Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Conde-duque De Olivares
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Conde-duque De Olivares 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este Quincuagésimo séptimo trabajo recopilatorio, está dedicado al Conde-duque de Olivares, valido de Felipe IV. Quizá el Conde-duque de Olivares, no ha sido reconocido por la historia, realizó una enérgica política exterior que buscaba mantener la hegemonía española en Europa, lo que le valió no pocos enemigos, de cualquier forma creo que es un personaje relevante e interesante en nuestra historia para dedicarle un trabajo.

89516756Conde-duque de Olivares - Gaspar de Guzmán y Pimentel. Valido del rey Felipe IV de España (Roma, 1587 - Toro, Zamora, 1645). Segundón de una rama menor de la casa de Medina Sidonia, inició una carrera eclesiástica estudiando en la Universidad de Salamanca. Sin embargo, la muerte de sus dos hermanos mayores le convirtió en heredero y le hizo abandonar los estudios para acompañar a su padre, el conde de Olivares, en la corte de Felipe III (1604-07).

Al heredar el mayorazgo se retiró a Sevilla para administrar sus dominios. Pero regresaría a la corte en 1615 como gentilhombre de cámara del príncipe; desde ese cargo se ganó la confianza del futuro rey y se alineó, bajo la protección de su tío Baltasar de Zúñiga, en la facción del duque de Uceda, opuesta a la del valido duque de Lerma.

Afianzó sus posiciones en el periodo de declive del poder de Lerma y posteriormente se deshizo de la tutela de Uceda; de manera que, cuando accedió al Trono Felipe IV en 1621, Olivares pasó a controlar la situación, acumulando múltiples cargos palaciegos y regulando el acceso a la persona del monarca. Y cuando murió su tío en 1622, se convirtió en una especie de ministro universal del rey.

En un primer momento se dedicó a eliminar de la corte a los miembros de las facciones de Lerma y Uceda, condenando con castigos ejemplares los abusos del reinado anterior, pero también situando en los puestos clave a sus propios parientes, amigos, clientes y «hechuras», al tiempo que acumulaba para su casa títulos, rentas y propiedades. Su poder personal quedó reforzado mediante el recurso a las juntas, con las cuales tendió a suplantar el mecanismo de gobierno tradicional de los Consejos.

El programa político de Olivares está contenido en el Gran Memorial que presentó al rey en 1624. Considerando que la autoridad y reputación de la Monarquía se habían deteriorado, proponía un plan de reformas encaminadas a reforzar el poder real y la unidad de los territorios que dominaba, con vistas a un mejor aprovechamiento de los recursos al servicio de la política exterior.

En su opinión, la eficacia de la maquinaria bélica de la monarquía, sostén de su hegemonía en Europa, dependía de la capacidad para movilizar los recursos de sus reinos, tendiendo a una administración más ejecutiva y centralizada; es lo que se llamó la Unión de Armas, proyecto para incrementar el compromiso de todos los reinos de España (tal expresión era utilizada en el documento) para compartir con Castilla las cargas humanas y financieras del esfuerzo bélico. Aquel proyecto de Monarquía más cohesionada y más ejecutiva no llegó a hacerse realidad, por la oposición de los poderes locales representados en las Cortes. Pero ello no hizo desistir a Olivares de su política belicista, encaminada a recuperar el dominio de los Países Bajos y la supremacía sobre Francia.

Sin nuevos recursos financieros, las guerras provocaron un endeudamiento creciente, hasta llegar a la bancarrota de 1627. Desde entonces, las derrotas militares se sucedieron, abriendo el camino para la decadencia del poderío español en Europa: la Monarquía había perdido las buenas relaciones con la Inglaterra de los Estuardo al fracasar las negociaciones para casar a la infanta María con el príncipe de Gales; se había enfrentado con Francia al tomar partido en la disputa sucesoria de Mantua (Guerra de Monferrato, 1628-31); y al no prorrogar la Tregua de los Doce Años con Holanda, hubo de afrontar una guerra desastrosa simultáneamente contra Holanda, Inglaterra, Francia y Dinamarca, en el marco del conflicto general europeo de la Guerra de los Treinta Años (1618-48).

Olivares protagonizó en 1627-35 un último intento de imponer sus reformas por la vía autoritaria, pero las resistencias fueron mayores y, unidas a las derrotas militares, minaron el prestigio del valido. Tras un primer sobresalto con el motín de la Sal de Vizcaya (1630-31), el descontento de los reinos periféricos estalló por fin en 1640 con las rebeliones simultáneas de Portugal (que conduciría a su independencia) y de Cataluña (que no sería sofocada hasta 1652), a las que se unió la conspiración del duque de Medina Sidonia en Andalucía.

En 1643 Felipe IV prescindió por fin del conde-duque (así llamado por ser conde de Olivares y duque de Sanlúcar la Mayor), que se retiró a convalecer de sus achaques en su señorío de Loeches, cerca de Madrid. Incluso entonces, los detractores del antiguo valido siguieron formulando acusaciones contra él hasta que consiguieron que el rey le desterrara más lejos, a la villa de Toro (1643), y que fuera procesado por la Inquisición (1644).

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús; Emprendedores o inventores: Isaac Peral, Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico:


0retratodedongaspardegu

Conde-Duque de Olivares - Gaspar de Guzmán y Pimentel (Roma, 6 de enero de 1587 - Toro, 22 de julio de 1645), noble y político español, III conde de Olivares y I duque de Sanlúcar la Mayor, conocido como el Conde-Duque de Olivares, valido del rey Felipe IV.

Padre de Pedro Pérez de Guzmán y Zúñiga, I conde de Olivares, y bisnieto del III duque de Medina-Sidonia, nació en Roma, donde su padre, Enrique de Guzmán, era embajador de España. Vivió en Italia hasta los doce años, pues su padre fue sucesivamente virrey de Sicilia y de Nápoles. Como tercer hijo de esa rama menor de la poderosa Casa de Medina-Sidonia, se le destinó a la carrera eclesiástica. A los catorce años fue enviado a estudiar derecho canónico a la Universidad de Salamanca. Sin embargo, las muertes sucesivas de sus dos hermanos mayores le convirtieron en heredero del título, de forma que tuvo que abandonar los estudios para acompañar a su padre, el conde de Olivares, en la corte de Felipe III (1604) donde éste había sido nombrado miembro del Consejo de Estado y Contador Mayor de Cuentas. Al morir su padre (1607), heredó el mayorazgo de Olivares y se concentró en cortejar a su prima, Inés de Zúñiga y Velasco, con la que se casaría ese año, con la pretensión de obtener el título de grande. Ante el fracaso en esta pretensión, se retiró a Sevilla para administrar sus dominios. Allí pasaría ocho años y compraría la jurisdicción de la villa de Bollullos de la Mitación.

elcondeduquedeolivaresd

El Conde-Duque de Olivares, de Velázquez. 1638. Óleo sobre lienzo. 67 x 54,5 cm. Museo del Hermitage. San Petersburgo. Rusia


Ascenso al poder

En 1615 consiguió que el duque de Lerma le nombrase gentilhombre de cámara del príncipe Felipe (el futuro Felipe IV), con lo que regresó a la corte. Desde ese cargo intervino en las luchas de poder entre el valido del rey, el duque de Lerma y su hijo, el duque de Uceda, apoyando a este último. A la caída de aquel, en 1618, Olivares se encontró formando parte de la facción ganadora. Desde ese papel, emprendió la creación de un polo de poder alternativo, apoyándose en su tío Baltasar de Zúñiga, que había sido llamado a la corte en 1617 por el duque de Uceda, a sugerencia de Olivares. Éste, hombre inteligente y de gran influencia, supo hacerse con el favor del futuro Felipe IV, de forma que cuando accedió al trono en 1621 le nombró primer ministro en lugar del duque de Uceda. La facción de Olivares ha salido triunfante. El 10 de abril de ese año, el rey concede a Olivares, utilizando la fórmula convencional ("Conde de Olivares, cubríos"), el título de grande de España. Finalmente, a la muerte de su tío en 1622, se hizo cargo del gobierno como valido.

Sus cargos formales en la corte fueron, desde 1622, sumiller de corps y caballerizo mayor con los que se garantizaba el acceso constante a la persona del rey, tanto dentro de Palacio como cuando salía de caza, e incluso con la obligación de dormir en sus aposentos. Desde 1636 también fue camarero mayor. Aparte de otras dignidades y oficios, llegó a ser Comendador Mayor de la orden de Alcántara, Alcaide del Alcázar de Sevilla, Gran Canciller de Indias, General de la caballería española, Tesorero general de la Corona de Aragón y Teniente General. Tuvo asiento en las Cortes de Castilla.


elcondeduquedeolivaresdm

El Conde-Duque de Olivares, de Velázquez. 1622-1627. Óleo sobre lienzo. 216 x 129,5 cm. The Hispanic Society of America. New York. Estados Unidos



Obra como ministro

Una vez dueño de la situación, inició una actividad trepidante. En el interior trató de llevar a cabo un amplio programa de reformas, mientras que en el exterior tuvo que hacer frente a una serie de compromisos bélicos ocasionados por la reanudación de la guerra con Holanda, el apoyo a los Habsburgo austriacos y la enemistad de Francia, dirigida por el cardenal Richelieu.

Entre las reformas internas, llevó a cabo una campaña contra la venalidad y corrupción del anterior reinado, eliminando de la Corte a los miembros de las facciones de Lerma y Uceda, condenando con castigos ejemplares los abusos del reinado anterior (al tiempo que, para afianzar su poder, situaba en puestos clave a sus propios parientes, amigos y clientes, y acumulaba para su casa títulos, rentas y propiedades) y la sustitución del sistema de gobierno tradicional de los consejos por una serie de juntas, que abarcaban diversos ramos de la administración pública (Armada, Sal y Minas, Obras y Bosques, Limpieza y Población), o bien cumplían otras funciones como la Junta de Reformación, que velaba por la moralidad de la Corte, o la Junta de Ejecución, organismo ejecutivo para la adopción rápida de decisiones. También trató de implantar una serie de medidas económicas de corte mercantilista, como incentivos a las manufacturas de lana y seda, fomento del comercio, medidas proteccionistas..., que, sin embargo, no llegaron a cuajar ante la falta de vigor y constancia.


elcondeduquedeolivaresdg

El Conde-Duque de Olivares, de Velázquez. 1624. Museo de lArte de Sao Paulo. Brasil

Sin embargo, los proyectos más ambiciosos se referían a la Hacienda y consistieron en la supresión del impuesto de los millones, la creación de unos erarios estatales para la financiación de las obras públicas y el fin de las acuñaciones masivas del reinado anterior, a fin de contener la inflación. No obstante, todas las reformas se estrellaron siempre con el hecho fundamental de la ruina de la economía de los reinos de la monarquía y la pérdida de crédito internacional.

El conde-duque también se preocupó del problema fundamental de la monarquía, consistente en la diversidad de prerrogativas reales en cada uno de los reinos de la monarquía. El programa político de Olivares está contenido en el Gran Memorial que presentó al rey en 1624 y en el que se sugiere una solución diametralmente opuesta a las que habían ensayado anteriores soberanos, introduciendo la uniformidad legal en los diversos reinos. Para ello, proponía un plan de reformas encaminadas a reforzar el poder real y la unidad de los territorios que dominaba, con vistas a un mejor aprovechamiento de los recursos al servicio de la política exterior. En su opinión, la eficacia de la maquinaria bélica de la monarquía, sostén de su hegemonía en Europa, dependía de la capacidad para movilizar los recursos de sus reinos, lo cual requería una administración más ejecutiva y centralizada. Esto es lo que se llamó la Unión de Armas, proyecto para incrementar el compromiso de todos los reinos de España (tal expresión era utilizada en el documento) para compartir con Castilla las cargas humanas y financieras del esfuerzo bélico. De esta forma, se preveía la creación de una reserva común de 140.000 hombres, aportados proporcionalmente a su población por todos los reinos de la monarquía. Esta medida fue interpretada por los territorios de la Corona de Aragón (Reino de Aragón, Condado de Cataluña, Reino de Valencia y Reino de Mallorca) como un peldaño más en su sumisión a la monarquía.

En el exterior, aunque Olivares deja a un lado las campañas imperialistas y agresivas, se concentra en la defensa de los bienes heredados del siglo anterior. Los Países Bajos y Alemania son los escenarios donde se lleva a cabo esta lucha por la supervivencia. La lucha ya había comenzado en Alemania en 1618, con el desencadenamiento de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648). Los Habsburgo españoles no se involucran directamente, sino que envían dinero y hombres a sus parientes austriacos. Estas tropas colaboran en el aplastamiento de la rebelión bohemia, al tiempo que se invade el Bajo Palatinado. La rebelión de los católicos de la Valtelina contra sus señores protestantes de la Liga Grisona permitía estacionar tropas españolas en el valle y proteger el camino español entre Génova y los Países Bajos (operación refrendada por el tratado de Monzón en 1626). Con respecto a Holanda, se reanudan las hostilidades con las Provincias Unidas al no prorrogarse la Tregua de los Doce Años (considerada ruinosa por la corte hispánica). En un principio se consiguieron algunas victorias, como Fleurus (1622) o la rendición de Breda (1625).

Sin embargo, sin nuevos recursos financieros, las guerras provocaron un endeudamiento creciente, hasta llegar a la bancarrota de 1627. Desde entonces, las derrotas militares se sucedieron, abriendo el camino para la decadencia del poderío español en Europa. La monarquía había perdido las buenas relaciones con la Inglaterra de los Estuardo al fracasar las negociaciones para casar a la infanta María con el príncipe de Gales. En Flandes se perdieron Bolduque (1629), Maastricht (1632) y Breda (1637), en tanto que la flota española era derrotada por la holandesa en las Dunas (1639). En Italia, la segunda guerra de sucesión de Mantua se había resuelto con la anexión de Monferrato por Francia (tratado de Cherasco, 1631), al tiempo que se perdía definitivamente la Valtelina (1639). En el Imperio, la resonante victoria española de Nördlingen (1634), en la que el cardenal-infante don Fernando arrolla el ejército de Gustavo Adolfo de Suecia dio paso a la irrupción de Francia en la guerra, que entraba así en su fase decisiva.


entradaconventoloechesc

Entrada al convento de Loeches. Madrid. Antiguo palacio del Conde-duque de Olivares.



Final


tumbadelcondeduquedeoli

Tumba del Conde Duque de Olivares y su esposa, en Loeches, Madrid.

Olivares protagonizó en el periodo 1627-1635 un último intento de imponer sus reformas por la vía autoritaria. La política unificadora seguía siendo, a los ojos del conde-duque, la única posibilidad de salvación para la monarquía, pues era preciso que los demás reinos contribuyesen a las cargas militares que Castilla sola ya no podía sostener. Sin embargo, las resistencias fueron aún mayores y, unidas a las derrotas militares, minaron el prestigio del valido. Tras un primer sobresalto con el motín de la Sal de Vizcaya (1630-1631), el descontento en el interior de los reinos peninsulares estalló por fin en 1640. La ocupación francesa de Salses, en el Rosellón, con lo que la guerra llegaba a Cataluña, fue el pretexto hallado por Olivares para imponer la Unión de Armas. Sin embargo, el sistema de reclutamiento fue declarado contrario a las constituciones catalanas por la Diputación catalana, y los disturbios surgidos a raíz de la obligación de alojar las tropas terminaron creando un clima de tensión que desembocó en el trágico Corpus de Sangre (junio de 1640) y la secesión catalana, que no sería sofocada hasta 1652. Del mismo modo, meses más tarde, y por razones similares, se produjo la insurrección de Portugal en diciembre de 1640 (que conduciría a su independencia y el fin de la unión dinástica con el resto de reinos hispánicos). A las derrotas castellanas en Montjuich (junio de 1641) y Lérida (octubre de 1642) se une la conspiración del duque de Medina Sidonia y del marqués de Ayamonte en Andalucía (verano de 1641), con lo que el conde-duque pierde finalmente todo su crédito político y es desterrado en 1643. Primero se retira a su señorío de Loeches, en las inmediaciones de Madrid. Incluso entonces, los detractores del antiguo valido siguieron formulando acusaciones contra él hasta que consiguieron que el rey le desterrara más lejos, a la ciudad de Toro (1643), y que fuera procesado por la Inquisición (1644). Allí murió en 1645 y está sepultado en un convento fundado por él en Loeches.


conventoloechescomunida

Convento. Loeches, Comunidad de Madrid.

Loeches es una población cercana a Madrid. Se encuentra al Este de la provincia, entre Alcalá de Henares y Arganda del Rey. Recibió el título de villa en 1555, por parte del Emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Felipe II la vendió, junto a otras villas pertenecientes al Arzobispado de Toledo, para sufragar los gastos del Estado con bula del Papa, y el comprador fue el Genovés Baltasar Catanno. Este a su vez vendió el señorío a la familia Cárdenas-Avellaneda.


conventoloechescomunidag

Convento de Loeches. Antiguo palacio del Conde-duque de Olivares.

La familia Cárdenas fundó allí el Convento de carmelitas de San Ignacio Mártir en 1596, y allí permanecen inhumados. Iñigo de Cárdenas fue fundador también del monasterio de las Comendadoras de Santiago y Alférez mayor de Madrid. Su hijo fue embajador de España en Venecia y Francia. En este monasterio se educaría la hija de Felipe IV, la Infanta María Teresa, cuyo nombre hace referencia a la Santa Carmelitana por intercesión de las monjas de Loeches.

Al morir los Cárdenas, el Conde-duque de Olivares compró el señorío en 1633. Pretendió hacerse con el patronazgo del monasterio de carmelitas pero no lo consiguió. Por ello encargó a Alonso de Carbonell (arquitecto del Buen Retiro), la obra de un nuevo monasterio, el Monasterio de la Inmaculada Concepción, frente al anterior, muy similar al Real de la Encarnación de Madrid, y un modesto palacio del cual ya solo se conserva su puerta.

En 1643 el Conde-duque de Olivares cesó como primer ministro de Felipe IV y fue desterrado a Loeches, proyectando convertir sus montes en un gran coto de caza, pero la oposición de los agricultores se lo impidieron. En 1645, el Conde-duque dejó Loeches al ser desterrado a Toro (Zamora) pues sus enemigos querían alejarlo aún más de la corte. Ese verano murió y fue llevado nuevamente al monasterio de Loeches donde permanece enterrado hoy día.


doainsdeacevedodezigayv

Presunto retrato de Doña Inés de Acevedo de Zúñiga y Velasco, Condesa-Duquesa de Olivares, (ob. 1647) debido a Velázquez.



Valoración

La noticia de la muerte del conde-duque fue recibida con un sentimiento de alivio y liberación por la mayoría de sus compatriotas. El autoritarismo del conde-duque no había sido bien recibido por los súbditos de la monarquía, incluso si tal autoritarismo era la consecuencia de la convicción de que la supervivencia de la monarquía requería la movilización para la guerra de todos los recursos humanos y tributarios disponibles. La caída de Olivares no supuso, sin embargo, ningún cataclismo. Felipe IV había gobernado veintidós años con el conde-duque y gobernaría otros tantos sin él. No obstante, la caída de Olivares hizo salir definitivamente a la luz dos hechos que ningún soberano de la casa de Habsburgo podría cambiar. Por un lado, la hegemonía mundial de la monarquía hispánica estaba a punto de pasar a Francia. Por otro, la corona había visto fracasar sus esfuerzos por reformar el ordenamiento administrativo, constitucional y económico, en su legítima pretensión de encarar favorablemente los cambios que estaba experimentando Europa. Sus esfuerzos resultaron aún más baldíos por cuanto la sociedad española, al igual que sus coetáneas europeas, eran instintivamente reticentes a todo cuanto significase "novedad".

Hasta el advenimiento de una nueva dinastía, ningún ministro se atrevería a impulsar unas reformas tan radicales como las propugnadas por Olivares. Debido a su fracaso, el conde-duque había desacreditado muchos de los aspectos de la política con la que se le asoció. Sin embargo, la medida de lo adecuado o no de sus acciones reformistas es que todas ellas, desde sus planes de repoblación, hasta los de reforma fiscal, reaparecieron de una forma u otra durante el gran movimiento reformista del siglo XVIII.


0recuperacindebahadelbr

Recuperación de Bahía del Brasil (óleo sobre lienzo). Juan Bautista Maíno. 1935. Museo del Prado. Representa la reconquista de Salvador de Bahía por las tropas hispano-portuguesas bajo el mando de Don Fadrique el 1 de mayo de 1625, contra las fuerzas holandesas que la tenían ocupada.



Personajes de aquella época



0felipeiv

Felipe IV de España (Felipe de Habsburgo y Habsburgo).-(1605-1665). Hijo de Felipe III de España y de la archiduquesa Margarita de Austria. Nace en Valladolid. Durante su reinado destacó su lucha para mantener a flote a todas las provincias (que no hubiera sublevaciones, ante el problema económico y político del gobierno) y mantener a los Estados Europeos unidos, manteniendo así la supremacía española.

Durante su reinado, los ingleses se apoderaron de la isla española de Jamaica. La independencia de Portugal con España se hizo patente en 1640. A parte de todos estos problemas políticos y económicos que llevó a España a la bancarrota. En la época en que fue rey, las letras y el arte español se hizo con una fama incomparable en toda Europa y en las colonias españolas en América. Fue conocido como el “rey ausente” o “el rey mecenas” ya que era muy reacio a entrar en política y se interesaba tan solo lo normal. Su razón se centraría en la cultura, su gran pasión. Felipe II- su abuelo- ya declaraba que su reino lo dejaba en manos de su hijo Felipe III que no era apto para el gobierno y que los sueños de su padre el emperador acabarían dejándose de lado y dejando a la nación fuera de buen recaudo. Podemos sentenciar que visto esta visión de futuro no iba el rey nada mal encaminado sobre su hijo y el futuro de España. A partir de Felipe III, cuando los válidos toman más importancia y su papel era cada vez de mayor peso en la sociedad, la monarquía española hasta Carlos II se iba acabando. Tan solo un Borbón podía poner a flote un imperio a puertas del derrumbe y a una monarquía desintegrada, Felipe V, nieto de Felipe IV.

Felipe IV fue hombre de gran cultura y mecenas de las artes, adquiriendo para la Corona más de 800 cuadros, la mayoría expuestos o guardados en la actualidad en el Museo del Prado, de artistas como Diego Velázquez, Giovanni Lanfranco, Aniello Falcone, Fray Juan Bautista Maino, Claudio de Lorena o Nicolas Poussin.


felipeivenfragaporvelzq

Felipe IV en Fraga por Velázquez, 1644, Colección Frick, Nueva York



0elduquedelermaporjuanp

El duque de Lerma, por Juan Pantoja de la Cruz (hacia 1600)

Duque de Lerma. Francisco Gómez de Sandoval Rojas y Borja (Tordesillas, 1553 - Valladolid, 1625) V marqués de Denia, I marqués de Cea, sumiller de Corps, caballerizo mayor, I duque de Lerma desde 1599, primer ministro y valido de Felipe III (1598-1621). Fue educado en la corte de Felipe II. Su abuelo materno fue Francisco de Borja (San Francisco de Borja). Pertenecía a una familia con tradición en el cargo de Adelantado de Castilla desde 1412.

Fue el hombre más poderoso del reinado de Felipe III. Se hizo inmensamente rico a costa de saber manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos. Por otra parte fue un verdadero mecenas en la ciudad de Lerma en Burgos, donde empleó gran parte de su fortuna en engrandecerla y embellecerla contratando a los más sobresalientes arquitectos y utilizando los mejores materiales.

Por su cargo de ministro del rey se convirtió en el hombre más cercano y de mayor confianza del monarca consiguiendo incluso que este trasladase la Corte de Madrid a Valladolid (1601). El duque efectuó una magistral operación inmobiliaria seis meses antes del traslado, comprando propiedades e invirtiendo en su propio beneficio. Es lo que modernamente se conoce como especulación. Algunas de estas propiedades, como la llamada Huerta de la Rivera, se la vendió años después al rey, pocos meses antes del regreso de la corte a Madrid. Compró también un palacio a don Francisco de los Cobos, edificio que vendió al año siguiente también al rey y que fue convertido en palacio real.

El regreso de la corte de Felipe III a Madrid en 1606 se hace también por la influencia y los consejos del duque de Lerma. Los historiadores piensan que este regreso estaba preparado de antemano y que el duque nunca tuvo la intención de abandonar por completo Madrid. Se sabe por los documentos que se conservan que ya en 1603 existen ciertas maniobras y acuerdos entre el alcalde de Madrid y el duque... Fue gran enemigo del Conde-duque de OLivares.

0elduquedelermaporpedro

El duque de Lerma, por Pedro Pablo Rubens, 1603 (Museo del Prado).


0lopedevegaesunodelosms

Lope de Vega. Fue uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español y, por la extensión de su obra, uno de los más prolíficos autores de la literatura universal. Procedía de una familia humilde y su vida fue sumamente agitada y llena de lances amorosos. Fue gran amigo de Quevedo.



luisdegngorayargoteenem

Luis de Góngora, (Córdoba, 11 de julio de 1561 – ibídem, 23 de mayo de 1627) fue un sacerdote, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida como culteranismo o gongorismo, que más tarde imitarían otros artistas. Escribió unos maravillosos poemas, romances, y letrillas. Fueron también muy conocidas sus fábulas y soledades. Góngora llegó ser el capellán personal de Felipe III de España.
Fue enemigo de Lope de Vega y Francisco Quevedo. Góngora murió mucho tiempo antes del conflicto de 1640.



franciscodequevedograna

Francisco de Quevedo (1580-1645). Fue un noble, político y escritor español del Siglo de Oro, uno de los más destacados de la historia de la literatura española. Ostentó los títulos de Señor de La Torre de Juan Abad y Caballero de la Orden de Santiago. Fue gran amigo de Lope de Vega. Al contrario de Góngora, Quevedo, si vivió el conflicto de 1640 y el final de la trayectoria política del Conde-Duque de Olivares. Quevedo escribió poesía satírica, ligera y burlesca. Opinó sobre la política española y participó de lleno en los encuentros de la corte de Felipe IV.

Frase a recordar de Quevedo, bastante significativo: “Quien alivia al rey del trabajo y la fatiga de su cargo es un ladrón, pues le quita el honor, el orgullo y los frutos de ese cargo”.



tirsodemolina

Tirso de Molina (seudónimo de fray Gabriel Téllez) nacido en Madrid, el 24 de marzo de 1579 y fallecido en Almazán (Soria) el 12 de marzo de 1648. Fue un dramaturgo, poeta y narrador español del Barroco. Fue discípulo de Lope de Vega, a quien conoció como estudiante en Alcalá de Henares.



79235031

Calderón de la Barca. (Madrid, 1600-id., 1681) Fue un escritor, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro. Constituye uno de los pies del trípode glorioso del teatro de oro español, junto con "el mostruo" Lope de Vega y el grande Tirso de Molina. Calderón no podía por menos que partir de las pautas dramáticas establecidas por Lope de Vega. Pero su obra, ya plenamente barroca, tal vez alcance mayor grado de perfección técnica y formal que la de Lope. De estilo más sobrio, Calderón pone en juego menor número de personajes y los centra en torno al protagonista, de manera que la obra tiene un centro de gravedad claro, un eje en torno al cual giran todos los elementos secundarios, lo que refuerza la intensidad dramática.



migueldecervantessaaved

Miguel de Cervantes, fue un novelista, poeta y dramaturgo español. Supónese que nació el 29 de septiembre de 1547 en Alcalá de Henares y murió el 22 de abril de 1616 en Madrid, pero fue enterrado el 23 de abril y popularmente se conoce esta fecha como la de su muerte. Es considerado la máxima figura de la literatura española. Es universalmente conocido, sobre todo por haber escrito El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal. Se le ha dado el sobrenombre de Príncipe de los Ingenios. Cervantes admiraba el ingenio y fama de Lope, aunque con él estaba ciertamente resentido.

Cita: El llamado Fénix de los ingenios y Monstruo de la Naturaleza (por Miguel de Cervantes)


elcondeduquedeolivaress

El Conde-Duque de Olivares. Salvador Dalí. 1965. Lápiz. Tinta china. Acuarela y aguada sobre papel. 152.5 x 101.5 cm. Propiedad particular.



Filmografía ralacionada con el Conde-duque de Olivares


0condeduquedeolivaresre

Javier Cámara interpreta al Conde Duque en la película Alatriste dirigida por Agustín Díaz Yanes.


elreypasmado

Javier Gurruchaga interpreta al Conde Duque en la película El rey pasmado dirigida por Imanol Uribe.



elcondeduquedeolivaresp

El Conde-Duque de Olivares, por Diego Velázquez. 1637-1638. Óleo sobre cobre. 10 x 8 cm. (ovalo). Palacio Real de Madrid.



Bibliografía

El conde-duque de Olivares, de John H. Elliott. ISBN 84-397-0248-5
El Conde-Duque de Olivares. La pasión de mandar. Gregorio Marañón, (1936), reeditado por Espasa, Madrid, 2006. ISBN 84-670-2285-X
Yo,conde-Duque de Olivares. El arte de lo imposible. Eduardo Chamorro, (1989), editado por Planeta DeAgostini, 1992. ISBN 84-395-5407-9

0portadadellibrolapolti

La Política Internacional de Felipe IV, enlace: http://www.latindex.com/cultura/FelipeIV/



retratoecuestredelconde

Retrato ecuestre del conde-duque de Olivares. Velázquez. 1638. Óleo sobre lienzo. 313 x 239 cm. Museo del Prado.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al Conde-duque de Olivares, un personaje trascendente en nuestra historia.


Enlaces interesantes:

http://retratosdelahistoria.lacocte...-duque-olivares
http://www.phistoria.net/reportajes...U-EPOCA_98.html


Fuentes y agradecimientos a: Wikipedia, biografiasyvidas, phistoria, fuenterrebollo, artehistoria y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario