Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Cánovas Del Castillo
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Cánovas Del Castillo 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este septuagésimo quinto trabajo recopilatorio, está dedicado a Antonio Cánovas del Castillo. Escritor y fundamentalmente gran político malagueño, fue uno de los pocos estadistas dignos de ese nombre y el único afortunado del tempestuoso y conmovedor siglo XIX español. Fue asesinado por un anarquista italiano el el 8 de agosto de 1897, en el balneario de santa Águeda en Mondragón, Guipúzcoa.

Pragmatismo de estadista, habilidad política innata, Ejército y Monarquía de su parte. Con estos mimbres básicos, el político Antonio Cánovas del Castillo tejió la realidad política española de la segunda mitad del siglo XIX tras el golpe de Estado que acabó con la I República y trajo de vuelta a los Borbones.

antoniocnovasdelcastill Antonio Cánovas del Castillo (Málaga, 1828 - Santa Águeda, Guipúzcoa, 1897). Político español, artífice del régimen de la RestauraciónLicenciado en Derecho por la Universidad de Madrid, las inquietudes de este joven de origen modesto se dirigieron inicialmente hacia la literatura (en la que le apadrinó su tío, el escritor Serafín Estébanez Calderón) y sobre todo hacia la historia, dedicación esta última que no abandonó ni en los momentos álgidos de su vida política; escribió notables trabajos sobre los Austrias y la decadencia española, que le valieron el ingreso en la Academia de la Historia (1860). También fue miembro de la Real Academia Española (1867), la de Ciencias Morales y Políticas (1871) y la de Bellas Artes de San Fernando (1887).

Sus inquietudes intelectuales se canalizaron, además, a través del Ateneo de Madrid, que presidió en 1870-74, 1882-84 y 1888-89. A la política llegó a través del periodismo, trabajando desde 1849 en el diario de Joaquín Francisco Pacheco, líder del grupo «puritano» que representaba el ala más conciliadora del Partido Moderado. Esa vocación centrista quedó confirmada al integrarse en la Unión Liberal, partido creado por O’Donnell para interponerse entre moderados y progresistas.

Su primera responsabilidad política fue la redacción del Manifiesto de Manzanares, que hizo públicas las posiciones de los militares participantes en la llamada «Revolución de 1854» (O’Donnell, Serrano y Dulce). Luego fue ocupando puestos políticos de importancia creciente, como los de diputado en las Cortes constituyentes de 1854-56, agente de preces en Roma, gobernador civil de Cádiz, director general de Administración Local, subsecretario de Gobernación, ministro del mismo ramo (1864) y de Ultramar (1865-66).

Su actitud ante la insurrección de los sargentos del Cuartel de San Gil (1866) le costó el destierro a Palencia, permaneciendo apartado de todo protagonismo político hasta que estalló la Revolución de 1868, que destronó a Isabel II.

Durante el Sexenio Revolucionario de 1868-74, Cánovas asumió el liderazgo de una minoría conservadora en las Cortes, señalándose en los debates contra el sufragio universal y la libertad de cultos. Atacó tanto al régimen democrático de Amadeo de Saboya como a la Primera República que le sucedió, aprovechando los fracasos de ambos ensayos para consolidar su opción de restaurar la monarquía de los Borbones, pero no en la persona de la ex reina Isabel -cuyo descrédito había provocado la revolución-, sino en la de su hijo, a quien haría reponer como rey con el nombre de Alfonso XII.

Una vez que abdicó la reina madre en el exilio (1870), Cánovas consiguió plenos poderes para dirigir la causa monárquica (1873), mientras orientaba la educación del príncipe en Inglaterra y le hacía proclamar el llamado Manifiesto de Sandhurst, en el que trazaba las líneas directrices de una futura monarquía parlamentaria, liberal y moderada, llamando en su apoyo a todos los católicos y descontentos con la situación revolucionaria desvinculados del carlismo (1874).

Fue fortaleciendo paulatinamente la causa alfonsina en medios políticos y acrecentando la viabilidad de la restauración monárquica a medida que quedaba desacreditada la opción republicana; pero, en contra de su voluntad, el general Martínez Campos se le adelantó, proclamando al rey mediante un pronunciamiento militar en Sagunto (1874). Sin embargo, por primera vez en la historia de los pronunciamientos españoles, los militares no quisieron ocupar el poder, sino poner en él a Cánovas, como líder de los partidarios de la Monarquía: el último día de aquel año, Cánovas formó un gobierno que ejercería la regencia hasta la llegada de Alfonso XII, el cual confirmó al gabinete en 1875.

Dueño de un poder prácticamente incontestado, Cánovas realizó en los dos años siguientes una obra ingente, que puso las bases del régimen de la Restauración, el cual habría de perdurar hasta el golpe de Estado de Primo de Rivera (1923). Preparó e hizo aprobar la Constitución de 1876, estableciendo una monarquía liberal inspirada en las prácticas parlamentarias europeas. La clave era acabar con la violencia política y los pronunciamientos militares que habían marcado el reinado de Isabel II, asentando la primacía del poder civil. Pero para ello había que garantizar la alternancia pacífica en el poder; Cánovas diseñó un modelo bipartidista al estilo británico, formando él mismo un gran Partido Conservador a partir de la extinta Unión Liberal; y buscó una figura que aglutinara la opción política alternativa, encontrándola en Sagasta, que asumiría el liderazgo del Partido Liberal, con el cual se turnarían los conservadores en el poder.

Tras gobernar casi sin interrupciones hasta 1881, Cánovas dejó el poder a Sagasta en aquel año, recuperándolo en 1884. Al morir Alfonso XII en 1885 y para consolidar la regencia de María Cristina de Habsburgo, selló con Sagasta el llamado «Pacto de El Pardo», por el cual ambos partidos se sucederían sin enfrentarse en la gobernación del país. Y es que, efectivamente, la peculiaridad del régimen canovista era que las elecciones constituían una farsa manejada por las redes oligárquicas del caciquismo, mientras que el Parlamento y el gobierno se formaban de espaldas a la opinión pública, en función de pactos entre los líderes de los dos partidos dinásticos y con una intervención decisiva de la Corona.

Cánovas volvió a presidir el Consejo de Ministros en 1890-92 y en 1895-97. En su haber como gobernante hay que anotar la pacificación del país, poniendo fin a la sublevación cantonal (1874), la Tercera Guerra Carlista (1875) y la Guerra de los Diez Años en Cuba (1878). Inspirado por la «lección» histórica de la decadencia española, trató de impulsar un resurgimiento nacional, fomentando un nuevo patriotismo español con actos como los que conmemoraron el cuarto centenario del descubrimiento de América (1892).

Pero se mostró impotente ante los nuevos conflictos que suscitaban el nacionalismo catalán, el movimiento obrero, el anarquismo, las disidencias internas de su partido (Francisco Silvela) y la reaparición del movimiento independentista en Cuba (1895). Incapaz de abrir cauces para la participación política de nuevos grupos y aspiraciones, cuando murió asesinado por un anarquista italiano durante su estancia veraniega en un balneario, dejó al régimen ante una situación de crisis que se prolongaría desde la derrota en la Guerra de Cuba (1898) hasta su extinción (1923).

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación y conocimiento de este ilustre personaje.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Gobernantes: Conde-duque de Olivares, Duque de Lerma; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, José de Echegaray, Jacinto Benavente, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santo Domingo de Guzmán; Medicina: Miguel Servet, Gregorio Marañón, Santiago Ramón y Cajal, Severo Ochoa; Inventores: Isaac Peral, Juan de la Cierva, Torres Quevedo, Alejandro Goicoechea Omar, Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico


0canovascastillo

Antonio Cánovas del Castillo (Málaga, 8 de febrero de 1828 – Mondragón, Guipúzcoa, 8 de agosto de 1897) fue un político e historiador español.

Fue una de las figuras más influyentes de la política española de la segunda mitad del siglo XIX, al ser el mayor artífice del sistema político de la Restauración, convertiéndose el en máximo dirigente del Partido Conservador.

Es considerado como uno de los más brillantes políticos conservadores de la historia contemporánea española y criticado por sus detractores por crear una falsa apariencia de democracia mediante el "turno de partidos", por suspender la libertad de cátedra en España o por su postura favorable al esclavismo.

Se denomina «canovismo» a la corriente política que tiene por fondo la implantación de una democracia no revolucionaria y tradicional al modelo británico. Esta, sustentada en la monarquía creía en el bipartidismo y la alternancia del poder.

Antonio Cánovas del Castillo, fue hijo de Antonio Cánovas García, maestro nacido en Orihuela, Alicante, y de Juana del Castillo y Estébanez, hija de Juan José del Castillo, y prima hermana de Serafín Estébanez Calderón, el escritor.

Compaginó los estudios con su afición por la historia y en 1854 publicó su obra Historia de la decadencia española. Al mismo tiempo iniciaba su carrera política y se unía a Leopoldo O'Donnell, artífice de la revolución del 54 proclamada con el «Manifiesto de Manzanares», escrito por el propio Cánovas. Miembro de la Unión Liberal, en 1854 fue elegido Diputado por Málaga para las Constituyentes y, a la caída de O'Donnell, Gobernador Civil de Cádiz. Fue ministro de Gobernación en 1864 y de Ultramar en 1865 durante el reinado de Isabel II antes de proclamarse la Primera República Española.

Tras la Revolución de 1868 y fin de la monarquía borbónica se encarga de preparar la vuelta del que sería Alfonso XII hijo de Isabel II. En 1874 tras el pronunciamiento en Sagunto del general Martínez Campos y la proclamación de Alfonso XII como rey, se encarga de idear el sistema de la Restauración, siendo el redactor del manifiesto de Sandhurst, en 1874. Propone un sistema bipartidista donde los fraudes electorales periódicos, apoyados en el caciquismo hacían posible la alternancia en el poder, como medio de disipar tensiones. Así accedió siete veces al cargo de presidente del consejo de ministros de Alfonso XII.


dantoniocnovasdelcastilwm9

D. Antonio Cánovas del Castillo, 1998. Francisco Ortega. Bronce. Busto donado a la Cámara, con motivo del centenario del fallecimiento de este gran político, por D. Antonio Cánovas del Castillo Frayle.



Ideario político de Cánovas:


0canovas2

La política es el arte de aplicar en cada época de la historia aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible; nosotros venimos ante todo con la realidad; nosotros no hemos de hacer ni pretender todo lo que quisiéramos, sino todo lo que en este instante puede aplicarse sin peligro. (...) Hay mucha diferencia entre hablar de Constitución interna al lado de una Constitución expresa y escrita, en cuyo caso existe contradicción notoria, y hablar de Constitución interna en un país donde, por las circunstancias de los hechos, no queda en pie Constitución alguna escrita. Donde esto acontece no puede menos de decirse que no hay Constitución alguna vigente; y cómo, sin embargo de esto, es imposible que un país viva sin algunos principios, sin algunos fundamentos, sin algunos gérmenes que desenvuelvan su vida. (...) Llamad a esto como queráis; si no os gusta el nombre de Constitución interna, poned otro cualquiera; pero hay que reconocer de hecho que existe. [...] Invocando toda la historia de España, creí entonces, creo ahora, que, deshechas como estaban por movimientos de fuerza sucesivos todas nuestras Constituciones escritas, a la luz de la historia y a la luz de la realidad presente sólo quedaban intactos en España dos principios: el principio monárquico, el principio hereditario, profesado profundamente —a mi juicio— por la inmensa mayoría de los españoles, y, de otra parte, la institución secular de las Cortes.
 
Antonio Cánovas del Castillo



La Constitución española de 1876


0cnovas

Antonio Cánovas del Castillo fue el autor de la Constitución de 1876 es Alonso Martínez siguiendo el ideario canovista, haciendo gala de un Liberalismo Doctrinario Reformado. Cánovas también asumió funciones de jefe del estado durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena.

- La Constitución del 76 es un texto flexible con el objetivo de permitir gobernar de manera estable a los partidos que acepten el sistema, sin embargo su inspiración es claramente conservadora. En ella se recoge:

- Sufragio censatario masculino, podía votar el 5% de la población española.

- La declaración de derechos y deberes: es amplia y recoge las conquistas de la del 69, pero en la práctica estuvieron restringidos, especialmente los derechos de imprenta, expresión, asociación y reunión.

- El principio de soberanía compartida: establece que la potestad de hacer leyes reside en «Las Cortes con el Rey».
La división de poderes: el poder legislativo reside en unas Cortes bicamerales. El Senado (compuesto por tres tipos de senadores: por derecho propio, por designación real y por elección). El Congreso es elegido por sufragio directo; será el partido que gobierne el que determine por la ley electoral si el sufragio debe ser censitario o universal.

- El poder ejecutivo lo ejerce la Corona a través de los ministros. El rey elige libremente al jefe de gobierno y no es responsable ante las cortes.

- El poder judicial es independiente.

- El centralismo se acentúa porque los ayuntamientos y las diputaciones son controlados por el gobierno y se suprimen los fueros vascos.

- La cuestión religiosa se resuelve mediante el reconocimiento de la confesionalidad católica del país y la garantía del sostenimiento del culto y del clero y el reconocimiento de otras creencias pero sin manifestaciones públicas.

- El marco de actuación quedaba establecido en la Constitución para conseguir la estabilidad política se hacía necesaria la alternancia pacífica en el poder. Ello se logró a través del turno de partidos.

- El nuevo sistema, fundamentado en la Constitución de 1876, era en teoría una democracia parlamentaria. Defensor del bipartidismo favoreció la formación de un partido liberal que aceptara la legitimidad del sistema político y pactó con el dirigente liberal Sagasta el turno político obligatorio, mediante el Pacto del Pardo en 1881. Decretó inicialmente el sufragio restringido en 1878, y hasta 1890 no se contempló el restablecimiento del sufragio universal masculino. Salvo dos breves periodos en los que ocuparon la presidencia Jovellar (1875) y Martínez Campos (1879), ocupó este cargo todo el tiempo que creyó necesario hasta que Sagasta estuviera preparado para acceder al poder en 1881.



Política colonial


retratodeantoniocnovasd

Cánovas era integrante de uno de los grupos de presión, llamados «Ligas» que abogaba por la pervivencia del esclavismo en las colonias, pese a ello, debido a la presión de las sociedades abolicionistas, firmó la definitiva abolición de la esclavitud en España en 1886 y así, días después realizó unas declaraciones al periódico francés Le Journal en las que refería que:

(...) creo que la esclavitud era para ellos (los negros de Cuba) mucho mejor que esta libertad que sólo han aprovechado para no hacer nada y formar masas de desocupados. Todos los que conocen a los negros le dirán que en Madagascar, como en el Congo y en Cuba, son perezosos, salvajes, inclinados a obrar mal, y que es preciso manejarlos con autoridad y firmeza para obtener algo de ellos. Estos salvajes no tienen otros dueños que sus instintos, sus apetitos primitivos.

Su gobierno desarrolló una política colonial basada en la represión de los partidarios de la independencia cubana.[2] Esta política soliviantó el nacionalismo cubano, lo que acabaría llevando a España a perder la guerra contra Estados Unidos, así como una fuerte represión contra los disidentes internos. El antaño imperio colonial español desapareció, con la pérdida de sus últimas posesiones ultramarinas para frustración de la población española, impulsando los intelectuales una «regeneración» social, marcada por lo que se denominó «el desastre de 1898».


manuelorovioechage

Manuel Orovio Echagüe (1817-1883). Abogado y político español, fue ministro de Hacienda y Fomento durante los reinados de Isabel II y Alfonso XII durante el que también fue ministro de Ultramar de forma interina.



El Decreto Orovio

Como defendía Cánovas y tras la puesta en marcha de su modelo político —el canovismo— mediante el denominado «Decreto Orovio», que debe su nombre a Manuel Orovio Echagüe, por entonces Ministro de Fomento, se suspendió la libertad de cátedra en España «si se atentaba contra los dogmas de fe», para afianzar el principio integrista que hacía de la nación un proyecto sostenido en la voluntad divina. Su aplicación apartó a muchos intelectuales de la Universidad, originando la creación de la Institución Libre de Enseñanza en 1876.


0angiolilloassassinato

Título del libro: Asesinato de D. Antonio Cánovas del Castillo (8 de Agosto de 1897) Nº de documento: 2147 Autor: Ginés, V. Imprenta: Miguel Seguí - Editor, Barcelona

Libro/ Álbum / Doc. Archivo: Historia de España en el siglo XIX : sucesos políticos, económicos, sociales y artísticos, acaecidos durante el mismo : detallada narración de sus acontecimientos y extenso juicio crítico de sus hombres

Fecha Soporte: 1902 - Fecha Tema: 1897 - Descripción física: 1 grabado de 16 x 22 cm en h. de 18 x 26 cm ; col

Notas: Autor del libro : Francisco Pi y Margall (obra póstuma) y Francisco Pi y Arsuaga. Ilustrada por J. Passos, J. Cuchy y V. Gine. Autografiado. "Poco antes de la 1 de la tarde y hallándose el señor Cánovas sentado en un banco de la galería del establecimiento, leyendo periódicos, acercósele un desconocido, y sin proferir palabra alguna disparó sobre él tres tiros de un revólver que a prevención llevaba

 

Su muerte


antoniocnovasdelcastillw

Antonio Cánovas del Castillo fue asesinado el 8 de agosto de 1897, en el balneario de santa Águeda, en el municipio de Mondragón, Guipúzcoa, por el anarquista italiano Michele Angiolillo, inscrito en el establecimiento como corresponsal del periódico italiano Il Popolo. Según declararía en el momento de su detención, el motivo fue la venganza por las muertes de los anarquistas detenidos en Barcelona a raíz del atentado contra la procesión del Corpus en junio de 1896.

Práxedes Mateo Sagasta, jefe del Partido Liberal y designado a la muerte de Alfonso XII, y tras la renuncia del propio Cánovas, Presidente del Gobierno en 1881, al glosar la figura de su rival político y amigo, pronunció la siguiente frase:

«Después de la muerte de Don Antonio, todos los políticos podemos llamarnos de tú».


monumentoacanovasdelcas

En 1975 el Ayuntamiento de Málaga erigió un monumento a Cánovas del Castillo en homenaje al gran político malagueño y en 2009 se instaló una placa en su honor en el salón de plenos de la Casa consistorial de Málaga.


0prxedesmateosagasta

Práxedes Mateo Sagasta y Escolar (Torrecilla en Cameros, 21 de julio de 1825 - Madrid 5 de enero de 1903) fue un político español, miembro del Partido Liberal, de matiz progresista, siete veces Presidente del Gobierno en el período comprendido entre 1870 y 1902 y famoso por sus dotes retóricas.



Panteón de Hombres Ilustres de Madrid


entraday

El Panteón de Hombres Ilustres de Madrid. Monumento de estilo neobizantino que fue construido entre 1891 y 1899 por el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti (1840-1926). El Panteón se encuentra en la calle de Julián Gayarre, nº 3, esquina al Paseo de Reina Cristina nº 4 y muy cerca de la estación de Atocha. Es un mausoleo desconocido para la mayoría de los españoles, e incluso para los madrileños. El Panteón de Hombres Ilustres, situado junto a la basílica de Nuestra Señora de Atocha, es una de las propiedades del Patrimonio Nacional menos visitadas. Sólo son aproximadamente 3.000 los visitantes anuales. La razón principal es que pocos madrileños saben que bajo las cúpulas del edificio -frente al Gobierno Militar- reposan los restos de José Canalejas, Práxedes Mateo Sagasta, Eduardo Dato, Antonio Cánovas del Castillo, Antonio de Rios Rosas y el marqués del Duero, entre otros. En mausoleos realizados por Mariano Benllilure, Arturo Mélida, Agustín Querol o Pedro Estany.


53401670

En la imagen podemos ver el claustro del Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España), es un edificio de estilo neo-bizantino proyectado por el arquitecto Fernando Arbós Tremanti


6pantendehombresilustre

Panteón de Hombres Ilustres de Madrid. Mosaico realizado entre 1913 y 1914 por la casa artesanal de origen francés Maumejean Hermanos. Detalle del zaguán de entrada del Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España), proyectado por el arquitecto Fernando Arbós Tremanti (1840-1926) y construido entre 1891 y 1901.


7pantendehombresilustre

Mosaico realizado entre 1913 y 1914 por la casa artesanal de origen francés Maumejean Hermanos. Detalle del zaguán de entrada del Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España), edificio de estilo neo-bizantino proyectado por el arquitecto Fernando Arbós Tremanti (1840-1926) y construido entre 1891 y 1901.


8tumbadeantoniocnovasde

Mausoleo de Antonio Cánovas del Castillo (1828–1897), esculpido en mármol blanco por Agustí Querol Subirats (1860–1909) en 1906 y situado en el Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España). El sarcófago presenta seis hornacinas de arco de medio punto con altorelieves que representan a la Templanza, la Sabiduría, la Justicia, la Elocuencia, la Prudencia y la Constancia. La figura femenina de la cabecera simboliza a la patria que llora. Las dimensiones del mausoleo son 8 metros de ancho por siete metros de alto y 2 metros y 78 centímetros de fondo.


8detalledelmausoleodean

Detalle del mausoleo de Antonio Cánovas del Castillo (1828–1897), esculpido en mármol blanco por Agustí Querol Subirats (1860–1909) en 1906 y situado en el Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España). El sarcófago presenta seis hornacinas de arco de medio punto con altorelieves que representan a la Templanza, la Sabiduría, la Justicia, la Elocuencia, la Prudencia y la Constancia. La figura femenina de la cabecera simboliza a la Patria que llora. Al fondo está representado Cristo resucitado y la Historia y el Arte lloran la muerte del político.



Otros personajes ilustres en el Panteón


detalledelatumbadeprxed

tumbadeprxedesmateosaga

Mausoleo de Mateo Sagasta. Práxedes Mateo Sagasta y Escolar (Torrecilla en Cameros, 21 de julio de 1825 - Madrid 5 de enero de 1903) fue un político español, miembro del Partido Liberal, de matiz progresista, siete veces Presidente del Gobierno en el período comprendido entre 1870 y 1902 y famoso por sus dotes retóricas. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


mausoleoderosrosas

Mausoleo de Ríos Rosas. Antonio de los Ríos Rosas (Ronda, 16 de marzo de 1812 — Madrid, 3 de noviembre de 1873), jurista y político español. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


mausoleodeeduardodato

Mausoleo de Eduardo Dato. Eduardo Dato Iradier (La Coruña, 12 de agosto de 1856 – Madrid, 8 de marzo de 1921). Abogado y político conservador español, fue ministro de Gobernación durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y presidente del Consejo de Ministros, ministro de Gracia y Justicia, ministro de Estado y ministro de Marina durante el reinado de Alfonso XIII. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


tumbadecanalejas

Mausoleo de Canalejas. José Canalejas Méndez (Ferrol, La Coruña, 31 de julio de 1854 - Madrid, 12 de noviembre de 1912) fue un abogado y político regeneracionista español, fue ministro de Fomento, de Gracia y Justicia, de Hacienda y ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y Presidente del Consejo de Ministros y nuevamente ministro de Fomento y ministro de Gracia y Justicia durante el reinado de Alfonso XIII. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.



Ateneo de Madrid


fachadadeledificiodelatbc8

El Ateneo de Madrid, es una veterana institución cultural privada, que a lo largo de casi 200 años de historia, ha dejado huella en la cultura madrileña y española. En 1820, durante el trienio liberal, noventa y dos personalidades de la esfera política española establecieron el Ateneo Español. Esta sociedad, profundamente liberal, tenía el objeto de discutir toda materia de reconocida utilidad pública, como cuestiones legislativas, políticas o económicas, intentando con ello llamar la atención de las Cortes y del Rey. Con la reacción absolutista de 1823, el Ateneo Español fue disuelto.
 

teatrocineysalondeactosgn5

El Ateneo madrileño, fue creado con objeto científico-literario en 1835. Convirtiéndose en una de las instituciones más importantes del Madrid liberal. Esta institución, ha visto y soportado; desfilar infinidad de personajes, muchos de ellos relevantes y otros intrascendentes y arrimados a la institución para obtener posición social sin ningún mérito científico ni cultural. El Ateneo, ha visto pasar reyes absolutistas, republicas, regímenes dictatoriales o liberales, y en los últimos lustros la esperada democracia.


bibliotecadelateneodemari1

El Ateneo de Madrid cuenta con una fachada que puede llevar a engaño por sus modestas dimensiones, pero alberga un palacio (obra de los arquitectos Fort y Landecho) de grandes proporciones y muchos salones, incluida la gran biblioteca y un el espléndido Salón de actos, que también hace las veces de cine o teatro. En el salón de actos, están todos los retratos de ilustres socios y presidentes, rodeando las paredes de madera. Sus instalaciones cuentan con numerosas secciones. Dispone de un gran fondo bibliotecario: de literatura, hemeroteca, arte, ciencia, política, ciencias sociales, salud, economía, etc...

Más info del Ateneo: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?p=78415#p78415


antoniocnovasdelcastilloi6

Antonio Cánovas del Castillo. Político, literato e historiador español, nacido en Málaga el 8 de febrero de 1828 y fallecido por asesinato en Santa Águeda (Guipúzcoa) el 8 de agosto de 1897. Fue ministro de Gobernación con Alejandro Mon en 1865 y de Hacienda, por renuncia de Alonso Martínez, en 1866. Fue el artífice de la Restauración monárquica de 1874 y a partir de enero de 1975, seis veces presidente del Consejo de Ministros alternándose en el poder con Práxedes Mateo Sagasta.

Canovas ingresó en 1848 en el Ateneo de Madrid, donde pronunció su primer ciclo de conferencias tituladas "Críticas de los cartesianos". Desde entonces pronunció otras muchas y llegó a ser una de las personalidades más importantes del Ateneo, del que fue presidente en tres ocasiones (1870-74, 1882-84 y 1888-92), figurando sus discursos anuales de apertura entre sus trabajos más destacados.


7rtdantoniocnovasdelcasoc1

Rtº D. Antonio Cánovas del Castillo, 1896. Ricardo de Madrazo y Garreta. Congreso de los Diputados. Madrid. Óleo sobre lienzo, 131x 96 cm. Leyenda y firma: El Excmo. Sr. D. Antonio Cánovas del Castillo - margen superior derecho / Ricardo de Madrazo 1896 -ángulo inferior izquierdo. Ocupó la Presidencia del Congreso en la Legislatura de 1885-86.


eneldecubrimientodelapl

Decubrimiento de la placa-lápida a Cánovas del Castillo, ayuntamiento de Málaga. El Alcalde de Málaga, descubre la placa-lápida colocada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento en reconocimiento al político malagueño Antonio Cánovas del Castillo. en la foto el biznieto, Luis Cánovas del Castillo, y concejales de la corporación municipal.


monumentoacnovasfrentea

Monumento a Cánovas frente al Senado en Madrid, Monumento inaugurado en 1900. Esculturas de Joaquín Bilbao. Pedestal diseñado por Josep Grases.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado a Antonio Cánovas del Castillo. Fue escritor y político, gran estadista digno de ese nombre y el único afortunado del tempestuoso siglo XIX español. Lamentablemente fue asesinado el 8 de agosto de 1897 por un anarquista italiano.

    
Fuentes y agradecimientos a: wikipedia, biografiayvidas, congresodelosdiputados, ateneodemadrid, suttonclonard, fuenterrebollo, cervantesvirtual, letralia, omerique, flickr/zaqarbal y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario