Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Lucian Freud
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Lucian Freud 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor y grabador británico de origen alemán Lucian Freud, es nieto de Sigmund Freud -padre del psicoanálisis-, y hermano de Clement Freud. Ha sido considerado uno de los más grandes artistas de la segunda mitad siglo XX y máximo exponente de la Escuela de Londres junto con Francis Bacon. Se le conoce como el retratista de la carnalidad.


 0autorretrato_de_lucien_freud_que_muestra_su_ojo_morado

Autorretrato de Lucien Freud que muestra su ojo morado.

La Escuela de Londres era la Escuela figurativa inglesa de los años 50 Y 60, además de los mencionados: también la formaban artistas de la talla de Leon Kossoff, Frank Auerbach y Ronald Brooks Kitaj. Algunos críticos han considerado que existe una vertiente expresionista en el grupo, mientras que otros han relacionado a sus componentes con el Surrealismo e incluso con la “Nueva Objetividad”.


 00_1429971638_265361

Lucian Freud es famoso por sus dibujos de desnudos: mujeres gordas que muestran un desparramo de sus miembros, hombres que descubren sus genitales. También las figuras que dibuja llevan su sello. Aparecen figuras con venas hinchadas y deformes. L. Freud describe e inmortaliza en sus dibujos la degradación del cuerpo y su decadencia. Está considerado como uno de los artistas más representativos de su generación. Falleció el 20 de julio de 2011 en su casa de Londres.


 0lucienfreud

Lucian Freud (Berlín, 8 de diciembre de 1922 – Londres, 20 de julio de 2011) fue un pintor y grabador británico, considerado como uno de los artistas figurativos más importantes del arte contemporáneo.

Luego de haberse iniciado en el surrealismo en su juventud, se convirtió tras la Segunda Guerra Mundial en uno de los principales representantes de la pintura figurativa inglesa. Especializado en retratos, estos suelen excluir la expresión de sentimientos y los personajes representados aparecen bajo una fuerte luz, y con una carnalidad muy perceptible en el caso de los desnudos.

Lucian Freud recibió la Orden del Mérito del Reino Unido.

Sus padres fueron el arquitecto Ernst Ludwig Freud (1892–1970) y Lucie («Lux») Brasch (*1896). Era nieto de Sigmund Freud. Tuvo dos hermanos, el escritor y parlamentario Klemens Raphael Freud (1924) y el editor Stephan Gabriel Freud (1921). Su sobrina, Emma Freud, es una prominente productora de radio británica.

En 1933, cuando Lucian tenía solo 11 años de edad, el padre de Lucian, Ernst Freud, tuvo que emigrar con su familia a Londres, Reino Unido. La emigración ocurre motivada por la llegada de Hitler al poder. Ernst Freud fue luego quien organizó la recepción de los abuelos de Lucian, en 1938: Sigmund Freud y Martha Bernays quienes llegaron junto a su hija (tía de Lucian) Anna. Lucian recibió la nacionalidad británica en 1939. Durante este período estudió en el Dartington Hall School en Totnes, Devon, y después en el Bryanston School.


 35_1429973349_741781

Lucian Freud - Francis Bacon. 1952. Oil on copper. 17,8 x 12,8 cm. Trustees of the Tate Gallery.

Lucian Freud fue un gran amigo del pintor expresionista figurativo Francis Bacon, desde 1959 y hasta su muerte 1992. Las obras de Lucian, particularmente los variados retratos de la madre, suelen describirse como las más importantes representantes de la escuela neofigurativa inglesa.


 7el_artista_en_el_taller

Fotografía sin fechar cedida el 3 de febrero de 2010 por el Centro Pompidou de París. Muestra a Lucian Freud en su taller.

Durante un breve período estudió en la Central School of Art de Londres y después con mucho éxito en la Escuela de Pintura y dibujo Cedric Morris's East Anglian, en Dedham. Se alistó como marino mercante en un convoy del Atlántico Norte en 1941, antes de serle invalidado su servicio en 1942.

En 1943, El editor ceylanés Tambimuttu comisionó al joven artista Lucian Freud para ilustrar un libro de poemas de Nicholas Moore, titulado The Glass Tower.


 0el_pintor_lucian_freud_junto_a_su_madre

El pintor Lucian Freud, junto a su madre.

En su primera exhibición individual, en la Lefevre Gallery, en 1944, expuso su celebrado cuadro El cuarto del pintor. The painter's room.

Para el verano de 1946, viajó a París antes de continuar a Italia por varios meses. Desde entonces viviría y trabajaría en Londres.


 freud_01

El 20 de julio de 2011, Lucian Freud falleció "en paz" en su domicilio de Londres, según un comunicado de su abogada Diana Rawstron que recoge Frence Presse.

Matrimonios e hijos. En 1948 contrajo matrimonio por primera vez con Kathleen Garman Epstein, con quien tuvo dos hijas. Con frecuencia, Kathleen posó para él como modelo. Tras el divorcio de su primera esposa, se casó en 1953 con Caroline Blackwood, quien se divorció de él en 1959.


 8varios_visitantes_contemplan_la_pintura_mujer_sonriendo_durante_una_presentaci_n_fotogr_fica_en_la_sala_christie_s_en_londres

Varios visitantes contemplan la pintura 'Mujer sonriendo', durante una presentación fotográfica en la sala Christie's, en Londres.

Con su pareja Bernardine Coverley, tuvo dos hijas. Esther Freud, quien es una conocida escritora, casada con el actor David Morrisey y Bella Freud, diseñadora de modas. Además, tuvo cinco hijos con Suzy Boyt y otros cuatro con Katherine Margaret McAdam.

Cambios de estilo. Las primeras pinturas de Freud a menudo están asociadas con el surrealismo y muestran personas y plantas en yuxtaposiciones inusuales. Estos trabajos están usualmente hechos con pintura muy fina y a partir de los años 1950 empezó a realizar retratos, muy a menudo desnudos, sin nada más, utilizando la técnica del empasto (o impasto). Los colores son a menudo neutros.


 0freud_02

Lucian decía entre otras cosas “Pinto gente, no por lo que quisieran ser, sino por lo que son…” de hecho rara vez aceptaba realizar retratos por encargo.

Los temas de Lucian Freud son personas y sus vidas; amistades, familia, colegas, amantes y niños. En contadas ocasiones acepta retratos por encargo. Como él mismo dice en sus memorias: "El tema es autobiográfico, cuanto tiene que ver con la esperanza y la memoria y la sensualidad y la participación, la verdad..." "Pinto gente, no por lo que quisieran ser, sino por lo que son".

El uso de animales en sus composiciones está muy extendido y es a menudo característico que aparezcan las mascotas al lado de su propietario. Ejemplos de retratos de animales y personas en la obra de Freud incluyen Muchacho y Speck (1980-81), Eli y David (2005-06) y dobleRetrato (1985-86).

Su pasión por los caballos le llevó a pintar los ejemplares de la escuela en Darlington, donde, además de montarlos, incluso dormía en los establos. De estos, cabe destacar los retratos de Grey Gelding (2003), La yegua Skewbald (2004), y Yegua comiendo heno (Mare Eating Hay) (2006).

 4after_c_zanne

'After Cézanne' (a la manera de Cézanne o después de Cézanne), 1999–2000, óleo sobre lienzo, 214 x 173 cm. National Gallery of Australia. Obra de Lucian Freud

Su cuadro "a la manera, al estilo de Cezanne" (after Cezanne) es notable por su forma inusual y el alto precio que pagó la Galería Nacional de Australia, de $ 7.4 millones de dólares americanos. Un retrato de pequeño formato de la reina Isabel II causó controversia, al mostrarla tan envejecida (o más) de lo que es. La prensa británica publicó críticas contrapuestas sobre él.

Pintor de producción no demasiado extensa y sumamente cotizado ahora, cuenta con apenas cinco ejemplos en España: cuatro en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, ("Reflejo con dos niños, autorretrato", "Gran interior, Paddington", "Último retrato" y "Retrato del barón H.H. Thyssen-Bornemisza"), existe otro retrato del barón, de mayor formato, que al parecer lo heredó su hija Francesca. En museos de Hispanoamérica, hay que citar dos pinturas en el MUNAL de México y una en MALBA de Argentina.

Los lienzos de Lucien Freud, para muchos, maestro del hiperrealismo británico, pueden verse en los principales museos de arte moderno del mundo. Muchos de sus cuadros pertenecen a colecciones privadas de multimillonarios y coleccionistas que los adquirieron a través de subastas. Pero otros, repartidos por todo el mundo, pueden verse en los museos de arte moderno más importantes.

Aquí están algunos de los más conocidos:


 0lucian_freud_benefits_supervisor_sleeping_1995

"Benefits Supervisor Sleeping" (Supervisora de ganancias durmiendo), este cuadro fue subastado por Christie's en Nueva York en 2008, fue comprado por el millonario ruso Roman Abramóvich por 33,6 millones de dólares (23,3 millones de euros), la cifra más alta pagada entonces por la obra de un pintor en vida.


 6mujeres

Una mujer permanece junto a la pintura 'Retrato de Rose', de Lucian Freud, durante la presentación de una exposición en la casa de subastas Sotheby's, de Nueva York.

"Retrato de Rose" 1978-79. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 78,5 cm. Sukejiro Itani. Tokyo. Japan. Pertenece a la colección privada de uno de los mayores coleccionistas de arte de Estados Unidos, Steven Cohen. En 2009 cedió el lienzo para una exposición en la casa de subastas inglesa Sotheby's.


 16le_docteur_robert_le_masle

"Le docteur Robert Le Masle" (1946). Se trata de un retrato del doctor y coleccionista francés Robert Le Masle, amigo de pintores, escritores y músicos. Tras su muerte, en 1970, la familia donó el lienzo al centro Pompidou, en París, donde puede verse.


 15retrato_de_la_reina_isabel_ii

Retrato de la Reina Isabel II (2001). En casos excepcionales, Lucian Freud realizaba retratos oficiales. Este lienzo, donde se ve a la monarca inglesa luciendo una corona de diamantes, causó un gran revuelo de opiniones entre críticos y público. Pertenece a la colección privada de la Casa Real británica.


 14girl_with_a_kitten

"Girl with a Kitten" (1947). Óleo sobre lienzo. 39,5 x 29,5 cm. Private colletion, courtesy James Kirkman. Ltd. London. England. Obra de Lucian Freud. La primera esposa del pintor, Kitty Godley, fue su musa en las primeras pinturas de Freud. Esta, que representa la más importante, pertenece a una colección privada.


 13_mujer_sonriendo

Sonrisa femenina. Varios visitantes contemplan la pintura 'Mujer sonriendo', durante una presentación fotográfica en la sala Christie's, en Londres. "Mujer sonriendo" (1958-1959). La protagonista esta vez Suzy Boyt, otra de las esposas del pintor. El cuadro, que estuvo algún tiempo en la colección de la viuda de Ian Fleming, el creador de James Bond, fue subastado el pasado 28 de junio.

En España se pueden contemplar cuatro lienzos de Lucian Freud en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid: "Reflejo con dos niños, autorretrato" (1965). "Gran interior. Paddington" (1968-69), "Último retrato" (1976-77) y "Retrato del Barón Thyssen-Bornemisza" (1981-82). Todos pertenecen a la colección permanente del museo desde los años 1979 al 1984.

 10genio_del_siglo_xx

Genio del siglo XX. Lucian Freud, hacia los años 90. Su carrera abarca casi medio siglo. Ha sido descrito como uno de los grandes pintores del siglo veinte, y una de sus pinturas más famosas es un gran desnudo de una mujer durmiendo en un sofá, que se vendió por la cifra récord de 33, 6 millones.

Lucian Freud, considerado el pintor de los desnudos carnales. Se puede observar en su estilo, que no pretendía pintar cuadros bonitos o escenas idílicas, sino obras interesantes, diferentes, con mucha fuerza, dignas de llamar la atención del espectador, mostrando a su manera su realismo, pintando retratos y algunas escenas de desnudos obscenos, quizá un poco desagradables de contemplar, pero a su vez sensuales e innovadoras en el panorama artístico.
 
Espero que os guste la recopilación que he conseguido de este pintor inglés de origen alemán, y en la medida de lo posible, contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


Lucian Freud en el Museo Thyssen

Lucian Freud (Berlín, 1922 - Londres, 2011), es considerado uno de los máximos representantes de la corriente figurativa británica de la segunda mitad del siglo XX que ha dado en llamarse la Escuela de Londres. En sus retratos, centrados principalmente en las personas de su entorno próximo, Freud consigue desvelar la vulnerabilidad del cuerpo humano a través de la carnalidad matérica que rezuman sus obras. Hijo de un arquitecto y nieto del creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, Lucian Freud pasó su infancia en Berlín hasta que, tras la llegada de Hitler, su familia se vio obligada a emigrar a Inglaterra. Desde pequeño tuvo claro que quería ser artista. Estudió en la Dedham School of Arts and Crafts y posteriormente en el Goldsmith’s College de Londres. Su formación en el clima intelectual existencialista de la Europa de entreguerras le llevó a utilizar su pintura como instrumento de reflexión sobre la enajenación del hombre contemporáneo.

En los años de la Segunda Guerra Mundial volvió a Berlín, donde pudo contemplar las obras de los artistas de la Neue Sachlichkeit (nueva objetividad), como Otto Dix o Christian Schad

Desde. los comienzos de su carrera como pintor, sus obras han tenido siempre como tema central la figura humana representada con una intensidad psicológica muy acusada. En la década de 1950, el estilo un tanto rígido de sus primeras obras dio paso a un lenguaje más suelto, de pincelada más gruesa, más informal. Esta evolución no supuso el inicio de un método de trabajo más rápido, ya que Freud siempre ha sido un pintor de ejecución lenta y meditada, que necesita alcanzar una relación de intimidad con las personas o los objetos representados. Freud valora ante todo el estudio psicológico, que une a un realismo crudo y a unas actitudes desinhibidas que en ocasiones se acercan a lo sórdido. En sus retratos no busca el parecido, sino el reflejo de lo que representan sus personajes, e intenta encontrar la esencia de su personalidad.

Entre 1958 y 1968 expuso con asiduidad en la Marlborough Gallery y desde los años setenta se han celebrado numerosas muestras internacionales de su obra que le han convertido en una de las grandes figuras del arte actual.

En España se pueden contemplar cuatro lienzos de Lucian Freud en el Museo Thyssen- Bornemisza de Madrid: "Reflejo con dos niños, autorretrato" (1965). "Gran interior. Paddington" (1968-69), "Último retrato" (1976-77) y "Retrato del Barón Thyssen Bornemisza" (1981-82). Todos pertenecen a la colección permanente del museo desde los años 1979 al 1984.


 1retrato_del_bar_n_h_h_thyssen_bornemisza

Retrato del Barón H.H. Thyssen-Bornemisza. Autor: Lucian Freud. Fecha: 1981-1982 Técnica: Óleo sobre lienzo. Medidas: 51 x 40 cm. Úbicacion: Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

El 26 de julio de 1981 el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza se dirigió por primera vez al estudio londinense del pintor Lucian Freud, junto a Notting Hill Gate, para iniciar la primera de las largas e incontables sesiones de pose para este retrato, finalizado en octubre de 1982. A partir de ese momento, el pintor y el coleccionista entablaron una estrecha y duradera relación que les llevó a dialogar sobre pintura y a contrastar sus respectivos gustos artísticos. Para el barón Thyssen, que posaba por primera vez como modelo, fue una experiencia inolvidable; para el artista, un nuevo motivo de inspiración para su obra posterior.

Durante todo ese tiempo, Heinrich Thyssen acudió puntualmente a sus citas, y Freud, un pintor pausado y laborioso, avanzaba lentamente en la ejecución del retrato. Como en otras ocasiones, Freud colocó a su modelo muy cercano a su ángulo de visión, con una proximidad física que le permitiera apreciar los más mínimos detalles, algún ligero gesto con las manos, cualquier mueca de su rostro o un mechón de pelo fuera de lugar. A través de su mirada concentrada y obsesiva, Freud siempre hace un profundo examen de la individualidad del personaje y logra una carga psicológica sólo comparable a la de los retratos de Rembrandt o Goya: «Procuro penetrar lo más profundo posible en sus sentimientos para que el cuadro pueda hablar de ellos y no de mí».

Freud retoma sus retratos de cabezas, que había pintado principalmente durante los años sesenta, y le representa ligeramente por debajo de los hombros, vestido de manera informal, con una chaqueta a cuadros, camisa blanca y corbata oscura. La frontalidad e introspección de su rostro nos remiten a los retratos-máscara de yeso de Tel el-Amarna que aparecían reproducidas en Geschichte Aegyptens, su libro de cabecera, que tantas referencias ha dejado en su pintura, desde que en 1939 se lo regalara su amigo y mecenas Peter Watson. Freud, que nunca toma apuntes previos, comienza a trabajar directamente sobre el lienzo. El retrato progresa desde el primer esquema trazado a mano alzada, abocetado en carbón, y los primeros toques de óleo, y se completa pausadamente a base de pentimenti, de pinceladas superpuestas que conviven con otras capas trabajadas con espátula. Al final, el retrato pintado nos habla tanto del personaje como del intento frenético del pintor por tratar de representarlo.

Como fondo del cuadro, por encima del hombro derecho del modelo, apenas esbozado, Freud inserta un fragmento de la obra de Antoine Watteau Pierrot contento, de hacia 1712, perteneciente a la colección del barón desde 1977, cuya reproducción pinchó en una pared de su estudio. Curiosamente, en el retrato de Freud, el barón está colocado en el lugar que ocupa Pierrot en el cuadro de Watteau, incluso da la impresión de que adopta su misma postura y expresión. La ligera inclinación de su cabeza hacia delante y la mirada hacia abajo hacen la personalidad del magnate más opaca y misteriosa y le otorgan un aire de distanciamiento del espectador.

Se puede rastrear en la obra de Freud, un gran admirador del arte del pasado, toda una serie de alusiones a los grandes maestros, desde el arte egipcio, pasando por Grünewald, Hals, Velázquez, Rembrandt, DaumierWatteau, Géricault, hasta Ingres, Courbet, Rodin o Bonnard, aunque esta estrecha vinculación con la tradición de la pintura convive con una fuerte voluntad de independencia con respecto a ella. Pierrot contento impresionó de forma tan especial a Freud que decidió hacer una copia en pastel de la pintura en la que repitió casi exactamente las actitudes y vestimentas de los personajes, aunque cambió las facciones de sus rostros. Poco después, todavía bajo la influencia mágica que ejercía sobre él esta obra, se propuso pintar una obra suya parafraseando el pequeño cuadro de Watteau, lo que dio como fruto una de sus pinturas más ambiciosas: Gran interior W 11 (según Watteau), un retrato de grupo de varios de sus familiares y amigos, que Freud pintó laboriosamente entre 1981 y 1983. Aunque adoptó la misma composición que la obra de Watteau, le otorgó un carácter completamente distinto. Con su personal puesta en escena y su manera de penetrar en el mundo interior de varios de sus allegados, Freud transformó un tema teatral sobre los sentimientos humanos, propio de la commedia dell’arte, en una interpretación de su propia vida privada y convirtió la fantasía de Watteau en un tema de una modernidad incuestionable.


 0_reflejo_con_dos_ni_os_autorretrato

Reflejo con dos niños (Autorretrato). Autor: Lucian Freud. 1965. Óleo sobre lienzo . Medidas: 91 x 91 cm Úbicacion: Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Desde sus primeras obras, de una minuciosidad primitivista y un cierto aire neorromántico y surreal, Lucian Freud tomó partido por el arte figurativo y en contra de las corrientes abstractas dominantes. Desde entonces, su obra se ha alimentado de la tensión existente entre la realidad y la materia, entre lo visual y lo táctil. Por otra parte, su obsesión por el cuerpo humano le llevó a hacer una original reinterpretación del género del retrato.

En sus numerosos autorretratos, el pintor aparece siempre con un gesto forzado, guiñando los ojos, mirando de reojo o hacia abajo, con una mirada que evidencia el esfuerzo que debe hacer para representarse a través del espejo. Reflejo con dos niños (Autorretrato), de 1965, combina un primer plano intenso del artista con su cuerpo retorcido para poder mirar su propio reflejo en un espejo colocado sobre el suelo a sus pies, con la lámpara situada detrás suyo convertida en una forma semiabstracta que se cierne sobre el pintor. Como destaca John Russell, la imagen no se capta a primera vista, dado que se trata de uno de los primeros autorretratos en los que Freud experimenta con un juego de dos espejos, y, tal y como advertía Catherine Lampert, el espectador es forzado «a recorrer con sus ojos la figura hacia arriba para encontrarse directamente con la mirada del artista». La idea de reflejo especular se refuerza por el fondo gris liso que hace resaltar aun más los toques de luz que se concentran en el rostro y las manos. La imagen de Rose y Ali, sus hijos, que tuvo con Suzy Boyt y que aparecen en el ángulo inferior izquierdo, está inspirada en la tumba del enano Seneb y su familia del museo de El Cairo, reproducida en Geschichte Aegyptens, su inseparable companion durante toda su larga carrera de pintor.

La técnica, de grandes y expresivos brochazos, se puede relacionar con los retratos de Frans Hals, a quien el pintor consideraba un artista moderno debido a su tosquedad. Freud, a quien, no por casualidad, William Feaver definió como el «Hals de Paddington predispuesto a la espontaneidad», admiraba el modo firme y directo de aplicar la pintura del maestro holandés con un pincel de cerdas rígidas bien empapado, que acentuaba la acción del artista en la cristalización del modelo sobre el lienzo.


 2_reflejo_con_dos_ni_os_autorretrato

Gran interior. Paddington. Autor: Lucian Freud. Fecha: 1968-69 Técnica: Óleo sobre lienzo. Medidas: 183 x 122 cm Úbicacion: Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Aunque difiere de él en la manera de hacerlo, Lucian Freud comparte con Francis Bacon su interés por la representación de la soledad de la existencia humana a través de un mismo motivo: el cuerpo humano. Ambos artistas, formados en el clima intelectual existencialista de la Europa de entreguerras, utilizaron su pintura para reflexionar —de forma bastante violenta— sobre la humanidad enajenada y atormentada. Sin embargo, mientras Bacon sometía a sus personajes a una metamorfosis formal que les llenaba de magulladuras, Freud siempre se mantuvo dentro de los cánones tradicionales de la figura humana. Los críticos John Russell y Robert Hughes coinciden en sus estudios en calificarle como el mayor y único pintor realista de la época contemporánea y Jean Clair lo elogia como uno de los grandes y declara: «Con la excepción hecha de Picasso y Bacon, nunca antes de Freud la realidad del cuerpo había sido tan duramente y tan amorosamente descrita, por la vía perversa de las deformaciones, en su belleza y en su fealdad, en su fuerza y en su vulnerabilidad, en su atracción como en su repulsión, en su búsqueda incesante y encarnizada de la individualización, en un estilo que se puede comparar a los grandes estilos del pasado».

En este perturbador Gran interior. Paddington, de 1968-1969, Freud nos representa una escena de encuadre cinematográfico y perspectiva ascendente que se desarrolla en el interior de su propio taller londinense de Gloucester Terrace. El cuerpo semidesnudo de su hija Ib (Isobel Boyt), con una expresión de infinita tristeza, yace en el suelo junto a una enorme planta que esta colocada frente a una ventana. Existe un pequeño lienzo del mismo periodo —titulado Pequeño interior. Autorretrato— en el que Freud se retrató con la paleta en la mano, comenzando a pintar este Gran interior por medio del reflejo de la escena en un espejo de su estudio.

Para pintar esta obra, Freud eligió tan meticulosamente como siempre la colocación de su caballete para contemplar la escena desde un ángulo forzado y poder captarla a vista de pájaro. Según menciona William Feaver, la planta de ramas retorcidas, que cobra aquí un especial protagonismo, le recordaba al pintor a un enorme Zimmerlinde que había en casa de su abuela. Está pintada con la factura minuciosa típica de su etapa anterior, y, al estar representada con una perspectiva diferente a la de la ventana, produce en el espectador una extraña sensación de desasosiego.

El cuerpo semidesnudo de la niña, tumbada sobre el suelo, que se cobija bajo la vegetación de la planta, tiene una postura que a primera vista puede parecer natural, pero al fijarnos más detenidamente comprobamos que está sometido a una torsión forzada: los hombros están colocados en paralelo sobre el suelo mientras las caderas y las rodillas dobladas se giran de medio lado. Hacia 1965, cuando su pintura se había vuelto más suelta y empastada, fue cuando Freud comenzó a realizar unos desnudos carentes de cualquier idealismo. Habitualmente representados en interiores, nos ofrecen una visión tanto física como psicológica del personaje, ya que su intención era que la expresión del personaje quedara fijada tanto en el cuerpo como en el rostro. La carne tiene una presencia tan radical en estos cuadros que incluso nos hace sentir incómodos al contemplarlos. Como expresa acertadamente John Russell: «Freud lleva la experiencia tan lejos que a veces nos preguntamos si tenemos derecho a estar ahí».

Como en todas sus obras, el colorido es sobrio y totalmente naturalista, pues para Freud el color sólo tiene un valor representativo, no emocional, y su gama ha permanecido intacta durante toda su producción. La emotividad viene dada en su obra por las formas y por el empaste, no por el color: «No quiero que ningún color destaque. Quiero que el color sea el color de la vida, de tal manera que sólo sea percibido como algo irregular si cambiara. No quiero que opere como el sentido moderno del color, como algo independiente».


 3_ltimo_retrato

Último retrato. Autor: Lucian Freud. Fecha: 1976-77 Técnica: Óleo y lápiz sobre lienzo. Medidas: 61 x 61 cm Úbicacion: Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

«Mi idea sobre el retrato —exponía Lucian Freud— proviene de la insatisfacción que siento por los retratos que se parecen a la gente. Me gustaría que mis retratos fueran de personas y no como ellas», una confesión no exenta de cierta angustia filosófica al presuponer que, al retratar a alguien, el artista está, en cierta medida, sentenciándolo. En su juventud aprendió de Cedric Morris, su maestro en la East Anglian School of Painting and Drawing de Essex, que un retrato debería ser revelador hasta el punto de parecer indecente, y desde entonces ha seguido esta consigna. Su personal forma de representar el malestar del ser humano, su visión desoladora, que proyecta una capa de agitación sobre todos los personajes que retrata, llevó a Herbert Read a calificarle como el «Ingres del existencialismo». Con esta admirable y lúcida definición, el crítico británico le vinculaba tanto a la tradición de la cultura visual francesa como al credo sombrío de Jean-Paul Sartre, y describía el dilema existente entre la sutileza de su pintura y el mundo nauseabundo de su mirada.

Último retrato, de 1976-1977, el primer cuadro de Freud en entrar en la colección Thyssen-Bornemisza, representa la misma modelo del Retrato desnudo de la colección de la Tate. A primera vista, la joven, ensimismada, parece estar descansando, recostada sobre el respaldo de un sillón. Sin embargo, en una segunda mirada advertimos el gesto de dolor contenido, que podría aludir a una persona enferma que tiene cercano su desenlace final. El carácter inacabado de la obra nos permite conocer el procedimiento del pintor. La composición ha sido ligeramente esbozada a lápiz sobre el lienzo blanco y la aplicación de la pintura ha sido iniciada por el rostro y la parte superior del cuerpo. Atrás quedaban aquellos primeros retratos de pincelada apretada, ejecutados con finos pinceles de pelo de marta, al estilo de los primitivos flamencos o de Durero. Ahora pinta de pie con gruesos pinceles de cerdas, con un mayor empaste y una mayor carnalidad.

«Para mí el tema del arte es la arcilla humana». Este verso del poeta angloamericano W. H. Auden parece escrito a medida para Lucian Freud, el creador que ha logrado desvelar, como ningún otro, la vulnerabilidad del cuerpo humano. «Quiero que la pintura actúe como si fuera carne», le manifestaba a Lawrence Gowing en 1982, un lema en consonancia con la carnalidad matérica de sus rostros y cuerpos, con su habilidad para pintar la textura de la piel y de convertir la capa pictórica en verdadera arcilla humana.

Paloma Alarcó / museothyssen.org



Otras obras


 00freud9

Reflexióm (Autorretrato de Lucien Freud), 1985. Óleo sobre lienzo, 56.2 x 51.2 cm. Colección privada. Lucien Freud (Berlín, 8 de diciembre de 1922 – Londres, 20 de julio de 2011), Pintor inglés de origen alemán, creador de obras precisas y realistas, conocido por su extraordinaria maestría en la representación de las figuras humanas. Nieto de Sigmund Freud, nació en Berlín el 8 de diciembre de 1922 y emigró a Inglaterra con su familia en 1933. Entre 1938 y 1943 estudió arte en Londres y en Dedham. Alcanzó fama internacional durante la década de 1950 y desde ese año se han llevado a cabo numerosas exposiciones de su obra por todo el mundo. Aunque en su primera etapa experimentó dentro del surrealismo y el neorromanticismo, encontró su estilo personal en obras de un realismo muy detallado como, por ejemplo, en el sombrío cuadro Interior en Paddington (1951, Galería de Arte Walker, Liverpool). Entre sus últimas pinturas, caracterizadas por una pincelada más expresiva y un mayor contraste de color, destacan una serie de retratos de su madre de gran penetración psicológica. Freud fue uno de las artistas más representativos de su generación, y ha desempeñado un papel vital en la continuación de la tradición figurativa en la pintura británica del siglo XX.


 26_1429972413_661716

John Minton, 1952. Óleo sobre lienzo, 40 x 25,4 cm. Collection Royal College of Art. Londres. Obra de Lucien Freud


 25_1429972473_940741

Chica en la cama. 1952. Óleo sobre lienzo, 45,7 x 30,5 cm. Colección privada. Obra de Lucien Freud


 27doble_retrato_1985_1986_de_lucian_freud

Doble retrato (1985-1986). Obra de Lucien Freud


 28retrato_doble_leo_pintado_en_1986_por_lucian_freud

Retrato doble, 1986. Obra de Lucien Freud


 56_1429974641_648954

Triple portrait. 1986-87. Óleo sobre lienzo. 120 x 100 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 17chica_rubia_en_una_cama

Chica rubia en una cama. 1987. Óleo sobre lienzo, 41 x 51 cm. James Kirkman Ltd. Londres. Obra de de Lucien Freud. Obra de Lucien Freud


 21_1429972115_327137

Chica rubia en una cama. 1987. Óleo sobre lienzo, 41 x 51 cm. James Kirkman Ltd. Londres. Obra de Lucien Freud


 30bella

Bella. 1982-83. Óleo sobre lienzo. 61 x 55,9 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 31_1429972984_422370

Annie and Alice. 1975. Óleo sobre lienzo. 22,5 x 27 cm. Private colletion, courtsy James Kirkman. Ltd. London. Obra de Lucien Freud


 32_1429973085_450279

Blond girl, night portrait. 1980-85. Óleo sobre lienzo. 71 x 71 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 33_1429973140_489562

Esther. 1980. Óleo sobre lienzo. 48,9 x 38,3 cm. Private colletion, courtesy James Kirkman. Ltd. London. Obra de Lucien Freud


 37_1429973509_284229

Naked girl. 1985-86. Óleo sobre lienzo. 81 x 71 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 38_1429973582_384894

Painter and model. 1986-1987. Óleo sobre lienzo. 159,6 x 12,7 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 39_1429973635_707879

Night portrait. 1977-78. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 78,5 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 40_1429973691_293986

Night portrait. 1985-86. Óleo sobre lienzo. 92,8 x 73,2 cm. Hirshhorn Mseum and Sculpture Garden. Smithsonian Institution. Washington. D. C. Obra de Lucien Freud


 41_1429973746_262237

Naked woman on a sofa. 1984-85. Óleo sobre lienzo. 51 x 60,5 cm. Private colletion. USA. Obra de Lucien Freud


 42_1429973807_618661

Naked man wiht his friend. 1978-80. Óleo sobre lienzo. 90,2 x 105,5 cm. Private colletion, courtesy James Kirkman. Ltd. London. England. Obra de Lucien Freud


 43_1429973863_800056

Naked man whit rat. 1977-78. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 91,5 cm. Colletion Art Gallery of Western. Australia. Obra de Lucien Freud


 34_1429973187_176986

Girl holding her foot. 1985-86. Óleo sobre lienzo. 18,2 x 15 cm. Lefevre Gallery. London. Obra de Lucien Freud


 44_1429973923_399176

Naked girl with egg. 1980-81. Óleo sobre lienzo. 75 x 60,5 cm. The British Council. Obra de Lucien Freud


 45_1429973979_245125

Naked girl. 1966. Óleo sobre lienzo. 61 x 61 cm. Lent by Mr Steve Martin. Obra de Lucien Freud


 47_1429974081_911529

Naked girl asleep,II. 1968. Óleo sobre lienzo. 55,8 x 55,8 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 46_1429974033_969515

Naked girl asleep. 1967. Óleo sobre lienzo. 61x 61 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 51_1429974327_171556

Rose. 1979-79. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 78,5 cm. Sukejiro Itani. Tokyo. Japan. Obra de Lucien Freud


 52_1429974379_708787

Seated figure. 1980-82. Óleo sobre lienzo. 35 x 22,3 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 53_1429974430_796674

Seated figure. 1980-82. Óleo sobre lienzo. 35 x 22,3 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 54_1429974493_662439

Small naked portrait. Obra de Lucien Freud


 48_1429974146_344105

Pregnant girl. 1960-61. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 71 cm. Jacqueline and Gilbert de Botton. Switzerland. Obra de Lucien Freud


 22_1429972186_182456

Mujer con un perro blanco, 1952. Óleo sobre lienzo, 76,2 x 101,6 cm. Tate Gallery. Londres. Obra de Lucien Freud


 55_1429974563_776644

The Painter´s mother. 1982-84. Óleo sobre lienzo. 105,4 x 127,6 cm. Private colletion, courtesy James Kirkman. Ltd. London. England. Obra de Lucien Freud


 49_1429974199_280190

Paddington interior, harry Diamond. 1970. Óleo sobre lienzo. 71 x 71 cm. University of Liverpool Art Gallery. Obra de Lucien Freud


 50_1429974266_745771

Red haired man on a chair. 1962-63. Óleo sobre lienzo. 91,5 x 91,5 cm. Erich Sommer. Obra de Lucien Freud


 58_1429974768_468572

Two plants. 1977-80. Óleo sobre lienzo. 152,4 x 121,9 cm. Trustees of the Tate Gallery. Obra de Lucien Freud


 59_1429974832_186806

Wasteground with houses, Paddington. 1970-72. Óleo sobre lienzo. 167,5 x 101,5 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 20freud5

Interior en Paddington. 1951. Óleo sobre lienzo, 152,4 x 114,3 cm. Walker Art Gallery. Liverpool. Obra de Lucien Freud


 23_1429972266_437918

Interior Amplio W.11 (después Watteau) 193. Óleo sobre lienzo, 186 x 198 cm. Colección privada. Obra de Lucien Freud


 24_1429972342_648176

Fábrica al Norte de Londres    , 1972. Óleo sobre lienzo, 71 x 71 cm. Colección privada. Obra de Lucien Freud


 57_1429974711_219489

Two Japanese wrestlers by a sink. 1983-87. Óleo sobre lienzo. 50,9 x 78,8 cm. Instituto de Arte de Chicago. Chicago. USA


 60_1429974924_910845

Interior with plant, reflecction listening (self potrait). 1967-68. Óleo sobre lienzo. 121,8 x 121,8 cm. Private colletion. Obra de Lucien Freud


 36man_s_head_self_potrait

Lucian Freud - Man´s head (self potrait) 1963. Óleo sobre lienzo. 53,3 x 50,8 cm. Whitworth Art Gallery. University of Manchester. England


 11autorretrato

Lucian Freud - Autorretrato. Pintura titulada 'Autorretrato, reflexión', de Lucien Freud, expuesta en Londres

Enlace interesante de 'La Escuela de Londres': http://arelarte.blogspot.com/2010_12_01_archive.html



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al al pintor y grabador británico de origen alemán Lucian Freud, es nieto de Sigmund Freud -padre del psicoanálisis-. Ha sido considerado uno de los más grandes artistas de la segunda mitad siglo XX y máximo exponente de la Escuela de Londres junto con Francis Bacon. Se le conoce como el retratista de la carnalidad.



Fuentes y agradecimientos a: pintura.aut.org, elpais.con, epdlp.com, es.wikipedia.org, guardian.co.uk, es.wikipedia.org, 3.bp.blogspot.com, eltaburete.wordpress.com, arelarte.blogspot.com, complotmagazine.blogspot.com, buscabiografias.com, puesta-en-valor.blogspot.com, invertirenarte.es, terra.es, artknowledgenews.com, taringa.net, flickr.com, picasaweb.google.com, elconfidencial.com, dettoanchelmessicano.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Saturday, 25 April 2015, 16:19; edited 4 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Lucian Freud 
 
OBITUARIO (22/07/2011) - Alemán de nacimiento, era nieto de Sigmund Freud


Fallece Lucian Freud, el pintor de los desnudos carnales


Fue uno de los más brillantes representantes de la Escuela de Londres

"Quiero que mi pintura funcione como carne", decía el artista



 0_reflejo_con_dos_ni_os_autorretrato_2

Lucian Freud - Reflejo con dos niños (Autorretrato)

Nacido en Berlín el año 1922, Lucian Freud, que era nieto de Sigmund Freud, se instaló en Londres en 1932, llevado allí con solo 10 años por su familia, huyendo de la inmediata barbarie nacional socialista, y su presumible plan implacable de exterminio judío. Dada la corta edad con la que desembarcó en Reino Unido, se comprende que su formación artística y posteriormente su brillante desarrollo como pintor se llevase a cabo como si se hubiese tratado de un genuino artista británico. De hecho, adquirió la nueva nacionalidad en la temprana fecha de 1939. Por todo ello, aunque su origen germánico es indudable, se le ha considerado siempre como uno de los más brillantes representantes de la llamada Escuela de Londres, un grupo informal que aglutinó a un conjunto de artistas de primer rango, surgidos todos ellos tras la II Guerra Mundial, entre los que se contaron figuras tan prominentes como Francis Bacon o Frank Auerbach, los cuales se caracterizaron por estar de alguna manera vinculados a una figuración de estirpe expresionista.


 5lucian_freud_por_adolfo_v_squez_rocca

Lucian Freud por Adolfo Vásquez Rocca

No se puede, sin embargo, tampoco negar la impronta artística alemana que configuró la personalidad de Lucian Freud. Hay que tener en cuenta que su padre, que era arquitecto, había sido asimismo un prometedor pintor, en la época de la Secesión de Viena, y que no solo Lucian Freud, sino el resto de los representantes de la Escuela de Londres, coquetearon en su juventud con el surrealismo y con los pintores alemanes de la llamada Nueva Objetividad, como Otto Dix o Georg Grosz. Al margen de estos precedentes artístico-culturales, Lucian Freud estudió en la Central School of Art y en el Goldsmiths' Colege, antes de iniciar su carrera artística, hacia comienzos de 1940. Su primera exposición colectiva se produjo en 1944, pero la maduración de su estilo y el comienzo de su proyección pública no se produjo hasta una década después, a partir de 1951. Desde entonces, habiéndose librado de esas primeras influencias artísticas continentales, Freud se centró en una peculiar interpretación de la pintura realista, conectada en parte con el precedente británico de Stanley Spencer, pero también dejándose contagiar por el morboso sentido físico, carnal y existencial, del primer Francis Bacon, con el que mantuvo siempre una relación dialéctica y artística muy vivaces. La pintura de Lucian Freud debe su original peculiaridad al modo con el que supo abordar la figura humana, fundamentalmente desnuda y haciendo siempre valer su turbadora densidad carnal.


 12el_sue_o_de_la_supervisora

Un desnudo de Lucian Freud, titulado 'El sueño de la supervisora'

En su interpretación del desnudo, Freud unió la peculiar visión forzada con que Edgar Degas espiaba los desnudos femeninos, para obtener un punto de vista insólito, y un sentido matérico que les daba una fuerza táctil, muchas veces de efecto turbador. En realidad, como él mismo declaró, pretendía que la propia pintura tuviese una densidad elástica, como la de la carne: "Quiero que mi pintura funcione como carne. Para mí, la pintura es la persona. Que ejerce sobre mi mismo un idéntico efecto que la carne".

Esta versión del desnudo tandirecta y, valga la paradoja, descarnada, así como su independencia de juicio y de costumbres le valieron, en el siempre puritano mundo británico, una fama de alocado libertino, atravesándose con ello muchas veces la frontera del sensacionalismo barato. No hace muchos años, cuando Freud era ya un octogenario, causó malestar la exhibición pública de un autorretrato en el que él se mostraba de pie, pintando sobre un lienzo, mientras una joven desnuda se abrazaba a una de sus piernas. Tomar esta autorepresentación como un delirio exhibicionista, no solo es un error, sino que significa desconocer la historia de la pintura occidental, a la que este genial artista rindió un sagaz culto, plagando con citas inteligentes de grandes maestros del pasado muchos de sus mejores cuadros. En cualquier caso, no cabe la menor duda de que Lucian Freud ha sido no solo uno de los mejores pintores británicos del siglo XX, sino que, todavía más importante, uno de los artistas figurativos más originales y poderosos de la época contemporánea.


elpais.com




 

Descanse en Paz. El pasado 20 de Julio murió Lucian Freud. Era el pintor británico vivo más cotizado, su arte sin duda es un poco especial, pues sus cuadros son un poco feos de contemplar, pero fue un pintor reconocido en vida, adscrito a la llamada 'Escuela de Londres', muy vinculado a Francis Bacon. Quizá Lucian Freud será recordado por sus peculiares retratos y sobre todo sus desnudos carnales, muy numerosos en su prolífica obra.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Saturday, 25 April 2015, 14:46; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Lucian Freud 
 
Exposición retrospectiva de sus 'Retratos'



Mirando a Freud



selfportrait1963

Self portrait (1963). Lucian Freud

Lucian Freud miraba de una manera furtiva, sacando todo el jugo posible a sus modelos y dejándoles así, desparramados y sin apenas vida, mostrando sin tapujos la decadencia de la carne. "Cuando alguien está desnudo ante ti, no puede esconder nada", decía el pintor. "No todo el mundo está dispuesto a ser tan honesto consigo mismo, y eso me obliga a mí a ser igualmente honesto con ellos".

Freud, nacido en Berlín en 1922 y muerto en Londres en julio del 2011, se volcó en los preparativos de la exposición retrospectiva de sus 'Retratos' en la National Portrait Gallery, pero no pudo culminar su sueño, ni siquiera terminar su último cuadro, que por primera vez ve la luz desde hoy junto a 130 obras del autor.


portraitofthehound2011

Portrait of the Hound (2011). Lucian Freud

En 'Portrait of the Hound' vemos a su ayudante David Dawson, desnudo y mirando indefenso hacia arriba, ante la pasividad de la perra Eli, estirada junto a él y haciéndose la ausente. Los perros eran siempre bienvenidos en el estudio londinense de Freud; sus últimas pinceladas parece que fueron las orejas de Eli, bien abiertas, como escuchando el diálogo entre su dueño y el artista figurativo más importante en las postimerías del siglo XX, tras la muerte de su amigo Francis Bacon.

En 'Retratos' vemos y apreciamos la fulgurante transformación de Luciam Freud desde el surrealismo de su juventud a la dedicación casi exclusiva al retrato en el sentido más amplio: el que abarca el cuerpo entero y en el que no es posible la impostura ni el ocultamiento.


andthebridegroom1993

And the bridegroom (1993). Lucian Freud

”No estoy interesado en una pintura que parezca una fotografía. Quiero que mis pinturas se sientan como si estuvieras viendo a gente real. Quiero que la pintura se sienta como la carne”. Las confesiones de Freud a Michael Auping, director de exposiciones del Museo de Arte Moderno de en Fort Worth (Texas), jalonan la exposición y el catálogo de 'Retratos', que acabará saltando en charco en la segunda mitad del año. "En Norteamérica, la tierra del Photoshop, tardamos más en abrazar su arte", admite Auping. "Digamos que nos distraía de nuestro sentido de la abstracción y del minimalismo".

“Toda la pintura es psicológica, al menos cuando está bien hecha”, aseguraba el nieto aventajado de Sigmund Freud, que rompió todas las covenciones entre el pintor y su modelo. Kitty Garman y Carolina Blackwood, sus dos primeras mujeres, fueron también el objeto casi obsesivo de su obra juvenil, hasta adentrarse en el “terreno impredecible de la piel” con 'Naked Girl' (1996).


nakedportrait19723

Naked portrait (1972-3). Lucian Freud

El tenso retrato del barón Thyssen, 'Man in a Chair' (1983), su interminable serie de autorreratos o su visión particular de la Reina Isabel II (2000) nos dejan entrever al Freud más clásico, admirador de Velázquez, Rembrandt y Vang Gogh. Pero su parte más oscura, la que se alimenta de Cézanne, es muy palpable en los retratos de su propia madres, Lucie. De la mano de Courbet y otras influencias más o menos confesables, Freud acaba rompiendo en esa sucesión de desnudos descarnados en gran formato -'And the Bridegroom', 'Nude with leg up', 'Naked man with rat' o 'Benefits Supervisor Sleeping'- que no dan tregua al 'voyeur' más impávido. Sabemos cómo miraba Freud, ¿pero cómo se mira a Freud?


benfitssupervisingsleep

Benfits Supervising Sleeping (1995). Lucian Freud



Fuentes: elmundo.es  | C. F.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Lucian Freud 
 
Retrospectiva del Freud retratista


Una muestra de los retratos del artista británico se exhibirá en la National Portrait Gallery de Londres


autorretrato1985cortesa

'Reflection', (autorretrato), 1985. Cortesía del Archivo de Lucian Freud.

Lucian Freud, uno de los gigantes del arte contemporáneo británico, seguía trabajando incansable en su última obra, un retrato, cuando le sobrevino la muerte el pasado julio a los 88 años. Retrato del Galgo (2011) es un cuadro inédito que la National Portrait Gallery de Londres exhibirá a partir de hoy, en el marco de una completísima retrospectiva dedicada al Freud retratista. La faceta por la que es principalmente reconocido y en la que ahondó a lo largo de siete décadas de singladura para explorar todos los ángulos, físicos y emocionales, de sus personajes. A la par que los suyos propios.

El modelo del cuadro, su asistente David Dawson, aparece desnudo, porque al artista le gustaba la piel, que pintaba mezclando de nuevo los colores casi en cada brochazo. Para Freud, “un humano despojado de toda ropa es un animal”. Junto al hombre del retrato, su perro Eli, ambos presentados como iguales en una de las constantes del autor. Dawson fue el último sujeto que posó para Freud, en el epílogo de una nutrida lista de familiares, amigos, colegas, y famosos como la misma reina de Inglaterra, proyectados en su lienzo.


19813cortesadelarchivod

'Large Interior', 1981-3. Cortesía del Archivo de Lucian Freud.

Pero, ante todo, las personas de su círculo más íntimo jalonaron una producción que el museo londinense expone de forma bastante cronológica, aunque el objetivo de la exposición Lucian Freud. Retratos no sea mostrar “una mera retrospectiva biográfica, sino una vida representada en las pinturas”, según su comisaria Sarah Howgate. Desde el retrato más formal que un Freud de 18 años pintó de su tutor académico Cedric Morris (1940) hasta el cuadro a gran escala de las carnes orondas de una empleada pública (Benefits Supervisor Sleeping, 1995), la muestra propone un recorrido por la evolución de un artista singular. Esta última obra, protagonizada por su amiga Big Sue encarna la rendición del mercado ante Freud; batió hace cuatro años el récord de cotización en subasta para un autor vivo, gracias a los más de 21 millones de euros que pagó el magnate ruso Roman Abramovich.


1947cortesadelarchivode

'Girl in a Dark Jacket', 1947. Cortesía del archivo de Lucian Freud.

La musa de formas generosas fue una de sus modelos predilectas y, como tal, aparece de forma recurrente en la muestra, al igual que el artista australiano de performances, Leigh Bowery, a quien el pintor despoja de las vestimentas y piercings que conforman su persona pública. El desnudo del cuerpo humano no fue aceptado por todos cuando Freud retrató de ese modo a su hija Rose (ella misma lo eligió así) en los años 70'. Esa época sella la transformación desde un estilo donde impera la obsesión por la fidelidad en el detalle, hacia una relajación en el trazo que sin embargo no resta realismo a sus obras.


19889cortesadelarchivod

'Standing by the Rags', 1988-9. Cortesía del Archivo de Lucian Freud.

Fue el artista Francis Bacon, colaborador de juventud y gran amigo hasta una abrupta ruptura, quien le conminó a dejar de pensar en el dibujo para sumergirse libremente y de lleno en la pintura. El torturado angloirlandés acabó posando para Freud (y éste a su vez también ejerció de modelo de Bacon), como lo hicieron David Hockney, Frank Auerbach y otros grandes del arte.


susyboyt

"Woman Smiling" (Mujer sonriendo"), es el retrato individual que hizo el pintor Lucian Freud de su ex mujer y madre de cinco de sus hijos Suzy Boyt

La impronta psicológica de esos cuadros, fruto de la indagación del retratista en todas las dimensiones de sus sujetos, aparece desde sus primeros trabajos, aquellos que testifican su propia e intensa vida personal y amorosa. Los expresivos ojos de Kitty, su primera esposa en los 40'; la crónica de la descomposición de su segundo matrimonios, en un doble retrato de Caroline junto al propio Freud en la habitación de un hotel parisino (1954); los consiguientes cuadros que tomaron como modelo a su pupila Susy Boyt, luego madre de cinco de sus hijos…. Hasta la madurez del pintor, expresada en los cuadros de su progenitora, Lucie, en los años 80', desde la fuerza del mero rostro hasta la imagen de la anciana leyendo o recostada en la cama.


200304cortesadelarchivo

'The Brigadier', 2003-04. Cortesía del Archivo de Lucian Freud.

El nieto del creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, nacido en 1922 en Berlín y huido del nazismo junto a su familia hacia el Reino Unido, era una personalidad introvertida que sólo se abría en su estudio y en compañía de sus modelos. Frente a la obligada formalidad que impuso Isabel II (2001), otros personajes fueron ellos mismos ante la brocha de Freud, entre ellos el tenso barón Thyssen o el también aristócrata Andrew Parker-Bowles, ex marido de Camila.


1995cortesadelarchivode

'Benefits Supervisor Sleeping', 1995. Cortesía del Archivo de Lucian Freud.

Las interminables sesiones de posado que todos sufrieron han tenido su equivalente en las prolíficas indagaciones que el artista hizo de su propio yo a lo largo de los años. El autorretrato Reflection (1985) es una de las piezas más poderosas de la exposición, en cuya preparación colaboró entusiasmado hasta su fallecimiento. Más que como un retratista, Lucian Freud suele ser caracterizado como un “pintor de la gente”, de sus formas y aristas, externas e internas. Inquirido sobre esa definición en su última entrevista , espetó: “No sé que sería un pintor de retratos si su obra no versara sobre las personas…”.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events