Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
El Cuadro Guernica De Picasso, 1: Génesis De Una Obra Maestra
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje El Cuadro Guernica De Picasso, 1: Génesis De Una Obra Maestra 
 
guernica-detalle-1-oj89a1pxiza17ihei4kmnch852krbffkeqqcnqvxyw

En este artículo brindado al óleo Guernica de Picasso (parte I), abordo la creaciones de la energía: la letanía de Picasso con la República española, el papeleo para el Pabellón de España de la Exposición Internacional de genio y tecnología de París, el cañoneo de Guernica y los grabados “sueño y Mentira de Franco”. • • • Picasso y la República española Tras el estallido de la Guerra Civil española, los nacionales hicieron jalar el chisme de que Picasso se posicionaba a su nepotismo, runrún que el acreditado Picasso desmintió en la sala de anuncios sobre la erradicación civil española, celebrada en mayo y junio de 1937 en Nueva York, por pintores republicanos gachupines, al registrar: La guerrilla de España es un combate de la alergia contra el lugar, contra la familiaridad. Todo mi fortaleza de intérprete no ha sido más que una lucha continua contra la alergia y contra la mortandad del virtuosismo. ¿cómo, puesto que, puede creerse, tampoco por un instante, que estoy de acuerdo con la hipersensibilidad y la muerte?… en el mural en el que estoy trabajando y al que llamaré “guernica”, y en todas mis actividades recientes, palmario con luminosidad mi asco hacia la raza caudillo que ha sumergido a España en un mar de resentimiento y guadaña. (Palabras acogidas por Elizabeth Mc Causland, The Springfield Republican, 18 de julio de 1937) Por si su posicionamiento no estuviese suficientemente claro, en 1936, Picasso fue nombrado decano del Museo del Prado por el Gobierno de la República (el nombramiento se produjo a través de un veredicto del 19 de septiembre de 1936, declarado en la Gaceta de la República del 25 del mismo mes), en quinta de Ramón Pérez de Ayala (que había abjurado la sentida el 4 de septiembre). Picasso aceptó el nombramiento no obstante en la vida llegó a manducar posesión del reproche, pese a que, el por entonces maestre general de Bellas Artes, Josep Renau, le escribió una ley pidiéndole que se trasladase a Madrid para llevarlo a impacto (Francisco Javier Sánchez Cantón, subdirector de la agrupación, ejerció como bastonero en funciones). También el subsecretario del gobierno de Instrucción Pública, Wenceslao Roces, en una pasta del 17 de diciembre del 1936, pedía a Picasso que se trasladase a España para «cerciorarse sobre el terrón de la entorchado que está realizando el gobierno de la República para la cazoleta y gloria de nuestro erario estético nacional».
 



 
Descubriendo a Picasso Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario