Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Goitia, Francisco
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Goitia, Francisco 
 
Este trabajo está dedicado al pintor mexicano Francisco Goitia. Fue un artista muy especial dentro del panorama cultural mexicano, ya que se mantuvo al margen de las costumbres sociales de su época; personificada por Rivera Diego, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, entre otros.

La obra de Goitia se distingue de la de otros pintores de su generación por no tener tintes folklóricos ni políticos. Los tópicos más recurrentes de su pintura son el hambre, el tenebrismo, la miseria, la desolación, el aislamiento y el dolor humano.

Dos de las principales cualidades de Goitia eran su clarividencia y su capacidad de plasmar su entorno con realismo. La mayor parte de sus lienzos fueron producto de la contemplación y el análisis profundo de su vida y su entorno, y son un testimonio de varias etapas de la historia de México: la subsistencia de las personas en las haciendas durante el régimen de Porfirio Díaz, la Revolución de 1910, la Posrevolución, la Guerra Cristera y el ambiente cultural de la primera mitad del siglo XX.


 0goitia004

Francisco Goitia (Fresnillo, 4 de octubre de 1882 - Xochimilco, México D.F., 26 de marzo de 1960) fue un artista sui generis dentro del panorama cultural mexicano ya que se mantuvo al margen de las costumbres sociales de su época y de la corriente pictórica oficial. Aunque perteneció a la llamada Escuela Mexicana de Pintura y Escultura —personificada por Rivera, Orozco y Siqueiros, no participó en el movimiento muralista iniciado en 1922.

Creador de algunas de las obras más características del arte mexicano, como Tata Jesucristo y Los Ahorcados. En 1898 ingresa a la Academia de San Carlos, en la ciudad de México, y posteriormente, en 1904, viaja a Barcelona, donde adquiere una gran madurez pictórica bajo las enseñanzas de su maestro de formación prerrafaelista Francisco de Asís Galí, quien también fue maestro de Joan Miró.

Primeros años. Nace en el rancho de Patillos, perteneciente a la Hacienda de Bañón, Fresnillo, Zacatecas, en el día de San Francisco, fue el tercer Francisco de la familia, su abuelo y su padre de nombre Francisco Bollaín y Goitia, de origen vasco, que fue administrador de haciendas, su madre Andrea Altamira, mujer de extraordinaria belleza, muere al nacer Francisco, por lo que no tuvo un sólo recuerdo de ella, de la que guardó una viva imagen fue la mujer que lo amamantó, al igual que de la que se encargó de su crianza. Eduarda Velázquez, mujer que siempre estaría en su imaginación.

Su niñez transcurrió de manera tranquila, como el mismo lo decía, pues estuvo rodeado de verdes paisajes, manantiales, flores y animales. El estrecho contacto con la naturaleza lo llevó siempre en su memoria y fueron esas vivencias determinantes en su trabajo como pintor.

Cuando tuvo edad para aprender las primeras letras, fue llevado al rancho Charco Grande de la misma hacienda. Cursó la instrucción primaria en Fresnillo, cuando finaliza sus estudios primarios, su padre (al que hasta entonces conoció) le comunicó que lo llevaría con él a la hacienda de Ábrego en la que realizó trabajos de escritorio (no muy de su agrado) y leyó todos los libros que encontró a su alcance: las reseñas de la guerra franco-prusiana, lectura que en un momento le hizo inclinarse por la carrera militar, Los tres mosqueteros, Los miserables, El Quijote, o las narraciones de Julio Verne, entre otros, sin embargo, esta vida apacible y tranquila no podía durar mucho tiempo, pues su padre estaba interesado en que siguiera sus estudios y un amigo de su padre; el doctor Federico Carranza, vio en él cualidades ajenas a la militar, más bien intelectuales, por lo que aconsejó al padre de Goitia para que lo enviara a la ciudad de México a estudiar y no al Colegio Militar, como eran los deseos de Goitia, decidiéndose éste último finalmente por las artes plásticas.

Su llegada a la Ciudad de México. Cuando llega a la capital del país, ingresa a la Academia de San Carlos, ahí tuvo como maestros a José María Velasco, Julio Ruelas, Germán Gedovius y Saturnino Herrán, permaneció en la Academia Fabrés en 1903 uniéndose al grupo de reaccionarios del maestro español y de la Academia. Fue gran amigo de Rufino Tamayo, pero también tuvo relación con los pintores grandes de su época, conformando con ellos el gran movimiento del arte contemporáneo mexicano.

El viaje a España. Poco tiempo después con ayuda económica de su padre viaja a España y se va a Barcelona en 1904, ahí asiste no sólo a talleres, sino que además recorre los museos barceloneses, fue su maestro Francisco de A. Galí, de este periodo son algunos dibujos al carbón de varios edificios de esa ciudad española, como el "Patio de la Universidad de Barcelona" o el tríptico con edificios barceloneses. Estando en España, recibe una beca del ministerio Sierra para estudiar en Italia, en donde estudió la buena pintura renacentista y permaneció en Roma interesado en la arquitectura clásica, especialmente en el Foro Romano y otros monumentos, de este periodo son los temas arquitectónicos que pintó. Expone con mucho éxito en Italia y recibe una medalla por sus obras. Sólo permanece cuatro años, pues tiene que regresar a México, ya que con la caída de Díaz pierde su beca.


 0francisco_goitia2

Autorretrato de Francisco Goitia

De regreso en México. De vuelta en México, vive un tiempo en Zacatecas, de cuya estancia son los cuadros de paisajes zacatecanos, como: Paisaje de Santa Mónica, La Huerta del Convento de Guadalupe, Zacatecas, etc., posteriormente trabaja de 1918 a 1925, con el antropólogo Manuel Gamio como dibujante de objetos y sitios arqueológicos, esta relación y el profundo amor a sus raíces le influenciaron fuertemente, pinta indígenas, logrando realizaciones magistrales, de gran vitalidad y realismo, como su obra más trascendente, una de las obras maestras del siglo XX: Tata Jesucristo, con lo que obtiene el Primer Premio en la Bienal Interamericana de Pintura y Grabado, y que lo sitúa en la historia como un gran artista. Fue profesor de arte durante siete años en la Secretaría de Educación Pública. Goitia militó en las huestes villistas, como pintor oficial del general Felipe Ángeles. Años más tarde recordaría: "fui a todas partes con su ejército, observando. Nunca porté armas porque sabía que mi misión no era matar...". Su trabajo consistía en dar testimonio pictórico de la vida en estos agitados años.

Así, presenció varias batallas, como la de Zacatecas de 1914. Los temas de su pintura de estos años muestran el horror y fascinación que le produjo la guerra. Goitia hizo cuadros que muestran paisajes del norte del país pero, sobre todo, la brutalidad y la muerte que veía cotidianamente. Para realizar su serie de cuadros sobre ahorcados, Goitia colgaba de un árbol cadáveres auténticos y observaba su descomposición para después plasmar el dramatismo de su violenta muerte.

Goitia se va a vivir en 1920 como un anacoreta a una choza de Xochimilco hecha con sus propias manos, ahí su contacto con los indígenas y la sencillez de sus costumbres le hicieron llevar una vida entregada a su quehacer, fue hombre fuera de las superficialidades de la vida cultural e intelectual de la ciudad de México, a la que se rehusaba a pertenecer.

La desolación de los paisajes de Goitia transmiten el sentimiento que la Revolución Mexicana produjo en el artista.

Francisco Goitia está situado entre los grandes precursores del movimiento del Arte Contemporáneo Mexicano, al lado de David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Rufino Tamayo y Carlos Mérida., entre otros. Durante veinte años vive aislado del mundo dibujando y pintando, muere, dejándo un autorretrato inconcluso que se había empezado en 1943.

Espero os resulte interesante la recopilación de este pintor mexicano, sea de vuestro interés y contribuya para divulgar su obra.





Algunas obras


 00_1430669959_409704

Autorretrato de Francisco Goitia con mano en el pecho, 1955, Col. Universidad Autónoma de Zacatecas


 11los_ahorcados_n_1_obra_de_francisco_goitia

Los ahorcados nº1, obra de Francisco Goitia


 14los_ahorcados_obra_de_francisco_goitia

Los ahorcados, obra de Francisco Goitia


 13el_ahorcado_obra_de_francisco_goitia

El ahorcado, obra de Francisco Goitia


 15cabeza_de_ahorcado_obra_de_francisco_goitia

Cabeza de ahorcado, obra de Francisco Goitia


 12la_bruja_obra_de_francisco_goitia

La bruja, obra de Francisco Goitia


 19cabeza_de_mujer_obra_de_francisco_goitia

Cabeza de mujer, obra de Francisco Goitia


 17paisaje_de_santa_m_nica_1

Paisaje de Santa Mónica №1, obra de Francisco Goitia


 18paisaje_de_santa_m_nica_2

Paisaje de Santa Mónica №2, obra de Francisco Goitia


 16viejo_en_el_muladar_obra_de_francisco_goitia

Viejo en el muladar, óleo sobre tela. Obra de Francisco Goitia


 tata_jesucristo

Tata Jesucristo, 1926, óleo sobre tela. Obra de Francisco Goitia


 20costa_de_catalu_a_obra_de_francisco_goitia

Costa de Cataluña, óleo sobre tela. Obra de Francisco Goitia



Goitia, Un Dios para sí mismo


 0000_1430671437_357736

La película "Goitia, un dios para sí mismo" de Diego López, comienza en los últimos días del pintor y hace un viaje al pasado que es también su propio viaje introspectivo. Al sentir la proximidad de la muerte, Goitia pide a Dios le permita pintar un último cuadro. Esto lo lleva a hacer un recuento de su vida: el reencuentro con su país y su pueblo; su ardua lucha contra los demonios del cuerpo y su posterior conversión religiosa; su permanente búsqueda de identidad como hombre y como artista.

(Ficción / 35 mm / Color / Estéreo / México, 1989 / 110 min)

Dirección: Diego López

Guión: Raúl Zermeño / Diego López / José Carlos Ruiz / Jorge González de León / Javier Sicilia / Enrique Vargas

Reparto: José Carlos Ruiz, Patricia Reyes Spíndola, Alejandro Parodi, Ana Ofelia Murguía, Angélica Aragón, Alonso Echánove, Fernando Balzaretti, Martha Navarro, Ignacio Honorato Magaloni, Aurora Clavel

La película "Goitia, un dios para sí mismo" obtuvo el premio Catalina de Oro a la Mejor Fotografía, en el Festival Internacional de Cine de Cartagena (Colombia-1990), así como el Ariel al Mejor Actor (José Carlos Ruiz); Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Argumento Original, Mejor Ambientación, Mejor Fotografía y Mejor Música (México-1990)



Museo Francisco Goitia


 04_1430669793_276040

El Museo Francisco Goitia se encuentra ubicado en la calle Gral. Enrique Estrada, No. 102 en la Colonia Sierra de Alica de la Ciudad de Zacatecas, a 10 minutos a pie de la Catedral Basílica, joya del barroco Novo hispano.


 0francisco_goitia

Autorretrato de Francisco Goitia

El Museo se aloja en un singular edificio rodeado de bellos jardines, proyectado y construido por el arquitecto español Máximo de la Pedraja como Residencia Oficial de Gobernadores, por encargo del entonces Gobernador del Estado Leobardo Reinoso, inaugurado en 1948.


 06_1430669898_283556

Interior del Museo Francisco Goitia


 piramide_de_sol_de_teotihuacan_pyramid_of_the_sun_at_teotihuacan_oil_on_canvas_1918

Pirámide del Sol de Teotihuacán. Obra de Francisco Goitia. 1918, óleo sobre lienzo, 73 x 41 cm. Museo Francisco Goitia, Zacatecas


 09_1430671838_144903

Continuó con esta función hasta 1962, cuando se le destinó para alojar visitantes distinguidos y estudiantes de escasos recursos, además, de oficinas públicas con el nombre de Casa del Pueblo, finalmente, en 1978 el edificio propiedad del Gobierno del Estado en convenio con el Instituto Nacional de Bellas Artes, fue acondicionado como museo, para exhibir permanentemente una espléndida selección de obras de los más prestigiados artistas plásticos originarios de Zacatecas, los que representan en conjunto 100 Años de producción de Arte Contemporáneo.


 08_1430670007_164920

En este Museo Francisco Goitia se pueden admirar más de 170 obras de los grandes maestros zacatecanos: Julio Ruelas, Francisco Goitia, José Kuri Breña, Pedro Coronel, Manuel Felguérez y Rafael Coronel, quienes ocupan un relevante lugar en la plástica mexicana y cuentan con un amplio reconocimiento internacional.


 05_1430669858_355778

El Museo Francisco Goitia presenta además, exposiciones temporales, conciertos, recitales, presentaciones de libros, etc.


 0museo_francisco_goitia

Museo Francisco Goitia, se encuentra ubicado en la calle Gral. Enrique Estrada, No. 102 en la Colonia Sierra de Alica de la Ciudad de Zacateca.

Vídeo del Museo Francisco Goitia: http://www.museofranciscogoitia.com/



El entierro de Francisco Goitia


 000_1430670296_607578

Francisco Goitia en el último retrato que se le hizo, tres meses antes de su muerte

La impronta fotográfica de Rodrigo Moya estuvo presente una vez más en el 37 Festival Internacional Cervantino de 2009, para contar las emociones y sentimientos que se vivieron en 1960, durante el funeral del pintor zacatecano Francisco Goitia. Una exposición que no sólo narra una historia a través de imágenes, también se pondera el papel del fotorreportero en su calidad de testigo de los acontecimientos sociales, artísticos y políticos, como infiltrado de los sucesos históricos.
 
El entierro de Francisco Goitia es el título de la muestra configurada por el curador Américo Sánchez, quien ofrecerá otra lectura de las imágenes que el fotógrafo de origen colombiano publicó, a principios de la década de los 60, en la revista Impacto. Una exhibición que estará abierta al público en la planta alta del Museo Casa Diego Rivera como parte de la oferta cultural de Zacatecas, estado invitado de honor del 37 FIC.
 
Rostros dolientes de las mujeres pertenecientes a la Orden Tercera de San Francisco de Asís —de la que también Goitia había sido miembro—, imágenes de la misa de cuerpo presente, así como del recorrido que hicieron muchas personas del Templo de San Bernardino Sena, hasta el panteón de Xilotepec, para acompañar al cuerpo, y del momento en que estudiantes de la Academia de San Carlos, oriundos de Xochimilco, intentaron tomar el molde para la mascarilla mortuoria, serán rememorados en esta exposición realizada con apoyo del Instituto Zacatecano de Cultura y el Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato.

Sin duda, la muerte de Goitia —acontecida el 26 de marzo de 1960 en su casa del Barrio de San Marcos en Xochimilco— fue noticia en el país; por ello, el trabajo que Rodrigo Moya publicó en la revista Impacto es de gran valor histórico. Se trató de un fotorreportaje que marcó una línea en la fotografía periodística de aquella época, donde el periodista gráfico más allá de retratar rostros desconsolados, congeló con su cámara la atmósfera, el escenario y el espíritu colectivo que se suscitó durante las exequias del artista plástico, quien vivió en Xochimilco como un anacoreta, desde 1920.
 
El dolor humano, la miseria, la desolación y el hambre fueron tópicos que bordaron la obra de Goitia; ese extraño dramatismo que surgió de la contemplación y análisis de la vida de este artista zacatecano también se hizo presente en el testimonio gráfico que Moya obtuvo de su cobertura. Una analogía que el crítico de arte Antonio Rodríguez —quien también asistió al funeral— advirtió en las fotografías, específicamente en la imagen de las mujeres cubiertas por sus rebozos mientras lloran y el cuadro Tata Jesucristo, el más famoso de Goitia...

El entierro de Francisco Goitia estuvo en exhibición en la planta alta del Museo Diego Rivera en octubre de 2009, como parte de la oferta cultural de Zacatecas, estado invitado de honor del Festival Internacional Cervantino.
 


Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor mexicano Francisco Goitia. Fue un artista muy atípico dentro del panorama cultural mexicano, ya que se e ha resultado complicado obtener más imágenes de su obra, si encuentro alguna, la agregaré


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, eventola.com, jornada.unam.mx, Rodrigo Moya, zacatecasonline.com.mx, museogoitia.mx.tripod.com, festivalcervantino.gob.mx y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Domingo, 03 May 2015, 17:53; editado 5 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Goitia, Francisco 
 
Homenaje al pintor Francisco Goitia en Zacatecas



0goitia3

La exposición, ‘Un destino en el arte’, muestra el 80% de la obra del artista
 
Viejo, en los huesos y solo en mitad de la nada, así pintó Francisco Goitia (1882-1960) el caballo de su última obra ‘Caballo famélico” (1960). Un cuadro que muchos interpretan como metáfora de sus últimos días en su ‘humilde’ casa de Xochimilco.

El artista mexicano de origen vasco vivió retirado en una pequeña cabaña de adobe y uralita (lámina) a las afueras de la ciudad de México, en lo que fue su hogar durante 40 años. Temperamental, rebelde y místico; un pintor con aspecto de mendigo con cuyo rostro se empapela hoy la ciudad de Zacatecas durante su Festival Cultural, al cumplirse 50 años de su muerte.

El zacatecano, considerado uno de los grandes artistas de México junto a sus famosos paisanos Julio Ruelas, Pedro Coronel, Rafael Coronel y Manuel Felguerez, es todavía hoy un artista difícil de catalogar entre su generación.

Los más jóvenes ven en él al padre del oscurantismo, una especie de fundador del movimiento 'dark', por obras como ‘La bruja’ o ‘Cabeza de ahorcado’, otros lo consideran el padre del llamado '‘renacimiento plástico mexicano' y uno de los pintores más interesantes de México por obras como 'Tata Jesucristo', considerada por muchos como la mejor obra de caballete de la pintura mexicana y con la que se ganó una beca de por vida del Gobierno.

“Hombre menudo, enjuto, de largas barbas blancas y mala leche, muchos creían que era un viejo excéntrico, pero el vivió cómo él quiso, eligió vivir en la austeridad, saltándose los convencionalismos de la época y se creó su propio mito”, comenta Lourdes Fava, directora del Museo Francisco Goitia de Zacatecas.

Eclipsado por los grandes muralistas mexicanos su pintura "quería transmitir emociones, no ideas", tal y como defendió en medio de una corriente de corte nacionalista encabezada por Rivera o Siqueiros que lo llenó todo, desde paredes a libros escolares.

“Lo que pasa es que Goitia es un artista difícil de catalogar, rompe todos los moldes, no podemos incluirlo en ninguna corriente ni escuela. Su obra es tan diversa que parece un coctel de su vida, de sus viajes, de los lugares que vio”, asegura la también comisaria de la muestra, ‘Un destino en el arte’, dedicada al artista.

Una obra que para el coordinador del museo, Alejandro Ramos, está muy relacionada con su vida. “Su obra es difícil de clasificar es muy diferente y está muy relacionada con la vida que tuvo: una infancia difícil, hijo no reconocido, se crió sin madre y después fue enviado a México".

La exposición recoge el 80% de la obra del pintor
Un recorrido por su vida desde que llegó a México a estudiar pintura con maestros como José María Velasco y Julio Ruelas, los años en Barcelona donde conoció a su gran maestro Francisco Galí, su enfermedad en Italia donde se hizo franciscano y a su regreso a México para convertirse en cronista del ejército de Pancho Villa durante la Revolución.

De todas sus etapas queda una obra o dos reunidas en la muestra, ‘Un destino en el arte’. Goitia pintaba para el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), que le concedió una beca vitalicia. “Gracias a esta beca, tenemos el 80% de su obra en el Museo, aunque hay obra en España, Italia y mucha en manos privadas, casi todos sus trabajos están aquí”, explica la comisaria.

"Sus paisajes al carbón de la catedral de Barcelona, los retratos de los indios en un trabajo para el famoso humanista mexicano Manuel Gamio, sus autorretratos.... Pintó poco pero muy diverso; incluso llegó a pintar bodegones de su influencia europea”, asegura la experta que ha trabajado durante dos años para preparar esta exposición.

“Para mí es mucho más interesante que los muralistas ya que utiliza todas las técnicas y aunque con pocos cuadros es capaz de transmitir toda una vida de duros golpes", añade el coordinador gran apasionado de la obra del zacatecano.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 2 invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario