros en tiempos de penuria, represión e incertidumbre unas humildes pipas y lo ve como un gesto profundo de amistad y compasión humana.

Ai Weiwei, defensor de los derechos humanos en su país, fue detenido por las autoridades chinas en abril de 2011 y puesto en libertad vigilada en junio de ese año, tras una campaña global a favor de su liberación.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 19 Septiembre 2015, 12:50; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Un tribunal chino rechaza la apelación del artista y disidente Ai Weiwei

El diseñador denuncia que el caso ha sido orquestado para castigarlo e intentar silenciarlo


    

 user_50_1348722825_263658_1348722939_noticia_normal

El artista chino habla con los medios a las puertas del tribunal. / E. Jones (AFP)

Nuevo choque de Ai Weiwei contra el muro judicial chino. Un tribunal de Pekín ha rechazado este jueves la apelación del artista y disidente chino contra la orden dictada por las autoridades fiscales de que pague 15 millones de yuanes (1,85 millones de euros al cambio actual) en concepto de impuestos evadidos, retrasos y multa por parte de la compañía Beijing Fake Cultural Development, con la que realiza sus proyectos pero que es propiedad de su esposa, Lu Qing.

“Es una gran vergüenza de tribunal. No ha respetado los hechos ni nos ha dado la oportunidad de defendernos, no tiene respeto por los derechos de los contribuyentes. En China no hay justicia”, ha declarado el artista, conocido, entre otras cosas, por su participación en el diseño del estadio olímpico de Pekín, informa Reuters. Ai, de 55 años, acudió al tribunal del distrito de Chaoyang para que anulara el rechazo de la oficina municipal de impuestos de su apelación contra la multa. Él y sus seguidores aseguran que el caso ha sido orquestado para castigarlo e intentar silenciarlo por sus continuas críticas al Partido Comunista Chino y su defensa de la democracia.

El dictamen es prácticamente su última posibilidad de luchar contra la sentencia fiscal. En teoría, podría apelar ahora al Tribunal Supremo, pero la posibilidad de que fuera aceptada su petición es casi inexistente, dado su enfrentamiento con el Gobierno y la total dependencia del partido de los jueces en China. Los tribunales aceptan en raras ocasiones las demandas interpuestas por disidentes y sus apelaciones contra los dictámenes oficiales son rechazadas habitualmente.

Ai fue detenido el 3 de abril del año pasado, en medio de la ola de arrestos lanzada contra activistas y disidentes por miedo al contagio de las revoluciones árabes. Estuvo en paradero desconocido en manos de la policía 81 días, tras lo cual fue liberado con condiciones. Se le prohibió salir de Pekín durante un año. Este periodo expiró el pasado 22 de junio, pero sigue sin tener plena libertad de movimiento y continúa sometido a estrecha vigilancia policial.

Los intentos de acallar a Ai Weiwei se han vuelto a menudo contra el Gobierno. La multa fiscal, que le fue impuesta el 1 de noviembre de 2011, generó un fuerte movimiento de apoyo al carismático artista que no esperaban las autoridades. Alrededor de 30.000 simpatizantes enviaron donaciones, que sumaron un total de 8,7 millones de yuanes (1,07 millones de euros), para ayudarle a pagar la garantía de 8,45 millones de yuanes (1,04 millones de euros) que le fue exigida para poder pedir la revisión del caso.

Las contribuciones llegaron por giros postales, transferencias bancarias e incluso en forma de billetes plegados como aviones o envueltos en fruta, arrojados a su jardín. Ai ha dicho que considera el dinero recibido un préstamo y lo devolverá puntualmente. Este jueves, ha asegurado que no sabe si ahora tendrá que pagar la totalidad de la multa, pero que sospecha que sí.

Consulta toda la información sobre Ai Weiwei: http://elpais.com/tag/ai_weiwei/a/


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Sevilla rompe el cerco de Ai Weiwei


El CAAC es el primer museo español en dedicar una muestra al creador perseguido por Pekín

Una película sobre su vida y su obra se estrena en España




user_50_dibujo_1359721172_350620

Mensaje de agradecimiento de Ai Weiwei a la institución y el público español. Enlace para ver el vídeo



Cinco toneladas de los frutos secos de porcelana más famosos del arte, las pipas de girasol que Ai Weiwei hizo fabricar a mano a 1.600 de sus compatriotas para llenar en 2009 la Sala de Turbinas de la Tate Modern, dan la bienvenida a los visitantes de la muestra Resistencia y tradición (hasta el 30 de junio). Es la primera dedicada por un museo español al artista chino. Se inauguró por fin hoy —estuvo programada para el pasado septiembre, pero se cayó del cartel por falta de dinero— en el sevillano Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) y sin la presencia de Ai Weiwei. Tampoco pudo participar en el montaje, pese a que lo ha supervisado desde su estudio en Pekín; las autoridades no le permiten salir de China, donde recibe el tratamiento de “enemigo público” y se enfrenta a acusaciones por evasión fiscal y pornografía. El estreno hoy en los cines de un documental sobre su vida y opiniones artísticas y políticas (Never sorry, de Alison Klayman) completa el desembarco del creador en España.

Tan célebre por su influencia en el sistema del arte (figura el tercero en la actual lista Art Review de los 100 más poderosos), como por su feroz disidencia del régimen chino, postura que dio con sus huesos en la cárcel y su nombre en la crónica internacional, troceó la obra de las pipas (100 millones en total, con un peso de 150 toneladas) para su venta por separado. En la operación, el que repartió (el centro londinense) se llevó la mayor parte.

La porción que ha viajado a Sevilla (3,3 millones de unidades) debe contemplarse atendiendo a las medidas de seguridad impuestas por el prestador: la distancia la marca una valla, y un sensor alerta cuando al visitante le vence la tentación de llevarse un souvenir. El objetivo es que el conjunto, que acabó por darle fama mundial más allá de los círculos artísticos, regrese intacto.

La pieza con más tirón de la muestra cuenta con una seria competidora en la espectacular Descending light (2007), monumental lámpara color rojo maoísta que ocupa la nave central de la capilla donde estuvo enterrado durante 35 años Colón, en los lejanos tiempos que el centro de arte fue el monasterio que fundaron los cartujos en el siglo XIV. La obra, metáfora sobre la decadencia del régimen comunista chino, caído con estrépito desde el techo de la utopía al suelo del capitalismo de Estado, solo se había visto en una ocasión en Nueva York (cuando fue creada para la galería Mary Boone) y es propiedad de Helga de Alvear.

No es la única aportación que los comisarios (Luisa Espino y Juan Antonio Álvarez Reyes, director del centro) deben a la generosidad de la coleccionista, que también ha prestado la instalación titulada como el estudio pequinés del artista, 258 Fake, con imágenes cotidianas extraídas del blog que mantuvo mientras el Gobierno chino se lo permitió (2005-2009); la esfera de madera de palisandro Divina proporción, colocada entre las puertas talladas de la capilla externa; y Jarras coloreadas, conjunto de vasijas del neolítico manchadas con pintura industrial. Estas sirven al creador para reflexionar sobre la destrucción del patrimonio chino y la potencia del país en el terreno de la copia (intencionadamente, nunca ha querido despejar las dudas sobre la autenticidad de las supuestas piezas prehistóricas).


user_50_1359630813_579022_1359711562_portadilla_normal

Vista de una de las salas donde se muestra parte de la primera exposición en un museo español del artista y disidente chino Ai Weiwei. / RAÚL CARO (EFE)

Además de las dobles lecturas y de los interrogantes que caracterizan la obra del artista, consumado funambulista de los alambres que separan la denuncia política y la ironía, la sobreexposición mediática y el satisfecho aplauso del mercado, el recorrido ofrece un interesante juego de espejos con el pasado. El centro de arte (que además de cartuja, fue propiedad de Rumasa y sirvió de residencia de los reyes de España durante la Expo) funcionó como sede tras la desamortización de la célebre fábrica de loza y porcelana china del inglés Charles Pickman. Una de las más características líneas de trabajo de Ai parte de la tradición de la cerámica imperial para plantear las paradojas del progreso asiático, como sucede en las esculturas cedidas por Ivorypress (donde expuso en 2009). Su galería española también aporta el tríptico fotográfico en el que el artista deja caer una urna de la dinastía Han y el conjunto de 96 vasijas El fantasma Gu bajando la montaña, en el que la comisaria Enciso observa “rastros de la herencia minimalista”.

A Álvarez Reyes le gusta recurrir al concepto de la “migración de las formas”, inspirador de la dOCUMENTA 12 comisariada por Roger M. Buergel, para explicar los viajes mentales propuestos. El de la porcelana china, apreciada por el gusto inglés, fabricada en el XIX a orillas del Guadalquivir y retomada como discurso por una estrella global. El del creador que rompe con su pasado para, a su vuelta en los noventa de Nueva York, abrazar la tradición como acto de resistencia. O el de la tenue luz del refectorio cartujo inmortalizada por Zurbarán que alberga el fogonazo del espectáculo intelectual del arte contemporáneo.

Y podría tener sentido: él fue uno de los artistas que marcaron aquella dOCUMENTA, como recuerda, al final de la muestra, el vídeo Cuento de hadas, testimonio del proyecto por el que Ai Weiwei llevó a 1.001 compatriotas a Kassel. Una cifra sin duda más realista que el que el filme de Klayman emplea como eslogan efectista: “¿Puede un artista cambiar la vida de 1.400 millones de personas?”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Una de las obras de Ai Weiwei expuestas en Sevilla se rompe por un 'accidente'


- Uno de los 96 jarrones de porcelana que conforman la obra se ha roto
- Una visitante de edad avanzada tropezó con la pieza, instalada en el suelo
- La sala donde está expuesta la obra dañada está cerrada al público
- La obra es propiedad de una fundación danesa que la cedió para la muestra



 user_50_1365758273_0

'El fantasma Gu bajando de la montaña' (2005). La obra que se exhibe en el refectorio cartujo. | CAAC

"Ha sido un accidente. Lo que nunca pasa, ha pasado", explican fuentes del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, que exhibe una exposición retrospectiva del artista chino Ai Weiwei, que desde este jueves está incompleta por culpa de este "accidente".

Uno de los 96 jarrones de porcelana que conformaban la instalación que lleva por nombre Ghost Gu Coming Down the Mountain se rompió al tropezar con ella una visitante de edad avanzada y hacerla rodar por el suelo, según adelantaba este viernes El Correo de Andalucía.

La instalación se encuentra en el suelo de uno de los salones del antiguo monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas, hoy sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. "Han pasado 500.000 niños por ahí y no ha pasado nada", señalan las fuentes consultadas. Esta señora, una señora mayor, se tropezó, tuvo un mareo, con tan mala suerte que se rompió una de las piezas.

La instalación ocupa un espacio central de la exposición, por el significado especial que la cerámica tiene en este espacio escénico, que en tiempos fue fábrica de loza. En los muros del lugar donde se expone, el refectorio del monasterio, donde los monjes comían en absoluto silencio, aparecen restos del azulejo original, que parece entablar curiosas conversaciones con las porcelanas pintadas de Ai Weiwei.

La obra la realizó Ai Weiwei en 2005 y es propiedad de la Faurschou Foundation de Copenhague, que la ha cedido para la exposición en Sevilla. El director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, José Antonio Álvarez Reyes, y los responsables de la muestra mantienen esta mañana una reunión, tras ponerse en contacto con la fundación danesa, y durante la mañana harán una comunicación oficial respecto al incidente.

La sala donde se encuentra la instalación permanece cerrada al público desde que se produjo el accidente, oficialmente por "motivos técnicos". La instalación Ghost Gu Coming Down the Mountain se ha expuesto en diversos museos europeos. El fantasma Gu bajando la montaña está integrado por 96 vasijas de porcelana roja y blanca que representan varios fragmentos de una imagen del periodo Yuan (1269-1368), que sólo se contempla en su totalidad cuando el espectador pasea a su alrededor.

La exposición de Ai Weiwei en el Centro de Arte Contemporáneo ha costado 45.000 euros.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
55º Bienal de Venecia. La ciudad se convierte en un museo del conocimiento para ‘los mundiales’ del arte contemporáneo La propuesta del comisario Gioni se revela como un acierto



Ai Weiwei, es protagonista, tanto si está como si no



El polifacético artista no ha sido autorizado a salir de China, pero ha enviado a su madre y a su hermana. Su obra nueva, un alegato sobre su cautiverio, y la ampliación de la instalación escultórica Straight, se exponen en Zitelle y la iglesia de San Antonino.



user_50_26_1370255130_520749

Sin libertad. Con la instalación de Ai Weiwei en la iglesia de San Antonino se escenifica el arresto por parte del Gobierno chino del artista y su posterior cautiverio de 81 días. (AFP)

Entre el 1 de junio y el 24 de noviembre la ciudad de Venecia es un gigantesco escaparate de arte contemporáneo. La 55ª edición de una de la bienales más prestigiosas y polémicas del mundo ofrece un cóctel en el que talentos consolidados se mezclan con el puro espectáculo. Sea como sea, son muy pocos los artistas que no están interesados y los países que se resignan a no enviar representantes. Basta señalar que entre las siete naciones debutantes este año (88 en total), se encuentra el mismísimo Vaticano, hasta ahora ausente de esta colorista cita internacional.



user_50_29_1370255341_740841

Sobrepuestos. En el pabellón alemán se expone 'Bang', otra de las obras del artista chino Ai Weiwei en la Bienal de Venecia. / Gabriel Bouys (AFP)

El manuscrito de El libro rojo de Carl Gustav Jung, cedido por sus herederos, se exhibe como una joya en una vitrina, arropado por impresiones digitales de las páginas, con su peculiar caligrafía y sus dibujos en los que el psiquiatra reflejó algunas de sus visiones y fantasías. Su particular sentido del cosmos inaugura la muestra del Pabellón Central de la Bienal de Venecia que mañana se abre al público hasta noviembre, en los Giardini y el Arsenal. La escritura y el dibujo como mecanismo para expresar las obsesiones y dar rienda suelta a la imaginación ejercen como hilo conductor de buena parte de los trabajos expuestos en el pabellón, en los que alternan artistas contemporáneos consagrados con outsiders.

Una colección de diagramas de los bocetos del filósofo Rudolf Steiner, realizados en pizarras, amueblan la siguiente sala, en la que dos artistas, sentados en el suelo realizan una performance a base de sonidos guturales. Se admiten espontáneos. Parece como si todo estuviera orientado a explorar el modo en que contamos diferentes historias para descubrir nuevos puntos de vista. Como ejemplo, el trabajo de los austriacos Oliver Crog y Oliver Elser, dos artistas que, en una incursión a la tienda de un anticuario, descubrieron un pequeño tesoro: tres centenares de casas en miniatura, realizadas con cajas de cerillas, celo y papel de empapelar. Las 378 casas de Peter Fritz, un homenaje al contable que había dedicado su vida a ese delicado trabajo en secreto, quedaron grabadas en las cámaras de los móviles de buena parte de los visitantes que ayer recorrían los escenarios de la Bienal, preguntándose dónde se encuentra el arte ¿en la intención del artista original o en la del que lo saca de su contexto habitual y lo convierte en obra?

Massimiliano Gioni (Busto Arsicio, 1973), director artístico de la Fundación Trussardi, crítico de arte contemporáneo arriesgado al que le gusta salirse de los carriles habituales, ejerce en esta edición como comisario de la Bienal. Su elección se considera como un intento de insuflar vida a lo que algunos consideran un escaparate a espaldas a la ciudad. El título elegido para la exposición oficial, El palacio enciclopédico, evoca un diseño del arquitecto Marino Auriti, que trató, sin éxito, de diseñar algo capaz de acoger todo el conocimiento de la humanidad. El proyecto nunca se llevó a cabo, pero Gioni ha recogido ese testigo o, al menos, se ha servido de esa idea para hablar de la voluntad de entender el conocimiento, organizarlo y gestionarlo.

Ha elegido personalmente los nombres y las obras de los 155 artistas de 37 países que están presentes en la que durante seis meses será la capital del arte contemporáneo. En un espacio pequeño y oscuro se expone The path of totality (el recorrido de la totalidad), una colección de 79 diapositivas, sobre las expediciones científicas que se llevaron a cabo en los siglos XIX y XX para avistar y documentar eclipses. La autora de esta pieza es Paloma Polo (Madrid, 1983) la única española seleccionada por Gioni comparte el discurso curatorial que preside la Bienal: “Me llamó personalmente, tenía muy claro qué pieza quería mostrar y cómo. Nunca se había hecho una exposición con tantos artistas. Materialmente no es fácil que haya coherencia y diálogo entre tantas obras”.

La maqueta de Marino Auriti preside la muestra del Arsenal, como un estandarte que abre paso a un museo de la imaginación. Los bocetos originales del libro del Genesis de Robert Crumb se exhiben junto a piezas de Walter de Maria, Tacita Dean o la instalación de Danu Vo que muestra los cimientos de madera una iglesia vietnamita, con los frisos y cortinajes de hace 200 años. El mensaje del Arsenal es idéntico. Pasado y presente sirven para ilustrar la enciclopedia diseñada por Gioni.

El arte parece haber traspasado ya todas las fronteras. Nick Hayek, presidente de Swatch, gran patrocinador de la cita, anunciaba ayer que “las obras de arte son prisioneras de los museos” y que su compañía las saca de esos espacios. La relojera suiza ha elegido al artista madrileño José Carlos Casado, como diseñador del reloj oficial de la Bienal.


user_50_21_1370254777_849161

El pabellón de la controversia. El proyecto de España, de mano de la artista Lara Almarcegui, ha despertado una agria polémica por el dinero que en él se ha invertido para la 55ª edición del descomunal escaparate de arte contemporáneo. / Domenico Stinellis (AP)

El recorrido entre el edificio principal de los Giardini al Arsenal se ve salpicado por los pabellones de los países representados que, este año, se ha visto aumentado con la presencia, entre otros, de Dubái, el Vaticano, Paraguay, Kosovo y Angola. El potente discurso de El palacio enciclopédico ha restado cierto protagonismo mediático a los pabellones, aunque no les ha faltado la presencia de público. Y es que en el arte los gestos también son importantes. En junio de 2011, el yate de Roman Abramovich, anclado cerca de la plaza de San Marcos, bloqueaba la vista de caminantes. Semejante ostentación inspiró la obra del británico, Stuart Sam Hugues, Nos sentamos hambrientos sobre nuestro propio oro, que ahora preside una de las salas del pabellón británico. Pintado directamente sobre la pared, la imagen del diseñador victoriano William Morris, imaginado como un coloso, levanta una embarcación de lujo y la devuelve airado a la laguna. No ha servido de mucho la protesta, nuevos y flamantes yates, algunos con bandera británica, permanecen anclados junto a la Bienal, mientras sus propietarios se mezclan con los coleccionistas, periodistas y críticos que abarrotan Venecia. El recorrido por el pabellón británico concluye con una taza de té, cortesía de la casa, que anima a reflexionar sobre si sirven para algo los pasaportes en el mundo del arte. Desde la puerta se contemplan las enormes colas para visitar los pabellones alemán y francés que, en esta edición, han intercambiado contenidos en un guiño cómplice y acogen artistas de diferentes lugares del mundo.

Como Ai Weiwei, que siempre es noticia, tanto si está como si no. Bang se exhibe en el pabellón alemán, pero hay que visitar el francés para verla. El polifacético artista no ha sido autorizado a salir de China, pero ha enviado a su madre y a su hermana. Su obra nueva, un alegato sobre su cautiverio, y la ampliación de la instalación escultórica Straight, se exponen en Zitelle y la iglesia de San Antonino.

También el pabellón ruso ofrece su particular protesta. Un trajeado maniquí humano se sienta a horcajadas sobre una de las vigas, frente a una pared en la que se lee: “Ha empezado el tiempo de confesar: rudeza, narcisismo, falsedad, lujuria, cinismo, robo, especulación, seducción, envidia, estupidez”. Como colofón al discurso unos rudimentarios sacos, cargados de monedas. En otro espacio, reservado exclusivamente para mujeres, una instalación de Vadim Zakharov muestra su particular visión del mito griego de Dánae. Armadas con paraguas, las visitantes reciben un baño de oro de Zeus en forma de monedas.

Alrededor de las piezas y trabajos que se exponen en la Bienal emerge un palacio enciclopédico alucinante: donde los críticos solo ven caos de innumerables obras mezcladas, otros encuentran un espacio para la reflexión.

Leer más



'Disposition', de Ai Weiwei


user_50_35_1370255934_861183

user_50_31_1370255712_611949

user_50_32_1370255777_691223

user_50_33_1370255826_976643

user_50_34_1370255876_920070

user_50_36_1370255990_452038

user_50_37_1370256030_580821

La instalación 'Disposition', del artista chino Ai Weiwei en la 55ª Bienal de Venecia. / STEFANO RELLANDINI (REUTERS) / MARCO SECCHI (GETTY IMAGES)



Otras imágene de la Bienal de Venecia


user_50_24_1370254979_527067

Escultura a los prejuicios. La estatua 'Alison Lapper embarazada' del británico Marc Quinn en la 55ª Bienal de Venecia, se exhibe en la isla de San Jorge el Mayor en la laguna de Venecia. El artista aborda los tabúes que rodean el embarazo, la sexualidad y la discapacidad.
Stefano Rellandini (Reuters)


user_50_22_1370254830_101844

Futuro/ Perfecto. La actriz y modelo de origen ucraniano Milla Jovovich actúa en un escenario situado dentro de un cubo de plexiglás en la inauguración de la Bienal el 24 de mayo. / Barbara Zanon (Getty Images)


user_50_23_1370254883_631613

Fábrica de arte. Vista general de una de las naves de la Corderie dell'Arsenale durante la inauguración de la exposición internacional de Venecia, que estará abierta al público desde el 1 de junio al 24 de noviembre. / Barbara Zanon (Getty Images)


user_50_25_1370255038_795737

Cambios rápidos. El artista chino He Yunchang, a la izquierda, habla con un visitante, junto a la instalación titulada 'Transfiguración' que se encuentra en el pabellón de su país. (EL PAÍS)


user_50_27_1370255197_750600

Vuelo. Pieza de Jeremy Deller en el pabellón británico en la Bienal de Venecia. / Gabriel Bouys (AFP)


user_50_38_1370256371_422279

Una imagen de la instalación de la artista española Paloma Polo. / EL PAÍS


user_50_28_1370255270_314805

Reflejos del arte. La instalación 'Respirar' del pabellón coreano de la artista Bottari Kimsooja. / Gabriel Bouys (AFP)


Fuente: elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei y Olafur Eliasson pintan la luna



 user_50_01_1384774878_218992

Es el fruto del trabajo conjunto de dos de los artistas que dominan la escena internacional estos años. El chino Ai Weiwei y el danés Olafur Eliasson firman “Moon”. La primera colaboración entre ambos creadores. Bajo el encaje de una plataforma digital de dibujo se encierran muchas más cosas.

Es una página abierta al público que invita a los usuarios a plasmar su marca, su seña, su identidad. La plataforma tiene las maneras de una luna digital. En ella, después de registrarse a través del correo electrónico, Facebook o una cuenta de Twitter, el usuario puede dejar un mensaje, ya sea en forma de dibujo o texto. Todas las marcas se guardan y se pueden compartir en cualquier momento a través de las redes sociales.


 user_50_02_1384774897_819822

Dibujo de Ai Weiwei a través de la plataforma digital 'Moon'.

“Moon es una declaración de principios, una reivindicación del poder de la libertad personal y de la creatividad”. Este es el mensaje que quieren transmitir ambos artistas. “La creatividad desafía los límites. Al aire, al viento y a las ideas nadie los puede detener”, relatan Ai Weiwei y Olafur Eliasson en la presentación del proyecto.


 user_50_03_1384774922_724580

"Aire, viento, ideas. Nadie puede detenerlos". Una declaración de principios de Olafur Eliasson y Ai Weiwei plasmada en 'Moon'.

A medida que se añaden mensajes y dibujos, la superficie lunar pierde su blancura y gana en contenido e información. Los dos artistas, a través de sus cuentas de Facebook y Twitter, han dejado sus particulares marcas. Así que anímense a dibujar, a escribir y, sobre todo, a quejarse. Nos sobran los motivos.


 user_50_04_1384774942_631313

Olafur Eliasson, hace un par de semanas, en la presentación del libro del artista creado para la galería madrileña Ivorypress. Foto: Jordi Socías.





Por: Miguel Ángel García Vega / blogs.elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Alcatraz abrirá sus puertas al arte con una exposición del disidente chino Ai Weiwei


La muestra, que se inaugurará en septiembre, explora lo que significa estar privado de libertad y de los más básicos derechos humanos



 user_50_1387843518_973722_1387844110_noticia_normal

El artista chino Ai Weiwei, en la puerta de su estudio en Pekín. / REUTERS

Es la primera vez que Alcatraz, la que fuera una de las prisiones de alta seguridad más legendarias de la historia entre 1934 y 1963, conocida por sus brutales condiciones de encarcelamiento, acogerá una exposición artística. Y no sobre un tema cualquiera, sino sobre un asunto del que sus muros aún guardan memoria: la privación de la libertad como un modo de castigo.

El autor es el famoso artista y disidente chino, Ai Weiwei, de renombre internacional, no solo por su obra, sino también por su activismo pro derechos humanos y en contra de los abusos de poder del Gobierno de su país, lo que le ha llevado en varias ocasiones a ser detenido y encarcelado.

En 2011 fue arrestado durante 81 días, acusado de evadir impuestos, tras haber señalado con el dedo al Gobierno chino como responsable de la tragedia que causó la muerte de miles de escolares en las aulas durante el terremoto de 2008 en Sichuan. Las autoridades le condenaron a pagar 1,7 millones de euros y sus seguidores se solidarizaron con él en una campaña en contra de la represión.

El artista conoce por experiencia propia lo que significa estar encarcelado y perder la libertad por precisamente luchar por ella, algo que le ha sucedido a él y a muchos de sus amigos que, según ha denunciado, “permanecen hoy en día encarcelados en China”.

“La equivocación de los totalitarismos es que la libertad puede ser encarcelada, pero no es así. Cuando es restringida toma el vuelo y aterriza en el alfeizar de una ventana”, expresa poéticamente Ai, quien desde siempre ha apostado por el arte como un acto de resistencia.

El tema de la libertad en todas sus facetas forma parte de la conciencia personal y artística de Weiwei, que, paradójicamente, lo más seguro es que no pueda asistir a la apertura en septiembre de su exposición en Alcatraz, ya que las autoridades chinas le han retirado su pasaporte y no le es posible viajar.

“El artista nunca ha visitado Alcatraz, pero desde el primer momento que le llegó a sus manos la propuesta le interesó la historia de la que fuera prisión militar y luego federal”, comenta el galerista de San Francisco , Cheryl Haines, quien está colaborando en el proyecto, auspiciado por el Nacional Park Service y Golden Gate Nacional Park Conservancy.

“Aunque es muy pronto para avanzar en que va a consistir la muestra, las líneas maestras van a girar en torno a la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales de los derechos humanos, y como determinados gobiernos imponen su restricción para controlar a la gente”, comenta. El artista está creando en su estudio de Beijing esculturas, sonidos y trabajos multimedia para incorporarlos al espacio de Alcatraz, que por primera vez abrirá espacios restringidos hasta ahora al público.

Haines, a través de la fundación sin ánimo de lucro For-Site que el mismo creó para lanzar proyectos de arte público en la zona de la Bahía, está promoviendo una campaña para obtener fondos para financiar la exposición que se podrá ver sin coste adicional alguno, por los 30$, incluido el barco, que cuesta visitar la isla de Alcatraz, donde se alza el edificio del antiguo penal. Un lugar muy popular en la bahía de San Francisco que anualmente recibe 1,5 millones de visitantes.

Las fechas previstas de la muestra “Ai Weiwei on Alcatraz” son del 27 de septiembre al 26 de abril del 2015. Los organizadores esperan que de aquí a entonces el artista pueda recuperar su derecho de moverse libremente por el mundo y viajar hasta San Francisco.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
.


Ai Weiwei se encierra en Alcatraz


El artista chino expone en el mítico penal situado en la bahía de San Francisco




 dibujo_1411747012_574735

Ver vídeo

Icónica, reconocida, cercana y a la vez lejos de la civilización. La isla de Alcatraz, con su mítico presidio clausurado en 1963, es uno de los monumentos más visitados de EE UU. El cine, con sus escapadas de leyenda y alcaides malévolos, así como la sombra de Al Capone, lo convirtieron en una fortaleza de máxima seguridad. Desde el muelle no da esa sensación inexpugnable. Al contrario, si no se sabe del rigor de las corrientes y la baja temperatura de sus aguas, sazonadas con tiburones, la hazaña de escaparse no se ve tan compleja. Lo del rigor, sí, empezando por el clima. La humedad cala y las normas de la fortaleza dejan claro que no hay marcha atrás. Los presos tenían solo cuatro derechos: comida, techo, ropa y asistencia médica.

El artista chino Ai Weiwei (Beijing, 1957) juega con estas ideas preconcebidas sobre la isla, cuyo primer uso fue como fortín español, para evidenciar la carencia de libertad. En lugar de escapar de Alcatraz, se cuela en su interior convirtiendo algunas de sus ajadas dependencias en oasis de libertad expresiva y color. Como no pudo salir de China, Weiwei ha hecho este camino con una propuesta creativa, adaptándose a un espacio al que no ha tenido acceso. Lo explica Cheryl Haynes, comisaria de la exposición: “Ha sido fascinante. Su Gobierno le ha quitado el pasaporte, entonces fui seis veces a su estudio para llevarle vídeos, películas, libros, planos...”. Hace un mes el disidente envió a varios miembros de su estudio para rematar el montaje según sus deseos.

Sin una complicidad y una relación estrecha no habría sido posible. Pero en resumen, sí, Ai Weiwei se adentra en el espacio del que todos querían salir, lo conquista sin poner un pie en él. “Con la diferencia horaria”, expone Haynes, “nos pasábamos la noche haciendo videoconferencias para tenerle al tanto de todos nuestros progresos. Ha estaba atento”.

El resultado impacta. @Large, nombre de la exposición, está pensada a lo grande, como su nombre, pero llena de pequeños detalles. La ruta comienza en la lavandería, que era un lugar de trabajo. Según el código de conducta, el derecho a tener un oficio dentro de la cárcel había que conquistarlo. Es lo que hacen las cometas en forma de dragón que ocupan la nave central, que con frases de Julian Assange o Edward Snowden dejan claro cual es su mensaje. Lavabos, oficinas y apliques se han dejado como contraste por su óxido, un contrapunto al colorido del papel volador.


 1411667149_395392_1411668674_sumario_normal

Cheryl Haines y Ai Weiwei. / JAN STUERMANN (efe)

Ai mezcla lo actual, lo modulable, como son las piezas de Lego, con lo vetusto de una estructura que por momentos hace sentirse pequeño al visitante. Ha aprovechado la segunda nave de la lavandería para construir un mosaico con reconocidos defensores de la libertad. Nelson Mandela y Martin Luther King cuentan con un lugar destacado. La siguiente parada es una sinuosa galería. Mientras se atraviesa el pasillo, un esqueleto de paneles solares y ollas amenaza con salir hacia el cielo.

Tras atravesar el patio donde los reclusos paseaban, como premio, menos de 20 minutos al día, se llega a una enfermería hasta la fecha vedada para los visitantes. Se intercalan lugares intactos, como la sala de hidroterapia, todo un eufemismo para dos bañeras, o la tétrica de rayos X, con letrinas y lavabos convertidos en recipientes de flores de porcelana.

El artista, que no puede salir de China, diseñó la muestra a distancia

Muchos de los presos tenían una armónica o una guitarra como única forma de expresión y distracción. Ai le da una vuelta buscando sacar a la luz a cantantes que sufren, como las Pussy Riots, o sufrieron, como Víctor Jara, la represión. La impersonal hilera de barrotes pasa a tener sonido. Los altavoces se camuflan en los conductos de ventilación.

El final aguarda en el comedor, único lugar en el que se relacionaban los reclusos. Dos estanterías colmadas de postales diseñadas por Ai invitan a mandar mensajes a disidentes y presos políticos de todo el mundo. Las postales no tienen el remite pero sí el destinatario impreso. ¿La intención? Apoyar a los que están privados de libertad. No se garantiza la entrega, pero el franqueo está pagado y la saca de correos espera a los pies. Ahí termina el viaje. Por primera vez se ha provisto al recinto de conexión wifi. “Queremos aparecer en las redes, molestar a los que no creen en la libertad. Pedimos que se tuitee y comparta”, insiste la comisaria, al tiempo que añade un deseo, que el acceso a la Red se mantenga cuando acabe la muestra.

La exposición abre sus puertas mañana hasta el 26 de abril. El precio, 30 dólares (24 euros), incluido el trayecto en ferri. Se sale desde el muelle 33 en San Francisco y es recomendable reservar con antelación porque la isla tiene un cupo de visitantes por día. Una advertencia final: no es para todos los públicos. No se espera una audiencia pasiva, sino curiosa y con una mínima condición física, dispuesta a recorrer más de cinco kilómetros con patios, peldaños gastados, escaleras inseguras... una yincana que pesa en la conciencia. El efecto de inmersión se mantiene horas después de abandonar la isla.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei 
 
Ai Weiwei triunfa a lo grande en Pekín

El artista inaugura su primera exposición individual en su país natal y mete un templo de cuatro siglos dentro de dos galerías


 00_1433845580_921693

Ai Weiwei se hace fotos con sus seguidores a las puertas de la galería Tang el sábado. / ROLEX DELA PENA (EFE)

Ai Weiwei ha vuelto a lo grande a la escena artística de Pekín. Un año después de que el artista disidente se retirara de dos exposiciones colectivas tras alegar censura, su nueva muestra es de tales dimensiones que no basta una sola galería: necesita dos. En un alarde de ingeniería, el hombre que en 1995 convirtió en arte la destrucción de un jarrón Han de más de 2.000 años ha trasladado a la capital y reconstruido viga a viga el Pabellón de la Familia Wang, un templo de más de cuatro siglos en el sur del país.

El artista, que comenzó a interesarse por la arquitectura tradicional china en 1997, vio la construcción a la venta en una visita al hogar ancestral de su padre en la provincia de Zhejiang. Las galerías Tang y Continua, que ocupan espacios adyacentes en el centro artístico 798 de Pekín, le propusieron organizar una exposición. Y el enfant terrible del arte chino compró el pabellón Wang.

Otrora ese templo, como otros similares propiedad de una familia acomodada, se había empleado no solo para el culto, sino también para hacer negocios o administrar justicia. Era el corazón de la vida social de su localidad. Pero tras la llegada del régimen maoísta en 1949, se confiscó y poco a poco quedó en ruinas.

En la muestra el pabellón, vacío y reducido a vigas y pilares, sirve de recordatorio de los cambios que ha sufrido la sociedad china desde 1949 y cómo perdieron su sentido los símbolos más respetados de antaño. Un gigantesco candelabro moderno aporta una nueva luz. O quizá una crítica sutil a la vulgaridad de los nuevos tiempos.

“Estos edificios antiguos pertenecen a un sistema cultural que ya ha desaparecido. Todo lo que queda de ese sistema y de ese edificio son fragmentos”, ha indicado Ai Weiwei al comisario de la muestra, Cui Cancan. “No hay nada de la información que contenía esta casa, todo lo que queda son unos pocos huesos, como los restos de un avión”.

La reconstrucción necesitó tres meses, cuatro equipos de diseñadores, expertos en arquitectura antigua, tirar muros y desplazar ventanales. La estructura ahora está a caballo entre las dos galerías, pero separada por un muro. “Los visitantes no pueden completar la experiencia de una sola vez; deben guardar el recuerdo o la fantasía de una mitad para ver la obra en su totalidad. Si no, la experiencia está incompleta”, explica Cui.

La complejidad de las obras obligó a aplazar una semana la apertura de la muestra. Pero sus admiradores se vieron más que compensados. El artista, tan querido por su arte como por sus críticas al Gobierno chino, efectuó una rara comparecencia en público el sábado para asistir a la inauguración, algo que desató la locura entre unos fans que se apresuraron a saturar las redes sociales de selfies con Ai.

Particularmente conocido en China por su participación en el diseño del estadio olímpico de Pekín, cayó en desgracia por sus críticas al Gobierno chino y en 2011 fue encarcelado 81 días por “incitar a la subversión contra el Estado”. Después ha sido acusado de evasión de impuestos y se le ha sometido a investigaciones por bigamia, pornografía y cambio ilícito de divisas. Aunque se le levantó el arresto domiciliario en 2012, las autoridades chinas no le permiten abandonar el país.

Ello no le ha impedido seguir exhibiendo sus obras en el exterior. Ha expuesto en Sevilla y Barcelona, y el año pasado su @Large, en la prisión de Alcatraz en San Francisco, constituyó un elocuente alegato sobre la libertad de expresión. La Royal Academy de Londres prepara una amplia retrospectiva sobre su obra para septiembre.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Conocido diseñador del Estadio Olímpico de Pekín


Ai Weiwei viaja a Alemania tras cuatro años sin poder salir de China

    Tenía restringida la salida del país tras ser objeto de una persecución por fraude fiscal
    Se desconoce cuánto tiempo permanecerá en el Viejo Continente
    Pero sí que no visitará Reino Unido ya que le han restringido la entrada en el país



 00_1438246580_652545

El artista y disidente Ai Weiwei ha tomado este jueves por la mañana un avión destino Alemania después de cuatro años sin que las autoridades le dejaran salir de China tras ser objeto de una persecución por fraude fiscal, ha confirmado este jueves a Efe el abogado Liu Xiaoyuan, amigo cercano de Ai.

Ai viaja a Alemania para ver a su hijo de seis años, que reside en el país europeo, y realizarse un chequeo médico, confirmó el letrado en conversación telefónica con Efe tras publicar esta mañana una fotografía de Ai en el avión en diversas redes sociales.

"Ai ha embarcado bien, sin problemas", indicó Liu.

Luego de serle devuelto el pasaporte a Ai tras más de cuatro años la semana pasada, algunos activistas y letrados se mostraron escépticos con la posibilidad de que Ai pudiera salir del país tras casos de célebres disidentes a los que se les informó de la imposibilidad de cruzar la frontera cuando ya se encontraban en el aeropuerto.

De momento, Liu explicó que no se sabe cuánto tiempo Ai permanecerá en Europa ni qué países visitará, si bien se espera que el artista intente acudir a las exposiciones que inaugurará en el Viejo Continente.

Una de ellas es la retrospectiva que organiza en la Royal Academy de Londres en septiembre, aunque Ai ha confirmado en su cuenta de Instagram que no acudirá ya que el Reino Unido ha restringido su entrada al país.

"Ai Weiwei no podrá asistir a la inauguración de la exposición en la Royal Academy de Londres en septiembre de 2015 debido a que el departamento de Inmigración y Visados de Reino Unido asegura que Ai ha presentado información falsa en relación a sus antecedentes penales en su solicitud", publica este jueves Ai en su cuenta de Instagram.

Según explica el artista, Londres ha decidido otorgarle un visado de 20 días en lugar del permiso de negocios de 6 meses que solicitó.

En una carta, el departamento británico asegura que "es un hecho" que Ai recibió una condena penal en China.

El disidente, que fue investigado por fraude fiscal pero nunca condenado o acusado formalmente, trató de aclarar el asunto con las autoridades británicas, sin éxito.

"Esta decisión es un rechazo a los derechos de Ai Weiwei como ciudadano, y una forma de apoyo a aquellos que causan sufrimiento a los defensores de los derechos humanos", concluye Ai.

El artista ganó fama internacional al participar en el diseño del Estadio Olímpico de Pekín, el llamado Nido de Pájaro, y tras participar en todo tipo de campañas de defensa de los derechos humanos en China, usando a menudo métodos mordaces y satíricos.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Libre en Londres


Weiwei: 'El Gobierno británico debería hacer más por los refugiados'

El artista chino explica en Inglaterra sus expectativas una vez que ha recuperado su pasaporte después de cuatro años de libertad vigilada



 00_1441978875_917254

Ai Weiwei, esta mañana, en Londres. Instagram

Ai Weiwei ha podido comprobar por primera vez y con sus propios ojo cómo crecen su Arboles en el patio de la Academia Real de Artes de Londres. El artista chino ha llegado a la capital británica para ultimar los detalles de su mayor retrospectiva de la última década, tras cuatro años de forcejeo con las autoridades tras su detención en el 2011 en Pekín.

"Me acusaron de subversión del poder del Estado", ha explicado el propio Weiwei tras su llegada a Londres. "La acusación iba principalmente dirigida contra mi persona, no contra mi obra. Aunque no hace mucho alguien me dijeron: 'Tu arte es tu vida'. No sé si consierarlo como un reconocimiento tardío".

El caso es que a Weiwei le devolvieron en julio su pasaporte, aunque sudó lo suyo para lograr el visado británico y poder venir a su exposición: "Me dijeron que para poder conseguirlo tenía que reconocer en la solicitud que tenía que convencer a las autoridades de que no tengo antecedentes penales".

El artista recurrió a la redes sociales para explicar lo absurdo de la situación: "Me pareció, obviamente, la excusa equivocada... Estoy contento porque lo cambiaron muy rápido. Me admira que puedan cambiar una decisión formal con tanta facilidad".

Alemania, donde vive su hijo Ai Lao, se desmarcó por adelantado con un visado de cuatro años. "Alemania puede estar también orgullosa por cómo ha abierto los brazos estos días a los refugiados", matizó Weiwei. "Creo que el Gobierno británico podría hacer más. Los británicos han demostrado que son gente compasiva, pero el Gobierno tiene que cambiar de postura".

Todo lo vivido en las últimas semanas en Alemania, y en compañía de su hijo, le están haciendo pensar sobre su futuro. Weiwei reconoce que podría pasar en adelante la mitad de su tiempo en Berlín, aunque siempre volvería a su estudio de Pekín durante unos meses al año: "Antes de salir esta vez de China, me aseguré de que tengo las garantías de poder volver".

"La censura está siempre presente en China", reconoce el artista y arquitecto de 57 años. "Allí no puedo crear con total libertad... Rara es la semana que no recibo llamadas o mensajes de texto. Pero no quiero renunciar a poder vivir y crear en mi país".

"Mi hijo tiene a veces pesadillas con que no me dejan salir", reconoció Weiwei, que está escribiendo un libro peculiar de "memorias" entre los 100 años exactos discurridos entre el nacimiento de su propio padre y el del pequeño Ai Lao. "Cuando hablamos en Facebook, mi imagen a veces se difumina".


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 2
Ir a la página 1, 2  Siguiente

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 2 invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario