Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 3 of 3
Goto page Previous  1, 2, 3
 
CaixaForum Madrid
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
El Museo Británico exhibe el epitafio del sueño americano

La gran exposición de obra gráfica estadounidense en Londres adquiere un nuevo significado en la era Trump



 000_1489057449_624875
 
'Flag', obra de Jasper Johns de 1954-1955.

Los vikingos, los celtas, las ciudades sumergidas egipcias y, ahora, Estados Unidos. Resulta inquietante que la misma sala del Museo Británico que en los tres últimos años ocuparon las ruinas de sendas civilizaciones desaparecidas la llene ahora, en 2017, año uno de la era Trump, la poderosa iconografía de la cultura norteamericana.

En un momento en que el nuevo presidente estadounidense se esmera en dinamitar día a día la reputación política, intelectual y estética de la potencia hegemónica, El sueño americano, la gran exposición de la temporada en el museo londinense que se inaugura este jueves, tiene algo de testamento. De epitafio de una época en la que el sintagma que da título a la muestra podía pronunciarse sin ironía.

La exposición, subtitulada Del pop al presente, es una recopilación sin precedentes de obra gráfica de los grandes artistas estadounidenses de las últimas seis décadas. Como si Londres se hubiera volcado en un inmenso y coordinado homenaje al mejor arte estadounidense, El sueño americano sucede en el tiempo a la que la Royal Academy consagró al expresionismo abstracto y coincide con la que la Tate Modern dedica a Rauschenberg.

Las 200 piezas de más de 70 artistas trazan el ímpetu creativo del arte norteamericano que surgió del boom económico de la posguerra. En plena euforia del consumismo, los mass media y la publicidad, Robert Rauschenberg y Jasper Johns rompieron con la profundidad metafísica del expresionismo abstracto y, en palabras del crítico de arte Leo Steinberg, “permitieron al mundo volver a entrar” en su obra.


 00_1489057476_856362
 
'Gumball machine' (1970), de Wayne Thiebaud).

Las banderas (Johns), las viñetas de cómic (Lichtenstein), las marylins (Warhol), las estaciones de servicio (Ruscha) y los dispensadores de bolas de chicle (Thiebaud) construyeron una iconografía que resulta extremadamente familiar. Esos artistas descubrieron las posibilidades del grabado y lo convirtieron en parte central de su práctica. En la litografía, Norteamérica encontró un poderoso medio para distribuir su mensaje entre una cada vez mayor masa de consumidores de arte.

Explica la historiadora Susan Tallman en el catálogo de la exposición que, antes de los setenta, cuando veías a un artista en el tren de Long Island un miércoles por la mañana, sabías que iba al psicoanalista; después de esa fecha, sabías que iba al grabador. “Eso tiene dos notables implicaciones: primera, que la angustia freudiana y los misterios metafísicos del subconsciente había sido suplantados por la tecnología mecánica; y segunda, que el artista del tren no quería convertirse en litógrafo más de lo que quería convertirse en psicoanalista. La producción del arte se había convertido en un trabajo en equipo”, señala Tallman.

Aunque hay préstamos de instituciones del otro lado del Atlántico, el 70% de las obras exhibidas pertenece a la imponente colección de grabados del Museo Británico, que lleva adquiriendo obra gráfica desde los tiempos de Hogarth en el siglo XVIII. Y casi la mitad de las piezas colgadas han sido adquiridas en los últimos ocho años, después de la exposición La escena americana: grabados de Hopper a Pollock (2008), de la que esta muestra constituye una suerte de continuación. Una secuela que, explica Hartwig Fischer, director del museo, “ha tenido que esperar a la apertura, hace dos años, de las nuevas salas donde se ubica para acomodar la monumental escala y la naturaleza seriada de los grabados estadounidenses posteriores a 1960”.

Sacadas de sus carpetas y colgadas en las 12 salas que abarca la exposición, las obras componen un viaje que sale del pop, para adentrarse en el minimalismo de Sol Lewitt y Donald Judd, el realismo de Alex Katz o el arte abiertamente político de las Guerrilla Girls. Pero también hablan de una época de radicales cambios sociales. La guerra de Vietnam, los supermercados, los viajes espaciales, la garganta de Janis Joplin, el amor supremo de Coltrane, el sueño de Martin Luther King, el feminismo, el orgullo gay, el sida y, también, la guerra contra el terror y la gran crisis financiera.

La llorosa Jackie tras el asesinato de John F. Kennedy o la cara de Nixon, coloreada con el verde del vestido de su esposa, estampada sobre un cartel en el que Andy Warhol pedía el voto por George McGovern, rival demócrata del republicano que llevó las mentiras y la vigilancia a la Casa Blanca. Las últimas salas ofrecen sutiles avisos sobre el principio del fin del sueño, sobre el declive de esa civilización que hoy parece ya un tanto lejana.

Los ritmos de trabajo de una institución como el Museo Británico hacen imposible pretender que la exposición –que de hecho se presentó semanas antes de la victoria de Trump el pasado noviembre- haya sido concebida como reacción a los nuevos tiempos que vive Estados Unidos. Pero lo bonito es que estos han dotado a la muestra de un significado y un poder aún mayores.

Si el sueño americano depende de la prosperidad, el nuevo milenio ha sido testigo de su eclipse parcial. “El poderío de la fabricación estadounidense ha entrado en competición con las economías de Asia. Los salarios de la América media se han estancado. La educación es prohibitiva y la movilidad social, la esencia de ese sueño, se ha vuelto más difícil”, explica Stephen Coppel, comisario de grabados del museo. “Pero a pesar de las incertidumbres, Estados Unidos sigue siendo un lugar vital y creativo”.

El tiempo dirá si el país de Trump, donde el poder cultural parece residir en la telerrealidad y la conspiranoia digital, sirve de acicate de la creatividad. De ser así, es probable que su vehículo sea más Internet que el papel grabado, sino Internet. Pero si algo ha demostrado el arte estadounidense, algo de lo que da fe esta exposición, es su portentosa capacidad de irreverencia.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
Ramón Casas, el arte de agradar

Caixaforum en Madrid acoge una exposición dedicada a Ramón Casas, representante del último estilo de pintura figurativa con pretensiones realistas



 00_1490115208_177616
 
Catalineta (1898) Óleo sobre tela.

Los miércoles deben ser día de visitas colegiales. Y también del Imserso. Ese era el numeroso público que llenaba la amplia exposición dedicada a Ramón Casas (1866-1932) que se estrenó el año pasado en Barcelona y que ahora recala en el Caixaforum de Madrid. Es normal, Casas representa el último estilo de pintura figurativa con pretensiones realistas que conocemos. Pintura luego prolongada con acentos mucho más clásicos y épicos en todos los totalitarismos, así como en numerosos realistas menores que llegan hasta nuestros días y aún  nos explican lo complicado de pintar un membrillo.

Casas es un pintor representativo de un estilo internacional ecléctico y sin nombre que había evolucionado hacia finales del XIX hacia una pintura que no era ni muy vanguardista ni muy clasicista. Una pintura que no trataba los grandes hechos históricos o militares nacionales en una época marcada por el nacionalismo y el imperialismo. Apenas se ven temas religiosos y muy raras veces retratos de tipo oficial, como los que rememoran a ministros, generales o parlamentarios notables... Leer más y ver más imágenes de la exposición
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
Arte griego


Cuando los griegos eran perfectos

Una muestra examina en CaixaForum Madrid la pasión competitiva de la Antigua Grecia con 172 tesoros del British Museum, muchos de los cuales se prestan por primera vez



 000_1500024026_882721
 
'Friso de Amazonas', de 1,80 metros de largo por 0,90 de alto, del mausoleo de Halicarnassus.

¿Diría que la competitividad es un rasgo distintivo de este tiempo en el que todo —los seguidores, los likes, las calorías— se mide? Pues eso no es nada comparado con los antiguos griegos. Creían que la perfección solo se podía lograr mediante la destreza física y una mente en plena forma y le daban a la competencia un significado de honor y de respeto hacia el otro y hacia uno mismo. De todo ello trata la exposición Agón! La competición en la antigua Grecia, presentada este jueves en el CaixaForum de Madrid.

A través de 172 piezas (esculturas, monedas, cerámicas, joyas) procedentes del Museo Británico, se examina el espíritu retador de la civilización a la que, entre otra infinidad de cosas, le debemos la democracia y el olimpismo. Muchas de ellas están consideradas obras maestras y han sido restauradas para su presentación por primera vez fuera de Londres. El caso más espectacular es el fragmento del gigantesco friso (tenía 45 metros de altura) del Mausoleo de Halicarnaso. La exposición permanecerá abierta hasta el 15 de octubre y después viajará por los centros que CaixaForum tiene abiertos en España.

La clave es 'agón'

La palabra clave es agón, término que en griego antiguo significa contienda, desafío, disputa. Peter Higgs, conservador de escultura y arquitectura griega del British Museum y comisario de la exposición, explica que el sentimiento de competitividad acompañaba a los griegos desde la infancia y hasta la muerte: “Desde los relatos épicos de Homero hasta los triunfos deportivos en Olimpia pasando por las victorias de grandes generales, en la antigua Grecia una intensa rivalidad lo dominaba todo. La competición impregnó incluso el universo de las artes, con certámenes de música, teatro, escultura y pintura”.

La preciosa escultura alada de Niké, la diosa de la victoria, con las ropas agitadas por el viento (hacia el año 100 anteses de Cristo) indica el recorrido por un mundo en el que la vida no se concibe sin el deseo de ser el mejor. Los héroes, atletas y guerreros, esculpidos o reproducidos en cerámicas, recuerdan que los griegos eran fanáticos del deporte, como demostraban en los juegos panhelénicos que periódicamente se celebraban en Olimpia, Delfos, Itsmia y Nemea. “Los ganadores”, explica el comisario, recibían suculentos premios y eran tratados como héroes. Como ocurre en la actualidad, las competiciones deportivas eran las grandes distracciones del pueblo griego, su particular forma de entretenimiento. La pasión era de tal calibre que, aún en tiempos de guerra se paralizaban las batallas para poder celebrar los juegos.

De manera paralela a las exhibiciones de fuerza y destreza, los griegos mostraban su amor por la cultura a través de a concursos de teatro y música los que asistían decenas de miles de espectadores y en los que participaban escritores como Esquilo, Eurípides, Sófocles o Aristófanes. Un muestrario de máscaras teatrales y pequeñas esculturas sirven para ilustrar que aquellas piezas eran representadas solo por hombres. Los galardones de las competiciones de las artes escénicas consistían en sencillas coronas de hiedra, aunque los actores y dramaturgos que lograban triunfar eran tratados como auténticas celebridades a las que se pagaba con importantes sumas económicas y se les dedicaban esculturas en espacios públicos.La música, la danza y la poesía, considerados esenciales para la educación de los niños, también tenían sus propios concursos.
 

 00_1500023985_208448

Escultura de mármol 'Atleta con disco'.

Aunque entre todos los artes, tal vez sea el de la guerra en el que los griegos daban rienda suelta al espíritu competitivo innato en ellos. Los ejércitos procedían de las clases propietarias, tanto de las ciudades como del campo. La preparación de la lucha era tan importante que los niños se iniciaban en su formación militar con solo siete años y no dejaban de estar disponibles hasta pasados los 50.

Lejos de aplacarse con el final, la rivalidad social se acentuaba ante la muerte; la duración y lujo del funeral tenía que estar en consonancia con la importancia del personaje fallecido. El mejor ejemplo se exhibe en el apartado final de la muestra con el fragmento de la tumba del poderoso rey Mausolo de Caria, hallada en Halicarnaso, hoy Turquía. Es la pura imagen de la clase de poderío que trasciende al más allá.


El museo de todo el mundo a pesar del Brexit


 01_1500023924_833450
 
Relieve de máscaras griegas.

Las colecciones del British Museum están consideradas como las más importantes de todo el mundo en su especialidad y las reclamaciones, como las de los griegos sobre los frisos procedentes del Partenón, han sido constantes. La respuesta pública por parte del museo ha sido siempre que ellos ejercen de cuidadores de un patrimonio que reconocen universal. Pero ahora, con la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea, las preocupaciones han vuelto a aflorar. ¿Qué ocurrirá como consecuencia del Brexit? El director del museo, Hartwig Fischer, tuvo que responder ayer a esa preocupación en la presentación de la exposición en Caixaforum. “Es pronto para decir qué va a ocurrir con el Brexit. Tenemos la esperanza de que se haga lo correcto y que se siga manteniendo la idea de que el British es un museo del mundo para el mundo”
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
Warhol reinará en el décimo aniversario de Caixaforum Madrid

La Fundación registró 2.318.507 visitas en 44 exposiciones celebradas en sus ocho centros



 01_1504857789_226314
 
Una de las obras de Warhol que se podrán ver en Caixaforum de Barcelona. VEGAP

En febrero de 2018, Caixaforum cumplirá una década de la apertura de su centro cultural en Madrid. Hasta entonces, no se conocerá al detalle el programa de festejos en el que la sorpresa desempeñará, dicen los festejantes, un papel importante. Sí se sabe que las grandes exposiciones —apoyadas por actividades divulgativas marca de la casa— impregnarán la temporada que ahora comienza: Andy Warhol, Giorgio de Chirico, las Músicas de la Antigüedad (en colaboración con el Louvre), la arquitectura de Adolf Loos o el fascinante mundo de Disney son las principales muestras de la temporada, presentada ayer por los responsables culturales de la institución.

Antes de entrar en el contenido del programa, Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación, aseguró que durante la temporada anterior, 2016-2017, la entidad programó en sus ocho centros un total de 44 exposiciones en torno a 31 temáticas distintas. La suma de los visitantes de la red de centros alcanzó el año pasado la cifra de 2.318.507. CaixaForum Madrid acogió más de 1.100 actividades (tres por día) y recibió 697.023 visitantes. Las exposiciones más vistas fueron Los pilares de Europa (138.000 personas), Ramón Casas (118.000) y Philippe Halsman (104.000).

De detallar el contenido del curso que ahora empieza se encargó Ignasi Miró, director del Área de Cultura de la Fundación. La primera propuesta llega el 20 de septiembre con el 20º FotoPres “la Caixa”, una exposición colectiva con los diez proyectos becados en la última edición del certamen con trabajos inéditos que tienen en común la mirada, desde una perspectiva crítica, sobre los conflictos íntimos y sociales actuales: búsqueda de los orígenes familiares, la transformación del paisaje, el futuro de los jóvenes, el síndrome de Diógenes o el concepto de ser negro en España.

Con El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad, el 23 de noviembre, empieza el desfile de las grandes producciones. Llegada de Barcelona, la exposición mostrará 143 obras realizadas entre 1913 y 1976 por el maestro italiano. Desde sus famosos maniquíes hasta su retorno al mundo clásico y su etapa metafísica.

La antológica de Warhol se podrá ver en Madrid a partir del 1 de febrero (el próximo14 de septiembre en Barcelona). Concebida como una de las más imponentes dedicadas hasta ahora al artista pop (350 obras) y realizada en colaboración con el Museo Picasso de Málaga, la exposición incluye pinturas, esculturas, libros, películas, fotografías y varias instalaciones audiovisuales.

La obra del arquitecto austríaco Adolf Loos se mostrará a partir del 21 de marzo. Un centenar de piezas darán fe de su revolución estética basada en la economía en la construcción y en el diseño.

La exposición del año realizada en colaboración con el museo del Louvre tratará de las músicas en el mundo antiguo. Ignasi Miró detalla que se exhibirán 400 obras de una amplia variedad, muchas de ellas nunca vistas antes por el público debido a su fragilidad.

Por último, el 18 de julio, llegará Disney el arte de contar historias. En la estela de la muestra dedicada a Pixar en estas mismas salas, en esta ocasión se promete un recorrido por la obra del cineasta.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
Exposición en Caixa Forum Madrid | Desde el 23 de noviembre de 2017


El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad


 el_contemplador_1976

El contemplador, 1976. Obra de de Giorgio de Chirico.

Caixa Forum Madrid (Paseo del Prado, 36) | Desde el 23 de noviembre. Giorgio de Chirico, uno de los artistas más influyentes en el arte del siglo XX, conocido como el gran maestro del arte metafísico, es el protagonista de esta exposición de Caixa Forum, que reúne pinturas, esculturas, acuarelas y dibujos especialmente representativos de los temas recurrentes en su obra. La arquitectura, los maniquíes, los personajes mitológicos, las naturalezas muertas o los objetos descontextualizados se suceden en una muestra que recorre toda su trayectoria.

Son 142 obras, procedentes en su mayoría de la Fondazione Giorgio e Isa de Chirico, con préstamos también de más de 20 museos y colecciones privadas, entre los que se encuentran cuadros emblemáticos como Retrato de la señora L.Gartzen, Plaza de Italia con fuente, Visión metafísica de Nueva York,... Junto a ellas, la exposición incluye las esculturas realizadas por De Chirico a partir de 1940, en terracota y en bronce, pocas piezas, entre las que destaca especialmente El arqueólogo.

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
Maniquíes metafísicos

La exposición ‘El mundo de Giorgio De Chirico. Sueño o Realidad’ recoge 143 obras del precursor del surrealismo



 000_1511513850_639492

Un visitante observa varios cuadros de la exposición 'El mundo de Giorgio Chirico. Sueño o realidad'. CARLOS ROSILLO

Si el escritor André Breton le puso letra al movimiento surrealista, el pintor Giorgio De Chirico (Volos, Grecia, 1988 - Roma, Italia, 1978) le dio la forma y el color que luego utilizaron sus máximos exponentes: Salvador Dalí, Max Ernst y René Magritte. El principal representante de la pintura metafísica y precursor del surrealismo fue el primero de muchos pintores en indagar, a través de la investigación filosófica, la psique humana, aspecto que irradia su obra pictórica, escultórica e incluso literaria.

Maniquíes deshumanizados en plazas desiertas, esculturas griegas instaladas en un dormitorio, gladiadores bañándose entre caballos y armaduras... Bajo el título de El mundo de Giorgio Chirico. Sueño y realidad, Obra Social La Caixa presentó ayer parte de la obra del multifacético autor, con la colaboración de la Fondazione Giorgio e Isa De Chirico. La muestra, compuesta por 143 obras, es la más grande de este artista realizada en España, y estará disponible hasta el 18 de febrero en el CaixaForum (paseo del Prado, 23. Precio de la entrada: 4 euros, gratuita para clientes de La Caixa y menores de 16 años).

“Es un artista que siempre fue a contracorriente. Nunca se dejó encasillar. Se le ha considerado padre del surrealismo”, comenta Isabel Salgado, directora de exposiciones de CaixaForum. En la obra de Chirico se mezclan la influencia de su ascendencia italiana, la cultura grecolatina de su adolescencia en Grecia y el profundo simbolismo de la filosofía metafísica que estudió durante su etapa en Múnich.

Estos reflejos de su vida se presentan en seis diferentes secciones: Retratos y autorretratos, Interiores metafísicos, Plaza de Italia y maniquíes, Baños misteriosos, Historia y naturaleza y El mundo clásico y los gladiadores. Además, la exposición reúne las esculturas y dibujos realizados por el artista.

Entrar en el mundo de De Chirico es como introducirse en un sueño donde los maniquíes posan serenamente entre monumentos. Entre todos los espacios utilizados por el artista, la plaza de Italia de París es el más representativo del arte metafísico. Este espacio está presente en cuadros como Las musas inquietantes (1947) o Plaza de Italia con fuente (1968). El artista quiso expresar esa sensación tan fuerte y misteriosa que había descubierto en los libros de Nietzsche, según explicaron las especialistas Mariastella Margozzi y Katherine Robinson durante una visita guiada.

El mismo De Chirico entra en sus obras para viajar en el tiempo y retratarse a sí mismo vestido como un príncipe barroco del siglo XVII. El estilo que utiliza recuerda a los autorretratos de pintores como Rembrandt, Van Dyck o Frans Hals. Es el caso de Autorretrato con vestido negro (1948), otra de las piezas de la colección. Durante los años cuarenta, De Chirico incorporó en su obra un estilo más cercano a artistas como Rubens (1577-1640) que al cubismo de su amigo Picasso. De esta etapa son obras como Bañista en la fuente (1948).

La obra de De Chirico es un viaje a través de una vida, tanto de experiencias como de sueños oníricos, donde hombres y mujeres son maniquíes metafísicos en atardeceres perpetuos.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CaixaForum Madrid 
 
El viaje De Chirico

La exposición 'El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad' recoge el mundo metafísco y onírico de la obra del precursor del surrealismo

'Espacios metafísicos', uno de los seis ámbitos que componen la muestra, se exhiben los cuadros que De Cherico realizó durante el servicio militar (1915-1918)



 01_1511513976_464443

La escultura 'Los arqueólogos' (1968), basada en otra obra pictórica con el mismo nombre, preside el centro de la exposición, representada con arcos arquitectónicos como una plaza italiana.


 02_1511514025_165693

Varios visitantes observan el cuadro 'El Trovador' (1972) en el que aparece un maniquí que posa en un espacio que se asemeja a la plaza de Italia de París, recurso arquitectónico recurrente en la obra del artista.


 03_1511514075_471807

Giorgio De Chirico se auotorretrató en varias ocasiones. En la imagen se muestran algunos de los cuadros donde aparece vestido con ropajes del siglo XVII con un estilo que se acerca al de otros pintores barrocos como Rembrandt o Van Dyck.


 05_1511514443_837428

La especialista de arte Mariastella Margozzi explica la obra 'Las musas inquietantes' (1947), integrada por varios maniquíes que aparecen representados con partes de columnas de piedra y cabezas de madera.


 06_1511514481_393110

Una mujer contempla la obra de 'El contemplador' (1976), un maniquí sentado que observa un cuadro paisajístico.


 07_1511514520_802189

Los caballos son otras de las representaciones recurrentes de De Chirico, especialmente en las obras donde aparecen gladiadores y alusiones a la mitología clásica. En la imágen, una de las pocas esculturas que realizó el artista, 'Caballos antiguos' (1969).



CARLOS ROSILLO / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 3 of 3
Goto page Previous  1, 2, 3



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events