Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Zamacois Y Zabala, Eduardo
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Zamacois Y Zabala, Eduardo 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor vasco Eduardo Zamacois y Zabala. Se especializó en la pintura de género. En sus creaciones es evidente la influencia de Meissonier. Su obra, aun siendo escasa, fue muy valorada por su preciosismo y la calidad de su factura.

00_1417255671_360692Eduardo Zamacois y Zabala. (Bilbao, 2 de julio de 1841 - Madrid, 12 de enero de 1871). Recibió una educación esmerada, que incluía clases de dibujo, música y diversos idiomas. Sus primeros conocimientos artísticos los recibió en su ciudad natal, siendo sus profesores Joaquín Balaca y Cosme Duñabeitia. Al poco tiempo su familia se trasladó a Madrid.

En 1856 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, siendo discípulo de Federico de Madrazo.

En 1860 se trasladó a París. Instalado en el hotel Garni, del barrio de Montmartre, el primer deseo de Zamacois fue el de ser admitido en la Ècole des Beaux Arts. Al no lograrlo, sus esfuerzos se dirigieron al estudio de Ernest Meissonier, consiguiendo ser aceptado por el maestro.

En 1866 conoció al pintor Mariano Fortuny, forjándose una gran amistad entre ambos. Fortuny le retrató, acodado en una mesa, en uno de sus mejores grabados.

En 1870 Zamacois obtuvo la Medalla de Oro del Salón Oficial por el cuadro La educación de un príncipe. Poco después, y a consecuencia de la Guerra franco-prusiana abandonó Francia para establecerse nuevamente en Madrid, donde murió poco después a la edad de 29 años.

A pesar de que sus primeros maestros fueron todos consumados retratistas, Zamacois apenas cultivó este género. Su arte se desarrolló en la pintura de género, en un estilo preciosista, y en general, de pequeño formato. Meissonier, admirador de los pintores flamencos del XVII, opinaba que pintura e historia debían ir de la mano. En esa época, en toda Europa, pero más concretamente en Francia, se desarrolló un gran interés por la historia. No fueron ajenos a este hecho la obra de reputados autores como Dumas y Victor Hugo. Si bien en España la moda eran los grandes cuadros de historia, de tamaño descomunal, en Francia se prefirió una pintura más íntima, historicista, de pequeño formato.

Las claves del arte de Zamacois, plenamente seguidor de esa corriente historicista son: color puro, composición atinada, y un detallismo minucioso.

Una excelente muestra es la obra La visita inoportuna, del Museo de Bellas Artes de Bilbao, donde asistimos a una representación de un taller de artista, en el que una modelo, desnuda, posa para un pintor, cuando son interrumpidos por la visita de un sacerdote.

Paradójicamente, obtuvo mayor éxito y reconocimiento en las diferentes exposiciones nacionales francesas que en las ocasiones en que se decidió a exhibir cuadros en las celebradas en España.

Sus obras más importantes son:

• Una despensa (1858-59; Museo de Bellas Artes de Bilbao)
• Niños jugando a los toros (1863; Museo de Bellas Artes de Bilbao)
• Un violinista
• Oficial de guardia
• Últimos momentos de Cervantes
• La primera espada
• Bufones jugando al cochonnet (1868; Museo de Bellas Artes de Bilbao)
• La educación de un príncipe
• La visita inoportuna (1868; Museo de Bellas Artes de Bilbao)
• El regreso al convento o El monje y el burro rebelde (1868; Colección Carmen Thyssen-Bornemisza)
• Fraile componiendo su peluca
• Saludo al rey (1870; Museo del Prado)
• El favorito del rey. 1865-67. Colección Frankel Family Trust, Dallas. USA

Espero os guste la recopilación que he conseguido este pintor español, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


 13elpintorensuestudio

El pintor en su estudio. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 30bautizo_de_pobre

Bautizo de pobre. Museo San Telmo, San Sebastián. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 15pajeobservandoelbusto

Paje observando el busto. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 20eduardo_zamacois_y_zabala_2_monks_in_the_rain

Monjes bajo la lluvia. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 18the_performing_monke

The performing monke. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 16a_momentary_diversion_by_eduardo_zamacois_y_zabala

Una distracción momentánea. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 2a_lady_with_a_fan_large

A Lady With A Fan. Oil on canvas, 88.9 x 71.1 cm. Private collection


 14el_favorito_del_rey

El favorito del Rey. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 27eduardo_zamacois_y_zabala_el_favorito_del_rey_colecci_n_frankel_family_trust_dallas_1865_67_leo_sobre_tabla_56_x_45_cm

El favorito del rey. 1865-67. Colección Frankel Family Trust, Dallas. USA. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 17bufones_jugando_al_cochonnet_eduardo_zamacois_1417254754_812532

Bufones jugando al cochonnet. Museo de Bellas Artes de Bilbao. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 1rival_confessors_large

Los confesores rivales. Óleo sobre lienzol, 54.9 x 44.7 cm. Private collection. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


 15eduardo_zamacois_y_zabala_spain_1812_french_occupation_walters_3739

España 1812, Occupacion francesa. 1866, óleo sobre lienzo, 44.3 x 52 cm. Museo de Arte Walters. UDSA. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala
Los españoles luchan para deshacerse del cadáver de un dragón francés verténdolo en un pozo. La mujer en la entrada lleva los cascos y espadas de su víctima y de otro soldado francés que presumiblemente ha sufrido el mismo destino. Zamacoïs, una pupila del J.-L.-E. Meissonier y un estrecho colaborador del pintor catalán Mariano Fortuny y Marsal, persiguió su breve carrera en París. Como su maestro, él representado escenas de la época napoleónica; Sin embargo, él les mostró desde el punto de vista de la victims.

 28eduardo_zamacois_y_zabala_la_visita_inoportuna_museo_de_bellas_artes_de_bilbao_c_1868_leo_sobre_tabla_23_x_29_5_cm

La visita inoportuna, c. 1868. Museo de Bellas Artes de Bilbao. Obra de de Eduardo Zamacois y Zabala


user_50_regreso_al_convento_obra_de_eduardo_zamacois_y_zabala

Regreso al convento o El monje y el burro rebelde. Obra de Eduardo Zamacois y Zabala. 1868. Óleo sobre lienzo, 54,5 x 100,5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Característica escena costumbrista del pintor bilbaíno Eduardo Zamacois que describe, en clave cómica, el regreso de un grupo de franciscanos al convento tras visitar el mercado del pueblo, cuyas edificaciones se observan desde la altura en el lateral derecho del cuadro. La composición se centra, en primer plano, en el anecdótico suceso al que se enfrenta un monje calvo que no consigue dominar al burro, del que tira por dos cuerdas asidas a la boca, mientras el animal se deshace de la carga que portaba en el lomo, desparramándola por el suelo. Mientras tanto, los demás franciscanos situados en el umbral de la puerta del convento y al lado de otras dos parejas de burros atados, se ríen de su compañero. La carrera de un pequeño perro negro en el margen inferior izquierdo, figura que se repite en la misma disposición en otras obras del mismo año como The Snowball de la Colección Stewart de Nueva York, termina de animar la composición.

El pintor sitúa la escena a las afueras de una vetusta edificación monacal, que abarca más de la mitad izquierda del fondo, mientras, a la derecha, un cielo nuboso cierra la composición. Un amplio pretil cerrado en los laterales por dos pilares rematados en alto por dos leones que portan sendos escudos, preside la entrada al convento cuya fachada principal, en penumbra, muestra una rica decoración mural.

El naturalismo que Zamacois trata de imprimir a este cuadro de género se aprecia tanto en los retratos y ademanes de sus protagonistas, como en el cuidado con el que sitúa y describe los pequeños objetos que portan los animales o se posan sobre el suelo. Resulta especialmente delicado el bodegón de recipientes que compone sobre el pretil, en el que reúne, como si de un ejercicio se tratara, objetos de diversos materiales: cerámicos, acristalados y metálicos.

La obra, de tamaño mayor que la media habitual de sus cuadros, demuestra su capacidad para componer escenas, tanto en interiores como en exteriores, en las que intervienen gran número de figuras.

El pintor realiza La vuelta al convento coincidiendo con su primer viaje a Roma, donde acude en 1868 por indicación de Eduardo Rosales, residiendo durante su estancia en el estudio de su amigo Mariano Fortuny. Corresponde a un amplio ciclo temático dedicado por el pintor a las costumbres de la vida monacal, al que pertenece también la obra El refectorio de los Trinitarios en Roma, presentada en el Salon de París de ese mismo año. La obra ahora comentada participará en el Salon de 1869, en un envío que incluía también su obra Buen Pastor, en donde fue adquirida por el coleccionista americano Robert Cutting, quien junto a William Hood Stewart, se convertirá en uno de los principales difusores de su obra en el mercado norteamericano.

Esta obra se sitúa, por tanto, en el momento de consagración de la corta pero exitosa carrera de Zamacois en Francia, bajo la tutela de Goupil, el mismo marchante de su compatriota Fortuny. Sin abandonar las influencias de su maestro Meissonier, aquí demuestra el pintor un personal dominio del dibujo y de la “vis cómica”, que caracterizaron todas sus producciones predilectas dentro de la pintura costumbrista y de género.

En 1866, el mismo año en el que presenta esta obra en el Salon parisino, el escritor Eugene Benson observa en un artículo publicado en The Art Journal: “Las pinturas de Zamacois tienen la atracción de lo bizarro y lo perfecto. Lo pintoresco, lo grotesco, lo elaborado, todo en uno; esto es más que lo que el severo Gérôme nos ofrece en sus sensuales estudios, más que lo que el frío y prosaico Meissonier nos da en sus estudios de vestuario y carácter.”

Sin embargo, debemos decir que frente a sus contemporáneos y, principalmente, frente a su compatriota Fortuny, el pintor bilbaíno carece de la riqueza cromática y del brillo preciosista de éste. Así, dominan en su obra los tonos sordos, ocres y negros, permitiéndose gamas más vivas tan sólo en los detalles de los objetos.

Miguel Zugaza / carmenthyssenmalaga.org



 28_eduardo_zamacois_by_raimundo_de_madrazo_1841_1920

Eduardo Zamacois por Raimundo de Madrazo y Garreta (1863), Museo del Prado



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor vasco Eduardo Zamacois y Zabala. Se especializó en la pintura de género y costumbista. En sus creaciones es evidente la influencia de Meissonier. Su obra, aun siendo escasa, fue muy valorada por su preciosismo y la calidad de su factura.
 

 
Fuentes y agradecimientos a: Matías del Rey, es.wikipedia.org, artrenewal.org, carmenthyssenmalaga.org, pintura.aut.org, artcyclopedia.com, ecured.cu y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events