Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Robert Campin (Maestro De Flemalle)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Robert Campin (Maestro De Flemalle) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor Robert Campin, también se le conoce como "Maestro de Flémalle", es un artita envuelto en el misterio, de quien se conocen datos biográficos, pero su obra es un misterio. Fue un pintor perteneciente al estilo flamenco de la pintura gótica. Su realismo tendrá una gran influencia en los artistas de la generación siguiente, una de las más importantes de la pintura flamenca. Influido por la Escuela de Dijon, su estilo es sobrio, compuesto por imagenes cotidianas con una renovación iconográfica importante.

Robert Campin es generalmente considerado el primer gran maestro de la pintura flamenca. De hecho se le considera, con los hermanos Van Eyck, fundador de la escuela flamenca del Prerrenacimiento. En sus primeras obras se aprecia la influencia de los hermanos Limbourg. Probablemente fue el maestro de Van der Weyden en los años 1427 a 1432.

Aunque deudor de muchos de los maestros contemporáneos de iluminación de manuscritos, Campin mostró mayores poderes de observación realistas que ningún otro pintor antes que él. Fue uno de los primeros artistas que experimentaron con la reintroducción de colores aglutinados con aceite, (pintura al óleo), en lugar de pintar con témpera al huevo, para conseguir de esta manera la brillantez de colorido típica de este periodo. Campin usó la nueva técnica para presentar personajes rotundos y fuertes, modelando la luz y la sombra en composiciones de complejas perspectivas.

Robert Campin (Valenciennes ?, ca. 1375/1379 – Tournai, 26 de abril de 1444 o 1445) fue un pintor primitivo flamenco. Documentado entre 1404 y 1444 como maestro pintor en Tournai (actual Bélgica), se le considera iniciador de la escuela flamenca junto a Hubert y Jan van Eyck y al frente de un importante taller en el que se formaron artistas como Rogier van der Weyden y Jacques Daret, si bien ninguna de sus obras documentadas —policromado de esculturas y retablos, estandartes y pinturas murales— se ha conservado. Identificado por Georges Hulin de Loo con el llamado Maestro de Flemalle, las obras atribuidas a Campin son las que previamente habían sido asignadas a este.

Aunque deudor de muchos de los maestros contemporáneos de iluminación de manuscritos, Campin mostró mayores dotes de observación y fue capaz de llevar a sus tablas mayor realismo que ningún otro pintor antes que él. Fue uno de los primeros artistas que experimentaron con la introducción de colores aglutinados con aceite de linaza, (pintura al óleo), en lugar de valerse de temple al huevo, para poder de esta manera trabajar más lentamente y con mayor detalle. Campin usó la nueva técnica para presentar personajes rotundos y fuertes, modelando la luz y la sombra en composiciones de complejas perspectivas. En sus primeras obras se aprecia la influencia de los hermanos Limbourg.

Contribuyó de forma decisiva a revolucionar la pintura de su tiempo, perfeccionando el uso del óleo con importantes consecuencias sobre el resultado final, con un colorido de gran brillantez y obteniendo extraordinarios efectos con las veladuras. Su realismo tendrá una gran influencia en los artistas de la generación siguiente, una de las más importantes de la pintura flamenca. Influido por la Escuela de Dijon, su estilo es sobrio, compuesto por imágenes cotidianas con una renovación iconográfica importante.

Pintó una serie de retratos (entre los cuales dos están en la National Gallery de Londres), con las figuras en tres cuartos, y las caras ocupando la parte fundamental del cuadro; se consideran los primeros en representar a la burguesía y personajes notables locales, testigos "de la irrupción del individuo" en el Renacimiento.

Los historiadores del arte han estado siempre ansiosos por encontrar el principio del Renacimiento nórdico y atribuirlo a un artista en particular. Durante mucho tiempo se aceptó que Jan van Eyck fue el primer pintor que se apartó de las convenciones del Gótico. A finales del siglo XIX, sin embargo, quedó claro que van Eyck estuvo precedido por un artista que pintó el Retablo Mérode. Datado en torno a 1428, este retablo (hoy en el Metropolitan Museum de Nueva York) está imbuido de la amorosa atención al detalle y el espíritu del materialismo burgués. Otros paneles de estilo similar, que supuestamente provienen del Château de Flémalle, se exhiben hoy en Fráncfort del Meno. Se asumía que estas obras pertenecieron a un Maestro de Flémalle cuya identidad por aquel entonces no quedó establecida.

Ya en el siglo XX, los estudiosos han identificado a Robert Campin con el Maestro de Flémalle. Robert Campin estaba documentado como un pintor maestro en Tournai desde 1406. El argumento gira en torno a un documento que menciona a dos alumnos que entraron en su taller en 1427: Jacques Daret y Rogelet de le Pasture. El último de los mencionados era probablemente el gran Rogier van der Weyden. El único retablo documentado de Daret muestra marcadas similitudes con las obras del Maestro de Flémalle, lo mismo que las primeras obras de Rogier. Por lo tanto, es tentador asumir que tanto Daret como Rogier fueron discípulos del Maestro de Flémalle, esto es, Robert Campin. Otra posibilidad, sin embargo, es que los retablos de Flémalle estuvieran pintados por el propio Rogier en su etapa juvenil.

Obras de Robert Campin

    - Tríptico de la Anunciación, en una colección particular de Bruselas.
    - La misa de san Gregorio, en los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, Bruselas.
    - Tríptico Seilern: La deposición en el sepulcro, La Resurrección y El Calvario con los donantes, Courtauld Institute of Art, Londres.
    - La Virgen de la pantalla; Retrato de un hombre; Retrato de una mujer, en la National Gallery de Londres.
    - La Natividad, Museo de Bellas Artes de Dijon.
    - Virgen en la gloria con san Pedro, san Agustín y el donante, Museo Granet, Aix-en-Provence.
    - Tríptico de Meróde: La Anunciación, San José en el taller y Retrato de los donantes. Metropolitan Museum, Nueva York.
    - La Verónica (anverso); La Trinidad (reverso); La Virgen con el Niño; Fragmento de Calvario con el Buen ladrón (Tablas de Flémalle). Instituto Städel, Fráncfort.
    - La Trinidad; Virgen con el Niño en un interior, en el Museo del Hermitage de San Petersburgo.
    - Tríptico Werl: Santa Bárbara (panel derecho) y el donante Enrique Werl con san Juan Bautista (panel izquierdo); Los desposorios de la Virgen (anverso) y Santiago y santa Clara (reverso); La Anunciación (discutida), todas ellas en el Museo del Prado de Madrid.
    - Retrato de Robert de Masmines, Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor gotico-flamenco, sea de vuestro interés y sirva para divulgar su obra.






Algunas obras


Campin en el Museo del Prado

Campin, Robert (Valenciennes, h. 1375-Tournai, 1444). Pintor flamenco envuelto en el misterio, de quien se conocen datos biográficos, pero no quedan obras documentadas. Su estudio, rodeado de numerosas incógnitas, constituye una constante preo­cupación entre los investigadores de la pintura flamenca. Identificado con el denominado Maestro de Flemalle, es considerado junto a los hermanos Van Eyck y Rogier van der Weyden, como el iniciador de la pintura flamenca. Por ello, solo a través de las obras adjudicadas al Maestro de Flemalle, se puede llegar al conocimiento de este artista y de su estilo. Los escasos documentos existentes mencionan a Robert Campin como maestro pintor en la ciudad de Tournai en 1406. Activo entre 1410 y 1440, dirigió un taller de importancia, con aprendices como Rogier van der Weyden y Jacques ­Daret. A partir de 1423 su biografía se complica tras significarse en la revuelta protagonizada por los artesanos frente a la aristocracia. Se convierte entonces en el decano de la cofradía de San Lucas que agrupaba a orfebres y pintores, y un año más tarde en miembro de uno de los tres consejos de la ciudad, desempeñando diversas funciones públicas. Sin embargo, su suerte cambia en 1429 cuando se le prohíbe, por su participación en el levantamiento, ejercer función pública alguna. Incluso en 1432, envuelto de nuevo en otra investigación, es condenado por haber mantenido relaciones extraconyugales. A pesar de estas vicisitudes no disminuye la popularidad del artista, que sigue al frente de un gran taller, cuya producción lamentablemente se ha perdido. La mayor parte de sus trabajos consistían en estandartes, decoraciones de muros, así como policromado y bocetos de esculturas, obras consideradas «menores», aunque eran habituales entre los pintores de la época. Pero su personalidad artística solo se puede reconstruir a partir de su identificación con el Maestro de Flemalle. Su nombre se debe al historiador alemán Hugo von Tschudi, al asignarle en 1898 un grupo de obras del Stächeldsches Kunstinstitut, de Fráncfort, procedentes del castillo de Flemalle, mal denominado abadía, cerca de Lieja. Se abre entonces uno de los grandes interrogantes de la pintura flamenca: descubrir quién estaba detrás de este pintor anónimo. Fue el profesor belga George Hulin de Loo quien, después de relacionarle con el pintor Jacques Daret, acabaría en 1909 por identificarle con Robert Campin. A pesar de hipótesis sucesivas que ­creen ver en él al propio Rogier van der Weyden, o incluso las que agrupan varias manos en torno al Maestro de Flemalle, como sucede con el famoso Tríptico de la Anunciación (Metropolitan Museum of Art, Cloister Collection, Nueva York), atribuido al Maestro de Merode, hay que mantener el nombre de Robert Campin unido a la personalidad artística del Maestro de Flemalle. Estamos, pues, ante un artista genial que, partiendo del gótico internacional, sabe aportar, como iniciador de la nueva corriente artística, novedades técnicas, estilísticas e iconográficas importantes. Aproximándose a los más mínimos detalles, rodea a sus personajes de objetos de la vida diaria, no exentos de simbolismo, que otorgan un aspecto profano a sus obras. Artista de composiciones sencillas con una preocupación por la luz y el sentido espacial, así como por una plasticidad, que se ha puesto en relación con la escultura de la época. Fue también un gran retratista como se puede ver en Hombre del turbante y Mujer (National Gallery, Londres). El Museo del Prado guarda, además de la excelente tabla de Los desposorios de la Virgen, próxima a la miniatura, La Anunciación, catalogada como obra temprana, con colaboración de discípulo, Virgen con el Niño o «de la leche», copia de un artista de la escuela de Brujas, y las dos puertas de un tríptico con la representación de San Juan Bautista y el maestro franciscano Enrique de Werl y Santa Bárbara, consideradas como obras maestras del pintor, siendo además las únicas fechadas (1438). Son obras de última etapa en las que se observan curiosamente elementos de Jan van Eyck, como el espejo convexo, o la delicadeza de Rogier van der Weyden.

Obras

    - San Juan Bautista y el maestro franciscano Enrique de Werl, óleo sobre tabla, 101 x 47 cm, 1438 [P1513]. Compañero de [P1514].
    - Santa Bárbara, óleo sobre tabla, 101 x 47 cm, 1438 [P1514]. Compañero de [P1513].
    - Los desposorios de la Virgen / Santiago el Mayor y santa Clara, óleo sobre tabla, 77 x 88 cm [P1887].
    - La Anunciación, óleo sobre tabla, 76 x 70 cm [P1915].
    - Virgen con el Niño o «de la leche», óleo sobre tabla, 18 x 13 cm [P3144].


 50san_juan_bautista_y_el_maestro_franciscano_enrique_de_werl

San Juan Bautista y el maestro franciscano Enrique de Werl, 1438, óleo sobre tabla, 101 x 47 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.

La inscripción en letras góticas identifica al personaje retratado y fecha la obra: “En el año 1438, pinté esta efigie de Maestre Enrique de Werl, doctor de Colonia”. Provincial de la Orden Franciscana en la ciudad alemana desde 1432, Werl fue catedrático de Teología y predicador de notable fama. En un viaje a Tournai pudo ponerse en contacto con el pintor haciéndose retratar en el interior de una estancia, arrodillado junto a San Juan Bautista.

La pintura de Campin muestra una clara influencia de Rogier van der Weyden en el San Juan, por su gran esbeltez, su gesto elegante y su figura curvada. También se puede apreciar la dependencia de los hermanos Van Eyck, tanto en el paisaje que se abre tras la ventana como en la utilización del espejo convexo, en el que se reflejan dos franciscanos y el Bautista.

Es pareja de la Santa Bárbara (P01514), formando ambas las puertas de un tríptico del que se ha perdido la tabla central.


 49santa_b_rbara

Santa Bárbara, 1438, óleo sobre tabla, 101 x 47 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.

Santa Bárbara aparece leyendo junto a una chimenea en una rica estancia. La clave de su identificación se encuentra tras la ventana abierta al paisaje, donde ser puede ver la torre, atributo habitual de la santa. En ella fue encerrada por su padre Dióscoro para evitar que se convirtiera al cristianismo.

La pintura de Campin es uno de los mejores ejemplos de la habilidad de los primitivos flamencos en la representación de interiores, siendo por ello modelo de muchos cuadros posteriores. Se observan características propias del artista, como el rostro de facciones anchas y la forma de los plegados, así como el interés por transcribir las calidades de cada materia.

La tabla es pareja del San Juan Bautista y el maestro franciscano Enrique de Werl (P01513) y ambas formaban las puertas de un tríptico del que se ha perdido la tabla central.


 48la_anunciaci_n

La Anunciación, h. 1420-25, óleo sobre tabla, 76 x 70 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.

Mutilada en el lado derecho, como se comprueba en el jarrón de las azucenas, de las que sólo resta en parte uno de sus tallos, esta Anunciación transcurre en el atrio de un templo gótico alusivo a la Nueva Ley que se inicia con el anuncio del arcángel. Al fondo se alza una torre románica, evocadora de la Antigua Ley a la que la Nueva viene a sustituir. Las esculturas distribuidas en el exterior del templo, con personajes del Antiguo Testamento como Moisés y David, y las escenas incluidas en la vidriera que cierra la ventana situada junto a la Virgen, con Moisés recibiendo las tablas de la Ley o el sacrificio de Isaac, prefigura de Cristo, refuerzan la idea de que, con el anuncio de Gabriel y la encarnación de Cristo, comienza la Nueva Ley y la redención de la humanidad profetizada en el Antiguo Testamento.

Su atribución al antiguo Maestro de Flémalle, identificado con Robert Campin, no es aceptada de manera unánime. Felipe II la adquirió a Jacome Trezzo y en 1584 la envió a El Escorial (Texto extractado de Silva Maroto, P.: Pintura flamenca de los siglos XV y XVI. Guía, Museo Nacional del Prado, 2001, pp. 50-51).



 47los_desposorios_de_la_virgen_santiago_el_mayor_y_santa_clara

Los desposorios de la Virgen / Santiago el Mayor y santa Clara, 1420-30, óleo sobre tabla, 77 x 88 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.

Se representan dos escenas en esta obra. A la izquierda, en un interior circular románico cubierto con cúpula, se desarrolla el milagro de la vara florecida, por el que se designa a José como esposo de María. En las vidrieras del edificio, en los capiteles y tímpanos aparecen escenas del Antiguo Testamento que anticipan o anuncian otras del Nuevo Testamento, como el sacrificio de Isaac, prefiguración de la Redención de Cristo.

A la derecha tiene lugar el momento de los desposorios de María y José bajo un pórtico gótico, con el que se anuncia la inminente llegada de la Nueva Ley.

Es una de las obras más tempranas de Campin en la que mantiene el exotismo propio del estilo internacional, unido al naturalismo flamenco y a la traducción de las calidades de las cosas. En el reverso, en grisalla y a modo de esculturas, están pintadas las figuras de Santa Clara y Santiago el Mayor.

Durante un tiempo atribuida a Rogier van der Weyden, la tabla ingresó en El Escorial en 1584, llegando al Museo del Prado en 1839.


 46los_desposorios_de_la_virgen_santiago_el_mayor_y_santa_clara

Reversode 'Los desposorios de la Virgen', pintado en grisalla y a modo de esculturas, están representadas las figuras de Santa Clara y Santiago el Mayor, 1420-30, óleo sobre tabla, 77 x 88 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.


 45virgen_con_el_ni_o

Virgen con el Niño o «de la leche», h. 1500, óleo sobre tabla, 18 x 13 cm. Museo del Prado. Obra de Robert Campin.

Ante un tapiz de brocado, situado en medio de un arco, María, de pie, en el eje de la composición, amamanta a su hijo. A ambos lados del tapiz, por encima del muro bajo que cierra el jardín en el que está la Virgen -hortus conclusus- se puede ver el paisaje con una ciudad al fondo, a la derecha.

Considerada tradicionalmente obra de un discípulo de Jan van Eyck, hoy se atribuye a Provost que, como otros pintores brujenses se inspira en modelos anteriores: La Virgen del ábside de Robert Campin y la Virgen de la fuente de Jan van Eyck del Museo Koninklijk de Amberes.



Campin en el Museo Thyssen

Robert Campin (?, c. 1375-Tournai, 1444) Robert Campin ha sido identificado con el anónimo Maestro de Flémalle, personalidad esta última que debe su nombre al lugar —el monasterio de Flémalle, cerca de Lieja— de donde proceden las tablas conservadas en el Städelsches Kunstinstitut de Frankfurt y que sirvieron de referencia para agrupar, por similitud estilística, una discutida producción artística. El nombre de Campin se menciona en documentos fechados en 1405 y 1406 en Tournai, donde está registrado como pintor y cuya ciudadanía adquirió en 1410. Consta que tomó parte en los conflictos gremiales que tuvieron lugar hacia 1420 en su ciudad de adopción, y que doce años más tarde fue condenado, intercediendo por él Margarita de Borgoña. El artista permaneció en Tournai hasta 1444, fecha de su muerte. Fue un pintor de reconocido prestigio en su época, como atestiguan su patrimonio y un floreciente taller. Entre sus discípulos se encuentran Jacques Daret y Rogier van der Weyden, pintores, ambos, representados en nuestro museo. De estos aventajados discípulos, Van der Weyden acusó en sus obras tempranas las características más sobresalientes de su maestro. A Robert Campin, como apuntó Charles de Tolnay, se debe la ruptura con el gótico internacional y el nacimiento de una nueva forma de interpretar la realidad de la que fue creador junto con Jan van Eyck. En la obra de Campin encontramos el óleo ya aplicado en capas finas, así como un modelado de fuerte plasticidad. Entre las tablas que se le han atribuido se encuentran La Natividad, de hacia 1420-1425, del Musée des Beaux-Arts de Dijon, el Tríptico Mérode, de hacia 1426, del Metropolitan Museum de Nueva York, la Santa Bárbara leyendo, del Museo Nacional del Prado de Madrid, y un mural en el Halle des Jurez en el que representó al rey, la reina y el delfín de Francia junto a dos santos, fechado en 1428 y destruido en 1436, y que conocemos a través de copias. De su faceta como retratista destacamos el Retrato de una mujer, hacia 1430, de la National Gallery de Londres.


 43retrato_de_un_hombre_robusto

Retrato de un hombre robusto. Robert de Masmines (?) c. 1425. Óleo sobre tabla, 35,4 x 23,7 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Robert Campin.

Robert Campin fue un pintor de reconocido prestigio en su época y de su taller salieron importantes pintores como Jacques Daret y Rogier van der Weyden. A él se debe, junto a Jan Van Eyck, el surgimiento de un nuevo modo de representar la realidad, alejado completamente de la visión del gótico internacional. El retrato del Museo Thyssen-Bornemisza sigue la línea abierta por otros pintores flamencos, en la que los donantes, que aparecían como espectadores de las escenas religiosas en los retablos, cobran importancia por si mismos y se convierten en únicos protagonistas de las obras. Nuestro personaje abarca por completo el espacio, destacando sobre un fondo claro, restringido al máximo. Sus rasgos están ejecutados con gran realismo y minuciosidad, puesto que esta pintura se pensó para contemplarla a corta distancia. Hulin de Loo identificó a nuestro retratado con Robert de Masmines, relacionándolo con un personaje que aparece en un dibujo atribuido a Jacques Leboucz en el Recueil d’ Arras, aunque se advierten pocas semejanzas con nuestra obra. Existe otra versión de este retrato, conservada en la Gemäldegalerie de Berlín.

A las novedades pictóricas inventadas por los artistas italianos desde el siglo xiv se añaden, a lo largo del siglo xv, las de un segundo foco localizado en la Europa del norte. En lo que es hoy Bélgica, sur de Holanda y norte de Francia nació una nueva forma de representar la realidad que, como en Italia, tuvo en la naturaleza su fuente de inspiración. Sin embargo, la interpretación que estos pintores, a los que denominamos primitivos flamencos, hicieron de su entorno tendría unas consecuencias distintas a las italianas y se reflejó con unos criterios estéticos y técnicos diferentes.

Los retablos de estos artistas desempeñaron un papel importante en el desarrollo del retrato como tema independiente. La figura del donante fue ganando en ellos espacio y notoriedad, tanto si se los pintaba aislados como si se los representaba introducidos por un santo en la escena sagrada. Al final, estos donantes y comitentes terminarían por ser considerados objetos de interés por sí mismos.

Por lo demás, conviene observar que al abordar el retrato en Flandes es inevitable la referencia a Jan van Eyck como uno de sus grandes innovadores. Tablas como El hombre del turbante, 1433, de la National Gallery de Londres, o El cardenal Albergati, c. 1431, del Kunsthistorisches Museum de Viena, nos descubren unos personajes que han abandonado su estatus de piadosos donantes para convertirse ellos mismos en el tema principal y único de la pintura. Es en esta línea en la que podemos colocar esta obra de Robert Campin.

El personaje retratado, identificado como Robert de Masmines, llena materialmente toda la superficie de la tabla, surgiendo de un reducido fondo con vitalidad y potencia. Su pequeño formato es el ideal para una obra que está pensada para ser vista a corta distancia. La cabeza está pintada con un realismo meticuloso. Las arrugas de la frente y de los ojos, las ojeras, la incipiente barba junto con la pronunciada papada, así como el nacimiento del cabello cortado alrededor de la oreja ponen de relieve una sensibilidad especial para representar todos los pormenores faciales con increíble verismo.

La identidad del retratado fue fijada por Hulin de Loo, quien relacionó este rostro con el de un personaje representado en un dibujo atribuido a Jacques Leboucz en el Recueil d’Arras. Masmines, distinguido con el toisón de oro, fue un destacado militar borgoñón que estuvo al servicio de Felipe el Bueno y murió en el sitio de Bouvignes. Sin embargo, esta identificación, que no descansa sobre bases suficientemente sólidas, ha sido puesta en cuestión por otros historiadores, que han subrayado el parecido del retratado en este cuadro con el Nicodemo del Descendimiento de Rogier van der Weyden del Museo del Prado.

En cuanto a la identificación del personaje con Robert de Masmines, los rasgos del dibujo de Arras mantienen pocas similitudes con la imagen del Museo Thyssen-Bornemisza. La prominente forma de la nariz, con un destacado caballete, que Masmines luce en el dibujo de Arras, se transforma en la pintura del Museo Thyssen-Bornemisza en una nariz larga y recta, con formas muy definidas y anchas en la zona de los orificios nasales. La boca de ambos personajes tampoco guarda mucha similitud, siendo el labio inferior de nuestro retrato bastante más carnoso y pronunciado que el del diseño. Robert de Masmines también aparece reproducido, de perfil, en un colgante conservado en Múnich. En esta pieza se percibe con total nitidez la línea de su nariz.

La pintura, inédita hasta 1957, procede de la colección del conde Van der Straten Ponthoz, con sede en el castillo de Ponthoz, cerca de Huy, en Bélgica. Según parece, esta familia estuvo entroncada con los descendientes de Masmines. De Bélgica, la tabla pasó a Inglaterra, siendo adquirida en 1960 para la colección Thyssen-Bornemisza. Otra versión del retrato se conserva en la Gemäldegalerie de Berlín. Ambos se expusieron juntos, para su comparación, en la National Gallery de Londres en 1961. La existencia de estas dos versiones, de una alta calidad las dos, ha dado lugar a varias tesis que afectan a la autoría de las pinturas, fecha de las mismas e identidad del retratado.



Tríptico de Mérode


 42robert_campin_l_annonciation_1425

El tríptico de la Anunciación («Tríptico de Mérode»). Robert Campin, h. 1425-1430. Panel, 64,5 × 117 cm. Estilo: Gótico. Museo Metropolitano de Arte, Nueva York.


 43robert_campin_l_annonciation_1425

Tríptico de la Anunciación, panel central, de Robert Campin.

El Tríptico de la Anunciación, llamado también Tríptico de Mérode, es una obra sobre tabla pintada por Robert Campin y ayudante. Está datada de la época entre 1425 y 1430. Se trata de tres tablas: una central y dos laterales. La tabla central que recoge la escena de la Anunciación con el ángel Gabriel a la izquierda y la Virgen María a la derecha, mide 64,1 centímetros de alto y 63,2 cm de ancho. Por lo que se refiere a las alas, sus dimensiones son: 64,5 cm de alto y 27,3 de ancho cada una. Se conserva en los Claustros (The Cloisters) el Museo Metropolitano de Nueva York (Estados Unidos).

Este retablo está imbuido de la amorosa atención al detalle y el espíritu del materialismo burgués fue un encargo para uso privado. La Anunciación ocupa la tabla central. El arcángel Gabriel está mostrado acercándose a María, que está sentada leyendo. Ella está representada en un interior acomodado de clase media flamenca.

Algunos creen que en realidad está hecho por un seguidor, probablemente copiando un original de Campin.1 Actualmente, el Museo Metropolitano lo describe como de «Robert Campin y ayudante».2 Fue creada entre el año 1425 y 1428, otras fuentes señalan hasta el año 1430. Como era la obra de los primitivos flamencos de mayor calidad en Nueva York, y en Norteamérica hasta que fue adquirida la Anunciación de Van Eyck conservada en Washington, se ha convertido en la obra mejor conocida de Campin, ayudado por el indudable encanto de la ambientación doméstica y la ciudad más allá de las ventanas.



Otras obras


 33_triptych_with_the_entombment_of_christ_1822

The Seilern Triptych - Triptych with the Entombment of Christ, 1415. Oil on panel, 60 x 48.9 cm (central panel without frame), 60 x 22.5 cm (wing without frame) London, Courauld Institute Galleries. Obra de Robert Campin


 32triptych_with_the_entombment_of_christ_1822

The Entombment of Christ Oil on panel, 60 x 48.9 cm (central panel without frame), London, Courauld Institute Galleries. Obra de Robert Campin


 27_descent_from_the_cross_copycampin

Copia de un tríptico desaparecido de Robert Campin, c. 1448-1465


 26_life_of_saint_joseph_1829

Vida de San José ejemplar después de Robert Campin aceite en panel, 64 x 203 cm Hoogstraten, Katarinakerk St, c. 1425


 41_robert_campin_dittico_della_trinit_e_la_vergine_del_focolare

Diptych of the Trinity and the Virgin of the Hearth. 1433-35. Obra de Robert Campin. Obra de Robert Campin


 40robertcampin_trinity

Trinity, detail diptych. Obra de Robert Campin


 39robert_campin_madonna_with_the_child_by_a_fireplace_wga14396

The Virgin of the Hearth, detail diptych. Obra de Robert Campin


 25campin_mass_of_saint_gregory_1440

Mass of Saint Gregory, 1440. Obra de Robert Campin


 24master_of_flkmalle_madonna_and_child_with_saints_in_the_enclosed_garden

Madona con el Niño - Madonna and Child with Saints in the Enclosed Garden, circa 1375-1450. Óleo sobre tabla, 119,9 x 148,8 cm. National Gallery of Art, D.C. Obra de Robert Campin.

Esta exquisita imagen representa el "hortus conclusus" o "jardín cerrado" en el que suele aparecer representada la Virgen. Está rodeada de cuatro santos, que forman una estampa aristocrática, como una princesa que recibe a sus invitados y se distrae en el jardín del castillo. Los santos son fácilmente identificables por sus atributos: Santa Catalina de Alejandría, princesa, imagen de la sabiduría y la inteligencia femenina, sentada con la espada y la rueda donde la martirizaron; San Juan Bautista, vestido sólo con un manto debido a su condición de ermitaño y penitente, llevando en el brazo al cordero que representa su sacrificio; Santa Bárbara, santa muy popular en los Países Bajos, también princesa y que fue encerrada en una torre (que vemos tras ella) por su padre al no renegar del cristianismo; y por último San Antonio, un anciano venerable, ermitaño, a cuyos pies vemos el cerdito que nos indica que es patrono de los animales. Todos rodean a María y visten telas de delicados tonos y matices. El recinto es muy estrecho y colmado de detalles: tras María, un dosel de púrpura y oro destaca su figura. Un tapiz de motivos florales cubre el muro del fondo, y podemos apreciar las similitudes entre el arte de la tapicería y la pintura a la hora de representar el suelo lleno de flores y hierbas (un estilo común al arte en Flandes, Francia e incluso Italia, como demuestran algunas obras de Fra Angelico o Botticelli). El cuadro se atribuye a Robert Campin, con la colaboración de los oficiales de su taller.


 38_weltliche_schatzkammer_wien_239_pano_new

Las vestiduras litúrgicas del orden de la Cope el vellocino de oro de la capilla de la Virgen María: la Virgen como intercesora; las filas concéntricas de capillas: coros celestiales de Ángeles, vírgenes santas, mujeres y viudas oro y plata del hilo de rosca en la técnica de appliqué, bordado con seda y perlas creación: entre 1433 y 1442 Robert Campin diseñado tres copes bordados encargados por Felipe el bueno. "Estos copes probablemente fueron producidos en el taller de Thierry du Chastel, un bordado que originalmente vino de París. La vestidura, usada en los servicios de oración orden del Toisón de oro, puede considerarse como una respuesta artística del retablo de Gante por los hermanos van Eyck en 1432.


 38mantle_of_the_the_vestments_of_the_order_of_the_golden_fleece_detail_imperial_treasury_vienna_kk_21

Mantle of the the Vestments of the Order of the Golden Fleece, detail - Imperial Treasury, Vienna. Obra de Robert Campin


 35_thumbnail

Christ and the Virgi. 1430-35. Also called the Master of Flémalle (Robert Campin) Netherlandish (active Tournai), first documented 1406, died 1444


 34robert_campin_the_nativity

The Nativity, 1420. Obra de Robert Campin


 30robert_campin_the_virgin_and_child_before_a_firescreen_wga14406

The Virgin and Child before a Firescreen, c. 1440. Obra de Robert Campin


 29campin_crucifixion

Crucifixion, 1450-1500. Obra de Robert Campin


 28master_of_fl_malle_workshop_of_robert_campin_the_fl_malle_panels_google_art_project_cwf5yrujkbmaxq

Master of Flémalle (Workshop of Robert Campin) - The Flémalle Panels, 1428-30. Obra de Robert Campin


 21robert_campin_007

Obra de Robert Campin, c. 1430


 19el_ladr_n_en_la_cruz

El ladrón en la cruz. 1425-30, Städelsches Kunstinstitut. Autor: Maestro de Flemalle (Robert Campin).

La maestría de Robert Campin en el nuevo estilo realista de la pintura flamenca está conjugada en este cuadro con los restos iconográficos del gótico internacional. Campin mezcla dos maneras diferentes de interpretar una escena: coloca un fondo liso en pan de oro, al modo de los pintores del gótico, que de esta manera creaban un espacio mágico en donde se manifestaba la divinidad, sin otra referencia al mundo real. Sin embargo, se reserva un pequeño espacio en el fondo para pintar un pequeño paisaje rural, en una gama acorde con el tono oro dominante. Igualmente, el estilo que escoge para representar las figuras es moderno y novedoso, muy realista y con ese afán por los detalles patéticos y las expresiones dramáticas que van a caracterizar el arte flamenco. La anatomía, el sombreado y el volumen son perfectos, llenos de naturalismo hasta hacerlos desagradables en su minuciosidad. Campin se revela como un maestro del detalle y del naturalismo y el modo como representa las joyas o los bordados de los personajes al pie de la cruz anticipa el genial dominio de su arte del que alardea Van Eyck, unos años menor que Campin y continuador del cambio hacia el realismo. Campin fue además el maestro de Van der Weyden, y vemos cómo se anticipa a su alumno en el empleo de vestiduras plegadas angulosamente así como en las tintas cargadas sobre el dolor y la expresividad. No se ahorra ni siquiera el detalle de las piernas rotas del crucificado, un modo de prolongar la tortura para que el reo no pudiera sostener su peso en la cruz.


 23_portrait_of_marie_de_pacy_1854

Portrait of Marie de Pacy Copy after Robert Campin. c. 1425. Oil on panel, 44.5 x 31.5 cm Tournai, Musee des Beaux-Arts


 36robert_campin_bottega_uomo_in_pregheira_1430_35_ca

Early Netherlandish paintings in the Metropolitan Museum of Art, New York. Robert campin (bottega), uomo in pregheira, c. 1430-35


 37_portrait_of_barthelemy_alatruye_1853

Portrait of Barthelemy Alatruye, c. 1425


 31portr_t_einer_frau

Retrato anónimo de mujer - Porträt einer Frau, c. 1430-35. National Gallery de Londres. Los especialistas consideran a Jan van Eyck y Robert Campin los creadores del retrato moderno, tanto por recuperar los tipos físicos, las expresiones o las edades de los modelos como por mostrar la riqueza de los contenidos simbólicos que encierran los efigiados. Esta mujer que contemplamos es uno de los primeros ejemplos de retrato moderno, formando pareja con su esposo. La figura aparece en primer plano, reduciendo el espacio pictórico al máximo, recortándose ante un fondo neutro con el que el maestro dota de mayor volumetría a la dama. Viste un elegante velo blanco que oculta sus cabellos, contrastando esta tonalidad con el fondo y el traje, del que sobresalen las cruzadas manos y los puños de piel. En la mano izquierda de la mujer destaca un grueso anillo que indica su estatus social. Como toda la escuela flamenca, Campin nos muestra su delicado dibujo y la delicadeza a la hora de representar las calidades táctiles de las telas, consiguiendo un retrato de altísima fidelidad en el que la mirada baja de la dama se convierte en el inevitable centro de atención de la composición.


 44retrato_de_un_hombre_temple_sobre_tabla_national_gallery_londres

Retrato de un hombre, h. 1435. Temple sobre tabla, 41 x 28 cm. National Gallery, Londres. Obra de Robert Campin.

El retrato de este hombre desconocido podría relacionarse con el Hombre del turbante rojo de Jan van Eyck, contemporáneo de Campin. En ambos el elemento que más destaca del retrato es ese extraño tocado que destaca por su color contra el resto de la superficie cromática. El retrato de Campin, empero, es más sobrio y estático. Mientras que el de van Eyck desafía con soberbia la gravedad, Campin lo utiliza para dotar de estabilidad la efigie del modelo, puesto que los extremos del turbante llegan a tocar prácticamente los cuatro bordes del marco, rodeando por completo el rostro del hombre.Campin reduce el número de colores empleados, pero los aplica en sutiles gamas que dan gran variedad al cuadro. Respeta en sumo grado la individualización del modelo, con atención a los rasgos faciales que capta minuciosamente. Es lo contrario de lo que hace su discípulo, van der Weyden, que tiende a estilizar a sus retratados. Es posible que este retrato formara pareja originalmente con otro retrato femenino que también se conserva en Londres.


Robert Campin (Flandes, Valenciennes 1375 h. - Tournai 1444) fue apodado el Maestro de Flemalle, puesto que la identidad de cuadros magníficos como Santa Bárbara en su Estudio, nos fue desconocida durante mucho tiempo. Algunos autores atribuyen el apodo de Flemalle a su maestría a la hora de plasmar con enorme realismo las llamas de fuego que suelen adornar sus pinturas. Pero parece más probable que se deba a la existencia de tres tablas que parecen de su mano y que pudieran provenir de la población de Flemalle, cerca de Lieja. Otro sobrenombre por el cual se le conoce es el Maestro de Merode, por el tríptico de Merode que pintó a principios del siglo XV. En realidad, ningún cuadro atribuido a Campin está apoyado por documentos, y los escritos que se refieren a cuadros de su mano, no están ilustrados con estos cuadros, que parecen perdidos. De cualquier manera, existe bastante unanimidad en las atribuciones de sus obras reconocidas hoy día. En vida fue perseguido por motivos políticos y morales (parece ser que convivió con una mujer sin estar casado con ella), aunque su fama como pintor le permitió eludir el rigor de la justicia. Esta misma fama le valió ser el maestro de otro genio flamenco, como fue Rogier van der Weyden. Fue el creador del estilo flamenco, en clara ruptura abierta con el Gótico Internacional, mucho más cortesano y sofisticado. Van Eyck le acompañó en esta ruptura estilística, apoyados ambos por la fuerza creadora del escultor Klaus Slüter.

EnlaceMaestro de Flemalle. Robert Campin, ver 10 obras en Artehistoria.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor flamenco Robert Campin, conocido como Maestro de Flemalle, está considerado como uno de los iniciadores de la pintura flamenca, junto a los hermanos Van Eyck y Roger Van der Weyden, este último es probable que fuese su discípulo.


Fuentes y agradecimientos a: museodelprado.es, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, artehistoria.com, museothyssen.org, pintura.aut.org, artchive.com, bestpriceart.com, teachers.sduhsd.k12, oilpaintingshop.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 29 June 2015, 15:08; edited 4 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Robert Campin (Maestro De Flemalle) 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo de Robert Campin, me gusta su obra con esos cuadros con muchos detalles y llenos de coloridos, así como sus retratos.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Robert Campin (Maestro De Flemalle) 
 
Me alegro que te guste xerbar, como habrás leído este maestro flamenco fue muy importante, aunque gran parte de su obra aún no está demasiado documentada, pero sin duda es magnífico.



 



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events