Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Adolfo Suárez
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Adolfo Suárez 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este 158º trabajo recopilatorio, está dedicado a Adolfo Suárez, fue el primer presidente de la democracia en España, murió el 23 de marzo en Madrid, a los 81 años de edad, después de haber vivido sus últimos años alejado de la vida pública debido a una demencia senil. Aunque se vio obligado a dimitir como presidente del Gobierno acosado por las críticas, Suárez siempre será recordado como uno de los grandes artífices de la Transición española. Fue gobernador civil de Segovia, director general de TVE en la última etapa del régimen franquista y ministro del gabinete de Arias Navarro, pero, sin duda, pasará a la historia por ser el primer presidente elegido por los españoles después de 40 años de dictadura.

 1395585464569suarez_4colc4

Nacido en 1932 en la localidad de Cebreros (Ávila), Adolfo Suárez se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca. Después de desempeñar diferentes cargos dentro de las estructuras del régimen franquista --formó parte de la Secretaría General del Movimiento y jefe del Gabinete técnico del Vicesecretario General-- fue nombrado gobernador civil de Segovia en 1968. Un año después, en 1969, fue designado director general de Radio Televisión Española, cargo en el que permaneció hasta 1973.

En abril de 1975 fue nombrado vicesecretario general del Movimiento y el 11 de diciembre de 1975 entró en el primer Gobierno de Arias Navarro, formado tras la muerte de Franco, como ministro secretario general del Movimiento. Sin embargo, el Gobierno del último presidente de la dictadura careció de los apoyos suficientes y no supo acometer el proceso de reformas que el país necesitaba y Arias Navarro presentó su dimisión. Entonces, el Rey don Juan Carlos le encargó formar Gabinete.

Su nombramiento, el 3 de julio de 1976, cuando era prácticamente un desconocido para la mayoría de los españoles, generó dudas y muchas críticas. Para los sectores conservadores, el elegido era demasiado joven e inexperto; para la oposición, demasiado vinculado al anterior régimen.

DESMANTELAMIENTO DEL RÉGIMEN

Sin embargo, Adolfo Suárez, con las armas del diálogo y el consenso, supo reunir a un grupo de políticos de su generación, desde antiguos falangistas hasta socialdemócratas, y desmantelar el régimen franquista. Sus primeros 11 meses de gobierno estuvieron marcados por la Ley para la Reforma Política, que, al ser aprobada en noviembre de 1976, supuso el 'suicidio político' de las Cortes franquistas. La respuesta posterior de los españoles en referéndum popular fue contundente: el 94,1% dijo sí.

Su decisión de nombrar al teniente Gutiérrez Mellado vicepresidente del Gobierno fue también clave para controlar a las altas esferas militares y disipar el peligro golpista del Ejército. No obstante, el proceso de reformas también se veía amenazado por la violencia de los grupos terroristas nacionalistas como ETA o de extrema izquierda como el GRAPO. El año clave fue 1977, cuando Suárez fue elegido el 15 de junio por los ciudadanos como presidente del Gobierno en las primeras elecciones generales que celebraba España desde 1936, al frente de la Unión de Centro Democrático (UCD), que aglutinaba a los aperturistas del franquismo con algunos elementos democráticos de la antigua oposición democrática.

LEGALIZACIÓN DEL PCE Y CONSTITUCIÓN

Previamente, el 9 de abril de 1977, Sábado Santo, se produjo uno de los hitos de su carrera política. Legalizó el Partido Comunista de España, con Santiago Carrillo al frente. Una decisión que le granjeó las críticas del Ejército y de los sectores más conservadores. Tras las elecciones, los dos grandes desafíos de Suárez se situaban entonces en redactar la Constitución y enfrentarse al terrorismo de ETA y al peligro golpista. Las Cortes resultado de las elecciones del 77 aprobaron la Carta Magna, que el pueblo español refrendó el 6 de diciembre de 1978.


 1395586466864suarez6c4

Santiago Carrillo y Adolfo Suárez

El 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganaba por segunda vez unas elecciones generales y comenzaba así su tercer y último mandato como presidente del Gobierno, que estaría marcado por las críticas y por el ascenso de la izquierda, que se hizo con los principales ayuntamientos del país tras los primeros comicios municipales, en el mes de abril de ese año. En el centro de los problemas políticos que tuvo que afrontar Suárez estuvieron las divergencias y peleas cainitas en el seno de la UCD, una gran coalición de partidos políticos de muy variado signo y la presión del PSOE de Felipe González, que se iba erigiendo en la gran alternativa del Gobierno. La difícil situación económica y la moción de censura que presentó el PSOE contra el presidente en la primavera de 1980, que no prosperó, contribuyeron a su desgaste.

Finalmente, el 29 de enero de 1981 Adolfo Suárez presentó su dimisión, casi cinco años después de ser nombrado presidente del Gobierno por el Rey, con el que, decían, había perdido sintonía. Ese mismo año, el monarca le concedió el título de Duque de Suárez por su papel en la Transición.


 0_1386956721_136418_1391511240_album_normal

Adolfo Suárez, tras levantarse de su escaño, increpa a los guardias civiles que zarandean al general Manuel Gutiérrez Mellado durante el asalto golpista al Congreso de los Diputados del 23 de febrero de 1981.

Semanas después, cuando varios guardias civiles armados, bajo el mando del teniente coronel Antonio Tejero pretendieron dar un golpe de Estado militar, mientras el Congreso se disponía a votar el nombramiento de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente del Gobierno, Suárez fue el único que, junto al entonces secretario general del Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, permaneció en su escaño. Su imagen, primero enfrentándose a los golpistas y después sentado impertérrito mientras el resto de diputados se echaban al suelo, será una de las que acompañen para siempre la memoria del ex presidente.


 12adolfo_presidentes

Histórica imagen de cuatro presidentes de la democracia. Calvo Sotelo, José María Aznar, Adolfo Suárez y Felipe González en la Moncloa durante el Gobierno de José María Aznar en 1997.


EL SUÁREZ EX PRESIDENTE: LA SOLEDAD DEL CDS

Tras abandonar el Gobierno, Suárez también dejó la UCD y fundó el Centro Democrático y Social (CDS), que en las elecciones de 1982, que ganó Felipe González, obtuvo sólo dos diputados. La UCD sufrió también un batacazo, que le dejó como cuarta fuerza política, hasta que finalmente desapareció en 1983. Suárez participó en las elecciones de 1986 y 1989 con el CDS, en las que revalidó su escaño como diputado por Madrid. Pero, finalmente, tras un mal resultado en las municipales y autonómicas de 1991, dimite como presidente del partido y anuncia su abandono de la política. Años después, comenzó a trabajar como asesor de empresas privadas y con asociaciones humanitarias.


 11adolfo_rey

Emocionado abrazo del rey a Aldolfo Suárez, investido Doctor Honoris Causa por la Polítecnica de Madrid en 1998. En la imagen de la derecha, en uno de los numerosos encuentros que mantuvo con Juan Carlos I, que tras conocerse su terrible enfermedad se preocupó día tras día del estado de salud del Duque de Suárez.

En 1996, recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, por su importante contribución a la Transición española. Su trayectoria política le ha valido otras condecoraciones como la Gran Cruz del Mérito Civil, la Gran Cruz de Isabel la Católica, la Gran Cruz de la Orden de la Libertad de Portugal o el collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro.


 5adolfo_mujer

Adolfo Suárez se casó con Amparo Illana Elórtegui el 15 de julio de 1961. Con ella tuvo cinco hijos, Marian, Sonsoles, Laura, Javier y Adolfo, quien también se decantó por la política. El político vivía uno de los momentos más duros de su vida en el año 2001, cuando falleció su mujer Amparo, su compañera de vida. En 1991 había dimitido de su cargo en la CDS para dedicarse por entero a su familia. Además de su mujer, su hija Marian falleció también de cáncer en 2004, una enfermedad que logró superar Sonsoles, la otra hija de Suárez.


TRAGEDIAS PERSONALES

Los últimos años de Adolfo Suárez se vieron marcados por las enfermedades de su mujer, Amparo Illana Elórtegui, y su hija mayor, Marian Suárez Illana, que fallecieron de cáncer, así como por su dolencia personal. En 2005, su hijo Adolfo hizo público en una entrevista para televisión española que el ex presidente padecía una demencia senil degenerativa desde hacía dos años, que le había borrado todos sus recuerdos. La última imagen pública de Adolfo Suárez quedará grabada también para la historia de España. Es la foto de la visita que el Rey le hizo en julio de 2008 para entregarle el collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro. En la instantánea se puede ver de espaldas al ex presidente junto al monarca, que le pasa el brazo por el hombro, mientras pasean por los jardines del domicilio familiar de Suárez.-

El 10 de febrero de 2009, fue ingresado en una clínica de Madrid para ser tratado de una afección pulmonar, según informó entonces la familia en un comunicado y en 2010, el ex presidente del Gobierno fue internado de nuevo debido a un catarro leve. En de 2012 fue hospitalizado por una bajada de tensión, mientras que en diciembre del mismo año fue ingresado por una infección respiratoria y para realizarle un chequeo. El último ingreso fue el 17 de marzo, del que ya no se recuperó, falleciendo el 23 de marzo de 2014.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado de este ilustre politico español os resulten interesantes, el personage lo merece.




 7adolfo_primerplano

Adolfo Suárez ha sido uno de los hombres más importantes de la historia española, una persona clave en la transición de nuestro país a la Democracia




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Biografía de Adolfo Suárez según texto de la Wikipedia


  adolfo_suarez

Adolfo Suárez González, I Duque de Suárez, (Cebreros, Ávila; 25 de septiembre de 1932 - Madrid, 23 de marzo de 2014) fue un político y abogado español, presidente de Gobierno de España entre 1976 y 1981.

Suárez —figura clave en la Transición Española de la dictadura de Francisco Franco a un sistema democrático— consiguió, tras ser nombrado presidente del gobierno por el monarca en 1976 y a pesar de ser un desconocido para la opinión pública del momento, que se llevaran a cabo diversas medidas que reformaron el sistema previo como la autoliquidación de las Cortes Franquistas o la legalización de los partidos políticos (incluida la del Partido Comunista de España). Fue posteriormente elegido de nuevo presidente por medio esta vez de las urnas en las elecciones generales de España de 1977. En 1981 abandonó el cargo tras presentar su dimisión. Tras esta, creó junto a otros dirigentes de UCD el partido Centro Democrático y Social y fue elegido diputado en Cortes en varias elecciones generales.

Por sus servicios al país, el rey Juan Carlos I le concedió el ducado de Suárez, con grandeza de España, y era también caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro. Estuvo retirado de la vida pública desde 2003 como consecuencia de una enfermedad neurológica. Falleció el 23 de marzo de 2014 a causa de una neumonía.2 Tras su fallecimiento, le fue concedido a título póstumo el Collar de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, la más alta condecoración civil que se otorga en España. Su grado más alto, el Collar, está reservado a los miembros de la Familia Real Española, los Jefes de Estado y de Gobierno y los ciudadanos que hayan tenido durante al menos tres años la Gran Cruz, el segundo grado de la condecoración.3


Primeros años y familia

Hijo primogénito de Hipólito Suárez Guerra (julio de 1907 - 22 de marzo de 1980) y Herminia González Prados (1910 - 18 de julio de 2006), Adolfo Suárez nació en Cebreros por decisión de su madre, pues allí tenía ésta sus raíces familiares. Sin embargo, su residencia ya estaba establecida en Ávila,4 adonde el matrimonio se trasladó poco tiempo después de casarse. Tuvo además cuatro hermanos menores: Hipólito, María del Carmen (casada con Aurelio Delgado Martín), Ricardo y José María.

Su madre era muy devota e hija de pequeños empresarios, mientras que su padre era un procurador de tribunales, 5 hijo del secretario del juzgado —jugador y mujeriego—6 con el que nunca se llevó bien.7

Suárez nunca fue un buen estudiante. Pasó por varios colegios, no leía y sus pasatiempos tenían más que ver con las fiestas, el deporte y los juegos de cartas. Fue un líder nato en sus pandillas de barrio y tenía un gran arrastre entre las mujeres. También correspondió a la religiosidad de su madre, fundando y presidiendo desde su adolescencia diversos organismos ligados con Acción Católica.7

Se casó con Amparo Illana Elórtegui,8 con quien tuvo cinco hijos: María Amparo "Mariam",9 Adolfo, Laura, Sonsoles y Francisco Javier.10 A su vez llegó a tener cinco nietos: Alejandra, actual duquesa de Suárez (1990) y Fernando (1993), hijos de Mariam; y Adolfo y Pablo, hijos de Adolfo. Tiene otro nieto varón.


Formación

Estudió la carrera de Derecho por libre en Salamanca, titulándose no sin dificultades.7 A comienzos de 1955, había conseguido hacía poco su primer trabajo remunerado en la Beneficiencia de Ávila, cuando su padre huyó de casa producto de un escándalo de negocios. Incapaz de sostener por sí mismo al resto de su familia, en el mes de agosto conoció al falangista vinculado al Opus Dei11 Fernando Herrero Tejedor, quien acababa de ser nombrado gobernador civil y jefe provincial del Movimiento en Ávila y se convertiría en su tutor político desde entonces, ayudándolo a afianzarse en dicha profesión.7 A comienzos del curso 1958-1959 entró en el Colegio Mayor Francisco Franco —ubicado en la Ciudad Universitaria de Madrid— con el objeto de empezar a preparar oposiciones. Se doctoró en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.12


 8adolfo_jura_cargo

Sucedió a su mentor, Herrero Tejedor, como ministro Secretario General del Movimiento tras su muerte, en diciembre de 1975, en el primer gobierno de la Monarquía, presidido por Arias Navarro. Sería tras su dimisión cuando Suárez pasaría a ser presidente del Gobierno, un 3 de julio de 1976, a instancias del Rey don Juan Carlos. Suárez fue su hombre de confianza y fue él quien impulsó la reforma política que acabaría con la dictadura.


 9adolfo_ucd

El 15 de junio de 1977 se celebraron, por primera vez desde 1936, elecciones libres y Adolfo Suárez se proclamó vencedor al frente del partido de coalición Unión de Centro Democrático (UCD). El rey don Juan Carlos le había nombrado ya Presidente del Gobierno el 3 de julio de 1976[/i]


Trayectoria política

Desempeñó diferentes cargos dentro de las estructuras del franquismo de la mano de Herrero Tejedor. De esta forma, en 1958, pasa a formar parte de la «Secretaría General del Movimiento» ascendiendo, en 1961, a Jefe del Gabinete Técnico del Vicesecretario General, procurador en Cortes por Ávila en 196713 y gobernador civil de Segovia en 1968. En 1969 es designado Director General de Radio Televisión Española, donde ya había desempeñado otros cargos entre 1964 y 1968; permaneció en este cargo hasta 1973.

En abril de 1975, nuevamente de la mano de Herrero Tejedor, es nombrado Vicesecretario General del Movimiento, cargo que ocuparía hasta la muerte de su mentor el 12 de junio de ese año en un accidente de automóvil.
El 11 de diciembre de 1975, entró en el primer gabinete de Arias Navarro formado tras la muerte de Franco. Por sugerencia de Torcuato Fernández Miranda, Adolfo Suárez fue nombrado Ministro Secretario General del Movimiento.14

El 9 de junio de 1976, en un discurso sobre la Ley de Asociaciones Políticas ante las Cortes Españolas previo a su elección, citó unos versos de Antonio Machado, muerto en el exilio:

    ...y permitidme para terminar que recuerde los versos de un autor español:


    Está el hoy abierto al mañana
    mañana al infinito
    Hombres de España:
    Ni el pasado ha muerto
    Ni está el mañana ni el ayer escrito.



PRESIDENTE DE GOBIERNO


Período preconstitucional

Cuando en julio de 1976 el rey Juan Carlos I le encargó la formación del segundo gobierno de su reinado y el consiguiente desmontaje de las estructuras franquistas, Suárez era un perfecto desconocido para una mayoría del pueblo español. No obstante, a sus 43 años, con no pocas dificultades, fue capaz de aglutinar a un grupo de políticos de su generación que habían llegado a las convicciones democráticas por diversos caminos. Supo reunir, junto a falangistas «conversos» como él, a socialdemócratas, liberales, democristianos, etc. y, entre 1976 y 1979, desarbolar el régimen franquista con la complicidad de las fuerzas antifranquistas como el PSOE y, especialmente, del Partido Comunista de España y su líder, Santiago Carrillo, que calificó a Suárez de «anticomunista inteligente».15

En esta tarea contó con la ayuda de Torcuato Fernández Miranda, entre otros, que logró la autoliquidación de las Cortes franquistas y sacar adelante el Proyecto de Reforma Política ante una recelosa oposición democrática y con la colaboración del Teniente General Manuel Gutiérrez Mellado, encargado de tranquilizar y controlar, en lo posible, a las altas esferas militares, compuestas en su mayor parte por militares que habían participado en la guerra civil y proclives al régimen franquista.


 s_mbolo_de_la_uni_n_de_centro_democr_tico
Símbolo de la Unión de Centro Democrático.


Primer presidente democrático

El 15 de junio de 1977, por primera vez en España desde 1936, se celebraron elecciones generales libres. Adolfo Suárez se alzaba como vencedor de las mismas, al frente de un conglomerado de formaciones de centro, aglutinadas en torno a su persona, bajo las siglas UCD (Unión de Centro Democrático). Las Cortes salidas de aquellas elecciones, convertidas en constituyentes, aprobaron la Constitución, que el pueblo español refrendaba el 6 de diciembre de 1978.


 0su_rez_en_1979

Suárez en 1979.

El 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganaba por segunda vez unas elecciones generales, e iniciaba su tercer mandato como presidente del Gobierno. Sin embargo, el triunfo en las elecciones generales quedó muy en segundo plano tras el acceso de la izquierda a los principales ayuntamientos del país tras las primeras elecciones municipales de abril. El acuerdo entre el PSOE y el PCE permitió que las grandes ciudades españolas fueran gobernadas por alcaldes de partidos de la oposición.

Fue una etapa de gobierno llena de dificultades políticas, sociales y económicas.16 En 1980, el PSOE presentó una moción de censura que, aunque derrotada de antemano, deterioró aún más la imagen de un Suárez desprovisto de apoyos en su propio partido. Finalmente, el 29 de enero de 1981 optó por presentar su dimisión tanto como presidente del Gobierno17 18 como de Unión de Centro Democrático.19 En su mensaje al país que duró doce minutos y fue emitido por Televisión Española a las 19:40, afirmó:

    Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España.19

Esto dio pie a pensar que renunciaba por la presión de los militares.20 Esta teoría pareció confirmada por el intento de golpe de estado que tuvo lugar durante la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo. Sin embargo, algunos autores, Javier Cercas, Javier Tusell y Charles Powell entre ellos, insisten en el cansancio y la falta de apoyo de la Corona como principales factores para su dimisión. Otros autores como Gregorio Morán refieren un episodio concreto que auna las amenazas militares con la falta de apoyo real, todo lo cual unido a la rebelión en marcha de los miembros democristianos de su partido, que habrían pactado ya con los de Alianza Popular, como las causas decisivas de la dimisión.21

En 1981, el rey le concedió el título de duque de Suárez en virtud a su papel en el proceso de transición.22 23


 3adolfo_carrillo3

Uno de los puntos más llamativos de la Reforma que llevó a cabo fue la legalización de los partidos de izquierdas, el socialista y el comunista, motivo por el cual Suárez se ganó muchos enemigos, pero también muchos amigos. En la imagen con el entonces secretario general del PCE, Santiago Carrillo.


 2adolfo_golpe_estado2

Momento en el que comenzó el golpe de Estado del 23-F con Adolfo Súarez a la izquierda de la imagen y el teniente coronel Antonio Tejero. Suárez intentó que Tejero parase el golpe de Estado y tanto él como el diputado Santiago Carrillo permanecieron en sus escaños sin hacer caso a las órdenes de tirarse al suelo.


 1adolfo_reunion_rey

En esta reunión, el 25 de febrero de 1981, todos los dirigentes políticos fueron recibidos por el Rey en su despacho de la Zarzuela. En el encuentro se habló de lo ocurrido durante el golpe de Estado de Tejero, que fue el 23 de febrero de ese año. Adolfo Suárez tuvo que afrontar dos intentos de golpe de Estado, el ya mencionado y otro en noviembre de 1978, la llamada Operación Galaxia. En esta reunión, además de Suárez y el Rey, estaban Javier Arzallus , Manuel fraga , Landelino Lavilla , Felipe Gonzalez , Santiago Carrillo , Miquel Roca y Calvo Sotelo, que le sucedió al frente del Gobierno en 1981.


 adolfo_suarez_03

El expresidente Adolfo Suárez durante una visita efectuada a Buenos Aires (Argentina) en otoño de 1981.


 7adolfo_reyes

Su relación con los Reyes ha sido siempre muy cercana, de amistad. Don Juan Carlos y doña Sofía estuvieron junto a él (acudieron al funeral en Ávila) en uno de sus momentos más duros, el fallecimiento de su esposa Amparo Illana en el año 2001.


 10adolfo_funeral_mujer

Una imagen de Adolfo Suárez en el funeral de su esposa Amparo Illana, detrás sus hijos



Vida política posterior

Poco después de su dimisión creó junto a otros ex dirigentes de UCD el partido Centro Democrático y Social (CDS), con el que se presentó a las elecciones del 28 de octubre de 1982, siendo elegido diputado por Madrid. Revalidó su escaño en las elecciones de 1986 y las de 1989, pero en 1991 dimitió como Presidente del CDS tras los malos resultados de su formación en las elecciones municipales y abandonó definitivamente la política.

En 1996 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su importante contribución a la Transición Española a la democracia, de la que se le considera el gran artífice.


 4adolfo_mujer

El político vivía uno de los momentos más duros de su vida en el año 2001, cuando falleció su mujer Amparo, su compañera de vida. En 1991 había dimitido de su cargo en la CDS para dedicarse por entero a su familia. Además de su mujer Amparo, su hija Marian falleció también de cáncer, una enfermedad que logró superar Sonsoles, la otra hija de Adolfo.

Tanto su esposa, Amparo Illana Elórtegui (25 de mayo de 1934 - 17 de mayo de 2001), como su hija mayor, María Amparo (Mariam) Suárez Illana (1962 - 7 de marzo de 2004), abogada, padecieron y murieron de cáncer. Amparo murió el 17 de mayo de 2001 a los 66 años, en su casa de Madrid, tras haber sido operada en 1994 en la Clínica Universidad de Navarra del cáncer de mama que padecía. Mariam murió casi 3 años después, un 7 de marzo de 2004 a los 41 años en Madrid. Otra de las hijas de Suárez, Sonsoles Suárez (1967), presentadora de televisión, también ha sufrido cáncer. Suárez tiene otros tres hijos: Adolfo (5 de mayo de 1964), que fue candidato del Partido Popular a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha en 2003, Laura (la cual también padeció cáncer y fue operada con éxito en 2012) y Francisco Javier.

En 2003, con motivo de la candidatura de su hijo, Adolfo Suárez Illana, a presidente de Castilla-La Mancha por el Partido Popular, Suárez hizo su última aparición pública, en Albacete, para apoyar esta candidatura. Desde entonces no volvió a aparecer públicamente, siendo precisamente su hijo Adolfo quien en el transcurso de una entrevista para el programa Las cerezas de Televisión Española del 31 de mayo de 2005, hizo público que el ex presidente padecía la enfermedad de Alzheimer desde hacía dos años, por lo que ni siquiera recordaba haber sido Presidente del Gobierno y no reconocía a nadie, respondiendo únicamente a estímulos afectivos.24 Ese mismo año, desde el programa Protagonistas de Luis del Olmo (Punto Radio) se le hizo un homenaje al que se sumaron Adolfo Suárez Illana, Santiago Carrillo y los cuatro siguientes Presidentes del Gobierno, emitido en directo por Punto Radio y por las diferentes cadenas de televisión españolas, pertenecientes a la red de cadenas locales-provinciales de Vocento Punto TV.

El 8 de junio de 2007 y con motivo del trigésimo aniversario de las primeras elecciones democráticas tras la Dictadura, el rey Juan Carlos I lo nombró caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por su importante actuación en la Transición española, el cual le fue entregado el día 16 de julio de 2008.25 Al no poder asistir por su estado de salud, recogió el premio Adolfo Suárez Illana, que leyó un discurso en nombre de su padre. El 23 de septiembre de 2007 se publicó una entrevista inédita a Suárez, hecha en 1980 en el periódico ABC.26 El 12 de junio de 2009 se abrió al público en Cebreros, el Museo Adolfo Suárez y la Transición dedicado a su figura y a la Transición.27


Fallecimiento


 22_1395915735_108918

Despedida con todos los honores Capilla ardiente del expresidente Adolfo Suárez instalada en el salón de Pasos Perdidos del Congreso con el Toisón de Oro con el que el Rey le distinguió y la última y póstuma condecoración a Suárez: el Collar de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.


 16_1395915979_139057

Todos los honores para Suárez El piquete de honor coloca el féretro con los restos mortales del expresidente Adolfo Suárez, envuelto en la bandera española, en un armón de artillería tirado por cuatro caballos.


 17_1395916070_596079

Despedida solemne en el Congreso de los Diputados El piquete de honor coloca el féretro con los restos mortales del expresidente Adolfo Suárez.


 15_1395915891_957647

Miles de personas aplauden a la familia de Suárez La familia de Adolfo Suárez camina tras el féretro que ha abandonado el Congreso de los Diputados para iniciar su camino hacia la Plaza de Cibeles.


 08_1395915816_477218

"¡Gracias presidente!" Miles de ciudadanos se han acercado a los aledaños del Congreso de los Diputados para ver el paso de la comitiva fúnebre del féretro del expresidente Adolfo Suárez.


 07_1395915747_887808

Plaza de Cibeles El féretro con los restos mortales del expresidente Adolfo Suárez, envuelto en la bandera española y sobre un armón de artillería tirado por cuatro caballos, en su recorrido solemne por la Plaza de Cibeles.


 avila_catedral_del_salvador_pm_16797

Los restos de Adolfo Suárez están enterrados junto con los de su esposa en la Catedral del Salvador de Ávila.

El 21 de marzo de 2014, su hijo Adolfo anunció que el estado de salud de su padre había empeorado debido a una neumonía y que el «desenlace era inminente», dando a conocer que estaba hospitalizado desde hacía unos días. Dos días después falleció en la clínica Cemtro de Madrid, a los 81 años de edad.2

El Ministerio de Fomento aprobó el 24 de marzo una orden ministerial, a propuesta del presidente del Gobierno, para que el aeropuerto de Madrid-Barajas pase a denominarse Adolfo Suárez, Madrid-Barajas.28 Es el segundo español en dar nombre a un aeropuerto nacional, tras el escritor y poeta Federico García Lorca que da nombre al aeropuerto de Granada.28 Como reconocimiento a su labor, el Rey Juan Carlos I le impuso a título póstumo el Collar de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, otorgada por un Consejo de Ministros extraordinario, consiguiendo así las dos máximas condecoraciones de España junto al Toisón de Oro que le fue concedida en 2007 y otorgada en vida al Duque un año después.3

A su capilla ardiente, instalada en el Congreso de los Diputados, acudieron a despedirle grandes personalidades políticas, los Reyes y los Príncipes de Asturias, el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con su esposa, y los tres ex presidentes posteriores a su mandato (excepto Leopoldo Calvo-Sotelo, fallecido en 2008). Acudieron además miles de ciudadanos, llegando a formar colas de dos kilómetros frente a la capilla ardiente instalada en la carrera de San Jerónimo.29 30


 thumb_1395919225_181435

El 25 de marzo, tras celebrar la misa corpore insepulto, Suárez fue enterrado por su expreso deseo en el claustro de la Catedral de Ávila. Junto con sus restos mortales fueron enterrados también los de su esposa, que hasta ese momento había permanecido sepultada en la Capilla de Mosén Rubí de Ávila. En su epitafio aparece escrito «La concordia fue posible».31 32

Su funeral de estado se celebró el 31 de marzo de 2014 en la catedral de la Almudena.


 funeral_de_estado_adolfo_suarez

El Rey y el resto de autoridades, el lunes 31 de marzo de 2014 en la catedral de la Almudena de Madrid



Distinciones y condecoraciones


 0adolfo_rey1

El ex presidente del Gobierno posee múltiples condecoraciones por su labor política. Entre ellas, la Gran Cruz de Isabel la Católica, la Gran Cruz de Carlos III y el Collar de la Insigne orden del Toisón de Oro, la orden dinástica de mayor prestigio del mundo, que le fue entregado por los Reyes.

Españolas

    • Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil (18 de julio de 1969).33
    • Medalla de Oro de Segovia (17 de noviembre de 1969).34
    • Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar, con distintivo blanco (14 de septiembre de 1970).35
    • Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1 de abril de 1971).36
    • Encomienda (1 de abril de 1967).37
    • Gran Cruz de la Orden del Mérito Naval, con distintivo blanco (1 de abril de 1972).38
    • Gran Cruz de la Orden de Cisneros (18 de julio de 1972).39
    • Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica (29 de septiembre de 1973).40
    • Gran Cruz de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas (4 de julio de 1975).41
    • Medalla de Oro de Ávila (12 de febrero de 1981). Entregado el 9 de junio de 2005.42
    • Hijo Adoptivo de Ávila (12 de febrero de 1981). Entregado el 9 de junio de 2005.43
    • Medalla de Oro de Madrid (30 de noviembre de 1995). Entregado el 10 de noviembre de 1998.44 45
    • Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (13 de septiembre de 1996).46
    • Medalla de Oro de Castilla y León (22 de marzo de 1997).47
    • Premio Convivencia de Ceuta (30 de abril de 1999).48 49
    • Medalla de Honor de Madrid (15 de mayo de 2011).50
    • Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro (8 de junio de 2007).51
    • Collar de la Real y Distinguida Orden de Carlos III (A título póstumo, 24 de marzo de 2014).52 53
    • Gran Cruz (23 de junio de 1978).54


 6adolfo_suarezadolfo_su_rez_recibi_el_premio_pr_ncipe_de_asturias_de_la_concordia_en_1996

Adolfo Suárez recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1996.

Extranjeras

    • Gran Cruz de la Orden de Cristo (República Portuguesa, 20 de abril de 1978).55
    • Gran Cruz de la Orden de la Libertad (República Portuguesa, 22 de febrero de 1996).56


 grandes_armas_de_adolfo_su_rez_gonz_lez_duque_de_su_rez_g_e

Grandes armas de Adolfo Suárez González, I Duque de Suárez (G.E.)


En la cultura popular


Literatura

Como otros personajes reales de la Transición, Adolfo Suárez aparece en la novela de Fernando Vizcaíno Casas Y al tercer año, resucitó. En la película de 1981 basada en la novela, su papel fue interpretado por José Sancho.

El libro (un ensayo histórico novelado) Anatomía de un instante (Mondadori, 2009) de Javier Cercas está centrado en el Golpe de Estado en España de 1981, cuando Suárez era el presidente dimisionario. El «instante» al que hace referencia el título es el captado por las cámaras de RTVE, cuando la Guardia Civil ha ocupado el Congreso y Adolfo Suárez permanece sentado en su escaño mientras el resto de diputados están escondidos bajo sus butacas, y Gutiérrez Mellado increpa a Antonio Tejero y su tropa.57 Esta obra ganó el Premio Nacional de Narrativa en 2010.58
Cine y televisión

En la película humorística El gran Mogollón de 1982, aparece una parodia de su persona, interpretada por el actor Pedro Ruiz.

El 27 de enero de 2010, Antena 3 emitió la película Adolfo Suárez, el presidente representado por el actor Ginés García Millán. El telefilme consta de dos partes de 70 minutos. La primera narra su juventud y su carrera política hasta que es investido presidente. La segunda, recoge sus años de gobierno hasta el golpe de Estado del 23-F.59

En la serie de Televisión Española Cuéntame cómo pasó el presidente Suárez aparece en varias ocasiones en tomas de actos públicos de la época de la Transición y también en interacción con la familia Alcántara, especialmente con Antonio Alcántara, militante de UCD y simpatizante del CDS.

El 5 de diciembre de 2013, TVE emitió un documental sobre su presidencia del Gobierno con motivo del 35º aniversario de la Constitución Española.60


Véase también

    Puedo prometer y prometo

    Ver las Referencias (de la 1 a la 60) y Biblografía en la Wikipedia



 12adolfosuarez_rey

El Rey y Adolfo Suárez en una fotografía insólita, formidable, histórica, que, al día siguiente, ocuparía el lugar de honor de las “primeras” todos los diarios. La instantánea recogía la visita del Rey al expresidente Adolfo Suárez en su casa madrileña de La Florida el 17 de julio de 2008. El monarca le entregó el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro, aunque el Duque, sumido en una dolencia irreversible y progresiva, no logró reconocer a quien tan cálidamente le abrazaba. Esta significativa imagen tomada por su hijo Adolfo Suárez Illana recibió el Premio Ortega y Gasset de periodismo a la mejor información gráfica.

Especial de EL PAÍS dedicado a Adolfo Suárez



Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo dedicado a Adolfo Suárez. El nombre de Suárez resonará a lo largo de la historia por ser el primer presidente democrático (1976-1981) tras la dictadura del General Francisco Franco. Fue el gran artífice de la Transición española. Entre su nombramiento en 1976 y su dimisión en 1981, Suárez tejió la democracia con profundas reformas y grandes consensos


Fuentes y agradecimientos a: elpais.com, elmundo.es, publico.es, 20minutos.es, EFE, hola.com/Gtresonline/Getty Images, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 01 Abril 2014, 11:52; editado 4 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Adolfo Suárez 
 
Entierro del primer presidente de la democracia en la Catedral de Ávila


Adolfo Suárez reposa ya en Ávila bajo el epitafio 'La concordia fue posible'

     - Ha sido despedido con honores de Estado al cierre de la capilla ardiente en el Congreso
    - Después el féretro ha sido trasladado a Ávila, donde el obispo ha oficiado un funeral
    - Entre los asistentes estaban Mariano Rajoy, José María Aznar y Juan Vicente Herrera
    - Numerosos ciudadanos de Ávila han podido asistir también al funeral



 05_1395825514_859808

Cientos de vecinos de Ávila se despiden a Suárez El féretro con los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, a su llegada a la catedral de Ávila.


 thumb1

El féretro con los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, a su llegada a la catedral de Ávila.

El ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez ha sido enterrado en el claustro de la catedral de Ávila junto a los restos mortales de su esposa, Amparo Illana, en una tumba en la que reposa ya bajo el epitafio "La concordia fue posible".

Después de la despedida con honores de Estado al cierre de la capilla ardiente del Congreso, el féretro de Suárez ha sido trasladado hasta Ávila, donde el obispo de esta diócesis, Jesús García Burillo, ha oficiado el funeral de corpore insepulto al que han asistido los familiares del ex presidente y numerosos representantes políticos.


 04_1395825453_164613

Catedral de Ávila El féretro con los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, a su llegada a la catedral de Ávila a hombros de agentes de la Policía Local, y seguido de la comitiva para el funeral.

Entre ellos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ex jefe del Ejecutivo José María Aznar; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y varios ex ministros, algunos de los cuales formaron parte de los gabinetes de Suárez.

Numerosos ciudadanos de Ávila han podido asistir también al funeral, que ha comenzado con casi una hora de retraso sobre el horario previsto con la interpretación del himno nacional en el órgano de la catedral.
'Una acción de gracias inmensa'

En su homilía, García Burillo ha elogiado el "prodigioso trabajo del ex presidente en la Transición. A su juicio, inauguró un estilo de convivencia política trabajando sin cesar por el entendimiento entre los españoles y, por ello, ha instado a seguir su camino.

"Su política consiguió que las dos Españas pudieran encontrarse tras décadas de animadversión política y de odio", ha dicho García Burillo, quien ha recordado la fe que profesaba Suárez, "un católico en la vida pública".

Ha asegurado que España le debe "una acción de gracias inmensa" y ha destacado su búsqueda del bien común para los españoles.

El obispo de Ávila ha leído un mensaje del Papa Francisco en el que ha trasladado su pésame a la familia y a todos los que lloran la pérdida de una "figura destacada de la época reciente española".


02_1395825372_267801

Misa por Suárez El féretro con los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, en la catedral de Ávila.

Tras el funeral, en el que el coro gregoriano de la Santa ha cantado algunas piezas con textos de Santa Teresa y San Juan de la Cruz, el féretro con los restos mortales del ex presidente se ha trasladado al claustro de la catedral seguido de los familiares y de las principales autoridades.

En el acto más intimo en el que Suárez ha sido enterrado han estado presentes Rajoy, Aznar, Herrera y el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto.


'¡Viva Suárez!' y '¡Viva España!'

En medio del silencio y con visible emoción contenida en sus familiares, el ataúd ha sido introducido en el hueco al que ayer fueron trasladados los restos mortales de la esposa del ex presidente, fallecida en mayo de 2001 y que hasta ahora habían reposado en la capilla del convento de Mosén Rubí, situada a unos 200 metros de la catedral.

La tumba ha sido sellada y sobre ella se ha colocado la lápida con la inscripción "Excmos. señores duques de Suárez", seguida de los nombres de ambos, las fechas respectivas de sus nacimientos y muertes y un lema final "La concordia fue posible".

Rajoy, Aznar y Herrera han sido los primeros en acercarse a continuación a los familiares del ex presidente para volver a expresarles su pésame antes de abandonar el templo.

Poco después, la familia de Suárez ha abandonado el claustro y ha accedido al interior de la iglesia en medio de aplausos de las personas que se encontraban dentro de la misma y de las que han partido voces de "¡Viva Suárez!" y "¡Viva España!".

Ya en el exterior y en nombre de la familia, el hijo mayor del ex presidente, Adolfo Suárez Illana, ha agradecido los gestos de cariño hacia su padre.


 01_1395825243_536596

Claustro de la catedral de Ávila El féretro con los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, son depositados en el claustro de la catedral de Ávila.


 thumb

La tumba de Adolfo Suárez y Amparo Illana en el claustro de la catedral de Ávila.

La sepultura de Suárez en el claustro de la catedral de El Salvador ha quedado situada a escasos diez metros de donde está sepultado quien fuera presidente del Gobierno republicano en el exilio Claudio Sánchez Albornoz.


Fuentes: elmundo.es / 20minutos.es / EFE
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Adolfo Suárez 
 
Reproduzco la pieza que elavoré el día de la muerte de Suárez



Fallece Adolfo Suárez a los 81 años el primer presidente del Gobierno de la democracia

Junto al rey, dirigió el cambio del Estado tras la larga dictadura de Franco



1395393331_797912_1395393366_portada_normal

Fue el coraje hecho persona y el más firme defensor de los valores del diálogo y del consenso. Pero por encima de todo, Adolfo Suárez González (Cebreros, Ávila, 25 de septiembre de 1932) entra en la Historia por haber dirigido un auténtico cambio en el curso de los asuntos públicos de España, que transitó desde el Estado dictatorial hasta la democracia constitucional en solo dos años y medio, a pesar de la intensidad de los esfuerzos de la extrema derecha y del terrorismo de ETA y del GRAPO para impedirlo, y de las conspiraciones de franquistas atrincherados en el inmovilismo.


 000_1395598496_954327

El entonces presidente del Gobierno interviene en el Congreso, el día que se aprobó la Constitución.


 el_23_de_febrero_de_1981_durante_la_investidura_de_calvo_sotelo_como_nuevo_presidente_el_coronel_tejero_y_otros_200_guardias_civiles_secuestran_durante_16_horas_a_los_diputados_presentes_en_el_congreso

El 23 DE FEBRERO DE 1981, durante la investidura de Calvo-Sotelo como nuevo presidente, el coronel Tejero y otros 200 guardias civiles secuestran durante 16 horas a los diputados presentes en el Congreso. El papel mediador de Adolfo Suárez como presidente en funciones fue determinante para poner fin al golpe de Estado. Un año y medio después, en octubre de 1982, el triunfo del PSOE en las urnas abría un nuevo capítulo en la Historia política de España. (Foto: EFE)

ESPECIAL Los principales hitos del expresidente



Algunas fotos trascendentes de la vida de Adolfo Suárez (1966-1980)


 02_1395596988_743272

El 7 de enero de 1969, Adolfo Suárez, gobernador civil de Segovia (c), acompaña al rey Constantino de Grecia (i) y al príncipe Juan Carlos (d) durante la visita de los Reyes de Grecia a Segovia. (EFE)


 03_1395597078_865859

Esta imagen se tomó durante el entierro de las víctimas del hundimiento de Los Ángeles de San Rafael, al que asistió el ministro de Gobernación, Camilo Alonso Vega (3d), el gobernador civil, Adolfo Suárez (2d), y el presidente de la Diputación, Fernando Abril Martorell (2i). Tuvo lugar el 16 de junio de 1969. (EFE)


 04_1395597138_748332

Adolfo Suárez jura arrodillado su cargo como nuevo vicesecretario general del Movimiento, en un acto celebrado el 23 de abril de 1975 en el Palacio de El Pardo, presidido por Francisco Franco (i). Al acto asistieron, el ministro secretario general del Movimiento, Fernando Herrero Tejedor (d), y Fernando Fuentes de Villavicencio (3º d). (EFE)


 05_1395597193_239927

En esta imagen del 9 de junio de 1976, Adolfo Suárez, ministro Secretario General del Movimiento, recibe la felicitación de Carlos Arias Navarro, presidente del Gobierno, al finalizar su intervención en el Proyecto de Ley regulador del Derecho de Asociación debatido en las Cortes. (EFE)


 06_1395597259_466468

Adolfo Suárez jura arrodillado su cargo de presidente del Gobierno ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela. A la derecha se ve a Torcuato Fernández Miranda. Tuvo lugar el 5 de julio de 1976. (Europa Press)


 07_1395597324_802486

El rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno Adolfo Suárez, en el palacio de la Zarzuela junto a algunos miembros de su gabinete en 1976.
Gianni Ferrari (Cover/Getty Images)


 09_1395597418_868175

El rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno Adolfo Suárez conversan durante una espera en el pabellón de estado del aeropuerto de Barajas, el 1 de noviembre de 1976. / Marisa Flórez


 10_1395597483_652994

Blas Piñar defiende con ahínco la inalterabilidad de los Principios del Movimiento desde la tribuna del Congreso de los Diputados. Al fondo, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, y el teniente general Manuel Gutiérrez Mellado: La escena ocurrió durante el pleno sobre la Reforma Política celebrado el 16 de noviembre de 1976. / César Lucas


 11_1395595870_701903

El teniente general Gutiérrez Mellado, vicepresidente para Asuntos de la Defensa, felicita al presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, tras la aprobación de la Ley de Reforma Política en el Congreso, el 18 de noviembre de 1976. (Europa Press)


 15_1395596022_591505

Felipe González enciende un cigarrillo a Adolfo Suárez en una imagen distendida tomada durante una entrevista en el palacio de La Moncloa el 27 de junio de 1977. / Marisa Flórez


 16_1395596096_882275

Adolfo Suárez y la dirigente histórica del PCE, Dolores Ibárruri, 'La Pasionaria', se estrechan la mano en la primera sesión de las Cortes Democráticas del 14 de julio de 1977. De la expectación existente ante este encuentro da fe la cantidad de fotógrafos que se ve al fondo de la imagen. / Marisa Flórez


 18_1395596203_671032

El 3 de abril de 1978 viajó a Madrid el presidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Tarradellas, que se entrevistó en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez. Dieron muestras de cordialidad y cercanía como puede apreciarse en esta imagen en la que parecen contarse alguna confidencia. / Pastor - Cuadrado (Pool Moncloa)


 19_1395596290_844309

Jordi Pujol, diputado y secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya, y el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, conversan en un pasillo del Congreso de los Diputados. La imagen es del 4 de julio de 1978. / Marisa Flórez


 21_1395596380_294168

Adolfo Suárez saluda con los brazos en alto a los militantes de UCD tras ser proclamado presidente del partido, en la clausura del I Congreso de la formación, el 21 de octubre de 1978. / Chema Conesa


 22_1395596455_874536

Adolfo Suárez y los parlamentarios de UCD, diputados y senadores, posan en la cámara baja una vez aprobado el texto definitivo de la Constitución, el 31 de octubre de 1978. /Marisa Flórez


 24_1395596540_376396

El presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el cardenal Vicente Enrique y Tarancón se saludan durante la recepción celebrada en la Nunciatura con motivo del aniversario de la entronización del papa Juan Pablo II el 30 de junio de 1979. / (Europa Press)


 28_1395596656_344902

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, solo en el banco azul del Gobierno en el Congreso de los Diputados. En esta imagen del 25 de septiembre de 1979 se contempla el banco azul absolutamente vacío y al presidente en la esquina derecha. / Marisa Flórez


 29_1395597666_943134

El rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, avanzan entre militares en pie en el acto de entrega de fajines de la 76º promoción de la Escuela de Estado Mayor. El acto se celebró el 27 de febrero de 1980. / Marisa Flórez


 30_1395596815_607000

Adolfo Suárez durante el pleno del Congreso de los Diputados en que se debatía la moción de censura del PSOE contra el Gobierno de UCD, el 29 de mayo de 1980. / Marisa Flórez


 00_1395598192_167318

Suárez y el Rey ¿amigos para siempre? El Rey pasea con Suárez en el jardín de su casa de La Florida en 2009. Foto tomada por su hijo: Adolfo Suárez Illana


Más info en EL PAÍS

Más info en EL MUNDO


Fuentes: elpais.com, elmundo.es y AGENCIAS




       

Ha muerto Adolfo Suárez, un hombre valiente, brillante, generoso, carismático y al que los españoles le debemos mucho. No por esperada su muerte, es menos sentida. Descanse en paz.

Fue el principal artífice del cambio de régimen dictatorial al democratico. Fue el principal actor de la transición, sufriendo grandes dificultades y amenazas de muerte, logró elecciones libres, la legalización de los partidos políticos, incluyendo el partido comunista y sindicatos. Logró el consenso para aprobar la Constitución y los pactos de la Moncloa. Muchos grupos periodísticos, económicos y militares no se lo perdonaron y tuvo que dimitir por los ruidos de sables, sables que el día de su dimisión intentaron dar un golpe de Estado, y desacer todo lo que él y un grupo de colaboradores lograron. Afortunadamente no lo consiguieron. Luego se retiró asqueado y maltratado por sus 'propios compañeros' de partido y su figura cayó en el olvido, sufrió las dramáticas muertes de su mujer y una de sus hijas por cáncer, que le terminaron de trastornar, agravándose su despiedada enfermedad de alzheimer, que le ha llevado a vivir sus últimos años en el limbo.

Afortunadamente la figura de Suárez, ha ganado en grandeza y reconocimiento, en los últimos tiempos y ya tiene un puesto en la historia de España, un país imperfecto, pero mejor del que él heredó. Ha muerto un gran hombre, un hombre de estado, que dio su vida por una Nación que no le correspondió. Seguro que ahora hablarán de él, le dedicarán espacios especiales en los medios de comunicación, publicarán libros y libros; pero España le debe mucho, y él estuvo muy solo cuando tuvo que tomar decisiones muy delicadas e importantes, que gracias a su generosa contribución y valía, logró la reconcialición de los españoles, al menos de la mayoría.

 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Adolfo Suárez 
 
Merecido espacio y magnífico homenaje a Don Adolfo. Gracias J.Luis  
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Adolfo Suárez 
 
Disputa por el ducado de Suárez, otorgado por el Rey al ex presidente del Gobierno

- La familia Suárez Illana, a punto de romperse por un título nobiliario
- Adolfo Suárez Illana escribió una carta al Rey para luchar por el ducado de Suárez
- Sin embargo, la heredera legal del título es su sobrina Alejandra, hija de Mariam



 01_1396098050_353736

Hijos, nietos y familia política durante las pompas fúnebres de Adolfo Suárez. Ver vídeo

La mañana del martes, Adolfo Suárez fue enterrado en la catedral de Ávila, tras un solemne funeral corpore insepulto. Su féretro, recibido con el himno nacional, entró en el templo flanqueado por una comitiva, encabezada por sus hijos y sus nietos. Entre ellos estaba Fernando Romero Aznar, viudo de la hija mayor del político, Mariam, fallecida en marzo de 2004, acompañado por sus dos hijos, Alejandra, de 24 años, y Fernando, de 21. Era la primera vez que participaba en los actos fúnebres que siguieron a la muerte de su suegro, y su presencia en tan señalada comitiva provocó cierta sorpresa, dada la tensa relación que ha mantenido con su familia política, en especial con su cuñado Adolfo Suárez Illana desde el fallecimiento de su esposa.

Hasta el punto de que al cumplirse el primer aniversario de la muerte de Mariam, organizaron funerales en diferentes iglesias de Madrid, su viudo en Santo Domingo de la Calzada y su hermano Adolfo, que desde que al ex presidente se le manifestó el Alzheimer ha ejercido de jefe de la familia, en las Carmelitas de la calle de Ayala. Las desavenencias llegaron a su punto álgido con motivo del cambio de titularidad en la sucesión del ducado de Suárez a que dio lugar la apodada 'Ley Zapatero de la nobleza', aprobada en octubre del año 2006, que eliminó de un plumazo la secular prevalencia del varón, estableciendo la igualdad en la sucesión del primogénito, fuese hombre o mujer.

Esto significaba que el futuro duque de Suárez no iba a ser Adolfo, sino su sobrina Alejandra, primogénita de Mariam, quien era tres años mayor que su hermano. De hecho, el hijo del expresidente hizo llegar una carta al Rey en 2009 donde pedía su intervención para que el ducado pasara a sus manos en vez de a su sobrina. Alegaba que así se conservaría el nombre del político durante varias generaciones (su hijo mayor también se llama Adolfo) e incluso que si su padre hubiera estado en condiciones, así se lo habría solicitado al Rey.


 02_1396098083_763579

Adolfo Suárez Illana, con su familia, y su sobrina Alejandra, hija de Mariam.

Nada se pudo hacer, y Adolfo junior tuvo que resignarse a ser un Suárez a secas, dejando el camino libre a su sobrina. Incluso recientemente ha asegurado que la cuestión del título le importa ya «poco o nada», si bien mucha gente de su entorno le sigue considerando el natural sucesor. Como dato curioso, en la esquela que ha publicado Moncada abogados, socios en Colombia de Ontier, el bufete internacional que preside el hijo del ex presidente, aparece como II duque de Suárez.

Golpe de Estado

Para entender el calibre de esta difícil situación hay que remontarse a los históricos momentos de la Transición y a la odisea vivida por esta familia desde entonces. Tras dimitir Suárez como presidente del Gobierno el 29 de enero de 1981 y sólo cuatro días después de que fracasara el golpe de Estado del 23/F, el Rey le otorgó el título de duque «por su lealtad, patriotismo y abnegación». En el Real Decreto, se hacía constar que el título tenía carácter perpetuo para Suárez «y sus sucesores legítimos por el orden regular de sucesión». Esto es, su primogénito varón, Adolfo Suárez Illana, que con los 16 años que entonces contaba, se preparó para convertirse en digno heredero de un ducado muy especial, según explica un personaje próximo al Monarca.

«Don Juan Carlos siempre valoró enormemente el buen hacer de Suárez, pero dada la cantidad de sectores que en ese momento tenía enfrentados, quizá aceptó su dimisión como mal menor. Al no ponerle reparos, Suárez debió creer que el Rey estaba también en su contra, por eso ese título cobraba doble importancia: premiar sus encomiables méritos políticos y sobre todo mostrarle su reconocimiento y agradecimiento».

Ésa es la clave para entender el valor que daba a este ducado un hombre como Adolfo Suárez, alérgico a todo atisbo de clasismo, que se enorgullecía de sus humildes orígenes en el pueblo abulense de Cebreros y su pasado como porteador de maletas para costearse la carrera de Derecho. El desprecio era mutuo, ya que la aristocracia y la Derecha montaraz le consideraban un traidor por haber dinamitado el franquismo, apodándole despectivamente «el duque de sí mismo».


 03_1396098196_547794

El Rey abraza a Adolfo Suárez.

Duque de sí mismo

Del creciente valor que fue ganando la figura de Suárez fue testigo de excepción su familia, formada por su mujer, Amparo Illana, y sus cinco hijos, Mariam, Adolfo, Laura, Sonsoles y Javier. Pero, quizá por ser los mayores, los que vivieron esa etapa con mayor intensidad fueron Mariam y Adolfo, nacidos en 1963 y 1966, que profesaban devoción a su padre. A Mariam, su ojito derecho, tuvo que obligarla a estudiar Derecho, porque su única aspiración era ser su secretaria personal. A los 13 años, se hizo novia de Fernando Romero, de 15, vecino suyo de la urbanización Puerta de Hierro, donde residían.

En sus 12 años de noviazgo Fer, economista de profesión, fue considerado un miembro más del clan Suárez, familia a la que la adversidad unió a sangre y fuego, primero por el acoso y derribo al presidente y más tarde por las enfermedades que la devastaron. La pareja, que se casó en 1988, residió un año en Nueva York, algo que motivó un pequeño drama: a Suárez le costaba un mundo separarse de su primogénita, lo que frecuentemente le hacía llorar.

Su hermano Adolfo no le andaba a la zaga, ya que además de la admiración que sentía por su progenitor, físicamente era una fotocopia suya, llevaba su mismo nombre y apellido (para diferenciarles añadieron el junior), y portaba también en sus genes el veneno de la política, que le llevó a militar en las juventudes de UCD y después a acompañar a su padre en las campañas del CDS. Licenciado en Derecho, cursó un máster en la universidad de Harvard y trabajó en el Banco Popular hasta que se inició la cadena de desgracias cuando en 1993 detectaron un cáncer de mama a su hermana Mariam, embarazada de su segundo hijo, Fernando.

Una tragedia inesperada en una joven de 30 años, con una hija pequeña, Alejandra, de 3 años, con la que, como todo abuelo primerizo, a Suárez se le caía la baba, hasta el punto de que hasta le cambiaba los pañales. Esta etapa coincidió con su definitivo alejamiento de la política en 1991, tras los malos resultados electorales. Al año siguiente, a Amparo Illana, su mujer, le detectaron la misma dolencia que a Mariam, de la que falleció en 2001.

Suárez se volcó en cuidar a su hija y a su esposa, empeñando su patrimonio en costosos tratamientos, pues además de no ganar un duro con la política, había renunciado a su sueldo de expresidente. Hipotecó su residencia de Ávila a cambio de un crédito por 275 millones de pesetas que Banesto ejecutó en el año 95, quedándose con la casa. Paralelamente, la fundación Banesto dejó los locales que le tenía arrendados en el edificio de Antonio Maura donde se ubicaba su despacho, por 36 millones de pesetas anuales.


 04_1396098242_234712

La familia Suárez Illana, al completo.

No le quedó otra que recuperar el sueldo de expresidente y aceptar una asesoría de Telefónica en Sudamérica. Aun así volvió a empeñarse para regalar a Amparo un chalé en Mallorca, donde vivió sus ultimos días sin separarse de ella, hasta el punto de que se lesionó la espalda por cogerla en brazos. Cuando falleció, Suárez cayó en una depresión, que encubrió los primeros síntomas de ese Alzheimer que le dejaría casi como un vegetal, y cuya única ventaja fue impedirle darse cuenta de la muerte de Mariam en 2004.

Contra José Bono

Su Alzheimer se reveló públicamente en 2003, coincidiendo con la fulgurante carrera política de Adolfo junior en el PP de Aznar, que le llevó a la ejecutiva en 2002, y al año siguiente a medirse con el socialista José Bono en las elecciones castellano manchegas. Era su tierra de adopción, ya que se había casado en julio de 1998 con la albaceteña Isabel Flores Santos-Suárez, hija del ganadero Samuel Flores, con la que tiene dos hijos varones: Adolfo, de 15 años y Pablo de 12. Fue en un mitin de su hijo, que el ex presidente acudió a arropar, cuando se perdió en el discurso.

El mal empezaba a hacer estragos, como percibió su amigo Santiago Carrillo, a quien afirmaciones como que Aznar había sido el mejor presidente de la democracia y su participación en la campaña de su vástago por el PP, partido con el que el ex presidente siempre marcó distancias, ya que se consideraba de centro izquierda, le indujeron a pensar que Suárez había perdido sus facultades mentales.

La debacle electoral frente a Bono desencantó de la política a Adolfo júnior, seguramente al sentirse utilizado por un PP que sólo pretendía explotar el marchamo de centro que le proporcionaba llamarse Adolfo Suárez. Retomó su carrera de abogado, centrándose desde entonces en sustituir a su padre como patriarca del clan. Entre semana iba todos los días a verle al chalé de la calle Ibaiondo, en La Florida, la residencia familiar, donde el ex presidente estaba atendido por el ama de llaves, María Teresa Nombela, y dos enfermeros.

Allí vivían todavía dos hermanos suyos: Javier, el pequeño, nacido en 1969, soltero y de profesión bróker, y Laura, nacida en 1967, que es pintora, soltera y que también fue atacada por el cáncer, siendo operada en 2012 de un tumor en la mama, del que se ha recuperado. Tampoco se libró Sonsoles, nacida en 1968, que estuvo casada con Pocholo Martínez-Bordiú y a la que tuvieron que practicar una mastectomía de los dos pechos. Periodista de profesión, abandonó su carrera y se trasladó a Mozambique para participar en tareas humanitarias, donde conoció a su segundo marido, el músico Paulo Wilson, con el que reside en Portugal.


 05_1396098279_666524

Sonsoles se casó con Pocholo en 1992.

Pero la tragedia no quita que esta familia haya padecido otros sinsabores. Como el distanciamiento que se produjo a partir de la muerte de Mariam en mayo de 2004, con su viudo, Fernando Romero, que tenía entonces sólo 43 años y dos hijos de 13 y 11 años que quedaron destrozados. Los roces, especialmente con su cuñado Adolfo, eran frecuentes. «Dicen que las desgracias unen, pero también separan», asegura un amigo de la familia, que hace su propio análisis de lo ocurrido. Según él, los 11 años de enfermedad que compartió Fer casi recién casado con Mariam hicieron mella como es lógico en su ánimo. Esto quizá le hizo centrarse más en su trabajo, como escape a su tristeza, y lo cierto es que desarrolló una brillante carrera financiera, primero como directivo de Banesto y ahora como apoderado en el Banco de Santander y también en la firma Peñalara Inversiones.

Según esta fuente, Mariam, que siempre tuvo un gran protagonismo en su familia, cobró aún más peso a raíz de serle diagnosticado el cáncer, una enfermedad que vivieron de forma muy pasional, ya que inicialmente le dieron tres meses de vida. Como indica el citado amigo, «eso no quita que no sintieran afecto por Fer, quien incluso residió un tiempo en La Florida, en casa del ex presidente, pero ante una tragedia así, no es fácil pensar que los demás han de seguir con su existencia, son unas circunstancias en que cualquier detalle se malentiende y se magnifica. Y el distanciamiento se hizo total cuando Fernando decidió rehacer su vida, por cierto con una chica que físicamente recuerda un poco a Mariam, y se casó con ella».

Con este complicado telón de fondo, la ley Zapatero de la nobleza que se aprobó en octubre del 2006 no contribuyó precisamente a suavizar las cosas, sino al contrario, ya que Adolfo Suárez junior se vió despojado de un plumazo por su sobrina Alejandra, hija de Fer, de suceder a su padre en el ducado de Suárez.

Una duquesa 'teen'

Según el personaje antes citado «Adolfo no tenía nada en contra de su sobrina, al contrario, es la hija de su hermana Mariam a la que adoraba. No la quería perjudicar, pero era entonces una adolescente de 17 años que nadie de la familia concebía que pudiera convertirse en duquesa de Suárez», asegura dicha fuente, que explica: «Adolfo hijo, como jefe del clan, sentía que era quien mejor representaba ese importantísimo legado, que además perpetuaba el nombre del expresidente unido al título. Y sobre todo sentía que era algo que le debía a su padre, que siempre le consideró su sucesor. Nadie pensaba que la ley cambiaría de la noche a la mañana».

Pero no hubo nada que hacer, ni siquiera la carta al Rey Juan Carlos cambió las cosas. Según indica Javier Timmermans, marqués de Villapuente y experto en Derecho nobiliario: «El Monarca no puede hacer nada en un caso así, además sería un escándalo porque la ley es clara. Sólo el concesionario del título, en este caso Suárez, si hubiese querido que lo heredara su hijo, habría podido pactar con la Corona designar el primer sucesor, pero cuando la ley se aprobó en 2006, ya Adolfo Suárez padecía Alzheimer y estaba incapacitado.


 06_1396098318_878184

Adolfo Suárez, con su nieta Alejandra

Tampoco los testigos que aportó su hijo, como el ex ministro Lamo de Espinosa; el secretario de su padre, Inocencio Amores; la marquesa de Cortina, el ex jefe de la Casa del Rey Fernando Almansa, o su hermano Javier Suárez, tienen validez. Sólo se acepta la voz o la firma del titular, Adolfo Suárez», asegura Timmermans. «Lo peor de esta ley es que ha masacrado a quienes tenían desde pequeños expectativas de suceder. Tendría que haberse aplicado para las siguientes generaciones, porque ha destrozado muchas familias».

No parece que sea el caso del Clan Suárez, ya que Adolfo junior, al ver que no había resquicio legal y que tampoco su sobrina estaba dispuesta a renunciar, tiró la toalla, y afrontó este nuevo revés del destino apretando los dientes, como hacía su padre, en quien ha volcado toda su energía hasta sus últimos momentos. El viernes 21 de marzo, informaba en rueda de prensa en la Clínica Centro, donde Adolfo Suárez había ingresado por una afección respiratoria, que los médicos habían dado un plazo de 48 horas para su fallecimiento, que se produjo el pasado domingo.

Esta muerte anunciada levantó cierta polémica, aunque luego se demostró que había sido una decisión muy acertada de Adolfo junior, pues permitió que las instituciones, con la Corona a la cabeza, y los ciudadanos, se prepararan para dar su adiós al artífice de la Transición. Millares de personas desfilaron ante el féretro de Adolfo Suárez, ubicado en el Congreso. Allí, junto a su tío Adolfo y el resto de la familia estaba la futura duquesa de Suárez, Alejandra Romero, de 24 años. No parecía haber tensiones entre ellos. Al día siguiente, en la catedral de Ávila, la presencia del padre de Alejandra, Fernando Romero, integrado con la familia Suárez en la comitiva que escoltaba el féretro, parecía significar que el epitafio que figuraba en la tumba de Adolfo Suárez «la concordia fue posible» no se refería solamente a su obra de la Transición.

De momento, Alejandra está haciendo ya méritos como futura duquesa de Suárez, tal y como se explica en el texto de arriba. Ahora la hija de Mariam sólo tiene que esperar el tiempo prudencial de luto que marca el protocolo nobiliario (unos meses) para solicitar al Ministerio de Justicia la sucesión del título. Pronto será duquesa. Lo será en cuanto se recupere de la pérdida de su abuelo Adolfo, patriarca de la familia cuya muerte ha afectado a todos su miembros con gran intensidad. De hecho, al cierre de esta edición, llegaba a la redacción de LOC la noticia de que un hermano del ex presidente, Chema, estaba hospitalizado. Ignoramos las causas.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Adolfo Suárez 
 
Los Reyes presidieron el funeral de Estado por Adolfo Suárez en Madrid

 
- La ceremonia se celebró el lunes a las 19.00 horas en la catedral de la Almudena

- Asistieron miembros del Gobierno, expresidentes y numerosos representantes extranjeros




 funeral_de_estado_adolfo_suarez

El Rey y el resto de autoridades, este lunes en la catedral de la Almudena de Madrid

Los Reyes, acompañados por los Príncipes de Asturias, presidieron este lunes en la catedral madrileña de la Almudena el funeral de Estado por Adolfo Suárez, que comenzó a las 19.00 horas y al que asistieron el Gobierno casi al completo, todos los presidentes autonómicos y numerosos representantes extranjeros.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y su esposa, Elvira Fernández, recibieron junto a Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente, a los Reyes y a los Príncipes a su llegada a la catedral.

Don Juan Carlos y doña Sofía, así como don Felipe y doña Letizia tuvieron un saludo afectuoso con el hijo del expresidente del Gobierno antes de dirigirse al lugar en el que les aguardaba el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, encargado de oficiar el funeral.


 image_content_low_1692745_20140331195447

Rouco acompañó a los Reyes y a los Príncipes al interior del templo mientras se interpretaba el himno nacional en el órgano de la catedral antes de dar comienzo a la ceremonia fúnebre.

  Rouco pide superar las actitudes que causaron y “pueden causar” la guerra civil

A ella asistieron familiares y amigos de Suárez junto a los máximos responsables de las principales autoridades del Estado y los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, cuyos compromisos comunitarios le habían obligado a viajar a Atenas, fue el único miembro del Gobierno ausente en este funeral, al que acudieron los presidentes del Parlamento, el Poder Judicial y las demás altas instituciones del Estado.


 reyes_d770bb41

Los Reyes saludan a Adolfo Suárez Illana.

Entre los representantes extranjeros destacaron un jefe de Estado, el ecuatoguineano Teodoro Obiang, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, así como el primer ministro marroquí, Abdelilah Benkirán; los viceprimeros ministros del Reino Unido, Nick Clegg, y de Portugal, Paulo Portas, y el vicepresidente argentino, Amado Boudou.

También asistieron el líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, portavoces parlamentarios, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, exministros de los Gobiernos de Suárez y los "padres" de la Constitución Miquel Roca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y José Pedro Pérez Llorca.

Más info


AGENCIAS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario