Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Stonehenge, El Misterioso Monumento Megalítico
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Stonehenge, El Misterioso Monumento Megalítico 
 
Stonehenge es un monumento megalítico tipo crómlech, oficialmente datado a finales del neolítico (siglo XX a. C.), situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra, a unos quince kilómetros al norte de Salisbury.


000_1533287486_961795

El conjunto megalítico de Stonehenge, Avebury y sitios relacionados fue proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.


 01_1533287592_444050

Stonehenge en una foto aérea posterior a la Primera Guerra Mundial.


La construcción

Stonehenge está formado por grandes bloques de rocas metamórficas distribuidos en cuatro circunferencias concéntricas. El exterior, de treinta metros de diámetro, está formado por grandes piedras rectangulares de arenisca que, originalmente, estaban coronadas por dinteles, también de piedra, quedando hoy en día solo siete en su mismo sitio. Dentro de esta hilera exterior se encuentra otro círculo de bloques más pequeños de arenisca azulada. Éste encierra una estructura con forma de herradura construida con piedras de arenisca del mismo color. En su interior permanece una losa de arenisca micácea conocida como «el Altar».


 02_1533287740_699032

Todo el conjunto está rodeado por un foso circular que mide 104 m de diámetro. Dentro de este espacio se alza un bancal en el que aparecen 56 fosas conocidas como los «agujeros de Aubrey». El bancal y el foso están cortados por «la Avenida», un camino procesional de 23 metros de ancho y 3 kilómetros de longitud, aproximadamente. Cerca se halla la «Piedra del Sacrificio». Enfrente se encuentra la «Piedra Talón». Está compuesto de un gran círculo de grandes megalitos cuya construcción se fecha hacia el 2500 a. C.2​ El círculo de arena que rodea los megalitos es considerado la parte más antigua del monumento, habiendo sido datada sobre el 3100 a. C.


 04_1533287815_576085

En su comienzo era un monumento circular de carácter ritual rodeado por un talud y un foso, de modo similar a muchos otros situados en el sur de Inglaterra.

Finalmente el monumento tomó su aspecto actual, para lo cual se transportaron 32 bloques de arenisca desde las montañas de Preseli, al suroeste de Gales y la piedra del «Altar» fue traída desde una región cercana a Milford Haven. Se especula actualmente con la posibilidad de que se hubieran movido usando bolas de madera o piedra o cojinetes a modo de rodamientos, y no con troncos como se pensó originalmente.


 00_1533287536_512088

Distribución de rocas según se encuentran a principios del siglo XXI.


El complejo

Stonehenge era parte de un complejo grande, que incluía círculos de piedra y avenidas ceremoniales.​ Las excavaciones realizadas por el proyecto Stonehenge Riverside, dirigido por el arqueólogo Mike Parker Pearson de la Universidad de Sheffield, permitieron encontrar muy cerca de Stonehenge, un asentamiento de cerca de mil casas.​ De acuerdo con las evidencias encontradas, estas casas solamente se usaban unos días al año, no se trataba de una aldea habitada permanentemente.

A poco más de tres kilómetros de Stonehenge, en Durrington Walls, fue encontrado un amplio trabajo circular en el terreno, veinte veces más extenso que Stonehenge, rodeado por una zanja y un banco. Allí estuvo levantada una construcción de madera, ahora denominada Woodhenge, con un diseño similar al de Stonehenge y construida en el mismo siglo. Woodhenge estaba unido al río Avon por una avenida ceremonial construida con piedras.


 stonehenge_vid_midsommar_1700_f_kr_nordisk_familjebok

Stonehenge en el alba del día de San Juan.


Objetivo

La finalidad que tuvo la construcción de este gran monumento se ignora, pero se supone que se utilizaba como templo religioso, monumento funerario u observatorio astronómico que servía para predecir las estaciones.

En el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando el eje de la construcción, lo que hace suponer que los constructores tenían conocimientos de astronomía. El mismo día, el Sol se ocultaba atravesando el eje del Woodhenge, donde se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas, probablemente al anochecer.

Han sido encontrados 300 enterramientos de restos humanos previamente cremados, datados entre el año 3030 y 2340 a. C.5​ Dado el escaso número de entierros para un período tan largo, se estima que no se trata de un cementerio para la generalidad de los muertos sino para determinadas personas escogidas. La piedra era el símbolo de lo eterno; servía para marcar o delimitar puntos energéticos terrenales (telúricos) y hasta para albergar espíritus elementales. Así es que Stonehenge podría haber sido utilizada junto con Woodhenge en ceremonias religiosas de culto a los muertos y a la vida, tal vez simbolizada por el círculo de madera.


 05_1533287900_795729

Detalle del monumento Stonehenge.


Stonehenge y el número de oro

Así como en otros edificios prehistóricos, la construcción sigue la llamada proporción aurea cuya relación se establece en el ancho de la Herradura de megalitos de tres piedras grises azuladas y el diámetro del Círculo Pagano o Druida. El rectángulo formado por las Piedras de las Estaciones se aproxima al rectángulo √5, formado por dos rectángulos áureos recíprocos. Así mismo parecen cercanas a la relación aurea las líneas trazadas con base a los pilares y sus respectivas diagonales de los arcos paganos.


 06_1533288033_542109

Monumento Stonehenge.



Fuente: commons.wikimedia.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 03 Agosto 2018, 11:30; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Hallan Un Monumento Megalítico Junto A Stonehenge 
 
.


Hallado un colosal monumento megalítico junto a Stonehenge


Los científicos han detectado 30 rocas intactas y fragmentos de otras 60, levantadas hace 4.500 años



 00_1441723156_975436

Arqueólogos británicos han descubierto, a apenas tres kilómetros de Stonehenge y enterrado a un metro de profundidad, los restos de un inmenso monumento megalítico formado por 90 rocas de hasta 4,5 metros de altura, originalmente dispuestas en un semicírculo de un kilómetro y medio de circunferencia. El hallazgo, anunciado en el Festival Científico de Bradford, constituye “el mayor monumento de piedra que jamás se ha descubierto en Reino Unido y posiblemente en Europa”, según el arqueólogo Vince Gaffney, al frente de la investigación.

Sin necesidad de excavar, utilizando tecnologías para la investigación subterránea, incluido un sofisticado radar, los científicos han detectado 30 rocas intactas y fragmentos de otras 60. Calculan que la estructura pudo haberse levantado hace más de 4.500 años, en la misma época en se construyó Stonehenge, y que el conjunto pudo constituir un gigantesco complejo ceremonial.
Descubrimiento en Stonehenge

La estructura recién descubierta se cree que formaba el perímetro de una especie de circo para rituales, apoyado en una depresión natural del terreno, rodeado de un foso de 17 metros de ancho y encarado al río Avon. El descubrimiento, según sus responsables, abre una fabulosa puerta al conocimiento de la cultura neolítica en las islas británicas.

Se cree que, en algún momento, los custodios del supuesto complejo ceremonial de Durrington Walls, donde se encuentran Stonehenge y la nueva estructura, decidieron tumbar las rocas de esta última y cubrirlas con tierra. No se sabe, por el momento, cuánto tiempo permaneció en pie.

El hallazgo se suma a los realizados hace ahora un año, que descubrieron un complejo de templos y tumbas bajo Stonehenge. Paul Garwood, arqueólogo de la universidad de Birmingham participante en el proyecto, asegura que los nuevos descubrimientos pueden cambiar drásticamente lo que se daba por hecho sobre este conjunto neolítico. “Todo lo que se ha escrito sobre el paisaje de Stonehenge y los monumentos antiguos que alberga”, advierte, “va a tener que ser reescrito”.


 000_1441722769_951293

Los científicos usan un magnetómetro para localizar las piedras. / LBI ArchPro, Geert Verhoeven


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Hallan Un Monumento Megalítico Junto A Stonehenge 
 
Yo estuve en Stonehenge, hace unos pocos años, antes de embarcar en un crucero y me pareció algo espectacular y digno de verse  

Este nuevo hallazgo megalítico, sin querer quitarle importancia, pues la tiene y mucha, creo que será menos impactante a la vista porque la extensión es demasiado grande para apreciar con facilidad todo el conjunto.

Salut
 




___________________________
Peter
 
Peter Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Stonehenge, El Misterioso Monumento Megalítico 
 
Artículo de Daniel Brown



De las pirámides a Stonehenge: ¿eran astrónomos los pueblos de la prehistoria?

Una disciplina científica denominada “arqueoastronomía” o “astronomía cultural” empieza a aportar ideas



 07_1533291788_707467
 
Desde que los humanos pudimos mirar al cielo, nos asombramos de su belleza y sus incontables misterios. Naturalmente, a menudo se describe la astronomía como la más antigua de las ciencias, una inspiración para los humanos desde hace miles de años. Las pinturas rupestres prehistóricas reflejan fenómenos celestes. Y monumentos como las grandes pirámides de Guiza y Stonehenge parecen alinearse con precisión con los puntos cardinales o con los puntos del horizonte por los que salen o se ponen la luna, el sol o las estrellas.

Hoy en día parece que tenemos dificultades para imaginar cómo pudieron los antiguos construir y orientar dichas estructuras. Esto ha hecho que surgiesen muchas suposiciones. Algunos insinúan que los pueblos prehistóricos debían de tener conocimientos matemáticos y científicos para hacerlo, mientras que otros llegan incluso a conjeturar que a lo mejor unos visitantes alienígenas les enseñaron a hacerlo.

¿Pero qué sabemos en realidad acerca de cómo entendían los humanos del pasado el cielo y cómo desarrollaron una cosmología? Una disciplina científica denominada “arqueoastronomía” o “astronomía cultural”, nacida en la década de 1970, empieza a aportar ideas. Esta materia combina diversas áreas especializadas, como la astronomía, la arqueología, la antropología y la etnoastronomía.

Métodos simplistas

Las pirámides de Egipto se encuentran entre los monumentos antiguos más impresionantes, y varias de ellas están orientadas con gran precisión. El egiptólogo Flinders Petrie efectuó la primera investigación de alta precisión de las pirámides de Guiza en el siglo XIX. Descubrió que cada uno de los cuatro bordes de la base de las pirámides apunta hacia un punto cardinal con un margen de un cuarto de grado.

¿Pero cómo sabían eso los egipcios? No hace mucho, Glen Dash, un ingeniero que estudia estas pirámides, planteaba una teoría. Se basa en el antiguo método del “círculo indio”, que solo necesita una vara que proyecte una sombra y una cuerda para establecer una dirección este-oeste. Subraya que, basándose simplemente en su simplicidad, este es un método que pudo haber sido utilizado para las pirámides.

  Tenemos que entender que nunca habrá una única explicación o respuesta a cómo pudo alinearse o utilizarse un monumento

¿Podría ser? No es imposible, pero en este punto corremos el peligro de caer en la popular trampa de proyectar en el pasado nuestros métodos, visiones del mundo e ideas actuales. Es probable que el estudio de la mitología y de los métodos pertinentes conocidos y empleados en aquel entonces proporcionen una respuesta más fiable.

No es la primera vez que los científicos lanzan conclusiones acerca del método científico aplicado en el pasado. Algo similar ocurrió con Stonehenge. En 1964, el astrónomo Gerald Hawkins desarrolló un intrincado método de utilizar hoyos y marcadores para predecir eclipses en el misterioso monumento. Sin embargo, esto no significa que ese fuera el uso que se daba a Stonehenge.

Modo de avanzar

Para empezar a entender el pasado necesitamos incluir diferentes métodos de otras disciplinas para apoyar una idea. También tenemos que entender que nunca habrá una única explicación o respuesta a cómo pudo alinearse o utilizarse un monumento.

¿Cómo puede entonces la astronomía cultural explicar el alineamiento de las pirámides? Un estudio realizado en 2001 proponía que dos estrellas, Megrez y Phad, pertenecientes a la constelación conocida como Osa Mayor, quizá escondan la clave. Estas estrellas son visibles durante toda la noche. Su posición más baja en el cielo durante la noche puede marcar el norte usando el merjet, un antiguo medidor del tiempo, compuesto por una plomada con un mango de madera, que sigue el alineamiento de las estrellas.

La ventaja de esta interpretación es que se relaciona con la mitología estelar obtenida de las inscripciones del templo de Horus en Edfu. Estas inscripciones hablan del uso del merjet como herramienta de agrimensura, una técnica que tal vez explique también la orientación de otros monumentos egipcios. La inscripción incluye el jeroglífico denominado “la Pata Delantera del Toro” que representa la constelación del Carro y su posible posición en el firmamento.


 08_1533291839_999544
 
Hatshepsut y Seshat tensando la cuerda en Karnak, e imagen de la diosa con su signo jeroglífico sobre la cabeza. / Juan Antonio Belmonte

De igual modo, se han ofrecido mejores ideas para Stonehenge. Un estudio de 2001 halló extraños círculos de madera cerca del monumento, y planteó que tal vez representasen a los vivos mientras que las rocas representarían a los muertos. Prácticas similares se observan en monumentos hallados en Madagascar, lo que da a entender que quizá fuese una manera corriente entre los prehistóricos de pensar en los vivos y en los muertos. También ofrece una forma interesante y nueva de observar Stonehenge en medio del paisaje circundante. Otros han interpretado que este monumento, en especial su avenida, marca el tránsito ritual por el inframundo con vistas de la luna en el horizonte.

La astronomía cultural también ha contribuido a arrojar luz sobre las tumbas de corredor –un tipo de tumba compuesta por una cámara de piedras conectadas y una entrada larga y estrecha– de 6.000 años de antigüedad estudiadas en Portugal. El arqueólogo Fabio Silva ha demostrado que la vista desde el interior de las tumbas enmarca el punto del horizonte en el que Aldebarán se eleva sobre una cadena montañosa. Esto podría significar que fueron construidas para permitir ver la estrella desde el interior, ya fuese a muertos o a vivos, posiblemente como ritual de iniciación.

Pero Silva también recopiló pruebas más amplias. La cadena montañosa enmarcada era el lugar al que los constructores de las tumbas debían de emigrar con su ganado en el verano. La estrella Aldebarán se eleva aquí en el horizonte por primera vez en el año —el conocido como orto heliaco— al comienzo de esta migración. Es interesante que el folclore antiguo hable también de un pastor de esta zona que divisó una estrella tan brillante que iluminaba las montañas. Al llegar allí, decidió darles a las montañas y a su perro el nombre de la estrella; ambos nombres siguen existiendo en la actualidad.

El trabajo que yo he realizado en colaboración con Silva ha demostrado también que la visión desde dentro de los corredores largos y estrechos de las tumbas podía ampliar la visibilidad de la estrella, al restringir la visión a través de una apertura.

Pero aunque es fácil asumir que los prehistóricos eran astrónomos analíticos con grandes conocimientos científicos, es importante recordar que esto solo refleja nuestra visión moderna de la astronomía. Los hallazgos de la astronomía cultural demuestran que las personas del pasado observaban de hecho el cielo e incorporaban lo que veían a muchos aspectos de su vida. Aunque sigue habiendo muchos misterios que rodean el significado y los orígenes de las estructuras antiguas, un enfoque basado en el estudio de tantos campos como sea posible, incluso experiencias, y con un significado atractivo probablemente sea nuestra mejor apuesta para descubrir para qué se utilizaron en tiempos pasados.


Publicado el 18 de abril de 2018 por el elpais.com

Daniel Brown es profesor de astronomía. Universidad Nottingham Trent

Cláusula de divulgación. Daniel Brown no trabaja para ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, no las asesora, no posee acciones en ellas ni recibe financiación. Tampoco declara otras vinculaciones relevantes aparte del cargo académico mencionado.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en la web The Conversation.

 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Stonehenge, El Misterioso Monumento Megalítico 
 
Revelado el misterio de los cuerpos quemados y enterrados en Stonehenge hace 5.000 años

El metal de algunos huesos sugiere que las personas procedían de cientos de kilómetros más lejos



 09_1533292073_224463
 
Excavación de uno de los enterramientos de Stonehenge. / Adam Stanford

Uno de los monumentos prehistóricos más conocidos del mundo, Stonehenge, sigue siendo un enorme misterio. Hace entre 5.000 y 4.000 años, antes del descubrimiento de la rueda, cientos de personas se tuvieron que poner de acuerdo para transportar unas 80 piedras de hasta dos toneladas de peso, algunas de ellas desde las montañas de Preseli, en lo que hoy es el oeste de Gales, hasta el sur de Inglaterra, a una distancia de unos 225 kilómetros. Su intención sigue siendo un enigma.

Los hoy célebres círculos de menhires pudieron constituir un observatorio astronómico, un templo religioso, un lugar de encuentro de druidas, un sanatorio o un monumento a la paz entre los pueblos locales, según las principales hipótesis sobre la mesa. También fueron, con seguridad, un lugar de enterramiento para un puñado de personas, quizá pertenecientes a una élite.

Los círculos de menhires pudieron constituir un observatorio astronómico, un lugar de encuentro de druidas, un sanatorio o un monumento a la paz

Hace un siglo, entre 1919 y 1926, las primeras excavaciones en el yacimiento destaparon los restos de 58 individuos, tanto mujeres como hombres, cuyos cadáveres fueron quemados antes de ser enterrados. El fuego impidió solucionar el rompecabezas. “Las altas temperaturas alcanzadas durante la cremación, de hasta 1.000 grados, destruyen toda la materia orgánica, incluido el ADN. Esto limita la cantidad de información que se puede obtener”, lamenta Christophe Snoeck, químico de la Universidad Libre de Bruselas. Los cadáveres de Stonehenge han estado callados durante un siglo. Hasta hoy.

El equipo de Snoeck ha encontrado una manera de hacer hablar a los restos prehistóricos: el estroncio. Si se recuerda la tabla periódica de los elementos que había que memorizar en el instituto, la segunda columna se cantaba así: berilio, magnesio, calcio, estroncio, bario y radio. El estroncio, un metal blando de color plateado, se situaba debajo del calcio. Su estructura es tan similar que los huesos absorben el famoso calcio presente en la leche y las sardinas, pero también pueden incorporar el estroncio en su lugar. Y el estroncio de los huesos de Stonehenge sugiere que muchas de aquellas personas, o sus restos, llegaron al santuario tras recorrer cientos de kilómetros.


 10_1533292024_358289
 
Las montañas de Preseli (Gales), origen de algunas piedras de Stonehenge. Adam Stanford

La clave está en el subsuelo. Las tierras calizas del sur de Inglaterra, en las que se levanta Stonehenge, presentan perfiles de estroncio diferentes a los de las formaciones geológicas del oeste de Gales, donde se encuentran las canteras de las que salieron algunas piedras del monumento. Este estroncio soluble e identificable pasó a las plantas, que fueron ingeridas por seres humanos, quedando el metal almacenado en sus huesos. Snoeck y los suyos han analizado los restos de 25 personas enterradas en Stonehenge. El estudio sugiere que 10 de ellas se alimentaron con vegetales del oeste de Gales en la última década de su vida. Los habitantes de las montañas de Preseli pudieron recorrer el mismo camino que sus piedras y ser enterrados entre ellas con honores, junto a los locales. Pero la investigación de Snoeck también apunta a otra posibilidad: que a Stonehenge solo llegaran los restos ya cremados.

“Nuestros resultados subrayan la importancia de las conexiones entre diferentes regiones —que implicaban tanto movimientos de materiales como de personas— en la construcción y en el uso de Stonehenge”, destaca Snoeck, que publica hoy su estudio en la revista especializada Scientific Reports, junto a coautores como Julia Lee-Thorp, directora de la Escuela de Arqueología de la Universidad de Oxford. Para Snoeck, el nuevo descubrimiento “es una muestra única de que los contactos e intercambios en el Neolítico, desde hace 5.000 años, se hacían a gran escala”.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Stonehenge, El Misterioso Monumento Megalítico 
 
Descubierto el 'secreto' de las piedras de Stonehenge... y de los cuerpos allí enterrados

  - 10 de las 25 personas cuyo cráneo fue analizado no vivían en Stonehenge
  - Posiblemente transportaron las piedras usadas en las primeras etapas
  - Procedían del oeste de la isla de Gran Bretaña




 000_1533293434_910790

Monumento megalítico prehistórico de Stonehenge. EL MUNDO

Un siglo después que un grupo de investigadores descubrieran los restos de más de 50 personas enterradas junto a las piedras del monumento neolítico de Stonehenge, situado en el sur de Inglaterra, un nuevo estudio científico ha resulto parte del misterio que rodeaba a estos cuerpos.

A pesar de más de un siglo de intenso estudio, todavía sabemos muy poco sobre las personas enterradas en Stonehenge o cómo llegaron a estar allí. Ahora, una nueva colaboración de investigación de la Universidad de Oxford, publicada en 'Scientific Reports', sugiere que varias personas fueron enterradas en el sitio de Wessex se mudaron, y posiblemente transportaron las piedras azules usadas en las primeras etapas de la construcción del monumento, provenientes de las Montañas de Preseli del oeste de Gales.

La investigación demuestra que al menos diez de las 25 personas cuyo cráneo fue analizado no vivían en Stonehenge o sus cercanías antes de su fallecimiento.


 00_1533293491_823424

Fragmentos de hueso occipital quemados de Stonehenge. SCIENTIFIC REPORTS

El equipo encabezado por Christophe Snoeck utilizó la datación con radiocarbono junto con una nueva técnica basada en el análisis de la composición de isótopos de estroncio para determinar el origen de los seres humanos sepultados.

"Nuestros resultados son los primeros en proporcionar evidencia directa sobre el origen de los enterrados en Stonehenge, arrojando luz sobre la importancia del sitio en el paisaje neolítico", dijo a la CNN Snoeck

Estos restos fueron excavados originalmente en una red de 56 pozos en la década de 1920, colocados alrededor de la circunferencia interior y la zanja de Stonehenge, conocidos como "Aubrey Holes".

Los restos, que datan de 3.180 a 2.380 AC, fueron descubiertos inicialmente por el coronel William Hawley durante las excavaciones que tuvieron lugar durante en los años 20. Los volvió a enterrar en pozos dentro del sitio de Stonehenge que se conoce como Aubrey Holes, llamado así por el anticuario del John Aubrey, que descubrió los pozos por primera vez. Tres de los individuos eran jóvenes, mientras que los otros eran adultos, y pudieron identificar que nueve eran posiblemente masculinos y seis posiblemente femeninos.

Los expertos han concluido que al menos parte de esas personas procedían del oeste de la isla de Gran Bretaña -el oeste de Gales-, el mismo lugar de donde se cree que vienen las piedras que se usaron en los inicios de la construcción del famoso monumento del año 3100 AC.

Otros estudios anteriores habían establecido que esas piedras provenían de las montañas galesas de Preseli, e incluso sugirieron que el monumento funerario pudo erigirse allí y posteriormente sus piedras fueron arrastradas unos 200 kilómetros hasta su actual ubicación en el condado de Wiltshire, por movimientos de la población.

Pero si estas personas fueron incineradas en Gales, ¿cómo acabaron en Stonehenge? Durante las excavaciones de 1920, Hawley notó que algunos de los restos quemados en Aubrey Holes se almacenaban en bolsas de cuero, lo que le llevó a pensar que "aparentemente habían sido traídos de un lugar distante para el entierro".

Se considera que bien las personas que las trasladaron murieron y acabaron enterradas en Stonehenge o algunos de los restos mortales quemados pudieron ser transportados ya desde el oeste de Gales, donde habrían sido soterrados en un primer momento.

Posiblemente los restos fueron traídos de Gales y enterrados cuando se levantaron las piedras azules en Stonehenge, según sugieren los autores del estudio.

El nuevo análisis con técnicas más avanzadas corrobora que el origen de muchas de estas personas era la región occidental de Gran Bretaña, lo que confirma además que durante el neolítico tardío hubo migraciones desde esa zona hasta la antigua región de Wessex, hoy Wiltshire.

"El reciente descubrimiento de que alguna información biológica sobrevive a las altas temperaturas alcanzadas durante la cremación (hasta 1.000 grados Celsius) nos ofrece la emocionante oportunidad de poder estudiar finalmente el origen de los que están enterrados en Stonehenge", ha afirmado Snoeck.

Otro autor del estudio, Rick Schulting, opinó que "lo realmente destacable de este estudio es que las innovaciones en las ciencias arqueológicas hayan permitido extraer tanta información nueva de unos poco prometedores fragmentos de hueso quemado".

Los científicos señalan que la nueva técnica de análisis de isótopos de estroncio, cuyos trazos parecen quedar sellados por el calor, permitirá volver a analizar restos ya excavados de diferentes colecciones arqueológicas.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario