Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Lita Cabellut
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Lita Cabellut 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Lita Cabellut (Barcelona, 1961) es una artista española de origen gitano y residente en los Países Bajos. Una visita al Museo del Prado con sus padres adoptivos le cambió la vida. Entre sus referencias también se encuentran el expresionismo alemán y Francis Bacon, cuya lección asoma en los descarnados y despiadados desnudos de mujer.

Nacida en Barcelona en 1961, Lita Cabellut tuvo una durísima infancia. Hija de una prostituta y criada por su abuela, a los 8 años fue internada en un centro de menores. Con 13 años es adoptada por una familia burguesa y con 20 ingresa en la Gerrit Rietveld Academy de Holanda.


 0000_1454348858_446129

Lita Cabellut, frente a uno de sus cuadros. Ella se define “retratista de almas”


Trayectoria


 106pintora_490x578

Cabellut reivindica la universalidad del arte, a través del cual describe la realidad de la condición humana. Visiblemente influida por artistas como Francisco de Goya o Francis Bacon (pintor), su universo creativo se aferra al compromiso y la preocupación por el ser humano, al que toma como objeto e introduce en la obra mediante una técnica en la que la importancia recae en captar la vivacidad de la piel, el órgano más externo que revela el paso del tiempo y las experiencias, aquel que desnuda la crudeza, la fuerza, el carácter y la angustia de los instantes más emotivos de su existencia.


 105_1454348791_684405

Obra de Lita Cabellut.


Exposiciones

Su primera exposición fue en el Ayuntamiento del Masnou, Barcelona, en 1978. En 1987 tuvo lugar su primera exposición individual en el “Arte e Industriae” de la Hague y desde entonces su obra se ha exhibido en todo el mundo, incluyendo Nueva York, Dubai, Miami, Singapur, Hong Kong, Barcelona, Londres, París, Venecia, Mónaco y Seúl. En 2013 expuso "Trilogía de la duda", Espai Volart 2 de la Fundació Vila Casas.


Reconocimientos

En abril de 2011, Lita Cabellut fue galardonada con el Premio de Cultura Gitana de Pintura y Artes Plásticas por el Instituto de Cultura Gitana de Barcelona, en reconocimiento a la labor realizada en beneficio de la cultura de este grupo social en cualquier lugar del mundo.

En marzo de 2015, Lita fue invitada por la Fundación Privada les Arts i els Artistes, con sede en Barcelona, para ser miembro del jurado para el concurso de 2015 "Figurativas". "Figurativas" es un concurso de arte anual que busca promover y difundir el arte figurativo.


Poco conocida en España


 109lita_cabellut_regresa_espana_trilogia_ediima20130508_0504_4

No es fácil encontrar pintura capaz de asombrar y pintores capaces de aportar algo nuevo y potente. Lita Cabellut lo consigue con obras enormes, rebosantes de colores, protagonizadas por personajes que escudriñan al visitante con miradas inquisitivas, desde la altura de sus telas. Un conjunto de pinturas y dibujos, que ha creado especialmente para exponer en Barcelona, se puede ver desde hoy hasta el 21 de julio en el Espai VolArt 2 de la Fundación Vila Casas, en la muestra La trilogía de la duda.

Prácticamente desconocida en España, hasta que en 2011 recibió el Premio Nacional de Cultura Gitana de artes plásticas, Cabellut se labró una sólida carrera en Europa desde Holanda, donde se fue a estudiar con 19 años y se quedó. Sin duda tiene un poderoso duende, que ha alimentado con la lección de los maestros, ante todos Goya, Velázquez y El Bosco, la tríade del Museo del Prado, donde a los 13 años supo que sería pintora.

Hasta entonces su vida no había sido fácil. Huérfana, creció entre los institutos y las calles de Barcelona, hasta que a los 13 años una acaudalada familia de Madrid la arrancó de todo lo que conocía y la trasplantó en un mundo que no entendía. “Pero me llevaron al Prado y eso cambió mi vida”, asegura. Ella se define “retratista de almas” y lo cierto es que consigue trasladar a los rasgos y los ojos de sus personajes, una intensa vida interior, así como su técnica peculiar crea en la tela un efecto craqueado, como fracturas parecidas a cicatrices, que marcan el paso del tiempo. “Quiero dar a mis obras una piel que refleje lo frágiles que somos”, indica Cabellut, que tardó más de cinco años en desarrollar una técnica, que ha ido depurando hasta alcanzar el dominio necesario para enfrentarse a obras de grandes dimensiones.

“Es una pintura que lleva mucha cocina. Solo preparar el fondo requiere entre 12 y 15 capas diferentes. A mis asistentes les digo que somos un laboratorio de ideas y materiales”, explica Cabellut. Su proceso de trabajo es parecido al de un cineasta. Lo primero es el concepto, sigue el boceto, que desarrolla como si fuera un guión y luego busca el modelo idóneo. “Cuando lo encuentro, lo transformo y deformo, lo visto y le pinto encima, hasta que consigo el personaje que busco y puedo empezar a pintar”, indica.


 1318520831_0

Entre sus referencias también se encuentran el expresionismo alemán y Francis Bacon, cuya lección asoma en los descarnados y despiadados desnudos de mujer. A pesar de que los galeristas luego los separen, la artista suele realizar trípticos y cuartetos, “porque son como estrofas de un poema”, que acompaña con pinturas de formato más reducido, que retoman algunos detalles salientes: un ojo rodeado de arrugas, unas manos... “Hay que fijarse en los detalles. A veces por la grandeza de las cosas, perdemos la esencia de la intención. Esta colección trata de lo bello y lo bestial, es una mirada en el interior de la condición psicológica del ser humano y una forma de representar este gran teatro donde se nos exigen o imponen papeles diferentes y contradictorios”.

Simultáneamente, hasta el 26 de mayo, en el Espai Volart 1 se exhibe Carral / Anzano. La experiencia de dialogar, una muestra de Martín Carral y Carmen Anzano, que desde hace 20 años viven juntos, aunque crean obras totalmente independientes.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 96coco1

Coco 1, jaar: 2011 - formaat: 126 x 94 cm. Obra de Lita Cabellut


 97coco2

Coco-2, jaar: 2012 - formaat: 126 x 94 cm. Obra de Lita Cabellut


 79coco_nr_47

Coco nr. 47. Obra de Lita Cabellut


 lita_cabellut_camaroen_6_2011_lcm_1_530x530_q80

Lita Cabellut, Camarón 6, 2011. Obra de Lita Cabellut


 80the_secret_behind_the_veil_02

The secret behind the veil 02. Obra de Lita Cabellut


 98anne_frank_zeefdruk_unica

Anne Frank (zeefdruk/unica), jaar: 2012 - formaat: beeldformaat 96 x 96 cm. Obra de Lita Cabellut


 99piaf

Piaf. Prachtig schilderij uit de serie 'Piaf' van Lita Cabellut, jaar: 2008 - formaat: 130x100 cm. Obra de Lita Cabellut


 99piaf_1454348215_186578

Sancho Panza. Prachtig schilderij op zeer groot formaat afkomstig door inruil: Sancho Panza uit de serie 'Madness and Reason', waarmee Lita Cabellut in 2010 in Atlanta exposeerde, jaar: 2010 - formaat: 290 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 100kenau_de_strijder

Kenau (de strijder), jaar: 2014 - formaat: 270 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 101kenau_de_moeder

Kenau (de moeder), jaar: 2014 - formaat: 270 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 102change_perspective_4_130x150_lowres

Changing the Perpective. Prachtig gevoelig schilderij uit de serie 'Changing the Perspective, jaar: 2012 - formaat: 150 x 130 cm. Obra de Lita Cabellut


 103trotsky_01_270x200_lowres_16_10_19

Trotsky. Uit de serie 'Frida Kahlo' (La Perla Negra) uit 2010, die Lita Cabellut voor haar tentoonstelling in London maakte, is dit prachtige schilderij recentelijk door ons ingeruild, jaar: 2009 - formaat: 270 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 104amore_incognito

Amore Incognito. Prachtig schilderij op groot formaat van Lita Cabellut uit 2010. Jaar: 2010 - formaat: 290 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 81don_quijote_08

Don Quijote 08. Obra de Lita Cabellut


 95de_smid

De Smid, 2015 - formaat: 150 x 150 cm. Obra de Lita Cabellut



Serie 'Tulipán negro'


 89black_tulip_2014

 88black_tulip_2014

Black Tulip, 2014. Obra de Lita Cabellut


 83black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 260 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 84black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 150 x 150 cm. Obra de Lita Cabellut


 85black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 150 x 150 cm. Obra de Lita Cabellut


 86black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 280 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 87black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 260 x 200 cm. Obra de Lita Cabellut


 91black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 150 x 150 cm. Obra de Lita Cabellut


 93black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 70 x 60 cm. Obra de Lita Cabellut


 94black_tulip_2014

Black Tulip, 2014 - formaat: 70 x 60 cm. Obra de Lita Cabellut


 92black_tulip_2015_formaat_80_x_80_cm

Black Tulip, 2015 - formaat: 80 x 80 cm. Obra de Lita Cabellut


 lita_cabelllut_singapore

Lágrimas secas. Obra de Lita Cabellut


 02_1543858130_859162

Dried Tear 52. Obra de Lita Cabellut


 108lita_cabellut_spanish_paint_6

 0lita_cabellut_spanish_paint_4_720x1007

Obra de Lita Cabellut




Lita Cabellut: "Ser gitana me ha dado más fuerza para pintar"


La artista, que vivió 13 años en la calle, Premio de Cultura Gitana de pintura

Lita Cabellut inaugura con sus retratos el primer Museo de Arte Gitano de Berlín




 82tr_ptico_de_frida_kahlo_de_lita_cabellut_expuesto_en_la_pera_gallery_de_londres

Tríptico de Frida Kahlo de Lita Cabellut, expuesto en la Ópera Gallery de Londres.

La pintora gitana Lita Cabellut posee la fuerza y la determinación de los supervivientes. “Soy ante todo una mujer alegre y adoro la vida porque sé apreciar su valor”, asegura convencida.

La artista ha estado en el infierno y ha vuelto para contarlo, transitando por una infancia dickensiana de las que imprimen en el alma marcas de las que no se borran.

Nacida en Barcelona en un barrio gitano de origen humilde, pasó 13 años de vida en la calle y en un orfanato, hasta que fue adoptada por una familia que le llevó al Museo del Prado madrileño. El Prado, como ocurre con tantos otros pintores, tuvo un efecto catártico: fascinó a la joven Lita y despertó su vocación a los pinceles.


El lado olvidado de la sociedad

Las cartas que le tocaron en la vida-mujer, gitana, pobre, artista- no aventuraban un triunfo fácil para esta mujer de pelo negrísimo y carácter vehemente que decidió desde ese momento “perseguir un sueño”.

El pasado se hace presente en las obras de Cabellut, en las que  trazos desgarrados que recuerdan a Lucien Freud y Francis Bacon- dos de sus pintores favoritos y fuente de inspiración, ‘con esas pinceladas neuróticas Freud es un maestro en describir la crueldad’, afirma- representan el “lado más olvidado de la sociedad”, con el que “empatiza especialmente”.


Las columnas rotas no implican un alma rota

Prostitutas, enfermos mentales, y vagabundos transitan por sus cuadros que pretenden, ante todo, golpear conciencias. “Es una forma de que aprendamos a verlos, a sentirlos. Me gusta fijarme en la gente que tiene menos voz, y empatizo con la gente que está sola, y con la soledad”, reflexiona.

    “Empatizo con los marginados de la sociedad“

Las ganas de vivir frente a la tragedia han sido una de las claves de su ascenso- sus rostros pintados han dado la vuelta al mundo- y han recabado exitosas críticas en su última exposición sobre la pintora Frida Kahlo, en la Opera Gallery de Londres. “La tragedia puede ser construcción- recalca- mira sino el ejemplo de Frida que salió adelante con la columna rota y su alma siguió intacta”.

La artista viaja del magnetismo de la pintora mexicana al carisma de “otro monstruo del arte”, como es Camarón de la Isla. Un icono del pueblo gitano que protagoniza la serie de ocho cuadros con los que inaugura este mes el primer Museo Gitano del Arte de Berlín. Ante tamaño reto Cabellut “pidió ayuda al propio Camarón” para encontrar la inspiración en unos retratos que muestran al cantaor “con humildad y respeto”.


Gitana y artista

“Nunca me he sentido discriminada. Ser gitana me ha dado fuerza y creo que he heredado el duende”, asegura convencida la barcelonesa, que ha recogido este viernes el "Premio de Cultura Gitana 8 de abril", en la categoría de pintura, que entrega el Instituto de Cultura Gitana.

    “He heredado el duende de mi raza“

Un optimismo que se transforma en preocupación cuando analiza la situación del pueblo gitano en el mundo. “Es preocupante la falta de reacción de la sociedad ante la discriminación que sufren los gitanos. Si atacamos a este pueblo atacamos a toda la humanidad. Ya ha ocurrido otras veces en la historia, y parece que no aprendemos”, susurra con voz triste, por vez primera en la entrevista.

La esperanza, sin embargo, retorna por momentos a su discurso cuando de nuevo, vuelve la sombra del pasado: “La tristeza y la injusticia forman parte de la vida. Cuando las aceptas te das cuenta de que son momentos. La Lita de hoy, feliz y rodeada de amigos, no es igual que la de ayer, y por eso yo no puedo cargar para siempre con el peso de mi infancia”, concluye la Lita del presente con su personal filosofía vitalista.

Publicado por rtve.es el 08.04.2011



Lita Cabellut, una de las artistas españolas más cotizadas del mundo


 03_1550054153_333980

Ver vídeo

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas en todo el mundo. La primera mujer en una lista en la que aparecen Miquel Barceló o Juan Muñoz está de paso por Madrid para recoger un premio a su trayectoria.
Hemos estado con ella en el museo del Prado el lugar en el que con 12 años descubrió su vocación una niña de origen gitano recíen adoptada. Ahora prepara una gran exposición en Zaragoza inspirada en Goya.
Publicado por rtve.es el 28 nov 2018



 62090

Lita Cabellut



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Lita Cabellut (Barcelona, 1961) es una artista española de origen gitano y residente en los Países Bajos. Cabellut tuvo una durísima infancia. Hija de una prostituta y criada por su abuela, a los 8 años fue internada en un centro de menores. Con 13 años es adoptada por una familia burguesa y con 20 ingresa en la Gerrit Rietveld Academy de Holanda.
 


Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, gallery238.com, rtve.es, elpais.com, maslindo.com, projectart10.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 13 Febrero 2019, 11:36; editado 4 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Cabellut, la indigente que se convirtió en la artista nacional más cotizada del mundo

Abandonada por su madre, vivió ocho años en la calle pidiendo limosna. Lita Cabellut es la única española en la lista de los artistas más cotizados del mundo, pero en nuestro país nadie la conoce



 000_1454345325_576798

Basta buscar el nombre de esta gitana barcelonesa en Wikipedia para darse cuenta de que algo raro sucede. Su perfil en español solo le dedica cinco líneas, mientras que la versión en inglés brinda una larga biografía con varios apartados sobre los diferentes aspectos de su carrera. Solo hay dos españoles que vendan más que Lita Cabellut en subastas de todo el mundo: Juan Muñoz y Miquel Barceló.

Después está ella, en el puesto 333, como la única mujer de nuestro país en ese 'top 500' de los artistas contemporáneos más cotizados del planeta. Los famosísimos Antonio López o Jaume Plensa ni siquiera aparecen en la lista que publica cada año Artprice, referencia en el mercado de subastas.

Cabellut ha expuesto su obra en Nueva York, Dubái, Londres o Hong Kong. Sin embargo, es completamente desconocida en España. ¿Por qué? Ni ella misma es capaz de darnos una explicación: “La verdad es que no lo entiendo. Mi arte es muy español y yo soy profundamente española. Siempre en todo el mundo me presentan como la pintora española. Pero en mi casa, España, todavía no reconocen mi nombre”.

Tal vez la explicación esté en la durísima infancia que tuvo en Barcelona y que acabó llevándola a vivir a Holanda. Nació en 1961 en una barriada gitana de la Ciudad Condal. De su padre nunca supo nada y su madre, prostituta, la abandonó cuando solo tenía tres meses. Fue su abuela quien la crió pero, eso sí, a su manera, porque no la dejaba ir a la escuela. Vivió en la calle, pidiendo limosna por Las Ramblas o en el mercado de la Boquería hasta que la anciana murió, y fue internada con ocho años en un orfanato.

  Su madre fue una prostituta barcelonesa que la abandonó a los tres meses. Vivió en la calle, pidiendo limosna por Las Ramblas

Su pesadilla terminó a los 13 años, cuando una familia adinerada decidió adoptarla y le cambió la vida. A pesar de ser analfabeta y disléxica, alcanzó pronto el nivel de sus compañeros de clase. La vocación artística le llegó el día en que sus nuevos padres la llevaron a Madrid a ver el Museo del Prado. Allí decidió que quería ser pintora y, tras varios años con profesores particulares de dibujo, entró en la Gerrit Rietveld Academy de Holanda, país donde acabó por fijar su residencia y en el que ha logrado un éxito mundial.


El señor del castillo y el niño gitano


 000_1454345503_127686

Lita Cabellut atiende a nuestras preguntas en plena vorágine de trabajo porque estos días vive a caballo entre su estudio de La Haya y París, donde prepara una nueva exposición. A pesar de llevar más de 40 años fuera de España, conserva intacto su acento, marcado a fuego durante su niñez en la capital catalana: “De esa Barcelona, mis recuerdos son muy claroscuros, pero esos contrastes han perfilado cómo ahora veo el mundo. Amo profundamente esa ciudad por enseñarme los valores profundos, brutales, pero sobre todo humanos, que hacen que hoy aprecie la vida”.

Prefiere no hablar de su madre, ni profundizar sobre los años que pasó pidiendo por la calle. Un tema “demasiado grande y profundo para tratarlo en una entrevista”, se disculpa. No es necesario que dé detalles porque sus cuadros, plagados de prostitutas, proxenetas o vagabundos, ya lo dicen todo. Trata de sacudir la conciencia del espectador pintando a los perdedores de la sociedad, gente solitaria y sin voz. Lo que ella fue en su día.

Lita Cabellut es capaz de ver ese sufrimiento incluso en quienes aparentemente han triunfado en la vida. Lo demuestran sus múltiples retratos de Frida Kahlo o Coco Chanel, mujeres con biografías tan desgarradoras como la suya y que muestran una profunda tristeza bajo su apariencia sofisticada: “Intento ser sincera y ver las cosas como son. Retrato a todos. Al señor del castillo y al niño gitano que vive en la chabola. Pero no creo que mi obra sea pesimista. Al contrario. Intento acariciar con ternura y belleza al feo para convertirlo en terciopelo”.

  Cabellut ofrece una peculiar mezcla de retratos fotorrealistas inspirados en Rembrandt y brochazos expresionistas tomados de Bacon y Tàpies

El éxito de Lita Cabellut está en su peculiar mezcla de retratos fotorrealistas inspirados en Rembrandt con los brochazos expresionistas tomados de Francis Bacon y Tàpies. Estos golpes violentos y bastos de pintura rompen la delicada belleza de sus modelos igual que los disgustos de la vida van dejando su huella cruel en todos nosotros. Las grietas que se abren en la superficie de casi todos sus lienzos simbolizan ese sufrimiento que marcó a la pintora de niña.


En paz con su pasado


 00_1454345488_276797

Su héroe artístico es Goya, especialmente su época más oscura, aunque las primeras veces que visitó el Museo del Prado no se atrevió a entrar en sus salas. Según cuenta, se parecía demasiado a lo que ella había vivido. Hoy, Lita dice estar en paz con su pasado y asegura que vive su mejor momento artístico. En 2016 le van a dedicar exposiciones monográficas en Beirut, Hong Kong y Holanda.

Para verla en España habrá que esperar hasta 2017, cuando le abra sus puertas la fundación de Antoni Vila Casas, hasta ahora el único coleccionista que ha apostado aquí por ella: “Prepararé con él una exposición donde espero al menos conmover a Barcelona. Y ojalá que mi nombre se reconozca entre los nombres españoles.Tengo toda la confianza y la esperanza de que ese día vendrá pronto”.



Publicado por goo.gl el 28.10.2015
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Conociendo a Lita Cabellut



 0lita_cabellut

Lita Cabellut. Artista española. Nació el 24 de octubre de 1961 en Barcelona.

De etnia gitana y padre desconocido, su madre, prostituta, la abandonó cuando solo tenía tres meses. Su abuela la crió sin permitirle asistir al colegio. Vivió prácticamente en la calle, pidiendo limosna por Las Ramblas, el barrio El Raval, el Port Vell o en el mercado de la Boquería, hasta que la anciana murió y fue internada con ocho años en un orfanato. Fue adoptada por una acaudalada familia de Madrid a la edad de 12 años.

A pesar de ser analfabeta y disléxica, alcanzó pronto el nivel de sus compañeros de clase. Descubrió su vocación en el Museo del Prado inspirada por las obras de Francisco de Goya, Diego Velázquez, José de Ribera y Rembrandt. Su referencia artística principal es Goya, especialmente su época más oscura, aunque las primeras veces que visitó el Museo del Prado no se atrevió a entrar en sus salas.


 00_1454407904_340255

Tras años con profesores particulares de dibujo, se trasladó a los Países Bajos con 19 años para cursar estudios en la Gerrit Rietveld Academy en Ámsterdam, donde permaneció entre 1982 y 1984. Durante este tiempo recibió influencias de los grandes maestros holandeses y desarrolló algunas de las técnicas artísticas que acabaron definiendo su estilo mientras trabaja en La Haya, sobre lienzos de gran escala utilizando una variación contemporánea de la técnica del fresco.

Con un estilo muy reconocible y una paleta que no contiene mucho más que blanco, negro y rojo, construye una peculiar mezcla de retratos fotorrealistas, retratos fantasmagóricos, con brochazos expresionistas que recuerdan a Lucian Freud, o Francis Bacon y a texturas de Tàpies. Esta mezcla entre delicadeza y violencia es su principal seña reconocida. Cabellut es un artista multidisciplinar con obras en óleo sobre lienzo, dibujo, escultura de papel, fotografía, poesía, poemas visuales y vídeos.


 000_1454408015_565911

Su obra se agrupa conceptualmente en colecciones o series de pinturas. La colección "Frida, la Perla Negra" (2010) rinde homenaje a la artista mexicana Frida Kahlo; despues apareció "Coco, The Testimony of Black and White" (2011), colección que retrata al icono de la moda Coco Chanel a través de 35 retratos de gran escala. "A Portrait of Human knowledge" (2012) expone retratos de algunos de los iconos más influyentes de la cultura en los últimos 150 años, como Stravinsky, Marie Curie, Billie Holiday, Federico García Lorca, Rudolf Steiner o Freud. Con "The Trilogy of the Doubt", colección compuesta por pinturas tríptico inspiradas sobre el poder, la injusticia y la ignorancia, recibido atención en España así como en los Países Bajos. La colección de retratos "Dried Tear" (2013) expresa su fascinación por la cultura asiática. La serie de Cabellut sobre el Siglo de Oro holandés titulado "The Black Tulip" (2014) se inspiró en uno de los más famosos símbolos nacionales. En su colección "Blind Mirror" (2015), explora cultura y religión.


 screen_shot_2015_03_16_at_7_00_57_pm

Vive y trabaja en la Hague, Holanda, donde su hijo mayor, un street artist, colabora con ella preparando colores mientras ella crea.


 lita_cabellut_b2

Su primera exposición fue en el Ayuntamiento del Masnou, Barcelona, en 1978. En 1987 tuvo lugar su primera exposición individual en el “Arte e Industriae” de la Hague y desde entonces su obra se ha exhibido en todo el mundo, incluyendo Nueva York, Dubai, Miami, Singapur, Hong Kong, Barcelona, Londres, París, Venecia, Mónaco y Seúl.


 0000_1454408084_801393

El 8 de abril 2011 fue galardonada con el "Premio de Cultura Gitana de Pintura y Artes Plásticas" (Premio de la cultura gitana para Pintura y Artes Plásticas) por el Instituto de Cultura Gitana. En marzo de 2015 fue invitada por la fundación privada de lesles Arts i els Artistes con sede en Barcelona, como miembro del jurado para el concurso de 2015 "Figurativas".



Alnunas obras de Lita Cabellut


 dulce_10_cabellut_694

 llita_cabellut_meets_frida_coco

 9d31a69672d438d1e59e843dd6d6afcc

 6b898e3176380ea03db4ce3c57e4a7f2

 984c7e34a1e5749c8bce27a7c45cfe97

 lar_bd_658_a

 lila_cabellut

 litacabellut09


 lita_cabellut_by_van_de_ziel

Lita Cabellut, la pintora gitana. Sin duda una gran artista que ya está está dejando huella en el mundo del arte.



Fuentes: buscabiografias.com, almacorazonyvidablog.wordpress.com, pinterest.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Cabellut, la pintora que vivió en la calle: "Ojalá nunca me pidan retratar a la familia real, tendría que negarme"

Sus obras, que ahora se exponen en Ámsterdam, superan los 100.000 euros en el mercado.



 04_1550061850_169884

Lita Cabellut trabajando en su taller.

La artista plástica Lita Cabellut (Huesca, 1961), una de las pintoras españolas contemporáneas vivas más cotizadas del mercado del arte, fue conocida por el gran público cuando hace algunos años salió a la luz la truculenta historia de su vida personal. Cabellut, según ha contado la autora, vagó por las calles de Barcelona de niña abandonada por su madre (una prostituta llamada Francisca), fue internada en un orfanato con 10 años y más tarde, con 12 años, fue adoptada por una señora adinerada catalana llamada Paquita, gracias a la cual conoció la obra de los grandes maestros del Museo del Prado y pudo desarrollar su carrera artística en la Rietveld Academie de Ámsterdam. Hoy, según el índice ArtPrice, una de sus obras puede costar hasta 120.000 euros, aunque esta cifra, según la artista, sólo es un número. “El arte está por encima de todo, aunque de repente sí que aparecen los coleccionistas o los intereses, a pesar de haber estado 38 años en silencio”, suele comentar la autora.

Una oscura historia de vaivenes callejeros en la Ciudad Condal que, sin embargo, no estuvo exenta de polémica. Dos de las hermanas de Cabellut, Rosa y Ana María, corrieron a desmentir la versión que la artista había dado a los medios de comunicación e hicieron su propia ofensiva desmintiendo la versión de su hermana. “Mi madre no era prostituta, ella regentaba un bar y mi abuela Rosita una pensión. Es mentira. Además, Lita no creció en la calle y nunca nos faltó nada. Íbamos vestidas, nunca fuimos descalzas y jamás pasamos hambre”, explicaban. La artista, cuando Vanity Fair le pregunta por las palabras de sus hermanas, prefiere pasar de puntillas sobre la encendida polémica y responder brevemente. “Las palabras de mis hermanas me duelen mucho. Me duele que insinúen que tengo que ocultar o no mencionar algo que ha marcado mi vida y que me ha costado tanto tiempo entender. Me duele que no lo entiendan como un acto de aceptación y de amor hacia mí misma”, explica.


 05_1550061967_587223

Detalle de la obra "Alsafi" de Cabellut.

Lejos de disputas y, desde hace alrededor de dos décadas, Cabellut reside en La Haya (Ámsterdam), la ciudad donde tiene su casa-taller y donde vive con sus cuatro hijos (tres de ellos artistas como su madre y un cuarto dedicado a la música), sin los cuales, según afirma, su existencia estaría incompleta porque pensar en la soledad le hace palidecer. “No podría vivir sin el amor de mis hijos, ni sin el amor de mi equipo, ellos me alivian en mi cansancio y en la altura de mis sueños”, explica. ¿Y a la muerte no le tiene miedo? “No, no tengo miedo a la muerte, sabiendo que es irremediable le tiro muchos días besos en el aire. Aunque antes de irme me gustaría tener tiempo para vivir temporalmente en una tribu y conocer culturas diferentes. Cuando no esté, de hecho, me gustaría que se dijera de mí: ‘Nos sentimos profundamente amados por ella y ella conoció intensamente lo que es ser amada’”.

A pesar de sus orígenes españoles, Lita no tiene pensado, al menos de momento, regresar a España porque, entre otras cosas, no tendría claro dónde instalarse. “Sueño con vivir cerca de un riachuelo a las afueras de Madrid, me enamoran los campos de Gerona, me atrae muchísimo el bosque de Galicia, la magia de Granada o los silencios extremeños”, comenta la artista. No obstante, y a pesar de llevar tantísimos años fuera de nuestras patrias fronteras, Cabellut cree que “España tiene una sorpresa para mí, pero todavía no me ha dado su dirección”.


 05

La artista española en compañía de sus obras en su taller de La Haya.

La obra de la española, que ahora se puede contemplar en la retrospectiva que le dedican en el Museo Jan van der Togt de Amstelveen, aunque ha viajado por Londres, País, Seúl o Nueva York, está llena de lienzos de inmenso formato y en cuya superficie se trabajan técnicas pictóricas como pintura al óleo o las propias de los frescos, es decir, obras que suelen trabajarse directamente sobre las paredes sobre una primera capa de imprimación, como lo hizo Francisco de Goya en la Quinta del Sordo de Madrid y que Cabellut conoció de adolescente en el Museo del Prado.

"La Romería de San Isidro es una de mis obras favoritas porque me recuerda lo frágiles que somos y cómo toda circunstancia tiene un impacto social. No hay duda de que somos víctimas de nuestras propias vidas y los maestros, mis maestros del Prado, hablaban en sus obras con la voz de su momento y de una gente que no conocí. A mí me gusta que las personas puedan leerme y contarles lo que siento”. No está errada Cabellut en  su pensamiento sobre el autor de Fuendetodos (Zaragoza), los expertos siempre han defendido que al retratar las escenas de su tiempo o los retratos de la Familia Real española, en aquel entonces con María Luisa de Parma y Carlos VI, tenía una capacidad especial para conectar con el interior de sus personajes dotándoles de verdad. Haciendo, en definitiva, radiografías del alma, como comentó Xavier Bray, exconservador de la National Gallery de Londres.


 138985

La obra "Morfeo" con la "Trilogía Kumba" de fondo.

Pero Cabellut, a pesar de trabajar con maestría el género del retrato en su producción, afirma que no retrataría a Guillermo y Máxima de Holanda, como sí han hecho en España todos los pintores de cámara decimonónicos o contemporáneos como Antonio López. “No retrato por petición, con todo mi respeto a la Familia Real de Holanda. Si lo hiciera, ofendería a muchas peticiones anteriores, así que ojalá no me encuentre nunca en esta situación”, argumenta.
La fuerza de sus pinturas, que ha sido comparada desde el punto de vista formal con el action painting de Jackson Pollock, sale de las manos de Cabellut de manera desgarrada al son de la descarnada voz de Camarón de la Isla, su absoluto ídolo. “Su música me enciende los motores, ojalá pudiera pintar como canta Camarón. Es un maestro, al igual que lo fue Goya”, comenta. Sin embargo, concluye, “cuando necesito sentir los latigazos de mi sangre, prefiero el silencio”.


Por María Villardón el 10 de noviembre de 2018 en revistavanityfair.es





-------------------------------------------------------------------------------------





La pintora Lita Cabellut gana el IX Premio Time Out de Barcelona

La pintora barcelonesa Lita Cabellut ha recibido el Premio Time Out por su "contribución a la proyección de la ciudad" en la IX edición de los galardones, anunciados hoy con un número especial, según informa esta revista.




 03_1543858680_696448

Lita Cabellut junto a una obra que es casi tridimensional, una vanitas.

Esta artista multidisciplinar, que trabaja con técnicas diversas -desde el óleo sobre lienzo hasta la escultura, pasando por la fotografía y la poesía-, aunque se centra en el retrato, es actualmente una de las creadoras españolas más cotizadas en el mercado del arte internacional.

Cabellut ha expuesto en el Espai Volart de Barcelona la Fundación Vila Casas con la muestra "Retrospective", que ya han visitado más de 20.000 personas.

Junto a esta artista han sido premiadas otras propuestas del sector de la cultura, el ocio, la creación y la gastronomía, a través del voto popular.

La cantautora Núria Graham, que acaba de publicar su segundo álbum "Does it ring a bell?" ha sido reconocida como Mejor Creadora, superando al dramaturgo Ivan Morales y al escritor Carlos Zanón, mientras que el disco debut de la cantaora catalana Rosalía, "Los Ángeles", producido por Raül Refree, se ha llevado el galardón a la Mejor obra, frente a la propuesta de "Bodas de sangre" de Oriol Broggi y la película "Estiu 1993" de Carla Simón, candidata española a los Oscar 2018.

En el ámbito gastronómico, el Bar Leo, "donde viven la esencia flamenca, popular y espirituosa", ha sido escogido como Mejor Bar y la Fideuá de Trompetas de la Muerte de Can Ros, del chef Jordi Ballester, como Mejor Plato, ambos en el barrio de la Barceloneta, mientras que el Mala Hierba, con sus platos "cargados de sabor, delicadeza y sutileza" se lleva el galardón a Mejor Restaurante.

El Sidecar Factory Club, que acaba de cumplir 35 años de actividad, es el Mejor Club para las horas de ocio, según los lectores, que también escogen como Mejor Iniciativa Ciudadana la campaña "Casa Nostra, Casa Vostra" ("Nuestra casa, vuestra casa"), impulsora de la masiva manifestación que reunió en las calles de Barcelona a unas 160.000 personas, según la Guardia Urbana, el pasado 18 febrero bajo el lema "Volem acollir" ("Queremos acoger").

El primer Museo de Arte Urbano de Barcelona, que contiene obras de artistas como Sixe Paredes, BToy, Fernando León o Sheone y se encuentra en el barrio de la Sagrera, se lleva el Premio Holaluz al Mejor Proyecto Innovador.

A través de estos premios, Time Out pretende apoyar a quien "arriesga para seguir haciendo de la capital catalana uno de los centros creativos de Europa, una ciudad abierta e inquieta".

La gala de entrega tendrá lugar el próximo sábado 16 de diciembre en el Espacio Utopia del Barrio de Poblenou.


Barcelona, 13 dic (EFE)  / lavanguardia.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 13 Febrero 2019, 13:49; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
La historia de Lita Cabellut, una artista gitana de Sariñena que enamora al mundo

La pintora española más cotizada del planeta, tras Juan Muñoz y Barceló, visitará La Coruña y Barcelona en octubre. "Volví hace un año y medio a mi pueblo y estuve una hora. No me queda allí ningún vínculo", confiesa desde La Haya.




 00_1550053122_950159

Lita Cabellut se siente feliz en el taller: allí convoca a sus fantasmas, se compromete, busca en su interior y establece puentes con el ser humano. / Eddy Wenting (cortesía de Lita Cabellut)

Manuela Cabellut –de niña, Manuelita, y como artista de prestigio internacional, Lita Cabellut (Sariñena, Huesca, 1961)– es pura pasión: sangre gitana, expresividad, rasmia, vocación absoluta por la pintura, escalofrío de la mancha y el trazo. "El arte es magia. El arte es mágico: crea, te transforma, te consuela. Es algo que está ahí desde el principio del ser", suele decir esta mujer que es, según una lista publicada por la revista ‘Artprice’, la artista contemporánea española más cotizada en el mundo tras Barceló y Juan Muñoz, el escultor ya fallecido. Ocupa el puesto 333 de una nómina de 500 en 2015. Sus cuadros de gran formato, que ha expuesto en Londres, Berlín, París, Nueva York o Dubai, entre otros lugares, pueden costar hasta 115.000 euros. Cada lienzo, de hasta tres metros de alto o de ancho, le exige a menudo una inversión en telas, bastidores, montajes, productos químicos y materia pictórica de 3.000 euros. Posee nervio, capacidad de trabajo, entusiasmo y un cierto desenfreno del alma.

No deja de resultar curioso que esta mujer que vive en La Haya (Holanda) naciese en Sariñena. Ella pide que no se hurgue en exceso en su niñez, pero cuando reconstruye su tumultuosa vida declara que "no puedo cargar para siempre con el peso de mi infancia" y a la vez reconoce que su fuerza y esa revuelta que se ha obrado en sí misma parten de su infancia. Hace muy poco, la pintora visitó su localidad: "Volví hace año y medio y estuve menos de una hora. No me queda allí ningún vínculo", ha dicho a HERALDO desde su estudio de La Haya (Holanda).

De la calle al Museo del Prado

Lita Cabellut fue abandonada por su madre, que era prostituta, cuando tenía tres meses. La llevaron a Barcelona y vivió y creció al abrigo de su abuela, que nunca quiso que fuera a la escuela. Era la gitanilla disléxica, morena, de ojos negros y vívidos. No aprendió a leer ni escribir, y se movía a su antojo por las Ramblas, el Raval y la Boquería. Fue una niña abandonada, sin demasiado cariño, apenas comió carne y frecuentó la picaresca de los niños de la calle: pedía dinero a los turistas, realizaba pequeños hurtos (al parecer, en especial, carteras y sobres de sopa en las tiendas) y conoció el desamparo y el dolor, pero también la indecible felicidad de los que no tienen nada y parecen necesitar poco. Cuando se cuenta la historia de su existencia se alude a su niñez dickensiana, con semejanzas con Oliver Twist, pero también a los héroes de Mark Twain: hay en ella algo de Huckleberry Finn y también de relato de superación. Al fin y al cabo, emprendió una difícil tarea: convertir el dolor en poesía y belleza. A los 8 años ingresó en un orfanato, y casi un lustro después fue adoptada por un matrimonio acomodado de Barcelona. Debía ser bastante movida. Cuando tenía 13 años, sus nuevos padres la llevaron al Museo del Prado y allí se obró un auténtico milagro o el descubrimiento intuitivo de una vocación: se quedó perpleja y emocionada ante ‘Las tres Gracias’ de Rubens. El Museo del Prado acabaría siendo como el despertar de la sensibilidad y la emoción. La conmovieron Velázquez, Ribera y su paisano Francisco de Goya, en particular ‘Las pinturas negras’ y el cuadro de ‘La romería de San Isidro’; Lita Cabellut se reconocería en sus sombras, en su turbulencia, en su ironía y en su atracción por lo grotesco. Luego, a estos pintores se sumarían otros dos: Rembrandt y Francis Bacon; y a este, algunos años después, ya formada y segura de su talento y de su búsqueda, se añadiría Lucian Freud. Bacon y Freud encarnan la huella refinada y violenta y expresionista que araña los cuadros de la aragonesa. Les dijo a sus nuevos padres que quería ser pintora. Y estos le replicaron: "Si aprendes a leer y a escribir, te pagaremos un pintor". Dicho y hecho: aprendió y le contrataron a un anciano maestro de El Masnou y, además, la llevaron a conocer a un jesuita anciano y sereno que le daba paz y algunas lecciones de serenidad y de dulzura.

Ella, según ha recordado en ocasiones, era un ciclón, una joven inconformista que no tardaría en tener claro algunas de sus constantes o ideas: "Mi pasión es el ser humano y este es el centro de mi obra". Años después formulará otro principio: "Mi oficio consiste en contar historias a pinceladas". A los 19 años, obtuvo una beca de ampliación de estudios en la Rietveld Academie de Amsterdam, que le permitió conocer mejor la pintura holandesa, afirmarse en el magisterio de Rembrandt e incluso de Van Gogh, y sobre todo aprender las técnicas antiguas y las técnicas de la pintura al fresco. En 1978, realizaría su primera exposición. Ya no volvería a España.

Y ya van allá 40 años de dedicación al arte. Lita ha tenido y tiene una vertiente investigadora, y eso le ha llevado a colaborar con químicos para obtener ese aspecto de craquelado de la pintura antigua en sus cuadros. Suele decir que es figurativa y abstracta y que del cruce de esas visiones nace "su tercer paisaje" tan personal.


Temas, técnicas, personajes

En su carrera ha hecho de todo. Ha pintado prostitutas, vagabundos, niños a la intemperie, monstruos ("los monstruos interiores que se hacen más amigos míos cada día"), borrachos y enfermos mentales. Se ha aproximado al circo, al barroco, a la religión, desde una esfera expresionista que a menudo tiene ecos de Antonio Saura, Antoni Tàpies o de los informalistas norteamericanos, que también ha estudiado.

A todos esos asuntos o temas se han incorporado, en su evolución natural, Camarón de la Isla, "otro monstruo del arte", Frida Kahlo, Coco Chanel, Marilyn Monroe, Franz Kafka, Einstein o Charles Chaplin, "gente a la que conozco bien", dice. Una mirada a su página web, litacabellut.com, lo dice todo: define su mirada, su obsesión por la condición humana y su inclinación por el retrato.

Esta mujer racial de fuego y fragua, telúrica y sensible, de seda y desgarro, sugiere que lo que hace en sus cotizados cuadros son ensayos de un gran autorretrato. En octubre su obra se expondrá en La Coruña y en la Fundación Vila Casas en Barcelona. ¿Vendrá alguna vez a Aragón?


Publicado el 12 de febrero de 2017 por heraldo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Lita Cabellut triunfa en Múnich en vísperas de su exposición en el Museo Goya

Colaboró con Carlus Padrissa en la ópera dodecafónica ‘Karl V’ de Ernst Krenek y recibieron quince minutos de aplausos



 01_1550053899_104418

Lita Cabellut en su visita aún reciente, en 2018, al Museo Goya de Ibercaja. / Oliver Duch.

Lita Cabellut (Sariñena, 1961) llegará a Zaragoza eufórica. El lunes por la mañana tomaba el avión en Múnich hacia Madrid, y el martes por la noche, la víspera de la inauguración de su exposición ‘la victoria del silencio’, que se presenta en el Museo Goya de Ibercaja, llegará a orillas del Ebro. En la representación de ‘Karl V’, la ópera dodecafónica de Ernst Krenek (1900-1991), escrita entre 1931 y 1933, ha sido elogiada por doquier. La obra, cuyo director escénico es Carlus Padrissa de La Fura del Baus, fue aplaudida entre trece y quince minutos en la Ópera Estatal de Múnich. Padrissa, en la segunda colaboración con la artista oscense afincada en La Haya, dijo que Lita Cabellut “es magnífica. Hace magia con la luz”.

Lita explica a HERALDO.ES: “A mí me encanta trabajar en otras artes. Ya sea en el teatro o en la ópera. No me cierro a nada. Sí es cierto que es la segunda vez que colaboro con Padrissa. Pero aquí ha sido muy distinto, he tenido mayor presencia: con los cuadros, con la atmósfera, con el vestuario, con la escenografía. Me he volcado en esta obra y me he sentido muy viva ahí, muy creativa, muy implicada”. Dice que esta función, que representa una parte de los conflictos religiosos y políticos del siglo XVI, se potenció su mundo en “una apuesta onirica, muy bonita”.


 02_1550053951_999576

Un momento de la representación de 'Karl V' del músico Krenek, autor del libreto y de la música de la ópera, estrenada en 1938. /Cortesía Lita Cabellut.
 
La pintora dice que para ella ha sido una experiencia fascinante, superior a su colaboración en ‘El asedio de Corinto’ de Rossini, que se estrenó en el Festival de Pésaro en agosto de 2017 con Carlus Padrissa también, y que aquí “la poesía se convierte en escultura tridimensional. Ha sido como pintar un gran cuadro con personajes. Me he sentido un poco como Don Quijote, que en los molinos de viento veía escenarios, gigantes. Aquí casi todo era blanco porque la pasión es blanca, el silencio es blanco, la belleza es blanca”, subraya, con su tradicional pasión.

Lita Cabellut habla como si estuviera poseída. El arte no sale solo de sus dedos y de su cabeza, sino que parece habitarla y circula, a borbotones y con destellos de claridad y delirio, por su sangre. Lita Cabellut, al evaluar la obra, habla de “el peso de la ética, la tragedia de la ignorancia, vestida con pinceladas de Caravaggio. Blancos de Zurbarán y realismo del Bosco”, aspectos y ecos que han pasado previamente por la cabeza de la pintora de Sariñena, una de las artistas españolas vivas más cotizadas en el mundo.

Está feliz. “Sin duda. Le voy a decir algo: estoy entusiasmada. Tengo la sensación de que ‘La victoria del silencio’ es la exposición más importante de mi vida. Es en la casa de mi gran maestro Goya en Zaragoza. El domingo, en ‘Karl V’, veía muchos fogonazos de su inspiración, rastros de su influencias, de sus imágenes. Cada vez admiro más su mundo, su pensamiento, sus imágenes, sus personajes, sus colores, y me gustaría trabajar en esa dirección de compromiso con su tiempo y con los seres de su época. Es mi maestro y mi modelo. Pensar que mi obra va a convivir con la suya, me produce una emoción muy especial. Muy sincera”, concluye.


heraldo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Cabellut, la pintora que vivió en la calle: "Ojalá nunca me pidan retratar a la familia real, tendría que negarme"

Sus obras, que ahora se exponen en Ámsterdam, superan los 100.000 euros en el mercado.



 07_1550077552_831832
 
Lita Cabellut trabajando en su taller.

La artista plástica Lita Cabellut (Huesca, 1961), una de las pintoras españolas contemporáneas vivas más cotizadas del mercado del arte, fue conocida por el gran público cuando hace algunos años salió a la luz la truculenta historia de su vida personal. Cabellut, según ha contado la autora, vagó por las calles de Barcelona de niña abandonada por su madre (una prostituta llamada Francisca), fue internada en un orfanato con 10 años y más tarde, con 12 años, fue adoptada por una señora adinerada catalana llamada Paquita, gracias a la cual conoció la obra de los grandes maestros del Museo del Prado y pudo desarrollar su carrera artística en la Rietveld Academie de Ámsterdam. Hoy, según el índice ArtPrice, una de sus obras puede costar hasta 120.000 euros, aunque esta cifra, según la artista, sólo es un número. “El arte está por encima de todo, aunque de repente sí que aparecen los coleccionistas o los intereses, a pesar de haber estado 38 años en silencio”, suele comentar la autora.

Una oscura historia de vaivenes callejeros en la Ciudad Condal que, sin embargo, no estuvo exenta de polémica. Dos de las hermanas de Cabellut, Rosa y Ana María, corrieron a desmentir la versión que la artista había dado a los medios de comunicación e hicieron su propia ofensiva desmintiendo la versión de su hermana. “Mi madre no era prostituta, ella regentaba un bar y mi abuela Rosita una pensión. Es mentira. Además, Lita no creció en la calle y nunca nos faltó nada. Íbamos vestidas, nunca fuimos descalzas y jamás pasamos hambre”, explicaban. La artista, cuando Vanity Fair le pregunta por las palabras de sus hermanas, prefiere pasar de puntillas sobre la encendida polémica y responder brevemente. “Las palabras de mis hermanas me duelen mucho. Me duele que insinúen que tengo que ocultar o no mencionar algo que ha marcado mi vida y que me ha costado tanto tiempo entender. Me duele que no lo entiendan como un acto de aceptación y de amor hacia mí misma”, explica.


 05_1550062041_417856
 
Detalle de la obra "Alsafi" de Cabellut.

Lejos de disputas y, desde hace alrededor de dos décadas, Cabellut reside en La Haya (Ámsterdam), la ciudad donde tiene su casa-taller y donde vive con sus cuatro hijos (tres de ellos artistas como su madre y un cuarto dedicado a la música), sin los cuales, según afirma, su existencia estaría incompleta porque pensar en la soledad le hace palidecer. “No podría vivir sin el amor de mis hijos, ni sin el amor de mi equipo, ellos me alivian en mi cansancio y en la altura de mis sueños”, explica. ¿Y a la muerte no le tiene miedo? “No, no tengo miedo a la muerte, sabiendo que es irremediable le tiro muchos días besos en el aire. Aunque antes de irme me gustaría tener tiempo para vivir temporalmente en una tribu y conocer culturas diferentes. Cuando no esté, de hecho, me gustaría que se dijera de mí: ‘Nos sentimos profundamente amados por ella y ella conoció intensamente lo que es ser amada’”.

A pesar de sus orígenes españoles, Lita no tiene pensado, al menos de momento, regresar a España porque, entre otras cosas, no tendría claro dónde instalarse. “Sueño con vivir cerca de un riachuelo a las afueras de Madrid, me enamoran los campos de Gerona, me atrae muchísimo el bosque de Galicia, la magia de Granada o los silencios extremeños”, comenta la artista. No obstante, y a pesar de llevar tantísimos años fuera de nuestras patrias fronteras, Cabellut cree que “España tiene una sorpresa para mí, pero todavía no me ha dado su dirección”.


 05
 
La artista española en compañía de sus obras en su taller de La Haya.

La obra de la española, que ahora se puede contemplar en la retrospectiva que le dedican en el Museo Jan van der Togt de Amstelveen, aunque ha viajado por Londres, País, Seúl o Nueva York, está llena de lienzos de inmenso formato y en cuya superficie se trabajan técnicas pictóricas como pintura al óleo o las propias de los frescos, es decir, obras que suelen trabajarse directamente sobre las paredes sobre una primera capa de imprimación, como lo hizo Francisco de Goya en la Quinta del Sordo de Madrid y que Cabellut conoció de adolescente en el Museo del Prado.

"La Romería de San Isidro es una de mis obras favoritas porque me recuerda lo frágiles que somos y cómo toda circunstancia tiene un impacto social. No hay duda de que somos víctimas de nuestras propias vidas y los maestros, mis maestros del Prado, hablaban en sus obras con la voz de su momento y de una gente que no conocí. A mí me gusta que las personas puedan leerme y contarles lo que siento”. No está errada Cabellut en su pensamiento sobre el autor de Fuendetodos (Zaragoza), los expertos siempre han defendido que al retratar las escenas de su tiempo o los retratos de la Familia Real española, en aquel entonces con María Luisa de Parma y Carlos VI, tenía una capacidad especial para conectar con el interior de sus personajes dotándoles de verdad. Haciendo, en definitiva, radiografías del alma, como comentó Xavier Bray, exconservador de la National Gallery de Londres.

revistavanityfair.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 13 Febrero 2019, 18:06; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Lita Cabellut analiza su vida y su obra en Aragón TV



 06_1550062441_259943

Ver entrevista

Ha sido la española mejor posicionada en la lista de los 500 artistas más cotizados del mundo. Sus obras se exponen en medio mundo y en el otro medio se compran. De ella han dicho que tiene duende, fuerza, que su arte es tan bello como siniestro. Su técnica pictórica es fruto de diez años de trabajo y consigue que un mismo cuadro lo veamos en el presente y en el futuro, recién pintado y 50 años después. Nació en Sariñena, creció en Barcelona y se formó en Holanda. Allí vive desde entonces. Ahora inaugura exposición en Zaragoza y tiene la sensación de que es la más importante de su vida. Lita Cabellut, ha hablado de su trabajo y sus influencias en 'Buenos días Aragón' de Aragón TV.

Aragón TV
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Lita Cabellut 
 
Lita Cabellut se reunió con su maestro Goya en su museo y expondrá en 2019

La pintora española más cotizada en el mundo prepara una muestra para febrero en Zaragoza.



 000_1550053316_455883

Lita Cabellut (Sariñena, Huesca, 1961) expondrá a partir de finales de febrero o principios de marzo en el Museo Goya de Ibercaja. "Era como un sueño. Quería exponer en Zaragoza y hacerlo aquí, en el museo de uno de mis maestros. Mi gran maestro. Me hace feliz", explicaba, tras reunirse con la responsable de la Fundación Ibercaja, Inés González, y con la directora del museo, Charo Añaños.

Lita es como un torbellino de pelo negro dispuesta a comerse la vida. Cuando se encierra en su estudio de La Haya (Holanda) está como poseída por los materiales, las ansias, el deseo de creación, y se olvida del mundo. "El duende se tiene que coger en ese punto de silencio donde no pasa nada, donde no hay conflictos, despistes, atropellos. Ahí es cuando surge la creación", confesaba en el Museo de Goya, donde se quedó fascinada con los grabados del artista y con el retrato de Félix de Azara. "¿Quién era ese hombre, con ese porte? Goya y él debían ser muy amigos: el pintor le ha dado unos brillos especiales, resaltó su personalidad y su nobleza".

Lita Cabellut recibe este miércoles en Madrid el premio ‘Fuera de serie’ de las Artes de ‘El mundo’, que en 2017 recayó en Antonio López. Su obra sigue dando vueltas por ahí: es la pintora española viva más cotizada (sus cuadros oscilan entre los 30.000 y 180.000 euros) y ha tenido dos exitosas exposiciones en el Museo de Arte Gallego de La Coruña y en la Fundación Vila de Barcelona. "Hubo colas, se fletaron autobuses desde algunos lugares de España y fue una experiencia estupenda", decía.

Camarón, Coco Chanel, Frida Kahlo

Lita Cabellut aprendió el arte mural italiano con esa impresión de rotura o craquelado que ha suscitado tanta admiración a través de sus cuadros de grandes formatos de personajes anónimos o de otros tan conocidos como Camarón de la Isla, Coco Chanel (de la que ha hecho 45 retratos, desde la juventud a la vejez) o Frida Kahlo, por citar algunos. En su estudio se enajena del mundo exterior: arropada por su familia, se vuelca, se concentra, mira hacia adentro en un viaje esencial a la raíz, al alma, a la tierra y a la filosofía.

"Con Frida Kahlo me pasó algo increíble. La hice mía. Me fundí con ella de tal modo que hasta mis hijos me llamaban Frida. Ella supo convertir sus heridas en arte", decía. También deslizó otra confidencia: "He pintado a la cantante francesa Edith Piaf. Me impregné tanto de su espíritu, me contagió tanto su tristeza, su sensibilidad y su desesperación que tuve que abandonar ese proyecto", dijo. Y avanzó su método de trabajo: "Escribo poemas que no salen de mi estudio. Son como el principio, el núcleo de un procedimiento que me lleva a crear imágenes y a romperlas en busca de la libertad", reveló.

"Es curioso. A mí el cuadro que más me gusta de Goya es ‘La pradera de San Isidro’. Es un cuadro excepcional: ahí ya está un tema candente de este miércoles como la emigración". En la penumbra de los grabados, entre ‘Los disparates’, ‘Los desastres de la guerra’ y ‘Los caprichos’, reflexionó de modo natural: "Goya es un filósofo, un político, un humanista, un observador y un periodista". Charo Añaños le recordó que había teóricos que negaban su condición de pionero del fotoperiodismo desde la pintura y el grabado. Lita, que también atendía los comentarios de Cristina Rubio, número dos del Museo Goya, apostilló: "Me cuesta creerlo. Fijémonos en un grabado como ‘Caridad’. ¿No parece ese personaje del fondo el propio pintor, no es él quien asiste al horror de lo que está pasando en España, no se da eso en otros cuadros?". Le estremecieron igualmente ‘Los disparates’.

Monstruosidad y enigma

"Goya miró su entorno y los desastres, la monstruosidad y la guerra. Es un hombre muy complejo que entiende que entre la espiritualidad y la monstruosidad hay un paso. Es el pintor del sentimiento y de la razón. Cuando dudo, cuando me vengo abajo, acudo a él. ‘Los disparates’ son muy enigmáticos y tenebrosos, tienen fantasía y desgarro. A mí me parece que Goya entiende la bestialidad y que, en realidad, no se asusta de la brutalidad del ser humano. La narra, la constata y la acepta porque la comprende", subrayó, y dijo que su camino lo ha seguido Francis Bacon. "Goya para mí es innovación formal y con los materiales; observación de su tiempo y de los espacios que habita; una manera de expresar su intimidad; necesidad constante de crear. Si viviese este miércoles sería uno de los grandes pintores del momento. Es inmenso".

Lita Cabellut, acompañada de su hija Marta, salió a la calle para recorrer Zaragoza. Paseó por el Tubo, por Independencia, se asomó al Teatro Principal, y a la vez recordaba que su obra evoluciona, que la abstracción le interesaba cada vez más (Klimt, Pollock, Rothko). Tras declarar su pasión por Federico García Lorca, dijo: "Estuve aquí en dos ocasiones hace tiempo. Zaragoza me resulta una ciudad muy bonita y acogedora. Me ha recordado, en algunas cosas, a la Barcelona de comercios y familiar de hace 30 años".


heraldo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario