Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Forum Rules 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Murakami, Takashi
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Murakami, Takashi 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al artista japonés Takashi Murakami. Su obra abarca múltiples formas artísticas: el anime, pintura, escultura, el diseño industrial y la moda. Es denominado como el Andy Warhol japonés, comparación que le halaga y no disimula.


 01_1442582266_162869

Takashi Murakami (Tokio, 1 de febrero de 1963) es un artista japonés contemporáneo.

Murakami, se licenció en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio obteniendo el Graduado en Nihonga (pintura tradicional japonesa). Se introduce en el arte contemporáneo en 1990 bajo la tutela del artista Masato Nakamura. En 1993 crea su álter ego Mr. DOB. Comienza entonces a ser reconocido dentro y fuera de Japón por su particular síntesis entre el arte tradicional y contemporáneo japonés y el arte pop norteamericano. Empezó a ser denominado como el Andy Warhol japonés.

Cursa estudios en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio donde obtuvo un Graduado en Nihonga (pintura tradicional japonesa). En 1990 se introduce en el arte contemporáneo bajo la tutela de su compañero y amigo, el artista Masato Nakamura. En 1993 crea su álter ego Mr. DOB, y comienza a ser reconocido dentro y fuera de Japón por su particular síntesis entre el arte tradicional japonés, las corrientes contemporáneas de su país como el anime y el manga y la cultura americana, fundamentalmente la corriente pop. De ahí que pronto sea denominado el Andy Warhol japonés.

Su obra abarca múltiples formas artísticas, desde la pintura a la escultura, el diseño industrial, el anime, la moda y otros medios y objetos merchandising de la cultura popular.

Murakami pertenece a una generación de artistas que comenzaron a destacar durante el auge económico que vivió Japón a finales de la década de 1980 y cuyo lenguaje pictórico recurre a motivos ligados a la cultura popular.

Su obra transmite una visión crítica de la sociedad japonesa actual, el legado de la tradición cultural del país, su evolución tras la Segunda Guerra Mundial y su relación con el mundo occidental, especialmente con EEUU.

En sus escritos acuñó el estilo artístico “Superflat”, término que ha servido también para calificar su obra, y que, además de caracterizarse por la bidimensionalidad, critica la propia estructura del arte, desdibujando los límites entre la alta y baja cultura.

Su trilogía de exposiciones “Superflat”: Superflat (2000), Takashi Murakami: Kaikai Kiki (2002) and Little Boy (2005) se ha exhibido en importantes Museos de todo el mundo como la Parco Gallery en Tokio, The Museum of Contemporary Art (MOCA) de Los Ángeles, la Fondation Cartier pour l’art contemporain en París o en la Serpentine Gallery de Londres. A lo largo 2008 y 2009 el artista ha sido celebrado con ©Murakami, la gran retrospectiva que hasta el mes de mayo se exhibe en el Museo Guggenheim Bilbao, y que anteriormente fue presentada en el Museum of Contemporary Art (MOCA), el Brooklyn Museum de Nueva York y el Museum für Moderne Kunst de Frankfurt.

Instituciones como el Museo de Arte Contemporáneo del siglo XXI de Kanazawa, del Museum of Fine Arts, Boston, del Museum of Modern Art, Nueva York, del San Francisco Museum of Modern Art, de la Queensland Art Gallery y del Walker Art Center, Minneapolis, albergan obra de este polifacético artista que, además de colaboraciones en proyectos de diseño industrial, música o moda, es comisario, mecenas, crítico y precursor de ferias de arte.


 02_1442582439_901913

Además de hacer exposiciones en medio mundo; en España realizó una importante muestra en mayo de 2009 en el Museo Guggenheim Bilbao. Fue la retrospectiva más importante dedicada hasta la fecha al artista japonés. Murakami, es uno de los artistas contemporáneos más aclamados y celebrados que ha emergido de Asia durante el pasado siglo.

Escultura, pintura, moda, animación y objetos merchandising se intercalaban a lo largo de 2.000 metros cuadrados de la tercera planta del Museo, en un recorrido cronológico en el que los trabajos del artista adquierieron una nueva dimensión en conjunción con los sinuosos y luminosos espacios del edificio de Gehry.


 03_1442582365_705282

La retrospectiva dedicada a Murakami en el Museo Guggenheim Bilbao, fue una ocasión única para disfrutar del particular universo creativo de Murakami cuya obra navega entre el arte tradicional japonés, corrientes niponas contemporáneas como el anime (animación) o el manga (cómic), y movimientos artísticos como el Pop americano o el Surrealismo europeo.

Espero que la información que he recopilado de este artista japonés, os resulte interesante y contribuya en la divulgación de su original obra.






Algunas obras de Murakami


 0000_1442584616_590274

En la actualidad, no hay que hacer voto de pobreza para conseguir ser un artista de éxito y ganar el reconocimiento del gran público. Un buen ejemplo de ello es Takashi Murakami, uno de los artistas japoneses de mayor proyección en el panorama artístico internacional. De sus orígenes reconoce: «Yo quería tener éxito comercial. Solo quería ganarme la vida en el mundo del "entretenimiento" y tenía muy clara la estrategia sobre qué tipo de pinturas debía hacer a tal fin, pero desde entonces mi motivación ha cambiado».


 000_1442584711_866896

Es conocido como el Andy Warhol japonés porque ambos consiguieron convertir el arte en mercancía y atraer a la cultura de masas, hecho que le ha valido que algunos vean en su arte un simple negocio. Y es que Murakami interrelaciona el arte elevado y la cultura popular y defiende que el arte es parte de la economía. Él lo justifica diciendo: «Los japoneses aceptan que se mezclen arte y comercio; de hecho, se sorprenden de la rígida y pretenciosa jerarquía del "gran arte"».


 05_1442582934_238827

Sus obras son coloridas y atractivas, utiliza su profundo conocimiento del arte occidental y trabaja desde el interior para representar la "japonesidad" como una herramienta para provocar una revolución en el mundo del arte. «Creo que cada artista debería tener dentro una fuerte y oscura emoción para crear trabajos que tengan energía» y, según él, la fuerza que bulle tras su obra es «llegar a ser un ejemplo vivo del potencial del arte».


 06_1442583018_797465

Murakami comienza a abrirse paso en la década de 1990, tras la crisis económica que sufrió Japón a finales de los ochenta, de la mano de la generación Neo-pop japonesa. Su trabajo se ha expuesto en prestigiosos museos de todo el mundo, como el Museo Metropolitano de Arte de Tokio, el Museo de Bellas Artes de Boston, el Museo de Bard College of Art o el Palacio de Versalles.


 08_1442583090_726259

En 1996, fundó la fábrica Hiropon en Tokio, que en 2001 se convirtió en Kaikai Kiki Co. Ltd., corporación internacional con más de 100 trabajadores dedicada a la producción, dirección y comercialización del arte que realiza este polifacético autor, y también al apoyo y promoción de artistas emergentes: dos veces al año, organiza GEISAI en Tokio, una feria de arte que permite a artistas jóvenes exponer sus trabajos, muchos de los cuales han terminado trabajando para su compañía. Su empresa desarrolla diferentes actividades con una verdadera estrategia de mercado que traspasa el ámbito de los círculos artísticos para llegar al gran público, como la fabricación masiva de merchandising o los diseños corporativos por encargo, algunos de ellos para grandes firmas, como Louis Vuitton e Issey Miyake.


 09_1442583158_929959

Desde el principio de su carrera, algunos personajes van evolucionando. Por ejemplo, su alter ego, Mr. DOB, vio la luz en los años 90 como una simpática hélice de ADN (ZaZaZaZaZaZa, 1994), pero se fue transformando hasta convertirse en una criatura inquietante (El Castillo de Tin Tin, 1998) y en un monstruo enorme que simboliza las ansias de consumo que tiene la sociedad (Tan Tan Bo vomitando, 2002). Se trata de uno de sus personajes recurrentes, una especie de logo o marca que reproduce en camisetas, carteles, llaveros, etc., e incluso le ha dado vida mediante esculturas en 3D en todo el mundo.


 10_1442583248_949831

En el año 2000, Murakami organizó una exposición de arte japonés titulada Superflat, uniendo la cultura pop japonesa contemporánea con el arte histórico japonés, que dio paso a un movimiento hacia el entretenimiento de producción masiva. Esto dio origen a la corriente cultural posmoderna del mismo nombre, que hace referencia a su estilo plano y a la ausencia de un centro en sus composiciones. Esta estética, en la que todo está representado en dos dimensiones, ofrece una interpretación exterior a la cultura popular japonesa de la posguerra a través de la subcultura otaku, término que designa lo que en occidente se denomina friki o nerd, y que hace referencia a las personas con aficiones obsesivas. De ahí su invención del termino POKU, unión de pop y otaku: «Todo el mundo trabaja para ganarse la vida. Yo también. Y esperaba que algunas personas se interesarían en mi arte si ofrecía una expresión como la cultura Poku porque es divertido».


 10_1442583327_456750

Un ejemplo de sus obras de este periodo son Miss Ko2 (1997), una estilizada camarera que quiere ser cantante; Hiropon (1997), una joven de grandes pechos; Mi vaquero solitario (1998), un adolescente desnudo; PO + KU Surrealismo Mr. DOB (1998), un tríptico a gran escala en el que su típico fondo monócromo superplano se rompe con imágenes animadas de desorbitados ojos y dientes afilados; o una de sus esculturas de mayor envergadura, DOB en el extraño bosque (1999).


 11_1442583420_486302

A partir del año 2000, Murakami creó algunos de sus autorretratos, además de Mr. DOB: entre 2003 y 2005 Mr. Pointy y los cuatro guardianes, basado en las cuatro deidades protectoras budistas; en 2004, Inochi, un adolescente que recuerda al legendario E.T. de Spielberg.


 13_1442583538_181133

Los simpáticos Kaikai y Kiki, cuyos nombres proceden del término kikikaikai, que significa "extraño, pero cautivador" son los guardianes espirituales del autor.


 14_1442583700_701439

Si nos adentramos en sus iconografías, vemos que una de las más repetidas son los hongos ¿quizás una seta atómica? Para los que así lo creen, podría representar el trauma japonés que causó la bomba atómica. Para otros, sin embargo, simbolizan los genitales masculinos o es una referencia a las alucinaciones que producen las drogas.


 15_1442583776_839648

Otros motivos son las margaritas de colores con caras sonrientes o las calaveras, que relacionan con la estética de lo kawaii, es decir, de lo "tierno" que en Japón se utiliza en situaciones que a los ojos occidentales pueden resultar incongruentes. ¿Se trata también de una crítica a la cultura nipona demasiado consumista y con tendencia hacia lo infantil?


 16_1442583873_513051

Lo cierto es que su trayectoria ha sido imparable y ha realizado exposiciones impactantes como Coloriage (Fondation Cartier pour l'art contemporain, París, 2002) y Little Boy: The Art of Japan's Exploding Subcultures (Japan Society, Nueva York, 2005).


 17_little_boy

Tras pasar por el MoCA de Los Ángeles, el Museo Brooklyn de Nueva York y el Museo de Arte Moderno de Frankfurt, presentó en el Museo Guggenheim de Bilbao, en 2009, ©MURAKAMI, una retrospectiva del artista donde pudieron verse más de 90 obras de arte en distintos soportes. Por ejemplo, la evolución en el tiempo de Mr. DOB y algunos de sus personajes característicos, sus proyectos figurativos inspirados en el otaku de finales de los años 90 o figuras fantásticas de ciencia ficción SMPKO2, entre otras. Cabe destacar la presencia de una de sus piezas más relevantes: Buda Ovalado de Plata (2008), que refleja a un Buda meditando sobre una hoja de loto. La exposición se completaba con pinturas abstractas en distintas técnicas (graffiti, Op Art o efectos especiales), algunos de sus trabajos de animación y, finalmente, una recopilación de 500 productos de merchandising elaborados por su compañía.


 18_1442584044_582291

En 2011, tras el terremoto y tsunami de Tohoku, organizó el New Day: Artists for Japan, una subasta benéfica internacional en Christie's de Nueva York. La exposición Murakami-Ego, cuya pieza central era una asombrosa pintura de 100 metros inspirada por el mismo terremoto, pudo visitarse en 2012 en el Salón Riwaq Al en Doha (Catar). En 2014, Takashi Murakami: Ciclo Arhat se presentó en el Palazzo Reale de Milán en 2014 y, en la Gagosian Gallery de Nueva York, In the Land of the Dead, Stepping on the Tail of a Rainbow, en la que pudieron verse los temas que el autor ha desarrollado en los últimos años acerca del origen de las religiones.


 19_arhat_exhibition_blum_poe_31

Como buen fanático del anime, Murakami pasa a la acción y pone en movimiento a sus personajes. Ha realizado vídeos de menor envergadura, como el videoclip de Pharrel Williams It Girl, pero también ha acometido grandes proyectos. Jellyfish Eyes, es el primer largometraje de una trilogía que dirige y produce él mismo. Se estrenó en abril de 2013 en el County Museum of Art de Los Angeles y se ha proyectado en museos y salas de cine de todo el mundo. Durante 90 minutos, el artista nos traslada, mediante animación y personajes reales, al Japón que sufrió el terremoto de 2011 y el desastre de Fukushima, desplegando todo el elenco de coloridas criaturas a las que nos tiene acostumbrados. No fue fácil que este proyecto viera la luz por el nivel de exigencia del artista, como él mismo reconoce: «No resulta un proceso sencillo ni amable. Al final de la película, el equipo estaba tan harto que no quería trabajar en el segundo filme».


 12reversed_double_helix_1442583609_429205

Reversed double helix. Obra de Takashi Murakami

Lo peculiar de Murakami es el uso de las nuevas tecnologías: cada creación comienza como un boceto en uno de sus numerosos cuadernos de bolsillo. Estos dibujos son escaneados y, a partir de ahí, él reelabora sus obras en Adobe Illustrator, retocando la composición y jugando con miles de colores, hasta que entrega la versión acabada a sus ayudantes. Estos imprimen el trabajo en papel, serigrafían el contorno sobre el lienzo y comienza la pintura. Él mismo lo reconoce: "Sin este apoyo de la tecnología, yo nunca podría haber producido tal cantidad de obras de manera eficiente y el trabajo no habría sido tan intenso".


 20_1442584189_278488

A través de su obra, Takashi Murakami juega con las contraposiciones y las dobles lecturas: Oriente y Occidente, pasado y presente, arte elevado y baja cultura, dulzura y perversión, humor y denuncia social..., y sigue siendo consistentemente divertido y accesible. Según él, el artista es alguien que entiende las fronteras entre los mundos y que hace un esfuerzo por conocerlos.


 04_1442582626_703003

727-727, 2006. Acrílico sobre lienzo montado sobre tabla, 300 x 450 x 7 cm. The Steven A. Cohen Collection. Obra de Takashi Murakami

Su arte, que a simple vista podría tacharse de naif o superficial, lo cierto es que tiene un proyecto artístico complejo y, cuando se mira más de cerca, se descubre que es reflexivo y estimulante. El artista no quiere limitarse a copiar la cultura occidental y, tras la elección de sus figuras aparentemente inocentes, se esconde una crítica social que denuncia el consumismo y la falta de estructuras culturales en Japón. «Yo expreso la desesperación. — Afirma el autor —. Si mi arte parece positivo y alegre, yo dudaría de que fuese aceptado en la escena del arte contemporáneo. Mi arte no es arte pop. Es un reconocimiento de la lucha de las personas discriminadas».


 21_1442584363_985350

«Estoy sorprendido de la repercusión que ha tenido esta exposición». Son palabras de Michael Darling, conservador en el MoCA de Los Angeles, y en relación con el autor afirma: «Superflat alude también a la nivelación de distinciones entre alto y bajo. A Murakami le gusta hacer alarde de que él puede hacer una escultura de un millón de dólares y luego tomar el mismo tema y producir un montón de baratijas».


 22_1442584431_644162

A pesar de las opiniones en contra de la comercialización de su arte, es innegable el empeño de Murakami en conseguir lo que se propone, y eso le ha valido figurar entre los artistas contemporáneos más valorados.


Escrito por Ángeles Blanco

Leer más



Enlaces interesantes relacionados con Murakami


 00_1442582151_438976

Takashi Murakami, su web: http://www.takashimurakami.com/

Ver 21 obras en artnet: http://www.artnet.com/Artists/Artis...tworks_for_sale

Página dedicada: http://todokawaii.com/takashi-murakami/



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al al artista contemporáneo japonés Takashi Murakami. Su obra abarca múltiples formas artísticas: el anime, escultura, pintura, el diseño industrial y la moda. Es denominado como el Andy Warhol japonés.



Fuentes y agradecimientos: alejandradeargos.com, elmundo.es, es.wikipedia.org, guggenheim-bilbao.es, artnet.com, bitnavegante.blogspot.com, japantimes.co.jp y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 18 September 2015, 15:00; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Murakami, Takashi 
 
Murakami colorea el palacio de Versalles

El japonés ha dejado fuera algunas de sus obras 'manga' más polémicas

Un grupo recoge más de 4.000 firmas en Internet contra la exposición




 01_1442581923_172871

'Flower Matango, de Takashi Murakami, en mitad de la Galería de los Espejos.

Hace dos años, Jeff Koons abrió la veda con sus perros rosas y su langosta gigante colgada del techo del salón de Marte, entre los decorados de Charles Lebrun. Ahora es el japonés Takashi Murakami quien invade con sus budas y otros monigotes de inspiración manga los dominios de Versalles. Y de nuevo, la mezcla deja a pocos indiferentes. La muestra se inaugura oficialmente mañana, aunque las estatuas ya están instaladas para sorpresa de los miles de visitantes que acuden a diario al Palacio que albergó a María Antonieta o Luis XIV, el Rey Sol. "No entiendo cómo se les ocurre poner esto aquí en medio. ¿No ven que lo estropea todo?", se lamenta una joven francesa a su chico, que asiente con la cabeza, según entran en el salón de Hércules. En pleno centro de esta sala de baile, del siglo XVII, una gran estatua colorida de fibra de vidrio de Murakami eclipsa la pintura de Paolo Caliari, el Veronés, en el muro del fondo. Otros sonríen sorprendidos por el contraste de estilo y sacan fotos a medida que se van topando con alguna de las 22 figuras, la mitad de ellas inéditas, expuestas a lo largo del recorrido por el palacio.

Curioso es, en efecto, ver a un pequeño león dorado y sonriente presidir la sala del trono, o la estatua de mármol de Luis XIV del salón de Venus flanqueada por Kaikai y Kiki, dos muñecos blancos y rosas con orejas de conejo y de oso subidos sobre un pedestal de flores sonrientes cada uno. La misma base, una enorme bola colorida de grandes margaritas, se funde con las lámparas de araña de la Galería de los Espejos. Aunque la obra más imponente es sin duda el gigante buda dorado de más de cinco metros de alto, plantado en la entrada de los jardines.

Pese a que la iniciativa es para algunos un sacrilegio, y a la ironía que se desprende de algunos de los montajes, el artista ha hecho una concesión al dejar fuera de la muestra sus obras más polémicas. La más provocadora de las expuestas en Versalles es la exuberante Miss Ko2, una rubia con pecho imponente y minifalda que deja al descubierto unas piernas interminables, figura de una cadena de comida rápida en Japón.

"Es la exposición más compleja que he realizado", reconoció el artista japonés durante la presentación. "No solamente por el lugar histórico en el que se enmarca, sino también por su contexto político". Al igual que ocurrió con la del estadounidense Koons, la exposición ha levantado ampollas entre los sectores más clacisistas. Un grupo denominado Versailles mon amour ha recogido ya más de 4.000 firmas en Internet en contra del proyecto. Mañana hay convocada una manifestación frente al Palacio. "Es bueno que una exposición suscita debate", señaló el ex ministro de Cultura y director del Museo y los Dominios de Versalles, Jean-Jacques Aillagon. "Me gusta el debate y la diversidad de opiniones".


 00_1442581883_111629

Uno de los budas de Murakami en la entrada de Versalles.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events