PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)


Ir a la página Anterior  1, 2, 3 ... 16, 17, 18

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Picasso pintó el ‘Guernica’ para denunciar las “atrocidades de la República”, según la ONU

Lanzan una campaña de recogida de firmas para que Naciones Unidas rectifique en su web la descripción de los motivos que llevaron al artista a pintar el icono antifranquista



00_1568631890_429945

Picasso es fotografiado por Dora Maar mientras trabaja en el 'Guernica' en 1937. MUSEO REINA SOFÍA / VEGAP

Para las Naciones Unidas el Guernica de Pablo Picasso “se exhibió temporalmente en la galería como forma de protesta artística contra las atrocidades de la República durante la Guerra Civil española”. Este extracto sobre el motivo del icono de Pablo Picasso figura en el apartado de la web del organismo dedicado a los obsequios recibidos. Se refiere a un tapiz encargado por Nelson A. Rockefeller, en 1955, realizado por el taller de J. De la Baume-Durrbach (al sur de Francia), bajo la supervisión del artista malagueño. “El tapiz fue presentado y colocado sobre la pared a la entrada del Salón del Consejo de Seguridad, el 13 de septiembre de 1985”, recuerda la página que difunde el catálogo artístico de Naciones Unidas. La viuda del magnate donó la obra en noviembre de 2016.

La reseña de Naciones Unidas cambia el relato de los hechos y convierte a la República en el responsable del bombardeo de la ciudad de Gernika, el 26 de abril de 1937, que es el motivo que movió al pintor a hacer este mural de más de siete metros de largo y casi cuatro de alto. El ejército nazi -aliado de las fuerzas franquistas- arrojó 31 toneladas de bombas incendiarias y explosivas, durante cuatro horas, sobre la población. Arrasaron la localidad vasca y el propósito era una destrucción masiva.

La plataforma Nueva Cultura ha lanzado una campaña para recabar firmas contra este relato para exigir una “rectificación inmediata” en la web de Naciones Unidas, en todos los idiomas, “para que tan digno organismo no difunda informaciones tan alejadas de la realidad”. Aseguran haber recogido más de 1.000 firmas en un día de alerta.

Los obsequios están custodiados y clasificados por un comité artístico que redacta y clasifica las fichas de las obras obsequiadas, desde 1967. La composición actual de este comité de obras de arte no cuenta con expertos externos, sino que incluye a siete miembros de la Secretaría dirigidos por un presidente. Este comité recomienda al Secretario general la aceptación o el rechazo de las ofertas de regalos oficiales a la ONU por parte de los estados miembros, así como la gestión de los regales. Entre las últimas inclusiones en el catálogo digitalizado aparece el Guernica y la renovación del decorado de la suite del Secretario General, un busto de Pablo Casals, dos butacas y un sofá donados por Bangladés, etc.

Efecto contra las bombas

En los años cuarenta, Picasso decidió que el cuadro fuera conservado y custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ante la dictadura de Franco. Y dejó claro que su deseo era que el Guernica marchara a España cuando el país recuperase la democracia y “solamente volverá con la República”. Picasso escribió en noviembre de 1970 al MoMA para aclarar estos términos. Esta puntualización que estuvo a punto de desmantelar su retorno en 1981 también se la salta la ONU: “Picasso pidió que el cuadro se llevase de vuelta a su país natal, España, cuando se restablezcan las libertades públicas”.

Picasso tenía 57 años cuando se plantó ante aquella monumental tela. Apenas con retoques se lanzó a pintarlo con mucho aguarrás, un trabajo líquido y efectivo. Fue cambiando y ensayando de manera frenética el blanco y el negro, las formas y los gestos de las figuras. En un mes, en mayo, Picasso concluyó el cuadro de manera veloz, ante la urgencia de la fecha de la inauguración de la cita internacional.

Con esa particular revisión de la historia, el organismo creado para mantener la paz y seguridad internacional obvia que fue un encargo del Director general de Bellas Artes, Josep Renau, a petición del Gobierno de la Segunda República española para ser expuesto en el pabellón español de la Exposición Internacional de 1937, en París. La intención, precisamente, era propagandística para atraer la atención del público a la causa republicana en plena guerra civil.

elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Picasso y Calder, similitudes entre dos bastiones de la modernidad

Málaga acoge una gran muestra de los dos grandes artistas del siglo XX que exploraron el vacío desde posiciones opuestas



00_1569313569_599785

Exposición Calder-Picasso, en el Museo Picasso Malaga (MPM). Garcia-Santos

“Picasso llegó, muy temprano, a mi exposición en Percier, y nos presentaron.” Era 1931 y las comillas son de las notas manuscritas de Alexander Calder, el artista rememora el primer encuentro que tuvo con Pablo Picasso cuando llegó a París y mostró por primera vez su obra no figurativa. Picasso ya era todo un personaje en la capital francesa y Calder solo un recién llegado. "Me enteré de que él había estado en la galería Vignon (acude a las exposiciones nuevas con la esperanza de llevarse algo que pueda usar, imagino) ¡qué malo soy!", escribió el escultor estadounidense sobre la visita del malagueño en febrero de 1932 a otra de sus muestras, en este caso el debut de sus móviles, organizada por Marcel Duchamp.

Estos manuscritos forman parte de la gran exposición que reúne 57 obras de Alexander Calder (Lawton, Pensilvania, 1898-Nueva York, 1976) y 50 de Pablo Picasso (Málaga1881-Mougins, Francia, 1973) y que se inaugura este martes en el Museo Picasso Málaga (MPM). "Es un proyecto raro, porque la gente no se plantea nunca unir a Calder y a Picasso, que comienza por nosotros: los nietos. Ambos hemos vivido centrados en el trabajo de nuestros abuelos que, a pesar de lo que pueda parecer, guarda similitudes. Los dos trataron el tema del vacío. Picasso, obsesionado con su propia mortalidad, lo refleja en cada retrato; mientras que mi abuelo siempre trabaja explorando la energía que interconecta a los seres humanos; exteriorizando. Lo que supone también una exploración del vacío", ha explicado este lunes Alexander S. C. Rower, presidente de la Calder Foundation de Nueva York y uno de los cinco comisarios de Calder-Picasso, la muestra que podrá verse en Málaga hasta el 2 de febrero de 2020, patrocinada por Fundación Unicaja. El otro nieto es Bernard Ruiz-Picasso, copresidente de la fundación FABA y presidente del consejo ejecutivo del museo malagueño.

Los nietos han rastreado en la biografía de sus famosos parientes y han incluido en la muestra, que antes se ha visto en el museo parisino y por la que han pasado 400.000 personas, documentación de las cuatro veces que Picasso y Calder se encontraron. "Fueron dos grandes maestros que caminaron a través del siglo XX mostrando una gran potencia y, aunque su producción es muy distinta, tienen puntos en común", ha precisado Ruiz-Picasso.


01_1569313540_483532

'Mujer en un sillón' (1947), de Pablo Picasso. Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2019

Desde el Museo Picasso París han viajado 44 obras, algunas tan especiales como la gran escultura Mujer en el jardín (1930), una pieza de más de dos metros de altura de hierro pintado en blanco, o Figura, una amalgama de ganchos, cuerdas, clavos y una cuchara que el malagueño creó en 1935 por puro divertimento y que sale de Paris en contadas ocasiones.

"Es un diálogo de dos grandes artistas que tienen muchos puntos en común: ambos nacieron a finales del siglo XIX, sus padres eran también artistas y los dos, aunque de formas distintas, renovaron el arte y contribuyeron a la modernidad en el XX", ha comentado Émilia Philippot, conservadora jefa de la colección del Museo Picasso-París, también comisaria junto a su colega Claire Garnier y al director del MPM, José Lebrero.

Entre las 107 obras que integran la muestra, expuestas en salas diáfanas en torno a conceptos como Capturar el vacío, Dibujar en el espacio, En suspensión, La gravedad y la gracia o Cortar y plegar, pueden verse trabajos sorprendentemente similares como Cercles et signes I, una tinta de 1930 de Picasso, y la escultura Wooden Bottle with Hairs (1943), de Calder.


02_1569313514_232641

El cuadro 'Sombrero de paja con follaje azul', de Pablo Picasso, obra de la exposición Calder-Picasso. / Carlos Díaz - EFE

"Se conocieron muy brevemente en 1931 y coincidieron en 1937 en el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París. Después se vieron otras dos veces en los años cincuenta, no fueron amigos, pero cada uno sabía lo que estaba haciendo el otro", comenta Rower en un paseo por la muestra, en la que se exhibe junto a las notas de Calder sobre sus encuentros una de las dos obras de Picasso que poseía el inventor de la escultura cinética: Femmes devant la mer, un dibujo de 1920. Y aunque en la muestra, que podría viajar el año próximo a Nueva York, no aparece, el nieto de Calder asegura que hubo un quinto encuentro entre los dos titanes del arte moderno. Calder, amigo de Miró y de Josep Lluis Sert -arquitecto del Pabellón Español de 1937-, fue el único artista extranjero que intervino en el proyecto con su Mercury Fountain, que se mostró delante del Guernica. "Cuando vi lo que iba a exponerse en este pabellón, de inmediato ofrecí mis servicios para hacer una cosa u otra", escribió Calder demostrando así la admiración que sentía por su colega y su apego a las ideas republicanas que, asegura su nieto, mantuvo durante toda su vida ayudando a los refugiados españoles en París.
"Aunque a veces los resultados son similares, el nervio creador de los dos artistas es muy distinto. El uso que ambos hacen de las formas geométricas pone en cuestión la diferencia entre figuración y abstracción, una linea que puede ser muy sutil", precisa José Lebrero.

La selección de los cinco comisarios incluye piezas tan especiales como los tres proyectos del monumento a Apollinaire, de Picasso, La grande vitesse, de Calder, o las tres esculturas de Les baigneurs, del malagueño, que aparecen protegidas por el universo colgante de Red Lily Pads, del rey de los móviles. Trabajos, ambos, fechados en 1956 y que a pesar de ser totalmente distintos conviven en plácida armonía.

elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Picasso y Peinado, historia de una amistad cubista

Una muestra revisa la influencia del autor de 'Las señoritas de Avignon' en el joven artista rondeño, el más picassiano de la Generación del 27



000_1572025161_945681

A la izquierda, 'El jarrón que tuvo flores' (1926), de Peinado, y 'El pintor y la modelo' (1963), de Picasso, en la exposición que reúne la obra de ambos artistas en Sevilla. Alejandro Ruesga

Salón de Otoño. Paris, 1924. Pablo Picasso, malagueño de 43 años convertido ya en gran referente artístico, pasea junto al jiennense Manuel Ángeles Ortiz, y se detiene ante el óleo Los marineros, un poderoso y melancólico retrato de dos jóvenes. "Este cuadro debe ser de un español, preséntamelo', le dijo Picasso a su joven amigo. La pintura, que lamentablemente ha desaparecido, era de Joaquín Peinado, un joven rondeño que se había instalado en París meses antes atraído, especialmente, por el lenguaje rompedor de su compatriota cuyo trabajo solo conocía a través de fotografías". Así ha explicado este viernes en Sevilla Rafael Valentín López, comisario de la muestra Pablo Picasso y Joaquín Peinado. Encuentro en las vanguardias, el inicio de una inquebrantable amistad.

El nuevo encuentro de los dos amigos, precisamente en el día del cumpleaños de Picasso que nació hace 138 años, se ha reconstruido a través de una muestra en la que 36 obras del autor del Guernica dialogan con 45 de Peinado en el Centro Fundación Unicaja de Sevilla. "Partió de la fuerza motriz de Picasso como generador de nuevas posibilidades artísticas. Peinado usó algunas de las herramientas de Picasso para diseñar su propio camino con un afán de universalidad, rigor y poesía", ha añadido el comisario de la muestra, organizada por Fundación Unicaja que en 2001 creó en Ronda el Museo Joaquín Peinado. La institución con más obra del artista reúne más de medio millar de piezas de Peinado (1898-1975) entre obra gráfica, dibujos y pinturas.

"Los dos pintores ya habían coincidido antes de aquel Salón de Otoño, Peinado había llegado a París a finales de 1923, pero fue a partir de 1924 cuando comenzaron a frecuentarse. Peinado pasaba muchas tardes en el estudio de Picasso en la calle Lavoisier, expusieron juntos en colectivas en muchas ocasiones [más de 70 desde entonces hasta ahora], compartieron amigos, tertulias e ideas políticas y mantuvieron la amistad hasta la muerte de Picasso, en 1973. Picasso fue muy generoso con Peinado", ha comentado López. La fotografía de una dibujo de 1939 de Picasso, en paradero desconcido, en el que pintó su mano y escribió: "Para mi querido Peinado a quien le doy mi mano", es uno de los muchos detalles que atestiguan esa amistad.

Gracias al apoyo del genio malagueño, Peinado entró a formar parte de la muestra Peintres Espagnols de Cahiers d'Art, que se celebró en Biarritz en 1928. Desde entonces se sucedieron las exposiciones en las que ambos coincidieron. Una de ellas fue el homenaje que los artistas españoles le hicieron a Antonio Machado en París en 1955 y su cartel, con un retrato del poeta firmado por Picasso, es una de las últimas adquisiciones de la Fundación Unicaja. Obra que también puede verse en la exposición, que permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020 y cuyas obras proceden de los museos Picasso de Málaga y Barcelona, el Reina Sofía, el Artium, la Real Academia de San Fernando y la colección Carmen Thyssen-Bormenisza, entre otros. De las 45 obras de Peinado, 24 de ellas óleos, tan solo tres son préstamos, el resto pertenece al museo dedicado al artista en Ronda.


00_1572025221_849167

Un hombre contempla 'Cabeza (autorretrato joven)' (1945), de Picasso y, a la derecha, 'Autorretrato' (1972), de Peinado. Alejandro Ruesga

Entre las piezas de Picasso destacan Los segadores, un lienzo de 1907 que pintó a la vez que Las señoritas de Avignon, o los retratos de Olga (1923) y de Paulo (1922), ejemplos de su etapa neoclasicista.

"La muestra es un diálogo entre dos grandes artistas con muchas coincidencias. Los dos son malagueños, pintores de formación clásica con gran capacidad para el dibujo y coincidieron en París en la misma época. Fueron amigos y compartieron una forma de entender la pintura muy rompedora. Incluso los dos tenían el mismo primer apellido, Ruiz, que suprimieron", ha añadido Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja, que abrió una sede en Sevilla el pasado febrero que alberga de forma permanente el legado de los hermanos Machado y exposiciones temporales como la que se ha inaugurado este viernes.

"Algunos lo han tildado de ser un creador excesivamente picassiano, pero en realidad esa influencia fue el fruto de una admiración innegable que le aportó a Peinado, que formó parte de la Generación del 27, los rudimentos básicos para trazar su propio camino. Sin duda fue el más elegante y personal de los picassianos españoles, pero creó un lenguaje que permite identificar su obra: un cubismo poético", ha afirmado el comisario junto a obras tan elegantes y delicadas como 'Velador' (1925) o 'El jarrón que tuvo flores' (1926).

Entre las cinco secciones en las que está dividida la muestra, ubicada en una gran casa señorial en la avenida de La Palmera, el ensanche construido para albergar la Exposición Iberoamericana de 1929, se incluyen obras de distintas etapas y técnicas, desde el primer cubismo hasta su acercamiento a la abstracción, pasando por el neoclasicismo. Todo ello a través de retratos, bodegones, animales y figuras humanas, desnudos femeninos que comparten "un profundo sentido de la sensualidad", ha apuntado Medel.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Picasso y Éluard, una amistad a prueba de bombas

El Museo Picasso de Barcelona reconstruye la relación incondicional y duradera entre el pintor y el poeta



000_1573116895_254114

'La araña de mar' de 1940 y 'Busto de mujer con blusa amarilla', de 1943, dos obras de Picasso. La de la derecha perteneció a la colección privada de Paul Éluard. Toni Albir (EFE)

Picasso fue tan infiel a sus esposas —Olga Khokhlova y Jacqueline Roque— y amantes —Marie-Thérèse Walter, Dora Maar y Francoise Gilot—, como fiel a sus amigos. Tanto los de su primera juventud en tierras catalanas como los de madurez, tras instalarse a vivir en París en 1904, donde entró de lleno en las vanguardias. Allí fue amigo de Max Jacob, Apollinaire, André Breton, George Braque, Jean Cocteau y, sobre todo, de Paul Éluard, el rey de los poetas dadaístas y surrealistas. Con Éluard mantuvo desde 1935 una larga e intensa relación de la que los dos se nutrían e inspiraban. En ese año Éluard escribió: “A partir de Picasso, los muros se vienen abajo [...] Se sitúa ante el poema cómo el poeta ante el cuadro. Sueña, imagina, crea”. Picasso y Éluard compartían estética, mundo erótico y afectivo e ideología. Esta amistad, a prueba de bombas, solo acabó con la prematura muerte de Éluard en 1952.


00_1573116872_910647

Éluard y Picasso en el Hauterives, en 1937, en un fotografía de Dora Maar.

Una relación así deja múltiples huellas, en poemas y libros, como Les yeux fértiles que publicó Éluard en 1936 que incluye el primer dibujo que el pintor le hizo en enero de ese año, al día siguiente de presentarle a Dora Maar, la que sería su pareja en los siguientes años. También el primero de los muchos poemas titulados A Pablo Picasso, que comienza: “He vuelto a ver a quien no olvido nunca. A quien no olvidaré jamás” y un buen número de retratos y dibujos que Picasso realizó de Éluard y Nusch, la segunda compañera del poeta, después de que Gala lo abandonara tras caer rendida en brazo de Dalí en 1929. Y cómo no, múltiples fotografías realizadas por artistas (y amigos de ambos) como Man Ray y Brassaï, y abundantes cartas y postales cruzadas que evidencia el aprecio y admiración mutua. El Museo Picasso de Barcelona reúne gran parte de estos testimonios y los presenta en la exposición Pablo Picasso, Paul Éluard. Una amistad sublime (hasta el 15 de marzo), título prestado de la dedicatoria de Éluard de uno de sus libros ilustrado por Picasso en 1942: “Gracias a tu audacia prolongas nuestra vida. […] Te dedico a ti, mi amigo sublime, este libro”.

La exposición, comisariada por Malén Gual y Emmanuel Guigon, conservadora y director del museo barcelonés, permite ver, de forma gráfica, cómo los poemas de las vitrinas y las obras de las paredes se interrelacionan e influyen, sobre todo tras el estallido de la Guerra Civil. “Es el momento en el que Picasso se politiza y toma partido por la causa republicana por influencia de Dora Maar”, destaca Gual. En 1937 Picasso realiza Fin del monstruo, un grabado que tomó el título de un poema de Éluard y en enero de 1937 crea Sueño y mentira de Franco, después de que Éluard publicara Noviembre 1936, en el que cuenta sus experiencias en el asedio de Madrid por Franco. Por contra, el poema La victoire de Guernica lo escribió Éluard mientras Picasso pintaba su gran lienzo antibelicista.

Los dos y sus parejas comparten vacaciones de verano al sur de Francia, en Mougins, un contacto que acaba con un buen número de pinturas, sobre todo de Nusch, entre 1936 y 1941. “Algunos apuntan que entre Picasso y ella había algo más. No sería extraño en el ambiente de tolerancia en el que todos vivían. Pero no está claro”, explica Gual.


01_1573116851_693500

'Retrato de Nusch' de Picasso (1937)


Paloma de la paz

Las bombas de la Segunda Guerra Mundial y el pase a la clandestinidad de Éluard tras ingresar en el Partido Comunista Francés no impiden que los dos sigan viéndose y colaborando en publicaciones clandestinas como La Conquête du monde par l'image, de 1942. Poco antes Éluard ha escrito su famoso poema, Liberté, símbolo de la resistencia, que las tropas aliadas lanzaban sobre la población desde el aire. El original, en el que el poeta tachó un primer título dedicado a Nusch y una copia manuscrita que dio a Picasso, pueden verse en la muestra. Al lado, 16 de los 18 retratos distintos que Picasso realizó de su amigo en un solo día en 1941.

En 1944, tras la liberación la amistad se refuerza. Picasso se afilia al Partido Comunista y comienza la colaboración conjunta en congresos de la paz. Es el momento en el que la paloma dibujada por Picasso se convierte en símbolo del pacifismo. En junio de 1950 Éluard se casa, por tercera vez, con Dominique. El pintor les regala el Gran jarrón con bailarines y músicos, una de las cerámicas más bellas que creó que también está en la muestra.
Todo acaba en 1952 con la muerte de Éluard. Una enorme foto muestra a Picasso junto a su tumba en uno de los días más tristes para el malagueño.



Pintor, genio y poeta


02_1573116793_376189

'Trozo de Almibar' de Picasso (1939)

Si fuera chino no sería pintor sino escritor, escribiría mis pinturas”, escribió Picasso. Todo el mundo reconoce su destreza y genialidad como pintor, pero pocos lo asociarían a una producción escrita y poética. Y eso pese a que desde muy pequeño llenaba de notas y textos, de forma casi compulsiva, muchos de sus trabajos. “La poesía es la matriz de toda su creación”, asegura Maria-Laure Bernadac una de las tres comisarias (junto a Androula Michael y Claustre Rafart) de Picasso poeta, la segunda exposición que abre sus puertas en el Museo Picasso de Barcelona (hasta el 1 de marzo). En 1935 ya André Breton lo consagra como tal tras publicar Picasso poète en la revista Cahiers d’art.

Para las comisarias, después de rastrear, como no, su amplia producción escrita, no tienen duda de que Picasso entendía la escritura como el complemento indisociable a la pintura, “de tal forma que cuando pinta quiere nombrar las cosas y cuando escribe las visualiza”. La mayoría de sus poemas, de una gran belleza plástica, son también como él, caóticos. Lo mismo crea versos con rima y estrofa, como palabras que encadena de forma automática, hace poemas río o en bucle, poemas rizomáticos, todos complejos, donde casi siempre hace tachones y reescribe, llenando papeles por completo, de la misma forma que pinta.

Para Bernadac es básico conocer sus escritos y sus versos para entender sus pinturas porque existe una correspondencia entre textos y cuadros, los temas permanecen y “tritura el lenguaje de la misma libertad que aplica en el resto de medios”.
De lo que no cabe duda es que la exposición descubre una de las partes más íntimas de Picasso en la que se desnuda en cuerpo y alma y recoge en un contexto más amplio los estrechos vínculos entre sus textos y obras suyas como los collages, las repeticiones y variaciones de un mismo tema.

En la muestra pueden verse cinco de las 11 variaciones de su poema dibujado Nieve al sol (1934); la tinta china La mujer que llora (1937), el violento y sacárstico Retrato de la marquesa de culo cristiano echándole un duro a los soldados moros defensores de la Virgen (1937), en el que denuncia el vínculo de la iglesia con el ejército; el poema litografiado Trozo de almíbar (1939), Le Chant des morts (1948), cuarenta y tres poemas de Pierre Reverdy iluminados, con tinta roja, por Picasso con 125 litografías a la manera de los manuscritos medievales. Que Picasso tenía carencia de escritura no cabe duda. Lo confesó a su amigo Roberto Otero: “en el fondo soy un poeta descarriado”.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
La justicia francesa vuelve a condenar al electricista de Picasso

El Tribunal de Apelaciones de Lyon confirma la pena de dos años de cárcel contra Pierre Le Guennec, acusado de robar 271 obras del pintor



000_1574179826_265863

Pierre Le Guennec, el electricista de Pablo Picasso acusado de apropiarse indebidamente de obras del artista ROMAIN LAFABREGUE - AFP

Durante la última audiencia pública antes de que quedara visto para sentencia, Pierre Le Guennec, el que fuera el electricista en la casa de Pablo Picasso hasta su muerte en 1973, aseguró que no se arrepentía de nada y que “volvería a hacer lo mismo” con las 271 obras que la familia del pintor malagueño le acusa de haber escondido y que él sigue sosteniendo que fueron un “regalo magnífico” de su viuda que guardó en un garaje durante casi cuatro décadas. La justicia acaba de dar la razón a los herederos del autor del Guernica, al volver a confirmar la pena de dos años de cárcel, con exención de pena, para Le Guennec y su mujer. La decisión del Tribunal de Apelaciones de Lyon pone punto final a una batalla judicial muy mediatizada que ha durado casi cinco años.

La corte de Lyon ratificó “en todos los puntos, tanto sobre la culpabilidad como sobre la pena pronunciada” el fallo del primer tribunal que, en 2015, condenó a Pierre y Danielle Le Guennec a dos años de cárcel con exención de pena, según la Agencia France Presse. Los acusados no estuvieron presentes en la lectura de la sentencia.

A sus 76 y 80 años, el matrimonio formado por Danielle y Pierre Le Guennec, que fue el electricista de Picasso durante los últimos años de su vida, sigue asegurando hasta hoy que no conocía el gran valor de las 180 obras del pintor —óleos, collages y litografías—, así como un cuaderno de 91 dibujos, todos ellos fechados entre 1900 y 1932, que guardaba en su garaje y que están estimadas en entre 60 y 80 millones de euros. Si los Le Guennec cambiaron la versión de los hechos —al comienzo del affaire declararon que había sido el propio Picasso el que le había regalado las obras en 1971 0 1972, para mantener después, y hasta hoy, que fue Madame, Jacqueline Roque, la última esposa del artista quien se los dio en agradecimiento a su “fidelidad” tras la muerte del pintor— fue “por nuestros hijos, para que no tuvieran problemas”, justificó Danielle Le Guennec durante la audiencia del 24 de septiembre, según reportaron medios franceses.

“Madame me pidió que metiera en mi casa varias cosas” en momentos en que había estallado un conflicto con los herederos del pintor, agregó Pierre Le Guennec. Después, Jacqueline Roque, que acabaría suicidándose en 1986, le dijo que volviera a meter en su casa las bolsas en que había metido lo que quería que le guardara el electricista, salvo una de ellas que le regaló. “Guárdelo, esa es para usted”, insistió que le dijo la viuda de Picasso, que “hablaba por teléfono dos veces al día” con Danielle Le Guennec, acotó esta.

Una versión que nunca convenció a los herederos del pintor. Las sospechas saltaron nada más presentarse Le Guennec con las obras, en 2010, ante uno de los hijos del autor del Guernica, Claude Ruiz-Picasso, con el objetivo de certificar la autenticidad de parte de los dibujos. Algo que este hizo para, a continuación, presentar con el resto de la familia Picasso una demanda por robo, al considerar improbable que el pintor pudiera haber hecho una donación tan importante.

La justicia les dio la razón en primera instancia y condenó a los Le Guennec a 2 años de prisión, sentencia que fue confirmada en diciembre de 2016. Sin embargo, en marzo de 2018, la Corte de Casación anuló el fallo al considerar que el tribunal no había podido demostrar que las obras “procedieran de un robo” y devolvió el caso al tribunal de Apelaciones, que ahora ha vuelto a ratificar la condena inicial.

Durante la última audiencia, el defensor de los Le Guennec, el abogado estrella parisino Eric Dupont-Moretti, intentó presentar el caso como una “lucha de clases”. Se trata de un regalo que “molesta”, afirmó, porque algunos no conciben que se pueda ofrecer algo tan valioso a gente humilde. “El orden económico y social no quiere que pequeños obreros reciban un regalo así, eso molesta”, declaró a periodistas tras la sesión judicial. Según el abogado, el hecho mismo de que no intentaran vender las obras durante 40 años demostraría que no había intención delictiva alguna y que era algo que consideraban un bien de valor ante todo sentimental.

Una versión rechazada una y otra vez por los abogados de los herederos. Según el abogado de Claude Ruiz-Picasso, Jean-Jacques Neuer, la decisión del tribunal de Apelaciones constituye “el triunfo de la verdad y el fin de una mistificación”, declaró al conocer la sentencia condenatoria.

elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
BICENTENARIO DEL MUSEO DEL PRADO


¿Por qué quería Picasso exponer el 'Guernica' junto a 'Las Meninas'? Diez curiosidades del Museo del Prado


01_1574185635_155946

Cientos de miles de visitantes, miles de cuadros de diferentes autores -la gran mayoría hombres- y hasta un incendio que realmente no sucedió son algunas de las anécdotas de un Museo del Prado que el 19 de noviembre cumple 200 años.



001_1574184758_127736

Napoleón, el 'fundador' del Museo del Prado. Carlos III inició numerosos proyectos en relación al progreso científico tanto en España como en las expediciones de las colonias en el continente americano. Su inquietud por la ciencia le llevó a pensar si el Edificio Villanueva sería el lugar idóneo para el Real Gabinete de Historia Natural. Pero finalmente sería Napoleón Bonaparte quien, a su llegada a España, decidiría que Madrid debía contar con un gran museo para Europa. Así, José Bonaparte, en un decreto firmado el 20 de diciembre de 1809, determinaba la fundación en Madrid de un museo de pinturas destinado a albergar las obras más representativas de las escuelas pictóricas españolas. Diez años después, ya con Fernando VII, se inauguraba por primera vez el museo.


02_1574184654_909790

El incendio inventado que salvó al museo. A finales del siglo XIX el Museo del Prado estaba en plena decadencia pese a su corta vida. Al gobierno le era indiferente que los trabajadores del museo vivieran dentro de las instalaciones. "Un brasero mal apagado, un fogón mal extinguido, un caldo que hubo que hacer a media noche, una colilla indiscreta… y ¡adiós, Pasmo de Sicilia!, ¡adiós, cuadro de Las lanzas!", escribía De Cavia, consternado, como un Orson Welles prematuro. Su intención, no obstante, no era lúdica, sino reivindicativa: quería colocar en el centro del debate social las malas condiciones de seguridad y prevención que entonces tenía El Prado. Y lo consiguió: todos respiraron aliviados cuando llegaron a las puertas de la pinacoteca y vieron que andaba, aún, impoluta, compacta, llena de valor, memoria y belleza. “Hemos inventado una catástrofe… para evitarla”, escribía al día siguiente De Cavia, desdiciéndose en la performance.


03_1574183079_981772

Un rescate histórico. Además de miles de vidas humanas, la Guerra Civil española también se llevó muchas obras de arte consigo. Los constantes bombardeos a la capital ponían en peligro un legado histórico irrecuperable. De esta manera, los Goya, Velázquez y demás obras fueron trasladados a la costa levantina para su posterior movilización hasta la ciudad de Ginebra. En aquel histórico rescate participaron tanto Rafael Alberti como María Teresa León.


04_1574183053_258637

Picasso, director del Museo del Prado. Nombrado por Manuel Azaña, los años de Pablo Picasso como director del Museo del Prado coincidieron con la Guerra Civil. Quizá por ello no llegó a ejercer nunca como director. No obstante, cabe destacar cómo el artista contemporáneo más importante de España estuvo al frente de la dirección del museo más relevante y, curiosamente, al margen del arte contemporáneo.


05_1574183013_857283

¿El 'Guernica', junto a 'Las Meninas'? El sueño de Picasso estaba claro: El 'Guernica', que mostraba la crudeza de la Guerra Civil y el colaboracionismo nazi con el régimen franquista, debía estar expuesta al lado de 'Las Meninas' de Velázquez. El cuadro, tras exhibirse por todo el mundo, fijó circunstancialmente su residencia en el Museum of Modern Art de Nueva York, donde permaneció hasta su regreso a la España democrática en 1981, siendo depositado en el Prado por deseo expreso del artista -aunque por logística y para respetar la cronología y el reparto de salas del museo, solo se pudo exhibir en el Casón del Buen Retiro-. De esta forma, los cuadros más representativos de la historia española estarían a pocos metros el uno del otro. Actualmente, el 'Guernica' se encuentra en el Reina Sofía pese a las peticiones de su autor de que permaneciera en El Prado.


06_1574182978_446544

Un 0,65% de pintoras. Su catálogo tiene 32 pintoras frente a 4.926 pintores. La institución ha declarado su intención de reducir esta brecha de género. La primera exposición de una mujer fue la de Clara Peeters y ahora, con motivo del bicentenario, han organizado una histórica de Lavinia Fontana y Sofonisba Anguissola.


07_1574182943_566067

El tuitero que recuperó un cuadro olvidado. Las redes sociales han 'democratizado' la burocracia. Pueden y generar presiones a organizaciones e instituciones. De esta manera, el diseñador gráfico Luis Pastor, que cuenta actualmente con 14.000 seguidores, escribió una serie de mensajes en su cuenta de Twitter alentando a la gente a que el Museo del Prado sacara del confinamiento 'El cid' de Rosa Bonheur -un retrato realista que solo había visto la luz una vez desde 1879-.


08_1574182896_963504

La obra más antigua del Museo del Prado. La pintura más antigua son los seis murales de la Ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga, la Capilla Sixtina del arte mozárabe (1125). Son seis fragmentos de pintura mural traspasados a lienzo. Tal y como se explica en la página web del museo, en esta Cacería de liebres, el cazador, a caballo y con el tridente en la mano, azuza tres perros contra las liebres, símbolo de la concupiscencia, para llevarlas hasta la red tendida por él.


10_1574182785_735891

Las majas, las más viajadas. Son dos obras muy codiciadas por los demás museos europeos e internacionales. Aunque en El Prado están expuestos de forma conjunta, no siempre han estado juntas. 'La Maja vestida' de Goya ha recorrido casi 50.000 kilómetros durante la historia del museo debido a préstamos nacionales e internacionales. 'La Maja desnuda', por su parte, 30.000 kilómetros.


09_1574182842_805790

Goya, el único que no da la espalda. El museo no solo resalta por el arte que albergan los muros del complejo arquitectónico. El Museo del Prado está rodeado por estatuas, como si protegieran el hogar de sus obras. La más conocida es la de Velázquez, la cual fue construida en 1899 por Aniceto Marinas. Sin embargo, el único que no da la espalda al museo, el único que mira fijamente a la entrada principal, es la estatua de Francisco de Goya -tiene más de 150 cuadros en el museo-.


elespanol.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Detenido un hombre por rasgar un ‘picasso’ en la Tate Modern

El joven, de 20 años, ha sido acusado de daño criminal tras desgarrar la obra 'Busto de una Mujer'



00_1577874638_240419

Un hombre de 20 años fue detenido este sábado por desgarrar el cuadro Busto de una Mujer, de Pablo Picasso, este pasado sábado en la Tate Modern (Londres). El joven ha sido acusado de daño criminal por dañar una obra valorada en 20 millones de libras (23,5 millones de euros), según ha confirmado la policía británica.

El museo de arte contemporáneo ha retirado la obra del artista español, fechada en 1944, a fin de evaluar los desperfectos tras haber sido, al parecer, desgarrada por ese individuo, que fue "rápidamente detenido" tras el ataque, según la Tate Modern. El atacante, natural del norte de Londres, adelantó que negará el cargo por "daño criminal", durante una audiencia celebrada este lunes ante la Corte de Magistrados de Camberwell, en la capital británica.

Desde su detención, el acusado ha permanecido bajo custodia policial a la espera de una vista preliminar que se celebrará el próximo 30 de enero. Según reveló un portavoz de la Tate Modern, que no ha dado detalles sobre la magnitud de lo sucedido, la obra afectada muestra a la amante del artista, Dora Maar, y fue pintada en París en mayo de 1944, durante los últimos meses de la ocupación Nazi. "La obra se encuentra ahora con nuestro equipo de conservación para ser evaluada por los expertos", apuntó el portavoz.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Londres (Met) ha informado este martes en un comunicado que los agentes investigan el "incidente de daño criminal ocurrido en la Tate Modern el sábado, 28 de diciembre", por el que se ha acusado a un varón.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
El joven arrestado por destrozar un ‘picasso’ en la Tate de Londres es residente en Murcia

El autor del ataque a 'Busto de una mujer' es un hombre de 20 años de origen angloindio afincado en San Javier, donde cursó el bachillerato de Artes Plásticas


La pasada Nochevieja trascendía la noticia de que el 28 de diciembre, un joven de 20 años había destrozado un picasso valorado en más de 23,5 millones de euros. El cuadro, titulado Busto de una mujer, colgaba en una de las salas de la Tate Modern de Londres, donde se perpetró el ataque. Poco más se sabe sobre los daños causados a la pintura, un retrato de la artista Dora Maar, amante del pintor malagueño, realizado en París en 1944, durante los últimos meses de la ocupación nazi. Sí hay, no obstante, nuevas informaciones sobre el atacante, que ya había sido identificado con el nombre de Shakeel Ryan Massey. Según ha publicado el diario La Opinión de Murcia, el individuo, de origen angloindio, es vecino del municipio de San Javier, Murcia, donde cursó el bachillerato de Artes Plásticas en el Instituto Ruiz de Alda. Afincado en la región desde hacía años, actualmente, según la misma fuente, estudiaba en la universidad en Cartagena. Este periódico ha contactado con la Policía Metropolitana de Londres, que no ha podido confirmar la procedencia del hombre más allá de que tiene residencia en el barrio londinense de Ealing.

Massey, que fue arrestado inmediatamente después del incidente, comparecerá el próximo 30 de enero en una audiencia previa al juicio que se celebrará en los juzgados de Camberwell Green, en la capital británica. Hasta entonces permanecerá bajo custodia, dado que se le ha denegado la libertad bajo fianza. De acuerdo con La Opinión de Murcia, el joven dejó una nota manuscrita colgada en sus redes sociales en la que se lee: “Pensaréis que es impulsivo y de la nada, pero son más de tres años de planificación. Siento no haberme despedido de muchos de vosotros, los de mi pueblo, Salinas, Larios, Pablo Pulpo… La mitad me hubierais asesinado. No creo que llegue a ser uno de los mejores de nuestros tiempos, pero sí el más prolífico, y espero volver en un par de años habiendo conseguido todo lo que creíais que era capaz de conseguir y más”. El texto, firmado como “El indiako d’el Mirador” [una pedanía de San Javier] añade que “si queréis contexto, mirar (sic) noticias del @Tate (museo de arte)”, y concluye: “Viva Murcia y viva El Mirador”.

En un reportaje publicado por el diario online El Español, un docente sin identificar del Instituto Ruiz de Alda asegura que la concepción del arte de Massey “era muy radical”, si bien en el centro educativo no esperaban un comportamiento así por parte de su exalumno, que terminó hace un año los estudios de bachillerato. “Nos ha sorprendido mucho esta conducta porque nunca se le abrió un expediente disciplinario”, agrega la misma fuente, que señala que: “No sé si le tenía manía al pintor Pablo Picasso. Al profesorado nos ha extrañado mucho que haga una cosa tan bárbara”. De acuerdo con el mismo medio, el hombre voló en diciembre desde España a Londres y allí perpetró el ataque, cuyas causas se desconocen. El diario británico The Guardian señala que Massey ha afirmado que rechazará los cargos de daños criminales que se le imputan.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Jaime Botín, condenado a 18 meses de cárcel por el contrabando de su ‘picasso’

La juez considera probado que el exbanquero sacó 'Cabeza de mujer joven' del territorio español sin permiso. El cuadro ya pertenece al Estado



01_1579190234_324003

Jaime Botín, a su llegada a los juzgados, en noviembre en Madrid. KIKE PARA

Jaime Botín pierde el juicio. Y el picasso. El expresidente de Bankinter ha sido condenado a 18 meses de prisión por un delito de contrabando de bienes culturales por sacar de España sin permiso Cabeza de mujer joven, que Pablo Picasso pintó en 1906, valorado en 26,2 millones de euros. El juzgado penal 27 de Madrid también establece que, a partir de ahora, el cuadro ya no pertenece al banquero, sino al Estado, e impone a Botín una multa de 52,4 millones de euros, el doble del valor de la pieza, según el fallo. La sentencia, contra la que cabe recurso, considera probado que Cabeza de mujer joven salió del territorio español por orden del exbanquero, a pesar de que el Ministerio de Cultura se lo había prohibido expresamente, por ser una obra única, de extraordinario valor histórico y, por tanto, “inexportable”.

Sin antecedentes penales, una condena a 18 meses de cárcel no suele suponer el efectivo ingreso en prisión. Tanto el fiscal como la abogada del Estado pedían para Botín cuatro años de cárcel y una multa de 100 millones de euros. Exigían además que el velero Adix, a bordo del cual Botín envió el picasso hasta Córcega, también pasara a pertenecer a la Administración Pública. La sentencia, adelantada por El Confidencial, lo rechaza. La defensa del banquero, de 83 años, ya ha confirmado a este diario que recurrirá el fallo ante la Audiencia Provincial. El final de la historia aún está por pintar.

A la espera del desenlace definitivo, el caso del picasso sí encuentra su primer punto y aparte, después de más de siete años. El 5 de diciembre de 2012, Botín autorizó a Christie’s Iberica a intentar vender su cuadro en una puja en Londres. La casa de subastas pidió los permisos necesarios a Cultura, por tratarse de “un bien perteneciente al patrimonio español, dado su evidente interés histórico-artístico”, según el fiscal. Pero el ministerio contestó con una negativa. Paloma Esteban, autora del informe que fundamentó esa decisión, resumió durante el juicio sus razones: “Cabeza de mujer joven pertenece al periodo Gósol [el verano que el pintor pasó en ese pueblo en 1906], fundamental para el cubismo. Y no existe en ningún museo dedicado a Picasso en España, y diría que ni en Europa, un lienzo de características parecidas”.

Botín recurrió aquel no ante la Audiencia Nacional, perdió y acudió entonces al Supremo. Ese fallo todavía sigue pendiente, de ahí que, para la defensa del exbanquero, se tambalee todo el juicio en sí: sus letrados consideran que, si la propia premisa del caso todavía está siendo cuestionada en los tribunales, cuando menos había que esperar a la resolución del Supremo. No ha sido así: la juez Elena Raquel González Bayón ha estimado que ya había elementos suficientes para seguir adelante. "Pese a ser plenamente consciente de la prohibición administrativa, el acusado trasladó el cuadro a la goleta Adix [... ] con la finalidad de sacarlo de España", se lee en la sentencia.

Desde luego, en el último día del juicio, la Abogacía del Estado y el fiscal lo tuvieron clarísimo. Para ellos, concurrían los pilares de un delito de contrabando: una obra que valga al menos 50.000 euros y que integre el patrimonio español sale del territorio nacional sin autorización. Aseguran que Botín ignoró el aviso de Cultura, se llevó el cuadro de Valencia a Córcega, a bordo del Adix, e incluso había contratado un vuelo privado para enviarlo a Suiza. Ahí, sostienen, tenía planeado venderlo. Según esta reconstrucción, el proyecto del exbanquero solo se frustró porque las autoridades aduaneras francesas localizaron y requisaron el picasso en 2015. Desde entonces, aguarda su destino en los almacenes del Museo Reina Sofía.

Nada que ver con la visión de la defensa. A lo largo de la semana que duró el juicio, los letrados Javier Gómez Bermúdez y Rafael Mateu de Ros intentaron refutar cada punto de la acusación: primero, ante la imposibilidad de exportarlo, Botín sugirió al Gobierno que comprara el cuadro, aunque la crisis económica impidió concretar la operación. Pero, y sobre todo, sostienen que la obra —adquirida en Londres, en 1977— nunca entró en España, salvo en tres contadas ocasiones: por tanto, tampoco pudo salir. Explicaron que, desde enero de 2013, cuando se conoció su inexportabilidad, Cabeza de mujer joven se colgó en el interior del Adix, cuya bandera es británica, y viajó allá donde navegaba el velero. Suiza, según la defensa, era simplemente una caja fuerte: el dueño temía que algún ladrón se interesara por el cuadro y quería protegerlo en Ginebra, a la espera de saber si finalmente podría venderlo.

Mientras tanto, Botín ha acabado imputado en otro juicio, por el presunto fraude a Hacienda de un millón de euros al matricular un avión en Portugal pese a que su centro de operaciones estaba en España. La Fiscalía, en ese caso, pide dos años y tres meses de cárcel. Botín ya ha pagado la cantidad defraudada; la acusación y la defensa incluso alcanzaron un acuerdo de conformidad, con una condena a nueve meses de prisión, que el banquero rechazó en el último momento.
Para su picasso, Botín también buscó un pacto: se reunió en secreto con el entonces ministro de Cultura, José Guirao, para proponerle exponer el cuadro a cambio de una pena menor. Tampoco hubo acuerdo. Ahora que ha perdido el cuadro, tratará de recuperarlo en los tribunales. Aunque, tras la primera sentencia, el plan pinta bastante más complicado.


000_1579190188_700099

'Cabeza de mujer joven', obra de Picasso (1906).


En los almacenes del Reina Sofía

El picasso requisado a Jaime Botín en el puerto de Calvi, en Córcega, llegó al Museo Reina Sofía en octubre de 2015. Desde entonces Cabeza de mujer joven (1906) ha descansado en los almacenes de la institución, en régimen de embargo preventivo a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid emitiera sentencia. Una vez concluido que el cuadro ha salido ilícitamente de España pasa a ser propiedad del Estado español. El artículo 29 de la Ley de Patrimonio Histórico de 1985 aclara lo siguiente: “Pertenecen al Estado los bienes muebles integrantes del Patrimonio Histórico Español que sean exportados sin la autorización requerida”.

Sin embargo, “mientras no haya una sentencia firme, lo prudente es que se quedé donde está”, explica Javier García Fernández, catedrático de Derecho Constitucional y ex subsecretario de Cultura. “El caso todavía puede sufrir muchas variaciones, porque queda un recorrido judicial largo si se recurre la sentencia”, añade el experto. De hecho, la defensa de Jaime Botín ya ha anunciado que recurrirá a la Audiencia Provincial. Desde el Reina Sofía aclaran que hasta que no haya sentencia firme la obra no pasará a sala. Aunque se alegran mucho ante la expectativa de su incorporación a la colección, porque es una pieza esencial en la evolución del Cubismo, fundado por el pintor malagueño al año siguiente de este retrato femenino, que ya apunta rasgos cubistas.

El Reina Sofía no dispone ningún ejemplo de este período y completaría un hueco en la evolución plástica de las Vanguardias. De las 31 pinturas del artista con las que cuenta la institución apenas hay obra previa a 1907, año fundacional del Cubismo. La mayor parte de los fondos de Picasso del museo giran en torno a los años treinta y cuarenta. Al ser una época previa a la creación del Guernica podría ir ubicada en las salas anteriores al gran lienzo.

elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
La juez corrige la sentencia y amplía a tres años la condena a Jaime Botín por el contrabando de un ‘picasso’

Un auto aclaratorio, emitido dos semanas después del fallo, sube de 52 a 91 millones la multa al banquero por sacar de España sin autorización 'Cabeza de mujer joven'



04_1580834216_539092

Jaime Botín a su llegada a los juzgados en noviembre de 2019.

La juez que condenó a Jaime Botín por contrabando de bienes culturales ha detectado "un error" en su propia sentencia. De ahí que publique ahora una "aclaración" del fallo. El cambio es mayúsculo: la pena casi se duplica. El 14 de enero, el expresidente de Bankinter fue castigado con 18 meses de prisión y una multa de 52,4 millones, por sacar de España Cabeza de mujer joven, un cuadro de Picasso de su propiedad, pese a la prohibición explícita del Ministerio de Cultura, que había declarado la obra inexportable. Tras el auto aclaratorio, emitido el pasado viernes por el Juzgado de lo Penal número 27 de Madrid, la pena sube a tres años y un día de cárcel, mientras que la sanción monetaria se eleva a 91,7 millones.

La juez Elena Raquel González Bayón corrigió su fallo, algo muy poco frecuente, tras la petición de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado de revisar sus cálculos. Se mantiene “intacto” el resto de la decisión y por tanto también el "comiso" del cuadro, valorado en 26,2 millones, y su "atribución al Estado español". Han pasado solo dos semanas, pero a Jaime Botín le pueden costar un año y medio. Y 40 millones.

Tras el auto, adelantado por El Confidencial, la condena se acerca más a lo que ambas acusaciones solicitaron en el juicio: cuatro años de cárcel y 100 millones de multa. La pena prevista por la ley oscila entre uno y cinco años, mientras que la sanción puede ir desde el mismo valor del bien hasta su séxtuplo. "El delito [...] por el que se condenó al acusado se ha de imponer en su mitad superior", sostiene el auto aclaratorio, en sus dos folios. La condena a tres años aumenta también las posibilidades de que se haga efectivo el ingreso en la cárcel del banquero, que no tiene antecedentes penales aunque sí otro caso pendiente de juicio, por fraude fiscal.

Fuentes de la defensa de Botín expresaron su enorme sorpresa a EL PAÍS ante el nuevo texto de la juez: “Nunca habíamos visto nada igual”. Y enumeraron las que consideran “anomalías”: “En un auto de aclaración, se puede subsanar un error material (una cifra, un apellido mal puesto), pero no corregir un fallo. Eso le correspondería al tribunal que examine el recurso. Además, se nos notificó fuera del plazo ordinario. Y tampoco se motiva la decisión”. Los letrados del banquero ya habían presentado un recurso contra la sentencia original ante la Audiencia Provincial. Y, en un durísimo comunicado, habían calificado uno de sus argumentos de "disparate". El auto aclaratorio les concede otro plazo, hasta el 14 de febrero, para incorporar sus nuevas objeciones.

“Pese a ser plenamente consciente de la prohibición administrativa, el acusado trasladó el cuadro a la goleta Adix con la finalidad de sacarlo de España”, escribió la juez en la sentencia. La obra fue requisada a bordo de ese velero, propiedad de Botín, en el puerto de Calvi, en Córcega, en el verano de 2015. Según la acusación, el banquero tenía contratado un vuelo privado para llevar el cuadro a Suiza, con la intención de venderlo. "No importa si iba a ser guardado en Ginebra o vendido a través de Christie's en Londres, porque lo cierto es que el propósito del acusado al trasladarlo no era otro que sustraerlo a la Administración española", reza la sentencia. Porque, a la sazón, hacía más de dos años y medio que Cultura había denegado al banquero el permiso de llevarse Cabeza de mujer joven fuera del territorio nacional. El picasso descansa desde entonces en los almacenes del museo Reina Sofía.


Una obra esencial

El arranque del caso se remonta hasta el 5 de diciembre de 2012. Ese día, la casa de subastas Christie’s Iberica solicitó a Cultura, en nombre de Botín, la autorización para trasladar el cuadro a Londres, donde se incluiría en una puja prevista para febrero de 2013. “Este requisito era necesario al encontrarse la obra en España y tratarse de un bien perteneciente al Patrimonio Histórico, dado su evidente interés histórico-artístico y tener una antigüedad superior a 100 años”, aclara la sentencia. El ministerio contestó con una negativa, debido a la importancia de la obra. Como explicó en el juicio Paloma Esteban, doctora en Historia del Arte y autora del informe en el que se basó la decisión, el cuadro procede del periodo Gósol de Picasso, como se conoce el verano que pasó en el pueblo leridano en 1906, considerado fundamental para el nacimiento del cubismo. Según Esteban, no existe en España, ni probablemente en Europa, un lienzo de esas características.

“Un bien puede pertenecer al Patrimonio Histórico y sin embargo no estar inventariado o declarado de interés cultural, es decir, no haber sido objeto de un procedimiento o declaración administrativa. […] Siendo que el cuadro es del año 1906, sobra toda discusión en torno a la calificación del bien como de interés cultural o a su catalogación. […] Cualquier vínculo o proximidad a la españolidad basta para que se considere que el bien integra el patrimonio histórico español”, explica el fallo. La defensa de Botín en absoluto comparte este criterio: ya recurrió en su momento la negativa de Cultura ante la Audiencia Nacional, sin éxito; acudió entonces al Supremo, cuyo fallo todavía no se ha emitido. Por ello, los letrados del banquero sostuvieron que el juicio debía esperar aquella decisión antes de seguir adelante. La juez no lo consideró necesario. "¿Quién va a comprar una obra de arte en España, dada la inseguridad jurídica que genera esta sentencia si deviene firme?", respondió la defensa de Botín en su comunicado tras la sentencia.

Para las acusaciones, concurrían todos los elementos del contrabando: una obra valorada en al menos 50.000 euros, perteneciente al patrimonio español, trasladada al extranjero sin permiso. Para la defensa, en cambio, Cabeza de mujer joven nunca fue sacado del territorio nacional, porque nunca lo pisó: fue adquirido en Londres en 1977, y desde que se prohibió su exportación, no salió del Adix, que navega bajo bandera británica. El banquero también relató que ofreció su picasso a la Administración, pero la falta de liquidez en tiempos de crisis tumbó la operación. Finalmente, ha sido un tribunal el que ha entregado el cuadro al Estado, al menos de momento. Cuando una sentencia firme cierre el caso, se sabrá también a quién pertenece el picasso.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
El Museo Reina Sofía prepara una exposición sobre el verano de Picasso en Gósol

La institución tiene previsto inaugurar en 2022 un recorrido por lo que significó la estancia en 1906 en el pueblo leridano del artista y su pareja entonces Fernande Olivier



01_1580891733_692672

'El harén', pintado por Picasso en 1906, en Gósol, uno de los iconos de la exposición de 2022. Museo de Cleveland

Hace dos años Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, y Rosario Peiró, jefa de colecciones, decidieron que la institución debía programar cada tres años una exposición dedicara a Pablo Picasso, el alma del centro. La última se celebró en 2017, titulada Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica, comisariada por Timothy Clark y Anne M. Wagner. La próxima será en 2022 y estará dedicada al verano que el pintor pasó en la localidad leridana de Gósol, en 1906, donde anticipó el paso del cubismo y periodo al que pertenece la pintura propiedad de Jaime Botín en litigio. “Es una exposición que estamos investigando desde hace dos años. Tenía claro que Gósol era la oportunidad más interesante para contribuir a la historiografía del artista”, comenta Peiró por teléfono. Señala que nunca hasta ahora se ha visto una investigación centrada en esos meses de aquel verano decisivo en la historia de la pintura mundial, cuando adquiere las bases desde las que construye Las señoritas de Avignon (1908).

Peiró explica que no tiene en cuenta el proceso judicial en el que se encuentra el retrato que está depositado en los almacenes del Museo Reina Sofía, a la espera de una sentencia en firme. “Esta obra iría en la última sala, junto con el retrato de Gertrude Stein que el Metropolitan Museum of Art de Nueva York (MET) acaba de confirmarnos que nos presta. Si el caso está resuelto, perfecto, pero no contamos con ella. Aunque si pudiéramos utilizarla, mejor”, mantiene la comisaria. La selección tendrá alrededor de 80 obras (pintura, dibujos, escultura y documentos) y estará acompañada por un congreso que se realizará el próximo noviembre, donde se aclarará cuántas obras se deben catalogar a su estancia en la sierra leridana. La otra pieza importante era El harén (1906), en el Museo de Cleveland (EEUU), y asegura que también tienen el préstamo consentido. El resto está en marcha, como la tesis científica: “Todavía no sé cuál es la aportación científica, porque sigo leyendo y estudiando”, explica Peiró.

La comisaria ha organizado recientemente, en Castellón de la Plana, para la Obra Social de “la Caixa”, Picasso. El viaje del Guernica, y explica a este periódico que Borja-Villel y ella concibieron la idea de la exposición en Gósol. Aunque apunta que “en un primer momento se le dio a Paloma Esteban”, conservadora jefa del Departamento de Colecciones hasta su jubilación el pasado mayo. “El proyecto quedó aparcado durante unos años y se ha retomado cuando ella ya no estaba”, asegura Peiró.

El Reina Sofía carece de una amplia colección de obras de Picasso, pero sí quieren darle “la importancia que se merece más allá de la colección”. Para encontrar una exposición de Picasso en el Reina Sofía anterior a la organizada por la pareja inglesa hay que ir hasta 2001, cuando se presentó Las grandes series (en 2001). La dirección ahora está volcada en recuperar la figura del cubista. El público del Museo Reina Sofía mostró su entusiasmo ante Picasso y dejó un registro de más de 680.000 visitas (y un superávit de 2,2 millones de euros en tesorería).


Un verano decisivo

En el año 2012, el informe contrario a la exportación de Cabeza de mujer (1906), de Jaime Botín, de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio informó de que “no existía una obra similar en territorio español” y por tanto nunca podría abandonar las fronteras del Estado. En dicho texto se aclara que aquel verano en Gósol “fue una etapa en la que Picasso se ve claramente influido por la plástica del arte ibérico y en los hallazgos llevados a cabo en este monumento influirán decisivamente, no solo en el cubismo, sino también en la evolución posterior de la pintura del siglo XX”.

En 1906 la marchante Gertrude Stein había dado los primeros pasos para lanzar a Pablo Picasso al estrellato del mercado del arte. Había captado a varios coleccionistas que empezaron a interesarse y comprar obras del malagueño y, con 24 años, Picasso pasa las penurias y respira sin ahogos económicos. Sin embargo, busca una salida a su bloqueo creativo y lo encuentra en la aldea de Lérida.

En la sierra del Cadí el artista se vuelve otro. “Gósol fue una maravilla. Allí en las alturas, en medio de un aire de increíble pureza, por encima de las nubes, rodeados de gentes amables”, escribe Fernande Olivier -la pareja de Picasso entonces y posible modelo del polémico cuadro- en sus Recuerdos íntimos. Lo describe como un lugar donde encontraron la felicidad y donde Picasso debió de pintar mucho. Sin embargo, los especialistas, apunta Peiró, “no tienen claro el número de cuadros que realizó, porque el viaje era en burro y no me lo imagino cargando con un centenar de obras”. Es uno de los objetivos a aclarar con el congreso y la exposición.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Un mural de Picasso abre un debate nacional en Noruega




000_1589970319_317082

El Gobierno planea derribar el edificio con la obra ‘Los pescadores', realizada en colaboración con el escultor Carl Nesjar, que se trasladará a una nueva ubicación

Protestas frente al Bloque Y, donde se encuentra el mural de 'Los pescadores' de Picasso, este 12 de mayo. PIERRE-HENRY DESHAYES / AFP

En 1957, los caminos de Picasso, entonces un artista consagrado de 75 años, y un joven escultor noruego de 37, Carl Nesjar, se cruzaron para dar forma a una colaboración de más de tres lustros que se tradujo, entre otras obras, en los cinco murales que decoran varios edificios del barrio gubernamental de Oslo. Sobre una de esas fachadas, la del llamado Bloque Y, reposa el friso conocido como Los pescadores, de 1970, una representación de varios trabajadores dentro de una barca, en plena faena, que atrapan peces con su red bajo un sol que mece las olas. Cuatro décadas después, en 2011, la paz que desprende esa escena marina, enraizada en la tradición noruega, se rompió súbitamente con la explosión del coche bomba que el terrorista de extrema derecha Anders Breivik detonó cerca de ese Bloque Y, donde se despliega la obra que Picasso dibujó y Nesjar ejecutó con la técnica del chorro de arena.

Tanto este edificio como otro adyacente, que también contiene en su interior tres trabajos de ambos artistas –el Bloque H–, se vieron afectados por la deflagración, que acabó con la vida de ocho personas (ese mismo día, el 22 de julio de 2011, Breivik sumó otras 69 víctimas en la isla de Utoya). Solo se tirará el Bloque Y, aunque otro de los murales que se guarda en el H, La gaviota, también se trasladará junto con Los pescadores al edificio A del mismo complejo. Según explica el secretario de Estado Paal Pedersen, del Ministerio del Interior noruego, “existe la necesidad de asegurar las funciones ministeriales” frente a posibles atentados. Por su situación, la desaparición del Bloque Y dejaría hueco para “establecer un complejo de edificios más abierto y mejoraría los espacios exteriores”. “El plan de demolición data de 2017 y el edificio se va a derribar”, zanja el político, que aclara que la Picasso Administration [entidad que gestiona los derechos de la obra del artista] “ha aceptado el reposicionamiento de las dos piezas”.

En estos años desde el ataque terrorista, durante los cuales las construcciones han permanecido vacías, el mural se ha convertido en motivo de encendida controversia en el país nórdico. En las últimas semanas, el debate se ha encarnecido entre los muchos defensores de que la obra se quede en su emplazamiento original y el Gobierno, que ya ha comenzado las labores de demolición en el interior del Bloque Y, de estilo brutalista y diseñado en 1969 por el arquitecto Erling Viksjø.

Arte amenazado

Desde 2015, Los pescadores figura en el listado de la asociación Europa Nostra con los siete monumentos más amenazadas del continente. Solo existen tres murales similares en el mundo: los otros dos se encuentran, uno en manos privadas en Francia, y el otro —el Friso de los Gigantes— en Barcelona.

La sociedad civil noruega lleva tiempo organizándose para intentar frenar la demolición. “Convocamos manifestaciones, marchas, conciertos y charlas frente al Bloque Y, que hemos rodeado dados de la mano. También hemos rodeado el Parlamento y organizado debates públicos”, enumera Kjersti Hembre, miembro del grupo Salvar el Bloque Y, que lanzó una petición al Gobierno noruego en la plataforma change.org que suma casi 50.000 firmas. “En colaboración con Patrimonio nacional, la Asociación de arquitectos de Noruega y la Asociación de arquitectos de Oslo, el otoño pasado contratamos a una abogada para demandar al Estado”, agrega. Esa letrada es Berit Reiss-Andersen, también presidenta del comité noruego del Nobel. “No estamos en posición de proteger el mural como propiedad intelectual”, señala la abogada, que agrega que han perdido el juicio en el solicitaban paralizar la demolición. “Me temo que no quedan alternativas”.

A pesar de contar con los preceptivos permisos, los planes del Gobierno noruego no convencen a organismos como la UNESCO o el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). Tampoco a Gro Nesjar, hija de Carl, fallecido en 2015. “Si quitan el mural de la fachada, no va a salir de una pieza”, predice Nesjar. “Además, la intención de Picasso era que estuviera ahí, no en otro sitio”. “El mural es parte del edificio y no se puede quitar”, coincide Hanne Sophie Claussen, otra miembro de Salvar el Bloque Y. “Picasso dedicó esta obra al pueblo noruego para que se viera tal y como está hoy: un friso con el cielo detrás. Ahora los políticos la quieren colocar en un lugar totalmente diferente tanto en el sentido estético como en el conceptual. Es una pena”.


Cataluña se suma a la queja del MoMA

El Colegio de Arquitectos de Cataluña, en cuya fachada reposa el 'Friso de los Gigantes', se sumó hace unos días al llamamiento del MoMA de Nueva York para que el Gobierno noruego reconsidere su decisión. “Destruir una parte de la obra equivale a destruirla en su totalidad”, escriben los miembros del COAC en un manifiesto que han firmado otros organismos catalanes como CCCB, el MACBA, la Fundació Miró, el Museo de Historia de Cataluña y el Museo Picasso.


elpais.com

Objetivo: Re: PICASSO (Pablo Ruiz Picasso)
Un ‘picasso’ por cien euros

Una italiana gana la “lotería caritativa” de arte organizada por una organización francesa para recaudar fondos para un proyecto humanitario en África



000_1590077936_552937

La obra "Naturaleza muerta" de Pablo Picasso (1921) durante la lotería benéfica celebrada en ParísCHARLES PLATIAU / Reuters

¿Quién dijo que para conseguir una obra de arte a un precio irrisorio hay que recorrer los rastrillos de medio mundo con muy buen ojo, una gran dosis de paciencia y muchísima suerte? Claudia Borgogno solo ha necesitado del último requisito para poder lucir en sus paredes un picasso auténtico tasado en un millón de euros que le ha costado solo… ¡cien euros! La italiana, de la que hasta ahora solo ha trascendido su nombre, ha sido la afortunada de una lotería muy especial: la organizada por la asociación francesa sin ánimo de lucro “1 picasso por 100 euros” con ayuda de la casa de subastas Christie’s, la cooperación de un coleccionista y el visto bueno de los familiares del pintor malagueño. Todo ello a favor de la ONG Care, que destinará los fondos recaudados a un proyecto humanitario en África.

A pesar del éxito, en contra de la iniciativa ha jugado un cierto escepticismo ante una oferta que parecía demasiado buena como para resultar creíble

Naturaleza muerta es un pequeño cuadro postcubista de 22,9 × 45,7 centímetros que Picasso realizó en 1921 y que estuvo expuesto —al menos hasta el comienzo del confinamiento por coronavirus— en el Museo Picasso de París, que también ha apoyado la iniciativa.

La organización, creada por la presentadora de televisión francesa Péri Cochin, emitió 200.000 boletos a cien euros cada uno, con la esperanza de recaudar hasta 20 millones de euros. Finalmente, y pese a lo atrayente de la idea de poder conseguir un cuadro de uno de los artistas más renombrados del mundo por una cantidad ínfima en términos comparativos, al menos, de este exclusivo mercado, solo se vendieron algo más de 51.000 billetes. Según los organizadores, a este resultado peor de lo esperado han contribuido diversos reveses, especialmente la crisis de coronavirus que ha retrasado varias veces la acción: la lotería debería haberse celebrado inicialmente el 6 de enero, luego fue aplazada al 30 de marzo y finalmente se celebró este miércoles.

También ha jugado en contra un cierto escepticismo ante una oferta que parecía demasiado buena como para resultar creíble, admiten sus organizadores.

“Ha habido que asegurar que se trataba de una verdadera operación con un verdadero picasso, parecía demasiado bonito para ser verdad. Un cierto recelo ha podido ralentizar las ventas”, dijo la directora de comunicación de CARE, Emmanuela Croce, a la Agencia France Presse. La obra cuenta, según especifican los organizadores en su página web, con sendos certificados de autenticidad de los hijos del artista Maya Widmaier-Picasso y Claude Ruiz-Picasso.
Aun así, los organizadores se dan por satisfechos con la acción, que ha logrado recaudar 5,1 millones de euros que irán en su mayor parte a un proyecto de Care para “garantizar el acceso a agua potable en centenares de colegios y pueblos” en Camerún, Madagascar y Marruecos. De acuerdo con la ONG, el programa, de cinco años, beneficiará a unas 200.000 personas.

“20 millones de euros era algo muy ambicioso. Con más de 5 millones, hemos logrado un resultado excepcional para una operación muy complicada en un periodo muy complicado”, subrayó Croce.

Aunque la mayor parte del dinero irá al proyecto africano, una porción servirá para reembolsar al hombre que cedió la obra a la subasta, el coleccionista y marchante de arte monegasco de origen libanés David Nahmad, según el diario Le Parisien uno de los mayores coleccionistas de Picasso del mundo. Aunque inicialmente debía recibir un millón de euros por el cuadro cedido, ha aceptado recibir solo 900.000 euros en vista de la menor recaudación conseguida. En declaraciones a Le Monde, Nahmad aseguró no lamentar su participación en un proyecto que “Picasso habría adorado”, según el coleccionista. “Era un hombre sabio: amaba a la gente y le gustaba ayudar a la gente”, aseveró.

La recaudación es similar a la obtenida en la primera edición de esta inusual lotería. Celebrada en diciembre de 2013, en aquella ocasión el ganador fue un joven estadounidense de 25 años que se llevó un Picasso valorado en algo más de un millón de euros. El proyecto recaudó 4,8 millones de euros en total, que fueron entregados a la Asociación Internacional para la Salvaguarda de Tiro, la antigua gran ciudad fenicia situada en el sur de Líbano y calificada como patrimonio mundial por la Unesco. Los organizadores ya están preparando una nueva edición para 2021, con la idea de que este proyecto sea anual. Aunque primero hay que encontrar otro picasso.

elpais.com

Ir a la página Anterior  1, 2, 3 ... 16, 17, 18

Página 18 de 18


  
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario

   

Está utilizando la versión (Lo-Fi). Para ver la versión completa del foro, haga clic aquí.

Powered by Icy Phoenix based on phpBB
Design by DiDiDaDo

Página generada en:: 12.3251s (PHP: -97% SQL: 197%)
Consultas SQL: 29 - Debug On - GZIP Desactivado