Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Juan Martín Cabezalero (h. 1634 - 1673)
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Juan Martín Cabezalero (h. 1634 - 1673) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor y dibujante español Juan Martín Cabezalero. Estudió con Juan Carreño de Miranda, pintor de corte del rey Carlos II de España. Cabezalero vivió en casa de su maestro hasta 1666.

Juan Martín Cabezalero (Almadén, Ciudad Real, h. 1634 - Madrid, 1673) Pintor barroco español, nació en Almadén hacia 1634. Se trasladó a Madrid, despuntando entre las figuras de la escuela madrileña a pesar de su corta producción. Falleció en la capital de España en 1673.

Pocos trabajos de Cabezalero han sobrevivido hasta nuestros días. Su temprana muerte le impidió cristalizar un talento que se prometía fecundo. Antonio Palomino lamenta su fallecimiento, así como su modestia y carácter estudioso. Parece que practicó con éxito la pintura al fresco, pero nada de esto ha sobrevivido.

Su estilo estuvo determinado por su característico modelado a base de planos de luz y la influencia de la pintura flamenca, sobre todo su admiración por Anton Van Dyck y sus colores intensos: azules vibrantes, amarillos rojizos y blancos nacarados. La luz y suntuosidad de sus obras nos remiten a la escuela veneciana.

Buenos ejemplos de su técnica son el San Bruno en gloria (col. particular), hermosa obra de gran luminosidad, que parece mostrar cierta influencia de los modelos y esquemas de Herrera el Mozo; o sus cuatro grandes lienzos para la capilla de la Orden Tercera, tal vez su obra más ambiciosa y compleja. Sus últimas obras, como la Comunión de Santa Teresa del Museo Lázaro Galdiano de Madrid, revelan una capacidad de monumentalidad y una condición escultórica en las figuras que auguraban un talento pictórico de primer orden.

Obras destacada

- San Jerónimo (1666, Meadows Museum, Southern Methodist University, Dallas)
- San Bruno en la gloria (Col. particular)
- Escenas de la Pasión (1667-68, Convento de la Venerable Orden Tercera, Madrid)
- Asunción de la Virgen (1670, Museo del Prado), antiguamente atribuida a Mateo Cerezo.
- Comunión de Santa Teresa (1670, Museo Lázaro Galdiano, Madrid)
- Pasaje de la Vida de San Francisco (Museo del Prado, Madrid)

Espero os resulte interesante la recopilación de este pintor español, sea de vuestro interés y contribuya en la divulgación de su obra.






Algunas obras


Juan Martín Cabezalero en el Museo del Prado

Juan Martín Cabezalero (Almadén, Ciudad Real, h. 1634-Madrid, 1673). Pintor español. Debió de llegar bastante joven a Madrid, donde se hizo discípulo de Carreño, en cuya casa se encontraba en 1666, calificándose como «maestro pintor». Son pocas las obras que conocemos de Cabezalero, apenas un San Jerónimo firmado en 1666 ­(Meadows Museum, ­Dallas), y cuatro grandes lienzos para la Venerable Orden Tercera realizados entre 1667 y 1668, y su colaboración con José Jiménez Donoso en la cartuja de El Paular. Palomino lo retrata «estudioso y modesto», haciéndose eco de lo corto de una vida que hacía albergar una espléndida madurez artística, pues «se malogró en lo mejor de su edad». Sabemos que practicó con éxito la pintura al fresco, pero nada de ello se ha conservado. Las obras que se le atribuyen, con base a las similitudes estilísticas con los grandes lienzos de la Orden Tercera, permiten definirle como fiel discípulo de Carreño, gracias al cual conocería las composiciones de Van Dyck. De este modo se aplicó a la realización de obras grandiosas y elegantes que cuentan con personajes monumentales y esculturales. Llevados a cabo con una factura suelta pero precisa, sus trabajos aparecen envueltos en una luminosidad muy veneciana. Cabezalero es autor de tres óleos del Museo del Prado: Pasaje de la vida de san Francisco, proveniente de la Real Academia de San Fernando, y dos diferentes versiones de La Asunción de la Virgen, una de ellas comprada por Fernando VII para el Palacio Real de Aranjuez y otra depositada actualmente en Santa Cruz de Tenerife.


Obras


 03_1410336203_766580

Pasaje de la Vida de San Francisco, hacia 1670, óleo sobre lienzo, 232 x 195 cm. Museo del Prado. Obra de Juan Martín Cabezalero


 04_1410336828_903678
  
La Asunción de la Virgen. Mediados del siglo XVII, óleo sobre lienzo, 209 x 147 cm. Museo del Prado (en dep. en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife). Obra de Juan Martín Cabezalero.

Su composición se halla concebida con cierta monumentalidad, habitual por otra parte en la obra de este pintor, pero en esta ocasión se debe a su dependencia de una conocida estampa de Schelte a Bolswewrt, utilizada también por su maestro Carreño de Miranda en cuyo taller pudo conocerla Cabezalero.

Esta última posibilidad podría justificar la cronología temprana, dentro de su catálogo, que parece tener esta pintura, ya que el grupo de Apóstoles que contempla la asunción de la Virgen copia literalmente la parte inferior del citado grabado.

En cambio, la Virgen y los ángeles son los mismos que repite el pintor en otras obras suyas, como la Asunción consevada en el Museo del Prado (P00658), que antes estuvo atribuida a Mateo Cerezo, o en los lienzos de la Venerable Orden Tercera (Madrid. Convento de San Francisco), siendo idéntico el tratamiento de las telas y los efectos luminosos, a pesar de que en esta pintura se encuentren más apagados debido a la preparación y a su conservación.


 01_1410336472_552881

La Asunción de la Virgen, óleo sobre lienzo, 237 x 169 cm, firmado. Obra de Juan Martín Cabezalero (antiguamente atribuida a Mateo Cerezo). Museo del Prado.

A la sombra de grandes nombres como el de Velázquez, durante el siglo XVII se desarrolla en Madrid una escuela pictórica muy interesante, que en ocasiones alcanza cotas de gran calidad. Uno de sus representantes es Cabezalero, de quien se conocen pocas obras, pero todas de cierto nivel, como evidencia esta Asunción, en la que se aprecia el gusto por las formas monumentales y los colores claros, intensos y brillantes tan característicos del autor.

Tanto en su composición como en parte de su gama cromática, el cuadro evidencia el conocimiento de la pintura de Rubens, que es uno de los artistas que más influyen en la evolución de la pintura barroca española.



Otras obras


 05_1410336938_196025

San Juan Bautista. Autor: Juan Martín Cabezalero. Óleo sobre lienzo, 68 x 61 cm. Museo Fundación Lázaro Galdiano. Madrid.

Figura de medio cuerpo, semidesnudo, sostiene con la mano derecha la cruz de caña con la cinta y con la izquierda sujeta el cordero que siempre le acompaña como atributo. La cabeza, de enérgica expresión, está violentamente girada hacia su izquierda, como contemplando un fulgor celeste del que queda un rastro en el ángulo superior derecho del lienzo.

La técnica suelta y el efecto vibrante y luminoso del tratamiento, en grandes planos de luz, y el modelado un tanto andrógino, de grandes ojos oscuros, evocan ciertamente algunas de las obras de Juan Martín Cabezalero, y se ha propuesto, de modo enteramente provisional, su posible atribución a este artista aún poco estudiado.


 02_juan_mart_n_cabezalero_the_communion_of_saint_theresa_google_art_project

Comunión de Santa Teresa. 1670. Óleo sobre lienzo, 248 x 222 cm. Museo Fundación Lázaro Galdiano, Madrid. Obra de Juan Martín Cabezalero (antiguamente atribuida a Claudio Coello).

El asunto representado, no demasiado frecuente, es la interpretación de un pasaje de la "Historia y admirable vida del glorioso Padre San Pedro de Alcántara·", escrita por fray Antonio de la Huerta, (1669) que relata como San Francisco de Asís y San Antonio de Padua se aparecieron para hacer de diácono y subdiácono en una misa oficiada por San Pedro de Alcántara en presencia de Santa Teresa. El pintor ha elegido para el prodigio el momento en que el santo franciscano da de comulgar a la Santa, logrando con ello que el lienzo sea una exaltación de la Eucaristía a la vez que una milagrosa representación de los santos protagonistas.

La escenografía de la escena, de rico barroquismo, con la gran columna que llena la parte superior derecha, el gran cortinaje que en ella se apoya y la enorme ménsula que se advierte a la izquierda sobre el altar, así como la solemne gesticulación de todos los personajes y la lujosa dalmática de San Francisco, escorzado en primer término, hacen de esta notable obra una de las más espectaculares composiciones del barroco madrileño. Se ha subrayado, también, la belleza de su colorido con intensos rojos y azules muy bien acordados y los toques brillantes de oros y platas que dan una sensación de opulencia a la composición (...). La atribución a Caludio Coello ha sido mantenida hasta fecha muy reciente [...]. La publicación del inventario de una Doña Ana María de Sora, casada con un alto funcionario de la corte de Felipe V, Don Miguel Antonio de Zuaznábar, fallecida en Madrid en 1743, dio a conocer la presencia entre sus bienes de una "pintura de San Pedro de Alcántara, original de Cabezalero, comulgando a Santa Teresa, con San Francisco y San Antonio que sirven de diácono y subdiácono, de tres varas de alto y más de dos varas de ancho con marco liso dorado" tasado en 1.800 reales por Andrés de la Calleja. La descripción y las dimensiones corresponden perfectamente al lienzo presente, y no es la primera vez que se confunden obras de Cabezalero con las de Coello, artista extraordinariamente dotado, pero fallecido muy joven, por lo que su nombre ha permanecido menos conocido y popularizado. [...] Aún partiendo de la evidente semejanza de sus estilos, un atento análisis de este lienzo da la razón al inventario de 1743. [...] Era muy extraño que un lienzo tan importante y significativo no hubiera sido nunca recogido por los más antiguos biógrafos de Coello [...].


 06la_magdalena_con_el_ung_entario

La Magdalena con el ungüentario. Óleo sobre lienzo, 66.5 x 52.5 cm. Colección privada. Londres. Obra de Juan Martín Cabezalero

Juan Martín Cabezalero forma parte de un nutrido grupo de pintores que, dotados de cualidades artísticas extraordinarias y de un refinado sentido estético precozmente demostrados, contribuyen a configurar la escuela barroca madrileña de la segunda mitad del siglo XVII. Salvo Claudio Coello y José Jiménez Donoso, casi todos ellos: José Antolínez, Mateo Cerezo ó Juan Antonio de Frías y Escalante, murieron muy jóvenes, tras haber asimilado las enseñanzas de Juan Carreño de Miranda, Francisco Rizi y Francisco de Herrera el Mozo.

Según Palomino, biógrafo de nuestros pintores barrocos, Cabezalero fue discípulo de Carreño de Miranda y, de hecho, algunos documentos lo señalan viviendo precisamente en su casa hasta pasados los treinta años de edad, siendo con probabilidad oficial del taller. Pero, como ocurre en otros casos, la liberalidad del maestro en cuestión de estilo permitió dar rienda suelta a las expresiones más juveniles e impetuosas de Cabezalero, hasta configurar una de las obras de más fuerte personalidad del siglo, fácilmente comprobable en las doce ó catorce pinturas de que consta hoy su catálogo.

Efectivamente, la obra conocida de Cabezalero, tanto la documentada y firmada, como la que se le atribuye con rigor científico, es muy escasa, pero de una fuerte personalidad que le individualiza de la del resto de sus coetáneos. Los cuatro lienzos de la Venerable Orden Tercera, su obra más importante, muestran su admiración hacia la pintura flamenca, principalmente hacia Anton van Dyck y la pintura vene
ciana. Pero su mirada hacia esos dos focos de atención, comunes al resto de sus contemporáneos, no fue servil, sino cargada de inteligencia y de capacidad para interpretarla personalmente.

El artista usa en esta Magdalena el mismo modelo femenino de la Virgen y de las santas de la “Imposición de la casulla a San Ildefonso” de la Colección Apelles de Londres, con rostro alargado de nariz recta y boca pequeña, las manos de dedos estilizados y los pliegues del manto, geométricos y con brillos tornasolados; otra característica distintiva es la ausencia de aureola de la santa.


 07lavisindesanjernimo

La visión de San Jerónimo. Obra de Juan Martín Cabezalero


 crucifixi_n_del_se_or_1410338607_913728

Crucifixión del Señor. Iglesia de San Francisquín, Madrid. Obra de Juan Martín Cabezalero


 ecce_homo_juan_martc3adn_cabezalero

Ecce Homo. Óleo sobre lienzo, 102.5 x 83.4 cm. Colección privada. Obra de Juan Martín Cabezalero


 08sanjeronimo

San Jerónimo, 1666. Óleo sobre lienzo, 103 x 83 cm. Colección privada. Obra de Juan Martín Cabezalero


 cabezalero_juan_mart_n_extasis_de_santa_teresa_omacd300_10628_20070710_508_45203

Éxtasis de Santa Teresa. Colección privada. Obra de Juan Martín Cabezalero



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor español Juan Martín Cabezalero. Fue discípulo de Juan Carreño de Miranda. Podría haber sido un artista de renombre, lástima que muriera tan joven


Fuentes y agradecimientos a: museodelprado.es, espintura.aut.org, es.wikimedia.org, flg.es, artcyclopedia.com, galeriacaylus.com, lembranzas-ines.blogspot.com, manuelblasdos.blogspot.com.es, detodaslasartes.wordpress.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events