Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Utrillo, Maurice
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Utrillo, Maurice 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor francés Maurice Utrillo. Era hijo de la pintora Suzanne Valadon y el bohemio Boissy, y tomó el apellido del pintor español Miguel Utrillo, que en el año 1891 lo reconoció como hijo.

Para muchos Maurice Utrillo no era más que un borracho que cambiaba sus cuadros por vino en Montmartre. Su madre Suzanne Valadon, inquieta por su futuro, pudo finalmente encontrar a la pintora Lucie Valorela mujer que lo amó como artista y como hombre. Además de ayudarle a encuzar su azarosa vida.

Su carácter débil le precipitó al alcoholismo y ya a los dieciocho años hizo su primera cura de desintoxicación, momento en el que se inició su afición a la pintura. Sus problemas con la bebida condicionarían su trayectoria vital y pictórica, ya que sus visitas a centros de salud fueron constantes a lo largo de su vida.

En sus inicios, imitó las formas impresionistas de Sisley, Pissarro y Raffaelli, pero hacia 1902 comenzó a pintar paisajes sórdidos acordes con su estado de ánimo. En 1907 se desligó de las influencias impresionistas y se inició su denominada "etapa blanca", época de gran fecundidad. Dejando atrás épocas en las que predominaron los tonos rojos y azules, su obra comenzó a sentir la influencia de su madre y adquirió una gran madurez.

Hacia 1909, Maurice Utrillo comenzó a exponer en muestras colectivas; en el Salón de Otoño exhibió su obra El pont de Notre-Dame; en 1912 expuso en la Galería Drue, y en el Salón de Otoño mostró Rue à Sannois y Rue au Conquet. Sus primeras exposiciones en solitario datan de 1913, en el Salón de los Independientes y en la Galería Blot, en la que presentó alrededor de treinta cuadros.

A partir de ese momento sus obras se exhibieron con frecuencia en las más prestigiosas salas y, ya en 1925, era considerado como uno de los cinco pintores más célebres de París. Mantuvo amistad con Modigliani, al que conoció en una de sus frecuentes fiestas "báquicas".

En 1935 Maurice Utrillo se unió a la pintora Lucie Valore; este matrimonio le aportó serenidad y favoreció una intensa producción, que no se limitaría únicamente al lienzo sino que se vio enriquecida con la elaboración de decorados y trajes para representaciones teatrales.

Utrillo ha sido uno de los pintores modernos más imitados; algunos de los cuadros que llevan su firma son originales de su madre y de su suegro, Andre Utter, o bien se trata de apócrifos. En la actualidad, su obra está representada en los principales museos de Arte moderno.


 00_1437257734_892405

Maurice Utrillo, nacido Maurice Valadon, (París, 25 de diciembre de 1883 - París, 5 de noviembre de 1955) Pintor francés de principios del siglo XX dentro de la denominada Escuela de París, que es el nombre que con el que se engloba al grupo de pintores que se reunió en París en el periodo que transcurre entre las dos guerras mundiales, estos eran en su mayoría extranjeros y no se adherían a ninguna escuela renovadora en particular, pero tampoco las desconocían, sino que por el contrario tomaban de ellas sus logros más importantes. Su pintura se mantenía en algunos aspectos dentro de la representación realista tradicional, pero adoptando mayor libertad en el uso de la forma y el color. Dentro de este grupo es donde enmarcamos a Maurice Utrillo con Marc Chagall y Modigliani entre sus principales figuras. Utrillo se puede considerar una de las grandes figuras de la pintura del siglo pasado.


 24suzanne_valadon

Retrato de Suzanne Valadon en 1883

Maurice Utrillo era hijo de la popular pintora y modelo Suzanne Valadon (que había sido modelo de Renoir antes de ser una pintora reconocida y dejar de tener que posar para otros), fue legalmente reconocido y adoptado por Miquel Utrillo (ingeniero que lo abandonó todo por su vocación artística y que más tarde dirigiría en Barcelona la construcción de Pueblo Español para la Exposición Universal de 1929). Hombre atormentado por el alcohol y su gusto por la noche, fue orientado por su madre hacia la pintura. Con ésta y su más tarde marido, el también pintor André Utter, formó la llamada Trinité maudite, grupo familiar famoso por sus excentricidades y su vida desordenada y autodestructiva.

Formó parte de la excepcional colonia de artistas que se reunió en París a principios del siglo XX, fue compañero de fiestas y cafés de Modigliani entre otros artistas. En París había dos grupos en pugna: la banda de Picasso y el grupo de Matisse. Pocos quedaban fuera de la influencia de estas dos personalidades, y entre éstos podemos mencionar a tres artistas que compartieron el rechazo a las estos grupos y manifiestos varios (Filippo Tommaso Marinetti con el futurismo...), la marginalidad y una vida trágica: Maurice Utrillo, Chaïm Soutine y Amedeo Modigliani.

Utrillo está considerado como el pintor de Montmartre por excelencia. Tuvo una prolija obra que en su momento fue muy poco valorada, hasta el punto que sus cuadros posteriormente considerados obras maestras, en su día apenas le dieron para vivir. A tal punto llega su influencia (como el de toda esta generación que cambio la concepción del arte y la estética para siempre) que su trabajo sirvió de inspiración en Hollywood para la realización de los decorados en películas como Un Americano en París, ganadora del aplauso del público y la crítica con varios premios de la Academia.

Obras importantes

- Mont Saint Michel.
- Le Moulin de la Galette, en el San Francisco Art Museum de San Francisco.
- Rue Custine a Monmartre, en el Hermitage en San Petersburgo en Rusia.
- Lapin agile, en la Arthur Ross Gallery, University of Pennsylvania
- Sacré Coeur.
- La Maison rouge.


 0portrait_de_maurice_utrillo_par_sa_m_re_suzanne_valadon

Maurice Utrillo retratado por su madre Suzanne Valadon en 1921

Entre muchas otras obras pintadas por Maurice Utrillo bajo la influencia de las diferentes corrientes artísticas y también del cubismo, pinturas donde retrata París pero también pueblecitos y paisajes típicamente rurales, castillos, catedrales...


 6ilustraci_n_para_el_libro_de_oracions

Ilustración para el libro de Oracions. Ilustración para el libro de Oracions, de Santiago Rusiñol. Autor: Miguel Utrillo.

Espero os guste la recopilación que he conseguido este pintor francés, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


 12el_moulin_de_la_galette

El Moulin de la Galette. Obra de Maurice Utrillo


 5street_at_corte_corsica

Street at Corte, Corsica. 1913. Óleo sobre lienzo. 60,8 x 80,7 cm. The National Gallery of Art. Washington. USA. Obra de Maurice Utrillo


 7sacr_coeur_de_montmartre_and_ch_teau_des_brouillards_1934_oil_on_canvas_museum_of_art_s_o_paolo

Sacré Coeur de Montmartre and Château des Brouillards, 1934, oil on canvas, Museum of Art, São Paolo. Obra de Maurice Utrillo


 8rue_custine_a_monmartre

Rue Custine a Monmartre, 1909. Obra de Maurice Utrillo


 9el_moulin_de_la_galette

El Moulin de la Galette. Obra de Maurice Utrillo


 10the_porte_guillaume_at_chartres_obra_de_maurice_utrillo

The Porte Guillaume at Chartres. Obra de Maurice Utrillo


 11el_moulin_de_la_galette_y_el_sacr_coeur

El Moulin de la Galette y el Sacré Coeur. Obra de Maurice Utrillo


 13el_moulin_de_la_galette_bajo_una_nevada

El Moulin de la Galette bajo una nevada. Obra de Maurice Utrillo


 14el_moulin_de_la_galette_1908

El Moulin de la Galette. 1908. Obra de Maurice Utrillo


 15el_moulin_de_la_galette_1938

El Moulin de la Galette. 1938. Obra de Maurice Utrillo


 16rue_tholoz_1913

Rue Tholozé, 1913. Obra de Maurice Utrillo


 17rue_tholoz_1914

Rue Tholozé, 1914. Obra de Maurice Utrillo


 18la_torre_de_los_fil_sofos_1917_pasaje_giradon

La Torre de los Filósofos. 1917 (Pasaje Giradon). Obra de Maurice Utrillo


 19la_casa_de_mimi_pinson_1914

La casa de Mimi Pinson, 1914. Obra de Maurice Utrillo


 20utrillo_maisonmimi

La casa de Mimi Pinson, 1914. Obra de Maurice Utrillo


 21utrillo_lapinnieve

El Lapin Agile bajo la nieve. Obra de Maurice Utrillo


 22el_lapin_agile_bajo_la_nieve

El Lapin Agile bajo la nieve. Obra de Maurice Utrillo


 1banlieue_de_paris

Banlieue de Paris. 1925. Huile sur cuivre. 46 x 62 cm. Museo de Bellas Artes de Grenoble. Francia. Obra de Maurice Utrillo


 23montmartre_la_belle_gabrielle

Montmartre. La Belle Gabrielle. Obra de Maurice Utrillo


 2house_on_the_isle_of_ouessant_brittany_maisons_l_ile_d_ouessant_bretagne

House on the Isle of Ouessant, Brittany (Maisons á l´Ile d´Ouessant, Bretagne). 1912. Oil on canvas. 60,5 x 82 cm. Room of Contemporary Art Fund. Obra de Maurice Utrillo


 3la_maison_de_mimi_pinson_montmartre

La maison de Mimi Pinson-Montmartre. 1914. Óleo sobre lienzo. 20 x 31 7-8 in. Museo de Bellas Artes de Houston. Houston. Texas. USA. Obra de Maurice Utrillo


 4marizy_sainte_genevieve

Marizy-Sainte-Genevieve. 1910. Óleo sobre lienzo. 59,7 x 81 cm. The National Gallery of Art. Washington. USA. Obra de Maurice Utrillo



Enlaces interesantes


Página dedecada a Maurice Utrillo: http://www.aloj.us.es/galba/monogra...illo_pagina.htm

Ver vídeo de las obras de Maurice Utrillo



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor francés Maurice Utrillo. Era hijo de la pintora Suzanne Valadon y el bohemio Boissy, y tomó el apellido del pintor español Miguel Utrillo, que en el año 1891 lo reconoció como hijo. Para muchos no era más que un borracho que cambiaba sus cuadros por vino en Montmartre. Su madre, inquieta por su futuro, pudo finalmente encontrar a la pintora Lucie Valorela mujer que lo amó como artista y como hombre. Además de ayudarle a encuzar su azarosa vida.



Fuentes y agradecimientos a: aloj.us.es, es.wikipedia.org, pintura.aut.org, artcyclopedia.com, artnet.com, elpais.com, cgfa.acropolisinc.com, biografiasyvidas.com, sothebys.com, pintores.vtrbandaancha.net, musee-orsay.fr, metmuseum.org, emu-memu.net, impressionism-art.org, futuropasado.com, the-athenaeum.org y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Domingo, 19 Julio 2015, 00:04; editado 3 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Utrillo, Maurice 
 
La milagrosa boda de Maurice Utrillo


"Estos tenderos le cambiaban sus cuadros por comida y algunos de ellos, atacados por el virus del arte, se hicieron famosos como galeristas"



 00_1437255932_557995

Maurice Utrillo (1883-1955) y su esposa, Lucie.

Para muchos no era más que un borracho que cambiaba sus cuadros por vino en Montmartre. Hijo de la pintora Suzanne Valadon, inquieta por su futuro, pudo finalmente encontrar a la mujer que lo amó como artista y como hombre

La primera en darse cuenta de que aquel borracho de Montmartre, de quien todo el mundo se burlaba, era un gran artista, fue Marie Vizier, una madama que regentaba el cabaret La Belle Gabrielle, con suficiente carácter como para echar a patadas a los clientes que se ponían pesados. Maurice Utrillo estaba enamorado de ella, pero la prostituta le había impuesto una condición: "Cada vez que quieras acostarte conmigo, me traerás un cuadro. Si no hay pintura, no hay amor". Utrillo era entonces solo un bohemio alcoholizado, artista desconocido, hijo de la famosa pintora Suzanne Valadon, que trataba de protegerle sin éxito. "Solo un milagro podrá salvarlo cuando yo muera", solía repetir todos los días. Ahora vivía en la trastienda del pequeño restaurante Tentempié, propiedad de un antiguo guardia municipal, el llamado tío Gay, reconvertido en cabaretero, que recibía de la madre en secreto una exigua cantidad de dinero para que le diera de comer y le dejara dormir.

Por ese tiempo Maurice Utrillo plantaba el caballete en cualquier esquina de Montmartre y pintaba sus rincones y callejuelas para los turistas a cambio de una botella de vino. A veces lo invitaban a un trago en cualquier taberna y junto al mostrador algunos golfos le echaban cerillas y la ceniza del cigarrillo en el vaso para provocarle. Si esta broma terminaba en reyerta, siempre tenía las de perder, tirado en la acera donde lo recogía un guardia para llevarlo a la comisaría. Marie Vizier tuvo olfato suficiente para saber que aquel pobre diablo tenía un talento comparable al de su madre.

Harto de pintar en la calle rodeado siempre de mirones, Utrillo comenzó a copiar los paisajes de Montmartre directamente de las tarjetas postales y los exponía en los escaparates de tahonas, carnicerías y fruterías del barrio. Esas tiendas fueron sus propias galerías y sus dueños sus primeros marchantes. Las transacciones y reventas al alza las realizaron los mismos menestrales de Montmartre. Estos tenderos le cambiaban sus cuadros por comida y algunos de ellos, atacados por el virus del arte, se hicieron famosos al convertirse en galeristas profesionales de la calle Laffitte. Llegó un día Octave Mirbeau, el escritor y crítico de moda, vio uno de sus trabajos y contó a los amigos: "He descubierto a un deshecho humano, borracho epiléptico, que es un verdadero genio. Daos prisa a comprar porque no le queda mucho tiempo". Los precios de Utrillo comenzaron a calentarse hasta el punto de que el policía que a veces lo llevaba detenido después de una borrachera sonada le pedía un cuadro para dejarlo en libertad y el sargento le exigía dos por cuestiones de rango.

El éxito comenzó cuando uno de sus cuadros fue aceptado en el Salón de Otoño de 1909. Al año siguiente expuso en la galería Drouet y en vista de que las cosas comenzaban a marchar bien, el dueño del restaurante Tentempié y el pintor firmaron un papel en el que este se comprometía a pintar sin salir de la habitación durante un mes para regenerarse del estado de abyección que le producía el alcohol. Utrillo era visitado asiduamente por brotes de esquizofrenia que desembocaban en una patente locura y había exigido estar encerrado bajo llave y no ser liberado pese a los gritos y escenas violentas que pudiera producir. Una mañana saltó por la ventana y desapareció. La mujer del patrón descubrió que se había bebido el frasco de colonia.

El remordimiento por el dolor que causaba a su madre no le abandonó nunca. "Mi madre es una santa y yo soy un miserable borracho", decía a pie del mostrador en las tabernas. Después de meses de andar perdido de prostituta en prostituta, recalaba en los brazos amables de la cabaretera Marie Vizier, o se amparaba de nuevo en el restaurante del tío Gay y finalmente una noche inesperada a altas horas de la madrugada volvía a casa. Su madre bajaba en camisón y le decía: "Anda, Maurice, ven a acostarte". Había comenzado a beber a los quince años. Se creía que su desequilibrio se debía a que el muchacho no había aceptado que su padre fuera un desconocido, por eso el periodista Miguel Utrillo se avino a darle el apellido, pero el diablo del alcohol que llevaba dentro le impulsaba a la destrucción.

Pasaba por periodos de desintoxicación en el sanatorio psiquiátrico de Sannois y uno de sus primeros marchantes, Libaude, corría con los gastos de la cura. En esa casa de salud encontraba la paz, la soledad del campo, el tedio y la sobriedad. Y su madre que iba a visitarlo todos los días veía que esa nueva serenidad se hacía evidente en la mayor hondura de su trabajo. Todo daba a entender que podía salvarse una vez más de la terrible maldición de Montmartre, sobre todo al comprobar que su hijo había entrado en un periodo de misticismo religioso y le había dado por pintar las fachadas de las catedrales, que no conocía sino a través de las tarjetas postales. La destrucción de la catedral de Reims con el bombardeo de la Gran Guerra lo volvió loco y trasformó sus ruinas en uno de sus cuadros más bellos e intensos. Había comenzado a mezclar yeso con la pintura y a medida que su vida estaba más arruinada su obra alcazaba una cotización más elevada.

Suzanne Valadon se estaba haciendo vieja y sentía que podía morir dejando a su hijo desamparado. Había intentado casarlo con distintas amigas, al margen de la atracción sensual de Marie Vizier y de otros amores mercenarios, pero de pronto se produjo el milagro. Una noche en que la madre regresaba a casa fue abordada por una pareja de extranjeros. Eran el banquero belga Robert Pauwels y su mujer Lucie Valore, aficionados a la pintura, que querían conocer a su admirado pintor Utrillo. Lo encontraron con su actitud habitual, el codo sobre la rodilla, la mirada ausente fija en el suelo. Años después, Lucie recordaría que Utrillo levantó los ojos y ella descubrió una extraña llama en su mirada. Pudo notar que había quedado deslumbrado por su belleza. Y al despedirse él le suplico a su madre: "Búscame una mujer como la señora Pauwels para casarme".

En 1933 el señor Pauwels tuvo la buena idea de morirse y Lucie liberada del banquero, todavía joven y seductora, recobró los viejos sueños de ser artista. Fue a visitar a una echadora de cartas quien le dijo que aunque su primer matrimonio fue feliz, ahora le esperaba para casarse con ella el hombre más importante de Francia. Vestía de gris azulado, estaba rodeado de lienzos y su nombre era Utrillo. De pronto por los garitos, cabarés y tabernas de Montmartre comenzó a cundir el rumor de que Utrillo se casaba con una aristócrata millonaria. ¿Qué va a ser de mi pobre Maurice cuando yo muera? Lucie recordaba estas palabras de la madre de Utrillo y las tomó como una revelación. Se decidió que la boda se celebraría en la catedral de Chartres que el novio había pintado tantas veces. De camino hacia ese destino Utrillo exigía rezar en cada iglesia del camino. La boda se produjo en Angoulême y fue bendecida por el obispo Palmer, de origen español. Esa misma mañana la novia vestida ya de blanco tuvo que planchar la ropa de Utrillo que no era más que un conjunto de harapos. El milagro se había producido. Mucho después, cuando André Malraux fue ministro de Cultura de De Gaulle tomó la decisión de quemar todos los falsos utrillos que había en París. La pira en la plazoleta de Ravignan de Montmartre llegó hasta los tejados. Fue el homenaje más importante que se ha hecho a un pintor en la historia del arte.


MANUEL VICENT / EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario