Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Barrón (Eduardo Barrón González)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Barrón (Eduardo Barrón González) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al escultor zamorano Eduardo Barrón, un escultor extraordinario, injustamente olvidado. En sus últimos años ocupó el puesto de conservador y restaurador de la escultura del Museo del Prado, donde llevó a cabo una labor de cata­logación que ha sido básica para posteriores trabajos.

 23eduardo_barr_n

Eduardo Barrón González (Moraleja del Vino, Zamora, 1858-Madrid, 1911). Escultor español.

Estudió en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Zamora entre 1877 y 1881. Ayudado por la Diputación de aquella ciudad se trasladó a Madrid, donde tuvo como maestros a Ricardo Bellver y Elías Martín Riesco.

Consiguió la pensión de Roma, donde gozó de la protección de los directores de la Academia Española, Pradilla y Palmaroli. Durante su estancia allí comenzó a trabajar en su escultura Viriato, concluida en los primeros meses de 1883 y cuyo modelo en arcilla consiguió muy favorable acogida por la crítica romana. Al tiempo que se ocupaba de sus trabajos académicos, completaba su formación viajando por Italia para estudiar a Miguel Ángel en Florencia y la Antigüedad clásica en Pompeya y Herculano, que luego habrían de servirle como referencia en sus obras.

En 1884 obtuvo segunda medalla en la Nacional de Bellas Artes con el bronce Viriato y hasta 1904 no logró la primera, por su grupo Nerón y Séneca, en el que hizo alarde de todos sus conocimientos arqueológicos interpretándolos con gran naturalidad. Las sobrias esculturas de Barrón son de un sólido volumen y modelado pensado en el mármol. Toda su producción destaca por una austeridad que contrasta con su grandiosidad. La escultura Nerón y Séneca fue realizada con fuertes ­notas clasicistas, pero con cierta ­aspereza en el tratamiento de las formas. Tomó como modelo para Séneca un retrato apócrifo, tenido en aquel momento por auténtico. Resulta de gran interés el minucioso estudio de atuendo y mobiliario de cuidadísimo modelado.

Fue nombrado académico electo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1910, en la que ocupó el sillón de Elías Martín.

Desde 1892 y hasta su muerte, ocupó el puesto de conservador y restaurador de la escultura del Museo del Prado, donde llevó a cabo una labor de cata­logación que ha sido básica para posteriores trabajos. Asimismo, fue miembro de la Academia Hispanoamericana de Ciencias y Artes de Cádiz.

Fue un artista plural con un fuerte arraigo de las maneras clásicas; cultivador de varios géneros, muestra en su obra la mezcla de sencillez, historicismo y ampulosidad características de la escultura del momento.

Obras

   - Nerón y Séneca, escayola, 135 x 260 x 148 cm, 1904. Museo del Prado. Madrid (en dep. en el Ayuntamiento de Córdoba). Barrón realizó cuatro copias en pequeño tamaño.
   - Viriato, bronce, 200 x 70 cm (en dep. en el Ayuntamiento de Zamora). 1883, Plaza de Viriato, Zamora
   - Monumento a Emilio Castelar, 1905, Cádiz
   - Monumento a Hernán Cortés, 1889, Medellín
   - Monumento a Colón, 1893, Plaza de Colón, Salamanca
   - Adán después del pecado, 1884, Ateneo de Madrid, Madrid
   - Monumento mural a los Médicos Militares "El Ángel", 1910, Salón de Actos del Hospital de Carabanchel, Madrid (modelo en yeso en el Museo de Zamora)
   - Relieve de Santa Eulalia, ¿1886?, Basílica de San Francisco, el Grande, Madrid
   - San José, s/f, Iglesia de San Lorenzo, Roma
   - Madonna, mármol, Panteón de los Groizar, Cementerio de San Isidro, Madrid

Exposiciones                                                   

   - 1884. Exposición Nacional de Bellas Artes
   - 1890. Exposición Nacional de Bellas Artes
   - 1904. Exposición Nacional de Bellas Artes
   - 2004. "Recuerdo de Barrón. Una donación ejemplar" (exposición póstuma), Museo de Zamora

Premios y distinciones                                   

   - 1884. Segunda Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes (con Viriato) (en algunos textos se dice que obtiene medalla de plata de primera clase)
   - 1890. Calificación Honorífica en la Exposición Nacional de Bellas Artes (con "Roncesvalles")
   - 1903. Encomienda de Alfonso XII
   - 1904. Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes (con "Nerón y Séneca")
Segunda Medalla en la Sección de Arte Decorativo en la Exposición Nacional de Bellas Artes (con el "Tríptico de Santa Benigna")
   - 1910. Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
   - s/f. Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz
   - s/f. Académico de la Academia Hispano Americana de Ciencias y Artes de Cádiz
   - s/f. Encomiendas de Isabel, la Católica y Carlos III
   - s/f. Comendador de Número de Alfonso XII
   - s/f. Tercera Medalla del Mérito Militar (por la realización del mural "El Ángel")
 
Espero que os guste la recopilación que he conseguido de este escultor español, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.





Algunas obras


Monumento a Hernán Cortés, Medellín (México)




Monumento a Hernán Cortés, 1889, Medellín. Obra de Eduardo Barrón

En el ámbito de reformas urbanísticas promovidas por el alcalde D. Juan Damián de Tena y Moreno, a finales del siglo XIX, se retoma la iniciativa de levantar un monumento a Hernán Cortés; iniciativa que había fracasado a mediados de ese siglo. Como primer paso se expropian varias casas para crear la Plaza de Hernán Cortés.




Con la colaboración económica de algún particular, de la Diputación Provincial de Badajoz, numerosos ayuntamientos extremeños, el Congreso, el Senado y la Reina Regente, entre otros, se contrató el 20 de Febrero de 1889 la obra con el escultor Eduardo Barrón González, por un importe de 62.772 ptas. En esta suscripción popular, el municipio de Medellín desembolsó 30.000 pts.


Eduardo Barrón inicia el monumento en febrero de 1889. La Junta de la Academia de San Fernando aprueba el proyecto, igual que el propio Ayuntamiento de Medellín, con quien formaliza el contrato el 20 de febrero de 1889.

Cuando la obra estuvo terminada la Reina Madre visitó el taller del artista y quedó tan admirada de la obra que nombró a E. Barrón "Caballero de Carlos III".




Hernán Cortés en el taller de Eduardo Barrón

La obra se fundió en la empresa Federico Masriera de Barcelona en 1890, su peso es de 3.193 kilogramos, se comenzó la fundición el 2 de abril de 1890 y se terminó el 28 de mayo de ese mismo año. Su coste fue de 10.280 pesetas, aportando el bronce el entonces Diputado al Congreso Groizard, a partir de viejos cañones de guerra. La escultura tiene 3 metros de altura, 4 metros con la bandera pabellón y 8 metros contando el pedestal.

El 13 de Abril de 1890 se procedió a la bendición y colocación de la primera piedra del pedestal, realizado en piedra de Novelda. El sitio elegido fue el centro de la plaza, a escasos metros del lugar que ocupara la casa natal de Hernán Cortés.

El 11 de noviembre llegó por ferrocarril la estatua de bronce y el conjunto escultórico, de cinco toneladas, procedente de la fundición de Federico Masriera de Barcelona. Tras los avatares de hundimiento de algunos de los más de treinta carros -tirados por bueyes- que transportaban el conjunto escultórico a la villa, el día 16 fue colocada en su actual emplazamiento. El 2 de Diciembre de ese mismo año, de 1890, aniversario de la muerte de Cortés, se inauguró el citado monumento.  




Monumento a Hernán Cortés. Medellín. México. Foto en la década de 1960
 
La estatua está rodeada por dos cabezas de león unidas por una barra, en cada uno de los lados del pedestal. Sobre ellas  cuatro cartelas, también de bronce, con los nombres de las cuatro batallas más importantes de la conquista de Méjico. Otumba, Tlascala, Tabasco y Méjico.

    
En el frontal del pedestal aparece un escudo de Medellín y la dedicatoria. "A HERNÁN CORTÉS. AÑO MDCCCXC".
 
Lo más importante del monumento, como no podía ser de otra manera, es la  estatua de Hernán Cortés, concebida con fuerza y sencillez.  La obra escultórica presenta a Cortés en traje militar, sosteniendo el estandarte de Castilla y el cetro de mando, y teniendo bajo sus pies trozos de altares e ídolos aztecas.




El espíritu romántico y nacionalista, característico de finales del siglo XIX, describió así este este monumento a Hernán Cortés:

"La figura del héroe  es colosal, de más de tres metros de altura, contando el pabellón en que se apoya, y representa al conquistador en el apogeo de su virilidad, en aquellos años que fueron áureos de su vida, en que desbeló a los aztecas: viste cortés traje de campaña borgoñona con airoso plumero, bruñido peto, espaldas y gola, articulados brazos, guanteletes, quijotas y botas de montar, a las cuales se hallan adheridas las espuelas; ciñe larga y lucida espada: en su diestra empuña a fuer de cetro la insignia de su mando, y con la siniestra sostiene el pendón que corona la insignia cristiana, y blasona con bordados castillos y leones el escudo de España, enclavado sobre las vastas ruinas del imperio más poderoso del Nuevo Mundo..."

Fragmento publicado en "La Ilustración Católica", con motivo de la inauguración del monumento.
 
A pocos metros de la estatua, en el lugar que ocupó su casa, se colocó un sencillo monumento con su escudo de armas y la piedra que sirviera de dintel de entrada a su casa.



 
Imagen del Monumento y la Plaza de Hernán Cortés a finales de la década de 1980. Medellín. México. Fue obra del escultor Eduardo Barrón en 1889.



Nerón y Séneca


 17neronsenecadespues

Nerón Séneca (después de la restauración). Obra de Eduardo Barrón. Vaciado a molde, escayola, 135 x 260 cm. 1904. Museo Nacional del Prado (dep. ayuntamiento de Córdoba)

Nerón y Séneca fue realizado en escayola y parcialmente policromado, obtuvo la medalla de oro la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1904. Obra de Eduardo Barrón, autor del primer catálogo razonado de la colección de escultura del Museo del Prado y conservador y restaurador del mismo hasta su prematuro e inesperado fallecimiento en 1911.

El grupo representa a Séneca instruyendo a Nerón, del que era tutor. Barrón retrata a los personajes dramatizando lo opuesto de sus caracteres, e insinuando el injusto final del filósofo cordobés, acusado de traición y obligado por el emperador a suicidarse.

Las esculturas premiadas en las Exposiciones Nacionales ingresaban en el Museo y se pasaban a material definitivo con financiación del Estado, pero en este caso no llegó a poder hacerse, lo que hace todavía más valiosa la conservación de este grupo original en escayola policromada, de un tamaño excepcional, que permite constatar su talento, la exquisita factura y el grado de calidad técnica alcanzado por el escultor, y el lenguaje clásico de gran minuciosidad en el que se expresó, consecuencia de su aprendizaje romano. La obra estuvo depositada durante muchos años en el vestíbulo del Ayuntamiento de Córdoba, donde después de la restauración del Prado volverá..

El grupo representa a Séneca instruyendo a Nerón, del que era tutor. Barrón retrata a los personajes dramatizando lo opuesto de sus caracteres, e insinuando el injusto final del filósofo cordobés, acusado de traición y obligado por el emperador a suicidarse. Este acontecimiento puede verse recogido en otras obras del Museo como La muerte de Séneca del taller de Rubens y el cuadro tan ilustrativamente titulado Séneca, después de abrirse las venas se mete en un baño y sus amigos, poseídos de dolor, juran odio a Nerón que decretó la muerte de su maestro, de Manuel Domínguez Sánchez.

Las esculturas premiadas en las Exposiciones Nacionales ingresaban en el Museo y se pasaban a material definitivo con financiación del Estado, pero en este caso no llegó a poder hacerse, lo que hace todavía más valiosa la conservación de este grupo original en escayola policromada, de un tamaño excepcional, que permite constatar su talento, la exquisita factura y el grado de calidad técnica alcanzado por el escultor, y el lenguaje clásico de gran minuciosidad en el que se expresó, consecuencia de su aprendizaje romano. La obra estuvo depositada durante muchos años en el vestíbulo del Ayuntamiento de Córdoba.


 22ner_n_y_s_neca_de_eduardo_barr_n_antes_de_la_restauraci_n_del_museo_del_prado

Nerón y Séneca, de Eduardo Barrón, antes de la restauración del Museo del Prado.


Restauración. La obra está realizada en escayola parcialmente policromada y, tras una larga etapa expuesta inadecuadamente, necesitaba un tratamiento urgente de restauración debido a la fragilidad de este material y a las inestables condiciones de conservación y exposición en el lugar en el que estaba depositada. Además, a consecuencia de intervenciones anteriores, presentaba reconstrucciones de diversa calidad de partes perdidas, y “arreglos” realizados con diferentes estucos y recubrimientos de protección que se habían aplicado de forma parcial, lo que hacía que la obra tuviera características muy distintas según la zona.

Antes de proceder a su restauración, proceso realizado a lo largo de dos años, el Museo procedió a su estudio técnico para identificar los materiales empleados por el artista, los añadidos en posteriores restauraciones, su técnica de ejecución y su estado de conservación.

La limpieza principal se llevó a cabo empleando geles de agar-agar, producto de gran poder limpiador mediante aporte controlado de humedad y absorción de la suciedad, El tratamiento se completó con limpiezas mecánicas  y, en alguna ocasión, limpieza química muy  puntual para eliminar manchas y acumulaciones de recubrimientos añadidos. Se ha conseguido devolver un aspecto homogéneo a toda la superficie de la escultura, respetando el envejecimiento natural propio del material de una obra de más de cien años de antigüedad. Además, se han reconstruido los dedos de la mano derecha de Séneca, parte importante en la expresión del personaje, puesto que se disponía del boceto original a escala reducida (escayola conservada en el Museo de Zamora). Se tomaron datos digitalmente y se ampliaron al tamaño de la obra definitiva, información completada con documentación fotográfica antigua donde aparecía la mano original.



 19neronsenecadespues

Nerón Séneca (después de la restauración), de Eduardo Barrón. Vaciado a molde, escayola, 135 x 260 cm. 1904. Propiedad del Museo del Prado, se exhibe en vestíbulo del Ayuntamiento de Córdoba.


 21r_plica_de_ner_n_y_s_neca_de_eduardo_barr_n_en_c_rdoba

Réplica en bronce. Puesto que la ciudad de Córdoba, en cuyo Ayuntamiento estuvo la obra depositada,  quería disponer de un ejemplar del grupo escultórico, se hizo una réplica del mismo. Dado que un proceso de réplica tradicional mediante moldes directos quedaba completamente descartado debido al alto riesgo de pérdida de los colores y calidades de la superficie de la escayola policromada, ésta se hizo mediante un sistema de escaneado digital con el que se crea un modelo exacto en resina mediante impresión tridimensional al mismo tamaño que la obra original sobre el que se realiza el molde, a partir del cual se ha fundido el ejemplar colocado en la glorieta del Pretorio de la ciudad de Córdoba.

Dos años de trabajos de restauración. Una vez trasladada al Museo del Prado, la obra fue rigurosamente restaurada durante un largo proceso de dos años. En primer lugar, se realizó el estudio técnico para identificar los materiales empleados por el artista, los añadidos en posteriores restauraciones, su técnica de ejecución y su estado de conservación.

La estructura interna se estudió con rayos X para conocer la ubicación de pernos, clavos, tornillos y alambres, y se realizaron exhaustivas pruebas de solubilidad por zonas para determinar los productos y técnicas de limpieza más adecuadas en cada caso. La escultura tenía varias reintegraciones y recubrimientos que habían penetrado en la materia de forma irreversible, y ciertas reconstrucciones volumétricas de menor calidad, de manera que el estado de conservación era deficiente, tanto por la fragilidad de la escayola, como por las inadecuadas condiciones de conservación y exposición a las que había sido sometida. El soporte estaba muy deshidratado y presentaba grietas y fracturas sobre todo en la base. Junto con estas múltiples pérdidas de pequeño tamaño en el suelo, dedos, bordes de pliegues y  zonas más sobresalientes, la obra había sido objeto de vandalismo, presentando numerosas incisiones y graffiti.

Realizada en escayola parcialmente policromada, sobre todo el manto de Nerón, además del portarrollos y parte de las vestiduras de Séneca, tenía originalmente los adornos en el cuello y en el borde del manto de Nerón dorados, pero debido a la oxidación del cobre hoy tienen un aspecto verdoso oscuro.

La limpieza principal se llevó a cabo empleando geles de agar-agar, producto de gran poder limpiador mediante aporte controlado de humedad y absorción de la suciedad, El tratamiento se completó con limpiezas mecánicas  y, en alguna ocasión, limpieza química muy  puntual para eliminar manchas y acumulaciones de recubrimientos añadidos. Se ha conseguido devolver un aspecto homogéneo a toda la superficie de la escultura, respetando el envejecimiento natural propio del material de una obra de más de cien años de antigüedad. Aunque se han eliminado todas las reconstrucciones deficientemente ejecutadas, muchas de ellas con problemas de fijación y reforzadas con clavos que habían generado manchas por oxidación, se han reconstruido los dedos de la mano derecha de Séneca, parte importante en la expresión del personaje, puesto que se disponía del boceto original a escala reducida (escayola conservada en el Museo de Zamora). Se tomaron datos digitalmente y se ampliaron al tamaño de la obra definitiva, información completada con documentación fotográfica antigua donde aparecía la mano original.

Enlace para ver imágenes de la restauración


 20reducci_n_de_ner_n_y_s_neca_museo_del_romanticismo_madrid

Reducción de Nerón y Séneca. Obra de Eduardo Barrón. Museo del Romanticismo. Madrid



La estatua de Viriato


 26estatua_de_viriato_en_la_plaza_hom_nima_de_zamora_1421776320_142951

Viriato, 1883. Obra de Eduardo Barrón.
Ubicación: Plaza de Viriato, Zamora
Material: Escultura en bronce. La piedra de granito fue extraída del pueblo zamorano de Torrefrades
Inauguración: En junio de 1902 se comienza a colocarlo y se termina a finales de 1903. El día 13 de enero de 1904 se inaugura oficialmente
Otros datos: En barro la termina en 1883. En bronce, a los pies de la escultura, se puede leer "Terror Romanorum". La figura fue fundida en Roma. El ariete fue fundido en Madrid por "Ignacio Arias Fundidor Alburquerque". La escultura fue instalada en el centro de la entonces plaza de la Hierba, luego de Cánovas, del Hospital y, finalmente, de Viriato.
En 1971 cambia del centro de la plaza a un lateral, donde se encuentra en la actualidad
Fundición/taller: Fundición del ariete, Ignacio Arias Fundidor Alburquerque


 26estatua_de_viriato_en_la_plaza_hom_nima_de_zamora_2

La estatua de Viriato es una obra escultórica del zamorano Eduardo Barrón González ubicada en la Plaza de Viriato en la ciudad de Zamora (España). Representa en bronce al caudillo-pastor Viriato que se enfrentó a los cónsules romanos. Se erigió a finales del año 1903, en la plaza que se denominaba de "Cánovas del Castillo" y que popularmente acabó denominándose Plaza de Viriato.2 Es un conjunto escultórico que posee una estatua erecta, un pedestal granítico y una verja. En el pedestal puede leerse la leyenda TERROR ROMANORUM atribuida a Orosio ("Terror de los Romanos").3 Desde su ejecución, hasta la colocación en la plaza pasaron veinte años.


 wviariato_marcoarb

El conjunto escultórico ocupó durante muchos años el centro de la plaza, hasta que en unas obras realizadas en 1971 con objeto de remodelar la plaza acabó en una esquina de la misma. En la peana se puede ver la firma de E. Barrón y otra inscripción adyacente "Roma 1883", debido a que la pieza fue fundida en los talleres de Alessandro Nelli en el Vaticano por iniciativa de Barrón. Se hizo de esta forma por ser más barata su fundición en Roma que en España, donde la técnica apenas era conocida en obras escultóricas, la idea inicial del escultor zamorano era presentarla en Exposición Nacional de Bellas Artes de 1884, donde fue expuesta ganando una medalla de plata.2 Tras la exposición el Estado Español adquirió la estatua y la expuso durante algún tiempo en el Museo de Arte Moderno en un modelo de yeso, mientras que el original se expuso (patinado en verde) en la Real Academia de Bellas Artes. Finalmente, tras veinte años de exposición se decide trasladar a la capital zamorana, permaneciendo en la actualidad en ella en condición de depósito al Ayuntamiento por parte del Museo del Prado, propietario de la misma (número de inventario E612) desde que en 1971 absorbió las colecciones de arte del siglo XIX del M. A. M.4 Una reducción del año 1885, también en bronce, donada por sus descendientes, se expone en la Sala de la Ciudad del Museo de Zamora, mientras que otra (no expuesta) es propiedad del Museo del Romanticismo de Madrid.


 27estatua_de_viriato_en_la_plaza_hom_nima_de_zamora

Viriato, detalle

Historia. En 1902 inicia Eduardo Barrón gestiones desde Madrid, para que la estatua sea concedida finalmente a la Diputación Provincial de Zamora y se convierta en un monumento público, en agradecimiento del pensionado que subvencionó la Diputación en Roma. Inicialmente la ciudad no mostró interés. Finalmente se eligió la plaza actual frente al Palacio de los Condes de Alba y Aliste. El pedestal de piedra granítica se trasladó desde las canteras de la villa zamorana de Torrefrades empujada en dos piezas por un carro tirado por bueyes. El ariete que reposa en su parte inferior data de esta época en la que se instala en el medio de la plaza. Se colocó a finales del 1903, sin realizar apertura oficial, unos transeúntes que pasaban la descubrieron el 12 de enero de 1904.1 En 1971 se desplaza el monumento del centro de la plaza, y se coloca en una de sus esquinas. en su lugar se plantaron unos plátanos.


 reducci_n_viriato_museo_romanticismo

Reducción de Viriato. Museo Romanticismo de Madrid.

Características. La figura de Viriato aparece erecta, saludando con el brazo derecho. De dos metros de altura. En el brazo izquierdo aparece colgando una túnica y su mano empuña una espada envainada. La forma de la escultura es de claro clasicismo. Aparece alguna similitud con el Viriato de José Madrazo titulado "La Muerte de Viriato". La cabeza de Viriato está tocada con un berreto. En el pedestal puede leerse la leyenda: TERROR ROMANORUM atribuida al historiador Paulo Orosio.3 En el pedestal se puede distinguir una especie de ariete con cabeza de carnero. De la gruesa argolla aparecen dos incripciones "Ignacio Arias / Fundidor / Alburquerque 4, Madrid" y en la argolla de la derecha se lee el nombre de Eduardo Barrón en mayúsculas. La verja es de planta octogonal, representando en cada uno de sus lados a las ocho victorias que tuvo Viriato con los cónsules romanos.


 27viriato_reducci_n_museo_zamora_barr_n

Reducción de la estatua de Viriato es una obra escultórica de Eduardo Barrón.l Museo de Zamora.

Curiosidades. El mango de la espada de Viriato en la escultura ha dado lugar a diversas comparaciones fálicas. Sobre todo cuando se sacan fotografías a la escultura desde ciertos ángulos desde el empedrado de la plaza. El pedestal de piedra incorporado en el conjunto escultórico fue muy criticado a comienzos del siglo XX, llegando a ser comparado con una "castaña pilonga". A pesar de ser, un símbolo de la Zamora actual, este monumento nunca fue inaugurado oficialmente.



Monumento a Emilio Castelar


 640px_castelarcadiz

El Monumento a Emilio Castelar de Cádiz (España), obra del escultor Eduardo Barrón, se encuentra en el centro de la que fue Plaza de Castelar, actual plaza de la Candelaria. Rinde homenaje al gaditano Emilio Castelar, que nació en el número 1 de la misma plaza, el 7 de septiembre de 1832. En su lugar había anteriormente una pequeña fuente. La iniciativa se debió al alcalde José Luis Gómez Aramburu. La fundición la realizó en 1905 Ignacio Arias, en Madrid.

Consta de una base cuadrada, con pedestal de piedra y la estatua en lo alto, representando el momento de un discurso. Fue inaugurado el 5 de octubre de 1906, asistiendo a la ceremonia Segismundo Moret.

En el fuste, al frente, tiene colocada una placa de bronce que proclama:

CADIZ A EMILIO CASTELAR MCMV

Posteriormente, fueron instaladas otras dos laterales que dicen:

EL 1.er AYUNTAMIENTO DE LA 2.ª REPUBLICA ESPAÑOLA A EMILIO CASTELAR EN EL 1.er CENTENARIO DE SU NACIMIENTO. 7 SEPTIEMBRE. 1832-1932. ARGENTINA. BOLIVIA. BRASIL. CHILE. COLOMBIA. COSTA RICA. CVBA. DOMINICANA. ECVADOR. GVATEMALA. HAITI. HONDVRAS. MEXICO. NICARAGVA. PANAMA. PARAGVAY. PERV. PORTVGAL. VRVGVAY. VENEZVELA. AL EMINENTE REPVBLICO GADITANO EMILIO CASTELAR EN EL PRIMER CENTENARIO DE SV NACIMIENTO. 1832 -7 SEPTIEMBRE- 1932. HOMENAJE DE LOS CONSVLES IBERO AMERICANOS ACREDITADOS EN CADIZ


 castelarcadiz2

Detalle del monumento de Emilio Castelar en Cádiz. Obra de Eduardo Barrón



 28monumento_a_crist_bal_col_n_salamanca_1421776909_402449

Monumento a Colón, 1893. Obra de Eduardo Barrón.
Ubicación: Plaza de Colón, Salamanca
Material: La estatua y los medallones son en bronce
Inauguración: 9 de septiembre de 1893
Otros datos: El fundidor fue Masriera y Campins. Uno de los medallones está dedicado a fray Diego de Deza y el otro a la reina Isabel, la Católica


 monumento_a_col_n_salamanca

Monumento a Colón. Salamanca. Detalle. Obra de Eduardo Barrón



 tentaci_n_barr_n

Tentación (boceto), Museo de Zamora. Obra de Eduardo Barrón



 ad_n_las_edades

Adán. Obra de Eduardo Barrón

 

 relieve_de_la_miner_a_y_la_industria_en_la_escuela_de_minas_de_rios_rosas_madrid_obra_de_eduardo_barr_n

Relieve de La Minería y la Industria, en la Escuela de Minas de Rios Rosas. Madrid. Obra de Eduardo Barrón

La ornamentación escultórica de los torreones es magnífica, con estatuas de figuras mitológicas de Eduardo Barrón y de Vallcells, y los Mineros de Ángel García Díaz, que obtuvieron la 1ª Medalla en la Exposición Nacional de 1906.



 24eduardo_barr_n_en_1898

Eduardo Barrón en 1898.


 25retrato_inacabado_obra_de_jos_villegas_museo_de_zamora

Retrato inacabado de Eduardo Barrón, por de José Villegas. Museo de Zamora.



Pagina recomendadada


blog Eduardo Barrón escultor



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al escultor zamorano Eduardo Barrón, un 'escultor olvidado', con una obra impresionante, y que que últimamente se está redescubriendo su obra para conocimiento del gran público.


Fuentes y agradecimientos a: museodelelprado.es, esculturaurbana.com, medellin.es, revistadearte.com, artedemadrid.wordpress.com, es.wikipedia.org, eduardobarronescultor.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 20 January 2015, 20:06; edited 5 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Barrón, Eduardo 
 
Museo del Prado - Sala 74 - Del 15 de febrero al 24 de septiembre de 2011


Instalación temporal: Nerón y Séneca del escultor Eduardo Barrón



 17neronsenecadespues

Nerón Séneca (después de la restauración). Obra de Eduardo Barrón. Vaciado a molde, escayola, 135 x 260 cm. 1904. Museo Nacional del Prado. Madrid

Nerón y Séneca se muestra temporalmente en la emblemática sala circular del Museo, conocida como 'Rotonda de Ariadna', tras haberse sometido a una restauración especialmente compleja por la pérdida de diversos fragmentos y el deterioro general sufridos por la obra debido a la especial fragilidad de su material base (escayola) y a sus condiciones de exhibición y conservación en el pasado.

Junto a la obra restaurada, se expone también, por primera vez, una reducción inédita de este grupo, hecha por el propio escultor y que regaló en 1907 a Don Antonio Maura en agradecimiento a las gestiones que éste hizo en el Ministerio para la edición del catalogo de escultura del Museo del Prado. En este grupo, depósito temporal de la Fundación Antonio Maura (nº inv. 242) conservado sin ninguna intervención y sin apenas deterioros, se puede observar la policromía original y la complejidad, el extraordinario detallismo y el dominio técnico con el que realizó esta pieza.

Nerón y Séneca fue realizado en escayola y parcialmente policromado, obtuvo la medalla de oro la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1904. Obra de Eduardo Barrón, autor del primer catálogo razonado de la colección de escultura del Museo del Prado y conservador y restaurador del mismo hasta su prematuro e inesperado fallecimiento en 1911.

El grupo representa a Séneca instruyendo a Nerón, del que era tutor. Barrón retrata a los personajes dramatizando lo opuesto de sus caracteres, e insinuando el injusto final del filósofo cordobés, acusado de traición y obligado por el emperador a suicidarse.

Las esculturas premiadas en las Exposiciones Nacionales ingresaban en el Museo y se pasaban a material definitivo con financiación del Estado, pero en este caso no llegó a poder hacerse, lo que hace todavía más valiosa la conservación de este grupo original en escayola policromada, de un tamaño excepcional, que permite constatar su talento, la exquisita factura y el grado de calidad técnica alcanzado por el escultor, y el lenguaje clásico de gran minuciosidad en el que se expresó, consecuencia de su aprendizaje romano. La obra estuvo depositada durante muchos años en el vestíbulo del Ayuntamiento de Córdoba.

La obra está realizada en escayola parcialmente policromada y, tras una larga etapa expuesta inadecuadamente, necesitaba un tratamiento urgente de restauración debido a la fragilidad de este material y a las inestables condiciones de conservación y exposición en el lugar en el que estaba depositada. Además, a consecuencia de intervenciones anteriores, presentaba reconstrucciones de diversa calidad de partes perdidas, y “arreglos” realizados con diferentes estucos y recubrimientos de protección que se habían aplicado de forma parcial, lo que hacía que la obra tuviera características muy distintas según la zona.

Antes de proceder a su restauración, proceso realizado a lo largo de dos años, el Museo procedió a su estudio técnico para identificar los materiales empleados por el artista, los añadidos en posteriores restauraciones, su técnica de ejecución y su estado de conservación.

La limpieza principal se llevó a cabo empleando geles de agar-agar, producto de gran poder limpiador mediante aporte controlado de humedad y absorción de la suciedad, El tratamiento se completó con limpiezas mecánicas y, en alguna ocasión, limpieza química muy puntual para eliminar manchas y acumulaciones de recubrimientos añadidos. Se ha conseguido devolver un aspecto homogéneo a toda la superficie de la escultura, respetando el envejecimiento natural propio del material de una obra de más de cien años de antigüedad. Además, se han reconstruido los dedos de la mano derecha de Séneca, parte importante en la expresión del personaje, puesto que se disponía del boceto original a escala reducida (escayola conservada en el Museo de Zamora). Se tomaron datos digitalmente y se ampliaron al tamaño de la obra definitiva, información completada con documentación fotográfica antigua donde aparecía la mano original.


elprado.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 20 January 2015, 18:21; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Barrón, Eduardo 
 
Buenas tardes!

Lo primero agradecerle la reseña sobre mi abuelo: el escultor Eduardo Barrón.

Le adjunto la dirección del nuevo blog que hemos creado con toda la información sobre el autor, donde iremos actualizando todas las actividades que realizaremos en este año que celebramos el centenario de su muerte.

Eduardo Barrón Escultor

Gracias de nuevo.
 



 
EduardoBarronEscultor Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Barrón, Eduardo 
 
EduardoBarronEscultor, gracias por registrarse y por el enlace que aporta, y sobre todo gracias a su abuelo por esculpir tan maravillosas obras.

Espero que los actos que preparen de la celebración del centenario de Eduardo Barrón desde su muerte, sea un éxito. Aquí si lo desean pueden anunciar los actos que vayan a realizar.

He tenido la oportunidad de visualizar con calma la escultura restaurada de 'Nerón y Séneca' en el Prado y es toda una joya, que espero se quede en el museo como referente de su colección permanente de escultura.



 


Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events