Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Suñol I Pujol, Jerónimo
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Suñol I Pujol, Jerónimo 
 
Este trabajo está dedicado al escultor barcelonés Jerónimo Suñol i Pujol. Es un importante artista que esculpió la escultura del monumento a Colón de Madrid y Nueva York entre otros muchos.


 00_1424343125_412412

Jerónimo Suñol i Pujol (Barcelona, 1840 – Madrid, 1902), escultor español. Su formación se llevó a cabo en la Escuela de la Lonja y en el taller de los hermanos Vallmitjana, actividades que simultaneó con el trabajo en un taller de imaginería y viajes por Roma y Florencia.

En 1864 presentó en la Exposición Nacional de Barcelona su obra Dante, escultura sobria y expresiva que ocupa por méritos propios un lugar relevante entre las obras significativas del Romanticismo español, que le valió la segunda medalla en la citada muestra y que fue adquirida por el Museo del Prado. En 1866 envió desde Roma las estatuas Petrarca e Himeneo, también de inspiración clasicista, por las que fue premiado en la Exposición Internacional de París con la primera medalla, con lo que se convirtió en uno de los primeros escultores de su tiempo.

En 1867 obtuvo una beca para estudiar en Roma, donde pasó varios años; a su regreso a Barcelona se encontró con la terrible realidad de que había sido olvidado por el mundo artístico, así que decidió instalarse en Madrid de forma definitiva a partir de 1879; allí recibió varios encargos y realizó algunas obras de categoría, como el Monumento al Marqués de Salamanca o el de Cristóbal Colón, que se halla en la madrileña plaza del mismo nombre, en lo alto del pedestal realizado por Mélida.

Su ingente producción se halla repartida principalmente entre Madrid y Barcelona. Entre sus obras destacan el Sepulcro del General O´Donnell, que se halla en las Salesas Reales, las estatuas de los Apóstoles de la Iglesia de San Francisco el Grande y el frontón para el Palacio de la Biblioteca y Museos nacionales que se realizó bajo proyecto suyo.

Fue profesor en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y académico de la Real de Bellas Artes. Uno de sus discípulos, el también escultor Marinas, que fue su sucesor en la citada Academia, trazó una acertada semblanza moral y artística de su maestro en su discurso de ingreso, encomió de forma verdaderamente elogiosa las obras de un hombre que, a pesar de ser un gran escultor, no pudo encontrar su lugar en la época que le tocó vivir, y cuya obra, de auténtica calidad, pasó bastante ignorada ante el deplorable gusto de su época debido a sus afanes renovadores.


Obras

   • Dante (1864), su obra más importante.
   • Himeneo
   • Petrarca (1866)
   • Mausoleo de Leopoldo O'Donnell (1870, en la Iglesia de Santa Bárbara de Madrid)
   • Estatua de mármol del Monumento a Colón de Madrid (1885)
   • Réplica en bronce de la estatua anterior en Central Park de Nueva York (1992)
   • Urna funenaria del General Mariano Álvarez de Castro, en Gerona 1892
   • Virgen de Covadonga. Oviedo 1900
   • Monumento al Marqués de Salamanca en Madrid.
   • San Pedro y San Pablo, en la Basílica de San Francisco el Grande (Madrid)
   • San Francisco Javier, en el Santuario de Javier, en Navarra
   • Decoración del reloj del Banco de España en Madrid
   • Escalinata y diversas esculturas del palacio de Linares, en Madrid
   • Monumento a Pedro Duro en La Felguera, Asturias

La obra de Suñol, representante perfecto del Romanticismo, le califica como hombre tenaz, convencido de su vocación artística. Supo vencer las dificultades de un origen humilde y estudió con ahínco para conseguir sus ilusiones. El paso por Roma, indispensable para formar por completo su carrera, le deparó peripecias que no suelen entrar en la experiencia de un escultor. En aquellos tiempos Victor Manuel II disputaba a las tropas pontificales la unidad de Italia y el cubrecabezas de Jerónimo Suñol hizo que le confundieran con las huestes de Garibaldi. Grandes apuros hubo de pasar aquel buen barcelonés que a punto estuvo de recibir los honores de un pelotón de fusilamiento. También en Roma, obtuvo lo mejor de su vida particular, al conocer a una bella joven, Adela Rossi Orsini, con la cual se casó y tuvo dos hijas.

Tras el reconocimiento de su valía artística, además de los trabajos más conocidos en estatuaria pública y de la escultura religiosa generalizada en aquella época, recibió numerosos encargos particulares para decoración de palacios, cuya relación permitiría aumentar el número de obras catalogadas.


Suñol fue honrado con numerosos reconocimientos

   • Exposición Nacional de Bellas Artes. Medalla de 1ª clase al mérito (El Himeneo) Concedida por Isabel II en 1867.
   • Caballero Gran Cruz Real Orden de Isabel la Católica. 1889
   • 1º Centenario de los EEUU. Mención Especial en la Exhibición Internacional de Filadelfia. 1876
   • Académico de Número Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 1878
   • Exposición Nacional de Bellas Artes (El Dante) Por Isabel II en 1865
   • Exposición Universal de Paris en 1867 III premio de Escultura
   • Realizó, asimismo, modelos y proyectos reconocidos y su experiencia fue requerida para enjuiciar las obras de otros artistas.
 
Suñol trabajaba en concienzudo estudio de los personajes modelados y era meticuloso para imprimir a la escultura el carácter que había idealizado Su última obra fue el Marques de Salamanca, pero, consciente del éxito que obtuvo Emile Zola con su obra Naná, estaba por entonces trabajando también en moldear una figura de aquel singular personaje femenino.

Espero que la recopilación que he conseguido de este escultor catalán os resulte interesante y contribuya en su divulgación.





Algunas obras


 4general_lvarez_de_castro_sepulcro

Monumento funerario al General Mariano Álvarez de Castro. Héroe de la Guerra de la Independencia. Iglesia de San Félix. Girona. Autor:  Autor: Jerónimo Suñol.

Mariano Álvarez de Castro. Nació en Granada (1749) y murió en Figueras (1810). Estuvo en el sitio de Gibraltar (1787), hizo la campaña del Rosellón (1794) y se inmortalizó en el sitio de Gerona, defendiendo la ciudad contra los ataques de los franceses. Al capitular la plaza, fue conducido prisionero a Figueras y estando gravemente enfermo y encerrado en el castillo fue envenenado o estrangulado, a los pocos días.. Héroe de la Guerra de la Independencia. Iglesia de San Félix. Girona.

Nació en Granada (1749) y murió en Figueras (1810). Estuvo en el sitio de Gibraltar (1787), hizo la campaña del Rosellón (1794) y se inmortalizó en el sitio de Gerona, defendiendo la ciudad contra los ataques de los franceses. Al capitular la plaza, fué conducido prisionero a Figueras y estando gravemente enfermo y encerrado en el castillo fue envenenado o estrangulado, a los pocos días.



 1mausoleo_de_leopoldo_o_donnell_madrid_02

Mausoleo de Leopoldo O'Donnell (1870, en la Iglesia de Santa Bárbara de Madrid) Autor: Jerónimo Suñol.

Leopoldo O'Donnell y Jorrias (Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias), 12 de enero de 1809 – Biarriz (Francia), 5 de noviembre de 1867) fue un noble, militar y político español, Grande de España como Duque de Tetuán, I Conde de Lucena y I Vizconde de Aliaga. Presidió el Consejo de Ministros en 1856, en 1858–1863, y en 1865–1866, durante el Reinado de Isabel II.


 1mausoleo_de_leopoldo_o_donnell_madrid

Mausoleo de Leopoldo O'Donnell (1809–1867), situado en la Iglesia Parroquial de Santa Bárbara de Madrid



 2monumento_al_marqu_s_de_salamanca_cropped

Monumento al Marqués de Salamanca en Madrid. Autor: Jerónimo Suñol. Su última obra. Está situada en la plaza del mismo nombre, en Madrid, en la confluencia de las calles Príncipe de Vergara y José Ortega y Gasset.

Conjunto: 6,50 x 1,75 x 1,75. Estatua de bronce y pedestal de piedra. Masriera y Campins. Fundidores. Barcelona.

Fue este uno de los monumentos que se levantaron a iniciativa del Excmo. Ayuntamiento de Madrid para embellecer la ciudad con motivo de la mayoría de edad de Alfonso XIII. Su inauguración no revistió solemnidad y tuvo lugar el 16 de abril de 1903, eligiéndose para su ubicación la confluencia de las calles Velázquez y Lista. El pedestal en piedra blanca de Almorquí, en obra del arquitecto Pablo Aranda.


 17_1424302126_380096

La estatua de bronce representa al Marqués de Salamanca vestido con levita, conforme a la moda de la época, con la mano izquierda en el bolsillo del pantalón, y en la derecha un rollo de papel. En el lateral izquierdo de la base aparece inciso el nombre del escultor: “ J. SUÑOL ” y en lado opuesto la fundición: “ MASRIERA Y CAMPINS ”. FUNDIDORES. BARCELONA .

La estatua se alza sobre un pedestal de piedra blanca que apoya, a su vez, sobre tres escalones de granito. El pedestal es de forma prismática cuadrangular, con los ángulos achaflanados que en el cuerpo central se decoran con cuatro pilastras acanaladas, rematadas en sus extremos con aletones mientras que los cuerpos primero y último están formados por varias molduras de perfil recto en la parte inferior, y curvo en el superior, con aletones en los ángulos, rompiendo así la severidad arquitectónica.

José María de Salamanca y Mayol (Málaga, 23 de mayo de 1811 - Carabanchel Bajo, Madrid, 21 de enero de 1883), marqués de Salamanca y conde de Los Llanos, fue un influyente estadista, destacada figura aristócrata y social y hombre de negocios durante el reinado de Isabel II de España. Da nombre al actual barrio de Salamanca de Madrid, de cuyo ensanche fue impulsor y del que forma parte dicho barrio. De vida aventurera y con múltiples altibajos, a José de Salamanca se le atribuyen numerosos negocios con grandes beneficios en sectores como el ferroviario, la construcción, la banca o la inversión bursátil, además de varias corruptelas; a menudo como socio de otros destacados miembros de la sociedad española del momento, incluyendo a María Cristina de Borbón, madre de Isabel II y regente durante la minoría de edad de ésta. Probablemente llegó a poseer, en sus mejores momentos, la mayor fortuna de España.



 3duro_image

Monumento a Pedro Duro en La Felguera, Asturias Autor: Jerónimo Suñol. Pedro Duro Benito (Brieva de Cameros, La Rioja 1810 - La Felguera, Asturias 1886) emprendedor de la industria asturiana a mediados del siglo XIX y fundador de la primera gran siderurgia española y actual empresa Duro Felguera. Condecorado con la Orden de Isabel la Católica y la Legión de Honor del Gobierno francés, sus descendientes llevan el título de marqueses de La Felguera.


 25su_ol_san_pedro_bas_lica_de_san_francisco_el_grande

San Pedro. Se encuentra en la Basílica de San Francisco el Grande (Madrid). La Basílica de San Francisco el Grande, cuenta con la respresentación escultórica de los doce apóstoles, desplegados en semicírculo ante el altar mayor.

Los que bordean el pasillo por su parte central e interior, San Pedro y San Pablo, son obra de Suñol. Según criterio de sus contemporáneos, se trata de las mas acabadas e importantes del artista.

La actitud de San Pedro, apoyado en la piedra angular y envuelto en la severa elegancia de su manto”, recuerda la estátua de Sófocles existente en el Vaticano.

El diseño de San Pablo de la Basílicatambién fue de Suñol. El resto de las estatuas fue ejecutado por Samsó, Valmitjana, Bellver, Martin, Gandarias y Benlliure.



 0himeo

Himeneo, escayola. Jerónimo Suñol, 162 x 62 x 60 cm. Museo del Prado. Obra de  Jerónimo Suñol y Pujol.

Jerónimo Suñol (Barcelona, 1839-Madrid, 1902). Escultor español. Hijo de carpintero, estudió en la Escuela de La Lonja de Barcelona y en el estudio de los hermanos Vallmitjana Barbany. Volvió a Barcelona en 1875, tras una estancia en Roma y se estableció en Madrid en 1879. En 1882 es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y profesor auxiliar. De la época anterior a su llegada a la capital se conserva una estatua, Himeneo (1866, Prado), que recibió una medalla de primera clase en la Exposición Nacional de Madrid y una de bronce en la Exposición Universal de París de 1867. En 1885 rea­lizó la escultura de Colón para la plaza del mismo nombre en Madrid, cuyo pedestal diseñó Arturo Mélida y Alinari. En 1890 realizó dos esculturas monumentales para la iglesia madrileña de San Francisco el Grande, representando a san Pedro y a san Pablo. Su colaboración en la decoración escultórica del Museo se inserta dentro de la reforma de la fachada norte de Francisco Jareño y Alarcón, presentando el 30 de enero de 1882 el proyecto de un grupo decorativo en piedra para colocar sobre el entablamento del pórtico de la entrada norte del Museo. El grupo debía sustituir uno existente en yeso y representar el objeto al que servía el edificio, para lo que el propio escultor describe que «siendo el del Museo el culto a las Bellas Artes en su representación de la pintura y escultura, he concedido el unirlas por la arquitectura en fraternal abrazo artes hermanas auxiliares que son de esta […]». El grupo lo constituyen la representación de las dos primera alegorías, la de la Pintura y la de la Escultura, que se dan la mano y a las que recoge en un abrazo la figura central de la Arquitectura. Con su colocación culminaron las reformas de la entrada en mayo de 1885.



 0dante_pensativo

Dante pensativo, 1634-1908, bronce fundido, 84,5 x 81,8 x 33,5 cm - 81,7 kg. Museo del Prado. Obra de  Jerónimo Suñol y Pujol.

Los escultores españoles, en su gran mayoría, buscaron fuentes de inspiración en Italia, durante sus estancias en este país, en muchos casos pensionados por diferentes corporaciones. Jerónimo Suñol (Barcelona, 1839-Madrid, 1902) bebió de las fuentes clásicas y renacentistas y culminó su producción realista con una excepcional interpretación de la figura de Dante (1265-1321). Esta obra, un claro ejemplo de las influencias recibidas durante su formación romana, está bien estructurada y compuesta con claridad, equilibrio y armonía. La representación del poeta florentino y autor de La Divina Comedia, aparece pensativo, tocado con una corona de laurel, símbolo de reconocimiento, de fama y de inmortalidad, con el atuendo propio de su época sentado en una silla de tijera (de tipo Savonarola y muy popular en la Florencia renacentista), y en la línea de toda la iconografía de este personaje, en un momento de absorta reflexión y con un libro en la mano izquierda, quizá una referencia a la filosofía o a los textos latinos en los que se refugió. La composición es muy original, noble, ponderada e intimista, con un esmerado tratamiento de los pliegues, vinculado al mundo más romántico. El planteamiento, sobrio, sencillo y claro, ya testimonia su destacada personalidad artística, y prácticamente toda la crítica la considera su obra maestra.La ejecución de la escultura en yeso tuvo lugar durante su estancia en Roma en 1864. En la Exposición Nacional de Bellas Artes de ese mismo año obtuvo la medalla de segunda clase. La escultura en bronce que hoy contemplamos, propiedad del Museo del Prado, fue fundida en 1908 a petición del director del Museo de Arte Moderno, Alejandro Ferrant. Aunque durante muchos años el yeso se ha considerado perdido, actualmente se encuentra localizado en el vestíbulo del Instituto Sagasta de Logroño.La Academia de España en Roma conserva otro ejemplar en yeso policromado, donación del barón de La Barre en 1889. Otra réplica en yeso se conserva en el Museo de Reproducciones Artísticas de Madrid. Otro ejemplar en yeso, más pequeño, se conserva en la Biblioteca de Cataluña (Texto extractado de Azcue Brea, L. en: El siglo XIX en el Prado, 2007, pp. 411-412).



 24dante

Dante. 1864. Yeso. Esta escultura le hizo famoso, con solo veinticuatro años de edad. Aportación de la Diputació Provincial a los Museos de Arte de Barcelona, 1906.

Medalla de Segunda Clase de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1864. La obra expuesta -en yeso- fue realizada en Roma y fue adquirida por el Estado con destino al Museo de Arte Moderno de Madrid. El escultor hizo una versión en mármol que expuso en su estudio romano y diversos ejemplares para coleccionistas extranjeros. La Diputació Provincial de Barcelona encargó a Suñol este ejemplar que seguramente fundió en bronce la casa Masriera y Campins en 1901.


 26_1424303690_315330

Dante. Jerónimo Suñol. 1854. Yeso, 84 x 81 cm. Museo Bellas Artes de Sevilla



 26aprendiz

Aprendiz - Retrato de niño. 1874. Bronce, 43 x 26 x 26. Marca del fundidor: Fundición Artística Masriera y Campins S. A. Barcelona. Firmada y fechada G. Suñol/Roma 1874, en la parte lateral izquierda.

(Donativo Monstserrat Batlló y Francesc Rocamora, en memoria de Romà Batlló, 1925.) - (Romà Batlló, fue amigo y protector de la familia de Suñol) Aunque no está documentado, es tradición familiar atribuir el modelo que inspiró la obra original, a un joven aprendiz que cuidaba el taller del artista durante su estancia en Roma.


 27la_arquitectura_la_pintura_y_la_escultura

“La arquitectura, la pintura y la escultura” El grupo escultórico que Jerónimo Suñol ejecutó con destino a la fachada de nuestro Museo Nacional del Prado es una feliz alegoría propia del sitio en que había de ser colocada. Las tres figuras que lo componen son por su modelado la expresión sentida del concepto que el artista tiene de las bellas artes simbolizada por aquéllas. Su pergeño, su actitud y la composición en que las reunió la mano diestra del escultor, sin olvidar los atributos que dan carácter al grupo, acusan en Suñol aquel ideal estético que sin duda presidía, cual siempre, su espíritu cuando plasmaba este grupo destinado al pórtico del incomparable museo.

La fachada jónica del Museo era presidida originariamente por un grupo escultórico dedicado a representar la Apoteosis de Apolo y las Musas, proyectado por el escultor granadino Pedro Hermoso, entorno a 1829, pero el artísta falleció al poco tiempo, siendo continuada la talla por Ramón Barba, el cual abandonó la tarea ante la mala calidad de la piedra.

Fue en 1881, cuando se encargó su ejecución a Jerónimo Suñol, quien lo realizó en 1898, dejándola reducida a la alegoría de La Arquitectura, la Pintura y la Escultura. Esa mala calidad del material, tuvo sin lugar a dudas la culpa del deterioro del monumento, que hubo de ser retirado a mediados del siglo XX, por los desperfectos que el tiempo había ocasionado en la piedra.


 28esfinge_obra_de_jer_nimo_su_ol

Esfinge. Obra de Jerónimo Suñol, h. 1891. Yeso, 55,5 x 51 x 96 cm. Museo Nacional de Arte de Cataluña. Probablemente es la esfinge que ganó el concurso para decorar el nuevo edificio de Bibliotecas y Museos de Madrid. Para el mismo edificio Suñol modeló el frontón.


 29mac_mascara

Máscara mortuoria del pinltor Mariano Fortuny. 1874. Bronce, 22,8 x 15,3 x 10,2 cm. . A la muerte de Fortuny, su amigo el escultor Suñol moldeó su cara y su mano. Existen diferentes vaciados, en yeso y en bronce con algunas variaciones. En algunos ejemplares hay una corona de laurel, otros la oreja derecha de Fortuny y algunos solo la cara. Donativo Mariano Fortuny y Madrazo en 1933.


 21lapida_de_zurbar_n

Lápida conmemorativa al pintor Francisco de Zurbarán. Esta obra podría inscribirse en el apartado OBRAS ATRIBUIDAS, ya que pese a nuestros esfuerzos no la encontramos catalogada. Sin embargo la coincidencia de apellido, fecha y estilo dejan poca duda sobre la intervención de Suñol y no podemos sino felicitarnos sobre la colaboración que nos ha proporcionado acceso a su conocimiento.


 0piedad

Piedad. Originalmente destinada a PP Escolapios de Barcelona. Obra de Jerónimo Suñol


 escalera_del_palacio_de_linares

Escalera del Palacio de Linares de Madrid. Obra de Jerónimo Suñol
 

 23_1424303147_289214
 21_1424303077_557278

Ángeles de la fachada. Palacio de Linares de Madrid. Obra de Jerónimo Suñol



 18_1424302282_299165
 19_1424302468_962141

Trabajos en la ornamentación del Banco de España. Madrid. En 1888 tuvo Suñol el honor de ser elegido entre los artistas que decoraron el nuevo edificio del Banco de España. Su participación estuvo fijada en el chaflán del edificio que mira a la plaza de la Cibeles, concretándose en los grupos escultóricos que ornamentan el reloj y escudo de España. El Archivo Histórico (ABE Secretaría Leg. 803) conserva las resoluciones de los Arquitectos del Banco de España don Eduardo Adaro y Magrí y don Jose María Aguilar, en la que se concede a Suñol la ejecución de los modelos.


 neptuno  anfitrite

Las estatuas de Neptuno y Anfítrite, obras atribuidas a Jerónimo Suñol. Pese a estar atribuidas a Suñol, no fueron ejecutadas finalmente por él, aunque figuren como tal en no menos de seis artículos periodísticos de la época y en la relación de obras de Feliú Elías, que también puede consultarse en esta página web. En efecto, Suñol fue designado para la ejecución de las citadas obras, pero renunció. ¿Cuál fue el motivo? No aparece explicado, pero nosotros interpretamos que los motivos que le llevaron a tal decisión habría que buscarlos en el largo tiempo transcurrido desde la designación de los artistas encargados del monumento hasta el punto en que fueron liberándose las cantidades y partidas asignadas por el municipio. Muchos años. La primera renuncia se hace en 1886 y Suñol fue nombrado miembro de la Academia de San Fernando en 1882, con lo que le llega, por fin, el reconocimiento a su grandeza artística y el final del inexplicable alejamiento que sufrió y le tuvo carente de encargos. Así, en el momento en que podría haber acometido esas obras, se hallaba inmerso en otras que le ocupaban y dieron enorme gloria.

Lamentamos que no se dedicase al trabajo de la Cascada, ya que su monumentalidad asegura la conservación del toda la obra para la posteridad, pero sin desmerecer a los grandes escultores J. Gamot y Manuel Fuxá que terminaron ambas estatuas no podemos dejar de pensar, evocando su Himeneo, en  el delicado tratamiento que sus manos hubiesen realizado en el desnudo de Anfítrite. Y respecto al Neptuno, nos preguntamos recordando las bellas cabezas de San Pedro y especialmente San Pablo, cómo hubiese imaginado su genio la terrible majestad del dios del Mar.

Más info: http://www.jeronimosunol.net/index.html



Estatuas de Colón de Suñol


 15monumento_a_col_n_central_park

Monumento a Cristóbal Colón en Nueva York. Versión en bronce de la primitiva sita en Madrid. Situada en el Central Park, Manhattan - New York (USA). La fecha de inauguración fue el 12 de mayo de 1894. Obra de Jerónimo Suñol


 16christopher_columbus_statue_central_park_new_york_city_by_jer_nimo_su_ol_1995

Monumento a Cristóbal Colón en Nueva York. Obra de Jerónimo Suñol



Monumento a Cristóbal Colón de Madrid


 5_estatua_de_col_n_en_madrid

Monumento a Cristóbal Colón (¿1451?–1506) en la Plaza de Colón de Madrid (España). Erigido entre 1881 y 1885. La base cuadrada con relieves y el pilar octogonal fueron tallados en piedra por Arturo Mélida (1849–1902). La estatua, de tres metros de altura, fue esculpida en mármol blanco de Italia por Jerónimo Suñol (1839–1902). El monumento mide en total 17 metros. Relieves: oeste, sur, este y norte.


 14estatua_de_col_n

Detalle del Monumento a Cristóbal Colón de la Plaza de Colón de Madrid (España), erigido entre 1881 y 1885. Es una estatua de tres metros de altura esculpida en mármol blanco de Italia por Jerónimo Suñol (1839–1902). Suñol es también el autor de la estatua de Colón situada en Central Park, Nueva York (E.U.A.).


 9contrapicado_en_primer_plano_uno_de_los_cuatros_heraldos_bajo_doseletes_g_ticos

Contrapicado. En primer plano, uno de los cuatros heraldos bajo doseletes góticos.


 10oeste

Cara oeste. Detalle del monumento a Cristóbal Colón. Erigido entre 1881 y 1885. Es la cara oeste de la base cuadrada, esculpida en piedra en estilo neo-gótico por Arturo Mélida (1849–1902). El relieve representa a la reina Isabel (centro) ofreciéndose a empeñar sus joyas en ayuda de la empresa de Colón (izquierda). A la derecha, un reclinatorio con un crucifijo. En las cuatro esquinas de la base hay heraldos bajo doseles.


 11sur

Cara Sur. Detalle del monumento a Cristóbal Colón. Erigido entre 1881 y 1885. Es la cara sur de la base cuadrada, esculpida en piedra en estilo neo-gótico por Arturo Mélida (1849–1902). El relieve representa a la Virgen del Pilar con el Niño entre dos ángeles; debajo, el nombre de las tres naves: Pinta (izquierda), Santa María (centro) y Niña (derecha); y los nombres de quienes participaron en la empresa. En las cuatro esquinas de la base hay heraldos bajo doseles.


 12este

Cara este. Detalle del monumento a Cristóbal Colón. Erigido entre 1881 y 1885. Es la cara este de la base cuadrada, esculpida en piedra en estilo neo-gótico por Arturo Mélida (1849–1902). El relieve representa a Colón (derecha) exponiendo sus proyectos a Diego Deza (izquierda). En las cuatro esquinas de la base hay heraldos bajo doseles.


 13norte

Cara norte. Detalle del monumento a Cristóbal Colón. Erigido entre 1881 y 1885. Es la cara norte de la base cuadrada, esculpida en piedra en estilo neo-gótico por Arturo Mélida (1849–1902). El relieve es una alegoría del Descubrimiento. Representa una carabela con el globo terráqueo. En las cuatro esquinas de la base hay heraldos bajo doseles.


 6christopher_columbus_monument_madrid_01

El Monumento a Cristóbal Colón de Madrid (España) actualmente se encuentra en la plaza del mismo nombre, en plena avenida del Paseo de la Castellana. Recientemente traslada, ahora queda frente a los llamados Jardines del Descubrimiento, su anterior ubicación.

Para conmemorar el matrimonio real entre Alfonso XII y Doña María de las Mercedes de Orleans (23 de enero de 1878), en 1877 se convocó un concurso público al que se presentaron cuatro proyectos para erigir un monumento a Cristóbal Colón. El ganador fue el de Arturo Mélida, aunque en principio la estatua que lo remata no era la que, finalmente, labró Jerónimo Suñol.

Las obras se iniciaron en 1881 y concluyeron en 1885, previéndose la inauguración para el 4 de enero de 1886, aniversario del retorno de Colón de su primer viaje. Sin embargo, la muerte del monarca (25 de noviembre de 1885) obligó a suspenderla, y finalmente, coincidiendo en fecha exacta con el cuarto centenario del Descubrimiento de América, el 12 de octubre de 1892 se hizo entrega de la obra, aunque sin ceremonia especial, al Ayuntamiento de Madrid.

Originariamente el monumento estaba ubicado en el centro de la plaza, pero en 1973, a causa de los trabajos de remodelación de la misma, se trasladó al extremo derecho de los jardines del descubrimiento, hasta el año 2009 en el que el Ayuntamiento de Madrid, dentro de las obras de remodelación del eje Prado-Recoletos devolvió la columna y la estatua del Almirante a su ubicación original al centro de la rotonda.


 8monumento_a_col_n_madrid_01

Monumento a Cristóbal Colón (¿1451?–1506) en la Plaza de Colón de Madrid (España). Diseñado por Arturo Mélida (1849–1902) y erigido de 1881 a 1885. La base cuadrada con relieves y el pilar octogonal fueron tallados en piedra por Mélida. La estatua de Colón, de tres metros de altura, fue esculpida en mármol blanco de Italia por Jerónimo Suñol (1839–1902).



 22_1424302879_349749

Sepultura de Suñol. Medallón conmemorativo en la sepultura del artista. Lápida en la sepultura de Jerónimo Suñol . La obra es de Juan Vancell Puigcercós , discípulo y amigo del escultor.(1)


 20_1424302557_179203

El gran medallón central lo ocupa un delicado bajorrelieve representativo del finado, con mucho acierto en cuanto a realidades de vida y de un gran parecido, condiciones ambas que lo hacen muy estimable. El resto de la lápida se halla ocupado por los atributos del Trabajo, enlazados por la simbólica rama de laurel. El conjunto es de perfección acabadísima, con una admirable minuciosidad en los detalles.

(1) * Juan Vancell Puigcercós . Nacido en Guixes (Lérida) cursó en la escuela de Bellas Artes de Barcelona y fue discípulo de Jerónimo Suñol . En 1881, su estatua Tirso de Molina quedó premiada con segunda medalla en la Exposición Nacional. En la de 1884 presentó la de Goya , también premiada y adquirida por el Estado. En la de París de 1900, fue distinguido con medalla de plata. Son notables entre sus obras los grupos San Juan decapitado, la Constitución , Amor interesado , etc…



 0jer_nimo_su_ol

Retrato de Jerónimo Suñol i Pujol, publicado el 22 de junio de 1882 en La Ilustración Española y Americana




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al escultor catalán Jerónimo Suñol i Pujol. Fue un importante artista que esculpió la escultura del monumento a Colón de Madrid y Nueva York entre otros muchos. Trabajó en el taller de Vallmitjana.


Fuentes y agradecimientos a: jeronimosunol.net, es.wikipedia.org, flickr.com, artehistoria.com, biografiasyvidas, esculturaurba.com museodelprado.es, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 19 Febrero 2015, 12:27; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Suñol, Jerónimo 
 
Gracias J.Luis una vez mas. Como bien decías en otra galería Cataluña tenía una buena cuna de artistas y en este caso escultores. El monumento a Colon de Madrid es lo mas destacado de este autor.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Suñol, Jerónimo 
 
Gracias xerbar. Este escultor -Suñol- es otro más del ramillete de grandes artistas que dio Cataluña a las artes. Hace unos días tuve ocasión de fotografiar el monumento a Colón en su nuevo enclave, justo en medio de la Castellana, para que se pueda ver mejor. Por otra parte el sitio no es nuevo sino el original de 1885 cuando instalaron la estatua. Lo que pasa ahora es que para fotografiarla de cerca es más complicado, pues tiene que ser desde el coche y con el tráfico que hay es hasta arriesgado.

 

Yo pude hacerlo un Domingo a media mañana que no había tantos vehículos circulando, pero me llevé unos cuantos pitazos por pararme a hacer un par de fotos de cerca.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Suñol, Jerónimo 
 
j.luis escribió:  


Yo pude hacerlo un Domingo a media mañana que no había tantos vehículos circulando, pero me llevé unos cuantos pitazos por pararme a hacer un par de fotos de cerca.


 


Saludos.


jajaja como eres J.Luis me imagino la escena ahí en medio con el coche haciendo fotos para el foro.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario