Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next
 
Museo Arqueológico Nacional (Madrid)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
140331_apertura_museo_arqueologico_nacional

 articulos_fotoprincipal_9252

 reapertura_del_museo_arqueol_gico_nacional

 25manyacimientoslolahernandojpg_b35ee470

 03manpatiosurluisasin_6039f1cd

 78c60426aaf4e02ed8a02f07e0abe5ec

Trabajo reeditado más abajo, por la reapertura del Museo Arqueológico Nacional de España el 31 de marzo de 2014



Este trabajo recopilatorio está dedicado al Museo Arqueológico Nacional de España, está situado en la parte trasera de la Biblioteca Nacional, un edificio proyectado por Francisco Jarreño en el año 1865 y construido en 1892 por Antonio Ruíz de Salces para conmemorar el IV Centenario del Descubrimiento de América. Su dirección es Calle Serrano, 13.


 48_1468831458_773244

El Museo Arqueológico Nacional atesora valiosísimas obras de arte de tiempos prehistóricos, prerromanos, romanos, visigodos, árabes, románicos y góticos.

De época románica, los restos guardados son importantísimos y de inexcusable visita. Se reparten en las salas XXXI, XXXII y XXXIII del primer piso.

La sala XXXI comparte el románico con otras manifestaciones artísticas, principalmente de tiempos prerrománicos. La sala XXXII se dedica exclusivamente al mundo románico y , por último, en la XXXIII, aparecen capiteles tardorrománicos del Monasterio de Aguilar de Campoo para pasar posteriormente a obras góticas.


 2368438405_274f0047ab_o

Es imposible aquí hacer una relación completa de los tesosros mdievales que el Museo Arqueológico guarda. Así que haremos una selección de las obras que e consideran más acusadamente valiosas.

Sala XXXI. Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha. Se trata sin duda de una de las obras maestras, no sólo conservadas en el Museo, sino de todo el arte medieval español. Este crucifijo de marfil de Doña Sancha y Don Fernando fue donado por los reyes leones al Monasterio de San Isidoro en el año 1063. Es todo un prodigio de minuciosidad donde se combinan diferentes influencias que van desde la centroeuropea hasta la de Al-Andalus.

Arqueta de las Bienaventuranzas. Obra fechada en 1063. Estaba formada por un recubrimiento de plata (desaparecido) y siete placas conservadas de marfil con un ángel y un santo en cada una de ellas que representan las Bienaventuranzas.

Sala XXXII. Portada de la iglesia del Monasterio de Arlanza. Situada entre las salas XXXI y XXXII, esta portada perteneció al conocido Monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos). Este cenobio está considerado como "Cuna de Castilla" y uno de los centros espiritual más impresionantes que tuvo la España condal.

La portada propiamente dicha es un precioso ejemplar de tres amplias arquivoltas de medio punto muy decoradas con diversos motivos geométricos y altas columnas torsas y acanaladas. Los capiteles son vegetales con hojas rematadas en volutas y pomas. Los cimacios van decorados con róleos.

Arco y columnas perteneciente a San Pedro de Dueñas de Sahagún. Este arco perteneció a la iglesia del monasterio de San Pedro de Sahagún. los capiteles son de magnífica factura. En ellos se esculpieron escenas de gran fuerza simbólica, donde predominan los combates entre hombres y leones en clara alusión a la lucha permanente del hombre contra sus pasiones y en busca de la virtud.


 93_1468838965_142175

Uno de los dos grandes patios del museo, a los que la obra de remodelación ha regalado nuevo protagonismo. En el centro el sepulcro de Pozo Moro.

Lápida del sepulcro de Alfonso Ansúrez.Fue recuperada del Fogg Museum de Harvard por canje de otra pieza en 1933. Está considerada como una de las obras más valiosas de estilo románico que conserva el Museo Arqueológico Nacional.

Está esculpido a dos vertientes y en el eje axial aparece el epitafio. La escultura muestra temas escatológicos propios de la función del soporte, como la Mano de Dios que emerge del Cielo para bendecir al difunto ante los ángeles Miguel, Gabriel y Rafael. También aparecen los evangelistas con forma humana, menos San Juan que lo hace en forma de ave.

Altorrelieve de la Virgen con el Niño. Originario de San Benito de Sahagún. Se estima que esta pieza de piedra tallada en altorrelieve que representa a la Virgen María con el niño, procede también del Monasterio de San Benito de Sahagún, concretamente del tímpano de una portada.

Se trata de una representación de la Virgen Teothokos del periodo clásico del románico, donde la Virgen y el Niño se presentan coronados y sentados con una gran solemnidad y hieratismo que confiere un aspecto de absoluta intemporalidad. En los huecos de las coronas y ojos se incrustarían piedras preciosas, hoy desaparecidas. En la esquina superior izquierda aparece la inscripción: "RES MIRA/ NDA SAT/ IS BENE/ CONPLA/ CITVR A/ BEA/T/I/S

Capitel de San Benito de Sahagún. Lamentablemente, este magnífico capitel doble procedente del Monasterio de San Benito de Sahagún se encuentra muy fracturado y desgastado. En uno de los dos frentes se esculpió una esfinge de largas trenzas puesta de pie y un bello ángel bendiciendo.

Pila Bautismal italiana. Pila italiana de influencia bizantina. Tiene una rica decoración en bajorrelieve a base de círculos que rodean animales reales y fantásticos.

Pila Bautismal de Mazariegos.Esta pila procede de Mazariegos (Burgos). La copa se decora con una arquería de medio punto sobre columnas. Los arcos cobijan rosetas y otros símbolos geométricos inscritos en círculos. Una bella cenefa rodea la pila en su parte superior a base de róleos. El borde de la copa y la basa llevan un sogueado, motivo que siendo muy usado durante el periodo románico, procede de la decoración prerrománica. Testimonio importante es su firma y datación: Fue obra de un maestro llamado Pedro y y corresponde a la mitad del siglo XII.

Pila Bautismal de San Pedro de Villanueva. Procedente del famoso Monasterio de San Pedro de Villanueva (Asturias), el Museo Arqueológico Nacional conserva esta original e interesantísima pila. Tiene una poco habitual forma de cuba, decorada con dos bandas de tallos ondulantes que cobijan hojas. En el centro una gran inscripción no deja ninguna duda sobre su origen: "IOHANNES ET MARIA FECERUNT HOC OPUS IN ERA MILA CLII". Es decir "Juan y María hicieron esta obra en la era de 1152" o lo que es lo mismo, en el año 1114.

Dos columnas de baldaquino. Los altares se cubrían con baldaquinos, es decir, estructuras rectangulares o cuadrangulares sostenidas por columnas que lo cubrían. En el Museo se conservan dos columnas de un baldaquino procedente del Monasterio de San Pelayo de Antealtares, pertenecientes al segundo cuarto del siglo XII. Cada columna tiene tallados tres apóstoles.

Virgen sedente con el Niño. Estatua de bulto redondo policromada integrante de un altar catalán. Se le ha llegado a relacionar con el autor del frontal del altar de Santa María de Taull

Frontal de altar. La iconografía de este frontal de altar, presumiblemente de origen leonés, es la habitual. Un Cristo en Majestad inscrito en la mandarla mística preside la escena bendiciendo. Alrededor se muestra a los "Cuatro Vivientes" o Tetramorfos y el grupo de doce apóstoles.

Cruces procesionales y de altar. El Museo Arqueológico Nacional conserva numerosas cruces metálicas esmaltadas. Son obras normalmente tardías de tipo limosino, aunque algunas pudieran haberse ejecutado en España. Pertenecen básicamente a los siglos XIII y XIV y se usaron como cruces procesionales y de altar.

Cristo de Oña. Espectacular talla de madera que representa a Cristo en la cruz. De un gran hieratismo y solemnidad, va cubierto con perizónium. Debió tener corona suprimida más tarde.

Sala XXXIII, está dedicada al tardorrománico y al gótico. En esta sala destacaremos:

Seis capiteles procedentes de la iglesia del Monasterio de Santa María de Aguilar de Campoo (Palencia)
De los arcos torales y de las naves de la iglesia del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo proceden estos seis capiteles de excelente factura.

Los cuatro primeros forman un ciclo iconográfico perfectamente coherente: la muerte y resurrección de Cristo. Se cree que proceden de los arcos torales del crucero.


 0sala_de_grecia_nueva_man

Sala de Grecia (sala 36), con el nuevo montaje. Museo Arqueológico Nacional (Madrid)


El primero representa a las Marías ante el sepulcro, Cristo y Magdalena y la duda de Santo Tomás. El segundo muestra a Cristo mostrando las heridas de la cruz, y ángeles con los objetos de la pasión e instrumentos musicales. En el tercero aparece el Descendimiento, En el cuarto aparece la Ascensión.

Dos capiteles del interior de la iglesia también han ido a parar al Museo Arqueológico Nacional. Pertenecerían a alguna de las naves. Son muy conocidos pues el primero representa al Rey David a caballo y el otro a Sansón desquitando al león, entre otros motivos.

Trece capiteles procedentes del claustro del Monasterio de Santa María de Aguilar de Campoo (Palencia)
Además de los anteriormente citadas piezas de Aguilar, el Museo Arqueológico Nacional se exponen otros trece conjuntos de capiteles (sencillos, dobles y hasta triples), en este caso, originarios del claustro.

Del uno al trece, la iconografía de estos capiteles es: 1.- Huida a Egipto. 2.- Arpías y leones. 3.- Soldados de la época luchando con animales. 4.- Animales envueltos en follaje. 5:-Matanza de los Inocentes. 6.- Resurrección de Cristo y la escena de las Dos Marías. 7.- Resurrección de Lázaro. 8.- Resurrección de Cristo y un ángel. 9.- Anunciación. 10.- Apostolado.

Los tres restantes tienen cesta vegetal. Aún existió otro capitel en el Museo procedente de este claustro que fue entregado al Fogg Museum con motivo de recuperar la lauda sepulcral de Alfonso Ansúrez. Tenía grifos y leones entre follaje vegetal.

Es uno de los museos más importantes de España, lamentablemente es poco visitado y sus colecciones están muy valoradas por los expertos, naturalmente no es comparable al Museo Británico, pero bien merece una visita.

El Museo Arqueológico Nacional de España ha sido sometido a una profunda rehabilitación que ha durado más de seis años, por fin el el 31 de marzo de 2014 se ha vuelto a abrir al público.

Espero que la amplia recopilación que he conseguido del Museo Arqueológico Nacional, sea de vuestro interés y contribuya en su divulgación.





 00_1468830295_990825

Fachada principal del Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. El edificio fue proyectado por el arquitecto Francisco Jareño (1818–1892) y construido entre 1866 y 1892.

Ver colecciones del Museo Arqueológico Nacional de España




Museo Arqueológico Nacional de España


 000_1468830414_633664

El Museo Arqueológico Nacional de España está ubicado en el llamado Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid, un edificio del siglo XIX del arquitecto Francisco Jareño compartido con la Biblioteca Nacional y situado en la Calle de Serrano, junto a la Plaza de Colón. En los últimos años ha sufrido una profunda rehabilitación.


Historia

El Museo se fundó en 1867 por Real Decreto de Isabel II. Su creación estuvo motivada por la necesidad de disponer de un museo donde, al igual que en los restantes países europeos, se pudieran conservar, clasificar y exponer los materiales arqueológicos, etnográficos, de artes decorativas y numismáticas que habían reunido los monarcas españoles en la Real Biblioteca, en el Real Gabinete de Historia Natural y en otras instituciones. En 1941 sus fondos de arqueología americana se desgajaron del Museo para pasar a integrar el nuevo Museo de América.

Desde 1999 el Director del Museo es designado por el Ministerio a cargo de los asuntos culturales (en la actualidad el Ministerio de Cultura), a propuesta del Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales.


 0000_1468830560_474785

Estatua del pintor Diego Velázquez (1599–1660) junto a la entrada del Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Esculpida en mármol blanco de Italia por Celestino García Alonso en 1892.


 47_1468831224_827954

Estatua de Alonso Berruguete (h.1490–1561) junto a la entrada del Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Esculpida en mármol blanco de Italia por José Alcoverro y Amorós (1835–1910) en 1892.


El edificio


 46_1468831185_663329

 45a_osuna_01

Esfinges de bronce en la entrada del Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Realizadas por el escultor Felipe Moratilla y Parreto (1823–¿?) en 1892.

La primera sede del Museo fue provisional: un antiguo palacete de la calle de Embajadores llamado el Casino de la Reina, que el Ayuntamiento de Madrid había regalado a Isabel de Braganza, esposa de Fernando VII.

En 1895 sus fondos fueron trasladados definitivamente al Palacio de Biblioteca y Museos, ocupando las plantas que dan a la calle de Serrano y parte de las laterales (un tercio del total del edificio, el resto lo ocupa la Biblioteca Nacional). El edificio se asienta sobre los terrenos de una antigua finca conocida como la huerta de San Felipe Neri. Se empezó a construir en 1866 sobre los planos de Francisco Jareño y Alarcón, pero las obras no concluyeron hasta 1892 —bajo la dirección de Antonio Ruiz de Salces—. Su estilo es neoclásico, siendo su planta rectangular, con cuatro grandes patios interiores. La fachada que da a la calle de Serrano presenta una portada con columnas dóricas en la entrada y una columnata jónica de la balconada en el piso superior. En el jardín de acceso se encuentra la reproducción de la cueva de Altamira.

Entre las reestructuraciones espaciales posteriores, la más importante se llevó a cabo entre 1968 y 1981: las tres plantas originales se convirtieron en cinco y se reinstalaron todas las colecciones con nuevos conceptos museográficos. En la actualidad se está ejecutando una renovación completa del edificio. A causa de dichas obras la mayor parte de las salas están clausuradas, siendo tan sólo visitable una exposición con una muestra de algunas de las obras maestras del Museo, "Tesoros del Museo Arqueológico Nacional".


 49_1468831400_108260

Asta de un Bos primigenius hallada en el yacimiento arqueológico de Arriaga, en Rivas-Vaciamadrid (Comunidad de Madrid, España). Datada en 200.000 años BP aproximadamente (Periodo Achelense).


 87introducci_n_audiovisual_a_los_rasgos_b_sicos_de_la_evoluci_n_cultural_man

Introducción audiovisual a los rasgos básicos de la evolución cultural. MAN


Colecciones

Las colecciones del Museo Arqueológico Nacional contaba en el año 2003 con 34 salas que abarcaban 22 periodos de la cultura e historia de España y de otros países. Entre sus más de 1.300.000 piezas, se pueden encontrar obras tan importantes como:

    - El Orante de Gudea.
    - Los Cuencos de Axtroki.
    - Momias y sarcófagos egipcios.
    - La Dama de Galera.
    - La Bicha de Balazote.
    - La Esfinge de Agost.
    - La Leona de Baena.
    - El Sepulcro de Pozo Moro.
    - La Copa de Aisón.
    - La Dama de Elche.
    - El Toro de Osuna.
    - La Dama de Baza.
    - La Gran Dama Oferente del Cerro de los Santos.
    - La Dama de Ibiza.
    - La Estatua sedente de Livia.
    - El Puteal de la Moncloa.
    - El Tesoro de Guarrazar.
    - Uno de los tres lotes en los que se encuentra dividido el Tesoro de Torredonjimeno.
    - El Bote de Zamora.
    - El Sepulcro de Doña Constanza de Castilla.
    - Los Ábacos neperianos.
    - Crucifijo-relicario de Don Fernando y Doña Sancha. Obra fechada en 1063
    - Arqueta de las Bienaventuranzas. Obra fechada en 1063.
    - Portada de la iglesia del Monasterio de Arlanza de Burgos.
    - Reloj solar de Baelo Claudia.
    - El Puteal de la Moncloa.
    - El sepulcro de Constanza de Castilla.
    - La Copa de Aisón.
    - Vaso de Ciempozuelos.
    - Los ábacos neperianos.
    - La llamada Momia guanche de Madrid (xaxo en lengua guanche).
...


 50prehistoria_techo_de_altamira_replica_museo_arqueol_gico_nacional
 
El Museo Arqueológico Nacional además cuenta, con una reproducción del techo de los polícromos de la cueva de Altamira (Santillana del Mar, Cantabria), en una sala subterránea ubicada bajo el jardín exterior.


 88_1468838534_214410

Dos instalaciones audiovisuales acogen al visitante que acceda a la exposición. Más en general, la muestra cuenta con decenas de vídeos, con cierto tinte épico y moderno, para explicar el contenido de las salas.


 89reconstrucci_n_de_lucy_un_hom_nido_de_hace_entre_4_y_2_9_millones_de_a_os_en_el_man

Reconstrucción de 'Lucy', un homínido de hace entre 4 y 2,9 millones de años, en el MAN.


 90_1468838641_995595

Tras su renovación, el museo expone 13.000 piezas en lugar de 15.000 pero ha ampliado su espacio expositivo así como ha mejorado la circulación, el recorrido, la iluminación y los textos que acompañan las piezas.


 91_1468838686_727536

Reconstrucción de una mujer de Neandertal en la planta baja del Museo Arqueológico, que arranca por la Prehistoria.


 92_1468838757_690457

Una de las dos instalaciones audiovisuales que esperan a los visitantes al principio del nuevo recorrido del Museo Arqueológico.



Colección


 0dama_de_elche

La Dama de Elche también conocida como Dama Mora. Se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de España, de Madrid. La Dama de Elche es un busto íbero tallado en piedra caliza que se data entre los siglos V y IV a. C. Mide 56 cm de altura y tiene en su espalda una cavidad casi esférica de 18 cm de diámetro y 16 de profundidad, que posiblemente servía, para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas al difunto. Otras muchas figuras ibéricas de carácter religioso, halladas en otros lugares, tienen también en su espalda un hueco y, como la Dama, sus hombros se muestran ligeramente curvados hacia delante.

La pieza se encontró cerca de Elche (España), donde existe un montículo que los árabes llamaron Alcudia (montículo) y que en la antigüedad estaba casi rodeado por un río. Se sabe que fue un asentamiento ibero denominado Helike (en griego) y que los romanos llamaron Illici Augusta Colonia Julia. Cuando llegaron los árabes, situaron la ciudad más abajo, en la parte llana, conservando el topónimo romano de Illici, que fue arabizado por el sonido elche.


 799px_damaelche01

Descripción de la La Dama de Elche. Su indumentaria es totalmente íberica. Lleva una túnica azul de fino lino, mantilla sostenida por una peineta (que puede parecer una tiara), que cae atravesada sobre el pecho. Esta mantilla era rojiza y en ella aún quedan restos de pintura gastados. Sobre la mantilla, un gran manto (albornoz) de tela gruesa y pesante la cubría. Era de color marrón con un ribete rojo. Los labios conservan también restos de su color rojo. Está hecha de caliza fina, naranja y la cara tiene el color natural de esta piedra, probable color natural de su tez.

Lleva la Dama unas joyas características de los íberos: unas ruedas que cubren las orejas y que cuelgan de unas cadenitas sujetas a una tira de cuero que le ciñe la frente. Unos collares y coronas con esferitas y filigranas. Son reproducciones de joyas que tuvieron su origen en Jonia en el siglo VIII a. C. y que después pasaron a Etruria (Italia). En los últimos análisis se descubrió un pequeño fragmento de pan de oro en uno de los pliegues de la espalda. Esto induce a suponer que las joyas de la escultura estaban recubiertas de pan de oro.


 592px_dama_de_elche_m_a_n_madrid_03

Vista posterior de la Dama de Elche.


Artemidoro de Éfeso, hombre de Estado que viajó por las costas de Iberia allá por el año 100 a. C., describe a la mujer ibera en un texto que ha llegado hasta nuestros días, y en el que puede reconocerse muy bien la descripción de la Dama de Elche, tal es el parecido:

Algunas mujeres ibéricas llevaban collares de hierro y grandes armazones en la cabeza, sobre la que se ponían el velo a manera de sombrilla, que les cubría el semblante. Pero otras mujeres se colocaban un pequeño tympanon alrededor del cuello que cerraban fuertemente en la nuca y la cabeza hasta las orejas y se doblaba hacia arriba, al lado y detrás.


 dama_de_elche_colores2007

Dibujo hipotético de la policromía de la Dama de Elche, según Francisco Vives

En contraste con la indumentaria plenamente autóctona, los rasgos faciales revelan una fuerte influencia de la escultura griega. Se descubrió el día 4 de agosto de 1897. Los obreros de la finca estaban realizando el desmonte de la ladera sureste de la loma de La Alcudia, con fines agrícolas. Según la leyenda local, Manuel Campello Esclápez, Manolico, un chico de 14 años (este dato discrepa con su certificado de nacimiento) y que ayudaba en las tareas, fue el descubridor. Usando el pico de Antonio Maciá, y aprovechando un descanso de los jornaleros, empezó a excavar... Más info


 64948318_644x427

El yacimiento de la Alcudia, donde apareció la Dama de Elche, solo se ha excavado al 10%, y es todavía un gran desconocido



Otras obras destacadas del MAN


 dama_de_baza_m_a_n_inv_1969_68_155_123a_01

La Dama de Baza es una escultura ibera labrada en piedra caliza policromada, del siglo IV a. C. Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Esta obra fue encontrada el 22 de julio de 1971 por el arqueólogo Francisco José Presedo Velo en el Cerro del Santuario, necrópolis de la antigua Basti (Baza), en la provincia de Granada (Andalucía, España).
Estaba dentro de una cámara funeraria de 2,60 m² y 1,80 m de profundidad, donde había además un ánfora púnica que se comunicaba con la superficie por medio de un embudo, a través del cual seguramente se hacían desde el exterior, libaciones como ofrendas líquidas. Esto indica que se profesaba culto a la persona allí enterrada... Más info


 gran_dama_oferente_m_a_n_madrid_01

La Gran Dama Oferente es una escultura ibérica del siglo III o II a.C. Se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid (España). Se trata de una figura femenina de 1,30 metros de altura realizada en piedra caliza que se encuentra en el santuario del Cerro de los Santos, en Montealegre del Castillo (Albacete, España).

Se trata de una mujer con el gesto sagrado y atento de presentar un vaso con ofrendas. Quizá se trata del rito de iniciación de una muchacha noble. Se muestra ricamente ataviada con tres túnicas superpuestas; la inferior, de pliegues muy finos, roza el suelo y enmarca los pies calzados.

Viste túnica lisa cubierta con un manto de gruesos pliegues en zigzag cuyos bordes caen hieráticos bajo las manos resaltando el valor de la ofrenda. Una fíbula o pasador en forma de T sujetando el cuello de la túnica, tres collares y un lujoso tocado sobre su cabeza, con largas trenzas acompañadas de rodetes la adornan ataviada especialmente para la fiesta sagrada, en el día elegido y único de su presentación ante la divinidad y los hombres.


 la_dama_de_ibiza

La Dama de Ibiza, es una figura de arcilla de 47 centímetros de altura que data del siglo III a. C. Fue encontrada en la necrópolis situada en el Puig des Molins en la isla de Ibiza, en el Mediterráneo. Está realizada a molde y tiene una cavidad en su parte posterior, característica que comparte con todas las demas "damas" encontradas, y que se especula que serviría para guardar reliquias, ofrendas o cenizas funerarias. Se trata de la representación de una diosa cartaginesa, seguramente Tanit, relacionada con la diosa fenicia Astarté. Presenta una ornamentación muy rica en su vestuario lo mismo que en las joyas.

La mayoría de las figuras encontradas en la necrópolis de Puig des Molins son representaciones de diosas, casi siempre de arte griego porque según se cree hubo a lo largo de los siglos una gran aportación étnica desde la Magna Grecia (nombre que se dio en la Antigüedad a las colonias griegas del sur de Italia). Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico de Madrid.


 livia_drusila_paestum_m_a_n_madrid_01

Estatua sedente de Livia Drusilla, es una escultura que data de principios del siglo I, que fue tallada en época del Imperio romano, siendo considerada una de las más hermosas efígies dedicadas a la mujer del emperador Augusto. Está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España (Madrid) y tiene el número de inventario 2737.

La pieza fue encontrada en 1860 durante una excavación financiada por el Marqués de Salamanca en Paestum, nombre romano clásico de una importante ciudad greco-romana de la región italiana de Campania, situada al sureste de la provincia de Salerno, a 40 km al sur de la capital provincial y 92 de Nápoles, perteneciente al término municipal de Capaccio-Paestum.
Simbología. La escultura representa a Livia Drusilla, (Livia Drusa Augusta, Livia Drusila o Julia Augusta ( 28 de septiembre 57 a. C. — 29 d.C.), tercera esposa del emperador romano Augusto, e hija de Marco Livio Druso Claudiano, fallecido en la batalla de Filipos). Livia Drusilla fue deificada durante el reinado de su nieto, el emperador Claudio, recibiendo además el título de Augusta, puesto que el hijo de Livia, el emperador Tiberio, se negó a honrarla y a deificarla. Además, a la muerte de su madre, no respetó las últimas voluntades que ella había dejado estipuladas en su testamento. No obstante, Calígula, bisnieto de Livia, cumplió lo dispuesto por su bisabuela en su testamento.


 51sumerio_orante_m_a_n_madrid_inv_2001_110_1_01

Orante de Gudea, es una escultura datada entre los años 2.550 y 2520 a. C.. Fue elaborada en el Período Dinástico Arcaico de Mesopotamia, en época de la civilización sumeria, considerada la primera y mas antigua civilización de la historia, que se extendió por el sur de Mesopotamia, en la zona de los ríos Tigris y Eufrates.

La pieza fue hallada en Irak y representa a un ciudadano sumerio orando de pie, siendo un tipo de escultura muy repetida en todo el arte de Mesopotamia. En 2001 fue adquirida por el Museo Arqueológico Nacional de España (situado en Madrid), donde actualmente se halla expuesta, y tiene el número de inventario 2001/110/1.


 52cuencos_de_axtroki_1468832631_791851

Cuencos de Axtroki, Edad del Bronce Final, en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Los Cuencos de Axtroki, son un par de recipientes de oro elaborados en el Siglo VII a. C. aproximadamente, en la llamada Edad del Bronce Final.

El par de cuencos de oro fueron hallados en un monte o paraje llamado Axtroki, anteiglesia o barrio rural de Bolibar, perteneciente a la localidad de Eskoriatza, provincia de Guipúzcoa, País Vasco, (España). Se cree que los cuencos eran utilizados en ceremonias religiosas o rituales, siendo de un estilo similar a otros recipientes hallados en centroeuropa y las Islas Británicas pertenecientes a la Edad de Bronce.


 53dama_de_galera

Dama de Galera. La escultura se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de España, de Madrid. Galera (la antigua Tútugi) es una localidad española situada en la provincia de Granada. En sus cercanías se encuentra un importante yacimiento arqueológico en el que está la Necrópolis ibérica de Tútugi (en el Cerro del Real) que alberga distintos tipos de tumbas. El más frecuente de estos tipos es el que consta de una cámara rectangular, cubierta por un túmulo circular, a la que se llega a través de un largo pasillo. En estas tumbas se han hallado diversos objetos, como adornos, vasos griegos e iberos, armas, piezas de ajuar y figuras de barro y de alabastro. Si sitúan entre los siglos VI y III a. C.
La dama de Galera, que muestra la imagen, fue encontrada en este yacimiento y pertenece a la tumba nº 20 (en la zona I), del siglo V a. C. Es una figurilla fenicia del siglo VII a. C. (semejante a otra que fue hallada en Cartago, norte de África), hecha en alabastro, que probablemente represente a la diosa Astarté. La dama está sentada entre dos esfinges y sostiene un cuenco al que vierte líquido por dos agujeros que tiene en los pechos. Se aprecia en la figura influencia mesopotámica por sus formas robustas. En cambio la estilización en el traje y los cabellos denotan influencias egipcias. Debido a su carácter de objeto sagrado, pasó por varias generaciones hasta su enterramiento final como parte de un ajuar funerario.


 9museo_arqueol_gico_nacional_18529_bicha_de_balazote_01

Bicha de Balazote. La Bicha de Balazote es una escultura ibérica encontrada en el término municipal de Balazote, en la provincia de Albacete. Quienes primero la estudiaron fue un grupo de arqueólogos franceses que la identificaron como una especie de cierva; de ahí que "biche" fuera su primera denominación, castellanizándose posteriormente a "bicha". Ha sido datada en el siglo VI a. C. Se encuentra depositada en el Museo Arqueológico Nacional de España (situado en Madrid) desde 1910.

Existen pocos datos sobre su hallazgo. Se sabe que fue encontrada en el paraje de los Majuelos, a escasa distancia del núcleo urbano. Recientes excavaciones en la vega de Balazote descubrieron un túmulo ibérico que permite situar tan singular pieza en el contexto de una necrópolis tumular a la que probablemente perteneció. Cerca del lugar también se rescataron importantes mosaicos de una villa romana.

La Bicha de Balazote, fue realizada sobre dos bloques de piedra caliza hacia la segunda mitad del siglo VI a. C. sus dimensiones son de 93 cm de longitud y 73 cm de altura máxima, es una de las frecuentes síntesis entre animal y hombre, en este caso de cuerpo completo, y representa un toro en reposo que demuestra un buen conocimiento de las características del animal, con las patas delanteras recogidas bajo el pecho y las traseras dobladas hacia el vientre. Algunos detalles formales resaltan las pezuñas o la prominencia del hueso de la cadera. La cola se curva sobre el muslo izquierdo y termina en un mechón puntiagudo de pelo.


 54museo_arqueol_gico_nacional_18529_bicha_de_balazote_02

Bicha de Balazote, detalle cabeza.

Tiene una cabeza de hombre barbudo, vuelta al espectador y ligeramente alzada, con unos pequeños cuernos y orejas también de toro, con las particularidades de las esculturas griegas arcaicas: hierática, con barba y cabellera a base de surcos rectos y geometrizada, de raíces hititas.

No está totalmente tallada, el lado derecho de la pieza no lo está, por lo que parece ser un sillar de esquina y estar pensada para adherirla a algún lugar, de manera similar a los leones de Pozo Moro. Posiblemente fuera de carácter funerario y formase parte de la decoración de un templo. Puede cumplir una función de defensa o ser una representación de la fertilidad: los griegos usaban las estatuas de toros androcéfalos como representación de los ríos, como símbolo de la fecundidad del río fertilizando los campos, y se asociaba al toro, símbolo de fecundidad. En este sentido, la Bicha de Balazote sería un símbolo de la vida que se deseaba al difunto.

Como el resto de la escultura ibérica, es anterior a la llegada de los Bárquidas en el 238 a. C. Según A. García y Bellido, representa a Aqueloo, basándose para ello en su relación con las monedas sicilianas que le representan. Dentro del contexto arqueológico donde se encontró han aparecido otras figuras escultóricas como la Esfinge de Haches.



 10esfinge_de_agost_m_a_n_inv_38445_01

La Esfinge de Agost, que data de fines del siglo VI a. C., es una escultura de la época ibera con influencia helénica, encontrada en 1893 en el yacimiento agostense, y de autor desconocido. Hoy en día está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.
Fue encontrada junto a otra esfinge custodiada en un museo parisino y un toro, del cual se perdió la pista después del hallazgo, el año 1893, en el yacimiento arqueógico de El Camp de l'Escultor, en el término municipal de Agost, provincia de Alicante.


 55tumba_ib_rica_en_el_cabezo_de_alcal

Tumba ibérica en el Cabezo de Alcalá. Las esfinges de Agost, son figuras que tienen el cuerpo de un león alado, la cabeza de una mujer y cola de serpiente. Se cree que se trata de una esfinge que se ubicó en una tumba íbera, por que como objeto funerario estaba destinado a transportar el alma del difunto al más allá según las creencias griegas que absorbieron la mayoría de los diferentes pueblos de Iberia.
Medidas: 82 cm de altura, 56 de anchura y 26 de fondo. Tiene pequeñas erosiones y mutilaciones. Pilar funerario. Estilo ibero-arcaico con influencias helénicas. Tallado en piedra caliza. Figura con forma de Esfinge.


 60museo_arqueol_gico_nacional_20418_leona_de_baena_01

Leona de Baena es una escultura ibera de piedra caliza datada a finales del siglo VI a. C. Fue encontrada en el yacimiento arqueológico del Cerro del Minguillar, situado en la localidad de Baena (Provincia de Córdoba, Andalucía, España), donde se ubican los restos de la antigua Iponuba, ciudad ibero-romana perteneciente a la región Bética.

Representa a una leona tumbada y en actitud amenazante, y seguramente fue parte de un monumento funerario cuya tumba estaría protegiendo simbólicamente. La escultura está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España (Madrid), junto a diversas esculturas del periodo ibérico, y tiene el número de inventario 20418. Se encuentra una reproducción en bronce en la Plaza Palacio de Baena.


 el_sepulcro_de_pozo_moro

El sepulcro de Pozo Moro es un monumento funerario turriforme de origen ibero datado hacia fines del siglo VI a. C., que fue encontrado en la población albaceteña de Chinchilla de Monte-Aragón. Actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.

Tiene sus orígenes en sepulcros neo-hititas. Está construido en piedra con sillería isódoma. Posee un basamento de tres escalones, un relieve en las cuatro esquinas, un nuevo basamento, un segundo cuerpo, una fila de leones y termina en forma piramidal, que simboliza el máximo de energía que necesita el cuerpo para ir al más allá.

El sentido turriforme es el del árbol de la vida, uniendo la parte terrenal con la celeste. Es la referencia del hombre en la Tierra y en el más allá.


 729px_monumento_de_pozo_moro_m_a_n_inv_1999_76_a_03

Detalle de uno de los leones del llamado Monumento de Pozo Moro.

Uno de los leones Los leones forman un bloque adosado al sepulcro. Aparece el león con las fauces abiertas. El león es un animal de signo positivo y carácter solar. Es un símbolo de protección que defiende el cuerpo y las cenizas. El referente es el toro alado del mundo mesopotámico. Al tener las fauces abiertas el león tiene sentido de monstruo andrófago, que es el encargado de purificar las almas en los paraísos. En los relieves se dan unas iconografías según las caras:

Una impresionante copa con un personaje dentro de ella. Representación de toros y plantas. Aquí se ve una representación de los trabajos de Hércules (o Heracles), se dan estos relieves porque el sepulcro estaría dedicado a un héroe ibérico, y porque Hércules mediante sus trabajos salvó a la humanidad. Representa el trabajo de los bueyes, el de matar a la Hidra de Lerna. Aparecen representados los dioses mediante una persona sedente alada, tiene en sus manos el árbol de la vida.

Siguen apareciendo los trabajos de Heracles, con la representación de pájaros que vuelan sobre un árbol. Es el trabajo de matar a los Pájaros del lago Estínfalo. Aparece un jabalí bicéfalo y un gusano con cabeza humana, aquí se ha visto un cerdo ibérico como alusión al animal positivo que ayuda al difunto en la ida al más allá. El cerdo hunde su hocico en la tierra y de las entrañas de la tierra se alimenta de los gusanos que saca, se ve la defensa del alma. El gusano representa a la figura diabólica... Más info


 07_1396281940_210691_1397143587_747208

Patio Norte y monumento de Pozo Moro en su nueva ubicación del MAN. El monumento de Pozo Moro es un mausoleo ibero de piedra arenisca, erigido a fines del siglo VI a.C. en Chinchilla de Monte-Aragón (Provincia de Albacete).


 86una_de_las_momias_del_museo_arqueol_gico

Una de las momias del Museo Arqueológico. Además de narrar la historia de España hasta rozar la edad contemporánea, el museo cuenta con salas monográficas dedicadas a la Grecia antigua y a Egipto, entre otros.




CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 18 July 2016, 11:51; edited 15 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
... CONTINUACIÓN



Tesoro de Guarrazar


 61museo_arqueol_gico_nacional_71202_tesoro_de_guarrazar_corona_de_recesvinto

Corona de Recesvinto expuesta en el Museo Arqueológico Nacional (España)

Tesoro de Guarrazar. Es un tesoro arqueológico compuesto por coronas y cruces votivas que los reyes visigodos españoles ofrecieron en su día a la Iglesia. Fue hallado entre los años 1858 y 1861 en el yacimiento arqueológico de la llamada huerta de Guarrazar, situada en la localidad de Guadamur (Castilla-La Mancha, España), muy cerca de la capital de provincia, Toledo. El tesoro está repartido entre el Museo de Cluny, en París, la Armería del Palacio Real de Madrid y el Museo Arqueológico Nacional de España.


 63tesoro_de_guarrazar_m_a_n_inv_71208_71209_01

Corona y cruz votivas.

Entre todas las piezas halladas, las más valiosas son las coronas votivas de los reyes visigodos Recesvinto y Suintila (esta última fue robada en el año 1921 y jamás recuperada). Ambas de oro, engastadas con zafiros, perlas y otras piedras preciosas. Hay también otras coronas más pobres y más pequeñas, cruces votivas, y había hasta cinturones, hoy desaparecidos. Todas estas joyas encontradas en Guarrazar provienen de los talleres de orfebrería ibéricos, de gran tradición desde la prehistoria, muy vinculados en la época de los visigodos a las artes bizantinas. Emplean la técnica de granates incrustados, que fue la preferida desde siempre por los pueblos bárbaros. Las letras de las coronas están ejecutadas con alvéolos de oro donde se han incrustado granates tallados en el hueco. Los adornos repujados de las aspas de las cruces son de tipo germánico, pero la forma de las coronas votivas es totalmente bizantina. Las coronas del tesoro eran de tipo votivo y nunca las llevaron puestas los monarcas.


 64gran_cruz_de_guarrazar_m_a_n_inv_52561_01

La Gran Cruz.

Las joyas bizantinas debieron ser muy abundantes, según dicen los historiadores. En el libro “Vidas de los Padres emeritenses” se cuenta que en las iglesias de Mérida había joyas para llenar varios carros. Un historiador árabe nos cuenta que al entrar los musulmanes en Toledo, encontraron en su catedral una serie de coronas votivas que los reyes visigodos habían ido donando. Muchas las fundieron para aprovechar los metales nobles. Se sabe que las joyas de la iglesia de Toledo y las del Tesoro Real fueron causa de envidias y graves disputas entre los árabes cuando conquistaron estas tierras. Una gran parte de estas coronas y cruces debieron ser escondidas por los clérigos visigodos, como ocurrió con las que estaban en el cercano monasterio de Santa María de Sorbaces...


 62_coronarecesvinto01

Corona votiva del rey visigodo Recesvinto († 672). Realizada en oro y piedras preciosas en la segunda mitad del siglo VII. Es parte del llamado Tesoro de Guarrazar, hallado en Guadamur (Toledo, España) en 1853 y 1861.

Más info del tesoro de Guarrazar



 museo_arqueol_gico_nacional_3500_dama_oferente_del_cerro_de_los_santos_01

Dama oferente del Cerro de los Santos. La Dama Oferente es una escultura ibérica del siglo III o II a.C. Se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid (España). Evidencia el papel de la mujer aristócrata en los ritos religiosos de los iberos.

Se trata de una figura femenina de 1,35 m. de altura realizada en piedra caliza que se encontró antes de 1870 en el santuario de la cultura ibérica situado en el Cerro de los Santos, en Montealegre del Castillo (Albacete, España). En el mismo yacimiento se encontró un elevado número de exvotos y esculturas, en piedra, de hombres y mujeres en posturas oferentes. La cronología del yacimiento se entiende desde el siglo IV a.C. hasta la época romana.


 museo_arqueol_gico_nacional_3500_dama_oferente_del_cerro_de_los_santos_03

Vestimenta. La figura muestra una rica vestimenta, que denota la pertenencia un nivel social elevado. Se muestra ricamente ataviada con tres túnicas superpuestas; la inferior, de pliegues muy finos, roza el suelo y enmarca los pies calzados. Encima porta una túnica fina con bordados en el pecho. Finalmente, la túnica superior es un manto cuyos bordes caen hieráticos bajo las manos resaltando la ofrenda1 .

Una fíbula o pasador en forma de T sujeta el cuello de la túnica. Se adorna con tres collares (dos trenzados y uno sogueado), y con cinco anillos en las manos.

Sobre la cabeza porta una diadema, adornada con líneas onduladas motivos vegetales. De la diadema cuelgan prendedores en forma de flor e ínfulas, de las que cuelgan varias arracadas muy decoradas.


 museo_arqueol_gico_nacional_3500_dama_oferente_del_cerro_de_los_santos_02

Vista lateral

Significado. La figura muestra la gran importancia de la mujer en aspectos religiosos de la cultura ibérica. La riqueza del traje indica una dama de la alta sociedad, que puede estar ofreciendo un presente a la divinidad, o podría participar en un rito de iniciación. La cercanía del yacimiento a varias fuentes de aguas minerales refuerza el significado salutífero y de dedicación religiosa de la escultura.



 65museo_arqueol_gico_nacional_2691_puteal_de_la_moncloa_03

El Puteal de la Moncloa, también conocido como Puteal de Madrid, es un brocal de pozo (puteal en latín) realizado en la Antigua Roma en el siglo I d. C perteneciente a los fondos del Museo Arqueológico Nacional de España.
El Puteal ha tenido tradicionalmente una especial significación por la relación que establecieron los investigadores entre sus relieves y los del Partenón, habiéndose usado hasta hace poco para reconstruir el perdido grupo central del frontón oriental de dicho templo, si bien estudios más recientes han puesto de manifiesto importantes diferencias entre ambas obras, tanto estilísticas como iconográficas. Por otro lado la calidad del Puteal está muy lejos de la de las esculturas de Fidias, siendo obra de un taller neoático de segunda categoría.
La primera referencia documental sobre la pieza se remonta a 1654, cuando pertenecía a la reina Cristina de Suecia. Al morir ésta pasó a su secretario, Azzolino, luego al sobrino de éste, Pompeo, después a Livio Odescalchi y de él al príncipe d'Erba, cuya colección de escultura fue adquirida por Felipe V.
Realizado en mármol, está decorado con relieves que narran dos mitos griegos: el nacimiento de Atenea en el Olimpo y el de las Moiras o Parcas, las encargadas de tejer el destino de dioses y hombres.
La pieza pertenece a la colección del Museo Arqueológico Nacional de España, con sede en Madrid, en el que tiene el número de inventario 2691.


 73museo_arqueol_gico_nacional_32252_vaso_de_ciempozuelos

Vaso de Ciempozuelos. Esta pieza forma parte de la colección de cerámicas campaniformes del Museo Arqueológico Nacional. El vaso campaniforme de Ciempozuelos es un recipiente de cerámica realizado a mano. Presenta una decoración exterior bruñida con incisiones en todo el contorno con motivos geométricos, debiendo su color negro a la técnica de cocción reductora. Debe su nombre a la forma de campana invertida típica de la cultura campaniforme. Fue realizado a finales del tercer milenio a. C. en el Bronce Inicial de la Península Ibérica.

La pieza aparece en mayo de 1894 durante las obras de construcción de la carretera de Cuesta de la Reina a San Martín de la Vega (M-404), en el municipio de Ciempozuelos (Madrid). Es al extraer la tierra para el allanado cuando aparecen una serie de restos humanos y vasijas. Ante esto, la Real Academia de la Historia auspicia dos campañas de excavación de urgencia bajo la dirección de Antonio Vives. Posiblemente procediesen estos hallazgos de una necrópolis cercana.


 66museo_arqueol_gico_nacional_52113_bote_de_zamora_05

Bote de Zamora, también llamado "Píxide de Zamora" y considerado como una de las joyas del arte islámico, es una urna de marfil de elefante, que data de la época del Califato Omeya en la Península Ibérica, territorio llamado Al-Ándalus.
La urna fue hallada por los arqueólogos en la antigua ciudad del califato de Córdoba, llamada Madinat al-Zahra, (la ciudad de Zahra), fundada por el califa Abderramán III (Abd al-Rahman III, al-Nasir), y que estaba situada a unos 5 km de Córdoba en dirección oeste.
El píxide fue tallado en el Califato de Córdoba, por un artista desconocido, del cual solo se conoce el sobrenombre de "El maestro de Zamora", en el año 964 d. C., y destaca por su increíble detalle y finura en la ejecución.
Contiene inscripciones que indican que fue un regalo del califa Abû al-`Âs al-Mustansir bi-llah al-Hakam ibn `Abd ar-Rahman (en árabe, أبو العاص المرتضى الحكم بن هشام), más conocido como Al-Hakam II o Alhakén II (Córdoba, 13 de enero de 915 - Id., 16 de octubre de 976), segundo califa omeya de Córdoba, desde el 16 de octubre de 961 hasta su muerte, a la vasco-navarra Subh, concubina y madre de su heredero Hisham II en el año 964 de la Hégira.
Se llama Bote de Zamora, porque antes de estar en el Museo Arqueológico Nacional formó parte del llamado "Tesoro de la Catedral de Zamora" y además en la pieza hay una inscripción en la que se conocía al artista que la fabricó como "Maestro de Zamora".
La pieza se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, aunque anteriormente formó parte del "Tesoro de la Catedral de Zamora".


 67_museo_arqueol_gico_nacional_de_espa_a_sarc_fago

El Sarcófago de Taremetchenbastet, es un sarcófago de madera elaborado en la Dinastía XXVI, que transcurre del año 672 a 525 a. C., también denominada Saíta, por tener su capital en Sais; fue la última dinastía nativa que gobernó Egipto antes de la conquista persa. Se la considera el inicio del Periodo Tardío de Egipto (configuran este periodo las dinastías XXVI, XXVII, XXVIII, XXIX, XXX y XXXI).
El sarcófago fue hallado en Saqqara, emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, en la ribera occidental del Nilo, situada a unos treinta kilómetros de El Cairo y 17 de la ciudad de Giza. Estuvo en uso desde la dinastía I (ca. 3050 a. C.) hasta época cristiana (ca. 540).
El sarcófago estaba destinado para acoger a un hombre aunque fue utilizado por Taremetchenbastet, hija de Pthairdis durante la dinastía XXVI de Egipto, durante el Periodo Tardío de Egipto.
Conservación. La figura pertenece a la colección del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, (España), en el que tiene el número de inventario 15159.
Características. Forma: Sarcófago antropomorfo masculino. Técnica: Tallado. Estilo: Egipcio. Material: madera policromada, estuco. Altura: 190 centímetros. Anchura: 60 centímetros. Inscripciones: Se reproducen los capitulos 640-643 de los Textos de las Pirámides y el capítulo 172 del Libro de los Muertos de la versión Saíta.


 68momia_guanche_de_madrid

Momia guanche de Madrid. La llamada Momia guanche de Madrid es una momia humana perteneciente a la cultura guanche (antiguos pobladores de la isla de Tenerife, Islas Canarias, España). Actualmente se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid (España).

Se trata de un individuo de sexo masculino, único por su excelente estado de conservación. La momia, de la que no se puede aún asegurar su antigüedad, aunque se cree que es de entre los siglos XI y XIII D.C., pertenece a un hombre de entre 35 y 40 años y se trata, según los especialistas, de la momia guanche mejor conservada del mundo, quizás sólo igualada por otra que está en Cambridge (Inglaterra).


 69momia_guanche_mna_3

Datos sobre la momia llamada Momia guanche de Madrid. Museo Arqueológico Nacional (Madrid)

    Sexo: varón.
    Edad: de 30 a 34 años.
    Cultura: guanche.
    Tipo de momificación: momia ceremonial.
    Tipo de enterramiento: cueva de enterramiento.
    Lugar: Barranco de Herques, entre los actuales municipios de Fasnia y Güímar.
    Exhibida en: el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.
    Otros datos de interés: está considerada la mejor momia guanche encontrada hasta la fecha.

La momia fue encontrada probablemente en el barranco de Herques, al sur de Tenerife, entre los municipios de Fasnia y Güímar. Se cree que pertenecía a la gran cueva sepulcral en la que fueron halladas centenares de momias guanches. Llegó a Madrid en el siglo XVIII como regalo al rey Carlos III.1 Inicialmente estuvo en la Real Biblioteca, hasta que por orden del rey fue enviada al Real Gabinete de Historia Natural el 3 de octubre de 1776. Allí estuvo en una sala reservada hasta que en 1895 pasó al Museo del doctor Velasco, hoy Museo Nacional de Antropología. Posteriormente, en diciembre de 2015, la momia fue trasladada de manera definitiva al Museo Arqueológico Nacional.2 La momia, es la pieza principal del espacio dedicado a la prehistoria canaria de dicho museo.

Del mismo modo que ocurre con otras piezas arqueológicas, como la Dama de Elche, la Dama de Baza o fuera de España con el Busto de Nefertiti, la Piedra Rosetta o el Friso del Partenón, tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo de Tenerife han reclamado sin éxito, desde 1976 y repetidas veces la devolución a Tenerife de esta momia.3

En 2010, la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados aprobó el traslado de la momia a Tenerife, sin embargo en 2012, el mismo Congreso rechazó este traslado argumentanto el riesgo que se debería asumir para proteger la momia.


 bacos_neperianos_m_a_n_madrid_02

Estuche para guardar dos ábacos neperianos. Las piezas son de marfil. El mueble, de maderas de palosanto y nogal, latón y marfil. Se desconocen el lugar de fabricación y la autoría del conjunto, que se hallaba en España en el segundo cuarto del siglo XVII. Los modelos de los ábacos fueron diseñados por el matemático escocés John Napier (1550-1617): el conocido como "Huesos de Napier", y un segundo de mayor complejidad, único ejemplar de sus características en el mundo.


 70museo_arqueol_gico_nacional_33185_reloj_solar_de_baelo_claudia

Reloj solar de Baelo Claudia. El reloj solar de Baelo Claudia es un reloj solar que data del siglo I d. C., que fue utilizado por los habitantes de la Hispania Baetica, una de las provincias bajo la administración del Imperio romano en la península Ibérica.

El reloj solar se halló en el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia, situado en la Ensenada de Bolonia, perteneciente a la pedanía tarifeña de Bolonia, a unos 22 km al noroeste de la ciudad de Tarifa, en la provincia de Cádiz, (España) dentro del actual Parque Natural del Estrecho (36°05′23″N 5°46′29″O), aunque llegó a Hispania procedente de Roma.

Características técnicas

    Estilo: romano.
    Técnica: labrado.
    Material: mármol.
    Altura: 84,5 centímetros.
    Anchura: 74 centímetros.
    Grosor: 60,2 centímetros.

El reloj por sus dimensiones y su diseño se cree que debió utilizarse en algún edificio público de Baelo Claudia, y está considerado uno de los mejor conservados de la época Alto Imperial Romana.


 72detalle_de_la_copa_de_ais_n

Detalle de la Copa de Aisón.

Copa de Esón. La Copa de Esón es un kílix, (copa de cerámica para beber vino, con un cuerpo ancho y relativamente poco profundo levantado sobre un pie y con dos asas dispuestas simétricamente), elaborado en la Antigua Grecia. Datada entre del año 520 - 420 a. C, fue pintada por el artista ateniense Esón, lo cual otorga a la pieza la categoría de obra maestra dentro de la cerámica griega.


 71kylix_ais_n_teseo_m_a_n_madrid_03

La cerámica fue elaborada en Ática (en griego: Αττική, At-tiké), una región y una prefectura de Grecia formada por cuatro nomos (prefectura): Atenas (que contiene Atenas, la capital del país), El Pireo, Ática Oriental y Ática Occidental.


 79estatua_orante_de_pedro_i_de_castilla_el_cruel

Estatua orante de Pedro I de Castilla, el Cruel (1334-1369), en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Fue esculpida en alabastro en 1504 por encargo de los Reyes Católicos, y estuvo en el convento de Santo Domingo el Real de Madrid hasta su traslado al museo en 1868.


 74sarc_fago_de_do_a_constanza_de_castilla_m_a_n_50242_01

Sepulcro de Constanza de Castilla. El Sepulcro de Constanza de Castilla fue el sepulcro en el que reposaron los restos mortales de Constanza de Castilla, priora del monasterio de Santo Domingo el Real de Madrid. El sepulcro se encuentra expuesto en la actualidad en el Museo Arqueológico Nacional de España y está realizado en alabastro pintado y dorado...


 75_1468836138_637482

Estatuilla de una sirena procedente de Canosa (Magna Grecia), en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Está representada con patas, alas y cola de ave, portando una cítara, y elevando el brazo derecho sobre la cabeza, en un típico gesto de lamentación. Fue esculpida en terracota entre 340 y 300 a.C., y tenía un carácter funerario y de psicopompo.


 76_livia_drusila_paestum_m_a_n_madrid_01

Estatua sedente de Livia. La estatua sedente de Livia Drusila es una escultura datada a principios del siglo I, durante el Imperio romano, siendo considerada una de las más hermosas efigies de la mujer del emperador Augusto. Está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España (Madrid).


 77museo_arqueol_gico_nacional_38315bis_mosaico_de_los_trabajos_de_h_rcules_01

Mosaico de los trabajos de Hércules. El mosaico de los trabajos de Hércules fue descubierto en la localidad de Liria (Valencia) en el año 1917, concretamente en el paraje llamado La Bombilla en el Pla dels Arens. Está fechado en el primer tercio del siglo III. Mide 4,5 metros de longitud por 5,5 metros de anchura. El mosaico forma parte de la colección estable del Museo Arqueológico Nacional.


 78dolo_oculado

Ídolo oculado (llamado "de Extremadura"). Obra de arte esquemático esculpida en alabastro en el valle del Guadalquivir (España) durante el Calcolítico (tercer milenio a.C.). Tiene forma cilíndrica levemente ensanchada por el centro, y muestra decoración perimetral grabada. Se representan ojos de esquema radial, cejas, cabellos y posible tatuaje facial.
Altura: 19 cm. Diámetro máximo: 7 cm. Diámetro de la base: 5 cm.


 25esfinge_de_el_salobral_m_a_n_inv_38443_01

Esfinge de El Salobral (Albacete). Entre 475 y 426 a.C. Conservado en en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.


 27estela_p_nica_de_villaricos_almer_a

Estela de Villaricos. Hallada en Cuevas de Almanzora, Almería. Conservada en en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.

Presenta en una de sus caras verticales una inscripción de carácter funerario, distribuida en 4 líneas de texto con 17 signos fenicios grabados, que se traduciría como "tumba de Gerashtart (que significa devoto de Astarté), hijo de Baalpilles".

Es la única estela con inscripción funeraria localizada en la necrópolis de la colonia púnica de Baria ( Villaricos, Almería), entre las tumbas de incineración y, seguramente, tenía la función de indicar la ubicación de una sepultura relevante. Los caracteres, fechados por su grafía a finales del siglo V a.C., y el monumento donde aparecen, representan un ejemplo casi único en la Península Ibérica, aunque con buenos paralelos en Cartago, Cerdeña y en otros yacimentos púnicos mediterráneos, en los que este tipo de estela no sólo recordaba al difunto sino que también representaba su "nefesh" o alma.


 toro_bero_de_osuna_m_a_n_madrid_01

El Toro de Osuna, data de finales del siglo V a. C., es una escultura de la época ibera, concretamente esculpida por el pueblo turdetano, y que fue encontrada en Osuna, Sevilla, en el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad ibérica de Urso. Se trata del altorrelieve de un toro echado labrado en un sillar, que formaba parte de un monumento funerario, en el cual tendría función protectora.

La escultura está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid, junto a diversas esculturas del periodo ibérico, y tiene el número de inventario 38416.

Es un toro erguido tratado de forma realista y rígida a la vez. Los ojos están rodeados de profundas incisiones que se prolongan encima de la nariz. La boca está entreabierta y la papada está tratada con incisiones curvas y paralelas. El cuerpo es delgado y con caderas pronunciadas.

Características técnicas: Tallado en piedra caliza. Las patas están partidas por encima de la rodilla, el rabo, la punta de las orejas y los cuernos están rotos. Altura 56 cm; longitud 121 cm; grosor 31 cm. Estilo: Íbero arcaico.


 35_dama_sedente_bera_m_a_n_01

Dama sedente del Cerro de los Santos. Siglo IV a.C. Una dama sedente. Escultura íbera adornada con collar, diadema y una llamativa tiara de forma globular. Conservada en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.


 astrolabio_planisf_rico_fabricado_en_toledo_por_ibrahim_ibn_said_al_sahali

Astrolabio planisférico fabricado en Toledo por Ibrahim ibn Said al-Sahali, cuyo nombre y año de ejecución (459 de la Hégira / 1067 d.C.) aparecen en una de las inscripciones de las láminas, en caracteres arábigos. Se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.


 648px_br_jula_azimutal_espa_ola_s_xviii_m_a_n_madrid_01

Brújula azimutal española del siglo XVIII. Fabricada en madera, latón, acero y vidrio.


 84arca_de_la_batalla_de_anghiari

Arca de esponsales renacentista (Arca de la Batalla de Anghiari). Realizada en Florencia (Italia) en la segunda mitad del siglo XV, con madera de cedro, pan de oro y pinturas al óleo sobre tabla. La escena frontal representa el acto final de la Batalla de Anghiari (1440).


 83museo_arqueol_gico_nacional_57371_arqueta_de_palencia_02

La llamada Arqueta de Palencia. Arqueta andalusí del siglo XI. Fue realizada en madera, cobre, marfil y esmaltes en el taller de Cuenca de la Taifa de Toledo. Posteriormente estuvo en la Catedral de Palencia.


 81museo_arqueol_gico_nacional_52340_crucifijo_de_don_fernando_y_do_a_sancha_01

Crucifijo-relicario de Don Fernando y Doña Sancha, detalle. Se trata sin duda de una de las obras maestras, no sólo conservadas en el Museo, sino de todo el arte medieval español. Este crucifijo de marfil y azabache de Doña Sancha y Don Fernando fue donado por los reyes leones al Monasterio de San Isidoro en el año 1063. Es todo un prodigio de minuciosidad donde se combinan diferentes influencias que van desde la centroeuropea hasta la de Al-Andalus.


 82museo_arqueol_gico_nacional_52340_crucifijo_de_don_fernando_y_do_a_sancha_02

Reverso del Crucifijo de don Fernando y doña Sancha.

La reliquia que contiene es un fragmento de la Vera Cruz. Su delicada labra heredera de la eboraria islámica, la elevan al rango de obra prima de la talla en marfil hispana.


 80arquetadelasbienaventuranzas

Arqueta de las Bienaventuranzas. Obra fechada en 1063. Estaba formada por un recubrimiento de plata (desaparecido) y siete placas conservadas de marfil con un ángel y un santo en cada una de ellas que representan las Bienaventuranzas. La arqueta fue recompuesta tras los desperfectos sufridos en la Guerra de la Independencia (Bajo estas líneas). Ambas pueden disfrutarse en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid.


 57cabeza_de_azaila

Cabeza de bronce iberorromana (125 a. C.-76 a. C.). Representa a un joven jefe local ibero divinizado. Influida por la escultura romana, imita las representaciones de Pompeyo. Apareció junto a otra femenina (MAN, inv. 32645) que representaba a Niké, en el santuario gentilicio (templo B). Formaban parte de un grupo en el que la diosa de la victoria ponía una corona al joven que sujetaba por las riendas un caballo. Se conservan otras partes de su cuerpo: pies, manos, y restos de su vestimenta (inv. 1943/69/753, 754 y 756 a 766). Muestra la romanización experimentada por los pueblos ibéricos de la zona a finales del siglo II a. C.


 58_cabeza_femenina_romana_de_azaila_m_a_n_inv_32645_01

Cabeza femenina romana (M.A.N., Madrid)


 59_cabeza_masculina_romana_de_azaila_m_a_n_32644_02

Cabeza masculina romana (M.A.N.)


 56c_lato_ibero_del_siglo_ii_a_c_hallado_en_cabezo_de_alcal_m_a_n_madrid

Cálato ibero del siglo II a. C. hallado en Cabezo de Alcalá (M.A.N., Madrid).



Las monedas del Museo Arqueológico


En su cámara acorazada se conserva una de las colecciones numismáticas más sobresalientes de Europa: 300.000 monedas reunidas a lo largo de tres siglos


 01_1428308408_877449

Gran dobla de oro de Pedro I el Cruel (1360) En plena guerra civil con su hermanastro, el futuro Enrique II, el rey Pedro I de Castilla y León ordenó acuñar en Sevilla una serie limitada de monedas de gran tamaño destinadas a obsequiar a los nobles que le habían apoyado en la batalla de Nájera. La dobla de a diez ingresó en el monetario en 1862 y sigue siendo uno de sus ejemplares más valiosos, siglo y medio después.


 02_1428308476_324750

Estátero, Mileto (600-575 antes de Cristo) La pieza más antigua del Arqueológico. Y una auténtica reliquia numismática. Acuñada en una aleación natural de plata y oro (el electro) tan solo unas décadas después de la “invención” de las monedas.


 03_1428308524_320242

Estátero, Mileto (600-575 antes de Cristo). En el anverso se reproduce un león, un símbolo de Mileto que también se repetiría en sucesivas emisiones monetarias.


 06_1428308734_914372

Cuaternión de oro (27 antes de Cristo). Este ejemplar único, acuñado por Augusto para festejar la conquista de Egipto, es uno de los tesoros de la colección por su rareza. En el anverso hay un retrato del emperador.


 12_1428308992_882831

Centén de oro de Felipe IV (1633) Es la moneda de oro más grande de la historia española: 338 gramos y 75,50 milímetros de diámetro. Se conocen muy pocos ejemplares, ya que se usaban como obsequio.


 13_1428309025_521742

Centén de oro de Felipe IV (1633) La del museo perteneció a la colección de Tomás Francisco Prieto, grabador de todas las Casas de la Moneda de España y de Indias y el artista monetario más importante del XVIII.


 07_1428308772_419290

Cuaternión de oro (27 antes de Cristo) En el reverso se reproduce la imagen de un hipopótamo, como animal del Nilo, y la leyenda “Egipto conquistado”. Se acuñaba por alguna ocasión especial y no para su circulación comercial.


 08_1428308807_487006

La dobla de Boabdil (siglo XV) Son escasas las monedas acuñadas por el último gobernante musulmán, Muhammad XII (Boabdil), que se conservan. Este dinar de oro informa en el anverso del lugar de producción: “Fue acuñado en la ciudad de Granada. ¡Que Dios la proteja!”. En el reverso, una sura coránica se repite cuatro veces: “Y no hay vencedor sino Dios”, lema de la dinastía nazarí.


 16_1428309285_182032

Medalla de Carlos V (1521) El Concejo de Núremberg encargó a Alberto Durero el diseño de una medalla que conmemorase la celebración de la Dieta del Imperio en 1521 en la ciudad. Pero se cambió la ubicación y el emperador, que tenía 20 años, no llegó a recibir ninguna de las 24 medallas de plata. En el anverso se ve a Carlos V, rodeado por los 14 escudos de sus reinos.


 17_1428309327_308099

Medalla de Carlos III y familia (1784) Los mineros de la Nueva España celebraron el nacimiento de los gemelos Carlos y Felipe, hijos de los príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y María Luisa de Parma), como garantía dinástica.


 18_1428309366_318993

Medalla de Carlos III y familia (1784) En esta medalla de plata, diseñada por Gerónimo Antonio Gil, se puede ver en el anverso a la familia real, y en el reverso, una explotación minera.


 09_1428308843_255592

Carlino de los Reyes Católicos (1503-1504) Pertenece a la primera serie elaborada en el Reino de Nápoles tras la expulsión francesa y la conquista por Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.


 10_1428308883_950347

Carlino de los Reyes Católicos (1503-1504) Los carlinos son piezas escasas porque dejaron de emitirse en noviembre de 1504, tras morir la reina. Representan un acercamiento a la estética renacentista, con una reproducción más realista de los personajes.


 04_1428308607_303335

Trishekel cartaginés (237-227 antes de Cristo) Uno de los pocos retratos de Aníbal, representado como el dios Melqart en el anverso. En el reverso se reproduce un elefante, símbolo del poder militar cartaginés. Durante la ocupación de la Península (237-206 antes de Cristo), los cartagineses acuñaron numerosas series de oro, plata y cobre para pagar a sus soldados y como elemento propagandístico.


 14_1428309061_672156

Cinco pesetas (1869) Una de las más deseadas y caras de la numismática española. Acuñada por el Gobierno Provisional, la peseta nació por decreto el 19 de octubre de 1868, pero la orden de fabricación se retrasó hasta abril de 1869. Como también se adoptó el Sistema Métrico Decimal, se crearon valores de 5, 2, 1, 0,50 y 0,20 pesetas de plata. Se acuñaron muy pocas de cinco.



 85la_impresionante_sala_de_mosaicos_del_museo_arqueol_gico

La impresionante sala de mosaicos del Museo Arqueológico.



 man_dama

Página Web actual del Museo Arqueológico Nacional (MAN)



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el extenso trabajo recopilatorio dedicado al Museo Arqueológico Nacional de España, francamente impresionante y recomendable para curiosear unas horas y admirar la gran colección que alberga. Como ya comentaba en la cabecera, recientemente se ha reinagurado después de seis años de obras. Más abajo ofrecemos más información.


Fuentes y agradecimientos a : Museo Arqueológico Nacional/man.es, es.wikipedia.org, miguel-veny.balearweb.net, panoramio.com, elpais.com, arteguias.com, egiptomania.com, artehistoria.com, arquivoltas.com, artehistoria.com, flickr.com, abec.es, elmundo.es, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 18 July 2016, 11:39; edited 6 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Algo más de un año después de lo previsto, el Museo Arqueológico Nacional (MAN) echa de nuevo a andar. El edificio fue cerrado en verano de 2011 para rematar las obras de rehabilitación, que desde 2008 se habían acometido con el museo en marcha. Una vez resueltos los inconvenientes que salieron al paso (principalmente afianzar estructuras), el trabajo del arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade se integra sin fractura en el edificio que diseñó en 1867 Francisco Jareño.


 00museo_arqueol_gico_nacional_man_1397206874_696817

El nuevo MAN es ahora un espacio luminoso que ha pasado de 7.000 a 10.000 metros cuadrados de exposición permanente. La superficie útil aumenta un 44%, con un incremento notable de los servicios al público. El director de la institución, Andrés Carretero, se muestra entusiasmado con la reforma. "Es estupenda. Ahora queremos duplicar el número de visitantes anuales. Teníamos unos 250.000, pero queremos llegar a 400.000 al año". Y es que Carretero considera que esta remodelación lanza el Arqueológico hacia el futuro. Un impulso que desde hace décadas reclamaba este centro.

El recorrido por las vitrinas y paredes que acogen las 13.000 piezas, repartidas en 40 salas (desde la prehistoria al siglo XIX, con la figura y el tiempo de Isabel II como fin del relato), adquiere ahora una mayor coherencia narrativa y ofrece al visitante una experiencia más completa. El museo ha dejado atrás esa estela algo lúgubre que mantenía y propone una interacción mayor con el público, impulsada por la tecnología como eje (pantallas táctiles, tiflotecnología para invidentes, recreaciones virtuales, actividades alrededor de la colección...).

¿Y la inversión? El presupuesto final es de 65,2 millones de euros, repartidos en distintas partidas: arquitectura (33 millones), mientras que la museografía y la equipación han requerido algo más de 18 millones, por resaltar las cifras más gruesas. No parece una cifra desorbitada para una obra tan compleja.

La nueva forma de exhibir los fondos del MAN convierte la institución en un territorio sugestivo donde todo adquiere coherencia nueva. Las tres plantas en las que se reparte la colección han sido enriquecidas con una entreplanta más. Entre las propuestas más novedosas destaca la cámara acorazada de numismática, donde se conservan alrededor de 300.000 monedas y que acoge ahora una pequeña parte del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que fue devuelta por orden de los tribunales a España tras el hallazgo realizado por la compañía Odyssey: más de medio millón de piezas de oro que están depositadas en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (Murcia) y que será la primera exposición temporal de la nueva era del MAN.

Pero si hay una joya en las colecciones, más allá de las piezas de arte griego del legado Várez Fisa o de los hallazgos argáricos, o de las huellas egipcias, o de la sección dedicada a la España romana, es la dupla que forman la Dama de Elche y la Dama de Baza, las más altas expresiones del arte ibero (siglo III a.C). Ambas esculturas conservan su antigua ubicación en la planta del MAN, pero en el caso de la de Elche con una exhibición limpia y contundente que se aprecia desde el otro extremo de la sala de Protohistoria. En este espacio coinciden también la Dama de Galera, la de Ibiza, la Gran Dama Oferente o el Toro de Azaila por destacar algunas piezas.


 cam00380_1397206576_872382

La Dama de Elche, es un busto íbero tallado en piedra caliza que se data entre los siglos V y IV a. C. Mide 56 cm de altura y tiene en su espalda una cavidad casi esférica de 18 cm de diámetro y 16 de profundidad, que posiblemente servía para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas al difunto. La Dama de Elche sigue ocupando un lugar privilegiado en el MAN, para muchos es la joya de la corona y la obra de arte más codiciada del museo.


 cam00374

La Dama de Baza. Es una escultura ibera labrada en piedra caliza policromada, del siglo IV a. C. Esta obra fue encontrada el 20 de julio de 1971 por el arqueólogo Francisco José Presedo Velo en el Cerro del Santuario, necrópolis de la antigua Basti (Baza), en la provincia de Granada.


 vaso_libaciones_diosa_astarte_conocido_dama_galera_museo_arqueologico_nacional

Vaso de libaciones con la diosa Astarté conocido como 'La Dama de Galera'.


 dama_de_ibiza_m_a_n_madrid_01

'La Dama de Ibiza' es una figura de arcilla de 47 centímetros de altura que data del siglo III a. C. Fue encontrada en la necrópolis situada en el Puig des Molins en la isla de Ibiza, en el Mediterráneo. Está realizada a molde y tiene una cavidad en su parte posterior, característica que comparte con todas las demás "damas" encontradas, y que se especula que serviría para guardar reliquias, ofrendas o cenizas funerarias. Se trata de la representación de una diosa cartaginesa, seguramente Tanit, relacionada con la diosa fenicia Astarté. Presenta una ornamentación muy rica en su vestuario lo mismo que en las joyas.


 cam00375_1397208968_679647

La Gran Dama Oferente es una escultura ibérica del siglo III o II a.C. Se trata de una figura femenina de 1,30 metros de altura realizada en piedra caliza que se encuentra en el santuario del Cerro de los Santos, en Montealegre del Castillo (Albacete). Se trata de una mujer con el gesto sagrado y atento presentando un vaso con ofrendas. Quizá se trata del rito de iniciación de una muchacha noble.


 toro_azaila_arqueologico_nacional

Toro de Azaila. Datación 200 a.c. - 101 a.c. Bronce. Figura de toro en actitud de ir a embestir y que podría representar el culto al toro como símbolo de la fuerza fecundadora de la naturaleza.


El Museo Arqueológico quedó reabierto al público, del 1 de abril de 2014, el MAN ya es una de las grandes catedrales culturales de Madrid. Revela no sólo cómo era nuestro pasado, sino cómo podemos habitar nosotros hoy en él. Con la hipermodernidad como impulso.


 mapa_multimedia

Introducción audiovisual a los rasgos básicos de la evolución cultural (“Espacios, tiempos y culturas”), las teorías y metodología de la Arqueología y el significado social del patrimonio arqueológico (“La arqueología, una ciencia para conocernos”), así como una síntesis de la historia hispana (“España, un gran yacimiento”).


Prehistoria


 1prehistoria_origenes

En primer plano reconstrucción de 'Lucy', un homínido de hace entre 4 y 2,9 millones de años, en el MAN.

Los primeros módulos cronológicos nos hablan de los orígenes de la humanidad, de su primera presencia en la Península Ibérica, y del desarrollo cultural en las etapas en que los seres humanos sólo conocían las técnicas de carroñeo, caza y recolección como fuentes de subsistencia (El universo paleolítico).

Paisajes y sociedades de la Prehistoria reciente nos describe las primeras etapas culturales con actividades económicas productivas de los seres humanos, en los períodos Neolítico, Calcolítico (Edad el Cobre) y Edad del Bronce, a lo largo de los cuales se extienden la agricultura, la ganadería, el uso de los metales y la organización social jerarquizada.

Las primeras salas están dedicadas a los Orígenes de la humanidad y al Universo Paleolítico, periodo en el que los seres humanos lograron dominar la tecnología lítica y ósea, racionalizar la explotación del medio y crear un lenguaje artístico.

Siguen a aquellas las salas que muestran los testimonios de la organización social y de las actividades productivas típicas del Neolítico- agricultura, ganadería, cestería y cerámica- así como las referentes al inicio de la metalurgia, en el Calcolítico, y al dominio del proceso metalúrgico en el seno de sociedades con evidentes signos de jerarquización social, que caracteriza a la Edad del Bronce.


Protohistoria


 2protohistoria_momento_que_en_la_pen_nsula_ib_rica_se_produce_a_comienzos

Según la tradición académica, con las primeras menciones escritas a los pueblos de cada área cultural termina la “Prehistoria” entrando en la denominada Protohistoria, momento que en la Península Ibérica se produce a comienzos del primer milenio a.C. con la llegada de los fenicios, y después de los griegos, a nuestras costas.

Se inicia el área expositiva con Las novedades del primer milenio -uso de escritura y moneda, dominio de la metalurgia del hierro, orfebrería y cerámica a torno- cuya asimilación formó parte del proceso de  La formación de los pueblos prerromanos del interior de la Península y del mítico reino de Tartessos, gracias a su contacto con los pueblos centro-europeos y fenicios.

En Iberia, un mosaico cultural se presenta a los pueblos prerromanos con sus peculiaridades culturales y nombres propios, preámbulo de la presentación pormenorizada de la organización social, actividades económicas, costumbres funerarias, y creencias de Las poblaciones ibéricas, Los pueblos célticos y Las poblaciones púnicas. La presión de la conquista romana diluye estas culturas, como se muestra en la última parte titulada De Iberia a Hispania.


Hispania romana



Tras la conquista romana, Hispania pasa a formar parte plena del Imperio y durante varios siglos vive integrada en el mundo romano, llegando a proporcionar emperadores como Trajano y Adriano, con la práctica desaparición de las culturas anteriores.

A modo de introducción se presentan los recursos que Roma utilizó para favorecer la romanización, ejercer su dominio y explotar el territorio.

El resto de la exposición se articula en torno a La ciudad, los espacios urbanos y las actividades que tenían lugar en ellos -económicas, lúdicas e higiénicas, religiosas y cívicas- así como en torno a La casa urbana, sus espacios y el uso de de los objetos que los equipaban.


 hispania_romana_sala_de_mosaicos

Hispania romana. Sala de mosaicos

Finalmente, se expone una muestra de la variedad de tumbas existentes en Las necrópolis, reflejo de las diferencias sociales, y se acaba con las villas rústicas, su rica decoración de mosaicos, organización social y actividades económicas.


Antigüedad tardía


 4antiguedad_tardia

La caída del Imperio romano de Occidente en el siglo V disgregará el territorio europeo y permite el asentamiento de grupos germanos y de otras procedencias.

En la Península Ibérica se instalan los visigodos, que constituyeron un extenso reino que asimilará muchos de los rasgos culturales hispanorromanos hasta desaparecer a comienzos del siglo VIII.


Mundo medieval


 5medieval_bote_zamora

La llegada de los árabes en 711 y su rápida expansión es el momento tradicionalmente considerado como el inicio de la Edad Media en la Península Ibérica. Durante ocho siglos musulmanes y cristianos compartirán territorio, economía y cultura, con etapas de estabilidad y otras de enfrentamientos, que concluirán con la conquista cristiana del reino nazarí por los Reyes Católicos a finales del siglo XV.

De la cultura islámica (Al-Andalus) se muestran sus aportaciones técnicas y científicas, sus suntuarias creaciones arquitectónicas, decorativas y artesanales y su influencia en el mundo cristiano.

De éste (Reinos cristianos) se muestra el papel de los monasterios en la preservación y difusión del pensamiento religioso - códices, escultura arquitectónica, imágenes y relicarios-, y de las ciudades en la producción artesanal y en la organización social, expresada a través de la heráldica y de los monumentos funerarios.


Edad Moderna


 6moderna_contrarreforma

La etapa más cercana en el tiempo a nosotros es la que conoce la progresiva unificación política de la actual España, a través de las dinastías de Austrias y Borbones, cuatro siglos durante los cuales el descubrimiento de América permite una expansión territorial sin precedentes que se verá progresivamente reducida hasta la independencia de los virreinatos americanos, a comienzos del siglo XIX, en forma de numerosos países.

De los Austrias se muestran obras que testimonian su incorporación al Renacimiento artístico y científico que caracterizó a la época, junto con la Contrarreforma que inspiró las creaciones religiosas. A continuación se exponen las producciones artesanales- platería, cerámica y mobiliario- los productos orientales y europeos objetivo de las rutas comerciales y las armas de la conquista.

De los reyes Borbones se exponen sus símbolos dinásticos, las manufacturas -loza, porcelana, vidrio, piedras duras, platería- e instrumentos científicos que ponen de manifiesto el desarrollo de la ciencia y la influencia del pensamiento ilustrado en el Neoclasicismo y Romanticismo propios de la época.

La exposición cronológica concluye con la creación del Museo por Isabel II en 1867.


Historia del Museo


 7historia_man

Desde su creación, hace casi 150 años, el Museo ha sufrido múltiples avatares, ha incrementado notablemente sus colecciones y cambiado su forma de concebir la exposición al público. Este módulo analiza estos aspectos, explicando además los motivos históricos para la presencia de colecciones de otras culturas mediterráneas.


Oriente Próximo Antiguo


 8oriente_proximo

El Creciente Fértil, cuna de la agricultura, las ciudades o los Estados está en el origen de la historia escrita de la humanidad. La exposición muestra los rasgos básicos de la herencia cultural de Mesopotamia, Irán o la Península Arábiga.


El Nilo. Egipto y Nubia


 9egipto_nilo

Las milenarias culturas de las orillas del Nilo están representadas básicamente a partir de colecciones que son fruto de la investigación directa de los técnicos del Museo durante los últimos cincuenta años.


 08_1396281982_912590

Una de las momias del Museo Arqueológico.

La muestra se organiza en tres grandes apartados: la sociedad, que revisa desde la vida cotidiana de los habitantes del Nilo hasta la figura del faraón; el panteón egipcio, con los múltiples dioses y prácticas religiosas; y la muerte y sus rituales asociados.


Grecia


 10grecia_identidad

A través de la iconografía de la selecta colección de vasos cerámicos que el Museo conserva, se analiza la historia y algunos de los rasgos fundamentales de la sociedad griega antigua: el papel social del hombre, la invisibilidad femenina, sus dioses y el mundo de la muerte y del Más Allá.


La moneda


 vit_mensaje_moneda

La moneda, algo más que dinero. Sala situada en la entreplanta.

Aunque a lo largo de toda la exposición se muestra la presencia y significado de la moneda en cada etapa histórica, en este módulo se analiza la moneda desde un punto de vista social y genérico: qué es la moneda, qué funciones tiene o ha tenido, cómo se fabrica, qué objetos se utilizaban para los intercambios o qué información histórica nos proporciona.


 06_1396281890_541037

Dos instalaciones audiovisuales acogen al visitante que acceda a la exposición. Más en general, la muestra cuenta con decenas de vídeos, con cierto tinte épico y moderno, para explicar el contenido de las salas.

Ver colecciones del MAN



El Museo Arqueológico Nacional atesora valiosísimos objetos, restos oseos, documentos y obras de arte de tiempos prehistóricos, egipcios, griegos, prerromanos, romanos, visigodos, árabes, románicos, góticos y renacentistas. Reciemtemente este gran museo ha reabierto sus puertas después de haberse llevado a cabo una profunda reabilitacion durante seis años, empleando unos fondos públicos muy elevados, que por lo que parece ha merecido la pena, ya que han dejado el museo a la altura de los grandes museos del mundo de su especialidad, a buen seguro que los amantes a la historia, la arqueología y el arte antiguo lo agradecerán.


Fuentes: man.es, elpais.com, cadenaser.com, es.wikipedia.org y propias. / Trabajo reeditado el 11/04/2014
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 11 April 2014, 10:37; edited 4 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Rehabilitación del Museo Arqueológico Nacional



Nuevos accesos y techos de cristal, entre las novedades

El nuevo museo abrirá sus puertas al público en el verano de 2011

Antes de la obra, el MAN reunía todas las deficiencias de espacio y seguridad




El museo de la Dama de Elche y otros tesoros de la antigüedad se sacuden el polvo con una radical renovación


83769054

Nueva cubierta de cristal de dos de los patios del interior del museo arqueológico, de estilo romano y árabe
      
Cuando hace dos años comenzaron las obras de restauración del Museo Arqueológico Nacional , el edificio sufría todas las deficiencias imaginables. Era un coloso repleto de tesoros, sí, pero un coloso obsoleto, un gigante dormido y anclado en el pasado. Y, sobre todo, un museo incómodo y démodé. No sólo sus magníficas piezas (las damas de Elche y Baza, el tesoro de Guarrazar....) se estaban exponiendo en deficientes condiciones: también se contravenían las más elementales normas de seguridad (incendios, accesos...) en un edificio que comparte estructura con la Biblioteca Nacional (un tercio es museo y el resto Biblioteca), algo que complicaba la rehabilitación del espacio.


63752983

La luminosa biblioteca del reformado Museo Arqueológico.

Pero por fin ha sonado la hora del renacimiento para el Arqueológico Nacional. El museo, que exhibirá su nueva cara a partir del verano de 2011 pero mostrará al público una de sus remodeladas alas el próximo mes de octubre, presenta ya un aspecto que corta definitivamente con su pasado y entra de lleno en el siglo XXI. Para resolver el espinoso tema de las colecciones y su necesaria reordenación, el Ministerio de Cultura abrió el 3 de agosto un concurso museográfico público que deberá resolverse también en el próximo mes.


07interiordelassalasdes

Interior de las salas, desde el patio, con la sombra que proyecta la cubierta.

El responsable de esta radical transformación es el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade (Madrid, 1957), cuya rehabilitación del Palacio de Carlos V, en la Alhambra granadina, logró el Premio Nacional de Restauración en 1995. Las cifras básicas dan idea de la envergadura del proyecto: el espacio del museo ha pasado de 14.350 metros a 20.510, y el espacio expositivo que existía, 7.300 metros, ha aumentado hasta 9.715. El presupuesto límite es de 35 millones de euros y la fecha de terminación se ha dilatado un año.

El nuevo aspecto del Museo Arqueológico se aprecia ya desde la entrada principal. Se ha mantenido y concedido aún más protagonismo a la bella y protegida escalinata que va a dar a la calle de Serrano en medio de unos de los escasos jardines históricos que se pueden ver en el madrileño barrio de Salamanca. Una de las principales novedades en el lifting del edificio se refiere a los accesos: en el nuevo Arqueológico, el público entrará por unas puertas laterales; éstas confluirán en un espectacular vestíbulo que servirá de punto de encuentro, información y venta de entradas; dos salones de actos para 100 y 200 personas, cafetería, ascensores, rampas para minusválidos y dos salas de exposiciones temporales.


03losalmacenesdelmuseoa

Los almacenes del Museo Arqueológico, cuando estaban totalmente vacios.

Desde ese vestíbulo, el visitante se adentra en lo que el arquitecto considera como la joya de la obra y su gran apuesta creativa: la recuperación de los patios romano y árabe de 20 metros de altura, 30 de largo y 14 de ancho cubiertos con cristal. Presididos por sus fuentes originales, están rodeados de las salas en las que se exhibirá la colección permanente. Una vistosa escalera interior hecha de madera remata la zona central.

Los materiales empleados en la resurrección del edificio son otro de los capítulos esenciales.En las tres plantas del edificio se ha utilizado madera de Merbau ranurado para las paredes, mientras que los suelos serán recubiertos de mármol travertino. Son materiales que diferencian visualmente estos espacios respecto a otros museos y que no han sido especialmente costosos, según el arquitecto. Juan Pablo Rodríguez Frade explica que ha querido hacer una operación de limpieza del interior: "Mi trabajo ha consistido en depurar, en evitar agregar barreras prescindibles. Me interesa la Museografía que emociona en silencio, que facilita la contemplación. Soy de los que opina que hay que conjurar todos los elementos posibles para que se cree una intimidad total entre la obra contemplada y el público", explica.


04elalmacndelmuseoarque

El almacén del Museo Arqueológico, ya con el mobiliario.

Pero conseguir ese ambiente no ha sido sencillo, según el autor de la remodelación: "El ambiente de aparente simpleza se ha logrado con tecnología de última generación que está oculta a los ojos del visitante", explica. Y como ejemplo, señala los cristales que cubren las bóvedas de los patios: unos cristales que experimentan transformaciones en función de la intensidad de la luz y el calor. En caso de incendio, serían los primeros en abrir se de manera automática para expulsar el humo.

Otro de los retos cuya resolución técnica más ha satisfecho el arquitecto es la organización de lo que es actividad pública o privada del museo. El mundo de quienes allí trabajan se cruzaba con la parte expositiva. "Los laterales de las antiguas salas eran espacios ciegos que ahora he podido aprovechar para que las actividades no se mezclen. En la tercera planta está una de las joyas del edificio y ya está ocupada por las 300.000 monedas que integran la colección numismática del museo; las monedas han sido instaladas en estantes metálicos en los que se garantiza una protección eficaz contra el paso del tiempo, algo que no aseguraban las antiguas repisas de cristal.


05lassalasrestauradasde

Las salas restauradas del Museo Arqueológico.

Los nuevos almacenes pintados en rojo y amarillo acumulan en un orden militar los armarios en los que se guardan las piezas de los numerosísimos tesoros propiedad del museo. La fría temperatura y la tenue luz cumplen las exigencias impuestas por los últimos avances en conservación museística.

Sin duda alguna, uno de los principales alardes arquitectónicos es el practicado en la biblioteca del edificio, en el espacio abuhardillado, donde metal, madera y cristal crean un espacio que recuerda las estaciones ferroviarias parisienses. Los fondos documentales de los tesoros del museo se instalarán aquí, protegidos de polvo y luz.


06lasobrasdelmuseoarque

Las obras del Museo Arqueológico esperan su nueva ubicación en el restaurado edificio.

En la azotea del edificio confluye la maquinaria que da vida al edificio. Las espléndidas vistas sobre el centro de Madrid se mezclan con el cableado regulador de las necesidades vitales del museo. Todo un mundo que habla de una brutal transformación tanto del aspecto interior como exterior del edificio.

Para el arquitecto y su equipo, las obras han entrado ya en una etapa en la que se nota por fin como las piezas van encajando, y el resultado está próximo. "Ha habido momentos en los que aquí han trabajado simultáneamente 30 empresas diferentes, cada una con un cometido específico", recuerda Rodríguez Frade, "parecía un milagro que no hubiera encontronazos. ¿Lo más difícil? Hacer todo este trabajo mientras que el museo seguía abierto al público. Sólo se ha cerrado durante el verano".

Como testigos mudos de las palabras del arquitecto, en una de las salas de la planta baja, perfectamente embaladas, se acumulan algunas de las piezas más valiosas del museo. Las damas de Baza y Elche no se distinguen ahora de las momias egipcias o esculturas griegas y romanas que centran la atención del público. Se despojarán de sus peculiares camisas de fuerza a finales de octubre para una selectiva muestra de los fondos. La colección permanente tendrá que estar preparada para el próximo verano.


98671326

El arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade ha sido el encargado de realizar la restauración del Museo Arqueológico. Rodríguez Frade es Premio Nacional de Restauración, y entre otras obras ha realizado la restauración del palacio de Carlos V en Granada.


EL PAÍS


Parece que la intervención está siendo muy importante. ¿Ya veremos si los resultados son acordes con el montante económico que ha tenido la rehabilitación?
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Las damas del arte Ibérico vuelven al Arqueológico


Reinauguración del El Museo Arqueológico Nacional se pone moderno

La institución espera estar a la altura del Museo de Pérgamo de Berlín

El museo reedita su exposición 'Tesoros' en la remodelada ala Sur del edificio
      



damadeelche2

'La dama de Elche', el gran tesoro del Arqueológico. La institución reedita su exposición Tesoros en la remodelada ala Sur del Museo Arquelógico Nacional. La Dama de Elche es un busto íbero tallado en piedra caliza que se data entre los siglos V y IV a. C. La Dama de Elche está considerada la obra cumbre de la escultura ibérica, aun a pesar de haber sido descubierta hace un siglo, sigue siendo objeto de estudio y debate.


Las Damas de Elche, Baza y la del cerro de los Santos, las más famosas piezas del arte Ibérico, vuelven a estar a la vista del público junto a una exquisita selección de grandes obras de la antigüedad en el ala sur del edificio recientemente remodelada. Son 250 objetos instalados sobre una parte del nuevo emplazamiento, que sirve para dar una idea de como será el Museo Arqueológico del siglo XXI cuando abra totalmente sus puertas a finales del próximo año.

El arquitecto autor de la remodelación Juan Pablo Rodríguez Frade es también el responsable de esta versión del museo en formato reducido que ya se pudo ver hasta el pasado verano, antes de que el museo fuera cerrado totalmente al público por las obras. Permanecerá abierta hasta que el lifting concluya definitivamente.


unadelassalasdelaexposi

Una de las salas de la exposición 'Tesoros del Museo Arqueológico Nacional'.

El recorrido abreviado arranca con un espacio dedicado a los sarcófagos y estatuillas de Egipto y Oriente próximo y avanza con piezas únicas testigos de las culturas más antiguas, como las famosísimas damas ibéricas o el deslumbrante tesoro de Guarrazar. Monedas de la magnífica colección numismática del museo sirven de hilo conductor entre cada uno de los apartados de esta exposición de auténticos tesoros.

El Museo Arqueológico Nacional reabrirá sus puertas hoy con una nueva edición de la exposición 'Tesoros del Museo Arqueológico Nacional', que se ha instalado en el ala sur, recientemente remodelada.

El Museo Arqueológico Nacional concluye así la primera fase de su remodelación integral, iniciada en julio de 2008. Está previsto que el coste total del proyecto ascienda a 60.418.281,45 euros (de los que 30,2 millones pertenecen a la obra civil y 27,8 millones al proyecto museográfico).

"Creo que va a ser uno de los grandes museos de Europa. Son obras históricas que marcarán un antes y un después en la institución, sobre todo respetando y preservando la idea original y las colecciones", declaraba la ministra de Cultura, Ángeles Gónzalez-Sinde a finales de agosto durante su visita a las obras que estaba realizando el Museo.


unnioobservaunadelaspie

Un niño observa una de las piezas de la exposición

Un discurso moderno. González-Sinde explicó que el nuevo MAN estará a la altura no sólo de vecinos como el Prado sino de sino otros como el Museo de Pérgamo o el Egipcio de Berlín. "Además tiene un discurso mucho más moderno, es un edificio que yo creo que va a permitir lecturas y visitas de muchos niveles, para los más expertos, para escolares, éste es el sentido que tiene desde su fundación".


crateradecampanatica

'Cratera de campana ática' MAN

Según Elena Freire, del equipo Frade Arquitectos, responsable del proyecto junto a Prointec, el nuevo Museo va a tener varias plantas y se ha modificado la zona de acceso, ya que carecía de área de acogida. Tras la misma, en un amplio espacio se situará la venta de entradas y la tienda. Asimismo se ha realizado en esta zona la construcción de una nueva entreplanta y se ha ampliado considerablemente otro espacio esencial, la biblioteca.


grandamaoferente

Gran Dama Oferente. Escultura íbera de piedra caliza del siglo IV a.C., procedente del yacimiento del Cerro de los Santos, en Montealegre del Castillo (Albacete). Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.


damadebazaman

La Dama de Baza es una escultura ibera labrada en piedra caliza policromada, del siglo IV a. C. Se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid.



Fuentes: elpais.con, elmundo.es y es.wikipedia.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
El MNAC revisa la orfebrería de artista desde el modernismo a la vanguardia       



laobracleopatradegargal

La obra 'Cleopatra', de Gargallo, luce joyas del artista aragonés..EFE

A mediados del siglo XIX, las joyas, aunque siempre presentes en la cultura tradicional como moneda de cambio, ya habían dejado de ser exclusivas de obispos, aristócratas y monarcas, gracias a la riqueza generada por la revolución industrial y el auge de una burguesía cada vez más poderosa. El descubrimiento, en 1869, de las minas de diamantes de Sudáfrica, que multiplicaron el número de estas piedras en el mercado, la inspiración de los nuevos hallazgos arqueológicos y los progresivos recortes de tela de la indumentaria femenina supusieron un cambio en las abarrocadas joyas a la moda hasta entonces. Pero junto a la alta joyería nacida de la mano de personajes como Charles Tiffany en Estados Unidos, Pierre Cartier en Francia o Peter Carl Fabergé en Rusia, comenzó a surgir otra línea en la que no importaba tanto la gema o el valor del metal como la inventiva y el aspecto artístico de la pieza.

Se revalorizó el esmalte, en parte por infuencia del medievalismo de la época y en parte porque resultaba más barato; los orfebres empezaron a fijarse en la naturaleza y proliferaron insectos y flores inspirados a veces en los grabados japoneses tan a la moda, y los artistas volvieron a acercarse a la orfebrería introduciendo no solo los nuevos lenguajes estéticos, sino también materiales ,que en ocasiones, por su pobreza o sencillez, resultaban insólitos en los joyeros. Fue un proceso que se inició a finales de siglo XIX en varios países y cuyo poso podría decirse que se mantiene hasta hoy en día. Parte de esta aventura, la que va desde el modernismo a las vanguardias, puede verse en Joyas de artista, una exposición abierta hasta el 13 de febrero en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) que combina magníficas piezas de orfebres que merecieron el nombre de artistas con las joyas que artistas famosos en otros ámbitos realizaron de manera profesional o, también, como entretenimiento.

La delicada Cleopatra de Gargallo, bailando cubierta solo por sus joyas, abre la exposición junto a unos versos de Baudelaire ("Ella estaba desnuda, y, sabiendo mis gustos,/ Sólo había conservado las sonoras alhajas"...). Se entra después en un enorme joyero en forma de exposición que alegra el ánimo tanto como el escaparate que miraba Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. Un precioso colgante de René Lalique, el maestro francés que revolucionó la orfebrería moderna; brazaletes de Lluís Masriera, el gran joyero modernista catalán; un adorno para vestido de Boucheron, el joyero preferido de Oscar Wilde; las modernísimas joyas que Anni Albers, la mujer del pintor abstracto de la Bauhaus, realizó con clips y horquillas; las divertidas y estilizadas que hizo Calder para las esposas de sus amigos catalanes y que se exhiben por primera vez; las lujosísimas de Braque o de Dalí... Si la primera parte muestra, con un preciosista montaje a cargo de Dani Freixas, las piezas modernistas y de art noveau que marcaron tendencia en la joyería, el segundo y más amplio apartado presenta junto a las joyas de los artistas algunas de sus pinturas, esculturas o diseños que permiten contextualizarlas. En el caso de Julio González y Gargallo, sorprende ver como la correspondencia es casi total. La última parte, casi como epílogo, se centra en los vestidos y la fotografía de moda de autores como Man Ray o Edward Steichen, que reflejan el cambio estético que facilitó esta explosión creativa de la joyería de autor.

"Esta es una exposición casi única porque no se había abordado el tema de forma tan amplia", comenta la comisaria, Mariàngels Fondevila. "Más que el valor material, lo que nos ha interesado es la importancia estética de las obras y por eso priorizamos la pieza única". Hay pizcas de fetichismo -los pendientes de Dalí que tenía Andy Warhol, algunas de las joyas de Tórtola Valencia...-, pero prevalece el gusto de los artistas por el juego. Es, dice Fondevila, la etimología de joya.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
'Tour' por la casa de las momias


El Museo Arqueológico reabre con las obras de rehabilitación aún en marcha       



unadelasvisitasguiadasa

Una de las visitas guiadas a las obras de remodelación del Museo Arqueológico.

Las frases más repetidas por el guía de la visita son "¿recuerdan cómo estaba?" e "imaginen cómo estará". El Museo Arqueológico Nacional abre al público sus salas con las obras todavía en marcha en una serie de tours privilegiados que permiten contemplar una transformación arquitectónica. Todavía huele a serrín, a escayola y pegamento. "¡Uy, aquí estaban las momias, fíjate!", dice una señora en medio de una enorme sala diáfana, bañada de luz y aún con polvillo sobre el suelo recién pulido. "Ahora será el lobby, al que se entra por una rampa accesible para todos", explica el guía. "Aparte de saciar el morbo que tiene ver una obra en marcha, las visitas muestran el enorme trabajo que hay detrás", dice Juan Pablo Rodríguez Frade, el arquitecto al cargo.

"Yo echo de menos el antiguo, tan acogedor y oscurito", comenta una señora

En otra sala, bargueños del XVII esperan encontrar su sitio en la nueva casa cubiertos con telas. El guía combina arquitectura, historia y arqueología en sus explicaciones. Habla del edificio original, levantado en el XIX por Francisco Jareño como parte de la biblioteca y de la leyenda de la división, que se supone que se realizó a mano alzada el propio Cánovas. Empezó siendo un gabinete para iniciados. La entrada al público del siglo XXI cambia de lugar y consiste en tres enormes puertas de cristal que invitan a entrar desde la calle ("siempre fue un cofre cerrado, era fundamental convertirlo en un lugar de encuentro", explica Frade). El guía se detiene en detalles arquitectónicos, como el mármol de travertino y la madera de Merbau que usa la obra, y explica cómo la cámara acorazada cuelga del techo, porque el forjado de la sala Cervantes de la biblioteca que hay debajo no aguantaría el peso. La clave de la reforma es la recuperación de los patios árabe y romano, que nacieron cubiertos, pero se abrieron en los años setenta. Se han vuelto a acristalar y llenan de luz el corazón del museo. Eso sí, en vez de vidrieras del XIX sus cristales son fotosensibles, automáticos y calendarios.

Durante la visita el grupo se sorprende de la luz, la amplitud y la modernidad que destila un museo que siempre resultó oscuro, angosto y algo atiborrado. Sin crecer, el museo ha pasado de 14.350 metros a 20.510, y estará terminado en 2012. Las mejoras no son solo estéticas, había necesidades imperiosas como cumplir las normativas de seguridad antiincendios y de accesibilidad. Además, la reforma busca que el centro sea más solvente. Se ha incluido una cafetería con terraza y una vistosa tienda. Nada que ver con el rincón de souvenirs del antiguo, esta tiene cinco enormes escaparates. "Pero hemos evitado forzar la entrada y salida por ella", apunta Frade. El nuevo museo es alegre, fácil y luminoso comparado con el antiguo, pero no quiere convertirse en otra cosa, la tecnología está escondida, el minimalismo se compensará con las colecciones.

Dos señoras de la visita cuchichean. "Yo voy a echar de menos el antiguo, era como muy acogedor, tan oscurito...". "Ya", le dice la otra, "pero siempre estábamos aquí tú y yo solas, y hace falta que venga la gente". "Comprendo la nostalgia", dice Frade al escuchar la anécdota, "por eso hay que combinar tradición y desarrollo, tan malo me parece que los visitantes se pregunten '¿dónde está el museo que conocía?', como que opinen que apenas ha cambiado nada". Le queda la mitad del trabajo por delante. Está desarrollando la museografía, para que las piezas expuestas tengan "un discurso".

La visita tiene una última sorpresa. Se adentra por almacenes, archivos y oficinas a los que solo tienen acceso los investigadores. El orden es hospitalario, limpio y blanco. Los extintores, del tamaño de personas. Es una ocasión única para ver las asépticas tripas de un museo que renace. Quedan tres citas para colarse.


Museo Arqueológico


- Autor: Francisco Jareño y Antonio Ruiz de Salces (1865 -1892). Reforma, Juan Pablo Rodríguez Frade (2008-2012).

- Ubicación: Serrano, 13.

- Función original: Biblioteca y museos nacionales.

-Función actual: Museo Arqueológico Nacional, en obras.


Visitas El Museo Arqueológico Nacional: obras en marcha. 26 de febrero y 12 y 26 de marzo. A las 12.00 y a la 13.00. Gratuitas, con cita previa en el 915 780 203. (http://man.mcu.es).



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Mirad, muertos con la mirada viva


Retratos de personajes colocados junto a sus momias en el Egipto romano.




1retratosdepersonajesco

Retratos de las momias de un sacerdote de Serapis y de un joven efebo, procedentes ambos de Hawara, la necrópolis de Arsinoe.

Trece excepcionales retratos del Fayum, primeras representaciones reales de personas que se conservan y que se colocaban en sus momias en el Egipto romano, se exhiben en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid en el marco de PhotoEspaña

Hay solo un acto, escribió Malraux, sobre el que no prevalecen ni la indiferencia de las constelaciones ni el murmullo eterno de los ríos: es el acto por el que el hombre arranca alguna cosa a la muerte.

Podría haber estado pensando en los misteriosos y bellos retratos del Fayum, los retratos de momias, que eran una de sus obsesiones. "Resplandecientes con la llama de la eternidad", dijo de esas pinturas funerarias de hace dos milenios en las que artistas anónimos preservaron una conmovedora galería de rostros del Egipto romano, hombres, mujeres y niños, los primeros retratos auténticos, representaciones reales de personas que existieron, que se conservan. Un conjunto de 13 de ellos, procedentes del British Museum, se presentan ahora en una exposición en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid en el marco de PhotoEspaña -se los propone como antecedentes de la fotografía, y es verdad que tienen algo ¡de fotos de carné!- y junto a un vídeo del reconocido artista albanés Adrian Paci.

A Malraux, como también le ha sucedido a Giacometti o a John Berger, le fascinaban esas miradas hipnóticas, esas turbadoras presencias evadidas de la muerte. En un viaje oficial a Egipto, Malraux desapareció durante la privilegiada visita que le habían organizado al Museo Egipcio de El Cairo y, tras mucho buscar, lo encontraron en la recóndita y polvorienta sala dedicada a las pinturas del Fayum absorto ante uno de los retratos cuya mirada lacerante, decía, le perseguía desde su anterior visita diez años antes.

Cualquiera que haya repetido la experiencia de Malraux -salvando las distancias- en el pequeño espacio de la primera planta del museo cairota (tan cerca y a la vez tan lejos de los rutilantes tesoros de Tutankamón) o en cualquiera de los numerosos museos que poseen alguno de esos retratos -hay un millar repartidos por todo el mundo- se habrá visto atrapado de la misma manera. El tiempo parece detenerse cuando te enfrentas a un rostro del Fayum suspendido en su presente eterno, mientras tratas de entender por qué te apela de esa manera, de descifrar su enigma y su arcana melancolía. Muertos de mirada viva, parafraseando al poeta Miquel Martí i Pol. Sueños de una sombra. Vivos en la muerte, según Jean-Christophe Bailly (véase su sugerente monografía La llamada muda, Akal, 2001).

En realidad ignoramos mucho de las circunstancias de su creación. Los retratos, en encáustica -pigmentos mezclados con cera que proporcionan un aspecto similar al óleo- o en témpera -mezclados con clara de huevo o goma arábiga que otorga un resultado parecido a la acuarela-, fueron realizados en los siglos I al IV después de Cristo y han aparecido en todo Egipto, aunque las mayores concentraciones de hallazgos proceden de la zona fértil del Fayum, y especialmente de er-Rubayat (la antigua Filadelfia) y Hawara (Arsinoe, la capital provincial) -estos últimos son de mucha mayor calidad pictórica-. Están pintados en su mayoría sobre delgadas planchas de madera (también a veces en sudarios) que se colocaban sobre la momia a la altura del rostro, confiriéndole identidad individual. Representan en general a gente acomodada, de la élite provincial romana, aunque los nombres -algunas momias lo llevan inscrito, incluso su profesión: "Hermione gramatiké", institutriz; desconcertantemente briosa es la anotación que acompaña a otra: "Makros Antinos empsuchi", ¡ánimo!- muestran a menudo que son de ascendencia griega. Los peinados, las joyas y otros elementos nos revelan datos de los personajes: la época concreta, el rango (la estrella de siete brazos de la diadema revela a un sacerdote de Serapis; el sagum, la capa militar, a un oficial del ejército). La vida de los retratados, cruce de tres civilizaciones, se debía parecer a la expresada en los papiros de Oxirrinco (véase La ciudad del pez elefante, de Peter Parsons, Debate, 2009). La calidad artística es muy variada: desde verdaderas obras de arte, dignas del pincel de los maestros de la historia de la pintura (tondo de los dos hermanos de Antinoópolis, la joven de los labios dorados, la niña de Demos, la joven del Louvre), a producciones muy sencillas, de un naif entrañable. Todas, sin embargo, con el común denominador de una pose bastante estándar, frontales, observándonos con grandes ojos -pavesianos: "Vendrá la muerte y tendrá tus ojos", nunca mejor dicho- y una expresión seria, de ensombrecida distancia, tristeza incluso, en la que es imposible no proyectar (vista la procedencia) fúnebres meditaciones existenciales y el rimbaudiano "quoi?, l'eternité".

Está claro, vista la variedad, la definición expresiva y el hecho de que los análisis anatómicos y algunas reconstrucciones faciales modernas de las momias han arrojado indiscutibles parecidos con las pinturas, que se trata de verdaderos retratos. Se discute si se pintaban con el modelo vivo o no. Si los futuros muertos posaron, si lo hicieron conscientemente para ese fin (pero ¿y los niños?). Algunos retratos se utilizaron sin duda primero como cuadros antes de insertarlos en la momia. Hay quien sostiene que lo que se colocaba eran copias de pinturas domésticas hechas con anterioridad al sujeto.

Hasta 1887 eran casi desconocidos. Entonces, un coleccionista austriaco poco escrupuloso, Theodor von Graf, que había adquirido varias docenas, excavados en se ignora qué circunstancias, los presentó en Europa y América, donde causaron asombro por su insólita mezcla de elementos egipcios, griegos y romanos (hoy mismo no se sabe muy bien dónde colocarlos en los museos). Al año siguiente, Flinders Petrie halló más en sus excavaciones de Hawara. Aparecieron agrupadas en pozos en la arena, sin sarcófagos. El gran egiptólogo creía que se exhibían durante años y eran objeto de culto de las familias antes del entierro.


Retratos de Fayum + Adrian Paci: Sin futuro visible. Museo Arqueológico Nacional. Serrano, 13. Madrid. Del 30 de mayo al 24 de julio.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Arqueología del Museo Arqueológico Nacional


No solo el contenido, también el continente respira historia. Con la reforma casi culminada, abre sus puertas para mostrar el nuevo hábitat de una colección única   



elnuevovestbulodelarque

El nuevo vestíbulo del Arqueológico.

El Museo Arqueológico Nacional (MAN), sumido durante años en un penoso letargo, está a punto de culminar su (segunda) gran reforma desde que se inauguró en 1895 el imponente edificio neoclásico de Antonio Ruiz de Salces y Francisco Jareño en la calle Serrano. Tras más de tres años de trabajos, que empezaron en mayo de 2008, abandona el pasado y se convierte definitivamente en un museo del siglo XXI. Su superficie pasa de 27.000 metros cuadrados a 30.000 y el espacio para exposiciones, de 6.000 a 9.300.

Desde esta semana y hasta el 30 de diciembre el Museo organiza visitas guiadas (cita previa en o en el teléfono 91 577 79 12) para mostrar parte de las obras. El nuevo vestíbulo, los nuevos patios, algunas salas expositivas. A este recorrido se añade la muestra fotográfica Reflejos, de José Manuel Ballester, donde el fotógrafo deja constancia del proceso de rehabilitación, que ha sido dirigido por Juan Pablo Rodríguez Frade y en la que han llegado a participar hasta 30 equipos diferentes. Las obras acabarán en enero y durante el primer trimestre de 2012 está prevista la apertura de alguna colección, como la numismática (la de mayor volumen: unas 300.000 piezas entre monedas y medallas), la de Grecia o la de Egipto.


unodelospatiosqueacoger

Uno de los patios del Museo Arqueológico Nacional que acogerán parte de la colección permanente.

La colección se está reorganizando a lo largo y ancho del nuevo espacio, siguiendo un recorrido cronoclógico.

- Provisionalmente, 30 años. El Arqueológico no se fundó en el edificio de Serrano. Arrancó sin sede en 1867, en el Casino de la Reina, en Embajadores, que hoy es un jardín. Un año antes se había iniciado la construcción del Palacio de Bibliotecas y Museos Nacionales, lo que hoy es Biblioteca Nacional y el propio museo. Esta impresionante obra, de las mayores en Madrid junto al Palacio Real y Conde Duque, tardó en levantarse 30 años, tiempo en que el museo estuvo en Embajadores.

Pero el nuevo edificio tuvo problemas de todo tipo -políticos, económicos...-, según relata el historiador y guía Paco Juez. "El impulso llegó con el éxito rotundo de dos exposiciones para celebrar el IV centenario del descubrimiento de América, que estuvieron durante tres años". Aquellas exposiciones inauguraron el nuevo emplazamiento de la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico, "que en una división muy arbitraria solo se queda con un tercio de la superficie". El MAN se inauguró con dos plantas que hoy se han reconvertido en cuatro, aunque no sean visibles al exterior. Luego pasó por varias reformas, la más importante, junto con la de ahora, de 1968 a 1972.

- Abajo, Atapuerca. En lugar de acceder al museo por una escalera, ahora se desciende a través del jardín histórico a un inmenso vestíbulo situado en un nivel inferior a la calle. Este nuevo espacio incluye la recepción, tienda y librería, cafetería y sala de talleres. Y en su ala norte, la sala de Introducción a la Arqueología y toda la colección de Prehistoria, desde los testimonios más antiguos, con los hallazgos de los yacimientos españoles de Atapuerca, Torralba y Ambrona o el del valle del Manzanares. Destacan la colección de vasos campaniformes del Neolítico.

- La de Elche y otras damas. En la planta primera, en su ala norte, están las salas dedicadas a los pueblos originarios de la península anteriores a los romanos, más las civilizaciones de griegos y fenicios. La gran pieza de este espacio es la Dama de Elche, pero no es la única. También están la de Baza y el gran monumento funerario de Pozo Moro.

El ala sur acoge las salas destinadas a Roma (con sus mosaicos de pared y suelo) y la Edad Media. Esta empieza con una época de transición, desde los principios del cristianismo, con la colección de sarcófagos paganos y cristianos. Arranca el periodo propiamente medieval (siglos V hasta el XV) con piezas visigodas como el Tesoro de Guarrazar, encontrado cerca de Toledo, y sus coronas de oro. También están los restos de la época andalusí, lo islámico de la Península, con sus arcos del Palacio de La Aljafería de Zaragoza, el Bote de Zamora, un bote de marfil para guardar joyas, y piezas procedentes de La Alhambra.

- Pedro, cruel y orante. En la segunda planta sigue la Edad Media y la Edad Moderna hasta el siglo XIX. Dentro del mundo medieval cristiano incluye el románico, gótico y mudéjar, con piezas emblemáticas: el crucifijo de marfil de Don Fernando y Doña Sancha, del siglo X, o la estatua orante de Pedro I de Castilla, el Cruel, así como techumbres mudéjares de madera. Y de la época moderna destacan las porcelanas del Buen Retiro realizadas en la fábrica que creó Carlos III para los palacios reales.

En el ala norte, está la sección donde se cuenta la historia del museo. Y otra con las piezas procedentes de manos privadas (la más importante, la del marqués de Salamanca) y las colecciones al margen de España: la del Próximo Oriente, Grecia y Egipto.

- Una cámara acorazada para las monedas. Una de las colecciones más importantes del museo es la numismática, que se encuentra en la entreplanta. Reúne piezas de todos los períodos, unas 300.000 en total. Por su valor y por su facilidad de robo, están custodiadas en esta cámara que se mete un poco en la segunda planta de la Biblioteca Nacional y que, en lugar de apoyarse, está suspendida sobre la sala de lectura de Cervantes.

En la tercera planta están los almacenes y en la cuarta, la dirección, gerencia, administración, talleres de restauración y la biblioteca pública. El recorrido culmina en el sótano, con las salas dedicadas a exposiciones temporales, el salón de actos y la sala de conferencias.


unasaladelmuseoarqueolg

Una sala del Museo Arqueológico con una fotografía de José Manuel Ballester.


Una gran obra, un restaurador y un fotógrafo

Esta gran reforma del Museo Arqueológico, que ha tenido un presupuesto de 58 millones de euros, ha sido dirigida por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade (Madrid, 1957), que ganó el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales, en 1995, por la rehabilitación del palacio de Carlos V como Museo de la Alhambra. El criterio que ha seguido en el Arqueológico ha sido "el máximo respeto a uno de los edificios más importantes de Madrid", explica. "He evitado deliberadamente un diseño muy de autor, quiero que el visitante lo reconozca, que lo identifique".

El arquitecto también ha buscado algo menos prosaico que la mera imagen. "Intento que sea un museo silencioso y tranquilo, un oasis en medio de este ruidoso mundo. He querido recuperar esa emoción que nos transmiten muchos museos del XIX desde un lenguaje contemporáneo".

La madera de dos clases (de merbau y de roble) es uno de los materiales que ha utilizado "porque funciona muy bien acústicamente y climáticamente". El mármol travertino, tan ligado a Roma y a la arqueología es el otro noble material utilizado. ¿Lo más difícil de la rehabilitación? "Conseguir el equilibrio de un edificio de estas características con un museo con las necesidades actuales sin sacrificar elementos importantes".

Todo el complejo proceso de las obras queda reflejado a través de las imágenes de Juan Manuel Ballester (también premio Nacional, en este caso de Fotografía, 2010) instaladas en grandes paneles a lo largo de los espacios que se pueden visitar ahora y en una videoinstalación dirigida por él donde realiza una poética interpretación del espacio arquitectónico.


elnuevovestbulodelarque

El nuevo vestíbulo del del Museo Arqueológico Nacional y piezas embaladas.


elpais.com


 

No dudo de que estén haciendo un buen trabajo, pero ya llevan unos añitos, a ver si ya termina tanta obra y se pueden visitar al completo todas sus salas.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Debido a obras de reforma, el Museo Arqueológico Nacional permanece cerrado desde julio de 2011.


 user_50_z

Ver vídeo de como se está preparando la reinauguración del museo

Su reapertura estaba prevista para finales de 2013, evidentemente esto no ha sido posible, a ver si está listo para principios de 2014. Hay mucho interés por ver las nuevas colecciones y la nueva reorganización del MAN.



 

Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Luz al final del túnel del Arqueológico


El MAN reabre sus puertas el 1 de abril tras seis años de obras y dos y medio de cierre total

El proceso se ha alargado un año y 10 millones más de lo previsto




 1394905970_053906_1394999596_noticia_normal

Montaje del Museo Arqueológico Nacional, 2014. / Fernando Velasco Mora

El nuevo Museo Arqueológico Nacional (MAN) está lleno de luz. La que entra por los cristales que ahora cubren los dos patios principales e inunda las salas. La que emanan las pantallas instaladas a lo largo de la exposición. La de los empleados que sonríen aliviados. Y la luz verde que, por fin, ha dado la Administración: tras seis años de obras, dos y medio de ellos con el centro cerrado, el 1 de abril reabre al público, renovado y moderno. “Es otro museo, ha cambiado por completo”, asegura su director, Andrés Carretero.

Sin embargo, el nuevo MAN también tiene unas cuantas sombras. El punto final a las obras se puso en diciembre de 2013, tras retrasos y algún que otro desvío presupuestario. Pero el centro siguió sin abrir. Faltaban vigilantes, tanto que hubo que contratar a 31 interinos, además de los que al cierre del museo fueron redistribuidos y ahora vuelven. Faltaba retocar el recorrido para invidentes, tanto que algunas indicaciones en braille todavía no están en su sitio. Y faltaba hacer cuadrar, como contestaron desde Cultura a este periódico hace semanas, “las agendas de los altos cargos”.

Tras el fin de las reformas del museo en diciembre de 2013, faltaban vigilantes y retocar el recorrido para invidentes

El ministerio asegura ahora que ningún retraso “de relevancia” se ha producido por esta razón. De todos modos, la agenda sigue sin cuadrar. Se querría que un miembro de la Casa Real presida la inauguración del 31 de marzo. En el museo, sin embargo, nadie sabe quién e incluso si alguien irá. Esperan, eso sí, las presencias del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert, que acudiría por primera vez al museo desde que asumió el cargo.

Entretanto, el MAN ha añadido más etapas a su odisea. Dos fuentes internas coinciden en que el 7 de marzo se decidió fumigar la casa argárica. La práctica se repitió el viernes pasado y el venidero, dejando que los productos trabajen el fin de semana. Resulta que, a 15 días de la reapertura, al museo le han salido unos insectos que hacen temer por el esqueleto allí expuesto. El director confirma las fumigaciones, pero excluye riesgos para las piezas.

Y la misma postura adopta Carretero sobre el segundo percance en pocos días. Una de las dos momias del museo fue llevada al Instituto de Patrimonio Histórico, tras mostrar, en palabras del director, “pruebas de contaminación”. Las fuentes anteriores relatan que la pieza tenía una mancha que levantó sospechas y alarmas. El director explica que aún se desconoce qué problema padece la momia y sus causas, aunque niega cualquier relación con las obras o la climatización del MAN. Carretero reconoce sin embargo que nunca había ocurrido algo parecido desde que asumió el cargo —septiembre de 2010—. Fuentes internas amplían la afirmación a las últimas décadas.

La pobre momia se perderá, probablemente, la reapertura. En su lugar, una copia saludará el regreso de los usuarios —Carretero no aprecia el término “visitante” porque el público no está de visita—. Así, los ciudadanos podrán comprobar si las proclamas de la víspera tenían fundamento. Carretero promete un “recorrido mucho más armónico”; y el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, Nacional de Restauración de 1995 por la rehabilitación del Palacio de Carlos V en la Alhambra y diseñador de la remodelación del MAN, describe un centro “puntero en el mundo en atención al visitante, emoción y explicación”.

Frade asegura que se encontró con un edificio en estado “bastante desastroso”, reformado por última vez en los setenta, y que lo ha convertido en un museo en el que “cada visitante pensará que se ha hecho a su medida”. Junto con él, la empresa Acciona, encargada de la obra civil y después del proyecto museográfico, y Empty, coautora del segundo. Nicolás Mínguez, responsable de Empty, aclara: “Lo que más nos interesaba a todos era poner en manos del público la posibilidad de repasar el pasado de la península”.

Los datos cuentan que ambas obras, tanto la civil como la museográfica, han tardado más de lo prometido en fase de adjudicación. Un documento de agosto de 2010 del Ministerio de Cultura establecía el final de la obra civil en julio de 2011, pero necesitó un año y 10 millones más de lo concertado: 36,7 en lugar de 26,2. Y el proyecto museográfico, previsto para principios de 2013, se entregó en diciembre de ese año, eso sí, cumpliendo casi a rajatabla con su presupuesto de 18,6 millones.


 1394905970_053906_1394999702_sumario_grande

Juan Pablo Frade, arquitecto del nuevo diseño del Museo Arqueológico Nacional. / Claudio Álvarez

Sumando ambos proyectos se obtienen unos 55 millones. Los otros 10, explican desde el Ministerio, se gastaron en temas como “restauración de colecciones, suministros y equipamientos”. Lo cierto es que, entre otras virtudes, la inversión ha ampliado el espacio expositivo (de 7.300 a 9.715 metros cuadrados; el museo supera los 30.000), mejorado la circulación y se ha volcado en modernizar al viejo Arqueológico.

Una visita rápida permite apreciar algunos resultados de la remodelación. Paseando por las zonas romana y de la Edad Media se disfruta de los impresionantes mosaicos, de la limpia sencillez que caracteriza el conjunto, de la fascinante mezcla de obras maestras y objetos de uso cotidiano y de uno de los vídeos que describe, con ciertos tintes épicos, las construcciones romanas.

A lo largo de los tres kilómetros de la exposición hay audiovisuales, gráficos, rutas para invidentes y decenas de textos. Ahí se halla, según Carretero, otra clave de la renovación: “Hemos intentado bajar el nivel de las explicaciones: son asequibles para cualquiera. Es el contenido que hay que dar, contado de manera sencilla y concisa”. Para tranquilizar a los expertos, el director aclara que más fácil no significa “ni incorrecciones ni simpleza”. De hecho, espera que más cercanía al público ayude a duplicar la afluencia: de los 200.000 visitantes anuales precierre confía en pasar a 400.000.

Una momia mostró recientemente "signos de contaminación"

Para ello, cuenta con sus piezas estrella: las damas de Baza y Elche o el bote de Zamora han ganado nuevo protagonismo. Pero la clave será pescar más allá de los dos mares tradicionales: colegios y expertos. El director habla de “campañas” para las familias y el público general. Sin embargo, el presupuesto de la subdirección general de Bellas Artes destinado a los 16 museos estatales, y entre ellos el MAN, cuenta en 2014 con un museo más en funcionamiento y 3,1 millones menos: de 42,47 a 39,36, según datos de Cultura. Preguntado por el presupuesto del MAN, el Ministerio explica que la gestión directa y conjunta “dificulta hablar en términos de asignación a cada museo”.

Aun así, uno de los ases en la manga será la exposición del tesoro de la fragata Nuestra Señora de Las Mercedes, extraído del fondo del mar por los cazatesoros de Odyssey, recuperado en los tribunales y ahora depositado en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (Murcia). Será este año, pero ¿cuándo? El director expondría las 574.553 monedas en el segundo semestre, para no poner demasiada carne sobre el asador. De momento, cree, basta con la reapertura.

Mientras, por fuera, el edificio de la calle Serrano espera perfectamente limpio. La escalinata y los jardines están despejados, salvo por unos alambres. El interior luce silencio, madera de Merbau en las paredes y, en los suelos, mármol travertino. Eso sí, sin apenas huellas. Pide a gritos el regreso de su público.


Construcciones

    - El MAN se fundó en 1867 por Real Decreto de Isabel II. Su sede provisional estuvo en el Casino de la Reina.
    - En 1895, la institución se trasladó a su ubicación actual, el Palacio de Bibliotecas y Museos.
    - Entre 1968 y 1981 el MAN pasó por su reestructuración más relevante: de tres plantas se amplió a cinco y se aplicaron nuevos criterios museográficos.
    - El 25 de julio de 2011 cierra de nuevo por obras.


elpais.com



 

La verdad es que ya es hora de que lo reinaguren. Lleva 10 años en obras y tres cerrado a cal y canto.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
Reapertura



El Museo Arqueológico realza sus tesoros



 13959591709723

Algo más de un año después de lo previsto, el Museo Arqueológico Nacional (MAN) echa de nuevo a andar. El edificio fue cerrado en verano de 2011 para rematar las obras de rehabilitación, que desde 2008 se habían acometido con el museo en marcha. Una vez resueltos los inconvenientes que salieron al paso (principalmente afianzar estructuras), el trabajo del arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade se integra sin fractura en el edificio que diseñó en 1867 Francisco Jareño.

El nuevo MAN es ahora un espacio luminoso que ha pasado de 7.000 a 10.000 metros cuadrados de exposición permanente. La superficie útil aumenta un 44%, con un incremento notable de los servicios al público. El director de la institución, Andrés Carretero, se muestra entusiasmado con la reforma. "Es estupenda. Ahora queremos duplicar el número de visitantes anuales. Teníamos unos 250.000, pero queremos llegar a 400.000 al año". Y es que Carretero considera que esta remodelación lanza el Arqueológico hacia el futuro. Un impulso que desde hace décadas reclamaba este centro.

El recorrido por las vitrinas y paredes que acogen las 13.000 piezas, repartidas en 40 salas (desde la prehistoria al siglo XIX, con la figura y el tiempo de Isabel II como fin del relato), adquiere ahora una mayor coherencia narrativa y ofrece al visitante una experiencia más completa. El museo ha dejado atrás esa estela algo lúgubre que mantenía y propone una interacción mayor con el público, impulsada por la tecnología como eje (pantallas táctiles, tiflotecnología para invidentes, recreaciones virtuales, actividades alrededor de la colección...).

¿Y la inversión? El presupuesto final es de 65,2 millones de euros, repartidos en distintas partidas: arquitectura (33 millones), mientras que la museografía y la equipación han requerido algo más de 18 millones, por resaltar las cifras más gruesas. No parece una cifra desorbitada para una obra tan compleja.

La nueva forma de exhibir los fondos del MAN convierte la institución en un territorio sugestivo donde todo adquiere coherencia nueva. Las tres plantas en las que se reparte la colección han sido enriquecidas con una entreplanta más. Entre las propuestas más novedosas destaca la cámara acorazada de numismática, donde se conservan alrededor de 300.000 monedas y que acoge ahora una pequeña parte del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que fue devuelta por orden de los tribunales a España tras el hallazgo realizado por la compañía Odyssey: más de medio millón de piezas de oro que están depositadas en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (Murcia) y que será la primera exposición temporal de la nueva era del MAN.

Pero si hay una joya en las colecciones, más allá de las piezas de arte griego del legado Várez Fisa o de los hallazgos argáricos, o de las huellas egipcias, o de la sección dedicada a la España romana, es la dupla que forman la Dama de Elche y la Dama de Baza, las más altas expresiones del arte ibero (siglo III a.C). Ambas esculturas conservan su antigua ubicación en la planta del MAN, pero en el caso de la de Elche con una exhibición limpia y contundente que se aprecia desde el otro extremo de la sala de Protohistoria. En este espacio coinciden también la Dama de Galera y la de Ibiza.

El Arqueológico se convierte a partir del próximo 1 de abril, día en que quedará por fin abierto al público, en uno de las grandes catedrales culturales de Madrid. Revela no sólo cómo era nuestro pasado, sino cómo podemos habitar nosotros hoy en él. Con la hipermodernidad como impulso.


Juan Pablo Rodríguez Frade: "Éste es ya un museo del siglo XXI"

¿El proyecto original se ciñe al resultado definitivo?
    Hemos cumplido, sí. Hubo que consolidar estructuras y resolver algún inconveniente técnico sencillo. Pero todo se ha ajustado a lo que se aprobó. La mayor complejidad se dio en la museografía. Se trata de una institución que exhibe alrededor de 13.000 piezas, lo que supone un gran desafío. Hay que dar a ese material extraordinario una coherencia y una narración. Y lo hemos conseguido.

¿Dice que resultó más compleja la museografía que la obra?
    Así es. Había que tener en cuenta el discurso de cada conservador, las necesidades de sus departamentos y de las piezas a exhibir. Eso obliga a calcular hasta el extremo los espacios, su funcionalidad, y saber que uno trabaja condicionado por lo que se mostrará. Pero todo el mundo ha salido satisfecho.

¿Cuánto espacio ha ganado el edificio?
    Unos 3.000 metros cuadrados de exposición permanente repartidos en tres plantas y una anteplanta. A la vez, recuperamos los patios que proyectó Francisco Jareño, el arquitecto inicial, a finales del siglo XIX. Hemos creado también dos auditorios, uno de 50 butacas de aforo y otro con casi 200 que cuentan con la tecnología más sofisticada y una excelente acústica. Son los visitantes los que salen ganando, pues se ha ganado también superficie para ellos y para un mayor número de actividades. Eso aportará más vida a esta institución. Respecto al terreno expositivo, el recorrido natural de la colección permanente es cronológico, lo que facilita no sólo la comprensión de las piezas expuestas, sino de la evolución de la Historia.

¿La entrada original mantiene su uso?
    Sólo en ocasiones concretas. El público entrará ahora por la nueva puerta de acceso, en el lateral izquierdo si se contempla de frente el museo. Y es desde aquí donde podemos cumplir con el itinerario cronológico, que es importante para entender la narración.

¿Qué materiales ha utilizado?
    Principalmente centramos la intervención en dos: mármol travertino y distintos tipos de madera, aunque prima la de Merbau. El travertino es un mármol que envejece muy bien y adquiere con el tiempo un sabor muy especial.

¿Cuál ha sido el mayor reto de esta aventura?
    Cuando uno rehabilita debe de ser respetuoso con lo que había. Hay que intentar que la intervención sea natural y que funcione con suavidad. Y desde el punto de vista de la museografía, dar a lo que se expone una coherencia de principio a fin, que emocione cada pieza, y generar un discurso accesible no sólo para expertos, sino también para el público. Por eso hemos diseñado espacios muy didácticos apoyados en textos, proyecciones y recreaciones. Es un museo tan completo que no es posible abarcarlo en una sola mañana. Es ya un museo de pleno siglo XXI.

Un elemento principal, y recuperado, es la luz natural.
    El propósito es generar un espacio donde la luz de fuera reciba al visitante. Que el museo sea un espacio vivo. Protegiendo, por supuesto, las piezas sensibles de la acción del sol, pero generando una referencia para el visitante con el exterior. En la entrada está la zona de servicios y atención al público, el punto de encuentro, la librería y la cafetería, dando al nuevo acceso al museo una vivacidad que hasta ahora no tenía. Y todo esto con un presupuesto muy ajustado. Casi diría que un regalo. De esta obra (y de su bajo coste) podemos presumir.

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
El 'nuevo' Museo Arqueológico Nacional


 01una_de_las_salas_del_museo_recubierta_con_mosaicos_romanos

Una de las salas del Museo, recubierta con mosaicos romanos.


 02_1396024152_653938

Otra de las estancias del Museo Arqueológico Nacional, diseñado por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez.


 03_1396024226_384059

La Dama de Elche, busto tallado en piedra caliza datada en el siglo V a.C., es una de las piezas estrella del museo.


 05_1396024373_792715

Momia de Nespamedu, sacerdote de Imhotep, otra de las obras más llamativas de los fondos del centro.


 06_1396024505_345108

Fósil de un cráneo infantil de 2,5 millones de años de antigüedad.


 04_1396024301_264931

Detalle de la sección del museo dedicada a Grecia.


elmundo.es



 

En unos días espero ver la reapertura del Museo Arqueológico Nacional. Seguro que habrán ampliado las colecciones y las instalaciones, pues después de varios años en obras, supongo que les habrá dado tiempo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
El nuevo Museo Arqueológico se presenta


El MAN abre sus puertas a la prensa a una semana de su inauguración

El museo está cerrado desde 2011, debido a unas obras que costaron un año y 10 millones más de lo previsto


    

 07_1396281940_210691
    
Un visitante pasea por uno de los dos grandes patios del museo, a los que la obra de remodelación ha regalado nuevo protagonismo.

Al principio fue la Prehistoria. Pero, antes todavía, están las instalaciones audiovisuales. El orden, obviamente, no es cronológico. Cuesta imaginar a un homínido grabando, cámara en mano. Se trata más bien del comienzo del nuevo recorrido que presenta el Museo Arqueológico Nacional (MAN), que ayer dejó acceder a la prensa, a la espera de abrir las puertas al público en Madrid, el próximo 1 de abril, tras seis años de obras, casi tres de ellos con el museo cerrado. Hasta el 21 la entrada será gratuita y luego pasará a costar tres euros.

Dos enormes paneles con imágenes sobre la evolución del ser humano y de la arqueología dan la primera bienvenida al visitante e inauguran la exposición. A partir de ahí, el usuario —el término más apropiado según el director del MAN, Andrés Carretero— comienza un viaje por 40 salas y por la historia de España desde los eslabones perdidos entre monos y humanos hasta rozar la época contemporánea.

Así, la planta baja muestra una reconstrucción del esqueleto de Lucy, un homínido de hace entre 4 y 2,9 millones de años, y otra de una mujer de Neandertal, lanza en mano y pelirroja. Fernando Fontes, conservador del museo, explica que este gen era el dominante en la raza y que por eso es muy posible que luciera cabellos color del fuego. Alrededor, hay gráficos, mapas y objetos que permiten entender cómo vivían nuestros tata —y unos cuantos ta más— rabuelos.


 02_1396281742_857343

Un detalle de la escalera del MAN. La remodelación del centro ha durado seis años y ha costado unos 65 millones de euros, entre obra civil y proyecto museográfico.

Más en general, toda la exposición está repleta de ayudas para contextualizar y entender el pasado. Carretero subraya que los textos explicativos ahora son sencillos y concisos. En una frase, “accesibles a cualquiera”. Y los vídeos son otra de las principales novedades. Cada módulo cuenta al principio con una pantalla que resume el periodo histórico en cuatro minutos de imágenes y animaciones sugerentes. Y además, decenas de vídeos esparcidos por la muestra permiten una inmersión intuitiva en lo que fue.

“Hemos traído una institución del siglo XIX al XXI”, presumía en una rueda de prensa Carretero, que confía en pasar de los 200.000 visitantes precierre a 400.000. "Es un museo nuevo, el mejor paseo imaginable por la historia de España", añadía el ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert, que esta semana ha visitado el centro por primera vez desde que asumió el cargo a finales de 2011.

El ministro esquivó la pregunta de si él, en estos tiempos, hubiese puesto en marcha tamaña remodelación. También prometió que el impacto de la reapertura del MAN sobre los otros museos estatales será "mínimo", aunque reconoció que el Museo de América ha tenido que reducir sus horarios. La duda es legítima ya que el presupuesto de la subdirección general de Bellas Artes destinado a los 16 museos estatales, y entre ellos el MAN, cuenta en 2014 con un museo más en funcionamiento y 3,1 millones menos: de 42,47 a 39,36. Qué porcentaje de este dinero irá destinado al Arqueológico es imposible saberlo: el ministerio de Cultura sostiene que la gestión conjunta y directa de los 16 centros “dificulta hablar en términos de asignación a cada museo”.


 1395854894_474110_1395929266_sumario_grande

Una de las dos instalaciones audiovisuales que esperan a los visitantes al principio del nuevo recorrido del Museo Arqueológico.

Sea como fuere, la remodelación, que ha costado 65 millones —unos 10 más de lo previsto—, ha ampliado el espacio expositivo, que ahora cuenta con 10.000 metros cuadrados. Y ha traído consigo mejoras en la tienda, una cafetería, un auditorio, una sala de actividades, una de conferencias y otra para las muestras temporales. Las obras también han rescatado los dos patios cubiertos del MAN, regalando una marea de luz al edificio, y mejorado la accesibilidad del museo. El nuevo museo cuenta así con un recorrido para invidentes con estaciones táctiles donde se puede tocar literalmente con mano la evolución. Eso sí, retrasos tanto en la obra civil como en el proyecto museográfico, llevados a cabo por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, junto con las empresas Acciona y Empty, han arrastrado el museo a abrir un año más tarde de lo prometido.

En la primera planta del MAN, aparecen la protohistoria, la época romana y también la medieval. Hay una galería de grandes cabezas de grandes hombres de Roma. Hay, también, una sala dedicada a los mosaicos. Pero, sobre todo, el MAN despliega aquí su batallón de obras maestras. Se puede descubrir la reconstrucción de una casa argárica, incluidos los esqueletos enterrados bajo el suelo, pasear por debajo de una maqueta de la mezquita de Córdoba y pararse a intentar leer una tabla de la ley romana procedente de Málaga.

Mientras avanza hacia su cita con la dama de Elche, la estrella de la arqueología, el usuario se encuentra con piezas tan conocidas como el tesoro de Guarrazar o el bote de Zamora. Allí sigue también, lista para la inauguración, la célebre reconstrucción de la cueva de Altamira.

Tras ello, la exposición continúa pisando las huellas de la historia de España hasta el siglo XIX. Pero el MAN ofrece también salas monográficas de Grecia y Egipto. Y un área dedicada a la importancia de la moneda. Eso sí que no es pasado.



Los tesoros del nuevo Museo Arqueológico


 00_1396281683_502372

La dama de Elche, quizás la pieza más conocida del Museo Arqueológico Nacional.


 09_1396282042_175359

Visitantes observan el mosaico del 'Genio del año', en la primera planta del Museo Arqueológico.


 04_1396281813_994357

La impresionante sala de mosaicos del Museo Arqueológico.


 05_1396281847_791919

Tras su renovación, el museo expone 13.000 piezas en lugar de 15.000 pero ha ampliado su espacio expositivo así como ha mejorado la circulación, el recorrido, la iluminación y los textos que acompañan las piezas.


 03_1396281773_349405

Reconstrucción de una mujer de Neandertal en la planta baja del Museo Arqueológico, que arranca por la Prehistoria.


 1395854894_474110_1395928640_sumario_grande

Reconstrucción de 'Lucy', un homínido de hace entre 4 y 2,9 millones de años, en el MAN.


 08_1396281982_912590

Una de las momias del Museo Arqueológico. Además de narrar la historia de España hasta rozar la edad contemporánea, el museo cuenta con salas monográficas dedicadas a la Grecia antigua y a Egipto, entre otros.
  

 06_1396281890_541037

Dos instalaciones audiovisuales acogen al visitante que acceda a la exposición. Más en general, la muestra cuenta con decenas de vídeos, con cierto tinte épico y moderno, para explicar el contenido de las salas.


 mapa_multimedia

Introducción audiovisual a los rasgos básicos de la evolución cultural. MAN


elpais.com / Tommaso Koch / Samuel Sánchez / man.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 11 April 2014, 08:49; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
El Museo Arqueológico Nacional salta del siglo XIX al XXI


    - El MAN se somete a un 'lavado de cara' de siglo y medio en 6 años de obras
    - La remodelación ha costado 65 millones y ha aumentado un 13% su espacio
    - Se inaugura el lunes y abre sus puertas el 1 de abril, de forma gratuita hasta el 20



 00_1396366270_431677

Museo Arqueológico Nacional. Museografía. Grecia. Ver vídeo

"Hemos traído de golpe una institución del siglo XIX al siglo XX". Con estas palabras ha resumido el director del Museo Arqueológico Nacional (MAN), Andrés Carretero, la renovación integral que ha sufrido este espacio museístico tras unas obras que han durado seis años y que lo han mantenido cerrado al público los últimos dos años y medio. Sus puertas volverán a abrirse a los visitantes el próximo martes 1 de abril, tras su inauguración oficial el lunes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y lo harán de forma gratuita hasta el día 20.

Una inversión de 65,2 millones de euros para aumentar un 13% su superficie útil y pasar de los 19.280 metros cuadrados a los 23.303, de los que aproximadamente 10.000 metros cuadrados corresponden a sus 40 salas expositivas -se ha ganado un 30,2% de espacio expositivo- en las que se muestran alrededor de 13.000 piezas arqueológicas restauradas casi en su totalidad.


 09_1396366443_705694  La dama de Elche.

Estas son algunas de las cifras que se han dado en la presentación a la prensa del renovado MAN, pospuesta dos días por el luto tras la muerte de Adolfo Suárez, a la que ha asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien no ha dudado en afirmar, "sin arrogancia", que esta actuación lo sitúa "entre los más importantes museos arqueológicos de Europa", asimilándola a las intervenciones del Museo de la Acrópolis de Atenas o del Neues Museum de Berlín.

Wert, que ha considerado la inversión "ajustada" teniendo en cuenta lo conseguido y en comparación con la realizada en esos otros museos europeos, ha presentado la remodelación como una "prueba de la continuidad institucional" -comenzó a planificarse hace 15 años- y se ha mostrado convencido de que este "museo nuevo" es ahora "más atractivo, acogedor, interesante, accesible y visitable".
Un lavado de cara de dos siglos

Inaugurado en 1867, en estos casi 150 años, al Arqueológico Nacional solo se le habían hecho "apaños", el último de ellos en los años 60, ha explicado Carretero, que ha insistido en que la envergadura de esta remodelación ha transportado a un museo decimonónico "a la actualidad por completo" y se ha renovado "desde los cimientos a la techumbre", literalmente. No obstante, esa actualización se ha hecho también con un "planteamiento reposado" y "sin experimentar con juegos y colores" para que dure al menos 25 años, ha aclarado su director.

El "museo de la historia de España", como lo han definido Wert y Carretero, también ha renovado y actualizado su discurso museográfico para hacerlo más didáctico, de forma que el usuario elija el nivel de complejidad en el que quiere sumergirse, desde lo más básico a lo más erudito.

Aunque es necesario que un museo arqueológico tenga "texto" para explicar el significado de sus objetos -"por mucho que te esfuerces en mirar, una piedra no te dice nada", ha expresado plásticamente el director del MAN-, tampoco se quería que el usuario encontrase "una Biblia al lado". Así, explica, se ha conseguido que el visitante primero "vea los objetos", luego pase a unas "ilustraciones complementarias", en un tercer nivel contemple los mapas que muestran la distribución geográfica del objeto, a continuación vea un audiovisual y, "solo si le interesa mucho, en un quinto nivel, encuentre el texto".

Otro de los ejes fundamentales de la reforma, ha sido la accesibilidad para adaptarlo a todas las personas con necesidades especiales.
De los primeros homínidos a Isabel II

Las 13.000 piezas que exhibe ahora el Museo Arqueológico Nacional -2.000 menos que antes, pero sin dejar de representar ningún momento histórico- muestran "la historia de los pueblos que han habitado en el territorio de lo que hoy es España históricamente", con objetos que van desde los primeros homínidos al reinado de Isabel II, pues el recorrido acaba en 1867 con la creación del museo, ha explicado su director.

El MAN, en sus 40 salas, vuelve a mostrar al público todos sus tesoros de la Prehistoria -de yacimientos como Los Millares o El Argar-, la Protohistoria -con la dama de Elche como protagonista absoluta-, la Hispania romana -piezas de Mérida, Medina Sidonia...-, la antigüedad tardía y la época medieval -el visigodo Tesoro de Guarrazar-, y la Edad Moderna, además de su importante colección numismática y medallística.

También están representadas otras civilizaciones, como la egipcia o la griega, aunque existe un "desequilibrio" en las colecciones que obedece a la tradición coleccionista. Así, la colección de cerámica griega es probablemente la segunda mejor del mundo porque se coleccionó por la familia real durante 200 años, mientras que otras culturas mediterráneas están representadas desde el punto de vista del trabajo de los arqueólogos españoles en el extranjero.

A la colección permanente habrá que sumar las temporales que acoja el nuevo espacio de casi 700 metros cuadrados dedicado a este efecto y que se inaugurará, "pronto" pero en una fecha aun por confirmar, con el tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes", extraído por la empresa cazatesoros Odyssey y que desde que España logró recuperarlo se exhibe en Cartagena.

Pero eso será próximamente. Mientras, hay tres kilómetros de recorrido expositivo que redescubrir en el nuevo Museo Arqueológico Nacional.



La nueva cara del Museo Arqueológico Nacional


 01_1396365847_770267

El nuevo vestíbulo del Museo Arqueológico Nacional (MAN), con el mostrador de venta de entradas.


 02_1396365884_174201

Una vista del patio sur del renovado Museo Arqueológico Nacional (MAN)


 03_1396365963_958061

Vestíbulo del MAN.


 10_1396366808_951876

Patio Norte y monumento de Pozo Moro.


 04_1396366052_926001

Una de las salas del MAN, dedicada a Egipto.


 05_1396366122_486594

Museografía. Sala de Prehistoria.


 06_1396366202_185890

Museografía. Hispania Romana.


 08_1396366345_790058

Sala de Egipto. El Nilo.


rtve.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
El Museo Arqueológico Nacional salta del siglo XIX al XXI


     - El MAN se somete a un 'lavado de cara' de siglo y medio en 6 años de obras
    - La remodelación ha costado 65 millones y ha aumentado un 13% su espacio
    - Se inaugura el lunes y abre sus puertas el 1 de abril, de forma gratuita hasta el 20



 00_1396366270_431677

Museo Arqueológico Nacional. Museografía. Grecia. Ver vídeo

"Hemos traído de golpe una institución del siglo XIX al siglo XX". Con estas palabras ha resumido el director del Museo Arqueológico Nacional (MAN), Andrés Carretero, la renovación integral que ha sufrido este espacio museístico tras unas obras que han durado seis años y que lo han mantenido cerrado al público los últimos dos años y medio. Sus puertas volverán a abrirse a los visitantes el próximo martes 1 de abril, tras su inauguración oficial el lunes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y lo harán de forma gratuita hasta el día 20.

Una inversión de 65,2 millones de euros para aumentar un 13% su superficie útil y pasar de los 19.280 metros cuadrados a los 23.303, de los que aproximadamente 10.000 metros cuadrados corresponden a sus 40 salas expositivas -se ha ganado un 30,2% de espacio expositivo- en las que se muestran alrededor de 13.000 piezas arqueológicas restauradas casi en su totalidad.


 09_1396366443_705694  La dama de Elche.

Estas son algunas de las cifras que se han dado en la presentación a la prensa del renovado MAN, pospuesta dos días por el luto tras la muerte de Adolfo Suárez, a la que ha asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien no ha dudado en afirmar, "sin arrogancia", que esta actuación lo sitúa "entre los más importantes museos arqueológicos de Europa", asimilándola a las intervenciones del Museo de la Acrópolis de Atenas o del Neues Museum de Berlín.

Wert, que ha considerado la inversión "ajustada" teniendo en cuenta lo conseguido y en comparación con la realizada en esos otros museos europeos, ha presentado la remodelación como una "prueba de la continuidad institucional" -comenzó a planificarse hace 15 años- y se ha mostrado convencido de que este "museo nuevo" es ahora "más atractivo, acogedor, interesante, accesible y visitable".
Un lavado de cara de dos siglos

Inaugurado en 1867, en estos casi 150 años, al Arqueológico Nacional solo se le habían hecho "apaños", el último de ellos en los años 60, ha explicado Carretero, que ha insistido en que la envergadura de esta remodelación ha transportado a un museo decimonónico "a la actualidad por completo" y se ha renovado "desde los cimientos a la techumbre", literalmente. No obstante, esa actualización se ha hecho también con un "planteamiento reposado" y "sin experimentar con juegos y colores" para que dure al menos 25 años, ha aclarado su director.

El "museo de la historia de España", como lo han definido Wert y Carretero, también ha renovado y actualizado su discurso museográfico para hacerlo más didáctico, de forma que el usuario elija el nivel de complejidad en el que quiere sumergirse, desde lo más básico a lo más erudito.

Aunque es necesario que un museo arqueológico tenga "texto" para explicar el significado de sus objetos -"por mucho que te esfuerces en mirar, una piedra no te dice nada", ha expresado plásticamente el director del MAN-, tampoco se quería que el usuario encontrase "una Biblia al lado". Así, explica, se ha conseguido que el visitante primero "vea los objetos", luego pase a unas "ilustraciones complementarias", en un tercer nivel contemple los mapas que muestran la distribución geográfica del objeto, a continuación vea un audiovisual y, "solo si le interesa mucho, en un quinto nivel, encuentre el texto".

Otro de los ejes fundamentales de la reforma, ha sido la accesibilidad para adaptarlo a todas las personas con necesidades especiales.
De los primeros homínidos a Isabel II

Las 13.000 piezas que exhibe ahora el Museo Arqueológico Nacional -2.000 menos que antes, pero sin dejar de representar ningún momento histórico- muestran "la historia de los pueblos que han habitado en el territorio de lo que hoy es España históricamente", con objetos que van desde los primeros homínidos al reinado de Isabel II, pues el recorrido acaba en 1867 con la creación del museo, ha explicado su director.

El MAN, en sus 40 salas, vuelve a mostrar al público todos sus tesoros de la Prehistoria -de yacimientos como Los Millares o El Argar-, la Protohistoria -con la dama de Elche como protagonista absoluta-, la Hispania romana -piezas de Mérida, Medina Sidonia...-, la antigüedad tardía y la época medieval -el visigodo Tesoro de Guarrazar-, y la Edad Moderna, además de su importante colección numismática y medallística.

También están representadas otras civilizaciones, como la egipcia o la griega, aunque existe un "desequilibrio" en las colecciones que obedece a la tradición coleccionista. Así, la colección de cerámica griega es probablemente la segunda mejor del mundo porque se coleccionó por la familia real durante 200 años, mientras que otras culturas mediterráneas están representadas desde el punto de vista del trabajo de los arqueólogos españoles en el extranjero.

A la colección permanente habrá que sumar las temporales que acoja el nuevo espacio de casi 700 metros cuadrados dedicado a este efecto y que se inaugurará, "pronto" pero en una fecha aun por confirmar, con el tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes", extraído por la empresa cazatesoros Odyssey y que desde que España logró recuperarlo se exhibe en Cartagena.

Pero eso será próximamente. Mientras, hay tres kilómetros de recorrido expositivo que redescubrir en el nuevo Museo Arqueológico Nacional.



La nueva cara del Museo Arqueológico Nacional


 01_1396365847_770267

 03_1396365963_958061

El nuevo vestíbulo del Museo Arqueológico Nacional (MAN), con el mostrador de venta de entradas.


 02_1396365884_174201

Una vista del patio sur del renovado Museo Arqueológico Nacional (MAN)


 10_1396366808_951876

Patio Norte y monumento de Pozo Moro.


 04_1396366052_926001

Una de las salas del MAN, dedicada a Egipto.


 05_1396366122_486594

Museografía. Sala de Prehistoria.


 06_1396366202_185890

Museografía. Hispania Romana.


 08_1396366345_790058

Sala de Egipto. El Nilo.


rtve.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
00_cam00300

Esta mañana he estado en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) y la verdad he salido más que complacido: maravillado. Para entrar había una larga cola que rodeaba la verja del museo, habré estado 40 minutos de espera, pero bien ha valido la pena. Como ya comentamos en este hilo, el museo llevaba en obras más de seis años. La intervención fue diseñada por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez. El museo ha sido sometido a una profunda rehabilitación, tanto de instalaciones, creación de nuevos espacios, rehubicaciones y nuenas adquisiciciones para su coleccion permanente.


 0_cam00389

   La última vez que lo visité hará tres años, estaba en obras, pero dejaban entrar para ver lo más importante de la colección, aunque en un espacio muy reducido al actual que es una maravilla. Esta todo bien distribuido en tres niveles, donde la visita, he estado tres horas, se hace corta, para ver con calma todo lo que hay que ver: se empieza el recorrido por debajo de la escalinata principal, donde antes estaba la entrada, y ahora esa puerta la deben reservar para las grandes ocasiones. Por tanto ahora está el vestíbulo en la planta baja, donde están las taquillas -hasta el 20 de abril entrada gratuita-, la cafetería, la tienda y resto de servicios... se accede a las salas donde está Arquelogía y Patrimonio y Prehistoria. En el segundo nivel están las salas de Protohistoria, Mundo Medieval: Al Ándalus, Hispania Romana y Antigüedad tardía. Luego se accede a la entreplanta que realmente es un pasillo estrecho y largo, que está dedicado a la moneda. Desde ese punto también se accede a los patios: el patio Sur lleno de estatuas romanas y el patio Norte, donde está ubicado el monumento de Pozo Moro... luego se accede al segundo nivel que quizá es la planta más espectacular -junto a la primera-, donde está la Historia del museo, Grecia, El Nilo: Egipto y Nubia, La Edad Moderna y el Mundo Medieval: Reinos Cristianos.

  

Había mucha gente, y mucha expectación con la reinaguración del MAN y francamente la espera ha valido la pena, pues los contenidos son del máximo interés, y sus colecciones están a la altura de los grandes museos nacionales de referencia en el mundo, naturalmente no he visitado nada más que algunos, pero sí tengo conocimiento a nivel didáctico en libros e Internet para compararlo, y el MAN está a la altura de los mejores, visita que recomiendo a todo aquel que tenga interés por el conocimiento y la cultura, una visita que te abrirá los ojos y nos empequeñecerá de lo poco que somos y conocemos, si nos comparamos con la historia que este gram museo nos cuenta con maestría.

 

Cuando pueda comentaré los espacios, objetos y obras que más me han gustado, asímismo agregaré bastantes fotos que he ido tomando con el móvil mientras realizaba la larga, pero gratificante visita.


 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
A continuación pongo imágenes de la reapertura del Museo Arqueológico Nacional. La fotos las tomé con el móvil, por lo que no tienen demasiada calidad, aún así las cuelgo por si a alguien pueden interesar, y sobre todo animarle a visitar este grandioso museo, donde los españoles nos debemos sentir orgullosos, por su calidad expositiva, y sus interesantes contenidos que conforman sus colecciones.


 00museo_arqueol_gico_nacional_man

Fachada
 

 cam00236

Estatua del pintor Diego Velázquez (1599–1660) junto a la entrada del Museo Arqueológico Nacional de España, en Madrid. Esculpida en mármol blanco de Italia por Celestino García Alonso en 1892. De Velázquez no cabe presentación, para mí el mejor pintor español de todos los tiempos.


 cam00237

Estatua del escultor Alonso Berruguete (h.1490–1561) junto a la entrada del MAN. Esculpida en mármol blanco de Italia por José Alcoverro y Amorós (1835–1910) en 1892. Alonso Berruguete, escultor castellano, hijo del pintor Pedro Berruguete, es uno de los referentes fundamentales de la imaginería española del Renacimiento. También realizó obras pictóricas.


 cam00312
 cam00241
 cam00240

Pantallas a la entrada de la exposición.



Varias mágenes de las salas dedicadas a la Prehistoria y Protohistoria:


 cam00245

 cam00243

 cam00255

 cam00247

 cam00246

 cam00248

 cam00249

 cam00251

 cam00252

 cam00257

 cam00258

 cam00260

 cam00262

 cam00264

 cam00265

 cam00266

 cam00267

 cam00268

 cam00269

 cam00270

 cam00271

 cam00272

 cam00273

 cam00278

 cam00276

 cam00277

 cam00283

 cam00284

 cam00285

 cam00287

 cam00288

 cam00289

 cam00291

 cam00294

 cam00295

 cam00307

 cam00308

 cam00311

 cam00310

 cam00275

 cam00301



Otras imágenes del MAN


 cam00375

La Gran Dama Oferente es una escultura ibérica del siglo III o II a.C. Se trata de una figura femenina de 1,30 metros de altura realizada en piedra caliza que se encuentra en el santuario del Cerro de los Santos, en Montealegre del Castillo (Albacete).


 cam00317
 cam00315

El sepulcro de Pozo Moro, ahora situado en el patio Norte del MAN. Es un monumento funerario turriforme de origen ibero datado hacia fines del siglo VI a. C., que fue encontrado en la población albaceteña de Chinchilla de Monte-Aragón.


 cam00318

Esculturas del patio Norte del MAN


 cam00373
 

La Dama de Baza es una escultura ibera labrada en piedra caliza policromada, del siglo IV a. C.


 cam00380

La Dama de Elche. Es la pieza más popular de Museo Arqueológico Nacional. La Dama de Elche es un busto íbero tallado en piedra caliza que se data entre los siglos V y IV a. C. Mide 56 cm de altura y tiene en su espalda una cavidad casi esférica de 18 cm de diámetro y 16 de profundidad, que posiblemente servía, para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas al difunto. Otras muchas figuras ibéricas de carácter religioso, halladas en otros lugares, tienen también en su espalda un hueco y, como la Dama, sus hombros se muestran ligeramente curvados hacia delante.


 cam00380

La Dama de Elche se encontró cerca de Elche (Alicante), donde existe un montículo que los árabes llamaron Alcudia (montículo) y que en la antigüedad estaba casi rodeado por un río.


 cam00380_1396971533_532607

Se sabe que La Dama de Elche fue un asentamiento ibero denominado Helike (en griego) y que los romanos llamaron Illici Augusta Colonia Julia. Cuando llegaron los árabes, situaron la ciudad más abajo, en la parte llana, conservando el topónimo romano de Illici, que fue arabizado por el sonido elche.


 dolo_oculado_llamado_dolo_de_extremadura_obra_de_arte_esquem_tico_esculpida_en_alabastro_en_el_valle_del_guadalquivir_durante_el_calcol_tico_tercer_milenio_a_c

Ídolo oculado, llamado 'ídolo de Extremadura'. Obra de arte esquemático esculpida en alabastro en el valle del Guadalquivir, durante el Calcolítico (tercer milenio a.C.).



Hispania Romana y Edad Media


 cam00322

 cam00319

 cam00320

 cam00335

 cam00324

 cam00344

 cam00349

 cam00378

 cam00376

 cam00377_1396972503_664844  



 cam00338

 cam00341

 cam00339

 cam00343

 cam00342

 cam00340

Mosaicos procedentes de las villas hispanorromanas



Al-Ándalus


 cam00352
 cam00357
 cam00368
 cam00331

 cam00359
 cam00360
 cam00361
 cam00354
 cam00365
 cam00362
 cam00358



Los reinos cristianos


 cam00394

 cam00392

 cam00400

 cam00402

 cam00403

 cam00411

 cam00423

 cam00425

 cam00428

 cam00526

 cam00540

 cam00428_1397035804_922475



 cam00393

 cam00413

Arco románico sostenido por capiteles. Conjunto procedente de la Iglesia de San Pedro de las Dueñas (León), labrado en piedra caliza en la primera mitad del siglo XII.


 fondo_de_lucillo_g_tico_s_xv_temple_sobre_tabla_iglesia_se_san_esteban_cu_llar_segovia

Fondo de Lucillo. Gótico, s. XV. Temple sobre tabla. Iglesia se San Esteban (Cuéllar, Segovia).


 tablas_de_retablo_maestro_de_san_nicol_s_leo_sobre_tabla_g_tico_flamenco_seg_mitad_s_xv

Tablas de retablo. Maestro de San Nicolás. Óleo sobre tabla. Gótico-flamenco, seg. mitad s.XV


 retablo_de_san_nicasio_y_san_sebasti_n_1402_transici_n_al_g_tico_internacional_procede_de_la_capilla_funeraria_de_la_iglesia_de_san_miguel_rcangel_stella_navarra_1397036065_214313

Retablo de San Nicasio y San Sebastián, 1402. Transición al Gótico internacional. Procede de la Capilla funeraria de la Iglesia de San Miguel Árcangel, stella (Navarra)


 tr_ptico_de_la_pasi_n_hacia_1500_procede_de_la_iglesia_de_santo_domingo_daroca_zaragoza

Tríptico de la Pasión. Hacia 1500. Procede de la Iglesia de Santo Domingo, Daroca (Zaragoza)


 cam00541_retablo_recompuesto_de_la_iglesia_de_santa_clara_de_palencia
 cam00541
 cam00541_retablo_recompuesto_de_la_iglesia_de_santa_clara_de_palencia

Retablo (recompuesto) procedente de la Iglesia de Santa Clara de Palencia.


 retablo_de_san_nicasio_y_san_sebasti_n_1402_transici_n_al_g_tico_internacional_procede_de_la_capilla_funeraria_de_la_iglesia_de_san_miguel_rcangel_stella_navarra

Retablo de San Nicasio y San Sebastián, 1402. Transición al Gótico internacional. Procede de la Capilla funeraria de la Iglesia de San Miguel Árcangel, stella (Navarra)


 san_jer_nimo_azotando_por_los_ngeles_1641_antonio_arias_fern_ndez

San Jerónimo azotando por los ángeles. 1641. Antonio Arias Fernández


 cristo_atado_a_la_columna_seguidor_de_miguel_ngel_m_rmol_s_xvi_roma_italia

Cristo atado a la columna. Seguidor de Miguel Ángel. Mármol, s. XVI. Roma (Italia)


 estatua_funeraria_de_don_juan_de_sol_rzano_pereira_hacia_1660_alabastro_atribuida_a_manuel_correa

Estatua funeraria de don Juan de Solórzano Pereira. Hacia 1660. Alabastro. Atribuida a Manuel Correa.


 la_caridad_romana_1784_1803_basilio_fumo

La Caridad romana. 1784-1803. Basilio Fumo


 lauda_sepulcral_de_los_marqueses_de_las_navas_bronce_en_parte_dorado_posterior_a_1563

Lauda sepulcral de los Marqueses de las Navas. Bronce en parte dorado. Posterior a 1563


 la_apoteosis_de_la_casa_de_austria_hacia_1692_93_luca_giordano

La apoteosis de la Casa de Austria. Hacia 1692-93. Luca Giordano


 t_piz_con_la_virgen_con_ni_o_y_ngel_lana_seda_e_hilos_de_oro_g_tico_anterior_a_1515_pocedencia_la_seo_de_zaragoza

Tápiz con la Virgen con Niño y Ángel. Lana, seda e hilos de oro. Gótico. Anterior a 1515. Pocedencia La Seo de Zaragoza.




Edad Moderna


 cam00485

 cam00488

 cam00496

 cam00511

 cam00512


 escritorio_madera_de_nogal_y_pino_hueso_tejido_e_hierro_hacia_1516_56_corona_de_arag_n

Escritorio. Madera de nogal y pino, hueso, tejido e hierro. Hacia 1516-56. Corona de Aragón.


 escritorio_siglos_xviii_xix_maderas_de_bano_y_pino

Escritorio. Siglos XVIII.XIX. Maderas de ébano y pino.


 felipe_v_e_isabel_de_farnesio_1727_madera_pintada_y_dorada_miguel_de_irazusta

Felipe V e Isabel de Farnesio. 1727. Madera pintada y dorada. Miguel de Irazusta.


 llegada_de_dizful_del_gobernador_de_lorist_n_y_arabist_n_y_del_vicec_nsul_de_espa_a_1877

Llegada de Dizful del gobernador de Loristán y Arabistán y del Vicecónsul de España. 1877


 batalla_de_guetaria_andries_van_eerlvelt_leo_sobre_lienzo_posterior_a_1638_amberes_b_lgica

Batalla de Guetaria. Andries van Eerlvelt. Óleo sobre lienzo posterior a 1638. Amberes (Bélgica)


cam00504

Silla de mano. Luis Paret y Alcázar. Óleo sobre tabla, h. 1770-75. Madrid


 cam00504_batalla_de_guetaria_andries_van_eerlvelt_leo_sobre_lienzo_posterior_a_1638_amberes_b_lgica_y_silla_de_mano_luis_paret_y_alc_zar_leo_sobre_tabla_h_1770_75_ma

Batalla de Guetaria. Andries van Eerlvelt. 1638. Amberes (Bélgica) y Silla de mano. Luis Paret y Alcázar, h. 1770-75. Madrid



Grecia


 cam00447

 cam00449

 cam00451

 cam00452

 cam00455

 cam00459

 cam00460

 cam00461

 cam00462

 cam00466

 cam00467

 cam00470

 cam00472  

 cam00474

 cam00475

 cam00476

 cam00448



El Nilo: Egipto y Nubia


 cam00433

 cam00441

 cam00431

 cam00432

 cam00434

 cam00435

 cam00436

 cam00436

 cam00437

 cam00438

 cam00442

 cam00444

 cam00445


 egipto_fragmento_de_la_pared_de_la_tumba_de_satbahetep_y_neferkhan_piedra_caliza_2100_1940_a_c

Egipto. Fragmento de la pared de la tumba de Satbahetep y Neferkhan. Piedra caliza. 2100-1940 a.C. Necrópolis del Primer Periodo Intermedio. Inicios del Reino Medio, Heracleópolis Nagna (Ehnasya el-Medina)



 cam00544

Pues esto es todo, amigos, espero que las fotos que he realizado al Museo Arqueológico Nacional, contribuyan en su divulgación. Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo Arqueológico Nacional (Madrid) 
 
La odisea de la ‘Mercedes’ toca a su fin


Una gran exposición en el recrea en el Arqueológico Nacional y Naval de Madrid contexto histórico del naufragio y el litigio contra la empresa Odyssey[/b]



 10_1402585910_556895

Unas 30.000 monedas de plata restauradas, además de algunas de oro, han sido expuestas en la muestra y multiplicadas mediante un juego de espejos. Estas son solo una parte de las 600.000 que rescató de la fragata 'Mercedes' la empresa de arqueología submarina Odyssey. Museo Arqueológico Nacional, Madrid. / Luis Sevillano

En los mares, hace dos siglos, los individuos labraban fracasos y glorias y los estados componían un nuevo orden mundial. A España le iba mal. Con un imperio deshilachándose, unos vecinos agigantados (Napoleón y el rey Jorge III), una fuerza naval menguante, una economía en crisis y, para apuntillarla, una epidemia de fiebre amarilla castigando a la población. No todo era malo: Goya se crecía mientras encogía el poder de sus modelos más recurrentes (Carlos IV y demás familia real) y Benito Pérez Galdós convirtió el declive –a partir del impagable símbolo de la batalla de Trafalgar– en una obra maestra, los Episodios Nacionales.



 01_1402585198_382815

La exposición 'El última viaje de la fragata Mercedes' exhibe el patrimonio recuperado de este buque de la Armada naufragado en 1804. La muestra llega tras el litigio ganado a la empresa de 'cazatesoros' Odyssey y pone en contexto histórico la época y las circunstancias del hundimiento. En la imagen, reproducción de la fragata realizada con los métodos de construcción del siglo XVIII, en el Museo Arqueológico Nacional. / Luis Sevillano

Y ahí, en ese primer tomo de Galdós, se cuenta la voladura durante un ataque inglés de la Mercedes, uno de tantos barcos españoles hundidos por los mares del mundo del que nadie se acordaba hasta que una empresa de cazatesoros llamada Odyssey extrajo cerca de 600.000 monedas de plata (y unas pocas de oro) que se habían hundido en el naufragio, ocurrido en 1804 frente a las costas del Algarve. Un tesoro. Como en los cuentos de piratas. Con buenos y malos. Un asunto de Estado en el que, por una vez, PSOE y PP compartieron la misma línea de actuación cuando se relevaron en el Gobierno. El último viaje de la fragata Mercedes, la doble exposición que mañana inauguran en Madrid los Príncipes de Asturias, es resumen y colofón de todas estas historias: la moderna y la contemporánea, la militar y la de la vida cotidiana, la de Europa y la de América, la de científicos que hacían la guerra y marinos que sabían de arte, la de los tiempos en que no todas las tierras tenían su mapa y la de los días en que hay mapas por satélite de cada calle.


 00_1402585219_730814

Operarios introducen los contenedores con el tesoro de 'La Mercedes' en la sede de la Secretaría de Estado de Cultura en la plaza del Rey de Madrid e2 24 de febrero de 2012. / CLAUDIO ÁLVAREZ  

Desde el punto de vista judicial el asunto acabó hace dos años con un mazazo rotundo de la Corte Suprema de Estados Unidos: dado que la Mercedes es un buque de guerra en misión de estado, el tesoro es de España. Dos aviones Hércules del Ejército se encargaron de trasladar desde una base militar de Tampa hasta el aeropuerto de Torrejón de Ardoz las monedas que Odyssey había reflotado. Cada ciudad, provincia y autonomía que poseía un vago hilo de conexión con la fragata y su funesto desenlace se ofreció a partir de entonces para albergar aquel gran capital. También por una vez prevaleció el sentido común: la Secretaría de Estado de Cultura decidió alojarlas en el ARQUA, el más joven de los museos estatales, dedicado a la arqueología subacuática, una ciencia a la que pocos echaban cuentas hasta el caso Odyssey. Allí habrá una exposición permanente sobre la fragata hundida a comienzos del siglo XIX y su litigio a comienzos del XXI (que ya se puede visitar).


 02_1402585368_866410

Diego de Alvear (retratado en el lienzo), segundo jefe de la escuadra española, debía viajar en la fragata 'Mercedes' el 5 de octubre de 1804, día del hundimiento del barco. Fue movilizado sorpresivamente como segundo del jefe del convoy naval, y se desplazó a la embarcación Medea. Desde allí presenció, a cambio de librarse de la muerte, cómo saltaba por los aires la 'Mercedes', donde viajaban su esposa y siete de sus hijos. La historia de Alvear conmovió incluso a los ingleses que habían enviado al fondo del mar al barco español y que le indemnizarían por tanta pérdida. 'Diego de Alvear y Ponce de León'. Finales del siglo XVIII. Copia de Candelaria de Alvear. Óleo sobre lienzo. Museo Naval, Madrid.


 05_1402585538_522578

'El rey Carlos IV', Francisco de Goya y Lucientes, 1789. El monarca reinaba durante el incidente de la fragata 'Mercedes'. Óleo sobre lienzo, 128 x 95,5 cm. Depositado en el Archivo General de Indias, Sevilla.

Desde un punto de vista poético, la historia de la Mercedes se redondea ahora con esta doble muestra que cuenta la pelea con los cazatesoros, sí, pero también la historia de Diego de Alvear, el segundo jefe de la escuadra española que el 5 de octubre de 1804 vio desde la cubierta de su fragata cómo saltaba por los aires la Mercedes, donde viajaban su esposa y siete de sus hijos. La historia de Alvear conmovió incluso a los ingleses que habían enviado al fondo del mar al barco español y que le indemnizarían por tanta pérdida. Alvear volvería a casarse con la irlandesa Lisa Ward, tendría otros diez hijos y vería cómo el único hijo superviviente de su primer matrimonio pelearía por la independencia argentina. Hay numerosos objetos personales de Alvear expuestos: un catalejo, el retrato de su segunda esposa, un sable o un teodolito como los que usó para trazar las fronteras entre España y Portugal en América. En el otoño de 1804 Alvear volvía a España con su numerosa familia en la Mercedes y fue movilizado como segundo de José de Bustamante, el jefe del convoy naval, por una sustitución de última hora. Se cambió de navío junto a su hijo mayor, Carlos. Se libró de la muerte a cambió de asistir desde un lugar privilegiado a la muerte de su familia.


 06_1402585650_127077

Cuadro que recrea el ataque inglés a la escuadra española en 1804. 'La explosión de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes durante la batalla del Cabo de Santa María, 5 de octubre de 1804', F. Sartorius, 1807. Óleo sobre lienzo. Firmado y fechado: F Sartorius 1807. 60,3x90,8 cm. / The Richard Green Gallery, London

En el naufragio de la fragata fallecieron al menos 265 personas (23 de ellos civiles). En el Museo Naval –una de las sedes de la muestra; la otra es el Museo Arqueológico Nacional– se ha reservado un espacio casi a modo de memorial para recordarles. Sobre una pared van cayendo, proyectados sin orden jerárquico, el centenar de nombres de los fallecidos que pudieron rastrear y algunos datos biográficos: había marinos, carpinteros, comerciantes, abogados, niños... Una crueldad que no amparó ninguna guerra y que incluso mereció críticas en Londres.


 03_1402585431_203074

Durante la batalla naval se utilizaron rifles como este, un trabuco de borda español del último tercio del siglo XVIII. Madera, acero y latón. Museo Naval, Madrid.

Por aquellos días España intentaba darse un respiro. Había salido de un conflicto de seis años contra Inglaterra. El punto final fue el Tratado de Amiens, firmado en 1802 entre los ingleses, por un lado, y el bloque aliado (España, Francia y la República de Batavia), por otro. El original del tratado es uno de los valiosos documentos originales que se pueden ver en las exposiciones, donde también se muestran el oficio de Godoy, todopoderoso primer ministro de Carlos IV, que ordenó fletar un convoy entre la península y las colonias para traer caudales a la escuálida Hacienda real aprovechando aquella tregua que debería pacificar los mares. Fue, junto a otros, uno de los documentos utilizados en el proceso judicial para demostrar la identidad de la fragata y su propiedad española (Odyssey afirmó inicialmente que se trataba de barco Black swan).


 07_1402585711_468363

Cartel satírico inglés sobre el apresamiento de 'Fama' y el reparto del botín. Dos marineros británicos saquean la fragata Fama repleta de 'spanish dollars', ante las quejas de los españoles. Esta estampa satírica inglesa trata de justificar el ataque británico a la flota española en el cabo de Santa María por el supuesto destino a Francia (los españoles utilizan palabras en francés) de los caudales que transportaba. 'Los caballeros burlados o John Bull a tiempo, por una vez', Fores, S. W, 1 nov. 1804. Grabado iluminado. Hoja: 26,3 x 37,4 cm; huella: 24,9 x 35,1 cm. Museo Marítimo Nacional, Greenwich, Londres.


 04_1402585487_213825

Cartel de reclutamiento de la fragata Flying Pallas al mando del Capitán Lord Cochrane, 1804. En él, el militar británico anima a los marineros a alistarse en una expedición para hacerse con los galeones españoles, cargados de riquezas. "Una ocasión como esta quizás nunca vuelva a repetirse", asegura. . Barfield, publisher. Museo Marítimo Nacional, Greenwich, Londres.

Cuando la escuadra española, que dirigía Bustamante, zarpó de Montevideo hacia Cádiz se daba por hecho que la neutralidad de Madrid ante la nueva guerra franco-británica sería un salvoconducto suficiente. Pero no lo fue. En aquellos días en que todos recelaban de todos (y todos se espiaban a todos), los ingleses sospechaban que España entregaría el dinero americano para pagar sus compromisos con Napoleón. Así que esperaron al convoy formado por Fama, Medea, Clara y Mercedes a la altura del cabo de Santa María, al sur de Portugal. A las ocho de la mañana se avistaron. Un audiovisual hilvanado con una treintena de acuarelas evoca los acontecimientos siguientes, narrados por un actor que lee el relato de los hechos de Tomás de Iriarte, entonces un niño de diez años que viajaba de América a España para hacer carrera militar. Los ataques comienzan cuando Bustamente se niega a darse por detenido y poner proa a un puerto inglés. El niño Iriarte lleva pólvora del almacén a los cañones hasta que le obligan a ponerse a salvo en las bodegas, donde la tripulación civil reza. En poco tiempo, una bala incendió la santabárbara de la Mercedes, que saltó por los aires con su carga de vidas (más de 300, se salvaron medio centenar) y de bienes: casi 900.000 pesos de plata, 1.500 kilos de la valiosa quina (para combatir la fiebre amarilla), lana de vicuña, cacao...


 08_1402585773_410259

Cajita de oro para rapé extraída por Odyssey. Tabaquera o “cajeta” de rapé (tabaco de esnifar) recuparada de la fragata 'Mercedes'. Oro. 35,27 gr. Museo Nacional de Arqueología Subacuática, Cartagena.

Las tres fragatas restantes son detenidas y llevadas a un puerto inglés. Su carga de caudales era aún mayor que la del barco hundido. Un dibujo satírico inglés recrea ese feliz momento en el que se hacen con el tesoro. Y también se reproducen ejemplares de periódicos británicos con la noticia del ataque, que a la postre condicionaría la declaración de guerra de Carlos IV (presente en la muestra, junto a la reina María Luisa de Parma, en sendos cuadros de Goya) a Inglaterra. Y luego a Trafalgar (1805).


 09_1402585816_356364

Las 600.000 monedas halladas en el el buque hundido estaban aglutinadas en bloques compactos con forma de saca. Parte de la tarea de restauración ha consistido en despegarlas. Plata. 23 x 16 x 14 cm aprox. 27 Kg aprox. Museo Nacional de Arqueología Subacuática, Cartagena.

Entre las casi 200 piezas (procedentes de 27 colecciones, incluida la National Portrait Gallery) que se reparten entre ambas sedes hay más de un tesoro: un cuadro enciclopédico del Museo de Ciencias Naturales sobre la fauna americana (1799), una reproducción de la Mercedes construida por los carpinteros del Museo Naval siguiendo los modelos navales del siglo XVIII, una colección anónima de dibujos con el relato de la batalla y, claro, parte del tesoro: 30.000 monedas de plata que forman un zigurat reluciente agrandado con espejos. A Carmen Marcos, comisaria de la muestra en el Arqueológico y experta en numismática, se le ensancha la sonrisa. Está entre sus criaturas. Las encontró en Florida, apelmazadas y corroídas. Ella mejor que nadie sabe su valor: “Hicieron mover la economía de la Edad Moderna”. En una vitrina se muestran pesos españoles de plata resellados con la efigie de Jorge III para que circulasen legalmente en Inglaterra. “Eran el dólar de la época”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post MAN 
 
Exposición prorrogada en el MAN hasta el 15 de enero de 2015



 dibujo_1421337194_951059

Exposición temporal sobre la fragata Nuestra Señora de las Mercedes hundida en 1804 y su recuperación por el Estado español tras el litigio mantenido en los tribunales norteamericanos contra la empresa Odyssey.

La muestra, que cuenta con dos sedes, Museo Arqueológico Nacional y Museo Naval, destaca la importancia del patrimonio subacuático y da a conocer el contexto histórico de la época y las circunstancias del hundimiento de este buque de la Armada.

Bajo el subtítulo Un tesoro cultural recuperado, el Museo Arqueológico Nacional narra las circunstancias y consecuencias que tuvo en la época la voladura de la fragata y se centra en los aspectos arqueológicos de los bienes recuperados con la batalla legal emprendida por el Gobierno de España en su defensa como telón de fondo.

Objetos de época, documentos históricos clave procedentes de archivos estatales, y más de 30.000 monedas, son algunas de las obras y bienes culturales que se podrán contemplar en esta sede de la exposición.


 dibujo2_1421337782_984824

Ver vídeo 'El último viaje de la fragata Mercedes. Un tesoro cultural recuperado'


 dibujo3_1421337922_989432

Dosier de prensa


Más info
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 15 January 2015, 17:06; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events