Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Museo Carmen Thyssen (Málaga)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al Museo Carmen Thyssen. El Museo Carmen Thyssen es una pinacoteca situada en la ciudad de Málaga, compuesta por fondos de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza.


user_50_museo_carmen_thyssen_m_laga

El museo se aloja en el Palacio de Villalón, aprovechando varios inmuebles contiguos como espacios expositivos, salas y despachos.2 3 Fue inaugurado el 24 de marzo del 2011. Las instalaciones comprenden, además de las salas de exposición dedicadas a la Colección Thyssen, la sede de su fundación, una biblioteca, salas para muestras de carácter temporal, aula didáctica, salón de actos, la tienda del museo, la sección de restauración y una sala de exposición arqueológica.4 Según el acuerdo entre Carmen Cervera y el Ayuntamiento de Málaga,5 el museo exhibirá las obras hasta 2025, con posibilidad que el préstamo sea prorrogado


user_50_el_puesto_de_bu_uelos_de_manuel_cabral_aguado_bejarano

Manuel Cabral Aguado Bejarano - El puesto de buñuelos, c.1854. Óleo sobre lienzo, 63,5 x 50 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


La colección. El museo cuenta con 2677 obras que forman parte de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza, y hace un recorrido por los diferentes géneros de la pintura española del siglo XIX, periodo pictórico enmarcado cronológicamente entre las figuras de Francisco de Goya y Pablo Picasso, prestando especial atención a la pintura andaluza.


user_50_emboscados_en_la_cueva_del_gato_de_barr_n

Manuel Barrón y Carrillo -Emboscada a unos bandoleros en la cueva del Gato. 1869. Óleo sobre lienzo, 72 x 105 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_la_maja_del_perrito_de_eugenio_lucas_vel_zquez

Eugenio Lucas Velázquez - La maja del perrito. 1865. Óleo sobre lienzo, 100 x 150 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga

Se articula en torno a cuatro ideas. En primer lugar, la que fuera capilla del Palacio de Villalón acoge el conjunto de obras de "Maestros Antiguos", que, a modo de introducción, se remonta hasta el siglo XVII, con Francisco de Zurbarán y Jerónimo Ezquerra, a la cabeza. La segunda sección se titula “Paisaje romántico y costumbrismo”, que refleja la visión que los viajeros románticos tenían de España, de su pasado, la arquitectura morisca, las gitanas, las corridas de toros, las fiestas, el flamenco, etc. Fritz Bamberger y su 'Paisaje de la costa de Estepona' abren este espacio, que lo componen obras de Genaro Pérez Villaamil, Rafael Benjumea, José García Ramos o Guillermo Gómez Gil, entre otros.


user_50_jos_garc_a_ramos_cortejo_espa_ol_1885_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José García Ramos - Cortejo español. 1885. Óleo sobre lienzo, 54,3 x 33,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_joaqu_n_dom_nguez_b_cquer_baile_en_el_exterior_de_una_venta_1867_leo_sobre_lienzo_56_5_x_101_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m

Joaquín Domínguez Bécquer - Baile en el exterior de una venta. 1867. Óleo sobre lienzo, 56,5 x 101 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga

A continuación se encuentra la parte dedicada al “Preciosismo y paisaje naturalista”. Por un lado, queda en evidencia la profunda evolución que, durante la segunda mitad del siglo XIX, sufre la pintura española hacia cuadros de pequeño formato, coloristas y cuidadosos en los pequeños detalles, la denominada pintura preciosista, y por otro, las transformaciones desde el paisaje subjetivista romántico hacia el paisaje más realista del naturalismo. Aquí encontramos obras de artistas como Mariano Fortuny, José Benlliure, Raimundo de Madrazo, José Moreno Carbonero o Emilio Sala, y paisajistas como Carlos de Haes, Martín Rico, Sánchez Perrier o románticos costumbristas como Joaquín Domínguez Bécquer, José Benlliure Gil, Eugenio Lucas Velázquez, José Moreno Carbonero, Raimundo de Madrazo, Manuel Barrón, Andrés Cortés, Emilio Ocón, Manuel Cabral Aguado Bejarano, José Gallegos, Alfred Dehodencq por por citar algunos.


user_50_53720

Carmen Thyssen y el alcalde de Málaga el día de la inauguración. El conjunto del museo cuenta con una superficie total de 7.147 metros cuadrados, de los cuales 5.185 son de uso expositivo.


user_50_1300873178_g_0

Carmen Thyssen en su museo, junto al lienzo 'Atardecer sobre la costa de Málaga' de Guillermo Gómez Gil.

Como broche final, la parte denominada “Fin de siglo” que revela como la pintura española de final del siglo XIX comienza a dialogar abiertamente con la pintura internacional. Joaquín Sorolla, Aureliano de Beruete, Darío de Regoyos, Ramón Casas, Ricard Canals, Francisco Iturrino o José Gutiérrez Solana son algunos de sus exponentes. Mención aparte en este periodo merecen Ignacio Zuloaga y Julio Romero de Torres.


user_50_julio_romero_de_torres_1361873959_108383

Julio Romero de Torres. La Buenaventura, 1922 (Colección Carmen Thyssen)


Palacio de Villalón. Se trata de una construcción señorial del siglo XVI, situado en la Calle Compañía del centro histórico (a pocos metros de la Plaza de la Constitución), que había sufrido numerosas transformaciones para adaptarse a los gustos de las diferentes épocas. El proyecto contempla la recuperación del Palacio y su estructura en dos plantas alrededor de un patio principal con galerías formadas por arcadas y columnas, y un segundo patio que recupera parte de un antiguo adarve. De él emerge la torre de la Iglesia del Santo Cristo de la Salud, de la que se apropia visualmente, una vez eliminadas las edificaciones que la ocultaban.


user_50_fotos_malaga_museo_carmen_thyssen_005

Patio central del museo Carmen Thyssen de Málaga


Restos arqueológicos. Durante las obras de rehabilitación del palacio han aparecido bajo el palacio restos de una factoría de garum y de edificaciones con carácter doméstico romanas del siglo III. Entre los hallazgos encontrados destaca un ninfeo decorado con pinturas figurativas de peces, pero también piletas de factorías de salazones de pescado y una necrópolis de época tardoantigua, quizá bizantina. También han aparecido pinturas de época romana de una villa ligada a la actividad de la pesca y en la que aparecen peces y pájaros.


user_50_la_baronesa_carmen_thyssen_bornemisza_y_el_actor_antonio_banderas_esta_noche_durante_la_inauguraci_n_del_nuevo_museo_carmen_thyssen_m_laga_efe

La baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza y el actor Antonio Banderas esta noche durante la inauguración del nuevo Museo Carmen Thyssen Málaga. (EFE)

Espero que la recopilación que he conseguido de este nuevo museo, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.




user_50_museo_carmen_thyssen_malaga

Museo Carmen Thyssen de Málaga




Algunas obras del Museo Carmen Thyssen de Málaga


user_50_francisco_de_zurbar_n_santa_marina_c_1640_1650_leo_sobre_lienzo_111_x_88_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Francisco de Zurbarán - Santa Marina, c.1640-1650. Óleo sobre lienzo, 111 x 88 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_ramon_casas_carb_julia_c_1915_leo_sobre_lienzo_85_x_67_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Ramon Casas Carbó -  Julia, c.1915. Óleo sobre lienzo, 85 x 67 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_joaqu_n_sorolla_y_bastida_rocas_de_j_vea_y_el_bote_blanco  

Joaquín Sorolla - 'Rocas de Jávea y el bote blanco', 1905. Óleo sobre lienzo, 62.8 × 84.7 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_joaqu_n_sorolla_y_bastida_vendiendo_melones_1890_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Joaquín Sorolla - Vendiendo melones, 1890. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_906px_la_concha_nocturno

Darío de Regoyos - La Concha, nocturno, 1906. Óleo sobre lienzo, 54 × 65 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_julio_romero_de_torres_la_feria_de_c_rdoba_1899_1900_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Julio Romero de Torres - La Feria de Córdoba, 1899-1900. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_julio_romero_de_torres_la_buenaventura_1922_leo_sobre_lienzo_106_x_163_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Julio Romero de Torres - La Buenaventura. 1922. Óleo sobre lienzo, 106 x 163 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_eugenio_lucas_villaamil_el_mago_en_palacio_1894_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Eugenio Lucas Villaamil - El mago en palacio, 1894. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_eugenio_lucas_villaamil_salida_de_los_toros_lluvia_c_1885_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Eugenio Lucas Villaamil - Salida de los toros, lluvia, c.1885. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_ignacio_pinazo_camarlench_los_mayos_c_1898_1899_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Ignacio Pinazo Camarlench - Los Mayos, c. 1898-1899. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_carlos_de_haes_vista_tomada_en_las_cercan_as_del_monasterio_de_piedra_arag_n_1856_leo_sobre_lienzo_81_8_x_112_8_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Carlos de Haes - Vista tomada en las cercanías del Monasterio de Piedra (Aragón). 1856. Óleo sobre lienzo, 81,8 x 112,8 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_carlos_de_haes_paisaje_con_una_vacada_en_un_r_o_1859_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga_1361793014_777139

Carlos de Haes - Paisaje con una vacada en un río, 1859. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_alfred_dehodencq_un_baile_de_gitanos_en_los_jardines_del_alc_zar_delante_del_pabell_n_de_carlos_v_1851_leo_sobre_lienzo_111_5_x_161_5_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Alfred Dehodencq - Un baile de gitanos en los jardines del Alcázar, delante del pabellón de Carlos V. 1851. Óleo sobre lienzo, 111,5 x 161,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_una_cofrad_a_pasando_por_la_calle_g_nova_sevilla

Alfred Dehodencq - Una cofradía pasando por la calle Génova, Sevilla. 1851. Óleo sobre lienzo, 111,5 x 161,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_mari_fortuny_i_marsal_corrida_de_toros_picador_herido_c_1867_leo_sobre_lienzo_sobre_aluminio_80_5_x_140_7_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Marià Fortuny i Marsal - Corrida de toros. Picador herido, c.1867. Óleo sobre lienzo sobre aluminio, 80,5 x 140,7 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_salvador_s_nchez_barbudo_la_corrida_de_la_p_lvora_c_1900_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Salvador Sánchez-Barbudo - La corrida de la pólvora, c.1900. Óleo sobre tabla, 36 x 78 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_mari_fortuny_i_marsal_paisaje_norteafricano_c_1862_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Marià Fortuny i Marsal - Paisaje norteafricano, c.1862. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_ni_os_del_coro_jos_gallegos_y_arnosa_c_1885_90_leo_sobre_lienzo_91_4_x_62_2_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Gallegos y Arnosa - Niños del coro, c. 1885-90. Óleo sobre lienzo, 91,4 x 62,2 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_0rumores_jos_gallegos_y_arnos_1893_leo_sobre_tabla_55_3_x_27_2_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Gallegos y Arnosa - Rumores. José Gallegos y Arnos. 1893. Óleo sobre tabla, 55,3 x 27,2 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_regreso_de_la_pesca_1897_76_x_130_cm_museo_carmen_thyssen_m_laga_obra_de_emilio_oc_n_y_rivasatardecer_sobre_la_costa_de_m_laga_guillermo_g_mez_gil_1918
    
Guillermo Gómez Gil - Atardecer sobre la costa de Málaga. 1918. Óleo sobre lienzo, 90 x 116 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_0vista_del_puerto_de_m_laga

Guillermo Gómez Gil - Vista del puerto de Málaga. 1896. Oleo sobre lienzo, 56 x 105 cmGuillermo Gómez Gil. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_jos_benlliure_gil_el_carnaval_en_roma_1881_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Benlliure Gil - El carnaval en Roma, 1881.  Óleo sobre lienzo. 62 x 102 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_jos_benlliure_gil_el_mercado_de_flores_s_f_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Benlliure Gil - El mercado de flores, s.f. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_raimundo_de_madrazo_y_garreta_la_lectura_aline_mason_c_1880_1885_leo_sobre_lienzo_46_x_56_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito

Raimundo de Madrazo y Garreta - La Lectura (Aline Mason), c. 1880 - 1885. Óleo sobre lienzo. 46 x 56 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_pinterest_com

Raimundo de Madrazo y Garreta - Salida del baile de máscaras, c.1885. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga. Obra de Raimundo de Madrazo y Garreta


user_50_jos_moreno_carbonero_ca_d_oro_c_1897_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Moreno Carbonero - Ca d'Oro, c.1897. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga  


user_50_jos_moreno_carbonero_cortejo_ante_la_verja_s_f_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José Moreno Carbonero - Cortejo ante la verja, s.f. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_jos_garc_a_ramos_salida_de_un_baile_de_m_scaras_1905_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

José García Ramos - Salida de un baile de máscaras, 1905. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_un_baile_para_el_se_or_cura_de_jos_garc_a_ramos

José García Ramos - Un baile para el señor cura, c.1890. Óleo sobre lienzo, 48 x 69 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_r_o_san_lorenzo_con_el_campanario_san_giorgio_dei_greci_venecia_mart_n_rico_ortega_c_1900_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Martín Rico Ortega - Río San Lorenzo con el campanario San Giorgio dei Greci, Venecia, c.1900. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_mart_n_rico_ortega_un_d_a_de_verano_en_el_sena_c_1870_1875_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga_1361793170_228253

Martín Rico Ortega - Un día de verano en el Sena, c.1870-1875. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_emilio_s_nchez_perrier_invierno_en_andaluc_a_bosque_de_lamos_con_reba_o_en_alcal_de_guadaira_1880_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo

Emilio Sánchez-Perrier - Invierno en Andalucía. (Bosque de álamos con rebaño en Alcalá de Guadaira), 1880. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_emilio_s_nchez_perrier_orilla_del_guadaira_con_barca_c_1890_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Emilio Sánchez-Perrier - Orilla del Guadaira con barca, c.1890. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_ramon_mart_i_alsina_el_torrente_de_argentona_1870_1880_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Ramon Martí i Alsina - El torrente de Argentona, 1870-1880. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_ramon_mart_i_alsina_costa_acantilada_con_mariscadores_c_1880_1888_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Ramon Martí i Alsina - Costa acantilada con mariscadores, c.1880-1888. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_regreso_de_la_pesca_1897_76_x_130_cm_museo_carmen_thyssen_m_laga_obra_de_emilio_oc_n_y_rivas

Emilio Ocón y Rivas - Retorno de la pesca. 1897. Óleo sobre lienzo, 76 x 130 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen de Málaga. Obra de Emilio Ocón y Rivas


user_50_prep_randose_para_la_pesca_1897_leo_sobre_lienzo_56_x_89_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga_obra_de_emilio_oc_n_y_rivas

Emilio Ocón y Rivas - Prepárandose para la pesca, 1897. Óleo sobre lienzo, 56 x 89 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_antonio_mu_oz_degrain_puerto_de_bilbao_1900_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Antonio Muñoz Degrain - Puerto de Bilbao, 1900. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_0puerto_de_m_laga

Manuel Barrón y Carrillo - Puerto de Málaga. 1847. Óleo sobre lienzo, 45 x 84 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_0vista_del_guadalquivir_b_obra_de_manuel_barr_n_y_carrillo_1854_leo_sobre_lienzo_92_x_125_cm_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_ca

Manuel Barrón y Carrillo - Vista del Guadalquivir. 1854. Óleo sobre lienzo, 92 x 125 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_andr_s_cort_s_y_aguilar_lavanderas_y_pescadores_en_un_paisaje_costero_1863_leo_sobre_tabla_35_7_x_55_3_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza

Andrés Cortés y Aguilar - Lavanderas y pescadores en un paisaje costero. 1863. Óleo sobre tabla, 35,7 x 55,3 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_andr_s_cort_s_y_aguilar_paisaje_fluvial_con_lavandera_y_pescador_1863_leo_sobre_tabla_35_7_x_55_3_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza

Andrés Cortés y Aguilar - Paisaje fluvial con lavandera y pescador. 1863. Óleo sobre tabla, 35,7 x 55,3 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_la_feria_de_sevilla_joaqu_n_dom_nguez_b_cquer_1867_leo_sobre_lienzo_56_5_x_101_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga    

Joaquín Domínguez Bécquer - La Feria de Sevilla.. 1867. Óleo sobre lienzo, 56,5 x 101 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_user_50_2antonio_cabral_bejarano_una_bolera_1842_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga_1361896152_134606

Antonio Cabral Bejarano - Una bolera, 1842. Óleo sobre lienzo, 53 x 42 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_0el_puesto_de_bu_uelos_obra_de_manuel_cabral_aguado_bejarano_c_1854

Manuel Cabral Aguado Bejarano - El puesto de buñuelos, c. 1854. Óleo sobre lienzo, 63,5 x 50 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_0bailando_obra_de_manuel_cabral_aguado_bejarano

Manuel Cabral Aguado Bejarano - Bailando. 1889. Óleo sobre lienzo, 56 x 44 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.


user_50_antonio_mar_a_reyna_manescau_venecia_s_f_leo_sobre_lienzo_sobre_cart_n_28_8_x_49_5_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito

Antonio María Reyna Manescau - Venecia, s.f. Óleo sobre lienzo sobre cartón, 28,8 x 49,5 cm.Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_vista_de_venecia

Antonio María Reyna Manescau - Vista de Venecia, s.f. Óleo sobre lienzo, 34,5 x 74 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_la_llegada_de_las_barcas

Ricardo Verdugo Landi - La llegada de las barcas, s.f. Óleo sobre lienzo, 25 x 35 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_buscando_conchas_en_la_playa

Ricardo Verdugo Landi - Buscando conchas en la playa, s.f. Óleo sobre lienzo, 50 x 80 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_francesc_miralles_i_galaup_paseo_en_barca_c_1888_90_leo_sobre_lienzo_74_x_91_5_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Francesc Miralles i Galaup - Paseo en barca, c. 1888-90. Óleo sobre lienzo, 74 x 91,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_cecilio_pla_la_verbena_s_f_leo_sobre_lienzo_48_x_38_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Cecilio Pla - La Verbena, s.f. Óleo sobre lienzo, 48 x 38 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_bernardo_ferr_ndiz_the_priest

Bernardo Ferrándiz - El señor cura. 1885. Óleo sobre tabla, 24 x 33 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_rafael_arroyo_fern_ndez_en_la_feria_1886_leo_sobre_lienzo_47_5_x_64_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Rafael Arroyo Fernández - En la feria. 1886. Óleo sobre lienzo, 47,5 x 64 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_rafael_benjumea_galanteo_en_un_puesto_de_rosquillas_de_la_feria_de_sevilla_1852_leo_sobre_lienzo_35_x_30_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en

Rafael Benjumea - Galanteo en un puesto de rosquillas de la Feria de Sevilla. 1852. Óleo sobre lienzo, 35 x 30 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_rafael_benjumea_baile_en_una_venta_1850_leo_sobre_lienzo_46_x_65_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Rafael Benjumea - Baile en una venta. 1850. Óleo sobre lienzo, 46 x 65 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_jose_mar_a_romero_y_l_pez_el_refresco_c_1855_leo_sobre_lienzo_83_x_62_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Jose María Romero y López - El refresco, c.1855. Óleo sobre lienzo, 83 x 62 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_juan_jos_garate_clavero_banquete_interrumpido_s_f_leo_sobre_lienzo_49_x_78_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Juan José Garate Clavero - Banquete interrumpido, s.f. Óleo sobre lienzo, 49 x 78 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_francisco_de_paula_escribano_un_baile_en_triana_1850_leo_sobre_lienzo_90_x_135_cm_colecci_n_carmen_thyssen

Francisco de Paula Escribano - Un baile en Triana. 1850. Óleo sobre lienzo, 90 x 135 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_el_cante_de_la_moza_escena_de_taberna

Angel María Cortellini Hernández - El cante de la moza. Escena de taberna. 1846. Óleo sobre lienzo, 40 x 31 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_salida_de_la_plaza

Angel María Cortellini Hernández - Salida de la plaza. 1847. Óleo sobre lienzo, 40 x 31 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_escena_costumbrista_en_el_alc_zar_de_sevilla

Manuel Wssel de Guimbarda - Escena costumbrista en el Alcázar de Sevilla. 1872. Óleo sobre lienzo, 84 x 63 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_vendedoras_de_rosquillas_en_un_rinc_n_de_sevilla

Vendedoras de rosquillas en un rincón de Sevilla - Escena costumbrista en el Alcázar de Sevilla. 18781. Óleo sobre lienzo, 107 x 81 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_jos_jim_nez_aranda_un_lance_en_la_plaza_de_toros

José Jiménez Aranda - Un lance en la plaza de toros. 1870. Óleo sobre tabla, 51 x 46 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_plazuela_sevillana

Joaquín Turina y Areal - Plazuela sevillana, s.f. Óleo sobre tabla, 26 x 17 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_salida_triunfal_de_la_maestranza_de_sevilla

Joaquín Turina y Areal - Salida triunfal de la Maestranza de Sevilla, s.f. Óleo sobre tabla, 27.5 x 32 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_jos_rico_cejudo_andaluces_en_la_venta_1364325875_321010

José Rico Cejudo - Andaluces en la venta, s.f. Óleo sobre tabla, 37 x 54 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_reci_n_casados

Ricardo López Cabrera - Recién casados, c. 1905. Óleo sobre lienzo, 58,4 x 78,7 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_regreso_al_convento_obra_de_eduardo_zamacois_y_zabala

Eduardo Zamacois y Zabala - Regreso al convento o El monje y el burro rebelde. 1868. Óleo sobre lienzo, 54,5 x 100,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


 julia

Ramon Casas Carbó - Julia, c. 1915. Óleo sobre lienzo, 85 x 67 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Entre la amplia producción pictórica de Ramon Casas tienen un especial protagonismo los retratos de tipos femeninos, que constituyeron la esencia misma de su actividad como cartelista, y que, por tanto, fueron también vistos a través de los pinceles del artista con una intención esencialmente sensual y decorativa, casi siempre haciendo posar a sus modelos en actitudes veladamente provocativas e insinuantes.

Una de sus preferidas fue Julia Peraire, la bella vendedora de lotería de la plaza de Cataluña, a la que Casas conoció en la tertulia de la Maison Dorée. Deslumbrado por la lozanía de su juventud –ya que contaba veinticinco años menos que el pintor–, y tras varios años de vida en común, llegaron a casarse el 29 de septiembre de 1922, falleciendo algún tiempo después de su esposo, el 17 de enero de 1941.

Así, Ramon Casas retrataría a su amante en las más variadas indumentarias y poses, la mayoría de los casos con resultados no por convencionales menos atractivos, supliendo con gran instinto su aparente ausencia de expresión con la especial sensibilidad que Casas tuvo siempre en el uso del color, y con su intuición para reflejar de forma discreta pero claramente palpable los más leves rasgos de la capacidad de insinuación de la mujer, verdadera clave de su clamoroso éxito en este género que agotó hasta la saciedad en sus últimos años.

En esta ocasión posa sentada, con los brazos en jarras en actitud castiza y casi desafiante, ataviada con la más típica indumentaria española. Así, viste una torera de intenso rojo bordada en negro, sobre un chaleco de reflejos plateados, en perfecta armonía con el color del vestido, la peineta y las flores con que se adorna la cabeza, dentro del gusto tan característico por la espagnolade más tópica, de que hicieron gala tanto los artistas franceses como muchos de los pintores españoles que residieron en París a partir de la segunda mitad del siglo XIX para dar gusto a su clientela extranjera, y del que Casas participaría muy especialmente, llegando a autorretratarse ya en 1883, en su más temprana juventud, con traje andaluz y empinando una bota.

Curiosamente, en este lienzo concurre en Casas una especial proximidad con el arte de algunos de sus contemporáneos, mostrando rasgos de la técnica de Toulouse-Lautrec en el tratamiento de la falda, modelada a base de líneas paralelas. También evoca la etapa azul de Picasso en el desarrollo cromático del retrato, e incluso se aproxima al propio Ignacio Zuloaga, en principio tan alejado de los planteamientos plásticos del catalán, pero al que también recuerda, fundamentalmente en el juego cromático del rojo y el negro en contraste con la blancura nacarada de las carnaciones de la modelo, de perfiles suaves y mórbidos, y la frialdad casi metálica del vestido y el fondo neutro ante el que posa la mujer, resuelto a base de restregar el óleo sobre la tela, con una nada disimulada carga erótica al mostrar el cuello desnudo y el generoso escote de la bella modelo, su mirada directa con un toque arrogante dirigida al espectador y su boca discretamente pintada de carmín.

El cuadro ha de datarse en fecha muy próxima al retrato de Julia con mantilla, firmado por el artista en 1914, en el que los rasgos de la mujer aparentan edad muy semejante.


 el_ba_o_sevilla

Francisco Iturrino - El baño (Sevilla), c. 1908. Óleo sobre lienzo, 200 x 174 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

El baño (Sevilla) pertenece a una serie de cuadros que Iturrino realizó durante su estancia en Sevilla en 1908. Fue expuesto en París, en 1911, en el Salon d’Automne donde Iturrino ocupó una sala especial con 28 cuadros, elogiados por Guillaume Apollinaire en su crítica del Salon. Esta obra, que proviene de la colección de Ambroise Vollard, probablemente fue presentada con anterioridad en la exposición de Iturrino organizada por Vollard en septiembre de ese mismo año.

La búsqueda del sur por parte de Iturrino es, en cierto sentido, comparable a la huida de Gauguin a los mares del sur; ambos pintores se refugiaron en sus respectivos escenarios tratando de alcanzar un paraíso incontaminado. En sus grupos de mujeres, pintadas en Andalucía, Iturrino repite la misma escena o tableau aunque desde otras perspectivas, desde otras miradas, con otra luz o añadiendo otros colores a la misma luz. Como para Chaïm Soutine, la pintura no expresa una experiencia sino que ella es propiamente experiencia.

Iturrino no sólo da forma y color a los cuerpos de las mujeres, sino también a su emoción. La luz y la atmósfera que circundan las figuras, así como el movimiento y la vibración de los cuerpos de piel color tabaco, exaltan la alegría y el perfume de la carne. Este grupo de mujeres, pintadas al aire libre, que se mueven y se componen al ritmo y la intensidad de la luz, se desnudan ante nuestros ojos. Dejan caer los vestidos largos y transparentes que se rompen en sus bordes –siguiendo la enseñanza formal de Cézanne– en perfectos planos para lucir sus cuerpos, trabajados con densidad cromática y de un modelado plástico como el de las esculturas de Maillol. Contrastan y armonizan al mismo tiempo con el paisaje, abocetado con ligeras pinceladas y estructurado con manchas de colores que se extienden por los cuerpos para modelar sus formas, por el pelo para realzar su brillo, por el agua para reflejar el juego de luces y son vehículo de la explosión vital de la naturaleza encontrada por Iturrino bajo la luz del sur.

Este cuadro, recomendado por el profesor Kosme de Barañano, autor del catálogo razonado de la obra gráfica de Francisco Iturrino (Barañano 1988), fue cedido para ser expuesto en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía durante los años 1992-1995.


 sorolla_llegada_de_la_pesca_c_1904_1910

José Navarro Llorens. Llegada de la pesca, c. 1904-1910. Óleo sobre lienzo. Óleo sobre lienzo, 77 x 90 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Llegada de la pesca es una obra inspirada en diversas composiciones de Joaquín Sorolla, y posteriormente reelaboradas según una valoración del color y de la forma absolutamente personales. La referencia más directa de esta pintura es La vuelta de la pesca (1894) de Sorolla, conservada actualmente en el Musée d’Orsay de París. Esta pintura había sido presentada al Salon francés de 1895, donde obtuvo una segunda medalla y fue adquirida por el Gobierno francés para el Musée du Luxembourg. Entre 1893 y 1894 Sorolla pintó nueve estudios, parciales y de conjunto, de esta composición, y en 1904 realizó una nueva versión del cuadro mucho más abocetada que la primera, para su cuñado, Antonio García del Castillo. De estas obras de Sorolla, José Navarro tomó las figuras de los dos bueyes con el pescador sentado a lomos de uno de ellos y mirando hacia la barca. La más próxima al cuadro de Navarro Llorens es quizá la realizada en 1904, por estar ejecutada con una pincelada mucho más libre que la de 1894. Existe otra variante titulada Playa de Valenciay publicada por Bernardino de Pantorba, pero con una relación menos directa respecto a la obra de Navarro. La figura del niño desnudo en el interior de la barca es relacionable con una de las figuras de Niños a la orilla del mar (1903) del Philadelphia Museum of Art. Por último, los fondos de velas que cierran el horizonte tienen numerosos antecedentes en composiciones de Sorolla como El baño (1899), que perteneció al Jockey Club de Buenos Aires, o Playa de Valencia (1908) de la Hispanic Society de Nueva York.

Esta reelaboración de temas de Sorolla por parte de José Navarro explica que pronto se relacionara a ambos, e incluso que se llegara a considerar a Navarro como un sorollista o discípulo de Sorolla. Como es frecuente en las obras de los pintores llamados sorollistas, esta pintura se caracteriza por la peculiaridad de su técnica y por la claridad compositiva. La técnica se basa en la pincelada muy grande y suelta que construye el volumen de las figuras, prácticamente sin un dibujo previo. Las figuras se funden en el ambiente de forma que el conjunto puede ser captado por el ojo del observador de un solo golpe de vista. Por este procedimiento la composición se convierte más en el resultado de un minucioso estudio del color y de la luz que en un tema puramente costumbrista. El mundo de los pescadores valencianos, tomado de Sorolla, se convierte en vehículo de una investigación cromática que altera de manera evidente las aportaciones del propio Sorolla.

Pese a la evidente inspiración de Navarro en Sorolla, esta pintura se separa de la de éste sobre todo por la utilización de una gama cromática mucho más rica; mientras que Sorolla tiende a limitarse a los azules, blancos y ocres, en Llegada de la pescala gama se complica con la adición de rojos, verdes, amarillos, malvas y rosas. Pero además, estos colores son utilizados con unas calidades brillantes y casi metálicas, claramente diferentes a la naturaleza mate de los colores de Sorolla. Esta peculiaridad no pasó desapercibida a la crítica de la época. En 1925 José Francés aludía a las obras de Navarro como «verdaderas joyitas [que] rutilan como gemas hábilmente engastadas en metales ricos», al tiempo que señalaba que este peculiar decorativismo estaba en parte determinado por el uso del color en «sabrosas gamas». Quizá estas cualidades preciosistas estaban influidas por la pintura de abanicos, con la que posiblemente el pintor completaba sus ingresos en los inicios de su carrera; aunque José Francés había justificado este preciosismo como una interpretación valenciana del estilo de Fortuny, lo que explicaría el éxito de las obras de Navarro en los mercados internacionales y particularmente en América.

Desde el punto de vista temático, esta pintura continúa una de las peculiares variedades del cuadro de género costumbrista que popularizó Sorolla. Dos bueyes arrastran una barca de pesca hacia la playa mientras al fondo de la composición el horizonte está cerrado por gran cantidad de velas de otras barcas que se acercan igualmente después de faenar. La composición introduce elementos adicionales de valor costumbrista: el pescador que sentado a lomos de uno de los bueyes dirige la maniobra y cierra la composición por la izquierda; o el otro pescador que, dentro de la barca, aparece acompañado de un niño de corta edad, en un conjunto que limita la composición por la derecha. Toda la mitad superior del lienzo está cubierta por el abigarrado colorido de las velas y embarcaciones que se funden con las nubes y el cielo abierto de manera confusa y casi abstracta. Es la parte más creativa del cuadro, donde Navarro se aleja del mayor realismo de Sorolla para elaborar una composición próxima al expresionismo abstracto.



user_50_fotos_malaga_museo_carmen_thyssen_003

Patio central del Museo Carmen Thyssen de Málaga


user_50_entrada_al_museo_carmen_thyssen_de_m_laga
user_50_entrada_al_museo_carmen_thyssen_de_m_laga2_1361874237_434021

Entrada al museo Carmen Thyssen de Málaga


user_50_museo_carmen_thyssen_m_laga_1361796796_701650

Fachada de una entrada del Museo Carmen Thyssen en Málaga

Página web del museo Carmen Thyssen



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Museo Carmen Thyssen. Es una nueva y ya importante pinacoteca situada en la ciudad de Málaga, compuesta por fondos de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza.



Fuentes y agradecimientos: carmenthyssenmalaga.org, es.wikipedia.org, pinterest.com, 20minutos.es, decotaku.blogspot.com, guias-viajar.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 23 December 2014, 10:14; edited 18 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
INAUGURACIÓN DEL MUSEO CARMEN THYSSEN DE MÁLAGA


user_50_1carmen_thyssen_y_el_alcalde_de_m_laga_en_una_de_las_salas_del_museo_thyssen_m_laga

Carmen Thyssen y el alcalde de Málaga en una de las salas del Museo Thyssen Málaga.

A partir del 24 de marzo de 2011, día previsto para su inauguración, la ciudad de Málaga contará con un nuevo y relevante espacio expositivo: el Museo Thyssen ubicado en el rehabilitado Palacio de Villalón de la calle Compañía.

El 25 de marzo comienza a funcionar con normalidad, abriendo al público de martes a viernes entre las 10 y las 20 horas, y los sábados y domingos entre las 10 y las 21 horas. El viernes 25, sábado 26 y domingo 27, la entrada al museo será gratuita.

La colección que el museo albergará de forma permanente está formada por más de 200 obras de pintores españoles, algunos andaluces, del siglo XIX y principios del XX. Entre ellos, Leonardo Alenza, Valeriano Domínguez-Becquer, Eugenio Lucas Velázquez, José Jiménez Aranda, Mariano Fortuny, Raimundo de Madrazo, Eliseu Meifrén, José Moreno Carbonero, Aureliano de Beruete, Carlos de Haes, Marti i Alsina, Ignacio Pinazo, Muñoz Degrain, Modest Urgell, Ricard Canals, Ramón Casas, Francisco Iturrino, López Mezquita, Emilio Sala, Cecilio Pla, Darío de Regoyos, Julio Romero de Torres, Joaquín Sorolla e Ignacio Zuloaga. También se celebrarán en el Thyssen de Málaga exposiciones temporales y diferentes proyectos culturales y didácticos.


user_50_2carmen_thyssen_y_francisco_de_la_torre_en_el_acto_de_inauguraci_n_del_museo_thyssen_m_laga

Carmen Thyssen y Francisco de la Torre en el acto de inauguración del Museo Thyssen Málaga.

La colección permanente del Museo Thyssen Málaga se estructurará en cuatro grandes apartados: Maestros antiguos, El paisaje: del romanticismo al naturalismo, Del costumbrismo al preciosismo y Fin de siglo: la modernización de la pintura española.

El conjunto de obras de la sección dedicada a los Maestros antiguos estará presidido por la Santa Marina de Zurbarán. Se ubicará en la antigua capilla del palacio sede del museo, junto a cuatro óleos en torno al nacimiento e infancia de Cristo de Jerónimo Ezquerra, de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII.

En la sección destinada a la evolución del paisaje como género pictórico, se podrán contemplar obras de Eugenio Lucas Velázquez, Jenaro Pérez Villamil, Carlos de Haes y Aureliano de Beruete.

Mariano Fortuny, José Benlliure, José García Ramos, Lucas Villaamil, Raimundo de Madrazo, Moreno Carbonero, Emilio Sala y Ignacio Pinazo son algunos de los autores de las obras que configuran la sección de pintura costumbrista y preciosista.

En la sección del Museo Thyssen centrada en la modernización de la pintura española colgarán obras de Muñoz Degrain, Emilio Sala, Sorolla, Julio Romero de Torres, López Mezquita, Ignacio Zuloaga, Ramón Casas, Ricard Canals y Francisco Iturrino.


user_50_3la_baronesa_thyssen_y_el_acalde_de_m_laga

La baronesa Thyssen y el acalde de Málaga ante la fachada del nuevo museo de Málaga.

La primera exposición temporal prevista en el Thyssen Málaga llevará por título "De Picasso a Tàpies. Pintura española del siglo XX en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza". Presentará obras de artistas como Pablo Picasso, Isidre Nonell, Joaquim Sunyer, Josep de Togores, José Gutiérrez-Solana, Joaquín Torres-García, Francisco Bores, Pancho Cossío, Benjamín Palencia, Antonio Saura y Antoni Tàpies, entre otros.


Publicado en: http://www.esp.andalucia.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
user_50_dibujo_1364324406_461670

Anglada-Camarasa. Arabesco y seducción

La exposición Anglada-Camarasa. Arabesco y seducción ofrece un recorrido a través de la imagen de la mujer en la pintura de Hermen Anglada-Camarasa (Barcelona, 1871 – Port de Pollença, 1959), uno de los artistas catalanes modernos más relevantes de la primera década del siglo xx, que asimismo gozó de una importante fama internacional.

La muestra, compuesta por una amplia selección de obras procedentes en su mayor parte de la Colección Anglada-Camarasa de la Fundación “la Caixa”, y complementada por piezas clave de la Colección Masaveu, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Colección Montes-González o la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, entre otras, presenta la trayectoria del artista a través del análisis de la representación de la figura femenina en su obra.


carmenthyssenmalaga.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
El Museo Carmen Thyssen celebra este domingo su segundo aniversario con una jornada de puertas abiertas


user_50_p3311654

El Museo Carmen Thyssen Málaga se ubica en el Palacio de Villalón, una edificación palaciega del siglo XVI cuya recuperación ha permitido poner en valor una parte fundamental de la arquitectura renacentista malagueña, asentada sobre la urbe romana e inserta en la trama musulmana de la ciudad.

El Museo Carmen Thyssen Málaga celebró el 24 de marzo su segundo aniversario con una jornada de puertas abiertas en la que los malagueños y visitantes podrán contemplar las obras maestras de la colección permanente, así como la exposición temporal 'Anglada-Camarasa. Arabesco y seducción'.

Asimismo, también podrán recorrer la muestra 'Fe y fervor en la colección Carmen Thyssen. Simone Martini, Van Dyck, Gauguin', que se inauguró el Viernes de Dolores. Está compuesta por 11 obras que van desde la Edad Media hasta principios del siglo XX y permanecerá abierta al público hasta el próximo 30 de junio.

En esa jornada de puertas abiertas se aprovechó como una oportunidad más para que el visitante pudiese disfrutar no sólo de la colección Carmen Thyssen y las exposiciones temporales, sino también del Palacio de Villalón, los rincones de este edificio renacentista y visitar la tienda, una de las principales librerías especializadas en arte del centro histórico.


user_50_foto_20110324004342

La Colección cuenta con alrededor de 230 obras, protagonizada principalmente por pintura española del siglo XIX, con especial atención a la pintura andaluza.

El Museo ofrece a su vez un espacio dedicado a los Maestros Antiguos formado por piezas fundamentales de Francisco de Zurbarán o Jerónimo Ezquerra entre otros. El resto de la pinacoteca, que conserva el grueso de la Colección, muestra al público un recorrido por el siglo XIX español (desde el Romanticismo hasta los inicios de la modernidad) a través de una cuidada selección de obras de artistas tan importantes como Valeriano Domínguez-Becquer, Eugenio Lucas Velázquez, José Jiménez Aranda, José Moreno Carbonero, Guillermo Gómez Gil, Mariano Fortuny, Raimundo de Madrazo, Emilio Sala, Carlos de Haes, Antonio María Reyne Manescau, Ramon Marti i Alsina, Aureliano de Beruete, Ignacio Pinazo, Antonio Muñoz Degrain, Modest Urgell, Eliseu Meifrén, Ricard Canals, Ramon Casas, Francisco Iturrino, Cecilio Pla, Darío de Regoyos, Julio Romero de Torres, Joaquín Sorolla e Ignacio Zuloaga.

Precio: Colección permanente: General: 6 euros Reducida: 3,50 euros
Exposición temporal: 4 euros y reducida: 2,50 euros
Entrada combinada: 8 euros y reducida: 4,50
Horario: Martes a domingos de 10.00 a 20.00 h. Lunes cerrado. El Museo cierra el 25 de diciembre y el 1 de enero. La taquilla permanecerá abierta hasta 30 minutos antes del cierre del Museo.
Su web: http://www.carmenthyssenmalaga.org/es



El Museo Carmen Thyssen se acerca a la pintura religiosa con obras de Simone Martini, Van Dyck y Gauguin


user_50_fotonoticia_20130322193902_500

Con esta exposición se inaugura La Sala Noble del Palacio de Villalón que ofrece más de 5.000 metros cuadrados dedicados al arte

   La exposición 'Fe y fervor en la Colección Carmen Thyssen. Simone Martini, Van Dyck y Gaugui' se ha presentado este viernes en las instalaciones de la pinacoteca malagueña. La muestra se compone de 11 obras que van desde la Edad Media hasta principios del siglo XX y permanecerá abierta al público hasta el próximo 30 de junio.

   Al acto de presentación han acudido la presidenta de la Fundación Palacio de Villalón, la baronesa Carmen Thyssen; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el concejal de Cultura, Damián Caneda; el gerente del Museo Carmen Thyssen Málaga, Javier Ferrer; la directora artística de la pinacoteca y comisaria de la exposición, Lourdes Moreno, y el presidente de la Agrupación de Cofradías de Málaga, Eduardo Pastor.

   "Es la primera vez que se realiza una exposición de temática religiosa con las obras de la Colección Carmen Thyssen", ha afirmado Moreno, quién ha apuntado además que "los visitantes se van a encontrar obras como San Pedro de Simone Martini".

   La directora artística del museo también ha destacado obras como: la representación de la Pasión de Cristo en el tapiz realizado en el taller de Rubinetto di Francia en el siglo XV; 'Cristo en la Cruz', de Anton van Dyck; o 'Santa sosteniendo un plato con rosas', óleo atribuido a Jacopo Cestaro, entre otras.

   Las obras se inspiran en La Pasión de Cristo, las historias del Nuevo Testamento, las vidas de santos y la representación popular son los acontecimientos en los que se inspiran estos autores para recrear su devoción, su sentimiento y su fe, según ha apuntado Moreno.

   La baronesa por su parte ha calificado la exposición de "muy bonita y mística" y ha asegurado que le tiene "mucho cariño". Además ha apuntado que "está hecha con mucho fervor, tal y como indica su nombre".

   El Museo Carmen Thyssen ha incorporado además la Sala Noble a sus espacios expositivos. Esta sala esta ubicada en la primera planta de este edificio renacentista y se ha habilitado para acoger exposiciones de contexto que cuentan con un menor número de obras.

   Entre otros detalles, posee un techo artesonado que corona el espacio expositivo. "Desde el punto de vista arquitectónico, este museo está claramente confeccionado para optimizar los espacios en favor del visitante", ha recordado Moreno, ya que de la superficie total del museo --7.147 metros cuadrados--, más de 5.000 metros cuadrados corresponden a espacios expositivos.

   La exposición de contexto 'Fe y fervor en la Colección Carmen Thyssen. Simone Martini, Van Dyck y Gauguin' se podrá visitar a partir de este sábado en el horario habitual del museo adquiriendo una única entrada --con un precio de dos euros-- o de forma combinada al adquirir cualquiera de las otras entradas para visitar el museo.

   Durante la exposición se proyectará de forma simultánea la película 'Pasión y muerte de Cristo'. Una película muda francesa de 1903 dirigida por Lucien Nonguet y Fernando Zecca. La proyección es un relato sencillo de la historia de Jesucristo, pero incluye algunos hechos generalmente omitidos en las películas sobre Cristo, como la Transfiguración.


Fuente: EUROPA PRESS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
user_50_dibujo2_1364325335_233853

Fe y fervor en la Colección Carmen Thyssen. Simone Martini, Van Dyck, Gauguin

Los textos sagrados son los protagonistas de esta selección de obras maestras de la Colección Carmen Thyssen. La Pasión de Cristo, las historias del Nuevo Testamento, las vidas de santos y la representación popular son los acontecimientos en los que se inspiran estos magníficos autores para recrear su devoción, su sentimiento y su fe.

El ámbito temporal en el que se sitúan estas obras abarca un amplio periodo entre la Edad Media y principios del siglo XX. A través de estas telas podemos imaginar historias de fervor, leyendas y milagros y mostrar al público diferentes conceptos de espiritualidad, al tiempo que observar cómo ha evolucionado a lo largo de los siglos. Este hecho singular es posible gracias a la riqueza y diversidad de la Colección Carmen Thyssen.

Leer más
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
user_50_museo_carmen_thyssen_m_laga


La exposición Julio Romero de Torres en el Museo Carmen Thyssen, Málaga. Entre el mito y la tradición presenta un recorrido por la obra de uno de los pintores más populares de la historiografía española, a la vez que pretende reflexionar sobre su trayectoria creativa a través de diversos capítulos dedicados a los temas más recurrentes de su producción.


 user_50_julio_romero

Julio Romero de Torres (Córdoba, 1874-1930) es uno de los artistas españoles más reconocidos durante el periodo conocido como fin de siglo, llegando a ser considerado el maestro absoluto del simbolismo andaluz. Su obra se ha asociado, durante mucho tiempo, a corrientes pictóricas populares y folclóricas españolas, pero su producción posee verdadera identidad propia, pasando de ser un mero tópico a considerarse una corriente estética propia del simbolismo.

Residió a caballo entre Córdoba y Madrid, y fue en la capital donde comenzó la difusión de su obra gracias a su amistad con importantes artistas y literatos de la época, principalmente con Ramón María del Valle-Inclán. El escritor se convirtió en su mentor, y gracias a la difusión de sus ideas estéticas, así como los textos que realizó sobre el pintor, Romero de Torres consiguió el reconocimiento definitivo.

La exposición se compone de varias secciones organizadas desde un punto de vista temático, dentro de las cuales también queda patente la evolución estilística del pintor. Vinculado desde pequeño al Museo de Pinturas de Córdoba –cuyo padre era Conservador del mismo a la vez que pintor–, la formación de Julio Romero de Torres estuvo ligada tanto a la influencia paterna y a la pinacoteca cordobesa como a las aulas de la Escuela de Bellas Artes y el Conservatorio de Música. Durante lo que se considera la primera etapa de su producción, cultivó una pintura de carácter luminista vinculada a la estética de raíz impresionista. Pero fue a partir de un viaje a Italia en 1908 cuando su trayectoria experimentó un giro definitivo, consolidando un estilo propio que identifica su pintura. Desde este momento, sus composiciones se caracterizarán por poseer una gran carga simbólica, así como plasmar constantemente el concepto de dualidad, cuyo objetivo reside en representar la simbiosis existente entre dos extremos morales.

Más info



Algunas obras de la exposición 'Entre el mito y la tradición' dedicada a Julio Romero de Torres en el Museo Carmen Thyssen de Málaga


Luminismo y Realismo Social

Durante su primera etapa, Julio Romero de Torres aunó las influencias del modernismo, el prerrafaelismo y el simbolismo. Aunque comenzó a cultivar una pintura de paleta muy luminosa y técnica suelta, donde se manifiesta su preocupación por el color y el estudio de la naturaleza, pronto abandonó este estilo. Su paleta se fue oscureciendo y se alejó del naturalismo para realizar obras de denuncia social, con figuras de mayor intensidad y melancolía.

En este momento empezó a desarrollar el concepto femenino místico y ensoñador, que más tarde cargaría de sensualidad, para ofrecernos un estilo e iconografía personales, y lograr así una pintura realmente identificativa.


user_50_1patio_andaluz_b

Julio Romero de Torres - Un patio andaluz (Pereza andaluza), c. 1900. Óleo sobre tabla, 72,8 x 47,8 cm. Museo de Bellas Artes de Córdoba


user_50_2amiga_b

Julio Romero de Torres - A la amiga, c. 1900-1905. Óleo sobre lienzo, 168 x 95 cm. Museo de Bellas Artes de Asturias. Colección Pedro Masaveu


Retratos y Símbolos

Julio Romero de Torres está directamente vinculado a la imagen de la mujer, temática gracias a la cual consiguió una gran fama. Dentro de la producción de retratos que elaboró durante toda su trayectoria artística, destacan principalmente los femeninos, y es a través de la interpretación de la mujer como podemos apreciar su evolución estilística.

El pintor inmortalizó a personajes femeninos propios de diferentes ámbitos socioculturales, tanto a las mujeres burguesas y elegantes como a las más castizas y populares. Todas deseaban formar parte de su repertorio, y a través de sus modelos plasmó las características propias de un estilo ya configurado, convirtiéndolas en mujeres-símbolo. Podemos apreciar como las figuras están cargadas de melancolía a la vez que transmiten inquietud, sin dejar de lado la elegancia, subrayada por su preocupación por la moda femenina de la época. En su conjunto, vemos las características principales de su obra, destacando la precisión técnica y la creación de luces suaves en los ropajes y la piel, que contrasta con la extrañeza de los escenarios o paisajes de fondo, a través de los cuales convierte la realidad en alegoría.

Otra tipología que también cultivó, aunque en menor medida, fueron los retratos de familia, que gozaban de gran éxito, gracias al prestigio social que suponía ser retratado por él y poseer una obra suya. Todos ellos se estructuran en torno a una composición a modo de escenario, donde las figuras se sitúan sobre un fondo paisajístico con alguna referencia urbanística, dotando a los cuadros de un carácter un tanto teatral.


user_50_6fuensanta_b

Julio Romero de Torres - Fuensanta. 1929. Óleo y temple sobre lienzo, 100 x 80 cm. Cortesía colección particular, Madrid


user_50_3familia_besabe_b

Julio Romero de Torres - La familia Basabe. 1919. Óleo y temple sobre lienzo, 149 x 149 cm. Colección PRASA


user_50_4carmen_b

Julio Romero de Torres - Carmen. 1914. Óleo y temple sobre lienzo, 72 x 92 cm. Colección PRASA


user_50_5bella_otero_b

Julio Romero de Torres - La bella Otero. 1913-1914. Óleo y temple sobre lienzo, 83 x 99 cm. Colección PRASA


Poemas y Alegorías

Otro aspecto muy presente en parte de la producción de Julio Romero de Torres es el significado alegórico que existe detrás de muchas de las imágenes, continuando con la mujer como temática recurrente y símbolo de su pintura, para homenajear a todos los temas de su interés, como la muerte, el amor, el mundo taurino o el flamenco, entre otros.

Esta tipología de cuadro la cultivó durante toda su trayectoria a través de obras en las que se repite un esquema heredado del Renacimiento italiano. Creada a modo de planos, en primer lugar la obra está protagonizada por una escena principal – en ocasiones narrada ante un repertorio de figuras en segundo lugar– y detrás un fondo que muestra espacios urbanos de Córdoba.

Los personajes, en su mayoría femeninos, aparecen frecuentemente acompañados de elementos que se repiten, como el agua, las barajas de cartas, la fruta o los utensilios domésticos de cobre, siempre cargados de significados alegóricos. Este concepto de repetición existente en esta parte de sus obras –que son generalmente de gran formato– adquiere un valor propio y exclusivo del pintor, que lo hace auténtico e irrepetible.


user_50_7amor_sagrado_b

Julio Romero de Torres - Amor sagrado, amor profano. 1908. Óleo y temple sobre lienzo, 168 x 141 cm. Fundación Cajasur


user_50_8buenaventura_b

Julio Romero de Torres - La Buenaventura. 1922. Óleo sobre lienzo, 106 x 163 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_9consagracion_copla_b

Julio Romero de Torres - La consagración de la Copla. 1911-1912. Óleo y temple sobre lienzo, 230 x 290 cm. Colección Junta de Andalucía -
Museo de Bellas Artes de Córdoba


user_50_10julio_romero_de_torres_poema_de_c_rdoba_c_1913_1915_leo_y_temple_sobre_lienzo_varios_paneles_165_x_528_cm_museo_julio_romero_de_torre

Julio Romero de Torres - Poema de Córdoba, c. 1913-1915 Óleo y temple sobre lienzo. Varios paneles. 165 x 528 cm. Museo Julio Romero de Torres. Excmo. Ayuntamiento de Córdoba


Erotismo y Sensualidad

Julio Romero de Torres elevó, a través de sus desnudos femeninos, la imagen de la mujer andaluza a la categoría de símbolo erótico de una cultura. Sin abandonar su particular introducción de elementos alegóricos, cultivó principalmente la tipología de desnudo femenino recostado, posible herencia de Tiziano.

Estas mujeres retratadas van más allá de la mera sensualidad, ya que están cargadas de un erotismo desbordante, que crea tensión y dota a sus obras de un carácter enigmático muy particular. A esto contribuye la mirada directa de las mujeres hacia el espectador, unas veces perturbadora y otras veces más inocente, pero en todos los casos seductora.


user_50_11dos_sendas_b

Julio Romero de Torres - Las dos sendas. 1911-1912. Óleo y temple sobre lienzo, 170 x 140 cm. Colección PRASA


user_50_12musa_gitana_b

Julio Romero de Torres - La musa gitana. 1908. Óleo sobre lienzo, 97 x 158,5 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid


user_50_13venus_poesia_b

Julio Romero de Torres - Venus de la poesía. 1913. Óleo sobre lienzo, 93,2 x 154 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao. Depósito de la
Diputación Foral de Bizkaia


user_50_14julio_romero_de_torres_la_nieta_de_la_trini

Julio Romero de Torres - La nieta de la Trini. 1929-1930 Óleo y temple sobre lienzo, 108 x 172 cm Museo Julio Romero de Torres. Excmo. Ayuntamiento de Córdoba


Fuente: carmenthyssenmalaga.org



 

Sin duda una exposición excelente, muy recomendable para los aficonados al arte que visiten Málaga desde ahora hasta el 8 de Septiembre de 2013.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
La baronesa visita su museo malagueño


Tita Thyssen: "Soy apolítica y atemporal, como los cuadros"


    - Asegura que seguirá exponiendo sus obras en Sant Feliu, porque su compromiso "es anterior a lo que pasa en Cataluña", pero admite que el Thyssen de Montjuic se ha parado

    - Aprovecha la presentación del catálogo de su museo de Málaga para recordarle al Ministerio de Cultura que "ya son 15 años" los que les presta gratis los cuadros de Madrid

    - La baronesa reconoce que continúan las conversaciones con la alcaldesa de Marbella para abrir un espacio para su colección en la ciudad costasoleña




 13980868126716

Carmen Thyssen, ante el cuadro 'Valenciano', de Julio Vila y Prades. / EFE

El variado recorrido emprendido por la colección de arte de la baronesa Thyssen, desde que decidió expandir sus museos a otras ciudades, da hasta para preguntarle por las consecuencias que tendría sobre su legado una hipotética independencia de Cataluña. Y, ante tan delicada cuestión, a Tita Cervera, barcelonesa de nacimiento, no le queda otra que echar mano de su repertorio de 'apolítica' que, sin embargo, no huye de lo políticamente correcto: "Soy apolítica y atemporal, como los cuadros", dijo a la hora de asegurar que seguirá exponiendo sus obras en Sant Feliu de Guixols, porque su compromiso "es anterior a todo lo que está pasando ahora en Cataluña".

"A aquello me comprometí hace cinco años, cuando todavía no había pasado ninguna de las cosas que están pasando ahora; expongo cada verano una temporal durante tres meses en un monasterio precioso y voy a seguir haciéndolo", apostilló para referirse al Espai Carmen Thyssen que le une aún más a la localidad de la costa gerundense en la que tiene residencia.

Pero, quizás guiada por su habilidad para dar una cal y una de arena, o para obligar a una lectura entre líneas de sus opiniones, la baronesa ha admitido que un proyecto más reciente, como el de la apertura de un Museo Thyssen en la colina barcelonesa de Montjuic, se ha parado o, al menos, hace tiempo "que no se ha vuelto a hablar de ello".

Además, la mecenas ha aprovechado, durante la presentación del catálogo de su museo de Málaga, para recordarle al Ministerio de Cultura que "ya son 15 años" los que les lleva prestando gratis los cuadro de su pinacoteca del Paseo del Prado madrileño. "Como estamos en crisis, le he dado la colección un año más gratis, y ya son 15", dijo sobre la reciente prórroga de un año más que le concedió recientemente al Gobierno central, aunque no quiso pronunciarse sobre el estado en el que se encuentran las negociaciones para renovar su préstamo de forma más duradera.

En relación a la expansión de su colección a nuevos espacios, la baronesa ha reconocido también que, como adelantó EL MUNDO de Málaga, continúan las conversaciones con la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, para abrir un espacio para su colección en la ciudad costasoleña, similar al que tiene en Sant Feliu de Guixols. "Estamos hablando de ello con la alcaldesa, que es una persona magnífica, y es que yo amo mucho a Marbella, es un paraíso", apostilló la baronesa.

Y, tras esta declaración de amor marbellí, la respuesta, entre intencionada e irónica, del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no se hizo esperar: "Mientras tanto tenemos éste, a 50 kilómetros y poco más de media hora", dijo el regidor malagueño, que estaba sentado al lado de la insaciable mecenas.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Genaro Pérez Villaamil en el Museo Carmen Thyssen de Málaga



 18_genaro_p_rez_villaamil_village_bullfight

Corrida de toros en un pueblo. 1838. Óleo sobre lienzo, 64 x 81,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga. Obra de Genaro Pérez Villaamil.

En los arrabales de una población, y sobre la gran explanada que se extiende ante sus murallas, tiene lugar una corrida de toros, bajo la imponente silueta de su iglesia parroquial, de arquitectura grandiosa y monumental, con apariencia de colegiata, que se yergue majestuosa sobre un pequeño cerro.

En el centro del ruedo, construido con carretas formando un círculo, tiene lugar el festejo taurino, concurrido por un bullicioso gentío, en el momento en que un picador se dispone a ejecutar la suerte de varas, mientras otros toreros están al quite, a su alrededor. En el balcón del edificio que se destaca del caserío de la derecha se encuentra el palco presidencial, en el que se adivinan las autoridades locales, vestidas de negro. En torno a la cruz de término, situada en ese extremo, se apostan grupos de lugareños para contemplar mejor la lidia. Mientras, en el primer plano se distinguen los variopintos personajes que acuden al festejo: frailes, paisanos, tratantes, damas que pasean en calesas descubiertas, feriantes, músicos y vendedores ambulantes.

Este espectacular lienzo, que ha permanecido prácticamente inédito hasta su reciente aparición en el mercado madrileño, constituye una de las obras más interesantes de la primera madurez de Genaro Pérez Villaamil. Fechado en 1838, es sin duda el cuadro de mayor empaque y calidad de cuantos pintara con el mismo argumento el maestro gallego ese año. Se conocen al menos dos versiones más con idéntico título, pero de composición y resultados más comedidos que en la presente pintura.

En este caso, Villaamil emplea sus mejores dotes para el paisaje pintoresco monumental, género del que fue maestro absoluto en la pintura española de su tiempo. Despliega toda su capacidad inventiva al recrear la fisonomía de una población inexistente, de extraordinario efecto escenográfico, presidida por la impresionante arquitectura de una iglesia construida a base de retazos de elementos arquitectónicos reales, que Villaamil tomaría en sus apuntes durante sus viajes por las tierras de España, y que luego reelabora en su estudio con un curioso eclecticismo, dentro del más genuino espíritu romántico, hasta darles la apariencia de verosimilitud, encajando con sorprendente facilidad los distintos elementos con que va construyendo los edificios, a base de contrafuertes, bastiones almenados, portadas góticas monumentales, puertas fortificadas y torres mudéjares, que parecen evocar edificios aragoneses y que el artista despliega por todo el paisaje, modelándolos con un absoluto dominio de los lenguajes arquitectónicos. Por otra parte, Villaamil envuelve las distintas construcciones de la población en una luz dorada, marcando sus perfiles con bruscos contraluces, a base de sombras aplicadas con suaves transparencias tintadas, tan características de su estilo, hasta conseguir una curiosa apariencia de realidad, que confiere a este tipo de paisajes fantásticos de pintoresca inspiración española un atractivo irresistible, aderezado con las bulliciosas masas de gentío que las pueblan. En efecto, frente a muchos de los paisajes de Villaamil, en los que los personajillos que los transitan tienen una presencia absolutamente accesoria, en esta ocasión el pintor da un gran protagonismo al festejo popular que tiene lugar en el pueblo, envuelto en las primeras sombras del crepúsculo, para hacer resaltar aún más las arquitecturas monumentales, que se recortan sobre un cielo claro y nuboso surcado por numerosas aves. Así, Villaamil se detiene en cada una de las figuras, describiéndolas con primorosa minuciosidad, para destacar los aspectos más pintorescos de su apariencia e indumentarias, de intenso sabor popular, que completan el irresistible encanto del lienzo.


 19_genaro_p_rez_villaamil_the_chapel_of_the_benavente_family_in_medina_de_rioseco

La capilla de los Benavente en Medina de Rioseco. 1842. Óleo sobre lienzo, 96 x 112 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga. Obra de Genaro Pérez Villaamil.

Uno de los aspectos más fascinantes de la obra de Pérez Villaamil son sus interiores monumentales, de los que fue maestro en su época, poniendo de moda un género de éxito entre la clientela burguesa y que seguirían artistas como Parcerisa o Gonzalvo. En efecto, seducido por el espíritu viajero de los pintores románticos europeos, que aprendió de su maestro, David Roberts, y siguiendo el gusto romántico por la recuperación de los testimonios monumentales del pasado, interpretados con un interés a la vez documental y pintoresco, Villaamil se dedicó a recorrer España, recogiendo cuanto de interés encontró a su paso, en dibujos y apuntes que, además de quedar luego plasmados –como en este caso– en lienzos de estudio, servirían para la elaboración de la colección de litografías España artística y monumental, sin duda la más importante publicación española de su género editada en el siglo XIX.

Este lienzo es un buen ejemplo de esa faceta de Villaamil y de la interpretación que de los monumentos del pasado hicieron los artistas románticos, que, lejos de limitarse a la reproducción objetiva de su fisonomía, no dudaron en transformarlos con apasionada fantasía para aumentar sus proporciones, la brillantez de su cromatismo o el abarrocamiento de su decoración, hasta extremos que, a veces, apenas los hacen reconocibles. Tal es el caso de esta vista de la capilla de los Benavente, perteneciente a la iglesia de Santa María de Mediavilla en Medina de Rioseco, Valladolid, y que por fortuna todavía conserva todos sus elementos decorativos, aunque deteriorados.

Conocida como la «Capilla Sixtina de Valladolid» por su decoración, una de las más singulares de la arquitectura religiosa castellana del siglo XVI, fue mandada construir por el cambista Álvaro de Benavente al arquitecto Juan del Corral y a su hermano, el escultor Jerónimo del Corral, iniciándose su construcción el 21 de marzo de 1544, concluyéndose dos años después. La abrumadora profusión decorativa, que cubre completamente la capilla, debió deslumbrar a Pérez Villaamil, que intentó recoger su riqueza ornamental en esta vista tomada desde el ábside en dirección a la puerta de acceso.

Así, a la derecha se ven los lucillos sepulcrales en los que están enterrados miembros de la familia Benavente, distribuidos por matrimonios, representados en sus correspondientes esculturas yacentes «los varones con gorra y ropaje en martas y un rollo de papeles en la mano, las damas con vistoso traje de la época, veladas por un perro o una figura sentada a sus pies» como símbolo de fidelidad, estipulándose en el contrato que en el fondo de los arcos sepulcrales «en lo que queda de estos entablamientos arriba que hace medio círculo se han de labrar tres historias de devoción de óleo de muy buena mano», efectivamente pintados en tabla por Antonio de Salamanca. Los sepulcros están ordenados según la proximidad de su parentesco. De modo que el del extremo derecho pertenece a los padres de Álvaro de Benavente, decorándose el luneto con La resurrección de Lázaro. A continuación están enterrados sus abuelos maternos, pintándose bajo el arco sepulcral La resurrección del hijo de la viuda de Naín, situándose más próximo a la puerta el enterramiento de sus bisabuelos, decorado con La resurrección de la hija de Jairo, apenas distinguible en el cuadro; toda esa iconografía alude a la resurrección después de la muerte, argumento apropiado para una capilla funeraria. Además de los estípites y demás esculturas, quizá una de sus decoraciones más interesantes sea el luneto que remata el muro frontal, un relieve en estuco policromado con La creación del mundo, pudiéndose apreciar La creación de Eva, en el centro del semicírculo, y a la derecha La expulsión del Paraíso. Sobre la clave del arco de la puerta, también se advierte un Cristo en majestad, flanqueado por dos Ángeles músicos, acompañado en el resto del muro por las estatuas de los cuatro Padres de la Iglesia, asomando en la parte superior una de las pechinas con un evangelista y un fragmento de la cúpula, de traza mudéjar, con decoración vegetal y figuras, también en estuco.

Esta cantidad de elementos decorativos, que recubren el interior de la capilla con un verdadero horror vacui, tan característico del arte plateresco, despertó el más arrebatado espíritu romántico de Villaamil que, lejos de limitarse a reproducirla, la interpretó con su particular fantasía, extremando los efectos de las perspectivas, el cromatismo de las pinturas, el tono dorado de las esculturas y la profusión ornamental, con su técnica más jugosa y vibrante, aplicada a base de grumos de gran riqueza matérica para sugerir los relieves, sombreados con barniz coloreado en la zona de los arcos sepulcrales; técnica muy utilizada por el artista para matizar las gradaciones luminosas de las arquitecturas, consiguiendo así ambientar espléndidamente el interior de la capilla, en la que pueden verse varios grupos de lugareños, que ponen el detalle pintoresco a la escena.

Aunque el cuadro se cita desde su venta en 1971 como firmado y fechado en 1842, no parece hallarse hoy rastro alguno de dicha fecha, presentando incluso su firma dudas sobre su autenticidad. Por contra, la pintura presenta todos los rasgos característicos del estilo maduro de Villaamil. No obstante, algunos descuidos de dibujo y cierta parquedad técnica en algunas zonas, parecen confirmar que se trata de una primera versión del lienzo pintado en 1847 y adquirido por la reina Isabel II un año después por 24.000 reales, y del que se diferencia en su ejecución más atenta a los detalles y, sobre todo, en la ambientación de la capilla, bañada por la luz del sol que entra por un lateral, creando una atmósfera ensoñada, extraordinariamente sugerente. Quizá haya de situarse, por tanto, la ejecución de la obra hacia 1845-1847, años en que Villaamil realiza varios cuadros para Palacio, entre los que se encuentran algunas de sus obras maestras.

Para ambas versiones sirvió de modelo preparatorio un dibujo a lápiz vendido hace años, ilustrativo del método de trabajo del artista. Tomado del natural, y descritos con trazos rápidos y sumarios los elementos principales, se especifica con letra las zonas de sombra y los diversos detalles decorativos. Se tiene noticia de otro dibujo a plumilla que, junto a aquél, testimonian el interés del artista en el proceso de elaboración de esta obra, conociéndose otras ocasiones en las que ejecuta dos cuadros con el mismo tema y escasas variantes.

Seguramente la presente versión sea el ejemplar que conservaba en 1849, una vez vendida la definitiva a la reina, ya que ese año García Escobar cita un «magnífico cuadro del señor Villaamil, en el cual ha trasladado con bellísimo acierto la capilla de los Benaventes. La amable complacencia del célebre artista nos permitió examinarle en su estudio con todo detenimiento», siendo al parecer conservado por los descendientes del pintor hasta 1936.


carmenthyssenmalaga.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Un hospital y el Thyssen usan el arte como terapia para enfermos mentales

El Hospital Regional de Málaga y el Museo Carmen Thyssen recurren a la pintura para tratar a una decena de pacientes



 03_1451415422_987375

El grupo de enfermos durante una de las sesiones en el museo Thyssen.

“El arte nos facilita ver las cosas, y el museo es un medio útil para que las personas podamos expresar ideas, sensaciones y emociones en un espacio libre y fuera del entorno hospitalario”, explica Francisco Durán, enfermero especialista en Salud Mental del Hospital Regional de Málaga e ideólogo de una iniciativa centrada en el uso de obras de arte como herramienta terapéutica para pacientes con trastorno mental grave. Las pinturas sobre las que se dialoga cuelgan de las paredes del Museo Carmen Thyssen de Málaga y los protagonistas son un grupo de 10 enfermos con diagnóstico médico, en situación estable y de distintas edades, desde 25 a más de 60 años.

La actividad forma parte de un proyecto entre el equipo de Enfermería de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Regional y la pinacoteca malagueña, denominado Correspondencias. Comenzó en octubre y finalizará a mediados de enero. En este tiempo, a lo largo de 12 sesiones, se trabajan aspectos como el yo, el grupo, el cuerpo o el entorno, todo ello con el objetivo de estimular la integración de los participantes, la confianza en las relaciones humanas y la socialización.

Con Francisco Durán y la enfermera residente Almudena de la Torre, también promotora del plan, colaboran dos educadoras del museo que trabajan con el grupo: Elisabeth Aparicio y Carmen Martínez. “Somos mediadoras artísticas. Lo que hacemos es intentar que el museo sea un espacio inclusivo y normalizado para personas que nunca se habían planteado venir (…) No trabajamos la enfermedad, hacemos talleres creativos para que ellos salgan de su día a día, de su estigma”, explica Aparicio, quien aclara que es un proyecto distinto de los abordados en programas de arteterapia de otros museos como el Thyssen de Madrid y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), en Sevilla.

Correspondencias trata de desplegar un proyecto de educación artística que se dirige a pacientes con trastornos mentales, aunque el público podría estar formado por personas sin esta enfermedad. Durante las sesiones, las salas de la pinacoteca se transforman en un espacio de reflexión y creatividad en el que se interactúa con los participantes a través de distintas obras de arte y el debate colectivo.


 la_lectura_aline_masson_de_raimundo_de_madrazo

La lectura (Aline Masson), de Raimundo de Madrazo


Obras curativas

Con Baile de gitanos en los jardines del alcázar, delante del pabellón de Carlos V, de Alfred Dehodencq, y Paisaje al atardecer con dantzaris, de Valentín de Zubiaurre, se ahonda en el concepto de grupo. El yo se trabaja a partir del retrato y una de las pinturas utilizadas es La lectura (Aline Masson), de Raimundo de Madrazo. La lección perseguida en este caso es cómo, a través de los objetos que aparecen junto a la figura principal, se obtiene información adicional sobre ella.


 03_1451416413_707715

Un baile de gitanos en los jardines del Alcázar, delante del pabellón de Carlos V, de Alfred Dehodencq

Los pacientes, en el taller malagueño, protagonizan su propio retrato fotográfico y hacen teatro de sombras. Como tarea final, a cada participante se le propone confeccionar una obra con las técnicas y conocimientos adquiridos a lo largo de estos tres mesesde programa. Cada enfermo va construyendo su propio libro de artista, que se completa semana a semana.

“La idea, para más adelante, es que estas personas puedan asistir a otras actividades con cualquier público; eso sí sería inclusión”, concluye Elisabeth Aparicio.



El yo y el lenguaje no verbal de Zuloaga y Romero de Torres


 retrato_de_la_condesa_de_mathieu_de_noailles_de_ignacio_zuloaga

Retrato de la Condesa de Mathieu de Noailles, de Ignacio Zuloaga

Una de las pinturas utilizadas para trabajar el yo en los talleres destinados a pacientes con trastorno mental del Hospital Regional de Málaga es Retrato de la Condesa de Mathieu de Noailles, de Ignacio Zuloaga, obra invitada en estos momentos en el Museo Carmen Thyssen, procedente del Museo de Bellas Artes de Bilbao.


 04la_buenaventura_del_cordob_s_julio_romero_de_torres

La Buenaventura, del cordobés Julio Romero de Torres

Para analizar el lenguaje corporal no verbal se utilizan diversas pinturas de la pinacoteca. La más conocida, además una de las más populares del museo, es la Buenaventura, del cordobés Julio Romero de Torres.


 coristas_de_jos_guti_rrez_solana

Coristas, de José Gutiérrez Solana

Los pacientes también profundizan en los mensajes de los gestos con obras como Coristas, de José Gutiérrez Solana, y Francisco Montes ‘Paquiro’, antes de la corrida, de Ángel María de Cortellini Hernández.


 de_cortellini_hern_ndez

Francisco Montes "Paquiro", antes de una corrida. La despedida del torero, de Cortellini Hernández

En todos los casos se debate sobre la gestualidad plasmada por cada pintor y cómo cambia un semblante en función de las emociones.



elpais.com / carmenthyssenmalaga.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Exposición temporal



El pop de Arroyo, Gordillo, Equipo Crónica y Equipo Realidad convive en el Thyssen de Málaga

Los aires de incómoda modernidad que soplaron en España en los 60 y 70 atraviesan la muestra 'Reflejos del pop'



 00_1458207511_183372

Una espectadora admira sendas pinturas de Eduardo Arroyo. / JESÚS DOMÍNGUEZ

El vuelo libre de aquella contada pandilla de 'raras avis', que empezaron a cultivar el arte pop en la España de las postrimerías del franquismo, planea con fuerza por la atmósfera acostumbrada a otros trances más clásicos del Museo Carmen Thyssen de Málaga. Aquellos aires de incómoda modernidad que soplaron entre las décadas de los 60 y 70 atraviesan la muestra 'Reflejos del pop', que despliega 40 obras de Eduardo Arroyo, Luis Gordillo, y de los colectivos valencianos Equipo Crónica y Equipo Realidad.

Al abordar el itinerario expositivo, que estará vigente hasta principios de septiembre, el primero de los artistas en entrar en acción es el sevillano Luis Gordillo, cuyo universo se ve representado por una docena de piezas realizadas entre mediados de los 60 y finales de los 70.

Entre ellas figuran la emblemática 'Cabeza con franjas' u otras que beben de la estética de la publicidad y los medios de comunicación como 'El cochecito', 'Bañista (Plein soleil)' 'La familia', 'Adán y Eva' o 'La pareja americana' y diversos collage de su serie 'Peter Sellers'.

A diferencia de los mensajes más suavizados de Gordillo, la crítica social y política está muy presente en las obras que por aquel entonces firmó desde su exilio parisino Eduardo Arroyo.


 000_1458207422_885722

'América, América' y 'La factoría y yo', ambas de Equipo Crónica. / JESÚS DOMÍNGUEZ

En este recorrido llegan a contarse nueve pinturas con la autoría del creador madrileño entre las que se encuentran su 'Retrato-Peintre', 'José María Blanco White amenazado por sus seguidores en el mismo Londres', 'El mejor caballo del mundo', 'Robinson Crusoe' o el boxeador 'Kid Chocolate'.

Algunas obras de Arroyo contienen, incluso, una consigna muy clara en su propio título, como se comprueba ante 'Sí sí, entraremos en el mercado común' o 'Diferentes tipos de bigote reaccionario español o varios aspectos del sindicato de actividades diversas'.

Cuando la obra de sendos artistas empieza a quedar atrás de la mirada del espectador, la segunda mitad de la exposición estalla ante la desbordante ironía de Equipo Crónica.

Para empezar, 'El intruso' sumerge a un superhéroe de cómic en las profundidades del 'Guernica' picassiano. Y, a continuación, se suceden otras desmitificaciones de la historia del arte que se ceban con la lata de sopa Campbell de Andy Warhol o, especialmente, con Velázquez, a través de curiosas reinterpretaciones de 'Las Meninas' o de su retrato de Felipe IV, personaje histórico al que se le ve portando un ejemplar del diario 'ABC' en medio del colorido de 'La factoría y yo'.

Además, el Equipo Crónica está presente con la crítica a la sociedad yanqui que entona la multiplicación de Mickey Mouse en 'América, América', testimonios de su serie negra como 'Vallecas Melody' y 'El día que aprendí a escribir con tinta', o la parodia de la nobleza que traza 'La casa de Pilatos o baile de debutantes'. Asimismo, llama la atención que su serigrafía 'Guernica' -cedida por el IVAM valenciano y que abraza la obra maestra picassiana al 'Whaam!' de Roy Lichtenstein- es, al tratarse de obra seriada, exactamente la misma que se expone desde hace unas semanas en otra exposición de la malagueña Casa Natal de Picasso.

Finalmente, la crítica a la sociedad de entonces se recrudece con las aportaciones del Equipo Realidad presente en la sala. De sus ataques tampoco se escapan otras vacas sagradas del arte y, por ejemplo, 'Anunciación' convierte al ángel del cuadro de Fra Angélico en el Superman que le trae el detergente para su lavadora a una ama de casa. Además, 'La alfombra mágica' se atreve con una pieza de Dalí e incluso la famosa postal en la costa malagueña de Gala es sustituida por un desnudo sin 'top less' extirpado del pop de Tom Wesselmann.

Además, pueden admirarse piezas emblemáticas del grupo valenciano como 'Reina por un día II' u otras que se adelantan al consumismo y el uso sexista de la publicidad que se avecinaba como 'La noche', inspirada en una canción de Los Beatles, o 'Romeo y Julieta'.

Eso sí, esta selección del trabajo de Equipo Realidad no se deja atrás la política pura y dura que derrocha el retrato de un dictador que hace 'El títere y/o los ángeles de la guarda', o 'Il matrimonio', que interviene un retrato familiar del presidente americano Nixon.


elmumdo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
El Thyssen aprobará la dimisión del hijo de la baronesa y su sustitución por Guillermo Cervera

El Patronato de la pinacoteca acepta este jueves la marcha de Borja Thyssen, quien presentó su renuncia después de que la oposición en el Ayuntamiento de Málaga pidiera su salida



 00_1466063287_613645

Borja Thyssen y su madre, Carmen Cervera.

El Patronato de la Fundación Palacio de Villalón, que gestiona el Museo Carmen Thyssen de Málaga, se reunirá este jueves para aprobar la dimisión como miembro de este órgano de Borja Thyssen, hijo de la baronesa, y su sustitución por su primo, Guillermo Cervera.

Unas decisiones que se adoptarán en una sesión extraordinaria y urgente del máximo órgano de la pinacoteca malagueña, que tendrá lugar en la tarde de este jueves.

El Pleno del Ayuntamiento de la capital aprobó el pasado 29 de abril, con los votos a favor de la oposición -Málaga Ahora, PSOE, C's y Málaga para la Gente- y pese a la postura en contra del equipo de gobierno del PP, instar al Patronato de la Fundación Palacio de Villalón a suspender cautelarmente a Borja Thyssen como miembro de esta entidad, al menos mientras duren los procedimientos judiciales por presunto fraude fiscal en los que está inmerso.

Crítica de Borja Thyssen

A raíz de esto, Borja Thyssen envió una carta en la que ponía su cargo a disposición del Patronato del museo. Una misiva en la que lamentaba "la deleznable instrumentalización" realizada por determinados grupos políticos de "una serie de circunstancias estrictamente personales, que, por otro lado, están siendo rebatidas por mi parte en sede judicial".

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, valoró "la postura colaboradora" de Borja Thyssen, asegurando que "no se crea ningún problema" con la baronesa, con quien el regidor ha hablado directamente de este asunto.

Para el regidor malagueño, "hubiera sido mejor resolver este asunto de otra manera", opinando, de todos modos, que "no tiene mayor importancia". Así, se mostró seguro de que este hecho no afectará a la relación con la baronesa.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Un Gris diverso y una Blanchard fundamental dialogan en el Thyssen de Málaga

El museo reúne 60 piezas procedentes de una veintena de colecciones públicas y privadas



 02_1509788368_897344
 
'Botella y frutero sobre una mesa', de María Blanchard, el Museo Carmen Thyssen. / Daniel Pérez - EFE

Un Juan Gris más diverso, plural y polimorfo de lo que se suele considerar y una María Blanchard que se revela como figura fundamental de la segunda etapa del cubismo surgida a partir de 1914 dialogan desde hoy en la nueva exposición temporal del Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Más de 60 piezas procedentes de una veintena de colecciones públicas y privadas dan idea de este cruce de miradas entre Gris y Blanchard, además de mostrar la difusión internacional de este segundo cubismo y, en un tercer apartado, recoger cómo fue recibido por artistas españoles.

"Blanchard fue una gran pintora, pero trabajó con grandes dificultades", e incluso tuvo que superar serias dudas sobre su obra del marchante Kahnweiler, "que llegó a acusarle de plagiar a Gris", ha resaltado hoy Lourdes Moreno, directora artística del Museo Carmen Thyssen y comisaria de la exposición junto a Eugenio Carmona.

Por ello, en la muestra se descubre a una pintora "de gran calidad y audacia" que "sostiene la mirada de la obra de Gris al mismo nivel", aunque en un periodo muy corto, desde que en 1916 se instala en París hasta principios de los años 20, cuando evoluciona hacia otro estilo.


 04_1509788688_985470

También se observa un Juan Gris "menos compacto y más polimorfo, que permite distintas interpretaciones en su obra", ha añadido Moreno.

Este cubismo internacional sigue teniendo a Picasso como referente, "pero ya no es tan activo en esta segunda familia cubista", a la que pertenecen nombres como los de Albert Gleizes, Jean Metzinger o el escultor Jacques Lipchitz.
El recorrido se completa por la interpretación de este cubismo por autores españoles como Salvador Dalí, Moreno Villa, Benjamín Palencia, Joaquín Peinado o Manuel Angeles Ortiz.

Eugenio Carmona ha destacado el momento histórico en el que se crean estas obras, en plena Primera Guerra Mundial, en cuyas batallas están muriendo cientos de miles de jóvenes, pero estos artistas, en condiciones absolutamente precarias, deciden seguir adelante con este cubismo, "que era el futuro".

"Ésta es una exposición con la que se genera conocimiento, en un momento en el que se está hablando mucho de este segundo cubismo en numerosos museos europeos", ha señalado Carmona, que se ha felicitado de que, cuando el Museo Carmen Thyssen "llama a la puerta de grandes museos, éstos responden y prestan obras".


 03_1509788718_259537

Así se ha reunido una nómina de prestadores en la que están el Centro Pompidou y el Museo Picasso de París, el Kunstmuseum de Basilea, el Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Thyssen-Bornemisza, el IVAM de Valencia, la Fundación Gala-Salvador Dalí, los Museos de Bellas Artes de Asturias y de Bilbao o el Museo Patio Herreriano de Valladolid, entre otros.

Para Carmona, María Blanchard "necesitaba ser situada justo en medio de donde estaba", porque a veces cuando se le dedica una retrospectiva "se le presenta sola y se le aísla, cuando hay que confrontarla con gente de su tiempo".
"Severini contaba que los artistas empezaban todas sus discusiones en un bistrot de Montparnasse, cerca de la casa de Lipchitz, pero terminaban todas las noches en el estudio de María Blanchard. Ése era el lugar donde se acrisolaba todo", ha añadido el comisario.


elpais.com / AGENCIAS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Carmen Thyssen (Málaga) 
 
Cruce de miradas entre Juan Gris y María Blanchard

El museo Carmen Thyssen de Málaga confronta la obra de los creadores españoles en un período cumbre de la Historia del Arte



 00_1509789003_709146
 
La obra 'Guitarra y frutero' (1918), del pintor español Juan Gris. / Kunstmuseum Basel

Juan Gris y María Blanchard se conocieron en París hacia 1912. Ella, aquejada de cifoescoliosis, se había instalado en la capital francesa un año antes, mientras que él había llegado en 1906. El encuentro se produjo a través de la artista ruso-mexicana Angelina Beloff, primera esposa de Diego Rivera y gran amiga de Blanchard, en la tertulia del café de La Rotonde. Por entonces, Picasso y Braque estaban a punto de dejar de trabajar juntos en el movimiento que había revolucionado el arte a principios del siglo XX, el Cubismo.

Ante la inminencia de la Gran Guerra, un grupo de artistas se lanzaron por caminos diferentes en la búsqueda de una respuesta a la terrible situación que se vivía en Europa, rutas distintas para llegar a una meta común: una revolución creativa que se conoció como el segundo cubismo. Juan Gris, María Blanchard, Albert Gleizes, Jean Metzinger o el escultor Jacques Lipchitz fueron algunos de sus protagonistas esenciales. El museo Carmen Thyssen de Málaga recupera ese importantísimo período del arte en la exposición Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927), a través de 60 obras que se podrán contemplar hasta el 25 de febrero.

Comisariada por el historiador Eugenio Carmona y Lourdes Moreno, conservadora del museo, la exposición ha sido planteada como un cruce de miradas entre los dos creadores españoles que arranca con obras fechadas entre 1916 y 1918, años en los que el artista madrileño era ya un referente internacional con su pintura sintética y geométrica. Blanchard entra de lleno en el cubismo con un nuevo sentido del color y de la composición del espacio. Las obras de ambos cuelgan a veces frente a frente y otras veces en paredes conjuntas al lado de las de conocidas piezas de sus compañeros de grupo y de artistas españoles que siguieron su estela a través de la Escuela de París, como Benjamín Palencia o Salvador Dalí.

Es esta la primera vez que se propone al público una exposición que plantee conjuntamente las aportaciones de Gris y Blanchard a la historia del cubismo. Sobre la relación que ambos artistas mantuvieron en París, Eugenio Carmona reconoce que son pocos los datos que existen sobre la vida cotidiana de María Blanchard en la capital francesa.

También Gris fue alguien especialmente discreto. “Pero a través de las cartas de Gris o de testimonios como los de Gino Severini”, explica Carmona, “sabemos que las tertulias de los cubistas en estos años terminaban siempre en el taller de Blanchard, jugando ella un papel determinante en las elaboraciones teóricas o doctrinales del nuevo cubismo. Por las cartas de Gris a Huidobro, escritas en Beaulieu, al final de la guerra, sabemos del afecto fraternal y cómplice entre ambos. Cuando Blanchard abandonó el cubismo, Gris se dolió por ello y, al mismo tiempo, se alegró del éxito de público y ventas que conllevó el cambio de posición de la pintora. Con ello, Gris mostraba una capacidad de comprensión que solo se tiene con alguien a quien se aprecia sinceramente”.


 01_1509788967_591413
 
La obra 'Sois Sage (Sé buena) / Juana de Arco' (1917), de la pintora española María Blanchard. Centre Pompidou

Sobre la aportación específica de Gris y Blanchard al cubismo surgido durante la Gran Guerra, el comisario precisa que entre los años 1916 y 1919, el cubismo de Gris y Blanchard fue más diverso de lo que en principio parece. Pero ambos trabajaron en la concepción y realización de una nueva pintura pura. Esta nueva concepción de la pintura quería que el cuadro fuera valorado por sus valores plásticos en sí mismos sin por ello renunciar al encuentro sobre la tela de elementos reconocibles de la experiencia visual.

“Así mismo”, añade Carmona, “ambos trabajaron el cuadro entendiéndolo como construcción de formas; construcción en la que le color cobraba un protagonismo comunicativo —pero no emocional ni sentimental— antes no admitido en el cubismo. Y construcción de formas, también, en la que, a través de formas diagonales e inclinadas, se evocaba la sensación dinámica del espacio, como si se quisiera plantear una relación vivencial entre el espacio y el tiempo. Y quizás Blanchard fue más exigente que Gris en la concepción del cuadro como superficie abstracta”.

¿Por qué la guerra resulta un estímulo para la creación artística? “En 1916, en las páginas de la revista L’Élan, Amedée Ozenfant hizo una llamada a los cubistas para que prosiguieran con su trabajo. Venía a decir que los alemanes llegarían a ganar realmente la guerra si el cubismo desaparecía, pues la desaparición del cubismo implicaría la desaparición del verdadero espíritu de la modernidad creativa. Es por ello que, ante la destrucción, el desastre y la aniquilación del contrario, el cubismo reaccionó queriendo ser aún más ‘cubismo’ o más propiamente ‘cubista’, buscando su propia esencia como promesa de un mejor mundo futuro”.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events