Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Pedro De Alvarado Y Contreras
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Pedro De Alvarado Y Contreras 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de ilustres españoles… Este 161º trabajo recopilatorio, está dedicado a Pedro de Alvarado y Contreras (Badajoz, España, 1485 - Guadalajara, Nueva España, 4 de julio de 1541) fue un adelantado y conquistador español que participó en la conquista de Cuba, en la exploración por Juan de Grijalva de las costas de Yucatán y del Golfo de México, y en la conquista de México dirigida por Hernán Cortés.

Puede considerársele como conquistador de gran parte de América Central (Guatemala, Honduras y El Salvador) y pudo haberlo sido también del Perú, pero renunció a ello tras enfrentarse primero, y negociar después, con Diego de Almagro.


 13retrato_de_pedro_de_alvarado

Prácticamente todas las referencias a Pedro de Alvarado mencionan como mínimo su carácter enérgico; la mayoría lo elevan a crueldad. A veces se asocia incluso su nombre al genocidio, tanto por su iniciativa en la Matanza de Tóxcatl, como por su posterior participación en el sitio de Tenochtitlan, y sobre todo por la violencia extrema de sus acciones en Centroamérica.

En México los indígenas lo llamaban Tonatiuh, (el Sol), por su aspecto físico; al parecer era rubio y de elevada estatura, lo que lo convertía en caso típico para la deificación, que inicialmente hicieron los mexicas de los españoles, considerándolos las "gentes rubias y barbadas" anunciadas como signo del regreso de Quetzalcóatl.

Este personaje fue muy controvertido, reconociendo las numerosas conquistas realizadas para la corona española de Carlos V y entendiendo los peligros y dificultades en que se vió envuelto -incluiso con su propios compañeros de las diferente expediciciones- por su violento carácter, su figura ha sido denostada por la extrema crueldad que utilizó para lograr sus objetivos. Incluso en en la escuela de Guatemala se utiliza a Alvarado, para enseñar a los niños como prototipo de crueldad, las barbaridades cometidas por el general extremeño y sus huestes. Los historiadores coinciden en destacar su salvajismo. Actualmente la vida parece pasarle factura a sus huesos, que no descansan en paz y están de un sitio a otro por que nadie los quiere enterrar.  

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado de este explorador y descubridor español os resulte interesante.





Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Biografía de Pedro de Alvarado (Según la Wikipedia)


 conquistador_pedro_de_alvarado

El Adelantado don Pedro de Alvarado

Pedro de Alvarado y Contreras (Badajoz, Extremadura (España), 1485 - Guadalajara, Nueva España, 4 de julio de 1541) fue un adelantado y conquistador español que participó en la conquista de Cuba, en la exploración por Juan de Grijalva de las costas de Yucatán y del Golfo de México, y en la conquista de México dirigida por Hernán Cortés. Puede considerársele como conquistador de gran parte de América Central (Guatemala, Honduras y El Salvador) y pudo haberlo sido también del Perú, pero renunció a ello tras enfrentarse primero, y negociar después, con Diego de Almagro.

Prácticamente todas las referencias a Alvarado mencionan como mínimo su carácter enérgico; la mayoría lo elevan a crueldad. A veces se asocia incluso su nombre al genocidio, tanto por su iniciativa en la Matanza de Tóxcatl, como por su posterior participación en el sitio de Tenochtitlan, y sobre todo por la violencia extrema de sus acciones en Centroamérica.

En México los indígenas lo llamaban Tonatiuh, (el Sol)1 2 , por su aspecto físico; al parecer era rubio y de elevada estatura, lo que lo convertía en caso típico para la deificación, que inicialmente hicieron los mexicas de los españoles, considerándolos las "gentes rubias y barbadas" anunciadas como signo del regreso de Quetzalcóatl.


Llegada a América y conquista de Cuba (1509-1511)

En 1512, con 27 años, desembarcó en La Española, junto a sus hermanos (Gonzalo, Jorge, Gómez, Hernando y Juan). Formaba parte del séquito del virrey Diego Colón.3 Un año después, a las órdenes de su tío Diego Velázquez, participó en la conquista de Cuba.
Expedición de Grijalva (1518)

En 1518 acompañó a Juan de Grijalva como capitán de un navío en su viaje de exploración por las costas de Yucatán y el Golfo de México, en el que se produjo el descubrimiento de Cozumel. Fue el primero en navegar el río Papaloapan, razón por la cual la población cercana a la desembocadura del río se le bautizó con el nombre de "Alvarado".


 0el_fraile_dominico_bartolom_de_las_casas_promovi_la_conversi_n_pac_fica_de_los_pueblos_nativos

El fraile dominico Bartolomé de las Casas promovió la conversión pacífica de los pueblos nativos.


Conquista de México (1519-1521)

Varios hermanos Alvarado se unieron a Cortés en el puerto de la Trinidad, cuando iniciaba su viaje, entre ellos Jorge, Gonzalo y Gómez, y Juan el viejo bastardo, Pedro fue el primer capitán de Hernán Cortés durante la conquista de México.

Participó en la batalla sostenida contra los tlaxcaltecas dirigidos principalmente por Xicohténcatl. Una vez que los conquistadores españoles vencieron y pactaron una nueva alianza con los tlaxcaltecas, en muestra de paz les regalaron mujeres a los principales capitanes. Una de ellas fue la propia hija de "Xicohténcatl el viejo" a quien se le bautizó como doña Luisa y era destinada para Hernán Cortés, quien la cedió a Pedro de Alvarado. Siendo aún soltero, Pedro de Alvarado tuvo un hijo con doña Luisa a quien bautizó con su propio nombre y una hija a la cual bautizó con el nombre de Leonor. Leonor se casó con Francisco de la Cueva primo del duque de Alburquerque.4

Realizó una inspección de avanzada junto con Bernardino Vázquez de Tapia hacia las inmediaciones de Tenochtitlan con el fin de observar y determinar la mejor ruta; Vázquez de Tapia cayó enfermo de calenturas en el camino y Alvarado tuvo que completar la misión, ambos regresaron a Cholula para informar a Cortés los pormenores. Fue entonces cuando los indígenas le pusieron el apodo de Tonatiuh.


 8ilustraci_n_del_lienzo_de_tlaxcala_en_el_que_se_muestra_una_escena_de_la_conquista_de_izcuintepeque

Ilustración del Lienzo de Tlaxcala en el que se muestra una escena de la conquista de Izcuintepeque.


La matanza del Templo Mayor

En 1520, en ausencia de Cortés, que había ido al encuentro de Pánfilo de Narváez, Pedro de Alvarado, que había quedado al mando, ordenó la matanza del patio del Templo Mayor que precedió a la derrota de los españoles conocida como la Noche Triste. Recriminado por Cortés, que se vio obligado a volver apresuradamente a Tenochtitlan a socorrerlo, alegó que los aztecas estaban preparando sacrificios humanos para la fiesta del Tóxcatl (quinto de los dieciocho meses del calendario mexica), incumpliendo su promesa de no hacerlo, y que con la fiesta se preparaba una trampa para atacar a los españoles. Pero incluso las fuentes más indulgentes con Alvarado coinciden en denunciar que ordenó sin previo aviso que se atacara a los danzantes de la fiesta, asesinando a entre trescientas y seiscientas personas desarmadas. Los testimonios aztecas recogidos por Fray Bernardino de Sahagún describen una cruel carnicería. Este hecho provocó una fuerte reacción por parte de los ciudadanos temerosos de mayores barbaridades y el conflicto desembocó en plena batalla campal con considerables pérdidas para las tropas de ocupación europeas.


 12alvarado_en_la_matanza_del_templo_mayor

Alvarado en la matanza del Templo Mayor.

Durante la huida de Tenochtitlan se le atribuye haber salvado la vida, pese a estar rodeado de enemigos, saltando un canal apoyado en su lanza, hincada en el barro; el gesto ha tomado su nombre, "Salto de Alvarado", nombre también de una céntrica calle de Ciudad de México (Puente de Alvarado) situada en la zona donde pudo ocurrir el hecho. Podría citarse como precedente del salto con pértiga, igual que se hace con Filípides para la maratón, pero el salto muy probablemente no existió: la referencia procede de Francisco López de Gómara, que no fue testigo ocular, y es desmentida con gran rotundidad por Bernal Díaz del Castillo, que sí estuvo allí, y que esgrime contundentes argumentos: ningún testigo se hubiera percatado del salto, ocupados como estaban en salvar sus vidas; la profundidad del agua y la anchura del canal salvado descartan la viabilidad de la acrobacia y, finalmente, el mismo Bernal no oyó a nadie mencionar el salto hasta mucho después de la conquista, con ocasión de la edición de unos libelos laudatorios para Alvarado. Sin embargo, el hecho pudo haber tomado forma y atribuírsele a Pedro y en tál ocasión, partiendo de una peculiaridad o particularidad propia a él o de alguno de sus hermanos conocida por los demás de las tropas a los que debieron de haber visto practicando su destreza o jugando a éllo; al ser todos ellos miembros de familia procedente de la Cantabria oriental donde hasta aún hoy se practica el denominado Salto pasiego, anteriormente más común y usado tanto por hombres como mujeres desde muy jóvenes, lo cuál debieron aprender los Alvarado en familia en Extremadura o visitando durante la crianza familiares aún en Cantabria.


 03_1447674033_645646

Mapa en relieve de Guatemala mostrando las tres principales áreas geográficas: las tierras bajas del sur, las tierras altas y las tierras bajas de Petén en el norte.


Conquista de Guatemala y El Salvador (1521-1527)

Tras la toma de Tenochtitlan en 1521, Cortés lo comisionó para otras expediciones más al sur, lo que le permitió pasar a la historia también como conquistador de Guatemala y El Salvador junto a su hermano Gonzalo de Alvarado y, aunque siguiendo a Cortés, también concluyó la conquista en Honduras.

En 1524 fundó Santiago de los Caballeros, luego llamada Ciudad Vieja, en Guatemala. Y en 1525 ordenó a Gonzalo de Alvarado la fundación de una villa con el nombre de San Salvador en el Señorío de Cuzcatlán, para dominar los naturales de esas tierras. Ambas localidades llegaron a tener tanta preponderancia en sus respectivas provincias jurisdiccionales que terminaron por convertirse en capitales de las repúblicas de Guatemala y El Salvador, respectivamente; aunque ninguna está en su emplazamiento original hoy en día.

En 1527 viajó a España y se entrevistó con Carlos V. Es este su momento de mayor gloria, al recibir del emperador los nombramientos de gobernador, capitán general y adelantado de Guatemala, más de lo que conseguiría nunca Cortés de Nueva España. Sin embargo, a su vuelta a América, en 1529, el gobernador de la Nueva España lo encarceló y lo procesó; sólo pudo librarse del cautiverio por la intervención de Cortés.


 21mapa_de_la_conquista_de_guatemala

Mapa de la Conquista de Guatemala.



La conquista de Guatemala

La conquista de Guatemala fue un conflicto que forma parte de la colonización española de América en el territorio de lo que hoy es la república de Guatemala en América Central. Antes de la conquista, este territorio comprendía varios reinos mesoamericanos, la mayoría de los cuales pertenecía a la civilización maya. Muchos conquistadores vieron a los mayas como «infieles» que necesitaban ser pacificados y convertidos a la fuerza al cristianismo, sin tener en cuenta los logros de su civilización. El primer contacto entre los mayas y los exploradores europeos se dio en el siglo xvi, cuando un barco español que navegaba de Panamá a Santo Domingo naufragó en la costa este de la península de Yucatán en 1511. En 1517 y 1519 siguieron varias expediciones españolas que tocaron tierra en diferentes partes de la costa de Yucatán. La conquista española del territorio de los mayas fue un conflicto prolongado que duró casi dos siglos4 por la tenacidad de la resistencia de los reinos mayas a su integración en el imperio español.


 4mapa_del_altiplano_de_guatemala_en_v_speras_de_la_conquista_espa_ola

Mapa del altiplano de Guatemala en vísperas de la conquista española.

La tecnología y las tácticas españolas y nativas eran muy diferentes. Los pueblos indígenas de Guatemala no solamente carecían de elementos claves de la tecnología del Viejo Mundo como una rueda funcional, caballos, hierro, acero y pólvora, sino que también eran muy susceptibles a las enfermedades del Viejo Mundo contra las cuales no tenían ninguna resistencia. Los mayas preferían las incursiones y la emboscada a la guerra a gran escala, y utilizaban lanzas, flechas y espadas de madera con hojas de obsidiana. Los xincas de la llanura costera del sur utilizaban flechas envenenadas. En respuesta a la caballería española, los mayas del altiplano recurrieron a cavar hoyos con estacas de madera. Los españoles vieron la toma de prisioneros como un estorbo para la victoria final; en cambio, los mayas dieron prioridad a la captura de prisioneros vivos y la apropiación de botín.


 1una_p_gina_del_lienzo_de_tlaxcala_mostrando_un_conquistador_espa_ol_acompa_ado_de_aliados_tlaxcaltecas_y_un_portero_nativo

Una página del Lienzo de Tlaxcala, mostrando un conquistador español acompañado de aliados tlaxcaltecas y un portero nativo.

Pedro de Alvarado llegó a Guatemala a principios de 1524 al mando de una fuerza mixta compuesta de conquistadores españoles y sus aliados nativos, en su mayoría de Tlaxcala y Cholula. Los nombres geográficos a lo largo de Guatemala tienen topónimos en náhuatl debido a la influencia de estos aliados mexicanos que también sirvieron como guías y traductores para los españoles. Al inicio de la conquista, los kakchiqueles se aliaron con los conquistadores, pero pronto se rebelaron contra las excesivas exigencias tributarias de los españoles; no se rindieron hasta 1530. Mientras tanto, cada uno de los demás reinos mayas del altiplano había sido derrotado por los españoles y sus guerreros aliados, tanto de México como de los reinos mayas previamente subyugados. El pueblo itza' y otros pueblos mayas de las tierras bajas en la cuenca del Petén establecieron contacto con Hernán Cortés por primera vez en 1525, pero el reino itza' era hostil a la invasión de los españoles y mantuvo su independencia hasta 1697, cuando un resuelto ataque de los españoles finalmente derrotó el último reino maya independiente...


Las tierras bajas del norte de Guatemala

La conquista del Petén. El período de contacto de los conquistadores con las tierras bajas del Petén en el norte de Guatemala antes de su conquista duró de 1525 hasta 1700.157 La superioridad del armamento español y el uso de la caballería, que fueron tan importantes en las victorias en el norte de Yucatán, no otorgaban ventaja tan grande en la guerra en los densos bosques de las tierras bajas de Guatemala.


 0hern_n_cort_s_conquistador_de_los_aztecas_cruz_las_tierras_bajas_del_pet_n_en_el_siglo_xvi

Hernán Cortés, conquistador de los aztecas, cruzó las tierras bajas del Petén en el siglo XVI.

Cortés en Petén. En 1525, después de la conquista del imperio azteca, Hernán Cortés dirigió una expedición por tierra a Honduras, atravesando el reino itza', cuyo territorio se extendía en lo que hoy es el departamento norteño de Petén en Guatemala. El objetivo de esta expedición era someter al rebelde Cristóbal de Olid, a quien Cortés había enviado a conquistar Honduras.49 Sin embargo, Cristóbal de Olid se había instalado de forma independiente una vez que hubo llegado a ese territorio. Cortés llevaba consigo ciento cuarenta soldados españoles, noventa y tres de ellos montados, tres mil guerreros mexicanos, ciento cincuenta caballos, una piara de cerdos, piezas de artillería, municiones y otros suministros, junto con seiscientos portadores chontal de Acalán. La columna llegó a la orilla norte del lago Petén Itzá el 13 de marzo de 1525.

Aj Kan Ek', el rey de los itza', invitó a Cortés a Nojpetén (también conocido como Tayasal). Este aceptó y cruzó a la ciudad maya con veinte soldados españoles, mientras que el resto de su ejército rodeaba el lago para reunirse con él en la orilla sur. Cuando salió de Nojpetén, Cortés dejó una cruz y un caballo cojo. Los españoles no tuvieron nuevos contactos oficiales con los itza' hasta la llegada de sacerdotes franciscanos en 1618, que notaron que la cruz de Cortés todavía seguía en pie en Nojpetén.159 Desde el lago, Cortés continuó hacia el sur a lo largo de las laderas occidentales de los montes Maya, un viaje particularmente arduo que tomó doce días para cubrir treinta y dos kilómetros y en el que perdió más de dos tercios de sus caballos.161 Cuando llegó a un río crecido por las constantes lluvias torrenciales que continuamente dificultaban la expedición, se dirigió aguas arriba hacia los rápidos de Gracias a Dios, que los expedicionarios tardaron dos días en cruzar y en los que perdieron aun más monturas.

El 15 de abril de 1525, la expedición llegó a la comunidad maya de Tenciz. Con guías locales se dirigieron a los cerros al norte del lago de Izabal, donde aquellos les abandonaron a su suerte.161 Los soldados se perdieron en los cerros y estaban a punto de perecer cuando lograron capturar a un joven maya que les condujo a lugar seguro.161 Cortés encontró una aldea en la orilla del lago de Izabal, que puede haber sido la de Xocolo. Cruzó el río Dulce y se dirigió hacia el asentamiento de Nito, que se encontraba en la bahía de Amatique,162 junto con alrededor de una docena de sus compañeros y allí esperó al resto de su ejército para reagruparse en el transcurso de la siguiente semana.161 En ese momento la expedición se había reducido a unos pocos cientos de soldados.163 Cortés logró finalmente ponerse en contacto con los españoles que estaba buscando y descubrió que los propios oficiales de Cristóbal de Olid ya habían puesto fin a su rebelión.163 Regresó entonces a México por vía marítima.


 9mapa_de_las_tierras_bajas_del_norte_de_guatemala_en_la_poca_del_contacto_con_los_espa_oles

Mapa de las tierras bajas del norte de Guatemala en la época del contacto con los españoles.


Lago de Izabal y la parte baja del río Motagua. A mediados del siglo xvi, los dominicos se establecieron en Xocolo, en la orilla del lago de Izabal. En 1574 la localidad se había convertido ya en la estación de paso más importante para las expediciones europeas al interior. Xocolo se hizo tristemente célebre entre los misioneros dominicos por las prácticas de brujería de sus habitantes.176 Siguió siendo una importante estación de paso europea hasta 1630 y pero fue abandonada en 1631.

En 1598 Alfonso Criado de Castilla fue nombrado gobernador de la Capitanía General de Guatemala.176 Debido al mal estado de Puerto Caballos en la costa de Honduras y su exposición a los reiterados ataques de los piratas, envió un navío para explorar el lago de Izabal.176 Como resultado de la exploración y después de que se le concediera el permiso real, Criado de Castilla ordenó la construcción de un nuevo puerto, llamado Santo Tomás de Castilla, en un lugar favorable en la bahía de Amatique, cerca del lago. Luego comenzó la construcción de una carretera desde el puerto hasta la nueva capital de la colonia, situada en Antigua Guatemala, siguiendo el curso del valle del Motagua hacia las tierras altas. Los guías indígenas que exploraron la ruta desde las tierras altas no quisieron seguir río abajo, más allá de tres leguas por debajo de Quiriguá, por la hostilidad de los toqueguas que vivían en esta zona... Leer más sobre a conquista de Guatemala



La Conquista de El Salvador


 5bandera_del_imperio_espa_ol

Bandera del Imperio español.

La Conquista de El Salvador es la etapa histórica en la que las naciones indígenas, cuyos dominios cubrían el territorio donde en la actualidad se encuentra la república de El Salvador, fueron conquistas por los españoles, durante el reinado de Carlos I de España.

Antes de la conquista española el territorio era poblado por diferentes etnias indígenas, específicamente: pipiles, lencas, mayas chortís, mayas pokomames, xincas, cacaoperas y chorotegas; estás etnias habitaban en tres entidades territoriales siendo el Señorío de Cuzcatlán el más importante y unificado de las tres entidades. El descubrimiento del territorio lo realizó Andrés Niño en 1522, mientras que la conquista del actual El Salvador comenzó en 1524 con la incursión infructuosa de Pedro de Alvarado al señorío de Cuzcatlán y terminó en la década de 1540s con la total conquista y pacificación del señorío poton o de lencas salvadoreños ubicado en la zona oriental, durante ese tiempo se dio la fundación de las villas de: San Salvador, San Miguel de la Frontera y la Ciudad de los Caballeros (actual San Martín Perulapán); tras la conquista se dio la organización de los territorios conquistados dando inicio a la época colonial, la cual a su vez terminaría en 1821 con la Independencia de Centroamérica (incluyendo a todo el territorio que actualmente es El Salvador).

El territorio actual de El Salvador antes de la conquista se encontraba inmerso en el período posclásico de la época precolombina del área Mesoaméricana. Estando a su vez dividida en tres entidades territoriales:

    - Señorío Chorti (llamado Payaquí, término que es una síncopa de la frase chortí "Apay aq' huinic op'" que quiere decir: 'hombres de idioma chortí',1 y que algunos autores lo han llamado también como hueytlahto, Chiquimulja o Chiquimulha)2 era como una confederación en donde el poder central, probablemente ubicado en Copan (la actual Copán Ruinas, y que no debe ser confundido con el sitio arqueológico que data del período clásico que era denominada por población maya como Oxwitik), era limitado mientras que las provincias tenían un alto nivel de autonomía siendo prácticamente independientes y solo se unían en tiempos de crisis; era poblado principalmente por mayas chortís y que cubría parte del actual municipio de Metapan, gran parte del occidente y centro del departamento de Chalatenango, el departamento guatemalteco de Chiquimula y parte del suroccidente de Honduras.

    - Señorío Potón (que era denominado por lo pipiles como Popocatepet, al parecer su nombre verdadero nombre era Manalaca o Malalaca), al igual que el territorio chortí era como una confederación (su poder central probablemente estaba ubicado en Mercotiquen, población extinta ubicada al sur del actual departamento de La Unión cercana al golfo de Fonseca que contaba para 1548 con 400 habitantes, está y Usulután eran las poblaciones más pobladas de está zona pero muy probablemente está última fuese una colonia pipil o se veía muy influenciado por los pipiles tal y como se ve en su nombre que es nahuat o también es probable que su población se vio aumentada por la traslación de otros indígenas a esa población sobre todo por ser la población más cercana a la villa de San Miguel), cubría el área oriental de El Salvador y era poblado principalmente por lencas hablantes del idioma potón y existían islas lingüísticas (pequeño territorio dentro de la entidad territorial donde se hablaba otro idioma) donde se hablaba cacaopera o chorotega.

    - Señorío de Cuzcatlán era la más importante y unificada de las tres entidades territoriales y la única que puede considerarse como una verdadera nación ya que tenían un poder central que residía en la ciudad de Cuzcatlán (actual Antiguo Cuscatlán) y tenía un poder amplio sobre su territorio como para pedir tributos y formar grandes ejércitos; se ubicaba entre el río paz y el río lempa pero su límite difería en algunas áreas de este último; se dividía en 74 provincias y era habitado principalmente por pipiles, con islas lingüísticas en el lado occidental donde junto con los pipiles habitaban mayas pokomames o xincas.

Antes que la conquista iniciara, la población de la naciones indígenas se había reducido en gran medida debido a la epidemia de viruela que se inició en México en 1520 y se propagó rápidamente por toda Mesoamérica, se considera que alrededor de 1/2 o 2/3 de la población falleció debido a está epidermia.


 6mapa_de_la_extensi_n_del_se_or_o_de_cuzcatl_n

Mapa de la extensión del Señorío de Cuzcatlán.

El descubrimiento del actual El Salvador, se lo debe al explorador Andrés Niño. El cual acompañó al capitán Gil González de Ávila desde Panamá hasta la península de Nicoya, en donde Andrés Niño se separó y siguió navegando hacia el poniente.

En el curso del viaje Andrés Niño descubrió el golfo de Fonseca (el cual nombró en honor a fray Juan Rodríguez de Fonseca), en donde desembarco en la actual isla de Meanguera a la cual llamo Petronila. Posteriormente descubrió la desembocadura del río Lempa y siguió navegando hasta el golfo de Tehuantepec en México.

El personaje más importante en la conquista del Señorío de Cuzcatlán y de El Salvador en general fue Pedro de Alvarado, quien había acompañado a Juan de Grijalva de cuyo grupo formaba parte igualmente Sancho de Barahona antepasado de Manuel José Arce; Años más tarde ambos se unieron a Hernán Cortés en la Conquista de México, la cual concluyó en 1521.

Conquistas del Señorío de Cuzcatlán. En 1523 Hernán Cortés envió a Pedro de Alvarado a conquistar las naciones indígenas ubicadas al sur del Imperio azteca liderando un ejército conformado además de españoles por ejércitos aliados provenientes de Tlaxcala, Cholula, Quauhquehochollan, Otumba, Cholula, pueblos del lago Texcoco que se los conocía como pueblos de Chinampas y Tehuantepec; y ejércitos provenientes de México-Tlatelolco, Texcoco y México-Tenochtitlan (a las cuales se les obligó a unirse después de haber sido conquistadas).

En el curso de su expedición, Alvarado conquistó a los Quiches el 15 de enero de 1524. Alvarado fue invitado por los Cakchiqueles a entrar en su capital Iximche donde realizó una alianza pacífica con ellos; posteriormente les pregunto quienes eran sus enemigos, a lo que le respondieron los zutuhiles y los pipiles (el memorial de sololá menciona el término Panatacat que proviene del término Cakchiquel Pan que significa: lugar de, y del pipil Atacat que significa: habitantes de la costa marítima; el término parece referirse al área pipil principalmente a Cuzcatán que era el principal señorío pipil al ser el más unificado y con más capacidad militar).

Mientras aún estaba en Iximche, Alvarado obligó a los Cakchiqueles que le entregaran una esclava de origen pipil (debido a que los cakchiqueles le decían que el territorio de Cuzcatlán estaba lleno de peligros) llamada Suchil, la cual le dijo que el territorio de Cuzcatlán era muy bueno, rico y poblado por lo cual la llevó como guía; después Alvarado fue a conquistar a los zutuhiles; y tras someter a Chiya (capital de los zutuhiles) y de recibir a sus provincias sometidas, regreso a Iximche en donde recibió a provincias de la costa pacífica que formaban parte del señorío de Atacat (cuya capital era la actual Escuintla, llamado por lo naciones nahuas ubicadas en el actual México como Isquintepeque; y denominada por los Cakchiqueles como Panacal, lugar de casas o como Panacaltepeque, lugar en el cerro) que llegaron a rendirse ante él y a su vez a mencionarle que Atacat les había ordenado que no se rindieran ante los españoles y que había otras provincias que querían rendirse pero que Atacat no les dejaba pasar; tras está visita Alvarado consulto a los señores de lo Cakchiqueles (el Ahpo Tzotzil Cahí Imox y el Ahpo Xahil Beleheb Qat) si les parecía bien que fuese a conquistar Atacat a lo cual ellos accedieron, con ello partió a la conquista de Escuintla, y después a la conquista de lo territorios xincas de Atiepar, Tacuilula, Taxisco, Nacendelan y Pazaco.


 7cuzcatlan_lienzo_de_tlaxcala

Escena del lienzo del Tlaxcala que muestra la entrada a Cuzcatlán por el ejército de Pedro de Alvarado acompañado de un ejército de indígenas tlaxcaltecas, nótese que los pipiles son representados de un modo más tosco (a comparación de los tlaxcaltecas) como bárbaros e Chichimecas.

Expedición conquistadora de Pedro de Alvarado. El principal documento con el que se conoce la expedición de Pedro de Alvarado al territorio pipil es la segunda carta de relación que Alvarado envió a Hernán Cortés, sin embargo hay otros documentos que añaden más información acerca de está expedición como: el proceso de residencia de Pedro de Alvarado en 1529, el lienzo de tlaxcala y la Brevísima relación de la destrucción de las Indias escrita por fray Bartolomé de las Casas) (está última narra una conquista más conquistadora que pacífica).

Después de las anteriores conquistas realizadas por Pedro de Alvarado, llegó a las riberas del río Paz y lo cruzó internándose en el territorio del Señorío de Cuzcatlán. Las primeras poblaciones a las que llegó fueron Mopicalco y Acatepec a las cuales llegó el 6 y 7 de junio respectivamente encontrándolas despobladas (según su Segunda Carta de Relación enviada a Hernán Cortés),9 Sin embargo la residencia de Alvarado menciona que al llegar el contingente de Alvarado a esas poblaciones los indígenas los recibieron sin embargo Alvarado y su contingente tomaron algunos como esclavos y a otros los mandó a que les trajesen comida pero no volvieron a la población.

Alvarado se trasladó a Acaxual (Acajutla) en donde (según la residencia de Alvarado) los indígenas le habían limpiado los caminos y lo estaban esperando para recibirlo sin embargo al darse cuenta de las crueldades de Alvarado decidieron enfrentarlos;7 esta batalla de Acajutla se libró el 8 de junio de 1524 y fue una cruenta batalla contra el ejército pipil (cuyos soldados iban protegidos con corseletes de algodón con grosor de tres dedos, los cuales les quitaba agilidad) que pudo ser ganada por Alvarado ya que su contingente simuló una retreta y luego volvió sobre el ejército pipil causando grandes destrozos y resultando varios españoles heridos inclusive el mismo Pedro de Alvarado fue herido por una flecha en el fémur, quedando herido de gravedad. Posteriormente a la batalla, los españoles descansaron durante cinco días en Acaxual para curar a los heridos.

El 13 de junio de 1524 partió con su ejército rumbo a Tacuzcalco, en donde se entabló una desigual y cruenta batalla contra el ejército pipil, está batalla fue liderada por los hermanos de Pedro de Alvarado mientras que el propio Alvarado observó el transcurso de la batalla desde un lugar alto de la población; siendo vital para la batalla la ayuda de los indígenas auxiliares con los cuales los españoles lograron ganar la batalla.7 Posteriormente a la batalla los españoles descansaron durante un par de días y continuaron hacia Miahuatan, que fue abandonada por sus pobladores, y luego llegaron a Atehuan (Ateos), en donde recibieron una invitación de los señores de cuzcatlán para entrar en la ciudad.

Antes de continuar es de agregar que según el lienzo de tlaxcala hecho por los indígenas tlaxcaltecas que acompañaron al ejército de Pedro de Alvarado, muestra que además de pasar y librarse las batallas antes mencionadas se libraron otras batallas en el territorio del Señorío de Cuzcatlán, las cuales son: las batallas de Cenzonapan (el mismo lugar donde posteriomente se fundaría Sonsonate), Itzalco (que posteriormente sería dividida por los españoles en Tecpan Izalco, actual Izalco, y Caluco Izalco, actual Caluco), Yopicalco (Opico) y Xilopango (Ilopango).

El 17 de junio de 1524 llegó Alvarado a la ciudad de Cuzcatlán, en la cual fue recibido por la población pero cuando se asentaron los españoles estos abandonaron la ciudad; según Bartolomé de las Casas los españoles tomaron algunos indígenas como sirvientas y Alvarado pidió que les llevase oro pero los indígenas llevaron hachas de cobre que tenían algún oro, cuando Alvarado se dio cuenta de esto mando a tomar prisioneros a los indígenas, el señor de cuzcatlán y varios pobladores huyeron a las montañas cercanas.

Alvarado envió mensajeros a las montañas para convencer al señor, principales y la población de cuzcatlán para que volviesen a lo cual negaron y le enviaron a decir a Alvarado «que si algos les querían, que allí estaban esperando con sus armas»; luego Alvarado intentó enviar a otros mensajeros los cuales no regresaron, entonces mando a atacar varias cerros donde se refugiaban los indígenas resultando heridos muchos españoles y indígenas auxiliares.

Al final parece que abandono junto con su ejército el Señorío de Cuzcatlán debido a las condiciones climática, vendiendo los esclavos para que con precio cubrir el de 11 caballos muertos en las refriegas, destruyendo todas las poblaciones por donde pasaba y regresando a Guatemala el 21 de julio de 1524.

Fundación de la villa de San Salvador

Primera fundación de San Salvador. A finales de 1524 o principios de 1525 Pedrarias Dávila (conquistador de Panamá y Nicaragua) envió a Francisco Hernández de Córdoba a Honduras y este a su vez envió a Hernando de Soto hacia Olancho pasando por Nequepio (nombre con el que los indígenas Chorotegas conocían al Señorío de Cuzcatlán), en Cuzcatlán Hernando de Soto y su contingente descubrieron varios objetos dejados por los españoles, un pequeño cañón y un calzado.8

Al ver las pretensiones de Pedrarías Dávila, Pedro de Alvarado mandó una expedición liderada por su hermano Gonzalo de Alvarado para fundar una villa (aunque el territorio del Señorío de Cuzcatlán aún no estaba plenamente conquistada) que se hizo acompañar por Diego de Holguín, Francisco Díaz y Alonso de Oliveros como capitanes; la villa de San Salvador fue fundada el 1 de abril de 1525 en un sitio desconocido, siendo su primer alcalde Diego de Holguín, esta villa era prácticamente era un fuerte militar con ayuntamiento.8 La única mención que se tiene de la villa es una mención que hace de ella el gobernador y capitán general de Guatemala Pedro de Alvarado en la sesión del Cabildo de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala el día 6 de mayo de 1525 y que dice:

    Que por cuanto él, en nombre de sus majestades, ha hecho elección en está ciudad de alcaldes y regidores, entre los cuales eligió por regidor a Diego de Holguín, el cual se fue de está ciudad a vivir y permanecer en la villa de San Salvador de la cual es Alcalde...
    Alvarado, Pedro de (1525)

En 1526 los Cakchiqueles liderados por sus gobernantes el Ahpo Tzotzil Cahí Imox y el Ahpo Xahil Beleheb Qah se rebelarón en contra de los españoles, está rebelión se extendío rápidamente hacia otras poblaciones indígenas incluyendo las de Cuzcatlán las cuales se sublevaron en ese mismo año, razón por la cual los españoles se vieron obligados a abandonar la vila; también en 1526 Hernando de Soto intentaría conquistar las islas conocidas como la Petronila (las actual Conchaguita y Meanguera).

En el mismo año de 1526, Pedro de Alvarado partió desde Guatemala y cruzó el río Lempa para ir al actual departamento Hondureño de Choluteca donde se encontraba Hernán Cortés. A su regreso Alvarado junto con Luis Marín (que dirigía un destacamento de Cortés que planeaba regresar por tierra y que se encontró con Alvarado en Choluteca; Marín era acompañado entre otros por Bernal Díaz del Castillo) cruzaron el río Lempa y posteriormente tuvieron un enfrentamiento con un pueblo lenca llamado Chaparrastique (ubicado probablemente en el departamento de Cabañas o en el noreste del departamento de San Vicente) donde murió un soldado llamado Nicuesa y fueron heridos tres indígenas auxiliares pero para no detenerse siguieron adelante al señorío de Cuzcatlán donde intentaron pacificar el territorio donde había estado la villa de San Salvador, sin éxito partieron hacia Guatemala.

Refundación de San Salvador. En enero de 1528 el capitán general de Guatemala Jorge de Alvarado (hermano de Pedro de Alvarado), envió una expedición liderada por su primo Diego de Alvarado al Señorío de Cuzcatlán para conquistar el territorio y refundar la villa de San Salvador.3 Acerca de está expedición el cronista español Antonio de Remesal (en su libro Historia general de las indias occidentales y en particular de la gobernación de Chiapa y Guatemala, tomo II) dice:

    (Jorge de Alvarado) dio orden para tener sujeta y de paz la provincia de Cuscatlán, que era una de las más ricas y principales de la gobernación de Guatemala, que en ella se hiciese una población de españoles, la cual dio por nombre villa de San Salvador, dejando a la voluntad y albedrío de los oficiales que embiaba, la elección del sitio más conveniente que les pareciese para siento del lugar. Eran muchos y muy nobles los españoles que salieron de Guatemala para está jornada, que la fama de las riquezas de la provincia así en frutos de la tierras como en minas, los cebó y obligó a dejar la apacible vivienda de Santiago de Guatemala y irse a tierra no vista ni conocida y que entonces se llamaba de guerra
    Remesal, Antonio.

Entre enero y abril de 1528 se logra la conquista del señorío; posteriormente el 1 de abril de 1528 Diego de Alvarado y todo su ejército reefundan la villa de San Salvador en el sitio de Ciudad Vieja, estando ubicada a 8 km de suchitoto. Estando su primer ayuntamiento conformado por: Juan de Salazar y Juan de Aguilar, como alcaldes ordinarios; y como regidores Pedro Gutiérrez de Guyñana, Santos García, Cristóbal Salvago, Sancho de Figueroa, Gaspar de Cepeda, Francisco de Quirós y Pedro Núñez de Guzmán; Tenedor de bienes de difuntos lo fue Bartolomé Bermúdez, y Diego de Alvarado presidió la villa como justicia mayor y teniente de capitán general.

En 1528 Jorge de Alvarado repartío entre los vecinos de Santiago de Guatemala un total de 15 provincias del Señorío de Cuzcatlán ubicadas en los actuales departamentos de Ahuachapan y Sonsonate (las que erán consideradas las mejores tierras del señorío debido a que en ellas se cultivaba en gran medida cacao); siguiendo las indicación de Jorge de Alvarado, Diego de Alvarado repartió las 59 poblaciones restantates entre los vecinos de San Salvador, siendo la primera población dada en encomienda a un vecino de San Salvador la provincia de Nahuizalco (una de las pocas provincias que Jorge de Alvarado no había repartido en lo que es actualmente el departamento de Sonsonate) que fue dada a Miguel Díaz Peñacorba el 9 de junio de 1528.

La ciudad de Cuzcatlán se rindió ante los españoles en 1528 y para el 23 de noviembre de ese año todas las poblaciones pertenecientes al Señorío de Cuzcatlán estaban en manos de los conquistadores incluyendo la propia ciudad de Cuzcatlán.

Peñón De Cinacantan. A finales de 1528 los pobladores del señorío de cuzcatlán, debido a la excesiva carga tributaria a la que se veían sometidos debido a la pérdida de gran parte de la población indígena por las epidemias y a los malos tratos en general, se rebelaron contra el dominio español prestando resistencia en el peñón de Cinacantán.

El conquistador Francisco López menciona en su probanza de méritos como inicio la rebelión, López cuenta que teniendo paz y bajo el dominio español el territorio del señorío de Cuzcatlán, el justicia mayor Diego de Alvarado (probablemente en noviembre o diciembre de 1528) envió un español con indígenas a un pueblo (cuyo nombre no consta) en la costa del bálsamo pero los indígenas del lugar los mataron, tras esto «la mayor parte de la tierra (del territorio de Cuzcatlán)» se sublevó y atacó la villa de San Salvador, consiguientemente a esto los españoles dirigidos por Diego de Alvarado les hicieron frente y lograron que los indígenas huyeran; los indígenas trataron de calmar a los españoles por lo que Alvarado les ordenó que se sometieran, lo cual no hicieron y se refugiaron en el peñón de Cinacantan (ubicado en el municipio de Tamanique).

Los españoles dirigidos por Diego de Alvarado avanzaron al peñón de Cinacantan un mes después e intentaron atacarlo siendo derrotados por los indígenas que les lanzaron piedras y picas; alrededor de 2 horas después un contingente de doce o trece españoles también liderados por Alvarado decidieron atacar el peñón desde otro lado pero fueron derrotados otra vez por los indígenas que les lanzaron en está ocasión galgas (piedras grandes), piedras de mano y flechas; saliendo tanto Alvarado como la mayoría de los soldados heridos.

Mientras los españoles estaban sanándose las heridas, el español Bartolomé Bermúdez hizo una escala o argumento de madera (un caballete móvil protegido por una silla de montar). Lo cual fue colocado al pie del peñón y provocó que los indígenas dejaran de tirar flechas. Posteriormente un señor principal bajo del peñón para declarar la rendición y fue recibido por el soldado Miguel Díaz Peñacorba y posteriormente por Alvarado, luego otros indígenas bajaron, Alvarado intento convencerlos de que descendieran del peñón pero no logro convencerlos, por lo cual decidió subir a la cima del peñón junto a un grupo de 6 españoles (entre los que estaba Peñacorba) aparentemente desarmados pero con sus armas ocultas para aceptar la rendición, Peñacorba fue el primero en subir al peñón siendo seguido por los demás subiendo uno a uno debido a lo dificultoso que era la subida y estando arriba fueron auxiliados por el resto del contingente y sacaron las armas y derrotaron a los indígenas de los cuales algunos fueron muertos por los españoles mientras que otros se despeñaron o cayeron del peñón debido al miedo; sucediendo lo anterior a principios de 1529.

Rebeliones menores. Por mayo de 1529, las poblaciones de Nahuizalco y Masahuat (la actual Santa Catarina Masahuat) se sublevaron y además en el segundo mataron a un hombre principal de los españoles que se decía fulano de Asturias, este levantamiento fue controlado por el justicia mayor o teniente de gobernador de San Salvador Gaspar Arias Dávila que había sucedido a Diego de Alvarado en el gobierno de la provincia.

En 1532 un ejército pipil se rebeló en la Costa del Bálsamo, ante este problema el 21 de abril de 1533 Pedro de Alvarado envió a los capitanes Diego de Rojas y Pedro de Portocarrero para que controlasen la situación en ese lugar, no hay más información sobre está batalla.9 Posteriormente en enero de 1535 hubo otra sublevación en el territorio que perteneció al Señorío de Cuzcatlan, ante está situación el ayuntamiento de San Salvador presidida por el regidor Isidro Blasco, debido a la ausencia del teniente de gobernador Jorge de Alvarado, eligió a Gonzalo Ronquillo para que controlase la situación, no hay información acerca de está batalla.

La última rebelión en el área pipil se dio en 1553 en la alcaldía mayor de Acajutla respectivamente en el área de Izalco, este levantamiento fue controlado por Juan Vásquez de Coronado (quién había sido alcalde ordinario de San Salvador entre 1549 y 1552) el cual llevo a varios soldados tlaxcaltecas y mexicanos como auxiliares para pacificar la región, estos posteriormente se asentarían en el barrio de Mexicanos de la villa de La Trinidad de Sonsonate o solamente Sonsonate (este nombre se impodía al final y posteriormente en 1556 está villa se convirtió en la sede de la Alcaldía Mayor de Acajutla que de ese entonces fue conocida como la Alcaldía Mayor de Sonsonate) que sería fundada ese mismo de 1553.

Conquista del territorio Chorti. En 1525, Pedro de Alvarado había enviado una expedición para conquistar el señorío pokomam y pipil de Mita (actual Asunción Mita y Santa Catarina Mita) y la provincia chorti de Ysquipulas (actual Esquipulas) a los capitán Juan Pérez de Dardón, Sancho de Barahona y Bartolomé Bezerra, los que conquistaron ese territorio pero en 1530 durante el mandato del gobernador y capitán general de Guatemala Francisco de Orduña se rebelaron por lo que Orduña a los capitanes Hernando de Chavéz y Pedro de Amalín con un contingente conformado por 60 soldados de infantería, 30 de caballería y 400 indígenas auxiliares.

Después de conquistar a los xincas del señorío de Xalpatagua (Jalpatagua) y a los pocomames y pipiles del señorío de Mita (cuya capital es actualmente Santa Catarina Mita y Asunción Mita) se les unieron a su ejército 40 soldados de infantería y 20 de caballería liderados por Pedro Núñez de Mendoza que provenían de la conquista del señorío de Uspantán que había liderado Orduña y tras terminar tal conquista ese año envió al contingente antedicho para que se uniera al contingente de Amalín y Chavéz en la población de Mita, tras esto siguieron la expedición pasando en varias poblaciones una de las cuales fue la población Uxaca o Guixar en la provincia de San Salvador y posteriormente conquistaron la provincia chorti de Esquipulas...


 000_1447697793_911086

Pedro de Alvarado

Fundación de la villa de San Miguel de la Frontera. A principios de abril de 1530 llegó el adelantado Pedro de Alvarado ante Guatemala donde tomó el cargo de gobernador y capitán general; presentándose ante el cabildo el 11 del mismo mes y año, en donde se dio por enterado de todo lo acontecido durante su ausencia en la provincia de San Salvador, debido a elló nombró a Luis de Moscoso como justicia mayor y teniente de gobernador de la provincia de San Salvador y lo envió con 120 soldados para que fundara una villa al oriente del río Lempa.

Primera fundación de la villa de San Miguel de la Frontera. El 17 de junio de 1530, Luis de Moscoso llegó a la villa de San Salvador donde fue recibido como justicia mayor y teniente de gobernador, y en donde varios habitantes se le unieron al contingente que llevaba; en noviembre de ese año Moscoso cruzó el río Lempa e hizo frente a los potones que le resistieron en el peñón de Usulután, el cual logró vencer y tras esto el 21 de noviembre de 1530 Luis de Moscoso funda la villa de San Miguel de la Frontera (está villa estaba ubicada originalmente en donde está actualmente Santa Elena del departamento de Usulután) nombrando en la villa a su ayuntamiento respectivo siendo la población solamente un fuerte militar con ayuntamiento... Leer más sobre la conquista de El Salvador


Batalla de Acajutla se libró entre las tropas del conquistador español Pedro de Alvarado y un batallón de pipiles, en las cercanías de la actual población de Acajutla en 1524.

Hernán Cortés, después de haber consumado el dominio sobre la ciudad de Tenochtitlan, delegó la conquista de los territorios localizados al sur a Pedro de Alvarado. Este partió en diciembre de 1523 al mando de unos 300 soldados españoles y más de cinco mil amerindios sumados a las tropas. Alvarado sometió a los pueblos del actual territorio de Guatemala, entre ellos los quichés; hecho que favoreció a los conquistadores al conseguir el apoyo de otro pueblo rival: los Kakchiqueles, quienes se sumaron a las tropas y apoyaron la campaña contra el vecino enemigo de los pipiles.

Las huestes llegaron al actual territorio de El Salvador, cruzando el río Paz, el 6 de junio de 1524. Ante el arribo de los conquistadores, los pobladores cercanos decidieron huir.

Pedro Alvarado en Acaxual, dejó las impresiones de esta campaña en sus informes a Cortés. El 8 de junio llegaron los conquistadores a las cercanías del pueblo llamado Acaxual. Allí, según relata, vio “…los campos llenos de gente de guerra, con sus plumajes y divisas”. Los pipiles iban protegidos por armaduras de algodón ( de “tres dedos” de grueso según Alvarado), que inclusive cubrían los pies, y largas lanzas. Esta circunstancia sería determinante en el desarrollo de la batalla.

Alvarado se acercó a los pipiles “ a un tiro de ballesta”, pero los nativos no se movieron ni alteraron. El conquistador se percató de la cercanía de un monte vecino, y supo que podría ser un escondite para sus rivales. De pronto el extremeño dio media vuelta e hizo creer a los pipiles que iba en retirada. Estos se abalanzaron sobre los invasores “...hasta llegar a las colas de los caballos y las flechas que echaban pasaban en los delanteros”.

Arribando a un llano, que sería un terreno en contra para los pipiles, Alvarado dio vuelta hacia ellos causando una implacable derrota. Los vencidos que cayeron al suelo no se podían levantar, por el peso y el estorbo de su armadura, lo que fue aprovechado para consumar la matanza. En palabras de Alvarado: “...fue tan grande el destrozo que en ellos hicimos, que en poco tiempo no había ninguno de todos los que salieron vivos...”.

Pero la batalla tuvo repercusión en el conquistador: un flechazo atravesó una de sus piernas (quedó "cuatro dedos" más corta según su reporte), hasta fracturarle el fémur. La infección duró unos ocho meses y le dejó cojo para el resto de su vida. A pesar de ello, continuó la campaña de conquista.


 10retrato_de_pedro_de_alvarado

Retrato de Pedro de Alvarado.


Fallido intento de intervenir en la conquista de los incas (1534)

Las noticias sobre las riquezas de los incas y la conquista que emprendió Francisco Pizarro llegaron a oídos de Alvarado en Guatemala. Solicitó y consiguió permiso del Rey de España para hacer descubrimientos y conquistas en las tierras de la provincias de Quito del Imperio Inca que estuvieran fuera de los límites asignados a Francisco Pizarro. Construyó su flota en el Pacífico Sur, donde fundó el Puerto de Iztapa (en Guatemala). A principios de 1534 se hizo a la vela con una flota compuesta por ocho navíos, en los cuales se embarcaron 500 infantes bien armados, 227 caballos y un número de indígenas de Guatemala. Bartolomé de las Casas, en su Brevísima Relación, recuerda la mortandad de indios que generaban estas expediciones, tanto por obligarlos a transportar hasta el Mar del Sur los materiales con los que se construían los barcos, como por las condiciones de viajes y trabajos.

El 25 de febrero de 1534 Alvarado desembarcó en la bahía de Caráquez; pasó luego a Charapotó, donde fundó la Villa Hermosa de San Mateo de Charapotó; de ahí a Jipijapa, a Paján y al río Daule. Volvió a retroceder hacia los bosques de Paján, donde se detuvo algún tiempo. Sus fuerzas avanzaron por el sur hasta mucho más arriba de Chonana, y por el norte bajaron tanto que llegaron hasta el territorio de Nono, en la actual provincia de Pichincha, a pocos kilómetros de Quito. Desde Nono, desandando muchas leguas, tornaron a los bosques pantanosos de Chimbo en la región occidental, por donde, ya juntándose de nuevo toda la expedición, empezaron a ascender la cordillera de los Andes hasta salir a las alturas de Ambato. Como Alvarado anduvo perdido en las provincias del litoral durante los meses de febrero, marzo y abril, sufrió las molestias de las lluvias de invierno, cuando en la costa los llanos y todo el suelo en general se convierten en anegadizos y pantanos intransitables; y saliendo a la planicie interandina, en agosto, pasó la cordillera precisamente en la época de los mayores vientos y de las más fuertes nevadas.

Llegó Pedro de Alvarado a las llanuras de Ambato, actualmente en Ecuador, con un ejército completamente débil, ya que llevaba muchos meses padeciendo las inclemencias de la selva costanera, en la que se perdieron, porque los guías indígenas que habían retenido a la fuerza lograron huir. Por esta razón, no estaban en condiciones de enfrentarse con Diego de Almagro y Sebastián de Belalcazár y prefirieron llegar a un arreglo amistoso el 26 de agosto de 1534, que consistió en que Pedro de Alvarado recibiría una indemnización por los gastos que había hecho en tan malhadada expedición y, a cambio, Diego de Almagro y Gonzalo Pizarro consiguieron que Pedro de Alvarado les cediera los barcos, caballos y hombres que quisieran quedarse. Pedro de Alvarado, finalmente, regresó a Guatemala. Francisco López de Gómara, en su Historia General de las Indias, cifra la indemnización en cien mil pesos de oro, que fueron pagados, cumpliendo la palabra de Almagro.


 el_conquistador_francisco_pizarro_natural_de_trujillo_2

El conquistador Francisco Pizarro, natural de Trujillo.


Mala acogida en Ecuador|Quito

En las actas del cabildo colonial de San Francisco de Quito se revela tajantemente la mala acogida y descontento general que Pedro de Alvarado provocó en las empresas conquistadoras encabezadas por Diego de Almagro y que estaban vinculadas a las expediciones de los actuales territorios del Ecuador continental o del entonces Reino de Quito, de acuerdo con las provisiones entregadas por Francisco Pizarro como gobernador de la Nueva Castilla. He aquí unos de los primeros documentos originales del cabildo colonial de Quito donde se expresa los “pareceres” a los que tuvo que recurrir el propio mariscal Diego de Almagro para negociar con Alvarado y no fomentar una demostrada e impopular acogida que originó su estadía en las tierras del norte del Pirú, apenas oída su llegada desde Guatemala. El documento edilicio relata lo siguiente con la respectiva respuesta de los cabildantes:

    Acerca de lo que se debía hacer con don Pedro de Alvarado

    paresçer que pydio don dyego de almagro a los del cabildo (de Quito) si debya rresistir o dexar pasar o estar en esta tierra al adelantado don pedro de alvarado.

    myercoles XIX días del de dicho mes ( de agosto de MDXXXIII 1534).
    Entraron en su cabildo los dichos señores justiçia e rregidores conbiene a saber diego de tapia e gonçalo ffarfan alcaldes, e xrispoual de ayala e martyn alonso de angulo e fernando gamarra e ffernando de prado e marcos varela e lope ortiz, rregidores para entender en cosas conplideras al seruyçio de dios nuestro señor e de su magestad e vyen e pro desta dicha çibdad, vezinos e moradores della segund que lo an de costunbre e estando juntos en el dicho cabildo el byno a el magnifico señor don diego de almagro mariscal en estos rreynos de la nueva castylla por su magestad e thenyente de governador e capitan general en ellos por el mui magnifico señor comendador don françisco piçarro adelantado e governador e capitan general destos dichos rreynos e dixo a los dichos señores justiçia e rregidores que vyen saben E les consta de los daños e escandalos que con su benyda e estadía en esta tierra a cavsado el adelantado don pedro de alvarado e la dañada yntençion que trae e como a dicho e publicado que a de atravesar e andar porn toda esta gouernaçion contra voluntad de la justiçia della, por ende que pide a los dichos señores justiçia e rregidores le den su paresçer de lo que se deve hazer por que mejor se açierte lo que conbyene al seruicio de su magestad e byen desta tierra e que si sera byen estorvalle e rresestille que no pase ny ande por esta dicha gouernaçion para excusar los daños que a hecho e podia hazer andando por ella o sy le dexara pasar e se yra delante con alguna gente dexando poblada esta cibdad como agora esta o después del pasado y que gente de pie y de a caballo sera bien que quede en esta dicha cibdad para la guarda e sutentaçion e buen recabdo della y en todo lo que debe hazer le den el dicho paresçer.


    Respuesta del cabildo:

    Respuesta del alcalde tapia

     E luego el dicho Diego de Tapia alcalde dixo que le paresçe que el dicho señor mariscal no debe yrse desta probynçia syno estarse en ella con la gente que al presente tiene por que si se fuese o dexaje la dicha gente el dicho albarado con el poder que trae de gente podrya venyr a esta çibdad e hallandola desmanparada del dicho señor mariscal podrya estarse en ella y en toda la tierra synque nadie le pudiese yr a la mano y estar rrefformando en ella su gente e podrya ser que en este medio tienpo le bynyese la gente que dize que espera con la qual y con la que al presente tiene y con los que atraerya a su proposyto de los que en esta çibdad quedasen el dicho señor mariscal ffuese y bynyese el dicho albarado acabarya de conquystar la tierra e habryan mucha suma de oro que en ella ay como es notorio lo qual repatirya entre su gente de suerte que todos los tubyese muy contentos para hazer lo que él les mandase e demas desto la justiçia e rregimyento que en esta cibdad quedase no heran parte para se sostener por quel dicho alvarado atraerya a sy los señores e caçiques destas probynçias y especialmente a este señor quel dicho mariscal en su poder tiene al qual y a los demás hara entender como el dicho señor mariscal se ba a huyendo del e que no hay ay otro capitan ny señor destas partes sy el no e terna manera como no se trayga a esta cibdad bastimentos ny comyda ny otra cosa por manera que de neçesidad que todos los que en esta cibdad quedaren sean les sea forçado yrse a meter devaxo de su mano.

    E demas desto es notorio que mucha parte de la gente quel dicho alvarado al presente tiene esta muy descontenta del e an dicho e publicado que en byendo lugar e tiempo muchos dellos se bendryan a esta dicha cibdad donde el dicho señor mariscal esta e ansy mismo el dicho albarado podrya enbyar aquy a poblar las probynçias de puerto viejo y teniendolas pobladas podrya rrecojer ally toda la jente que a estas partes bynyese y a la que traya el dicho señor governador tod lo qual çesarya no dexando el dicho señor mariscal la tierra por que estando él en ella con el poder que para la governar tiene e con tener como tiene poblada esta cibdad y con la voluntad que la jente quel dicho alvarado con sigo trae tiene y con los muchos amygos naturales de la tierra el dicho señor mariscal en nombre se su magestad puede defender el paso al dicho albarado e mandalle lo que byere que conbyene al servyçio de su magestad e byen destas partes e que esto daba e dio por su paresçer e lo firmo de su nonbre. Diego de Tapia.


    Respuesta del alcalde Gonçalo Farfan.

    El dicho gonçalo ffarfan alcalde suso dicho dixo que le paresçe quel dicho señor mariscal debe yrse delante y rrecojer la gente questa en san myguel para con ella dar la buelta al camyno a donde quyera que topare al dicho albarado para le defender e rresystyr que no haga daño en la tierra por que si fuese delante podrya recoger la jente e rehazerce e quytar e hebytar que no bynyese al dicho albarado nyngun socoroo de jente ansy por puerto byejo como por otra parte e que aquy le paresçe no haçe fruto su estada por que no tiene posybilydad para rresystyr ny offender ny estorbar en cosa alguna al dicho albarado e que esto daba e dyo por su paresçer. Gonçalo Farfán.

    Respuesta

    El dicho Xrispoual del ayala rrgydor dixo que le paresçe quel dicho señor mariscal debe hazer lo quel dicho gonçalo ffarfan alcalde dize con tanto que dexe su merced la jente que le paresçiere que conbyene para la guarda e anparo desta cibdad e que esto da por su paresçer.

    Xrispoual de ayala (Cristobal de Ayala)

    E luego los dichos Hernando de gamarra e Lope Ortiz e marcos barela e martyn alonso dangulo e Hernando de parado regidores dixeron que son del paresçer de lo que el dicho gonçalo ffarfan dixo e que aquello les paresçe debe hazer el dicho señor mariscal e lo ffirmaron.

    Marcos Varela
    Martyn Alonso de Angulo
    Lope Ortiz
    Hernando de Gamarra
    Hernando de Prado.


Proyecto de expedición a las Molucas (1539-1540)

No soportó mucho tiempo la inactividad como gobernador de Guatemala y Honduras, antes de solicitar y obtener de la corona otro encargo de exploración, esta vez a las inasibles islas de la Especiería. Estaba preparando esta expedición y deambulando con su flota por el pacífico mexicano cuando fue requerido por el virrey Antonio de Mendoza y Pacheco, que quería participar en la empresa. Pero antes le haría a Alvarado un encargo militar que habría de ser el último: sofocar la rebelión de indios caxcanes y chichimecas que había estallado en Nueva Galicia (en lo que hoy es el estado de Jalisco, México).


 11_1447678059_983216

Muerte de Alvarado, tal y como aparece representada en el Códice Telleriano-Remensis. Junto a su cabeza aparece su nombre en (en idioma náhuatl: Tonatiuh, ‘Sol’)?


Muerte en Nochistlán (1541)

En esa última acción militar, que a veces se conoce como Guerra del Mixtón, Alvarado fue arrollado por el caballo de un compañero inexperto que huía del contraataque de los indios chichimecas, que estaban parapetados en el Cerro del Mixtón (gato) y eran comandados por Francisco Tenamaxtle, un caxcán que se había levantado en armas. Sucedió en Nochistlán, en el sur de lo que hoy es el estado de Zacatecas.6

Tras unos días de agonía, murió el 4 de julio de 1541. Su cuerpo fue enterrado primero en la iglesia de Tiripetío, Michoacán, y trasladado en 1568 por su hija, Leonor Alvarado Xicoténcatl, a una cripta de la catedral de San José de Santiago de Guatemala (hoy Antigua Guatemala), junto al de su mujer, Beatriz de la Cueva, llamada la sinventura, no sin motivo: enviudó menos de un año después de suceder a su hermana como mujer de Alvarado, y luego sobrevivió a su marido sólo otro año.7

Referencias

1 DÍAZ DEL CASTILLO, B.: Historia Verdadera de la Conquista de Nueva España, Madrid, 1984. 2º tomo, pp. 447-448
2 MUÑOZ CAMARGO D. : Historia de Tlaxcala, Madrid, 1986, pp. 197-198
3 Vallejo García-Hevia, José María (2008). Juicio a un conquistador, Pedro de Avarado "su proceso de residencia en Guatemala (1536-1538)". Marcial Pons Historia. p. 1330. ISBN 9788496467644.
4 Díaz del Castillo, Bernal (1568) Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, (texto en la web cervantesvirtual pp. 266)
5 Vázquez Chamorro, Germán (2003) "La conquista de Tenochtitlan" colección "Crónicas de América", compilación de los cronistas J.Díaz, A.de Tapia, B.Vázquez, F. de Aguilar; "Relación de méritos y servicios" pp.121-147 Dastil, S.L. ISBN 84-492-0367-8
6 García Icazbalceta, Joaquín "Colección de documentos para la historia de México" "Carta de Gerónimo López al emperador 20 de octubre de 7 1541" texto en la web Cervantes Virtual
López de Gómara, Francisco (1552) "Historia general de las Indias" cap. CCIX y CCX texto en la web Cervantes Virtual



 2alvarado

Retrato de Pedro de Alvarado con la cruz de la Orden de Santiago.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado, o al menos interesado este trabajo recopilatorio dedicado a Pedro de Alvarado y Contreras (Badajoz, España, 1485 - Guadalajara, Nueva España, 4 de julio de 1541) fue un adelantado y conquistador español que participó en la conquista de Cuba, en la exploración por Juan de Grijalva de las costas de Yucatán y del Golfo de México, y en la conquista de México dirigida por Hernán Cortés. Puede considerársele como conquistador de gran parte de América Central (Guatemala, Honduras y El Salvador) y pudo haberlo sido también del Perú, pero renunció a ello tras enfrentarse primero, y negociar después, con Diego de Almagro.

Este personaje fue muy controvertido, reconociendo las numerosas conquistas realizadas para la corona española de Carlos V y entendiendo los peligros y dificultades de la época en que se vió envuelto -incluso con su propios compañeros de las diferente expediciciones- por su violento carácter, su figura ha sido denostada por la extrema crueldad que utilizó para lograr sus objetivos. Incluso en en la escuela de Guatemala se utiliza a Alvarado, para enseñar a los niños como prototipo de crueldad, las barbaridades cometidas por el general extremeño y sus huestes. Los historiadores coinciden en destacar su salvajismo. Actualmente la vida parece pasarle factura a sus huesos, que no descansan en paz y están de un sitio a otro por que nadie los quiere enterrar.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, motecuhzoma.de, elpais.com, manueldelmonte.wordpress.com, whtime.cloudapp.net y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 16 Noviembre 2015, 19:26; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Pedro De Alvarado Y Contreras 
 
Pedro de Alvarado no descansa en paz

Los restos del conquistador de Guatemala reposan en la catedral antigüeña, sepultado casi clandestinamente



 00_1447694528_543488

La catedral de Santiago de los Caballeros de Guatemala, donde se encuentran los restos de Pedro de Alvarado.

Si hay un personaje denostado por la historia oficial es Pedro de Alvarado, el capitán extremeño conquistador de Guatemala. Desde el primer contacto de los niños con la historia se les enseña, como prototipo de crueldad, las barbaridades cometidas por Alvarado y sus huestes. Los historiadores coinciden en destacar su salvajismo. Ahora, la vida parece pasarle factura a sus huesos, que no descansan en paz.

Alvarado, se lee en los libros de texto, murió en 1541 en el Estado mexicano de Zacatecas, arrollado por el caballo de un compañero, jinete inexperto, cuando huía de un contraataque de los indios chichimecas. Fue sepultado en la iglesia de Tiripetío, en Michoacán, y traído a Guatemala en 1568 por su hija Leonor. Una cripta en la catedral de Santiago de los Caballeros de Guatemala, la actual Antigua, estaba preparada para recibir los restos del fundador de la ciudad. Fue el inicio de un extraño periplo de los huesos de Alvarado, que no llega a su fin. “A principios de los años cuarenta del siglo pasado y sin que a estas alturas se explique mucho el porqué se abrió la cripta donde, según la tradición, está sepultada la familia Alvarado”, cuenta a EL PAÍS Carlos Enrique Berdúo, cronista de La Antigua Guatemala. La exhumación permitió identificar el cuerpo del conquistador de acuerdo con los criterios de la tradición, sin que nunca se hayan practicado pruebas científicas que lo demostraran. Como su figura siempre ha sido polémica y marcada por la leyenda negra, las autoridades no sabían qué hacer con aquellos huesos. En consecuencia, fueron depositados en un cofre de madera y enviados en depósito al juzgado de paz.

  Como su figura siempre ha sido polémica y marcada por la leyenda negra, las autoridades no sabían qué hacer con aquellos huesos

“Desde aquella época hasta 1976”, narra el cronista, “la caja de madera que contenía los restos permaneció junto al escritorio del juez, porque nadie los reclamaba”. Cuando el terremoto que el 4 de febrero de aquel año asoló medio país y hubo necesidad de buscar una nueva sede para el juzgado, su titular consideró que lo prudente era entregar esos restos al Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala, entidad encargada de velar por una ciudad declarada por la ONU Patrimonio Cultural de la Humanidad. Una brasa para la institución que, dada la importancia histórica del personaje, los mantiene en custodia y cuyos dirigentes no se ponían de acuerdo con respecto a qué hacer con ellos. “Finalmente se les busca un lugar en una bodega junto a otros materiales arqueológicos”, explica Berdúo.

Ya en la década de los ochenta, el Concejo de La Antigua decidió que, al margen de las pasiones que Alvarado todavía despierta en Guatemala, no podía perderse de vista que es el fundador de la ciudad y, en consecuencia, debería ser sepultado junto a otros personajes ilustres. “El Ayuntamiento mandó construir un monumento para sus restos. La idea era que ahí quedara sepultado el personaje, en un sitio de honor”, explica. “Pero debido a las pasiones y otras reacciones contrarias generadas por la conmemoración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América, se decidió postergar el traslado”.

Ante el ambiente un tanto crispado, el Ayuntamiento prefirió dejar que el paso de los años calmara los ánimos. Hacia 1998 sus restos fueron depositados en una de las alacenas del Salón Mayor del Ayuntamiento, donde permaneció hasta diciembre de 2007, cuando el Consejo tomó la decisión de que sus restos volvieran al lugar de donde 70 años atrás habían sido retirados, tras alcanzar un acuerdo con las autoridades eclesiales. Así, en privado, de forma casi clandestina, se abrieron las bóvedas de la catedral para que los huesos de Pedro de Alvarado fueran depositados en el nicho que originalmente había ocupado, junto a su esposa Beatriz y sus hijas Leonor y Luisa, aunque todavía, si las circunstancias lo permiten, puedan ser trasladados al monumento construido para él en el cementerio antigüeño.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Pedro De Alvarado Y Contreras 
 
La tercera mujer de Pedro de Alvarado no se esperaba ser viuda, y entre llanto y plegarias se hizo jurar como gobernadora pero solo duró un día.


Beatriz de la Cueva, la viuda y orgullosa mujer que quiso gobernar Guatemala



 05_1566839181_579751

Grabado del XIX de Antigua Guatemala, con el Volcán del Agua al fondo. Dcha, Beatriz de la Cueva. Appleton / EM

"La Sin Ventura, Doña Beatriz", así firmó Beatriz de la Cueva el documento que dejó constancia del juramento que hizo arrodillada ante una cruz, para tomar posesión del cargo de Gobernadora de Guatemala. La ceremonia, en la que fue asistida por su primo, el licenciado don Francisco de la Cueva, tuvo lugar el 9 de noviembre de 1541, después de que los miembros del cabildo de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, a excepción de uno de ellos, votaran a su favor, "por convenir así al servicio de Dios Nuestro Señor y de Su Majestad y pacificación de los españoles y naturales de esta gobernación".

Nacida en Úbeda, doña Beatriz era descendiente de Beltrán de la Cueva, supuesto padre de Juana, la Beltraneja. Sobrina del duque de Alburquerque y emparentada con el poderoso Francisco de los Cobos, había llegado a Las Indias en 1539, arropada por un nutrido séquito de mujeres casaderas y una buena cantidad de sedas y brocados. Lo hizo junto a su nuevo esposo, Pedro de Alvarado que, como otros muchos conquistadores, antes de buscar una mujer española para ascender en la escala social, tuvo una pareja indígena. En su caso se trató de la hija del cacique tlaxcalteca Xicoténcatl, el Viejo, que entregó a varias muchachas a aquellos extranjeros para que hicieran "generación".

Ya convertida en cristiana, bautizada con el nombre de doña Luisa, Cortés tomó de la mano a la muchacha y se la dio a Alvarado, que tuvo con ella dos hijos: Pedro y Leonor. Años después, antes de su partida hacia la península para casarse con doña Francisca de la Cueva, "hermosa en estremo" al decir de Bernal Díaz del Castillo, doña Luisa falleció. Poco duró el matrimonio entre don Pedro y doña Francisca, pues la ubetense murió al poco de desembarcar en Veracruz.

Aquellos reveses no detuvieron al impulsivo Alvarado. En un nuevo viaje a España, en el que obtuvo del Emperador una capitulación para el descubrimiento y conquista de las islas de la Especiería y de las Molucas, después de obtener una dispensa papal en 1538, se casó en segundas nupcias con la que hasta el momento había sido su cuñada: doña Beatriz de la Cueva, quince años menor que un marido que ya había alcanzado los cincuenta y tres.


 04_1566839049_732007

Retrato de Pedro de Alvarado


El trágico final

Un año después de la llegada del matrimonio a Guatemala, la muerte, a la que tantas veces había esquivado, doblegó al conquistador mientras sofocaba una rebelión indígena en Jalisco, al ser aplastado por un caballo despeñado desde un peñol. Los ojos de Tonatiuh -El Sol-, así llamado por su rubia cabellera, se cerraron definitivamente el 4 de julio de 1541 en la villa de La Purificación. Guatemala quedó sin gobernador y doña Beatriz viuda y sumida en un gran abatimiento. Sus grandes muestras de dolor despertaron, no obstante, las suspicacias de algunos.

Entre ellas, las de Francisco López de Gómara, que narró de este modo el pesar de la desventurada: "Hizo doña Beatriz de la Cueva grandes extremos, y aun dijo cosas de loca, cuando supo la muerte de su marido. Tiñó de negro su casa por dentro y fuera. Lloraba mucho; no comía, no dormía, no quería consuelo ninguno; y así, dizque respondía a quien la consolaba, que ya Dios no tenía mal que hacerle; palabra de blasfemia, y creo que dicha sin corazón ni sentido; mas pareció muy mal a todos, como era razón. Hizo las honras pomposamente y con grandes llantos y lutos. Empero, en medio de aquella tristeza y extremos entró en regimiento y se hizo jurar por gobernadora: desvarío y presunción de mujer y cosa nueva entre los españoles de Indias".

Aunque Bernal, siempre fiel a la memoria de Alvarado, dijo que los rumores que corrieron, "se los levantaron", no es descabellado pensar que la tristeza de aquella mujer pudiera ser instrumentalizada. Antes de su partida, Alvarado había delegado sus funciones gubernativas en don Francisco de la Cueva, decisión que fue confirmada por el virrey Antonio de Mendoza después de la accidentada muerte del gobernador.

En un contexto en el cual los conquistadores veían cuestionadas sus encomiendas, el mantenimiento del poder municipal, esencial para que la conquista del Imperio mexica fuera posible, era algo a lo que muchos no estaban dispuestos a renunciar. A pesar de que en las fórmulas legales se mostraba un gran acatamiento al rey, no es descabellado pensar que existía la voluntad de marcar ciertas distancias con su representante en la Nueva España. El cabildo, en suma, pretendía exhibir cierto grado de autonomía, razón por la que eligió a doña Beatriz, acaso con la intención de que el poder regresara después a don Francisco.

Llegamos así a nuestro punto de partida. Horas después de que tan melancólico sobrenombre impregnase el papel, se desencadenó una gran tormenta que inundó la ciudad fundada en las faldas del Volcán del Agua. Presa del pánico, la gobernadora se refugió, junto a sus doncellas y criados, en una capilla que la riada hundió. La catástrofe fue interpretada por fray Bartolomé de Las Casas como una suerte de diluvio, un castigo divino que vino a hacer justicia sobre los dominios de Alvarado, autor de la matanza del Templo Mayor. El cuerpo inanimado de doña Beatriz, gobernadora por un día de Guatemala, fue recuperado por Leonor, que salvó la vida en aquella jornada.

Fue ella quien, en 1568, se encargó de reunir los restos de su padre y los de doña Beatriz en la cripta de la catedral guatemalteca. Sin que ninguna de las hermanas De la Cueva dieran hijos a Pedro de Alvarado, doña Leonor Alvarado Xicoténcatl, que en 1535 había contraído nupcias con don Pedro de Portocarrero, del que enviudó a los cuatro años sin tener descendencia, dio continuidad a un linaje mestizo, gracias a su boda con Francisco de la Cueva.

De ese, su segundo matrimonio, nacieron varios hijos. Don Juan y don Esteban que no dejaron sucesión. Sí lo hicieron doña Beatriz de la Cueva y Alvarado y don Pedro de la Cueva y Alvarado, que heredó el mayorazgo familiar y se casó en Écija con una mujer de sonoro apellido: su prima, doña Mayor Fernández de Córdoba de la Cueva.

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario