Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Hernández De Quintana, Cristóbal
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Hernández De Quintana, Cristóbal 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor barroco canario Cristóbal Hernández de Quintana (1651-1725). Nace en La Orotava. Superados los años de formación en su ciudad natal se desplaza a Las Palmas de Gran Canaria instalándose en los lugares cercanos a los centros religiosos. Posteriormente la muerte de su madre, le obliga a trasladarse definitivamente a Tenerife, instalándose en la ciudad de La Laguna.

La significación de Cristóbal Hernández en la plástica canaria fue realmente importante, pues su presencia marcó buena parte de la pintura barroca. Su obra, de signo religioso, es deudora de los talleres andaluces de principios del siglo XVII. Entre las obras más destacadas están la Visión de Santa Teresa, San Juan de Díos y Sueño de San José. También, Virgen con el niño y San José con el niño que se encuentran en la iglesia parroquial de Arucas (Las Palmas)


 00_1413879299_835253

Cristóbal Hernández de Quintana - Virgen de la Candelaria, óleo sobre lienzo, 168,2 x 109,8 cm, Puerto Rico, Museo de Arte de Ponce.

Numerosos fueron sus seguidores, los años de estancia en Gran Canaria marcarán el arranque de un gran prestigio que no desaparecerá con él. Admitirá aprendices como, Francisco de Torres y Francisco Gómez, primeros de una larga serie de discípulos que prolongarán su arte a lo largo de todo el siglo XVIII.

Espero que os guste la recopilación que he conseguido este pintor canario, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.




CRISTÓBAL HERNÁNDEZ DE QUINTANA. RETRATISTA DE LA SOCIEDAD CANARIA DEL SIGLO XVII y XVIII.

La obra pictórica del pintor orotavense Cristóbal Hernández de Quintana es ingente en su casi totalidad. En la Villa de la Orotava se encuentran dos extraordinarias obras de la escuela canaria de este artista, concretamente en el templo churrigueresco de Nuestra Señora de La Concepción. Los Desposorios de la Virgen con San José y el Martirio de San Esteban. En el archipiélago destaca la copia barroca (1696) en lienzo de 280 x 198 CMS de la Inmaculada Concepción de Pedro Atanasio Bocanegra que hoy preside el censillo retablo clasicista de la Inmaculada en la capilla de acceso al Palacio de Los Naranjos en la catedral de Santa Ana en Las Palmas, sustituido por el cuadro de la Virgen de la Paloma realizado por Jerónimo López Polanco.

La Composición de Los Desposorios, es de ecuánime clasicismo, destacando el limpio colorido y la delicadeza de la expresión de María. En el suelo unas florcillas desperdigadas, de referencia zurbaranesca. El cuadro se encuentra a los pies de la nave de la epístola, y en él son apreciables las características definitorias arcaizantes del dibujo muy apurado, utilizando a veces el plegado anguloso flamenco. En el Martirio de San Esteban, la figura del Mártir y la técnica del ropaje se asemejan a San Esteban y San Lorenzo de los lienzos de Ánimas pintados por Quintana en La Catedral y en La Concepción de La Laguna.


 01_1413879674_736569

El Martirio de San Esteban. Nuestra Señora de La Concepción. La Orotava. Tenerife. Obra de Cristóbal Hernández de Quintana

Cristóbal Hernández de Quintana (1651-1725). Fue bautizado el 17 de septiembre de 1651 en la primitiva Concepción villera. Contrajo matrimonio en La Palmas en la iglesia del Sagrario Catedral, donde se encontraba como pintor oficial, con María Pérez de Vera el 15 de junio de 1671. Al morir su madre en 1679 en el Realejo Bajo, vuelve a Tenerife, estableciéndose en la Laguna, continuando un pleito contra María de Castro a la que su madre había servido, en concepto de único heredero que reclamaba cierta cantidad que aquella adeudaba a la difunta. Dictada sentencia a su favor, otorga carta de pago en la Ciudad de los Adelantados, el 14 de febrero de 1682. En noviembre de 1688 contrae en la mencionada ciudad un nuevo matrimonio. Se dice que enviudó de María Concepción, por lo que sí la primera mujer se llamaba María o María Jesús, hace sospechar que tal vez para entonces hubiese enviudado ya dos veces. En este último matrimonio aparece como testigo el pintor Jacobo Machado, que hacía 1707 doraría el retablo del famoso Cristo de Burgo en la Iglesia de San Agustín. El dos de enero de 1688, se compromete a dorar y policromar el retablo de la Candelaria, realizado a partir de 1681 por Juan González de Castro Illada y Antonio Estévez, corriendo la talla de la escultura por Lázaro González.

Este escrito basado en fuentes periodísticas de Blas Luis y del CD del doctor en arte profesor titular de la universidad de Las Palmas Sebastián Hernández Gutiérrez, ha sido el soporte para darle a entender a todos los villeros del Zumbarán canario del siglo XVII que lo fue Cristóbal Hernández de Quintana. Para conocerlo mejor, conviene aprovechar la Semana Mayor villera que goza de fe y de arte, darse un vueltita por La Concepción y presenciar su verdadera obra maestra Los Desposorios de la Virgen y San José.

En el año 1672, recibe como aprendiz a Hernando de Torres. Nace en octubre su primer hijo, Manuel de la Fe. En el año 1673, actúa como padrino en el bautizo de Lorenzo, hijo de sus suegros, celebrado en la parroquia del Sagrario de Las Palmas el 14 de agosto. En el año 1674, nace en julio su segundo hijo, Mateo. En el año 1677, entra como aprendiz en su obrador el joven Francisco Gómez.
En el año 1679, fallece en enero su madre y un mes después doña María de Castro, en cuya casa había ser­vido aquella como «criada». Sobre estas fechas el pintor se desplazaría a Tenerife para recla­mar judicialmente la herencia materna.


En el año 1681, fallece en Las Palmas su primera mujer, que es sepultada en el convento de San Francisco. Realiza durante el mes de febrero la policromía del Cristo de Burgos para la Cofradía de la Cinta del convento agustino de La Laguna.

En el año 1682, otorga carta de pago a favor de Luisa de Cas­tro, hija única de doña María de Castro, a cuenta de los dos mil reales que ésta había de­jado en herencia a la madre del pintor.

En el año 1684, se avecinda en torno al mes de mayo en el Puerto de la Cruz, estancia que se prolongó hasta principios de 1687. Asistido por Jacob Machado Fiesco laboraría para el capitán Juan de las Nieves Ravelo en los conventos de do­minicas y franciscanos de la localidad.

En el año 1685, firma en el mes de marzo como testigo de Nicolás de Albelo Quintana y su mujer Ana Romera, vecinos de Tigaiga, en una escritura otorgada en el Puerto de la Cruz.


?

Los Desposorios de la Virgen con San José. Nuestra Señora de La Concepción. La Orotava. Tenerife. Obra de Cristóbal Hernández de Quintana

En el 1686, en el mes de octubre, el platero Sebastián Hernández Crespo menciona que ha contratado con el Capitán Juan de las Nieves la hechura de las andas de la Virgen de las Nieves del Puerto de la Cruz de acuerdo a la traza que le ordenase el pintor. Casa en segundas nupcias el 25 de noviembre con María Perdomo de la Concep­ción, viuda de Atanasio Martín de Fleitas, en la parroquia de la Concepción de La Laguna. Interviene en diciembre junto a Jacob Macha­do Fiesco como testigo en una escritura otor­gada por Amaro Martín de Fleitas en el Puer­to de la Cruz, declarándose ambos allí residentes.

En el año 1687, firma en el mes de mayo como testigo del ca­pitán Juan de las Nieves Ravelo en una escri­tura otorgada en el Puerto de la Cruz.

En el año 1688, contrata en el mes de enero el dorado y la pintura del artesonado de la capilla mayor y de su retablo en el Real Convento de Nuestra Señora de Candelaria, trabajos que le ocuparían al me­nos hasta principios de 1693. Nace en el mes de junio en aquella localidad su hija Josefa.

En el año 1689, apadrina en el mes de diciembre en Candela­ria a Ángela, hija de su discípulo Jacob Ma­chado Fiesco y Ana María Martín de Fleitas.

En el año 1691, nace en La Laguna su hijo Domingo Francisco. En el año 1692, pinta la Piedad para la enfermería del con­vento de Santa Clara de La Laguna. Nace en Candelaria otro hijo al que se bautizó también como Domingo Francisco. En el año 1694, nace en La Laguna su hijo Cristóbal.

En el año 1695, nace su hijo Francisco Vicente, que recibe el bautismo el 15 de noviembre en la parroquia de los Remedios de La Laguna, apadrinado por Lope de la Guerra.

En el año 1696, copia la inmaculada de Pedro Atanasio Bocanegra para la Ermita de San Juan en Las Palmas. En el año 1697, nace en La Laguna su hija Bárbara María, apadrinada por el dominico fraile Pedro Blanco.

En el año 1699, nace en septiembre su hijo José Mateo, bauti­zado en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de La Laguna. Allí reciben la con­firmación durante el mes de noviembre varios hijos del pintor.

En el año 1700, Interviene como testificador en una escritura de venta otorgada en La Laguna. En el año 1702; nace en noviembre su hija María de la Con­cepción, apadrinada en la pila por el licenciado Manuel de Armendáriz.

En el año 1703, firma en noviembre como testigo en el testa­mento del licenciado Bernardo Martín de Fleitas.

En el año 1704, otorga en los meses de junio y septiembre sendas escrituras en las escribanías de La Laguna como apo­derado del convento dominico de Garachico.

En el año 1705, la fábrica parroquial de Táganana descarga en marzo a su favor sesenta reales por el dorado de una cruz de manga. En el mes de mayo nace – y fallece en el mes de junio – su hijo Pedro Pablo en Santa Cruz, donde residía ocasionalmente.


?

'El Cristo de Burgos'. Cofradía de la Cinta del convento agustino de La Laguna. Tenerife. Obra de Cristóbal Hernández de Quintana

En el año 1707, otorga poder en Teguise a principios de septiembre a Andrés Rodríguez Bello. Días después interviene allí como testigo en una escritura de donación suscrita por el beneficiado Diego de Laguna. La estancia debe coincidir con sus trabajos en la parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe. En el año 1708, se recoge en las cuentas parroquiales de Taga­nana una nueva partida de sesenta reales por el mismo concepto.

En el año 1710, apadrina en noviembre el matrimonio de su cuñada Francisca Perdomo de la Concepción con el pintor Nicolás Lorenzo de Fleitas y Abreu, celebrado en la parroquia de la Concepción de la Laguna.

En el año 1714, otorga en el mes de septiembre en la Laguna carta de pago por las obras que había realizado para la parroquia de Guadalupe, en Teguise. En el año 1717, firma la Virgen de Candelaria del convento de Santa Catalina, en La Laguna. En el año 1722, firma como testigo en el testamento dictado en La Laguna por Cristóbal González Moreno.

En el año 1724, firma la Misa de San Gregorio de la catedral de La Laguna. Entre finales de abril y media­do de mayo retoca el lienzo de Santa Ana de Juan de Róelas, remitido a la Laguna con tal fin desde la Catedral de Las Palmas. Se sabe que en septiembre estaba pintado un San Sebastián, encargado por el canónigo Domingo Pantaleón Álvarez de Abreu, también para la seo canariense.

En el año 1725, firma la inmaculada del canónigo Pérez Cal­zadilla, para la catedral de Las Palmas. A lo largo de este año, quizás también desde fina­les del anterior, pinta la Lactación de San Ber­nardo (Casa de Colón) y el San Pío V (Santo Domingo de La Laguna) en los que incluye su avanzada edad.

Fallece en La Laguna. El 14 de noviembre de 1725 recibiendo sepultura en la capilla del Santo Cristo de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios.

(Bruno Juan Álvarez Abreu / tertuliavillerados.blogspot.com)




Otras obras


 0candelaria


Virgen de Candelaria. Perteneciente al siglo XVIII, de estilo barroco. Esta obra se atribuye a Cristóbal Hernández de Quintana (1651-1725).

Se encuentra a los pies de la nave, bajo el coro. El estilo Quintana, se define a través del gusto por el dibujo, preciso y de gran colorido.

Es interesante, indicar cómo desde mediados del siglo XVII, Nuestra Señora de Candelaria, fue representada en lienzos tal y como la encontrábamos en el Santuario.

Uno de los atributos destacados de la Virgen (La Candela), viene dado por un pasaje del Evangelio de San Lucas donde nos habla de la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo, donde a la vez, se celebraba, el acto de Purificación de María o de la Candelaria (consistía en una procesión de madres con cirios y acompañadas de sus hijos). En esta imagen, se puede obsevar la antigua escultura revestida con ricos brocados y ataviada con rostrillo.


 0_02_1413880821_302283

Virgen Candelaria por Cristóbal Hernández de Quintana (Capilla de la antesala). La Casa Montañés



 04_1413883992_688100

Virgen de Candelaria. Santuario del Cristo de La Laguna. Obra de Cristóbal Hernández de Quintana



 0_03_1413881220_861949

Nuestra Señora de Candelaria, siglo XVIII. Obra de Cristóbal Hernández de Quintana. Parroquia de Santo Domingo de Guzmán, Villa de La Orotava (Tenerife)



Cristóbal Hernández de Quintana en la Catedral de La Laguna


 0cuadro_de_los_almas_del_purgatorio

Cuadro de las Almas del Purgatorio o Las Ánimas. Catedral de la Concepción. La Laguna. Tenerife


 0la_virgen_del_socorro

La Virgen del Socorro. Detalle Cuadro de las Almas del Purgatorio. Catedral de la Concepción. La Laguna. Tenerife


 0santa_gueda

Santa Agueda. Detalle Cuadro de las Almas del Purgatorio. Catedral de la Concepción. La Laguna. Tenerife


 0cuadro_de_los_almas_del_purgatorio_1413884338_572877

Vista general de la capilla que está alojado el gran lienzo de las Almas del Purgatorio,  de Cristóbal Hernández de Quintana. Catedral de la Concepción. La Laguna. Tenerife



Los tesoros de Las Catalinas salen a la luz


Un historiador desvela en La Laguna las obras de la zona de clausura del convento



 0000_1413883031_735465
    
En la imágenes pueden observarse una obra de Cristóbal Hernández De Quintana conservada en el interior del Monasterio de Santa Catalina de Siena, en La Laguna, hasta ahora nunca vistas por los ciudadanos. La temática religiosa impregna las obras de arte del Convento.

Sólo diez monjas de clausura eran las únicas afortunadas que podían contemplar el tesoro artístico que contiene el convento lagunero de Santa Catalina. Pero eso desde ayer ya es historia.

Las piezas pictóricas y escultóricas que conserva el Monasterio de Siena, inaugurado en 1611, se pudieron ver por primera vez a través de un proyector, en la conferencia que ofreció Carlos Rodríguez Morales , doctor en Historia del Arte, con motivo del IV centenario del templo.
Cuadros de San Juan Evangelista de La Concepción, la Virgen de Los Remedios o el Cristo de Tacoronte son algunas de las reliquias de las que disfrutaron los asistentes a la charla.

Tras las rejas del coro de la iglesia de Santa Catalina, se puede apreciar a lo lejos, en la zona superior, a Santa Rosa de Lima, una obra de Cristóbal Hernández de Quintana,el pintor por antonomasia del barroco canario. "Un célebre artista, natural de la villa de La Orotava, que además también es el autor de una Virgen de Candelaria que se conserva en la parte lateral del templo", apunta el experto en temática religiosa.

Una de las ocasiones en que se descendió a esta Virgen para observarla de cerca y revisar al detalle su estructura, "se descubrió en una de sus arandelas la autoría del mismo: Cristóbal H.Q.", declara Rodríguez. Él fue precisamente el descubridor.

Las iconografías dominicas marcan la senda del historiador, quien ha dedicado largo tiempo a analizar de forma pormenorizada la Virgen del Rosario, Santo Domingo, Santo Tomás, San Vicente o Santa Catalina. La riqueza artística que se halla en el convento es en parte de donaciones particulares que las propias monjas han traído de sus colecciones privadas. La procedencia es diversa, pero todas fueron realizadas por pintores locales.

El tema religioso acapara el estudio de Carlos Rodríguez, salvo el órgano de la iglesia, que conserva unas pinturas de diversos instrumentos, como laúdes y arpas, señala el historiador mientras observa embelesado el retablo de la Virgen Difunta que se halla en posición recostada. Se interpreta que está dormida o en situación de trance. Esta figura se introdujo en el templo tras la desamortización del convento de San Agustín, hacia el siglo XIX. El artífice de estos grabados, afirma el doctor , "fue un fraile de La Laguna, San Miguel Lorenzo, que lo realizó a principios del XVIII".

El conferenciante expone que lo ideal sería que el patrimonio lo pudieran ver los ciudadanos alguna vez al año, pero aclara que "no está escondido, sino que está en clausura, que es diferente". Carlos añade que hay iglesias en la Isla que contienen tallas y obras pictóricas que no se pueden visitar. Cita el hospital de Dolores o la iglesia de Santo Domingo.

Otro de los elementos iconográficos asociados a las obras que contempla el estudioso es el rosario, un emblema de la Orden de los Dominicos que se observa en diversos lienzos que sí se pueden ver al estar en el interior de la iglesia. En el retablo central que adorna el templo, un detalle en el lado derecho representa a un perro, el cual lleva en su hocico un pequeño rosario.

Además, cerca del sarcófago donde está la sierva Sor María de Jesús, "sorprende" un cuadro del Señor de la Columna.La monja incorrupta tuvo una visión de este religioso y desde entonces le rezaba siempre a él, por lo que una vez fallecida, colocaron este lienzo a orillas de su cuerpo, añade el historiador,quien apunta que existe un cuadro de grandes dimensiones que se encuentra en el refectorio del monasterio, que muestra a un grupo de ángeles que sirven higos y panes a una comunidad de frailes predicadores.

Probablemente, matiza el investigador, la autoría corresponde a Nicolás de Medina, un pintor nacido en 1702 en La Laguna, quien trabajó tanto en su isla natal como en Fuerteventura. Sus personajes demuestran la influencia ejercida sobre él por el pintor Cristóbal Hernández.
"De alguna forma, el convento ha sido y sigue siendo una gran casa familiar habitada durante 400 años por el mismo linaje, cuyos miembros han ido heredando un patrimonio diverso", señala Carlos, a la vez que resalta la importancia de que las obras no se hayan "disgregado". Lo que se pretende con la conferencia es "ver cosas que no se suelen ver", matiza Carlos Rodríguez.

La historia del Convento de las Catalinas se remonta a 1524, cuando los frailes dominicos manifiestan su intención de que se construya un convento de monjas de la orden de La Laguna. Pero habrá que esperar hasta principios del siglo XVII para que este proyecto se haga ralidad.

Juan de Cabrejas, regidor de la isla de La Palma, tuvo gran parte del mérito para la fundación del Convento, ya que adquirió las antiguas casas de los Adelantados. Finalmente, el 20 de agosto de 1606, firmó con su mujer el acto de inauguración del templo. Las obras avanzaron de forma rápida y el 23 de abril de 1611 se inauguró el Convento de Santa Catalina de Siena.

La primera congregación la formaron cuatro monjas procedentes de conventos sevillanos de Santa María de Gracia y del Pasión. Junto a ellas, se refugiaron en la clausura, la viuda de Cabrejas y un hijo de ambos. Con el tiempo llegaron a tener 100 monjas.

Publicado por laopinion.es en Noviembre de 2011



Discípulo de Cristóbal Hernández Quintana. Cuadro de Ánimas


 0cuadro_de_animas

Discípulo de Cristóbal Hernández Quintana. Cuadro de la ánimas, lienzo atribuido a Gumersindo Robayna.

Entre las pinturas que se conservan en la iglesia de Villa de los Silos (municipio norteño de Tenerife), destaca el Cuadro de ánimas. Se trata de un óleo sobre lienzo de 3x2 metros, fechado en 1732, realizado con bastante probabilidad por algún discípulo de Cristóbal Hernández Quintana y restaurado en 1872 probablemente por el pintor Gumersindo Robayna, a tenor de las iniciales que aparecen en el lado inferior derecho. Representa en su registro inferior el purgatorio, con San Francisco de Asís a un lado y San Agustín al otro. En el registro intermedio, la Virgen y San José, entre San Miguel y un Santo Obispo y, como colofón, en la parte alta, la Trinidad en Gloria entre distintos santos.

Está expuesto en el flanco derecho de la nave. El Retablo de Animas, donde se encuentra el cuadro, presenta pilar abalaustrado de tipo indiano, dos cuerpos iguales y simétricos y motivos decorativos que recuerdan claramente a los americanos. El remate está compuesto por una maraña de tallos y hojas que enmarcan un espejo central, de la que salen dos cabezas de águila portando granadas en el pico y sosteniendo una corona. El retablo es de autor anónimo y fue realizado en la primera mitad del siglo XVIII.


 0_06jes_s_entre_los_doctores_c_rculo_de_hern_ndez_de_quintana_siglo_xviii

Jesús entre los doctores, círculo de Hernández de Quintana, siglo XVIII


 07la_adoraci_n_de_los_reyes_magos_c_rculo_de_hern_ndez_de_quintana_siglo_xviii_destaca_el_tratamiento_de_los_ropajes_y_la_perspectiva_lograda_a_trav_s_de_la_arqq_fin_que_sirve_de_fon

La Adoración de los Reyes Magos, círculo de Hernández de Quintana, siglo XVIII. Destaca el tratamiento de los ropajes y la perspectiva lograda a través de la arquitectura fingida que sirve de fondo.



 000_1413881110_675926

Libro dedicado al pintor canario: CRISTÓBAL HERNÁNDEZ DE QUINTANA

Autor: Carlos Rodríguez Morales
Editado: Gobierno de Canarias en 2003
Colección: BIBLIO. ARTISTAS CANARIOS 42
ISBN: 978-84-7947-348-8
EAN: 9788479473488
Presentación: Tela
Páginas: 192  
Precio: 9 €



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor español Cristóbal Hernández de Quintana. Su significación en la plástica canaria fue realmente importante, pues su presencia marcó buena parte de la pintura barroca.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikimedia.org, orcommons.wikimedia.org, ieslaaldea.com, tertuliavillerados.blogspot.com, pasionenladistancia.blogspot.com.es, lossilos.es consultivodecanarias.org, cristodelalaguna.comy otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario