Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Duque De Lerma (Francisco De Sandoval Y Rojas)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Duque De Lerma (Francisco De Sandoval Y Rojas) 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este sexagésimo segundo trabajo recopilatorio, está dedicado a Francisco de Sandoval y Rojas, primer duque de Lerma, valido de Felipe III, se le considera un gran corrupto, era un personaje atípico, con una personalidad cambiante y gran aficionado a las cartas, aun así prestó algunos buenos servicios a España además de a él mismo.

Dice una coplilla popular que "para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España se vistió de colorado" en clara alusión al duque de Lerma ya que consiguió el capelo cardenalicio momentos antes de su caída, evitando así todo tipo de procesos que le hubieran condenado, sin lugar a dudas. Y es que el duque de Lerma puede ser considerado como el paradigma de la corrupción en España.

dibujo1bDuque de Lerma - Francisco de Sandoval y Rojas, duque de Lerma. Aristócrata español, valido del rey Felipe III (Tordesillas, Valladolid, 1553 - Valladolid, 1625). Era hijo del marqués de Denia y nieto de san Francisco de Borja. Protegido por su padre y por su tío, arzobispo de Sevilla, se educó en la corte de Felipe II. Gradualmente se ganó la confianza del príncipe heredero, hasta el punto de aconsejar su alejamiento de la corte nombrándole virrey de Valencia (1595-97).

Llamado de nuevo por el príncipe, que le nombró su caballerizo mayor como hombre de confianza, el acceso al Trono de Felipe III tras la muerte de su padre en 1598 le permitió hacerse con el poder en la corte. Alejó a los cortesanos más influyentes del reinado anterior y restringió en beneficio propio el acceso a la persona real (organizando continuos viajes del rey e incluso trasladando la corte a Valladolid entre 1601 y 1606). Situó a la gente de su Casa en los puestos clave del poder (oficios de Palacio, secretarías, juntas y consejos) y empleó los recursos de la Monarquía para fortalecer su propia red clientelar mediante el ejercicio del patronazgo.

Las mercedes reales y el poder omnímodo del que dispuso le permitieron amasar una gran fortuna y engrandecer a su Casa con nuevos privilegios, títulos, cargos, rentas, territorios y enlaces familiares. Nacía así la figura del valido, ministro todopoderoso propio de los llamados «Austrias menores» (Felipe III, Felipe IV y Carlos II), monarcas teóricamente absolutos, pero alejados en la práctica de la gestión política por una mezcla de incapacidad e indiferencia; en el caso de Felipe III, era más bien por indiferencia, que Lerma acentuó cultivando la inclinación del rey por la caza, el juego y los deportes.

La política de Lerma comenzó por la reforma de los órganos de gobierno de la monarquía, fortaleciendo las Juntas en detrimento de los tradicionales Consejos, a fin de ganar en agilidad y carácter ejecutivo, al tiempo que se acrecentaba el poder del valido y sus partidarios.

En lo exterior, impuso una política pacifista, reconociendo con realismo las dificultades financieras y militares por las que atravesaba el país: firmó la paz con Francia, Inglaterra y, sobre todo, con Holanda (Tregua de los Doce Años, 1609). La paz permitió reconstruir la Hacienda Real y la explotación de los metales americanos. También fue obra de Lerma la expulsión de España de los moriscos en 1609-14.

Lerma hubo de hacer frente a una facción rival encabezada por su propio hijo, el duque de Uceda, y auspiciada por la reina, que recibiría un inesperado refuerzo por parte de los jefes militares procedentes de Flandes que regresaban a la corte y cuestionaban la política pacifista; el rey recibía memoriales contra los abusos de su valido, mientras en la calle circulaban rumores y pasquines en el mismo sentido. Los enemigos de Lerma aprovecharon en su favor el fracaso del sistema de Juntas, los excesos de nepotismo, avaricia y corrupción cometidos en el ejercicio del patronazgo regio suplantado por el valido y los errores de éste en su relación con las Cortes castellanas.

Lerma fue perdiendo capacidad para situar a sus candidatos en puestos de poder y, en consecuencia, para atraer partidarios; hasta que, perdido también el favor real, hubo de dejar el poder y retirarse a sus dominios en 1618 (con ello salvaguardaba los intereses familiares, ya que le sustituía en la privanza del rey el duque de Uceda, que era hijo suyo).

Antes, y para ponerse a salvo de represalias, se hizo nombrar cardenal en 1618 (y se ordenó sacerdote en 1619), por lo que quedó a salvo del proceso que se abrió contra él y sus «hechuras»; no obstante, el proceso le fue muy desfavorable y murió en medio del mayor desprestigio, después de ver cómo moría su antiguo amigo y protector Felipe III (en 1621) y cómo su hijo perdía el poder en favor de Olivares, para morir él también (en 1624). La línea pacifista seguida por la Monarquía se rompió inmediatamente con el inicio de la Guerra de los Treinta Años (1618-48).
 
Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Gobernantes: Conde-duque de Olivares ;Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santo Domingo de Guzmán; Emprendedores e inventores: Isaac Peral, Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico


0duquedelermaDuque de Lerma. Francisco Gómez de Sandoval Rojas y Borja (Tordesillas, 1553 - Valladolid, 1625) V marqués de Denia, I marqués de Cea, sumiller de Corps, caballerizo mayor, I duque de Lerma desde 1599, primer ministro y valido de Felipe III (1598-1621).

Don Francisco nació en Tordesillas siendo educado en la corte de Felipe II. Su abuelo materno fue Francisco de Borja (San Francisco de Borja). Pertenecía a una familia con tradición en el cargo de Adelantado de Castilla desde 1412.

Fue el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de saber manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos. Por otra parte fue un verdadero mecenas en la ciudad de Lerma en Burgos, donde empleó gran parte de su fortuna en engrandecerla y embellecerla contratando a los más sobresalientes arquitectos y utilizando los mejores materiales.

Por su cargo de ministro del rey se convirtió en el hombre más cercano y de mayor confianza del monarca consiguiendo incluso que este trasladase la Corte de Madrid a Valladolid (1601). El duque efectuó una magistral operación inmobiliaria seis meses antes del traslado, comprando propiedades e invirtiendo en su propio beneficio. Es lo que modernamente se conoce como especulación. Algunas de estas propiedades, como la llamada Huerta de la Rivera, se la vendió años después al rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid. Compró también un palacio a don Francisco de los Cobos, edificio que vendió al año siguiente también al rey y que fue convertido en palacio real.


franciscosandovallerma

El duque de Lerma, por Juan Pantoja de la Cruz (hacia 1600)

El regreso de la corte de Felipe III a Madrid en 1606 se hace también por la influencia y los consejos del duque de Lerma. Los historiadores piensan que este regreso estaba preparado de antemano y que el duque nunca tuvo la intención de abandonar por completo Madrid. Se sabe por los documentos que se conservan que ya en 1603 existen ciertas maniobras y acuerdos entre el alcalde de Madrid y el duque.

Francisco de Sandoval pertenecía a una familia de la nobleza española. Sus padres eran don Francisco de Sandoval, marqués de Denia, y doña Isabel de Borja, hija del duque de Gandía. Su tío el arzobispo de Sevilla, don Cristóbal de Rojas y Sandoval le educó en la corte madrileña de Felipe II y logró introducirle en el puesto de menino del príncipe Carlos, hijo de Felipe II y de su primera mujer María Manuela de Portugal.

A la muerte de su padre, Francisco queda como jefe y responsable de su familia, con más deudas que rentas. Pero el ascenso en su carrera comienza muy pronto con un primer cargo de gentilhombre de cámara del rey. Más tarde, en 1592, pasa a ser gentilhombre de la casa del príncipe Felipe (futuro Felipe III) siendo en ese momento cuando comienza la gran amistad entre los dos personajes. Algunas personas de la corte del rey Felipe II supieron ver desde el principio la gran influencia que el futuro duque de Lerma tenía sobre el príncipe y recomendaron al rey que lo alejase por algún tiempo. Así fue cómo el rey le nombró virrey de Valencia, puesto que ocupó a lo largo de dos años. A su regreso a Madrid el propio príncipe Felipe pidió su nombramiento para caballerizo mayor.


felipe20iii Felipe III

Cuando el príncipe Felipe subió al trono como Felipe III, quiso tener como amigo consejero y hombre de toda su confianza a Francisco de Sandoval quien a partir de ese momento fue el verdadero “rey” de España. Se rodeó de un equipo de gente de su confianza y ditribuyó los puestos más importantes de la corte entre miembros de su familia y amigos. Uno de estos personajes fue Rodrigo Calderón de quien se decía que era “el valido del valido”. En 1599, Felipe III le otorga el título de duque de Lerma, y entra así en la categoría de Grande de España.

En 1601 se traslada la corte a la ciudad de Valladolid; será un breve periodo hasta 1606 en que de nuevo regresa a Madrid. Este traslado se debe al duque de Lerma que así se lo aconsejó al rey. Los historiadores creen que fueron dos los motivos que impulsaron al duque para conseguir este traslado: alejar al rey de la influencia de su tía María de Austria (recluida en el convento de las Descalzas Reales de Madrid), que no veía con buenos ojos la labor de don Francisco y los importantes beneficios financieros que suponían para él este cambio.


blasnduquedelerma

Blasón del Duque de Lerma

El poder del duque de Lerma fue inmenso; llegó a manejar el sello real. Llegó controlar el reino y a tomar él sólo todas las decisiones políticas entre 1599 y 1618. Los incidentes más importantes de su mandato fueron en 1609 con la firma de la tregua con los Países Bajos y la expulsión de los moriscos.


lareinamargaritadeaustr

La reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III. Velázquez. 1635-35. Museo del Prado

La reina Margarita, esposa de Felipe III no era partidaria de los abusos e influencia del duque de Lerma y a su alrededor tenía muchos consejeros descontentos también. Hubo una investigación de las finanzas que fue descubriendo el entramado de corrupción e irregularidades. Empezaron a caer culpables e implicados, entre otros el valido del duque, don Rodrigo Calderón que fue ejecutado en la plaza Mayor de Madrid. Se desencadena una presión en contra del régimen y ante los acontecimientos, el duque aplica una estratagema que salvará su vida: solicita de Roma el capelo cardenalicio que se le concede en 1618, al mismo tiempo que el rey le da permiso para retirarse a sus propiedades de la ciudad de Lerma. Murió en esta ciudad en 1625, retirado de la vida pública.

Cuando le fue concedido el cardenalato corrió por Madrid una coplilla que decía: Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, se viste de colorado.

detalledelrostrodelduquSin embargo, esta versión que cobró arraigo popular en la época, y que situaría al Duque de Lerma como corrupto, está completamente discutida por historiadores como Hermida Balado, Germán Vazquez o Mónica Martínez García, que sitúan al Duque como víctima de una conspiración, orquestada por Gaspar de Guzmán, Conde-Duque de Olivares, por Aliaga, un dominico aragonés nombrado confesor del rey por influencia del de Lerma, y por su propio hijo, el Duque de Úceda, deseoso de sustituir a su padre, y al mismo tiempo, de impedir que Galicia consiguiera el voto en cortes, lucha encabezada por Pedro Fernández de Castro y Andrade, Presidente del Consejo de Italia al momento de la caída del de Lerma, y principal protegido de éste; el De Castro presentó su renuncia a la caída del de Lerma, en la creencia de estar bajo una conspiración cortesana.


duquelermaleoniduquesalermaleoni

Estatuas orentes de los Duques de Lerma (Pompeo Leoni y taller, 1608) Museo Nacional de Escultura



Palacio Ducal de Lerma

palaciolermagr

En la parte más alta de la villa de Lerma está situado el Palacio Ducal, que fue construido aprovechando el emplazamiento de un castillo del siglo XV y se ejecutó según las trazas del arquitecto Francisco de Mora, en sucesivas fases entre los años 1601 y 1617. El Palacio se encarga por órden del primer Duque de Lerma, Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, para aposento, reposo y divertimento en general de su señor, el Rey Felipe III.

El palacio ducal de Lerma (Provincia de Burgos, España) ocupa todo un lateral de la Plaza. En su origen tenía unos inmensos jardines abajo, a la orilla del río con fuentes, palacetes, y siete ermitas, de las que queda una llamada del Cristo. Se conservan todos los documentos referentes a su construcción. Obra del siglo XVII, empezó a construirse en 1601 por encargo del Duque de Lerma.

La portada se corona con un frontispicio sostenido por columnas. La gran puerta de nogal estaba adornada con 520 clavos de bronce. Sobre la puerta se ven dos escudos del duque, festoneados con laurel. Las rejas de las ventanas y balcones estaban pintadas de azul y oro.


palaciolerma2gr

Patio. En el cuerpo inferior hay arcos de medio punto por cada lado. Los fustes son de granito de una sola pieza (las canteras eran propiedad del duque). En el cuerpo superior las columnas no sostienen arcos sino un friso corrido y entre medias hay balcones de hierro y ventanas que en su día fueron de madera de nogal.

El palacio tiene cuatro torres en los ángulos con los chapiteles también recuperados después de las obras de rehabilitación. Ningún palacio podía tener más de dos torres, salvo el de los reyes, pero al duque de Lerma se le concedió este privilegio, tal era su gran poder en la Corte


palacioducaldelerma

Durante la Guerra Civil Española el Palacio Ducalde Lerma, se utilizó el edificio como cárcel. En la actualidad (año 2006) es un Parador Nacional de Turismo.



Personajes de aquella época


Felipe III


4felipe3mw9

Felipe III de Austria (o Habsburgo) (Madrid, 14 de abril de 1578 — ibid. 31 de marzo de 1621), llamado El Piadoso, rey de España y Portugal desde el 13 de septiembre de 1598 hasta su muerte. Era hijo y sucesor de Felipe II y de Ana de Austria (1549-1580). En 1598 contrajo matrimonio con la archiduquesa Margarita de Austria-Estiria, hija del archiduque Carlos II de Estiria y de María Ana de Baviera, nieta del emperador Fernando I. Su reinado supuso una transición entre el apogeo de Carlos I y Felipe II y la decandecia que representarían Felipe IV y Carlos II.

Aficionado al teatro, a la pintura y, sobre todo, a la caza, delegó los asuntos de gobierno en manos de su valido, el duque de Lerma, el cual, a su vez, delegó en su valido personal Rodrigo Calderón; por influencia del duque, la corte española se trasladó temporalmente a Valladolid (1601), volviendo luego a Madrid (1606). Murió en Madrid, el 31 de marzo de 1621, a causa de fiebres y erisipela. Bajo su reinado la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor hegemonía imperial y mayor expansión territorial [cita requerida], consecuencia denominada como Pax Hispánica. Aunque el imperio llegaría a alcanzar su cenit durante el reinado de Carlos III, en torno al año 1790.


0felipeiiijuanpantojadebe3

Felipe III. Juan Pantoja de la Cruz

Títulos. Don Phelippe, por la Gratia de Dios, Rey de Castilla, de Leon, de Aragon, de las dos Sicilias, de Hierusalem, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valentia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdena, de Cordoua, de Corcega, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, de Algezira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas y Tierra firme del Mar Oceano,  Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brauante y de Milan, Conde de Habspurg,de Flandes, de Tirol y de Barcelona, Senor de Bizcaya y de Molina, &c.


4felipeiiisentadoch9

Política interior. La política del duque de Lerma se dirigió al mantenimiento de la paz internacional, a expulsar a los moriscos y a su deseo de enriquecimiento personal, tanto económico como político. A lo largo del reinado se sucedieron las reformas institucionales para solucionar los problemas de corrupción e inoperancia que aquejaban a la administración de la Monarquía: aparte de los cambios introducidos en el tradicional sistema de Consejos, se extendió cada vez más el recurso a las Juntas, órganos destinados a mermar el poder de aquéllos en favor de un gobierno más ágil y coherente, pero que no produjeron el resultado apetecido (Junta de Guerra de Indias, Junta de Desempeño, Junta de Hacienda de Portugal…). Los problemas financieros, que se arrastraban desde el reinado anterior, hicieron al rey dependiente de las Cortes, a las que hubo de reunir con más frecuencia que sus antecesores para que le otorgaran los recursos imprescindibles para mantener la acción exterior de la Monarquía (servicios de millones).

Los hechos más significativos de la política interior durante el reinado de Felipe III fueron: la expulsión de los moriscos de La Península y adopción de la moneda de vellón a gran escala para las transacciones en el interior de la Península.


3felipeiiideespaadiegovyn5

Felipe III de España. Diego Velázquez. 1634. Museo del Prado

Expulsión de los moriscos. En 1609 se decretó la expulsión de los moriscos de España por los siguientes motivos:

La actitud de cristianos poco convencidos, en un Estado defensor del catolicismo. Su posible alianza con los turcos y berberiscos que atacaban constantemente las costas de Levante. Su impopularidad entre la población. La necesidad del Estado de controlar sus riquezas y valores.

Entre 1609-1610 se llevó a cabo su salida de la península. Para esta operación fueron movilizados 30.000 soldados y la Armada fue la encargada de su transporte hasta Túnez o Marruecos. Se expulsó a unos 300.000 moriscos aproximadamente.

Esta medida afectó considerablemente al Reino de Valencia, a las vegas de Aragón y a las huertas de Murcia. La pérdida de mano de obra y de propietarios que pagasen rentas en esas zonas disminuyeron considerablemente. Los cultivos de azúcar y arroz tuvieron que ser sustituidos por la morera, la viña y el trigo. Al drama humano de miles de personas obligadas a abandonar sus casas, se le sumó la persecución sufrida más tarde en Marruecos. Además de la pérdida de muchos súbditos, la variedad cultural - conseguida por los Reyes Católicos - desapareció durante siglos.


dibujo2p

Destitución del duque de Lerma. En 1618 la corrupción alcanzó niveles intolerables en la corte de Madrid. El Rey destituyó al duque de Lerma y nombró como sucesor al hijo de éste, el duque de Uceda, que mandó detener a Rodrigo Calderón, figura emblemática del régimen de su padre.

Política exterior. Inglaterra. Con la llegada al trono de Jacobo I de Inglaterra, se convirtió en un sólido aliado para España. En agosto de 1604 se firmó la Paz de Londres, mediante el cual las relaciones comerciales y diplomáticas entre ambos países mejorarían.

Felipe II de España había legado estos territorios a su hija Isabel Clara Eugenia y a su marido, el archiduque Alberto, con la condición de que al morir sin herederos, éstos terrenos volverían a formar parte de la Corona española. La igualdad de fuerzas entre las provincias rebeldes del norte - protestantes luteranos- y los territorios meridionales - aliados de España-, el agotamiento tras la guerra y los buenos oficios de los nuevos gobernantes condujeron a la firma en 1609 de la Tregua de los Doce Años con las Provincias Unidas. Ésta supuso la independencia de facto para los holandeses y permitió el inicio de su expansión por el Caribe y las Indias Orientales.

Con la muerte de Enrique IV de Francia - partidario de la guerra contra España- se produjo una época de inestabilidad en el reino francés. La reina regente, María de Médicis, pidió ayuda a España en la lucha contra los hugonotes. Así la paz con Francia, que Felipe II de España había concertado en sus últimos momentos (Vervins, 1598) quedó consolidada en 1615, mediante sendos matrimonios del rey francés con una infanta española y del príncipe heredero de España (el futuro Felipe IV) con Isabel de Borbón.


duquedeosuna

El duque de Osuna, virrey de Nápoles, y el marqués de Villafranca, gobernador en Milán, dirigieron la política de la Monarquía hispánica en Italia, que encontró resistencia del reino de Saboya y de la república de Venecia. Para asegurar la conexión entre el Milanesado y los Países Bajos se abrió una nueva ruta a través de la Valtelina, en Suiza y en 1618 se produjo la conjuración de Venecia, en la que las autoridades emprendieron una persecución contra agentes pro-españoles.


3reydeespaaportugalnpolmt1

Felipe III. Rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia y Cerdeña, Duque de Milán

Guerra de los Treinta Años (1618 a 1648)  Enfrentamiento entre católicos y protestantes en Bohemia.
Intervención de Felipe III de España (1618 a 1621). El emperador Fernando II de Habsburgo pidió ayuda a sus familiares españoles para hacer frente la rebelión de alemanes protestantes. España, aliada de Austria y de Baviera (que encabezaba a los príncipes alemanes de la Liga Católica), se enfrentó a los protestantes bohemios apoyados por el Palatinado (que encabezaba a los príncipes alemanes de la Unión Protestante). La victoria de las tropas españolas mandadas por Ambrosio de Spínola en el Palatinado, y de las tropas de la Liga mandadas por el conde de Tilly - Johan Tzerelae - en Bohemia - en la batalla de la Montaña Blanca en 1620 contra los checos- .

Con Felipe III, pese a ser en muchas ocasiones un rey denostado por la historigrafía tradicional, la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor expansión territorial (con la adquisición de nuevos territorios tales como Finale, diversas plazas norteafricanas como Larache o La Mamora, además de las nuevas conquistas en tierras americanas), pero no solo eso, sino que durante su reinado tuvo su esplendor lo que se ha dado en llamar el Siglo de Oro español, ya que no hay que olvidar que durante estos años Miguel de Cervantes escribió El Quijote, Lope de Vega y Luis de Góngora comenzaron a escribir las que hoy se consideran obras maestras de la literatura universal,... Además pese a que muchos historiadores han querido ver en la famosa Pax Hispánica un gesto de debilidad por parte de la Monarquía, lo cierto es que ésta formaba parte de una gran estrategia que permitiría a España recuperar su fuerza militar y económica mediante engañosos señuelos a sus adversarios para apartarlos de sus empresas militares. De hecho tanto Felipe III como sus consejeros pretendían que la tregua durase sólo hasta que España pudiese reanudar sus luchas y derrotar así a sus enemigos. De hecho Felipe III ha sido juzgado mucho más severamente que lo han sido su hijo, Felipe IV, y el valido de éste, Olivares, más favorablemente que Lerma, algo que resulta sorprendente si se comparan los resultados de sus respectivos gobiernos. Por tanto, cabe afirmar que bajo el reinado del tercer Felipe España alcanzó su verdadero cenit.


4margaritadeaustriaya3

Margarita de Austria-Estiria


Felipe III y la reina Margarita de Austria-Estiria tuvieron ocho hijos:

Ana María Mauricia (22 de septiembre de 1601; † 20 de enero de 1666), reina consorte de Francia, esposa de Luis XIII.
María (*/† 1 de febrero de 1603).
Felipe (8 de abril de 1605; † 17 de septiembre de 1665), futuro Felipe IV casado con Isabel de Borbón.
María Ana (18 de agosto de 1606; † 13 de mayo de 1646), emperatriz del Sacro Imperio, esposa de Fernando III.
Carlos de Austria (15 de septiembre de 1607; † 30 de julio de 1632).
Fernando (16 de mayo de 1609 ó 24 de mayo de 1610; † 9 de noviembre de 1641), conocido como el Cardenal-Infante.
Margarita (*/† 24 de mayo de 1610).
Alfonso (*/† 22 de septiembre de 1611).


estatuadefelipeiiideespwo1

Estatua de Felipe III de España en la Plaza Mayor. Madrid. La estatua ecuestre de Felipe III que se encuentra en el centro de la Plaza Mayor fue comenzada por el escultor italiano Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Fue regalada al rey español por el entonces Gran Duque de Florencia, estando inicialmente situada en la Casa de Campo. En 1848 la Reina Isabel II ordena su traslado desde su emplazamiento anterior a la Plaza Mayor. Actualmente, en el pedestal de la estatua, figura esta inscripción:


zzzit4

La reina doña Isabel II, a solicitud del Ayuntamiento de Madrid, mandó colocar en este sitio la estatua del señor rey don Felipe III, hijo de esta villa, que restituyó a ella la corte en 1606, y en 1619 hizo construir esta Plaza Mayor. Año de 1848.



Felipe IV


0felipeiv

Felipe IV de España (Felipe de Habsburgo y Habsburgo).-(1605-1665). Hijo de Felipe III de España y de la archiduquesa Margarita de Austria. Nace en Valladolid. Durante su reinado destacó su lucha para mantener a flote a todas las provincias (que no hubiera sublevaciones, ante el problema económico y político del gobierno) y mantener a los Estados Europeos unidos, manteniendo así la supremacía española.

Durante su reinado, los ingleses se apoderaron de la isla española de Jamaica. La independencia de Portugal con España se hizo patente en 1640. A parte de todos estos problemas políticos y económicos que llevó a España a la bancarrota. En la época en que fue rey, las letras y el arte español se hizo con una fama incomparable en toda Europa y en las colonias españolas en América. Fue conocido como el “rey ausente” o “el rey mecenas” ya que era muy reacio a entrar en política y se interesaba tan solo lo normal. Su razón se centraría en la cultura, su gran pasión. Felipe II- su abuelo- ya declaraba que su reino lo dejaba en manos de su hijo Felipe III que no era apto para el gobierno y que los sueños de su padre el emperador acabarían dejándose de lado y dejando a la nación fuera de buen recaudo. Podemos sentenciar que visto esta visión de futuro no iba el rey nada mal encaminado sobre su hijo y el futuro de España. A partir de Felipe III, cuando los válidos toman más importancia y su papel era cada vez de mayor peso en la sociedad, la monarquía española hasta Carlos II se iba acabando. Tan solo un Borbón podía poner a flote un imperio a puertas del derrumbe y a una monarquía desintegrada, Felipe V, nieto de Felipe IV.

Felipe IV fue hombre de gran cultura y mecenas de las artes, adquiriendo para la Corona más de 800 cuadros, la mayoría expuestos o guardados en la actualidad en el Museo del Prado, de artistas como Diego Velázquez, Giovanni Lanfranco, Aniello Falcone, Fray Juan Bautista Maino, Claudio de Lorena o Nicolas Poussin.


felipeivenfragaporvelzq

Felipe IV en Fraga por Velázquez, 1644, Colección Frick, Nueva York



El Conde-duque de Olivares


89516756Conde-duque de Olivares - Gaspar de Guzmán y Pimentel. Valido del rey Felipe IV de España (Roma, 1587 - Toro, Zamora, 1645). Segundón de una rama menor de la casa de Medina Sidonia, inició una carrera eclesiástica estudiando en la Universidad de Salamanca. Sin embargo, la muerte de sus dos hermanos mayores le convirtió en heredero y le hizo abandonar los estudios para acompañar a su padre, el conde de Olivares, en la corte de Felipe III (1604-07).

Al heredar el mayorazgo se retiró a Sevilla para administrar sus dominios. Pero regresaría a la corte en 1615 como gentilhombre de cámara del príncipe; desde ese cargo se ganó la confianza del futuro rey y se alineó, bajo la protección de su tío Baltasar de Zúñiga, en la facción del duque de Uceda, opuesta a la del valido duque de Lerma.

Afianzó sus posiciones en el periodo de declive del poder de Lerma y posteriormente se deshizo de la tutela de Uceda; de manera que, cuando accedió al Trono Felipe IV en 1621, Olivares pasó a controlar la situación, acumulando múltiples cargos palaciegos y regulando el acceso a la persona del monarca. Y cuando murió su tío en 1622, se convirtió en una especie de ministro universal del rey.

En un primer momento se dedicó a eliminar de la corte a los miembros de las facciones de Lerma y Uceda, condenando con castigos ejemplares los abusos del reinado anterior, pero también situando en los puestos clave a sus propios parientes, amigos, clientes y «hechuras», al tiempo que acumulaba para su casa títulos, rentas y propiedades. Su poder personal quedó reforzado mediante el recurso a las juntas, con las cuales tendió a suplantar el mecanismo de gobierno tradicional de los Consejos.

El programa político de Olivares está contenido en el Gran Memorial que presentó al rey en 1624. Considerando que la autoridad y reputación de la Monarquía se habían deteriorado, proponía un plan de reformas encaminadas a reforzar el poder real y la unidad de los territorios que dominaba, con vistas a un mejor aprovechamiento de los recursos al servicio de la política exterior.

En su opinión, la eficacia de la maquinaria bélica de la monarquía, sostén de su hegemonía en Europa, dependía de la capacidad para movilizar los recursos de sus reinos, tendiendo a una administración más ejecutiva y centralizada; es lo que se llamó la Unión de Armas, proyecto para incrementar el compromiso de todos los reinos de España (tal expresión era utilizada en el documento) para compartir con Castilla las cargas humanas y financieras del esfuerzo bélico. Aquel proyecto de Monarquía más cohesionada y más ejecutiva no llegó a hacerse realidad, por la oposición de los poderes locales representados en las Cortes. Pero ello no hizo desistir a Olivares de su política belicista, encaminada a recuperar el dominio de los Países Bajos y la supremacía sobre Francia.

Sin nuevos recursos financieros, las guerras provocaron un endeudamiento creciente, hasta llegar a la bancarrota de 1627. Desde entonces, las derrotas militares se sucedieron, abriendo el camino para la decadencia del poderío español en Europa: la Monarquía había perdido las buenas relaciones con la Inglaterra de los Estuardo al fracasar las negociaciones para casar a la infanta María con el príncipe de Gales; se había enfrentado con Francia al tomar partido en la disputa sucesoria de Mantua (Guerra de Monferrato, 1628-31); y al no prorrogar la Tregua de los Doce Años con Holanda, hubo de afrontar una guerra desastrosa simultáneamente contra Holanda, Inglaterra, Francia y Dinamarca, en el marco del conflicto general europeo de la Guerra de los Treinta Años (1618-48).

elcondeduquedeolivaresp

El Conde-Duque de Olivares, por Diego Velázquez. 1637-1638. Óleo sobre cobre. 10 x 8 cm. (ovalo). Palacio Real de Madrid.

Olivares protagonizó en 1627-35 un último intento de imponer sus reformas por la vía autoritaria, pero las resistencias fueron mayores y, unidas a las derrotas militares, minaron el prestigio del valido. Tras un primer sobresalto con el motín de la Sal de Vizcaya (1630-31), el descontento de los reinos periféricos estalló por fin en 1640 con las rebeliones simultáneas de Portugal (que conduciría a su independencia) y de Cataluña (que no sería sofocada hasta 1652), a las que se unió la conspiración del duque de Medina Sidonia en Andalucía.

En 1643 Felipe IV prescindió por fin del conde-duque (así llamado por ser conde de Olivares y duque de Sanlúcar la Mayor), que se retiró a convalecer de sus achaques en su señorío de Loeches, cerca de Madrid. Incluso entonces, los detractores del antiguo valido siguieron formulando acusaciones contra él hasta que consiguieron que el rey le desterrara más lejos, a la villa de Toro (1643), y que fuera procesado por la Inquisición (1644).

retratoecuestredelconde

Retrato ecuestre del conde-duque de Olivares. Velázquez. 1638. Óleo sobre lienzo. 313 x 239 cm. Museo del Prado.




0lopedevegaesunodelosms

Lope de Vega. Fue uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal. Procedía de una familia humilde y su vida fue sumamente agitada y llena de lances amorosos. Fue gran amigo de Quevedo.



luisdegngorayargoteenem

Luis de Góngora, (Córdoba, 11 de julio de 1561 – ibídem, 23 de mayo de 1627) fue un sacerdote, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida como culteranismo o gongorismo, que más tarde imitarían otros artistas. Escribió unos maravillosos poemas, romances, y letrillas. Fueron también muy conocidas sus fábulas y soledades. Góngora llegó ser el capellán personal de Felipe III de España.
Fue enemigo de Lope de Vega y Francisco Quevedo. Góngora murió mucho tiempo antes del conflicto de 1640.



franciscodequevedograna

Francisco de Quevedo (1580-1645). Fue un noble, político y escritor español del Siglo de Oro, uno de los más destacados de la historia de la literatura española. Ostentó los títulos de Señor de La Torre de Juan Abad y Caballero de la Orden de Santiago. Fue gran amigo de Lope de Vega. Al contrario de Góngora, Quevedo, si vivió el conflicto de 1640 y el final de la trayectoria política del Conde-Duque de Olivares. Quevedo escribió poesía satírica, ligera y burlesca. Opinó sobre la política española y participó de lleno en los encuentros de la corte de Felipe IV.

Frase a recordar de Quevedo, bastante significativo: “Quien alivia al rey del trabajo y la fatiga de su cargo es un ladrón, pues le quita el honor, el orgullo y los frutos de ese cargo”.



tirsodemolina

Tirso de Molina (seudónimo de fray Gabriel Téllez) nacido en Madrid, el 24 de marzo de 1579 y fallecido en Almazán (Soria) el 12 de marzo de 1648. Fue un dramaturgo, poeta y narrador español del Barroco. Fue discípulo de Lope de Vega, a quien conoció como estudiante en Alcalá de Henares.



79235031

Calderón de la Barca. (Madrid, 1600-id., 1681) Fue un escritor, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro. Constituye uno de los pies del trípode glorioso del teatro de oro español, junto con "el mostruo" Lope de Vega y el grande Tirso de Molina. Calderón no podía por menos que partir de las pautas dramáticas establecidas por Lope de Vega. Pero su obra, ya plenamente barroca, tal vez alcance mayor grado de perfección técnica y formal que la de Lope. De estilo más sobrio, Calderón pone en juego menor número de personajes y los centra en torno al protagonista, de manera que la obra tiene un centro de gravedad claro, un eje en torno al cual giran todos los elementos secundarios, lo que refuerza la intensidad dramática.



migueldecervantessaaved

Miguel de Cervantes, fue un novelista, poeta y dramaturgo español. Supónese que nació el 29 de septiembre de 1547 en Alcalá de Henares y murió el 22 de abril de 1616 en Madrid, pero fue enterrado el 23 de abril y popularmente se conoce esta fecha como la de su muerte. Es considerado la máxima figura de la literatura española. Es universalmente conocido, sobre todo por haber escrito El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal. Se le ha dado el sobrenombre de Príncipe de los Ingenios. Cervantes admiraba el ingenio y fama de Lope, aunque con él estaba ciertamente resentido.

Cita: El llamado Fénix de los ingenios y Monstruo de la Naturaleza (por Miguel de Cervantes)



Libros:


libro


0portadadellibrolapolti

La Política Internacional de Felipe IV, enlace: http://www.latindex.com/cultura/FelipeIV/



0elduquedelermaporpedro

El duque de Lerma, por Pedro Pablo Rubens, 1603 (Museo del Prado).



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al Duque de Lerma, un personaje trascendente en nuestra historia, aunque en este caso más por lo malo que por lo bueno, pues sabido es que se le considera el gran corrupto de su época.


Fuentes y agradecimientos a: Wikipedia, artehistoria, ushistoryimages, biografiasyvidas, hispanus, fuenterrebollo, naturayeducacion, artehistoria, santuariodeloyola y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario