Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Pozzo, Andrea
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Pozzo, Andrea 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Andrea Pozzo, fue pintor, arquitecto, diseñador de escenarios y teórico del arte barroco italiano. Popularmente conocido como "padre Pozzo", pertenecía a la orden de los Jesuitas. Pero ante todo fue un artista muy relevante en su época.  

2andrea_pozzo_autoportrait Andrea Pozzo, [Andreas Puteus -llamado el padre Pozzo-] (Trento, 30 de noviembre de 1642 – Viena, 31 de agosto de 1709)
 
El aspecto más relevante de su trabajo son los grandiosos frescos realizados usando la técnica ilusionista de la Quadratura, en el cual se entremezclan la arquitectura, la escultura y la pintura, siendo su obra cumbre el techo de la bóveda de la iglesia de San Ignacio en Roma (1685-1694) en la cuál aplica una técnica que posee efectos ópticos particularmente sorprendentes. Gracias a sus técnicas, se convirtió en una de las figuras más notables del periodo barroco.

Desde 1702 trabajó en Viena decorando la iglesia de los Jesuitas, orden a la que pertenecía, y del palacio de Liechtenstein. Escribió el tratado Perspectiva pictorum en (1693).

Primeros tiempos. Nacido en Trento, se cree que recibió enseñanzas en el taller del pintor Palma il Giovane según demuestran diferentes aspectos de su estilo artístico inicial. Se ha sugerido que otro pintor, no identificado, del taller de Andrea Sacchi le enseñó posteriormente las técnicas del alto Barroco romano. Una vez realizados sus estudios viaja a Como y a Milán.

El 25 de diciembre de 1665, se incorpora a la orden de los jesuitas. En 1668, le asignan la decoración de la casa Professa de San Fidele en Milán, en dónde sus decoraciones recibieron la aprobación y el reconocimiento general. Continúa su aprendizaje artístico en Génova y Venecia. Sus primeras pinturas atestiguan la influencia de la escuela Lombarda: una forma rica de color y un claroscuro gráfico. Cuando realiza la obra La vida de Jesús, en Génova, para la Congregazione dei Mercanti, se inspira en la obra de Rubens.


 21anjo_da_guarda_c_1685_1694_1455563104_984886

Ángel de la guarda, c. 1685-1694. Obra de Andera Pozzo.

Su actividad artística se orienta a la decoración de las nuevas iglesias construidas que tienen enormes necesidades artísticas (concerniente a las órdenes monásticas medievales católicas de la iglesia); puesto que muchas de las iglesias jesuitas fueron construidas en esa época y estaban desprovistas de decoración y pintura. Los jesuitas lo emplean con frecuencia para adornar iglesias de la orden como las situadas en Módena, Bolonia y Arezzo. En 1676, adorna el interior de San Francesco Saverio en Mondovi. En esta iglesia se comienzan a observar ya sus técnicas ilusionistas más modernas: el falso dorado, las estatuas coloreadas en bronce, las columnas veteadas y la cúpula en trampantojo hecha en un techo plano, poblado con figuras en ajustes arquitectónicos.

En Turín (1678), pinta el techo de la iglesia de los jesuitas de los Santos Mártires. Los frescos se deterioraron gradualmente con la filtración del agua siendo sustituidos en 1844 por nuevas pinturas realizadas por Luigi Vacca. Solamente sobreviven algunos de los fragmentos de los frescos originales.


 31saint_francis_xavier_1455562993_217918

Saint Francis Xavier, 1701. Oil on canvas, 235 x 137 cm. Obra de Andera Pozzo.



Roma

Andera Pozzo es invitado en 1681 a viajar a Roma por Giovanni Paolo Oliva, general de los jesuitas. Entre otras personas, Pozzo trabajó para Livio Odescalchi, el sobrino preferido del papa Inocencio XI. Lo utilizan inicialmente como diseñador de la etapa de los desfiles bíblicos, pero sus pinturas con una gran perspectiva ilusionista le dan pronto una reputación como virtuoso en decoraciones al fresco.

Sus primeros frescos romanos estaban en el pasillo que ligaba la Iglesia del Gesù de Roma con los cuartos en donde había vivido San Ignacio. Su arquitectura y pinturas de trampantojo, que representan la vida del santo, fueron realizadas para decorar la Camere di San Ignazio (1681-1686), mezcladas con las pinturas ya existentes realizadas por Giacomo Borgognone.


 5fresco_de_la_apoteosis_de_san_ignacio_o_la_gloria_de_san_ignacio_alegor_a_de_la_obra_misionera_de_los_jesuitas_1685_1694_b_veda_de_la_nave_iglesia_de_san_ignacio_roma

Fresco de la Apoteosis de San Ignacio o La gloria de san Ignacio (Alegoría de la obra misionera de los jesuitas), 1685-1694, bóveda de la nave, Iglesia de San Ignacio, Roma. Obra de Andrea Pozzo.

Su obra maestra, las perspectivas ilusionistas en los frescos de la cúpula, el ábside y el techo de la iglesia jesuita de San Ignacio de Roma (las ilustraciones se ordenan de derecha hacia abajo) fueron pintados entre 1685 - 1694 y son una creación notable y emblemática del alto Barroco romano. Varias generaciones posteriores, se fijaron en esta obra como referencia para la decoración del último barroco europeo. Comparando este trabajo con la obra maestra de Gaulli en la otra iglesia principal de lo jesuitas en Roma, Il Gesù.

El diseño decorativo del templo comenzó una vez finalizada la construcción de la iglesia por lo que fue consagrada estando inacabada en 1642. Los conflictos con los donantes originales, la familia Ludovisi, habían detenido la construcción de la cúpula prevista. Pozzo propuso hacer una cúpula ilusionista, pintándola en un lienzo. Era impresionante a los espectadores, pero polémica ya que algunos temieron que el lienzo pronto se obscureciera.


 3b_veda_de_la_iglesia_de_san_ignacio

Bóveda de la iglesia de San Ignacio, Roma. Obra de Andrea Pozzo.

En el techo pintó una alegoría de la apoteosis de San Ignacio, realizada en una perspectiva impresionante. La pintura, de 17 ms de diámetro, se idea para hacer al observador mirar un punto marcado por un disco de cobre amarillo fijado en el piso de la bóveda, así parece una azotea adornada por estatuas, a pesar de que el techo es plano. La pintura celebra el espíritu de las misiones tras dos siglos de exploraciones y misiones apostólicas por parte de la orden de los jesuitas. A las sensibilidades modernas, esto aparecería ensalzar una visión imperialista del catolicismo europeo con empresas coloniales en otros continentes. Pozzo era un católico combativo, por ejemplo, en vez de pintar a los evangelistas como pilares de la doctrina eclesial, pintaba a guerreros victoriosos del antiguo testamento: Judith y Holofernes, David y Goliath, Jael y Sisera y Samson y los filisteos. Se comentaba una vez concluida la obra que: Sant'Ignazio era es buen lugar para comprar carne, puesto que ahora hay cuatro nuevos carniceros.


 3_church_of_santignazio_roma

En el fresco de la cúpula, la luz viene de Dios padre al hijo que la transmite a San Ignacio, de dónde se rompe en cuatro rayos que conducen a los cuatro continentes. Pozzo explica que ilustra las palabras de Cristo del evangelio de Lucas: Me mandan para enviar el fuego en la tierra, y las palabras de Ignacio: Se volverá todo en llamas. Otro rayo ilumina el nombre de Jesús. Con su perspectiva, la arquitectura ilusoria genera un gran espacio con la aparición de la asamblea divina que giraba hacia arriba, el conjunto ofrece un ejemplo que fue copiado en varias iglesias italianas, austríacas y alemanas de la orden jesuita.


 4la_brillante_perspectiva_ilusionista_de_la_falsa_c_pula_de_sant_ignazio_1685

Vista de la falsa cúpula di Sant'Ignazio a Roma, obra de Andrea Pozzo.

La brillante perspectiva ilusionista de la bóveda de Pozzo en Sant'Ignazio (1685) es revelada viéndola desde el extremo opuesto. Parece borrar y levantar el techo con una impresión tan realista que es difícil distinguir cuál es verdadero o no. Andrea Pozzo pintó este techo y la bóveda en una lona, de 17 m de ancho. Las pinturas en el ábside representan escenas a partir de la vida de San Ignacio, de San Francisco Javier y de San Francisco de Borja.

En 1695 le concedieron el prestigioso encargo, después de ganar una competición contra Sebastiano Cipriani y Giovanni Battista Origone, de realizar un altar en la capilla de San Ignacio en el transepto izquierdo de la iglesia del Gesù. Este grandioso altar sobre la tumba del santo, construida con raros mármoles y metales preciosos, muestra la trinidad, mientras que cuatro columnas de lapislázuli (las actuales son copias) incluyen la estatua colosal del santo, obra de Pierre Legros. Era un trabajo coordinado de más de 100 escultores y artesanos, entre ellos Pierre Legros, Bernardino Ludovisi, Il Lorenzone y Jean-Baptiste Théodon. Andrea Pozzo también diseñó el altar de la capilla de San Francisco de Borja en la misma iglesia.

En 1697 le pidieron construir los altares barrocos similares con escenas a partir de la vida de San Ignacio en el ábside de la iglesia de iglesia de San Ignacio en Roma. Estos altares contienen las reliquias de San Aloysius Gonzaga y de San Juan Berchmans.

Mientras tanto continua pintando frescos y bóvedas ilusionistas en Turín, Mondovi, Módena, Montepulciano y Arezzo. En 1681 Cosimo III de Medici, duque magnífico de Toscana le encarga pintar su autorretrato para la colección ducal (ahora en la Galería de los Uffizi en Florencia). Este óleo sobre lienzo se ha convertido en el autorretrato más original. Muestra al pintor en una actitud diagonal, demostrando con su dedo índice derecho una bóveda pintada al fresco (posiblemente la abadía de Arezzo), mientras que en su mano izquierda se reclina sobre tres libros (que se refieren probablemente a sus tratados sobre la perspectiva). La pintura fue enviada al duque en 1688. También pintó escenas a partir de la vida de San Estanislao de Koska, en el cuarto del santo en la iglesia de Sant'Andrea al Quirinale en Roma.


 6iglesia_del_ges_de_roma_detalle_del_altar_de_san_ignacio_el_dise_o_de_altar_y_la_pintura_son_atribuidas_a_andrea_pozzo

Iglesia del Gesù de Roma. Detalle del altar de San Ignacio, el diseño de altar y la pintura son atribuidas a Andrea Pozzo.

Escritos. Pozzo publicó sus ideas artísticas en un trabajo teórico conocido como Perspectiva pictorum et architectorum (2 volúmenes, 1693, 1698), ilustrado con 118 grabados, dedicado al emperador Leopoldo I. En él ofrece el uso de las perspectivas arquitectónicas en la pintura. Este trabajo es uno de los primeros manuales de perspectiva para los artistas y los arquitectos, siendo traducido durante el siglo XIX en posteriores ediciones del latín e italiano originales al francés, alemán, inglés y chino, gracias a la red de monjes jesuitas que se repartían por el mundo.


 7perspectiva_ilusionista_de_la_c_pula_de_la_iglesia_de_los_jesuitas_en_viena_austria

Perspectiva ilusionista de la cúpula de la iglesia de los Jesuitas. Viena (Austria). Obra de Andrea Pozzo.

Viena. En 1694 Andrea Pozzo había explicado sus técnicas en una carta a Antón Florian, príncipe de Liechtenstein y embajador del emperador Leopoldo I en la corte Papal en Roma. Recomendado por el príncipe de Liechtenstein al emperador es invitado por Leopoldo I, trasladándose en 1702 (1703?) a Viena. Allí trabaja para el soberano, la corte, el príncipe Johann Adán von Liechtenstein y para varias órdenes religiosas e iglesias.


 11fresco_the_holy_trinity_above_the_main_altar_by_andrea_pozzo_and_his_workshop_jesuitenkirche_viena

 12fresco_the_holy_trinity_above_the_main_altar_by_andrea_pozzo_and_his_workshop_jesuitenkirche_viena

Fresco "La Santísima Trinidad" altar de la iglesia de los Jesuitas. Viena. Obra de Andrea Pozzo.

Realiza obras como los frescos y la cúpula de la iglesia jesuita de Viena. Algunas de sus tareas tenían un carácter decorativo ocasional (escenas en teatros e iglesias) resultando efímeras y siendo pronto destruidas.


 fresco_monumental_del_techo_del_sal_n_del_palacio_del_jard_n_de_liechtenstein_1455548075_198143

Su trabajo más significativo en la etapa de Viena es el fresco monumental del techo del salón del palacio del jardín de Liechtenstein (1707), La admisión de Hércules en el Olimpo, que, según las fuentes, fue muy admirado por los contemporáneos. Con efectos ilusionistas, la pintura arquitectónica comienza a traspasar la frontera del techo, mientras que este parece abrirse para mostrar un reino divino lleno de Dioses del Olimpo.

Algunos de sus retablos vieneses han sobrevivido en la iglesia de los Jesuitas (Jesuitenkirche) de Viena. Sus retablos y frescos ilusorios del techo tuvieron una fuerte influencia en el arte barroco de Viena teniendo muchos seguidores en Hungría, Bohemia, Moravia, y Polonia.


 10perspectiva_pictorum_et_architectorum_grabado_de_andrea_pozzo

Perspectiva Pictorum et Architectorum. Grabado de Andrea Pozzo.

Arquitectura. Realiza algunos diseños arquitectónicos en su libro de perspectiva pictorum et architectorum, indicando que no efectúa ningún diseño antes de 1690. Estos diseños no fueron realizados, pero sirvieron como fuente para el diseño de la iglesia de San Apollinare en Roma y la iglesia jesuita de San Francesco Saverio (1700-1702) en Trento. El interior de esta iglesia fue diseñado igualmente por Pozzo.


 13perspectiva_pictorum_et_architectorum

Perspectiva Pictorum et Architectorum, 1693. Grabado de Andrea Pozzo.

En ese mismo tiempo, entre 1701 y 1702, diseña las iglesias de los jesuitas de San Bernardo y la iglesia de Jesús en Montepulciano. Pero para esta última sus planos sólo se siguieron en parte. Se basan en su trabajo para la construcción de la catedral de San Nicolás en Ljubljana (1708), inspirada por los diseños de las iglesias de Il Gesù y San Ignazio en Roma.


 27andrea_pozzo_o_altar_a_santo_in_cio_em_gravura_de_seu_tratado_te_rico_1455562817_248036

Andrea Pozzo. Altar de San Ignacio, grabado de su tratado teórico.

Fallece en Viena en 1709 en un momento en que meditaba regresar a Italia para diseñar una nueva iglesia de los jesuitas en Venecia. Lo enterraron con grandes honores en una de sus mejores realizaciones, la iglesia de los jesuitas en Viena.


 68_1455572040_647870

Festival decor, 1695. Biblioteca Apostolica, Vatican. Grabado de de Andrea Pozzo

Espero que os guste la recopilación que he preparado de este religioso y artista italiano, y en la medida de lo posible contribuya en la divulgación de su obra.





CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 15 February 2016, 22:49; edited 8 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Pozzo, Andrea 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo, tremenda la obra de este autor, pinturas, frescos y arquitectura.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Pozzo, Andrea 
 
... CONTINUACIÓN




 1andrea_pozzo_autoportrait

Andrea Pozzo, autorretrato, antes de 1709. , Church Il Gesù, Rome




Algunas intervenciones de Andrea Pozzo


Palacio Museo de Liechtenstein en Vienna


 29_palais_liechtenstein

Palacio Museo Liechtenstein. Este soberbio palacio fue mandado construir a finales del siglo XVII por el príncipe Johann Adam Andreas I de Liechtenstein, quien quería disponer de un palacio en el barrio vienés de Rossau. Propiedad de los príncipes de Liechtenstein (pequeño principado entre Austria y Suiza), quienes estuvieron siempre vinculados a la vida del Imperio, llegando incluso a ocupar cargos importantes dentro de la propia Corte Imperial y a poseer más de veinte castillos y palacios distribuidos por Austria, Bohemia y Moravia.


 5_palais_liechtenstein

Fachada del Palacio del Garten, sede del museo Liechtenstein.

El proyecto del palacio se debe a varios arquitectos, tales como Fischer von Erlach, Rossi y Martinelli. Se completó decorando su interior con todo tipo de obras de arte, así como con unos magníficos jardines en su parte posterior, originalmente de diseño barroco aunque luego rediseñados en estilo inglés.


 fresco_monumental_del_techo_del_sal_n_del_palacio_del_jard_n_de_liechtenstein_1455548075_198143

Su trabajo más significativo en la etapa de Viena es el fresco monumental del techo del salón del palacio del jardín de Liechtenstein (1707), La admisión de Hércules en el Olimpo, que, según las fuentes, fue muy admirado por los contemporáneos. Con efectos ilusionistas, la pintura arquitectónica comienza a traspasar la frontera del techo, mientras que este parece abrirse para mostrar un reino divino lleno de Dioses del Olimpo.

La entrada al palacio se efectúa a través de la Sala Terrena (vestíbulo de la planta baja), con frescos de principios del s.XVIII y donde se exhibe la magnífica carroza de oro. Una solemne escalinata conduce a la planta noble, donde está el mayor salón del palacio, la Sala Hércules, de 600 m2, que es a la vez el mayor espacio barroco laico de Viena. Con frescos que representan una escena mitológica de Hércules y los dioses del Olimpo, obra de Andrea Pozzo, la Sala Hércules es el emplazamiento ideal para los conciertos que tienen lugar en este palacio, como los conciertos de los domingos.


 67deeds_of_hercules_and_his_apotheosis

Fresco que representa las hazañas de Hércules y su apoteosis en el Salón de Hércules del Palacio Jardín de Liechtenstein en Vienna, 1704-1708. Frescos obra de Andrea Pozzo

Además de lugar de conciertos, el Palacio Liechtenstein, abierto al público desde marzo del 2004, es hoy en día la sede del Museo Liechtenstein, el cual exhibe obras pictóricas de gran valor de artistas de la talla de Rafael, Rubens, Guido Reni, Brueghel el Viejo, Breughel el Joven, Van Dyck y Rembrandt, así como esculturas de Canova, Mategna, de Fries o Antico entre otros. También destacables son la colección de bronces italianos, los trabajos en piedra dura, los esmaltes, los marfiles, las porcelanas, los tapices y los muebles procedentes de los palacios de la familia.

Además de las exposiciones permanentes, una serie de exposiciones temporales se van alternando en las salas del Palacio Liechtenstein.


 33andr_meda_llevado_al_olimpo_fresco_en_el_apartamento_de_damas_del_palacio_jard_n_1705_1708_obra_de_johann_michael_rottmayr_1654_1730

Palacio Museo Liechtenstein. Andrómeda llevado al Olimpo, fresco en el apartamento de Damas del Palacio Jardín, 1705-1708. Obra de Johann Michael Rottmayr (1654-1730)

El príncipe Johann Adam Andreas I, quien construyó el Palacio de Jardín, soñaba con que decoran el edificio entero con un régimen continuo de frescos de artistas boloñeses. Sin embargo, su primera opción , Marcantonio Franceschini (1648-1729) , con quien se intercambiaron muchas cartas , decepcionó a sus aspirantes a patrón. No podía ser persuadido para viajar a Viena para ejecutar el propio frescos.
 
El príncipe se vio obligado a buscar un artista austriaco. Él finalmente se decidió por Johann Michael Rottmayr , quien ya había trabajado tanto en Salzburgo y de la familia imperial. El príncipe le acusó de pintar los frescos de la Sala Terrena , los dos apartamentos de tres habitaciones en la planta baja y la creación de frescos en el techo monumental en las dos escaleras . Estos frescos fueron creído por mucho tiempo que perder.

Para la pieza central de su palacio, el Salón de Hércules, fue capaz de atraer el gran maestro del barroco romano , el padre Andrea Pozzo (1642-1709) , quien en 1704 creó una obra tardía increíblemente vital con su fresco que representa la admisión de Hércules en el Olimpo.


 66view_of_the_hercules_hall

View of the Hercules Hall, 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 69omphale_punishing_hercules_detail

Omphale Punishing Hercules (detail), 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 70hercules_choking_juno_s_snakes_detail

Hercules Choking Juno's Snakes (detail), 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 71diana_detail

Diana (detail), 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 72phoebus_with_the_hours_detail

Phoebus with the Hours (detail), 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 73hebe_hovering_above_hercules_s_pyre_detail

Hebe Hovering above Hercules's Pyre (detail), 1704-08. Liechtenstein Museum, Vienna. Frescos de Andrea Pozzo.


 13andrea_pozzo_apoteose_de_h_rcules

Fresco obra de Andrea Pozzo. Palacio Liechtenstein.

Ilusionista arquitectura pintura en los frescos de Pozzo. Andrea Pozzo fue contratado por primera vez por el príncipe Johann Adam Andreas I durante su vida profesional en San Ignacio . Príncipe Anton Florian , quien fue el emisario imperial en la corte papal en Roma, se puso en contacto entre los dos. Se cree que Johann Adam Andreas I , a su vez , presentó el pintor de la corte imperial de Viena.

Los frescos de Pozzo representan las hazañas de Hércules y su ingreso al Olimpo. La trama se desarrolla real dentro de la pintura arquitectónica en la frontera del límite máximo, mientras que el centro ofrece una visión del reino celestial de los dioses.

En comparación con la nave de una iglesia barroca -entorno habitual de trabajo de Pozzo -la sala sólo permite que el espectador cambie su perspectiva muy ligeramente. El pintor lo tanto tenía que mantener la coherencia fuerte pictórica en su composición del fresco del techo. Las cifras lo divino en el cielo , por lo tanto se representan de forma paralela en gran medida , por lo que se parecen más fuertemente conectados entre sí desde la perspectiva del espectador.


 12pozzo_hercules

Hercules estrangula las serpientes que le había enviado Hera, Detalle del fresco que representa las hazañas de Hércules y su apoteosis en el Salón de Hércules del Palacio Jardín. Obra de Andrea Pozzo.

Las cifras que representan pruebas realizadas dramática del héroe, en cambio, presentan adecuadamente gran animación y con frecuencia son bastante escorzo. A través de sus amplios movimientos de barrido, intensifican la impresión de un espacio que se remonta lejos en las profundidades.


 11_1455554659_801823

Pintura ilusionista arquitectónicos muestran las cifras en las escenas fielmente su propia radios de acción que están claramente delineadas de la del techo. La pintura quadratura se mantiene relativamente simple. Permite que las paredes para "crecer" por encima de la coving real y en el fresco del techo plano.


La vibración de colores de pinturas al fresco de Rottmayr. Las fotos del techo en la planta baja mostrar un dominio de confianza de la técnica del fresco. El trabajo de un día (indicado por las aplicaciones individuales de yeso ) por lo general abarca una figura entera con alrededor nubes.

Rottmayr transferido sus dibujos en el techo las cuadrículas y dibujos animados. El grabó las siluetas en el yeso húmedo de una manera similar al dibujo . Al hacer la propia pintura , sin embargo , se permitió una gran libertad a la hora de seguir sus bocetos originales.

Rottmayr imágenes del techo representan un punto culminante a principios de la pintura al fresco ilusionista en Austria. Por encima de la pintura arquitectónica -quadratura que se hizo tal vez por Rottmayr sí mismo- la mirada del espectador es arrastrado en los cielos numinoso.



 6palacio_de_liechtenstein_interior

Palacio de Liechtenstein, entrada.


Museo Liechtenstein

El Museo Liechtenstein es un centro de arte y exposiciones temporales en Viena (Austria) que pertenece a la familia gobernante del vecino principado de Liechtenstein. Aunque los príncipes tienen por residencia oficial un castillo en Vaduz, decidieron restituir el grueso de su colección a Viena, en parte para facilitar el acceso del público y también para devolver el lustre perdido al palacio que poseen en dicha ciudad, y que resultó afectado en la II Guerra Mundial.


 7el_palacio_poco_despu_s_de_su_construcci_n_en_un_cuadro_de_bernardo_bellotto_conservado_en_el_mismo_museo

El palacio, poco después de su construcción, en un cuadro de Bernardo Bellotto conservado en el mismo museo

El Palacio. La sede del museo es el Palacio del Garten («del Jardín»), en el actual distrito vienés de Rossau. Fue edificado a principios del siglo XVIII por un antepasado de los actuales príncipes, Juan Adán Andrés de Liechtenstein, quien además se preocupó por decorarlo con pinturas, tanto frescos como lienzos encargados a medida. Eligió en primer lugar al maestro italiano Marcantonio Franceschini, pero éste no quería dejar su país para pintar los murales. De todas formas, Franceschini sí pintó los lienzos, que fueron enviados desde Italia; son escenas mitológicas, de Diana y otros dioses. Para los murales se recurrió a un pintor más cercano, Johann Michael Rottmayr.

El palacio se completó con fastuosos jardines, a los que debe su nombre actual. Bernardo Bellotto plasmó el conjunto en uno de sus típicos cuadros de paisajes, conservado en el museo.


Inicios del Museo. Los príncipes poseyeron otra residencia en Viena, en la zona de Herrengasse; fue demolida pero se pudo salvar el mobiliario neoclásico de una biblioteca, que se trasladó al actual museo.

El Palacio del Garten cayó en declive durante la II Guerra Mundial ya que sus tesoros artísticos se llevaron por razones de seguridad a Vaduz. Su esplendor empezó a recuperarse en 2001, cuando se iniciaron las obras de reforma, actualmente casi concluidas. Se restauró la decoración pictórica de techos y paredes, y diversas salas se adaptaron como pinacoteca, abriéndose al público en 2004.

Las colecciones expuestas son amplísimas, e incluyen no sólo cuadros sino también abundantes esculturas, muebles, etc. El museo dispone además de salas adicionales para exposiciones temporales.


 32marcantonio_franceschini_escena_aleg_rica_palacio_liechtenstein_viena

Marcantonio Franceschini. Escena alegórica. Palacio Museo de Liechtenstein

La colección de pinturas. Aunque las pinturas se exhiben formando grupos temáticos, y no ordenadas por países, se puede afirmar que ilustran de manera bastante completa los principales estilos entre el renacimiento y el neoclasicismo.


 8el_famoso_tocador_de_venus_o_venus_con_sierva_negra_de_rubens

El famoso Tocador de Venus o Venus con sierva negra, 1612-15, obra de Rubens. Palacio Museo de Liechtenstein

La pintura italiana acapara el protagonismo por la amplia lista de autores: Lorenzo Monaco, Marco Basaiti, Giovanni Baronzio, Vincenzo Catena, Piero di Cosimo, Sebastiano Mainardi (cuñado de Ghirlandaio), Franciabigio, Bernardino Luini, Perin del Vaga, Giuseppe Arcimboldo, Paris Bordone, Moroni, Francesco Salviati, Garofalo y autores posteriores como Sebastiano Ricci, Francesco Solimena y Pompeo Batoni. Tristemente, el famoso Retrato de Ginebra de Benci de Leonardo da Vinci abandonó la colección en 1967, pues fue vendido por 5 millones de dólares (precio récord para la época) y se halla en la National Gallery de Washington. Se vendió igualmente a dicho museo La tañedora de laúd de Orazio Gentileschi.

A pesar de su cercanía geográfica, la escuela alemana tiene una presencia corta, si bien incluye obras de Lucas Cranach el Viejo, Barthel Beham y un curioso Autorretrato de Michael Ostendorfer.

Por el contrario, la pintura de los Países Bajos del siglo XVII cuenta con un fondo muy notable por amplitud y calidad: más de 10 retratos de Van Dyck y una de las mejores colecciones de Rubens en manos privadas, que incluye los ocho lienzos de la Historia de Publio Decio Mus, un retrato de su hija Clara Rubens, otro retrato doble de sus hijos Alberto y Nicolas y otros cuadros de fama mundial como El rapto de Ganímedes, Sátiro y criada con cesto de frutas y la obra maestra Tocador de Venus (Venus con criada negra). La colección incluye también a Frans Snyders, pintor especializado en animales.


 9retrato_de_prospero_alessandri_pintado_por_moroni

Retrato de Prospero Alessandri, pintado por Moroni en 1580. Museo Liechtenstein. Viena (Austria)

La pintura holandesa cuenta también con un repertorio de primera magnitud: Frans Hals, el famoso Cupido haciendo pompas de jabón de Rembrandt, bodegones de Ambrosius Bosschaert, una escena cotidiana de Gerard Dou y La Adoración de los pastores del tenebrista Mathias Stomer. También hay un ejemplo de otro autor seguidor de Caravaggio, el francés Valentin de Boulogne.


 10la_virgen_con_el_ni_o_y_san_juanito_de_franciabigio

La Virgen con el Niño y san Juanito, de Franciabigio. Museo Liechtenstein. Viena (Austria)

Si bien en el pasado la familia se ha desprendido de obras importantes, como el retrato de Leonardo da Vinci y varios filósofos pintados por José de Ribera, en los últimos años ha emprendido compras para reforzar ciertas áreas de la colección. El cuadro de Rembrandt se compró recientemente en subasta; había pertenecido a la familia Thyssen pero no se incluyó en el Museo Thyssen-Bornemisza porque lo había heredado una hermana del barón. También en fecha reciente se sumaron los retratos debidos a Moroni y Frans Hals, así como un importante mueble con incrustaciones de 1726, elaborado en Florencia: el llamado Cabinet Badmington. Fue encargado por un noble inglés y en 1990 pasó a la Colección Barbara Piasecka Johnson. Por este mueble los príncipes pagaron 19 millones de libras esterlinas, precio récord.

En enero de 2008, se anunció que la familia principesca iba a subastar un amplio conjunto de muebles y obras de arte, si bien no parecen proceder de la selección expuesta en Viena.


 30palais_liechtenstein

Fachada del Palacio de Liechtenstein (pequeño principado entre Austria y Suiza), actual sede del museo.




 28assun_o_da_virgem_altar_mor_da_igreja_jesu_tica_de_viena

Andrea Pozzo. Assunção da Virgem, altar-mor da Igreja jesuítica de Viena

Andrea Pozzo es invitado en 1681 a viajar a Roma por Giovanni Paolo Oliva, general de los jesuitas. Entre otras personas, Pozzo trabajó para Livio Odescalchi, el sobrino preferido del papa Inocencio XI. Lo utilizan inicialmente como diseñador de la etapa de los desfiles bíblicos, pero sus pinturas con una gran perspectiva ilusionista le dan pronto una reputación como virtuoso en decoraciones al fresco.

Sus primeros frescos romanos estaban en el pasillo que ligaba la Iglesia del Gesù de Roma con los cuartos en donde había vivido San Ignacio. Su arquitectura y pinturas de trampantojo, que representan la vida del santo, fueron realizadas para decorar la Camere di San Ignazio (1681-1686), mezcladas con las pinturas ya existentes realizadas por Giacomo Borgognone.




Iintervención de Pozzo en la igesia de San Ignacio (Roma)


 5fresco_de_la_apoteosis_de_san_ignacio_o_la_gloria_de_san_ignacio_alegor_a_de_la_obra_misionera_de_los_jesuitas_1685_1694_b_veda_de_la_nave_iglesia_de_san_ignacio_roma

Fresco de la Apoteosis de San Ignacio o La gloria de san Ignacio (Alegoría de la obra misionera de los jesuitas), 1685-1694, bóveda de la nave, Iglesia de San Ignacio, Roma. Obra de Andrea Pozzo.

Su obra maestra, las perspectivas ilusionistas en los frescos de la cúpula, el ábside y el techo de la iglesia jesuita de San Ignacio de Roma (las ilustraciones se ordenan de derecha hacia abajo) fueron pintados entre 1685 - 1694 y son una creación notable y emblemática del alto Barroco romano. Varias generaciones posteriores, se fijaron en esta obra como referencia para la decoración del último barroco europeo. Comparando este trabajo con la obra maestra de Gaulli en la otra iglesia principal de lo jesuitas en Roma, Il Gesù.

El diseño decorativo del templo comenzó una vez finalizada la construcción de la iglesia por lo que fue consagrada estando inacabada en 1642. Los conflictos con los donantes originales, la familia Ludovisi, habían detenido la construcción de la cúpula prevista. Pozzo propuso hacer una cúpula ilusionista, pintándola en un lienzo. Era impresionante a los espectadores, pero polémica ya que algunos temieron que el lienzo pronto se obscureciera.


 3b_veda_de_la_iglesia_de_san_ignacio

Bóveda de la iglesia de San Ignacio, Roma. Obra de Andrea Pozzo.

En el techo pintó una alegoría de la apoteosis de San Ignacio, realizada en una perspectiva impresionante. La pintura, de 17 ms de diámetro, se idea para hacer al observador mirar un punto marcado por un disco de cobre amarillo fijado en el piso de la bóveda, así parece una azotea adornada por estatuas, a pesar de que el techo es plano. La pintura celebra el espíritu de las misiones tras dos siglos de exploraciones y misiones apostólicas por parte de la orden de los jesuitas. A las sensibilidades modernas, esto aparecería ensalzar una visión imperialista del catolicismo europeo con empresas coloniales en otros continentes. Pozzo era un católico combativo, por ejemplo, en vez de pintar a los evangelistas como pilares de la doctrina eclesial, pintaba a guerreros victoriosos del antiguo testamento: Judith y Holofernes, David y Goliath, Jael y Sisera y Samson y los filisteos. Se comentaba una vez concluida la obra que: Sant'Ignazio era es buen lugar para comprar carne, puesto que ahora hay cuatro nuevos carniceros.


 3_church_of_santignazio_roma

En el fresco de la cúpula, la luz viene de Dios padre al hijo que la transmite a San Ignacio, de dónde se rompe en cuatro rayos que conducen a los cuatro continentes. Pozzo explica que ilustra las palabras de Cristo del evangelio de Lucas: Me mandan para enviar el fuego en la tierra, y las palabras de Ignacio: Se volverá todo en llamas. Otro rayo ilumina el nombre de Jesús. Con su perspectiva, la arquitectura ilusoria genera un gran espacio con la aparición de la asamblea divina que giraba hacia arriba, el conjunto ofrece un ejemplo que fue copiado en varias iglesias italianas, austríacas y alemanas de la orden jesuita.


 4la_brillante_perspectiva_ilusionista_de_la_falsa_c_pula_de_sant_ignazio_1685

Vista de la falsa cúpula di Sant'Ignazio a Roma, obra de Andrea Pozzo.

La brillante perspectiva ilusionista de la bóveda de Pozzo en Sant'Ignazio (1685) es revelada viéndola desde el extremo opuesto. Parece borrar y levantar el techo con una impresión tan realista que es difícil distinguir cuál es verdadero o no. Andrea Pozzo pintó este techo y la bóveda en una lona, de 17 m de ancho. Las pinturas en el ábside representan escenas a partir de la vida de San Ignacio, de San Francisco Javier y de San Francisco de Borja.


Más imágenes de los frescos de Pozzo di Sant'Ignazio


 25pozzo_allegory_of_the_jesuits_missionary_work_01

Abside da Igreja de Santo Inácio, Roma. Fresco de Andrea Pozzo.


 26andrea_pozzo_apoteose_de_santo_inacio_cropped

Detalle de la nave, 1685-97. Oil on canvas and fresco. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 41view_of_the_nave_crossing_and_choir

View of the nave, crossing, and choir, 1685-97. Oil on canvas and fresco. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 42nave_vault_allegory_of_the_jesuits_missionary_work

 43nave_vault_allegory_of_the_jesuits_missionary_work  

Nave vault: Allegory of the Jesuits' Missionary Work, 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 44_1455568553_750807

 45_1455568650_770058

 46_1455568913_892975

 47_1455568926_752186

 48_1455568939_993423

Allegory of the Jesuits' Missionary Work (detalles), 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 49_1455569032_825439

The Four Corners of the World: Europa, 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 50the_four_corners_of_the_world_asia

The Four Corners of the World: Asia, 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 51the_four_corners_of_the_world_america

The Four Corners of the World: America, 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 52the_four_corners_of_the_world_africa

The Four Corners of the World: Africa, 1688-94. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 53simulated_cupola

Simulated cupola, 1685. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 54painting_on_the_pendentive_judith

Painting on the pendentive: Judith, 1685. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 55painting_on_the_pendentive_david

Painting on the pendentive: David, 1685. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 56painting_on_the_pendentive_jael

Painting on the pendentive: Jael, 1685. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 57painting_on_the_pendentive_samson

Painting on the pendentive: Samson, 1685. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 58apse_calotte_st_ignatius_helping_the_sick_and_poor

 59apse_calotte_st_ignatius_helping_the_sick_and_poor

Apse calotte: St Ignatius Helping the Sick and Poor, 1687-88. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 60antechoir_vault_vision_of_st_ignatius_at_the_battle_of_pamplona

Antechoir vault: Vision of St Ignatius at the Battle of Pamplona, 1687-88. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.


 61right_transept_vault_vision_of_st_maria_maddalena_de_pazzi

Right transept vault: Vision of St Maria Maddalena de' Pazzi, 1687-88. Sant'Ignazio, Rome. Fresco de Andrea Pozzo.



Intervención de Andrea Pozzo en Il Gesù, Roma


 62altar_of_st_ignatius_loyola

 63altar_of_st_ignatius_loyola

Altar of St Ignatius Loyola, 1695-99. Marble, bronze. Il Gesù, Rome. Diseño del altar y frescos obra de Andrea Pozzo.

En 1695 le concedieron el prestigioso encargo, después de ganar una competición contra Sebastiano Cipriani y Giovanni Battista Origone, de realizar un altar en la capilla de San Ignacio en el transepto izquierdo de la iglesia del Gesù. Este grandioso altar sobre la tumba del santo, construida con raros mármoles y metales preciosos, muestra la trinidad, mientras que cuatro columnas de lapislázuli (las actuales son copias) incluyen la estatua colosal del santo, obra de Pierre Legros. Era un trabajo coordinado de más de 100 escultores y artesanos, entre ellos Pierre Legros, Bernardino Ludovisi, Il Lorenzone y Jean-Baptiste Théodon. Andrea Pozzo también diseñó el altar de la capilla de San Francisco de Borja en la misma iglesia.

En 1697 le pidieron construir los altares barrocos similares con escenas a partir de la vida de San Ignacio en el ábside de la iglesia de iglesia de San Ignacio en Roma. Estos altares contienen las reliquias de San Aloysius Gonzaga y de San Juan Berchmans.

Mientras tanto continua pintando frescos y bóvedas ilusionistas en Turín, Mondovi, Módena, Montepulciano y Arezzo. En 1681 Cosimo III de Medici, duque magnífico de Toscana le encarga pintar su autorretrato para la colección ducal (ahora en la Galería de los Uffizi en Florencia). Este óleo sobre lienzo se ha convertido en el autorretrato más original. Muestra al pintor en una actitud diagonal, demostrando con su dedo índice derecho una bóveda pintada al fresco (posiblemente la abadía de Arezzo), mientras que en su mano izquierda se reclina sobre tres libros (que se refieren probablemente a sus tratados sobre la perspectiva). La pintura fue enviada al duque en 1688. También pintó escenas a partir de la vida de San Estanislao de Koska, en el cuarto del santo en la iglesia de Sant'Andrea al Quirinale en Roma.


 6iglesia_del_ges_de_roma_detalle_del_altar_de_san_ignacio_el_dise_o_de_altar_y_la_pintura_son_atribuidas_a_andrea_pozzo

Iglesia del Gesù de Roma. Detalle del altar de San Ignacio, el diseño de altar y las pinturas son atribuidas a Andrea Pozzo.



 23iglesia_de_san_francisco_xavier_en_mondov

San Francisco Xavier en Mondovì. La decoración en el techo del ábside de esta iglesia fueron las primeras composiciones importantes de Andrea Pozzo, llevado a cabo desde 1676. El trabajo principal está en el techo e ilustra la apoteosis de St Francis Xavier. Consiste en una cúpula octogonal dummy y balcones, columnas y arcos en proyección. La arquitectura de centro se detiene y se abre en el cielo, donde el Santo siendo cargado por un grupo de Ángeles. El espacio es relativamente pequeño y el trabajo no es especialmente grande, la composición es compacta y tiene pocos caracteres, pero tiene fuerza y es eficaz en su efecto de tridimensionalidad mediante el uso hábil de la perspectiva y los contrastes de luces y sombras tan caro al barroco. Claras influencias de las experiencias arquitectónicas de Borromini y Guarini, pero el diseño básico del sistema de Pozzo, más tarde mejoraría y llevar a su apogeo en Roma, es ya manifiesta. En la tierra, como era su costumbre, señaló una localización precisa para la ilusión de presentar eficaces, cuando las líneas de la arquitectura real de la iglesia junto con gallinas de Guinea en un todo coherente. Sin embargo, cuando el observador deambula por el barco la imagen distorsiona el punto de convertirse en siniestro: deforman las columnas, la cúpula parece caer y el altar a continuación parece irreal. La obra recibió críticas en su tiempo como un freak de tabloide y decían impresionado de temor que el techo realmente, respondió el artista, humorístico, usted paga de su bolsillo la reconstrucción de la cúpula si ella se derrumbó. Aún así, el trabajo fue muy apreciado por los conocedores y le valió una invitación a trabajar para el duque de Saboya.


 65apotheosis_of_st_francis_xavier

Apotheosis of St Francis Xavier, 1676-78. San Francesco Saviero, Mondovi. Fresco de Andrea Pozzo.


 24andrea_pozzo_anjos_casa_professa

Detalle de la decoración del salón de la Casa profesa de jesuitas en Roma. Andrea Pozzo. La imagen de la izquierda es una vista frontal de la pintura, uno a la derecha es el efecto que se obtiene cuando el observador mira la pintura de la dirección indicada por el artista, marcado con una piedra negra en el piso.


 64painting_of_a_corridor

Painting of a corridor, 1682-85. Casa Professa del Gesù, Rome. Frescos de Andrea Pozzo.

Fallece en Viena en 1709 en un momento en que meditaba regresar a Italia para diseñar una nueva iglesia de los jesuitas en Venecia. Lo enterraron con grandes honores en una de sus mejores realizaciones, la iglesia de los jesuitas en Viena.



 0auto_portrait_d_andrea_pozzo_dans_l_glise_du_ges_rome

Autorretrato de Andrea Pozzo, 1690s. Oil on canvas, 160 x 117 cm. Galleria degli Uffizi, Florence



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al jesuita y gran artista Andrea Pozzo (tambien, llamado el padre Pozzo; Trento, 1642-Viena, 1709) Pintor y arquitecto italiano. Fue uno de los más brillantes representantes del arte de las arquitecturas fingidas en el barroco. Pintó la bóveda de la Iglesia de San Ignacioen Roma (1685-1694), de efectos ópticos particularmente sorprendentes. Desde 1702 trabajó en Viena decorando la iglesia de los Jesuitas, orden a la que pertenecía, y el palacio de Liechtenstein. Escribió el tratado Perspectiva pictorum (1693).



Fuentes y Agradecimientos a: es.wikipedia.org, wga.hu, insecula.com, guiadeviena.com, liechtensteinmuseum.at, pintura.aut.org, artcyclopedia.com, biografiasyvidas.com, artknowledgenews.com, viajarconelarte.blogspot.com.es, hochzeits-location.info, epdlp.com, trazosybosquejos.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 27 June 2016, 22:56; edited 9 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Pozzo, Andrea 
 
Gracias xerbar, a este jesuita-artista Andrea Pozzo, casi no lo conocía y tirando del hilo he ido descubriendo su impresionante obra, que sin duda está a la altura de los más grandes. He tenido que dividir el trabajo debido a que por su extensión no cogía en una sóla página.



 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events