Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Clara Peeters
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Clara Peeters 
 
Este trabajo está dedicado a la pintora flamenca Clara Peeters. Se cree que fue una pintora autodidacta, destacada en el género del bodegón, en particular escenas de desayuno y florales. Fue la introductora del "estilo alemán" en los bodegones en la pintura flamenca, consiguiendo desarrollar esa corriente a su máximo exponente en el siglo XVII.

Clara Peeters (1594-1659), Poco se conce de su vida. Nació en 1594 en Antwerp (Amberes, Bélgica), según el registro fue bautizada en 1594 y su matrimonio también fue en 1639, todo en la misma ciudad.

Consiguió un estimable prestigio con sus trabajos de flores y comida, describiendo espectaculares banquetes y fiestas, y más teniendo en cuenta la corta edad -tenía catorce años-, a la que firmó su primera obra conocida en 1608. Desde esa fecha hasta 1612 realizó gran cantidad de obras.

Vivió en Ámsterdam, La Haya y más tarde a Haarlrm. La última pintura fue datada en 1657, y actualmente se encuentra perdida. Las circunstancias de su muerte se desconocen. Murió en Antwerp en 1659

Clara Peeters, fue meticulosa en el detalle, incluyó pequeños autorretratos en miniatura en los reflejos que pintaba. También era muy hábil a la hora de distinguir texturas. En su Bodegón con un pez y un gato (Museo Nacional de Mujeres Artistas), la piel del gato casi se puede tocar y los reflejos crean la ilusión de espacio (Clara Peeters Bodegón). Algunos creen que prevalecía en sus pinturas simbolismo religioso; aquí el pez, símbolo de Cristo, está colocado en la posición de una cruz. (Gaze Delia ed. Peeters 1081).

Artistas contemporáneos creen que es una de las pintoras más desconocidas por ser mujer. De hecho, en la obra de Wendy Wasserstein The Heidi Chronicles, su infravalorado estatus debido a su sexo es señalado en la primera escena.

Algunas obras destacadas: Bodegón con pescado, huitres et crevettes, 1607, Rijksmuseum, Ámsterdam; Vanitas, posible autorretrato, 1640, colección particular; Bodegón con un pez y un gato, Museo Nacional de Mujeres Artistas y varios bodegones de mérito en el Museo del Prado.

De esta pintora he tenido ocasión de ver varios bodegones en el Prado. Espero que la recopilación que he conseguido de esta excelente pintora flamenca sea de vuestro interés y contribuya para divulgar su obra.






Algunas obras

Clara Peeters en el Museo del Prado

Clara Peeters (Amberes, h. 1594-h. 1659). Pintora flamenca. Hija de Jan Peeters, consta documentalmente su bautizo el 15 de mayo de 1594, en Amberes, por lo que hay que suponer su nacimiento poco tiempo antes. El 31 de mayo de 1639 se casó con Hendrick Joossen en Amberes. Se ha supuesto su residencia en Amsterdam en 1612 y su presencia en La Haya en 1617, aunque estos puntos de su biografía no están documentados. Sobre su formación no se conoce detalle alguno, pero su ­estilo guarda múltiples similitudes con el de Osias Beert I. Sus obras firmadas más tempranas datan de 1608 y 1609, lo que nos habla de una artista precoz. Sus trabajos de madurez ­presentan concomitancias con la pintura de bodegones de la escuela neerlandesa de Haarlem. Por este motivo es posible una estancia de Clara en las provincias holandesas. Pintora de bodegones y floreros, sus composiciones están caracterizadas por la presentación de objetos preciosos, de metal o cerámica, junto a manjares y flores. Los objetos se disponen de forma sencilla, unos junto a otros, sin apenas superponerse. Su habilidad preciosista se advierte en la introducción de su autorretrato en el reflejo de las copas de orfebrería que incluye en varios de sus bodegones.


user_50_clara_peeters_mesa_bodeg_n_con_pasas_1611_leo_sobre_tabla_52_x_73_cm_madrid_museo_del_prado_procedente_de_la_colecci_n_de_la_reina_isabel_farnesio_1357642562_457477

Mesa (Bodegón con pasas). Obra de Clara Peeters. 1611, óleo sobre tabla, 52 x 73 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado.

Sobre una mesa se disponen un jarrón con flores, un plato de porcelana con frutos secos y otro de metal con rosquillas, además de una copa de cristal y otros objetos metálicos de gran riqueza.

La profusión de texturas y materiales muestra la habilidad de la pintora flamenca para reproducir todo tipo de superficies. De gran predicamento en la pintura nórdica de mediados del siglo XVII, este tipo de composiciones, conocidas como desayunos, ofrecían un tema amable y cotidiano, muy apreciado por los coleccionistas del momento.

La pintura, pese a la modernidad del tema, posee evidentes relaciones con la tradición de los Países Bajos. Así, en la jarra metálica, como en muchas obras de los primitivos flamencos, el reflejo permite ver el exterior del cuadro, donde se autorretrató la artista.

En 1746 la pintura estaba en la colección de pinturas de la reina Isabel Farnesio en el Palacio de la Granja.



user_50_clara_peeters_mesa_bodeg_n_con_pastel_con_aceitunas_1611_leo_sobre_tabla_52_x_73_cm_museo_nacional_del_prado

Mesa (Bodegón con pastel con aceitunas). Obra de Clara Peeter. 1611, óleo sobre tabla, 52 x 73 cm. Museo Nacional del Prado

Varias viandas se representan sobre una mesa alrededor de una empanada, entre ellas se observan un trozo de pan, naranjas, un plato de aceitunas, otro con codornices, un salero, una jarra y un vaso. Firmado en el cuchillo que ocupa el centro de la composición.

La elegancia con la que los elementos se disponen sobre la mesa, junto a la sensibilidad para las texturas y la delicadeza de ejecución, son características de las naturalezas muertas de Clara Peeters, siendo esta pintura uno de sus ejemplos más evidentes.

Procede de la colección de la reina Isabel de Farnesio, localizándose en el Palacio de la Granja en 1746.



user_50_bodeg_n_bodeg_n_de_caza_obra_de_clara_peeters_1611_leo_sobre_tabla_52_cm_x_71_cm_museo_nacional_del_prado_procedencia_colecci_n_rea

Bodegón (bodegón de caza). Obra de Clara Peeters. 1611. Óleo sobre tabla, 52 x 71 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real



 4bodeg_n_prado_02

Bodegón de cangrejos, pescados y alcachofas. Tabla. 50 x 72 cm. Museo del Prado. Madrid. Obra de Clara Peeters



Otras obras


 06bildnis_eines_wirtes_1765

Bildnis eines Wirtes. 1765. Obra de Clara Peeters


 07schlafendes_k_chenm_dchen_1765

Schlafendes Küchenmädchen. 1765. Obra de Clara Peeters


 07still_life_with_flowers_and_goblets

Still-Life with Flowers and Goblets. Obra de Clara Peeters


 08stilleven_met_vis

Stilleven met vis. Obra de Clara Peeters


 09a_still_life_with_carp_in_a_ceramic_colander_etc

A still life with carp in a ceramic colander etc... Obra de Clara Peeters


 10_still_life_of_fish_and_lemons

Still Life of Fish and Lemons. Obra de Clara Peeters


 11still_life_with_cheeses_almonds_and_pretzels

Still Life with Cheeses, Almonds and Pretzels. Obra de Clara Peeters


 12still_life_with_crab_shrimps_and_lobster

Still Life with Crab, Shrimps and Lobster. Obra de Clara Peeters


 13clara_peeters_still_life_with_silver_gilt_tazza

Still life with silver-gilt tazzaPublic Domain. Obra de Clara Peeters


 14clara_peeters_still_life_wga17136_1405957664_424651

Still-life. 1611. Obra de Clara Peeters


 15clara_peeters_stillleben

Stillleben. Obra de Clara Peeters


 16bodegon_con_alcachofa_cangrejos_y_cerezas_c_1618

Bodegón con alcachofa, cangrejos y cerezas, c. 1618. Obra de Clara Peeters


 17lacma_clara_peeters_still_life

Still life (Bodegón de quesos, cerezas y alcachofa. Obra de Clara Peeters


 05vanitas_painting_selfportrait_most_probably_clara_peeters

Vanitas (autorretrato?). Obra de Clara Peeters, ca. 1610. La mujer en la pintura es, probablemente, Clara Peeters, haciendo de este bodegón un autorretrato.

Clara Peeters es sin duda la mujer pionera en el desarrollo de la pintura de bodegones del siglo XVII, y uno de las más grandes artistas de esta especialidad. Colección particular.

La mayoria de sus cuadros combina flores y jarrones con elementos de banquetes y piezas de comida o bebida, que son suntuosamente dispuestos para dar un conjunto armónico. Cada elemento está distribuido de tal manera que contraste, bien por su color, forma o textura.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la pintora flamenca Clara Peeters. Fue una innovadora en el género del bodegón, escenas de desayuno y motivos florales.
 


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, Laura Simón/slideshare.net, museodelprado.com, artnet.com, worldart.sjsu.edu, pintura.aut.org, mujerespintoras.blogspot.com, the-athenaeum.org, spanisharts.com, nicepaintings.org, reprodart.com y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 21 Julio 2014, 16:53; editado 3 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Clara Peeters 
 
Gracias J.Luis, no son frecuentes las pintoras en la galería pero esta sin duda merece un trabajo por su bonita obra.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Clara Peeters 
 
Así es xebar, en esa época no era muy habitual que pintasen las mujeres y menos que llegasen a destacar, Clara Peeters lo hizo y además impuso un estilo en su país al que siguieron muchos buenos artistas.

He tenido la suerte de ver algunos bodegones en el Prado y son muy atractivos y sujerentes, te dan ganas de comerte alguna vianda de las expuestas, las representa con una naturalidad excepcional.



 



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Clara Peeters 
 
Clara Peeters, la pintora que inventó el ‘selfie’


Clara Peeters fue la primera mujer que expuso en el Prado. Maestra del bodegón, de origen flamenco, vivió en el siglo XVII y se ignora casi todo de ella. Su obra creó escuela. Además, sus cuadros encerraban un gran secreto: ella misma aparecía retratada en ellos. El museo madrileño le dedica una exposición.
 


 bodeg_n_con_flores_copa_de_plata_dorada_almendras_frutos_secos_dulces_panecillos_vino_y_jarra_de_peltre_museo_del_prado

Clara Peeters - Bodegón con flores, copa de plata dorada, almendras, frutos secos, dulces, panecillos, vino y jarra de peltre. Museo del Prado

Durante muchos años la pintora de Amberes Clara Peeters (Amberes, 1594-La Haya, 1657) fue la única mujer artista colgada en las paredes del Museo del Prado, si bien eran pocos los que reparaban en este hecho nada frecuente. No obstante, el visitante atento podía descubrirla, destacada, en la entonces rebosante sala de bodegones. Aquel lugar era casi un remedo de las mesas flamencas del XVII, donde alimentos y utensilios se agolpan en una peculiar construcción espacial, la que corresponde a este género pictórico, denostado por la historia del arte más conservadora al excluir la figura humana. Allí, en la sala del Prado y pese a lo extraordinario del conjunto de bodegones conservados en la pinacoteca madrileña, la obra de ­Peeters sobresalía entre tantas maravillas de caza, pescados, dulces, cristales, metales brillantes, cestas o hasta flores y jarrones que hablaban de las diferentes maneras de entender el mundo en las distintas sociedades y épocas.
 

 01_1477379892_643827

 02_1477379933_709692
 
La figura de la pintora reflejada en la copa y la jarra de peltre de dos de sus bodegones.

Destacaba sobre todo un cuadro –composición exquisita–, en el que las flores del jarrón, primorosamente pintadas, rivalizaban en destreza con la elegante copa de plata, la bandeja con los frutos secos y los dulces, el transparente vidrio al fondo y la jarra de peltre. El trabajo exhibía una habilidad poco común, minuciosa y precisa, subrayada en los pétalos de cada flor: el jarrón de Peeters tenía mucho de pericia botánica, aquella que cultivarían, pocos años después y también en los Países Bajos, otras artistas como Maria Sibylla Merian o Rachel Ruysch. La primera, alemana de origen, sería la autora de Metamorphosis insectorum Surinamensium, transformaciones de insectos que poco tenían que ver con Systema naturae, el posterior catálogo seco y obsesivo de Carl Linnaeus. Las láminas de esta mujer que pintaba insectos y, más aún, los criaba y los observaba, capaz de marchar hacia Surinam con 52 años cumplidos para llevar a cabo sus investigaciones, eran vibrantes, llenas de vida, igual que las composiciones pictóricas de Rachel Ruysch, hija del conocido anatomista, al cual, se cuenta, compró su colección médica el propio Pedro el Grande de Rusia.

Quizá fue la atmósfera particular en los Países Bajos durante 1600 –en especial en Amberes, donde Peeters desarrolla su actividad– la que posibilitó la consolidación de esos bodegones planteados como la representación de una clase en ascenso, burguesa y moderna –los ricos comerciantes– que a ratos remedaba las costumbres de la aristocracia tradicional. Alrededor de esta aparente paradoja –modernidad y tradición– se desarrollaba un género pictórico que traza un retrato social muy preciso. Entre las riquezas y rarezas importadas y atesoradas se delineaba además la fina frontera entre abundancia y exceso, y se apelaba, de alguna manera, a la caducidad del mundo y las cosas del mundo.


 03_1477379912_231724
 
Bodegón con pescado, gambas, ostras y cangrejos de río.

Pese a la atmósfera de modernidad que se vivía en los Países Bajos, ser mujer pintora en el siglo XVII, incluso en una sociedad cuya clase en ascenso retaba algunas viejas costumbres, no era fácil. No lo era, entre otras cosas, porque las artistas encontraban grandes trabas para su formación, a menos que aprendieran con el padre –ocurre con Artemisia Gentileschi–; o con un maestro particular, supervisada la estancia por su esposa –es el caso de Sofonisba Anguissola, también expuesta hoy en las salas del Prado–. Las mujeres no podían frecuentar un taller, fórmula habitual para convertirse en pintor, pues era impensable para las jóvenes compartir cotidianidad con otros muchachos. Además, al salir serían demasiado viejas para casarse. Por si fuera poco, el acceso a las clases de desnudo, la manera de aprender a dibujar la figura humana y pasaporte para la “alta pintura” de escenas de batallas o religiosas, estuvo vetado a las artistas durante siglos. Dedicar los esfuerzos a los bodegones, incluso a finales del siglo XIX, era un modo de llevar adelante la carrera para muchas mujeres.

Esta particular situación de las artistas hace aún más intrigante el gesto reiterado en algunas obras de Clara Peeters, de la que, por otro lado, se tienen pocas noticias verificables, salvo que fue una pintora precoz especializada en bodegones, que trabajó en Amberes y que su época de máxima creatividad se desarrolló en torno a 1611-1612. Reflejada en los metales brillantes de algunas de sus obras, Peeters se pinta. A veces se pinta incluso pintando. Es una imagen apenas perceptible –camuflada quizá por decoro, para no parecer demasiado descarada en tanto mujer– que Peeters despliega con coraje infinito y una implacable seguridad en su oficio.


 04_1477379973_943774
 
Bodegón con arenque, cerezas, alcachofa, jarra y plato con mantequilla.

Retomando el juego de reflejos, muy arraigado en la época –El matrimonio Arnolfini es una buena muestra de ello, al desvelar en el espejo al fondo el retrato del pintor y la parte no visible del cuarto–, Clara Peeters subraya en su autorretrato una poderosa afirmación de su destreza. Pintar su efigie desde diferentes puntos de vista adaptados a la superficie de las copas o las jarras descubre un absoluto control sobre los ángulos, la escala, la perspectiva, la minuciosidad… y un orgullo sobre una autoría que a veces rubrican también las pastas con la forma de la “P” en su apellido.

Sus maravillosos selfies avant-la-lettre –autorretratos camuflados que evocan a Cindy Sherman cuando su rostro se descubre reflejado en unas gafas o el espejo de una polvera– hacen pensar, además, en las estrategias sofisticadas de tantas mujeres, a menudo obviadas por pintar géneros menores. La pregunta surge insidiosa: ¿desde dónde se establecen los criterios de calidad, el canon? ¿No vuelven a ser restricciones de un discurso que es necesario revisar? Los bodegones de Peeters lo dejan claro: nunca hay que quedarse en las meras apariencias. Una segunda mirada, más atenta, puede desvelar cierta señal radical de modernidad, oculta tras el reflejo de una copa. Por ese gesto, también ahora, desde las salas del Prado Clara Peeters nos desconcertará en su audacia.


Estrella de Diego / elpaissemanal.elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Clara Peeters 
 
Exposición en el Museo del Prado 'El arte de Clara Peeters' del 25.10.2016 al 19.02.2017



Clara Peeters. Una historia en imágenes


 mesa_con_mantel_salero_taza_dorada_pastel_jarra_plato_de_porcelana_con_aceitunas_y_aves_asadas_museo_del_prado

Clara Peeters - Mesa con mantel, salero, taza dorada, pastel, jarra, plato de porcelana con aceitunas y aves asadas. Museo del Prado

Ver las 4 obras de Clara Peeters conservadas en el Museo del Prado

Recurso interactivo (scrollytelling) del Museo del Prado sobre la obra de Clara Peeters.



museodelprado.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Clara Peeters 
 
Clara Peeters, protagonista en el Prado

Es la primera vez que el Museo del Prado dedica una exposición a una mujer y lo hace bajo el título “El arte de Clara Peeters”



 01_1478345513_721497

Ver vídeo

Desde el 25 de octubre y hasta el 19 de febrero, el Museo del Prado abre sus puertas para disfrutar de una mujer que perteneció a la primera generación de artistas europeos especializados en naturalezas muertas y una de las escasas mujeres que pudo dedicarse profesionalmente a la pintura en Europa en la Edad Moderna.

La exposición de “El arte de Clara Peeters” está compuesta por un total de 15 obras cargadas de realismo y que reflejan la vida del momento a través del pincel de una mujer pionera.


Por Silvia González Cerredelo / elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario