Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 2 of 4
Goto page Previous  1, 2, 3, 4  Next
 
MUSEO DEL LOUVRE (París)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El Louvre acoge una exposición de las inquietantes y misteriosas cabezas de Franz Xaver Messerschmidt, artista torturado y adelantado a su tiempo



Fue rechazado como profesor de Bellas Artes por supuestos problemas mentales

Esculpió 60 cabezas en bronce, plomo, mármol o alabastro. Nunca vendió ni una

      


 05_1450367475_367968

Cabeza de personaje 1. Obra de Franz Xaver Messerschmidt, expuesta en el Museo del Louvre, en París.

Recluido en una cabaña cercana a Wiesenstein, su pueblo natal de Austria, y viviendo de la leche de una vaca y de la carne de unos corderos que le cuidaba el hijo de un vecino, el escultor Franz Xaver Messerschmidt comenzó en 1775 a esculpir la primera de sus misteriosas cabezas. En efecto, y aunque no lo parezca si se contemplan con detenimiento estas imágenes, hablamos del siglo XVIII, y no del XX o del XXI.


 06_1450367590_151069

El bostezo, c. 1770. Obra de Franz Xaver Messerschmidt

Hechas en bronce, en plomo, en mármol o en alabastro, plagadas de modernidad y de rasgos expresionistas e hiperrealistas que nadie podía siquiera imaginar en aquella época, este artista torturado por fantasmas que solo él veía llevó a cabo durante toda su vida una serie de bustos -muchos de ellos autorretratos- que se ríen, lloran, gesticulan grotescamente, cierran los ojos o abren la boca como si hubieran enloquecido. Se dice que hasta su muerte realizó 60 de ellas. Jamás vendió ninguna. Le acompañaron siempre a lo largo de su vida errabunda. Nadie ha sabido muy bien interpretarlas, qué quiso decir o gritar Messerschmidt con ellas. Ahora, el Museo del Louvre expone, hasta el 25 de abril, una treintena para estupefacción del público de París.


 04_1450367521_787073

"Charakterkopf" des Bildhauers Franz Xaver Messerschmidt (1736-1783) im Oberen Belvedere zu Wien


Una mueca genial y atormentada

Nació en 1736 en Austria. Siempre fue escultor. Estudió en Viena y tras un viaje de formación en Venecia se instaló definitivamente en la capital austriaca. Su primera obra famosa fue un canónico retrato en bronce de la emperatriz Marie-Thérèse de Hungría. Vivía de los encargos de los burgueses de la época y de su puesto de profesor auxiliar de la escuela de Bellas Artes, en la que él mismo había estudiado.

Pero todo se torció. Los encargos comenzaron a escasear y en 1774, con 38 años, lo rechazaron para el puesto de profesor titular de la Academia de Bellas Artes. El tribunal alegó "problemas cerebrales". Y añadió: "A veces parece perder la razón".

Franz Xaver Messerschmidt tal vez padecía esquizofrenia. Se da también por cierto que le influyeron mucho las teorías heterodoxas y particulares sobre el magnetismo animal del médico Franz Anton Mesmer.


 07_1450367647_792230

"Simplicity of the highest degree". N°9 of the "caracter heads". Franz Xaver Messerschmidt, after 1770. Alabaster in Wien Museum Karlsplaz. Obra de Franz Xaver Messerschmidt ("La sencillez del más alto grado". N ° 9 de las "cabezas de caracter". Franz Xaver Messerschmidt, después de 1770. Alabastro en Wien Museum Karlsplaz)

Arruinado, vejado, acosado por sus obsesiones, Messerschmidt lo vendió todo y volvió a su pueblo natal en busca de refugio en una cabaña construida en las afueras. Friedrich Nicolai, filósofo, editor e historiador austriaco, que le visitó en su casa en 1781, dos años antes de morir, describió a un hombre extraño que se pellizcaba frente al espejo y gesticulaba estrambóticamente con el fin de forzar el rostro y de llegar a componer una incomprensible teoría de las proporciones que, según él, gobernaba el mundo. El artista buscaba afanosamente 64 gestos primordiales. Los que, pacientemente, fue modelando en sus esculturas primorosas y alucinadas, según el filósofo. Nada creyente en fantasmas atormentados, Friedrich Nicolai atribuyó parte de la locura de Franz Xaver Messerschmidt a su castidad extrema y extremadamente militante. Cuando le preguntó por qué ocultaba siempre el labio inferior en sus esculturas, el artista le contestó: "Porque ningún animal de la naturaleza lo enseña".


 08_1450367686_931159

L' Artiste tel qu' il s' est imaginé en train de rire 1777- 1781 (Étain H 43, 1 l 23 pr 25 cm Belgique collection particulière Bruxelles Photo d' Art).

A su muerte, su hermano, también escultor, encontró cerca de 60 de esos raros bustos. No se expusieron hasta 1794, en el Hospital de Viena. Allí, una voz anónima bautizó a su manera en un folleto las 49 obras que se conservaban, con la intención de despertar en el público más la risa y el sarcasmo que la emoción estética. Las esculturas reciben nombres como El hombre que sufre de estreñimiento, El hipócrita y el calumniador, El hombre que bosteza...

Con estos títulos azarosos se les conoció siempre y se siguen conociendo. A finales del siglo XIX, la colección se diseminó en una subasta en Viena. No era extraño: hasta los años veinte las extrañas cabezas de este escultor austriaco no comenzaron a atraer a los estudiosos y a los artistas, que veían en ellas una auténtica premonición de su propio expresionismo. Ahora constituyen un objeto de deseo por parte de cualquier museo o coleccionista, aunque se siga sabiendo tan poco como antes de su enigmático autor...


 09_1450367719_353384

L' Homme de mauvaise humeur 1771-83. Alliage de plomb et d' étain H 38, 7 l 23 pr 23 cm Paris musée du Louvre 2010 Musée du Louvre Pierre Philibert.



elpais.com



 

Quizá Franz Xaver Messerschmidt estuviese 'loco', o quizá fuese un genio; pero su locura le hizo esculpir unos bustos únicos, consiguiendo unas poses y expresiones extrañas o atormentadas, hasta la fecha nunca vistas. Consecuencia de ello, hizo que en vida no vendiera ni una sola escultura. Sn duda es un artista que merece estar en nuestra galería de escultoes. Cuando pueda trataré de reunir más información para dedicarle un trabajo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 16:55; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El Louvre despliega una emocionante exposición sobre las visiones religiosas del genio holandés


Cristo en la paleta de Rembrandt

La intención del artista era huir de la imagen clásica de Jesús
  
    



 05_1450367951_702658

Uno de los lienzos dedicados a Cristo de Rembrandt, para la exposición del Louvre.

Ver enlace del Louvre: http://mini-site.louvre.fr/hogarth-rembrandt/index_fr.html

En julio de 1656 Rembrandt tiene 50 años y está arruinado. El pasante que hace un inventario de sus propiedades para hacer frente a sus deudas y evitar la bancarrota anota en un registro lo que aparece en un baúl entre unos cascos antiguos, unos moldes de escayola, un candil y un laúd: "Un cuadro que representa una cabeza de Cristo tomada del natural". Más de 200 años después, un historiador holandés especialista en el pintor que buceaba en sus archivos, al reparar y transcribir la frase, añadió una interrogación y se preguntó: "¿Cómo es posible retratar a Cristo del natural?".

Una emocionante exposición que se celebra en el Museo del Louvre en París y que durará hasta el 18 de julio, trata de dar una respuesta a este y a otro enigma: ¿Cómo era Jesús? ¿A quién se parecía? Para ello, en colaboración con el Museo de Arte de Filadelfia y el Instituto de Artes de Detroit, el Louvre ha reunido un centenar de obras dispersas en varios museos y colecciones particulares, la mayoría de Rembrandt, pero también de sus discípulos, de sus maestros y de sus contemporáneos, que coinciden en abordar la imagen de Cristo, su rostro, su aspecto a lo largo de su vida.


 04_1450367855_392513

Los peregrinos de Emaus, de Rembrandt, una de las estrellas de la exposición del Louvre.


El pintor buscaba un Mesías verdadero, acercarse lo posible a la verdad histórica

La exposición se titula Rembrandt y la figura de Cristo y se abre con una pequeña joya, Los peregrinos de Emaus, que el pintor concibió a los 23 años y en la que, paradójicamente, Jesús aparece oculto tras un terminante contraluz. Escondido en la sombra, solo muestra su perfil: "Es una manera de aportar misterio. De alguna forma, prepara lo que va a venir luego, la búsqueda de una nueva figura de Cristo", explica Blaise Ducos, encargado de las colecciones flamenca y holandesa del Louvre y uno de los organizadores de la muestra.

Porque Rembrandt, a lo largo de toda su vida, se esforzó en apartarse de las imágenes del Jesús heredado de la antigüedad y el Renacimiento para buscar, por sí solo, el rostro de un Cristo personal.

Un ejemplo de ello está en la segunda sala: ahí se exponen tres cristos crucificados de 1631. El del centro es el de Rembrandt. Y el hombre que aparece ahí retratado es un ser sufriente, delgado, débil, martirizado, sin nada, un auténtico antihéroe agonizante al que el artista holandés ha arrebatado todos los atributos divinos (cierta belleza ante la muerte, una complexión atlética que disimulaba el sufrimiento...) con que le adornaban sus predecesores, entre ellos Rubens. Los dos cuadros que lo flanquean, pintados por artistas contemporáneos, se inspiran y compiten con Rembrandt. Pero no llegan a ese grado de despojamiento y reservan a los rasgos de Jesús algo de armonía, como si no se atrevieran del todo...

La exposición presenta lienzos, pero también grabados y dibujos. Uno de estos últimos es un estudio rápido sobre la Última cena de Leonardo da Vinci, llevado a cabo para aprender la técnica de alguien considerado un maestro por el pintor holandés.

Entre los grabados, destaca el de La pieza de cien florines, uno de los más conocidos de Rembrandt, perteneciente a la Biblioteca Nacional Francesa. Su título es inequívoco: alude al precio -una fortuna para un grabado de la época- por el que lo vendió Rembrandt, que a lo largo de su vida conoció varias veces la ruina y la riqueza.

Pero el corazón de la exposición son las siete cabezas de Cristo de la última sala: los siete retratos de Rembrandt o atribuidos a Rembrandt (los estudios recientes de laboratorio han otorgado una homogeneidad de trazo inesperada), que presentan a un Jesús "humilde, dulce, compasivo, vulnerable o dubitativo", según apuntan los organizadores. El modelo que sirvió al artista fue un judío del que se desconoce el nombre, la edad o la profesión. Solo se sabe que vivía en el barrio judío de Ámsterdam, como Rembrandt. A su manera, eran vecinos. A este hombre con barba y pelo largo se debe la explicación de la sorprendente nota "tomada del natural" que consignó el pasante al sacar el cuadro del baúl y que tanto desconcertó a los críticos del XIX.

Blaise Ducos explica por qué la exposición del Louvre late con más fuerza en esta sala: "Rembrandt buscaba crear algo nuevo. Y lo consiguió. Estamos ante una pura innovación artística. También buscaba crear un sentimiento a través de la pintura. A través de ese rostro. Y lo consiguió. Y también buscaba encontrar al Jesús verdadero, acercarse todo lo posible a la verdad histórica. Y ese judío es, para Rembrandt, el descendiente de Jesús, la línea directa de su sangre".


Fuente: elpais.com


Ver trabajo dedicado a Rembrandt
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 16:59; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El Louvre acoge la exposición “Rembrandt y la figura de Cristo”



 06_1450368024_793968

“Cristo en la Cruz”, Rembrandt

La figura de Jesús era para el pintor holandés Rembrandt una constante en su temática. Se servía de la Biblia, de fuentes orientales y de un ambiente religioso caldeado en media Europa desde el triunfo reformista en Alemania y en las provincias del Norte de Flandes. Cuando el artista tenía 23 años afronta la figura de Cristo recurriendo a la luz de la vela, para marcar su silueta de perfil; y a los 25 años pintó su “Cristo sobre la cruz” (1631), a Jesús en su larga agonía, sufriendo la tortura. Retrato, expuesto en la muestra, que inspiró posteriormente a otros artistas holandeses como Jan Lievens y Jacob Backer, cuyos cuadros flanquean en la muestra la obra de Rembrandt.

Porque en esta exposición organizada con el Museo de Filadelfia y el Instituto de Arte de Detroit, Estados Unidos, comisariada por Blaise Ducos y Lloyd De Witt, los ‘Cristos’ de Rembrandt aparecen junto a trabajos de maestros que le precedieron, grabados de Alberto Durero, Lucas de Leyde, Hendrick Golzius o Andrea Mantegna, y otros autores posteriores en esta escenificación donde se encuentran cuadros sobre Jesús que se conservan en museos y colecciones de Europa y América, de ellos cinco versiones sobre el mismo tema realizadas por Rembrandt a lo largo de un cuarto de siglo de actividad.

“Jesús en casa de Lázaro”, con María inactiva y su hermana Marta empeñada en una labor para la que requiere el apoyo de su hermana; en la “Cena de Emaús”; “Retrato de Efreín Bueno”, “La estampa de los cien florines” o en la serie “Cabeza de Cristo” que se constituye en el epicentro de este conjunto. Un tema trascendente; un pintor del mayor rango, con sus orígenes y su magisterio en la exposición “Rembrandt y la figura de Cristo”, itinerante que después de pasar por París se mostrará en Filadelfia y en Detroit. Ahora, en su arranque en el Museo del Louvre, hasta el 18 de julio de 2011.


 04_1450368094_933240

“La cena de Emaús”, Rembrandt



Fuente: infoenpunto.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 17:01; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
EXPOSICIÓN EN EL MUSEO DEL LOUVRE



La leyenda de Alejandro Magno


 04_1450368159_689890

Corona con hojas de roble (s. IV a.C). | Orestis Kourakis
 
¿Cómo se vivía en Macedonia durante el reinado de Alejandro Magno? De eso trata la exposición que ha inaugurado hoy en el Museo del Louvre de París, con más de 500 objetos de la época y piezas arqueológicas que vienen a arrojar algo de luz sobre esta antigua civilización de la que sabemos tan poco.

Desde el siglo XV antes de Cristo hasta el advenimiento del Imperio Romano, Macedonia fue un país rico, que poseía bosques, agricultura y minas de oro y plata, además de una civilización avanzada y una potencia política, militar y cultural de su tiempo. La expansión hasta los confines de Asia menor y Egipto tuvo su apogeo con Alejandro III, ese personaje legendario que murió –dicen que envenenado– en Babilonia a los 33 años y tras el cual su imperio de desgajó por la codicia de sus generales.


 05_1450368193_438933

Anillo de oro con sardónice (s.IV a.C).

'En el reino de Alejandro Magno' es una exhibición montada por la pinacoteca parisina en colaboración con el Ministerio de Cultura griego, en la que se aporta un nuevo enfoque historicista a lo que conocíamos de este reino septentrional que brilló durante siglos en oposición a la Grecia de las ciudades. Y a ello contribuyen decisivamente numerosas piezas procedentes de yacimientos arqueológicos descubiertos en las últimas décadas y jamás expuestas: 1977 que el arqueólogo Manolis Andronikos descubrió en la misma zona la tumba de Filipo II, la necrópolis de Sindos, el teatro de Aigia, la tumba de Agios Athanasios cerca de Tesalónica, el santuario de Zeus Hypsistos en Dion, la sepultura de Heracles en Aigai...


 07_1450368279_717133

Brazalete con dos cabras montesas (s. III a.C).

De esos yacimientos situados en el norte de la actual Grecia, podrán verse en Louvre hasta el 16 de enero de 2012 una serie de conjuntos funerarios completos que incluyen esculturas, cerámicas, joyas, escudos y espadas de hierro, tumbas esculpidas en piedra, jarrones de mármol, vasos de cristal, jarras de plata, bustos del rey, monedas con su esfinge, coronas de hojas de oro, máscaras funerarias o figuras de alabastro con formas fálicas en honor a Dionisios. Todas estas obras de arte evidencian los intercambios comerciales entre Macedonia y las otras regiones del mundo griego así como el fasto y refinamiento con que vivía la corte.


 08_1450368266_269191

Vasija de metal encontrada en la tumba de Filipo II y urna funeraria con la tapa de plomo.

Dividida en nueve salas, la exposición ofrece una visión cronológica y temática de la civilización macedonia: organización del reino, educación, vida familiar y social, creencias religiosas, ritos mortuorios... sin olvidar una última sección consagrada a la génesis de la leyenda de Alejandro Magno.


 06_1450368236_235258

Estatua de Alejandro con la lanza (s.III a.C) y busto de Alejandro III (s. IV a.C).



Fuente: elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 17:04; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
     Un vez mas bravo....!!!!!      

Gracias por el minucioso trabajo que me ha hecho quedarme ensimismada una vez mas!


Un saludo J.Luis    
 



 
sammylee Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Un velo islámico flota en el Museo del Louvre


La pinacoteca prepara un departamento de arte musulmán



 05_1450368377_833388

Cubierta del nuevo recinto del Louvre

Es posiblemente la mayor aportación a la arquitectura del Museo del Louvre desde la instalación de la pirámide de cristal, ahora entrada principal al establecimiento, hace ya más de 20 años. Una enorme vidriera de cristal ondula sobre el grueso de la histórica plaza Visconti, pegada al Sena, que albergará a partir del próximo mes de septiembre un nuevo departamento dedicado a las artes islámicas. "Se trata de un elegante equilibrio entre el neoclasicismo del XVII y la evocación de las artes del Islam", declaró ayer el presidente del Louvre, Henri Loyrette, en la presentación del proyecto.

"Hemos querido construir un velo ligero, como si estuviera sostenido por el viento, un velo elegante y poético que filtre la luz a la vez que permita divisar las fachadas históricas de la plaza Visconti", explicó el arquitecto italiano Mario Bellini, coautor del proyecto con el francés Ruddy Ricciotti. La vidriera, que Bellini prefiere comparar a "un ala de libélula", está compuesta por una suerte de malla de más de 2.000 triángulos de acero que se extiende sobre unos 2.800 metros cuadrados. Se sostiene gracias a ocho pilares finos que le dan la impresión de levitar. Su altura oscila entre el 1,5 metro y los ocho metros.

El todo cubre un espacio de exposición de más de 4.000 metros cuadrados repartidos sobre dos pisos, el bajo y un subterráneo para el que los arquitectos han tenido que cavar unos 12 metros de profundidad.

El nuevo departamento permitirá así exponer como es debido las joyas islámicas que el Louvre mantiene en su mayoría escondidas por falta de espacio, que sumadas a las del Museo de las Artes Decorativas, sumarán más de 18.000 piezas de medio mundo, desde España hasta India, de abarcan desde el siglo VII hasta al XIX.

La presentación del nuevo techo es así la última y más imponente etapa hacia la apertura, prevista después del verano, de la que es la octava sección del Museo. Hasta ahora las artes islámicas estaban relegadas a un sección de las artes antiguas.

"Se trata de presentar la faceta luminosa de esta civilización que englobó en su interior a una humanidad infinitamente variada y rica", explicó Loyrette, al indicar su deseo de sacar así a este arte de su "marginalización" anterior.

El proyecto de dedicarle un espacio propia a este arte empezó por iniciativa del entonces presidente Jacques Chirac en 2002. Fue el actual mandatario, Nicolas Sarkozy, quien colocó la primera piedra en el verano de 2008.

El coste total de la renovación se eleva a unos 98,5 millones de euros, de los cuales el 30% han sido financiado por el Estado francés y el museo y el resto por donativos, entre otros, de países árabes. Al Museo del Louvre le faltan todavía 10 millones para cuadrar las cuentas, aunque su director se ha mostrado tranquilo con la perspectiva de encontrar a los mecenas que cubran este agujero.


 04_1450368390_438374

Proyecto del departamento de las artes del Islam en el Patio Visconte del Museo del Louvre, diseñado por los arquitectos Rudy Ricciotti y Mario Bellini.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 17:06; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El Louvre, referente del arte islámico


El museo más visitado del mundo crea un espacio de 4.600 metros cuadrados

Marruecos, Kuwait, Omán y Azerbaiyán aportan 26 millones de los 100 millones




 04_1450368499_377171

El nuevo espacio del Louvre es obra del arquitecto francés Rudy Ricciotti y el italiano Mario Bellini.
 
El Louvre ultima su nuevo departamento de Artes del Islám con la habilitación de 4.600 metros cuadrados donde exponer más de 18.000 obras, muchas de ellas inéditas, según ha anunciado el director del museo, Henri Loyrette.

Esta extensión del espacio físico del Louvre fue posible gracias a una audaz explotación del subsuelo del Patio Visconti, del que se obtuvieron entre 12 y 15 metros de altura suplementarios, así como a su cobertura parcial mediante un "velo" ondulado de vidrio y metal.

En busca de un "sutil y poético" equilibrio con el arte que se expondrá y con el neoclasicismo arquitectónico del siglo XVII de la Cour Visconti, el arquitecto francés Rudy Ricciotti y el italiano Mario Bellini han creado un manto que permite el paso de la luz natural convenientemente tamizado, explican.

La instalación de la colección Arte del Islám -"una de las mejores del mundo" por la diversidad geográfica de sus obras, por el período histórico cubierto y por la multiplicidad de materiales y técnicas representados- está prevista a lo largo del primer semestre del año, y se podrá visitar a partir del verano, según Loyrette.

El director del Louvre ha recalcado que, además de ser acorde a "la vocación universal" del centro, el nuevo departamento aspira a "recordar a los franceses y al mundo la aportación esencial de las civilizaciones del Islám" a nuestra cultura y también "favorecer el diálogo entre las culturas y las civilizaciones".


 05_1450368512_643365

Un obrero trabajando en el nuevo espacio

Los fondos provienen de los que conservaba el vecino Museo de Artes Decorativas y de la colección del Louvre. Con ellas quedará cubierto "el conjunto del campo cultural de la civilización islámica, de España a la India" y del siglo VII al XIX, ha referido Loyrette.

La riqueza de la colección es tal y las posibilidades físicas del Louvre de agrandarse eran tan complejas que hubo un extenso debate sobre la posibilidad de hacer un museo propio con ellas.

Según el último balance divulgado, el Louvre fue en 2011 el museo más visitado del mundo, con 8,8 millones de entradas. En España, El Prado, se acerca a los tres millones.

El proyecto, verdadero desafío espacial y también técnico, es el más importante desde que el arquitecto chino-estadounidense Ieoh Ming Pei construyó la pirámide del Louvre hace veinte años. Su presupuesto asciende a 98,5 millones de euros, de los que todavía faltan diez millones por reunir, han recordado sus responsables.

El rey Mohamed VI de Marruecos; el emir de Kuwait, jeque Sabah al Ahmed al Sabah; el sultán de Omán Qabus bin Said, y la república de Azerbaiyán costearon 26 millones de euros. Otros 30 millones de euros fueron aportados por donadores individuales y empresas, mientras que el Estado aportó 31 millones de euros y el propio museo 1,5 millones.


 06_1450368526_709017

El Louvre es el museo más visitado del mundo. En 2011 lo visitaron 8,8 millones de personas.



Fuente: elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 17:08; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Crisis en el Louvre por la agresiva restauración de un 'leonardo'


Dos grandes especialistas del museo dimiten y la dirección guarda silencio

Al principio la idea era poco más que limpiar las manchas más evidentes

Los desacuerdos surgieron a medida que avanzaban los trabajos de limpieza




 04_1450368593_295795

La Virgen, el niño Jesús y Santa Ana, de Leonardo da Vinci. La historia de su restauración es también larga, empezó en 1993... y todavía no ha terminado.

La Virgen, el niño Jesús y Santa Ana, el cuadro de Leonardo da Vinci que según diagnosticó el doctor Freud certificaba la homosexualidad del genio renacentista, ha abierto una crisis inédita en el museo del Louvre. Según han contado Le Journal des Artes y The New York Times, dos de los principales restauradores de Francia han dimitido del comité asesor del museo, sin decirlo oficialmente, en desacuerdo con la forma agresiva, "brillante y susceptible de gustar al gran público" con la que se ha retocado el óleo, considerado una de las obras más complejas de Da Vinci.

Pero casi tan inquietante como eso es la omertá absoluta que ha seguido a la revelación. Con el prestigio de la otrora prudente escuela de conservación del Louvre en entredicho, los medios generalistas callan, los restauradores también, y la dirección del museo no comenta las defecciones de los expertos.

El cuadro, que sigue hoy en curso de restauración, es el segundo leonardo del Louvre, tras el archiconocido retrato de la Gioconda, o la Mona Lisa que acapara todas las miradas y fotografías de los turistas. Leonardo lo pintó hacia 1503, y Francisco I lo compró en 1517. La historia de su restauración es también larga. En 1993, los conservadores del Louvre decidieron que era necesario limpiarlo. Los rostros de la virgen y el niño estaban desapareciendo, el manto se difuminaba más de lo que el maestro del sfumato habría querido, y hacía falta quitar algunas manchas.

Pero entonces la cautela, y el miedo a que los disolventes mataran los matices de una obra tan valiosa, aconsejaron esperar.

Los años fueron pasando, la técnica fue mejorando y el concepto del museo-espectáculo se fue imponiendo. En 2010, tras una larga fase de estudio, el comité de 20 reputados expertos y asesores internacionales que trabajan para el Louvre consideró que había llegado el momento de tocar la tela. La dirección dio vía libre. Pero los desacuerdos fueron surgiendo en seguida, a medida que avanzaban los trabajos de limpieza y se decidía cómo seguir y hasta dónde llegar.

Algunos conservadores consideraron que la misma limpieza fue demasiado exhaustiva. Pero, una vez se hubo pulido la tela, los responsables del museo y la mayoría del comité se mostraron favorables a continuar e incluso a repintar de forma menor algunas zonas para "rellenar huecos". Eso rompió del todo el consenso y abrió el cisma. Los disidentes son dos figuras científicas de indiscutible talla: Ségolène Bergeon Langle, ex directora de conservación del Louvre y de los museos nacionales franceses, y Jean-Pierre Cuzin, ex director de pintura del Louvre.

Bergeon ha explicado a The New York Times cómo vivió el proceso: "A cada paso del camino preparé detallados informes escritos para el Louvre explicando mi visión, mis deseos y mis preocupaciones. Desde el principio tomé la posición de que me iría si se cruzaban ciertas líneas rojas". Su colega Cuzin, como ella partidario del "menos es más", abandonó el comité en octubre de 2011. Bergeon aguantó hasta el 21 de diciembre.

"Su salida es una pérdida extremadamente lamentable", ha dicho Jacques Franck, experto estadounidense en Leonardo y miembro del comité del Louvre. "Bergeon Langle está considerada una diosa en este campo. No hay un experto mejor que ella. Es irremplazable".

¿Qué ha pasado para que el Louvre pierda a una eminencia así? Solo se sabrá realmente en marzo, fecha en que el museo planea volver a exponer el cuadro de la discordia. Franck sugiere que el grado de limpieza ha sido demasiado agresivo, y cree que hubiera sido mejor dejarlo "más sucio, sin esos rasgos brillantes".

Al principio, la idea era hacer un trabajo minimalista, poco más que quitar las manchas más evidentes. Pero la cata fue abriendo fases e interrogantes. Hubo disputas sobre si un barniz había sido aplicado por el propio Leonardo, por una restauración posterior o por una combinación de los dos, y el director de pintura del museo, Vincent Pomarède, decidió mantener los árboles pintados por una mano que no era la de Leonardo.

Bajo el impulso de Cinzia Pasquali, conservadora del Centro de Investigación y Restauración de los Museos de Francia, la intervención se hizo más cada vez más ambiciosa. Pomaréde apoyó esa tesis y sigue defendiendo su decisión: "La limpieza era absolutamente necesaria por razones estéticas y de conservación. Ningún asesor ha dicho que fuera poco prudente o demasiado arriesgada. Todo ha sido más bien una discusión estética".

La dimitida Bergeon no cree lo mismo. "Hay un componente ético. A pesar del gran progreso de nuestras competencias, debemos llevarnos por la modestia. Llegarán materiales mejores y más fáciles de controlar. Debemos dejar algo de trabajo a las futuras generaciones".

elpais.com



   

Muy mal por los "dos grandes especialistas" y por los conservadores del Louvre por permitirlo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 17 December 2015, 17:10; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
La ‘Gioconda’ visita a la ‘Gioconde’


El Louvre expone la réplica del Prado en la muestra sobre la ‘Santa Ana’ de Leonardo restaurada

El debate en París es: ¿hay que limpiar la ‘Mona Lisa’ original o no?




user_50_la_gioconda_del_prado_en_la_muestra_del_louvre

La 'Gioconda' del Prado, en la muestra del Louvre. / CHARLES PLATIAU (REUTERS)

El antiguo azul tenue del manto de la Virgen es ahora de un lapislázuli muy vivo. El peinado y el velo de Santa Ana aparecen tan nítidos que casi se pueden tocar. En el rocoso paisaje del fondo, la célebre perspectiva atmosférica de Leonardo, perfilada con la misteriosa técnica del no finito, y sus grises vibrantes se han aclarado tanto que el comisario asegura que se puede ver un torrente de agua al fondo —quizá olvidó añadir “con una buena lupa”. La Santa Ana de Leonardo da Vinci, su obra más ambiciosa y la más meditada, un enorme óleo sobre madera de álamo macizo (168 x 130 centímetros) que el genio arrastró por Europa durante los últimos 20 años de su vida (1452-1516), brilla ahora con una luz majestuosa y más que un cuadro parece una escultura.

Después de una restauración de 18 meses, que escindió al comité científico internacional formado por 16 especialistas hasta provocar dos sonadas dimisiones, el Louvre abre mañana una exposición abrumadora, que dura hasta el 25 de junio y arropa a la nueva Virgen con el niño y Santa Ana con 135 obras más.

La visita, un martes y con el Louvre cerrado al público, es emocionante, “como asistir a una resurrección o un renacimiento”, según lo define el joven y apasionado Vincent Delieuvin, el conservador del museo que ha organizado la muestra. A su juicio “toda gran obra de arte merece al menos una restauración por siglo”, y esta ha requerido un proceso largo y nada fácil. El Louvre empezó a pensar en limpiar la última e inacabada obra de Leonardo en los años noventa, dado su aspecto apagado y desvaído, y a la vista de los desconchones y las numerosas capas de barniz amarillo que tenía —como la Gioconda—.

Una vez se decidió, en 2009, que era urgente intervenir, se tardó un año en buscar financiación y elegir al equipo de restauradores mediante concurso público. La directora de la restauración es la italiana Cinzia Pasquali, y el mecenas Barry Lam, consejero delegado de Quanta Computer, un grupo de Taiwán.

Pese a que, durante los trabajos, los dos científicos dimitidos acusaron a Pasquali de haber hecho una restauración demasiado agresiva, el museo defiende hoy su tarea como “muy cuidadosa”, y afirma que se ha seguido el principio de limpiar lo menos posible usando técnicas reversibles para que en el futuro se puedan revisar sin daños.

La parte más complicada fue “limpiar las manchas y retirar las capas de barniz y los repintados” que ocultaban el trazo sutil y a la vez muy físico de Leonardo. Una de las sorpresas que desvelaron los rayos infrarrojos es que había huellas dactilares de Da Vinci impregnadas por todas partes. “Ahora sabemos que metía los dedos en el óleo, que moldeaba las capas con la mano, las aplastaba y ponía nuevas capas hasta alcanzar el efecto relieve deseado”, cuenta Delieuvin.


user_50_la_santa_ana_de_leonardo_da_vinci_expuesta_tras_su_controvertida_restauraci_n

La 'Santa Ana' de Leonardo da Vinci, expuesta tras su controvertida restauración. / CHARLES PLATIAU (REUTERS)

La Santa Ana fue la gran obsesión del maestro toscano, el mejor síntoma de su perfeccionismo, según los más de 50 estudios y dibujos preparatorios, venidos en su mayoría de la colección real de los Windsor y de la National Gallery, que presta también el único cartón original que se conserva de los tres que hizo Leonardo (conocidos por una copia de Bresciano que viene del Prado, y por sendos homenajes-variaciones firmados por Rafael y Miguel Ángel).

Ese impresionante boceto inicial, fechado en 1500, que recuerda de una forma extraña a la potencia de Picasso, presenta cuatro figuras en vez de tres (Juan Bautista se cayó al final del cartel, sustituido por el inocente corderito que anuncia el trágico destino del niño) y se expone por primera vez junto al resultado final.

Concebida en Florencia, abandonada para pintar la Batalla de Anghiari en el Palazzo Vecchio, ejecutada sobre todo en Milán y terminada sin terminar en la corte de Francisco I de Francia, donde murió Leonardo, nadie sabe bien quién encargó la obra; los historiadores dudan entre Luis XII de Francia y un coleccionista florentino. Pero sí se sabe que de la Santa Ana se empezó a hablar en 1503, y que Leonardo se la llevó —junto a la Gioconda y el maravilloso San Juan Bautista, que también se expone ahora— cuando en 1916 se marchó a Francia.


 user_50_4efc69bc241e1_330_250

La pintura "La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana", valuada en casi 250 millones de dólares, fue restaurada pero para algunos expertos "quedó arruinada".


 user_50_373699

Los cambios en la pintura son llamativos. La restauración 'La virgen y el niño con Santa Ana' duró 18 meses; Leonardo trabajó durante 20 años hasta su muerte, en 1519.

Según Vincent Delieuvin, la obra es “su testamento científico y artístico, todo su mundo está ahí, toda su sabiduría. La renovación de la iconografía, el dinamismo de la escena, la naturalidad, el paisaje, la vida y la tragedia de los personajes, la ligereza de los trazos le dan un efecto mágico, y entendemos por qué en 1517 ir a ver la Santa Ana al estudio de Leonardo era ya una gran atracción”.

¿Y por qué tiene más fama y seduce más la Gioconda? “Porque mira al espectador directamente, porque es un retrato no divino, porque es más próxima, porque esa sonrisa nos interpela y es una estrella inigualable”. La dirección del Louvre pensó trasladar temporalmente la Mona Lisa a las salas del entresuelo donde se expone la Santa Ana. Al final desistió, pensando que los 20.000 visitantes diarios que entran al Louvre para verla no permitirían apreciar el perdurable influjo de esta Virgen lánguida que fascinó a Delacroix, Degas y Max Ernst.

Otra de las joyitas de la exposición es la humilde Gioconda madrileña. El hallazgo del Prado tiene un lugar preferente, a 25 metros de la Santa Ana, y muy cerca del San Juan Bautista. Colorista y pimpante, su llegada al hogar de su modelo recuerda que la Mona Lisa es solo un oscuro y borroso reflejo de lo que fue. Barnizada hasta la suciedad, metida en su jaula de cristal, entristecida por el paso del tiempo. ¿Se atreverá el Louvre a tocarla? “La restauración de la Santa Ana, y la magnífica restauración de la copia del Prado han demostrado que técnicamente es posible restaurar la Gioconda”, dice el comisario. “Ahora la vemos con otros ojos, la copia de Madrid nos ha revelado detalles que no conocíamos. Todavía está mejor de lo que estaba la Santa Ana. Pero un día habrá que hacerlo, porque cada día está más oscura”.

Más info de la gioconda madrileña: http://cultura.elpais.com/cultura/2...691_560118.html



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 29 March 2012, 10:20; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Si quereis ver las fotos de "Santa Ana, La Virgen y el niño". Aqui os dejo varios links

http://www.louvre.fr/expositions/lu...a-isainte-annei

Yo he intentado capturar las imagenes y no he podido. Pusad sobre la foto y luego en la pestaña que hay en la esquina inferior derecha que pone "plein écran"

Espero que os gusten. Yo pienso que era necesaria la limpieza, supongo que ha quedado más luminosa pero despues de tanto tiempo acumulando porqueria era de esperar.

saludos
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Gracias Hyperborea por el enlace. Yo no pude subirlas por el ImageShack..., pero bueno, he utilizado otro sistema alternativo y ya se ven las imágenes anteriores.



 

Saludas
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 


Los cambios en la pintura restaurada de Leonardo 'La virgen y el niño con Santa Ana', a la vista está son demasido llamativos, y eso que el trabajo de restauración de los conservadores del Louvre duraron 18 meses.


 

Respecto a la 'gioconda madrileña', creo que el Louvre la ha despreciado, no exponiéndola -como estaba previsto- junto a la original, ¿por qué será?





 

Saludas
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Hombre, despues de 500 años de acumular suciedad es normal que al limpiarla los colores se vuelvan más luminosos. No olvides que este cuadro es pre-manierista  e influyo profundamente en los artistas de las siguientes generaciones. Acuérdate de los colores de la Gioconda del Prado, si descontamos que el autor no usa el esfumato, pues eso debe haber ciertas diferencias y sobre todo después de años de porquería, barnices amarillentos, etc...

A mi no me parece mal los colores. Yo había leido lo que decían de Miguel Angel antes de la restauración de la Capilla sixtina, que era un maestro del claroscuro, pero él nunca le intereso esa técnica sus colores eran más del principio del Quatrocento, claros y limpios, y también eran una premonición del manierismo


Hay varios motivos para no haber puesto juntas las 2 Giocondas:

- La obra original está protegida bajo un cristal antibalas y tiene clima controlado, lo que hubiera sido difícil es hacer otro compartimento para una exposición temporal.
- La sala donde está la Gioconda está siempre masificada y hubiera sido peligroso para la obra de Madrid estar allí, nadie podía verla bien.
- La Monna Lisa del Prado forma parte de una exposición temporal y obviamente, para que se vean bien las obras deben tener un espacio propio, la sala donde están las obras de Leonardo en el Louvre está demasiado concurrida (además no podrían cobrar 2 entradas).
- La Monna Lisa del Louvre no se hubiera podido trasladar a la zona de la expo temporal, porque hubieran tenido que cambiar también el chiringuito de protección a esa sala.
- No te olvides que La Gioconda del Prado solo es una copia de un alumno (aunque tenga su importancia porque ayuda a comprender el original), pero no deja de ser eso y saldría perdiendo al lado del original.
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Todas las explicaciones que das son lógicas o podrían serlo, pero yo leí en el Prado que las iban a exponer juntas durante tres meses, nunca leí que las iban a exponer en salas o plantas distintas. Por supuesto que el valor de 'la gioconda madrileña' no es comparable, ¿a quién se le ocurriría comparar un original de Leonardo con una copia?, por muy buena que sea, o lo cercano que estuviese el alumno que la pintó del genio toscano, eso está fuera de toda duda...,     pero es que los franceses son muy chauvinistas, y no pierden ocasión para minimizar o desacreditar cualquier cosa que venga de la otra parte de los Pirineos, igual da que sea arte, política o incluso deporte.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Hombre, tienes razón los franceses son muy chauvinistas, pero tambien saben valorar lo bueno que no es propio, y un buen ejemplo es Leonardo que era italiano y que a primeras de cuentas despues de la invasión de Milan de 1499, querian ficharlo.

Piensa que si las hubieran expuesto juntas no hubieran podido cobrar por una exposición temporal. En el fondo, la exposición es sobre "La Santa Ana" y no deben haberle querido quitarle protagonismo ya que si ponen las 2 Giocondas en la misma sala ,seguramente, no hubiera tenido la atención necesaria.
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Los cerdos entran en el Louvre


Las impactantes obras del polémico artista belga Wim Delvoye dialogan sin complejos en el museo parisiense con el arte clásico


user_50_1una_de_las_salas_de_napole_n_iii_en_el_museo_del_louvre_con_las_esculturas_kashan_mughal_jail_y_mashed_de_la_exposici_n_de_wim_delvoye

Una de las salas de Napoleón III, en el Museo del Louvre, con las esculturas 'Kashan', 'Mughal Jail' y 'Mashed', de la exposición de Wim Delvoye

Cerdos decorativos en un salón decimonónico, esculturas retorcidas en una impecable mesa de bufete, neumáticos de acero tirados entre el mobiliario aristocrático, figuras en posiciones sexuales… Es lo que pasa cuando uno de los establecimientos artísticos más antiguos del mundo abre sus puertas al creador de Cloaca, una máquina de crear excrementos. Aunque donde algunos ven una sarcástica burla, el artista reivindica una respetuosa fidelidad a la herencia tradicional, alejada de la vacuidad y de la ligereza de un arte contemporáneo que no duda en criticar. O eso nos ha contado el propio Wim Delvoye. Aunque con él nunca se sabe.


user_50_2_tim_2008_el_tatuaje_de_este_hombre_ser_entregado_al_coleccionista_que_lo_compr_cuando_aquel_muera

'Tim' (2008). El tatuaje de este hombre será entregado al coleccionista que lo compró cuando aquel muera

Cuando una institución tan venerable como el Museo del Louvre invita a un artista contemporáneo, con fama de controvertido, a presentar sus creaciones junto a sus grandes obras maestras, la polémica está asegurada. Blasfemia estética, para unos, o fructífero diálogo temporal, para otros, las discusiones parecen no tener fin como ya se demostró durante las exposiciones de Jeff Koons (2008) y Takashi Murakami (2010) en el castillo de Versalles. Por las salas del Louvre ya han pasado nombres tan reconocidos como Tony Cragg, Jan Fabre, Anselm Kiefer, Joseph Kosuth o Michal Rovner.

Wim Delvoye sería uno más de esta interminable lista si no fuese por la agitada fama que siempre le precede. Se dió a conocer en 2000 con Cloaca, una compleja máquina que reproducía con fría exactitud todo el proceso digestivo humano (de la absorción a la digestión) para acabar creando unos excrementos reales. Luego vinieron su serie de radiografías y vidrieras obscenas o escatológicas y sus pieles de cerdos. Delvoye los cría en su granja cerca de Pekín donde los tatúa antes de vender sus pieles como si de simples cuadros se tratasen. Un procedimiento que ha despertado la ira de las asociaciones de defensa de los animales. El proyecto Tim (2008) lleva esta idea al paroxismo. El suizo Tim Steiner se dejó tatuar la espalda por Delvoye y este vendió su obra por 150.000 euros a un coleccionsta suizo, que recibirá el trozo de piel a la muerte del portador. Por si fuera poco, Delvoye ha creado también unas esculturas retorcidas de Cristo crucificado, que sitúa ahora sobre la gran mesa de banquetes de las salas de Napoleón III en el Louvre, atrayéndose esta vez la animosidad de las instituciones religiosas.


user_50_3_bustelli_twisted_pintura_esmaltada_sobre_porcelana

'Bustelli Twisted', pintura esmaltada sobre porcelana.

¿Qué se puede inventar esta vez Delvoye? “Nada”, nos asegura con un tono casi infantil. El espectador puede ver “un Wim que no es exactamente el yerno ideal pero que ha encontrado su lugar entre las cosas bien trabajadas”, explica. Aunque es muy consciente de lo que acarrea su arte. “Estas obras son el resultado de casi cuatro años de trabajo. Sé que puede resultar provocador, pero de manera nueva. Como puede serlo intentar volver a hacer pintura parecida a la del siglo XVII”, explica. ¿Un retorno al academismo? Quizás. Y es que Delvoye ha decidido que era hora de criticar al mundillo del arte tal y como se presenta hoy. Un nuevo hobby o una nueva estrategia para este artista que parece no tenerle miedo a nada. “El siglo XX fue terrible, pero no lo sabíamos. El siglo XXI también, pero de manera completamente diferente. Murakami, por ejemplo. Al principio yo pensaba que lo suyo no era arte, aunque me gustaban un par de esculturas. Sabía que funcionaría porque un nuevo mundo había nacido. Pero nunca hubiera imaginado un mundo tan terrible en el que él pudiera hacer cualquier cosa y que le pagasen tanto”. O el arte de morder la mano que te ha dado de comer.


user_50_6_p_rgola_otra_de_las_obras_de_wim_delvoye

'Pérgola', otra de las obras de Wim Delvoye

Sin embargo, no todo es malo según Delvoye. “Damien Hirst ha vendido directamente sus obras, saltándose al galerista. ¿Maurizio Cattelan? Ha sido comisario, propietario de una galería (la Wrong Gallery), editor de dos revistas y crítico de arte. Y se le considera como uno de los mejores de su generación. Hace 25 años, un artista no hubiera podido hacerlo porque se le hubiera tachado de comercial y hubiera perdido toda credibilidad”, explica contento de que el arte contemporáneo haya conseguido emanciparse de lo que el artista belga llama “el arte para los funcionarios”. “Ahora reina el mercado libre. Quizás no sea tan bueno pero es así. El mercado es bastante conservador, algunas veces igual de malo que antes”, admite volviendo a la carga. Ahí va la primera bala para un sistema liberal y caótico que muchos consideran responsables de la burbuja especulativa que conoce el mercado del arte contemporáneo en los últimos tiempos. Pero el fusil de Delvoye tiene munición para todos. ¿Los jóvenes artistas contemporáneos? “Es cierto que mi trabajo se vende por cantidades de seis ceros, pero yo gasto mucho en cada obra. Y veo a jóvenes desconocidos que siempre llegan a esa cifra aunque sea una obra más pequeña. Pero el trabajo que hacen no tiene compromiso alguno”, explica con una nostalgia cuyos aires retrógrados son tan sorprendentes (él forma parte de todo eso) como, seguramente, calculados.


user_50_5el_beso_del_s_tiro_a_contrarreloj_otra_de_las_obras_de_wim_delvoye

El beso del sátiro (a contrarreloj), otra de las obras de Wim Delvoye

Pese a todo, el trabajo del artista belga encuentra un eco particular en un lugar tan cargado de historia y herencias estéticas como el Louvre. Y es que las obras de Delvoye a menudo se caracterizan por una sorprendente mezcla de referentes clásicos y objetos o códigos actuales. Ya no solo en la reinterpretación digitalizada y perfeccionada de la arquitectura gótica que ha iniciado en los últimos años, con maquetas de hierro cortadas al láser de manera ultra-realista (Chapel # 2, 2007) o la famosa torre que pudo verse en la Bienal de Venecia de 2009 (Torre Venezia, 2009), sino en sus primeras creaciones. Objetos banales, como mesas de planchar, palas o bombonas de butano que el artista decora con unos escudos de armas medievales o con los paisajes típicos de la cerámica de Delft (Butagaz 62 Shell 205722, 1989-1990). Unos inesperados acercamientos estéticos que ofrecen una apasionante reflexión sobre la esencial trivial de algunos objetos y las condiciones sociales o hermenéuticas que pueden transformarlos en obras de arte. En efecto, ¿por qué no decorar también una bombona de gas, una cuchilla de sierra circular o la piel de unos cerdos? Asuntos en los que el artista seguirá profundizando a lo largo de su carrera y que están muy presentes en la propuesta del Louvre con cuchillas decoradas como platos, cerdos tatuados con flores o una imponente escultura de acero en el jardín de las Tullerías.


user_50_4sal_n_de_banquetes_sobre_la_mesa_bronces_niquelados_de_la_serie_m_bius_corpus_inside_de_2011_y_con_uno_de_los_cerdos_de_la_obra_kashan_mughal_jail_de_2010

Salón de banquetes. Sobre la mesa bronces niquelados de la serie 'Möbius Corpus Inside' (de 2011) y con uno de los cerdos de la obra 'Kashan & Mughal Jail', de 2010

Y es que Delvoye siempre “interroga el presente a la luz del pasado y se presenta como un regenerador proponiendo fórmulas desestabilizadoras”, como se explicaba en el catálogo de la gran exposición que le dedicó el Bozar de Bruselas en 2010.

Wim Delvoye. Au Louvre. Museo del Louvre. París. Hasta el 17 de septiembre.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
Alá es grande... y más en el Louvre


El museo inaugura tras ocho años de obras su flamante departamento de Arte del Islam, que ha costado 100 millones de euros y alberga más de 3.000 piezas



user_50_la_vidriera_de_cristal_en_la_plaza_visconti_que_alberga_el_departamento_de_artes_isl_micas_del_museo_del_louvre

La vidriera de cristal en la plaza Visconti, que alberga el departamento de artes islámicas del Museo del Louvre. / HUGHES DUBOIS

En su libro El museo de la inocencia, Orham Pamuk sostiene que los no occidentales tienen miedo a los grandes museos y no los visitan "por sus amplias puertas, que nos emplazan a olvidar nuestra humanidad y a abrazar el Estado con sus masas humanas". El Louvre, símbolo máximo de la grandeur de Francia y de los museos majestuosos, se propuso hace una década tender puentes entre civilizaciones y mostrar las luces de la cultura islámica. El presidente François Hollande inaugura hoy ese proyecto faraónico, impulsado por Jacques Chirac en 2002 y que ha costado 98,5 millones de euros: desde hoy, el Louvre tiene su octavo departamento, y está dedicado al Arte del Islam.

Tras ocho años de obras, el estudio de arquitectos de Mario Bellini y Rudy Ricciotti ha creado 4.000 metros cuadrados de nuevos espacios, divididos en dos pisos diáfanos. Las salas contienen 3.000 piezas de arte musulmán, persa, turco y mongol, que proceden de la colección del Louvre y del vecino Museo de Artes Decorativas –algunas no se han visto en diez años y otras llevaban medio siglo en el almacén por falta de espacio–.

La sección ha sido concebida por Sophie Makariou, jefa de arte islámico del Louvre, y recorre tres continentes, desde España hasta la India, y doce siglos. "Hemos evitado las dinastías porque es imposible nombrar a tanta gente y porque queríamos contar que en el islam hubo siempre belleza y arte civil, creado por gente y culturas distintas, no solo árabes".

La comisaria trabajó durante diez años en la selección de las piezas, y durante ese tiempo vivió aquejada, dice, del síndrome de Stendhal, con el pesar de tener que descartar 17.000 objetos de las colecciones. Siguiendo “como fuente básica” los textos del historiador tunecino de origen andalusí Ibn Jaldún (siglo XIV), el relato cronológico empieza con la muerte de Mahoma, en el año 632, pasa por las guerras civiles que fracturaron al Islam en chiitas y sunitas (siglo IX), narra la expansión turca del siglo XI, se detiene en la cultura bereber, en Bagdad y en Al Ándalus y llega hasta el XIX, "cuando la iconografía empieza a confundirse con el gusto europeo".


user_50_p_xide_de_al_mughira_caja_de_marfil_del_a_o_968

Píxide de Al-Mughira, caja de marfil del año 968.

Hay objetos, celosías, puertas, mosaicos, alfombras, jarrones, espadas, esculturas. Entre lo más impresionante, una caja de marfil del príncipe Al-Mughira, último califa de Córdoba. Todas estas nuevas salas, que se abrirán al público el sábado, tendrán carteles redactados en francés, inglés y español. Según Makariou, el número de visitantes hispanohablantes no deja de crecer, y el español es la tercera lengua oficial del museo. Pero no habrá carteles en árabe. "Tendríamos que haberlos puesto también en turco y en persa", zanja la comisaria.

La estrella que da un sello moderno a la sección es la cubierta del patio Visconti, junto al Sena. El italiano Bellini y el francés Ricciotti ganaron el concurso en 2004 con una idea: cerrar gran parte del patio, pero no todo, con una gran boina de cristal y aluminio dorado, ondulada y ligera. La cubierta vuela a distintas alturas –de 1,5 metros a ocho–, bajo la altura del edificio. “Con gracilidad femenina”, según Ricciotti. “Como un velo poético”, según Bellini.

A ratos, la tela metálica, fabricada con 2.000 triángulos ensamblados y recubierta con dos capas de aluminio en cota de malla que se unen y se separan volando, recuerda a una jaima, a ratos al Guggenheim de Bilbao por sus cambios de color. Son 1.400 toneladas de aluminio y cristal sujetas por solo ocho columnas. “Le están sacando muchos parecidos”, acepta con ironía Bellini. “Una alfombra voladora, una nube dorada, un fular (o un velo) flotante, una tienda beduina, un ala de libélula...”. ¿Y usted cuál prefiere? “La nube. Quisimos hacer una cubierta transparente y no transparente a la vez, que filtre la luz del sol y también deje ver el edificio que lo rodea”.

La construcción no ha suscitado la intensa polémica que rodeó a las pirámides de cristal del japonés I. M. Pei, inauguradas en la fachada principal del museo en 1989 y que fueron vistas por muchos como un sacrilegio. “El pabellón del Islam es la mayor intervención arquitectónica realizada en el Louvre desde entonces”, recuerda el director del museo, Henry Loirette. “Se pensó en hacer un nuevo museo, pero Chirac insistió en que la colección islámica formara parte del museo porque es nuestra herencia cultural y conecta muy bien con el resto del museo”. Loirette ilustra esa idea con otra de las piezas más destacadas: el baptisterio de San Luis, donde se bautizó a Luis XIII y a otros reyes franceses.

La financiación del proyecto sigue también el concepto del mestizaje. El Estado francés ha contribuido con 31 millones, el museo con 11,5 millones, y el otro 60% procede de diversos mecenas. El principal donante es el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, cuya fundación ha puesto 17 millones de euros. El rey de Marruecos; el emir de Kuwait, el sultán de Omán y la república de Azerbaiyán aportan 26 millones. Y varias empresas francesas, entre otras Total, Lafarge y Bouygues, 13 millones. La comisaria desmiente que haya sufrido presiones de los patrocinadores para primar a una familia o una visión determinada: “Lo juro sobre la Bilblia y el Corán”, bromea.

La apertura plantea, como casi todas las colecciones de los viejos museos occidentales, algunas dudas éticas y políticas. El Louvre es el museo de la Revolución, la monarquía y la República laica, pero eso no le salva de las críticas de paternalismo y poscolonialismo; y países como Turquía reclaman sus piezas, alegando que fueron robadas durante invasiones o etapas de colonialismo occidental. Ante un grupo de periodistas extranjeros, los arquitectos y la comisaria pasan algunas fatigas para explicarse. Bellini sonríe cuando se le pregunta si tuvo un rapto de inspiración beduina: “Hice la cubierta modelando con mis propias manos”, se defiende. Ricciotti añade: “Hemos evitado el minimalismo, que es la anorexia del pensamiento; y todo paternalismo poscolonial. En Egipto me preguntaron cuál era mi legitimidad para hacer este proyecto. ¡Para construir un hospital no hace falta estar enfermo! Un tercio de la obra la han pagado los franceses con sus impuestos, y la han construido trabajadores franceses. Es una forma de estrechar la mano al arte islámico”.

La comisaria, visiblemente tensa, responde: “Yo no he robado nada a nadie. Muchas piezas son compradas. La historia de los museos es la que es. Y al Louvre viene gente de todas las nacionalidades posibles”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
user_50_vista_general_del_palacio_del_louvre

Vista general del palacio del Louvre. París. Ubicado en la margen derecha del Sena en París, es un antiguo palacio real situado entre los jardines de las Tullerías y la iglesia de Saint-Germain l'Auxerrois. Sus orígenes se remontan al período medieval, y su actual estructura ha evolucionado en etapas desde el siglo XVI. Actualmente este palacio es el gran museo de Francia y posiblemente el museo más famoso del mundo.


user_50_1_1350217071_796335

El Louvre ha inaugurado 5.000 metros cuadrados de salas destinadas al arte islámico en las que, a partir de ahora, se irán exponiendo los inmensos fondos del museo. El nuevo espacio está situado en el patio Visconti, donde los arquitectos milaneses Rudy Ricciotti y Mario Bellini han excavado doce metros en el subsuelo para habilitar una zona expositiva subterránea y han cubierto la planta baja con un original techado que asemeja un inmensa alfombra voladora integrada por 16.000 triángulos de vidrio y metal dorado que hermana el estilo Segundo Imperio con Las Mil y una Noches. Veintitres años después de que François Mitterrand inaugurara la controvertida pirámide de cristal que Ieoh Ming Pei instaló en la Cour Napoléon, esta nueva concesión del museo a la arquitectura de vanguardia tiene visos de convertirse en el símbolo del Louvre del siglo XXI.


user_50_3_1350216171_165695

La pinacoteca parisina posee un total de 18.000 piezas de arte islámico, creadas a lo largo de 1.200 años de historia en tres continentes (Asia, África, Europa). Desafortunadamente, el nuevo espacio sólo permite exhibir a la vez 3.000 de ellas, pero la dirección prevé organizar exposiciones temporales para ir mostrando la inmensa colección de obras procedentes de civilizaciones surgidas entre los siglos VII y XVIII, en un radio geográfico que va de España a la India, que tienen como denominador común la religión musulmana. Según Henri Loyrette, director del museo, las nuevas salas vienen a recordarnos "la vocación universal" del Louvre así como "la aportación del Islam a la cultura francesa".


user_50_2_1350216100_916669

El proyecto, con el que Jacques Chirac ya soñó en 2002, ha tenido un coste de 100 millones de euros y ha sido financiado al 57% por el Estado galo, mientras que el resto lo han puesto mecenas como el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, el rey Mohamed VI de Marruecos el emir de Kuwait o el sultán de Omán. Desde que Nicolas Sarkozy puso la primera piedra en verano de 2008, la obra ha tardado en finalizarse cuatro años, durante los cuales Ricciotti y Bellini han intervenido con el mayor cuidado en el patio que Luis Visconti construyó entre 1852 y 1857 por orden de Napoleón III en un estilo neobarroco muy típico del Segundo Imperio. "Los trabajos han ido muy despacio debido a las inmensas precauciones que había que tener para evitar cualquier accidente. ¡Piensa que del otro lado de la pared podía estar la Venus de Milo!", comenta Ricciotti.


user_50_4_1350216264_256871

Entre las 3.000 piezas que se exhiben en la actualidad destaca especialmente el Píxide de Al-Muguira (Córdoba, 968), una urna de marfil originaria de Al Andalus que perteneció al hijo del califa omeya Abderramán III y está decorada con 69 personajes. "Esta es la prueba de que, en el Islam, las inspiraciones interpretan de formas diversas la prohibición de la representación", comentó al verlo el Presidente de la República François Hollande, que inauguró las nuevas salas durante una semana de protestas en todo el mundo debido al controvertido filme "La inocencia de los musulmanes"


user_50_5_1350216316_709550

Las nuevas salas siguen un orden temático y cronológico y están llenas de textos explicativos, paneles interactivos y vídeos didácticos. Como explica la directora del Departamento de Arte Islámico del Louvre, Sophie Makariou, "se trata de que el visitante no lo confunda todo y pueda distinguir las distintas civilizaciones, desde la árabe hasta la andalusí, pasando por los otomanos, los, mamelucos o los persas". En la foto, una cabeza principesca persa, hecha en estuco con algunas huellas de policromía, hallada en Irán y datada entre el siglo XII y el XIII.


user_50_6_1350216388_309126

Los carteles del nuevo Louvre islámico están en francés, inglés y castellano, dado que se espera una gran afluencia de visitantes hispanohablantes. Además del Píxide de Al-Muguira cordobés, los españoles no deben perderse este León de Monzón (España, siglos XII-XIII), un bello bronce con grabados que formó parte en su día de la colección privada del pintor catalán residente en París Mariano Fortuny y Marsal.


user_50_7_1350216434_533590

Otra de las joyas de las nuevas salas islámicas del Louvre es este vaso Barberini, llamado así porque perteneció al cardenal florentino Maffeo Barberini (1568-1644), que fue papa bajo el nombre de Urbano VIII. Se trata de una vasija siria de mediados del siglo XIII, hecha en una aleación de cobre amartelado con grabados e incrustaciones de plata, por encargo del temible sultán de Egipto y Siria Al-Nâsir Salâh Al-Dîn Yûsuf, más conocido en occidente por el apelativo de Saladino.


user_50_10_1350216617_463222

Al margen del valor histórico-artístico, en las nuevas salas del Louvre dedicadas al arte islámico también hay piezas de precio incalculable como este puñal indio del siglo XVII cuya empuñadura está labrada en forma de cabeza de caballo. Casi medio kilo de acero damasquinado con oro Kundan e incrustaciones de jade, rubí y esmeralda. Fue legado al museo en 1922 por la baronesa Salomon de Rothschild.


user_50_9_1350216560_894359

Con 8,8 millones de entradas vendidas en 2011, el Louvre es el museo más visitado del mundo y eso le permite tener un importante presupuesto anual para adquisiciones. Mientras se realizaban los trabajos de acondicionamiento del patio Visconti, el Departamento de Artes Islámicas ha ido consiguiendo piezas para completar las colecciones. Una de sus últimas compras, el año pasado, fue este preciado tapiz de oración persa con nudos asimétricos, realizado en seda, pelo y lana, durante la primera mitad del siglo XVI.


user_50_8_1350216493_990336

Mosaicos, esculturas, azulejos, tapices, paneles esculpidos, vasijas de vidrio, armas... el Departamento de Arte Islámico del Louvre posee toda suerte de objetos de gran valor histórico y artístico, pequeños y grandes. Uno de los de mayor tamaño es este muro otomano llamado Muro del Tiempo, conjunto de cerámica encontrado en Turquía y datado entre los siglos XVI y XIX, reconstruido por los conservadores del museo hasta alcanzar unas dimensiones de 3 metros y medio de altura por 12 de largo.


user_50_el_patio_del_museo_del_louvre_por_la_noche_con_la_pir_mide_mostrada_en_el_centro

El patio del Museo del Louvre por la noche, con la Pirámide mostrada en el centro.

El Palacio del Louvre actual es una estructura casi rectangular, compuesta del Patio Cuadrado (la Cour Carrée) y dos alas que envuelven a la Cour Napoléon al norte y al sur. En el corazón de este complejo se encuentra la Pirámide del Louvre, sobre el centro de visitantes. El museo está dividido en tres alas: el Ala Sully al este, que contiene la Cour Carrée y las partes más antiguas del Louvre; el Ala Richelieu al norte y el Ala Denon que limita con el Sena al sur.

El enorme museo, cuyas salas y pasillos marcan un recorrido de varios kilómetros, fue sometido a una ambiciosa modernización en la década de 1980. En 1983, el presidente francés François Mitterrand propuso el plan Grand Louvre para renovar el edificio y trasladar el Ministerio de Hacienda fuera, permitiendo exposiciones por todo el edificio. Su elemento más visible fue la pirámide de cristal. Fue diseñada por el arquitecto Ieoh Ming Pei e inaugurada el 15 de octubre de 1988 para centralizar el acceso de los visitantes, que descienden por ella a un recibidor subterráneo por el que se accede a las diversas alas del museo. Controvertido al principio, se ha convertido en un monumento parisino arquitectónico. La segunda fase del plan Grand Louvre, La Pyramide Inversée (La pirámide invertida), fue terminada en 1993. En 2002, el número de visitantes se había doblado con respecto a la época anterior.

A pesar de tal modernización, varios sectores del Louvre seguían ocupados por organismos públicos, y sólo en fecha reciente se han desalojado y adaptado como salas de exposición. En marzo de 2004 se anunció la apertura de una nueva ala dedicada al arte del Islam. Para su diseño se convocó un concurso internacional en 2005. Se inauguró en el 2008, con una inversión de 50 millones de euros.



Fuentes: es.wikipedia.org y elmundo.es / Textos: Juan Manuel Bellver / Fotos: Museo del Louvre
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El 4 de Diciembre de 2012 se inauguró el nuevo museo del Louvre en Lens (Francia)


De la mina de carbón al ‘otro’ Louvre

El museo abre una sucursal en Lens, una de las zonas más castigadas de Francia



user_50_el_espectacular_edificio_de_cristal_y_acero_del_estudio_de_arquitectura_japon_s_acoge_el_louvre_de_lens_al_norte_de_francia

El espectacular edificio de cristal y acero del estudio de arquitectura japonés acoge el Louvre de Lens, al norte de Francia. / PHILIPPE HUGUEN (AFP)

La idea es de 2003: era presidente de la República Jacques Chirac. Diez años y dos presidentes después, el nuevo museo del Louvre ya está listo para ser inaugurado. El edificio de cristal y aluminio del estudio japonés SANAA, una sola planta con sótano, alargada como una serpiente, y dividida en seis grandes módulos, reposa sobre una vieja mina de carbón abandonada, la fosa 9-9 bis de Lens. El Louvre Lens mezcla gran modernidad por fuera y clasicismo por dentro, y trata de dar un impulso cultural y económico —como hizo el museo Guggenheim en Bilbao— a la región del Norte-Paso de Calais, la más joven del país, hoy muy golpeada por la crisis y conocida por haberse convertido en los últimos años en el feudo de Marine Le Pen, la líder del Frente Nacional.

El abrumador despliegue del Louvre de París, museo de museos, se ha desplazado a Lens en dosis reducidas, lo que permite al visitante abarcar todo el espacio en un solo día y sin morir en el intento. La primera sucursal del Louvre, que sigue el ejemplo del Centro Pompidou en Metz, es en todo caso un auténtico espectáculo. La gran colección del nuevo museo se expone en la sala más grande, la Gran Galería, bajo el título La galería del tiempo, y resume por orden cronológico la historia del arte desde Mesopotamia, Babilonia, Egipto, Grecia, Pompeya y Roma hasta el siglo XIX.

Se trata de un festín que desmayaría a Stendhal: hay obras de los siete departamentos del museo parisiense. Se exponen 70 obras antiguas, 45 de la edad media y 90 más que van desde el Renacimiento hasta la Francia de la Comuna. La colección tiene vocación semipermanente, porque estará en Lens durante cinco años, aunque cerca del 15% de las obras rotarán cada año con la idea de atraer más de una vez al público de la zona, 14 millones de habitantes en un radio de 200 kilómetros, aunque el museo espera 700.000 visitantes el primer año y más de medio millón a partir de 2014.


user_50_7755405485_le_musee_du_louvre_a_lens

Le musée du Louvre à Lens / ANTSON Franck

El paseo de la Gran Galería, que se cierra con el célebre cuadro de Delacroix La libertad guiando al pueblo (1830-1831), incluye joyas de Botticelli, Perugino, Rafael (el fabuloso retrato de Baldassarre Castiglione recién llegado de El Prado), El Greco, Rubens, Poussin, Maler, Rembrandt y Goya, que cierra la fantástica sección de los retratos con su evanescente Mariana Waldstrein, marquesa de Santa Cruz, pintado entre 1797 y 1800.

Se esperan más de 500.000 visitantes al año

El director del Louvre Lens, Xavier Dectot, y los comisarios de esta sección principal, Vincent Pomarède y Jean-Luc Martinez, partieron de “una idea sencilla”, explica Pomarède: “Se trata de mostrar más de 5.000 años de evolución exponiendo las obras del Louvre por orden temporal. Queríamos recorrer la historia del arte con un propósito didáctico, y a partir de ahí enriquecimos la muestra con los temas que atraviesan el tiempo: la naturaleza, la representación del poder, el hecho religioso, el retrato… Eso permite ver las idas y vueltas, las novedades absolutas, y apreciar cómo las distintas civilizaciones y escuelas tienen puntos de encuentro y sorprendentes elementos de contemporaneidad”.


user_50_reflejos_del_nuevo_louvre_de_lens_en_un_cuadro_de_giuseppe_arcimboldo

Reflejos del nuevo Louvre de Lens en uel cuadro de 'La Primavera' de Giuseppe Arcimboldo. / Michel Spingler (AP)


El proyecto, obra de los japoneses SANAA, costó 150 millones de euros

La gran colección se expone y se visita de frente, sin recovecos ni paredes. Cuando el espectador entra en la gran sala de 120 metros de largo por 30 de ancho tiene por delante todo lo que puede ver, empezando por lo más antiguo. La idea del museógrafo Adrien Gardère es que el mobiliario no estorbe, que los colores claros y mates del edificio ayuden a ver mejor los detalles de las obras, y que estas se agrupen en distintas minihistorias (el retrato, el paisaje, la mujer…) de distintas formas. Las Venus pintadas y esculpidas, símbolo del cuerpo femenino desde la antigüedad en adelante, aparecen en una línea recta; los retratos lo hacen en un gran rectángulo.

“La idea de la galería del tiempo surgió al principio del proyecto, pero no es definitiva. Cada cinco años queremos presentar nuevos temas y miradas”, explica Pomarède. “Y no necesariamente de forma cronológica, haremos recorridos distintos con ideas nuevas. Para nosotros Lens es un laboratorio, un lugar de experimentación que nos permite jugar con la colección del Louvre y renovarnos”.

La primera exposición temporal, que se abrirá, como el resto, el 12 de diciembre (12-12-12) se titula Renacimiento, y es otro auténtico lujo: la Santa Ana de Leonardo, que deja por primera vez el edificio parisiense situado frente al Jardín de las Tullerías tras ser restaurada, da pie a joyas de Miguel Ángel, Rafael, Perugino, Fra Angelico, Pisanello, Tiziano, Tintoretto…


El centro acogerá fondos del Louvre de París y grandes exposiciones


user_50_1354902284_055596_1354903744_sumario_grande

En medio de los nervios de la presentación, todos los responsables del nuevo Louvre subrayan que si el museo es un éxito será gracias al trabajo en equipo. El excepcional edificio de los arquitectos japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, cabezas visibles del estudio Sanaa que ganó el premio Pritzker en 2010, se adaptó a las necesidades de la colección. Cuando los científicos del Louvre decidieron que no querían colgar nada en las paredes, los arquitectos decidieron revestirlas con paneles de aluminio.


user_50_lens_louvre_1354615844_451569

El resultado es soberbio, pero si el edificio estuviera vacío también merecería la pena la visita: liviano como un biombo de papel de arroz, transparente y luminoso pese al cielo gris, su estructura larga y horizontal y sus líneas puras contrastan sin molestar nada con las casas de ladrillo rojo, los tejados a dos aguas y el paisaje verde y negro. Desde la puerta de entrada y desde la enorme recepción sin paredes, se ven las dos grandes colinas de carbón cercanas que atestiguan el pasado minero.

"Es una gran ocasión para reconsiderar nuestra misión", dice el director del Louvre

Los datos del nuevo museo, que será inaugurado hoy por el presidente de la República, François Hollande, no explican su belleza aunque dan idea de su potencia: 20 hectáreas de terreno, 7.000 metros cuadrados de espacio expositivo, 6.000 metros cuadrados más de acogida y servicios, una impresionante recepción de 3.600 metros cuadrados, un auditorio de 300 plazas y 6.000 árboles en el parque circundante. El coste total ha sido superior a los 150 millones de euros, de los cuales la región Norte-Paso de Calais ha aportado 88 millones, y 37 millones más proceden de los fondos europeos de desarrollo regional (FEDER).

La primera muestra albergará a Rafael, Leonardo, Miguel Ángel, Tiziano...

El resto lo ponen otras instituciones provinciales y locales, y el Estado francés, que aporta dos millones de euros. El presupuesto estimado para mantener el museo abierto todo el año es de 15 millones de euros. Se han creado 70 puestos de trabajo directo y 40 externos. Las entradas costarán nueve euros, y habrá abonos anuales de 15 euros.


user_50_goya_y_el_greco_formar_n_parte_del_nuevo_louvre_en_el_norte_de_francia

Goya y El Greco formarán parte del nuevo Louvre en el norte de Francia

Con 36.000 habitantes y una tasa de paro del 16%, Lens, situada a una hora de tren de París y cerca de Bélgica, Holanda, Inglaterra y Alemania, permitirá al Louvre renovar el viejo espíritu de la Revolución francesa, según explica su director, Henri Loyrette: “El museo del Louvre se creó para estar al servicio del pueblo, y esta es una gran ocasión para reconsiderar nuestra misión, interrogar a nuestras colecciones, salir de nuestras paredes habituales y mirar un poco más lejos. Esperamos sobre todo dos cosas: que la población de Norte-Paso de Calais se apropie del museo, y que los fieles del museo del Louvre sientan ganas de venir”.


user_50_la_llibertat_guiant_el_poble_delacroix

La Libertad guiando al pueblo (La Liberté guidant le peuple). Eugène Delacroix, 1830. Óleo sobre lienzo, 260 cm × 325 cm. Obra Conservada en el Museo del Louvre de París, ahora cedida para la inaugaración del nuevo Louvre de Lens.



Louvre bis


- El segundo Louvre está ubicado en Lens, ciudad de 36.000 habitantes situada en la región de Nord-Pas de Calais (norte de Francia). El museo se construyó sobre los terrenos de las antiguas minas de carbón.

- La sucursal del Louvre de París espera más de medio millón de visitantes al año.

- El edificio de cristal y acero, obra de los arquitectos japoneses Sejima y Nishizawa, alberga 28.000 metros cuadrados de espacios expositivos.

- El proyecto ha costado 150 millones de euros y será inaugurado hoy por el presidente de la República francesa, François Hollande.

- Le Louvre-Lens acogerá obras de la colección permanente y de los depósitos del Louvre parisiense, así como exposiciones temporales.


user_50_entrada_de_la_nueva_sede_del_louvre_en_lens

Entrada de la nueva sede del Louvre en Lens.

- Su web



Fuentes: elpais.com / lainformacion.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MUSEO DEL LOUVRE (París) 
 
El Louvre, banco de pruebas del museo futuro


Henri Loyrette, presidente del museo francés, se propuso levantar tres grandes proyectos

En septiembre se abrieron las nuevas salas islámicas en París

Esta semana se ha inaugurado la sede en Lens

... y la sucursal en Abu Dhabi espera su turno




user_50_1354902284_055596_1354903424_noticia_grande

Paul Cézanne decía que el Louvre es un libro al que entramos para aprender”, le gusta repetir a Henri Loyrette, presidente director de este museo desde 2001. Una puerta al conocimiento que traspasan 35.000 personas en un día corriente, 45.000 cuando no dejan entrar a uno más. País en miniatura que, como el Prado, busca una mayor autonomía económica en medio de la debacle, establece acuerdos con museos internacionales (“nació con una vocación universal”), busca la forma de que los turistas vean algo más que la Gioconda e incluso inaugura faraónicos proyectos que hoy ya no se abordarían. Loyrette (París, 1952) está pletórico. En septiembre se abrieron las nuevas salas de arte islámico, que costaron casi 100 millones de euros, y esta semana es el turno de una “antena” del museo en la minera y deprimida ciudad de Lens. Los 60.000 metros cuadrados de exposición en París no son suficientes para tanto patrimonio.

Este apéndice en Lens se anunció en 2003 y fueron varias las ciudades candidatas. “Lo que me interesaba es que tuviese un carácter social, no una ciudad con cultura. Está en una zona (Pas de Calais) industrial, muy tocada por el desempleo (15%) y que ha sufrido todas las guerras. Es una forma de reparación. Hay un objetivo muy distinto del Centro Pompidou de Metz, que está en una bella ciudad de cultura”, cuenta el presidente durante un encuentro con prensa internacional. Comparte mantel en un restaurante de París con periodistas llegados de Beirut, Río o Hong Kong y reina un ambiente distendido en el que Loyrette se deja de formalismos, aunque sin abandonar sus exquisitos modales, acordes a su infancia en el elitista Neully.


user_50_entrada_de_la_nueva_sede_del_louvre_en_lens_1355144850_600291

Entrada de la nueva sede del Louvre en Lens.

Lens, que cerró sus minas hace seis años, cuenta con una ubicación idónea, a un tiro de piedra de París (una hora en tren de alta velocidad), Bruselas o Reino Unido.“Habrá una exposición allí sobre la guerra de 1914. Me parece importante mostrar la guerra de la forma instructiva en que lo hacen los alemanes”, sostiene Loyrette. A diferencia de otros museos, Lens no contará con una colección propia, sino que lo alimentará el depósito de la central. “Vayan a verlo. Es el edificio más bello que se ha levantado en este siglo”, asegura orgulloso. Se refiere al luminoso y minimalista edificio de vidrio de 20.000 metros cuadrados proyectado por los japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa.

    Según un estudio, por cada euro aportado por el Estado al Louvre, este proporciona a la sociedad diez.

De madre suiza (“no se puede ser perfecto”), Loyrette se graduó en historia del siglo XIX y llegó a ser el director del Museo Orsay de 1994 a 2001, aunque trabajaba como comisario desde 1978. “El Orsay se ocupa de la segunda mitad del siglo XIX y ante un cuadro de Monet no hay que explicar nada. Te emocionas. Sin embargo, si estás delante de un poussin en el Louvre, necesitas una explicación para comprenderlo. No es solo un objeto bello. Hay que entender el componente filosófico”.

Cada presidente de la República quiere legar algo a la historia a través del Louvre. François Mitterrand cortó la cinta del ala de exposiciones Richelieu y la pirámide de cristal de Ieoh Ming Pei. Con el listón tan alto, su sucesor, Jacques Chirac, discutió largamente con Loyrette qué rumbo dar al museo cuando este último llegó al cargo en 2001. Idearon crear un departamento de arte ruso y finalmente se decantaron por resaltar su soberbia colección de arte islámico. “La decisión se tomó antes de los atentados del 11-S”, aclara el director, y reconoce que tras estos el proyecto adquirió más peso. “Ahora es muy importante conocer esa cultura”. Tres mil piezas de arte musulmán, persa, turco y mongol se exponen en las nuevas salas. Las ampara un techo ondulado y dorado, del estudio de arquitectos de Mario Bellini y Rudy Ricciotti, que simula un velo en movimiento. Tras su apertura en septiembre por François Hollande (a Nicolas Sarkozy le faltaron semanas), Loyrette pudo hacer el primer tachón en su blog de asuntos pendientes. Le tocaba, pues, el turno a Lens.

La crisis no se ha llevado por delante su proyecto más faraónico y controvertido: la sucursal en Abu Dhabi de Jean Nouvel que se debía inaugurar en 2013 y cuyas obras van a comenzar finalmente el próximo trimestre. Por su construcción, acordada en 2007, el emirato va a desembolsar 1.000 millones de euros, más 400 por poder usar comercialmente el nombre del Louvre durante 30 años. A cambio, Francia prestará obras de varios museos. El edificio no estará aislado. Se prevé la construcción de un nuevo Guggenheim, un campo de golf y una sede de la Universidad de Nueva York.

    Me interesaba que el museo de Lens tuviese un carácter social

Hollande ha decretado un recorte en el gasto público de 30.000 millones de euros en dos años, así que nunca los petrodólares se han recibido con mayor alegría. “Es normal que, si se pide un esfuerzo a todos, el Louvre también reduzca. Ustedes en España lo saben bien. Hay que deshacerse de lo más innecesario”. Hasta ahora disponían de un presupuesto de unos 200 millones de euros anuales: 100 del Estado, 100 de ingresos propios y mecenazgo (el Prado recibirá en 2013 11,2 millones de las arcas públicas, un 29,5% menos que este curso). “El dinero público se va en los sueldos y en el mantenimiento del Louvre y de los jardines que llegan hasta la plaza de la Concordia. Así que toda la política del museo se refugia en nuestros fondos. Por eso tenemos que pensar qué esfuerzos hacemos. Somos también una fuente de recursos para el país. Según un estudio, por cada euro aportado por el Estado al Louvre, este proporciona a la sociedad diez. Lo que supone 1.000 millones de euros por año”. Pronto, dice, solo el 45% del presupuesto provendrá del Estado (en el Prado supone el 40%). “Habrá que preguntarse entonces qué es un museo nacional, qué es un servicio público. Son cuestiones muy importantes e interesantes. ¿Ocurre también en España, verdad?”, pregunta.

Ríe con franqueza y excusa su familiaridad cuando se le pregunta por la Gioconda del Prado. “¿Su Gioconda? Si puede ser llamada Gioconda a su pintura, a su fea copia. No, no es así. Bromeo. Es un lienzo muy bonito, pero no tiene nada que hacer ante Leonardo”. Ambas obras no se verán juntas en Madrid durante su mandato. “Es un cuadro muy delicado y complicado de transportar. ¡Son terribles estos periodistas!”. Enseguida lo arregla. “España ha cambiado mucho en poco tiempo. Sus museos son formidables. Nosotros trabajamos mucho con el Prado y La Caixa”. A nadie escapa que algunas de estas entidades autonómicas apenas albergan contenido y él se muestra compasivo: “Sí, esa locura se ha extendido por todas partes”.


user_50_louvre_abu_dhabi_graphic

Ahora la sucursal del Louvre en Abu Dhabi espera su turno. El proyecto es de Jean Nouvel y el espectacular museo se debía inaugurar en 2013 y cuyas obras van a comenzar finalmente el próximo trimestre, así que la inauguración se tendrá que retrasar.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 2 of 4
Goto page Previous  1, 2, 3, 4  Next



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events