Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
San Juan De La Cruz
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje San Juan De La Cruz 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este Quincuagésimo octavo trabajo recopilatorio, está dedicado a San Juan de la Cruz, fue un poeta místico y religioso, cofundador de las Carmelitas de Descalzas con Santa Teresa de Jesús.

0sanjuandelacruzSan Juan de la Cruz (Juan de Yepes Álvarez; Fontiveros, España, 1542-Úbeda, id., 1591) Poeta y religioso español. Nacido en el seno de una familia hidalga empobrecida, empezó a trabajar muy joven en un hospital y recibió su formación intelectual en el colegio jesuita de Medina del Campo. En 1564 comenzó a estudiar artes y filosofía en la Universidad de Salamanca, donde conoció, en 1567, a santa Teresa de Jesús, con quien acordó fundar dos nuevas órdenes de carmelitas. Su orden reformada de carmelitas descalzos tropezó con la abierta hostilidad de los carmelitas calzados, a pesar de lo cual logró desempeñar varios cargos. Tras enseñar en un colegio de novicios de Mancera, fundó el colegio de Alcalá de Henares. Más adelante se convirtió en el confesor del monasterio de santa Teresa.

En 1577 prosperaron las intrigas de los carmelitas calzados y fue encarcelado en un convento de Toledo durante ocho meses. Tras fugarse, buscó refugio en Almodóvar. Pasó el resto de su vida en Andalucía, donde llegó a ser vicario provincial. En 1591 volvió a caer en desgracia y fue depuesto de todos sus cargos religiosos, por lo que se planteó emigrar a América, proyecto que frustró su prematuro óbito. Canonizado en 1726, fue proclamado Doctor de la Iglesia en 1926.

Aunque los versos que de él se conservan son escasos y no fueron publicados hasta después de su muerte, se le considera como uno de los mayores poetas españoles de la época y como el máximo exponente de la poesía mística. Noche oscura, Cántico espiritual y Llama de amor viva son sus tres obras poéticas capitales, a las cuales corresponden varias obras en prosa que les sirven de corolario explicativo, dado el hermetismo simbólico de su poesía: Subida al monte Carmelo, Noche oscura del alma, Llama de amor viva (las tres reunidas en el volumen Obras espirituales que encaminan a un alma a la unión perfecta con Dios) y Cántico espiritual.

Combinando la antigua simbología del Cantar de los cantares con las fórmulas propias del petrarquismo, produjo una rica literatura mística, que hunde sus raíces en la teología tomista y en los místicos medievales alemanes y flamencos. Su producción refleja una amplia formación religiosa, aunque deja traslucir la influencia del cancionero tradicional del siglo XVI, sobre todo en el uso del amor profano (las figuras del amante y de la amada) para simbolizar y representar el sentimiento místico del amor divino. La estrofa más empleada en sus poemas es la lira, aunque demuestra igual soltura en el uso del romance octosílabo.

Toda su doctrina gira en torno al símbolo de la «noche oscura», imagen que ya era usada en la literatura mística, pero a la que él dio una forma nueva y original. La noche, al borrar los límites de las cosas, le sugiere, en efecto, lo eterno, y de esa manera pasa a simbolizar la negación activa del alma a lo sensible, el absoluto vacío espiritual. Noche oscura llama también san Juan a las «terribles pruebas que Dios envía al hombre para purificarlo»; ateniéndose a este último significado, habla de una noche del sentido y de una noche del espíritu, situadas, respectivamente, al fin de la vía purgativa y de la iluminativa, tras las cuales vendría la vía unitiva, aspiración última del alma atormentada por la distancia que la separa de Dios, y realización de su deseo de fusión total con Él. Antes de acceder a la experiencia mística de unión con Dios, el alma experimenta una desoladora sensación de soledad y abandono, acompañada de terribles tentaciones que, si consigue vencer, dejan paso a una nueva luz, pues «Dios no deja vacío sin llenar».

San Juan utiliza determinados recursos estilísticos con una profusión y madurez poco frecuentes, dando un nuevo y más profundo sentido a las expresiones paradójicas («vivo sin vivir en mí», «cautiverio suave») y las exclamaciones estremecedoras («¡Oh, llama de amor viva!») habituales en los cancioneros. Lo que mejor define su poesía es su extraordinaria intensidad expresiva, gracias a la perfecta adecuación y el equilibrio de cada una de sus imágenes. A ello contribuye así mismo su tendencia a abandonar el registro discursivo y eliminar nexos neutros carentes de valor estético para buscar una yuxtaposición constante de elementos poéticos de gran plasticidad.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes.




Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados, por temas.  Reyes: Trajano, emperador romano, Adriano, emperador romano, Don Pelayo, Jaime I el Conquistador, Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, Carlos V, Felipe II, Carlos III; Gobernantes: Conde-duque de Olivares ;Conquistadores y exploradores: Cristóbal Colón, Hermanos Pinzón, Juan de la Cosa, Alonso de Ojeda, Cabeza de Vaca, Francisco de Orellana, Francisco Pizarro, Hernán Cortés, Hernando de Soto, Inés de Suarez, Núñez de Balboa, Pedro de Mendoza, Pedro de Valdivia, López de Legazpi, Ponce de León, Rodrigo de Bastidas, Elcano - Magallanes; Héroes: Viriato, El Cid campeador, Guzmán el Bueno, María Pita, Agustina de Aragón, Daoíz y Velarde, Vicente Domenech "El Palleter"; Militares: Juan de Austria, El Gran Capitán (Fernández de Córdoba), Ambrosio Spínola, Álvaro de Bazán, Blas De Lezo, Gravina y la Batalla de Trafalgar, Cosme Damián Churruca y Trafalgar, Alcalá Galiano, General Castaños y batalla de Bailén; Literatura: Séneca, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora; Religiosos: Bartolomé de Las Casas, Cardenal Cisneros, Santa Teresa de Jesús; Emprendedores o inventores: Isaac Peral, Eduardo Barreiros... hay otros trabajos en preparación que iré añadiendo.



Resumen Biográfico:


0sanjuandelacruz2

San Juan de la Cruz - Juan de Yepes Álvarez (Fontiveros, Ávila, España, 24 de junio de 1542 – Úbeda, 14 de diciembre de 1591), conocido como estudiante con el nombre de fray Juan de Santo Matía y más tarde como San Juan de la Cruz, fue un poeta místico y religioso español. Desde 1952 es el Patrono de los poetas en lengua española.
 
1blasndesanjuandelacruz

Blasón de San Juan de la Cruz. Universidad de Alcalá de Henares


Vida


sanjuandelacruz

Juan de Yepes Álvarez. Era hijo de Gonzalo de Yepes y de Catalina Álvarez, tejedores de buratos y de escasos recursos económicos. El padre y el hermano pequeño, Luis, mueren cuando Juan tiene sólo tres años, por lo que la madre y los dos hijos restantes (Francisco y el propio Juan) se ven obligados por la acuciante pobreza (las penalidades pasadas hicieron de Juan un hombre de escasa corpulencia, bastante bajo de estatura (Santa Teresa lo llamaba "mi medio fraile") a trasladarse primero a Arévalo (donde viven durante cuatro años) y en 1551 a Medina del Campo. El incremento de fortuna que les reportó el matrimonio del hermano mayor consiguió que se establecieran allí definitivamente. Juan, gracias a su condición de pobre de solemnidad, puede asistir al Colegio de los Niños de la Doctrina, privilegio que le obliga a realizar ciertas contraprestaciones, como asistir en el convento, la ayuda a Misa y a los Oficios, el acompañamiento de entierros y la práctica de pedir limosna. La mínima formación recibida en el colegio le capacitó para continuar su formación en el recién creado (1551) colegio de los jesuitas, que le dieron una sólida base en Humanidades. Como alumno externo y a tiempo parcial, debía compaginar sus estudios con un trabajo de asistencia en el Hospital de Nuestra Señora de la Concepción de Medina, especializado en la curación de enfermedades venéreas contagiosas.


1sanjuandelacruz4

Así, pues, entre 1559 y 1563, estudia con los jesuitas; durante los primeros tres años, recibe la formación según la novedosa ratio studiorum, en la que el latín era la base de todo el currículum; en el cuarto año, aparte de recibir instrucción retórica, aprende a escribir en latín, a construir versos en este idioma y a traducir a Cicerón, Julio César, Virgilio, Ovidio, Marcial y Horacio. Simultáneamente, vive las nuevas corrientes del Humanismo cristiano, con estilo y comportamientos renovados en la pedagogía.

A los veintiún años, en 1563, ingresa en los Padres Carmelitas de Medina (orden de los Carmelitas) y adopta el nombre de fray Juan de Santo Matía. Tras realizar el noviciado entre 1563 y 1564 en el convento de Santa Ana, se traslada a Salamanca donde estudiará en el Colegio de San Andrés de los Cármenes entre 1564 y 1567 los tres cursos preceptivos para bachillerarse en Artes. Durante el tercer curso, fue nombrado, por sus destrezas dialécticas, prefecto de estudiantes en el colegio de San Andrés.

En 1567  fray Juan de Santo Matía, regresa a Medina del Campo por unos pocos días para ser ordenado presbítero y celebrar su primera misa en presencia de su hermano, del resto de su familia y de sus amigos del convento. Allí conocerá a Teresa de Cepeda y Ahumada, futura santa Teresa de Jesús, que había llegado a la ciudad para fundar una nueva sede de su Reforma Carmelita, los llamados carmelitas descalzos. Teresa convence a Juan y lo une a su causa de reforma de su orden. Ésta, reformada, tropezó con una gran hostilidad por parte de los carmelitas calzados.

Juan regresa a Salamanca e inicia estudios de Teología durante el curso 1567-1568, pero solo termina un curso -los preceptivos hubieran sido cuatro- por lo que no obtuvo ni siquiera el grado de bachiller.

En agosto de 1568 abandona Salamanca para acompañar a Teresa en su fundación femenina de Valladolid.


0santateresadeavilapint

Santa Teresa de Avila, pintura vidrio en Convento de Santa Teresa.

El 28 de noviembre de 1568 funda en Duruelo el primer convento de Descalzos de la rama masculina del Carmelo Descalzo siguiendo la Regla Primitiva, esto es, un establecimiento que propugna el retorno a la práctica original de la Orden; en la ceremonia, cambia su nombre por el de fray Juan de la Cruz. En 1570 la fundación se trasladó a Mancera, donde Juan desempeñó el cargo de Subprior y Maestro de novicios; tras una estancia en Pastrana para poner en marcha su noviciado, se establece en 1571 en Alcalá de Henares como Rector del colegio recién fundado.

Juan se convierte en uno de los principales formadores para los nuevos adeptos a esta reforma carmelitana. En 1572 viaja, invitado por Teresa de Jesús, al Convento de la Encarnación en Ávila, en donde asumirá las tareas de Vicario y Confesor de las monjas. Permanecerá aquí hasta finales de 1577, por lo que acompañará a la madre Teresa a la fundación de diversos conventos de Descalzas, como el de Segovia.

Durante este periodo, en el seno de la Orden del Carmelo se habían agravado los conflictos jurisdiccionales entre los carmelitas calzados y descalzos, debidos a distintos enfoques espirituales de la reforma; por lo demás, el pleito se enmarcaba también en la confrontación entre el poder real y el pontificio por dominar el sector de las órdenes religiosas. Así, en 1575, el Capítulo General de los Carmelitas decidió enviar un visitador de la Orden para suprimir los convento fundados sin licencia del General y de recluir a la madre Teresa en un convento. Finalmente, en 1580 el Carmelo Descalzo se erige en Provincia exenta y en 1588 es reconocida como Orden.

En este contexto es en el que se produce el encarcelamiento de Juan de la Cruz, quien ya en 1575 había sido detenido y encarcelado en Medina del Campo durante unos días por los frailes calzados. La noche del 3 de diciembre de 1577 Juan de la Cruz es nuevamente apresado y trasladado al convento de frailes carmelitas de Toledo, donde es obligado a comparecer ante un tribunal de frailes calzados para retractarse de la Reforma teresiana. Ante su negativa, es recluido en una prisión conventual durante ocho meses.

Durante este periodo de reclusión escribe las treinta y una primeras estrofas del Cántico espiritual (en la versión conocida como protocántico), varios romances y el poema de la fonte, y los canta en su estrecha reclusión para consolarse.


monumentoasanjuandelacr

Monumento a San Juan de la Cruz. La Carolina

Tras concienciarse de que su liberación iba a ser difícil, planea detenidamente su fuga y entre el 16 y el 18 de mayo de 1578, con la ayuda de un carcelero, se escapa en medio de la noche y se acoge en el convento de las Madres Carmelitas Descalzas, también en Toledo. Para mayor seguridad, las monjas lo envían al Hospital de Santa Cruz, en el que estuvo mes y medio.

En 1578 se dirige a Andalucía para recuperarse completamente. Pasa por Almodóvar del Campo, cuna de los místicos San Juan de Ávila y San Juan Bautista de la Concepción, y luego llega como Vicario al convento de El Calvario en la serranía jienense. Entabla amistad con Ana de Jesús, tras algunas visitas a la fundación de Beas de Segura.

En junio de 1579 se establece en la fundación de Baeza donde permanece como Rector del Colegio Mayor hasta 1582, en que marcha para Granada tras ser nombrado Tercer Definidor y Prior de los Mártires de esa ciudad. Realiza numerosos viajes por Andalucía y Portugal, por razones del cargo. En 1588 es elegido Primer Definidor y Tercer Consiliario de la Consulta, la cual le traslada a Segovia.

Tras un nuevo enfrentamiento doctrinal en 1590, es destituido en 1591 de todos sus cargos, y queda como simple súbdito de la comunidad. Durante su viaje de vuelta a Segovia, cae enfermo en el convento de La Peñuela y es trasladado a Úbeda, donde muere la noche del 13 al 14 de diciembre.



Beatificación y canonización


0juandelacruz

Inmediatamente tras su muerte, su cuerpo es despojado y se inician los pleitos entre Úbeda y Segovia por la posesión de sus restos. En 1593, éstos, mutilados, se trasladan clandestinamente a Segovia, donde reposan actualmente. El proceso de beatificación y canonización se inició en 1627 y finalizó en 1630. Fue beatificado en 1657 por Clemente X y canonizado por Benedicto XIII en 1726. Posteriormente, en 1926 Pío XI lo proclama Doctor de la Iglesia Universal y en 1952 es declarado patrono de los poetas españoles.


La obra literaria de San Juan de la Cruz

La obra de San Juan de la Cruz ha sido, desde siempre, enfocada desde dos perspectivas, la teológica y la literaria, que, en muchas ocasiones, se han presentado mezcladas.

Desde el punto de vista religioso, la obra de San Juan sufre una serie de manipulaciones tendentes a integrarla dentro de los límites y convenciones de la ortodoxia. Probablemente, la primera manipulación la realiza el propio autor cuando se decide a redactar los comentarios.

La cita hace referencia a los comentarios o paráfrasis explicativa que Juan de la Cruz escribió para su obra más importante, el llamado Cántico espiritual, con una finalidad didáctica como resultado de las dificultades de adaptar la estructura del poema al esquema del itinerario místico (las tres vías y los tres estados correlativos).

Esta presencia teológica sobre su obra, y en concreto sobre el Cántico, se ha manifestado también en las constantes manipulaciones de tipo editorial que ha sufrido, en forma de añadidos al título o de epígrafes para determinados grupos de estrofas del poema.

Consecuentemente, una importante rama de los estudios sanjuanistas se ha dedicado a demostrar la adecuación de lo escrito por San Juan a la ortodoxia religiosa católica, privilegiando los Comentarios en prosa sobre la poesía.

Por otro lado, es frecuente en el estudio literario de su obra que o bien se den saltos continuos a lo teológico, o bien que se estudien de forma conjunta la poesía y los Comentarios doctrinales del propio poeta, con la idea de que estos son necesarios para comprender aquella.

Frente a esta vertiente de los estudios sanjuanistas, se encuentra otra que postula que la necesidad (o posibilidad) de la interpretación religiosa es algo que debe ser argumentado y discutido en cada caso, en tanto que el sentido objetivo de la poesía de San Juan no obliga necesariamente a aceptar un significado religioso.

Combinando la antigua simbología del Cantar de los cantares con las fórmulas propias del petrarquismo, produjo una rica literatura mística, que hunde sus raíces en la teología tomista y en los místicos medievales alemanes y flamencos. Su producción refleja una amplia formación religiosa, aunque deja traslucir el influjo del Cancionero tradicional del siglo XVI, sobre todo en el uso del amor profano (las figuras del amante y de la amada) para simbolizar y representar el sentimiento místico del amor divino.

La estrofa más empleada en sus poemas es la lira, aunque demuestra igual soltura en el uso del romance octosílabo.

San Juan utiliza determinados recursos estilísticos con una profusión y madurez poco frecuentes, dando un nuevo y más profundo sentido a las expresiones paradójicas («cauterio suave») y las exclamaciones estremecedoras («¡Oh, llama de amor viva!») habituales en los cancioneros.

Lo que mejor define su poesía es su extraordinaria intensidad expresiva, gracias a la perfecta adecuación y el equilibrio de cada una de sus imágenes. A ello contribuye así mismo su tendencia a abandonar el registro discursivo y eliminar nexos neutros carentes de valor estético para buscar una yuxtaposición constante de elementos poéticos de gran plasticidad.


estatuadesantateresadej

Monumento a Santa Teresa de Jesús situado delante del Convento de las Carmelitas Descalzas. Ávila



Obras

Noche oscura, Cántico espiritual y Llama de amor viva son sus tres obras poéticas capitales, a las cuales corresponden varias obras en prosa que les sirven de corolario explicativo, dado el hermetismo simbólico de su poesía: Subida al monte Carmelo, Noche oscura del alma, Llama de amor viva (las tres reunidas en el volumen Obras espirituales que encaminan a un alma a la unión perfecta con Dios) y Cántico espiritual.

Además de estas tres composiciones, San Juan es autor de 7 poemas más (a los que se suelen añadir varios de autoría discutida). Esos poemas son (se cita el primer verso): "Entréme donde no supe", "Vivo sin vivir en mí", "Tras de un amoroso lance", "Un pastorcico, solo, está penado", "Aquella eterna fonte está escondida", "En el principio moraba" y "Encima de las corrientes".


undibujodelmanuscritode

Un dibujo del Manuscrito de Sanlúcar de San Juan de la Cruz

El Manuscrito de Sanlúcar o Códice de Barrameda es uno de los manuscritos antiguos que recoge la obra poética y los comentarios a la misma del poeta místico español San Juan de la Cruz. Su principal importancia radica en que es el único de ellos que conserva anotaciones manuscritas del propio santo. Se conserva en el Convento de las Carmelitas Descalzas de la ciudad española de Sanlúcar de Barrameda.

Manuscrito de Sanlúcar, enlace: http://cvc.cervantes.es/obref/sanjuan/

Poesías de San Juan de la Cruz, enlace: http://www.mercaba.org/DOCTORES/JUAN-CRUZ/poesias.htm


formasntimassanjuandela

Formas íntimas. San Juan de la Cruz en Úbeda. 1993. Ramón Pérez Carrió



Fuentes literarias

La poesía de Juan de Yepes constituye el punto de encuentro de una larga tradición literaria. Su lírica integra tradiciones literarias de distinto origen que, aunadas por el escritor en sus textos, van adquiriendo significados y valores múltiples que sobrepasan aquellos que tenían en su origen.

La crítica, desde Dámaso Alonso, ha puesto de relieve la confluencia de tres influjos: por un lado, el bíblico del Cantar de los Cantares, y, por otro, la tradición de la poesía culta italianizante y la tradición de la poesía popular y de cancioneros del Renacimiento español.

El influjo de la Biblia es fundamental en su poesía, en tanto actúa como molde y catalizador del resto de lecturas que conforman el bagaje cultural de San Juan. Particularmente, resulta trascendental en el Cántico, cuyo simbolismo e imágenes tienen su origen en el Cantar de los cantares.


laobrapoticadesanjuande

La obra poética de san Juan de la Cruz



Doctrina

Toda su doctrina gira en torno al símbolo de la «noche oscura», imagen que ya era usada en la literatura mística, pero a la que él dio una forma nueva y original.

La noche, al borrar los límites de las cosas, le sugiere, en efecto, lo eterno, y de esa manera pasa a simbolizar la negación activa del alma a lo sensible, el absoluto vacío espiritual.


1sanjuan

Noche oscura llama también san Juan a las «terribles pruebas que Dios envía al hombre para purificarlo»; ateniéndose a este último significado, habla de una noche del sentido y de una noche del espíritu, situadas, respectivamente, al fin de la vía purgativa y de la vía iluminativa, tras las cuales vendría la vía unitiva, aspiración última del alma atormentada por la distancia que la separa de Dios, y realización de su deseo de fusión total con Él. La existencia de estas tres vías se corresponde con las tres potencias clásicas del alma: memoria, entendimiento y voluntad, que en este mismo orden son reducidas a un estado de perfecto silencio. El silencio de la memoria es llamado en la mística esperanza. El silencio del entendimiento se llama fe y el silencio de la voluntad caridad o amor. Estos tres silencios representan a la par un vaciamiento interior y una renuncia de uno mismo que alcanza su máximo grado a través de la virtud de la caridad. De ahí sobrevienen la enorme angustia y la sensación de muerte característica de los místicos, pues unirse a Dios es un perderse previo a sí mismo... para después ganarse.

Antes de acceder a la experiencia mística de unión con Dios, el alma experimenta una desoladora sensación de soledad y abandono, acompañada de terribles tentaciones que, si consigue vencer, dejan paso a una nueva luz, pues «Dios no deja vacío sin llenar».


cristoenlacruzdesanjuan

Cristo en la cruz, de San Juan de la Cruz (1542-1591) dibujado en un estado de éxtasis.



Versiones musicales de sus poemas

En 1991 el compositor Carmelo Bernaola estrenó su cantata Mística sobre versos de San Juan de la Cruz para la XI edición de Europa Cantat (1991), en Vitoria.

En 1977 Amancio Prada puso música al cántico espiritual, con su voz acompañada únicamente de guitarra, violín y violonchelo.

En 1994 la canadiense Loreena McKennitt compuso una excelente adaptación en inglés de La Noche Oscura del Alma titulada The Dark Night of the Soul dentro del disco The Mask and Mirror.



San Juan de la Cruz, el "Séneca" de la Madre Teresa


24sanjuandelacruzelsnec

El día 14 de diciembre de 1591 moría en Úbeda Fray Juan de la Cruz, menospreciado por algunos, querido por la mayoría, llorado por muchos, las monjas de la Madre Teresa, miembros del clero y tantos amigos y amigas. Hoy, hacemos memoria de este genio de la humanidad, uno de los pensadores más originales y profundos que han escrito sobre Dios, sobre el hombre y su capacidad de experimentar lo divino; sobre la nada y miseria en que se convierte el ser humano si se deja dominar por sus bajos instintos, los "apetitos", y la grandeza que conquista si se somete a las "noches" purificativas. En ellas ve Juan de la Cruz la mano providente de Dios que limpia la escoria del hombre deficiente y le hace vivir en la libertad.

Su producción literaria es muy limitada, cabe toda ella en un pequeño volumen; pero son toda sustancia, pura creatividad. Los versos de Juan de la Cruz son un prodigio de palabra y sonoridad, de lírica y pasión, algo que hizo pensar a un alma cándida si no tendrían origen divino, como un decir de ángeles. Él la sacó de dudas y le dijo que algunas palabras se le ocurrían a él, otras se las ponía Dios en la memoria y en el corazón. Su prosa es limpia, admirable, y corre siempre tranquila sobre el papel, sin esquinas ni tropiezos, como trabajada a cincel. Juan de la Cruz no sabía que estaba enriqueciendo una lengua que en él se hacía "clásica", y, al describir las interioridades más profundas del hombre, se convertía en filósofo, en teólogo, en místico, en psicólogo del profundo, en un sabio del Renacimiento.


0teresacepedaahumada

Santa Teresa le tuvo por un hombre inspirado, "medio fraile", "chico" de cuerpo pero "grande en los ojos de Dios", "celestial y divino". Casi recién estrenado el hábito de fraile descalzo en Duruelo (noviembre de 1568), siendo rector del colegio de Alcalá (abril de 1571), la Santa le hizo venir a Avila como confesor de las monjas de La Encarnación (mayo-junio de 1572) donde ella había sido elegida priora. Aquí ejerció su ministerio hasta que lo secuestraron los frailes calzados en diciembre de 1577. Teresa y Juan de la Cruz fueron almas gemelas por su profunda experiencia religiosa, muy diferentes en la psique y en la capacidad de liderazgo y de relaciones humanas. Ella lo consideró un Séneca, -"mi Senequita" decía-, por su modo conciso de hablar, en sentencias breves y sustanciales. Pues bien, Fray Juan ejerció este oficio de filósofo y pensador cristiano escribiendo unos Dichos de luz y amor (Madrid, Editorial de Espiritualidad, 1976). Son parte de sus enseñanzas orales, que él anotaba en papeles sueltos y entregaba a sus oyentes y que recopiló en un breve cuadernillo que ha llegado hasta nosotros en su caligrafía original. Son con como síntesis breves de sus grandes obras, que todavía pueden iluminar y calentar a sus lectores de nuestro tiempo.

Juan de la Cruz, "alma enamorada" de Dios y de todas sus criaturas, ha descrito de manera precisa esa hermosa condición de la persona sumida en el trance psicológico del enamoramiento y su transfiguración moral. "El alma enamorada -escribe- es alma blanda, mansa, humilde y paciente". (n. 28). "Alma enamorada" es la que entona las canciones del Cántico Espiritual hasta culminar el proceso del encuentro con el Amado Cristo-Dios; que se abrasa en el fuego del Dios Uno y Trino en la Llama de amor; que sale en busca del Amado en la Noche oscura mientras asciende por los senderos del Monte Carmelo. Es la misma alma que, puesta en oración, pide a Dios que, "si todavía se acuerda de sus pecados", ejercite la bondad y misericordia para que sea conocido en ellos. (n. 26).

Dice más este Séneca teresiano. Como pensador cristiano, sabe que la dignidad del hombre, su grandeza, está en amar a Dios "con todo el corazón, con toda el alma, con toda su fortaleza" (Deuteronomio, 6, 5). Amar "con toda la "fortaleza" exige controlar todas las "pasiones y apetitos". Para ayudar al hombre frágil a esta empresa, le propone purificar la voluntad mediante el ejercicio de la caridad-amor (Subida del Monte Carmelo, III, caps. 16-47), el entendimiento mediante la fe en Dios (libro I), y la memoria con la esperanza, que olvida el pasado y mira al futuro (libro II). Cuando culmine todo el proceso de purificación, el hombre se sentirá de verdad libre, no esclavizado por sus apetencias, placeres, caprichos y todas las necesidades innecesarias que van aumentando al ritmo de la economía. De ese hombre nuevo, un ser purificado, brotarán las ideas, los sentimientos, los deseos y las obras. Y, sobre todo, los "pensamientos". Conociendo el místico castellano todo ese entramado psicológico y ético, ha podido concluir que "Un solo pensamiento del hombre vale más que todo el mundo; por tanto, solo Dios es digno de él" (n. 34).


uninterrogantelibredeso

Un interrogante libre de sobresaltos (San Juan de la Cruz). 1995. Ramón Pérez Carrió

Ese "hombre nuevo", reconstruido desde sus cimientos, es el que proyecta sobre el mundo para que cumpla un destino. Los quehaceres y trabajos del hombre cristianizado pueden ser socialmente y laboralmente idénticos a los de los ateos, indiferentes y agnósticos; pero para él tienen un significado trascendente porque están realizados en fe, esperanza y, sobre todo, la caridad. Juan de la Cruz sabe y escribe que, en el juicio último de la historia y de Cristo Juez universal, "a la tarde te examinarán en el amor" (n. 59).

No podía faltar en las enseñanzas del Séneca abulense una visión tranquilizadora sobre la marcha de la historia, sobre el presente y el futuro, construidos sobre el pasado cercano y remoto. Él nos dio un apunte sabio para la reflexión en tiempos turbulentos y de tribulación, momentos en los que no hay que hacer mudanza, como aconsejaba otro gran genio místico del siglo XVI, Ignacio de Loyola. "Siempre el Señor descubrió los tesoros de sabiduría y espíritu a los mortales; mas ahora que la malicia va descubriendo más su cara, mucho los descubre" (n. 1).

¿Qué es lo que pretende este sabio abulense en sus Dichos de luz y amor? Que el hombre se deje dirigir por los dictámenes de la razón, no de los caprichos, gustos y placeres. Con frecuencia aparece en este breve escrito lleno de sabiduría la apelación a vivir razonablemente, previo a toda connotación de fe religiosa. He aquí una pequeña selección. "Para obrar virtud no esperes al gusto, que bástate la razón y entendimiento" (n. 36). "Guárdate de querer caminar por espíritu de sabor, porque no serás constante; mas escoge para ti un espíritu robusto, no asido a nada" (n. 41). "Bienaventurado el que, dejado aparte su gusto e inclinación, mira las cosas en razón y justicia para hacerlas" (n. 44). "El que obra razón es como el que come sustancia, y el que se mueve por el gusto de su voluntad como el que come fruta floja" (n. 45). Se trasparenta en esta breves y jugosas sentencias todo un programa de vida vivida en armonía, en la paz interior. Su propuesta es un triunfo de la racionalidad, que vale para creyentes y ateos.


1sanjuandelacruz

De Juan de Yepes a Juan de Santo Matías, y luego Juan de la Cruz; un itinerario espiritual simbolizado por este cambio de nombres que acompañó al pequeño fraile carmelita en su andadura hacia el monte santo de Dios, donde para tener al Todo hay que dejarlo todo. Toda la biografía de Juan tiene de una u otra manera la Cruz de Cristo bordeando sus contornos existenciales, sus aspiraciones y sus búsquedas; toda la historia del santo es un crecerse para alcanzar mayores cuotas de libertad interior. Por eso es maestro de espirituales, además de modelo de poetas; por eso quien le conoce de cerca pierde el susto que provoca en los novatos su "nada", porque sabe que es la pasión del amor la que habla por su boca. Juan de la Cruz anda tras el Amado, y nada le aparta de la carrera, carrera de amor definitivamente, y de servicio a sus hermanas y hermanos del Carmelo.

La vida del Carmelo Teresiano hoy necesita el contagio de esa "enfermedad" que Juan padecía: enfermar de amor a Cristo. Necesita su desnudez y su deseo de Dios, su dedicación a las cosas espirituales, su entregarse sin reservar para servir y consolar a los cercanos. Los libros de Juan son una guía, un mapa donde las coordenadas van apuntando claramente a la plenitud de vida. El Carmelo hoy necesita a Juan de la Cruz más que nunca como maestro. Necesita la luz de su doctrina para andar esta noche oscura de la post modernidad que nos hace sentir el desconcierto.

Un acercamiento mayor a la experiencia y doctrina de nuestros Padres en el Carmelo, Teresa y Juan, permitirán responder mejor esas preguntas que inevitablemente nos hace la vida, y que, desde nuestra vocación y consagración a Dios, necesitamos responder, para que el mundo crea.

Por Jerónimo R. Ocampo (blogs.diariosur.es)



0santateresadevilaporpe

Santa Teresa de Ávila. Por Pedro Pablo Rubens. Museo de Arte e Historia de Viena. Austria



862sanjuandelacruz

San Juan de la Cruz. La imagen de San Juan de la Cruz, es de propiedad particular de un hermano de la Archicofradía. Está expuesta en la capilla del Carmen y es obra del escultor gaditano Luis Enrique González Rey, del año 1993, del tipo de candelero, y se viste con hábito de religioso carmelita descalzo. El Santo está mirando hacia arriba, como en éxtasis, al tiempo que lágrimas brotan de sus ojos.



Oratorio


oratorioendondefallecis

Oratorio en donde falleció San Juan de la Cruz. Úbeda


capilladesanjuandelacru

Capilla de San Juan De La Cruz. Úbeda, Jaén


yacente

Oratorio actual de San Juan de la Cruz. Úbeda, Jaén


oratoriodesanjuandelacr

Oratorio de San Juan de la Cruz, foto h. 1930. Familia Boluda. Este sepulcro estuvo colocado en el oratorio de San Juan de la Cruz hasta que se destrozó. Fue sustituido por el actual que hiciera Francisco Palma Burgos. La obra se finalizó en 1927 y la llevaron a cabo los hermanos Boluda, marmolistas.


reliquiasdesanjuandelac

Reliquias de San Juan De La Cruz. Úbeda, Jaén


museodesanjuandelacruzb

Museo de San Juan De La Cruz. Úbeda, Jaen


elcristodesanjuandelacr

El Cristo de San Juan de la Cruz. Salvador Dalí. 1951. Óleo sobre lienzo. 205 x 116 cm. Galería de Arte de Glasgow. Glasgow. Escocia.


monumentodesanjuandelac

Monumento de San Juan De La Cruz. Fontiveros. Ávila




Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo dedicado a San Juan De La Cruz, os haya gustado.


Enlace dedicado a San Juan de la Cruz en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes:  http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/sjuandelacruz/


Museo de los Carmelitas Descalzos de Úbeda, enlace: http://www.ocd-andalucia.org/index....nidoResumen=130


Fuentes y agradecimientos a: Wikipedia, cvcervantes, encyclopedia, biografiasyvidas, cervantesvirtual, ec.aciprensa, fuenterrebollo, revistadelacarolina, geocities, alva-promace y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: San Juan De La Cruz 
 
J.Luis muchas gracias por este gran trabajo que estás realizando de las Grandes Biografías. Sin duda cuando te propones algo eres una máquina.    Enhorabuena por el trabajo realizado que se que le dedicas muchas horas.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: San Juan De La Cruz 
 
Gracias xerbar, la verdad es que son temas que me gustan, empiezas, empiezas... y cuando te das cuenta ya tienes una lista hecha. Bueno espero que estos temas tan aburridos le sirvan a alguien, entre tanto yo sigo aprendiendo...


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario