Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Súrikov, Vasili
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Súrikov, Vasili 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor ruso Vasili Súrikov. Es uno de los pintores rusos más famosos. Sus obras más destacadas versan sobre temas históricos relacionados con Rusia, también cuenta con retratos de mérito.

Vasili Ivánovich Súrikov (24 de enero de 1848 - 19 de marzo de 1916), nacido en Krasnoyarsk (Siberia) Vasily Surikov es uno de los mayores representantes del arte ruso de todos los tiempos, conocido y valorado, sobre todo, por su realismo histórico y por sus emocionales y expresivos retratos.


 1autorretrato_de_vasili_s_rikov Autorretrato de Vasili Súrikov.

Nace en Krasnoyarsk, en Siberia, en el seno de una familia de valerosos cosacos y es nieto de uno de los atamanes que luchó junto a Ermak por la conquista de Siberia y por la unión de la tierra rusa. El Krasnoyarsk de 1848, año en el que nace, es un pueblo anclado en el tiempo, un lugar donde las tradiciones, costumbres y rituales ancestrales perduran, se mantienen vivos; un Krasnoyarsk, en el que los relojes están congelados. Su padre muere muy joven y el jovencito Surikov crece al calor de una madre comerciante que le transmite los valores y tradiciones de su cultura, la cosaca. Una cultura temperamental y apasionada que encierra rasgos de fatal y terrible brutalidad.

Con 5 años ya monta a caballo, con siete, caza y se divierte saltando cascadas de siete metros, todo un juego de niños.

Surikov recuerda incluso la primera vez que presenció una ejecución. Recuerda que incluso le pareció hermoso el contraste de la camisa roja del verdugo con el cadalso negro. Un buen día, sin embargo, sucede algo que le estremece. Un detalle hace zarandear su alma. Es una ejecución como otras muchas, pero esta vez el reo es un joven muchacho que sosteniendo una vela, proclama sin palabras que se le han negado sus derechos como cristiano y que se ve, por lo tanto, doblemente condenado. Esto horroriza y llena de inquietud al jovencito Surikov y le llevará años más tarde a pintar uno de sus cuadros más impresionantes: “La mañana de la ejecución de los Streltsy”.

Serán muchos los obstáculos que Surikov tendrá que superar para convertirse en artista en un ambiente tan hostil para el arte como la estepa siberiana, en donde hudoshnik (artista) suena igual que hudo (malo). Su destino, sin embargo, y a pesar de todo, está ya escrito y así es como su profesor de escuela y descubridor Grebnev, al percatarse del talento del muchacho, le dedica parte de su tiempo haciéndole descubrir la naturaleza y los cuadros de Rafael y Tiziano, cuadros que un todavía inexperto Surikov copiará con devoción. La Providencia también echa su granito de arena al querer que esos dibujos lleguen a manos del gobernador Samiatin y de Kusnetsov, el propietario de unas minas de oro. El primero envía sus diseños a la Academia de Artes de Sant Petersburgo, el segundo lo envía a él ofreciéndole una beca de la que disfrutará hasta el final de sus estudios.

Al cabo de siete años, y una vez finalizada su etapa estudiantil Surikov abandona la fría y aristocrática Sant Petersburgo para trasladarse al meollo de la cultura rusa: Moscú. De esta ciudad disfrutará del olor a historia de sus callejuelas, de sus plazas, de sus monasterios y se perderá en los aledaños de la Plaza Roja, en Kitai Gorod, el barrio más antiguo de Moscú, un lugar donde recogerá infinidad de impresiones, de recuerdos, que luego plasmará en sus cuadros históricos. Tras la realización de unos retablos para la Catedral de Cristo Salvador emprende lleno de pasión la primera de sus grandes obras: “La mañana de la ejecución de los Streltsy”.

El 10 de octubre de 1698 Corb, secretario de la embajada italiana, testigo de la ejecución de los Streltsy escribe en su diario: “Cien eran los condenados y cien eran los que sujetaban entre las manos una vela, para no morir sin luz y sin Cristo”.

En el cuadro aparecen siete velas que simbolizan la vida y la muerte, como siete son también las cúpulas de la Catedral de San Basilio. Estas velas que arden a la luz del día son el corazón de la obra, representan la vida a punto de extinguirse, lo efímero de ésta. Revelan asimismo una injusticia, la de la ejecución de un cuerpo del ejército del zar, condenado a muerte y privado de sus derechos cristianos por oponerse a la brutal política reformadora de un déspota. En el cuadro no todas las velas arden. Las apagadas simbolizan muerte y entre las encendidas hay una que brilla más que las otras, la del strelets pelirrojo, cuya digna mirada cruza como un rayo el enorme cuadro para encontrarse con los ojos despiadados de Pedro el Grande.

Esta obra despierta el entusiasmo de la época al revitalizar un hecho histórico casi ya olvidado por todos y consigue llamar la atención del coleccionista de arte más importante de toda Rusia, Pavel Tretiakov, quien expondrá éste y otros cuadros suyos en su prestigiosa galería. Gracias a este mecenas, un Surikov de 33 años ve aumentar su prestigio y ve llenas por primera vez sus arcas, lo que hace que pueda emprender numerosos viajes por toda Europa. Alemania, Italia, Francia, Austria e incluso España serán algunos de los destinos de este bravo cosaco. En sus viajes degustará y asimilará los más diferentes estilos pictóricos, que culminarán con un acercamiento al renacimiento italiano en la utilización de los colores, como se apreciará en una de sus obras más conocidas: “Boyarina Morozova”.

Su vida tras su primer gran éxito se transforma. Contrae nupcias con Elisabeta Share y fruto de esta unión nacen Olga y Lena. En el oscuro y lluvioso verano de 1881 y durante unas vacaciones con su mujer y sus hijas en su isba en Siberia le llega la inspiración para su siguiente cuadro: “Menshikov en Berezovo”. Las condiciones atmosféricas de ese verano le recuerdan al destierro del favorito del zar, acaecido tras la muerte de Pedro el Grande. En este cuadro su esposa gozará de un papel protagonista caracterizando a la afligida hija de Menshikov.

Es evidente que todos los personajes de Surikov tienen muchos puntos en común, son intrépidos, indoblegables, valerosos y todos son condenados. Del mismo modo la creación de éstos se debe a momentos de fuerte y súbita inspiración. Los Streltsy nacieron de una vela y de una primera impresión en la Plaza Roja, Menshikov de ese terrible verano en Siberia y la boyarda Morozeva de un cuervo negro sobre la nieve.

De 1884 a 1887 realiza numerosos bocetos para la recreación de un importante episodio de la historia rusa del siglo XVII: corre el año 1671. Las nuevas reformas proclamadas por el patriarca Nikon provocan un cisma en la iglesia ortodoxa que divide al pueblo. Los Viejos creyentes se niegan a aceptar las nuevas directrices de Nikon y serán por ello perseguidos. Entre ellos destacará la heroica “Boyarynia Morozova”. Este cuadro que representará el punto más álgido de la carrera de Surikov, narra la terrible humillación de la boyarda (noble) en el momento en el que es conducida por todo Moscú para que sea ridiculizada por el pueblo, antes de ser condenada a prisión. En el cuadro, Teodosia, arrastrada por un trineo, penetra en la muchedumbre provocando todo tipo de reacciones. Desde compasión hasta ira, pasando por indiferencia, sin olvidarnos de la alegría un poco sádica de alguno de los personajes.

En 1888 muere Lisa, su adorada esposa, a causa de una larga y dolorosa enfermedad. El pintor ve extinguirse poco a poco la llama de su amada y la suya, ya que la muerte de Lisa le sumirá en una profunda depresión que le hará abandonar temporalmente los pinceles. Pasará algún tiempo antes de que Surikov retome de nuevo la pintura. Lo hará con “Curación de un ciego”, una especie de autocuración para un Surikov perdido en un exagerado fervor religioso. Poco después se traslada a su hogar de la infancia, a Siberia, donde recuperará la inspiración perdida y donde pintará el cuadro más alegre de toda su obra. Un cuadro que simboliza sus orígenes cosacos y que recrea un juego típico de sus años mozos: “Tormenta del Fuerte Nieve”.

Surikov reanudará su trayectoria heroico-histórica con Yermak, el protagonista de su siguiente obra, el conquistador de Siberia. Éste será el momento en que un Surikov tocado y al mismo tiempo ansioso de conocimientos realice numerosos viajes a lo ancho y largo de Siberia para impregnarse así del alma de su nuevo personaje. Su viaje durará tres años, del 1891 al 1894. Fruto de éste será “La conquista de Siberia por Yermak” (1894), al que sucederán en años posteriores las acciones valerosas de Stepan Razin, un valeroso cosaco y Suvorov en los Alpes: “Las tropas del Generalísimo Suvorov cruzando los Alpes” (1899).

El tema principal de la obra pictórica de Surikov es el pueblo, la masa popular, con sus múltiples facetas, con sus grandes sentimientos y sus grandes penas, con su euforia exagerada y con su melancolía más profunda. Todo es grande y desmesurado en la apasionada alma de un cosaco como Surikov. Sus obras transmiten el espíritu de una época lejana incluso para él, en la que unos personajes cargados de expresividad parecen querer salir del cuadro, parecen querer hacernos partícipes de sus sentimientos.

Al lado de sus pinturas históricas, que son las más conocidas, Surikov realiza innumerables retratos femeninos y autorretratos. Muere el 6 de marzo de 1916 y se le entierra junto a su mujer en el cementerio Vagankovo de Moscú.

Vasili Súrikov, murió el 19 de marzo de 1916, siendo enterrado en el cementerio Vagánkovskoye, en Moscú.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor ruso, sea de vuestro interés y contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


 25self_portrait_1915_oil_on_canvas_the_russian_museum_st_petersburg_russia

Vasili Súrikov - Autorretrato, 1915. Oil on canvas. The Russian Museum, St. Petersburg, Russia


 2hombre

Hombre. Obra de Vasili Súrikov


 3suvorov_crossing_the_alps

Paso de Suvórov por los Alpes, 1899. Obra de Vasili Súrikov


 4ejecuci_n_de_los_strelts

Ejecución de los Streltsí, 1881. Obra de Vasili Súrikov


 5boyaryna_morozova_by_v_surikov_1884_1887_tretyakov_gallery_detail_01

Fragmento de la pintura La boyarda Morózova de Vasili Súrikov que retrata el arresto de Feodosia en 1671. Ella sostiene dos dedos levantados, mostrando así la antigua forma de la Señal de la Cruz hecha con dos dedos que fue sustituida por los nikonianos por una hecha con tres. 1877. Galería Tretiakov de Moscú.


 6_boyaryna_morozova_by_v_surikov_1884_1887_tretyakov_gallery

La boyarda Morózova. Obra de Vasili Súrikov


 9surikovsnowfortress

Toma del fuerte de nieve, 1891. Obra de Vasili Súrikov


 7el_jinete_de_bronce

El jinete de bronce. Obra de Vasili Súrikov


 8surikovmenshikovberezovo

Ménshikov en Beriózovo. Obra de Vasili Súrikov


 11surikov_pokoreniye_sibiri_yermakom

La conquista de Siberia por Yermak, 1895. Obra de Vasili Súrikov


 10estepa_cerca_de_minusinsk

Estepa cerca de Minusinsk. Obra de Vasili Súrikov


 12milan_s_cathedral_1884_watercolor_on_paper_private_collection

Milan's Cathedral. 1884. Watercolor on paper. Private collection. Obra de Vasili Súrikov


 13cossak_woman_portrait_of_l_t_motorina_1892_oil_on_canvas_private_collection

Cossak Woman (Portrait of L.T. Motorina). 1892. Oil on canvas. Private collection. Obra de Vasili Súrikov


 15siberian_beauty_portrait_of_ye_a_rachkova_1891_oil_on_canvas_the_tretyakov_gallery_moscow_russia_1436959787_883990

Siberian Beauty. Portrait of Ye. A. Rachkova. 1891. Oil on canvas. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Vasili Súrikov


 16portrait_of_the_artist_s_daughter_olya_1888_oil_on_canvas_private_collection

Portrait of the Artist's Daughter, Olya. 1888. Oil on canvas. Private collection. Obra de Vasili Súrikov


 20portrait_a_i_yemelyanova_n_e_shreider_in_a_dress_of_a_siberian_town_dweller_1902_oil_on_canvas_the_tretyakov_gallery_moscow_russia

Portrait A. I. Yemelyanova, née Shreider in a Dress of a Siberian Town-Dweller. 1902. Oil on canvas. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Vasili Súrikov


 21portrait_of_a_woman_1903_oil_on_canvas_the_art_museum_of_belarus_minsk_belarus

Portrait of a Woman. 1903. Oil on canvas. The Art Museum of Belarus, Minsk, Belarus. Obra de Vasili Súrikov


 22portrait_of_a_woman_1903_oil_on_canvas_the_art_museum_of_belarus_minsk_belarus

Portrait of a Woman. 1903. Oil on canvas. The Art Museum of Belarus, Minsk, Belarus. Obra de Vasili Súrikov


 23seville_alcasar_1910_watercolor_on_paper_the_tretyakov_gallery_moscow_russia

Seville. Alcasar. 1910. Watercolor on paper. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Vasili Súrikov


 24bull_battle_seville_1910_watercolor_on_paper_the_tretyakov_gallery_moscow_russia

Bull Battle. Seville. 1910. Watercolor on paper. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Vasili Súrikov


 18the_dodges_palace_venice_1900_watercolor_on_paper_private_collection

The Dodges' Palace. Venice. 1900. Watercolor on paper. Private collection. Obra de Vasili Súrikov


 17st_mark_cathedral_venice_1900_watercolor_on_paper_private_collection

The Dodges' Palace. Venice. 1900. Watercolor on paper. Private collection. Obra de Vasili Súrikov


 19naples_1900_watercolor_on_paper_the_tretyakov_gallery_moscow_russia

Naples. 1900. Watercolor on paper. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Vasili Súrikov


 14self_portrait_1894_oil_on_canvas_private_collection

Vasili Súrikov - 1894. Oil on canvas. Private collection. Obra de Vasili Súrikov

Ver más obras de Vasili Súrikov en Olga's Gallery




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor ruso Vasili Súrikov. Es un pintor que apenas conocía y estudiando su obra he de reconocer que me han sorprendido sus elaboradas escenas costumbristas, dotándolas de mucha vivacidad.


Fuentes y agradecimientos a: abcgallery.com, es.wikipedia.org, mundoarte.portalmundos.com, museoruso.blogspot.com, artcyclopedia.com, commons.wikimedia.org y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario