Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Tomás Bretón
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Tomás Bretón 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este centésimo séptimo trabajo recopilatorio está dedicado al compositor y vilionista salmantino Tomás Bretón.

breton20tomasTomás Bretón (Tomás Bretón Hernández; Salamanca, 1850-Madrid, 1923) Compositor y director de orquesta español. Hijo de una humilde familia y huérfano de padre a los dos años, pudo, a costa de grandes sacrificios, empezar sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Eloy de su ciudad natal. Discípulo de Emilio Arrieta en el Conservatorio de Madrid, durante su juventud se ganó la vida tocando el violín en diversas orquestas y cafés.

En 1875 estrenó con gran éxito su primera tentativa operística, Guzmán el Bueno. En la década de 1880 prosiguió su formación en Roma, Milán, Viena y París. A su regreso a España, dirigió la Orquesta de la Sociedad de Conciertos, con la que realizó una valiosa labor en la introducción del repertorio sinfónico europeo.

Como compositor, e influido por la corriente nacionalista en boga en otros países europeos, apoyó decididamente la causa de la ópera española con títulos como Los amantes de Teruel (1889) y La Dolores (1894), ninguna de las cuales ha obtenido el éxito de La verbena de la Paloma. Por una de esas paradojas que se dan a veces, Tomás Bretón, que durante toda su vida luchó por la creación de una ópera nacional española, hoy día es recordado por una obra que él consideraba menor, La verbena de la Paloma (1894), uno de los retratos musicales más acabados y llenos de vida del Madrid de finales del siglo XIX.

En 1895 estrenó la ópera La Dolores sobre un libreto de Feliu y Codina. Luego de triunfar clamorosamente en Madrid y Barcelona, esta obra fue aplaudida en Portugal, Viena, Praga y otros escenarios de Europa y América. El propio autor la dirigió en el teatro Colón de Buenos Aires en 1910. Anteriormente había dirigido algunos conciertos en el St. James Hall de Londres. Compuso además obras corales, de cámara e instrumentales.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación y conocimiento de este ilustre personaje.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Gobernantes: Conde-duque de Olivares, Duque de Lerma, Marqués de la Ensenada, Cánovas del Castillo, Mateo Sagasta, José Canalejas, Emilio Castelar, Manuel Azaña, Tierno Galván; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, Capitán Toni Barceló, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Méndez Núñez, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Garcilaso de la Vega, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, Gaspar Melchor de Jovellanos, José de Echegaray, Mariano José de Larra, José de Espronceda, Benito Pérez Galdós, Jacinto Benavente, Valle-Inclán, Miguel de Unamuno, Pío Baroja, Azorín, Ortega y Gasset, Menéndez Pelayo, José Zorrilla, Juan Ramón Jiménez, García Lorca, Antonio Machado, Miguel Hernández, Gustavo Adolfo Bécquer, Vicente Aleixandre, Torrente Ballester, Camilo José Cela; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santo Domingo de Guzmán; Medicina: Miguel Servet, Gregorio Marañón, Santiago Ramón y Cajal, Severo Ochoa; Inventores: Isaac Peral, Juan de la Cierva, Torres Quevedo, Alejandro Goicoechea Omar, Eduardo Barreiros; Música: Manuel de Falla, Isaac Albéniz, Enrique Granados, Joaquín Turina, Arriaga, Joaquín Rodrigo... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico


0tomsbretn

Tomás Bretón y Hernández, (Salamanca, 29 de diciembre de 1850 - † Madrid, 2 de diciembre de 1923), músico español.

Compositor y violinista español nacido en Salamanca el 29 de diciembre de 1850. Realizó sus primeros estudios musicales en la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy en su ciudad natal, donde se ganó la vida tocando en pequeñas orquestas provinciales, teatros e iglesias. A los 16 años se trasladó a Madrid, donde tocó en orquestas de teatros de zarzuela y continuó su aprendizaje en el Real Conservatorio bajo las enseñanzas del maestro Emilio Arrieta. En 1872 recibió, junto con Ruperto Chapí, el primer premio de composición del Conservatorio.

Tras varios años trabajando en pequeños teatros en 1881 fue becado por la Academia de Bellas Artes de San Fernando para estudiar en el extranjero, residiendo en Roma, Milán, Viena y París entre 1881 y 1884. Allí encontró tiempo para trabajar en obras más ambiciosas, como el oratorio El Apocalipsis y su ópera Los amantes de Teruel. El estreno de esta última en el Teatro Real de Madrid le consolidó como el principal impulsor de la ópera española.

Debe destacarse además su intensa labor como director de orquesta, primero en la Unión Artístico Musical (1878-81), que el mismo fundó, como en la Sociedad de Conciertos de Madrid, principal orquesta madrileña que dirigió entre 1885 y 1891. Logró consolidar los ciclos de conciertos en Madrid con programaciones abiertas a la música española y a las novedades internacionales.


conservatoriosuperiorde

El Real Conservatorio Superior de Música de Madrid es la más antigua institución pública de enseñanza musical en España, y se trata de una Escuela de Enseñanza Superior, equivalente a las instituciones universitarias. Sede del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, en la calle de Santa Isabel, 53, junto al Museo Reina Sofía. Formaba parte de las antiguas dependencias del hospital de San Carlos. Obra de Francesco Sabatini entre 1769 y 1788. La remodelación para conservatorio se realizó entre 1987 y 1990.

En 1901 Tomás Bretón, asumió la dirección del Conservatorio de Madrid, puesto que mantuvo hasta su jubilación en 1921, luchando por modernizar las enseñanzas del centro y buscando relaciones internacionales.

Murió en Madrid el 2 de diciembre de 1923.


teatrocircodeprice1

teatrocircodeprice2

Teatro Circo Price. Tomás Bretón coincidió en la orquesta con Ruperto Chapí.


0medallndetomasbretn

Medallón de Tomas Bretón. Salamanca



Tomás Bretón y la ópera española

La ópera costituye el hilo conductor de la carrera de Tomás Bretón (1850-1923), a pesar de que su intensa actividad le llevó a otros campos, como director de orquesta, director del Conservatorio de Madrid y prolífico compositor en campos poco desarrollados en España como la música sinfónica y de cámara, además de realizar numerosas zarzuelas en muy diferentes géneros y estilos. No obstante, la ópera fue su verdadera obsesión y siempre tuvo sobre su mesa un libreto sobre el que trabajaba. Son muy numerosos los escritos en los que defendió la importancia de la ópera nacional, escribiendo entre 1885 y 1919 folletos, conferencias y discursos que expuso en los principales foros culturales de su época, como la Academia de Bellas Artes, Ateneo de Madrid, Círculo de Bellas Artes y el propio Conservatorio, del que fue director durante más de veinte años. En ellos insiste siempre en las mismas ideas, criticando la desidia y desinterés de las infraestructuras musicales de su época, y proponiendo opciones para solucionar el problema de la ópera nacional:

1- Utilización del idioma propio en la ópera. Según Bretón, el rasgo fundamental es la utilización del castellano, proponiendo incluso la tradución del repertorio internacional, a la manera de otros países como Alemania o Inglaterra. No obstante, este rasgo también favorece el desarrollo de un estilo musical propio, en el que se integran temas y cantos nacionales, sin buscar ningún carácter de esencia, ni ninguna mística nacionalista a la manera de Pedrell.

2- Asimilación en la ópera nacional de los modelos operísticos internacionales. Bretón no renuncia a sintetizar en sus obras las prácticas europeas, tanto la grandiosidad de la ópera francesa, como el desarrollo sinfónico wagneriano o la tradición italiana, a la que no renuncia dada la afinidad latina de lo español.

3- El desarrollo de la ópera nacional no es sólo una cuestión cultural, sino también económica, ya que permitirá el desarrollo de teatros y redes de produción nacionales que repercutirán en la economía española. De esta manera, los gastos de la ópera no irán a parar a los divos y compositores extranjeros, sino a los artistas nacionales, que encontrarán en la ópera un importante medio de vida. Además, el mercado es potencialmente muy amplio debido a las posibilidades que ofrece la América de habla hispana.


0madridbibliotecanacion

Biblioteca Nacional. Madrid. Tomás Bretón

La defensa de la ópera nacional no se limitó al plano teórico, sino que a lo largo de su vida compuso una serie de óperas en las que exponía de manera práctica sus ideas. Su primera ópera fue Guzmán el Bueno (1876), trabajo de corte escolar con un excesivo carácter tradicional condicionado por el libreto de Arnao. Aún así, el estreno de esta modesta ópera en un acto resultó bastante complicado, lo que ponía en evidencia la escas recpetividad de los teatros españoles para el género operístico. La disponibilidad de tiempo para trabajar facilitada por la beca de la Academia de Roma entre 1881 y 1884, ofreció a Bretón la posibilidad de afrontar un trabajo operístico más complejo y ambicioso en Los amantes de Teruel, que no se estrenó hasta 1889 tras una larga polémica. El modelo elegido fue el del melodrama romántico de temática histórica, inspirado en una leyenda medieval, que hacia 1880 estaba ya en desuso en la ópera europea. El propio Bretón tuvo que escribir el libreto ante la ausencia de literatos españoles interesados en la ópera. Aún así, en su estilo musical integró las diferentes prácticas operísticas, sintetizando las corrientes wagnerianas con la tradición belcantista italiana. De esta manera, la preponderancia de las voces –que mantienen siempre el protagonismo– no impidió un destacable desarrollo sinfónico, con un elaborado tejido de temas recurrentes a manera de leitmotiv. Esta influencia puede resultar paradójica a la vista de algunos comentarios muy críticos con la obra de Wagner, como los que anotó en su diario durante su estancia en Viena, aunque Bretón tan sólo rechazó los aspectos más modernos del drama lírico wagneriano, especialmente las atrevidas innovaciones armónicas. De hecho, el modelo operístico en que se inspira el maestro salmantino es el de la ópera romántica del primer período de Wagner, como queda con claridad demostrado en su siguiente ópera, Garín o l’eremita di Montserrat (1892), directamente inspirada en Tannhäuser. En este nuevo trabajo, encargado por el Círculo del Liceo de Barcelona, su música mostró una mayor madurez con una marcada tendencia a romper la estructura cerrada de los números, en favor de un drama lírico abierto –articulado en escenas– más próximo a las concepciones wagnerianas. Así, en Garín o l’eremita di Montserrat se integran con mayor acierto en el discurso dramático todos los elementos musicales, tanto en el aspecto sinfónico como en el vocal, además de algunos motivos populares catalanes.

En estos primeros trabajos operísticos, Bretón utilizó los modelos europeos –tanto italianos como germánicos– sin preocuparse por el carácter nacional, salvo pequeños detalles de color local para caracterizar algunas situaciones. Según manifiesta en sus escritos, la ópera nacional se sustentaba con exclusividad en la utilización del idioma nacional, concepción que le alejaba de las ideas herderianas de Pedrell con la búsqueda del espíritu de los cantos populares. El énfasis en los elementos populares va a emerger del contacto con la estética realista –que tenía su correlato operístico en el verismo– en La Dolores (1895), que él mismo denominó “ópera española” por primera vez. En La Dolores lo popular surge del esfuerzo de representar sobre la escena la música que se utilizaba en el ambiente real en que se desarrolla la acción, que Bretón reproduce con la mayor fidelidad, lejos de los tópicos efectistas del género; un claro ejemplo de esto lo podemos encontrar en la famosa jota del final del primer acto. Pero además los elementos de la música popular se integran plenamente en el discurso musical, desde pequeños detalles melódicos hasta el uso de la cadencia “andaluza” en las escenas de mayor dramatismo, como los dúos de Dolores y Melchor o la lucha del final de la ópera. La relación con el verismo se nota además en la simplificación del discurso musical, que produce un mayor protagonismo de las voces en detrimento de la elaborada trama sinfónica de sus anteriores óperas, como lo demuestra la escasez de temas y motivos recurrentes. De esta manera, La Dolores suponía una ruptura con sus anteriores modelos, planteando una original adaptación de las prácticas veristas a la música española, tal como sucede en toda Europa en la década final del siglo XIX.


madridmarzode1913elmaes

Madrid, marzo de 1913, el maestro D. Tomás Bretón estrena con gran éxito su ópera «Tabaré», el suceso ha tenido lugar en el Teatro Real.

Resulta difícil comprender por qué Bretón no continuó en su siguiente trabajo operístico con la línea iniciada en La Dolores, que además de constituir un gran éxito de público había resultado tan acertada como propuesta de ópera nacional. Así, en Raquel (1900) regresó a los modelos del melodrama histórico de sus primeros trabajos. Sin duda, Bretón elegía los temas que le parecían más dramáticos, al margen de cualquier prejuicio sobre su carácter nacional. El maestro salmantino vio en el tema de la judía de Toledo grandes posibilidades para caracterizar musicalmente la atractiva pasión amorosa de los personajes protagonistas enmarcada en un ambiente que oscilaba entre el carácter marcial de la corte cristiana y el mundo exótico y orientalizante de los hebreos. De hecho, lo más original de Raquel fue este segundo elemento, desarrollado tanto con los modelos musicales del denominado “alhambrismo sinfónico” –como las magistrales danzas del tercer acto– como con la apropiada austeridad de los cantos hebreos del comienzo. El propio Bretón la calificó como su “mejor ópera”, comentario que a la vista de la calidad de la partitura parece bastante razonable, demostrando que el duro juicio –tanto del público como de la crítica– con que fue recibida era fruto de la desidia del Teatro Real hacia la ópera nacional.


0tomc3a1sbretc3b3n

Raquel supuso además una nueva experiencia negativa con la empresa del Teatro Real, que no le pagó los escasos derechos de representación que le correspondían. El desinterés por la ópera española en este teatro alcanzó su grado máximo en los años siguientes, en especial durante la conservadora gestión de José Arana. Esto dejó en un cierto desamparo las producciones operísticas nacionales, agravado por el fracaso del proyecto del Teatro Lírico. Aún así es esta situación la que justifica la libertad de los últimos trabajos operísticos de Bretón, ayudada además por su favorable posición económica y social, a raíz de asumir el cargo de director del Conservatorio de Madrid en 1901. De esta manera, en Farinelli (1902) explora la música histórica, con una recreación del mundo musical del famoso castrado sobre anacrónicos modelos del Clasicismo, sin renunciar a un lenguaje musical próximo al del verismo por su intensidad expresiva. Más original fue la propuesta de Don Gil de las calzas verdes (estrenada en 1914, aunque finalizada en 1910), en la que abandona el drama por la comedia en uno de los escasos intentos de convertir en ópera el teatro del Siglo de Oro. Este cambio de carácter se refleja en un lenguaje musical de carácter más ligero, con una música más sencilla y tonal, que el propio Bretón definió como “deliciosa”. Muy diferente fue su última ópera, Tabaré (1913), un original proyecto sobre una epopeya uruguaya, con un discurso musical muy influenciado por el Tristán wagneriano y sonoridades atrevidas para caracterizar el ambiente americano. Con todos estos títulos Bretón manifiesta su independencia estilística, fruto de la madurez de su estilo musical, cerrando una trayectoria operística que no tiene parangón en ningún músico de su generación tanto por su continuidad como por la calidad de sus partituras.



Teatro de la Zarzuela


teatrodelazarzuela

Teatro de la Zarzuela de Madrid, situado en la calle Jovellanos. Fue inaugurado el 10 de octubre de 1856 (fecha del cumpleaños de la entonces reina Isabel II) gracias a la iniciativa de la entonces Sociedad Lírico Española, con el objetivo de tener un espacio propio para las interpretaciones de zarzuelas en la capital de España.


teatrodelazarzuelaescen

Teatro de la Zarzuela, escenario

Sus impulsores fueron consagrados maestros de la época como Francisco Asenjo Barbieri, Rafael Calleja Gómez, Joaquín Gaztambide, Rafael Hernando, José Inzenga, Francisco Salas, Luis Olona o Cristóbal Oudrid, bajo la financiación del banquero Francisco de las Rivas. Las obras fueron encargadas al arquitecto Jerónimo de Gándara, aunque ejecutadas por José María Guallart, tomando como modelo la Scala de Milán. Así quedó un edificio en forma de herradura con tres alturas de palcos.

interiordelteatrodelaza

Interior del Teatro de la Zarzuela de Madrid

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el Teatro se convirtió en el lugar central donde se interpretaban la piezas maestras de la zarzuela y se producían sus estrenos. El 6 de noviembre de 1909 el edificio fue prácticamente destruido por un pavoroso incendio. Reconstruido en 1957 usando menos madera y más metal, fue remodelado en 1956 cuando lo compró la Sociedad General de Autores de España, pero perdió buena parte de la fachada y los ornamentos del interior. Más tarde pasó a ser propiedad del Estado y en 1984 el Ministerio de Cultura, a falta de un teatro de ópera en Madrid, amplió la oferta de actividades (además de la zarzuela y la ópera) a la danza y el flamenco. En 1998, tras la declaración cuatro años antes del edificio como Monumento Nacional, fue de nuevo remodelado, recuperando buena parte de su estructura y forma original, siendo destinado en exclusiva a la lírica española.



OBRAS DE TOMÁS BRETÓN


ZARZUELAS

Los dos caminos, ópera en 1 acto estrenada en 1874 con libreto de Calixto Navarro.
El viaje de Europa, ópera en 2 actos (1874) con libreto de Feliú y Codina.
El alma en un hilo, ópera en 2 actos (1874) con libreto de Pedro Ponce y Juan Carranza.
El bautizo de Pepín (1874), en colaboración con el maestro Arche.
Dos leones, zarzuela en 2 actos en colaboración con Manuel Nieto), estrenada en el Teatro Romea de Madrid, el 30 de noviembre de 1874; texto de Salvador María Granés y Calixto Navarro.
María (1875), ópera en 2 actos (1875 con libreto de Navarro.
El 93 (1875), zarzuela en 1 acto con libreto de Navarro.
El inválido (1875), ópera en 1 acto con libreto de Navarro.
Un chaparrón de maridos, ópera en 1 acto (1875) con libreto de Rafael María Liern y Anselmo Pilá.
El barberillo de Orán, ópera en 3 actos, libreto de Rafael María Liern.
Por un cantar juguete (1875), sainet cómico lírico en 1 acto, libreto de Alejandro Vidal y Díaz.
El capitán Mendoza (1876), ópera en 2 actos con libreto de Luis de Olona y Gaeta.
Huyendo de ellas (1877), ópera en 2 actos.
Novio, padre y suegro (1877), ópera en 2 actos, libreto de Augusto E. Madan y García.
¡Cuidado con los estudiantes! (1877), ópera en 1 acto, libreto de Augusto E. Madan y García.
Estudiantes y alguaciles (1877), ópera en 1 acto, libreto de Augusto E. Madan y García.
Contar con la huéspeda o Locuras madrileñas, (1977), ópera en 1 acto, libreto de Luis Pérez.
Bonito país (1877), zarzuela en colaboración con Federico Chueca y Joaquín Valverde.
El campanero de Begoña, ópera en 3 actos (1878) con libreto de Mariano Pina Domínguez.
Corona contra Corona (1879), ópera en 3 actos, libreto de Navarro.
Las señoritas de Conil (1880), pasillo cómico lírico en 1 acto, libreto de R. Palomino de Guzmán.
Los amores de un príncipe (1881), ópera en 3 actos, libreto de José Sala y Ramiro Sirgue.
Vista y sentencia (1886), zarzuela bufa en 1 acto, libreto de Navarro y Granés.
El grito en el cielo (1886), ópera en 1 acto, libreto de Navarro.
Bal masqué (1888), ópera en 1 acto, libreto de Strauss y Bretón.
El caballo del señorito (1890), ópera en 1 acto, libreto de Ricardo de la Vega.
La verbena de la Paloma, sainete lírico en 1 acto, es quizás su obra más famosa, fue estrenada el 17 de febrero de 1894; el libreto es de De la Vega..
El domingo de Ramos (1894), ópera en 1 acto, libreto de Miguel Echegaray.
Al fin se casa la Nieves (1895), ópera en 1 acto, libreto de De la Vega.
Botín de guerra (1896), zarzuela en 1 acto, libreto de Eusebio Sierra.
El guardia de corps (1897), ópera en 1 acto, libreto de Mariano Vela y Carlos Servet Fortunyo
El puente del diablo (1898), ópera en 1 acto, libreto de Mariano Vela y Carlos Servet Fortunyo
El reloj de cuco (1898), ópera en 1 acto, libreto de Manuel de Labra y Enrique Ayuso.
El clavel rojo (1899), ópera en 3 actos, libreto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios.
La cariñosa (1899), ópera en 1 acto, libreto de José Jackson Veyán.
Covadonga (1900), ópera en 3 actos, libreto de Marcos Zapata y Eusebio Sierra.
La bien plantá (1902-1904), ópera en 1 acto, libreto de Vela y Servet.
El ojo del amo (1901).
La paz del campo (1906), zarzuela-sainete en 1 acto, libreto de Enrique Vega.
El sueño de Regina (1906), ópera en 1 acto, libreto de Manuel Linares Rivas.
Felicidad (1907), ópera en 1 acto, libreto de Justo Huete.
Ya se van los quintos, madre (1908), ópera en 1 acto, libreto de Alfonso B. Alfaro.
La generosa (1909), ópera en 1 acto, libreto de Gabriel Merino.
Piel de oso (1909), ópera en 1 acto, libreto de José Luis Barbadillo y A. Custodio.
Al alcance de la mano (1911), ópera en 1 acto, libreto de Jorge y José de la Cueva.
Las percheleras (1911), ópera en 1 acto, libreto de Mihura y González del Toro.
Los húsares del Zar (1914), ópera en 1 acto, libreto de R. Campo, Avilés Meana y Carlos Rufart Camps.
La guitarra del amor (1914), fantasía musical en 1 acto, libreto de Perrín y de De Palacios.
Fraile fingido (1919), ópera en 1 acto, libreto de Luceño.


1laverbebadelapaloma La verbeba de la paloma


ÓPERAS

Guzmán el Bueno, ópera en 1 acto estrenada en el Teatro Apolo (1877) con libreto de Antonio Arnao.
Los amantes de Teruel, ópera en 4 actos estrenada en Madrid el 12 de febrero de 1889, sobre un libreto escrito por el propio Tomás Bretón basándose en la obra original de Juan Eugenio Hartzenbusch.
Garín estrenada el 14 de mayo de 1892.
La Dolores, ópera estrenada el 16 de marzo de 1895 en el Teatro de la Zarzuela con libreto de Feliú y Codina.
El cartamen de Cremona (1906), comedia musical en 1 acto, libreto de Carlos Fernández Shaw, basado en una obra de Coppée.
Tabaré, ópera en 3 actos estrenada en Buenos Aires en 1913 basada en la epopeya del poeta uruguayo Juan Zorrilla de San Martín.
Las cortes de amor o El trovador Lisardo (1914), opereta en 3 actos, libreto de Jacinto Soriano.
Don Gil (1914), ópera en 3 actos, libreto de Tomás Luceño.


1ladolores La Dolores


MÚSICA SINFÓNICA

Sinfonía en Fa mayor (1874)
Sinfonía nº 2 en Mib mayor (1883)
El Apocalipsis (1882), oratorio para solistas, coro y orquesta
Sinfonía en Sol mayor (1905)
Amadís de Gaula, poema sinfónico (1882)
Los Galeotes, poema sinfónico sobre el episodio del Quijote (1905)
Salamanca, poema sinfónico (1914)
Elegía y Añoranza'', poema sinfónico (1916)
Marcha nupcial para la boda de Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg (1902)


1disco


MÚSICA DE CÁMARA

Trio en Mi mayor (1893) para piano, violín y violonchelo
Cuarteto de cuerda en Re mayor (1902)
Quinteto para piano y cuerda (1905)
Cuarteto de cuerda en do menor "dramático" (1906)
Cuarteto de cuerda en Mi Mayor (1908)
Sexteto para viento (1909)
Canciones sobre poesías de Bécquer



Vida masónica


312o

Se inició en masonería en la Logia Fraternidad Ibérica de Madrid perteneciente al Gran Oriente Nacional de España (GONE) en junio de 1873, con 22 años de edad. El templo masónico de dicha logia estaba situado en aquel entonces en la calle Preciados, número 33.

En 1881 fue nombrado miembro adjunto del Consejo de Administración y Disciplina del Gran Oriente Nacional de España.

Obtuvo el Grado 30º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en 1887, el 31º en 1889, el 32º en 1893 y el 33º en 1894.



Enlaces interesantes


EPDP: Tomás Bretón: http://www.epdlp.com/compclasico.php?id=966

Partituras de Tomás Bretón: http://www.di-arezzo.es/partituras-...ez-por-voz.html

Enlace de "La Música Antigua Española": http://www.isftic.mepsyd.es/w3/eos/...sica/index.html

Enlace de "Música Barroca": http://es.wikipedia.org/wiki/Barroco_(m%C3%BAsica)

Enlace Música española: http://www.emopalencia.com/compositores.htm



teatrobretndesalamanca

Teatro Bretón de Salamanca


teatrobretndesalamancae

Teatro Bretón de Salamanca, en la antiguedad



Personajes que influyeron en la obra de Tomás Bretón



emilioarrieta

Emilio Arrieta. Pascual Juan Emilio Arrieta Corera (Puente la Reina, Navarra, 20 de octubre de 1821 – Madrid, 11 de febrero de 1894), fue un compositor español del siglo XIX, con una destacada producción teatral y cuya mayor contribución a la música española fue su papel en el afianzamiento de la zarzuela como género.

Quedó huérfano de niño y se educó en Madrid con su hermana Antonia, donde inició sus estudios de música en el Conservatorio de Madrid. En 1839 su hermana le llevó a Italia donde estudia piano con el maestro Perelli y armonía con Mandancini, de forma privada. En 1841 ingresa en el Conservatorio de Milán, gracias a la generosidad del conde de Litta, estudiando piano y armonía con el maestro Nicola Vaccai (entre 1838 y 1846), terminando la carrera con premio extraordinario.

En Italia, en colaboración con el libretista Temistocle Solera, compuso su primera ópera: Ildegonda, estrenada en 1846 con la que obtiene gran éxito, y gana el premio de composición en la Scala de Milán. De vuelta en Madrid, en 1846 se da a conocer como director de orquesta en el teatro del Circo, en el que también estrena en el mismo año una sinfonía. Conoció a Isabel II en una fiesta de palacio. La reina lo tomó como profesor de canto, nombrándole compositor de la Corte tres años después, y ordenó construir un teatro en el Palacio Real donde Arrieta estrenó la ópera La conquista de Granada y Pergolesi. A pesar de haber contado con el apoyo de la reina, tras el derrocamiento de ésta publicó el himno Abajo los Borbones.

Fue nombrado profesor de composición de la Escuela Nacional de Música de Madrid en 1857 y pasó a ocupar el cargo de director en 1868, que ocupó hasta su muerte en 1894. En esta época compuso numerosas obras destinadas a conciertos, concursos y actos académicos. Entre sus alumnos más destacados se encontraron Tomás Bretón y Ruperto Chapí.



rupertochaplorente

Ruperto Chapí Lorente (Villena (Alicante), 27 de marzo de 1851 - Madrid, 25 de marzo de 1909), fue un destacado compositor español de zarzuelas. Siguiendo la tradición familiar Chapí y sus hermanos comenzaron a estudiar solfeo desde muy pequeños. Desde su infancia aprendió a tocar el flautín y el cornetín; a los nueve años entró a formar parte de la banda Música Nueva (actual Banda Municipal de Villena)[cita requerida]., de su localidad natal. Su padre, José, fue su primer maestro.

 
monumentoachapenvillena

Monumento a Chapí, en Villena, su ciudad natal.

A los doce años compone su primera zarzuela: Estrella del Bosque. Sus padres, conscientes de sus grandes aptitudes musicales, envían a Chapí con dieciséis años a Madrid para que amplíe sus horizontes y complete su formación. En esta ciudad ingresa en el Conservatorio, con el maestro Arrieta, donde en 1872 logra el Primer Premio de fin de carrera, junto con su condiscípulo Tomás Bretón. Allí estudiaría armonía y composición y, para sufragar sus gastos, en 1870 ingresa como profesor de cornetín en la orquesta del Circo Price (donde también tocaba Tomás Bretón). En este lugar estrena su primera zarzuela, Abel y Caín, sin demasiado éxito; y en el Teatro Real La hija de Jefté en 1874; con esta pieza consigue una beca para viajar a París y a Roma para ampliar estudios, en ésta última fue donde comenzó a componer sus primeras óperas.

Se casó en Madrid con Vicenta Selva Álvarez, natural de Madrid, y tuvieron dos hijos: Vicenta, nacida el 26 de mayo de 1873 y José, el 25 de julio de 1880.

Al volver a España, en 1878, comienza su carrera como compositor de zarzuela grande, alcanzando gran éxito con obras como: La tempestad (1882), La bruja (1887) y El rey que rabió (1891). Llegando a la cumbre con El tambor de granaderos ( 16 de noviembre de 1896, libreto de Emilio Sánchez Pastor) y La Revoltosa (1897).

Otras obras del género chico son: Las bravías (1886), La flor de Lys, El guerrillero, El país del abanico, Ya pican, Los quintos de mi pueblo, Término medio, El domingo gordo, El puñao de rosas (30 de octubre de 1902)...

Otras obras del género grande son: Las hijas de Zebedeo (1889), El milagro de la Virgen (1889) El duque de Gandía (1894) y Curro Vargas (1898).

No solamente compuso música para zarzuelas, también escribió música de cámara (cuatro cuartetos) y sinfónica, como Fantasía Morisca y el poema sinfónico Los gnomos de la Alhambra. Otras zarzuelas son: La leyenda del monje, Género chico, La cara de Dios, A casarse tocan, Pepe Hillo, ¿Quo Vadis?, Las tentaciones de San Antonio, Roger de la Flor (1878), La serenata (1881)...

Entrado el siglo XX cuatro son sus obras esenciales: La patria chica, La venta de Don Quijote, Circe (1902) y Margarita la Tornera (1909). Ruperto Chapí murió en Madrid el 25 de marzo de 1909.

Cabe destacar también, que fue el fundador de la Sociedad General de Autores y Escritores (S.G.A.E.), en 1893, una organización destinada a regular los derechos de los compositores, como por ejemplo, el registro de las obras para evitar plagios o el control de las representaciones o interpretaciones de una obra. También fue maestro de Manuel de Falla.


monumentoachapenlosjard

Monumento dedicado a Ruperto Chapí (1851–1909) por la Sociedad de Autores Españoles. Granito y bronce. Medidas: 6,20 x 5,90 x 2,45 metros. Inaugurado en los Jardines del Buen Retiro de Madrid (España) en 1921. Esculturas realizadas por Julio Antonio Rodríguez.



monumentoatomsbretn

Monumento a Tomás Bretón en su ciudad natal.




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al gran compositor salmantino Tomás Bretón.


Fuentes y agradecimientos: wikipedia, wikisalamanca, biografiasyvidas y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario