Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Martín Rico Y Ortega
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Martín Rico Y Ortega 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor paisajista madrileño Martín Rico y Ortega. Fue un pintor en sus origenes realista que evolucionó al impresionismo, influenciado por la Escuela de Barbizon. Se inició trabajando con su hermano Bernardo, haciendo ilustraciones. Fue discípulo de Genaro Pérez Villamil, en la Academia de San Fernando de Madrid.

Martín Rico y Ortega (El Escorial, Madrid, 1833 - Venecia, 1908) Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, siendo su maestro Genaro Pérez Villaamil. También fue discípulo de su hermano Bernardo -un calcógrafo-, con quien colaboró como dibujante y grabador, llegando a director artístico de La Ilustración Española y Americana.

En 1854 comienzan sus viajes por Europa: París, Suiza, Inglaterra, Italia. Tras haber sido pensionado por el Gobierno para estudiar en el extranjero se trasladó a París en 1859, donde sus obras figuraron en diversos Salones.

Regresó a España tras el estallido de la guerra franco-prusiana, viviendo en Madrid varios meses y trasladándose después a Granada, donde entra en contacto con Fortuny. A partir de entonces, su arte se verá influido intensamente por el maestro catalán, al que acompañó en un viaje por toda Italia, quedando fascinado por Venecia. En 1878, organizó junto a Raimundo de Madrazo la instalación de la sala Fortuny en la Exposición Universal de París.

Rico es considerado el paisajista español más importante dentro de la estela del preciosismo fortunyesco. Tras sus inicios realistas, en los que se advierte claramente la huella de la Escuela de Barbizón, evolucionó hacia una técnica extremadamente depurada, gracias a sus extraordinarias dotes para el dibujo preciso y a su exaltada visión del color, tan del gusto de la época sobre todo en sus infinitos panoramas de la ciudad de Venecia.

En 1907 se publicó su libro de memorias: Recuerdos de mi vida, dedicado a su amigo el paisajista Aureliano de Beruete.

Obras más relevantes:

- Orillas del Azañón (1858), Museo del Prado.
- Desembocadura del Bidasoa (h. 1865) Museo del Prado.
- Torre de las Damas (1871-72), Museo del Prado.
- Alcalá de Guadaira (h. 1890), Museo del Prado.
- Vista de Venecia (h. 1900), Museo del Prado.
- La riva degli Schiavoni en Venecia, Museo del Prado.
- Las lavanderas de la Varenne.

Tubo inportantes éxitos en las exposiciones en Madrid, y fue galardonado con medallas en la Exposición Universal de París de 1878 y 1888.

Espero os resulte interesante la recopilación de este pintor español, sea de vuestro interés y contribuya en la divulgación de su obra.




user_50_el_pintor_mart_n_rico_pintado_por_joaqu_n_sorolla_1351861129_398900

El pintor Martín Rico, pintado por Joaquín Sorolla




Algunas obras



cenaenemas

Cena en Emaús. Obra de Martín Rico


paisajedelebromuseodelp

Paisaje del Ebro. Museo del Prado. Obra de Martín Rico


donquijoteensierramoren

Don Quijote en Sierra Morena . Óleo sobre lienzo, 72 x 105,5 cm. Obra de Martín Rico


user_50_patio_de_la_escuela_1871_colecci_n_particular_obra_de_mart_n_rico

'Patio de la escuela' o 'Clase de costura'. Obra de Martín Rico y Ortega. 1871. Colección particular.


user_50_vista_de_covadonga_mat_n_rico_1856_leo_sobre_lienzo_81_x_65_cm_oviedo_museo_de_bellas_artes_de_asturias

Vista de Covadonga. Matín Rico. 1856. Óleo sobre lienzo, 81 x 65 cm. Oviedo, Museo de Bellas Artes de Asturias.


user_50_1351815388_783954_1351815507_noticia_grande_1351862029_537901

Sierra del Guadarrama. Matín Rico. 1869. Óleo sobre lienzo, 65,4 x 92,1 cm. Newark (New Jersey), Collection of the Newark Museum, USA


user_50_paisaje_del_guadarrama_mart_n_rico_y_ortega_1858_leo_sobre_lienzo_69_cm_x_100_cm_museo_nacional_del_prado_adquisici_n_1859_1351862048_853718

Paisaje del Guadarrama. Martín Rico y Ortega. 1858. Óleo sobre lienzo, 69 cm x 100 cm. Museo Nacional del Prado


user_50_la_sierra_del_guadarrama_desde_las_cercan_as_del_escorial_mat_n_rico_1870_leo_sobre_lienzo_39_5_x_60_6_cm_nueva_york_the_hispanic_society_of_america

La Sierra del Guadarrama desde las cercanías del Escorial. Matín Rico. 1870. Óleo sobre lienzo, 39,5 x 60,6 cm. Nueva York, The Hispanic Society of America. USA


user_50_puente_de_toledo_madrid_mat_n_rico_1882_leo_sobre_tabla_23_x_35_cm_madrid_museo_de_historia

Puente de Toledo, Madrid. Matín Rico. 1882. Óleo sobre tabla, 23 x 35 cm. Madrid, Museo de Historia


user_50_vista_de_par_s_desde_el_trocad_ro_mat_n_rico_1883_leo_sobre_lienzo_79_x_160_cm_madrid_museo_nacional_del_prado

Vista de París desde el Trocadéro. Matín Rico. 1883. Óleo sobre lienzo, 79 x 160 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado.


user_50_lavanderas_de_la_varenne_francia_1864_1866

'Lavanderas de La Varenne, Francia' 1864 -1866. Obra de Martín Rico


user_50_lavanderas_cloyes_mat_n_rico_1872_leo_sobre_lienzo_38_5_x_64_cm_colecci_n_particular

Lavanderas, Cloyes. Matín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 38,5 x 64 cm. Colección particular


user_50_lavanderas_en_cloyes_valle_del_loir_mat_n_rico_1872_leo_sobre_lienzo_38_5_x_64_cm_madrid_colecci_n_particular

Lavanderas en Cloyes. Valle del Loir. Matín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 38,5 x 64 cm. Madrid, colección particular


user_50_la_puerta_guillaume_en_chartres_mat_n_rico_1876_leo_sobre_lienzo_42_x_71_cm_madrid_colecci_n_particular

La Puerta Guillaume en Chartres. Matín Rico. 1876. Óleo sobre lienzo, 42 x 71 cm. Madrid, colección particular


user_50_la_torre_de_las_damas_en_la_alhambra_de_granada_1871_museo_nacional_del_prado_legado_ram_n_de_errazu

'La Torre de las Damas en la Alhambra de Granada', 1871. Óleo sobre lienzo, 62,5 x 39 cm. Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu. Obra de Martín Rico


user_50_alcal_orillas_del_guada_ra

Alcalá. Orillas del Guadaíra. Matín Rico. 1872. Acuarela sobre papel, 360 x 460 mm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu.


user_50_la_aguadora_mat_n_rico_1875_leo_sobre_tabla_21_8_x_35_cm_madrid_museo_nacional_del_prado

La aguadora. Matín Rico. 1875. Óleo sobre tabla, 21,8 x 35 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado


user_50_la_huerta_del_retiro_sevilla_1875_baltimore_the_walters_art_museum

'La huerta del Retiro, Sevilla', 1875. Baltimore, The Walters Art Museum. Obra de Martín Rico


user_50_naranjos_en_la_huerta_del_retiro_sevilla_1875_barcelona_colecci_n_ram_n_mascort

'Naranjos en la Huerta del Retiro, Sevilla', 1875. Barcelona, Colección Ramón Mascort. Obra de Martín Rico


user_50_bougival_pa_s_frente_al_hotel_1870_madrid_colecci_n_particular

'Bougival. País frente al hotel', 1870. Madrid, Colección particular. Obra de Martín Rico


user_50_petit_bras_sena_1869_san_sebasti_n_museo_de_san_telmo_donostia_kultura_legado_luis_de_errazu_y_rubio_de_tejada

'Petit Bras, Sena', 1869. San Sebastián, Museo de San Telmo. Donostia Kultura. Legado Luis de Errazu y Rubio de Tejada. Obra de Martín Rico


user_50_un_pa_s_cercan_as_de_aza_n_1859_leo_sobre_lienzo_82_x_160_5_cm_madrid_museo_nacional_del_prado

Un país, cercanías de Azañón. Matín Rico. 1859. Óleo sobre lienzo, 82 x 160,5 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado


user_50_vista_de_la_casa_de_campo_boceto

Vista de la Casa de Campo, boceto. Matín Rico. 1861. Óleo sobre lienzo, 28 x 37 cm. Madrid, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando


user_50_vista_de_la_casa_de_campo

Vista de la Casa de Campo. Matín Rico. 1861. Óleo sobre lienzo, 70 x 100 cm. Madrid, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando


user_50_paisaje_de_suiza

Paisaje de Suiza. Matín Rico. 1862. Óleo sobre lienzo. 53 x 107 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado


user_50_la_corniche

La Corniche. Matín Rico. 1881. Óleo sobre lienzo, 42,9 x 74 cm. Minnesota, Collection of the Tweed Museum of Art, University of Minnesota, Duluth, Gift of Howard Lyon


user_50_mart_n_rico_ortega_un_d_a_de_verano_en_el_sena_c_1870_1875_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Un día de verano en el Sena. Martín Rico Ortega, c.1870-1875. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_mart_n_rico_ortega_campesinos_s_f_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Campesinos. Martín Rico Ortega, s.f. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_el_adigio_paisaje

El Adigio, paisaje. Matín Rico. 1886. Óleo sobre lienzo, 46 x 80 cm. Colección particular.


user_50_0un_canal_cerca_de_poissy_mat_n_rico_h_1869_leo_sobre_lienzo_34_x_56_5_cm_filadelfia_drexel_university_the_drexel_museum

Un canal cerca de Poissy. Matín Rico, h. 1869. Óleo sobre lienzo, 34 x 56,5 cm. Filadelfia, Drexel University, The Drexel Museum. USA


user_50_desembocadura_del_bidasoa_1872_madrid_museo_nacional_del_prado

La desembocadura del Bidasoa. Obra de Martín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 39x71 cm. Museo del Prado. Rico es considerado el paisajista español más importante dentro de la estela del preciosismo fortunyesco. Tras sus inicios realistas, en los que se advierte claramente la huella de la Escuela de Barbizón, evolucionó hacia una técnica extremadamente depurada, gracias a sus extraordinarias dotes para el dibujo preciso y a su exaltada visión del color, tan del gusto de la época sobre todo en sus infinitos panoramas de la ciudad de Venecia.



Obras dedicadas a Venecia


venecialeosobrelienzo71

Venecia. Óleo sobre lienzo, 71.1 x 45.7 cm. Obra de Martín Rico y Ortega


venecia2

Canal veneciano. Obra de Martín Rico y Ortega


lalagunadeveneciacercad

La laguna de Venecia cerca de la Iglesia de Santa Maria della Salute. Obra de Martín Rico y Ortega


alolargodelcanalvenecia

A lo largo del canal, Venecia. Obra de Martín Rico y Ortega


canalsangiovane

Canal San Giovane. Obra de Martín Rico y Ortega


elsoleadocanal

El soleado canal. Obra de Martín Rico y Ortega


escenadeuncanalvenecian

Escena de un canal veneciano. Obra de Martín Rico y Ortega


vistadevenecia

Vista de Venecia. Obra de Martín Rico y Ortega


acanalinvenicec1875

A Canal in Venice, c. 1875. Metropolitan de Nueva York. Obra de Martín Rico y Ortega


riosantrovasoveniceleos

Rio San Trovaso, Venice. Óleo sobre lienzo, 65,4 x 100,3 cm. Obra de Martín Rico y Ortega


pescadorveneciano

Pescador veneciano. Obra de Martín Rico y Ortega


elpuenteverde

El puente verde. Obra de Martín Rico y Ortega


venetiansceneleosobreli

Venetian Scene. Óleo sobre lienzo, 44,4 x 69,8 cm. Obra de Martín Rico y Ortega


tardeveneciana

Tarde veneciana. Obra de Martín Rico y Ortega


user_50_patio_del_palacio_de_los_dux_de_venecia

Patio del palacio de los Dux de Venecia. Matín Rico. 1883. Óleo sobre lienzo, 141 x 81 cm. Colección Santander.


user_50_un_canal_en_venecia_1906

Un canal en Venecia. Matín Rico. 1906. Óleo sobre lienzo, 35,2 x 22,5 cm. Nueva York, The Brooklyn Museum of Art (13.33) Obsequio de Mrs. Carroll H. de Silver en memoria de su marido.


user_50_santa_maria_della_salute_venecia_1902_madrid_colecci_n_particular_obra_de_mart_n_rico_1351623708_423382

Santa Maria della Salute, Venecia. Matín Rico. 1902. Óleo sobre lienzo, 124,5 x 83,8 cm. Colección particular.


user_50_iglesia_de_la_salute_y_la_dogana

Iglesia de la Salute y la Dogana. Matín Rico. 1900. Óleo sobre lienzo, 65,5 x 101 cm. Colección privada, cortesía de Phidias Antiques, Reggio Emilia (Italia).


user_50_la_riva_degli_schiavoni_en_venecia

La riva degli Schiavoni en Venecia. Matín Rico. 1873. Óleo sobre lienzo, 42 x 72 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu. Esta obra, una de las primeras realizadas por Rico en Venecia, muestra su preferencia inicial por las vistas frontales, siguiendo el ejemplo de los vedutistas del siglo XVIII.


user_50_venecia_la_entrada_al_gran_canal

Venecia. La entrada al Gran Canal. Matín Rico. 1877. Óleo sobre lienzo, 42,4 x 71,7 cm. Filadelfia, The Pennsylvania Academy of the Fine Arts, gift of Caroline Gibson Taitt


user_50_un_canal_en_venecia

Un canal en Venecia. Matín Rico. 1879. Óleo sobre lienzo, 50,2 x 67,9 cm. Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, 87.15.57. Legado de Catharine Lorillard Wolfe, 1887


user_50_vista_del_gran_canal_venecia

Vista del Gran Canal, Venecia. Matín Rico. 1884. Óleo sobre lienzo, 60 x 97 cm. Colección particular


user_50_la_laguna

La Laguna. Matín Rico. 1885. Óleo sobre lienzo, 45 x 90 cm. San Sebastián, Museo de San Telmo. Donostia kultura. Legado Luis de Errazu y Rubio de Tejada


user_50_la_corniche

La Corniche. Matín Rico. 1881. Óleo sobre lienzo, 42,9 x 74 cm. Minnesota, Collection of the Tweed Museum of Art, University of Minnesota, Duluth, Gift of Howard Lyon


user_50_mart_n_rico_ortega_r_o_san_lorenzo_con_el_campanario_san_giorgio_dei_greci_venecia_c_1900_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

Río San Lorenzo con el campanario San Giorgio dei Greci, Venecia. Martín Rico Ortega, c.1900. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga


user_50_vista_del_palacio_franchetti_y_del_palacio_barbaro_en_el_gran_canal

Vista del palacio Franchetti y del palacio Barbaro en el Gran Canal. Matín Rico. 1894. Óleo sobre lienzo, 81,3 x 130, 8 cm. Colección particular, Estados Unidos, cortesía Mac_Connal-Mason Gallery, Londres


user_50_venecia

Venecia. Matín Rico. 1873-74. Óleo sobre lienzo, 57,2 x 102,2 cm. Filadelfia, Drexel University, The Drexel Collection. De las vistas panorámicas que Rico pintó durante su primera época en Venecia, esta es la de mayor amplitud. En ella destaca, por inusual en su obra, la presencia de grandes barcos veleros, cuyos cascos estudió el pintor. La estrechez de la franja de arquitecturas y la elección de un horizonte bajo le permiten estudiar los fenómenos atmosféricos y demostrar así su conocimiento de la tradición pictórica holandesa.



user_50_mat_n_rico_autorretrato_leo_sobre_cart_n_entelado_45_x_23_cm_1908_par_s_colecci_n_michel_rico

Matín Rico. Autorretrato. Óleo sobre cartón entelado, 45 x 23 cm, 1908, París, colección Michel Rico



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor paisajista madrileño Martín Rico y Ortega. Estuvo influido por su amigo Fortuny y la Escuela de Barbizon. Fue discípulo de Genaro Pérez Villamil y su hermano Bernardo.


Fuentes y agradecimientos a: museodelprado.es, captharrow.blogspot.com, artehistoria.jcyl, es.pintura.aut.org, es.wikimedia.org, elpais.com, artnet.com, artcyclopedia.com, museodelprado.es, pinterest.com, 1ojodemelkart.blogspot.com, invertirenarte.es, cvc.cervantes.es, painting-palace.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Saturday, 10 November 2012, 13:55; edited 11 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo, ya sabes que los pintores paisajistas son mis favoritos.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Gracias xerbar. Al pintor Martín Rico, lo conozco del Prado, ya traté de dedicarle un trabajo recopilatorio hace mucho tiempo, pero no encontré material suficiente y ahora he dado con algunas fuentes que disponían de algunas imágenes de cierta calidad y he aprovechado para representarlo en nuestra galería.


 


Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Hola j.luis,
me ha parecido muy interesante la información sobre Martín Rico. ¿Dónde se pueden ver las obras que no están en el Prado? También me gustaría saber las características técnicas, fecha, etc.
Enhorabuena por tu trabajo.
 



 
Pedro Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Pedro, Bienvenido al foro de xerbar, el Prado tiene varias obras de Martín Rico que puedes ver en la colección permanente dedicada a pintores españoles del XIX. En cuanto a los datos técnicos, sólo dispongo de los que ofrecen las fuentes, que a su vez son los ya referidos en el trabajo.



 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
El Prado reivindica el paisaje experimental de Martín Rico


La muestra del artista madrileño contiene 108 obras, de las más de 800 que realizó a lo largo de toda su vida



user_50_venecia_1873_1874_filadelfia_drexel_university_the_drexel_museum

'Venecia', 1873 - 1874. Filadelfia, Drexel University, The Drexel Museum. Obra de Martín Rico

La obra paisajística de Martín Rico (Madrid, 1833-Venecia, 1908) es mundialmente conocida ya en vida del artista. Próximo a Fortuny, Madrazo y Sorolla, está considerado como el introductor del paisaje realista en España en el siglo XIX y uno de los más cotizados en el mercado internacional. El Museo del Prado ya contaba entre sus fondos con 40 cuadernos que hace cinco años obtuvo de la nieta del artista; una adquisición que completaba el rico legado que ya poseía la pinacoteca. Todo ello deja claro que Martín Rico es mucho más que el pintor de vistas venecianas que le hicieron tan famoso y que provocaron que su firma fuera impunemente falsificada en numerosas ocasiones. Bajo el título de Martín Rico. El paisajista, el Prado abre mañana una exposición antológica que sitúa al artista madrileño entre los grandes de la historia del arte.

Miguel Zugaza, director del Museo, explica que la muestra es una continuación de la tarea emprendida con los creadores del XIX y que va a seguir deparando grandes sorpresas a los visitantes. Javier Barón, responsable del departamento de pintura del XIX, ha dado orden cronológico a una exposición en la que el hilo conductor es la belleza. Experimental en las técnicas, Martín Rico siempre optó por mostrar la belleza de lo que le rodeaba. Desde sus primeros paisajes tomados de la sierra del Guadarrama, cerca de Madrid, hasta obras inspiradas siempre en el medio natural de la campiña suiza y francesa hasta llegar a Venecia, la ciudad que eligió para vivir, amar y morir en 1908.

Organizada con el Meadows Museum de Dallas, donde se exhibirá el próximo año bajo el título Impresiones de Europa, y patrocinada por la Comunidad de Madrid, la exposición contiene un total de 108 obras, de las más de 800 que realizó a lo largo de toda su vida. Cuarenta son pinturas y el resto son acuarelas, dibujos y cuadernos, la mayoría no expuestos nunca antes en España. Estructurada en cinco partes, la muestra arranca con sus inicios como paisajista y sus vistas realizadas en El Escorial, Segovia y Ávila. Su definitivo viaje hacia el realismo se consagra durante su estancia en Suiza y Francia, entre 1862 y 1870 con trabajos en los que los ríos montañas desbordan la presencia del hombre. A su vuelta a España, entre 1870 y 1893, se emancipa definitivamente del realismo del periodo anterior con deslumbrantes vistas de la Alhambra, Sevilla o Toledo. Francia, Italia y finalmente Venecia le consagrarían después como el intérprete más fascinante del género paisajístico.



La mirada al mundo de un artista enamorado de Venecia


user_50_santa_maria_della_salute_venecia_1902_madrid_colecci_n_particular

'Santa Maria della Salute, Venecia', 1902. Madrid, Colección particular. Obra de Martín Rico


user_50_la_torre_de_las_damas_en_la_alhambra_de_granada_1871_museo_nacional_del_prado_legado_ram_n_de_errazu

'La Torre de las Damas en la Alhambra de Granada', 1871. Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu. Obra de Martín Rico


user_50_lavanderas_de_la_varenne_francia_1864_1866

'Lavanderas de La Varenne, Francia' 1864 -1866. Obra de Martín Rico


user_50_l_patio_de_la_escuela_1871_colecci_n_particular

'Patio de la escuela', 1871. Colección particular. Obra de Martín Rico


user_50_desembocadura_del_bidasoa_1872_madrid_museo_nacional_del_prado

'Desembocadura del Bidasoa', 1872. Madrid, Museo Nacional del Prado. Obra de Martín Rico


user_50_la_huerta_del_retiro_sevilla_1875_baltimore_the_walters_art_museum

'La huerta del Retiro, Sevilla', 1875. Baltimore, The Walters Art Museum. Obra de Martín Rico


user_50_petit_bras_sena_1869_san_sebasti_n_museo_de_san_telmo_donostia_kultura_legado_luis_de_errazu_y_rubio_de_tejada

'Petit Bras, Sena', 1869. San Sebastián, Museo de San Telmo. Donostia Kultura. Legado Luis de Errazu y Rubio de Tejada. Obra de Martín Rico


user_50_bougival_pa_s_frente_al_hotel_1870_madrid_colecci_n_particular

'Bougival. País frente al hotel', 1870. Madrid, Colección particular. Obra de Martín Rico


user_50_naranjos_en_la_huerta_del_retiro_sevilla_1875_barcelona_colecci_n_ram_n_mascort

'Naranjos en la Huerta del Retiro, Sevilla', 1875. Barcelona, Colección Ramón Mascort. Obra de Martín Rico


user_50_venecia_1884_1890_filadelfia_the_pennsylvania_academy_of_the_fine_arts_gift_of_caroline_gibson_taitt

'Venecia', 1884 - 1890. Filadelfia, The Pennsylvania Academy of the Fine Arts. Gift of Caroline Gibson Taitt. Obra de Martín Rico



Fuente: elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Exposición del Museo del Prado - El paisajista Martín Rico (1833-1908)

Del 30 de octubre de 2012 al 10 de febrero de 2013

Comisario: Javier Barón Thaidigsmann, Jefe del Departamento de Pintura del Siglo XIX del Museo Nacional del Prado  


Martín Rico es un pionero en la introducción del paisaje realista en España. Su especial captación de la luz y de las peculiaridades de las ciudades a las que viajó le dieron un gran reconocimiento en su época, particularmente en EE.UU., donde su obra está presente en distintos museos y colecciones particulares.

Durante más de cuarenta años, hasta su muerte, trabajó en París y Venecia, donde captó la belleza de las dos ciudades y contactó con destacados artistas europeos e internacionales, entre ellos Camille Pisarro, uno de los primeros impresionistas y Daubigny, paisajista francés de la escuela de Barbizon.

El perfil cosmopolita de Martín Rico hizo que sus obras tuvieran mayor éxito fuera de España por lo que, con la excepción del Prado, es un pintor poco representado en las colecciones institucionales de nuestro país.


user_50_autorretrato_leo_sobre_cart_n_entelado_45_x_23_cm_1908_par_s_colecci_n_michel_rico

Matín Rico. Autorretrato. Óleo sobre cartón entelado, 45 x 23 cm, 1908, París, colección Michel Rico

1833. Nace en Madrid el 12 de noviembre.

1845-57. Se inicia en la técnica del grabado en madera. Asiste a clases con el paisajista Vicente Camarón y luego, en la Real Academia de San Fernando, con Genaro Pérez Villaamil. Allí tiene como profesor de Dibujo del Natural a Antonio Ribera y de Colorido a Federico de Madrazo. Traba amistad con Eduardo Rosales y Raimundo de Madrazo.

1856-59. Realiza campañas anuales sucesivas en Covadonga, Sierra Nevada, el Guadarrama y la Alcarria. Obtiene una mención honorífica en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1858 por Un paisaje del Guadarrama y una tercera medalla en la de 1860 por Un país. Cercanías de Azañón.

1861. Logra una pensión de paisaje para el extranjero tras superar con brillantez la oposición con el cuadro Paisaje de la Casa de Campo.

1862-67. Reside en París. Campaña de verano en 1862 en Suiza con Alexandre Calame y viaje a Londres. En el verano de 1864 pinta en los alrededores de París, en La Varenne, donde coincide con Camille Pissarro. Es influido por Charles-François Daubigny. Obtiene dos segundas medallas en las Exposiciones Nacionales de 1864 y 1866.
Este año conoce a Mariano Fortuny.

1868-70. Comienzo de su éxito de ventas, apreciado por William H. Stewart y por Goupil. Campañas de Poissy. En diciembre de 1869 se casa con Louise Priet. En 1870, campaña de Bougival y vuelta a España, al Escorial.

1871-72. En 1871 pinta en Granada con Mariano Fortuny y al año siguiente en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), la Turena (Francia) y Fuenterrabía (San Sebastián).

1873-78. Viaja a Italia en 1873 y pinta en Roma, Nápoles y Venecia. Esta última le fascina y vuelve en 1874. Al año siguiente trabaja en Sevilla y Toledo, y en 1876 en Chartres y Sèvres. En 1878 recibe la Legión de Honor por su contribución a la Exposición Universal de París.

1879-98. Se traslada cada primavera y cada verano a Venecia (excepto en 1893) y pinta en la Costa Azul (1881), Madrid (1882), Tívoli (1885), Verona (1886), Cannes (1888), Núremberg (1892) y Toledo (1893). En 1889 obtiene una medalla de plata en la Exposición Universal de París.
En 1898 muere su esposa Louise.

1900-08. Fija su domicilio en Venecia. En 1900 se casa con María Sofía Breda Dubrowska, y al año siguiente nace su hija Isabel Eleonora. A partir de 1902 veranea en Belluno, en los Alpes dolomíticos. En 1905 cuatro de sus obras ingresan en el Museo del Prado a través del Legado de Ramón de Errazu y en 1906 publica sus memorias, Recuerdos de mi vida.

1908. Fallece en Venecia el 13 de abril.


Exposición del Museo del Prado - El paisajista Martín Rico (1833-1908)

Del 30 de octubre de 2012 al 10 de febrero de 2013

 
Los inicios como paisajista (1854-1861)


user_50_0un_paisaje_del_guadarrama_leo_sobre_lienzo_69_x_100_cm_1858
Paisaje del Guadarrama. Martín Rico y Ortega. 1858. Óleo sobre lienzo, 69 cm x 100 cm. Museo Nacional del Prado. Adquisición, 1859

Martín Rico supo apreciar y aprovechar uno de los elementos que dan mayor personalidad botánica al macizo del Guadarrama: el llamado "pino de Valsaín", que forma densos bosques en sus laderas, especialmente en la vertiente septentrional. Es un árbol de gran personalidad que, al alcanzar cierta edad, adquiere formas poderosas y dramáticas gracias al color rojizo de su corteza y a la torsión del tronco y sus ramas.

La experiencia que le aportó la ejecución de los estudios que realizó fue la base fundamental para la realización de lienzos más ambiciosos. Entre ellos destaca este paisaje que presentó en la exposición de 1858 y que llamó positivamente la atención de parte de la crítica. Tiene como fondo una visión de la sierra desde el oeste que permite apreciar cómo desciende progresivamente hacia la llanura en la parte de La Pedriza. El tema fundamental del cuadro son los pinos que aparecen en primer término y que tienen una morfología bastante extraña. Junto a ellos yace el tronco de un árbol derribado que contribuye a hacer todavía más densa esta visión inquietante de la naturaleza.

La variedad geológica, vegetal o de estados metereológicos del Guadarrama ofreció a Rico la oportunidad de cambiar de registros; y al igual que aprovechó las posibilidades dramáticas de las cumbres, las rocas o los pinos, también supo transmitir visiones más íntimas y recrear, por ejemplo, el curso apacible de un río o el discurrir inquieto de un arroyo, entre hierbas, matas y cantos.


El camino hacia el realismo (1862-1870)

Los trabajos seleccionados en esta sección revelan ya un marcado estilo realista en los numerosos dibujos de gran tamaño y cuadernos de apuntes que realizó del natural durante su estancia en Suiza, donde formó parte del círculo de Alexander Calame, y, posteriormente, en Francia, donde apreció los paisajes fluviales de Charles-François Daubigny (1817-1878) y de otros pintores de Barbizon y pintó en las orillas del Sena obras de cuidada ejecución y límpida atmósfera que comenzaron a ser apreciadas por los marchantes Reitilinger y Goupil, establecidos en París.


Vistas españolas (1870-1893)

Las obras de esta etapa manifiestan un período de especial luminosidad y frescura de color, más cercano a Fortuny, con quien entró en contacto durante su estancia en Granada en 1871. La influencia de Fortuny fue decisiva en la trayectoria de Rico.

La emancipación del realismo anterior se revela, especialmente, en las vistas de la Alhambra y de otros lugares como Sevilla, Fuenterrabía, Toledo y Madrid.


Vistas francesas e italianas (1872-1886)

Esta sección muestra la fase madura de Rico con la incorporación de una luz intensa combinada con una ejecución preciosista en tonos muy claros que se hace evidente en sus vistas de Cloyes, París, Chartres, Beaulieu o Verona, ciudad esta última en la que manifiesta un renovado interés por los cursos de agua, núcleo de su producción pictórica.


user_50_0_2012_10_29_6s7zu6t0hztdwsdskmcgh6

El Prado pone en valor a Martín Rico, maestro paisajista español del XIX (Foto: EFE)


Vistas venecianas (1873-1908)

La etapa más conocida de su carrera, a partir de 1873, está representada en esta sección con sus mejores obras. El descubrimiento de Venecia como un gran taller al aire libre le hizo perfeccionar su definitivo estilo, en un perfecto equilibrio entre la suavidad de ejecución, la finura de la captación de la luz y las calidades cromáticas. La fascinación por la atmósfera, pictórica por excelencia, de la ciudad, le llevó a utilizar sus dotes de colorista para captar en todo su esplendor su ambiente y, en ocasiones, crear una Venecia sorprendente e imaginaria, llevado de su gusto por la belleza.

En Venecia trabajó hasta su muerte alentado por la excelente recepción que sus pinturas tenían entre su clientela internacional, en especial la norteamericana.



Imágenes de la exposición


user_50_vista_de_covadonga

Vista de Covadonga. Matín Rico. 1856. Óleo sobre lienzo, 81 x 65 cm. Oviedo, Museo de Bellas Artes de Asturias. Esta vista puede considerarse la primera representación realista del santuario de Covadonga, en Asturias, donde había pintado años antes el maestro de Rico, Pérez Villaamil. La composición vertical resalta la grandiosidad de la Peña del Auseva, en cuyo interior se cobijan la cueva y la capilla. Este énfasis y las pequeñas figuras vestidas con trajes regionales vinculan aún la obra con el Romanticismo. La iluminación de mediodía estival le permitió estudiar las sombras y los cambios de color que la luz produce en las rocas y en los muros de la Colegiata.


user_50_un_paisaje_del_guadarrama_mat_n_rico_1858_leo_sobre_lienzo_69_x_100_cm_madrid_museo_nacional_del_prado

Un paisaje del Guadarrama. Matín Rico. 1858. Óleo sobre lienzo, 69 x 100 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Rico pintó la sierra de Guadarrama años antes de que el ferrocarril la hiciera accesible para los artistas. Así lo muestran algunas acuarelas y este óleo, pintado en el Alto del León, y que envió a la Exposición Nacional de 1858. La sucesión decreciente de los árboles y de los perfiles de las montañas es un recurso propiamente romántico. Por el contrario, el interés en la descripción de los musgos y de las hierbas muestra una clara intención realista.


user_50_un_pa_s_cercan_as_de_aza_n_1859_leo_sobre_lienzo_82_x_160_5_cm_madrid_museo_nacional_del_prado

Un país, cercanías de Azañón. Matín Rico. 1859. Óleo sobre lienzo, 82 x 160,5 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Esta obra es fruto de una campaña realizada por Rico en la localidad alcarreña de Azañón, cuyo caserío ha sido sustituido aquí por la masa de árboles de la izquierda. La presencia del curso fluvial permite al pintor estudiar con detalle los reflejos, resueltos en pinceladas verticales. Asimismo captó la plasticidad del relieve y el colorido de las tierras arcillosas características de esta zona.


user_50_vista_de_la_casa_de_campo_boceto

Vista de la Casa de Campo, boceto. Matín Rico. 1861. Óleo sobre lienzo, 28 x 37 cm. Madrid, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Es este el segundo de los bocetos que Rico presentó en 1861 para optar a la pensión de Paisaje para el extranjero, que obtuvo con brillantez. Demuestra su capacidad de observación del natural en la captación de las tonalidades ocres, propias del periodo otoñal en que se celebró el ejercicio. La sierra de Guadarrama, bien conocida por el artista, sirve de remate a la composición en franjas horizontales, que anticipa las que prodigaría después en París.


user_50_vista_de_la_casa_de_campo

Vista de la Casa de Campo. Matín Rico. 1861. Óleo sobre lienzo, 70 x 100 cm. Madrid, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La composición de esta obra, una de las presentadas por Rico en 1861 para obtener la pensión de Paisaje en el extranjero, es similar a la del boceto, si bien el pintor introdujo la figura de una niña junto a tres animales, para demostrar así su capacidad como pintor de figuras. Además, cada árbol está trabajado de manera específica, de modo que llega a plasmar su movimiento y el color de sus hojas. La captación de los reflejos del agua mediante pinceladas verticales demuestra también la madurez del trabajo comenzado en Azañón.


user_50_paisaje_de_suiza

Paisaje de Suiza. Matín Rico. 1862. Óleo sobre lienzo. 53 x 107 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Para cumplir con sus obligaciones de pensionado, Rico realizó como envío de primer año este paisaje, fruto de su estancia en Suiza. Allí trabajó en el Oberland, bajo la dirección del paisajista Alexandre Calame, y en el cantón de Ginebra, especialmente en Satigny y en la aldea de Bourdigny, cuya iglesia aparece a la izquierda. Partiendo de los numerosos apuntes tomados allí (véase n. 55), Rico pintó en su estudio de París esta obra, en la que demuestra su conocimiento de los paisajistas franceses del periodo.


user_50_lavanderas_de_la_varenne_francia

Lavanderas de La Varenne, Francia. Matín Rico. h. 1864-1865. Óleo sobre lienzo, 85 x 160 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. A mediados de la década de 1860 Rico trabajó en La Varenne, cerca de París, uno de sus lugares predilectos. Esta obra, de gran empeño, es fruto de los numerosos estudios preparatorios realizados a orillas del Marne (véase cuaderno n. 1). La composición, de colorido sobrio y frío, se organiza en franjas horizontales paralelas y consigue transmitir una sensación de serena armonía y placidez, aunque animada por el movimiento de las nubes y de las copas de los árboles, y por las lavanderas en primer término.


user_50_sierra_del_guadarrama

Sierra del Guadarrama. Matín Rico. 1869. Óleo sobre lienzo, 65,4 x 92,1 cm. Newark (New Jersey), Collection of the Newark Museum, 26.1262, Bequest J. Ackermann Coles, 1926. El estrecho contacto de Rico con la sierra del Guadarrama le permitió una percepción directa del natural, novedosa entre los paisajistas españoles contemporáneos. Así, consiguió captar los efectos de la luz de atardecer en las estribaciones montañosas del fondo, en los troncos y las ramas o en las sombras arrojadas en primer término por algunos árboles. Sobre el cielo, animado por las nubes y las degradaciones tonales, se recortan las copas de los pinos, cuya deformación contribuye al dinamismo de la composición.


user_50_el_sena_en_poissy

El Sena en Poissy. Matín Rico. 1869. Óleo sobre lienzo, 38,7 x 64,8 cm. Nueva York, Lent by The Metropolitan Museum of Art, Bequest of María DeWitt Jesup, from the collection of her husband, Morris K. Jesup, 1914. A finales de los años setenta Rico se interesó especialmente por las riberas del Sena y el Marne, donde sus paisajes se hicieron más luminosos y sus colores más vivos. El pintor afrontó asimismo de manera directa el motivo acuático, y para ello suprimió la ribera del primer término, habitual hasta entonces, y otorgó protagonismo a los reflejos, cuya disposición en la superficie del agua ordena con claridad la composición. La diferente gradación de los verdes y la distribución de las nubes contribuyen a la sensación de profundidad.


user_50_petit_bras_sena

Petit Bras, Sena. Matín Rico. 1869. Óleo sobre lienzo, 39 x 67 cm. San Sebastián, Museo de San Telmo. Donostia kultura. Legado Luis de Errazu y Rubio de Tejada. En sus campañas en Poissy, cerca de París, Rico se interesó por las aguas en calma. En esta obra representó el llamado petit bras, un tramo embalsado del río Sena que fue apreciado también por Charles-François Daubigny y los impresionistas. La distinción entre los diferentes matices de los verdes de la vegetación y sus reflejos en el agua, donde utiliza diferentes tipos de pincelada, le sirven para ordenar los planos de profundidad. El encanto misterioso de la obra era del gusto de Ramón de Errazu, a cuya colección perteneció.


user_50_un_canal_cerca_de_poissy

Un canal cerca de Poissy. Matín Rico, h. 1869. Óleo sobre lienzo, 34 x 56,5 cm. Filadelfia, Drexel University, The Drexel Museum. En el agua estancada del canal aparecen embarcaderos y palos de atraque, motivos sobre los que Rico volverá en sus cuadros venecianos, así como numerosos botes, que ordenan la composición en profundidad. Sus tonos oscuros, junto con los blancos de los cobertizos, contrastan con la armonía de verdes y grises claros. Como es habitual en esos años, las nubes se disponen desde el borde superior al horizonte en masas decrecientes, acentuando la impresión de lejanía.


user_50_bougival_pa_s_frente_al_hotel

Bougival. País frente al hotel. Matín Rico. 1870. Óleo sobre lienzo 41 x 81 cm. Madrid, colección particular. Rico pasó el verano de 1870 en Bougival, cerca de París, lugar muy concurrido por los artistas franceses. Esta obra, pintada desde la habitación del hotel donde se alojaba, muestra una visión panorámica del meandro formado por el Sena a su paso por esa localidad, cuyos edificios aparecen en perfecto equilibrio con la naturaleza. El paisaje, humanizado a través de la inclusión de numerosas figuras de pequeño tamaño, ofrece además un variado y preciso estudio de nubes.


user_50_la_sierra_del_guadarrama_desde_las_cercan_as_del_escorial_1870_leo_sobre_lienzo_39_5_x_60_6_cm_nueva_york_the_hispanic_society_of_america

La Sierra del Guadarrama desde las cercanías del Escorial. Matín Rico. 1870. Óleo sobre lienzo, 39,5 x 60,6 cm. Nueva York, The Hispanic Society of America. Tras abandonar París en el verano de 1870, el artista volvió, doce años después, a la sierra del Guadarrama. Los relieves se definen ahora con una mayor sutileza cromática, basada en las variaciones de color, y los diferentes términos del paisaje presentan una imbricación mayor que en las vistas panorámicas de su primera época. Las aves, los toros y las figuras, que Rico estudió en diferentes dibujos, aparecen captados con la habilidad y el virtuosismo propios de sus mejores cuadros.


user_50_alcal_orillas_del_guada_ra

Alcalá. Orillas del Guadaíra. Matín Rico. 1872. Acuarela sobre papel, 360 x 460 mm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu. Durante su viaje a Sevilla en el invierno de 1872, el pintor visitó la localidad cercana de Alcalá de Guadaíra, donde pintó algunas de las mejores acuarelas de toda su producción. El colorido luminoso y vibrante y la ejecución, muy minuciosa, son una señal inequívoca del contacto con Mariano Fortuny. Rico aplicaría su virtuosismo en la captación del natural a la pintura de paisaje.


user_50_la_torre_de_las_damas_en_la_alhambra_de_granada_1871_museo_nacional_del_prado_legado_ram_n_de_errazu_obra_de_mart_n_rico_1351619447_855105

La Torre de las Damas en la Alhambra de Granada. Matín Rico. 1871.Óleo sobre lienzo, 63,5 x 40 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu.. Este cuadro es la obra maestra entre las realizadas por Rico en Granada, donde se interesó especialmente, tanto en sus cuadernos como en sus óleos, por representar la Alhambra, captando la integración armónica de su arquitectura con la naturaleza. Así, los dos altos álamos resaltan la verticalidad de la Torre de las Damas. Sus desconchados reflejan las huellas del paso del tiempo y demuestran el especial cuidado puesto en reflejar las calidades de sus muros y las variaciones de color y textura.


user_50_patio_de_la_casa_de_samuel_lev_toledo

Patio de la casa de Samuel Leví, Toledo. 1893. Óleo sobre tabla, 35 x 24 cm. Colección particular. En un intento de ampliar los motivos de su obra, centrada en los paisajes venecianos, Rico volvió a Toledo en 1893. De los cuadros pintados allí destaca este, que recoge la casa de Samuel Leví, hoy Museo del Greco. En él se manifiesta el interés del pintor por la arquitectura del Siglo de Oro y por la fusión de elementos mudéjares y renacentistas de las construcciones toledanas. La fidelidad mostrada en esta ocasión puede deberse al contacto con Aureliano de Beruete, en cuya compañía viajó a esta ciudad.


user_50_desembocadura_del_bidasoa

Desembocadura del Bidasoa. Matín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 39,3 x 72 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado.. Esta pintura, fruto de un viaje a la villa costera de Fuenterrabía en 1872, es una de las de mayor calidad en toda la producción de Rico. Las figuras y las embarcaciones se concentran en una pequeña superficie, mientras que la arena mojada, en colores malvas, rosas y verdes de gran delicadeza, ocupa el vacío del primer término. El cielo, de gran amplitud, otorga movimiento a la obra a través de las nubes y la gradación de sus tonos.


user_50_naranjos_en_la_huerta_del_retiro_sevilla

Naranjos en la Huerta del Retiro, Sevilla. Matín Rico. 1875. Acuarela sobre papel, 30 x 47 cm. Barcelona, Colección Ramón Mascort. Interesado por la luz de Andalucía y por los motivos de inspiración musulmana, Rico se centró en la Huerta del Retiro durante su viaje a Sevilla de 1875. Las acuarelas de esta campaña, de ejecución menos minuciosa que las anteriores, tienen, como las de Fortuny, los bordes más abocetados, de forma que las formas se van volviendo más definidas y el color más intenso hacia el centro de la composición.


user_50_sevilla

Sevilla. Matín Rico. 1875. Acuarela sobre papel, 30 x 47 cm. Baltimore, Maryland, The Walters Art Museum. Estrechamente relacionada con el óleo de igual asunto (La Huerta del Retiro, Sevilla) y con un boceto preparatorio (véase cuaderno n. 8), esta obra muestra los Alcázares y el cenador del León desde la Huerta del Retiro, cuya luz y colorido eran especialmente propicios para la acuarela. La observación del natural llevó a Rico a representar las sombras coloreadas en violeta, de manera similar a como lo hacían en ese momento los impresionistas. El uso que se hace del blanco del papel produce una intensa vibración en la composición.


user_50_la_huerta_del_retiro_sevilla

La Huerta del Retiro, Sevilla. Matín Rico. 1875. Óleo sobre lienzo, 42 x 75 cm. Baltimore, Maryland, The Walters Art Museum. En la Huerta del Retiro, Rico encontró una combinación perfecta de riqueza arquitectónica y belleza natural. La composición, construida con franjas horizontales, ofrece un amplio panorama de edificios sevillanos, muchos de ellos estudiados en dibujos preparatorios, al igual que las figuras y los animales. El contraste entre el naturalismo preciso de estos últimos y el abocetamiento del primer término demuestra el conocimiento que tenía el artista de la pintura francesa contemporánea.


user_50_muralla_rabes_cerca_de_sevilla

Murallas árabes cerca de Sevilla. Matín Rico. 1875. Óleo sobre lienzo, 41 x 75,5 cm. Madrid, colección particular. A diferencia de otras obras sevillanas, esta composición presenta una disposición oblicua y un cielo de luz intensa, que produce marcadas sombras en los muros. La diversidad cromática en las construcciones, donde se recogen con especial precisión las calidades materiales de las superficies, contrasta con la mayor regularidad del colorido en la parte inferior. En esta aparecen numerosos animales y figuras que otorgan al cuadro cierta placidez.


user_50_la_aguadora

La aguadora. Matín Rico. 1875. Óleo sobre tabla, 21,8 x 35 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Esta obra, realizada a partir de los diversos apuntes tomados por Rico en uno de sus cuadernos de dibujo, durante su viaje a Toledo en 1875, recoge diferentes elementos arquitectónicos procedentes de varios edificios de la ciudad, como la Puerta de los Leones de la catedral. A pesar de su pequeño tamaño presenta una ejecución primorosa hasta en los más pequeños detalles de las jaulas o de las rejas, a los que la intensa luz del mediodía da una gran nitidez.


user_50_puente_de_toledo_madrid

Puente de Toledo, Madrid. Matín Rico. 1882. Óleo sobre tabla, 23 x 35 cm. Madrid, Museo de Historia. Este cuadro describe con precisión el perfil urbano de Madrid, donde Rico trabajó una breve temporada en junio de 1882. Los juegos de luces y sombras otorgan mayor plasticidad a las construcciones, entre las que destaca el templete barroco de Santa María de la Cabeza, que ocupa la parte central del puente. Sobre éste se disponen diferentes personajes con sus asnos y alforjas, a los que el artista prestó especial atención, como demuestran los dibujos preparatorios existentes.


user_50_lavanderas_cloyes

Lavanderas, Cloyes. Matín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 38,5 x 64 cm. Colección particular. Tras su estancia en Granada, definida por el luminoso colorido y el toque vibrante, Rico volvió a representar los tranquilos cursos de agua, los tonos verdes y ocres y los reflejos construidos con pinceladas finas y verticales. Consecuencia de su trabajo en España son un mayor realismo, una luz más intensa, el mayor volumen y dinamismo de las nubes y las tonalidades más vivas, que se aplican ya en las obras realizadas durante la primavera de 1872 en Cloyes.


user_50_lavanderas_en_cloyes_valle_del_loir

Lavanderas en Cloyes. Valle del Loir. Matín Rico. 1872. Óleo sobre lienzo, 38,5 x 64 cm. Madrid, colección particular. Durante su estancia en Cloyes-sur-le-Loir, en la Turena, el artista se interesó por las zonas pantanosas y volvió sobre el tema de las lavanderas. La disposición de la ribera de forma oblicua y no paralela acentúa el dinamismo de la composición, en la que adquieren especial protagonismo las construcciones de madera. El tratamiento de los reflejos de las aguas, así como la pincelada independiente, rápida y suelta, pueden relacionarse con la obra de los impresionistas, que habían trabajado en los mismos lugares que Rico.


user_50_la_puerta_guillaume_en_chartres

La Puerta Guillaume en Chartres. Matín Rico. 1876. Óleo sobre lienzo, 42 x 71 cm. Madrid, colección particular. En 1876 el artista se desplazó a Chartres, donde, como en España, prefirió pintar la ciudad desde afuera de la muralla, para poder así incluir un entorno natural. El conjunto arquitectónico, que centra la Puerta Guillaume y que enmarcan los altos álamos, está precedido por un camino de amplia perspectiva, pintado desde un punto de vista muy bajo. Al recuerdo de Camille Corot (1796-1875) en las suaves entonaciones en blancos, grises y ocres claros, Rico añade su minuciosa pincelada y el acabado dibujo.


user_50_la_corniche

La Corniche. Matín Rico. 1881. Óleo sobre lienzo, 42,9 x 74 cm. Minnesota, Collection of the Tweed Museum of Art, University of Minnesota, Duluth, Gift of Howard Lyon. En la primavera de 1881, Rico viajó a la Costa Azul, que poco después comenzó a ser concurrida por otros artistas. Esta obra, para la que realizó numerosos dibujos preparatorios (véase cuaderno n. 15), está influida por su trabajo en Venecia, al disponer las embarcaciones en diferentes términos de profundidad sobre las aguas en calma, y emplear una pincelada corta, rápida y suelta para algunos reflejos. Las arquitecturas blancas resaltan entre el verde de la vegetación y el fondo descarnado de las rocas.


user_50_vista_de_par_s_desde_el_trocad_ro

Vista de París desde el Trocadéro. Matín Rico. 1883. Óleo sobre lienzo, 79 x 160 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Marquesa de Manzanedo. Esta vista, encargo de la II marquesa de Manzanedo, es bastante fiel a la realidad en la descripción de los edificios, salvo en la ubicación de los puentes. El gusto por lo decorativo se aprecia en el mirador, con la balaustrada, y en el tratamiento de las flores, en cuya disposición sobre el azul del río es visible la influencia japonesa. Las sombras coloreadas y los reflejos de las barcas son recursos impresionistas, si bien la concepción pictórica de Rico es diferente.


user_50_el_adigio_paisaje

El Adigio, paisaje. Matín Rico. 1886. Óleo sobre lienzo, 46 x 80 cm. Colección particular. En 1886, Martín Rico visitó Verona, donde mostró un especial interés por el curso de agua del Adigio, que aquí comparte protagonismo con la arquitectura, estudiada en un dibujo preparatorio de su cuaderno n. 19, aquí expuesto. Las tonalidades sobrias son avivadas por pequeños toques de blanco y por los tonos dorados, mientras que la diversidad de pinceladas muestra la diferente condición de las superficies representadas.


user_50_patio_del_palacio_de_los_dux_de_venecia

Patio del palacio de los Dux de Venecia. Matín Rico. 1883. Óleo sobre lienzo, 141 x 81 cm. Colección Santander. La elección del patio del Palacio Ducal como motivo y el formato estrecho y vertical resultan singulares en el conjunto de las vistas venecianas de Rico, cuya captación de la luz evolucionó a una mayor claridad y brillantez hacia 1880. La escultura y los elementos decorativos, estudiados en numerosos dibujos, contribuyen a la monumentalidad del escenario arquitectónico. Las pequeñas figuras, en cambio, lo convierten en un espacio vivido por el hombre.


user_50_un_canal_en_venecia_1906

Un canal en Venecia. Matín Rico. 1906. Óleo sobre lienzo, 35,2 x 22,5 cm. Nueva York, The Brooklyn Museum of Art (13.33) Obsequio de Mrs. Carroll H. de Silver en memoria de su marido. En las pequeñas tablas y lienzos realizados en Venecia, Rico mostró su predilección por una pintura de gran delicadeza y cuidada ejecución. Frente a la iglesia de San Vidal, cuyo campanile sustituye el artista por el de Santa Fosca, aparecen una de sus características damas con chal rojo, dos niños bañando a un perro y un clérigo que repite en otros cuadros (véase. n. 43 y 47). Los reflejos presentan la pincelada propia de esta etapa final.


user_50_la_riva_degli_schiavoni_en_venecia

La riva degli Schiavoni en Venecia. Matín Rico. 1873. Óleo sobre lienzo, 42 x 72 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado. Legado Ramón de Errazu. Esta obra, una de las primeras realizadas por Rico en Venecia, muestra su preferencia inicial por las vistas frontales, siguiendo el ejemplo de los vedutistas del siglo XVIII. A pesar de la riqueza de los detalles, que animan la obra y buscan transmitir una sensación de actividad y movimiento, el pintor se tomó algunas licencias, al suprimir el edificio de la cárcel y algunos elementos del Palacio Ducal. Para captar las nuevas calidades cromáticas y materiales, amplió también los colores de su paleta.


user_50_venecia

Venecia. Matín Rico. 1873 o 1874. Óleo sobre lienzo, 57,2 x 102,2 cm. Filadelfia, Drexel University, The Drexel Collection. De las vistas panorámicas que Rico pintó durante su primera época en Venecia, esta es la de mayor amplitud. En ella destaca, por inusual en su obra, la presencia de grandes barcos veleros, cuyos cascos estudió el pintor en uno de sus cuadernos (el n. 7). La estrechez de la franja de arquitecturas y la elección de un horizonte bajo le permiten estudiar los fenómenos atmosféricos y demostrar así su conocimiento de la tradición pictórica holandesa.


user_50_venecia_la_entrada_al_gran_canal

Venecia. La entrada al Gran Canal. Matín Rico. 1877. Óleo sobre lienzo, 42,4 x 71,7 cm. Filadelfia, The Pennsylvania Academy of the Fine Arts, gift of Caroline Gibson Taitt. Tras sus primeras estancias en Venecia, Rico buscó nuevos motivos y puntos de vista. Para ello se valió de los embarcaderos, donde representó con precisión las góndolas. La fina captación de la luz de un mediodía estival le llevó a colorear suavemente en rosa la parte inferior del cielo, sobre el que se recortan los edificios, entre los que destaca la piazzetta de San Marcos a la derecha. Su sutil colorido rosado y malva anima la obra junto a los reflejos, más movidos que en otros cuadros.


user_50_un_canal_en_venecia

Un canal en Venecia. Matín Rico. 1879. Óleo sobre lienzo, 50,2 x 67,9 cm. Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, 87.15.57. Legado de Catharine Lorillard Wolfe, 1887. A finales de la década de 1870, Rico comenzó a pintar los palacios venecianos, cuya monumentalidad se acentúa aquí al aumentar la anchura del pequeño canal al que da el palacio Soranzo Van Axel. Este fue pintado con exactitud, mientras que en el resto de edificios incorporó o modificó diferentes elementos. Entre ellos destaca la fuente con putti, que contribuye a crear un espacio recogido y bello muy del gusto del pintor, quien representó a menudo jardines junto a los palacios.


user_50_vista_del_gran_canal_venecia

Vista del Gran Canal, Venecia. Matín Rico. 1884. Óleo sobre lienzo, 60 x 97 cm. Colección particular. En esta vista del Gran Canal desde el palacio Dario, en la que se suprimen los edificios más emblemáticos de la Riva degli Schiavoni, destaca en primer término la terraza abalaustrada. Como la Vista de París desde el Trocadéro, evidencia el interés por lo decorativo manifestado en estos años por Rico, quien se recreó en la descripción de las embarcaciones, de los pali o postes de atraque y de los edificios, buscando así el deleite del espectador y recreando una Venecia sorprendente, en parte imaginada.


user_50_la_laguna

La Laguna. Matín Rico. 1885. Óleo sobre lienzo, 45 x 90 cm. San Sebastián, Museo de San Telmo. Donostia kultura. Legado Luis de Errazu y Rubio de Tejada. Desde mediados de la década de 1885, Rico buscó inspiración en lugares de las inmediaciones de Venecia, como la isla de Murano. Desde sus primeras estancias en la ciudad, trabajó a menudo en composiciones ocupadas en su mayor parte por el cielo y el mar. En este caso los reflejos aparecen captados con toques anchos y seguros, mientras que para los árboles y edificios eligió una pincelada más difusa y menos marcada, acentuando así su lejanía, también patente por el colorido suave.


user_50_vista_del_palacio_franchetti_y_del_palacio_barbaro_en_el_gran_canal

Vista del palacio Franchetti y del palacio Barbaro en el Gran Canal. Matín Rico. 1894. Óleo sobre lienzo, 81,3 x 130, 8 cm. Colección particular, Estados Unidos, cortesía Mac_Connal-Mason Gallery, Londres. Fiel a la libertad con que afrontó sus composiciones, Rico eliminó el puente de hierro e incorporó algunas chimeneas venecianas, una terraza y una cúpula sobre el palacio Franchetti, que se dispone en el centro. A la derecha, el palacio Barbaro aparece con gran animación a través de las figuras de los balcones, las jaulas o los toldos. Junto con las posturas de los gondoleros, estudiados continuamente por el artista en sus cuadernos (véase el n. 21), el movimiento de las telas otorga gran dinamismo al conjunto.


user_50_santa_maria_della_salute_venecia_1902_madrid_colecci_n_particular_obra_de_mart_n_rico_1351623708_423382

Santa Maria della Salute, Venecia. Matín Rico. 1902. Óleo sobre lienzo, 124,5 x 83,8 cm. Colección particular. Santa Maria della Salute, una de las obras fundamentales del periodo final de Rico, presenta un punto de vista alto, habitual en su obra desde 1896. El pintor reúne todos los motivos que le habían interesado durante las tres décadas de trabajo en Venecia: la riqueza monumental, los motivos góticos que aparecen en la abadía de San Gregorio a la derecha y el Gran Canal, que proporciona al cuadro la atmósfera veneciana característica y que le sirve para estudiar los reflejos a través de una pincelada moteada.


user_50_iglesia_de_la_salute_y_la_dogana

Iglesia de la Salute y la Dogana. Matín Rico. 1900. Óleo sobre lienzo, 65,5 x 101 cm. Colección privada, cortesía de Phidias Antiques, Reggio Emilia (Italia). En sus últimos años, Santa Maria della Salute y la Dogana (Aduana) del Mar centraron muchas de las obras de Rico, que había adquirido su residencia muy cerca. La disposición lateral del pórtico de la iglesia le permitió estudiar (cuaderno n. 23) la rica plasticidad de sus esculturas y de los elementos arquitectónicos, cuyas sombras, producidas por la luz del atardecer, resaltan los volúmenes.


user_50_0ignacio_gonz_lez_inaugura_la_muestra_el_paisajista_mart_n_rico_1833_1908_en_el_museo_del_prado_1351624742_632183

Ignacio González, presidente de la CC. de Madrid inaugura la muestra El paisajista Martín Rico 1833-1908, en el Museo del Prado


user_50_00_1351624447_988168

Portada del catálogo de la exposición El paisajista Martín Rico

Ver vídeo de la exposición del Prado de Martín Rico
Información general


Fuente: museodelprado.es



 

Espero que esta información de la exposición que el Museo Nacional Prado dedica a Matín Rico, uno de los mejores paisajistas de España, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección. Espero ver esta retrospectica del Prado en unos días.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Martín Rico Y Ortega 
 
Trazos de luz del Guadarrama


En 1853 subió a la sierra y captó sus colores. Pintó la casa de Campo y el puente de Toledo.

El Prado homenajea al paisajista Martín Rico, uno de los artistas madrileños de mayor proyección exterior




user_50_1351815388_783954_1351815507_noticia_grande

'Sierra del Guadarrama (1869)', una de las obras de la exposición que el Museo del Prado dedica a Martín Rico.

Hasta la sala C del Museo del Prado parece descender y penetrar la brisa fresca que bate la arista de la Cuerda Larga de la Sierra del Guadarrama, inmortalizada en los lienzos que en aquella se exponen surgidos del pincel del pintor madrileño Martín Rico y Ortega (1833-1908). La gran pinacoteca le dedica hasta el 10 de febrero una exposición, la primera de carácter monográfico que el Prado tributa a la figura y la obra del artista.

Corría el año de 1853. Con sus pinceles bañados de color aplicado con pulso certero sobre el limpio dibujo estampado antes en un cuaderno. El joven pintor que buscaba luz, nubes y horizontes desde la serranía madrileña, tuvo el acierto de encaramarse hasta lo alto de la cordillera y retratar desde allí magistralmente las copas de los orgullosos pinos achaparradas por el poderoso viento; las caprichosas formas de sus torturados troncos y el verdor del musgo que forra las rocas esparcidas por tan desolados altos. Allí, el adolescente Martín se dejaría seducir por una luz, esa luz del Guadarrama, tan diáfana como única, que él aprendió a captar y llevar mansamente a sus lienzos.

La primera luz la vio Martín Rico en la calle de la Concepción Jerónima en noviembre de 1833, fecha de su nacimiento: había llegado al seno de un hogar regido por el hijo de un sangrador, barbero y cirujano del rey Carlos IV, que supo inculcar a su parentela gustos artísticos.

Proclive al dibujo sombreado, Martín se inició en el Ateneo Literario y Artístico donde atesoraba una carpeta de trazos al carbón que guardaba consigo. Al verla su profesor de Dibujo, Vicente Camarón, quedó asombrado por la grácil desenvoltura del joven con el carbón y acudió al padre de Martín para encarecerle que le dedicase a la pintura. Y así lo hizo.

La Academia de San Fernando recibió al mozalbete a través del pintor gallego emblema del Romanticismo, Genaro Pérez Villaamil, que lo acogería en sus aulas. Otro de sus maestros, concretamente Federico de Madrazo, consumado retratista, le adentraría en la asignatura de Color. Con aquella maestranza y el talento que ya de sus lápices y acuarelas irradiaba, Martín Rico comenzó a mostrar su genio pictórico entre 1853 y 1858, años en que tomó diligencias, aún el ferrocarril no había llegado, y subió a las crestas de las montañas cercanas. Se hizo amigo de los hijos de Federico, los fogosos Raimundo y Ricardo, así como de Eduardo Rosales, todos estudiantes en San Fernando y, con el tiempo, del afamado Mariano Fortuny, emparentado con los Madrazo. De todos aprendió y a todos enseñaría, gracias a su carácter benevolente y seductor, laborioso y nómada.

Para obtener una pensión becada en el extranjero, Martín concurrió en 1861 a una oposición que preparó minuciosamente con un paisaje lacustre de la Casa de Campo. En él restalla su talento pictórico de forma deslumbrante: lo hace mediante la distribución de la pincelada y su cromática en ejes horizontales, para terrizos y riberas; diagonales para la vegetación arbórea; y verticales, para el agua de la laguna; una pastorcita de cabras humaniza desde un primer plano el espléndido lienzo al óleo, hoy visible en el Prado, que procuraría a Rico el primer premio de la convocatoria y la beca que le abriría desde Madrid las puertas al mundo.

Martín Rico, que en Madrid trabajó asiduamente para La Ilustración Española e Hispanoamericana, la mejor revista de su época, nunca se mostró concernido por aquellos acontecimientos surgidos en torno a la revolución de 1868, llamada La Gloriosa. El pintor madrileño, codiciado por la pudiente burguesía europea dada la apacibilidad de sus obras —carentes de conflictividad alguna—, prosiguió sus viajes.

En 1870, 1882, 1898 y numerosas otras ocasiones hasta su muerte en la ciudad véneta en 1908, Martín Rico regresó a su ciudad natal, donde conseguiría espejar en su Puente de Toledo una de las mejores obras de su tiempo, al decir de los críticos. En el lienzo se distinguen tanto el templete de Santa María de la Cabeza y la cúpula de la iglesia de San Cayetano, en Lavapiés, como media docena de esculturas de reyes en piedra de Colmenar, procedentes de las cornisas del Palacio Real y que hoy ocupan las peanas del Paseo de las Estatuas.


user_50_paisaje_del_guadarrama_mart_n_rico_y_ortega_1858_leo_sobre_lienzo_69_cm_x_100_cm_museo_nacional_del_prado_adquisici_n_1859_1351870754_287688

Paisaje del Guadarrama. Martín Rico y Ortega. 1858. Óleo sobre lienzo, 69 cm x 100 cm. Museo Nacional del Prado

De los 40 cuadernos del pintor que adquirió el Museo del Prado con dibujos y bocetos, destaca uno dedicado a la fuente de la Alcachofa, emblema de las mejores fontanas madrileñas.


user_50_el_pintor_mart_n_rico_pintado_por_joaqu_n_sorolla

El pintor Martín Rico, pintado por Joaquín Sorolla

Martín Rico ha sido, pues, uno de los pintores de mayor proyección y nombradía exteriores entre los nacidos en Madrid, ciudad que ahora, casi un siglo después de su muerte, reconoce su valía y honra su obra mostrándola en la mejor pinacoteca del mundo.

El paisajista Martín Rico (1833- 1908). Lunes a sábado, de 10.00 a 20.00. Domingos y festivos, hasta las 19.00. Entrada general, 12 euros. Reducida, 6 euros. Museo del Prado. Hasta el 10 de febrero.


Rafael Fraguas / elpais.com



 

Ayer estuve visitando en el Museo Prado, y como no, la exposición que el Prado dedica a Martín Rico. Una visita imprescindible para los amantes del arte. De Matín Rico ya conocía algunas obras que alberga pinacoteca madrileña, pero además he podido admirar al natural otras obras traidas de otros museos y colecciones y francamente Rico es un paisajista excepcional.

La exposición reúne más de cuarenta pinturas junto a un numeroso conjunto de acuarelas, dibujos y cuadernos, la mayoría no expuestos nunca antes en España. Resalrar -como curiosidad- los 40 cuadernillos de dibujo donde el artista tomaba sus apuntes y hacía sus bocetos para futuras obras. Como decía una muestra muy interesante, a mí me encantó, pero quizá no sea objetivo, pues soy socio de la a mejor pinacoteca del mundo.

 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events