Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Daoíz Y Velarde
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Daoíz Y Velarde 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de Héroes Españoles… Este decimonoveno trabajo recopilatorio, está dedicado a dos grandes militares Daoíz y Velarde.

Con el nombre de Daoíz y Velarde, siempre juntos y en ese orden, se suele referir a la pareja de militares españoles formada por Luis Daoíz y Pedro Velarde, oficiales de artillería del cuartel de Monteleón que se sumaron al levantamiento del 2 de mayo de 1808 contra las tropas francesas.

Un estallido popular en el que también participaron fuerzas organizadas, de las cuales la principal fue la de los artilleros Daoíz y Velarde. Las posiciones estratégicas ocupadas por las fuerzas napoleónicas invasoras y la afluencia de gentes de fuera de la capital a esta, demuestran la intencionalidad de la rebelión en el pueblo y sectores militares, si bien precipitada por los hechos.

Pedro Velarde, nació en Muriadas (Santander) el 19 de octubre de 1779. De origen noble, ingresó como cadete en el Real Colegio de Artillería de Segovia a los 14 años, finalizando sus estudios en 1799.

Participó en la llamada “guerra de las naranjas” en Extremadura, y en 1804 es destinado como profesor al Real Colegio de Caballeros Cadetes de Segovia, aunque su carácter inquieto le impulsó a solicitar destino a cualquier puesto de campaña, en cualquier lugar.

Al mismo tiempo absorbía todo tipo de información militar, siendo destinado por ello a ocupar la Secretaría de la Junta Superior Económica del Estado Mayor de Artillería.

De esa época datan sus estudios, memorias y cambios sobre piezas y trayectorias de artillería, conservadas en el Archivo facultativo del Cuerpo e incluso en la Academia de Ciencias de París.

Luis Daoíz, nació en Sevilla el 10 de febrero de 1767. Educado en el Colegio de San Hermenegildo, en 1782 ingresó en el Real Colegio de artillería, y elegio subteniente por su aplicación y reflexividad.

Participó en la defensa de Ceuta y Orán, alcanzando el grado de teniente de Infantería en 1791. En 1794 hace la campaña del Rosellón contra la República Francesa. Fue hecho prisionero en noviembre, y el respeto que suscitó entre los oficiales franceses hizo que se le invitara a servir a Francia, lo que rechazó de plano. En 1797 combate en Cádiz, en cañoneras improvisadas contra los buques de Nelson, logrando rechazarle.

Embarcado en el “San Ildefonso” da dos veces la vuelta a América, ascendiéndole a capitán en 1800. En enero de 1808 queda al mando de la 3ª compañía de Artillería y del Parque de Monteleón.

Daoíz domina los idiomas francés, inglés e italiano, aparte del latín, y posee un carácter muy distinto, opuesto de hecho, al de Velarde, aún siendo ambos oficiales brillantes.

Ese carácter impulsivo de Velarde le llevó a construir un plan insurrecional militar contra el invasor, preparado con minuciosidad: análisis de las tropas enemigas, valoración de los emplazamientos, lugares de reunión, milicias civiles, aprovisionamiento, entrenamiento...

Daoíz a su vez se preocupaba de captar prosélitos, lo que logró en gran número y entre la alta oficialidad artillera, el cuerpo más cohesionado del Ejército español, extendiéndose a Segovia, Toledo... La errónea confianza en el afrancesado ministro O´Farrell provocó la dispersión territorial de los principales conjurados.

Los conocidos hechos del Dos de Mayo precipitarían la impulsiva actuación del pueblo y de numerosos soldados que desobedecieron las órdenes de no intervenir, incluidos los presos de la cárcel de Casa y Corte, que solicitaron ser liberados y cayeron como una tromba sobre las tropas francesas de la Plaza Mayor. Los superviventes se presentaron al día siguiente en prisión como habían prometido, habiendo sólo un prófugo.

En cuanto a los soldados, en los hospitales constan ingresados heridos de regimientos de Sevilla, Valencia, Toledo, Burgos, Murcia, Mallorca y América.

El Parque de Artillería de Monteleón fue ocupado por artilleros y paisanos comandados por Velarde y Daoíz, al convencer al destacamento francés para que se rindieran, con constantes vivas a España y a Fernando VII, y mueras a Francia y a Napoleón.

Tras el asalto final de fuerzas de infantería, artillería y caballería superiores en número, Velarde murió al invadir las tropas francesas el patio del cuartel, con 28 años de edad, y Daoíz de una estocada dada por los oficiales y la guardia del general Lagrange, en combate con él, a traición. Herido de muerte fue trasladado a su casa, donde falleció a las 6 de la tarde, a los 46 años de edad.

Junto a la compañía de infantería del teniente Ruiz, los artilleros de Daoíz y Velarde fueron las tropas organizadas del amordazado (por sus superiores colaboracionistas) Ejército español, junto a numerosos soldados, que participarían en la gloriosa insurrección armada del Dos de Mayo de 1808, fecha puntal en nuestra Historia contemporánea.

Pero el ejemplo de esos soldados sería seguido por otros muchos que desertarían o colaborarían con las fuerzas guerrilleras. Hasta la derrota y expulsión del que era el mejor ejército de entonces y provocando la caída del imperio napoleónico.


0daoizvelardees8

Daoíz y Velarde, tienen un grupo escultórico en la Plaza del Dos de Mayo de Madrid, lugar donde estuvo su cuartel, y en su honor se levantó el obelisco de la Plaza de la Lealtad, actualmente Monumento a los Caídos por España. También cuentan con otros monumentos como el de los jardines del Alcázar de Segovia, en Sevilla, Santander... También los leones de las Cortes (esculturas de Ponciano Ponzano) que flanquean la entrada al Congreso de los Diputados, fundidos con el bronce de cañones capturados en la Guerra de África en 1886 reciben popularmente el nombre de Daoíz y Velarde.

Estos valientes militares del 2 de Mayo de 1808 han prestado un gran servicio a España y quizá nunca han sido lo suficientemente valorados, por lo que en la medida de nuestras posibilidades; quiero hacerles un pequeño pero merecido homenaje en el foro de xerbar, espero que la información recogida sea de vuestro interés.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, Blas De Lezo; Literatura: Séneca; Religiosos: Bartolomé de Las Casas; Emprendedores: Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



00segovia46sb2



BIOGRAFÍAS DE DAOÍZ Y VELARDE


Luis Daoíz

Luis Daoíz y Torres (Sevilla, 10 de febrero de 1767 - † Madrid, 2 de mayo de 1808) fue un militar español, destacado por su participación en el levantamiento del 2 de mayo de la Guerra de la Independencia española.

1daoizis6Luis Daoíz nació en el seno de una familia aristocrática andaluza. Su padre, Martín Daoíz Quesada, pertenecía al linaje nobiliario de la familia Daoíz que se remontaba a la Edad Media. Esta familia era originaria de la localidad navarra de Aoiz y estuvo muy vinculada a la milicia desde tiempos de la Reconquista. A dicho linaje pertenecieron caballeros, como Berenguer D'Aoiz, que se estableció en Navarra, y García Garcés D'Aoiz, que intervino en la batalla de Las Navas de Tolosa.

A mediados del siglo XVII, Joaquín D'Aoiz, natural de Pamplona, se trasladó junto a su familia a Gibraltar para desempeñar el cargo de alguacil mayor y regidor perpetuo hasta su caída en poder de los ingleses, por lo que se vieron obligados a trasladarse a El Puerto de Santa María, donde poseían unas fincas llamadas Espínola; las fincas llamadas Quesada, en Cádiz; Monreal en Medina-Sidonia y otras propiedades en Sanlúcar de Barrameda. Además poseían dos señoríos en Navarra, nueve merindades y la casa principal en Aoiz, junto a sus campos y viñas. A partir del citado Joaquín D'Aoiz, regidor de Gibraltar, el apellido D'Aoiz pasa a ser Daoíz. Don Joaquín era el abuelo paterno de Luis Daoíz.

Su madre fue doña Francisca Torres Ponce de León, hija de los condes de Miraflores, una rama secundaria de la casa de Arcos y señores de Mairena.

Contrajeron matrimonio el 2 de febrero de 1766 y residieron temporalmente en el palacio de Miraflores de los Ángeles que tenían los padres de doña Francisca en Sevilla.

Luis Daoíz nació en el palacio de Miraflores de los Ángeles en el que residían temporalmente sus padres en Sevilla el martes 10 de febrero de 1767 y fue registrado en el folio 26 del libro de bautismo de la parroquia de San Miguel como Luis Gonzaga Guillermo Escolástica Manuel José Joaquín Ana y Juan de la Soledad Daoíz. Su padrino fue fray Juan Mateos, un presbítero de los Carmelitas calzados. Sus hermanos se llamaban María del Rosario, primera condesa de Daoíz, Francisco y Josefa.

Durante su infancia vivió en el palacio de su abuela materna en Sevilla y pasó algunos veranos en la casa que tenía en Mairena. Estudió en el colegio jesuita de San Hermenegildo, que se ubicaba en el espacio que ocupa la plaza de la Gavidia y varios edificios próximos.


monumentoadaoizenlaplazbs7

Monumento a Daoiz en la Plaza de la Gavidia. Sevilla



Carrera militar


Su padre solicitó su incorporación en el ejército en 1782, cuando tenía 15 años, tras cursar estudios en el colegio de los jesuitas de su ciudad natal. Por aquella época el cuerpo de artillería era muy elitista y sólo permitían el acceso al mismo a personas de linaje noble. Luis Daoíz obtuvo la aprobación de nobleza correspondiente, en expediente expedido el 10 de julio de 1781 por el escribano del rey, Manuel García de Castro, y del teniente asistente de Sevilla, Fernando Vivero Sánchez; e ingresó como cadete en el Real Colegio de Artillería de Segovia, situado en el Alcázar de dicha ciudad, el 10 de febrero de dicho año. Su estancia en el Colegio de Artillería se prolongó hasta el 9 de febrero de 1787, en la que demostró ser un buen estudiante y destacó de manera especial en la esgrima de sable y de espada, obteniendo la graduación de alférez. Su primer destino fue en el batallón del Real Regimiento de Artillería instalado en el Puerto de Santa María.


luisdaozcomenzsucarreraoy5

Luis Daoíz comenzó su carrera militar en el Real Colegio de Artillería de Segovia, situado en el Alcázar de Segovia.

En 1790, con el grado de subteniente, se presentó voluntario a la defensa de la ciudad de Ceuta, en el norte de África, al mando de una batería de su regimiento. Al año siguiente fue enviado a la de la ciudad de Orán (Argelia) como agregado a la compañía de minadores. Allí, en 1792, con 21 años, y como premio a sus méritos, fue ascendido al grado de teniente de artillería el 18 de febrero.

En marzo de 1794, participó en numerosas acciones de la segunda parte de la Guerra del Rosellón contra la Francia revolucionaria. El 25 de noviembre de ese mismo año, Luis Daoíz fue hecho prisionero, permaneciendo en Toulouse como tal. Durante su cautiverio, conocida su valía como militar y artillero, sus conocimientos matemáticos y de varias lenguas, entre ellas el inglés, el francés, el italiano y el latín, recibió ofertas de pasarse al bando revolucionario francés, ofertas que rechazó, pues era su único deseo regresar a España para prestar sus servicios en su defensa. Tras la firma de la Paz de Basilea en 1795, que puso fin a la contienda, fue liberado y volvió a su destino en El Puerto de Santa María.

Apenas terminada esta guerra contra Francia, comenzaron las hostilidades contra Inglaterra. En esos momentos la Armada española intentaba reorganizar sus buques y ponerlos en orden de combate, pero la escasez de oficiales especialistas hizo que tuvieran que demandar hombres a los cuerpos del ejército de tierra para completar la dotación de los buques de guerra. Por ello, en 1797, Daoíz fue destinado como refuerzo del contingente de los oficiales de la Armada y el 11 de julio de ese mismo año le confiaron el mando de una tartana cañonera con hornillo de bala roja, bajo las órdenes del almirante José de Mazarredo. Durante el sitio de Cádiz por los ingleses, Daoíz dirigió una de las lanchas que atacaban a los navíos del almirante Nelson, saliendo victoriosa la defensa española del ataque inglés. Daoíz dirigió el ataque contra el navío El Poderoso, uno de los que más daños causaban. Su excelente servicio en dicha embarcación le supuso el ascenso al grado de oficial artillero de buque de línea.


medallacn3

Medalla conmemorativa dedicada a los capitanes Daoiz y Velarde, héroes del 2 de Mayo de 1808

Posteriormente y debido a la escasez de artilleros en la Marina, se incorporó al navío San Ildefonso, que disponía de 74 cañones y estaba mandado por el capitán de navío José de Iriarte. Su misión en dicho navío fue defender las colonias de América, continente al que viajó en dos ocasiones, y proteger las flotas que venían de allí. En noviembre de 1800 y hallándose en el puerto de La Habana (Cuba), cuando aún era teniente, al revisar las "Gacetas" atrasadas tuvo noticia de que había sido ascendido a capitán de artillería el 4 de marzo de dicho año, pero no había recibido la notificación por encontrarse en la mar.

Durante su servicio en la Armada escribe "Método que debe usarse para la enseñanza de la tropa y marinería en los ejercicios de cañón y abordaje", que es un pequeño manual de táctica cuyo objetivo era que los soldados embarcados aprendieran las tácticas en los navíos. El 7 de julio de 1802 regresó a la Península y fue destinado a su regimiento de origen, el tercer regimiento de artillería de Sevilla. Allí le asignan misiones de carácter científico, por sus conocimientos matemáticos y su aplicación al desarrollo de la artillería. En 1803 fue destinado, junto con otros oficiales, a la Real Fundición de Bronces y formó parte de la comisión dirigida por el brigadier Vicente María de Maturana para la construcción de dos piezas de artillería de calibre ocho para el servicio de la artillería a caballo, debiendo reunir la particularidad de poder disparar indistintamente balas, granadas y metralla. Con su regimiento participó en la Segunda Guerra de Portugal y fue destinado posteriormente a un puesto destacado en Fontainebleau en Francia.

En 1807 el regimiento al que pertenecía desplazó su segunda compañía a Madrid y solicitó su cambio de destino a la capital, por lo que fue nombrado comandante de la batería destinada en el Parque de Artillería creado en el palacio del duque de Monteleón. Ese mismo año sus padres concertaron su matrimonio para la primavera de 1808 con una joven noble de Utrera, que ingresó en un convento sevillano tras la muerte de Daoíz.


muertededaoizyvelardepahq5

Muerte de Daoiz y Velarde, parque Monteleón



Levantamiento del 2 de mayo  


Tras su traslado a Madrid, pudo presenciar la llegada de las tropas francesas a la ciudad a finales de abril de 1808 al mando de Joaquín Murat, que en aquel momento eran consideradas aliadas, pues debían colaborar con los españoles en la guerra contra Portugal. La presencia de gran número de soldados franceses en la ciudad produjo varios incidentes, por lo que la Junta de Madrid y las autoridades militares españolas negociaron con las autoridades francesas que los soldados no molestaran a los vecinos y los tranquilizaran asegurando que los miembros del ejército francés eran aliados. Fernando de la Vera, gobernador militar de Madrid, dio la orden de que las tropas españolas debían mantenerse en sus cuarteles para evitar altercados con las tropas francesas.


63720185il3

Viendo el cariz que tomaba la presencia de los franceses en España, que ocupaban las plazas fuertes y las grandes poblaciones por las que iban pasando, planeó con Pedro Velarde un alzamiento general, que fracasó por no contar con el apoyo del gobierno. Tras algunos incidentes ocurridos entre soldados franceses y vecinos el día 1 de mayo, Murat ordenó el 2 de mayo a sus tropas salir de los cuarteles y ocupar los principales puestos, palacios y cuarteles de la ciudad para controlarla plenamente. Cuando se produjeron los primeros ataques de los soldados imperiales contra el pueblo madrileño, Luis Daoíz se encontraba al mando del Parque de Artillería de Monteleón, con cuatro oficiales, tres suboficiales y 10 soldados como única guarnición. En el cuartel se hallaba un destacamento de 80 soldados franceses enviados por Murat para comprobar que no se fabricara más munición de la habitual.


monumentoadaoizyvelardemc7

Monumento a Luis Daoíz y Pedro Velarde en la Plaza del 2 de Mayo de Madrid. Obra de Antonio Sola. El arco es la antigua puerta del Cuartel de Monteleón.

Por su parte el capitán Pedro Velarde consiguió que el coronel de un cuartel de Voluntarios del Estado le entregara el mando de la 3ª compañía del 2º batallón, con 33 hombres y 2 oficiales, y acude con ellos al parque de artillería. Velarde logró la rendición de la unidad francesa que se encontraba en el parque y abrió las puertas a los paisanos que se movían por las inmediaciones gritando proclamas contra los franceses. Tras una tensa conversación entre Daoíz y Velarde, el primero se debatió entre obedecer las órdenes de acuartelarse y las demandas de su compañero de luchar contra los franceses, y ambos optaron por proveer de armas al pueblo y aprestarse a la defensa del parque. Velarde organizó la defensa del parque con unos 120 paisanos y los soldados de infantería y artillería, distribuidos en secciones al mando de oficiales. Daoíz se situó en la puerta del parque dirigiendo una batería de cuatro cañones, municionados con botes de metralla, y manejada por oficiales y paisanos. Gracias a la disposición de dicha batería lograron frenar las diferentes cargas de la infantería francesa, causándoles cuantiosas bajas, la cual pretendía tomar el parque por las aledañas calles de Fuencarral y San Bernardo.

La lucha en este cuartel duró unas tres horas. Pero combatían frente a fuerzas diez veces superiores y las municiones empezaron a escasear. Murat envió al general Joseph Lagrange para vencer la resistencia del parque con tropas de caballería e infantería reforzadas con cuatro cañones, pero fueron rechazadas nuevamente por la batería de la puerta del parque y las descargas de fusilería de los soldados y los paisanos situados en los muros, dirigidos por Velarde. Lagrange llegó a reunir 2.000 infantes para el asalto definitivo al parque.

Aunque herido en un muslo, Daoíz intentó seguir la defensa del parque, por lo que recibió varias heridas de bayoneta cuando luchaba con su sable junto a los cañones de la entrada. Daoíz fue trasladado extremadamente grave a su casa por algunos soldados, donde falleció ese mismo día. Los oficiales Pedro Velarde y el teniente Jacinto Ruiz, que le acompañaron en la lucha, también murieron en la defensa: el cántabro Velarde allí mismo y Ruiz unos meses más tarde en Extremadura a consecuencia de las heridas que recibió. Daoíz fue enterrado en la iglesia de San Martín esa misma noche junto a Velarde y otros soldados españoles.


recreacindeldosdemayocous0

Recreación del Dos de Mayo: el velatorio de Daoiz y Velarde



Monumentos y homenajes


El 2 de mayo de 1814, los restos de Luis Daoíz fueron trasladados, junto con los de Velarde, a la colegiata de San Isidro el Real, como homenaje a su sacrificio. Hoy día reposa en el Monumento a los héroes del Dos de Mayo que en su honor se erigió en 1840 en el Paseo del Prado de Madrid.


estatuadeluisdaozenlaplnz9

Estatua de Luis Daoíz en la plaza de la Gavidia en Sevilla, obra del escultor Antonio Susillo. En 1852 la ciudad de Sevilla colocó una placa en su recuerdo en el solar en el que estuvo ubicada su casa en la plaza de La Gavidia, y en 1889 se erigió un monumento en su honor en el centro de la plaza, obra del escultor Antonio Susillo.


000visitacongresodiputajx3

Los dos leones de bronce que adornan la entrada principal del Congreso de los Diputados en Madrid, fundidos en la Real Fábrica de Artillería de Sevilla, reciben los nombres de "Daoíz y Velarde" en honor a ambos militares españoles. Estos leones son obra del escultor aragonés Ponciano Ponzano y Gascón y fueron fundidos en la Maestranza de Sevilla con metal de los cañones capturados al enemigo en 1886 en la Guerra de África.


leones1872kk4fe3

El león de Daoíz


lenvelardeoa9

El león de de Velarde



Premio Daoíz

El Premio Daoíz de Artillería es uno de los premios más importantes del Ejército Español, concedido al militar que más haya destacado en el campo de la artillería. El premio recibe el nombre en honor al héroe del Dos de Mayo, Luis Daoíz y fue instaurado en 1908 por el Capitán de Artillería Don Francisco Villalón-Daoiz y Villalón. El premio es, por norma general, entregado por el Jefe del Estado o un representante suyo y consiste en un sable de hoja curvada sobre la que va la inscripción conmemorativa y un puño de madera con filigrana de oro.

Ver Premiados, enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Premio_Dao%C3%ADz



1bustosdelusdaozypedrovtl15bustosdelusdaozypedrovyc5

Bustos de Luís Daoíz y Pedro Velarde. Alcazar de Segovia



Pedro Velarde


Pedro Velarde y Santillán (Muriedas, Cantabria, España, 19 de octubre de 1779 – † Madrid, 2 de mayo de 1808) fue un militar español, destacado por su participación en el levantamiento del 2 de mayo de la Guerra de la Independencia española.

5pedrovelardesantillnee0Pedro Velarde nació en Muriedas, en el Valle de Camargo (Cantabria), en la casona-palacio de los Velarde (casa-palacio que desde 1966 acoge el Museo Etnográfico de Cantabria).

El 16 de octubre de 1793, a los 14 años, ingresó como cadete en el Real Colegio de Artillería de Segovia. Terminó sus estudios como número 2 de su promoción y recibió un ascenso al grado de subteniente el 11 de enero de 1799. En 1801 fue destinado al ejército que operaba en Portugal. El 12 de julio de 1802 ascendió al grado de teniente y el 6 de abril de 1804 al de capitán.

El 1 de agosto de ese mismo año entró como profesor de la Academia en la que había estudiado. Era un auténtico experto en la medición de la velocidad de los proyectiles. En esta época, y como militar, era un gran admirador de Napoleón Bonaparte. Permaneció como profesor hasta el 1 de agosto de 1806, fecha en la que fue nombrado Secretario de la Junta Superior Económica del Cuerpo de Artillería, por lo que tuvo que trasladarse a residir a Madrid por estar allí ubicado el Estado Mayor, cargo que le permitía disponer de mucha información. Joaquín Murat intentó atraerle a la causa napoleónica, a lo que Velarde respondió que "no podía separarse del servicio de España sin la voluntad expresa del rey, de su cuerpo y de sus padres".


5pedrovelarde1808poreugdv5

Pedro Velarde (1808), por Eugenio Oliva, Museo del Ejército (Madrid).



Levantamiento del 2 de mayo


5velardeov6

Pedro Velarde

Tras el fracaso de su plan de levantamiento general urdido con Luis Daoíz, ya en 1808, Velarde siguió en su destino hasta que, en la mañana del dos de mayo, al escuchar los primeros disparos, lo abandonó exclamando: "Es preciso batirnos; es preciso morir; vamos a batirnos con los franceses." Se dirigió al Parque de Artillería de Monteleón, en el que desarmó a la guardia francesa que vigilaba que los españoles no fabricaran más munición de la normal, convenció a Daoíz de que era necesario dar armas al pueblo y entre ambos prepararon la defensa del cuartel.

Cuando Daoíz ya había caído, Velarde fue mortalmente herido por un disparo a quemarropa de un oficial de la Guardia Noble polaca. Velarde fue enterrado en la iglesia de San Martín esa misma noche junto a Daoíz y otros soldados españoles.



Monumentos y homenajes


El 2 de mayo de 1814, sus restos fueron trasladados, junto con los de Luis Daoíz, a la colegiata de San Isidro el Real como homenaje a su sacrificio. Hoy reposan en el cenotafio que en su honor se erigió en 1840 en el Monumento a los héroes del Dos de Mayo del Paseo del Prado de Madrid. Los dos leones de bronce que adornan la entrada principal del Congreso de los Diputados en Madrid, fundidos en la Real Fábrica de Artillería de Sevilla, reciben los nombres de "Daoíz y Velarde" en honor a ambos militares españoles. Asimismo cabe destacar el monumento que en recuerdo de los dos principales baluartes de la resistencia del 2 de mayo se levantó en la plaza de acceso al Alcázar de Segovia.

En Santander existe también una estatua que en el año 2007 fue renovada y colocada en la Plaza Porticada (anteriormente estaba en los jardines de Pereda), tras unas obras de acondicionamiento del lugar. En el monumento hay una inscripción que dice: "Santander a la gloria del héroe. 1880".


5estatuaerigidaensantanqe6

Estatua erigida en Santander en memoria de Pedro Velarde. En la estatua hay una inscripción que dice: Santander a la gloria del héroe. 1880. La imagen está tomada cuando el monumento estaba ubicado en los jardines de Pereda. En el año 2007 fue desplazada y colocada en la Plaza Porticada.


5lamuertedepedrovelardedn6

La muerte de Pedro Velarde durante la defensa del Parque de Artillería de Monteleón, de Joaquín Sorolla.



Monumento a los héroes del Dos de Mayo de 1808. Plaza del Dos de Mayo (Madrid)


daoizyvelarderf3

En la plaza del Dos de Mayo, corazón del madrileño barrio de Malasaña, se encuentra la estatua de homenaje a los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde, los oficiales que desoyeron las órdenes oficiales y se unieron a la insurrección.

Realizado por Antonio Solá en 1822, representa a los primeros héroes de la Guerra de la Independencia. Ubicado inicialmente en el Parterre del Retiro, fue trasladado temporalmente al Museo de Escultura, enclavándose definitivamente en 1869 en la plaza del Dos de Mayo, junto al arco del viejo Parque de Artillería de Monteleón.


800pxmonumentoadaoizyvejh0

En este paraje, se encontraba el palacio de los marqueses del Valle, duques de Monteleón y de Terranova. Convertido posteriormente en parque de artillería, fue escenario de la heroica resistencia del pueblo de Madrid contra la invasión francesa, el 2 de mayo de 1808, siendo sus primeros protagonistas el capitán de artillería Luis Daoíz y el oficial Pedro Velarde. En el centro de la plaza, permanece en conmemoración de aquel día, el arco de entrada al parque de Monteleón, y el citado monumento.



Monumento a Daoíz y Velarde en Segovia  
      

64075803ie3
      
Como antesala al Alcázar encontramos los jardines en la Plaza Reina Victoria Euenia. Estos jardines datan de la época de Felipe II y fueron construidos para celebrar el enlace matrimonial del monarca con su cuarta esposa Ana de Austria.


25038058kq8

Durante el reinado de Fernando VII, concretamente en 1817 se coloca la verja de entrada al recinto de jardines. Preside todo el conjunto ajardinado el Monumento a Daoiz y Velarde, héroes del 2 de Mayo y antiguos alumnos del Real Colegio de Artillería.


64homenajealoshroesdel2ra7

Homenaje a Daoíz y Velarde: los Héroes del 2 de Mayo, en los jardines del Alcázar de Segovia, bajo el manto blanco de la nieve
 


Monumento a los Caídos por España (Madrid)


monumentoaloscadosporestp0

El Monumento a los Caídos por España, llamado antes de 1985 Obelisco o Monumento a los Héroes del Dos de Mayo, se encuentra en la Plaza de la Lealtad de Madrid, junto al Paseo del Prado.

La obra se erige en el mismo sitio donde el general Murat mandó fusilar a numerosos madrileños después del Levantamiento del 2 de mayo de 1808. Tras varios intentos de crear un monumento en homenaje a todos los luchadores anónimos muertos en aquellos dos días, el 21 de abril de 1821 se coloca la primera piedra del mismo, debiéndose parar la construcción tras la vuelta del absolutismo a España.


71monumentoaloscadosporrc4

No será hasta 1836 cuando se reemprenda, celebrándose finalmente la inauguración el 2 de mayo de 1840, coincidiendo con la efeméride del acontecimiento. El 22 de noviembre de 1985, el rey Juan Carlos I reinauguró de nuevo el monumento, pasando a dedicarse a todos los caídos por España, en cuya memoria se colocó una llama alimentada por gas que arde permanentemente (con una excepción de carácter anecdótico a principios de los 90, cuando el suministro se cortó por falta de pago del Ministerio de Defensa, que sufría entonces un enorme recorte presupuestario). Se homologaba así a los numerosos memoriales levantados en todo el mundo con carácter de símbolo nacional y que toman frecuentemente el nombre de Tumba del soldado desconocido.

El conjunto fue proyectado por el arquitecto Isidro González Velázquez (1765–1840), ganador del concurso que se convocó para tal efecto en 1820 y resuelto al año siguiente.


20758811va8

El cuerpo que sirve de base cuadrada al monumento tiene en su cara oeste un zócalo que alberga un sarcófago con las cenizas de los madrileños fusilados el 3 de mayo. Más arriba, el remate superior de la base presenta un medallón en bajorrelieve con las efigies de los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde. Sobre la base descansa otro cuerpo de menores dimensiones en cuyos cuatro frentes hay sendas estatuas alegóricas representando la Constancia, el Valor, la Virtud y el Patriotismo. Finalmente, se erige un obelisco de piedra de 46 metros de altura.


72monumentoaloscadosporxo8

El monumento que se alza actualmente en la Plaza de la Lealtad había sido propuesto al Ayuntamiento madrileño en el mismo año de 1808 para situarlo en el Prado de San Jerónimo o en la Plaza Mayor. Sin embargo, hasta 1839, previo concurso de adjudicación, el arquitecto real Isidro González Velázquez no empezó a trabajar en la obra. En el conjunto destaca el enorme obelisco, vinculado a lo funerario, que descansa sobre un basamento octogonal de granito de Guadarrama. Un bajorrelieve recoge los rostros de Daoíz y Velarde, mientras que en otra de sus caras aparece un león guardando el escudo de España.



Libros:


undadeclerayh1Título: UN DÍA DE CÓLERA



Autor: ARTURO PÉREZ-REVERTE



Editorial: ALFAGUARA



Fecha de publicación: 28/11/2007



Presentación: Rústica


 
Precio: 19,50
 
 

 
Web: http://www.undiadecolera.com/











Resumen:

Este relato no es ficción ni libro de Historia. Tampoco tiene un protagonista concreto, pues fueron inumerables los hombres y mujeres envueltos en los sucesos del 2 de mayo de 1808 en Madrid. Héroes y cobardes, víctimas y verdugos, la Historia retuvo los nombres de buena parte de ellos: las relaciones de muertos y heridos, los informes militares... Cuantas personas y lugares aparecen aquí son auténticos, así como los sucesos narrados y muchas de las palabras que se pronuncian.

En Un día de cólera, Arturo Pérez-Reverte convierte en historia colectiva las pequeñas y oscuras historias particulares registradas en archivos y libros. Lo imaginado, por tanto, se reduce a la argamasa narrativa que une las piezas. Con las licencias mínimas que la palabra novela justifica, estas páginas pretenden devolver la vida a quienes durante doscientos años sólo han sido personajes anónimos en grabados y lienzos contemporáneos, o escueta relación de nombres en los documentos oficiales.


Mis comentarios:
 
Un día de cólera, una novela histórica de lo que aconteció en Madrid el 2 de Mayo de 1808 de Arturo Pérez-Reverte es impresionante, grandiosa, sensacional, emotiva y muy ilustrativa. Da un ritmo trepidante a la narración, haciéndote vivir y sentir los personajes, desde los más famosos como los capitanes Daoíz y Velarde, hasta los anónimos que se batieron en clara inferioridad de condiciones, con los invasores franceses con el consentimiento de los numerosos colaboracionistas y corruptos españoles.

Pérez-Reverte ha conseguido con su brillante narración, ponerme la piel de gallina, llegándome a emocionar -que para nada lo niego-, sino que estoy orgulloso de lo que me ha hecho sentir esta intensa y emocionante historia del 2 de Mayo.

Los sentimientos que la novela te trasmite, son muy variados, desde el odio, cabreo y asco contra el robo y abuso descarado de los opresores franceses y los malos gobernantes, pelotas, figurones, afrancesados..., extendiéndose a los mandos del ejército traidor y, la admiración, valentía a raudales que sientes por al valor demostrado de miles de madrileños –las crónicas dicen que unos 3000- que se revelaron sin ninguna organización, contra las vejaciones, menosprecio, abusos y asesinatos que el ejército francés sometió a los españoles. Sobre este particular siempre he creído que los madrileños se revelaron en masa, pero no, la masa y los ricachones estaban al abrigo de sus moradas con las puertas y ventanas bien atrancadas, pues si el levantamiento contra los franceses, hubiese sido masivo, duradero y bien organizado, otro gallo hubiese cantado para nuestra historia... pero sin duda fue un heroico principio.

Este libro es un claro homenaje a muchas personas -descontentas con el régimen opresor y absolutista-, valientes, con coraje y orgullo, muchas personas anónimas, otras con nombre y apellidos, algunos censados y con profesiones reconocidas, pero todos los hechos recogidos en el libro, están documentados en bibliotecas, por los cronistas de la época, según testimonios de los vecinos en muchos puntos de Madrid, que se puden seguir o guiarse en el mapa de la época que acompaña al libro. En esto también debo felicitar al autor, por el gran trabajo de documentación.
 
De entre todas la reyertas y escaramuzas importantes, que se dieron en la trágica mañana de Madrid, quiero hacer una mención especial para los combatientes del cuartel de Monteleón que con cuatro cañones, escaso armamento, unas docenas de arcabuces propios, otros requisados a los franceses, pistolas, sables, dagas, navajas, tijeras, horcas, palos, piedras y con muchos, muchos cojones... causaron más de dos mil bajas, entre muertos, heridos y apresados. Los combatientes, contuvieron tres ataques de los franceses que contaban con más de 5000 soldados bien equipados. El cuartel reunía escasos efectivos, no más de 80/100 soldados de distintos cuerpos que fueron reforzados con algunos voluntarios del cuartel general del capitán Velarde y por unos trescientos hombres de las que había algunas valientes mujeres, todos ellos comandados por el honorable capitán de artillería Luis Daoíz.

Bueno no os quiero contar más, la verdad soy un apasionado de estos temas y quizá mi objetividad hacia la historia y el autor no sea la debida, pero es la mía... Así que el que quiera rebatirla que se lea el libro y gustosamente lo comentamos.

Mi valoración es de 10


Otros libros


dosdemayode1808elgritodfm3

Dos de Mayo de 1808: El grito de una nación, enlace: http://365diasdelibros.blogspot.com/2008_03_30_archive.html


dosdemayode1808dejosluimy7

Dos de mayo de 1808, de José Luis Olaizola, enlaces:

http://www.diariodelibros.com/tag/dos-de-mayo-de-1808/
http://www.revistadearte.com/2008/07/21/dos-de-mayo-de-1808/


espaaelinfiernodenapolexj4

España, el infierno de Napoleón de Emilio de Diego, enlace: http://www.lecturalia.com/libro/177...rno-de-napoleon



74monumentoaloscadosporol3

Monumento a los Caídos por España (Madrid). Llamado hasta 1985 Obelisco a los Héroes del Dos de Mayo, se encuentra en la Plaza de la Lealtad de Madrid, junto al Paseo del Prado.



Fuentes y agradecimientos: wikipedia, nucleosoa, madridoculto, marisa, madridhistorico, esculturaurbana, picasa, flickr, turismoyarte, miramadrid, panoramio, esmadrid, fotomadrid y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 18 Febrero 2009, 13:25; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Daoíz Y Velarde (Grandes Biografías) 
 
Gracias J.Luis por seguir acercándonos estos trabajos tan bien documentados y que seguro sirven para difundir la historia en muchos rincones.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Daoíz Y Velarde (Grandes Biografías) 
 
Gracias xerbar por tu atención; Sé que estos temas biográficos son un poco farragosos de leer y también sé que no suelen gustar demasiado en este foro por lo general, pero a pesar de todo, creo que los personajes que he ido incorporando lo merecen, por lo que históricamente representan para nuestro país.

Espero que en el presente o futuro puedan servir a alguien estos trabajos recopilatorios.


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Daoíz Y Velarde 
 
Ayer tomé unas fotos en Segovia del monumento de los capitanes Daoíz y Velarde, heroes de Madrid y de España en el 2 de Mayo de 1808, contra los franceses.


31segovia01052009211

32segovia01052009212

33segovia01052009213

34segovia01052009214

35segovia01052009215

36segovia01052009196h

Descansen en Paz, con todos los honores en su 201 aniversario de su heroíca muerte en el cuartel de Monteleón de Madrid.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario