Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
María Blanchard
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje María Blanchard 
 
Este trabajo está dedicado a la pintora santanderina María Blanchard. Hija de un periodista español y de madre polaco-francesa, era deforme ("jorobada") desde el nacimiento, por lo que sufrió burlas desde la infancia. Fue una excelente artista que sus temas preferidos eran: La infancia, la soledad, la tristeza y las enfermedades. Según los especialistas estos temas fueron el reflejo de su obra y de su propia existencia.
  
00_1410110662_471836María Gutiérrez Cueto, llamada María Blanchard, pintora española, nacida en Santander (Cantabria) el 6 de marzo de 1881 y fallecida en París, 5 de abril de 1932.

María Blanchard, procedía de una familia burguesa acomodada, siendo su abuelo director de la Abeja montañesa, y su padre director del periódico El Atlántico. Su madre era de ascendencia polaca y francesa, y María adoptaría el apellido Blanchard de su abuelo materno. Como consecuencia de un accidente de su madre durante su gestación, María nació con una gran deformidad corporal debida a una cifoescoliosis con doble desviación de columna, que marcaría toda su vida y le produciría gran sufrimiento psicológico. Sin embargo, durante su infancia contó con los beneficios de un ambiente familiar culto y estimulante en el que su padre alentó su interés por el arte.

En 1903 decide marchar a Madrid para completar su formación con Emilio Sala y al año siguiente, tras la muerte del padre, se instala en la capital. Allí acabará toda la familia, aunque en situación económica precaria, aliviada en parte gracias a un tío que sufragó los gastos de la familia y la carrera de María. Estudia en 1906 con Álvarez de Sotomayor y empieza a exponer en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Dos años más tarde concurre de nuevo, consiguiendo tercera medalla de pintura. Ese año entra en el taller de Manuel Benedito.

En 1909 obtiene beca de la Diputación y Ayuntamiento de Santander y marcha por primera vez a París. Acude a la Academia Vitti, donde recibe enseñanzas de Anglada Camarasa y Van Dongen, que orientan su trabajo hacia la libertad del color y la expresión, permitiéndole alejarse de las restricciones de la pintura académica en la que había iniciado su carrera. Durante el verano viaja a Bélgica con Angelina Belloff, donde coinciden con Diego Rivera, a quien María ya conocía. Envía un cuadro a la Nacional de Bellas Artes de Madrid y se le concede segunda medalla. Al concluir su primera estancia en París, pasa una temporada en Granada, pero decide solicitar otra beca para regresar, y vuelve allí en 1912.

Esta segunda estancia parisina será decisiva, porque favoreció el contacto con el círculo de la vanguardia cubista, especialmente con Juan Gris y Lipchitz. Sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial le obliga a abandonar Francia en 1914, pasando una temporada en Mallorca con Rivera, Belloff y Lipchitz, y más tarde en Madrid. 1915 es la fecha de la exposición de Pintores íntegros que organiza Gómez de la Serna y en la que incluye a María Blanchard junto a Rivera y otros artistas de la vanguardia. Después, la pintora ejerce durante un tiempo como profesora de dibujo en Salamanca, pero recibe rechazo y humillación por parte de sus alumnos, por lo que decide instalarse definitivamente en París.

En 1916 viaja por tercera vez a la capital francesa, iniciando la decisiva etapa cubista en su obra. María estrecha vínculos de amistad con Juan Gris, Lipchitz y Metzinger. En 1918 entra en contacto con Léonce Rosenberg y forma parte del grupo de su galería, L'Effort Moderne. Empieza a encontrar compradores de su pintura sobre todo entre los coleccionistas rusos, americanos y alemanes. En 1920 expone en el Salón de los Independientes, y Rosenberg le compra su obra cubista, pero su trayectoria artística ya está marcada por un giro fundamental hacia la figuración que Rosenberg no se compromete a apoyar. María Blanchard inicia de nuevo un camino de grandes penalidades económicas, pero saca adelante su nueva producción, que coincide con el ambiente europeo del retorno al orden de entreguerras. Se trata de una figuración en la que el cubismo ha dejado una cierta influencia constructiva. Imágenes intimistas, expresivas y con un tratamiento del color y la luz característico.

En esta nueva etapa fue fundamental el apoyo de algunos mecenas belgas como Flausch, Delgouffre y Grimar. En 1923 expone en Bruselas en la muestra Ceux de demain , con prólogo de André Lothe, y en 1926-1927 volverá a repetir exposición, esta vez prologando el catálogo Waldemar George. En 1927, año de la muerte de Gris y de Flausch, María Blanchard se recluye en sí misma y pierde el contacto con los demás artistas. Su salud se empieza a deteriorar, padece tuberculosis. Busca consuelo en la religión, no deja de pintar y mantiene a varios miembros de su familia, lo que le proporciona una gran sensación de agobio económico del que sólo se ve aliviada cuando vende algún cuadro, bien a través de la galería parisina Vavin, o directamente a un coleccionista suizo con el que firma contrato. En 1930 participa en una exposición colectiva en Brasil organizada por la revista Montparnasse , junto a obras de Gris, Léger, Matisse, etc., pero ya entonces su vida está limitada a la pintura y al contacto con unos pocos amigos como Isabelle Rivière y el doctor Girardin. Muere en París el 5 de abril de 1932.


 01_1410110748_362717  María Blanchard impartiendo clases de pintura.

Su carácter se forjó con las limitaciones impuestas por su minusvalía, aunque en su pintura no pudo evitar sentimientos de frustración ante la ausencia de maternidad y amor.

Algunas de sus palabras, "no tengo talento, lo que hago lo hago sólo con mucho trabajo" o "cambiaría toda mi obra... por un poco de belleza", reflejan su propia opinión sobre su físico y su obra.

Espero que os guste la pequeña recopilación de esta pintorora española y en la medida de lo posible este trabajo contribuya en la divulgación de su obra.





Algunas obras


María Blanchard en el Museo Reina Sofía


 2mar_a_blanchard

Mujer con abanico. María Blanchard. 1916. Óleo sobre lienzo, 161 x 97 cm. Museo Reina Sofía. Madrid.

María Blanchard fue gran amiga y fiel seguidora de los principios estéticos de Juan Gris, de lo que da fe el lienzo Mujer con abanico (1916), donde el motivo se ha descompuesto en múltiples planos que hacen referencia a otros tantos puntos de vista, al tiempo que la gama cromática incluye las más vivas tonalidades, peculiaridad cromática habitual en los óleos que Gris lleva a cabo en torno al año 1915.

Por otra parte, Mujer con abanico constituye uno de los casos, bastante frecuentes, en los que Blanchard realiza dos versiones de un mismo motivo, plasmadas ambas en obras muy similares. En esta ocasión, además de la versión del Museo Reina Sofía, existe otra segunda titulada La dama del abanico, también datada en 1916, perteneciente a una colección particular de la ciudad de Santander. Otros casos como este, en los que la pintora repite dos veces el mismo tema con ligeras variantes, son los que emparejan Femme à la guitare (Musée du Petit Palais, Ginebra, 1917) con la Mujer con guitarra (1917) del Museo Reina Sofía o Composition avec personaje (Colección Masaveu, 1917) con L'enfant au cerceau, también datado en 1917 y asimismo perteneciente a las colecciones del Musée du Petit Palais, de Ginebra.


 4la_brodeuse_la_bordadora

La bordadora (La brodeuse). María Blanchard. 1916-1919. Óleo y collage sobre lienzo, 154 x 114 cm. Museo Reina Sofía. Madrid.

Composición cubista es uno de los ejemplos del momento de proximidad a Juan Gris, que constituye a la vez el eje de la producción cubista de María Blanchard, centrada sobre todo en la representación de naturalezas muertas y bodegones, en los que su autora lleva a cabo una aplicación particular de los supuestos del movimiento liderado por Pablo Picasso y Georges Braque. Este lienzo, en concreto, participa de la poética del cubismo sintético y, mediante la supresión de los planos superfluos, la pintora condensa en él los posibles puntos de vista del objeto representado, reduciéndolos así a una equilibrada síntesis.

Blanchard resuelve Composición cubista por medio de una paleta en la que predominan sus habituales tierras, verdes secos, grises, blancos y negros, pero, en este caso, la fidelidad a los principios estéticos del Juan Gris más colorista, le impulsa a incluir además una serie de tonalidades mucho más atrevidas, que van del amarillo dorado o el anaranjado, al amarillo limón. Destacando sobre cualquier otro elemento compositivo, se sitúa el gran fragmento de papel pintado que ocupa la zona superior izquierda del lienzo. El resultado es una pintura de una gran brillantez y viveza cromática, en la que incluso el título forma parte del velado homenaje que Blanchard ha querido rendir a su maestro Juan Gris.


 05composici_n_cubista

Composición cubista. María Blanchard. 1925-1926. Óleo sobre lienzo, 81 x 60 cm. Museo Reina Sofía. Madrid.

Composición cubista es uno de los ejemplos del momento de proximidad a Juan Gris, que constituye a la vez el eje de la producción cubista de María Blanchard, centrada sobre todo en la representación de naturalezas muertas y bodegones, en los que su autora lleva a cabo una aplicación particular de los supuestos del movimiento liderado por Pablo Picasso y Georges Braque. Este lienzo, en concreto, participa de la poética del cubismo sintético y, mediante la supresión de los planos superfluos, la pintora condensa en él los posibles puntos de vista del objeto representado, reduciéndolos así a una equilibrada síntesis.

Blanchard resuelve Composición cubista por medio de una paleta en la que predominan sus habituales tierras, verdes secos, grises, blancos y negros, pero, en este caso, la fidelidad a los principios estéticos del Juan Gris más colorista, le impulsa a incluir además una serie de tonalidades mucho más atrevidas, que van del amarillo dorado o el anaranjado, al amarillo limón. Destacando sobre cualquier otro elemento compositivo, se sitúa el gran fragmento de papel pintado que ocupa la zona superior izquierda del lienzo. El resultado es una pintura de una gran brillantez y viveza cromática, en la que incluso el título forma parte del velado homenaje que Blanchard ha querido rendir a su maestro Juan Gris.


 6la_convalescente_la_convaleciente

La convaleciente (La convalescente). 1925-1926. Pastel sobre cartón, 100 x 73 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid. Obra de María Blanchard


 7la_comulgante

La comulgante. María Blanchard. 1914. Óleo sobre lienzo, 180 x 124 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 8mujer_con_guitarra

Mujer con guitarra (Femme à la guitare). 1917. Óleo sobre lienzo, 100 x 72 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 9campesina

Campesina. 1922. Obra sobre papel, Dibujo. Carboncillo y difumino sobre papel Canson, 65,5 x 83,3 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 10_1410112812_164622

Naturaleza muerta (Nature morte). 1922. Óleo sobre lienzo, 63 x 81 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 11ni_os

Niños. 1923-1924. Pastel sobre papel pegado a un cartón sobre lienzo, 101 x 74 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 12_1410113054_170676

Niña orante (Fillete en prière). 1925-1926. Óleo sobre lienzo, 46,5 x 33,5 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 13_1410113217_577820

Joven peinándose (Jeune fille se coiffant). 1925. Óleo sobre lienzo, 90 x 65 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard


 14_1410113357_575932

La bretona (La Bretonne). 1928-30. Pastel sobre papel pegado a un cartón sobre lienzo, 100 x 73 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Obra de María Blanchard



Otras obras


 15_1410113652_597136

Maternidad. 1925. Obra de María Blanchard


user_50_0mar_a_blanchard_maternidad_oval_1921_1922

Maternidad oval, 1921-1922. Obra de María Blanchard


user_50_0composici_n_cubista_naturaleza_muerta_verde_con_l_mpara_1916_1917
Composición cubista - Naturaleza muerta verde con lámpara 1916-1917. Obra de María Blanchard


user_50_0mar_a_blanchard_bodeg_n_oval_naturaleza_muerta_con_peras_1925

Bodegón oval-Naturaleza muerta con peras, 1925. Obra de María Blanchard


user_50_0mar_a_blanchard_paisaje_1912

Paisaje, 1912. Obra de María Blanchard


user_50_0mar_a_blanchard_la_espa_ola_1910_1915

La española, 1910-1915. Obra de María Blanchard


user_50_5mar_a_blanchard_el_ni_o_del_helado_el_carrito_del_helado_1924

El niño del helado-El carrito del helado, 1924. Obra de María Blanchard


 03_1466593729_753561

'La naturaleza muerta cubista', 1917. Fundación Telefónica. En depósito Museo Reina Sofía. Obra de María Blanchard



 maria_blanchard4

Retrato de María Blanchar 1921. La autora del cuadro es la pintora sueca. Tora Vega Holmström (1880-1967)


Más info de María Blanchard en la Wikipedia


Nuevos datos para la biografía de María Blanchard, enlace: http://www.elpais.com/articulo/cult...elpepicul_3/Tes


Ver vídeos sobre María Blanchard

http://www.youtube.com/watch?v=qBEysvb20LU
http://www.youtube.com/watch?v=bRsrSA_420o


 00_1410163246_826834

Ver vídeo

Documental sobre la vida y obra de María Blanchard dirigido por Gloria Crespo MacLennan, basado en su propio trabajo de investigación, el cuál le ha permitido añadir nuevos datos a su biografía. Entrevistas a expertos, familiares de la pintora, materiales de archivo de la época y documentos inéditos sirven para contar la vida de esta artista, ciertamente heroica, que figuró en primera línea de la vanguardia artística de principios del sXX.



'María Blanchard. Vanguardia e identidad' es el título de la exposición inaugurada en Octubre de 2012 por el Museo Nacional Reina Sofía


user_50_1vista_de_la_sala_del_museo_reina_sof_a_con_piezas_de_mar_a_blanchard

Exposición de María Blanchard en el Museo Reina Sofía de Madrid en Octubre de 2012

La muestra reúne 74 obras de la artista santanderina incluyendo las creaciones de sus inicios, su etapa cubista y la vuelta a la figuración. Una pintora que brilló con luz propia en un mundo del arte de vanguardia de principios del siglo XX, dominado por los hombres.


user_50_3composici_n_con_algunas_de_las0_piezas_expuestas_en_la_muestra_de_mar_a_blanchard

La retrospectiva recorre cronológicamente la trayectoria profesional de María Blanchard (1881-1932).La primera sala muestra las obras de su etapa de formación hasta 1914 en la que abarca varios géneros como la figuración, el expresionismo o el simbolismo inspirada en maestros como Anglada Camarassa o Kees Van Dongen. Obras muy centradas en el retrato con cuadros destacados como La española o La comulgante, con la que lograría cierto éxito años más tarde.

Después de esa etapa María Blanchard se instaló en París y por su inteligencia y sensibilidad artística fue aceptada por el importante grupo de artistas que vivían en la capital francesa en la segunda década del siglo XX. Llegó a compartir estudio y vivienda con artistas como Juan Gris o Diego de Rivera, con los que llegó a hacer diversos viajes por Europa y con los que compartía también tertulias artísticas en los círculos parisinos. Es la época en la que Blanchard se entrega al cubismo aportando al movimiento una plasticidad y sentimiento que no se encuentra en otros artistas. De esta etapa destacan cuadros como Mujer con abanico o La dama del abanico, Naturaleza muerta roja con lámpara o Bodegón con caja de cerillas. Un cubismo muy personal, según la comisaria María José Salazar, y más libre en la interpretación de los temas que artistas como Picasso, Braque o Gris. La injusticia de un mundo del arte dominado por hombres llegó incluso a que algunas obras de Blanchard se atribuyesen durante muchos años a Juan Gris. En los años cuarenta fue injustamente olvidada y su figura no se recuperó en España hasta bien entrados los años 70 aunque sus obras se encuentran en los principales museos de París y de Europa.


user_50_0exposici_n_de_mar_a_blanchard_en_el_museo_reina_sof_a

La exposición se cierra con 26 pinturas en las que se plasma su retorno a la figuración dentro del llamado movimiento Retour à l'ordre con obras realizadas entre 1919 y la fecha de su muerte. De esa época destacan cuadros como El borracho, Maternidad oval o El niño del helado. Entre las dos etapas se exhiben dibujos cubistas y figurativos. Con esta exposición el Museo Reina Sofía continúa la recuperación de esta artista que se inició antes del verano en la Fundación botín de Santander con la muestra dedicada exclusivamente a su periodo cubista. La exposición en Madrid estará abierta desde 16 de octubre de 2012 al 25 de febrero de 2013.

Más info de la exposición que el Reina Sofía dedicó a María Blanchard.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la pintora santanderina María Blanchard. Fue una artista que sus temas preferidos eran: La infancia, la soledad, la tristeza y las enfermedades. Según los especialistas estos temas fueron el reflejo de su obra y de su propia existencia.



Fuentes y Agradecimientos a : Paloma Esteban Leal/museoreinasofia.es, es.wikipedia.org, pintura.aut.org, fundacion.telefonica.com, smizandpixel.com, artexpertswebsite.com, mara-blanchard, ivanruizserrano.com, elpais.com, cadenaser.com, kedin.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 22 Junio 2016, 12:47; editado 10 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Blanchard, María 
 
Un documental rescata la figura cubista de María Blanchard


La pintora santanderina participó en la vanguardia parisiense de comienzos del siglo XX

La Fundación Botín y el Reina Sofía han programado dos grandes exposiciones para este año




 01_1410110748_362717_1410163867_733527

María Blanchard, impartiendo clase a una alumna.

2012 no es el año de María Blanchard. Pero casi. Después de tanto tiempo en segundo plano, pues su participación en la vanguardia parisiense de comienzos del siglo XX ha sido siempre reconocida a la sombra de Juan Gris, Lipchitz o Diego Rivera, por primera vez un documental rescata la figura de la pintora santanderina para situarla entre los grandes nombres de aquel momento de revolución de las artes. Rue du Depart 26. Érase una vez París, de Gloria Crespo, reivindica la trayectoria y méritos de Blanchard dentro del movimiento cubista justo el año en que la Fundación Botín y el Museo Reina Sofía han programado dos grandes exposiciones, que abarcan todas las etapas creativas de la artista, y cuando se celebra el 80 aniversario de su muerte.

"María Blanchard es una figura de primera línea. Estuvo en el centro de todo aquel suceso artístico y con personalidad propia, aunque fue injustamente tratada por la vida y por la historia", asegura Crespo. El documental trata de hacer justicia y redescubrir a una artista cuya tara física –era jorobada– condicionó tanto su vida como la valoración que se ha hecho de su trayectoria, por lo que el verdadero valor de su obra y de sus aportes muchas veces han quedado relegados.

Crespo, que es editora gráfica de El PAÍS, estudió Bellas Artes y recuerda que sobre María Blanchard siempre se pasaba de puntillas "o ni siquiera se mencionaba". De entonces viene su idea de profundizar en la vida de una mujer que sufrió lo indecible por su defecto físico, pero que aun así tuvo el coraje de marcharse a París y allí llego a formar parte de la vanguardia en un momento clave de la historia del arte.

"Fue una mujer avanzada a su tiempo, que logró imponerse en un mundo de hombres y fue moderna simplemente siendo fiel a si misma, sin impostura ninguna", afirma la directora, que dedicó seis años a la investigación y siguió el rastro de la artista por París, Cantabria, México y Madrid. Encontró materiales y fotos inéditas y pudo documentar, por ejemplo, que Blanchard mostró una de sus obras en el salón D’Antin, en 1916, cuando Picasso presentó por primera vez Las señoritas de Aviñón en una exposición en la que participaron Matisse y Modigliani, entre otros, cuando se trató de reavivar el mercado del arte en una época de depresión por la guerra. "Desde entonces, Blanchard estaba allí, por derecho propio, junto con los grandes".


Entrevista con Cocteau

Crespo incluye imágenes de una entrevista con Cocteau en la que el escritor cuenta que aquellos hombres y mujeres eran genios "ajenos a todo", que revolucionaron el arte por compromiso con el arte mismo, "sin mirar a nadie más". "El mismo espíritu de Blanchard", dice, que con su peculiar tratamiento del color "humanizó" el cubismo. De igual modo llevó a su figuración posterior la influencia cubista, creando un lenguaje propio que la convierten en la gran artista que ahora es rescatada.

Entre los entrevistados en el documental hay historiadores y críticos de arte como María José Salazar -comisaria de las exposiciones que se realizan este año- , Carmen Bernárdez-Sanchís o Juan Manuel Bonet; familiares de la artista y descendientes de sus amigos íntimos, como la hija de Diego Rivera, Guadalupe, que cuenta como Blanchard sufrió al enamorarse de su padre y no ser correspondida. "Paradójicamente, su deformidad hizo que fuese aceptada en este mundo de hombres y que la vieran como una artista verdadera".


 1328024674_859040_1328033572_fotograma_6

En Rue du Depart 26. Érase una vez París también aparece la belleza como refugio que encontró Blanchard para exorcizar sus demonios interiores, se evoca su amistad profunda con Juan Gris y el látigo de la depresión al final de su vida, que la llevó a experiencias religiosas, hasta su fallecimiento en 1932. Claves íntimas que explican la obra y trayectoria vital de una mujer fascinante que hizo de Montparnasse su atalaya y su mundo, el mismo que alumbró a la vanguardia más fabulosa del arte moderno.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 08 Septiembre 2014, 09:13; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Blanchard, María 
 
Llegó la hora de María Blanchard


El Reina Sofía rescata la carrera de la pintora con una ambiciosa antológica



user_50_1350414150_036321_1350414356_noticia_normal

Una visitante pasea por las salas dedicadas en el Reina Sofía a la exposición de María Blanchard. / Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La justicia poética no siempre se administra a tiempo. Así ha sucedido con María Blanchard (Santander, 1881-París, 1932), nombre esencial de las vanguardias, pincel poderoso, cubista a la altura de Juan Gris y objeto este año de un rescate necesario en dos exposiciones; primero en la Fundación Botín de Santander y ahora, en el Reina Sofía.

Hija de un caballero montañés y de una señora refinada (la descripción sobre los orígenes acomodados de la pintora santanderina es de García Lorca), sus problemas físicos no ayudaron a su correcta colocación en el mundo que le tocó vivir y en la posteridad que le fue reservada. Su gran amigo el artista mexicano Diego Rivera la describió en sus memorias así: “Era jorobada y alzaba poco más de cuatro pies del suelo. Por encima de su cuerpo deforme había una hermosa cabeza. Sus manos eran, también, las más bellas manos que yo jamás había visto”. Josefina de la Serna añadió: “Tan amante de la belleza, sufría con su deformidad hasta un grado impresionante”.

Aunque el físico y el ser mujer moldearon una personalidad retraída y silenciosa, también le sirvieron de acicate para persistir en su objetivo, más bien obcecación, vital: ser pintora.

La antológica del Reina, que cuenta con 74 obras, recorre sus primeros trabajos en España. También recupera su aportación cubista y entra de lleno en su periodo figurativo, una forma de expresarse en la que se refugió desde los años de posguerra hasta el final de su vida.

Manuel Borja-Villel, director del museo, achaca el olvido sobre la artista española a su condición de “outsider cuyo talento y lenguaje poco tuvieron que envidiar al de los artistas contemporáneos”. María José Salazar, comisaria de la exposición, corrobora la importancia de Blanchard más allá de injusticias. Para demostrarlo ha armado un relato en orden cronológico que explica cómo la pintora siempre fue por libre, aun cuando participó en movimientos como el cubismo.


user_50_2012_6_22_hzqltwltwdkerlkwo2hsy5

Investigadora minuciosa de la obra de Blanchard, María José Salazar recordó en la presentación de la exposición que la artista supo ganarse el respeto de sus compañeros. “Fue plenamente aceptada en un mundo dominado por hombres y muchos de ellos valoraron su obra desde el primer momento”. Sin embargo, en el olvido histórico influyeron después hechos como la decisión de su familia de retirar su obra a la muerte de la artista. “Aprovechando la confusión, sus pinturas siguieron en el mercado pero a muchas les borraron el nombre. En algunas pusieron el de Juan Gris. Ha costado mucho recatalogar la auténtica obra de Blanchard. Esta exposición sirve para hacer justicia y recuento de una de las creadoras más importantes del siglo XX”. La muestra arranca con La gitana (1907), óleo que le valió uno de sus primeros reconocimientos. Allí dio a luz a la inquietante mirada de una joven que reaparecería en su obra posterior. Con este cuadro empieza un periodo de formación (1908-1914) en el que recoge la influencia de sus primeros maestros. Vienen después 35 obras de su etapa cubista (1913-1919), años en los que vive con plenitud su etapa parisiense. Después se recoge su retorno a la figuración (1919-1932) con 26 pinturas en las que la mujer tiene un protagonismo decisivo.


user_50_mujer_con_abanico_de_mar_a_blanchard_parte_de_la_exposici_n_que_se_puede_visitar_en_el_museo_reina_sof_a

'Mujer con abanico', de María Blanchard, parte de la exposición que se puede visitar en el Museo Reina Sofía

Una pequeña sala muestra en sus vitrinas una selección de publicaciones y dibujos inspirados por María Blanchard. Son revistas extranjeras y españolas con reseñas en las que se habla de sus exposiciones. Ella siempre mira de soslayo. La belleza y la inteligencia están en su obra. Es lo único que importaba. Entonces y ahora.


elpais.com / cadenaser.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Blanchard, María 
 
El Reina Sofía hace justicia a María Blanchard


'María Blanchard. Vanguardia e identidad' es el título de la exposición inaugurada hoy por el Museo Nacional Reina Sofía



user_50_1vista_de_la_sala_del_museo_reina_sof_a_con_piezas_de_mar_a_blanchard

Exposición de María Blanchard en el Museo Reina Sofía

La muestra reúne 74 obras de la artista santanderina incluyendo las creaciones de sus inicios, su etapa cubista y la vuelta a la figuración. Una pintora que brilló con luz propia en un mundo del arte de vanguardia de principios del siglo XX, dominado por los hombres.


user_50_3composici_n_con_algunas_de_las0_piezas_expuestas_en_la_muestra_de_mar_a_blanchard

La retrospectiva recorre cronológicamente la trayectoria profesional de María Blanchard (1881-1932).La primera sala muestra las obras de su etapa de formación hasta 1914 en la que abarca varios géneros como la figuración, el expresionismo o el simbolismo inspirada en maestros como Anglada Camarassa o Kees Van Dongen. Obras muy centradas en el retrato con cuadros destacados como La española o La comulgante, con la que lograría cierto éxito años más tarde.


user_50_0big_roubaix_maria_blanchard

Una obra de María Blanchard

Después de esa etapa María Blanchard se instaló en París y por su inteligencia y sensibilidad artística fue aceptada por el importante grupo de artistas que vivían en la capital francesa en la segunda década del siglo XX. Llegó a compartir estudio y vivienda con artistas como Juan Gris o Diego de Rivera, con los que llegó a hacer diversos viajes por Europa y con los que compartía también tertulias artísticas en los círculos parisinos. Es la época en la que Blanchard se entrega al cubismo aportando al movimiento una plasticidad y sentimiento que no se encuentra en otros artistas. De esta etapa destacan cuadros como Mujer con abanico o La dama del abanico, Naturaleza muerta roja con lámpara o Bodegón con caja de cerillas. Un cubismo muy personal, según la comisaria María José Salazar, y más libre en la interpretación de los temas que artistas como Picasso, Braque o Gris. La injusticia de un mundo del arte dominado por hombres llegó incluso a que algunas obras de Blanchard se atribuyesen durante muchos años a Juan Gris. En los años cuarenta fue injustamente olvidada y su figura no se recuperó en España hasta bien entrados los años 70 aunque sus obras se encuentran en los principales museos de París y de Europa.


user_50_5mar_a_blanchard_el_ni_o_del_helado_el_carrito_del_helado_1924

El niño del helado-El carrito del helado, 1924. Obra de María Blanchard

La exposición se cierra con 26 pinturas en las que se plasma su retorno a la figuración dentro del llamado movimiento Retour à l'ordre con obras realizadas entre 1919 y la fecha de su muerte. De esa época destacan cuadros como El borracho, Maternidad oval o El niño del helado. Entre las dos etapas se exhiben dibujos cubistas y figurativos.


user_50_0exposici_n_de_mar_a_blanchard_en_el_museo_reina_sof_a

Exposición de María Blanchard en el Museo Reina Sofía

Con esta exposición el Museo Reina Sofía continúa la recuperación de esta artista que se inició antes del verano en la Fundación botín de Santander con la muestra dedicada exclusivamente a su periodo cubista. La exposición en Madrid estará abierta desde 16 de octubre al 25 de febrero.


Fuentes: cadenaser.com / elpais.com / kedin.es / EFE
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Blanchard, María 
 
Contra el olvido de María Blanchard



user_50_getimage_aspx

Foto: Galleri Claes Moser (Suecia) María Blanchard, de Tora Vega Holmström.

A pesar de su protagonismo en el nacimiento de las vanguardias, la biografía de esta artista está cuajada de lagunas. Una muestra en el Reina Sofía y documentación inédita encontrada recientemente nos acercan a la figura de la enigmática pintora

PERMÍTEME ESTAR celosa”, así se despide María Blanchard de su amigo, el pintor André Lhote en una carta que le escribe, en vísperas de un viaje que este último iba a realizar con el poeta Jules Supervielle a España. Siete años antes la artista había abandonado su país para no regresar nunca más. Al cobijo de la tradición de libertad moral e intelectual que ofrecía París, Blanchard añoraba su tierra, a pesar del recuerdo amargo de una España cruel, en la que las beatonas se santiguaban a su paso y los supersticiosos pasaban los boletos de lotería por su jorobada espalda, a pesar de esa España reaccionaria que siempre le negó la expresión de su pintura. “Tienes que ver bailar a los auténticos gitanos, son diferentes a los españoles. En Madrid vete al teatro a ver bailar a la Imperio, o cualquier otra cosa del mismo estilo. La Imperio es la verdadera cantante española, la clásica. En Sevilla vete a ver a La Niña de los Peines si todavía existe…”, escribe en esa carta.


Gloria Crespo / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Blanchard, María 
 
Justicia para María Blanchard la gran olvidada del cubismo


Un documental muestra el valor de la pintura de la artista cántabra



user_50_marablanchard

Fotografía sin datar de María Blanchard

Ver documental sobre María Blanchard

"Es un intento de hacer justicia". Así describe Gloria Crespo MacLennan el documental que presenta hoy en el centro cultural Matadero de Madrid (20.30) sobre la dura vida y la ignorada obra de la pintora María Blanchard, 26, Rue du Départ - Érase una vez en París. Crespo, licenciada en Bellas Artes, descubrió hace tiempo que una paisana suya nacida en Santander en 1881 había sido "la gran olvidada de las vanguardias y la mujer más relevante del cubismo" cuando esta vanguardia descollaba en París.

Crespo comenzó a indagar en la biografía de esa "gran desconocida, en la que había muchas lagunas". Descubrió a una mujer que por su físico (nació jorobada), quiso estar en segundo plano y rehuyó siempre las fotos —"solo había cinco de ella pero encontré cuatro más"— , lo que acabó perjudicando su carrera artística. Crespo se topó durante los seis años de investigación con una mujer moderna: "No había impostura ni en su vida ni en su obra".

"He entrevistado a historiadores del arte, a los descendientes de María Blanchard y a la única persona que la conoció y sigue viva", añade esta editora gráfica que finalmente rodó su documental, de 56 minutos de duración, en Cantabria, París y Madrid. En la capital francesa, a la que una valiente Blanchard llegó en 1916, Crespo descubrió que la cántabra había expuesto su obra en la célebre muestra del salón D'Antin, en 1916, en la que Picasso enseñó por primera vez Las señoritas de Aviñón y en la que también participaron Matisse y Modigliani. El genio malagueño junto a Juan Gris y Diego Rivera fueron algunos de sus compañeros de vivencias e inquietudes de una artista que se inició en el fauvismo para llegar al cubismo, en el que se consolidó. Tras finalizar la Primera Guerra Mundial "el mundo del arte se retrajo y en esa línea ella volvió a una pintura más figurativa". De ese último periodo es La comulgante, elogiado cuadro que ayudó a mejorar su reconocimiento.

La película de Crespo retrata a una mujer "excéntrica, alegre, irónica, temperamental", maltratada por la vida, que tuvo "un éxito relativo pero que hacía malos negocios con los marchantes a pesar de exponer en la galería más puntera de París". La desgracia le persiguió más allá de su muerte, ocurrida en París en 1932. "Surgieron desavenencias entre su familia, que llegó a esconder sus cuadros, y los marchantes". Lo que unido a un periodo tras la Segunda Guerra Mundial de parálisis en el mercado del arte arrumbó los óleos de Blanchard.

El año 2012, el que conmemora el 80 aniversario de su muerte, ha sido el de su recuperación. Al tributo de Gloria Crespo en forma de documental se han sumado dos exposiciones, una en la fundación Botín y otra en el museo Reina Sofía (esta última estará hasta el 25 de febrero) para redibujar la figura de una mujer a la que no se había prestado apenas atención y que "vivió sin el más mínimo sentido de lo pragmático".


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: María Blanchard 
 
Hoy he visto una exposición temporal magnífica en el Palacio de Comunicaciones, en El CentroCentro Cibeles, actual ayuntamiento de Madrid. Donde desde hace tres años se están exponiendo colecciones privadas de las más importantes de España. En este caso se muestra la colección de Juan Abelló ver vídeo que cuenta con numerosas obras extraordinarias, dignas de figurar en un museo de primer orden.

En la muestra había un cuadro de Blanchard


 blanchard

Naturaleza muerta, 1917-18, de María Blanchard. Colección Abelló.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: María Blanchard 
 
Telefónica deposita su notable colección cubista en el Reina Sofía

El acuerdo entre la fundación y el museo es por cinco años renovables e incluye 33 obras de artistas como Blanchard, Gris, Marradas, Torres-García, Huidobro o Metzinger



 03_1466593729_753561

'La naturaleza muerta cubista', de 1917, de María Blanchard. Fundación Telefónica. En depósito Museo Reina Sofía.

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, y el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Emilio Gilolmo, han firmado un convenio de depósito en comodato de bienes culturales a favor del Museo mediante el cual la colección cubista, uno de los núcleos de mayor relevancia de la colección de arte de Telefónica, compuesta por 33 obras, fechadas entre los años 1912 y 1933, se incorporan a la colección del Reina Sofía por un periodo de cinco años, renovable.

"Fruto de este acuerdo de colaboración se podrá ver en las salas del museo una de las más importantes colecciones cubistas existentes en España que recorre, tanto los años centrales de este movimiento, como experiencias de décadas posteriores y ponen de manifiesto la pluralidad de las propuestas y técnicas a lo largo del tiempo", según apunta la nota informativa del Reina Sofía.


 02_1466593766_290261

La ventana de las colinas, de 1923, de Juan Gris. Fundación Telefónica. En depósito Museo Reina Sofía.

Las obras objeto de este depósito han formado parte de la exposición La Colección Cubista de Telefónica, que en los últimos años ha estado viajando por numerosas ciudades de dentro y fuera de España y ha alcanzado la cifra de más de 800.000 visitantes. Tras este acuerdo, son ya un total de 60 obras las que Telefónica y Fundación Telefónica dejan depositadas en el museo. Fruto del acuerdo firmado en 2002, 27 obras ya están depositadas en el Reina Sofía de artistas como Chillida, Tàpies, Luis Fernández o el propio Juan Gris.

"Además de por la calidad intrínseca de la selección, para el Reina Sofía es de excepcional interés la aceptación de este nuevo conjunto porque supondrá un refuerzo a su colección cubista. Esto permitirá una lectura más completa en las salas dedicadas a la ruptura cubista del espacio, o a la denominada Juan Gris. La reordenación de la mirada moderna", añade la nota.

También es importante la incorporación de trabajos de artistas hasta el momento no representados en la colección, como Huidobro, Louis Marcoussis o Jean Metzinger, entre otros. Destacan por su relevancia cinco de Juan Gris, (fechados entre 1918 y 1926-27), considerado por muchos especialistas el refundador del cubismo y sin duda el representante de una nueva definición del movimiento, en la que estuvieron también implicados numerosos artistas que adoptaron el lenguaje cubista como María Blanchard , Vicente Huidobro, Albert Gleizes, Jean Metzinger o André Lhote. También hay que destacar la valiosa aportación de estas obras a la experiencia de la modernidad en Latinoamérica, uno de los núcleos clave en la colección del museo. "Sirva como ejemplo que Xul Solar incorpora junto al cubismo otras influencias o que el brasileño do Rego Monteiro, postcubista con una economía cromática y sintética, está también influido por las raíces primitivas de Brasil", insiste.
El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Emilio Gilolmo, y Guillermo de la Dehesa presidente del patronato del museo, durante la firma del acuerdo.


 04_1466593677_496117

El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Emilio Gilolmo, y Guillermo de la Dehesa presidente del patronato del museo, durante la firma del acuerdo.

Esta selección también pone de manifiesto la influencia que Juan Gris y el movimiento cubista ejercieron en la formación de la modernidad artística española y latinoamericana (Barradas, Do Rego, Huidobro, Torres-García, Emilio Pettoruti…). Estos artistas y poetas que participaron del cubismo tuvieron un papel principal en la modernización del arte español y latinoamericano transportando y transformando el movimiento a ambos lados del Atlántico.

Cabe mencionar los casos del poeta Vicente Huidobro o del pintor Joaquín Torres-García; ambos forman parte de una tradición universalista en la órbita de un clasicismo, que deriva de los postulados de Juan Gris, quién a través de su faceta teórica y literaria le lleva a ser el mentor del cubismo literario de Huidobro. El cubismo de Gris también influirá en el ultraísmo, o primera vanguardia española. Con el tiempo germinará en el universalismo constructivo de Joaquín Torres-García. Son estilos de síntesis que simplifican las formas y promueven las relaciones geométricas abstractas sobre una estructura que otorga unidad a la obra.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario