Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Forum Rules 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Fancelli, Domenico
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Fancelli, Domenico 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al escultor Domenico Fancelli, fue un escultor italiano que trabajó fundamentalmente en España, donde fue uno de los introductores del Renacimiento.

Sus obras más destacadas son el sepulcro del cardenal Diego Hurtado de Mendoza, en la catedral de Sevilla, y el de los Reyes Católicos en la Capilla Real de la Catedral de Granada.

Domenico Fancelli (Settignano, 1469 - Zaragoza, 1519) Nació en Settignano, cerca de Florencia. Se sabe muy poco acerca de su etapa de formación, que debió de tener lugar en Florencia y en Roma. Por encargo del conde de Tendilla, esculpió en Génova el sepulcro de Diego Hurtado de Mendoza, hermano del conde, que había fallecido en 1502. Posteriormente el sepulcro fue transportado a Sevilla y Fancelli lo situó en la catedral.


 01_1441829534_470487

Sepulcro de los Reyes Católicos. Capilla Real. Granada. Domenico Fancelli. Terminado en 1517, más lujoso y detallista en la decoración; medallones, hornacinas aveneradas y originales grifos en las esquinas exornan el sepulcro, en cuyas esquinas destacan cuatro estatuas sedentes de los Padres de la Iglesia. Al igual que en el caso del príncipe D. Juan, los rostros de los monarcas católicos aparecen idealizados.

Hacia 1510 recibió el encargo de realizar el sepulcro del príncipe Don Juan, heredero prematuramente fallecido de los Reyes Católicos, para el Real Monasterio de Santo Tomás, en Ávila, y el éxito que alcanzó con esta obra le valió que se le encargase la que es probablemente su obra más conocida, el sepulcro de los Reyes Católicos en la Capilla Real de la catedral de Granada, terminado en 1517. Recibió también el encargo de realizar los monumentos sepulcrales de los reyes Juana y Felipe de Castilla, pero murió antes de llevarlos a cabo. Fue sustituido en estas obras por Bartolomé Ordóñez.

Tuvo una gran influencia en la escultura española, como puede verse en la obra de artistas como Vasco de la Zarza (muerto en Ávila en 1524).

Espero que os guste la recopilación que he conseguido de este escultor italiano, y en la medida de lo posible, contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


Capilla Real. Catedral de Granada

Intevención de Domenico Fancelli y otros artistas


 0capilla_real_granada

El diseño de la Capilla Real se inició en 1504, siendo trazada por Enrique Egas (1505-1517) siguiendo los deseos de austeridad de la reina católica.


 0capilla_real_de_granada_mausoleo_de_los_reyes_cat_licos

Capilla Real de Granada. Mausoleo de los Reyes Católicos. Obra de Domenico Fancelli


 06_1421084412_862213

Bartolomé Ordoñez, autor del Mausoleo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso en Capilla Real de Granada (a la derecha) y a la izquierda el de los Reyes Católicos, realizado por Domenico Fancelli.

Las imágenes góticas traídas a Granada en la época de los Reyes Católicos, aunque centraran la devoción, no pudieron actuar en el desarrollo de una escultura local. Fue la actividad aludida de los años del Emperador la que, teniendo como núcleo inicial las obras reunidas o realizadas en la Capilla Real, actuó en el desarrollo de la vida artística de Granada.


 03_1421084440_153233

La tumba de los Reyes Católicos, obra de Fancelli; la de Don Felipe y Doña Juana, debida a Bartolomé Ordóñez; el gran retablo -renovador de traza y de concepción escultórica- hecho por Felipe Vigarny y los trabajos como la «Encarnación» y el «Entierro de Cristo» -hoy en el Museo- debidos a Jacopo Florentino, constituían realizaciones maestras de nueva y variada orientación. A ello hay que unir la inmensa obra que realiza Diego de Siloé, especialmente en el monasterio de San Jerónimo y en la Catedral; y como foco, más aislado, la labor de decoración del Palacio de Carlos V, en la que interviene Nicolao de Carte, el flamenco Antonio de Leval y el discípulo del primero, Juan de Orea, en el que se une un vigoroso realismo con un sentido de la composición y del movimiento de estilo italiano.


 isabel_la_cat_lica_capilla_real_catedral_de_granada

Isabel la Católica. Capilla Real. Catedral de Granada.


 fernando_el_cat_lico_capilla_real_catedral_de_granada

Fernando el Católico. Capilla Real. Catedral de Granada.

El maestro Enrique Egas fue el encargado de hacer el proyecto de la catedral de Granada y al mismo tiempo de la Capilla Real. La construcción de esta capilla se realizó entre 1506 y 1517, llevándose a buen ritmo ya que estaría dedicada a panteón real según deseos de Carlos V. La capilla presenta una arquitectura sencilla que enlaza con el tipo de iglesia de una sola nave con ábside poligonal y coro elevado sobre los pies del templo. En un primer momento, don Fernando exigió un austero diseño que sería contrarrestado con la rica decoración que había pensado su nieto.


 retablo_relicario_de_la_capilla_real_de_granada_obra_de_alonso_de_mena_catedral_de_granada

Retablo-Relicario de la Capilla Real. Catedral de Granada. Obra de Alonso de Mena.


 entrada_a_la_capilla_real_catedral_de_granada

Entrada a la Capilla Real. Catedral de Granada.

Los restos mortales de doña Isabel y don Fernando se trasladaron aquí en 1521, labrando el escultor Domenico Fancelli un exquisito cenotafio en mármol de Carrara, en el que aparecen los monarcas yacentes sobre un lecho, como si de un túmulo exento se tratara, con decoradas paredes en talud. Dependiente de los modelos post-donatellianos ensayados previamente en el sepulcro del Infante don Juan (convento de Santo Tomás, Avila), el monumento funerario de los Reyes Católicos supone una adaptación en suelo español del tipo de sepulcro codificado por Pollaiuolo en la tumba del pontífice Sixto IV. La serenidad clasicista de los dos yacentes y la reducción de los elementos heráldicos enfatizan el papel de las escenas religiosas y alegóricas flanqueadas por los cuatro grandes grifos de las esquinas.


 05_1421084297_145962

En 1520 se finalizaba la gran reja con el escudo y los emblemas monárquicos, obra del maestro Bartolomé. El altar mayor se debe a Felipe Vigarny, quien lo realizó entre 1520 y 1522, uno de los primeros retablos platerescos, tallado en madera y policromado, con influencias italianizantes en lo que a la arquitectura se refiere.


 04mausoleo_de_juana_la_loca_y_felipe_el_hermoso_en_capilla_real_de_granada_detalle

Mausoleo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso en Capilla Real de Granada (detalle)

La Capilla se completa con un segundo cenotafio, el de los reyes Juana la Loca y Felipe el Hermoso, encargado por su hijo Carlos V a Bartolomé Ordóñez en 1519, colocándose en el lugar actual en 1603.


 retablo_mayor_de_la_capilla_real_catedral_de_granada

Retablo mayor de la Capilla Real. Catedral de Granada


 17alonso_de_mena_panel_con_carlos_v_y_su_esposa_isabel_de_portugal_en_la_capilla_real_de_granada

Alonso de Mena - Panel con Carlos V y su esposa en la capilla real de Granada, 1632. Alonso de Mena y Escalante (Granada, 1587 - † Granada, 1646). Fue un escultor barroco español. Continuador del estilo de Pablo de Rojas (1580-1607). Sus imágenes más célebres son las Inmaculadas y los retablos-relicarios de la catedral de Jaén y los de la Capilla Real de Granada, donde realizó los retratos reales del banco así como las imágenes de los santos de las puertas del cuerpo principal. Su hijo Pedro de Mena, fue discípulo suyo y continuador del taller de su padre, que alcanzó tanto o más renombre que su progenitor.

Con ecos de estos artistas, pero con directo y fuerte entronque con el arte de Pablo de Rojas, se ofrece el escultor Alonso de Mena, que marca con su estilo un proceso de observación naturalista, si bien de un realismo estático de lo externo con gestos impasibles. Vivió hasta 1646 y en su taller, centro de la actividad artística granadina, se formaron su hijo Pedro, Bernardo de Mora y Pedro Roldán. Los primeros encargados del taller a la muerte de Alonso, y asimismo otros múltiples discípulos mediocres, cambiaron su estilo con la vuelta de Alonso Cano a Granada en 1652.


 0capilla_real

Capilla Real de Granada.



Sarcófago del príncipe Juan


 2_vila_real_monasterio_de_santo_tom_s_5

El sepulcro o sarcófago del príncipe Juan es una obra escultórica renacentista, en mármol de Carrara, que se halla en lugar preferente junto al altar mayor de la iglesia del Real Monasterio de Santo Tomás, en la ciudad de Ávila. Su autor es el italiano Domenico Fancelli.

Historia y descripción. Tras el éxito que obtuvo en Sevilla el escultor Fancelli con la obra del Sarcófago del Cardenal Diego Hurtado de Mendoza, el conde de Tendilla (Íñigo López de Mendoza y Quiñones), a quien la Corte española le había pedido que se hiciera cargo del sarcófago destinado al primogénito de los Reyes Católicos (el príncipe Juan), encargó a este escultor la nueva obra. La reina Isabel la Católica había dejado en su testamento que se labrase un sepulcro para el enterramiento de su hijo.

De Sevilla viajó Fancelli a Granada donde se encontraba don Íñigo, para formalizar los detalles pertinentes. Allí se le proporcionó un retrato del príncipe que le serviría de modelo para labrar la cara y el cuerpo. Fancelli partió inmediatamente a Carrara donde adquirió 25 carretadas de mármol para su nueva obra, que comenzó en 1512 y terminó al año siguiente.


 6_vila_real_monasterio_de_santo_tom_s_2

Sepulcro del principe Don Juan de Aragon, hijo de los Reyes Catolicos. Iglesia Santo Tomas de Ávila.

El sepulcro es una obra exenta, como corresponde a la nueva tipología que aportaba el Renacimiento. Otra novedad fue la de hacer la cama prismática en talud, a semejanza del sepulcro del papa Sixto IV realizado por los hermanos Pollaiuolo. La estatua yacente está tendida sobre el lecho, con las manos juntas en oración, y con expresión de calma y felicidad. El cojín donde descansa la cabeza está festoneado con relieves planos de gran destreza y primor. Bajo las manos y sobre su cuerpo, está la espada. A ambos lados están colocadas las manoplas. En el centro de los laterales hay un medallón: en un lateral, la imagen de la Virgen, en el otro la imagen de Juan el Bautista. A los costados de estos medallones y acopladas en arquerías están labradas las Virtudes Cardinales y las Teologales. Las esquinas supo resolverlas Fancelli matando las asperezas de las aristas con las esculturas de unos grifos mitológicos, recurso de gran acierto que repitió más tarde en el sepulcro de los Reyes Católicos en Granada.

A los pies hay una placa en que está escrito un epitafio con la vida y cualidades del príncipe:


 7_vila_real_monasterio_de_santo_tom_s_11

     Juan, príncipe de las Españas, adornado de todas las virtudes e instruido en las buenas artes, amante verdadero de la religión y de la Patria y queridísimo de sus padres, quien en pocos años con su gran prudencia, probidad y piedad, hizo muchos bienes, descansa bajo este sepulcro, el que mandó fabricar Fernando el Católico, rey valeroso, defensor de la Iglesia, su muy bueno y piadoso padre, mas Isabel, su madre, Reina cristiana y armario de todas las virtudes, mandó por testamento la realización; vivió 19 años, murió en 1497.


 3_avila_convento_de_santo_tomas_03

Coro de la iglesia del Real Monasterio de Santo Tomás en Ávila. En el centro la tumba de Juan, príncipe de Asturias por Domenico Fancelli yal fondo el retablo mayor de Pedro Berruguete.


 4_avila_convento_de_santo_tomas_04

Detalle del sepulcro del príncipe Don Juan de Aragón y Castilla. Real Monasterio de Santo Tomás. Ávila. Obra de Domenico Fancelli.



Sarcófago del Cardenal Diego Hurtado de Mendoza


 9diego_hurtado_de_mendoza_sepulcro

El Sarcófago del Cardenal Diego Hurtado de Mendoza es una escultura renacentista realizada en 1509 por el escultor italiano Domenico Fancelli a instancias del conde de Tendilla Íñigo López de Mendoza y Quiñones. Se encuentra en la capilla de la Antigua de la catedral de Sevilla. El sepulcro está concebido como arcosolio, en una pared de la capilla, con la figura yacente del cardenal todo en mármol de Carrara.

El cardenal Diego Hurtado de Mendoza había muerto en Tendilla (Guadalajara de España) en 1502 y fue enterrado primeramente en el convento de Santa Ana de esta ciudad. En su testamento dejó escrito que quería ser enterrado en la capilla de la Antigua de la catedral de Sevilla, así que en 1504 se trasladaron sus restos al templo de esta ciudad. Su sobrino el conde de Tendilla contrató con el escultor italiano Domenico Fancelli en 1508 la ejecución del sarcófago. El conde de Tendilla pasó la mayor parte de su vida en Italia y conocía la obra de Fancelli. Así fue el primer contacto del escultor con España donde seguiría su trabajo con las labras del Sarcófago del príncipe Juan, Sarcófago de los Reyes Católicos y otros trabajos menores que le fueron salieron a lo largo de su vida. El sarcófago del cardenal Mendoza tuvo tanta aceptación que el cabildo de la catedral de Sevilla quiso que su autor se quedase allí para seguir haciendo más obras para la catedral. No fue posible.

Es un tipo de sepulcro arcosolio u hornacina muy del gusto de los artistas italianos del quattrocento en las iglesias de Florencia y Roma. El yacente, tratado con suaves líneas y planos, reposa sobre una cama o lecho que a su vez se sustenta sobre ménsulas que sujetan un cuerpo muy labrado y adornado con guirnaldas. Ver imagen

Sobre el cuerpo del personaje, en la pared, realizó Fancelli tres relieves representando a la Virgen sentada con el Niño, más la escena de la Resurrección y la de Santa Ana enseñando a leer a la Virgen. Por encima de este friso hay otro dividido en cuadros, con símbolos religiosos y en los extremos los retratos de los hermanos del cardenal, muy semejantes a los retratos de los sobrinos del obispo Thomas James (obispo) en su sepulcro de la catedral de Dolde-Bretagne (1507) realizados por Antoine de la familia de escultores Giusti de Florencia.[nota 2] Fue el historiador de arte Èmile Bertaux quien señaló este parecido, dando noticia probada de que Fancelli tuvo relación profesional con estos escultores.

El arco de medio punto descansa sobre columnas con fustes muy decorados. Le sigue otra rosca y finalmente otra a modo de guardapolvos, todas con abundante ornamentación renacentista. En las enjutas de la rosca exterior pueden verse los escudos de la familia Mendoza. A los lados de las columnas hay tres hornacinas aveneradas con las esculturas de San Pedro, San Juan, San Isidoro de Sevilla, San Pablo, Santiago y San Andrés.

En el centro del zócalo hay un epitafio con el resumen de la vida del cardenal que fue arzobispo hispalense y Patriarca de Alejandría.


 8diego_hurtado_de_mendoza_sepulcro

Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones. Capilla de la Virgen de la Antigua (Catedral de Sevilla).

El Sarcófago del Cardenal Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones. Es una escultura renacentista realizada en 1509 por el escultor italiano Domenico Fancelli a instancias del conde de Tendilla Íñigo López de Mendoza y Quiñones. Diego Hurtado de Mendoza  era hermano del segundo conde de Tendilla. Fue el segundo cardenal de los Mendoza; estudió en Salamanca comenzando su carrera eclesiástica como ayudante de su tío el cardenal Mendoza, cuando era obispo de Plasencia en 1481. Luego fue nombrado obispo de Palencia y más tarde arzobispo de Sevilla en 1485. También fue nombrado cardenal de Santa Sabina en 1500. Diego Hurtado de Mendoza murió en Tendilla, y fue enterrado primero en el convento de Santa Ana de Tendilla donde había sido un importante y benefactor patrono, de dónde se trasladaron sus restos a la catedral de Sevilla, a un sepulcro de mármol, obra de Domenico Fancelli, por encargo de su hermano Iñigo.



Enlaces interesantes


Pagina de Fuenterebollo dedicada a la Capilla Real de Granada[

Página dedicada a la Capilla Real de Granada

Doménico Fancelli: El escultor del descanso eterno



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al al escultor Domenico Fancelli, fue un escultor italiano que trabajó fundamentalmente en España, donde fue uno de los introductores del Renacimiento. Sus obras más destacadas son el sepulcro del cardenal Diego Hurtado de Mendoza en la catedral de Sevilla, y el de los Reyes Católicos en la Capilla Real de la Catedral de Granada.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, fuenterrebollo.com, elrincondedario.blogspot.com.es, artehistoria.com, diocesisgranada.wordpress.com, jvaldes.wordpress.com, forosderealeza.com, leyendasdesevilla.blogspot.com, dinastias.forogeneral.es, cofrades.pasionensevilla.tv y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events