Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Memling, Hans
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Memling, Hans 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Hans Memling, fue un pintor flamenco, cuyo arte ilustró Brujas (Bélgica) en el período de su declive político y comercial. Es un pintor gótico del siglo XV, perteneciente al grupo que trabajó en el último tercio del siglo XV y principios del XVI.


 0memling

No se sabe demasiado sobre la vida de Hans Memling. Posiblemente de origen alemán, se piensa que se formó en algún taller de la zona del Rin o de Colonia. Está documentada su presencia en Bruselas en 1465 y en Brujas en 1466. en 1467 ingresó en la corporación de pintores de Brujas. Fue discípulo de Roger van der Weyden; también lo influyó Dirk Bouts. Fue un pintor muy popular, amasando gracias a su arte una enorme fortuna. Le llegaron encargos de otros países, como Inglaterra o España. De hecho, fue uno de los pintores favoritos de Isabel I de Castilla.


 0statue_de_memling_bruges

Hans Memling -junto a Gerard David-, pertenece al grupo de pintores que recogen la tradición flamenca y reiteran las formas anteriores.


 4retablo_de_las_bodas_m_sticas_de_santa_catalina_de_alejandr_a_detalle_decapitaci_n_del_bautista_1479_museo_memling_brujas

Retablo de las Bodas místicas de santa Catalina de Alejandría, detalle: Decapitación del Bautista, 1479, Museo Memling, Brujas. Obra de Hans Memling.

Sus obras, principalmente retablos, dípticos y trípticos devocionales y retratos, destacan por la delicadeza y armonía que resultan de una composición equilibrada y simétrica, de claridad lumínica, y un uso magistral de la gama cromática desde dorados, rojos y azules hasta sutiles medias tintas. Sus figuras irradian una devoción serena más que el intenso fervor o dramatismo que suele encontrarse en las obras de sus contemporáneos.

Aporta una concepción germánica, sensual, de la belleza humana y de los destacados fondos paisajísticos de sus cuadros.

Memling suele ser pintor de Vírgenes con el Niño, rodeada de ángeles músicos. Normalmente se trata de dípticos en que la Virgen está en una tabla y, en la otra, los donantes. No obstante, con el transcurso de los siglos, las tablas han acabado separadas.


 14hans_memling_cassa_di_sant_orsola_1489_01

Relicario de Santa Úrsula. Hacia 1489. Museo Memling. Hospital de San Juan. Brujas. Bélgica. Obra de Hans Memling.


Obras destacadas

    - El Juicio Final, conservado en el Museo Nacional de Gdansk, en Polonia.
    - Capilla de Santa Úrsula o Caja de las Reliquias de Santa Úrsula y de las Once Mil Vírgenes (antes de 1489), donde se encuentran las reliquias de Santa Úrsula, conservado en el Museo Memling de Brujas. Se la considera su obra maestra.
    - En el Museo del Prado se conservan una Virgen con el Niño y ángeles y una Adoración de los Magos, tabla central de un tríptico que perteneció a Carlos V y en la que aparecen retratados como donantes Felipe el Bueno y Carlos el Temerario.
    - Retablo de la Virgen, 1468, National Gallery de Londres.
    - Tríptico de las Bodas místicas de Santa Catalina, 1479, Museo Memling, Brujas.
    - Escenas de la vida de la Virgen, 1480, Alte Pinakothek, Múnich.
    - La Virgen y el Niño Jesús, Uffizi, Florencia.
    - Retrato de hombre con bodegón en el reverso, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.
    - Retrato de un joven rezando, h. 1480-1485
    - La Piedad, Palazzo Doria-Pamphili, Roma.
    - Tablas de Almazán.

Espero os guste la recopilación que he conseguido este pintor flamenco, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.





Algunas obras

Más datos de Memling según la enciclopedia del Prado

Hans Memling (Seligenstadt, Alemania, h. 1440-Brujas, 1494). Pintor flamenco. Se ignora prácticamente todo sobre su periodo de aprendizaje. Residió, sin duda, en Colonia, en el taller del maestro Stefan Lochner, fallecido en 1451. Antes de estar inscrito, en 1465, en los registros de los burgueses de Brujas -lo que implicaba el derecho a vivir y ejercer allí un oficio- vivió probablemente en Bruselas, en casa de Roger van der Weyden. Fue seguramente después de regresar el maestro de Italia en 1450, cuando Hans Memling residió en el taller hasta la muerte de Van der Weyden en 1464.

El nombre de Hans Memling no está inscrito en los registros del Gremio de Pintores de Brujas, lo que puede indicar que gozaba de una posición de favor. Sin duda, llegó a Brujas a petición de la colonia italiana. De todos modos, encontró en esa ciudad una clien­tela a la vez local e internacional. Contrajo matrimonio con Tanne de Valkenaere, que le dio tres hijos, murió en 1494 y fue enterrado en la iglesia de Saint-Gilles. La obra que se con­serva de este artista, que fue llevada a cabo en su totalidad en Brujas, es muy extensa y demuestra que el pintor debió de poseer un taller floreciente. Se mencionan dos ayudantes en el registro del Gremio de Pintores: Hannekin Verhanneman y Passchier van der Mersch.

A pesar de sus orígenes alemanes, Memling figura, tanto por su estilo como por su técnica, ente los más grandes pintores de la pintura flamenca del siglo XV. En el tríptico del Juicio final (Museo Nacional de Gdank, Polonia), obra de su primer periodo, pintado entre 1467 y 1471 para Angelo Tani y su mujer, encontramos influencias de Stefan Lochner en el panel izquierdo. La composición central con el Juicio, las reproducciones de ciertos personajes y, sobre todo, su dibujo subyacente, son tributarios del Juicio final de Roger van der Weyden (Hôtel-Dieu, Beaune, Francia).

Prolongó la tradición de sus antecesores y continuó tomando de sus composiciones cierto formalismo en las posturas de los personajes y fórmulas de los retratos de Weyden. Su obra aparece como síntesis en donde la tradición eyckiana está presente: el sentido de la luz, del color, de la fiel ejecución, de las materias, de la imitación de los objetos, así como la atención que presta al paisaje y a la naturaleza. Sin embargo, la asimilación de estas influencias desemboca en la creación de un estilo muy personal, caracterizado por la búsqueda del equilibrio y la preocupación por la integración de las figuras y de los grupos en su entorno. Hans Memling busca la depuración de las formas y de las emociones para llegar a representar un mundo armonioso. Esta búsqueda se encuentra ya desde la etapa del primer dibujo hasta el resultado final. A pesar de la economía de técnicas y materiales, dispone de tal maestría de ejecución en la tradición de los maestros flamencos que el efecto óptico es óptimo.

El Retablo de los santos Juanes y el Tríptico ­Floreins, ejemplos de su periodo de madurez, son sus únicas pinturas firmadas y fechadas, realizadas en 1479 para el hospital de Brujas y que han servido para la reconstrucción de su obra. La última de ellas se inspira en el tríptico de La Adoración de los Magos (Prado). Memling fue uno de los más importantes retratistas de su tiempo y su estilo es la base del canon brugeois. Sus cuadros fueron exportados por toda la Europa de la época y siguió influyendo no solo en sus contemporáneos, sino también en los pintores de la generación siguiente en Brujas y Amberes.


 2_la_virgen_y_el_ni_o_entre_dos_ngeles

La Virgen y el Niño entre dos ángeles. Autor: Hans Memling. 1480- 90. Óleo sobre tabla, 36 x 26 cm. Escuela: Flamenca. Procedencia: Donación Mª de los Dolores Hernández y Márquez, marquesa viuda de Cabriñana del Monte, 1894.

Aunque en un principio se consideró como una obra del taller de Memling o se supuso que se había transformado como consecuencia de las restauraciones, lo cierto es que los estudios técnicos realizados sobre ella han confirmado que se trata de un original del pintor brujense, que tiene una elevada calidad. Es una pequeña joya tanto por la delicadeza de su color, como por la extrema finura con que Memling reprodujo el paisaje, sobre todo la ciudad representada a la izquierda. Derivada de un prototipo de Roger van der Weyden, la tabla del Prado es una variante de la serie de obras en que Memling muestra a María con el Niño en los brazos acompañada de ángeles, que tanto éxito tuvieron. En esta ocasión, los ángeles son dos. El de la derecha tañe una viola de arco, mientras que el de la izquierda ofrece una manzana a Jesús, uno de los gaudia paradisi. Sin duda, con ellos se alude a la misión redentora de Cristo, a su pasión, presente en los días de la infancia, evocada también en este panel por los ojos bajos de María y el manto rojo con que se cubre. Memling representó a la Virgen en primer plano, sentada en un jardín que evoca el locus amoenus de la literatura medieval, separado del paisaje del fondo por un muro fortificado, que asocia a María con una fortaleza (Texto extractado de Silva Maroto, P.: Pintura flamenca de los siglos XV y XVI. Guía, Museo del Prado, 2001, p. 78).


 1tr_ptico_de_la_adoraci_n_de_los_magos

Tríptico de la Adoración de los Magos. Autor: Hans Memling. 1470-72. Óleo sobre tabla, 95 x 271 cm. Escuela: Flamenca. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real (Castillo de Aceca, Villaseca de la Sagra-Toledo, oratorio; Palacio Real, Aranjuez-Madrid). Ingresó en el Museo en 1848. El tríptico perteneció a Carlos V, quien lo destinó a la capilla de la Casa Real de Aceca en las cercanías de Toledo.

Originariamente se trataba de un tríptico, actualmente integrado en un único marco. Las tres tablas representan: El Nacimiento de Cristo, La Adoración de los Magos y La Purificación.

La obra denota una gran influencia de la pintura de Rogier van der Weyden. Es novedosa la idea de situar las escenas de la Epifanía y el Nacimiento bajo la misma arquitectura, pero representada desde puntos de vista distintos. Realizado en Brujas, el tríptico demuestra la deuda contraída con el arte de los hermanos Van Eyck desde que el pintor se instaló en esta ciudad en 1465, patente en el dominio de las líneas verticales en la composición y en su carácter monumental.

Se ha perdido el rastro de las caras exteriores de las alas. También se le llama «Tríptico de Carlos V» porque se conservó en el «oratorio de Carlos V» en el palacio real de Aranjuez. Se trata de una de las obras más conocidas de Memling, aceptada por la totalidad de los autores... más info



Relicario de Santa Úrsula


user_50_0caja_de_las_reliquias_de_santa_rsula

Caja de las reliquias de Santa Úrsula. Autor: Hans Memling. 1489. Óleo sobre madera, 87 × 91 × 33 cm. Hospital de San Juan, Brujas. El Arca de Santa Úrsula es un cofre de madera decorado con pinturas al óleo que realizó Hans Memling a finales del siglo XV. En el arca se conservan las reliquias de la santa y se custodia en el Hospital de San Juan de Brujas, ciudad en la que transcurrió la mayor parte de la vida de este artista. Memling se revela como un gran maestro del detalle y el color; realiza una escena abigarrada, llena de personajes que se superponen de manera un tanto artificial y torpe, en un friso continuo sin espacio entre ellos. Al frente vemos un gran hueco vacío con el perro blanco. Al fondo, un retrato de lo que podría ser cualquier iglesia gótica de Brujas en los años que pintaba nuestro autor. Esta incorporación de elementos modernos en la historia de la mártir, acaecida muchos siglos atrás, es un exponente común en la pintura flamenca, así como en la paralela que se desarrolla en Italia, el Quattrocento. Responde a un interés del cliente o espectador de la obra por verse a sí mismo y a su ciudad reflejados en la historia sagrada. La presencia del mundo contemporáneo sustituye progresivamente a la mágica atemporalidad de las escenas sagradas del gótico, completamente desprendidas del curso de los hombres.


 8_saint_ursula_shrine_2037

Relicario de Santa Úrsula. Vistas de ambos lados de la arqueta. Museo Memling. Hospital de San Juan. Brujas. Bélgica. Obra de Hans Memling.

La Arqueta de Santa Úrsula es un relicario de 87x33x91 cm, de madera tallada y dorada, con paneles pintados al óleo con escenas de la historia de Santa Úrsula, cuyo autor es Hans Memling. Está datada hacia 1489. Se conserva en el Museo Hans Memling de Brujas.

La obra fue encargada por el Hospital de San Juan, institución localizada en el mismo edificio que hoy alberga el museo. A diferencia de otras obras de Memling, no está firmada ni fechada.

La arqueta sólo se abría una vez al año, el día de la festividad de Santa Úrsula, para exhibir sus reliquias, que habían sido depositadas solemnemente en su interior el 21 de noviembre de 1489.


 10santa_rsula_cobijando_a_las_v_rgenes

Santa Úrsula cobijando a las vírgenes. Detalle del Relicario de Santa Úrsula de Hans Memling.


 11virgen_con_ni_o_y_comitentes

Virgen con Niño y comitentes. Detalle del Relicario de Santa Úrsula de Hans Memling.


 12llegada_a_roma

Llegada a Roma. Detalle del Relicario de Santa Úrsula de Hans Memling.

Descripción del Relicario de Santa Úrsula. La arqueta presenta la forma de una capilla de estilo gótico flamígero, siguiendo un modelo habitual en orfebrería.

La cubierta, que simula un tejado muy inclinado, como los típicos del norte de Europa, incluye tres tondos pintados a cada lado. Están atribuidos no a Memling directamente, sino a su taller. Sus temas son, a un lado Las primeras once vírgenes con el Papa, un cardenal, un obispo y Etherius; al otro lado, La coronación de la Virgen con la Santísima Trinidad.

Las dos fachadas contienen las representaciones de Virgen con Niño y comitentes (con hábitos de monjas, una de ellas, la abadesa) y Santa Úrsula cobijando a las santas vírgenes. Ambas escenas están incluidas en un nicho pintado al trampantojo, que simula una perspectiva sobre el interior de la arqueta.

En los laterales, bajo pequeñas arquerías, hay seis escenas del viaje y martirio de Santa Úrsula, que recuerdan el estilo de las vidrieras de la época. Los temas son:

    . Llegada a Colonia
    . Llegada a Basilea
    . Llegada a Roma
    . Partida de Basilea
    . Martirio de los peregrinos
    . Martirio de Santa Úrsula

Todas las escenas comparten el mismo fondo pictórico: un paisaje urbano en el que se puede apreciar la catedral inacabada de Colonia, y detalles de la vida cotidiana.


 9los_cuatro_santos_tallados

Los cuatro santos tallados. Detalles del Relicario de Santa Úrsula de Hans Memling.

La decoración se completa con relieves propios del estilo gótico internacional que incluyen pináculos, frisos calados y, en los contrafuertes de las esquinas, las figuras de los santos Santiago, Juan Evangelista, Inés e Isabel de Hungría.

Ver más imágenes del Relicario de Santa Úrsula



Cinco tablas de altar de Lübeck


 00_1433445710_289045


user_50_1_4cinco_tablas_de_altar_de_l_beck_tabla_central

Cinco tablas de altar de Lübeck. 1491. Oil on panel (panel central), 205 × 150 cm. Sankt-Annen-Museum. Lübeck. Obra de Hans Memling


user_50_1_1cinco_tablas_de_altar_de_l_beckuser_50_1_2cinco_tablas_de_altar_de_l_beckuser_50_1_3cinco_tablas_de_altar_de_l_beck

user_50_1_5cinco_tablas_de_altar_de_l_beckuser_50_1_6cinco_tablas_de_altar_de_l_beckuser_50_1_7cinco_tablas_de_altar_de_l_beck  

Tablas laterales del altar de Lübeck. Obra de Hans Memling


 6d_ptico_de_la_virgen_con_maarten_van_nieuwenhove

Díptico de la Virgen con Maarten van Nieuwenhove, ala izquierda del díptico, que se encuentra en el Museo Memling de Brujas (Bélgica).

Díptico de la Virgen con Maarten van Nieuwenhove. El Díptico de la Virgen con Maarten van Nieuwenhove es una obra del pintor alemán Hans Memling. Está realizado en óleo sobre tabla, y fue pintado en 1487. Se trata de dos tablas, midiendo ambas 52 cm de alto y 41,5 cm de ancho. La tabla que representa la «Virgen con Niño» se guarda en el Museo Memling de Brujas (Bélgica), mientras que el «Retrato de Maarten van Nieuwenhove», está en el Hospital de San Juan (Sint-Janshospitaal) de la misma ciudad.


 5_retrato_de_maarten_van_nieuwenhove_ala_derecha_del_d_ptico_que_se_encuentra_en_el_hospital_de_san_juan_de_brujas

«Retrato de Maarten van Nieuwenhove», ala derecha del díptico, que se encuentra en el Hospital de San Juan de Brujas.


 7el_juicio_final

El Juicio Final, es un tríptico realizado por el pintor alemán Hans Memling. Está realizado en óleo sobre tabla, y fue pintado en el período 1466-1473. La tabla central mide 242 cm de alto y 180,8 cm de ancho. Las tablas laterales o alas, miden 242 de alto y 90 de ancho. Se exhibe actualmente en el Museo Nacional de Gdánsk, en Polonia.

En el centro se encuentra el Juicio final, con Jesucristo como juez en lo alto sobre un arco iris y, bajo él el arcángel Miguel que pesa las almas. En el ala de la izquierda se representa a los bienaventurados recibidos por san Pedro en el Cielo, mientras que en el ala de la derecha aparecen los condenados al infierno.


 20hans_memling

Tríptico de las Bodas místicas de Santa Catalina. Las Bodas místicas de santa Catalina es un tríptico realizado por el pintor alemán Hans Memling. Está realizado en óleo sobre tabla, y fue pintado en el 1479. La tabla central mide 172 cm de alto y 172 de ancho. Las tablas laterales o alas, miden 172 de alto y 79 de ancho. Se exhibe actualmente en el Museo Memling de Brujas.

Análisis de la obra. La obra está formada por una tabla central y alas a los lados.


 16hans_memling_062

En el extremo de la izquierda, en la falsa ala exterior, están los fundadores Jacob de Kueninc y Anthonis Seghers con los santos de su nombre, Santiago y san Antonio.


 17_hans_memling_063

Entre esa tabla y la central está la escena de Decapitación del Bautista.


 15tr_ptico_de_las_bodas_m_sticas_de_santa_catalina

Tríptico de las Bodas místicas de Santa Catalina, panel central.

En el tablero medio está representada la Virgen con el Niño, así como santa Catalina, santa Bárbara, san Juan bautista y san Juan el Evangelista, junto a un ángel.


 18_hans_memling_068

En el ala derecha está la escena de san Juan Evangelista en Patmos.


 19_hans_memling_066

Y, en el extremo derecho, las fundadoras Agnes Casembrood y Clara van Hulsen, con las santas de sus nombres: santa Inés (Agnes) y santa Clara.


 21_hans_memling_056

Advenimiento y triunfo de Cristo es un óleo sobre tabla de Hans Memling, datable ca. 1480. También es denominado como Los siete gozos de la Virgen. Su estilo es característico de los primitivos flamencos.

Fue realizada por encargo de Pieter Bultync y su mujer, Katelyne van Ryebeke, para presidir el altar de la capilla del gremio de los Tanner o Saddler (tenería y talabartería), la más oriental de la iglesia de Nuestra Señora de Brujas, donde se conservó hasta 1780. Actualmente se encuentra en la Alte Pinakothek de Múnich.

La pintura, de compleja iconografía, cumple también complejas funciones devocionales y litúrgicas.

Muestra veinticinco episodios de los ciclos de la vida de la Virgen y de la vida de Jesús combinados en una composición narrativa en la que la escena central (una Adoración de los Magos) difumina su protagonismo al compartirlo con muchas otras. Entre las escenas representadas están la Anunciación a la Virgen, la Anunciación a los pastores, la Natividad, la Masacre de los Inocentes, la Pasión, la Resurrección, la Ascensión, Pentecostés, la Dormición de la Virgen y la Asunción. Un estilo narrativo similar fue utilizado por el mismo pintor en Escenas de la Pasión de Cristo2 (c. 1470), encargado por el italiano Tommaso Portinari (conservado actualmente en la Galleria Sabauda4 de Turín).

La composición de la escena central tiene un importante simbolismo litúrgico: María, al sostener al Niño (el pan eucarístico) en su manto, representa el Ara Dei (altar de Dios) o Ara Coeli (altar del Cielo), mientras que los Reyes Magos representan simbólicamente a la Iglesia Universal.

Las misas que se celebraban ante esta pieza de altar, en beneficio de los miembros del gremio y sus familiares, vivos y muertos, no tenían un público limitado; la abertura de la arquitectura gótica del templo permitía una visión clara de la capilla y su altar. La pintura quedaba totalmente visible dede el deambulatorio. El despliegue de detalles de guarnicionería en la escena de los Reyes Magos es una forma de resaltar la vinculación de cuadro y capilla con ese gremio, y actúa como una suerte de publicidad de los productos de sus oficios.

La devotio moderna de la época convidaba a una peregrinación mental, como un viage imaginario desde un santuario local y familiar a un destino peligroso en Tierra Santa, siguiendo los pasos de Cristo, especialmente con tal de revivir la Pasión. Este concepto puede ayudar a explicar una obra como esta: mostrar el camino de Cristo y su madre a través de los lugares sagrados.



Otras obras


 22retrato_de_una_anciana

Retrato de una anciana, c. 1470. Óleo sobre tabla, 35,4 × 29,3 cm. Museo del Louvre, París, Francia. Obra de Hans Memling


 23ritratto_di_giovane_uomo_di_hans_memling_2

Ritratto di giovane uomo. Gallerie dell'Accademia - MIBAC. Obra de Hans Memling


 24cristo_benedicente_di_hans_memling_2

Cristo benedicente. Obra de Hans Memling. Obra de Hans Memling


 3la_piedad_h_1470_palazzo_doria_pamphili_roma

La Piedad, h. 1470, Palazzo Doria-Pamphili, Roma. Obra de Hans Memling


user_50_hans_memling_adam_and_eve_2

Adán y Eva. Óleo sobre tabla. 69,3 x 17,3 cm. (cada panel). Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de Hans Memling


 28hans_memling_cerchia_madonna_col_bambino_1490_ca

Madonna col bambino, c. 1490. Obra de Hans Memling


 the_nativity_by_hans_memling

The Nativity, c. 1470-72. Obra de Hans Memling


 thronende_jungfrau_mit_dem_kind_und_engel_von_hans_memling_12696

Thronende Jungfrau mit dem Kind und Engel, c. 1500. Obra de Hans Memling


 26hans_memling_da_crocifissione_con_santi_e_donatori_ve

Crocifissione con santi e donatori. Galleria G. Franchetti alla Ca' d'Oro - MIBAC. Obra de Hans Memling


 25budapest_kunst_0032

The crucification, biblical renaissance painting, altar central piece, wood panel 56 x 63 cm, master pieces of art of the Museum for Art Budapest. Obra de Hans Memling


 27hans_memling_seguace_dittico_della_deposizione_1485_90_ca_01

Dittico della deposizione, c. 1485-90. Museu de Arte de São Paulo. Obra de Hans Memling


 0memling_gravat1862

Grabado de Hans Memling
 
Hans Memling (Seligenstadt, Alemania, h. 1440-Brujas, 1494). De origen alemán, Hans Memling se formó sin embargo en la tradición holandesa, especialmente según los tipos de Rogier van der Weyden, a cuya calidad puede equipararse, incluso a la obra de Bouts. Se ha considerado como posibilidad que Van der Weyden fuera su maestro durante la etapa alemana. Suavizó y dulcificó los tipos de su maestro, mucho más ásperos y dramáticos, por lo cual sus obras están impregnadas de un hondo sentimiento emocional. Predominan en su catálogo las composiciones religiosas, de exquisitos acabados y fina sensibilidad, pero no hemos de olvidar sus retratos de personajes importantes en su ciudad. Estos retratos fueron facilitados por la alta posición de Memling, quien figura como uno de los más ricos comerciantes de Brujas, puesto que su taller era uno de los más activos. Entre su clientela contó con algunos particulares italianos afincados en Brujas temporalmente, lo cual permitió la difusión de sus esquemas y modelos por el norte de Italia. Su estilo varió poco a lo largo de su vida, lo que dificulta la clasificación cronológica de su producción, frecuentemente sin fechar.



Más info de Hans Memling


http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/pintores/gal2716-1.htm

http://arteinternacional.blogspot.c...-memling-i.html

http://www.artcyclopedia.com/artists/memling_hans.html

http://commons.wikimedia.org/wiki/C...ling?uselang=es

http://www.artrenewal.org/pages/artist.php?artistid=771&page=1

http://www.the-athenaeum.org/art/by_artist.php?Artist_ID=1654

http://www.wga.hu/frames-e.html?/html/m/memling/index.html


user_50_0statue_of_hans_memling_by_hendrik_pickery_in_1871_placed_at_the_woensdagmarkt_in_brugge

Statue of Hans Memling by Hendrik Pickery in 1871. Placed at the Woensdagmarkt in Brugge.

Ver más obras de Hans Memling en la Wikipedia



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor flamenco Hans Memling, fue un pintor gótico del siglo XV, perteneciente al grupo que trabajó en el último tercio del siglo XV y principios del XVI, su arte ilustró Brujas, en el período de su declive político y comercial. Fue discípulo de Roger van der Weyden.


Fuentes y agradecimiento a: Hilde Lobelle-Caluwé/museodelprado.es, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, pintura.aut.org, artehistoria.jcyl.es, artcyclopedia.com, artrenewal.org, wga.hu, commons.wikimedia.org, s406.photobucket.com, artinthepicture.com, oilpaintingshop.com, es.wahooart.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 04 June 2015, 21:36; edited 6 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Memling, Hans 
 
Memling representado en España


Hans Memling en el Museo del Prado

Hans Memling (Seligenstadt, Alemania, h. 1440-Brujas, 1494). Pintor flamenco. Se ignora prácticamente todo sobre su periodo de aprendizaje. Residió, sin duda, en Colonia, en el taller del maestro Stefan Lochner, fallecido en 1451. Antes de estar inscrito, en 1465, en los registros de los burgueses de Brujas -lo que implicaba el derecho a vivir y ejercer allí un oficio- vivió probablemente en Bruselas, en casa de Roger van der Weyden. Fue seguramente después de regresar el maestro de Italia en 1450, cuando Hans Memling residió en el taller hasta la muerte de Van der Weyden en 1464. El nombre de Hans Memling no está inscrito en los registros del Gremio de Pintores de Brujas, lo que puede indicar que gozaba de una posición de favor. Sin duda, llegó a Brujas a petición de la colonia italiana. De todos modos, encontró en esa ciudad una clien­tela a la vez local e internacional. Contrajo matrimonio con Tanne de Valkenaere, que le dio tres hijos, murió en 1494 y fue enterrado en la iglesia de Saint-Gilles. La obra que se con­serva de este artista, que fue llevada a cabo en su totalidad en Brujas, es muy extensa y demuestra que el pintor debió de poseer un taller floreciente. Se mencionan dos ayudantes en el registro del Gremio de Pintores: Hannekin Verhanneman y Passchier van der Mersch. A pesar de sus orígenes alemanes, Memling figura, tanto por su estilo como por su técnica, ente los más grandes pintores de la pintura flamenca del siglo XV. En el tríptico del Juicio final (Museo Nacional de Gdank, Polonia), obra de su primer periodo, pintado entre 1467 y 1471 para Angelo Tani y su mujer, encontramos influencias de Stefan Lochner en el panel izquierdo. La composición central con el Juicio, las reproducciones de ciertos personajes y, sobre todo, su dibujo subyacente, son tributarios del Juicio final de Roger van der Weyden (Hôtel-Dieu, Beaune, Francia). Prolongó la tradición de sus antecesores y continuó tomando de sus composiciones cierto formalismo en las posturas de los personajes y fórmulas de los retratos de Weyden. Su obra aparece como síntesis en donde la tradición eyckiana está presente: el sentido de la luz, del color, de la fiel ejecución, de las materias, de la imitación de los objetos, así como la atención que presta al paisaje y a la naturaleza. Sin embargo, la asimilación de estas influencias desemboca en la creación de un estilo muy personal, caracterizado por la búsqueda del equilibrio y la preocupación por la integración de las figuras y de los grupos en su entorno. Hans Memling busca la depuración de las formas y de las emociones para llegar a representar un mundo armonioso. Esta búsqueda se encuentra ya desde la etapa del primer dibujo hasta el resultado final. A pesar de la economía de técnicas y materiales, dispone de tal maestría de ejecución en la tradición de los maestros flamencos que el efecto óptico es óptimo. El Retablo de los santos Juanes y el Tríptico ­Floreins, ejemplos de su periodo de madurez, son sus únicas pinturas firmadas y fechadas, realizadas en 1479 para el hospital de Brujas y que han servido para la reconstrucción de su obra. La última de ellas se inspira en el tríptico de La Adoración de los Magos (Prado). Memling fue uno de los más importantes retratistas de su tiempo y su estilo es la base del canon brugeois. Sus cuadros fueron exportados por toda la Europa de la época y siguió influyendo no solo en sus contemporáneos, sino también en los pintores de la generación siguiente en Brujas y Amberes.

Hilde Lobelle-Caluwé / museodelprado.es


user_50_0la_virgen_y_el_ni_o_entre_dos_ngeles_h_1480_leo_sobre_tabla_36_x_26_cm_museo_del_prado

La Virgen y el Niño entre dos ángeles, h. 1480, óleo sobre tabla, 36 x 26 cm. Museo del Prado. Obra de Hans Memling

Aunque en un principio se consideró como una obra del taller de Memling o se supuso que se había transformado como consecuencia de las restauraciones, lo cierto es que los estudios técnicos realizados sobre ella han confirmado que se trata de un original del pintor brujense, que tiene una elevada calidad. Es una pequeña joya tanto por la delicadeza de su color, como por la extrema finura con que Memling reprodujo el paisaje, sobre todo la ciudad representada a la izquierda. Derivada de un prototipo de Roger van der Weyden, la tabla del Prado es una variante de la serie de obras en que Memling muestra a María con el Niño en los brazos acompañada de ángeles, que tanto éxito tuvieron. En esta ocasión, los ángeles son dos. El de la derecha tañe una viola de arco, mientras que el de la izquierda ofrece una manzana a Jesús, uno de los gaudia paradisi. Sin duda, con ellos se alude a la misión redentora de Cristo, a su pasión, presente en los días de la infancia, evocada también en este panel por los ojos bajos de María y el manto rojo con que se cubre. Memling representó a la Virgen en primer plano, sentada en un jardín que evoca el locus amoenus de la literatura medieval, separado del paisaje del fondo por un muro fortificado, que asocia a María con una fortaleza (Texto extractado de Silva Maroto, P.: Pintura flamenca de los siglos XV y XVI. Guía, Museo del Prado, 2001, p. 78).


user_50_0la_natividad_la_adoraci_n_de_los_magos_la_purificaci_n_tr_ptico

La Natividad, La Adoración de los Magos, La Purificación (tríptico), 1479-1480, óleo sobre tabla, 95 x 271 cm. Museo del Prado. Obra de Hans Memling.

Originariamente se trataba de un tríptico, actualmente integrado en un único marco. Las tres tablas representan: El Nacimiento de Cristo, La Adoración de los Magos y La Purificación.

La obra denota una gran influencia de la pintura de Rogier van der Weyden. Es novedosa la idea de situar las escenas de la Epifanía y el Nacimiento bajo la misma arquitectura, pero representada desde puntos de vista distintos. Realizado en Brujas, el tríptico demuestra la deuda contraída con el arte de los hermanos Van Eyck desde que el pintor se instaló en esta ciudad en 1465, patente en el dominio de las líneas verticales en la composición y en su carácter monumental.

El tríptico perteneció a Carlos V, quien lo destinó a la capilla de la Casa Real de Aceca en las cercanías de Toledo.



Hans Memling en el Museo Thyssen

Hans Memling (Seligenstadt, c. 1435-Brujas, 1494) De origen alemán, nació en Seligenstadt, ciudad próxima a Frankfurt. En 1465 está instalado en Brujas, siendo en esa fecha cuando obtiene su ciudadanía. En cuanto a su formación como pintor se ha mencionado un posible aprendizaje en Colonia, donde también pudo familiarizarse con la obra de Stephan Lochner. Su relación estilística con Rogier van der Weyden, cuya obra Memling conoció a fondo, se ha explicado con su paso por el taller que este maestro tuvo en Bruselas, y que se ha establecido entre 1459 y 1464. Memling fue el gran difusor de la obra de Van der Weyden, aunque siempre evitó incorporar en sus composiciones la nota dramática del artista. Su arte es refinado y elegante, lleno de calma y de serenidad, e influyó enormemente en otros artistas de la talla de Gerard David y Juan de Flandes. Sus modelos, en especial sus famosas vírgenes, están realizadas con una gran armonía, y desprenden sus rostros una dulce belleza que encontramos también en otras figuras de sus tablas. Su principal aportación a la pintura flamenca fueron los fondos con amplios paisajes donde colocó sus retratos y que, previamente, Bouts había incorporado de forma más discreta a través de vanos. A Memling también se debe la introducción de elementos italianos en la pintura flamenca

La. mayor parte de sus obras fueron encargos de la alta burguesía de Brujas o de estamentos religiosos, aunque también gozó de gran fama entre las colonias extranjeras de esta ciudad, especialmente la italiana, a la que se vinculan los retratos de Tomasso y Maria Portinari del Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Entre sus pinturas se encuentran el Tríptico del Juicio Final, fechado entre 1467 y 1471, del Narodowe Muzeum de Gdansk; el Tríptico de los santos Juanes, entre 1474 y 1479, del Memlingmuseum de Brujas; La Virgen y el Niño con santos y donantes, de la National Gallery de Londres, y, de sus últimos años, el Tríptico de san Cristóbal, de 1484, en el Groeningemuseum de Brujas; el Díptico de Maerten van Nieuwenhove, de 1487, y la Arqueta de santa Úrsula, fechada antes de 1489, donde el artista pone de manifiesto su habilidad narrativa, estas dos últimas pinturas en el Memlingmuseum de Brujas


user_50_0florero_reverso_c_1485_leo_sobre_tabla_29_2_x_22_5_cm_museo_thyssen_bornemisza_madrid

Florero (reverso) c. 1485. Óleo sobre tabla, 29,2 x 22,5 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Hans Memling

Esta tabla formó parte de la colección británica de los duques de Hamilton, en la que estuvo durante casi todo el siglo xix. Procedente de la colección de la duquesa de Montrose, con sede en el castillo Brodick en la isla escocesa de Arran, fue adquirida en 1938, incrementando el núcleo de primitivos flamencos del conjunto Thyssen-Bornemisza.

Ha sido fechada en la etapa de madurez del artista, hacia mediados de la década de 1480. Esta datación, propuesta por Eisler en 1989, ha sido retrasada hasta 1490 en el catálogo de la exposición monográfica dedicada al pintor en Brujas en 1994. Esta última fecha fue ya sugerida por Friedländer en 1937, quien consideró que el retrato es uno de los más hermosos del maestro. También ha sido objeto de discrepancias la estructura original del conjunto al que perteneció originalmente esta tabla, que pudo ser un díptico o un tríptico. La posición del hombre, que aparece en actitud orante, y la presencia de una logia que se abre a un paisaje y en cuyo antepecho se coloca una alfombra oriental, hacen pensar que a la derecha del retrato se situaría originalmente una segunda tabla con la Virgen y el Niño en la que se continuaría el espacio abierto. En el caso de tratarse de un tríptico, el conjunto se complementaría con el retrato de una mujer a la derecha. Las imágenes exteriores de este hipotético tríptico quedarían resueltas, junto con el bodegón que aparece en nuestra obra, con otra naturaleza muerta o con el blasón de la pareja representada. En el caso de tratarse de un díptico, esta imagen se uniría a la tabla con la Virgen con el Niño. En la producción de Memling encontramos ejemplos de ambos tipos de conjuntos. Sin embargo, entre los dípticos que se conservan, como el de Maarten van Nieuwenhove del Hans Memlingmuseum de Brujas y el del Chicago Art Institute, la imagen masculina se sitúa siempre en la tabla derecha, y la de la Virgen, en la izquierda. La orientación de nuestro orante, que no concuerda con esta disposición, hace que se pueda descartar la posibilidad de que perteneciese a un díptico. Por el contrario, los trípticos de Memling siguen la regla establecida de situar el hombre a la izquierda y la mujer a la derecha, como es el caso de los Retratos de Willem Moreel y su esposa, de los Musées Royaux des Beaux- Arts de Bélgica, Bruselas, y de los de Tommaso Portinari y su esposa, del Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Estos ejemplos, que se conservan sin la imagen central, han sido considerados, por sus posiciones y fondos, partes de trípticos desmembrados cuya tabla central, perdida, mostraría una representación de la Virgen y el Niño. Aunque no hayan sido identificadas ni la imagen femenina que cerraría el conjunto ni la tabla central, con la Virgen y el Niño, nuestro retrato debió de pertenecer a un tríptico similar a los descritos.

En cuanto al retratado y comitente de la obra, se ha pensado que tal vez fuera algún miembro de la comunidad italiana establecida en Brujas. Esta tesis se basa en el tipo de ropas y el peinado que luce el personaje, aunque parte de la crítica también ha visto en él a un posible cliente español.

Uno de los grupos más interesantes y atractivos dentro de la producción de Memling lo constituyen sus retratos, cuya cronología es difícil de precisar. Son retratos de clientes procedentes de la burguesía de Brujas, pero también de otros ámbitos europeos relacionados con la ciudad por su actividad comercial. Es el caso de los clientes italianos y españoles para los que Memling también trabajó. El artista utilizó para estas cabezas fondos neutros, como habían hecho sus precursores, y fondos abiertos a paisajes que, aunque no fue el primero en emplear, como se ha resaltado, contribuyó de forma esencial a difundir dentro del mundo flamenco.

El florero, pintado en el reverso del retrato, constituye una de las primeras naturalezas muertas aisladas que se conocen. Este temprano bodegón se inscribe, de todos modos, dentro de la temática religiosa, ya que contiene de forma simbólica signos alusivos a Jesús y a la Virgen. La cerámica, una pieza de mayólica, lleva en su frente el monograma de Cristo, y las flores se relacionan con la Virgen: los lirios aluden a su pureza, los iris simbolizan la figura de María como reina de los cielos y su papel de Mater Dolorosa durante la Pasión, y, por último, las diminutas aquileyas se asocian con el Espíritu Santo. La alfombra sobre la que se posa el jarrón es, al igual que la que encontramos en la logia del anverso, oriental. Estas alfombras forman dentro del campo de los textiles un grupo conocido como tipo «Memling»


user_50_0retrato_de_un_hombre_joven_orante_anverso_c_1485_obra_de_hans_memling

Retrato de un hombre joven orante (anverso) c. 1485. Obra de Hans Memling.

Hans Memling fue un destacado pintor de la segunda mitad del siglo XV. Se formó posiblemente en el taller de Rogier van der Weyden, cuyos influjos se aprecian en la obra del discípulo. Las obras de Memling son elegantes y refinadas e introduce en ellas elementos procedentes de Italia. Tuvo gran influencia en otros artistas, de la talla de Gerard David o Juan de Flandes. La tabla del Museo Thyssen-Bornemisza formaba parte un tríptico debido a la postura orante del protagonista. El conjunto se completaría, muy probablemente, con una Virgen con el Niño en el centro y con una mujer a la derecha, que haría pareja con el retrato del museo. Hasta la fecha no ha logrado identificarse al personaje, aunque podría tratarse de un comitente de origen italiano, debido a las ropas y al peinado que luce. En cuanto al florero, conformaría una de las alas exteriores, la otra representaría otra naturaleza muerta o el emblema de la pareja. Esta pintura es uno de los primeros bodegones aislados que se conocen, a pesar de los símbolos que aluden a la Virgen, como los lirios, y a Cristo, en el monograma del jarrón. Max J. Friedländer consideró este retrato como uno de los más hermosos del artista.

Mar Borobia / NR / museothyssen.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events