Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Elcano - Magallanes
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Elcano - Magallanes 
 
Continuando con la serie de grandes biografías de Héroes Españoles… Este tercer trabajo recopilatorio, está dedicado a dos grandes navegantes y valientes exploradores: el español Juan Sebastián de Elcano y el portugués Fernando de Magallanes, este último partió al mando de una expedición española el 20 de septiembre de 1519 para hallar una nueva ruta alrededor del mundo, pero no pudo completar la misión, pues murió el 27 de abril en un combate con los indígenas en la isla de Mactán en Filipinas.

Se hizo cargo de la expedición el contramaestre Elcano, completando el 6 de septiembre de 1522 -tres años después-, la primera vuelta al mundo tras recorrer 42.000 millas -78.000 kilómetros, casi 2 veces el diámetro ecuatorial de la tierra-. Demostrando que la Tierra es esférica. Regresando sólo con 18 supervivientes en una de las 5 naves, la Victoria. Elcano representa el aventurero y explorador, ahora clásico, del siglo XVI. Buscando nuevas rutas y descubriendo nuevas tierras.

 000_1549704690_565433

Juan Sebastián Elcano (1486?-1526), Nació en Guetaria (Guipúzcoa). Adquirió una gran experiencia marinera al enrolarse desde su juventud en barcos pesqueros y comerciales. En 1509 formó parte en la expedición militar dirigida por el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros contra Argel. A su regreso se estableció en Sevilla, donde tuvo conocimiento del proyecto del portugués Fernando de Magallanes para descubrir una ruta por occidente, a través de un paso o estrecho por el sur de América, para llegar a las islas de las especias sin atravesar por dominios portugueses.

Elcano tuvo conocimiento del proyecto del portugués Fernando de Magallanes (1480-1521) cuando ambos coincidieron en Sevilla, adonde Magallanes llegó en 1517 proveniente de Portugal, donde sus proyectos de explorar el oriente fueron rechazados.


 09_1549705637_786367

Magallanes propuso buscar una ruta alternativa para llegar a las islas de las especias, y dicho proyecto fue aprobado por Carlos V en España. El proyecto consistía en llegar a las islas abriendo una ruta por el oeste, pasando sólo por dominios españoles.

En un segundo viaje a las Molucas, Juan Sebastián de Elcano murió de escorbuto el 4 de agosto de 1526 durante la travesía del Pacífico.
  
Estos valientes navegantes han prestado grandes servicios a España y quizá nunca han sido lo suficientemente valorados, por lo que en la medida de nuestras posibilidades quiero hacerles un pequeño pero merecido homenaje en el foro de xerbar, espero que la información recogida sea de vuestro interés.





Lista completa de trabajos realizados de grandes biografías de ilustres españoles o asimilados




Magallanes - Elcano. Crónica de su vuelta al mundo.


 08_1549705528_169248

Elcano se alistó en 1519 como contramaestre de la nave Concepción con la expedición de Magallanes. Con toda la Armada, cruzó el océano Atlántico y se dirigió a Sudamérica. Invernó en la bahía de San Julián, en la Patagonia, donde hubo un intento de sublevación cuya causa apoyó Elcano.

El 21 de octubre de 1520 se adentraron en el deseado estrecho al que Magallanes bautizó de Todos los Santos. El 28 de noviembre salieron al mar del Sur, al que denominaron con el nombre de mar Pacífico o mar de las Damas por los suaves vientos alisios que soplaban. Por él navegaron durante tres meses en condiciones calamitosas al carecer la tripulación de agua y provisiones frescas y, en consecuencia, padecieron de escorbuto. El 24 de enero de 1521 llegaron a las islas Marianas o de los Ladrones.


 magellan_elcano_circumnavigation_es_svg

Mapa del primer viaje de circunnavegación mundial
(10 de agosto de 1519 - 8 de septiembre de 1522).


Muerto Magallanes en las Filipinas, Elcano, al mando de la expedición, se dirigió a las Molucas, a donde llegó a finales de 1521. Allí, en la isla de Tidore, cargó un importante cargamento de especias, con lo que se cumplió el objetivo del viaje. La proximidad de los portugueses, dueños comerciales de la zona, le hizo poner rumbo al oeste. Arribó a la isla de Timor (1522) donde supo de la existencia de otras tierras e islas, las actuales China, Java e Indonesia. Ya sólo con la nave Victoria cruzó el océano Índico, dobló el cabo de Buena Esperanza (mayo de 1522) en el sur de África y, poniendo rumbo al norte, llegaron a las islas de Cabo Verde, que pertenecían a la Corona portuguesa. Aquí supieron que llevaban un día de retraso como consecuencia de haber navegado de Este a Oeste, dando la vuelta a la Tierra. Por fin, después de tres años menos catorce días de navegación, el 6 de septiembre de 1522 la expedición al mando de Elcano, tras recorrer 14.000 leguas, entraba en el Puerto de Santa María con sólo 18 hombres y la nave Victoria, la única que quedaba, cargada de especias.


 02_1549705025_771463

Estatua en Guetaria, obra del escultor Ricardo Bellver (1881).


Escudo de Armas

El emperador Carlos V (Carlos I de España) recibió a los supervivientes en Valladolid y asignó a Elcano una renta anual de 500 ducados en oro (que nunca llegó a recibir), le perdonó una condena que tenía pendiente por vender su barco (éste perdón sí se hizo efectivo) y le concedió un escudo de armas, cuya cimera era un globo terráqueo con la leyenda Primus circumdedisti me (El primero en rodearme). Esta leyenda se puede ver en el buque escuela J. S. Elcano.


 00_1549705141_471345

Hito a la Milla Cero de la Tierra. Sevilla, (2010).



Resumen Bográfico de Juan Sebastián Elcano:


 03_1549705203_588730

Monumento a Elcano en Guetaria.

Juan Sebastián del Cano, también escrito Juan Sebastián Elcano o Juan Sebastián de Elcano (Guetaria, Guipúzcoa, España, 1486/1487 – Océano Pacífico, 4 de agosto de 1526), fue un marino español que participó en la primera vuelta al mundo quedando al frente de la expedición tras la muerte de Fernando de Magallanes.

Ésta había comenzado en Sevilla el 10 de agosto de 1519 con cinco naves, capitaneada por Fernando de Magallanes (o, de acuerdo con su nombre portugués, Fernão de Magalhães); el 20 de septiembre habían zarpado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con la intención de encontrar el paso marítimo hacia los territorios de las Indias Orientales, y buscar el camino que, recorriendo siempre mares castellanos (según el Tratado de Tordesillas), llegase a las islas de la especias, lo que era la llamada ruta hacia el oeste, que ya había buscado Cristóbal Colón.


 04_1549705244_555529

Monumento "Legua Cero" en conmemoración de la primera circunnavegación mundial. Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

Tras la muerte de Magallanes en Filipinas, en 1521, durante una escaramuza con los indígenas, Elcano se puso al mando. Tenía el problema de volver a España con lo que quedaba de la expedición, sin conocer el camino de vuelta por el Pacífico, y parecía una locura intentarlo, por lo que eligió navegar por los mares portugueses hacia el oeste, bordeando África por rutas conocidas y con posibilidades de hacer aguadas. Consiguió llevar a término la expedición, llegando a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522 en la nao Victoria, junto con otros 17 supervivientes. Esto constituyó el logro de una imponente hazaña: la circunnavegación de la Tierra.

El rey Carlos I de España y V de Alemania le concedió, como escudo, una esfera del mundo con la leyenda en latín: Primus circumdedisti me ("Fuiste el primero que me dio la vuelta").

Tras otorgar testamento el 26 de julio 1 , murió el 4 de agosto de 1526 a bordo de la nao Victoria, cuando participaba en la expedición de García Jofre de Loaisa a las Islas Molucas.

Fue hijo de doña Catalina Del Puerto y don Juan Domingo Elcano.

En su honor, el buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián Elcano lleva su nombre.


 07_1549705490_196952

Juan Sebastián Elcano, por Ignacio Zuloaga



Supervivientes de la expedición


Los individuos de la dotación de la nao que llegaron con ella a Sanlúcar de Barrameda, fueron los siguientes:

Juan Sebastián de Elcano, de Guetaria. Capitán  
Francisco Albo, de Axila. Piloto  
Miguel de Rodas. Piloto  
Juan de Acurio, de Bermeo. Piloto  
Antonio Lombardo (Pigafetta), de Vicenza. Sobresaliente  
Martín de Yudícibus, de Savona. Marino  
Hernando de Bustamante, de Alcántara. Marinero y barbero  
Nicolás el Griego, de Nápoles. Marinero  
Miguel Sánchez, de Rodas. Marinero  
Antonio Hernández Colmenero, de Huelva. Marinero  
Francisco Rodríguez, portugués de Sevilla. Marinero  
Juan Rodríguez, de Huelva. Marinero  
Diego Carmena. Marinero  
Hans de Aquisgrán. Cañonero  
Juan de Arratia, de Bilbao. Grumete  
Vasco Gómez Gallego el Portugués, de Bayona. Grumete  
Juan de Santandrés, o de Santander, de Cueto. Grumete  
Juan de Zubileta, de Baracaldo. Paje  

Estos dieciocho hombres regresaron a Sanlúcar en la Victoria, en 1522, y figuran en el letrero de la fachada del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

Vinieron también con ellos varios de los trece indios que embarcaron en Tidore.


 05_1549705294_168935

Inscripción en el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda con los nombres de los supervivientes que completaron la vuelta al globo.

El regreso de Juan Sebastián de Elcano a Sevilla (8 de septiembre de 1522), después de la primera circunnavegación del Mundo. Óleo sobre lienzo (254 x 239 cm) pintado en 1919 por Elías Salaverría Inchaurrandieta (1883-1952). Representa el momento en el que Elcano y la tripulación de la nao Victoria desembarcan en Sevilla, con veloces encendidos en la mano, para ir a las iglesias de Nuestra Señora de la Victoria y Nuestra Señora de la Antigua, en acción de gracias, después de haber completado la primera vuelta al Mundo (8 de septiembre de 1522). Donado al Museo Naval el 29 de septiembre de 1971 por doña Igone Salaverría de Baladíez, marquesa de la Conquista Real, hija del autor.


 01_1549704948_292096

Mapa de Martin Waldseemüller publicado en 1516 mostrando el mundo conocido por los europeos en la época.



 06_1549705355_431909

Monumento a Juan Sebastián Elcano en Sevilla (Antonio Cano Correa, 1973)




---------------------------------------------------------------------------------------------------------




Resumen Biográfico de Fernando de Magallanes





Fernando de Magallanes, también conocido como Hernando de Magallanes (Sabrosa, Trás-os-Montes, Portugal, primavera de 1480 – Mactán, Filipinas, 27 de abril de 1521) (en portugués Fernão de Magalhães), fue un navegante portugués.

Al servicio del rey de España, descubrió lo que hoy recibe el nombre de Estrecho de Magallanes, siendo el primer europeo en pasar desde el Océano Atlántico hacia el Océano Pacífico, hasta entonces denominado Mar del Sur. Inició la expedición que, capitaneada a su muerte por Juan Sebastián Elcano y que a pesar de ser el único tripulante sin piernas lograría la primera circunnavegación de la Tierra en 1522.

Vivió sus primeros años en la corte de Portugal, pero su afán de aventuras le hizo embarcarse en un viaje hacia el Extremo Oriente, donde las factorías portuguesas vivían una época de esplendor en sus relaciones con los territorios que actualmente conforman Malasia, Indonesia y Filipinas.


 19_1549708032_349390

Mapa del estrecho de Magallanes

Magallanes propone al rey de Portugal hacer una expedición a las islas de las Especias (Molucas) por occidente, pero Portugal no lo acepta porque, por el tratado de Tordesillas, las islas estaban en la zona geográfica reservada a la corona de Castilla, con la que no querían entrar en guerra.

En octubre de 1517 en Sevilla, Magallanes se pone en contacto con Juan de Aranda, factor de la Casa de Contratación. Luego de la llegada de su socio, Rui Faleiro, y con el apoyo de Aranda, presentan su proyecto al nuevo monarca español, Carlos I de España, quien acababa de llegar a España. La propuesta de Magallanes resultó especialmente interesante en esos instantes, pues ofrecía abrir una ruta a las islas de las Especias sin vulnerar los compromisos con Portugal, una hazaña que traería riquezas y honores a la monarquía.

El 22 de marzo de 1518 el rey celebra capitulaciones con Magallanes y Faleiro en Valladolid para que éstos hicieran la expedición a las Islas de la Especiería que correspondían, según el tratado de Tordesillas, a España. En esa capitulación, el rey les otorgaba:

· El monopolio de la ruta descubierta por un plazo de diez años.

· Su nombramiento como adelantados y gobernadores, con el cinco por ciento de las ganancias netas de las tierras e islas que encontrasen.

· Un quinto de la ganancia neta del viaje.

· Tendrían el derecho a llevar mil ducados en mercadería en los viajes restantes, pagando sólo el 5% sobre los retornos.

· La concesión de una isla a cada uno, fuera de las seis más ricas, de las cuales tendrían un quinceavo de su provecho.

E acatando la voluntad con que os abeis movido a entender en el dicho descubrimiento por Nos servir, al serviçio que Nos dello resçibimos e nuestra Corona Real ser acreçentada, e por el travajo e peligro que en ello abeis de pasar, en rremuneraçión dello, es nuestra merçed y voluntad y queremos, que en todas las yslas e tierras que vosotros descubrierdes vos haremos merçed, e por la presente vos la hazemos, que de todo el provecho e ynteresse que de todas las tierras e yslas que ansí descubrierdes así de rrenta como de derechos como de otra cualquier cossa que a Nos se siguiere en cualquier manera, sacadas primero todas costas que en ella se hisieren ayais y lleveis la veintena parte, con el título de nuestros adelantados e governadores de las dichas tierras e yslas, vosotros e vuestros hijos e herederos de juro, para siempre jamás, con que quede para Nos e para los Reyes que después de Nos vinieren la supremera e seyendo vuestros hijos y herederos naturales de nuestros Reinos, e casaddos en ellos, con que la dicha governaçión y título de adelantados después de vuestros días quede en un hijo heredero, e dello vos mandaremos despachar vuestras cartas e privilegios en forma (...)

La expedición sería financiada por la corona y estaría compuesta por cinco navíos con provisiones para dos años de viaje.

Esta proposición será muy bien acogida por la corona, ya que desde la Junta de Toro de 1505 se había propuesto llegar a las Especias. También se benefició de la información recogida de los viajes andaluces o viajes menores.
Un sinfín de problemas interfieren en el viaje, escasea el dinero, el rey de Portugal trata de detenerlos, y Faleiro y Magallanes se pelean. Finalmente, gracias a la tenacidad de Magallanes, la expedición sale adelante. Por medio del obispo Juan Rodríguez de Fonseca consiguen la ayuda económica del mercader Cristóbal de Haro, que aportó un quinto del costo. Debido a las desavenencias con Faleiro, éste se quedará en tierra. A él le correspondería dirigir una segunda expedición que jamás se hizo.



La circunnavegación


 20_1549708094_193062

Zarpa de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519, en una expedición compuesta por las naves Trinidad, nave capitana al mando de Magallanes, Victoria, San Antonio, Concepción y Santiago.

Luego de recalar en las Canarias, pasaron frente a las islas de Cabo Verde y a las costas de Sierra Leona, tocando las tierras de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre. Siguieron hacia el sur, pasando por el Río de la Plata (ya descubierto por Juan Díaz de Solís en 1516), en marzo de 1520, y llegaron a la bahía de San Julián, que exploraron en busca de un posible paso. Magallanes, en vista de la llegada del invierno, decidió recalar allí hasta la primavera.

Lo inhóspito de aquellos parajes y el racionamiento de víveres al que estaban sometidos fomentaron el descontento entre la tripulación y el deseo de regresar. Se produjo una conspiración contra Magallanes dirigida por Gaspar de Quesada, capitán de la Concepción, y el veedor Juan de Cartagena, que había sido relevado del mando de la San Antonio. Pese a que la insurrección prendió en tres de las naves, Magallanes logró sofocarla. Uno de los capitanes amotinados fue asesinado y los restantes sometidos a juicio, en el que Quesada fue condenado a muerte y Cartagena abandonado en la costa.

Pasado ese suceso llegan hasta el que será llamado más tarde estrecho de Magallanes en 1520. Cruzarlo fue muy difícil, dado lo complicado del terreno. Para ello una nave se adelantaba en exploración buscando el mejor camino y volviendo sobre sus propios pasos para hacerse seguir por el resto hasta la zona explorada. Una vez terminadas estas minuciosas etapas consiguieron salir del «laberinto» hacia el océano Pacífico, al que bautiza con tal nombre (que permanecería, haciendo olvidar el anterior de Mar del Sur) debido a que en su camino no se cruza con ninguna tempestad.


 11_1549707167_886198

La nao Victoria en un mapa de Abraham Ortelius de 1589


Naves iniciales de la expedición de Magallanes

Nave: Trinidad.  Tonelaje: 110  - Tripulación: 55  
Nave: San Antonio. Tonelaje: 120 - Tripulación: 60  
Nave: Concepción.  Tonelaje: 90  - Tripulación: 45  
Nave: Victoria.  Tonelaje: 85 - Tripulación: 42  
Nave: Santiago.  Tonelaje: 75 - Tripulación: 32  

Total: 234 tripulantes.


La mala suerte de Magallanes quiso que en el largo derrotero de tres meses entre el estrecho de Magallanes y las islas Molucas no descubriera ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación, hasta el punto de que se pagaban cuantiosas monedas por una simple rata para devorar. El agua se pudrió, apareció el escorbuto y los hombres comían incluso cuero reblandecido.

Por fin en marzo de 1521 encontró una isla en la que los navegantes aprovecharon para descansar y recoger víveres. Pronto acudirían a aquella isla numerosos indígenas con regalos para estos nuevos «visitantes».


 10_1549705736_494650

Estatua de Lapu-Lapu, héroe nacional de Filipinas por matar a Magallanes en Mactán. Este jefe tribal es considerado el primer filipino en repeler la llegada de los occidentales. Aunque los historiadores consideran que no fue él, sino otros dos súbditos los que mataron a Fernando de Magallanes, aún así, el pueblo de Opon en la isla de Cebú, fue renombrado a Lapu-Lapu en su honor.


 12_1549707237_520699

Estatua de Fernando de Magallanes en Punta Arenas (Chile).


En las Molucas, Magallanes y los suyos descubrieron que habían llegado al Extremo Oriente, cumpliendo el proyecto de Cristóbal Colón. Magallanes pereció en una contienda con una tribu cebuana encabezada por el jefe tribal Lapu-Lapu, en la isla filipina de Mactán, por lo que Juan Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición. Consiguieron instalar un almacén en Borneo, donde entablaron buenas relaciones con los indígenas. Sin medios y con una sola nave emprendió el regreso por mares lusos, el camino más conocido, con tierras donde aprovisionarse, e intentando esquivar puertos y flotas portuguesas. La expedición llegó sólo con la Victoria de regreso a Sevilla en julio de 1522.

En total, 216 hombres perecieron durante el viaje, y sólo 18, entre ellos Elcano, pudieron sobrevivir. Otros cuatro hombres de los 55 de la tripulación original de la Trinidad, que había emprendido una ruta de regreso distinta desde las Filipinas, regresaron finalmente a España en 1525.


 13_1549707311_776356

Estatua de Magallanes en Ponte da Barca, (Portugal)



Cronología


· 1480: Fecha de nacimiento de Fernando de Magallanes, tal vez en Trás-os-Montes.

· 1505: Parte para la India en la armada de Francisco de Almeida.

· 1509: Bajo el mando de López Sequeira participa en la desastrosa expedición a Malaca y hace gran amistad con Francisco Serrano.

· 1511: Participa, bajo el mando de Afonso de Albuquerque, en la conquista de Malaca.

· 1512: Regresa a la península.

· 1514: Es herido en combate en Azamor (Marruecos).

· 1517: Se dirige a Sevilla para presentar a Carlos I su plan de alcanzar las Islas de las Especias por occidente.

· 1519: Inicia lo que será el primer viaje de circunnavegación; alcanza la bahía de Guanabara.

· 1520: Alcanza el estuario del Río de la Plata; pasa el invierno en la bahía de San Julián; domina un motín; descubre y atraviesa el Estrecho de Magallanes y desemboca en el Pacífico.

· 1521: Descubre la Isla de los Ladrones; descubre el archipiélago de las Filipinas y muere en combate.

· 1522: Juan Sebastián Elcano concluye el primer viaje de circunnavegación, iniciado por Magallanes.


 14_1549707372_840894

Monumento a Magallanes en Mactán (Filipinas) erigido por el Gobierno de Isabel II.



Juan Sebastián Elcano (navío)


 15_1549707443_880406

El buque escuela Juan Sebastián de Elcano es un bergantin goleta de la Armada Española. Consta de cuatro mástiles con los nombres de Blanca, Almansa, Asturias y Nautilus, nombres de cuatro buques escuela que le precedieron. Recibe el nombre por el explorador español Juan Sebastián Elcano, capitán de la última flota exploratoria de Fernando de Magallanes. El barco lleva también el escudo de armas de Elcano, que fue otorgado a la familia por el emperador Carlos I tras la vuelta de Elcano de la expedición de Magallanes en 1522. El escudo de armas es un globo terráqueo con el texto en latín Primus Circumdedisti Me (Fuiste el primero en circunnavegarme).


 16_1549707569_781634

El buque Juan Sebastián de Elcano fue botado en Cádiz, España, el 5 de marzo de 1927, siendo su madrina Carmen Primo de Rivera, hija del presidente del gobierno Miguel Primo de Rivera.



 18_1549707814_820207

Réplica de la nao Victoria, la primera embarcación en dar la vuelta al mundo



 17_1549707705_853395

Fernando de Magallanes en el Monumento a los Descubrimientos de Lisboa (Portugal).



Enlaces interesantes



 01_1549962434_494297

EnlaceVer vídeo del V Centenario de la expedición de Magallanes y Elcano.



 000_1549961781_933648

La web del V Centenario es una plataforma interactiva para seguir la travesía, con textos de expertos, crónicas históricas y una programación abierta y extensiva.

Fue el primer gran acontecimiento global y se inició en Sevilla en el año 1519. España prepara la conmemoración de la que se convertiría en la primera vuelta al mundo, el viaje de la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. España fue el punto de partida de una travesía que se extendió durante tres años y significó un hito histórico. Cinco embarcaciones con más de 230 hombres iniciaron una expedición hacia las Islas de las Especias (archipiélagos de la actual Indonesia) en busca de nuevas rutas y que concluyó con la trascendental vuelta al mundo en 1522. Desde 2018 y hasta 2022 se sucederán en España los homenajes a este hecho histórico. Los actos tendrán especial relevancia en los puertos de inicio (Sevilla y Sanlúcar de Barrameda), el puerto de escala de Tenerife y la ciudad de Valladolid, donde el rey Carlos I de España acordó con Magallanes el inicio del viaje.



 00_1549962265_661009

San Lúcar. Conmemoración V Centenario de la I Vuelta al Mundo. Los primeros navegantes que realizaron tal hazaña salieron de nuestro puerto y volvieron tres años después exhaustos, pero cargados de novedades y noticias, con una visión del mundo hasta entonces desconocida. Es, sin duda alguna,... Leer más  
 


Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo recopilatorio dedicado a los grandes navegantes Juan Sebastián Elcano y Fernando Magallanes, os haya gustado y despertado el interés histórico que sin duda tienen estos grandes exploradores.


Fuentes y agradecimientos a: es.ikipedia.org, cvcervantes, usuarios.lycos, biografias, museonaval, thetouristtravel, youtube.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 12 Febrero 2019, 10:09; editado 15 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Grandes Héroes Españoles: Elcano - Magallanes 
 
Gran trabajo, J. Luis. Como siempre muy bien documentado.  

Gracias  
 




___________________________
imagesukrtbgox_200x135_150x101_1477846450_638145 bandera_de_asturias_150x98 dscn1528

El sabio no dice todo lo que sabe y el necio no sabe lo que dice.
El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Aristóteles
Más vale saber una cosa de todo, que saberlo todo de una cosa. Pascal

 
Mariol Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Grandes Héroes Españoles: Elcano - Magallanes 
 
Gracias Mariol por tu interés. Se que estos temas históricos no son muy populares entre los foreros, pero me he empeñado en publicar unas cuantas biografías de grandes héroes españoles, que en buena medida cambiaron nuestra historia, de los cuales deberíamos sentirnos orgullosos, pero salvo excepciones, están en el olvido.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Grandes Héroes Españoles: Elcano - Magallanes 
 
J.Luis veo que no paras    Bueno yo había visto estos temas pero tampoco tengo el nivel que creo que se requiere para opinar en estos temas. Si es cierto como siempre que es un gran trabajo el que estás realizando y que a buen seguro interesa documentarse en la historia por lo menos a mi.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Grandes Héroes Españoles: Elcano - Magallanes 
 
Gracias xerbar. Cada uno participa en la medida que quiere, pues cómo es lógico cada cual tenemos nuestros gustos. En mi caso como estos temas me atraen, ya tengo 5 trabajos en e foro y seguiré poco a poco subiendo el resto de trabajos que tengo anunciados en la cabecera.



 



Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
La gesta del superdotado Elcano, el vasco más cipotudo de la Historia de España...

Elcano jubiló los atlas viejos y amplió los límites de la resistencia humana

El cipotudismo es un don y una condena que llevó a los españoles a grandes hazañas, y a insensatos disparates

Elcano fue uno de los 18 marineros que regresó de los 234 que partieron en 1519 a dar la vuelta al mundo




 00_1516900868_773320

Juan Sebastián Elcano (retratado por Zuloaga) era un navegante superdotado, pero se amotinó contra Magallanes, cuyo quijotesco proyecto acabó llevando a término. CRÓNICA

Hay españoles que se convirtieron en héroes porque fracasaron como villanos. La gloria no estaba destinada al vasco Juan Sebastián, sino al portugués Fernando de Magallanes, que quería aprovechar que la tierra tenía pinta de ser redonda para abrir una ruta comercial directa hasta las Molucas. También llamadas islas de las Especias, la mercancía más preciada de la cocina europea. Pero el rey de Portugal prefería seguir costeando África como habían hecho hasta ahora, así que don Fernando renegó de sus raíces y le vendió el proyecto al emperador Carlos, que le dio su imperial bendición.

Magallanes fletó en los muelles del Guadalquivir cinco naves tripuladas por 234 hombres: no podía sospechar que solo volverían 18, y que él no figuraría entre ellos. Antes de zarpar, un día de septiembre de 1519, hizo testamento, obligó a toda la tripulación a confesarse y prohibió que embarcase ninguna mujer, creyendo con ello que dejaban el pecado en tierra. Y saliendo por Sanlúcar se dirigieron al sur, pasando por las Canarias y Cabo Verde antes de poner proa a la inmensidad del Atlántico. Nadie dijo que iba a ser fácil. Tuvieron mala navegación. Tempestades, marejadas, tormentas eléctricas que los supersticiosos marinos llamaban el fuego de San Telmo.

Entre vomitonas y lamentos avistaron Río de Janeiro en diciembre, desde donde continuaron hacia el sur. Eran cobayas náuticas. Deshaciendo errores continuaron bajando y llegaron hasta la Patagonia, y era enero y era febrero, y la Antártida ya no quedaba muy lejos, y hacía un frío del carajo, y las provisiones empezaban a escasear.

Estalló el motín. Cuatro capitanes se rebelaron contra Magallanes, que se había visto obligado a racionar la comida pero se negaba a aceptar su fracaso dando media vuelta y regresando a España. Entre los amotinados se encontraba Juan Sebastián Elcano. El destino le consentiría la redención, pero de momento hubo que ajusticiar a los cabecillas Quesada y Mendoza. Elcano se salvó porque Magallanes atisbó algo valioso en él.

Las calamidades se reanudarían pronto. La San Antonio desertó: llegaría meses después a Sevilla, con barco y sin honra. La Santiago se estrelló contra las rocas al sur de Argentina. Y aún quedaba lo peor: internarse por el laberinto de agua y tierra que forma el hoy conocido como estrecho de Magallanes. Alcanzaron jubilosos las aguas calmas del Mar del Sur, Pacífico para los restos. Pero la fortuna no viajaba con ellos ni de polizón.

Durante tres meses no avistaron un solo punto de tierra firme. El agua provisionada se pudrió. Las galletas se convirtieron en polvo con gusanos. Serrín y cuero entraron en el menú del día y cada rata se pagaba a precio de festín: medio ducado. El escorbuto inflaba las mandíbulas de los marinos antes de matarlos. Cada día había que tirar por la borda un nuevo cadáver. Era marzo de 1521 cuando llegaron por fin a las islas Marianas, al sur de Japón. Más allá, Magallanes descubrió Filipinas, así llamadas en honor al entonces príncipe heredero. No podía sospechar el almirante que en aquel paradisíaco archipiélago le hallaría la muerte a manos del caudillo Lapulapu. El luso, fiado de su superioridad militar, no preparó la batalla, se enfrentó a los nativos tras una caminata agotadora y no calculó bien la munición. El resultado fue un certero lanzazo en la pierna que lo dejó clavado en el sitio. Y aquí es donde la historia llama a escena a Juan Sebastián, capitán de la única nave sobreviviente, pues la Trinidad quedó inservible en las Molucas.

Nadie antes había atravesado de un tirón el océano Índico hasta doblar el cabo de Buena Esperanza, para ir rodeando después África hasta Cádiz sin acercarse demasiado a la costa, de dominio luso. El capitán calafatea la Victoria y la carga de mercancía, agua y vituallas. Salen de Timor. Las islas van quedando atrás. Pronto los rodea el agua. Agua a proa, agua a popa, agua a babor y a estribor. Ni una vela en el horizonte ni un ruido alrededor, solo el monótono golpe de la espuma contra la quilla.

Transcurren los días. El mal del mar empieza a trabajarlos. Los cálculos de Elcano se revelan cortos: tienen víveres para cinco meses. Pasan las semanas y las provisiones se van agotando. El fantasma del hambre acompaña cada mañana al marinero descolorido. Bajo la brasa del sol en mar abierto la carne sin salazón comienza a corromperse. Cuando la pestilencia se vuelve insoportable se ven obligados a lanzar la carroña por la borda. Les queda el arroz, y les queda agua. Esa será la dieta cada día. El escorbuto colabora con la hambruna en su fúnebre tarea de eliminación. Los tripulantes suplican a Elcano desembarcar en Mozambique, pero el vasco les arenga: «Antes morir que entregarnos a los portugueses». Penosamente arriban al cabo de Buena Esperanza, donde una violenta tempestad arranca el mástil de proa y rompe el palo mayor. Reparan el destrozo como pueden y siguen ascendiendo por el mapa del mundo.

Las cuadernas se desencajan y se abren vías de agua. Intentan achicarla con una bomba artesanal, pero estamos en el siglo XVI. Lo único eficaz sería deshacerse de los 700 quintales de especias que hunden el calado y lastran el avance. Elcano se niega. No han llegado hasta aquí para volver de vacío. Establece turnos de relevo en las bombas, en el velamen, en el timón. Sus 17 fieles le obedecen como sonámbulos, «cansados como jamás lo estuvieron seres humanos». Aguantan porque acarician Sevilla en su delirio.

Y por fin, el 4 de septiembre de 1522, tres años después de haber zarpado, el júbilo ronco del vigía se hace oír desde la gavia: ha visto el cabo de San Vicente. Europa. España. La tripulación macilenta olvida las secuelas de su tormento cuando adivina la veta bendita del Guadalquivir. En el momento en que Juan Sebastián divisa la Giralda, ordena hacer salvas de artillería. Toda Sevilla se arremolina para atestiguar el milagro: es la expedición de Magallanes, que ha regresado. Partieron 234 en cinco barcos: 18 espectros amarillentos descienden de la Victoria. Los reciben los vítores y las ofrendas de los sevillanos. Una carta de Carlos V les urge para que acudan a Valladolid, pero Elcano recuerda a sus hombres el voto que hicieron a la Virgen si salían de aquella: peregrinar a la iglesia de Santa María de la Victoria y de Santa María Antigua. Y se forma la procesión, los penitentes descalzos con túnicas blancas, avanzando entre cirios encendidos y seguidos por la muchedumbre enmudecida.

Elcano mereció del emperador un escudo con una esfera terrestre y la leyenda Primus circumdedisti me («El primero me circundaste»). Su cronista de a bordo, Pigafetta, descubrió el jet lag al darse cuenta, cotejando las entradas de su diario, de que faltaba un día: a partir de esta constatación los astrónomos concluyeron que si se viaja alrededor del globo hacia el oeste se pierde un día y que viajando al contrario se gana. El marino guipuzcoano volvió obsoleta la cosmografía de griegos y romanos y fijó para siempre la medida de la órbita de la tierra. Puso límites al planeta y se los quitó a las capacidades humanas.


El cipotudismo...

...no es más que una variante del cojonudismo formulado por Unamuno: "El español tiene la mente cojonuda".

El culto al coraje antes que a la inteligencia alumbró la bravura española, que sustentó dos leyendas: la rosa de los viajeros románticos y la negra del rencor hispanófobo. De aquel temperamento hoy no queda mucho rastro: el extinto cipotudismo español ha sido el precio que se ha cobrado nuestro progreso.

Pero esos jirones de carácter que se quedaron en la gatera de la historia merecen ser expuestos en un museo, que es este libro.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
Los Reyes Felipe y Juan Carlos celebran en ‘Elcano’ el V centenario de la primera vuelta al mundo

Los monarcas visitan el buque-escuela en el 90º aniversario de los cruceros de instrucción



 05_1536831718_777225
 
Felipe VI y Juan Carlos I durante su visita al Juan Sebastián Elcano en San Fernando, Cádiz. PACO PUENTES

Dos Reyes y un buque escuela que ambos conocen bien. El rey Felipe VI y el monarca emérito Juan Carlos I han celebrado este jueves, a bordo del Juan Sebastián Elcano, en el Arsenal de la Carraca de San Fernando (Cádiz), dos efemérides navales. Sobre la cubierta, han inaugurado uno de los primeros actos oficiales con motivo del V centenario de la primera circunnavegación a la tierra, realizada por la expedición de Fernando de Magallanes y Elcano, de 1519 a 1522. Han reconocido además la reciente restauración de este bergantín-goleta ya listo para zarpar en el que será su nonagésimo crucero de instrucción para guardiamarinas. Una travesía que ya hicieran los Reyes, en 1987 y 1958, respectivamente, en este navío de la Armada Española.

Con buena parte de sus 150 marineros encaramados a las jarcias y velas, Felipe VI ha embarcado en el buque mientras sonaban 21 salvas de honor. Le ha seguido Juan Carlos I, acompañado de una muleta y ayudado por su hijo para acceder al navío. Allí les esperaban la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat, y el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón. En la cubierta también aguardaban el capitán de la nave, Ignacio Paz, y 23 de los 27 predecesores en su cargo que quedan con vida.

Ambos monarcas han estrechado la mano de cada uno de ellos antes de pasar a firmar al libro de honor del Juan Sebastián Elcano. También han presidido el izado del gallardete que, durante este crucero de instrucción, lucirá el buque en recuerdo de los cinco siglos de la primera circunnavegación a la tierra. Los 194 miembros de la dotación han obsequiado a los reyes Felipe y Juan Carlos con dos chifles -dos pequeñas flautas que se usan para transmitir órdenes en el mar-, guardados en el interior de dos cajas realizadas con la madera de las cubiertas del buque escuela.

“Os traerá a la memoria vuestras millas de navegación vividas en vuestra etapa”, ha explicado el capitán de navío Paz, dirigiéndose a los monarcas. No le faltaba razón, el viaje que arrancará el próximo 11 de febrero en el puerto de Cádiz ya lo vivieron ambos como parte de su formación militar. El primero fue Juan Carlos I que, en 1958, realizó el 30º crucero de instrucción desde esa misma ciudad hasta Nortfolk. 29 años después, en 1987, le tocó el turno a su hijo. Felipe VI embarcó también en Cádiz y desembarcó en Baltimore tras visitar siete puertos. En aquella ocasión, el entonces Príncipe de Asturias comenzó su instrucción en un acto que contó con la presencia de la Familia Real al completo.
 

 03_1536831692_601873

El Rey Felipe VI ayuda a su padre en su visita al buque Juan Sebastián Elcano, en San Fernando (Cádiz). PACO PUENTES

Aunque tanto Felipe VI como Juan Carlos I han presidido diversos actos relacionados con el navío, esta era la primera vez que ambos coincidían como monarcas en los previos de un nuevo viaje del buque de instrucción. También es de los primeros actos oficiales que los dos presiden, tras el 50 cumpleaños del primero y el 80 aniversario del segundo. De hecho, la Casa Real ya manifestó la intención de Don Juan Carlos de aumentar e intensificar su agenda pública a lo largo de este año.

El 90º crucero de instrucción que los Reyes han inaugurado hoy recorrerá 11 puertos desde el 11 de febrero y hasta el próximo 11 de agosto. En ese tiempo, los 21 oficiales, 21 suboficiales, los 150 marineros y los dos maestros oficiales aprovecharán el viaje con fines formativos en Navegación, Astronomía, Meteorología o Seguridad. El periplo está, sobre todo, orientado en la instrucción de los guardiamarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar. Está previsto que el buque-escuela llegue a Sudamérica y pase el Cabo de Hornos en un viaje de 20.000 millas de navegación. En los seis meses de duración del crucero, el 75% del tiempo el bergantín-goleta estará en navegación y el otro 25% en estancias en puertos.

Restauración

Han sido cinco meses de obras de restauración en las instalaciones de la empresa junto al Arsenal de la Carraca en unos trabajos que han servido “para garantizar la operatividad del buque”, como ha reconocido en un comunicado los jefes de Proyecto, Miguel Ángel Brenes, y de buque, Miguel Ángel León Espresati. Se ha actuado sobre la cámara de máquinas, las habitaciones, los tanques de gasóleo y agua dulce, el casco y las cubiertas. En la obra, han participado más de 20 empresas y unos 300 especialistas de los astilleros gaditanos. Con toda esta reforma, la embarcación está lista “para los cruceros que sean encomendados”, como ha reconocido Paz durante su discurso de agradecimiento a los monarcas.



Un acto para cinco siglos

El acto celebrado en la mañana de este viernes en San Fernando supone el pistoletazo de salida oficial de los actos que conmemorarán el quinto centenario de la primera circunnavegación de los navegantes Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, un viaje que arrancó en 1519 desde Sanlúcar de Barrameda y terminó tres años después. Los preparativos para festejar la efeméride comenzaron el pasado mes de noviembre. En el Palacio de la Zarzuela, los reyes Felipe VI y Doña Letizia presidieron la reunión con la que se constituyó la Comisión Nacional para la conmemoración de los 500 Años de la Primera Vuelta al Mundo.


Publicado el 2 de febrero de 2018 por elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
Tras los mares de Magallanes

El Estado crea una comisión para la celebración de los 500 años de la primera vuelta al mundo



 04_1536831522_594447
 
Monumento Milla Cero de la Tierra. PACO PUENTES

Un hito con repercusiones que han marcado desde el quehacer cotidiano de las gentes de un pequeño pueblo filipino hasta políticas imperiales. Fue la primera circunnavegación al mundo, una expedición liderada por el portugués Fernando de Magallanes y proseguida por el vasco Juan Sebastián Elcano que este 2019 cumple el quinto centenario de su botadura. 265 hombres zarparon el lunes 10 de agosto de 1519 del Puerto de Sevilla, recalaron en Sanlúcar de Barrameda y se aventuraron a cruzar el planisferio terrestre hasta que regresaron 18 supervivientes el 6 de septiembre de 1522.

El pasado junio se creó la Comisión Nacional para la conmemoración del V Centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. “Tan asombroso periplo de nuestra Marina, a través de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico y los continentes de Europa, América, Oceanía, Asia y África supuso un decisivo avance científico al confirmar la redondez de la Tierra, revalidando el legado de la antigüedad, y un paso de gigante en la apertura a escala mundial de los conocimientos, las comunicaciones y los intercambios de todo orden, así como en el desarrollo y proyección de Europa y, en especial, de los países ibéricos”, se lee en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El objetivo es coordinar las actividades que desde 2019 hasta 2022 se celebren para dar visibilidad a esta hazaña. Instituciones públicas, privadas, universidades, fundaciones y la sociedad civil ya trabajan en congresos, exposiciones, publicaciones, visitas y actividades para rememorar la efeméride. El Ayuntamiento de Sevilla generará un banco de proyectos para coordinar las actividades que se propongan de todo ámbito y que tendrán incentivos y beneficios fiscales por ser una conmemoración con carácter de acontecimiento de excepcional de interés público.

“Desde Iniciativa Ciudadana 2019-2022, compuesta por universidades, la Cámara de Comercio de Sevilla, el Colegio de Geógrafos y otras entidades ya hemos presentado 18 proyectos a la comisión, y tenemos previsto cerrar otros ocho de momento”, asegura Benito Caetano, coordinador de esta iniciativa impulsada por la sociedad civil, que reclama más celeridad en la gestión y una apuesta decidida por esta efeméride, que durará cuatro años.


Publicado el 28 de febrero de 2018 por elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
La gesta de Magallanes y Elcano celebra en el cine su V centenario

La productora española Mono Films rodará 'Sin límites', con la dirección de Simon West y 25 millones de presupuesto



 02_1536831905_907620
 
Un grabado de la Nao Victoria fechado hacia 1580, con los retratos en medallón de Fernando de Magallanes (arriba a la izquierda) y Juan Sebastián Elcano (arriba a la derecha). GETTY

Los actos conmemorativos de los 500 años de la primera vuelta al mundo incluirán una superproducción de aventuras, drama y acción dirigida por Simon West con Magallanes y Elcano como protagonistas. Se titulará Sin límites y está producida por Mono Films (Loving Pablo, Camarón); la cinta tiene un presupuesto de 25 millones de euros.

El 10 de agosto de 1519, 265 hombres partieron en cinco barcos en una expedición financiada por la Corona española, en busca de un paso desconocido al otro lado del mundo hacia las Islas de las Especias. Al frente, Fernando de Magallanes, un hombre con una determinación y una voluntad descomunales. Después de tres años de travesía con devastadoras tormentas, hambre, enfermedades, conquistas, motines y locura, un solo barco regresó con 18 supervivientes. Magallanes no estaba entre ellos. En su lugar, Juan Sebastián Elcano culminaba la gran hazaña: completar la primera vuelta al mundo.

La expedición cambió para siempre la perspectiva que se tenía del mundo: se conocieron los límites del Océano Pacífico y las verdaderas dimensiones de la Tierra, y se probó que los océanos estaban conectados. La Tierra era definitivamente redonda.

El rodaje, que tiene previsto su inicio a principios de 2019, se desarrollará en el País Vasco, Sevilla, Canarias y República Dominicana, Contará con una réplica de la Nao Victoria, la única que regresó


Publicado el 25 de mayo de 2018 por elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
Yo, Juan Sebastián Elcano

Un viaje interactivo, exposiciones o una ópera con Plácido Domingo recrearán la primera expedición que dio la vuelta al mundo hace 500 años



 000_1536832203_862042
 
Carta náutica del marino cántabro Juan de la Cosa.

Se cumplen 500 años de la primera vuelta al mundo realizada por la expedición Magallanes-Elcano. Con el apoyo de la Corona de España, los navegantes zarparon de Sevilla el 10 de agosto de 1519 con el objetivo de encontrar una nueva ruta hacia las islas de las especias. Después de tres años, el 6 de septiembre de 1522 la nao Victoria llegó a Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, con Juan Sebastián Elcano como capitán. Fernando de Magallanes había fallecido meses antes en la batalla de Mactán. Pero ya se habían convertido, junto con su tripulación, en los primeros en ampliar el mundo conocido para siempre.

Para su celebración, la Comisión Nacional para la Conmemoración del V Centenario ha hecho público este miércoles el programa de actividades. Entre ellas se ha creado una página web interactiva, que permite realizar la ruta que demostró que la Tierra es redonda de la mano del cronista oficial de la expedición, Antonio Pigafetta. También, destacan exposiciones, obras escénicas y musicales y actividades náuticas.

En la web se puede revivir la aventura marítima a través de fragmentos de la obra Relación del primer viaje alrededor del mundo, escrita por Pigafetta. Así, muestra la evolución de la cartografía y permite geolocalizar las cartas náuticas de los siglos XV y XVI en mapas interactivos actuales. Para ello, ha contado con la supervisión de diferentes investigadores del CSIC, antropólogos, biólogos, geógrafos e historiadores como Carlos Martínez Shaw, con la colaboración de la Real Sociedad Geográfica, el Museo Naval, el Real Archivo de Indias y el Museo Nacional de Antropología. Así, la historia no se narra en sentido lineal sino desde prismas diferentes y curiosos.

En el calendario de actividades destacan la exposición itinerante El viaje más largo -promovida por el organismo público Acción Cultural Española (AC/E) y el Ministerio de Cultura-, una muestra sobre la aventura marítima; o la dedicada a la expedición en la Biblioteca Nacional de España, a través de las colecciones documentales de la propia institución. En artes escénicas y musicales, dos de las grandes propuestas son la obra Sphaera Mundi-Naumon, de La Fura dels Baus, que dará la vuelta al mundo con una econave llena de acción; y la ópera Magallanes: No hay rosas sin espinas, con la colaboración de Plácido Domingo.

El recorrido de la Nao Victoria

Entre las actividades náuticas, se encuentra la vuelta al mundo de la réplica de la nao Victoria, de la fundación con el mismo nombre. Esta fue la única de las cinco embarcaciones que partieron y que culminó la circunnavegación. Los marineros vascos era el segundo grupo más numeroso. Cuatro de ellos se cuentan entre los dieciocho que regresaron, incluido Juan Sebastián Elcano, natural de Guetaria y su capitán tras la muerte de Magallanes.
 
La Comisión Nacional para la conmemoración del V Centenario de la expedición Magallanes-Elcano. Ministerio de Cultura

También, se suma al calendario la ruta 2019-2020 en el buque escuela Juan Sebastián Elcano, o el proyecto Tras la estela de Elcano del campeón del mundo Alex Pella, que con su trimarán circunnavegará el globo rememorando la epopeya. Pella está considerado el mejor navegante oceánico de España y de los más importantes del mundol. En 2017, casi 500 años después de la primera vuelta al globo, él y su equipo IDEC Sport completaron la circunnavegación más rápida de la historia, en 40 días, 23 horas, 30 minutos y 30 segundos, lo que les permitó alzarse con e trofeo  Julio Verne.

La Comisión Nacional para la Conmemoración del V Centenario de la Expedición Magallanes-Elcano ha estado presidida este miércoles por la vicepresidenta, Carmen Calvo. Y forman parte de ella el ministro de Exteriores, Josep Borrell; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la de Hacienda, María Jesús Montero; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Educación, Isabel Celaá; el de Cultura, José Guirao, y el de Ciencia, Pedro Duque.

En la reunión se ha presentado la agenda, que estará abierta a propuestas hasta 2022. De los más de 200 proyectos incluidos hasta ahora, la comisión ha seleccionado 74, por "su originalidad, relevancia, rigor, interés cultural, impacto nacional e internacional".


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
El quinto centenario del viaje que inició la globalización en 1522 después de enlazar el Océano Atlántico, el Pacífico y el Índico reivindica la figura del marino de Guetaria, quien concluyó la travesía iniciada por el portugués para la Corona española


La verdadera historia de la primera vuelta al mundo: así se convirtió Elcano en leyenda

El último encontronazo entre Lisboa y Madrid se ha producido en la Unesco, después de que el país vecino intentara apropiarse de la autoría de la ruta



 000_1548780349_159299

'El regreso a Sevilla de Juan Sebastián Elcano', obra de Elías Salaverría (1919).

«Flacos como jamás hombres estuvieron». Con estas palabras describió Juan Sebastián Elcano el estado de los 17 hombres que junto a él descendieron de la nao Victoria el 6 de septiembre de 1522 en Sanlúcar de Barrameda. Hace exactamente un siglo, el guipuzcoano Elías Salaverría atrapó sobre el lienzo las miradas perdidas de aquellos marineros que, ya en Sevilla, iluminados por la temblorosa luz de unos velones, dejaron atrás las tablas del barco y se dirigieron descalzos hacia la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, en acción de gracias, después de haber «dado la vuelta a toda la redondeza del mundo».

La expresión corresponde de nuevo a Elcano. Como ocurriera en 1919, el año que ahora arranca ofrece la posibilidad de conmemorar una fecha redonda: los 500 años desde que cinco naves bajaran por el Guadalquivir para comenzar un viaje histórico. Tres años después de la botadura fluvial, el espectral conjunto de hombres aludido regresó a España después de circunnavegar la Tierra.

En el contexto de tan importante aniversario, se ha desatado una pequeña tormenta, tan académica como diplomática, al saberse que Portugal ha tratado de obtener, por parte de la Unesco, el reconocimiento de la Ruta Magallanes como Patrimonio de la Humanidad. La iniciativa, en marcha desde hace años, convertiría a Elcano en un mero continuador de un viaje cuyo mérito cabría atribuir a Magallanes, portuense de nación. Según la interpretación portuguesa, la gesta del de Guetaria vendría impulsada por una suerte de inercia debida a Magallanes. Sea como fuere, el desajuste interpretativo ofrece una magnífica oportunidad de regresar a lo ocurrido hace medio milenio.

Insatisfecho con el trato recibido por la corona portuguesa, Fernando de Magallanes, que ya había navegado hasta la India, ofreció sus servicios a Carlos I. El ir y venir de pilotos y navegantes se recortaba sobre el fondo del Tratado de Tordesillas de 1494, que había dividido la esfera terráquea en dos mitades, con las islas de Cabo Verde como referencia fundamental. A 370 leguas al oeste de ese archipiélago se estableció un meridiano de demarcación que dio lugar a una polémica en el Pacífico, a propósito del lado -español o portugués- en el que caían las Molucas.

En un momento en el cual se creía que el diámetro del planeta era inferior al real, era obligado tratar de fijar tan lucrativo enclave. Todo ello determinó que desde España se impulsara una armada que buscaba un fin muy diferente al que ahora se celebra. Las cinco naves tenían como principal misión la búsqueda de un paso natural a través del Nuevo Mundo que acortara el viaje hacia la Especiería. Una vez descubierto el estrecho, las naves capitaneadas por Magallanes debían dirigirse al Maluco, surcando en todo momento aguas españolas.

Si estos eran los principales objetivos, entre los cuales no se hallaba la vuelta al mundo, hay que señalar, en relación a la autoría del proyecto, que fue el poderoso mercader burgalés de origen converso, Cristóbal de Haro, dedicado al negocio de las especias, quien aportó la mayor parte de los 1.592.769 maravedíes que dieron viabilidad al viaje de un Magallanes que era ya súbdito del rey Carlos. Fue el monarca español quien el 22 de marzo de 1518 firmó en Valladolid unas capitulaciones muy favorables a Fernando de Magallanes, que recibió los títulos de capitán general de la expedición, adelantado y gobernador de las tierras que descubriera.

  Portugal, por la vía diplomática primero, y por otras después, trató de abortar la partida de los barcos

Haro no estaba solo, pues contó con el apoyo de los Welser y del poderoso Fonseca, obispo de Burgos. Por otro lado, aunque había tenido grandes intereses comerciales en Lisboa, el hundimiento de una flota dedicada al tráfico de esclavos negros por parte del portugués Lusarte había provocado su hostilidad hacia el reino vecino. Si estos fueron los fines y los principales apoyos financieros del proyecto, en lo que respecta a la composición de la tripulación de las naves, las proporciones vuelven a decantarse claramente hacia el lado español, que aportó dos tercios del total de hombres. Apenas 24 portugueses subieron a los barcos dentro de un total aproximado de 250 marineros.

Pese a la cuidada preparación y la nitidez del plan que había de seguirse, la flota, en la que Elcano se integró como contramaestre de la Concepción, encontró dificultades incluso antes de soltar amarras, lo cual demuestra hasta qué punto las dudas en relación al diámetro de la Tierra afectaban tanto a portugueses como a españoles. Prueba de ello es el hecho de que, ante la posibilidad de que las Molucas cayeran dentro de la demarcación española establecida en Tordesillas, los portugueses, por la vía diplomática primero y por otras más expeditivas después, trataron de abortar la partida de los barcos.

Tras dejar atrás la península, Magallanes hizo escala en enclaves que consideraba situados dentro del lado español. Entre ellos estaba el Río de la Plata, ya descubierto por Juan Díaz de Solís mientras buscaba el anhelado paso hacia el Pacífico. La condición fluvial de esas aguas obligaba a seguir hacia el sur, hacia un rumbo tan desconocido como gélido.


 22_1549708897_285953

Estatua de Juan Sebastián Elcano en Guetaria.

Ante la prolongada estancia en Puerto de San Julián, no tardó en urdirse un complot en el que participaron tanto españoles como portugueses. El 7 de abril de 1520 Gaspar de Quesada, capitán de la Concepción, fue decapitado y descuartizado, mientras Juan de Cartagena y el fraile Pedro Sánchez Reina quedaron desterrados en una isla en la que hallaron su final. Superadas innumerables dificultades, el estrecho ante el que se abría la Mar del Sur, apareció por fin.

En medio de la inmensidad oceánica descubierta por Núñez de Balboa, la flota, con la excepción de la San Antonio, que regresó a España y de la Santiago, que naufragó, alcanzó la que llamaron Isla de los Ladrones, hoy Guam. Esta escala fue la primera de una larga serie en la que Magallanes trabó relaciones con los reyes locales e intentó implantar el cristianismo. En Mactán, una lanza segó la vida del almirante, al que sucedió el débil Lopes Carvalho.

Ante la inoperancia de Lopes, Gonzalo Gómez de Espinosa tomó el mando y Juan Sebastián Elcano la capitanía de la Victoria. Ambos decidieron dirigirse a Tidore, donde reinaba un musulmán que llamaron Almanzor, para obtener especias. Estando allí, el portugués Pedro Alfonso de Lorosa alertó del riesgo que corrían por la cercanía de una factoría establecida por sus compatriotas. Era necesario abandonar Tidore y fue entonces cuando se produjo un giro trascendental.

Con las naves cargadas de clavo y dispuestas para zarpar, se detectó una vía de agua en la Trinidad. Los trabajos de reparación y carenado llevarían mucho tiempo, por lo que la Victoria partió, pero no hacia el Darién dominado por los españoles, sino en una dirección opuesta, hacia la demarcación portuguesa. Empujada por los vientos que soplaban en aquella dirección, la nave pilotada por Elcano puso su proa hacia España abriéndose paso entre los mares portugueses.

Una vez reparada, la Trinidad trató sin éxito de cruzar el Pacífico. Los vientos desfavorables y una recia tempestad le impidieron seguir la corriente de Kuro Siwo que en 1565 sirvió a Andrés de Urdaneta para establecer el camino de regreso de Asia a América, el llamado Tornaviaje, que permitió la puesta en marcha del Galeón de Manila con el que Oriente, Nueva España mediante, estableció un crucial nexo comercial con Europa. Después de navegar durante meses, la Trinidad, en su regreso a las Molucas, cayó en manos portuguesas, en las que sus escasos supervivientes permanecieron cautivos durante años.

Por su parte, la Victoria, capitaneada por Elcano, navegó durante meses sin tocar tierra hasta remontar el cabo de Buena Esperanza. Cuenta Pigafetta que aquellos hombres se movieron más por el honor que por la vida, con un único objetivo: volver a su patria. Por el camino, muchos encontraron en el mar su última morada. Desesperados, atacados por el hambre y las enfermedades, decidieron tocar las islas de Cabo Verde, haciéndose pasar por viajeros que regresaban de América. Fue allí donde tuvieron constancia de la realidad de su vuelta completa a la Tierra, al observar que mientras ellos creían hallarse en el día 9 de julio de 1522, los portugueses decían vivir un día más tarde. Un par de meses después, los supervivientes celebraron en Sevilla la procesión que encabeza nuestro escrito.

Hecha esta sucinta descripción de tan prodigiosos hechos, el factor portugués queda ajustado a sus justos y minoritarios términos. La empresa tuvo el inequívoco sello español, pero fueron las complejas circunstancias que la envolvieron, las que propiciaron una decisión, la de Elcano y sus compañeros, con la que aquellos hombres, como tantos otros de su tiempo, buscaron alcanzar la fama. El lema concedido por Carlos I al de Guetaria: Primus circumdedisti me -El primero que me circundaste-, no deja lugar a dudas de quién abrió aquella ruta circular, por más que 500 años más tarde, en los tiempos del consenso y el diálogo, una iniciativa conjunta, nombrada con el término geográfico «Península Ibérica», trate de repartir, democráticamente, los méritos de aquel viaje que Portugal trató en vano de impedir.


Por IVÁN VÉLEZ
Iván Vélez es el autor de Sobre la leyenda negra y El mito de Cortés, ambos publicados por la editorial Encuentro.



 21_1549708806_274441

Muerte de Magallanes en la batalla de Mactán (grabado del siglo XIX).



La candidatura en la Unesco, el último encontronazo

La autorizó Carlos I, la financió un mercader de Burgos, salió y concluyó en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y la mayoría de los marineros que la protagonizaron habían nacido aquí. Existen pocas dudas de la participación de España en la primera vuelta al mundo. Y sin embargo, su papel ha estado a punto de ser reducido a la irrelevancia en el quinto centenario de la circunnavegación de la Tierra, después de que Portugal la reclamara como gesta propia en su candidatura a Patrimonio de la Humanidad. Sólo una mínima cita al marinero vasco Juan Sebastián Elcano en los documentos oficiales presentados en 2017 por Lisboa a la Unesco dejaba entrever, casi de forma anecdótica, que aquella empresa no fue sólo lusa.

La polémica por el copyright de la expedición Magallanes-Elcano ha estado a punto de convertir un relato de aventuras en otro de piratas. El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, compareció el pasado miércoles junto a su homólogo portugués para anunciar que la candidatura se planteará finalmente como un reconocimiento patrimonial conjunto.

«Espero que queden disipadas todas las dudas o especulaciones de descoordinación, porque vamos a ir de la mano a todas partes», señaló entonces Borrell sobre las críticas contra el Ejecutivo por su pasividad en la reivindicación del episodio.

El jefe de la diplomacia española presentó la iniciativa como «un tributo de la Península Ibérica» y confirmó que España y Portugal conmemorarán a la par el aniversario. Y la intención es que al programa de actividades se sumen más países en los que la tripulación tocó tierra, como Filipinas, Argentina y Chile.

Dicha vocación internacional contrasta con el intento de apropiación portuguesa de una hazaña cuya importancia es, sobre todo, simbólica: abrió una nueva ruta marítima y, de alguna manera, inauguró la era globalizada.

Como Cristóbal Colón, Magallanes acudió a la Corona española en busca de fondos o prebendas tras no conseguir ni lo uno ni lo otro en su propio país. ¿Cuándo comenzó Portugal a desespañolizar la travesía de su navegante más ilustre? Su candidatura echó a andar en 2015, impulsada por el alcalde de la vila natal de Magallanes (Sabrosa). Dos años más tarde, fue incluida en la Lista Indicativa de la Unesco, una relación previa que cada país elabora con sus candidatos a ser declarados Patrimonio de la Humanidad. Y el año pasado, la comisión creada a propósito del festejo aún insistía en su primera nota de prensa en obviar la aportación del vecino.

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, quiso mediar la semana pasada al declarar que «sería un error» que ambos países «se empeñaran en viejas nostalgias imperialistas». Papel ha contactado con la Comisión Nacional para la conmemoración del V Centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, y los ministerios de Exteriores y Cultura para preguntar qué ha llevado al Gobierno a rectificar su posición con respecto a este tema, pero no ha recibido respuesta.

La epopeya de la flota comandada primero por Magallanes y luego por Elcano comenzó el 20 de septiembre de 1519 y concluyó el 6 de septiembre de 1522. Lo curioso es que en ese tiempo a bordo de la carabela y las cuatro naos que zarparon lo de menos pareció ser la nacionalidad. A Sanlúcar de Barrameda arribaron Elcano y 17 héroes más: cuatro griegos, dos italianos, un alemán, un portugués y nueve españoles. Pero fue una única masa de hombres la que desafió a los mares más bravos del planeta para tocar la gloria.

Por JOSÉ MARÍA ROBLES



elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sábado, 09 Febrero 2019, 11:41; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
Quinto Centenario de la Vuelta al Mundo


El Gobierno de Pedro Sánchez vende barata España en el quinto centenario de la primera vuelta al mundo

La prestigiosa historiadora denuncia que las autoridades socialistas han permitido que Portugal marque la agenda de las conmemoraciones, pese a que Magallanes no era portugués.




 01_1549708332_197512

Fernando de Magallanes (Sabrosa 1480-Mactan 1521), marinero español. DEAGOSTINI / GETTY

No estuvo fino el Gobierno socialista de Felipe González organizando Expos y fastos por el quinto centenario del Descubrimiento de América en solitario. Qué lamentable falta de solidaridad no haberlo compartido con Italia, siendo Cristóbal Colón de origen genovés, según parece. Con buen criterio este Gobierno socialista ha decidido enmendarle la plana a aquel que una vez fue votado por más de 10 millones de españoles. Eran otros tiempos.

Los vecinos portugueses, alentados por el mal olor que desprenden los cadáveres en estado de putrefacción, y más cuando se está tan cerca, decidieron tomar la iniciativa y solicitar la inscripción de una «Ruta de Magallanes» en la lista vindicativa de la Unesco, que es el trámite que precede a la declaración de patrimonio de la humanidad. Patrimonio de la humanidad portugués, se entiende.

    1 - Magallanes no era portugués y no lo era por decisión propia. Después de haber sido ninguneado y humillado por el rey Manuel se desnaturalizó de su origen (hoy diríamos que cambió de nacionalidad) y se hizo español porque así le plació. De manera que cuando se puso al frente de la expedición no era portugués.

    2 - Aquélla fue una empresa española de principio a fin. Tecnología española, financiación española e iniciativa española.

    3 - Los portugueses no sólo no colaboraron en nada, sino que intentaron asesinar a Magallanes, cuya vida hubo que proteger con delicadeza y, además, armaron barcos con el propósito de interceptar la flota de exploradores e impedir que aquel intento fuera coronado por el éxito.

Tienen nuestros queridos vecinos muchas efemérides importantes y hermosas que celebrar y, francamente, no se ve por ningún lado qué justificación puede tener que la celebración del Quinto Centenario de la Vuelta al Mundo se haga de la mano con Portugal. Cuando se celebre en 2023 el 550 aniversario del Descubrimiento de la Ruta marítima hacia la India de Vasco de Gama es seguro que también los portugueses nos invitarán a «ir de la mano» en la celebración porque había españoles de nación en aquellos barcos y, sobre todo, porque la empresa de Vasco de Gama no habría podido ponerse en marcha sin los conocimientos de Abraham Zacuto, matemático y astrónomo educado en la Universidad de Salamanca.


 20_1549708094_193062


Vida azarosa

Fue primero expulsado de España y luego de Portugal, a pesar de su gran contribución a la exploración de De Gama. Tuvo una vida azarosa, pero de lo que no cabe duda es de que sus conocimientos salieron de Salamanca. Tan español de nacimiento era Zacuto como portugués de nacimiento era Magallanes. Es por tanto de justicia exigir reciprocidad, pero no se ve disposición en los vecinos. A ellos, sin embargo, no hay nada que reprocharles porque es propio de la naturaleza humana irse a vendimiar la viña del vecino si este no se encarga de protegerla. Así ha sido siempre y lo seguirá siendo por los siglos de los siglos. La culpa no es del que salta la valla para irse a por los racimos del campo ajeno. La culpa es del vecino de al lado que no protege lo suyo.

Considerar que la celebración de la gesta de Elcano debe compartirse con Portugal es como entender que la Copa de la Liga española debe compartirse con Argentina porque Messi, que juega en el Barcelona, es argentino de origen. O que la gloria de ser los primeros en haber llegado a la Luna deben compartirla los estadounidenses con Armenia porque uno de los diseñadores del Apolo XI nació allí. Es un punto de vista novedoso y muy original, que a lo mejor hay que exportar. Así las cosas, conviene ir contando con Grecia, porque había bastantes griegos en la tripulación, como Miguel de Rodas, nada menos que contramaestre de la nao Victoria, que fue la que consiguió terminar el viaje. O Mantesco de Gorfo, marinero en la nao Concepción, que murió en el camino. También había italianos y franceses. Pero, sobre todo, había vascos y andaluces, aunque casi todas las regiones de España están representadas, y deberían ser los gobiernos de las comunidades autónomas, ante la desidia del gobierno de la nación, las que tomaran cartas en el asunto para recuperar con orgullo y honor el recuerdo de estos hijos suyos que se echaron a la mar para hacer lo que nunca antes nadie había hecho.

Como explica Raymond Aron en 'Paz y guerra entre las naciones', las relaciones internacionales entre los Estados se basan en que las unidades políticas se esfuerzan por imponer su voluntad unas a otras. Muy mal deben estar las cosas en nuestro país cuando una unidad política de ocho millones de habitantes marca la agenda de celebraciones de otra que tiene 48 millones de habitantes y el pez pequeño está en condiciones de imponer su criterio y su presencia. Deberían nuestras autoridades ir puliendo una maderita mona para clavarla sobre el mapa de España con el letrero: «se vende barato».


 13_1549708499_606247

Estatua de Magallanes en Ponte da Barca, (Portugal)



elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
500 años después de la primera circunnavegación de la Tierra, la historia no se enseña igual en España que en Portugal


Pero ¿quién dio la vuelta al mundo, Magallanes o Elcano?

La eterna pugna entre españoles y portugueses





 02_1549794227_748089

Magallanes y Elcano, centro de la polémica 500 años después.

Una cosa es la historia y otra la historia que se enseña en la escuela o, mejor, en las escuelas. La celebración del 500º aniversario de la primera circunnavegación de la Tierra, y el protagonismo de España y Portugal, parece que ha provocado algunos roces diplomáticos entre los dos países, aunque solo sea por la forma en que han encarado el proyecto.

El aniversario de la gesta ha traído a la actualidad que la historia se puede escribir de muchas maneras, pero que aún hay más variantes a la hora de enseñarla. Si para un escolar español la vuelta al mundo la dio el vasco Juan Sebastián Elcano (Guetaria, España, 1476; océano Pacífico, 1526); a un colegial portugués, tal nombre ni le sonará pues para él, el prota de la aventura fue su compatriota Fernando de Magallanes (Portugal, 1480; Filipinas, 1521).

Tampoco es para extrañarse si en los libros escolares de uno y otro país difieren las versiones —al menos en los manuales de hace unas décadas—, basta con visitar la Wikipedia para comprobar que ocurre lo mismo en la llamada enciclopedia libre. Según se visite la versión portuguesa o española de la biografía de Magallanes, se da mayor importancia a unos o a otros marineros en la aventura de la circunnavegación. Si en la misma enciclopedia se busca a Elcano, la versión portuguesa apenas le dedica 18 líneas, que destaca que se apuntó a la aventura organizada por Magallanes. No hay que ir tan lejos, la memoria interna de este periódico identifica a Magallanes como "militar y marino portugués" y a Elcano como "marino español que participó en la primera vuelta al mundo".

  A un colegial portugués, el nombre de Elcano ni le sonará pues para él, el protagonista de la aventura fue su compatriota

El historiador portugués José Hermano Saraiva ni un párrafo dedica a la gesta en su História concisa de Portugal (1978); aunque breve, podría haber hecho un hueco en sus más de 500 páginas. Ya, más reciente, el británico Roger Crowley escribe en El mar sin fin: “Fue un navegante portugués, Fernando de Magallanes, quien permitió que los españoles circunnavegaran la tierra”.

Al igual que en el caso de Colón, Magallanes fue a buscar financiación o recompensas en la Corona de Castilla porque en Portugal no encontraba dinero. Y eso sigue molestando a los portugueses; es como si el Real Madrid le hubiera quitado Ronaldo al Sporting de Lisboa. Afortunadamente, lo fichó el Manchester United. También hay teorías portuguesas para colocar la cuna de Colón en su país, como recoge la historiadora Margarida de Magalhães en su libro 900 anos a irritar os espanhóis (900 años irritando a los españoles, editorial Matéria Prima, 2014).

Ahora parece que hay también cierta irritación para los fastos de los 500º años de la primera circunnavegación a la Tierra, una ruta que ideó Magallanes —con cartografía portuguesa— para sortear las limitaciones que tenía Castilla después del Tratado de Tordesillas. Aunque excluir en los fastos una cultura para destacar la otra parece una política bastante ridícula, como ha señalado ya el director del Instituto Cervantes, el poeta Luis García Montero.

Tan ridícula que muchas de las cosas que sabemos hoy de aquella expedición no es gracias a Portugal ni a España, sino al escritor y marinero italiano Antonio Pigafetta, que también completó la hazaña. Por él sabemos que salieron de Sanlúcar de Barrameda cinco barcos y 234 hombres.

Se enseñe como se enseñe la historia, es incontestable que la expedición para dar la vuelta al mundo la organizó y la comandó el portugués Fernando de Magallanes, pero que no la completó, pues murió en Filipinas, a medio camino.

Según algunos historiadores, a esas alturas tampoco Magallanes era partidario de seguir la ruta marcada pues, vistas las dificultades (ya había perdido varios barcos), prefería regresar por donde habían venido. Su muerte acabó con la división de la marinería.

Tres años después de su salida, la expedición, ya al mando de Elcano, completó la circunnavegación llegando a Sanlúcar por donde no habían salido. Él y 17 héroes más, cuatro griegos, dos italianos, un portugués, un alemán y diez españoles (vascos, gallegos, andaluces, extremeños y cántabros).


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Elcano - Magallanes 
 
Magallanes y Elcano: a vueltas con la primera vuelta al mundo

La conmemoración del V centenario de la expedición resucita la vieja polémica de la participación de España y Portugal



 01_1549794383_978906

Mapa de la ruta de Magallanes de uno de los atlas de Battista Agnese (1544). / BIBLIOTECA DEL CONGRESO DE EE UU

Magallanes y/o Elcano? Los expertos no tienen dudas: la primera vuelta al mundo fue sin querer, por un cúmulo de casualidades y desgracias. “Magallanes no quería ni podía. Elcano no sabía”. El historiador portugués José Manuel García baja del pedestal a los dos protagonistas de la primera circunnavegación a la Tierra, que va a celebrar los 500 años entre polémicas por los fastos conmemorativos y sus meritocracias nacionalistas; la iniciativa de Portugal de incluir la Ruta de Magallanes en su lista de candidaturas al Patrimonio Mundial de la Unesco, enviada en enero de 2017, magnificaba al explorador portugués y se olvidaba de quien organizó y pagó el viaje (España) y de quien completó la vuelta (Elcano).

Esto ha despertado críticas en España —pese a que los dos Gobiernos han aclarado que habrá una candidatura conjunta en la Unesco y que invitarán a participar a Argentina, Brasil o Filipinas—, avivadas por el hecho de que los actos del V centenario de la expedición en el país luso se centran solo en Magallanes. “Portugal, al igual que España, es libre de conmemorar como desee sus gestas históricas”, dicen desde el Ministerio de Cultura español.
Lo que no van a cambiar ni las polémicas ni las celebraciones es lo que dice la historia sobre aquella expedición, una gesta que inició un portugués que ya era famoso, Fernando de Magallanes (1480-1521), y acabó un secundario, Juan Sebastián Elcano (1476-1526), que tuvo el acierto de estar en el lugar adecuado y en el momento justo de la historia.

“No hay polémica posible. No hay dos versiones de la historia, sino una: la que surge de los documentos”, zanja Carlos Martínez Shaw, que dirigió en Valladolid el congreso Primus circumdedisti me, cuyas charlas ahora se editan en un libro y también coordinador del último número de la revista Andalucía en la Historia del Centro de Estudios Andaluces titulado La primera vuelta al mundo. “Fuiste el primero que la vuelta me diste”, reza el escudo de armas que le concedió el rey Carlos V a Elcano. Aunque para historiadores como Queirós Veloso o Samuel Eliot Morison, el primero fue Magallanes. Todo según se mire.

Amigos y colegas, Manuel García y Martínez Shaw marcan aquí diferencias. Para García, Magallanes dio la vuelta al mundo antes, pero de otra forma. “Su objetivo era llegar a las Molucas [en la actual Indonesia] por Occidente. Como en 1512 lo había hecho por Oriente, en puridad ya había circunnavegado la Tierra al llegar a Filipinas, aunque en dos etapas”.

Martínez Shaw califica de ridículas las versiones históricas que se desmarcan de los hechos “por fines políticos o absurdos nacionalismos”. “El viaje lo pagan en un 29% los comerciantes burgaleses asentados en Sevilla y el resto, la corona española. A la hora de zarpar, la Corte cree que hay un poder excesivo portugués y el rey deja en tierra a parte de la tripulación de esa nacionalidad y al cortesano Juan de Cartagena le nombra ‘veedor’ de la Corona en el viaje para contrarrestar el peso de Magallanes”.

Este, por su parte, consiguió en España la ayuda que no tuvo en Portugal. “A don Manuel, el rey portugués, Magallanes le propone ir a las Molucas [fundamental en el comercio de las especias] navegando hacia el Oriente y al español se lo propone viajando por Occidente para, en cada caso, respetar el Tratado de Tordesillas”, insiste García, autor del libro El viaje de Fernando de Magallanes y los portugueses. “El rey portugués despreció el plan porque ya habían ido a las Molucas”, recuerda el historiador. El rey español le advierte a Magallanes en las capitulaciones de Valladolid (1518): “No descubráis ni hagáis cosa en la demarcación y límites del sacratísimo rey de Portugal, mi muy caro y muy amado tío y hermano, ni en perjuicio suyo”. Una vez en la mar, el respeto entre reyes no contagió a los 239 marineros, de nueve naciones. “Magallanes tenía el mando sobre la Armada y nunca le reconoció autoridad a Cartagena”, señala García. “Era el único que conocía la ruta; los españoles no tenían nada que decir pues nunca habían navegado hasta Brasil y no iba a escuchar sus opiniones”.

El malestar de Cartagena y los otros capitanes españoles acaba en el motín de San Julián, el 30 de marzo de 1520. Aunque los portugueses eran solo 32, Magallanes apagó la rebelión, principalmente española. “La mayoría se puso de su lado, porque era el que sabía de navegación”, según García. Para Martínez Shaw fue una cuestión de coraje. “Magallanes le dio un espadazo al cabecilla y los demás se achicaron”.

Fueron condenados a muerte 44 rebeldes. Magallanes descabezó, literalmente, la línea de mando: Luis de Mendoza (al frente del barco Victoria) y Gaspar de Quesada (Concepción) fueron decapitados; a Cartagena (San Antonio), por respeto al rey, y al cura Pedro Sánchez, por respeto a la iglesia, los dejó en una isla y hasta hoy. Cuando iba a seguir con las ejecuciones, Magallanes calculó que se quedaba sin tripulación y le perdonó la vida al resto, entre ellos, a un tal Juan Sebastián Elcano.

“Embarcó como uno más”, señala Martínez Shaw. “Hasta la llegada a Filipinas, su protagonismo era nulo. Ocupaba el cuarto escalafón en la cadena de mando del Victoria, después del capitán, el piloto y el maestre”, dice García.

La buena estrella de Elcano solo acababa de empezar. Dicen que cayó enfermo cuando Magallanes se fue a guerrear contra los indígenas en Mactán, donde encontró la muerte. Con las escabechinas siguió corriendo la línea de mando, pero ni así le llegaba el turno a Elcano. “Fue la quinta opción de mando de la flota después de Magallanes, Barbosa, Carvalho y Espinosa”, explica García. “Es cierto que había pilotos y otros mandos por lo que cabe deducir que en esos seis meses perdidos por Filipinas, se destacó como líder”.

Estuvo un año al mando del Victoria, de agosto de 1521 al 6 de septiembre de 1522, cuando llegó a Sanlúcar de Barrameda. “Elcano dio la vuelta al mundo ilegalmente, pues cruzó aguas portuguesas, y por desesperación, pues las encalmadas le impedían dirigirse por la ruta de Panamá”, señala García. “La primera vuelta al mundo”, resume Martínez Shaw, “se completó por casualidad. El objetivo era comprar clavo en las Molucas y reivindicar las islas como españolas, nada más”.

Hay que distribuir los méritos, resume el historiador portugués: “Fue una expedición española con la colaboración de marineros de nueve países al mando científico del portugués Magallanes, completada por el arrojo de Elcano”.


 03_1549794832_757405

San Sebastian - Diputacion Foral de Gipuzkoa


Una doble celebración sin “programación conjunta”

La comisión española para la conmemoración del V Centenario de la expedición de Magallanes y Elcano, constituida en junio de 2017, tiene previstos 126 proyectos, con un presupuesto de 174 millones de euros aportados por el Gobierno central, comunidades autónomas, diputaciones, Ayuntamientos y entidades privadas, explican en Cultura. Aunque “no hay una comisión mixta hispano-portuguesa que plantee una programación conjunta”, sí habrá “algunos proyectos audiovisuales, escénicos o náuticos que circulen o giren por ambos países y se llevarán a cabo iniciativas de manera conjunta, como la travesía de los buques-escuela Sagres y Juan Sebastián Elcano”. En el caso portugués, la comisión se creó el año pasado y estaba dirigida por José Marques, exalcalde de Sabrosa, municipio que se declara lugar de nacimiento de Magallanes y del que partió la polémica (y ya superada) iniciativa de presentar la ruta en la Unesco. El ministro luso de Exteriores, Augusto Santos Silva, sustituyó recientemente a Marques al frente de la comisión.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 0 Invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No Puede publicar eventos en el calendario