Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Enrique Granados
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Enrique Granados 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este centésimo tercer trabajo recopilatorio está dedicado al pianista y compositor catalán Enrique Granados.


 02_1542890507_147247

Enrique Granados (Enrique Granados y Campiña; Lérida, 1867 - en el canal de la Mancha, 1916) Pianista y compositor español. Era hijo de padre cubano y de madre gallega. Su disposición para la música se reveló ya en su niñez; estudió los primeros elementos de solfeo y teoría en su ciudad natal con José Junceda. Niño aún, pasó a Barcelona, donde entró en la Escolanía de la Merced, dirigida por Francisco Jurnet; luego recibió lecciones de Juan Pujol (piano) y Felipe Pedrell (armonía).

A los diez años de edad empezó a dar conciertos públicos. En 1887 pasó a París, donde estudió con C. de Bériot; en la capital francesa vivió con su amigo y coterráneo, el pianista Ricardo Vinyes. Regresó a Barcelona en 1889, donde dio un memorable concierto en el Teatro Lírico. En 1892 obtuvo un nuevo triunfo como concertista y como compositor al dar a conocer sus tres primeras Danzas.

Como pianista fue excelente colaborador de grandes violinistas como Manén, Isaye, Crikboom y Thibaud. También actuó al lado de Risler, Saint-Sáens y Malats en la interpretación pública de obras escritas para dos planos. En una de las primeras "Festes de la Música Catalana", obtuvo el primer premio; su Allegro de concierto fue laureado en un concurso nacional.

En 1910 envió sus composiciones para piano Goyescas al pianista Montoriol Tarrés, que residía en París. Tarrés estudió la obra y se entusiasmó con ella. La divulgó y pronto, ganado el apoyo de Vuillermoz, logró que la Société Musicale Independante organizara el 4 de abril de 1914 un concierto enteramente dedicado a Enrique Granados. El éxito fue rotundo y constituyó la consagración del joven compositor. A raíz de este concierto le fue concedida la Legión de Honor y recibió de Rouché, director de la ópera parisiense, el encargo de convertir las Goyescas en ópera, para su representación en París.

Enrique Granados puso manos a la obra y concluyó la partitura sobre un libreto de F. Periquet; pero estalla la conflagración mundial y el proyecto se vuelve irrealizable. Así las cosas, Schirmer, el editor neoyorquino, enterado de la dificultad, se apresura a hacer proposiciones a Granados: él está dispuesto a editar la obra y la hará representar en Nueva York. Nuestro autor acepta y se traslada a América con su esposa.

La representación de Goyescas, efectuada en el Metropolitan el 28 de enero de 1916, constituyó un éxito y Granados fue invitado por el presidente de los Estados Unidos para tocar en la Casa Blanca. Esta circunstancia fue causa de que el compositor perdiera el transatlántico que había de volverle a España. Cumplido su compromiso, no quiso esperar la salida de otro buque español y embarcó para Inglaterra; allí, en Folkestone, tomó el "Sussex", el cual, a poco de zarpar, fue torpedeado y hundido por un submarino alemán. Granados y su esposa murieron ahogados. La noticia causó sensación; en Barcelona. en Lérida, en París, en Nueva York, se le tributaron homenajes póstumos.

Además de las obras citadas se deben a Granados, entre otras, las siguientes obras: Bocetos, 12 Danzas españolas, Piezas sobre cantos populares, Valses poéticos, Madrigal, la ópera María del Carmen (1898), Follet, Picarol, Liliana (sobre textos de Apel•les Mestres); una nueva serie de Danzas españolas, Sardana, Rapsodia aragonesa, El Pelele, El canto de las estrellas (para piano, coro y órgano); para canto y piano: Canciones amatorias, Tonadillas, Elegía eterna, el poema sinfónico Dante, etc.

Enrique Granados fue además notable pedagogo y de la academia de música que en Barcelona llevaba su nombre salieron muchos de los mejores pianistas catalanes de estos últimos tiempos. Nuestro autor fue un extraordinario intérprete de la música popular hispánica, a la que estilizó con su alto sentido poético y su fina intuición.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación y conocimiento de este ilustre personaje.





Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Resumen Biográfico


 03_1542890650_729282

Enrique Granados - Enrique Costanzo Granados y Campiña (Lérida, España, 27 de julio de 1867 - Canal de la Mancha, 24 de marzo de 1916), compositor y pianista español.Por el carácter de su obra y por la época en que vivió es tenido como uno de los músicos nacionales españoles. Suele encuadrársele también en el neo-romanticismo por su vinculación estilística con el piano de Chopin, Schubert, Schumann y Edvard Grieg.

Enrique Granados cursó estudios de piano con Juan Baptista Pujol y de composición con Felipe Pedrell, en Barcelona, donde en 1883 ganó un primer premio de interpretación tocando la Sonata en sol menor de Schumann.

En 1887 se trasladó a París para estudiar allí con el pianista Charles de Beriot; tuvo así ocasión de consolidar su amistad con Albéniz, que había sido condiscípulo suyo en Barcelona, y de entablarla con los músicos franceses más representativos del momento, como Fauré, Debussy, Ravel, Dukas, D’Indy y Saint-Saëns.

A los 22 años, en 1889, regresó a Barcelona y, tras un brillante concierto, sentó su fama de virtuoso pianista, y enseguida, interpretando sus propias obras, también de compositor. Pero el gran reconocimiento de su talento musical llegaría como consecuencia del estreno en Madrid, en 1898, de su ópera María del Carmen, por lo que la reina María Cristina le otorgó la Cruz de Carlos III.

En 1900 Granados fundó en Barcelona la Sociedad de Conciertos Clásicos, y un año después, la Academia Granados destinada a la enseñanza del arte pianístico.

Hito culminante de su obra para piano es la suite Goyescas, inspirada en algunos cuadros de Goya y estrenada en Barcelona el 11 de marzo de 1911. En 1916 había quedado adaptada y transformada en la ópera Goyescas. Ese mismo año se presentó la obra en la Ópera del Metropolitan de Nueva York. Para tal acontecimiento, Granados y su esposa Amparo se desplazaron a Estados Unidos, donde el compositor tuvo ocasión de ofrecer un recital en la Casa Blanca ante el presidente Wilson.

Granados de regreso a Barcelona vía Londres, el barco en que viajaban, el vapor británico Sussex, fue torpedeado el 24 de marzo de 1916 cuando atravesaba el Canal de la Mancha por el submarino alemán SM UB 29, que aparentemente lo confundió con un barco minador. A pesar del caos reinante, Granados consiguió en un primer momento ponerse a salvo en uno de los botes salvavidas del Sussex. Sin embargo, pocos minutos después divisó a su esposa entre las olas a cierta distancia del bote, y saltó al agua en un intento desesperado por salvarla. Desgraciadamente su sacrificio fue inútil, y ambos perecieron ahogados.


 06_1542891039_895950

Restos del Sussex en el puerto de Boulogne, 1916.


 00_1542890294_429607

Irónicamente, Granados había tenido pánico durante toda su vida a los viajes en barco, queriendo el destino que muriese durante la que fue su primera y última travesía.



Obras

- 12 Danzas españolas (1890) para piano.
- María del Carmen (1898), ópera.
- Allegro de concierto (1903).
- Escenas románticas (1903) para piano. Comprende: Mazurca; Berceuse; Allegretto; Mazurka; Allegro appassionato; Epílogo.
- Dante (1908), poema sinfónico.
- Tonadillas (1910) para voz y piano. Comprende: Amor y odio; Callejeo; El majo discreto; El majo tímido; El mirar de la maja; El tra-la-la y el punteado; La maja de Goya; La Maja Dolorosa I, II y III; Ay majo de mi vida!, Oh muerte cruel!, De aquel majo amante; La currutacas modestas; Sí al retiro me llevas; El majo olvidado.
- Goyescas (1911), suite para piano. Comprende: Los requiebros; Coloquio en la reja, dúo de amor; El fandango de candil; Quejas, o La maja y el ruiseñor; El amor y la muerte, balada; Epílogo, serenata del espectro.
- Bocetos (1912) que comprende: Despertar del cazador; El hada y el niño; Vals muy lento; La campana de la tarde.
- Colección de canciones amatorias (1915), para voz y piano. Comprende: Descúbrase el secreto; Mañanica era; Mira que soy niña; Gracia mía; Iban al Pinar; No lloráis ojuelos.
- Goyescas, ópera, 1916.
- 6 Estudios expresivos
- Valses poéticos, (1967) para piano, que comprende: Introducción y nº1, Melódico; nº2, Tempo de vals noble; nº3, Tempo de vals lento; nº4, Allegro humorístico; nº5, Allegretto (elegante); nº6, Quasi ad libitum (sentimental); nº7, Vivo; Coda (presto y tempo del primer vals).
- 6 Piezas sobre cantos populares españoles, que comprende: Añoranza; Ecos de la parranda; Vascongada; Marcha oriental; Zambra; Zapateado.
- Madrigal, para violonchelo y piano.
- Estudio para piano.


 01_1542890257_777526

Granados grabando poco antes de regresar en marzo de 1916, con su mujer Amparo en su última foto.


12 danzas españolas

Las Doce danzas españolas para piano son una serie de doce piezas pianísticas compuestas por el compositor Enrique Granados. Se desconocen las fechas exactas de composición de cada una de ellas, si bien se ha dicho que fueron escritas entre 1892 y 1900, si bien el propio compositor declaró que la mayoría son de 1883 (cuando contaba 16 años). Cabe la posibilidad de que, por otro lado, escritas en fechas tempranas, fuesen perfeccionadas más tarde por Granados, lo cual haría incompatible dos de sus cualidades: por una parte, su sencillez de escritura, generalmente tripartita A-B-A, alejada de las complejidades de su obra insigne Goyescas, y ello llevaría a pensar que son obras de juventud; por otra parte, la maestría, la elegancia y el dominio rítmico indicarían que estamos antes un compositor maduro. Sea como fuere, estas partituras constituyen una de las máximas aportaciones al piano español del siglo XIX.


Las Doce danzas españolas  de Granados son:

Danza española nº1. Denominada Minueto, es una especie de bolero en sol mayor que Granados dedicó a Amparo Gal, su futura esposa. Se inicia con una sección allegro, que modula a modo menor en una sección central más reposada, poco andante y regresa a la parte inicial.

Danza española nº2. Denominada Oriental, es una bella danza escrita en do menor. La primera sección es un andante en el que la mano izquierda dibuja un sentido acompañamiento, mientras que la derecha entona la melancólica melodía principal. La sección central, lento assai, emana un lirimo sentimental.

Danza española nº3. Esta danza recibe dos denominaciones, Fandango o Danza gallega. La partitura señala enérgico, y está en la tonalidad de re mayor. Es interesante por su garbo, su sentido rítmico y algún asomo de lirismo que sirve de contraste.

Danza española nº4. Denominada Villanesca, está inspirada por Torquato Tasso. Es de carácter cortesano y, al mismo tiempo, popular. Señalada allegro alla pastorale, su aire pastoril, suave y melodioso es su mayor encanto. La canción y el estribillo de la sección central derivan del tema principal.

Danza española nº5. Denominada Andaluza o Playera, es un andantino, quasi allegretto. Es la más conocida de todas estas danzas. Tiene cierto clima flamenco, por ello recibe la primera apelación. La mano izquierda hace una especie de punteado que recuerda el rasgueo de la guitarra.

Danza española nº6. Se la denomina Rondalla aragonesa, siendo pues, una verdadera jota. Alegretto, poco a poco scherzando es su Tempo, con una primera sección brillante y de difícil plasmación para el pianista. La parte central es a modo de copla y posteriormente vuelve a aparecer la primera sección. Es una de las más brillantes.

Danza española nº7. Se la conoce con el nombre de Valenciana o Calesera. Es un allegro arioso en sol mayor. Se trata de una jota valenciana con curiosos acordes sincopados y ritmo sostenido, evocación estilizada del baile popular. Granados la dedicadó al compositor César Cui.

Danza española nº8. Es una sardana, que utilizada su autor en homenaje a su tierra. Esta sardana aparece a través de su peculiar ritmo, con una dotación melódica variada y original. Está en do menor y es un assai moderato.

Danza española nº9. Se denomina comúnmente Mazurca o Romántica. Es un molto allegro brillante en si bemol menor. Algunos estudiosos han visto en ella un zortzico vasco, pero el ritmo es distinto. Otros han hallado una proximidad al chotis. Como otros también la han considerado una página simplemente romántica.

Danza española nº10. Denominada Danza triste o Melancólica, es un allegretto en sol mayor. Es una de las más difundidas de la serie. Desde el punto de vista formal es un tanto deslavazada, pero ahí reside su encanto.

Danza española nº11. Denominada Zambra, es una hermosa e inspirada página que muestra reminiscencias de la música de raíces moriscas junto al virtuosismo y el rigor habituales en Granados.

Danza española nº12. Está denominada Arabesca. Es de inspiración morisca, como la anterior danza. Se trata también de la última danza de la colección. Pieza de gran delicadeza, la melodía de la sección central tiene una gracia muy especial.


Goyescas

Goyescas es una ópera, compuesta por Enrique Granados, con libreto en español de Fernando Piquet, inspirado en cartones para tapices de Goya. Se estrenó el 28 de enero de 1916 en el Metropolitan Opera de Nueva York. Su estreno en Nueva York fue un gran éxito. A la vuelta del mismo falleció al ser torpedeado el barco en el que regresaba por un submarino alemán. Esta ópera de Granados es la única que forma parte del repertorio operístico representado habitualmente.


 04_1542890857_358555

Granados visto por Ramón Casas (MNAC).


Estudio para piano

El Estudio para piano del compositor español Enrique Granados es una pieza, de carácter didáctico, que resulta de gran interés por ciertos pasajes. Publicada esta obra póstumamente, es una página personal y llena de pasajes de encanto, con gran sentido del intimismo, como la misma partitura señala, amorosamente, que se combina con otros pasajes de gran dificultad de ejecución, pero tratados siempre con gusto y expresividad.


Personajes que estuvieron relacionados con la carrera de Granados


Felip Pedrell (Tortosa, 19 de febrero de 1841 - 19 de agosto de Barcelona 1922) fue un compositor y músico español. Sus primeros contactos con la música los hace como cantor infantil del coro de la catedral de Tortosa en su villa natal. A la edad de 15 años, ya compone un "Stabat Mater" a tres voces. En el año 1863 Pedrell va a Barcelona para seguir sus estudios musicales, pero pronto viaja a Roma (1876) y París (1877) pensionado por las Diputaciones de Tarragona y Gerona para desarrollar sus conocimientos musicales. Más tarde, en el año 1894 se traslada a Madrid donde en el año 1915 se le nombra profesor del Conservatorio. Albeniz fue guiado por su maestro Felip Pedrell. Albéniz tuvo un espíritu intuitivo y práctico y una mirada hacia las fuentes de inspiración populares y la traducción sonora de la naturaleza, los paisajes y los sentimientos humanos.


Isaac Albéniz (1860-1909) Isaac Albéniz (Camprodón, Gerona, 1860-Cambo-les-Bains, Francia, 1909) Compositor y pianista español. La vida de Isaac Albéniz, sobre todo durante su niñez y su juventud, es una de las novelas más apasionantes de la historia de la música. Niño prodigio, debutó como pianista a los cuatro años, con gran éxito, en un recital en Barcelona. Tras estudiar piano en esta ciudad e intentar, infructuosamente, ingresar en el Conservatorio de París, prosiguió sus estudios en Madrid, adonde su familia se había trasladado en 1869. A los diez años Albeniz se fue de casa, y recorrió varias ciudades y pueblos de Castilla organizando sus propios conciertos. Una segunda fuga, en 1872, le llevó a Buenos Aires. Protegido por el secretario particular de Alfonso XII, el conde de Morphy, Albéniz, consciente de sus carencias técnicas, pudo proseguir sus estudios en el Conservatorio de Bruselas.

En 1882 Albeniz contrajo matrimonio y conoció al compositor Felip Pedrell, quien dirigió su atención hacia la música popular española, inculcándole la idea, esencial para el desarrollo de su estilo de madurez, de la necesidad de crear una música de inspiración nacional. Fue entonces cuando Albéniz, que hasta ese momento se había distinguido por la creación de piezas salonísticas agradables y sin pretensiones para su instrumento, el piano, empezó a tener mayores ambiciones respecto a su carrera como compositor. Su estilo más característico comenzó a perfilarse con las primeras obras importantes de carácter nacionalista escritas a partir de 1885, en especial con la Suite española de 1886. Su ideal de crear una «música nacional de acento universal» alcanzó en la suite para piano Iberia, su obra maestra, su más acabada expresión. Admirada por músicos como Debussy, la influencia de esta partitura sobre otros compositores nacionalistas españoles, entre ellos Falla y Granados, fue decisiva. Ella sola basta para otorgar a Albéniz un lugar de privilegio en la música española.


Manuel de Falla (23 de noviembre de 1876, Cádiz, España - 14 de noviembre de 1946, Alta Gracia, Argentina) fue un compositor español de música clásica. Con Isaac Albéniz y Enrique Granados, es uno de los músicos más importantes de la primera mitad del siglo XX en España. Falla fue también uno de los primeros compositores de esta tradición que, cultivando un estilo tan inequívocamente español como alejado del tópico, supo darse a conocer con éxito en toda Europa y América, y con ello superó el aislamiento y la supeditación a otras tradiciones a que la música hispana parecía condenada desde el siglo XVIII.

Falla nunca fue un compositor prolífico, pero sus creaciones, todas ellas de un asombroso grado de perfección, ocupan prácticamente un lugar de privilegio en el repertorio. Recibió sus primeras lecciones musicales de su madre, una excelente pianista que, al advertir las innegables dotes de su hijo, no dudó en confiarlo a mejores profesores. Tras trabajar la armonía, el contrapunto y la composición en su ciudad natal con Alejandro Odero y Enrique Broca, ingresó en el Conservatorio de Madrid, donde tuvo como maestros a José Tragó y Felip Pedrell. La influencia de este último sería decisiva en la conformación de su estética: fue él quien le abrió las puertas al conocimiento de la música autóctona española, que tanta importancia había de tener en la producción madura falliana.

Tras algunas zarzuelas, hoy perdidas u olvidadas, como Los amores de Inés, los años de estudio en la capital española culminaron con la composición de la ópera La vida breve, que se hizo acreedora del primer premio de un concurso convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Aunque las bases del concurso estipulaban que el trabajo ganador debía representarse en el Teatro Real de Madrid, Falla hubo de esperar ocho años para dar a conocer su partitura, y ello ni siquiera fue en Madrid sino en Niza. Francia, iba a ser la siguiente etapa de su formación: afincado en París desde 1907, allí entró en relación con Debussy, Ravel, Dukas y Albéniz, cuya impronta es perceptible en sus composiciones de ese período, especialmente en Noches en los jardines de España, obra en la que, a pesar del innegable aroma español que presenta, está latente cierto impresionismo en la instrumentación.

La madurez creativa de Falla empieza con su regreso a España, en el año 1914. Es el momento en que compone sus obras más célebres: la pantomima El amor brujo y el ballet El sombrero de tres picos (éste compuesto para cumplimentar un encargo de los célebres Ballets Rusos de Serge de Diaghilev), las Siete canciones populares españolas para voz y piano y la Fantasía bética para piano. (...) Los últimos veinte años de su vida, el maestro los pasó trabajando en la que consideraba había de ser la obra de su vida: la cantata escénica La Atlántida, (...) El estallido de la guerra civil española le obligó a buscar refugio en Argentina, donde le sorprendería la muerte sin que hubiera podido culminar su última obra. La tarea de finalizarla según los esbozos dejados por el maestro correspondió a su discípulo Ernesto Halffter.


Joaquín Turina (Sevilla; 9 de diciembre de 1882 - Madrid; 14 de enero de 1949) fue un compositor español. De ascendencia italiana, su padre era el pintor homónimo Joaquín Turina. Siendo niño inició sus estudios musicales con el maestro de capilla de la catedral hispalense, García Torres, y con Enríquez Rodríguez. En 1897 realizó su primera actuación pública como pianista. En Madrid amplió sus estudios con José Tragó. Cursó estudios de piano con Juan Baptista Pujol y de composición con Felipe Pedrell, en Barcelona, donde en 1883 ganó un primer premio de interpretación tocando la Sonata en sol menor de Schumann.


Pablo Sarasate (1844-1908) Violinista y compositor navarro, Pablo Sarasate fue el primero que consiguió destacar en el campo de la música instrumental entre los compositores e intérpretes nacionalistas españoles. Sarasate nació en Pamplona y murió en Biarritz. Fue un violinista de fama internacional, cuya técnica era comparable a la de Paganini. Estudió en Madrid y París y dio conciertos por Europa, el primero de ellos cuando tenía siete años. Compuso unas cincuenta obras para violín, entre las que sobresalen sus Danzas españolas, como Zapateado, Romanza andaluza y Jota navarra. Otras obras suyas son Aires gitanos, Canción gitana y Fantasía sobre Carmen.


Tomás Bretón (Salamanca 1850 - Madrid 1923) Compositor y director de orquesta español. Profesor de composición del Conservatorio de Madrid, tuvo como alumnos a Manuel de Falla y Pau Casals. Su producción más significativa pertenece al género lírico, aunque también escribió una interesante obra instrumental que evidencia el conocimiento de los recursos armónicos y orquestales que en aquellos momentos recorrían Europa: tres cuartetos de cuerda, un quinteto con piano, un concierto para violín, música coral y religiosa y música sinfónica son muestra de ello. Compuso zarzuelas, como la chispeante La verbena de la Paloma (1894), escrita en diecinueve días, y óperas, como Los amantes de Teruel (1889) y La Dolores (1895).



Enlaces interesantes


Web que alberga las obras musicales de Granados: http://www.filomusica.com/filo13/grana.html

Enlace de "La Música Antigua Española": http://www.isftic.mepsyd.es/w3/eos/...sica/index.html

Enlacede "Música Barroca":  http://es.wikipedia.org/wiki/Barroco_(m%C3%BAsica)

Enlace Música española: http://www.emopalencia.com/compositores.htm


 05_1542890958_925572

Enrique Granados en 1914



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al gran compositor y pianista catalán Enrique Granados.


Fuentes y agradecimientos: bach-cantatas, wikipedia, biografiasyvidas, cvc.cervantes, elpais, elperiodico y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 22 Noviembre 2018, 13:51; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Enrique Granados 
 
Encontrado el único concierto para piano y orquesta de Enrique Granados

El director Melani Mestre, titular de la orquesta de Lviv, ha completado la partitura de 'Patético'   



 07_1542891236_181038

Aparece una partitura de Granados después de una búsqueda exhaustiva de Melani Mestre - RTVE.es

Patético es el nombre que Enrique Granados puso a su primer concierto para piano y orquesta, una obra que dejó inconclusa y que ahora ha sido rescatada por el director de orquesta Melani Mestre (Barcelona, 1976), actual titular de la Orquesta Sinfónica de Lviv (Ucrania). Mestre ha llegado hasta la partitura siguiendo el rastro en París de un borrador con algunos compases que encontró en un mercadillo parisino. El boceto le llevó, en septiembre del año pasado, hasta la Biblioteca de Catalunya, donde se encontraba olvidada entre miles de libros y documentos, la partitura original.
 
"Encontrarla fue algo alucinante, como entrar en una película de Indiana Jones y encontrar el tesoro perdido", relata Mestre. El manuscrito está firmado por el compositor, que dedica su concierto al músico francés Camille Saint-Saens, amigo suyo. Granados escribió la obra, cuyo segundo movimiento no está terminado, en 1910, año intermedio entre la colaboración del compositor con Saint-Saens y el encargo de Goyescas, que le mantuvo ocupado hasta 1916, año en el que murió en un naufragio.

Mestre se ha dedicado a completar el segundo y añadir un tercer movimiento basándose en piezas del compositor español como la Danza Española número 2, Oriental, y Capricho español. "Un concierto romántico de estas características ha de tener tres movimientos", justifica el director, que se ha apoyado también en la voluntad de Granados de escribir una obra larga.

Este concierto "escapa a todo lo que habíamos conocido hasta hoy de Granados", dice Mestre, que añade: "No hay repertorio español de esta época para piano y orquesta". En su opinión, Granados utiliza en esta obra un lenguaje musical "completamente centroeuropeo", con influencias de Saint-Saens, Schumann, Liszt o Chopin, distinto a la producción típica de los compositores españoles de finales del XIX y principios del XX, basada en temas populares, obras de corta duración y "piezas más de salón".

El hallazgo de la partitura supone, para este director, un testimonio de que muchas teorías que se han escrito sobre Granados no son correctas, como que no sabía orquestar o que no conocía suficientemente los instrumentos. "Él tenía mucha intención de escribir para orquesta y dominaba este lenguaje muy bien", añade.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 22 Noviembre 2018, 13:54; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Enrique Granados 
 
El trágico final de Granados: naufragio por tocar en la Casa Blanca

Un documental ahonda en la vida del compositor que murió tras ser torpedeado su barco en el canal de la Mancha por los alemanes



 00_1542890294_429607
 
Los restos del 'Sussex', el transatlantico en el que viajaban Enrique Granados y Amparo Gal, tras el ataque alemán. MUSEO MARÍTIMO NACIONAL DE LONDRES

Si el presidente Woodrow Wilson no se hubiese empeñado en invitarle a dar un recital en la Casa Blanca, la ruta de regreso hubiera sido distinta para Enrique Granados y Amparo Gal, su esposa. Pero el honor merecía un cambio de billetes. Querían agasajarle en Washington tras su éxito con la ópera Goyescas en Nueva York. Lo que es el mal fario… El transatlántico para el que compró pasaje directo a Barcelona no se hundió. En cambio, sí quedó hecho pedazos el Sussex, aquel ferri que debieron coger para no hacerle un feo al mandatario estadounidense. Se embarcaron a bordo tras una escala en Londres y naufragó el 24 de marzo de 1916, cuando atravesaba el canal de la Mancha.

La Primera Guerra Mundial dictaba su ley. Fue torpedeado por el submarino comandado por el temible capitán Herbert Pustkuchen, perteneciente a la armada alemana, tras un acto de frialdad asesina injustificado, a juicio del biógrafo de Granados, Walter Aaron Clark. Así fue como se truncó su éxito creciente a los 49 años y dejó huérfanos a seis hijos.

  “No debió morir, volvía de Estados Unidos con nuevas ideas que sin duda habrían dado un paso adelante importante para la música española”, asegura Torres-Pardo.

El temor del músico hacia un destino trágico resultó más que justificado. Parecía una exageración por parte de quienes trataban de aplacar su pavor a viajar por mar. Dudaba regresar del viaje obligado al estreno de Goyescas. Granados detestaba las travesías marinas. La fuerte tormenta que les agarró a la ida le aterrorizó. Intuía una desgracia. Y cuando dejó de temerla a su regreso, ocurrió.

Lo cuenta El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados, el documental que ha rodado Arantxa Aguirre en colaboración con la pianista Rosa Torres-Pardo. “Su final, aparte de una tragedia personal y nacional, representa un símbolo de la fuerza bruta del destino. Me parece tan explícito y contundente que me he esforzado en contarlo de la manera más limpia posible, sin añadir ni subrayar, para dejar a los espectadores solos con su emoción y sus preguntas”, afirma la cineasta.
Y así quedan quienes acuden a verlo estos días al Círculo de Bellas Artes de Madrid —la próxima proyección es este domingo, 25 de noviembre—: con el agujero de la maldición revoloteando mientras, al tiempo, degustan las apariciones de músicos y bailaores rindiéndole homenaje. El cartel reúne, entre otros a Arcángel, Rocío Márquez o Juan Manuel Cañizares, al director de orquesta Jaime Martín y chelista Adolfo Gutiérrez Arenas, a los cantantes Carlos Álvarez y Nancy Fabiola Herrera, al Cuarteto Bretón o al pianista ruso Evgeni Kissin, encargado de demostrar la vigencia de Granados a escala global.

“No debió morir, volvía de Estados Unidos con nuevas ideas que sin duda habrían dado un paso adelante importante para la música española”, asegura Torres-Pardo. Caminos que ahondaban en el mestizaje y el acercamiento a la música popular. “De algún modo, Falla fue el continuador de su trabajo y el de Albéniz. También quien más se acercó al flamenco y a los inicios de un sonido más próximo al de hoy”, añade. “Aun así, Granados fue un hombre de su tiempo. Vivió aquel cambio al modernismo a partir de Wagner, Fauré o Debussy. También ellos le contagiaron su música y él supo hacerla convivir con danzas españolas, como la de Antonia Mercé o tonadillas para ser cantadas por intérpretes de copla”.
 

 01_1542890257_777526

Granados, en marzo de 1916, con su mujer, Amparo Gal, en su última foto.

La modernidad de su propuesta mestiza es algo que pone en valor el documental. “Por eso resulta tan enriquecedor hacer una revisión con el cante o la danza flamenca o con su interpretación a la guitarra, ni más ni menos que una búsqueda del origen de esta música pero también un deseo de mirar hacia delante”, asegura la pianista.

Unir música y cine siempre lleva su cuota de audacia. Pero adictiva, a juzgar por la experiencia de Arantxa Aguirre. Lo ha probado en propuestas anteriores como Dancing Beethoven, junto a Zubin Mehta o Una rosa para Soler, también con Torres-Pardo. “Las historias sobre músicos conllevan siempre un gran riesgo. Su arte resulta autosuficiente y te preguntas qué sentido tiene llevarlo al cine. Pero cuanto mayor es el riesgo, más crece para mí el aliciente. Siempre he intentado que las imágenes no se limiten a ilustrar la música, porque no lo necesita. Prefiero que dialoguen con ella y que de ahí nazca un tercer lenguaje, el del cine, un arte de síntesis, un crisol de elementos”, afirma Aguirre.

Todo para contar una historia con final no deseado. Si Wilson no lo hubiera invitado a la Casa Blanca, Granados y Amparo Gal no habrían cambiado el billete que les hubiera trasladado directamente de Nueva York a Barcelona. Cuando atravesaban el canal de la Mancha, Herbert Pustkuchen andaba al acecho. No necesitó confirmar que el Sussex era un buque civil. Sabía que si lo alcanzaba convocaría fuerzas de rescate militares y asestaría así un doble golpe traumático al enemigo.

Con el impacto, los Granados se arrojaron al mar y se ahogaron. Sus cadáveres reposan en algún lugar del fondo del Atlántico. Ese mismo día, Arthur Rubinstein tocaba en el Palau de la Música unas Goyescas. Sus hijos asistieron al concierto sin conocer aún la noticia. Ni el pianista polaco ni sus descendientes sabían lo que había ocurrido a la altura de la costa francesa. Lo que surgió como un guiño de admiración a un compositor vivo se convirtió en un homenaje fúnebre.
Se adhiere a los criterios de  


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario