Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Van Der Stockt, Vrancke
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Van Der Stockt, Vrancke 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor flamenco Vrancke van der Stockt. Fue el continuador del taller de Roger van der Weyden a la muerte de éste en 1464, obteniendo el cargo de pintor oficial de la ciudad de Bruselas.

Las noticias existentes sobre la vida de Vrancke van der Stockt son muy escasas. Existen documentos que le hacen miembro del consejo comunal de Bruselas, lo que indica su importancia como persona en su comunidad. Su estilo está tan relacionado con el de su maestro que hasta hace bien poco el Tríptico de 'La Redención' del Museo del Prado se atribuía al propio Van der Weyden. Bien es cierto que Van Der Stockt no es tan dramático ni tan elegante como Roger. Falleció en Bruselas en 1495.

Vrancke van der Stockt (Bruselas, antes de 1420 - Bruselas, 1495). Pintor belga. En 1445 heredó el taller de su padre, el también pintor Jan van der Stockt, con todo el material necesario para ejercer el oficio.

En 1465, 1472 y 1475 fue magistrado de la ciudad de Bruselas y entre 1471 y 1473 provisor de la Hermandad de San Eligius. En 1476 representó al Gremio de Pintores en un conflicto entre pintores y tapiceros sobre las responsabilidades de cada gremio y, aunque no se posee documentación, se asume que en 1464, tras la muerte de Roger van der Weyden, de quien muy probablemente fue colaborador, pasó a ser pintor de la ciudad de Bruselas.

Se casó con Catharina der Moeyen y tuvo cinco hijos, dos de ellos también fueron pintores. En torno al Tríptico de 'La Redención' (el Prado), se agrupa un conjunto de aproximadamente veinte pinturas y otro, muy excepcional en el siglo XV, de dibujos. Sin embargo, no existen documentos que puedan probar esas atribuciones. Ambos conjuntos tienen gran homogeneidad entre sí pero hay muy poca relación entre los dos grupos, lo que lleva a algunos investigadores a asociar los dibujos a otro artista.


 106stockt

Vrancke van der Stock - Tríptico de la Redención, c. 1455-1459. Óleo sobre tabla, 195 x 326 cm. Museo del Prado, Madrid.


 107redencion520

En la tabla central del Tríptico de la Redención, pintado en la década de 1460 por Vrancke van der Stockt, discípulo de Rogier van der Weyden, se ve la Crucifixión en el umbral de una gran iglesia gótica. A ambos lados del vano de la entrada se representan, en pequeñas escenas, los Sacramentos y en la que se muestra el Matrimonio se va a los novios dándose la mano derecha y al sacerdote que apoya su estola sobre ellas y les bendice. En el Flandes del siglo XV la novia iba vestida de rojo (como el esposo), y no de blanco.

Con el tríptico del Museo del Prado, ahora atribuido al Maestro de la Redención del Prado, se relacionaron desde el primer momento el Tríptico del Juicio Final del Ayuntamiento de Valencia, la Presentación de la Virgen en el templo (Monasterio de El Escorial), la Anunciación del Museo de Bellas Artes de Dijon, una Lamentación sobre el cuerpo de Cristo muerto del Museo Mayer van den Bergh de Amberes y la Virgen entre cuatro santos de colección particular, a los que posteriormente se han añadido nuevas atribuciones y un grupo de dibujos de problemática relación con las pinturas al óleo. Entre los dibujos atribuidos, destinados quizá a servir de cartones para tapices, destaca un conjunto homogéneo conservado en el Museo del Louvre, a los que se pueden agregar los dos del Museo Boymans Van Beuningen de Róterdam: Cristo cargando con la cruz y la Flagelación,5 6 cuya composición es semejante a la que se encuentra en una de las arquivoltas del tríptico de la Redención del Prado, reproducida en una tabla del Museo de Bellas Artes de Valencia considerada obra del taller.

Descartada la identificación con Vrancke van der Stockt, al anónimo autor del Tríptico de la Redención del Prado podrían serle asignadas la Presentación de la Virgen en el templo del Monasterio de El Escorial, la Resurrección de Lázaro, de la colección del marqués de Campo Real, San Juan con un donante y Santa Margarita con una donante, tablas laterales de un tríptico conservadas respectivamente en el Allen Memorial Art Museum de Oberlin (Ohio) y en la Universidad de Rochester, y dos tablas más procedentes así mismo de un tríptico desmembrado: Adán y Eva llorando la muerte de Abel y Jacob lamentándose ante el manto de José, Kiev, Khanenko National Museum of Art. El Tríptico del Juicio Final de Valencia, con la mezcla de elementos tomados de Rogier van der Weyden, Dirk Bouts y Hans Memling, podría asignarse a un discípulo o seguidor del Maestro de la Redención del Prado, pero no de su mano.

Su estilo es deudor del de Roger van der Weyden, aunque en general los motivos pierden en Van der Stockt la solemnidad y la grandiosidad de su gran maestro. Sus figuras resultan a veces amaneradas en comparación con la elegancia y la fuerza de Van der ­Weyden. Van der Stockt utiliza ciertos rasgos estilísticos e iconográficos que desvelan una personalidad artística independiente.

Espero que os guste la recopilación que he conseguido del pintor flamenco, y en la medida de lo posible, contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 89lamentation

Lamentación sobre el cuerpo de Cristo muerto. Óleo sobre tabla, 86,4 x 71,3 cm. Museo Mayer van den Bergh, Amberes. Obra de Vrancke van der Stockt.

El motivo, muy frecuente en la época, fue abordado en al menos cuatro ocasiones por Rogier van der Weyden. El anónimo autor de la tabla alguna vez identificado con Stockt se inspiró aquí en la versión conservada en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, aunque a diferencia de su modelo introdujo a las tres Marías en la escena.


 95tr_ptico_del_descendimiento_de_la_cruz

Tríptico del descendimiento de la Cruz, c. 1455-1459. Óleo sobre tabla, panel central: 62 x 51,50 cm; paneles laterales: 53,50 x 28 cm. Colección particular. Obra de Vrancke van der Stockt.

Se trata de una las últimas obras en ser atribuidas a Van der Stockt. La tabla central representa un descendimiento de la Cruz inspirado en el que pintó Van der Weyden, del que toma algunas de las figuras aunque sitúa la escena en un paisaje. En los paneles laterales se presentan confrontados dos anuncios de la Encarnación: la visión de la Sibila Tiburtina, en presencia del emperador Augusto y la revelación de la estrella a los tres Reyes Magos. En las caras exteriores lo representado son sendas escenas de la leyenda de la Vera Cruz. A la izquierda, el descubrimiento de la verdadera cruz por santa Helena, madre del emperador Constantino I el Grande y, a la derecha, la entrada de la Vera Cruz en Jerusalén.


 96vranckevanderstock_donorwhitjohn  97_1437733329_958481

Tablas laterales de un tríptico desaparecido. San Juan con un donante / Santa Margarita con una donante, c. 1470. Óleo sobre tabla, 45,7 x 20,8 cm / 46,04 x 20 cm. Allen Memorial Art Museum, Oberlin (Ohio) /Memorial Art Gallery, Universidad de Rochester, Nueva York. Obra de Vrancke van der Stockt.


 98stockt_anunciacion  99vranckevanderstock_cristapareixmarededeu

Anunciación / Aparición de Cristo resucitado a su madre, c. 1475. Óleo sobre tabla - / 163 x 93 cm. Museo de Bellas Artes, Dijon / National Gallery of Art, Washington D.C. Obra de Vrancke van der Stockt.

Por la similitud de sus medidas y por su procedencia, habiendo pertenecido las dos a la colección de José Madrazo, se ha pensado que pudieran haber sido originalmente puertas de un mismo tríptico perdido, si bien se han señalado diferencias en la forma de tratar la perspectiva y en la concepción del espacio arquitectónico que harían improbable tal emparejamiento.16 Caras exteriores del mismo tríptico serían las formadas por La Virgen con san Juan Evangelista y La Crucifixión de Philadelphia Museum of Art, obra del taller de Rogier van der Weyden.


 93retablo_del_juicio_final

Retablo del Juicio Final. Triptico del Juicio Final. Panel central. Paneles laterales, El Paraiso y El infierno. Museo de Historia de la Ciudad, Valencia. Obra de Vrancke van der Stockt

La obra estuvo localizada en el ayuntamiento de Valencia desde su adquisición por los jurados de la ciudad en 1494. Hacia 1860 las puertas fueron robadas y reaparecieron en 2003 en poder de un anticuario de Bruselas; adquiridas por una entidad bancaria fueron entregadas al ministerio de Hacienda como dación en pago de impuestos y se exponen, separadas de la tabla central, en el Museo de Bellas Artes de Valencia. La escena central representa un Juicio Final con Cristo en majestad entre san Juan Bautista y su madre, la Virgen María, conforme al modelo tradicional de la Déesis o plegaria perfecta. Bajo ellos el Arcángel Miguel con la balanza y una lanza, con la que hiere a un pequeño demonio que intenta vencer la balanza hacia su lado. La escena se inspira en el Políptico del Juicio Final de Van der Weyden, a quien también se debe la ubicación de la escena en una portada gótica en la que en pequeñas escenas fingiendo esculturas se encuentran representadas las obras de misericordia. Las tablas laterales, con el Paraíso y el Infierno, se inspiran en las tablas de igual asunto de Dirk Bouts, actualmente conservadas en el Museo de Bellas Artes de Lille.


 92retrato_del_juicio_final

Retrato del Juicio Final (con el triptico cerrado) Caras exteriores del Tríptico del Juicio Final con la escena de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso.. Museo de Historia de la Ciudad, Valencia. Obra de Vrancke van der Stockt.


 102stockt_trono_de_gracia

Trono de Gracia Interlandi o El misterio de la Trinidad. Siglo XV. Óleo sobre tabla. Iglesia de San Jorge, Museo diocesano, Caltagirone. Obra de Vrancke van der Stockt.    

Donado en 1777 a la parroquial de Caltagirone en Sicilia por la baronesa Agata Interlandi de Favarotta. Con la Santísima Trinidad, representada conforme a la tipología de la Compassio Patris o Trono de Gracia, se encuentran los arcángeles Gabriel con el lirio y Miguel con la espada y, en un registro inferior, la Virgen María desfallecida con san Juan y la Magdalena, con rasgos y actitudes semejantes al Descendimiento de Múnich o la Compassio Patris del Museo Arqueológico de Madrid.


 104vranckevanderstock_flagelaci_valencia

 105vranckevanderstock_flagelaci

La flagelación. Óleo sobre tabla, 99,1 x 68,1 cm / Lápiz negro y pluma y tinta sepia sobre papel. Museo de Bellas Artes de Valencia /
Museo Boymans Van Beuningen, Róterdam. Obra de Vrancke van der Stockt.        

Tabla pintada probablemente a principios del siglo XVI y procedente del convento de Santo Domingo de Valencia, composición repetida en un dibujo atribuido a Vrancke van der Stockt que parece inspirarse en la flagelación pintada en una de las arquivoltas de la tabla central del Tríptico de la Redención del Museo del Prado.


 101compassio_patris_c_1490_leo_sobre_tabla_56_x_39_cm_museo_arqueol_gico_nacional_madrid_puerta_de_un_d_ptico_su_pareja

Compassio Patris, c. 1490. Óleo sobre tabla, 56 x 39 cm. Obra de Vrancke van der Stockt. Museo Arqueológico Nacional, Madrid. Puerta de un díptico. Su pareja, la Virgen desfallecida en brazos de San Juan, se halla en colección particular madrileña.


 94presentaci_n_de_la_virgen_en_el_templo_leo_sobre_tabla_145_x_100_cm_monasterio_de_el_escorial

Presentación de la Virgen en el templo, c. 1460, óleo sobre tabla, 145 x 100 cm. Monasterio de El Escorial


 90davallament

Davallament. 1460. Alte Pinakothek. Munich. Alemania. Obra de Vrancke van der Stockt


 91flagelaci_n

Flagelación. Museo Boÿmans van Beuningen. Rotterdam. Obra de Vrancke van der Stockt


 v100anderstockt_adoraci_mags

La adoración de los Magos. Óleo sobre tabla, 80,6 x 51,8 cm. Colección particular. Inscripción 'IV.LVIIK' (con la K invertida). Obra de Vrancke van der Stockt


 103stockt_descendimiento

El descendimiento, c. 1460-1495. Óleo sobre tabla, 57 x 52 cm. Alte Pinakothek, Múnich. Obra de Vrancke van der Stockt. Directamente inspirado en el Descendimiento de la Cruz de Van der Weyden (Museo del Prado).



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor flamenco Vrancke van der Stockt. Fue el continuador del taller de Roger van der Weyden a la muerte de éste en 1464, obteniendo el cargo de pintor oficial de la ciudad de Bruselas. Su estilo está tan relacionado con el de su maestro que hasta hace bien poco el Tríptico de 'La Redención' del Museo del Prado se atribuía al propio Van der Weyden.



Fuentes y agradecimientos a: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, museodelprado.es, dejonckheere-gallery.com, artcyclopedia.com, artrenewal.org, artehistoria.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 24 July 2015, 11:54; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Van Der Stockt, Vrancke 
 
.


Vrancke van der Stockt en el Museo del Prado


Stockt, Vrancke van der (Bruselas, antes de 1420-1495). Pintor belga. En 1445 heredó el taller de su padre, el también pintor Jan van der Stockt, con todo el material necesario para ejercer el oficio. En 1465, 1472 y 1475 fue magistrado de la ciudad de Bruselas y entre 1471 y 1473 provisor de la Hermandad de San Eligius. En 1476 representó al Gremio de Pintores en un conflicto entre pintores y tapiceros sobre las responsabilidades de cada gremio y, aunque no se posee documentación, se asume que en 1464, tras la muerte de Rogier van der Weyden, de quien muy probablemente fue colaborador, pasó a ser pintor de la ciudad de Bruselas. Se casó con Catharina der Moeyen y tuvo cinco hijos, dos de ellos también fueron pintores. En torno al Tríptico de la Redención (Prado), se agrupa un conjunto de aproximadamente veinte pinturas y otro, muy excepcional en el siglo XV, de dibujos. Sin embargo, no existen documentos que puedan probar esas atribuciones. Ambos conjuntos tienen gran homogeneidad entre sí pero hay muy poca relación entre los dos grupos, lo que lleva a algunos investigadores a asociar los dibujos a otro artista. Su estilo es deudor del de Rogier van der Weyden, aunque en general los motivos pierden en Van der Stockt la solemnidad y la grandiosidad del maestro. Sus figuras resultan a veces amaneradas en comparación con la elegancia y la fuerza de Van der ­Weyden. Van der Stockt utiliza ciertos rasgos estilísticos e iconográficos que desvelan una personalidad artística independiente.


Tríptico 'La Redención'


 vrancke_van_der_stockt_triptych_of_the_redemption_2

Tradicionalmente fueron atribuidas a este autor las obras: Tríptico de la Redención: la Crucifixión, óleo sobre tabla, 195 x 172 cm [P1888]; Tríptico de la Redención: Adán y Eva expulsados del Paraíso, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm [P1889]; Tríptico de la Redención: la moneda del César (Jesús y un apóstol), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm [P1890]; Tríptico de la Redención: el Juicio Final, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm [P1891]; Tríptico de la Redención: la moneda del César (tres fariseos), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm [P1892]. Como resultado de las investigaciones realizadas por el Museo del Prado en sus colecciones, las obras fueron atribuidas al llamado Maestro de la Redención del Prado.

La Redención (Tríptico de la Redención y de los 7 sacramentos). Tríptico en tabla. 1470 h. Alto 195 cm. Ancho centro 172 cm. Portezuelas 77 cm. Museo del Prado. Madrid. Obra de Vrancke van der Stockt

Tablas:

Tríptico de la Redención: la Crucifixión, óleo sobre tabla, 195 x 172 cm.
Tríptico de la Redención: Adán y Eva expulsados del Paraíso, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm.
Tríptico de la Redención: el Juicio Final, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm.
Tríptico de la Redención: la moneda del César (Jesús y un apóstol), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm.
Tríptico de la Redención: la moneda del César (tres fariseos), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm.


 09tr_ptico_de_la_redenci_n_la_crucifixi_n_autor_maestro_de_la_redenci_n_del_prado_hacia_1450_leo_sobre_tabla_195_x_172_cm_museo_nacional_del_prado

Tríptico de la Redención: la Crucifixión. Hacia 1450. Óleo sobre tabla, 195 x 172 cm. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).

Procedencia: Madrid, Convento Real de Santa María de los Ángeles, de franciscanas clarisas (donación de Leonor de Mascareñas), 1564-1835; Museo de la Trinidad, 1835-1872.

El tríptico perteneció a Leonor de Mascarenhas (1503-1584), dama portuguesa que llegó a España en 1526 y fue aya de Felipe II y después de su hijo el príncipe don Carlos. Cuando en 1564 fundó en Madrid un convento de monjas franciscanas bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, entregó a la institución varias pinturas entre las que se encontraba el tríptico que nos ocupa. Nada sabemos de su historia anterior.

La tabla central muestra a Cristo crucificado entre la Virgen y san Juan. Detrás hay una iglesia, partes de la cual se piensa que están basadas en la colegiata de Santa Gúdula, hoy catedral, de Bruselas. Al fondo, entre la Virgen y Cristo, se entrevé a un canónigo escuchando la confesión de un joven. Un poco más arriba, clavadas en los pilares, hay dos tablas: una con una oración, aparentemente dirigida a la Virgen, y otra con una imagen de la Verónica mostrando la Santa Faz. En la estructura que separa la nave central del presbiterio hay estatuas policromadas de los cuatro Padres de la Iglesia. En el altar que se ve a la izquierda, justo detrás de la cruz, se celebra el sacramento de la Eucaristía: un sacerdote, con un cáliz en la mano izquierda, deposita la hostia en la boca de un joven. Encima del sacerdote hay una estatua de gran tamaño de san Juan Bautista. A través del arco central de esa estructura se ve a un diácono que lee en un atril; sobre él, en el tímpano de un tabernáculo se representa la Oración en el huerto. En el arco de la derecha, un sacerdote eleva la hostia, asistido por un acólito arrodillado que porta una larga vela encendida enroscada a un palo. En lo alto del altar ante el que oficia el sacerdote, un retablo en forma de torre cobija una imagen de la Virgen con el Niño. De los temas representados en las vidrieras, pocos se han podido identificar. En la vertical de la cabeza de Cristo está el Sacrificio de Isaac y en la ventana central, sobre la mano izquierda de Cristo, la Anunciación.

La cruz está encajada en el suelo, y para ello se ha quitado una loseta. El paño de pureza de Cristo es uno de los velos de la Virgen, y la sangre que mana de la herida del costado se recoge en sus pliegues y mancha la tela. Aunque está muerto, tiene los ojos entreabiertos. También tiene abierta la boca, lo que deja ver los dientes superiores. La cartela de la cruz parece decir YNRY (Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum). La Virgen y san Juan derraman lágrimas abundantes. En el arco que enmarca el Calvario se representan escenas de la Pasión: la Oración en el huerto, la Flagelación, Cristo con la cruz a cuestas, el Descendimiento, el Entierro y la Resurrección. En las enjutas figuran un águila y un león, símbolos de los evangelistas Juan y Marcos. En los laterales están los sacramentos restantes: el Bautismo, la Confirmación y el Orden sacerdotal a la izquierda, y el Matrimonio, la Penitencia y la Extremaunción a la derecha. En el ala izquierda del tríptico se representa la expulsión de Adán y Eva del Paraíso. En el arco aparecen los seis días de la creación; en las enjutas, Dios descansando y Dios creando a Eva. En las ménsulas que sostienen el arco están Caín y Abel y Sansón y el león. En el ala derecha se representa el Juicio Final y, en el arco y las enjutas, las siete Obras de Misericordia, en todas las cuales está presente Cristo (Mateo, 25, 35-40). En las ménsulas hay un ángel y un toro, símbolos de los evangelistas Mateo y Lucas. En los dorsos de las alas se representa el Tributo al César (Mateo, 22, 17-20), en monocromo. A la izquierda está Cristo con uno de sus discípulos; a la derecha, los seguidores de los fariseos y los herodianos (Mateo, Marcos, 12, 13), o espías enviados por los sumos sacerdotes y sus escribas (Lucas, 20, 20). Las inscripciones recogen en latín extractos del Evangelio según san Mateo: la pregunta que se le hace a Cristo, a la derecha, y su respuesta a la izquierda.

Es posible que el Maestro de la Redención del Prado, así denominado por ser el autor de este tríptico, trabajara durante un tiempo en el taller de Van der Weyden; más que un imitador fue un cercano colaborador y seguidor del maestro, y desarrolló un estilo propio, independiente y personal. Su identificación como Vrancke van der Stockt (antes de 1420-1495) no parece plausible (Texto extractado de Campbell, L.; Pérez Preciado, J. J. en: Rogier van der Weyden, Museo Nacional del Prado, 2015, pp. 120-127).


  5tr_ptico_de_la_redenci_n_el_juicio_final

Tríptico de la Redención: el Juicio Final, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).

El llamado Tríptico de la Redención, que da nombre a su autor aún no identificado, está compuesto por tres escenas. La central muestra a Cristo en la Cruz con la Virgen y San Juan, bajo arco de tracería gótica que da paso a una iglesia. En las arquivoltas del arco se representan diversos pasajes de la Pasión de Cristo y en las jambas laterales varias escenas de los sacramentos. Cuando el tríptico permanece abierto, las composiciones laterales presentan una disposición similar al estar ambas situadas bajo arcos ojivales de estilo Gótico. La tabla de la izquierda representa la Expulsión del Paraíso, con diversas escenas alusivas a la Creación en la rosca del arco. A la derecha, El Juicio Final está acompañado de pequeñas representaciones que aluden a las diferentes Obras de misericordia. El Maestro de la Redención del Prado siguió de cerca la estética de su maestro Rogier van der Weyden, con su habitual disposición de relieves esculpidos en los arcos que enmarcan las escenas. Pero a diferencia de éste, dota a estos grupos de color, consiguiendo al efecto de esculturas policromadas. Aunque también utiliza idénticos tipos humanos, no consigue que sus figuras tengan la elegancia de movimiento, ni el profundo dramatismo de las de su maestro. Actualmente, no puede aceptarse la vieja atribución de este tríptico a Vrancke van der Stock, un artista sólo conocido por cierto documentación y de quien no se conoce obra pictórica. Lo único que consta respecto a este tríptico es que se trajo a España en el siglo XVI y fue propiedad de doña Leonor de Mascareñas, Aya de Felipe II y, años más tarde, de su hijo el príncipe don Carlos, esta dama portuguesa fue, sin duda, una de las más influyentes de la corte desde que llegó a España, en 1526, formando parte del séquito de doña Isabel de Portugal. Doña Leonor donó este tríptico al convento de monjas franciscanas fundado por ella en Madrid en 1564 bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, donde permaneció hasta que, tras la desamortización, se llevó al Museo de la Trinidad, cuyos fondos se integraron en el Prado en 1872. (Texto extractado de Silva, P.: Guía. Pintura flamenca de los siglos XV y XVI, 2001, págs. 88-91).


 7tr_ptico_de_la_redenci_n_ad_n_y_eva_expulsados_del_para_so

Tríptico de la Redención: Adán y Eva expulsados del Paraíso, óleo sobre tabla, 195 x 77 cm. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).

El llamado Tríptico de la Redención, que da nombre a su autor aún no identificado, está compuesto por tres escenas. La central muestra a Cristo en la Cruz con la Virgen y San Juan, bajo arco de tracería gótica que da paso a una iglesia. En las arquivoltas del arco se representan diversos pasajes de la Pasión de Cristo y en las jambas laterales varias escenas de los sacramentos. Cuando el tríptico permanece abierto, las composiciones laterales presentan una disposición similar al estar ambas situadas bajo arcos ojivales de estilo Gótico. La tabla de la izquierda representa la Expulsión del Paraíso, con diversas escenas alusivas a la Creación en la rosca del arco. A la derecha, El Juicio Final está acompañado de pequeñas representaciones que aluden a las diferentes Obras de misericordia. El Maestro de la Redención del Prado siguió de cerca la estética de su maestro Rogier van der Weyden, con su habitual disposición de relieves esculpidos en los arcos que enmarcan las escenas. Pero a diferencia de éste, dota a estos grupos de color, consiguiendo al efecto de esculturas policromadas. Aunque también utiliza idénticos tipos humanos, no consigue que sus figuras tengan la elegancia de movimiento, ni el profundo dramatismo de las de su maestro. Actualmente, no puede aceptarse la vieja atribución de este tríptico a Vrancke van der Stock, un artista sólo conocido por cierto documentación y de quien no se conoce obra pictórica. Lo único que consta respecto a este tríptico es que se trajo a España en el siglo XVI y fue propiedad de doña Leonor de Mascareñas, Aya de Felipe II y, años más tarde, de su hijo el príncipe don Carlos, esta dama portuguesa fue, sin duda, una de las más influyentes de la corte desde que llegó a España, en 1526, formando parte del séquito de doña Isabel de Portugal. Doña Leonor donó este tríptico al convento de monjas franciscanas fundado por ella en Madrid en 1564 bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, donde permaneció hasta que, tras la desamortización, se llevó al Museo de la Trinidad, cuyos fondos se integraron en el Prado en 1872. (Texto extractado de Silva, P.: Guía. Pintura flamenca de los siglos XV y XVI, 2001, págs. 88-91).



6_1437737442_482917

Tríptico de la Redención: la moneda del César (Jesús y un apóstol), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).

Esta tabla forma parte del reverso del Tríptico de la Redención (P01888, P01889, P01890, P01891, P01892), que da nombre a su autor aún no identificado, está compuesto por tres escenas. La central muestra a Cristo en la Cruz con la Virgen y San Juan, bajo arco de tracería gótica que da paso a una iglesia. En las arquivoltas del arco se representan diversos pasajes de la Pasión de Cristo y en las jambas laterales varias escenas de los sacramentos. Cuando el tríptico permanece abierto, las composiciones laterales presentan una disposición similar al estar ambas situadas bajo arcos ojivales de estilo Gótico. La tabla de la izquierda representa la Expulsión del Paraíso, con diversas escenas alusivas a la Creación en la rosca del arco. A la derecha, El Juicio Final está acompañado de pequeñas representaciones que aluden a las diferentes Obras de misericordia. El Maestro de la Redención del Prado siguió de cerca la estética de su maestro Rogier van der Weyden, con su habitual disposición de relieves esculpidos en los arcos que enmarcan las escenas. Pero a diferencia de éste, dota a estos grupos de color, consiguiendo al efecto de esculturas policromadas. Aunque también utiliza idénticos tipos humanos, no consigue que sus figuras tengan la elegancia de movimiento, ni el profundo dramatismo de las de su maestro. Actualmente, no puede aceptarse la vieja atribución de este tríptico a Vrancke van der Stock, un artista sólo conocido por cierto documentación y de quien no se conoce obra pictórica. Lo único que consta respecto a este tríptico es que se trajo a España en el siglo XVI y fue propiedad de doña Leonor de Mascareñas, Aya de Felipe II y, años más tarde, de su hijo el príncipe don Carlos, esta dama portuguesa fue, sin duda, una de las más influyentes de la corte desde que llegó a España, en 1526, formando parte del séquito de doña Isabel de Portugal. Doña Leonor donó este tríptico al convento de monjas franciscanas fundado por ella en Madrid en 1564 bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, donde permaneció hasta que, tras la desamortización, se llevó al Museo de la Trinidad, cuyos fondos se integraron en el Prado en 1872. (Texto extractado de Silva, P.: Guía. Pintura flamenca de los siglos XV y XVI, 2001, págs. 88-91)

El tríptico abierto presenta en la tabla izquierda la expulsión de Adán y Eva del paraíso, con el pecado original al fondo y pasajes de la Creación en el pórtico gótico. La tabla central incluye una Crucifixión simbólica, en el interior de una iglesia, con otros episodios de la Pasión en el pórtico, además de los sacramentos. A la derecha tiene lugar el Juicio Final, con las obras de misericordia en el pórtico. En el reverso de las tablas laterales está representada en grisalla la escena de la moneda del César (P01890, P01892). Siguió de cerca la estética de su maestro Rogier van der Weyden, con su habitual disposición de relieves esculpidos en los arcos que enmarcan las escenas. Pero a diferencia de éste, dota a estos grupos de color, consiguiendo el efecto de esculturas policromadas. Aunque también utiliza idénticos tipos humanos, Van der Stockt no consigue que sus figuras tengan la elegancia de movimiento, ni el profundo dramatismo de las de su maestro. Este tríptico perteneció en el siglo XVI a Leonor Mascareñas, aya de Felipe II, quien lo donó al Convento de Nuestra Señora de los Ángeles, fundado por ella. Durante la desamortización pasó al Museo de la Trinidad, cuyos fondos se integraron en 1872 con los del Museo del Prado (Texto extractado de Silva, P.: Pintura flamenca de los siglos XV y XVI: guía, Museo Nacional del Prado, 2001).


 4tr_ptico_de_la_redenci_n_la_moneda_del_c_sar_tres_fariseos

Tríptico de la Redención: la moneda del César (tres fariseos), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).

Esta tabla forma parte del reverso del Tríptico de la Redención (P01888, P01889, P01890, P01891, P01892), que da nombre a su autor aún no identificado. En el anverso, el tríptico muestra en la tabla central a Cristo en la Cruz con la Virgen y San Juan, bajo arco de tracería gótica que da paso a una iglesia. En las arquivoltas del arco se representan diversos pasajes de la Pasión de Cristo y en las jambas laterales varias escenas de los sacramentos. Cuando el tríptico permanece abierto, las composiciones laterales presentan una disposición similar al estar ambas situadas bajo arcos ojivales de estilo Gótico. La tabla de la izquierda representa la Expulsión del Paraíso, con diversas escenas alusivas a la Creación en la rosca del arco. A la derecha, El Juicio Final está acompañado de pequeñas representaciones que aluden a las diferentes Obras de misericordia. El Maestro de la Redención del Prado siguió de cerca la estética de su maestro Rogier van der Weyden, con su habitual disposición de relieves esculpidos en los arcos que enmarcan las escenas. Pero a diferencia de éste, dota a estos grupos de color, consiguiendo al efecto de esculturas policromadas. Aunque también utiliza idénticos tipos humanos, no consigue que sus figuras tengan la elegancia de movimiento, ni el profundo dramatismo de las de su maestro. Actualmente, no puede aceptarse la vieja atribución de este tríptico a Vrancke van der Stock, un artista sólo conocido por cierto documentación y de quien no se conoce obra pictórica. Lo único que consta respecto a este tríptico es que se trajo a España en el siglo XVI y fue propiedad de doña Leonor de Mascareñas, Aya de Felipe II y, años más tarde, de su hijo el príncipe don Carlos, esta dama portuguesa fue, sin duda, una de las más influyentes de la corte desde que llegó a España, en 1526, formando parte del séquito de doña Isabel de Portugal. Doña Leonor donó este tríptico al convento de monjas franciscanas fundado por ella en Madrid en 1564 bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles, donde permaneció hasta que, tras la desamortización, se llevó al Museo de la Trinidad, cuyos fondos se integraron en el Prado en 1872. (Texto extractado de Silva, P.: Guía. Pintura flamenca de los siglos XV y XVI, 2001, págs. 88-91).


 8la_moneda_del_cesar_van_der_stock_rev_de

Tríptico de la Redención - Puertas cerradas: la moneda del César (tres fariseos) y la moneda del César (tres fariseos), óleo sobre tabla, 195 x 77 cm., cada tabla. Museo Nacional del Prado. Autor: Maestro de la Redención del Prado (Vrancke van der Stockt).



museodelprado.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events