Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Camilo José Cela
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Camilo José Cela 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este septuagésimo cuarto trabajo recopilatorio, está dedicado a Camilo José Cela. Escritor español, premio Nobel de Literatura en 1989, fue novelista, poeta, articulista. Autor de obras narrativas, poesía, memorias y libros de viajes. Luchó en el bando franquista durante la Guerra Civil española. Posteriormente rechazó la dictadura de Franco y mantuvo una actitud independiente y provocativa. Cela fue admirador de Pío Baraja al que consideró su maestro.

0celaCamilo José Cela (Camilo José Cela Trulock; Iria Flavia, La Coruña, 1916 - Madrid, 2002) Escritor español. Residió en Mallorca, donde en 1956 fundó la revista Papeles de Son Armadans. Desde muy joven compuso poesía, con ecos e influjos de autores como Neruda y Alberti, y algunos pasaron al libro Pisando la dudosa luz del día (1945).

Pero su personalidad literaria se desarrolló como prosista, dentro de los géneros de la novela, el cuento y el libro de viajes. Alcanzó súbita notoriedad en 1942 con la novela La familia de Pascual Duarte, una de las pocas obras destacadas de la década. Son las supuestas memorias de un campesino extremeño, autor de múltiples crímenes, que acaba en el patíbulo. La narración, escrita en una prosa desgarrada y deliberadamente tosca, se complace no sin humor en un tremendismo que cabe emparentar con el de la picaresca el de ciertos relatos de Pío Baroja.

La siguiente novela Pabellón de reposo (1943), se centra en un grupo de tuberculosos internados en un sanatorio. Nuevas andanzas y desventuras del Lazarillo (1944) es un intento -frustrado, según reconocería el propio autor- de pastiche sobre una novela clásica. Suceden a estas obras los primeros y mejores libros de viajes, modalidad paisajística y testimonial: Viaje a la Alcarria (1948), muestra perfecta del género, y El gallego y su cuadrilla (1949).

En 1951 publicó su novela más famosa, La colmena, panorámica de la vida madrileña hacia 1942, en el ambiente depresivo de la posguerra. Ya el título evidencia el propósito de referirse al colectivo de una ciudad, sin argumento ni protagonista definidos. Con un complejo montaje para ubicar y seguir a más de trescientos personajes y con una técnica que con reservas cabe calificar de objetivista, el escritor traza un desgarrado testimonio de las zozobras y estrecheces de una sociedad.

Son posteriores Mrs. Cadwell habla con su hijo (1953), novela en forma epistolar que encierra una confesión en las fronteras del delirio, y La catira (1955), cuya acción se sitúa en Venezuela; las colecciones de cuentos El molino de viento (1956), Tobogán de hambrientos (1962), Garito de hospicianos (1963) y El ciudadano Iscariote Reclús (1965), entre otras, y libros de viaje como Del Miño a Bidasoa (1952), Judíos, moros y cristianos (1956) y Viaje al Pirineo de Lérida (1965).

En 1969 vuelve a la novela con una obra barroca de claro propósito experimental, Vísperas, festividad y octavas de San Camilo de 1936 en Madrid, de nuevo centrada en Madrid, esta vez al comienzo de la guerra civil, para explorar en el confuso ambiente político y moral la violencia fratricida que tal clima desencadenó. El autor recurre a una expresión novedosa y compleja, tanto en la sintaxis como en la puntuación e incorpora los recursos de la nueva narrativa (monólogo interior, narración en segunda persona, etc.).

En las novelas siguientes asistimos a una ruptura extrema de la forma narrativa: Oficio de tinieblas 5 (1973), fraccionada en una serie de aforismos y pensamientos yuxtapuestos, sin apenas elementos novelescos; Mazurca para dos muertos, de 1983, una crónica de ambientación gallega, incesantemente interrumpida y sujeta a continuas alteraciones de los puntos de vista; y Cristo versus Arizona (1988), situada en un nuevo escenario -en la frontera entre Estados Unidos y México-, donde a la violencia de la ley de los hombres se opone la primitiva y gozosa libertad de los cuerpos.

Por último, destaquemos su saber lingüístico, puesto en evidencia en su importante Diccionario secreto (1968), y su actividad en empresas menores de carácter misceláneo o periodístico, en títulos como El juego de los tres madroños (1983) y El asno de Buridán (1986). Cela fue miembro de la Real Academia Española (1957) y fue galardonado entre otros muchos premios, con el Príncipe de Asturias de las Letras (1987).

Durante la década de los años noventa publicó la miscelánea de textos narrativos El huevo del juicio (1993), Memorias, entendimientos y voluntades (1993), de carácter autobiográfico, El asesinato del perdedor (1994), historia de una persona empujada al suicidio por la sociedad, La cruz de San Andrés (1994), su Poesía completa (1996), un Diccionario geográfico popular de España (1997) y la novela Madera de boj (1999), con la que rindió homenaje a la Galicia marinera. En 1989 le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura, y en 1995, el Premio Cervantes.

0camilojoscelahamuertod

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación de este ilustre y especial personaje.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Gobernantes: Conde-duque de Olivares, Duque de Lerma; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, José de Echegaray, Jacinto Benavente, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santo Domingo de Guzmán; Medicina: Miguel Servet, Gregorio Marañón, Santiago Ramón y Cajal, Severo Ochoa; Inventores: Isaac Peral, Juan de la Cierva, Torres Quevedo, Alejandro Goicoechea Omar, Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico


0foto694

Camilo José Cela Trulock, primer marqués de Iria Flavia, (Padrón, La Coruña, 11 de mayo de 1916 - Madrid, 17 de enero de 2002). Autor enormemente prolífico, novelista, periodista, ensayista, editor de revistas literarias, conferenciante, académico español y premio Nobel de Literatura.

Camilo José Cela nació en la localidad gallega de Padrón (provincia de La Coruña), el 11 de mayo de 1916. Su padre (Camilo Cela Fernández) era gallego y su madre inglesa e italiana (Camila Emmanuela Trulock y Bertorini). Fue el primogénito de la familia Cela Trulock y bautizado con los nombres de Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo en la Colegiata de Santa María la Mayor de Adina (Sanxenxo). En 1925 la familia se instala en Madrid y Camilo cursa estudios en el colegio de los escolapios de Porlier. En 1931 hubo de ser internado en el Sanatorio Antituberculoso de Guadarrama, experiencia que aprovecharía posteriormente para una de sus novelas. Los periodos de reposo que su enfermedad le imponía serían empleados en intensas lecturas de Ortega y Gasset y la colección de autores clásicos españoles de Rivadeneyra, según se cuenta . En 1934 termina sus estudios secundarios en el Instituto de San Isidro e inició la carrera de Medicina. No se ha abundado suficientemente sobre las actividades que nutrieron su acervo intelectual (académicas, influencias,amistades, viajes, idiomas o lecturas) con el que el joven Cela cimentara su erudición . Se sabe que gustaba asistir de oyente a las clases de Literatura Española Contemporánea de Pedro Salinas en la nueva Facultad de Filosofía y Letras. Allí se hizo amigo del escritor y filólogo Alonso Zamora Vicente . También trata a Miguel Hernández y María Zambrano, en cuya casa de la plaza del conde de Barajas conoce en tertulia a Max Aub y otros escritores e intelectuales.


0camilojoscelacon16aos1

Camilo José Cela con 16 años. 1939

Cela de ideología derechista, la Guerra Civil le pilló en Madrid con 20 años y recién convaleciente de tuberculosis . Escapó en cuanto pudo a la zona nacional siendo herido en el frente y hospitalizado en Logroño .


0mazurcaparadosmuertos

Tres margaritas visitaron la sala n.° 5, en una cesta llevaban los regalos.
-Soldadito, te voy a condecorar con un escapulario del Sagrado Corazón
para que te preserve de todo mal, mira lo que dice: «Deténte, bala, el Corazón de
Jesús está conmigo»-.
El artillero Camilo se puso pálido, se le escapó todo el color de la cara.
-«No, no, muchas gracias, condecore usted a otro, se lo ruego, se lo pido
por favor, yo llevaba uno prendido con un impermeable en la guerrera y aún no
hace un mes me lo sacaron por la espalda, se lo digo con todo respeto, señorita,
pero para mí que el Sagrado Corazón es gafe»-.


Mazurca para dos muertos. pág. 183


0camilojoscelacon23aos1

Camilo José Cela con 23 años. 1936

Al acabar la guerra Camilo José Cela, demuestra una gran indecisión en sus estudios universitarios y entra a trabajar en una oficina de Industrias Textiles, donde empieza a escribir lo que será "La Familia de Pascual Duarte" . «Empecé a sumar acción sobre acción y sangre sobre sangre y aquello me quedó como un petardo».


0lafamiliadepascualduar

Ya en los años 50, empezó Cela sus memorias. Trazó entonces un amplio proyecto que llamó "La cucaña". De aquel plan sólo se editó en libro "La rosa" que termina en los recuerdos de infancia. El volumen II se publica en el año 2001 abarca parte de la infancia, la adolescencia y juventud del autor.

Casóse en 1944 con María del Rosario Conde Picavea con quien tuvo, dos años después, un hijo Camilo José. Camilo José Cela se divorció de Rosario Conde a finales de los 80 para casarse en 1991 con Marina Castaño, periodista con la que ha compartido sus últimos años.


0camilojoscelacon30aos1

Camilo José Cela con 30 años. 1946

Orientado a la literatura y ambicioso, puso en marcha en plena autarquía un mecanismo que el poeta falangista Dionisio Ridruejo definió como "estrategia de la fama, el culto a la personalidad y la voluntad imperativa".

Utilizó para ello una triple estrategia a largo plazo: colaboracionismo político con el Régimen, estilo literario impactante e imagen pública epatante.


camilojoscelafranciscoo

Escultura de Camilo José Cela - Esculpida por Francisco Otero Besteiro. 1991



Estrategia política


0litercela1

Camilo José Cela malvivió de colaboraciones con la prensa en la posguerra. Obtuvo el imprescindible carnet de periodista con el apoyo de Juan Aparicio en 1943. Fue un delator de opositores al régimen y censor. El periodista Eugenio Suárez, censor confeso, refiere estos primeros años difíciles de Cela.[6] Optó y ocupó un puesto en el cuerpo policial de Investigación y Vigilancia del Ministerio de la Gobernación del régimen franquista donde trabajó como censor (ver recuadro) durante 1943 y 1944. Sus dos primeras obras literarias fueron, afortunadamente, censuradas lo que hizo aumentar las expectativas de los lectores.

Conquistado literariamente Madrid, se va a Palma de Mallorca (1954-1989), donde se introduce en el negocio editorial creando en 1956, con Caballero Bonald como secretario de redacción , una revista literaria llamada "Papeles de Son Armadans" (1956-1979) que Cela supo orientar muy bien por medio de dos hábiles estrategias: se enfrentó con éxito a las renuentes trabas censorias y solicitó de modo eficiente la participación de los más relevantes escritores del exilio. También creó la editorial "Alfaguara" donde se publican sus obras y las de otros muchos autores del momento .[8] A pesar de su mayor estabilidad económica Cela demostró su talante mercantilista y su connivencia interesada con el poder político del tardofranquismo.


0camilojoscelacon40aos1

Camilo José Cela con 40 años. 1956

El profesor Ysàs desvela recientemente con documentos cómo personas de renombre de la literatura española, como era ya Camilo José Cela, se ofrecieron a colaborar con el Ministerio de Información en los años de la Transición con el objeto de reconducir, o mejor dicho frenar, la disidencia de otros compañeros. Cela sugiere que algunos intelectuales, disidentes en apariencia, podrían ser sobornados, “domesticados” o convertidos en fieles al sistema. Incluso llegó a sumarse a un grupo de escépticos e inconformistas simulados para poder así espiar sus actividades. Conociendo las dificultades del oficio, entre otros trucos Cela proponía la compra de libros a ciertos autores para favorecerlos, o hacerles contratos de edición en alguna editorial que colaborara con el franquismo, y si era preciso que se crease al efecto, aumentándoles el porcentaje a percibir para ganárselos . Lo peor es que Cela no fue reclutado sino que ofreció, espontáneamente, su asistencia a la dictadura.

Presidió la Sociedad de Amistad España-Israel, constituida en los años 70 con el fin de ayudar al establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países y a fomentar las relaciones culturales, bajo la idea de los elementos constitutivos judíos de la cultura española.

Cela es nombrado Senador en las primeras Cortes Generales de la transición democrática y toma parte activa en la revisión que el Senado efectúa sobre el texto constitucional elaborado en el Congreso de los Diputados. Su enmienda consiste en denominar a la lengua oficial del Estado como "castellano o español". Con el comienzo del año de 1979 y con la convocatoria de nuevas elecciones generales, Cela concluye su etapa de Senador por designación real.


0poemadecamilojoscelaen

Poema de Camilo José Cela, en la entrada de la playa de Langosteira



Obra literaria

En 1938, concluye "Pisando la dudosa luz del día", poemario surrealista, cuando la guerra civil ha estallado ya y Madrid es asediada.

La vida cultural en aquella España imperial de boina y botijo, era de un aburrido letal. Carpetovetónica en expresión de Cela. Pero en 1942 se produjo un acontecimiento de singular importancia literaria: la publicación de La familia de Pascual Duarte, novela que se desarrolla en la Extremadura rural de antes de la Guerra Civil y durante ella y en la que su protagonista cuenta la historia de su vida en la que se presenta la violencia más cruda como única respuesta que conoce a los sinsabores de su existencia. Este libro inaugura un nuevo estilo en la narrativa española, conocido con el término "tremendismo".

A partir de aquí Cela concibe la novelística como un género en libertad: el escritor no debe someterse a ninguna norma, de ahí su voluntad experimental que hace que cada una de sus obras sea diferente y que en cada una ensaye una técnica diferente. Mezclando sabiamente los recursos narrativos de las vanguardias del siglo XX , se convirtió en un artista "rompedor". Cela descubre la infalible fórmula literaria que utilizará en adelante: equilibrada aleación de humor, ternura, horror, desenfado verbal y léxico escatológico. Al contrario de otros autores, Cela explica detenidamente o anuncia, en prólogos, paratextos y entrevistas todo lo que escribe y por qué lo hace.


lacolmenaconmotivodel73

La Colmena. Con motivo del 73 aniversario de Camilo José Cela, Círculo de Lectores edita nuevamente esta novela, especialmente ilustrada por Lorenzo Goñi para la ocasión.

La colmena, se editó en 1951 en Buenos Aires, ya que la censura había prohibido su publicación en España a causa de sus pasajes eróticos. Durante el mismo franquismo, Manuel Fraga cuando fue Ministro del Interior, autorizó personalmente la primera edición española. La novela nos cuenta retazos de las historias de múltiples personajes que se desarrollan en el Madrid de los primeros años del franquismo. Muchos críticos consideran que esta obra incorpora la literatura española a la novelística moderna. El mismo autor definió esta obra como «esta crónica amarga de un tiempo amargo» en el que el principal protagonista es el «miedo». Está considerada por la critica especializada como la mejor novela española del siglo XX. Fue llevada al cine bajo la dirección de Mario Camus en 1982, en donde el propio Cela participó como guionista y actor .

celamipadreTenía pactadas con el régimen del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez, a precio de oro y para los siguientes 10 años, una serie de cinco o seis novelas ("Historias de Venezuela") propagandísticas para aquella dictadura. La Catira fue la primera, publicada en 1955. Cela quiso refundar literariamente Venezuela ; incluso se aplicó para crear una nueva lengua, la llanera, que fue una impostura absoluta. Se parecía al español rústico, una lengua barbárica que cortaba las palabras por el final. Cela cobró por La Catira una suma bastante alta para la época: unos tres millones de pesetas, según el testimonio de su hijo en su biografía "Cela, mi padre".

El caso de Cela fue especial. Su encargo se insertó en una ofensiva diplomática para promocionar el perezjimenismo y sus programas de inmigración en el exterior, pero también para vender culturalmente el franquismo. No hay que olvidar que 160.000 españoles se instalaron por entonces en Venezuela. Pero La Catira provocó tal escándalo en los círculos culturales del país que la colaboración entre la dictadura del coronel Pérez Jiménez y el escritor gallego quedó liquidada y no hubo más "Historias de Venezuela".

San Camilo 1936 (1969), ambientada, como su título indica (Vísperas, festividad y octava de San Camilo 1936 en Madrid), en la semana precedente al estallido de la guerra civil española está escrita en un monólogo interior continuo. Estilo parecido se encuentra en su obra Cristo versus Arizona (1994),una de sus novelas más enigmáticas basada en los sucesos de 1881 del OK Corral, la cual está escrita en una única y larga oración con el uso de un solo punto (el final). Narraciones caóticas, con aparición de cientos de personajes y empleo de técnicas cubistas de fragmentación y collage.


0cela01b

Fue un viajero incansable que anduvo con la mochila al hombro por las tierras de España . Camilo J. manifiesta su voluntad de recorrer únicamente tierras españolas, no le interesa lo exótico, ni lo lejano. Sus libros de viaje, que incluyen "Viaje a la Alcarria" (1948), el más célebre, y "Del Miño al Bidasoa" (1952), le dieron cierta fama de hombre andariego, fornicador y tragaldabas.


0elcipotedearchidona

"La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona" (1977) no demasiado conocida para el publico en general, es, sin duda, una de sus obras más divertidas, picantes y recomendables, destacándose que narra un hecho real. Literariamente pertenece al género epistolar: reúne la delirante correspondencia mantenida entre Cela y su amigo y académico Alfonso Canales. Básicamente se comentaban todo suceso extraordinario y normalmente relacionado con la gente común y sus costumbres y hábitos sexuales o estrambóticos en general. Fue llevada al cine con mucho éxito .

"María Sabina . Oratorio dividido en 1 pregón (que se repite) y 5 melopeas" . Libreto inspirado en la celebrada mujer de conocimiento mazateca . La primera edición de esta obra fue publicada en la revista "Papeles de Son Armadans", en diciembre de 1967. Se estrenó, con música de Leonardo Balada, en el Carnegie Hall, de Nueva York, el 17 de abril de 1970 . Un mes más tarde, el Teatro de la Zarzuela recibía con manifiesta hostilidad de crítica y público esta ópera inscrita en una línea de ruptura que por aquellos tiempos alcanza otra significativa expresión novelística.

Camilo José Cela fue elegido, en febrero de 1957, miembro de la Real Academia Española donde ocupó el sillón Q . Su discurso de presentación tuvo lugar el día 27 de mayo del mismo año. En su discurso, al que respondió Gregorio Marañón, trató de la obra literaria del pintor José Gutiérrez Solana (1886-1945).



La imagen


cela

Tenía grandes dotes de actor, entre ellas una voz poderosa, una excepcional capacidad paródica, sabia dosificación de la expectativa y la sorpresa, empatía con el auditorio y un gran sentido del espectáculo.[19] Cela siempre se mantuvo independiente y a contrapelo de muchas tendencias aun reconociendo una «grave falta de interés por la aventura intelectual». Mantuvo sus ideas políticas derechistas, y el hecho de haber combatido y trabajado a favor del campo nacionalista, le granjearon la enemistad del "establishment" literario vanguardista.[12] A ello contestaba Cela con su humor dedicando algunos de sus libros «a mis enemigos que tanto me han ayudado en mi carrera».

Considerado como “gran farsante”, por la constante antinomia que mantuvo durante su vida entre lo que decía y lo que hacía, Cela propició una especie de relaciones públicas al revés. Su físico le ayudaba . Presuntuoso, fatuo, mal encarado y soez casi logró la unanimidad en el rechazo a sus altanerías majaderas. Era pronto para la imprecación y el exabrupto. En algunas ocasiones se le recuerdan salidas ingeniosas que llenan su anecdotario como la famosa anécdota del Camilo José Cela político: senador por designación real, sentado en su escaño, habiendo tomado la palabra Mosén Lluís Maria Xirinacs, una sonora ventosidad de Don Camilo dejó sin habla al orador y enmudeció al auditorio, y para deshacer el entuerto el propio Cela se dirigió al orador y le dijo: “prosiga el Mosén”. Poco tiempo después, Cela negó haber dicho esa frase en un programa de TVE, argumentando que, «para hacer callar a un cura, habría hecho falta un elefante, no un gallego».


0celayfranciscoumbral

Cela y Francisco Umbral

Otra de las anécdotas más llamativas respecto a su persona la protagonizo igualmente en senador y con el señor Xirinacs. Estaba el escritor dando cabezadas en plena sesión parlamentaria cuando el sacerdote le importunó con la pregunta: «¿Está usted dormido?». A lo que el Nobel le respondió: «Monseñor, no estoy dormido, estoy durmiendo». El mosén le replicó: «¿Es lo mismo, ¿no?». «¿No, monseñor, son cosas distintas», instruyó al religioso don Camilo: «No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, de la misma manera que no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo».

En octubre de 1989 el secretario de la Academia Sueca anunció que le había sido concedido el Premio Nobel de Literatura según la propia academia: «...por la riqueza e intensidad de su prosa, que con refrenada compasión encarna una visión provocadora del desamparo de todo ser humano».

En 1994 recibió el Premio Planeta. La obra premiada de Cela, La Cruz de San Andrés , tiene pendiente un juicio por plagio que ha sido reabierto, al haber sido denunciado por una de las participantes que enviaron manuscritos al citado certamen, si bien los peritos judiciales que intervinieron descartaron la existencia de plagio.

En 1995 recibió el Premio Cervantes, el más prestigioso galardón literario de los países de lengua española.

Murió el 17 de enero de 2002 a los 85 años, el mismo día en que su hijo cumplía 56 años. Sus últimas palabras oficiales fueron: ¡viva Iria Flavia! . En ese mismo año, Tomás García Yebra publicó, en "Ediciones Libertarias", de Madrid, el libro Desmontando a Cela, prologado por José Luis de Vilallonga . Autor de más de setenta obras de todos los géneros y de novelas memorables, Cela estuvo gran parte de su vida rodeado de reconocimientos y de polémicas.


0retratodecamilojoscela

Retrato de Camilo José Cela. 1996. Ricardo Asensio. Fundación Cela - Padrón (La Coruña)



Maestro y dicípulo


pobaroja

Pío Baroja y Nessi (San Sebastián, 28 de diciembre de 1872 – Madrid, 30 de octubre de 1956), escritor español de la llamada Generación del 98. Baroja cultivó preferentemente el género narrativo, pero se acercó también con frecuencia al ensayo y más ocasionalmente al teatro, la lírica (Canciones del suburbio) y la biografía. Camilo José Cela lo admiró, tanto su obra como su estilo al que consideró su gran maestro.


gasparsnchez

Gaspar Sánchez Salas, nació el 5 de marzo de 1970 en Campillo del Río, pedanía perteneciente al municipio de Torreblascopedro en la provincia de Jaén. Escritor, profesor de Lengua y Literatura españolas, crítico literario y dictadólogo, está considerado oficialmente discípulo del escritor y premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela. Con el escritor padronés participó -entre otras cosas- en la elaboración del Diccionario geográfico popular de España V.I, y en su última novela, Madera de boj, en la que, además, fue documentalista.


0enlaimagenposanelmaest

En la imagen posan el maestro Cela con el discípulo Gaspar Sánchez que fue su secretario desde 1995 a 2002.


0doncamilo

El secretario de Cela revela los últimos años del Nobel. Gaspar Sánchez fue la "sombra" de Camilo José Cela en los últimos siete años de vida del autor de "La colmena". Trabajó como fiel y leal secretario de un escritor al que admiraba y del que ahora rescata sus "trapos limpios" en "El coño de don Camilo". En éste libro recuerda que Cela fue el responsable de que la palabra "coño" entrara en la Real Academia o la relación de Marina Castaño con el Nobel. "Era una pura anécdota en su vida", ha afirmado el antiguo secretario del escritor, que es profesor de Literatura y ya tiene otras obras que versan sobre su trato con Cela. En la imagen, el escritor con su colega Umbral.


0camilojoscelacon53aos1

Camilo José Cela con 53 años. 1969



Premios

- Premio de la Crítica (1956)
- Premio Nacional de Narrativa (1984)
- Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1987)
- Premio Nobel de Literatura (1989)
- Premio Planeta (1994)
- Premio Cervantes (1995)



OBRA


celacon76aos1992

Narrativa

- La familia de Pascual Duarte (1942)
- Pabellón de reposo (1943)
- Nuevas andanzas y desventuras de Lazarillo de Tormes (1944)
- Viaje a la Alcarria (1948)
- La colmena (novela) (1951)
- Mrs Caldwell habla con su hijo (1953)
- La catira (1955)
- Judíos, moros y cristianos (1956)
- Tobogán de hambrientos (1962)
- Toreo de salón (1963).
- Viaje al Pirineo de Lérida (1965)
- San Camilo 1936 (1969)
- María Sabina (1970) .[1]
- El carro de heno (1970) .
- Oficio de tinieblas 5 (1973)[2]
- Rol de cornudos(1976)

camilojosecelapencil24v

- Enciclopedia del erotismo. – Madrid: Ed. Sedmay, 1976
- La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona. – Barcelona: Tusquets, 1977
- Encarnación Toledano o la perdición de los hombres. Gavilla de pliegos de cordel moralizadores y ejemplares que compuso un paisano apodado el Barbas para su solaz y también para escarmiento de libertinos y aviso de decentes. (1984). Coplas de ciego.
- Mazurca para dos muertos (1984). Premio Nacional de Literatura.
- Izas, rabizas y colipoterras. Drama con acompañamiento de cachondeo y dolor de corazón (1984)
- Nuevo viaje a la Alcarria (1987)
- Cristo versus Arizona (1988)
- Cachondeos, escarceos y otros meneos. – Madrid: Ediciones Temas de Hoy, 1991
- Torerías: El gallego y su cuadrilla, Madrid, Toreo de salón y otras páginas taurinas / editado: Espasa Calpe, 1991
- Memorias, entendimientos y voluntades (1993)
- El asesinato del perdedor (1994)
- La cruz de San Andrés (1994). Premio Planeta
- Madera de Boj (1999)
- Pequeña paradoja de "Chindo" perro de ciego.



Autobiografía

- La Rosa . Editorial Espasa-Calpe . Madrid, 2001.


cabezadecamilojoscelaes

Cabeza de Camilo José Cela - Esculpida por Francisco Otero Besteiro. 1991



Poesía

- Pisando la dudosa luz del día (1945)
- Cancionero de la Alcarria. – San Sebastían: Norte, 1948
- Poesía completa (1996)
- El carro de heno o El inventor de la guillotina. – Palma de Mallorca: Papeles de Son Armadans, 1969. – (Homenaje al Bosco ; 1)
- La extracción de la piedra de la locura o El inventor del garrote. – Barcelona: Seix Barral, 1999. – Homenaje al Bosco ; 2)


Diccionarios

- Diccionario Secreto (año: 1968-1971·)


bustodecamilojoscelaene

Busto de Camilo José Cela en el paseo de Fernández Iparraguirre de Guadalajara (España).



Carta pidiendo trabajo


EXCELENTÍSIMO SEÑOR COMISARIO GENERAL DE INVESTIGACIÓN Y VIGILANCIA.

El que suscribe, Camilo José Cela y Trulock, de 21 años de edad, natural de Padrón (La Coruña) y con domicilio en esta capital, Avenida de la Habana 23 y 24, Bachiller Universitario (Sección de Ciencias) y estudiante del Cuerpo Pericial de Aduanas, declarado Inútil Total para el Servicio Militar por el Tribunal Médico Militar de Logroño en cuya Plaza estuvo prestando servicio como soldado del Regimiento de Infantería de Bailén (nº 24), a V.E. respetuosamente expone:

Que queriendo prestar un servicio a la Patria adecuado a su estado físico, a sus conocimientos y a su buen deseo y voluntad, solicita el ingreso en el Cuerpo de Investigación y Vigilancia.

Que habiendo vivido en Madrid y sin interrupción durante los últimos 13 años, cree poder prestar datos sobre personas y conductas, que pudieran ser de utilidad.

Que el Glorioso Movimiento Nacional se produjo estando el solicitante en Madrid, de donde se pasó con fecha 5 de Octubre de 1937, y que por lo mismo cree conocer la actuación de determinados individuos.

Que no tiene carácter de definitiva esta petición, y que se entiende solamente por el tiempo que dure la campaña o incluso para los primeros meses de la paz si en opinión de mis superiores son de utilidad mis servicios.

Que por todo lo expuesto solicita ser destinado a Madrid que es donde cree poder prestar servicios de mayor eficacia, bien entendido que si a juicio de V.E. soy más necesario en cualquier otro lugar, acato con todo entusiasmo y con toda disciplina su decisión.

Dios guarde a V.E. muchos años.

La Coruña a 30 de Marzo de 1938. II Año Triunfal.


Fdo. Camilo José Cela


ciudaduniversitariaesta

Ciudad Universitaria. Estatua de Camilo José Cela de Víctor Ochoa.



CONTINUA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 11 Marzo 2009, 01:16; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
... CONTINUACIÓN



EL NOBEL


1fachadadelastockholmko

Fachada de la Stockholm Konserthuset, donde se entregan los premios Nobel y Polar Music.

El Premio Nobel, se otorga cada año a personas que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventado técnicas o equipamiento revolucionario o hayan hecho contribuciones notables a la sociedad. Los premios se instituyeron como última voluntad de Alfred Nobel, inventor de la dinamita e industrial sueco. Nobel firmó su testamento en el Club Sueco-Noruego de París el 27 de noviembre de 1895. Se sentía culpable por su responsabilidad como empresario enriquecido a través de una industria productora de dinamita cuyo principal mercado era la minería, pero también la guerra. Ésa puede haber sido la motivación principal de su afamado testamento, quizás unida a la costumbre de la época de realizar acciones para hacer trascender su nombre al morir.



El testamento de Alfred Nobel


1alfredbernhardnobel

Alfred Bernhard Nobel. Según se recoge en el testamento de Alfred Bernhard Nobel:

La totalidad de lo que queda de mi fortuna quedará dispuesta del modo siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyos intereses serán distribuidos cada año en forma de premios entre aquéllos que durante el año precedente hayan realizado el mayor beneficio a la humanidad. Dichos intereses se dividirán en cinco partes iguales, que serán repartidas de la siguiente manera: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante dentro del campo de la física; una parte a la persona que haya realizado el descubrimiento o mejora más importante dentro de la química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante dentro del campo de la fisiología y la medicina; una parte a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura, y una parte a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz. Los premios para la física y la química serán otorgados por la Academia Sueca de las Ciencias, el de fisiología y medicina será concedido por el Instituto Karolinska de Estocolmo; el de literatura, por la Academia de Estocolmo, y el de los defensores de la paz, por un comité formado por cinco personas elegidas por el Storting (Parlamento) noruego. Es mi expreso deseo que, al otorgar estos premios, no se tenga en consideración la nacionalidad de los candidatos, sino que sean los más merecedores los que reciban el premio, sean escandinavos o no.



Premios NOBEL de Literatura


01medallanobel

El Premio Nobel de Literatura es uno de los 5 premios que el millonario sueco Alfred Nobel especificó en su testamento. Según sus palabras, el premio debía entregarse cada año «a quien haya producido en el campo de la literatura la obra más destacada, en la dirección ideal». La institución encargada de seleccionar al ganador es la Academia Sueca (en sueco, Svenska Akademien).

Diez de los autores galardonados con el premio en el siglo XX fueron de habla hispana: los españoles José Echegaray y Eizaguirre, Jacinto Benavente, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, y Camilo José Cela; los chilenos Gabriela Mistral y Pablo Neruda; el guatemalteco Miguel Ángel Asturias; el colombiano Gabriel García Márquez y el mexicano Octavio Paz y el portugues José Saramago, considerado como hispano.


Lista de autores galardonados:

v 1901- Sully Prudhomme; René François Armand (Francia).
v 1902- Theodor Mommsen (Alemania).
v 1903- Bjørtjerne Bjørnson (Noruega).
v 1904- José Echegaray y Eizaguirre (España). Compartido con Frédéric Mistral (Francia).
v 1905- Henryk Sienkiewicz (Noruega).
v 1906- Giosuè Carducci (Italia).
v 1907- Rudyard Kipling (Gran Bretaña).
v 1908- Rudolf C. Eucken (Alemania).
v 1909- Selma O.L. Lagerlöf (Suecia).
v 1910- Paul von Heyse (Alemania).
v 1911- Maurice Maeterlinck (Bélgica).
v 1912- Gerhart Hauptmann (Alemania).
v 1913- Rabindranath Tagore (India).
v 1914- NO CONCEDIDO.
v 1915- Romain Rolland (Francia).
v 1916- Carl Gustav Verner von Heidenstam (Suecia).
v 1917- Karl Gjellerup; Henrik Pontoppidan (Dinamarca).
v 1918- NO CONCEDIDO.
v 1919- Carl Spitteler (Suiza).
v 1920- Knut Hamsun (Noruega).
v 1921- Anatole France (Francia).
v 1922- Jacinto Benavente (España).
v 1923- William Butler Yeats (Irlanda).
v 1924- Wladyslaw Stanislaw Reymont (Polonia).
v 1925- George Bernard Shaw (Gran Bretaña).
v 1926- Grazia Deledda (Italia).
v 1927- Henri Bergson (Francia).
v 1928- Sigrid Undset (Noruega).
v 1929- Thomas Mann (Alemania).
v 1930- Sinclair Lewis (EEUU).
v 1931- Erik Axel Karlfeldt (Suecia).
v 1932- John Galsworthy (Gran Bretaña).
v 1933- Iván Alexéievich Bunín (URSS).
v 1934- Luigi Pirandello (Italia).
v 1935- NO CONCEDIDO.
v 1936- Eugene Gladstone O’Neill (EEUU).
v 1937- Roger Martin du Gard (Francia).
v 1938- Pearl Buck (EEUU).
v 1939- Frans Eemil Sillanpää (Finlandia).
v 1940- NO CONCEDIDO.
v 1941- NO CONCEDIDO.
v 1942- NO CONCEDIDO.
v 1943- NO CONCEDIDO.
v 1944- Johannes V. Jensen (Dinamarca).
v 1945- Gabriela Mistral (Chile).
v 1946- Hermann Hesse (Alemania- Suiza).
v 1947- André Gide (Francia).
v 1948- Thomas Stearns Eliot (Gran Bretaña).
v 1949- William Faulkner (EEUU).
v 1950- Bertrand Russell (Gran Bretaña).
v 1951- Pär F. Lagerkvist (Suecia).
v 1952- François Mauriac (Francia).
v 1953- Winston Churchill (Gran Bretaña).
v 1954- Ernest Hemingway (EEUU).
v 1955- Halldór Laxness (Isalndia).
v 1956- Juan Ramón Jiménez (España).
v 1957- Albert Camus (Francia).
v 1958- Borís L. Pasternak (URSS). –rechazó el premio-
v 1959- Salvatore Quasimodo (Italia).
v 1960- Alexis Saint-Léger Léger (Francia).
v 1961- Ivo Andric (Yugoslavia).
v 1962- John Ernst Steinbeck (EEUU).
v 1963- Georgios Seferiadis (Grecia).
v 1964- Jean-Paul Sartre (Francia). –rechazó el premio-
v 1965- Mijaíl A. Shólojov (URSS).
v 1966- Shmuel Yosef H. Agnon (Israel).
v 1967- Miguel Angel Asturias (Guatemala).
v 1968- Yasunari Kawabata (Japón).
v 1969- Samuel Beckett (Irlanda).
v 1970- Alexandr I. Solzhenitsin (URSS).
v 1971- Pablo Neruda (Chile).
v 1972- Heinrich Böll (Alemania).
v 1973- Patrick V.M. White (Australia).
v 1974- Eyvind Johnson; Harry Martinson (Suecia).
v 1975- Eugenio Montale (Italia).
v 1976- Saul Bellow (EEUU).
v 1977- Vicente Aleixandre (España).
v 1978- Isaac Bashevis Singer (EEUU).
v 1979- Odiseo Elitis (Grecia).
v 1980- Czeslaw Milosz (Lituania-EEUU).
v 1981- Elias Canetti (Bulgaria- Gran Bretaña).
v 1982- Gabriel García Márquez (Colombia).
v 1983- William Golding (Gran Bretaña).
v 1984- Jaroslav Seifert (Checoslovaquia).
v 1985- Claude Simon (Francia).
v 1986- Wole Soyinka (Nigeria).
v 1987- Joseph Brodsky (EEUU).
v 1988- Naguib Mahfuz (Egipto).
v 1989- Camilo José Cela (España).
v 1990- Octavio Paz (México).
v 1991- Nadine Gordimer (Sudáfrica).
v 1992- Derek Walcott (Santa Lucía).
v 1993- Toni Morrison (EEUU).
v 1994- Kenzaburo Oé (Japón).
v 1995- Seamus Heaney (Irlanda).
v 1996- Wislawa Szymborska (Polonia).
v 1997- Dario Fo (Italia).
v 1998- José Saramago (Portugal).
v 1999- Günter Grass (Alemania).
v 2000- Gao Xingjian (China).
v 2001- Vidiadhar Surajprasad Naipaul (Trinidad y Tobago- Gran Bretaña).
v 2002- Imre Kertész (Hungría).
v 2003- John M. Coetzee (Sudáfrica).
v 2004- Elfriede Jelinek (Austria).
v 2005- Harold Pinter (Gran Bretaña).
v 2006- Orham Pamuk (Turquía).
v 2007- Doris Lessing (Gran Bretaña).
v 2008- Jean-Marie Gustave Le Clézio (Francia).



Primer Premio Nobel español en Literatura en 1904


josechegarayge2

En 1904, José de Echegaray compartió el Premio Nobel de Literatura con el poeta provenzal Frédéric Mistral, tras recibir la Academia Sueca presiones por parte de diplomáticos españoles para reconsiderar su decisión inicial de conceder el premio al dramaturgo catalán Àngel Guimerà, convirtiéndose así en el primer español en recibir un premio Nobel. El premio le fue entregado en Madrid, el 18 de marzo de 1905 por el Rey y la comisión sueca organizadora. La concesión del Nobel de Literatura escandalizó a las vanguardias literarias españolas y, en particular, a los escritores de la Generación del 98. En ese tiempo Echegaray no era considerado un dramaturgo excepcional y su obra era criticada muy duramente por escritores de tanto relieve como Clarín o Emilia Pardo Bazán aunque de un modo no siempre consecuente. En el propio Clarín pueden leerse críticas elogiosas. Él mismo mantuvo siempre una actitud distante con sus obras, no obstante contaba con la admiración de autores como Bernard Shaw o Pirandello. Pero Echegaray tenía un gran prestigio en la España de principios del siglo XX, un prestigio que alcanzaba los campos e la literatura, la ciencia y la política y una asentada fama en le Europa de su tiempo. Sus obras triunfaron en Londres, París, Berlín o Estocolmo.


012ramnmaradelvalleincl

Ramón María del Valle-Inclán Vs. José de Echegaray


Segundo Nobel español de Literatura en 1922


0benaventejacinto

Jacinto Benavente (1866-1954) Fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1922 "por haber continuado dignamente las tradiciones del teatro español". Entre sus obras más conocidas, destacan: "La malquerida", "Los intereses creados", "Pepa Doncel", "La ciudad alegre y confiada". Fue viajero por Iberoamérica, periodista y hombre inquieto. Académico de la lengua y fecundo escritor que llegó a escribir más de doscientas obras.

Benavente fue un dramaturgo que abordó casi todos los géneros teatrales. Su obra fue un cambio importante al melodramatismo de Echegaray, acercandose a los ambientes rurales y urbanos en un estilo costumbrista. Durante su carrera vivió el trayecto que va de ser saludado como gran renovador del panorama teatral a ser tachado de rémora conservadora, como hizo Pérez de Ayala.

Su condición de homosexual influyo fuertemente en que tras la victoria de las tropas de Franco su nombre fuera retirado de monumentos y calles.



Tercer Nobel español de Literatura en 1956


0juanramnjimnezz

Juan Ramón Jiménez (1881-1958), nació en Moguer (Huelva). Estudió Derecho en la Universidad de Sevilla, que abandonó (al igual que sus iniciales estudios de pintura) para dedicarse a la poesía. En 1900 se trasladó a Madrid, donde conoció a Rubén Darío y publicó sus primeros versos. Una grave enfermedad hizo que tuviera que ser internado en un sanatorio francés (1901-1902) y permanecer convaleciente hasta 1905. En 1916 viajó a los Estados Unidos. Hasta 1936 vivió en Madrid y al comenzar la guerra civil se exilió; vivió en Cuba, los Estados Unidos y Puerto Rico, donde murió en 1958. Había recibido el Premio Nobel de Literatura en 1956.

0plateroenbroncemoguerh

Platero en bronce. Moguer. Huelva. Su más famosa obra escrita en prosa poética fue "Platero y Yo" (1914).

Los primeros poemas de Juan Ramón Jiménez son de tipo modernista, con influencias de Bécquer y de los simbolistas franceses, y de estos años son Rimas (1902), Arias tristes (1903), Jardines lejanos (1904), Elegías (1908-10), Poemas mágicos y dolientes (1911), Pastorales (1911), Estío (1915) y una de sus más famosas obras escrita en prosa poética, Platero y yo (1914). La modernista deja de ser la técnica predominante en su poesía en las obras de lo que puede llamarse segunda época, a la que pertenecen los Sonetos espirituales (1917), el Diario de un poeta recién casado (1917), Eternidades (1918), Piedra y cielo (1922) y la importante Segunda antología poética (1922). En el exilio siguió publicando poesía; entre los libros de este periodo están La estación total (1946) y Animal de fondo (1949).

0vicentealeixandreluisc

Vicente Aleixandre, Luis Cernuda y Federico García Lorca. Tres de los máximos representantes de la generación del 27.



Cuarto Nobel español de Literatura en 1977


01vicentealeixandrew

Vicente Aleixandre (1898-1984). Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1977 (que no pudo recoger personalmente debido a su mal estado). Poeta español de la Generación del 27 ganador de importantes premios nacionales desde los años 30, entre los que destaca el Premio Nacional de Literatura por “La destrucción o el amor”.

Vicente Aleixandre, nacido en Sevilla, hijo de una familia de la burguesía española, nace en Sevilla y se traslada a Madrid donde cursa estudios de Derecho y Comercio. Comenzó en 1925 a escribir poesía como consecuencia de una grave enfermedad.

En 1917 conoce a Dámaso Alonso en Las Navas del Marqués, lugar donde veraneaba, y este contacto supone el descubrimiento de Rubén Darío, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Jorge Guillén, Gerardo Diego y Miguel Hernández. Formó parte de la llamada Generación del 27, grupo que nació con un claro espíritu renovador y vanguardista. Inicia de este modo una profunda pasión por la poesía.

Publicó su primer libro en 1928, "Ámbito", y el último, "Diálogos del conocimiento", en 1974. Entre los cuales ha habido títulos como "Espadas como labios" (1935), "Historia del corazón" (1954) o "En un vasto dominio" (1968).

Vicente Aleixandre, fue maestro de poetas que se valió de diferentes estilos a lo largo de su vida como el surrealismo o la poesía social tras la Guerra Civil. A pesar de ser hombre de izquierdas no se exilia durante las posguerra e incluso recibe honores en esa época.



Quinto Nobel español de Literatura en 1977


0camilojosecelajpe

Camilo José Cela Trulock nació el 11 de mayo de 1916 en la población gallega de Iria Flavia (Padrón, provincia de La Coruña, España), de padre español y madre inglesa (el abuelo, John Trulock, había sido gerente de la primera línea ferroviaria gallega). Su nombre completo era Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo Cela Trulock.

Allí vivió, aseguraba él, una infancia feliz («yo tuve una niñez dorada. De pequeño era tan feliz que cuando las visitas me preguntaban qué quería ser de mayor, me echaba a llorar porque no quería ser nada, ni siquiera deseaba ser mayor»). En 1925, cuando tenía nueve años, toda la familia se trasladó a Madrid, adonde había sido destinado el padre.

Antes de concluir sus estudios de bachillerato cayó enfermo de tuberculosis pulmonar, y durante los años 1931 y 1932 tuvo que ser internado en el sanatorio de tuberculosos de Guadarrama. El reposo obligado por la enfermedad lo emplea Cela en inacabables sesiones de lectura.

En 1934 ingresa en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo, pronto la abandona para asistir como oyente a la Facultad de Filosofía y Letras, donde el poeta Pedro Salinas da clase de literatura contemporánea. Cela le muestra sus primeros poemas, y recibe de él estímulo y consejos. Este encuentro resultará fundamental para el joven Cela, ya que, según él mismo creía, fue lo que decidió definitivamente su vocación literaria.

En la facultad se hace amigo de Alonso Zamora Vicente, María Zambrano y Miguel Hernández, y a través de ellos entra en contacto con otros intelectuales del Madrid de esta época, que termina con el estallido de la guerra Civil, en la que Cela formó parte del bando nacional. Fue herido en el frente y de nuevo hospitalizado. Antes, en plena guerra, había terminado su primera obra, el libro de poemas Pisando la dudosa luz del día.

En 1940 comienza a estudiar Derecho, y este mismo año aparecen sus primeras publicaciones. Su primera gran obra, sin embargo, no verá la luz hasta dos años después, en 1942: La familia de Pascual Duarte. A pesar del éxito casi unánime de esta novela, la aspereza del tema tratado le hace tener problemas con la Iglesia, lo que concluye en la prohibición de la segunda edición de la obra (que acabará siendo publicada en Buenos Aires). Poco después, Cela abandona la carrera de Derecho para dedicarse profesionalmente a la literatura.
  
Los que quedan de esta década son años muy importantes en la biografía del escritor: entre 1944 y 1948 se casa con María del Rosario Conde Picavea; comienza a escribir La colmena; nace su único hijo, Camilo José Cela Conde; lleva a cabo dos exposiciones de sus pinturas; y aparecen Viaje a La Alcarria y El cancionero de La Alcarria. En 1951 se publica en Buenos Aires La colmena, que de inmediato es prohibida en España.

0lacolmena

En 1956 sale a la luz la revista Papeles de Son Armadans. Dos años antes, Cela se ha trasladado a la isla de Mallorca, donde habría de vivir buena parte de su vida. Este mismo año es elegido para ocupar el sillón Q de la Real Academia Española; el 26 de mayo lee su discurso de ingreso, que trata de la obra literaria del pintor Solana.

Muerto el general Franco, la época de la transición a la democracia llevó a Cela a desempeñar un papel notable en la vida pública española por motivos distintos de su trabajo como escritor: entre 1977 y 1979 ocupó por designación real un escaño en el Senado de las primeras Cortes democráticas, y como senador le cupo participar en la revisión del texto constitucional elaborado por el Congreso.

En los años siguientes Cela siguió publicando a buen ritmo, como tuvo por norma a lo largo de toda su carrera. De este período cabe destacar sus novelas Mazurca para dos muertos y Cristo versus Arizona.

Ya consagrado como uno de los grandes escritores del siglo, durante las dos últimas décadas de su vida se sucedieron los homenajes, los premios y los más diversos reconocimientos, entreverados ocasionalmente con algunas polémicas. Entre aquellos es obligado citar, en orden cronológico, los tres más importantes: el Príncipe de Asturias de las Letras (1987); el Nobel de Literatura (1989), y el Miguel de Cervantes (1995).


0camilojoscelabailaconm

Camilo José Cela baila con Marina Castaño en la fiesta de entraga de los Nóbeles de 1989.

El 10 de marzo de 1991 se casó con Marina Castaño. En 1996, el día de su octogésimo cumpleaños, el Rey don Juan Carlos I le concedió el título de Marqués de Iria Flavia; el lema que Cela adoptó para el escudo de marquesado fue El que resiste, gana.

Camilo José Cela ha sido uno de los más altos escritores españoles de la segunda mitad del siglo XX. Su obra se arraiga en una profunda raíz de nuestra cultura: la que continúa la estirpe literaria de Quevedo y Valle-Inclán y la pictórica de Goya.

Cela supo aunar magistralmente el extraordinario dominio del lenguaje con la visión desgarrada y la búsqueda de la pureza que se esconde tras las más violentas pasiones humanas. En definitiva, su obra indaga en lo que hay de más esencial y elemental en las personas. Fue un escritor completo: novelista, poeta, articulista, autor de romances de ciego y de inolvidables libros de viajes; en todos ellos ha dejado la huella de su vigorosa personalidad humana y literaria.

Camilo José Cela fue miembro del Patronato del Instituto Cervantes desde su fundación. Durante diez años, asistió a todas y cada una de las reuniones a las que era convocado, estuvo siempre dispuesto a participar en las actividades del Instituto, y su apoyo y colaboración resultaron en muchas ocasiones imprescindibles.

Falleció en Madrid el 17 de enero de 2002.


nobela

Discurso de recepción del Premio Nobel de Literatura de Cela el 10 de diciembre de 1989: http://cvc.cervantes.es/ACTCULT/cela/discurso_nobel.htm



Adaptaciones cinematográficas de la obra de Camilo José Cela


Varias de las novelas de Cela han sido llevadas al cine; de ellas destacan dos por su gran calidad.


lafamiliadepascualduart

La primera es La familia de Pascual Duarte, dirigida en 1975 por Ricardo Franco e interpretada por José Luis Gómez en el papel de Pascual, Paco Ojea y Héctor Alterio.


0lacomenapeli

La segunda es La colmena: Mario Camus adaptó cinematográficamente esta novela de protagonista colectivo, para la que contó con un numeroso plantel de actores, entre otros, Charo López, Victoria Abril, José Luis López Vázquez, José Sacristán, María Luisa Ponte y Agustín González.


lacomenapelculaenlaquet

En la película de "La Colmena" Cela también participó como actor.



Enlaces Interesantes


Fundación Cela: http://www.fundacioncela.com

Biblioteca Cela: http://www.bibliotecacela.com

Página dedicada a Cela: http://www.papelesdesonarmadans.com

Homenaje a Cela: http://camilo-jose-cela.blogspot.com

Frases ingeniosas de Camilo José Cela: http://www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=185

Especial Camilo José Cela de elmundo.es: http://www.elmundo.es/especiales/2002/01/cultura/cela/index.html

Camilo José Cela en el Centro Virtual Cervantes: http://cvc.cervantes.es/actcult/cela/default.htm



Tumba de Camilo José Cela


tumbadedcamilojoscelaen

La Tumba de Camilo José Cela en Iria Flavia, está situada la sombra de un olivo y muy cerca de la Fundación Camilo José Cela, que conserva su legado, los restos mortales del Premio Nobel de Literatura reposan en una tumba sellada con una losa de granito de Padrón en la que tan sólo figuran su nombre, su título, Marqués de Iria Flavia, y las dos fechas que marcan su paso por este mundo. Cela nació el 11 de mayo de 1916 y murió el 17 de enero de 2002.


tumba

Epitafio en la tumba de Camilo José Cela: "Coño! Qué putada!"


tumbadecamilojoscelairi

Tumba de Don Camilo José Cela, en Iria Flavia


estatuadecamilojoscelae

Estatua de Camilo José Cela en Padrón


camilojoscela

Camilo José Cela. Premio Nobel de Literatura en 1989.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al ilustre escritor Camilo José Cela, fue novelista, poeta, articulista y autor de libros de viajes. Cela es el quinto escritor español en conseguir el Nobel de Literatura (1989); también fue premiado con el Nacional de Literatura (1934); el Príncipe de Asturias de las Letras (1987), y el Miguel de Cervantes (1995).


    
Fuentes y agradecimientos a: wikipedia, biografiayvidas, epdlp, fuenterrebollo, cervantesvirtual, letralia, omerique, calledeagua, literaturaespanol.blogspot, ateneodemadrid y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Cartas de la España peregrina

Un volumen monumental recoge la correspondencia entre Camilo José Cela y los principales escritores del exilio - La obra recopila 839 misivas



caricaturadecamilojosce

Caricatura de Camilo José Cela

  
"El individuo no es jamás un plano sino un poliedro". Esto que parece un aforismo, en el fondo es un autorretrato, el de Camilo José Cela (1916-2002). La frase se la dijo el autor de La colmena al periodista de televisión Joaquín Soler Serrano y, en efecto, Cela fue un personaje poliédrico: el discreto escritor que se estrenó con un libro de poemas y el estrellón mediático que recibía a los periodistas en la bañera; el castizo y el experimentador; el intimista y el abonado al escándalo y el taco fácil; el académico de la lengua y el torero que fracasó en cosos "del grupo 3º C: plazas abiertas y sin enfermería". Al Cela próximo al régimen franquista se le superponía el que sufría la censura de ese mismo régimen; al que sudaba cada página, el que parecía saber desde el principio que su meta era el premio Nobel de literatura que iba a llegarle en 1989.

151740Uno de esos muchos Cela es el que en otoño de 1955 se instala en la calle Bosque de Palma de Mallorca, en el barrio de Son Armadans. Allí iba a editarse -entre 1956 y 1979 y a lo largo de 276 números- una de las publicaciones clave de la cultura española de la segunda mitad del siglo XX: Papeles de Son Armadans. El propio Cela la define como "la primera revista liberal de la posguerra" y, en una carta a Emilio Prados, como una "sosegada esquina de la historia de España en la que los españoles de buena voluntad podamos hablar, sin gritar, y entendernos y hacernos entender".

Como la Guerra Civil había mandado al exilio a buena parte de esos "españoles de buena voluntad", Cela decidió contar con ellos para su revista. Fruto de aquella iniciativa conciliadora fue un largo intercambio epistolar que se recoge ahora en el volumen Correspondencia con el exilio, que Destino pondrá a la venta el próximo día 24. El libro, con un 80% de material inédito y un brillante prólogo del novelista Eduardo Chamorro, reúne 839 cartas escritas por 13 autores entre 1935 y 1988, cuya edición ha corrido a cargo de Jordi Amat.

Como cuenta Amat desde Barcelona, el caso de Cela es único. No sólo guardaba hasta los telegramas que dictaba por teléfono, sino que conservaba todas las misivas que recibía y copia de las que enviaba: "Es raro que un escritor tenga íntegra en su casa su correspondencia cruzada". Es la que se publica ahora con excepción de las cartas de Max Aub, cuya reproducción no ha sido autorizada por sus herederos.

Con todo, el conjunto es un filón que, según Amat, rompe muchos clichés sobre la relación de los exiliados con España y sobre el propio autor de La familia de Pascual Duarte. "Papeles es su gran ejercicio de compromiso cívico con la cultura española", dice Jordi Amat. "De los muchos celas posibles, el más digno es el de estas cartas". José Manuel Caballero Bonald, primero secretario y luego subdirector de Papeles de Son Armadans, comparte esa opinión: "Cela era un especialista en Cela, una persona muy atrabiliaria y difícil de trato, pero también era muy generoso. Yo le propuse contar con los exiliados -la España peregrina, como se decía entonces- y él acogió la idea con entusiasmo".

Como recuerda Amat, junto a la de Dionisio Ridruejo, la correspondencia de Cela -90.000 cartas conservadas en su fundación de Iria Flavia (A Coruña)- es la más importante para conocer la cultura española de la posguerra. Su relación epistolar con los escritores exiliados es, pues, un capítulo decisivo que, además, muestra al Cela más cercano. También al más diplomático. Una de las frases que más se repite en estas casi 900 páginas, dicha a no menos de media docena de destinatarios, es: "En mi revista manda usted".

- María Zambrano. Su amistad con Cela es anterior a la Guerra Civil y suya es la carta que abre el volumen, fechada en 1935. Su intercambio epistolar con la pensadora es el de mayor intensidad emocional. Cela empieza recordando los tiempos en que era un "adolescente delgadito" que la visitaba en su casa junto a Maruja Mallo y Miguel Hernández y termina felicitándole, en 1988, por el premio Cervantes. Por el camino, las dudas de ella sobre si volver a España -un sentimiento que la "mueve como a un péndulo de movimiento continuo"- y el desgarro por la muerte de su hermana Araceli en una clínica psiquiátrica de Ginebra: "Especializada como estoy en sufrir derrotas, ésta es la mayor de mi vida (...) No tengo palabra para esta soledad (...) Soy la mitad tan solo". Cela es con Zambrano exquisitamente cercano. "Soy hombre que rinde culto al recuerdo", le dice. A Emilio Prados le repite lo mismo pero de otra manera: "Soy una especie de gran puta de la amistad, que me entrego sin reservas y hasta el final".


marazambranoalarcn

María Zambrano Alarcón (Vélez-Málaga, España, 22 de abril de 1904 – Madrid, 6 de febrero de 1991), fue una filósofa y ensayista española, discípula del famoso filósofo, también español, Ortega y Gasset y amiga de Cela.


rafaelalbertigaleria201

- Rafael Alberti. Después de varios intentos en vano, Cela venció la "puñetera pereza andaluza" y, sobre todo, las reticencias del autor de Marinero en tierra a colaborar en una revista española con los planes del número homenaje a Vicente Aleixandre y Dámaso Alonso y, sobre todo, con un proyecto que recorre toda la correspondencia de Cela con los exiliados: Los poetas del 27 vistos a distancia, una antología de la célebre generación que, pese a todo, nunca llevará a término. En 1958 Alberti envía desde Buenos Aires "los primeros poemas que por propia voluntad publico en España después de 20 años".

En 1965 Cela le propone publicar un Autoantología en Alfaguara, la editorial que acababa de fundar con sus hermanos. Cuando el poeta le pregunta por la posible censura, el novelista contesta: "Es cierto que en España hay censura pero no lo es menos que, con una lidia oportuna e inteligente, puede ser derrotada. En todo supuesto pienso que la batalla debe plantearse y, en su caso, usando la artillería gruesa". Caballero Bonald certifica que Cela usó varias veces esa artillería. Lo mismo que sus contactos con Fraga: "El censor de Palma, que como buen censor era un pobre hombre. Una vez se permitió tachar algo y Cela montó en cólera. El censor se achantó. Los contratiempos con la censura fueron pocos".


americocastro

- Américo Castro. Sus 327 cartas -más de 300 páginas- son casi un libro dentro del libro. Las reticencias del historiador eran rocosas: "No acepto, ni colaboro con mi presencia, a nada que huela a comprensión (...) Desde hace 20 años no he escrito nada para ser publicado ahí; me gustaría poder cambiar esa línea antes de terminar mi vida, pero no veo signos de tolerancia ni de comprensión". Al final la propia revista de Cela fue uno de esos signos y entre él y Castro se forjó una amistad que incluía compartir periodos de vacaciones en Mallorca. Otro proyecto frustrado fue, de hecho, una edición del Quijote con prólogo de Castro, epílogo de Cela y edición de Martín de Riquer.

Con todo, el autor de El pensamiento de Cervantes hizo valer ante su amigo su edad y su magisterio. En 1964 abre con un "cada día me siento más ligado a usted" una serie de cartas demoledoras en la que afea al novelista la "pendiente peligrosa" por la que empiezan a caer sus libros: "Leí lo de las Izas [rabizas y calipoterras] y tuve la impresión de que se esta Ud. dañando su propia literatura (...) Los 'coños', las 'mierdas' y sus congéneres en sí no son nada". Cuando Cela se duele, respetuosamente, de lo que siente como incomprensión, Castro le dice: "No le he vapuleado a Ud., no es eso. Admiro su arte, creo como el Times de Londres que es Ud. el mejor escritor surgido después de la segunda 'destrucción de España' -así considero yo a la funesta Guerra Civil-".

El historiador se muestra irreductible también cuando Cela le pide que acuda a un coloquio promovido en Carcasona (Francia)por Eduardo Pons Prades. Para razonar su negativa, Castro escribe al propio Prades una larga carta que es toda una declaración de intenciones: "El porvenir de los españoles dependerá mucho más de su conducta diariamente prosaica, que de sus planes políticos (...) Llevo veinte años intentando convencer a unos cuantos de que lo que pasa es indisoluble de lo que ha pasado, y de la pertinacia en no darse cuenta de ello, de confesar en público los desatinos y atrocidades, y lanzarse con denuedo a obrar de modo diametralmente opuesto. El resultado es que no tengo trato con un solo emigrado en ambas Américas. ¿Cabe mayor éxito?"


c220jorge20guillen

- Jorge Guillén. La censura y las modas literarias de la posguerra produjeron en 1958 un curioso cruce de cartas entre Cela y el autor de Cántico. Al hablar de Lorca, Guillén habla de un término popularizado "para distinguir a quienes manotean y vociferan: 'tremendistas'. Tremendista no fue la generación en que descollaba un poeta trágico, el único grande entre nosotros desde Calderón. El 'duende' de Lorca nada tenía que ver con el tremendismo gesticulante". A vuelta de correo Cela le pide que elimine esas alusiones: "Piense, antes de decidir, que el feo y estúpido mote de tremendista es a mí -y bien me duele- a quien se lo han colgado los meapilas de la literatura y los comecirios de la crítica". Ajeno en Venecia a las polémicas intestinas, Guillén retira el párrafo sin mayor ceremonia. Lo mismo que sustituye "asesinato" por "muerte" al referirse a Lorca. "Que fue un asesinato es cosa que está fuera de toda posible duda", le escribe Cela. "Ahora bien, ¿somos nosotros, los que así pensamos, los que tenemos la sartén por el mango? Más bien no".


emilioprados

- Emilio Prados. "Si usted no quiere figurar, no hay antología", escribe Cela al contarle su proyecto de antología del 27 a Prados, con el que emplea pronto un tono más arrabalero que con el resto: "Mi querido y gran miserable", le llama en alguna ocasión. "Menos coquetería, coño", le dirá también cuando el poeta le enumere sus propósitos de futuro: Tirar la lira, comenzar el aprendizaje de un oficio lucrativo, solicitar el ingreso en algún partido político de cuota módica, establecer polémica una vez ingresado en él hasta lograr la expulsión, "joderse si lo incluyen a uno en alguna antología de intelectuales realistas o puros".


luiscernuda

- Luis Cernuda. Si Cela rompió sus relaciones con Ramón J. Sender cuando éste relata en una entrevista una estancia en casa de Cela de un modo que el autor de Madera de boj considera "una falaz mentira", Luis Cernuda fue el que pidió al director de Papeles que no le enviase más la revista para protestar por una reseña que hirió su sensibilidad. Aun así, en 1959 le dio tiempo a publicar en ella uno de los ensayos más famosos de la literatura española moderna: Historial de un libro, un personal repaso a su poesía completa. Aunque Cela había tramitado con Seix Barral la publicación de un libro de ensayos de Cernuda, éste no dudó en escribir a un tercero hablando de Papeles de Son Armadans como el "papel higiénico" de su fundador.


corpusbarga

- Corpus Barga. La correspondencia de Corpus con Cela es de las más breves, lo mismo que con Altolaguirre, León Felipe y Francisco Ayala, que le pide su apoyo para la candidatura de Borges al premio Nobel. No obstante, contiene una impagable reflexión del autor de Los pasos contados sobre la narrativa de la Guerra Civil. A la altura de 1961 expresa su deseo de leer las novelas sobre la contienda en forma de serie. ¿Su efecto deseable? "Alejar la guerra, como pasó en el siglo XIX con la guerra de la Independencia, parecía una guerra de otra edad, del tiempo de César (...) Los novelistas españoles de la última guerra española han llegado en avión".


48318174

Federico García Lorca en primer término (de izquierda a derecha) por Pedro Salinas, Ignacio Sánchez Mejías y Jorge Guillén; detrás Antonio Marichalar, José Bergamín, Corpus Barga, Vicente Aleixandre, el propio Lorca y Dámaso Alonso. Madrid, invierno de 1933.


EL PAÍS / Wikipedia
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Las cartas de Cela sobre el exilio, recopiladas en un libro

Cela intentó 'reincorporar a todo el exilio a la cultura española'

El volumen muestra a un Cela 'desconocido e insólito'




12391055610

Un volumen recoge por primera vez la correspondencia de Camilo José Cela con 13 intelectuales españoles del exilio como Max Aub, Zambrano, Alberti, Américo Castro, Cernuda o Prados, un libro que, según su investigador, Eduardo Chamorro, muestra a un Camilo José Cela "desconocido e insólito".

Según ha explicado Chamorro, "en el proceso de selección se decidió dejar fuera aquellas cartas que, aunque tuvieran su corresponsal en el exilio, no dijeran nada de importancia sobre el exilio como categoría".

En este volumen, aparece el Cela fundador y director de los 'Papeles de Son Armadans', y la justificación de las cartas es el intento del propio Cela de "reincorporar a todo el exilio a la cultura española, porque entiende que es ahí donde tienen que estar los escritores y escritoras y da por supuesto que si no fuera así sería una catástrofe para la cultura española", dice Chamorro.

A través de esta correspondencia, Cela mantiene una interlocución con los primeros espadas de la intelectualidad española que estaba en ese momento en el exilio: María Zambrano, Rafael Alberti, Américo Castro, Fernando Arrabal, Jorge Guillén, Max Aub, Emilio Prados, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre, León Felipe, Corpus Barga, Francisco Ayala y Ramón J. Sender. Todos acaban aceptando la colaboración de Cela, incluso algunos reacios inicialmente como Américo Castro o Alberti.

Las cartas muestran a un Cela 'desconocido'

En esa correspondencia aparece, a decir de Chamorro, "un Cela absolutamente abierto a las condiciones que le imponen aquellos a los que pide su colaboración y en eso es un Cela desconocido e insólito".

La estrategia que utiliza habitualmente Cela para convencer a sus interlocutores es "sentimental, paisajística y lingüística". Es el propio Emilio Prados, uno de los que más rotundamente se negó a volver a España y que acabó muriendo en el exilio, quien cargó a Cela de argumentos: "Prados se queja a Cela de que le han quitado el paisaje y a partir de sus palabras el escritor gallego recurre al paisaje, a los sentimientos que se diluyen, que pierden sentido lejos de la patria".

Aunque colaboraron todos, hay casos, apunta Chamorro, como los de Cernuda y Sénder en los que "la colaboración cesa de un modo repentino y abrupto sin que yo haya podido encontrar la razón de esa ruptura". Probablemente, sugiere el especialista, estas rupturas se producían "por susceptibilidades, muy lógicas entre corresponsales que estaban a uno y otro lado de fronteras muy distantes y viendo las cosas de manera muy diversas".

La gran ventaja para editar un volumen de este tipo es que en la Fundación Iria Flavia, propietaria de las cartas, se conserva la doble correspondencia, porque "Cela guardaba la carta de salida y la de entrada".

Sin pretensiones didácticas

Para la presente edición, aclara Chamorro, no se ha incluido el aparato crítico que aparece en volúmenes de correspondencia de este tipo, puesto que "Cela era opuesto a cualquier didactismo y la propia correspondencia está en una perspectiva absolutamente presentista, se refieren a cosas muy cercanas o inmediatas".

En todas las cartas, "la cuestión política, sin ser un argumento básico, sí está presente como un ruido de fondo". En cambio, la cuestión estética se toca bastante, como en el caso de las misivas de Guillén, de María Zambrano, de Alberti o de Américo Castro".


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
La juez ve plagio en 'La Cruz de San Andrés' de Cela

El Constitucional reabrió en 2006 un caso que ha sido archivado dos veces

El auto afirma que Planeta facilitó la obra al Nobel para que la transformara



camilojoscelaautordelan

Camilo José Cela, autor de la novela La Cruz de San Andrés

Más de 10 años después de que la escritora María del Carmen Formoso se querellara contra Camilo José Cela, una juez de Barcelona ha resuelto que existen indicios racionales para considerar que se cometió un delito contra la propiedad intelectual en la elaboración de la novela La Cruz de San Andrés, ganadora del Premio Planeta de 1994.

La juez argumenta su decisión en dos motivos. Por un lado, que Carmen, Carmela, Carmiña (Fluorescencia), la obra de Formoso, fue presentada el 2 de mayo de aquel año y que la obra ganadora del premio literario se presentó el 30 de junio, el último día de plazo. Por otro, que el informe pericial elaborado por Luis Izquierdo, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Barcelona, "concluye que se trata de un supuesto de transformación, al menos parcial, de la obra original" en la novela ganadora de Cela.

De ello se deduce, en opinión de la juez, que La Cruz de San Andrés "presenta tantas coincidencias y similitudes" con la obra de Formoso "que para realizar tal transformación la novela de la querellante hubo de ser necesariamente facilitada" a Cela "para que, tomándola como referencia o base, hiciera lo que el perito denomina aprovechamiento artístico" de aquélla. De esa manera, añade la juez, la obra de Formoso fue "transformada" por Cela "en una obra estéticamente diferente, con el sello propio de su autor, que presentada al mismo certamen literario resultaría premiada".

La causa que tramita el Juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona se sigue únicamente contra José Manuel Lara Bosch, consejero delegado del grupo editorial Planeta, al que se considera presunto coautor del delito de plagio. Lara ya declaró como imputado en esta causa en 2001, al igual que Cela, antes de fallecer en 2002.

El caso judicial arrancó en 1998, pero sufrió diversos avatares hasta que en 2001 fue admitida a trámite la querella de Jesús Díaz Formoso, hijo y abogado de la autora. Desde entonces, el juzgado ha archivado la causa en dos ocasiones, pero en enero de 2006 el Tribunal Constitucional concedió el amparo a Formoso y ordenó una nueva reapertura. Después de esa decisión judicial, la juez encargó un segundo informe pericial mucho más detallado para que Luis Izquierdo respondiera a 65 cuestiones muy concretas sobre la similitud de diversos párrafos de ambas obras.

A partir de ese segundo informe, la fiscal del caso, Raquel Amado, se leyó las dos novelas y reclamó a la juez el archivo del caso, al entender que entre ambas obras existe "una radical diferencia" que le lleva a "descartar contundentemente" la posibilidad de que se hubiera cometido un delito de plagio. La fiscal también razonaba que las técnicas narrativas y el aspecto estructural entre una y otra novela son "radicalmente diferentes". Así, en la obra de Formoso aparece un único "narrador omnisciente", que efectúa en tercera persona un "relato lineal y cronológicamente ordenado, con un lenguaje realista y descriptivo". En la novela de Cela, los narradores son dos y en primera persona, y se utilizan "técnicas de fragmentación, condensación, simultaneidad y alteración cronológica de las secuencias narrativas".

La decisión judicial ha sido recurrida por la editorial Planeta ante la Audiencia de Barcelona, que ahora puede confirmarla o revocarla. Si la confirmase, la juez abriría juicio oral. Si no, quedaría archivado de nuevo, a la espera de posibles nuevos recursos.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
CAMILO JOSÉ CELA... GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA (Y nunca mejor dicho)  
  

La Donación de mis órganos...


Quiero el día que yo muera
poder donar mis riñones,
mis ojos y mis pulmones.  

Que se los den a cualquiera.
Si hay un paciente que espera
por lo que yo ofrezco aquí
espero que se haga así
para salvar una vida.
Si ya no puedo respirar,
que otro respire por mí.

Donaré mí corazón
para algún pecho cansado
que quiera ser restaurado
y entrar de nuevo en acción.

Hago firme donación
y que se cumpla confío
antes de sentirlo frío,
roto, podrido y maltrecho
que lata desde otro pecho
si ya no late en el mío.

La pinga la donaré
y que se la den a un caído
y levante poseído
el vigor que disfruté.

Pero pido que después
se la pongan en un jinete,
de esos que les gusta brete.  
Eso sería una gran cosa
yo descansando en fosa
y mi pinga dando fuete.

Entre otras donaciones
me niego a donar la boca.
Pues hay algo que me choca
por poderosas razones.
Sé de quien en ocasiones
habla mucha bobería;
mama lo que no debía
y prefiero que se pierda
antes que algún comemierda
mame con la boca mía.

El culo no lo donaré
pues siempre existe un confuso
que pueda darle mal uso
al culo que yo doné.
Muchos años lo cuidé
lavándomelo a menudo.
Para que un cirujano chulo
en dicha transplantación
se lo ponga a un maricón
y muerto me den por el culo.



Fuente y agradecimiento especial a:
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Geniales versos de Cela      Gracias por compartirlo J.Luis y a Decker por enviarlo.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
La Fundación Cela enmohece

Ex trabajadores denuncian abusos en la gestión y un grave deterioro del legado   


camilojoscelaysuesposam

Camilo José Cela y su esposa Marina Castaño celebran la noticia del Premio Nobel en su casa de Guadalajara, el 19 de octubre de 1989

La Fundación Camilo José Cela (FCJC) afronta estos días varios juicios. No es algo nuevo en sus 23 años de historia, porque en vida del Nobel, y después, ya fue denunciada. Tres de los cuatro trabajadores que fueron despedidos en abril por recortes del gasto han demandado a la empresa. La primera sentencia que ha visto la luz declara nulo el despido de una empleada. Mientras, algunos ex trabajadores han decidido revelar los supuestos abusos en la gestión que han llevado a la actual situación de crisis y al deterioro del legado más rico de todas las fundaciones de autor de España.
 
La tercera vez que una inundación puso en peligro la sala de los manuscritos de la FCJC, en Iria Flavia, localidad natal de Cela (Padrón, A Coruña) fue en julio. Saltó la alarma de la cámara blindada y todos los originales (en puño y letra del autor, que nunca tocó una máquina de escribir) tuvieron que ser evacuados. La fundación presume de que ningún otro escritor, en todo el planeta, tiene agrupada bajo un mismo techo la colección al completo de sus manuscritos. Según el director gerente, Tomás Cavanna, que llegó procedente de Ford a la FCJC de la mano de Cela y Marina Castaño, el techo resistió. Pero sobre el texto de Madera de boj, eternamente abierto y al aire, como los demás, se cierne aún la enorme mancha amarilla del agua acumulada.

Los ex trabajadores aseguran que la piedra de la sala, muy degradada, se desescama sobre los escritos. Aportan fotos que evidencian la suciedad y el descuido. La capa de polvo engorda y aseguran que el legado está "amenazado por los xilófagos". En el exterior, la herrumbre se come las locomotoras del Museo Ferrocarrilero que el Nobel dedicó a su abuelo, John Trulock, gerente de la West Galicia Railway Company. El estado de la Sarita, la joya, que entró en servicio en 1880, es tan alarmante que la gerencia ha ordenado ocultarla con una funda.

Desde poco después de la muerte de Cela, en 2002, su fundación, presidida por Castaño, su viuda, no ha hecho más que agonizar. Con un presupuesto anual de 550.000 euros, arrastra grandes dificultades financieras por la escasez de patrocinios y ha pasado de 15.598 visitantes de ese año a 3.062 en 2008. En abril, según los despedidos, también se quedó sin empleo "el chófer" de la viuda en Madrid, que no estaba en nómina de la fundación, pero cobraba de ella. Según ex empleados de la FCJC, durante años han salido de la misma contabilidad los sueldos de una secretaria personal de Castaño y de trabajadoras domésticas de la presidenta y del gerente. No es el último exceso que denuncian. Dicen que Cavanna ha llevado siempre al trabajo a sus perras y ha obligado a algún empleado a llevarlas a la peluquería, alimentarlas y limpiar sus excrementos. El gerente lo niega (aunque admite que siempre ha ido con sus perras "a todas partes"), y asegura que el último trabajador de Madrid era un conserje.

Al tiempo que se produjeron los despidos, fue nombrada subdirectora Covadonga Rodríguez, hija de un histórico del PP gallego, Dositeo Rodríguez, miembro del patronato de la FCJC. El gerente dice que es la única trabajadora "preparada" para sustituirlo ahora que se avecina su jubilación.

Según estos ex trabajadores, en la tienda del museo se venden libros descatalogados que las editoriales donan para regalar a los niños visitantes. El gerente lo reconoce, pero asegura que se venden pocos y casi todos "al precio simbólico de cinco euros". Porque "si no se venden libros en la Fundación Cela, ¿qué se va a vender, paraguas?".

Mientras, las publicaciones propias de la FCJC, subvencionadas por la Administración, como no se venden, se queman en el jardín. Cavanna prometió a los patronos publicar una revista "en la línea de los Papeles de Son Armadáns", pero la fundación ha ido perdiendo las grandes firmas de cuando el escritor vivía. Y Cavanna Benet aprovechó un número de El Extramundi, la última revista de Cela, para publicar íntegro un libro suyo sobre el ferrocarril.

Dentro, libros, recuerdos del Nobel y cuadros de su colección se almacenan hacinados, muchos sin inventariar. Hay un miró en un baño, y pinturas muy valiosas (incluidas dos tablas del siglo XIII) sobre radiadores que alcanzan los 65 grados. El gerente se escuda en que "fue Cela quien decidió dónde quería cada cosa". La casa está entre dos ríos. Para combatir la humedad, el gerente ordenó forrar con plástico el reverso de los lienzos, una medida barata, según Cavanna, para tiempos difíciles. Pero el remedio, según los denunciantes, fue peor que la enfermedad: ahora sufren por la condensación. No ha sido ésta la más pintoresca de las soluciones técnicas. Las etiquetas de la colección de botellas dedicadas (por Picasso, Miró, Hemingway...) han sido reescritas por el pintor Celedonio Perellón, que repasó las dedicatorias de las celebridades porque la tinta se veía apagada.

En 2002, la FCJC creó la figura del escritor residente, pero sólo se utilizó una vez. Se han suprimido los cursos de verano, acuden pocos investigadores y ni los escolares (gratis) ni los turistas que llenan Santiago van hasta Iria, a 18 kilómetros, a visitar el museo. Cierra los fines de semana y cobra ocho euros, dos más que El Prado. Cavanna, que responde en el despacho de Cela, en la butaca del escritor, junto a su dormitorio, recuerda que existen tarifas reducidas y que a la casa cada visitante le cuesta 17 euros si echa la cuenta del gasto en personal.De 15.598 visitantes anuales en 2002, se ha pasado a 3.062 el pasado año Hay un Miró en un baño y obras valiosas sobre radiadores que llegan a 65 grados


"Han hecho de esto su cortijo"

Los ex empleados de la Fundación Camilo José Cela también denuncian que el sueldo del gerente ("que se hace servir el desayuno todos los días al llegar") supone un 30% del presupuesto para gastos ordinarios, pero el director gerente, Tomás Cavanna, dice que gana, actualizado, el salario que fijó Cela y que sólo representa el 15,37%.

Además, los denunciantes aseguran que tanto Cavanna como Castaño disponen de la sede de la fundación para usos particulares (alojamiento, fiestas) "los fines de semana" y que han hecho de aquello "su cortijo". Cavanna se defiende diciendo que él no tiene llaves. Desde que no hay guardeses, dice accionando un grifo para demostrar que está cerrada la llave de paso del aseo particular de Cela, "la presidenta tampoco viene".


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
El gerente de la Fundación Cela dimite de su cargo


La Xunta quiere mantener el legado del Nobel en Galicia

La falta de patrocinadores y de visitantes ahogan a Iria Flavia

La Xunta estudia trasladar el material a la Cidade de Cultura




elescritorcamilojoscela

El escritor Camilo José Cela y su esposa Marina Castaño, en una foto de 1998
  
La Fundación Camilo José Cela se desmorona. A la crisis que arrastra en los últimos años la institución, debido a la caída del número de patrocinadores y de visitantes y los conflictos laborales que en varias ocasiones han acabado saldándose en los juzgados, se suma ahora la dimisión de su director gerente, Tomás Cavanna. "Estoy cansadísimo", reconocía hace unos meses Cavanna. El hombre de confianza de la presidenta, Marina Castaño, puesto al frente de la institución por el propio Cela en mayo de 1993, esperaba desde hace tiempo la jubilación cobrando 10.000 euros al mes. El lunes, Cavanna no pudo más y presentó su dimisión ante Marina Castaño y los patronos de la fundación.

El director llevaba años reconociendo, en las sucesivas juntas del patronato, que la fundación arrastraba "incertidumbres económicas" precisamente desde el ejercicio de 1993, cuando él tomó posesión de su cargo.

La agonía financiera por falta de patrocinios y visitantes que sufría últimamente la institución y los recientes fallos judiciales que obligaron al gerente a readmitir a tres trabajadores despedidos, todos ellos vinculados a la UGT, resultaron insoportables. En la misma junta de patronos, Marina Castaño, la viuda de Cela, hablaba de los conflictos laborales y de las penurias económicas, y a continuación lanzaba una llamada de auxilio al Gobierno gallego. Los representantes de la Xunta allí presentes le respondieron que "apoyarán" la institución "en la medida de lo posible", entre otras cosas porque el legado de Cela está pendiente de ser declarado por Patrimonio Bien de Interés Cultural (BIC) y las casas de Iria Flavia que lo acogen ya lo son.

En la junta de patronos, según un portavoz oficial de la Consellería de Cultura, no se citó en ningún momento el nombre de la Cidade de Cultura. Ésa es una cuestión que lleva directamente el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Otras fuentes explicaron que el Gobierno gallego está interesado en mantener dentro de la comunidad el legado de Cela, porque "probablemente es el más importante" de cuantos han dejado escritores en el mundo.

Al menos, está comprobado que es el más rico de cuantos se muestran dentro de España y que reúne bajo un mismo techo la colección completa de los manuscritos de un escritor. En 1994, la Fundación Camilo José Cela fue tasada en 1.365 millones de pesetas (8,2 millones de euros). En esta cuenta, lo más valioso resultaban ser los manuscritos, seguidos del epistolario y la pinacoteca (con tablas medievales y cuadros, entre otros muchos, de Picasso y Miró). En 2000, la fundación compró cinco casas y en 2001 incorporó el legado de José García Nieto (17.000 volúmenes), 20 cuadros de Cela y un millar de pinturas de Eduardo Correa. Entonces se estimó que el valor de la institución se había disparado hasta los 1.928 millones de pesetas (11,6 millones de euros). Todo este patrimonio no podría ser heredado por su familia porque, según decía el autor, era algo que había tomado "prestado" de "la tierra gallega" y que a través de la fundación "devolvía". Cela siempre quiso que sus libros, sus cuadros, sus manuscritos, sus cartas y sus particulares objetos de colección permaneciesen para siempre en el municipio coruñés de Padrón, pero en los estatutos de la fundación, elaborados por él mismo en 1996, había un apartado que abría la posibilidad de trasladar la sede de Iria Flavia a otra ubicación. Aunque no se daban nombres de lugares, un antiguo patrono que colaboró estrechamente con el Nobel para reglamentar la institución asegura que Cela sólo se planteaba entonces la alternativa de Mallorca, nunca la de Madrid. En una cláusula final también se especificaba que en caso de disolverse la fundación, todo el legado pasaría a manos de la Universidad de Santiago.

Las fuentes de la Xunta consultadas aseguran que el interés del Gobierno gallego es el de rescatar el legado del mal estado de conservación y de la invisibilidad que actualmente padece por la falta de visitantes (han caído casi un 80% desde que murió Cela en 2002) y de investigadores. Pero en los planes de San Caetano no entraría el "asumir" la fundación con todas sus cargas, el patronato y sueldos tan altos como el de la gerencia. Claro que, en caso de extinguirse la fundación, tal y como dejaba atado Cela en su reglamento, los bienes quedarían bajo la tutela de la universidad.

La propuesta formulada de palabra por Feijóo consistiría en trasladar todo el contenido del legado, con excepción de los enseres, de la residencia familiar del escritor, que hoy es museo.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Los tesoros de Cela que quiere Feijóo

Hay 12 'picassos', ocho 'zabaletas', siete 'mirós' y obras de Viola o Palencia

La fundación de Iria conserva todos los manuscritos, 95.000 cartas y 529 pinturas




77544698 Busto de Camilo José Cela

Al fondo de la planta baja, en la primera de las cinco Casas dos Coengos que ocupa la Fundación Camilo José Cela se encuentra el sancta sanctorum del legado. Lo más valioso, tanto como los propios inmuebles declarados Bien de Interés Cultural por la Xunta, son los manuscritos del Nobel, que él mismo se preocupó de reunir en vida "antes de que el inclemente viento de la historia de cada cual" pudiera esparcirlos "por el mundo adelante". Y ahí están, bastantes de ellos a la vista, detrás de un cristal blindado pero amenazados por una mancha de humedad en el techo que recuerda que en estos últimos tiempos ha habido inundaciones. Estos accidentes, el más cercano el julio pasado, hicieron peligrar los originales abiertos de toda las novelas de Cela, escritos de su puño y letra; según la propia fundación, la única colección completa de manuscritos de un autor reunidos bajo un mismo techo en todo el planeta.

En total son 58 textos originales: 14 novelas y cuatro novelas cortas, ocho libros de viajes, dos poemarios, un romancero de ciego, 12 cuentos, fábulas y otros textos breves, dos memorias, 50 archivadores de artículos, tres obras de teatro, tres adaptaciones y el Diccionario Secreto al completo.

Pero en el legado que dejó Cela a Galicia, y que ahora el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha propuesto a la viuda del escritor, Marina Castaño, trasladar a la Cidade da Cultura, hay también bastantes manuscritos de otros autores. En la sede de la fundación en Iria Flavia están, por ejemplo, seis obras teatrales de Jardiel Poncela, dos de Baroja, un ensayo de Jorge Guillén, un cuento de Aleixandre, poemas de Lorca, Alberti, Gerardo Diego, textos de Max Aub, Luis Rosales y González Ruano y una copia de La cueva de Meliso, Mago, atribuida a Quevedo.

No obstante, a los manuscritos, a los 42.700 libros de Cela y los 19.000 que llegaron después (procedentes de los legados de José García Nieto, José María Sánchez Silva y Fernando Huarte Mortón), hay que sumar otra partida valiosísima: el epistolario. La Fundación ha conseguido clasificar "unas 95.000 cartas" de "aproximadamente 12.960 autores de talla". La mayoría son consecuencia del intenso intercambio de misivas entre Cela y personajes como Américo Castro (300 cartas), Aleixandre (100), Alberti (80), María Zambrano (70) o Luis Cernuda (60). Pero en los inmuebles que fue comprando la fundación frente a la colegiata de Iria y la tumba del escritor, también se conservan las 5.000 epístolas del legado de García Nieto (con una de Juan Ramón Jiménez y otra de José Zorrilla) o las 225 del dibujante granadino Eduardo Correa.

La hemeroteca guarda 48.300 ejemplares de 1.200 revistas y periódicos. Cincuenta y tres son publicaciones del siglo XIX. Y la pinacoteca, con sus 529 obras originales, es una de las más amplias de Galicia. Hay 12 picassos, siete mirós, ocho zabaletas, seis ulbrichts, otras pinturas de Viola, Guinovart, Úrculo, Pedro Bueno o Luis Caruncho y dibujos de Benjamín Palencia, Eduardo Vicente o Lorenzo Goñi. En la sede padronesa también hay esculturas, y 21 cuadros pintados por el propio Cela.

Uno de los lienzos de Miró está en el baño personal del Nobel de 1989, y dos tablas medievales se encuentran colgadas sobre un radiador porque el escritor lo quiso así. Ex trabajadores de la fundación denunciaban en septiembre que las condiciones de conservación de estas piezas eran preocupantes, y revelaban la peculiar solución técnica que ideó el ahora recién dimitido gerente, Tomás Cavanna, para evitar que la humedad de las paredes devorase los cuadros: forrar con plástico el reverso, con lo que las telas no transpiraban. Todo este patrimonio entregado por Cela a su tierra (y que ningún heredero puede reclamar) ronda los 12 millones de euros, pero en la trastienda de la fundación, según estos ex trabajadores, todavía permanecen hacinados y sin inventariar numerosos bienes.


77685924 Camilo José Cela


Garrote y orinales

Cuando Cavanna arribó a la fundación para quedar en dique seco 16 años, propuso en su discurso al patronato convertir el Museo Ferrocarrilero John Trulock, dedicado por Camilo José Cela a su abuelo, en el más importante templo del tren en España. En Iria hay cuatro locomotoras, uniformes, faroles, mucho mobiliario de estación, un vagón de carga, un Ford de 1917 que pertenecía a The West Galicia Rail Company y un carro apagafuegos de 1900. De unos años a esta parte, los escasos visitantes se topan con un recinto abandonado, con las locomotoras roídas por la herrumbre. Sar, la más valiosa, de 1880, hiberna bajo una funda para que nadie, desde la carretera, pueda adivinar su alarmante estado.

Pero el turista que esté dispuesto a pagar los ocho euros que cuesta la entrada de la casa del fetichista Cela se encontrará con un sinfín de objetos mucho más extraños que en la mayoría de los casos sí podrá ver. Hay 107 placas de calles, 9.818 fotos, cien botellas dedicadas a Cela por las celebridades que se las bebieron, 13 relojes, 3.200 esquelas, 62 orinales, 113 vitolas, 300 cajas de cerillas, sellos, cromos, carnés, birretes, plumas, billetes de lotería, diferentes mesas en las que Cela escribió sus novelas y hasta el garrote vil con el que ejecutaron en 1974 al anarquista Salvador Puig Antich, aunque este último ya no se muestra.


Fundación Camilo José Cela: http://www.fundacioncela.com/asp/home/home.asp


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Fallo de una denuncia contra Marina Castaño


El hijo de Cela recibirá 5 millones de la herencia de su padre

El autor de 'La colmena' donó en vida a su hijo un cuadro de Miró

El juzgado le ha otorgado los "derechos legitimarios" de herencia




12635824390

Marina Castaño (izqda.) y Cela Conde (segundo por dcha.) en el funeral del escritor. | Foto: J. Martínez y M. Riopa

El Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid le ha dado la razón este viernes a Camilo José Cela Conde en la demanda que interpuso contra Marina Castaño, entre otros, por la herencia de su padre, Premio Nobel de Literatura, y ha cuantificado los "derechos legitimarios" del hijo del escritor en 5.212.403 euros.

A esa cantidad, según dijo este viernes Miquel Capellá, abogado de Cela Conde, hay que restarle el valor del cuadro de Miró que el autor de 'La colmena' le donó en vida a su hijo, cifrado en 100.970 euros, por lo que, "lo que queda pendiente de pagar al hijo del escritor es la cantidad de 5.111.433 euros". La demanda de Cela Conde iba dirigida contra Marina Castaño, viuda del Premio Nobel; las sociedades mercantiles 'Palabras y Papeles S.L.' y 'Letra y Tinta S.L', y la Fundación Camilo José Cela, con sede en Iria Flavia.

De la cantidad global en la que han sido cifrados los derechos legitimarios de Cela Conde, a Marina Castaño y a las citadas sociedades mercantiles les corresponde pagar "3,93 millones de euros", mientras que a la Fundación Camilo José Cela se le condena a devolver una parte de los bienes donados por el escritor en su día, hasta la cantidad de 1.180.000 euros.

Según explicó Capellá, y recoge la sentencia, el valor de los bienes que alberga la Fundación está cifrado en 3,9 millones de euros, y, de ellos, 1,18 millones le corresponderían al hijo de Cela, según el Juzgado de Primera Instancia de Madrid. Para determinar qué bienes le corresponden a Cela Conde, será necesario un peritaje que se haría "en la hipotética fase de ejecución de sentencia".

Cuando se constituyó la Fundación, Cela hizo unas donaciones "que no respetaban los derechos legitimarios de su hijo". "Una forma de burlar, consciente o inconscientemente esos derechos es que un padre haga donación del 100% de su patrimonio antes de su muerte", y eso es lo que hizo el autor de 'La muerte de Pascual Duarte', ha señalado Miquel Capellá.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid es recurrible ante la Audiencia Provincial en el plazo de cinco días, aunque Cela Conde, que está "muy contento con la decisión del juez, no tiene intención de recurrirla", ha asegurado el abogado. El proceso legal por la herencia de Cela empezó al poco de morir el escritor, en enero de 2002, cuando se supo que el Premio Nobel de Literatura le había dejado a su hijo como único legado la obra 'El cuadro rasgado' de Joan Miró, que se la había donado en octubre de 1990.

Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Baleares, Cela Conde es hijo del Premio Nobel y de su primera mujer, Rosario Conde, con quien el escritor gallego rompió tras 43 años de matrimonio para casarse con Marina Castaño. Al morir su padre, Cela Conde dijo que el testamento no le había dolido "en absoluto", pero también dejó claro que no le quedaba más remedio que litigar para defender los derechos de su hija, Camila.

Como ha manifestado en alguna ocasión, Cela Conde llegó a "odiar" el cuadro que le donó su padre porque simbolizaba los aspectos más dolorosos del divorcio del escritor y Rosario Conde. Por eso, lo vendió en 1996. Miquel Capellá reconocía este viernes que el final de este proceso aún puede tardar en llegar, porque lo más probable es que los demandados apelen ante la Audiencia Provincial de Madrid, y "puede acabar en el Tribunal Supremo". Marina Castaño, ausente de su casa durante el fin de semana, todavía no se ha pronunciado.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
La viuda de Cela recurrirá para no pagar al hijo del Nobel


0mcastao

Marina Castaño en su domicilio cuando presentó "Viaje a la Gloria", en julio del 2005

Nuevo capítulo en el caso de la herencia de Camilo José Cela. La causa judicial seguramente llegará hasta el Tribunal Supremo. La viuda del escritor Marina Castaño recurrirá ante la Audiencia de Madrid la sentencia que dictaminó a favor de los intereses como legítimo heredero del único hijo del autor de La familia de Pascual Duarte, Camilo José Cela Conde, según anunció anoche el letrado de éste Miquel Capellà.

Marina Castaño quedó comprometida en la sentencia del pleito interpuesto por el descendiente de Cela a tener que abonarle más de tres millones de euros de un total de 5,2 millones que Cela Conde debe recibir por haberse visto perjudicado en sus 2/3 legales que tiene sobre la masa hereditaria. La Fundación Cela de Galicia debe aportar además 1,8 millones. La defensa de los intereses de Cela Conde estudia solicitar la ejecución de la sentencia.

A raíz de su boda con Marina Castaño, Camilo José Cela tejió un entramado de dos sociedades pantalla para gestionar su propiedad intelectual. La sentencia anula estos contratos y considera que en parte se deben reintegrar al hijo.



EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Don Camilo y las mujeres


La viuda del Nobel retrata su vida erótica, marcada por 'un apetito insaciable'




13324323570

Camilo José Cela y Marina Castaño, en 1997. | Carlos Miralles

"Sólo tuve conocimiento de tres o cuatro de sus múltiples relaciones, cuando el número había sido muy superior, como también lo era el número de hijos naturales esparcidos por el mundo, que en su mayoría eran varones y todos, o casi todos, llamados Camilo José".

El anterior es uno de los párrafos que Marina Castaño, la viuda de Camilo José Cela, escribe en la revista 'Telva' (parte del grupo Unidad Ediorial, al que también pertenece ELMUNDO.es) bajo el título 'Don Camilo y las mujeres'. Sobre el papel, tres páginas que narran las aventuras del escritor.

"En todo Mallorca era conocido el 'affaire' con una atractiva dama, esposa de un médico, con quien C.J. tuvo una hija", escribe Castaño en las páginas de 'Telva' (desde ayer, en los quioscos). Y más adelante: "C.J. [era] un hombre reacio a caer en ninguna tela de araña amorosa, un hombre que me confesó que nunca había expresado sus sentimientos porque no los había tenido, un hombre que nunca había pronunciado un 'te quiero', que nunca había ligado el amor y el sexo, porque no había amado".

Y continúa: "Barcelona es una ciudad que [Cela] frecuentaba y, por tanto, era bastante cómodo para él tener allí alguien fijo con quien satisfacer su intenso apetito sexual".

Hasta que Castaño se cruzo en su vida. Su relato en 'Telva' también incluye el recuerdo de sus primeros meses con Cela que, estafado por la empresa 'Camilo José Cela Producciones' y divorciado de su mujer, vivió meses de estrechez económica en un chalet alquilado a las afueras de Guadalajara. "Marina, o me sacas de aquí o acabaré escribiendo como Gironella", le dijo Cela. Era primavera. En otoño llegó el Nobel.


Fuentes: elmudo.es / Revista TELVA



   

!!! VAYA CON DON CAMILO ¡¡¡
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Marina Castaño deberá pagar cinco millones de euros al hijo de Cela


La Audiencia de Madrid da la razón al hijo del Nobel en su reclamación testamentaria frente a la segunda esposa del escritor


Cuando murió hace exactamente una década, Camilo José Cela (Padrón, 1916 - Madrid, 2002) era insolvente. Los bienes patrimoniales, cuentas y derechos sobre su obra e imagen no estaban en sus manos, se habían evaporado en una operación de blindaje y “donaciones encubiertas”, según los jueces. Hoy, su herencia real – un caudal de unos 8 millones de euros- sigue en disputa. La Audiencia de Madrid ha dictado una sentencia que da, otra vez, la razón a su único hijo, Camilo José Cela Conde, en su reclamación testamentaria, como perjudicado contra la heredera universal, su viuda, Marina Castaño, y la Fundación Camilo José Cela de Galicia.

En 2010 un juez de lo civil de la capital ya se pronunció en el mismo sentido, a favor del hijo, contra los deseos y maniobras mercantiles de su padre y, directamente, contra los intereses de la viuda y segunda esposa del autor de ‘La familia de Pascual Duarte’, la periodista Marina Castaño, por “la transmisión onerosa simulada”. Ella y las sociedades patrimoniales que creó su esposo, así como la fundación Camilo José Cela de Galicia, que recurrieron el primer revés judicial, deberán afrontar ahora un pago de más de cinco millones de euros. Existe la vía del posible recurso al Tribunal Supremo pero el heredero puede exigir la ejecución de la sentencia. En distintas ocasiones se ha frustrado el posible acuerdo de compensación económica real por parte de Marina Castaño a Camilo José Cela Conde.

La evaluación de los derechos de Cela Conde sobre el caudal de la herencia Cela Trulock suman, según los datos de la sentencia y la evaluación que hace su abogado, Miquel Capellà, 3,9 millones de euros por los bienes y derechos traspasados a las sociedades, Palabras y Papeles y Letra y Tinta, más 1,1 millón por las donaciones efectuadas por el Nobel a la Fundación Camilo José Cela de Galicia.

Cela hijo pleitea en defensa de sus derechos legítimos contra el testamento de su padre –que quiso desheredarlo- y los de su viuda, Marina Castaño, para obtener las dos terceras parte del legado patrimonial legitimario del autor de ‘La Colmena’. Cela Conde, catedrático universitario y escritor, fue marginado expresamente por su padre en 1991 al nombrar a Marina Castaño heredera universal. Cela padre y Cela hijo se distanciaron -y pleitearon en vida- a raíz de diferentes crisis familiares.

Rosario Conde Picabea, primera esposa de Cela, contribuyó con parte de su actividad y bienes, al patrimonio conjunto y a la dotación de la Fundación Cela. El descendiente defiende los derechos de su propia hija y nieta del capital escritor, Camila Cela Marty, que es la heredera del marquesado de Iria Flavia, título con que el Rey distinguió al Nobel y ostenta ahora su hijo. La nieta -universitaria ya- apenas trató de niña a su abuelo.

Tras dejar Palma, instalarse en Madrid y unir su vida a la de Marina Castaño, Camilo José Cela creó en 1996 y 1997 un entramado societario, mediante contrato privado y escritura pública, Palabras y Papeles y Letra y Tinta, al que derivó sus bienes y derechos. La sentencia de la Audiencia de Madrid estipula que deben reconducirse 3,9 millones al caudal hereditario, así como los derechos generados por la explotación desde la muerte del autor. Además la donación de bienes efectuada por Camilo Jose Cela a la fundación Cela de Galicia, por valor de 3,7 millones, es “inoficiosa” y se debe reducir en más de un millón (1,1) por exceder, según los jueces, “la cuota disponible” para no cercenar los derechos del heredero.


Cela dio por pagado a su hijo con un 'miró apuñalado'

Más de una década antes de morir, en 1991, el novelista y académico dictó su testamento en el que declaró a su esposa Marina Castaño única heredera universal. Cela determinó entonces que su hijo resultó “totalmente” satisfecho en su parte de la legítima con una donación anterior de un cuadro, un óleo de Joan Miró. Se trataba de la pintura del artista catalán sobre un ‘falso miró’ que Cela apuñaló cuando el pintor le advirtió que era una burda imitación. El creador de ‘Papeles de Son Armadans’ desveló que su amigo Manuel Viola había realizado un divertimento. Con teatralidad, Cela sacó un cuchillo de monte y rasgó la tela en diagonal en presencia del genio catalán, su vecino suyo en Palma de Mallorca.

En 1972 Miró pintó encima otra obra suya, así pues auténtica. Dedicó la obra, según la leyenda escrita a pincel, en el revés de “una falsa tela apuñalada” que renació tras ser zurcida. Aquel ‘miró rasgado’ valorado en 100.000 euros en autos judiciales, tuvo un final también peliculesco.

Cela Conde vendió la obra tras ofrecerla infructuosamente a diferentes instituciones. Tras una subasta y exhibición en una estación de esquí italiana, con intermediarios en salas de subasta de Barcelona, el ‘miró’ pasó a otras manos sin que su dueño percibiera aquello que esperaba.

En noviembre de 1996, la tela de la herencia se vendió por 216.000 euros y el galerista intermediario de Barcelona solo le pagó a cuenta a Camilo José Cela Conde unos 24.000 euros. El heredero demandó por estafa al intermediario en la venta.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
La Audiencia de Madrid da la razón al hijo del Nobel en su reclamación testamentaria frente a la viuda



Marina Castaño deberá pagar 5 millones al hijo de Cela



user_50_1338879747_0

Marina Castaño junto al escritor Camilo José Cela. | Q. García

La Audiencia de Madrid falló ayer a favor de Camilo José Cela Conde en la disputa que mantiene por la herencia de su padre, Camilo José Cela, con la viuda del escritor, Marina Castaño.

La sentencia condena a Castaño y a la Fundación Cela en Iria Flavia a pagar al único hijo del escritor 5 millones de euros en concepto de legítima. El juez entiende, como ya ocurriera en primera instancia, que el autor de La Colmena y la periodista crearon un entramado societario con el que desviaron bienes y derechos para desheredar a Cela Conde. Según explicó ayer a este periódico el abogado del demandante, Miquel Capellà, la sentencia desglosa la cantidad correspondiente a Cela Conde en 3,9 millones de euros por parte de las dos sociedades Palabras y Papeles, y Letra y tinta, más 1,1 millones de euros de las donaciones del Nobel en la fundación que lleva su nombre. «Son sociedades que Marina Castaño constituyó para ocultar los derechos de autor y burlar la legítima de mi cliente. Sus recursos judiciales no han sido atendidos ni admitidos», explicó Capellà, quien confirmó también que la periodista está obligada a pagar las costas por las sentencias en contra tanto en primera como en segunda instancia. A Castaño solo le resta recurrir al Tribunal Supremo.

El legado de Cela, valorado en más de 8 millones de euros, se compone de obras de arte, libros, cartas y una hemeroteca con publicaciones de los siglos XIXy XX. El distanciamiento entre padre e hijo se produjo después de que el escritor convirtiera a Castaño en heredera universal de su fortuna en el año 1991. Cela Conde únicamente recibió como herencia Cuadro rasgado de Joan Miró. Y fue en vida de su padre, que se jactó en el testamento de haber cumplido con su hijo al regalarle una obra de «valor incalculable». Sin embargo, la Justicia determinó que su precio apenas superaba los 100.000 euros.

Cela Conde, catedrático, también escritor y de carácter discreto, manifestó poco después de morir su padre que lucharía por defender los derechos de su única hija, Camila Conde, quien también heredará el marquesado de Iria Flavia.

Por su parte, Marina Castaño declinó ayer hacer declaraciones sobre la sentencia.

Camilo José Cela Conde se encuentra actualmente centrado en concretar la implicación de las autoridades baleares en la Fundación Charo y CJC, que recuperará la historia de los bienes del escritor y el papel que jugó su primera esposa, Rosario Conde, madre de Cela Conde. La idea surgió en 2003, tras la muerte de Charo, con la documentación del material académico, histórico y museístico fruto de su relación. El legado incluye correspondencia, cuadros, manuscritos, dibujos de los participantes en Papeles de Son Armadams y mobiliario de la casa que el matrimonio tenía en el barrio de la Bonanova de Palma, ciudad en la que se instalaron en el año 1955.

Entre las cartas destacan las del noviazgo de la pareja, ocasión que Cela aprovechaba para contar a Conde detalles del proceso creativo de La Familia de Pascual Duarte.

Pese a la situación económica y que no han comprometido partida alguna, las instituciones han mostrado su interés por mantener el legado del premio Nobel en Mallorca.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Marina Castaño se asoma al banquillo


La Fiscalía investiga un posible desvío de dinero público en una sociedad en la Fundación Cela. El autor y su viuda absorbían así las devoluciones del IVA



user_50_1340913589_121429_1340913916_noticia_grande

Marina Castaño, durante la inauguración de una exposición en la Fundación Cela de Iria Flavia, en 2003. / X. REY (EFE)

La empresa Lengua y Literatura AIE nació hace 14 años, cuando a Camilo José Cela ya no le quedaban más que cuatro meses de vida. Eran los días en que se iban haciendo con las riendas de la fundación del Nobel su segunda esposa, Marina Castaño, y un gerente procedente de la Ford, Tomás Cavanna, que la pareja puso al frente de la entidad después de que la marca automovilística le regalase un coche al autor. La Fiscalía investiga ahora si el matrimonio desvió dinero público, procedente de la Xunta de Galicia, del Gobierno central y de otras Administraciones para crear esta sociedad, cuyo verdadero fin, supuestamente, ha sido embolsarse las devoluciones millonarias que la Fundación Cela ha obtenido año tras año en concepto de IVA.

La investigación surge a raíz de una denuncia presentada por una vecina de Iria Flavia, la localidad de Padrón (A Coruña) en la que se asienta la institución del escritor desde 1991. Lola Ramos, fotógrafa y escritora, lleva años tirando del hilo y denunciando, desde 2004, en las diferentes Administraciones y en los medios de comunicación, hechos que presumiblemente se cocinaban en la acera de enfrente de su domicilio, la Casa de los Canónigos, sede de la fundación. El enésimo lugar en el que recaló con sus archivadores cargados de una documentación cosechada con paciencia ha sido la Fiscalía de Galicia, y fuentes próximas a la investigación aseguran a este diario que hay “materia penal”, claros indicios de delito en los trasvases de dinero efectuados entre la fundación y las sociedades propiedad de Cela y Castaño.

Estado ruinoso de la Fundación Cela de Iria Flavia bajo la presidencia de Marina Castaño.

Cavanna (gerente hasta 2010, cuando la Xunta inició la transformación de la fundación para salvarla de la bancarrota) y Castaño, según explicó ayer Ramos, “se prestaron a crear las sociedades interpuestas con el fin de obtener las devoluciones del IVA”. Lengua y Literatura AIE se hizo “con un capital que procedía en un 80% de las subvenciones que recibía la Fundación Camilo José Cela y en un 20%, de una sociedad privada del matrimonio denominada Letra y Tinta, SL”. “La constitución de esta sociedad fantasma”, que luego se embolsaría el dinero que devolvía a la institución cultural la Agencia Tributaria, está “prohibida por el Real Decreto Ley de Fundaciones sin fines lucrativos y además supone un gravísimo delito fiscal”, denuncia Ramos.

Esta vecina, que ha destacado por defender la vuelta del hijo del novelista, Camilo José Cela Conde, a la fundación para ocupar el puesto de presidente del patronato (un cargo que una vez muerto Cela acabó en manos de su viuda con la bendición de Manuel Fraga) aportó al fiscal pruebas de varias cantidades desviadas hacia Lengua y Literatura. En la reunión del patronato del 16 de junio de 2005, por ejemplo, se hace referencia a 146.650 euros provenientes de la devolución en concepto de IVA. Y en la del 17 de noviembre de ese mismo ejercicio, se informa a los patronos de que “a día de hoy, la cuenta de Lengua y Literatura AIE dispone de un saldo aproximado de 180.000 euros, de los cuales 150.000 provienen de las devoluciones de la Agencia Tributaria”. La restauración de varios de los inmuebles del siglo XVIII que habían pertenecido al Arzobispado de Santiago y se transformaron en domicilio (todavía no del todo ocupado) de la fundación fue, probablemente, una de las vías para la obtención de reintegros fiscales. Lengua y Literatura AIE, según llegó a decir a los patronos el propio Cavanna, era “la responsable de la explotación comercial de dichas casas” hasta 2010.

El caso surge de una denuncia presentada por una vecina de Padrón

Pero la labor de Lola Ramos no acaba ahí. También ha presentado notificaciones de la Xunta de Galicia y otros papeles para demostrar que había empleados contratados y pagados por la fundación sin ánimo de lucro que trabajaban no en Iria, sino en Guadalajara, al servicio particular de Cela y Marina Castaño. La institución cultural recibió incluso una subvención del Gobierno gallego para convertir en indefinidos los contratos de tres trabajadores, de los cuales dos, una mujer y un hombre, secretarios personales del matrimonio, nunca ejercieron en Galicia. También un mayordomo, que aún aparecía citado en un reportaje de finales del año pasado como sirviente de Marina Castaño, tenía contrato de la Fundación Cela, donde figuraba como “ordenanza”. Hay nóminas del año 2005 que demuestran que cobraba de ella.

La ley de fundaciones sin ánimo de lucro veta estas sociedades

Al mismo tiempo, el deterioro del legado de Cela, el más importante de una fundación de autor en España, se fue haciendo cada vez más patente hasta el punto de que la Xunta, que aporta más del 60% del presupuesto, se vio obligada a rescatar la institución. El proceso de conversión en sociedad pública se cerró este mes, aunque el ajuste financiero seguirá hasta 2015. Castaño sigue. Como presidenta de honor. Según la Xunta, “con voz pero sin voto”.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo Jos� Cela 
 
Nueva vida para un libro clásico español



‘La Colmena’, de Cela, inédita, erótica y censurada, ve la luz


La Biblioteca Nacional presenta el manuscrito que estaba en manos de un hispanista francés

Contiene pasajes de alto contenido sexual, entre ellos, escenas de lesbianismo que no estaban en la edición de 1951

La obra integra espera ser editada en 2016, año del centenario del natalicio del premio Nobel español


    

 01_1446121843_359111

Anotaciones de Cela en un manuscrito inédito de 'La Colmena'

“Lola le salta de un tirón todos los botones de la bragueta. El vendedor jadea como un cerdo castrado, con los ojos en blanco, caído de espaldas.

—¡Golfo!

Lola descubre el sexo del hombre, pequeño y blanco como una criatura.

—¿Te da gusto, di, marrano, te da gusto?

—¡Déjeme! ¡Déjeme!”…

Solo una persona sabía de este pasaje escrito originalmente por Camilo José Cela para La colmena. Nadie sabía que el contenido sexual y erótico de su obra cumbre fuera más alto y descarado que lo publicado hasta hoy. No lo supo ni siquiera el régimen franquista porque el propio escritor gallego (1916-2002) sospechaba que no iba a pasar la censura y decidió no incluirlo en la versión que envió para su aprobación. Ahora, 70 años después de que Cela empezara su escritura (que terminaría en 1950) y sucedieran los hechos narrados en la novela, se han presentado muchos pasajes inéditos de la obra, algunos censurados por la dictadura y otros que el propio autor nunca presentó al régimen. El resultado es una nueva versión de La colmena. Por ahora fragmentada, pero que podría dar pie a una nueva edición completa como fue concebida genuinamente. “Sería una idea extraordinaria. Como sacar una obra inédita de Cela”, asegura entusiasmada Marina Castaño, viuda del premio Nobel español y presidenta de la Fundación Camilo José Cela.


 03_1446121900_387376

Correcciones autógrafas de Cela a una versión de 'La colmena', de 'La Colmena' de Cela

El manuscrito, presentado en la Biblioteca Nacional, en Madrid, revela más retazos de vida de ese enjambre de personajes creados por Cela que ahora ven la luz gracias a la donación de Annie Salomon (licenciada en literatura hispánica), hija del hispanista Noël Salomon. Él era la única persona que conocía este inédito. Era un amigo del escritor, a quien envío este texto con la idea, “tal vez, de que analizara el impacto de la censura franquista a través de una novela suya”, dice Adolfo Sotelo Vázquez, catedrático de Historia de la Literatura Española, experto en la obra de Cela y quien prepara una biografía suya. El manuscrito llegó a las manos del hispanista después de la segunda calificación y reporte que hiciera el régimen sobre La colmena, el 7 de enero de 1946, en el cual dice: “¿Ataca el dogma o la moral? Sí. ¿Ataca al régimen? No. ¿Valor literario? Escaso”.

Se trata de 10 hojas numeradas por la Biblioteca Nacional en dígitos romanos más algunas hojas complementarias en blanco y 172 hojas numeradas en arábigo. El manuscrito es heterogéneo y fragmentario. La mayoría de las hojas están mecanografiadas y varias corregidas a mano y tachadas por el autor con su lapicero rojo. Otras censuradas por el franquismo con lapicero y sello, según Sotelo Vázquez. El grueso del manuscrito es parte de la copia que el escritor presentó a la censura en 1946 con la intención de ceder el original a F. Maristany de Ediciones el Zodíaco para su publicación.

“…El hombre habla con un hilo de voz, le tiembla todo el cuerpo, se estremece, se contorsiona. Respira violentamente con los ojos cerrados, la boca abierta y seca, la cabeza caída. Un temblor más fuerte le recorre el espinazo. Se queja, dice entre dientes algo que no se entiende, y se queda como muerto. Un sudor muy líquido le mana de la frente…”.


 04_1446121941_560591

Capítulo "Historia de una fotografía", con la anotación manuscrita "Sustituir para la segunda versión".

Eso fue lo que encontró Annie Salomon, cuyo padre murió hace 35 años, hacia 2011 cuando puso a la venta una casa de campo familiar cerca de Burdeos. Cuando una mañana empezó a limpiar la vivienda encontró un armario de madera con objetos familiares, cajas de fotos y entre esos recuerdos una carpeta marrón que tenía escrito a mano Caminos inciertos, otras anotaciones y por ahí el nombre de Cela. Ella se sorprendió. Cuando abrió la carpeta su corazón pareció palpitar más rápido al ver una serie de folios blancos amarilleados por 60 años. Páginas escritas a máquina con anotaciones, tachaduras, anexos y hojas escritas completamente a mano. No sabía muy bien lo que era. Ella había leído La colmena y sabía que eso correspondía al estilo de Cela. Tres años estuvo pensando qué hacer con ese hallazgo, hasta que en mayo pasado habló con la Biblioteca Nacional de España y tomó un vuelo a Madrid para donar el manuscrito, porque “es un patrimonio cultural y tenía que dejarlo a disposición de los expertos”. Ana Santos Aramburo, la directora, lo aceptó agradecida y ordenó el estudio de autenticidad.

Era, es, La colmena original. Como Cela la concibió. Los pasajes hurtados a la literatura.


 02boceto_de_la_cubierta_para_la_colmena_por_camilo_jos_cela

Boceto de la cubierta para 'La colmena', por Camilo José Cela.

Ayer la alegría se notaba en la Biblioteca Nacional. Antes de llegar a los hallazgos y el valor del manuscrito, Sotelo Vázquez hizo un recorrido por los primeros pasos de la obra. Unos 20 minutos de la génesis de esa historia en la que Camilo José Cela relata los escombros de los sueños de los españoles de la posguerra. Fue de los primeros escritores en narrar la realidad del país recién terminada la Guerra Civil. La colmena es un mosaico de la sociedad española en su estado físico, emocional y espiritual. Recrea tres días de 1943 en la vida de más de 300 personajes. La mayoría de ellos de clase media baja y de una burguesía en imparable caída en desgracia. Cela hizo un corte en la línea de vida de España representada en una ciudad a través de esa galería de personas que lo único que tienen en común es la asfixia del presente y la incertidumbre del futuro. Una obra que fue publicada en Buenos Aires en 1951 (también con algunos pasajes censurados por el peronismo) y finalmente en España en 1955.

“…La mujer lo suelta y se tira sobre la cama, boca arriba, con los muslos muy separados, cogiéndose la entrepierna con las manos. Doña Celia sale, desnuda, de detrás de la cortina y se echa sobre Lola, le lame todo el cuerpo. Lola la deja hacer. Se tapa la cabeza con la almohada y se mete un dedo por el culo. Sobre la habitación flota el respirar de las dos mujeres: el de Lola, agotado, ansioso el de doña Celia, que ha caído sobre los baldosines haciéndose una paja…”.


 05_1446121985_375092

Copia de 'La colmena' con algunas partes censuradas.

El manuscrito permanecerá en la Biblioteca Nacional. La Fundación Camilo José Cela ha cedido los derechos para su estudio. Marina Castaño y Ana Santos están de acuerdo en hacer una edición completa de La colmena insertando los pasajes inéditos y censurados donde correspondan y según lo había planificado su creador. El texto hallado lo permite porque el escritor señala a qué corresponde cada pasaje. Los expertos titubean. Como poco se haría una edición con estos pasajes en un apéndice. A Castaño le gustaría que la nueva La colmena estuviera lista en 2016 para conmemorar el centenario del natalicio del autor.


 06_1446122013_404848

Copia de 'La colmena' con tachaduras por la censura.

La historia que empieza en el café La Delicia, de doña Rosa, guardaba más secretos y verdades que las conocidas hasta hoy. Esa historia con más penurias, más habladurías, más retratos de la Realidad, más deseos, pulsiones y desfogues de la pasión y el sexo y de gente mendigando alegrías está ahora en la cámara acorazada de la Biblioteca Nacional con pasajes desconocidos como este que termina diciendo:.

“…El hombre de los ajos, sucio, derrotado, con la cara sangrante y la ropa rasgada, gime tirado en el suelo.

“Pierrot” araña la puerta de la alcoba, nadie le hace caso…”.


 07_1446122069_608202

Versión censurada de 'La colmena', por Camilo José Cela.  



Más info

Entrevista a Camilo José Cela por AMELIA CASTILLA
El escritor recibe el Nobel por JESÚS RUIZ MANTILLA
La fuerza telúrica de la carne


Fuente: BNE.es / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 29 Octubre 2015, 13:37; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
DECADENCIAS



Baroja y Cela, juntos




 00_1446109512_447875

De izquierda a derecha, Camilo José Cela, Julio Caro Baroja y Pío Baroja.

Camilo José Cela (1916-2002) con su aire voluntariamente rudo y provocador en público, a las veces hasta un poco hotentote, era en privado un hombre muy cordial y que sabía mucha literatura. Pero tenía que ser en privado. Yo no sabía (hasta este librito que edita Fórcola, Recuerdo de don Pío Baroja, miscelánea de artículos y una conferencia de Cela sobre "el viejo oso vascongado") que un Cela joven fue asiduo visitante del Baroja ya "en la última vuelta del camino", que le pidió un prólogo para La familia de Pascual Duarte, y que habitual de la casa de Ruiz de Alarcón y sus tertulias, fue uno de los que llevó a hombros el féretro de Baroja, el 31 de octubre de 1956, hacia el Cementerio Civil. Entre quienes estaban en casa de Baroja cuando este falleció, el día antes, con 84 años y arterioesclerótico, estaba Hemingway.

Lo del prólogo es curioso y lo narra también Julio Caro, el sobrino. Cela llevó a Baroja una copia de La familia... y le pidió un prólogo, era en 1941. Baroja lo leyó y le gustó "aquel cúmulo de barbaridades" (empezaba el llamado tremendismo) pero le dijo que no al prólogo porque "no quería terminar en la cárcel a su edad". Cela lo aceptó de buen grado y hasta terminaron bebiendo un oporto. Es cierto que varios se han preguntado cómo La familia... logró sortear la férrea censura de la época. Que Camilo fue siempre un incondicional de Baroja, al que juzgaba el mejor novelista español, "el hombre que jamás pidió nada a nadie", se muestra desde una carta abierta que dirige en 1946 al rey de Suecia pidiendo el Nobel para Baroja y que la prensa española incomprensiblemente no publicó entonces, hasta el mismo día de 1989 en que Cela sí recibió ese premio Nobel de literatura.

Con su habitual bravuconería declaró en una entrevista a Blanco y Negro que él era el español que más merecía tal premio pero que "gustoso se lo cedería a su viejo amigo y maestro, Pío Baroja". A Cela le gustaba el individualismo barojiano, su amor a la acción y la aventura, pero sólo en los libros, su fértil caudal de escritura, "su indumentaria que rezuma acogedora displicencia", lo que la torna similar a su prosa que parece desgalichada, pero que lo es con toda intención, en las antípodas de Azorín, de quien sin embargo Baroja fue buen amigo, aficionados a pasear por El Retiro y a las librerías de viejo. Ortega y Gasset es muy citado por Cela, pues muchos han olvidado que el acendrado filósofo fue adicto barojiano como declara en su artículo de 1916, Ideas sobre Pío Baroja.

Solitario, gruñón, tierno, letraherido, Baroja parece un hombre de pura intimidad con boina, gato y mantita en las rodillas. Pero muy a menudo es un grande (y por ello ahí sigue) "el humilde y decente, el íntegro y burlón Pío Baroja". Yo también lo creo. Baroja es un estilista a su modo y un gran escritor porque casi cualquier novela suya que empieces (no hace falta que sea Silvestre Paradox o Camino de perfección) te atrapa su prosa desflecada, y no la sabes dejar. Casi nada.


Por LUIS ANTONIO DE VILLENA / elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Camilo José Cela 
 
Centenario


Cela, 1916-2016: la gana de ir a La Alcarria

EL MUNDO recorre La Alcarria, de Torija a Pastrana pasando por Brihuega, 70 años después de la hazaña literaria de Cela. La belleza de esta tierra rivaliza con la vigencia de la prosa que la inmortalizó.


 00_1454778747_363845

Camilo José Cela, en su primer viaje a a la Alcarria.

Ver vídeo del Centenario de Camilo José Cela: Tercer viaje a la Alcarria.

Al viajero le ha dado la gana de ir a la Alcarria porque es un hermoso país, lo primero, y porque hace 70 años que Camilo José Cela lo recorrió durante nueve días, y en 15 lo puso en su prosa hecha de obviedad y fatalismo, esa prosa donde las cosas son sencillamente lo que parecen porque no pueden ser de otra manera, lo cual es terrible, si se mira bien. Nosotros no bajamos de la calle de Alcalá y tomamos un tren de madrugada en Atocha, sino que conducimos nuestro Volkswagen Polo y vamos anotando mentalmente las mutaciones que el progreso ha obrado en el paisaje según se sale de Madrid por la autovía de Zaragoza.

Atravesamos polígonos horrendos en pos de la España profunda cuyo corazón salió a rascar don Camilo. Torrejón, Azuqueca, Alcalá, Meco... Y al fin las primeras montañas, caprichosos pliegues de arcilla fruncidos como el papel de estraza. Dos ciclistas animan el belén con los colores chillones de sus maillots pedaleando en paralelo a la autovía, y un cernícalo se suspende porque ha visto o ha creído ver algún ratón. Pasado Valdenoches no tardamos mucho en avistar la mole del castillo de Torija, primera etapa de la andadura celiana y de la nuestra. Ofrece Torija a la entrada una bonita picota del silgo XV, restaurada con tanto lucimiento que está pidiendo que le ahorremos al último corrupto la pesada burocracia del garantismo. Pero lo mejor de Torija es su plaza de soportales castellanos, con el ayuntamiento a un lado y al otro -por si acaso- el castillo imponente de los Mendoza, en cuya torre del homenaje han dispuesto el único museo del mundo dedicado a un solo libro: Viaje a la Alcarria.

-Aprovechando que es el año Cela a ver si a la gente le da la ganar de venir a la Alcarria -nos dice Rubén, el alcalde de Torija.

El alcalde reconoce que la Alcarria es ya otra, y en parte gracias al libro del Nobel, quien sin plantearse un escrito de denuncia sino de retrato logró llamar la atención de viajeros sucesivos y de posmodernos turistas, que serán horteras pero traen cuartos de curso corriente. Dinero bienvenido en el asador Pocholo, cuyo caldeado umbral se atraviesa con alivio -Cela viajó un junio pero es que estamos en enero- y donde me sirven vino, duelos y quebrantos y una notable ensalada de perdiz.


Lo mejor de Torija


 000_1454778794_756098

Hemos dicho que lo mejor de Torija es su plaza y no es exacto, porque lo mejor de Torija es el pintor Jesús Campoamor, que abre al viajero las puertas de su casa legendaria. Jesús se amistó con Camilo a finales de los 80, cuando aquel segundo viaje bufo pilotado por la choferesa negra, y desde entonces fueron inseparables. En el salón donde lo entrevisto, abigarrado de arte fino y memorias enmarcadas, celebraron vigilias incalculables Cela y Marina Castaño, Paco Umbral, Manu Leguineche, Leopoldo Calvo-Sotelo y el escultor Otero Besteiro. Una noche a Camilo le dio por ponerse unos calzones largos con lazo para interpretar a Genoveva de Brabante; Otero, cuya sístole y diástole dependían de una válvula mecánica, se agarraba el pecho de risa y rogaba al escritor que parase. A los pocos días sonó el teléfono en casa de Jesús. Era Camilo:

-Campi, que he matado a Otero.

Y en efecto, a Otero se le había parado el corazón en la Ruber. Tampoco es mala muerte.

Campi nos lleva luego a la iglesia de la Asunción: por algo la restauró con sus propias manos. Está cerrada, pero en la casa parroquial nos abre doña María, la madre del cura, a la que sólo le queda un diente. Nos informa de que su hijo se ha ido a pasar la tarde a Alcalá pero nos presta muy amablemente la llave del templo. El presbiterio tiene un arco plateresco que es un primor, y el atrio tiene un angelito kitsch que bordea la blasfemia. Al salir se ha puesto a llover, pero Campi se cala el sombrero e insiste en acompañar al viajero hasta el parador donde Cela pernoctó el primer día de su mítico viaje. Una placa municipal conmemora aquella noche del 6 de junio de 1946, pero una cuadra desvencijada que se conserva junto al remozado establecimiento evoca aquel tiempo con mucha mayor convicción.

"Se llevaba mal con Borges y con Buero, pero era un hombre tierno. Entre tierno y tremendo. Recuerdo la vez en que salíamos de cenar en Tattaglia y a la puerta había un mendigo. Camilo le dio un billete de mil pesetas y le dijo: 'Toma, para que escarmientes'. Comía como una lima. Un día se comió once agujas de ternera y se llevó algunas más en el bolsillo. Cuando se casó con Marina le hice un menhir de 12 metros y 20 toneladas que puso en el jardín. Lo señalaba y gritaba: '¡La po... de Cela!'. Ahora no está de moda, pero Cela volverá". Y el viajero se despide de Campi, testigo de intimidades desde Guadalajara a Estocolmo, a cuya ceremonia sí fue invitado.

A los pies del castillo famoso discurre un regato donde fregaban alegres las lavanderas. Cela, viéndolas, se descubre como un hombre "hecho de renunciaciones". Como todos, oiga. Nos franquea la fortaleza Juan Carlos, de la Diputación. Es uno de esos ejemplos de integración arquitectónica de lo nuevo en lo viejo, suponiendo que eso no comporte siempre un esfuerzo melancólico o un sobrecoste en la subvención. En el castillo hay un templario de cera con pelo de verdad que asusta mucho a los escolares, y tres pisos consagrados a documentar el clásico de Cela con las fotos de los personajes reales, aperos de la Alcarria feudal que pateó, una romana, una collera, un detallado facsímil de su cuaderno de hule o un óleo que lo representa mayestático y remoto, lejos del andariego figurín, desproporcionado -todo cabeza y extremidades-, que imprimió aquí su huella eterna.


Noche en Brihuega

A Brihuega -pasto de mil guerras- entra el viajero de noche y por la Puerta de la Cadena, como hizo el escritor. De un fanal callejero se desprende un humo helado. Muy cerca aúlla un perro estúpido y una hilera de cipreses almena la tapia que sube hasta la posada. Se llega a ella jadeando, con el pulmón lavado a bajo cero por el relente, lo cual es como inhalar formol.

Al día siguiente, el viajero se pone calcetín de lana a la hora en que el sol escala las tejas, y una niebla densa se apega al valle como la criatura en mantillas busca el regazo. Salimos hacia Cifuentes, donde el buhonero Mierdas le contó a Cela su suicidio fallido: se tendió en la vía de Arganda y se acojonó con el tren ya encima, pero la pierna no le dio tiempo a retirarla. El apodo se lo pusieron los samaritanos que lo recogieron al notar que llevaba el pánico cuajado en los pantalones.

Por Masegoso y Moranchel -¡qué sonora nomenclatura la del pueblo alcarreño!- el paisaje se ofrece en tiernos terrones de barbecho. Cifuentes, en cambio, reparte su belleza entre las acequias rumorosas del llano y el románico superior del casco viejo, desde cuyo mirador se domina la plaza soportalada. En la colina cercana se yergue, tan ruinoso como altivo, el castillo de Don Juan Manuel.

Cae la tarde como cae el plomo, pero el camino hasta Budia lo ameniza el agreste paisaje que la carretera va partiendo. Es la Alcarria salvaje que verdea entre el Tajuña y el Tajo, y que deja por eso de ser tan parda como quería Cela. El viajero deja Trillo a la izquierda, y por entre las gasas lenceras de vapor que escupe su central nuclear se transparentan los cerros gemelos que llaman las Tetas de Viana. El viajero cruza Durón sin detenerse, porque quiere llegar con luz a Budia. Allí, como por milagro, parecía estarlo esperando José Luis, que regenta la oficina de turismo y le muestra el hito celiano del pueblo: el calabozo que existe bajo los soportales del consistorio, donde el escritor fue encerrado una noche junto a un gitano que había robado una mula. Cela lo rememora en la dedicatoria a Marañón que abre el libro, y de paso carga contra el buen nombre de Budia de un modo que preocupa a José Luis, casi un nacionalista budiero. El viajero lo tranquiliza y le recuerda que en España la mejor forma de guardar un secreto ingrato es meterlo en un libro.


Final en Pastrana

El viajero llega de noche a Pastrana, donde se acabará lo que se daba como se le acabó a don Camilo. El palacio ducal de Pastrana exhibe la reja adonde la princesa de Éboli, presa en el torreón por orden de Felipe II, tenía permiso para asomarse una sola hora al día. Sería cosa de ver las chispas que lanzaría desde allí con su ojo sano. En la calle Mayor hay una librería donde confirman que el más vendido no es el Pascual Duarte ni La colmena, sino Viaje a la Alcarria. La prosa alcarreña de Cela es tan eficaz, creemos, porque elude la metafísica noventayochista y retorna a la naturaleza pura, al paisaje y al paisanaje con el rigor modesto de lo sensorial. Su secreta poesía, su ritmo narcótico, reside en la solidaridad entre paso y narración, que reproduce una pauta biológica: Cela respira las frases más que escribirlas.

Ya era bonita la Alcarria cuando la poblaron. Lo fue más cuando un gran escritor la literaturizó. Ahora ha ganado bienestar, pero conserva la pausa de sus mesoneras y el silencio de sus alboradas. Y todavía habrá gente a la que no le dé la gana de ir.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario