Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 9 de 9
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9
 
MUSEO REINA SOFÍA
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
El Museo Reina Sofía presenta el mayor fondo documental sobre el 'Guernica'

La página web cuenta con alrededor de 2.000 documentos adaptados a todos los dispositivos



 000_1510677740_476345

Captura de la web 'Repensar Guernica'.

2017 está siendo el año de la gran celebración del Guernica de Pablo Picasso. Con motivo del 80 aniversario de la obra, se organizó la exposición Piedad y terror en Picasso: el camino a Guernica, que recibió unas 680.000 visitas entre abril y septiembre.

Unido a la muestra surge el proyecto Repensar Guernica, un fondo con más de 2.000 documentos relacionados con el cuadro y al que los usuarios podrán acceder en línea. El archivo incluye diferentes materiales como fotografías, documentación del museo, vídeos, catálogos de exposiciones, etc. Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, ha presentado el proyecto, un viaje interior a esta obra "símbolo del exilio, icono del arte moderno y emblema de la transición", para el que se han investigado más de 6.000 documentos, alguno de ellos inéditos, que se irán añadiendo progresivamente.

El reto de Repensar Guernica es poner a disposición de todos los públicos esta información de forma interactiva y accesible. Está pensado "tanto para especialistas, académicos y estudiantes como para un usuario curioso que busque una visión global", ha explicado Olga Sevillano, responsable de Programas Virtuales del museo. La página está adaptada a cualquier dispositivo y puede consultarse en inglés.

La jefa del área de Colecciones, Rosario Peiró, ha sido la encargada de mostrar la web, "un receptáculo de la historia del cuadro", cuya novedad reside en su unidad documental. "Poder abordar este material de manera conjunta permite hacer una lectura crítica y extendida en el tiempo", comenta Peiró. Esa investigación en el tiempo ha llevado a crear una Cronología que abarca desde 1936 hasta la actualidad y ofrece los documentos clave asociados a cada año.

El apartado Itinerarios permite descubrir aspectos de la obra, como sus desplazamientos a distintas instituciones o su influencia política, a través de relatos históricos apoyados por imágenes y otros documentos. Además incluye un buscador enfocado a la investigación que permite acotar por institución, agente o tipo de material, entre otros.

El plato fuerte de Repensar Guernica es Gigapíxel, una imagen en alta resolución que ofrece un estudio de la obra expuesta a luz visible, ultravioleta, infrarrojos y radiografía. Jorge García, jefe del departamento de Conservación y Restauración, ha destacado de Gigapíxel su gran capacidad de aproximación y la posibilidad de estudiar no solo los detalles artísticos, sino también las alteraciones sufridas como grietas, craquelado, manchas, etc.

El proyecto ha tenido un coste aproximado de 178.000 euros y ha contado con la colaboración de Telefónica. El director de Patrocinios y Relaciones Institucionales, Rafael Fernández de Alarcón, ha subrayado el interés de la empresa por "facilitar que investigadores de todo el mundo puedan acceder a información para llevar a cabo más estudios", además de mantener el liderazgo de España, que ha calificado como "uno de los países referentes en arte moderno y contemporáneo".
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
Un tesoro cubista aterriza en el Reina Sofía

El museo nacional reúne 70 cuadros esenciales del movimiento vanguardista gracias al depósito de los fondos reunidos por la Fundación Telefónica desde los años ochenta



 000_1511344328_669466
 
Vista de una de las salas del Reina Sofía en la está instalada la exposición 'Cubismo(s) y experiencias de la modernidad'. / Inma Flores

Era 1983 cuando el gobierno de Felipe González acordó que en todos los contratos de obras públicas que se realizaran en España, al menos el 1% de su coste fuera destinado a un proyecto cultural. Luis Solana era entonces el presidente de Telefónica y no sabía bien qué hacer. Salió de dudas después de hablar con Jorge Semprún. El ministro de Cultura le comentó que era una vergüenza que en España solo hubiera un cuadro de Juan Gris (en su opinión, mejor que Picasso) y ninguno de Luis Fernández, uno de los artistas esenciales de la modernidad. Solana hizo suyos los deseos de Semprún y encargó a la galerista Nieves Fernández que buscara cuadros de Juan Gris en venta (reunió 11). El propio Solana negoció con Giovanni Agnelli, gran coleccionista del artista asturiano, la compra de una docena de obras de Fernández. Así nació la colección de arte de Telefónica, una de las más importantes de Europa en pintura y fotografía y la más rica en obras cubistas.

Luis Solana ha recordado lo que él llama “una anécdota cultural de la transición” en el Reina Sofía, el mismo edificio que su hermano Javier ordenó transformar en museo de arte contemporáneo y donde desde este martes se exhibe el mayor conjunto de Cubismo gracias al depósito de comodato de cinco años renovables por parte de la Fundación Telefónica. En cinco salas de la segunda planta del edificio Sabatini se expondrá durante un año la exposición Cubismo (s) y experiencias de la modernidad, un conjunto de 70 obras, resultado de la suma de las piezas procedentes de Telefónica con las del Reina Sofía. En palabras de Manuel Borja-Villel, director del Reina, “es la más completa exposición sobre los diversos cubismos que se puede ver en la actualidad en cualquier museo del mundo y un sueño que teníamos desde hace muchos años”.

Ordenadas por el comisario Eugenio Carmona, se pueden ver obras realizadas tanto en los años principales del movimiento cubista, entre 1907 y 1914, como durante las décadas posteriores. Los nombres de los artistas representados son los más conocidos, como Pablo Picasso, Georges Braque, Juan Gris, María Blanchard, André Lhote, Albert Gleizes, Jean Metzinger, Vicente Huidobro, Manuel Ángeles Ortíz o Joaquín Torres García.


 00_1511344413_170094
 
Fotografía 'Cuencos' (1915-1917), de Paul Strand. Joaquín Cortes

“El cubismo fundacional parecía agotado a comienzos de la guerra, pero las batallas de Verdún y Somme, con sus cientos de miles de muertos, hacen que los artistas reflexionen y se digan que si no siguen siendo cubistas, habrán perdido la guerra”, explica el comisario. “Por ello, acabada la Primera Guerra Mundial, el cubismo se vuelve más puro y más intelectual y se extiende hacia Latinoamérica”. Para ilustrar ese momento tan determinante, en las paredes de una de las cinco salas se proyecta de manera ininterrumpida un documental de No-Do (45 minutos) titulado Los héroes de Somme, con terribles escenas de muerte de la famosa batalla.

Carmona incide en la importancia americana señalando obras como la de Xul Solar, quien entendió el cubismo como una iniciación a la modernidad. O Diego Rivera, que supo extender el movimiento hacia lo heterogéneo y lo identitario; y Emilio Pettoruti, que lo prolongó como fundamento de su propia identidad como artista, prolongando así en el tiempo la herencia cubista por todo el continente americano.

Ante el famoso bodegón de Juan Gris La botella de anís del mono (1914), Manuel Borja-Villel ha descrito la exposición como una estructura circular que empieza en el cambio del siglo XX y acaba con el Guernica de Picasso. “La fusión de la colección Telefónica con la nuestra nos ha permitido completar el relato con las 39 obras en depósito y nuestros propios fondos. Las líneas compactas marcadas por Picasso y Braque están aquí rodeadas de descubrimientos fundamentales. Todos son artistas con una relación muy estrecha con la poesía y el collage como elementos de ruptura. Vemos aquí que Blanchard y Gris siguieron haciendo pintura más allá del cubismo. Contemplando estas obras, entendemos que el surrealismo de Dalí o de Manuel Ángeles Ortíz, por ejemplo, toman muchos elementos cubistas. Son lenguajes que se superponen de una manera muy evidente”.

José María Sanz-Magallón, director general de Fundación Telefónica, ha recordado que en sus orígenes, la colección Telefónica fue ideada para ser mostrada al público, no para adornar espacios privados. Las obras que ahora se exponen son el resultado del convenio de depósito en comodato de bienes culturales a favor del Reina Sofía, mediante el que 40 obras de la colección cubista fechadas entre 1912 y 1933 se incorporan al museo por un periodo renovable de cinco años.

¿El depósito pasará a ser permanente? En el museo se da por hecho, y extraoficialmente se piensa lo mismo. Las salas de la compañía en las que se exponía la colección cubista están siendo utilizadas ya hace tiempo para exposiciones temporales, y todo indica que así seguirá siendo. Manuel Borja-Villel está íntimamente convencido de que, pasado el año de exposición, la colección permanente del museo podrá seguir disfrutando de la mejor selección cubista de todo el mundo.


Repensar la colección permanente

Las cinco salas que ahora ocupa el Cubismo han desplazado temporalmente al Realismo y al Novecentismo. Cuando la exposición concluya, el Cubismo se reducirá a tres salas y las otras dos serán repensadas, según explica Rosario Peiró, coordinadora general de las colecciones del Museo. Este movimiento temporal no afecta a la figuración de los años 50, cuyos mayores exponentes, Antonio López o Carmen Laffon, se exhiben en la cuarta planta del edificio.

Tanto el director del Reina Sofía como la propia Peiró recuerdan que en su filosofía está el renovar las posibles lecturas de la colección permanente, y a ello se dedicarán todo el tiempo en el que la segunda planta esté parcialmente ocupada por los cubismos.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
El Museo Reina Sofía incrementa sus visitas en un 3,6% en 2017

La exposición más concurrida fue 'Piedad y Terror en Picasso. El camino a Guernica', con 681.127 personas



 00_1514911890_810100
 
Colas de acceso a la exposición 'El Camino a Guernica de Picasso', en el Museo Reina Sofía en Madrid. / Carlos Rosillo

Durante 2017, el Museo Reina Sofía recibió 3.880.812 visitantes en sus distintos espacios para contemplar la colección permanente, las 17 exposiciones temporales programadas y para asistir a los ciclos audiovisuales, conferencias, seminarios, visitas guiadas, talleres y actuaciones en directo. Esta cifra supone un incremento de un 3,6% con respecto a 2016, que a su vez había aumentado un 12,2% con respecto al año anterior.

La muestra Piedad y Terror en Picasso. El camino a Guernica, organizada dentro de la conmemoración del 80º aniversario de la creación de la obra y 25 de su llegada al Museo Reina Sofía, fue la más vista por el público al alcanzar 681.127 visitantes. Otros reclamos han sido las exposiciones de Bruce Conner, uno de los artistas norteamericanos más importantes de la posguerra; la del sudafricano William Kentridge, premio Princesa de Asturias de las Artes 2017; así como la primera retrospectiva en España sobre la también norteamericana Lee Lozano y la muestra dedicada al creador de cómics George Herriman.

En cuanto a las salas expositivas del Parque del Retiro, el Palacio de Cristal recibió 1.729.272 visitantes que acudieron a ver los proyectos de la artista italiana Rosa Barba y la colombiana Doris Salcedo. El Palacio de Velázquez atrajo a 491.554 personas a exposiciones como la del alemán Franz Erhard Walther y la española Esther Ferrer, premio Velázquez de las Artes Plásticas en 2014.

Para 2018, el Reina Sofía ha programado 17 exposiciones, en las que la práctica realizada por mujeres, el Arte Latinoamericano y la fotografía tienen un papel protagonista. Cabe destacar las dedicadas al arte de vanguardia portugués en torno al escritor Fernando Pessoa; al dadaísmo ruso, Dorothea Tanning, la española Dora García y a los creadores que desarrollaron su trabajo en la compleja escena artística de París entre 1944 y 1968 como Picasso, Kandinsky, Chillida, Carmen Herrera o Ellsworth Kelly, entre otros.


Museos estatales

Los 16 museos de titularidad estatal dependientes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte registraron en 2017 2.963.263 de visitas, un 5,4% más que en 2016. Es la cifra más alta desde que se tiene registro.

El Museo Nacional de Artes Decorativas y el Museo Sorolla son los que han alcanzado sus cifras de visitantes más altas hasta ahora. La exposición Manolo Blahnik. El arte del zapato, del Nacional de Artes Decorativas, abierta hasta el 8 de marzo, ha conseguido duplicar el número de visitantes (104% más que en 2016) y alcanzar los 71.474. El Sorolla supera también sus cifras con 255.047 visitantes, un 18% más que en 2016.

En el Museo Arqueológico Nacional, el número de visitantes ha crecido en más de un 7%, hasta llegar a las 543.027 visitas. Mientras que el de Antropología experimenta la subida más importante, con un 11% (más de 81.790 visitas), alcanzando así su récord. El resto de museos también han registrado cifras históricas como el Museo Nacional de Arte Romano en Mérida que ha incrementado un 5,8% o el Museo Cerralbo con 136.098 visitas y casi un 4,4% de crecimiento.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
Las visitas al Prado caen un 6,9 % en 2017

El Museo Reina Sofía consigue alcanzar los 3.880.812 visitantes, lo que supone un incremento de un 3,6%



Museo Reina Sofía


 04_1514997216_479151

El Museo Reina Sofía recibió 3.880.812 visitantes durante 2017 en sus distintos espacios para contemplar la colección permanente, las 17 exposiciones temporales programadas y para asistir a los ciclos audiovisuales, conferencias, seminarios, visitas guiadas, talleres y actuaciones en directo. Esta cifra supone un incremento de un 3,6% con respecto a 2016, que a su vez había aumentado un 12,2% con respecto al año anterior.

La muestra Piedad y Terror en Picasso. El camino a Guernica, organizada dentro de la conmemoración del 80º aniversario de la creación de la obra y 25 de su llegada al Museo Reina Sofía, fue la más vista por el público al alcanzar 681.127 visitantes. Otros reclamos han sido las exposiciones de Bruce Conner, uno de los artistas norteamericanos más importantes de la posguerra; la del sudafricano William Kentridge, premio Princesa de Asturias de las Artes 2017; así como la primera retrospectiva en España sobre la también norteamericana Lee Lozano y la muestra dedicada al creador de cómics George Herriman.

En cuanto a las salas expositivas del Parque del Retiro, el Palacio de Cristal recibió 1.729.272 visitantes que acudieron a ver los proyectos de la artista italiana Rosa Barba y la colombiana Doris Salcedo. El Palacio de Velázquez atrajo a 491.554 personas a exposiciones como la del alemán Franz Erhard Walther y la española Esther Ferrer, premio Velázquez de las Artes Plásticas en 2014.


Museo del Prado


 03_1514997056_993022
 
Tesoros de la Hispanic Society: 4.000 años de arte e historia, fue la Exposición temporal más visitada del Museo del Prado en 2017.

El Museo del Prado registró en 2017 un total de 2.824.404 visitas frente a las 3.033.754 del año anterior, lo que supone una caída del 6,9%. Aún así, supone el segundo mejor dato de su historia, según ha informado este martes el museo en un comunicado.

Las exposiciones temporales más visitadas en 2017 han sido Tesoros de la Hispanic Society of America, que alcanzó los 485.178 visitantes y Fortuny (1838-1874), que desde su apertura, el 21 de noviembre, ha recibido 120.681 visitantes. Datos que se alejan bastante de los conseguidos el año anterior con la muestra conmemorativa de El Bosco, la exposición más visitada de su historia, con 600.000 visitantes.


Museo Thyssen


 05_1514997320_986707

Exposición Lautrec-Picasso, en el museo Thyssen de Madrid.

El Museo Thyssen-Bornemisza recibió en 2017 850.496 visitantes, un 20,1% menos que el año anterior, siendo la exposición dedicada a Picasso y Lautrec, que estará abierta hasta el 21 de enero, la que mayor aceptación ha tenido, al ser vista por 119.670 personas.

Desde la implantación en febrero de 2016 de la entrada única, que permite visitar tanto la colección permanente como las exposiciones temporales con una sola entrada, el museo contabiliza tanto el número de tickets vendidos (850.496) como el de visitas a las muestras, que ascendió a 1.051.741, ya que aprovecharon para contemplar varias exposiciones.

Hasta el 28 de enero se podrá contemplar la muestra Lección de Arte, que en 2017 fue visitada por 8.428 personas, mientras que 87.183 acudieron a contemplar las Obras maestras de Budapest y 72.887 El Renacimiento en Venecia, ha informado hoy el museo en un comunicado.

Sonia Delaunay. Arte, diseño y moda fue vista por 41.281 personas; la obra de Rafael Moneo, por 17.962; la de Renoir, por 42.264; y la exposición de Bulgari y Roma, por 52.575.


Museos estatales

Los 16 museos de titularidad estatal dependientes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte registraron en 2017 2.963.263 de visitas, un 5,4% más que en 2016. Es la cifra más alta desde que se tiene registro.


 15_1514998462_240949

El Museo Nacional de Artes Decorativas y el Museo Sorolla son los que han alcanzado sus cifras de visitantes más altas hasta ahora. La exposición Manolo Blahnik. El arte del zapato, del Nacional de Artes Decorativas, abierta hasta el 8 de marzo, ha conseguido duplicar el número de visitantes (104% más que en 2016) y alcanzar los 71.474.


 18_1514998205_379047

Museo Sorolla de Madrid.

El Sorolla supera también sus cifras con 255.047 visitantes, un 18% más que en 2016.


 16_1514998329_488687

En el Museo Arqueológico Nacionall, el número de visitantes ha crecido en más de un 7%, hasta llegar a las 543.027 visitas. Mientras que el de Antropología experimenta la subida más importante, con un 11% (más de 81.790 visitas), alcanzando así su récord.

El resto de museos también han registrado cifras históricas como el Museo Nacional de Arte Romano en Mérida que ha incrementado un 5,8% o el Museo Cerralbo con 136.098 visitas y casi un 4,4% de crecimiento.


 14_1514998534_809236

Museo Cerralbo de Madrid.



Visitantes a los Palacios y Monasterios Reales

Los Palacios y Monasterios Reales gestionados por Patrimonio Nacional han registrado 3.470.002 visitantes. Estos resultados suponen un incremento total de 104.898 visitantes, cifra que representa un 3,18% más con respecto al año 2016.


 00_1514996758_250322

El Palacio Real de Madrid ha sido, de nuevo, el lugar más solicitado con 1.517.887 personas, cifra que supone un incremento de un 2,88%. Solo en el mes de diciembre, 90.188 personas han contemplado ya el Belén del Príncipe de Palacio que continuará abierto hasta el domingo 14 de enero. Mientras que las estancias de la Real Cocina de Palacio, con un itinerario independiente al habitual, ha conseguido 9.774 personas.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
Patricia Phelps dona a seis museos 202 obras de arte latinoamericano

La coleccionista y mecenas venezolana incluye al Reina Sofía con 39 piezas de 12 creadores contemporáneos



 03_1515666461_428494
 
Escultura de aluminio de Osías Yanov, donada por Phelps de Cisneros al Reina Sofía.

La colección de Patricia Phelps de Cisneros (Caracas, 1947) esta considerada como la más importante del mundo en fondos latinoamericanos. Sin sede permanente, está repartida entre Nueva York y Caracas y, desde hace décadas, sus obras son imprescindibles en el creciente número de exposiciones que los museos de todas partes dedican al arte americano. Prestadora habitual, durante los dos últimos años había realizado dos importantes donaciones: un centenar de obras al MoMA en 2016 y 119 a cinco museos americanos en 2017. En este comienzo de año acaba de anunciar una nueva donación global de 202 piezas para 6 museos, donde se incluye un solo centro europeo, el Reina Sofía, al que entrega 39 obras firmadas por doce artistas contemporáneos. Los otros espacios beneficiados son todos americanos: El MoMA neoyorquino, con 88 piezas; el Blanton Museum de Texas (Austin), con 45; el Bronx Museum, 12; el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA), con 8 y el Museo de Arte de Lima (MALI), con 10.

Desde su domicilio neoyorquino (Phelps de Cisneros vive entre Madrid y Nueva York y disfruta de pasaporte español y venezolano), la coleccionista explica vía telefónica que la decisión de realizar esta gran donación la venía madurando hace tiempo con su esposo, el empresario Gustavo Cisneros. “Cuando nosotros empezamos a coleccionar arte Latinoamericano, nos impusimos como objetivo dar a conocer artistas tan maravillosos como desconocidos en Estados Unidos o en Europa. Poco a poco todo ha cambiado y ahora vemos que la demanda se ha multiplicado en todo el mundo. El público y los organizadores de exposiciones lo estaban exigiendo. De ser un arte que no se mostraba ha pasado a ser reclamado. Era el momento perfecto”.

Considerada como una de las personas más influyentes en el mundo del arte según ArtReview, Patricia Phelps responde que ha incluido al Reina Sofía porque se trata de uno de los museos más importantes del mundo. “Ya en los tiempos de Javier Solana como ministro de Cultura, empecé a colaborar con España con préstamos para diferentes exposiciones. La llegada de Manuel Borja-Villel al museo multiplicó esa relación porque tenemos un mismo sentir sobre el arte de Latinoamérica. Nadie como él, hasta ahora, había prestado tanta atención y potenciado el diálogo entre todos nuestros artistas. No tuve ninguna duda en incluir al Reina, un museo con el que hemos realizado exposiciones, simposios y donde deposité un importante grupo de obras (35) en régimen de comodato en 2013”.

Manuel Borja-Villel, director del Reina, califica la donación de extraordinaria por cuanto el museo podrá ofrecer una visión de Latinoamérica fuera del canon conocido. “Hay varios artistas de los que estábamos buscando obra para comprar por su importancia en esta nueva narración (Claudio Perna, Waltércio Caldas y Jac Leirner). Ellos junto a los más jóvenes forman un regalo inestimable”.

El Reina Sofía ha difundido un comunicado en el que las obras donadas, seleccionadas entre la coleccionista y la dirección del Reina, “abren al Museo nuevos caminos para explorar cómo el campo de la producción artística latinoamericana se ha establecido como un espacio de interpelación social y reflexión histórica durante los últimos cincuenta años. La inclusión en la colección del Reina Sofía va a enriquecer las principales líneas de investigación del Museo. Entendida así, esta importante donación refuerza el mapa de prácticas artísticas que han marcado y siguen marcando el arte latinoamericano”. El museo añade que los doce nombres que integran la donación, pese a la diversidad generacional y el diferente origen geográfico (Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, España, Paraguay y Venezuela) conforman un grupo unitario. “Todos ellos comparten cierta mirada excéntrica sobre el relato predominante de la historia del arte y muchos consiguen posicionarse sobre realidades particulares en momentos históricos distintos, entre los que podemos trazar relatos comunes con un planteamiento de nuevos lenguajes artísticos”.

Los artistas elegidos son Feliciano Centurión (San Ignacio, Paraguay 1962-Buenos Aires, Argentina 1996) conocido por sus trabajos con elementos pertenecientes al dominio de la intimidad doméstica; Fernanda Laguna (Buenos Aires, 1972) es también poeta, galerista, editora y escritora que aporta una mirada que atraviesa múltiples temas recurrentes del imaginario femenino, incluyendo el deseo erótico, lo lúdico, la irracionalidad, la expresión queer y la preocupación no panfletaria por lo social. Osías Yanov (Argentina 1980), un creador que alterna la escultura, con la danza, el video y la performance. Del concepto de territorio, entendido como un campo de acción y reflexión, habla la obra de un importante grupo de artistas: Claudio Perna (Milan, Italia, 1938 – Holguín, Cuba, 1997), Alessandro Balteo-Yazbeck (Caracas, Venezuela, 1972) Carlos Motta (Bogotá, Colombia, 1978) Matías Duville (Buenos Aires, Argentina, 1974), Luis Fernando Benedit (Buenos Aires, Argentina, 1937-2011) o Iñigo Manglano-Ovalle (Madrid, España, 1961). El resto de los elegidos son el escultor neo-concretista Waltércio Caldas (Rio de Janeiro, Brasil, 1946), Federico Herrero (San José, Costa Rica, 1978), es una de las figuras más importantes del arte contemporáneo latinoamericano y Jac Leirner (Sao Paulo, Brasil, 1961) heredera del Constructivismo brasileño del Arte Povera y el Minimalismo.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEO REINA SOFÍA 
 
¿Qué será de los museos en el siglo XXI?

Los directores de las principales instituciones del arte debaten sobre posibles modelos de futuro en un simposio en París


 01_1516294279_592771
 
Un visitante observa unas fotografías de la exposición 'Red Star over Russia: A revolution in Visual Culture 1905-55' en el Museo Tate Modern en Londres en noviembre. DANIEL LEAL-OLIVAS AFP/Getty Images

¿Qué les depara el futuro a los museos? ¿Seguirá teniendo sentido descubrir obras maestras de primera mano en tiempos de virtualización imperante? ¿Deben dirigirse los centros de arte a una selecta minoría o aspirar a seguir ampliando su público? Los responsables de las principales instituciones del arte de todo el planeta se reunieron este viernes en París para responder a este tipo de preguntas. Analizaron los retos que les reserva un siglo marcado por las nuevas tecnologías, los presupuestos menguantes y la diversificación de las voces que participan en la conversación del arte. Este inusual cónclave, organizado por la Fundación Louis Vuitton de París, reunió a los máximos responsables de la Tate de Londres, el Centro Pompidou de París, el MoMA de Nueva York, el LACMA de Los Ángeles, el Museo del Hermitage de San Petersburgo o el Reina Sofía de Madrid.

Todos ellos debatieron sobre las perspectivas de futuro que afrontan las instituciones que encabezan. El diálogo estuvo moderado por dos prestigiosos críticos de arte, el suizo Hans Ulrich Obrist y la francesa Élisabeth Lebovici, que interrogaron a los participantes sobre la noción de centro y periferia, la expansión en nuevos edificios o sedes deslocalizadas, o bien la necesidad de ajustar presupuestos en un contexto de rentabilización máxima. También sobre la ampliación de las colecciones en nuevas direcciones, por la necesidad de formular nuevos relatos en la historia del arte, como los protagonizados por mujeres o minorías étnicas.

La directora de la Tate, Maria Balshaw, primera mujer al frente de esa institución británica, dijo interesarse por “la manera en que un museo puede cambiar el mundo”, en un contexto marcado por “el Brexit y las desigualdades sociales y económicas que este nos ha recordado”. Balshaw abogó por las instituciones que no solo sean espacios pensados para una experiencia estética, sino también para la acción política. Como ejemplo, destacó una reciente exposición en la Tate Britain sobre el arte de temática homosexual a lo largo de la historia, a partir de los fondos del museo. “No debemos decir al público qué pensar, pero sí tenemos la obligación social de esclarecer las cosas. Debemos darle llaves con las que puedan abrir el cerrojo de sus puertas”, apuntó Balshaw.

El director del Centro Pompidou, Bernard Blistène, protestó ante la estandarización creciente de los museos y advirtió que no todos deben contar la misma historia del arte. “Un museo no debe tender hacia una colección ideal que no existe, sino construirse a partir de su singularidad, de sus contextos, de sus errores y de su historia”, apuntó Blistène. “Sería ridículo ver cómo los museos se homogenizan para responder a una definición que, en realidad, deberíamos deconstruir: la del arte moderno. Tenemos que repensar el modelo inicial”. Sobre el modelo de desarrollo escogido por el museo parisiense, que ha abierto sucursales en Metz y Málaga e inaugurará otras dos en Bruselas y Shanghái –mientras ya mira a Latinoamérica de cara a la sexta–, Blistène afirmó que esas implantaciones no pueden ser solo una manera de potenciar la marca del museo, sino también la oportunidad para desarrollar “modelos específicos” a partir de las peculiaridades de cada sitio y en diálogo con la escena local.

Por su parte, el director del MoMA, Glenn Lowry, definió el museo del siglo XXI como “un laboratorio”. Es decir, “un lugar de hipótesis, experimentos y posibles fracasos”. Se dijo partidario de tener “una colección más metabólica, que cambie al mismo ritmo que el propio arte”. Pronunció otras palabras sorprendentes. “Últimamente, me he desinteresado en el concepto de la colección. Es importante usarla, pero no más que pensar en qué historias tienen que ser contadas y qué cadencias deben ser enfatizadas”, afirmó Lowry. “Si no tienes obras de mujeres de inicios del siglo XX o afroamericanos de mediados de ese siglo, tómalos prestados. Existen ahí fuera”, señaló. La directora del Studio Museum de Harlem, Thelma Golden, le recordó que “la compra de una obra es un acto de legitimación” para los artistas marginados por la historia oficial. Lowry le respondió que “el compromiso afirmativo de exponer” es más importante que “el poder afirmativo de adquirir”.
 
Pagar por el arte

El debate sobre la gratuidad de los centros de arte, reabierto tras la reciente decisión del Metropolitan de cobrar entrada a los visitantes no neoyorquinos, fue otro de los temas de debate. “Por supuesto, es una idea atractiva y deseable, pero probablemente imposible. ¿Por qué se suele considerar que debemos pagar por el teatro o la ópera, pero no para entrar en un museo? ¿Por qué se nos equipara con una biblioteca pública?”, denunció Lowry. Pese a todo, varios intervinientes llamaron a democratizar su acceso. “Una visita al MoMA cuesta 25 dólares por persona. Si se va en pareja y le sumas un café, una postal y un catálogo, no es difícil alcanzar los 100. Hay una prohibición respecto al coste, y otra de tipo cultural. Se sigue creyendo que el museo es el dominio de la gente más educada y próspera de cualquier cultura”, opinó la conservadora jefa del MOCA de Los Ángeles, Helen Molesworth.

El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, aportó un punto de vista distinto. Definió un marco obligatorio en el que todo museo debe operar en este estadio de la historia: “el que impone el neoliberalismo”. “Este tiene una característica muy concreta: la búsqueda del beneficio económico de todo. Hoy cualquier experiencia es susceptible de convertirse en mercancía. Eso nos condiciona a quienes trabajamos con el conocimiento”, explicaba tras el simposio. Para Borja-Villel, priorizar “el beneficio contable a corto plazo” tiene efectos en la programación de los museos, en la que predominan, cada vez más, las retrospectivas de grandes maestros, capaces de atraer a un público masivo. "Hay que repensar el modelo del blockbuster e intercalarlo con otros tipos de exposición, para que la razón utilitaria no predomine sobre la creativa. Es necesario resistir y darle la vuelta a un sistema que nos empobrece", añade Borja-Villel. "Somos un servicio público. Como en un hospital, tienes que salir mejor de lo que has entrado. Tienes que haber aprendido algo y adquirir un poco de sensibilidad. Si el visitante entra, se hace un selfie y se marcha, no habremos contribuido mucho a su mejora".

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 9 de 9
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario