Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Museo Louvre De Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Museo Louvre De Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a el Louvre Abu Dhabi es un museo en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, inaugurado oficialmente el 8 de noviembre de 2017.​ Es uno de los componentes de un gigantesco distrito cultural erigido en la isla de Saadiyat, junto a otros tres museos y a un centro de entretenimiento.


 11_1583575336_705664

El 7 de marzo de 2007, el museo del Louvre en París anunció que asociaría su nombre con el de este nuevo museo, como parte de un acuerdo de treinta años entre la ciudad de Abu Dabi y el Gobierno francés.​ El museo, diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, tiene una superficie de unos 24.000 m² y el costo de la construcción ha sido estimado entre 833​ y 108 millones de euros.

Se ha previsto que este museo exhibiría obras de arte de todo el mundo, con un enfoque centrado en tender un puente entre el arte occidental y el oriental; sin embargo, es un proyecto que ha ocasionado gran controversia en el mundo del arte, dado que han surgido muchas objeciones con respecto a la legitimidad de los motivos financieros del Louvre tras el acuerdo.


 12_1583575384_102703

Inauguración.

Como parte de la creación de un distrito cultural en Abu Dabi, en la isla de Saadiyat («isla de la Felicidad»), el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos se dirigió a Francia en 2005 para negociar la realización y desarrollo de un museo universal, cuyo proyecto arquitectónico estaría a cargo de Jean Nouvel, diseñador del museo del muelle Branly. Ambos países firmaron el 6 de marzo de 2007 un acuerdo sobre el particular que organiza esta operación de cooperación cultural durante 30 años y prevé que el museo llevará el nombre de Louvre Abu Dabi.

El acuerdo fue firmado por Renaud Donnedieu de Vabres, entonces ministro de Cultura francés, y por el Sheik Sultán bin Tahnoon Al Nahyan. El arquitecto elegido, que presentó en el acto una maqueta del futuro museo, fue Jean Nouvel —autor del Instituto del Mundo Árabe y el Museo del muelle Branly en París— y el desarrollo del proyecto competería a la ingeniería internacional Buro Happold.


 14_1583575465_111595
 
Francia sería la responsable del asesoramiento en las áreas de diseño y construcción del edificio y de desarrollar el proyecto científico y cultural del museo. Desde la inauguración del museo y durante los siguientes diez años, el Louvre Abu Dabi recibirá en préstamo obras de las colecciones francesas (300 en el primer año, 250 a partir del cuarto año y 200 desde el séptimo al décimo año).2​ Del mismo modo, durante quince años, Francia proporcionará anualmente al Louvre Abu Dabi cuatro exposiciones. Por último, ayudará al museo a crear una colección propia para ir reemplazando progresivamente las obras en préstamo de los museos franceses.

Los Emiratos Árabes Unidos, a su vez, se comprometieron a aportar alrededor de 700 millones de euros (944 millones de dólares)3​ en treinta años, que beneficiarán a los socios del Louvre y otros museos participantes en la operación. Para aplicar este acuerdo de cooperación cultural, Francia ha creado una estructura específica, la Agence France-Muséums, cuyos accionistas son una docena de establecimientos culturales franceses.


 15_1583575532_258254

El contrato prohíbe la creación de cualquier operación similar con el nombre de Louvre en cualquier otro de los emiratos de los EAU, Arabia Saudita, Kuwait, Omán, Baréin, Catar, Egipto, Jordania, Siria, Líbano, Irán o Irak.​ El presidente francés Jacques Chirac elogió el acuerdo con Abu Dabi, al afirmar que reflejaba «una cierta idea del mundo» en la que cada parte, «orgullosa de sus raíces y de su identidad, es consciente de la dignidad igual de todas las culturas».
Según los socios en los Emiratos Árabes Unidos:

    La agencia de Museos franceses operará en colaboración con la Compañía de inversión y desarrollo turístico que está detrás de la transformación de la isla de Saadiyat. Estará dirigida por un financiero francés y un miembro de la Académie des Beaux-Arts, Marc Ladreit de Lacharriere, editor de la Revue des deux mondes. Bruno Maquart, el ex director ejecutivo del Centro Pompidou, ocupará la posición de Director ejecutivo.
    (13 de agosto de 2007)

    Al elegir a Louvre, el emirato de Abu Dabi no solo sella una alianza con el museo más conocido y visitado del mundo, sino selecciona uno que, desde su mismo inicio, tiene una vocación de llegar al mundo, a la esencia de la humanidad, por medio de la contemplación de las obras de arte.
    Jacques Chirac (8 de septiembre de 2008)

El acuerdo con el Louvre fue refrendado por el Parlamento de Francia el 9 de octubre de 2007.


 000_1583574698_291313

Maqueta de la isla de Saadiyat. En orden de proximidad: Museo Nacional Zayed, Louvre Abu Dhabi y Guggenheim Abu Dhabi.

Ubicación. El distrito cultural de la isla de Saadiyat albergará el conjunto más grande de bienes culturales de clase mundial.15​ Además del Louvre Abu Dabi, incluirá el Museo Nacional Sheihk Zayed, que será diseñado por la compañía constructora basada en el Reino Unido, Foster and Partners bajo la dirección de Norman Foster; el Guggenheim Abu Dhabi, museo de arte contemporáneo, el Guggenheim más grande del mundo y el único ubicado en el Medio Oriente; un centro de artes escénicas diseñado por Zaha Hadid; un museo marítimo con el diseño de Tadao Ando y varios pabellones de arte.


 10_1583575286_526225

Costos. Abu Dabi pagó 525 millones de dólares para estar asociado con el nombre Louvre y un adicional de 747 millones de dólares a cambio de préstamos de obras de arte, exhibiciones especiales y asesoría para la gestión.16​ Además, se estimó que el coste de construcción del edificio que albergará el museo ascendería a una suma de entre 83 y 108 millones de euros, aunque las estimaciones varían.

Así, las condiciones financieras que asumió Abu Dabi por su asociación con el Louvre se desglosaron en el acuerdo de la siguiente manera:

Asesoramiento desde la entrada en vigor del acuerdo: una compensación total de alrededor de 165 millones de euros.

Colección permanente: para la constitución de la colección permanente en propiedad del museo se deberán reservar 40 millones de euros anuales;


 16_1583582816_809024

Louvre Abu Dhabi Crystal Art by Wei Wei

Exposiciones temporales: el presupuesto anual para las exposiciones será de alrededor de 13 millones de euros o alrededor de 195 millones de euros excluidos los seguros en toda la duración del acuerdo.

Préstamos fuera de las exposiciones temporales: por la movilización de las obras necesarias para el programa de préstamos, 190 millones de euros durante un período de diez años.

Nombre del Louvre: 400 millones de euros a abonar del siguiente modo: 150 millones de euros en los treinta días posteriores a la firma del acuerdo; 62,5 millones en la inauguración del museo; 62,5 millones cinco años después de la inauguración; 62,5 millones diez años después de la apertura; y 62,5 millones quince años después de la apertura.

Mecenazgo para el Museo del Louvre: 25 millones de euros. Las salas de uno de los pisos del Pavillon de Flore en el Louvre llevarán el nombre de una personalidad eminente de los Emiratos Árabes Unidos.


 17_1583584728_649876

Édouard Manet - Nature morte au cabas et à l'ail

Obras de arte a exponer. Se han planteado algunos interrogantes sobre la naturaleza de las obras de arte que serán expuestas en el Museo; sin embargo, según The National: «el tipo y naturaleza de las exposiciones planificadas para el Louvre Abu Dabi de ninguna manera se han visto afectadas por el hecho de que el nuevo museo estaría en un país musulmán, afirmó el sr. Loyrette».


 18_1583584775_515518

Rembrandt - Oil Study of Christ

    Los temas y las composiciones han sido libremente discutidas con nuestros socios en Abu Dabi y no ha habido ninguna petición para evitar determinados temas. La política de exposiciones será establecida considerando la excelencia y el alto estándar de calidad. Como nuevo museo, esperamos que el Louvre Abu Dabi será parte de la comunidad internacional.
    (Henri Loyrette)

    Se ha señalado que el Museo expondrá obras de varios museos franceses, incluyendo el Louvre, el Centro Pompidou, el Museo de Orsay y el Palacio de Versalles;13​ sin embargo, Donnedieu de Vabres, ministro de Cultura francés, declaró que el Louvre «no vendería ninguna de sus 35.000 piezas de colección actualmente en exposición». A su vez, Henri Loyrette, director del Louvre, declaró:
No estará dedicado al arte occidental, sino que mostrará toda clase de creaciones artísticas. Establecerá un diálogo entre Occidente y Oriente, entre el Norte y el Sur. Como tal, el Louvre Abu Dabi expondrá arte proveniente del Medio Oriente.
    (Henri Loyrette)


Diseño y construcción del edificio del museo. El museo se diseñó como una «estructura de cúpula aparentemente flotante» que permitirá que la luz solar se filtre a través de ella. El efecto en conjunto está planeado para que represente los «rayos de luz solar pasando a través de palmeras datileras en un oasis».18​19​ El área total del museo será de aproximadamente 24.000 m²: la colección permanente ocupará 6.000 m² y las exposiciones temporales ocuparan unos 2.000 m² adicionales más.

Sobre el concepto del museo, el arquitecto Jean Nouvel ha declarado:

Lo hemos cubierto con una gran cúpula, una forma común para todas las civilizaciones. Hecha de una red de diversos patrones entrelazados con un techo translúcido, la cúpula permitirá que una mágica luz difusa ingrese al espacio en la tradición de la gran arquitectura árabe.

Las obras de construcción del Louvre Abu Dabi empezaron oficialmente el 26 de mayo de 2009. Para marcar el inicio de las obras de construcción, Khalifa bin Zayed Al Nahayan, príncipe de Abu Dabi, y Nicolas Sarkozy, presidente de Francia, inauguraron la exposición «Hablando de arte: Louvre Abu Dabi» en la Galería 1 del Hotel Palacio Emiratos que incluyó 19 obras de arte compradas en los últimos 18 años para el Louvre Abu Dabi, así como obras en préstamo de los museos nacionales franceses.


 09_1583574753_250433

Le Bohémien, obra de Édouard Manet, fechada en 1861-1862, es una de las adquisiciones del Museo Louvre Abu Dhabi.


Adquisiciones
 
Desde principios de 2009, el Louvre de Abu Dabi ha comenzado a adquirir obras para su colección permanente. La colección comprende unas 40 obras, que van desde la antigüedad hasta el siglo XX.23​ Algunas de estas adquisiciones son:

   . Fíbula de Domagnano (siglo V)
   . Le Christ montrant ses plaies (1515), gran Cristo bávaro
   . Nymphes au bain (1776), de Louis Jean François Lagrenée
   . Nature morte au cabas et à l'ail y Le Bohémien, dos obras de Édouard Manet de 1861-62
   . Composition With Blue, Red, Yellow and Black (1922) de Piet Mondrian (cuadro que antes perteneció a Yves Saint Laurent y Pierre Bergé)
   . Breton Boys de Paul Gauguin
   . The Subjugated Reader de René Magritte
   . El Buen Samaritano de Jacob Jordaens
   . Retrato de una Dama de Pablo Picasso (1928)
   . Virgen con el Niño de Giovanni Bellini (1480-1485)
   . Partido Bezique de Gustave Caillebotte (1881)
   . Antropometría (ANT 110) de Yves Klein (1960)


 19_1583584833_972515

Gustave Caillebotte, La Partie de bésigue (1881), Louvre Abou Dabi.


 20_1583584883_472362

Kaire. Ayoucha assise restored


 21_1583584929_394829

Jordaens - Podhorce, 1616

Espero que la recopilación de información e imágenes que he recogido del Museo Louvre de Abu Dhabi os resulten interesantes





Jean Nouvel atraviesa el desierto


El arquitecto francés inaugura este miércoles su Louvre Abu Dhabi, catedral del arte en los Emiratos Árabes Unidos, donde reinterpreta elementos tradicionales de la cultura islámica



 00_1510046368_946673
 
Vista del Louvre Abu Dhabi. MOHAMED SOMJI

En esta realidad alternativa, las plantas y los cactus californianos habrían teñido su fachada de cristal de un verde incandescente. En el 10000 de Santa Monica Boulevard, en la frontera oeste de Beverly Hills, debería hacer lucido un imponente rascacielos de 45 plantas, anunciado en 2008 como el último proyecto de quien entonces parecía el arquitecto del momento. Jean Nouvel (Fumel, Francia, 1945) se acababa de alzar, en marzo de aquel año, con el Premio Pritzker, máxima recompensa existente para un arquitecto vivo. Su agenda rebosaba de proyectos en todo el mundo occidental. Hasta que la llegada de la crisis de las subprimes, solo seis meses después, dejó en suspenso todos sus plantes de futuro. “Fui el primer arquitecto que se enteró”, recuerda esta esfinge de look budista y grueso acento del suroeste francés en un despacho acristalado de su agencia parisiense. Si tuvo ese privilegio fue porque, una tarde de septiembre de 2008, le llamaron para anunciarle el hundimiento de Lehman Brothers, de quienes dependían las finanzas de la promotora de su torre verde. Entendió de inmediato que su edificio no vería la luz, pero también que la economía de medio mundo iba a dar un vuelco drástico.


 02_1510046593_798577

También su carrera vivió algo parecido a un terremoto. Mientras el centro económico del mundo se desplazaba hacia la antigua Ruta de la Seda, también lo hizo el propio Nouvel. De contar con un 40% de encargos en España, pasó a trabajar en las economías antiguamente conocidas como emergentes y en otras que ya llevaban tiempo consolidadas, como China, Qatar o los Emiratos Árabes Unidos. “La crisis me llevó a trabajar en países donde puede que nunca hubiera trabajado”, reconoce. El primer resultado visible de esta década de deslocalización geográfica llega con el Louvre Abu Dhabi, museo universal de las civilizaciones que inaugurará el próximo miércoles el presidente francés, Emmanuel Macron, en la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Dentro de una semana quedará abierto al público, dejando a la vista una colección de 600 obras pertenecientes a todas las culturas del planeta, que se expondrán usando un método comparativo. El objetivo no es solo atraer a miles de nuevos visitantes hacia este opulento rincón del golfo Pérsico, sino también abrir un diálogo intercultural que provoque otro tipo de efectos. “En el contexto político actual, tiene su importancia defender que no existe una verdad única y que cada civilización merece un respeto”, sostiene Nouvel. También aspira a que el nuevo Louvre sea algo más que un lugar donde ver arte. “En el siglo XXI, un museo no puede ser una caja cerrada con llave. Me inspiro en el concepto griego del ágora, entendido como un lugar donde se produce un intercambio de ideas”, añade.


 03_1510046612_143105

Pese a todo, en esta nueva calibración del mapamundi del arte, el arquitecto se niega a interpretar el papel del embajador de la vieja ­Europa. “Mi filosofía es contextual. Este museo es indisociable del lugar donde ha sido construido. Aspira a pertenecer a un país, a una geografía y a una historia determinados, pero sin ser una traducción llana de su herencia cultural”, responde. Este Louvre del Golfo parece responder, más bien, a una adaptación libre de esa misma tradición. Su elemento más distintivo es una cúpula gigantesca, de 180 metros de diámetro, que poco tiene que ver con las que abundan de Marraquech a Samarcanda. Está formada por un hojaldre de ocho capas superpuestas, que componen innumerables arabescos que logran filtrar la luz solar y proyectarla sobre una medina algo sobredimensionada, formada por 55 edificios de tonos pálidos. “La gran arquitectura árabe siempre es geometría y luz. Busqué una singularidad respecto a esa herencia. Recordé la luz de los zocos y el sol filtrado por los palmerales, que dibuja manchas sobre la arena del desierto”, explica Nouvel, evocando sus viajes de juventud por Egipto y el Magreb. “Hace años que me opongo a una arquitectura clonada y homogeneizada, que no aspira a echar raíces en el lugar que la acoge. Para mí, eso es la muerte de la civilización”. Sigue calificando a Mies van der Rohe como “un héroe”, aunque la idea de que sus edificios fueran “generalizables” le parece “incorrecta”. Tampoco la tentación de Le Corbusier de hacer tabula rasa con la historia le parece que funcione: “Nunca se puede echar toda la historia en la basura. Aunque en el presente no nos situamos en la historia, sino en lo real. Cuando uno construye un edificio, es hic et nunc. Aquí y ahora”.


 01_1510046348_675974
 
Jean Nouvel. GUILLAUME LAPIERRE

Nouvel ha encontrado otras soluciones al reto de reinterpretar la arquitectura de tradición islámica, si comparamos el nuevo Louvre con el Instituto del Mundo Árabe, su primer edificio a la orilla del Sena, hace ya 30 años, cuyas celosías mecánicas ya anunciaban su obsesión por la filtración de la luz, una constante en su carrera. Aun así, el arquitecto no quiere oír hablar de marcas de estilo. De hecho, se le ha recriminado, a veces, que no tenga una propia. “Para mí, tener un estilo no es repetir el mismo vocabulario formal ad nauseam. Es apostar por la permanencia de una actitud intelectual”, contesta Nouvel. Es decir, responder siempre a ese sacrosanto contexto. “Uno de los problemas de los arquitectos del siglo XX es que se consideraron artistas. No digo que lo que hacían no fuera arte, pero se les contagió una enfermedad muy propia de los artistas: apropiarse de un campo formal y luego no salir de él. Trabajar con el color blanco, construir solo con ladrillo o limitarse a crear formas triangulares. Pero, a diferencia de un artista, un arquitecto nunca está solo en el mundo”, dice Nouvel, que se inició como pintor antes de convertirse en discípulo de Claude Parent, padre de la función oblicua. Nouvel se repone con esta catedral del arte en las dunas del desierto al desengaño que supuso su último proyecto de envergadura, la Filarmónica de París, inaugurada en 2015 con la fachada “inacabada”, el plan original “martirizado” y los acabados “saboteados”, según su responsable. Aunque tampoco este Louvre quedó a salvo de la controversia en el microcosmos cultural francés. Pocos meses antes de su llegada al frente del proyecto, una pequeña multitud de comisarios y teóricos franceses se negaron a aceptar lo que consideraban una prostitución del patrimonio francés a cambio de un puñado de petrodólares. “Me escandalizó. Se dijeron cosas como ‘¿Para qué necesitan ellos un museo?’ o ‘¿Cuidarán bien de nuestras obras?’. La polémica se desinfló cuando quedó claro que esos argumentos eran propios de la extrema derecha”, comenta Nouvel. El arquitecto no cree que la cultura religiosa de los Emiratos y la falta de libertades cívicas, como la de expresión, supongan un problema para desarrollar el proyecto y el resto de pinacotecas, como el Museo Nacional de Norman Foster y el nuevo Guggenheim de Frank Gehry, que deberían empezar a construirse “entre 2018 y 2019”, según Nouvel. “El intercambio de información es el único factor que puede hacernos sentir optimistas”, dice el arquitecto. “Proyectos como el Louvre posibilitan un cambio que no sucederá de la noche a la mañana. Pero nos dirigimos hacia una situación en la que se admitirá que el otro, el que piensa distinto, no es automáticamente un infiel o un descreído”.

Publicado por EL PAÍS el 7 de marzo de 2007



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Museo Louvre Abu Dhabi ubicado en la capital de los Emiratos Árabes Unidos.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, traveler.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Domingo, 08 Marzo 2020, 11:47; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Inauguración Del Museo Louvre De Abu Dhabi 
 
Abu Dabi estrena su Louvre de los 1.000 millones

Una maravilla de sombra y luz. El museo de Jean Nouvel acogerá obras del Louvre (Leonardo, Monet y Manet, Picasso...) a cambio de mil millones a lo largo de 30 años


 01_1510144755_994434

El Louvre de Abu Dabi. Ver vídeo

Hubo un tiempo en el que la tierra se partió en dos en los Emiratos Árabes Unidos y se inundó de petróleo. Corría 1969 cuando comenzaron a exportarlo y los ingresos se contaban por millones. Sin embargo, Rashid Bin Saeed Al Maktoum, Primer Ministro hasta 1990, solía decir: «Mi abuelo andaba en camello, mi padre también. Yo manejo un Mercedes, mi hijo y su hijo un Land Rover, pero el nieto de mi hijo volverá al camello». Supo que el crudo era pasajero y tanto él como sus sucesores tuvieron la visión de invertir en infraestructura: el Burj Khalifa, el Dubai Mail, el Ferrari World, el puerto Palma Jumeirah o la Isla de Yas son algunos ejemplos. El siguiente paso era convertir la isla de Saadiyat, en Abu Dabi, en el conjunto de bienes culturales más grande del mundo.

Así, junto a los futuros Guggenheim de Frank Gehry, Centro de Artes Escénicas de Zaha Hadid, Museo Zayed de Norman Foster y Museo Marítimo de Tadao Ando, el próximo sábado abrirá sus puertas el primer brazo del Louvre en el extranjero, una pinacoteca universal que centrará la atención en historias humanas compartidas entre civilizaciones. Esta franquicia árabe, cuya construcción comenzó el 26 de mayo de 2009 y cuyo presupuesto supera los 500 millones de euros, representa una medina organizada en 55 edificios entre los que se distribuyen 12 galerías, un auditorio, un museo infantil, una zona de investigación, tiendas y restaurantes. Ésta está basada en uno de los principales símbolos de la cultura árabe: la cúpula.
«Cualquier persona puede identificarse con algo en este museo: una pintura, un artefacto, un sentimiento. Es un lugar abierto al mundo», subrayó, ayer, Mohamed Khalifa Al Mubarak, presidente del Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi, durante la presentación del espacio. Por eso, este domo presenta una pequeña y moderna diferencia: está duplicado y es plano. Tiene un diámetro de 180 metros y ofrece una geometría perforada aleatoriamente que crea una sombra punteada con ráfagas de sol, provocando lo que su arquitecto y diseñador, Jean Nouvel, calificó como una «lluvia de luz».

El visitante, así, puede caminar por los paseos que miran al mar bajo la cúpula, compuesta por casi 8.000 estrellas de metal únicas, de tal modo que cuando la luz del sol se filtra se crea un movimiento lumínico que recuerda a las palmeras datileras superpuestas en los oasis del país. «Quería crear una especie de microclima protegido, una sensación de felicidad y tranquilidad al mismo tiempo», sostuvo Nouvel. «Hay algo que no podemos perder de vista: este museo debía tener raíces propias del país que lo acoge. Por eso, utilicé símbolos árabes».

Su intención era forjar un puente entre civilizaciones, por eso, para reforzar esta idea, el museo muestra obras de todo el mundo, integrando el arte occidental y el oriental bajo un mismo techo. La ruta comienza en el vestíbulo, donde se reivindica la importancia de temas como la maternidad y los rituales funerarios, para pasar a explorar conceptos como religión, el intercambio de rutas comerciales, el papel del individuo y la globalización. «Esto es más que un museo», explicó Manuel Rabaté, director del Louvre de Abu Dabi. «Es una metáfora universal de diálogo. Queremos celebrar la humanidad y su conexión a través de una colección como ésta».

Entre sus obras más importantes se incluyen una Princesa de Bactria de finales del tercer milenio antes de Cristo, una pulsera de oro con cabeza de león de hace 3.000 años, la pintura de René MagritteEl lector subyugado, un collage de 1928 de Picasso titulado Retrato de una dama, nueve lienzos del artista contemporáneo Cy Twombly y la representación fotográfica más antigua conocida de una mujer con velo. «A través de esta visión global se puede explorar la historia del arte en un contexto nuevo y con el fin de integrar a todo el mundo», añadió Rabaté sobre las más de 600 obras expuestas, de las cuales 300 son préstamos de instituciones francesas asociadas, como La Belle Ferronnière de Leonardo Da Vinci, Saint-Lazare station de Claude Monet, The Fife Player de Edouard Manet, Still Life with Magnolia de Henri Matisse y el Globe de Vincenzo Coronelli.

El acuerdo firmado entre ambos países recoge que, a partir de la inauguración y durante los siguientes 10 años, el Louvre emiratí recibirá en préstamo obras de las colecciones más importantes de Francia. El país galo, en ese sentido, ayudará al museo a crear una colección permanente propia para ir reemplazándolas progresivamente. Además, durante 15 años proporcionará anualmente cuatro exposiciones. Los Emiratos, por su parte, se comprometen a aportar alrededor de mil millones de euros a lo largo de los 30 años y seis meses que el Louvre de París cede su nombre a la nueva pinacoteca. «Nos hemos pasado una década pensando en el público, organizando exposiciones y haciendo programas que permitan desarrollar nuestra cultura», destacó Hissa Al Dhaheri, subdirectora del Louvre de Abu Dabi. «Nuestro principal objetivo es inspirar, pues éste será nuestro legado».


 00_1510144848_591725

El primer paso para conseguirlo es la exposición inaugural, From one Louvre to another: opening a museum for everyone, que se presentará el 21 de diciembre. En ella se rastrea la historia del Museo del Louvre en París y tendrá en cuenta 145 obras de las colecciones reales de Versalles bajo el reinado de Luis XIV, continuará con la residencia de la Academia y Salones en este palacio para artistas y concluirá con la creación del moderno Museo del Louvre.

El entorno en el que está enclavado también ha permitido desarrollar un programa de arte exterior, extendiendo la experiencia más allá de sus paredes y permitiendo interactuar con el espíritu del museo y el tejido de la arquitectura. Por un lado, el artista italiano Giuseppe Penone ha creado Germination, una instalación de cuatro partes que revela la fascinación del artista con el uso de materiales orgánicos, como árboles, para resaltar la conexión entre el hombre, la naturaleza y la cultura.

Por otro, la artista estadounidense Jenny Holzer ha creado tres muros de piedra grabados con textos de importantes fuentes históricas de todo el mundo. «Decidimos crear un museo universal que amparase a todas la generaciones», concluyó Jean-Luc Martinez, presidente de la pinacoteca parisina que, con 7,4 millones de visitantes en 2016 se ha convierto en una de las más visitadas del mundo. «Representa magia y demuestra innovación. Hay mucho más que arte».


elmundo.es / FOTOS: GIUSEPPE CACACE
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Inauguración Del Museo Louvre De Abu Dhabi 
 
El Louvre Abu Dabi ve la luz en el desierto

El primer “museo universal del mundo árabe”, diseñado por Jean Nouvel, abre sus puertas 10 años después del acuerdo entre el Gobierno francés y el emirato



 00_1510145344_349185

Vista nocturna del Louvre de Abu Dabi con los rascacielos de la capital emiratí al fondo. Kamran Jebreili

El rictus de extrañeza de Van Gogh parecía hoy por la mañana acentuarse en la sala del Louvre de Abu Dabi en la que uno de sus autorretratos (pintado en 1887) ejerce de atracción principal. Tal vez se estuviera haciendo la pregunta del gran viajero Bruce Chatwin —“¿qué hago yo aquí?”—, mientras unos 300 periodistas recorrían en el día de su presentación al mundo el interior de la última creación del arquitecto Jean Nouvel. Tras la visita este martes del presidente francés,  Emmanuel Macron, el museo abrirá el sábado, 11 de noviembre, sus puertas al público tras 10 años (y cinco de retraso sobre el plan inicial). El coste de su construcción ha ascendido a más de 500 millones de euros.

Paseando por sus dependencias, donde por la mañana todo olía a nuevo, fue inevitable pensar que la cultura de la franquicia artística cruza esta semana un nuevo Rubicón. ¿Tiene sentido lejos de su contexto occidental una pintura de Mondrian, primera obra que el museo adquirió en 2009 para su colección permanente? Seguramente el mismo, opina Manuel Rabaté, director de la sucursal en el emirato, que cuando Napoleón se llevó de regreso de su campaña egipcia, a finales del siglo XVIII, un montón de piezas de arte que acabaron en el acervo del museo del Louvre, el más visitado del mundo (7,3 millones de entradas vendidas en 2016). Algunas de esas obras hacen ahora el viaje de vuelta a la región, junto al célebre retrato del emperador cruzando los Alpes, de Jacques-Louis David. “¿No ha sido siempre ese intercambio de objetos el que ha regido la historia de los museos?”, se ha preguntado Rabaté después de una abarrotada conferencia de prensa en la que se agotaron los superlativos (“un día histórico”, “el más ambicioso proyecto del siglo XXI”, “un evento que será recordado durante generaciones”…).

Casi toda la atención y los flases fueron para la majestuosa cúpula de 180 metros de diámetro y 7.500 toneladas que cubre el complejo. La celosía, perforada por estrellas de formas irregulares, deja entrar el sol creando reflejos caprichosos en el patio en torno al que se articula el museo. Este martes, un día de noviembre por encima de los 30 grados, se han agradecido las corrientes de aire que la estructura propicia.

El relato arranca en el año 6.500 a. C., fecha de un busto monumental bicéfalo, hallado en el yacimiento jordano de Ayn Ghazal, y termina hoy mismo, en la forma de un bajorrelieve de inspiración mesopotámica creado para el centro por la artista de los mensajes lumínicos, Jenny  Holzer. La ordenación es doble, cronológica y temática, y las salas se suceden distribuidas por asuntos como la cosmografía, el nacimiento de los primeros imperios o la creación del mundo moderno. Todo tiene una clara intención pedagógica, tal vez porque, como ha argumentado la subdirectora del museo, Hissa Al Dhaheri, se trata “también de generar una comunidad de amantes del arte en Abu Dabi, hasta ahora muy modesta”. Atraer, al estilo del Guggenheim de Bilbao, a los pudientes miembros de la tribu global del turismo cultural es otro de los objetivos declarados de la institución.

Entre las obras llegadas gracias al acuerdo gubernamental entre el emirato y Francia, que facilita el préstamo de una agencia que gestiona las colecciones no solo del Louvre, sino de otras 12 instituciones, como el Pompidou, el Orsay o el Quai Branly, destacan pinturas de Manet, Leonardo Da Vinci o Rothko, esculturas de Ramsés II o Giacometti y fotografías de Man Ray. La regla, que cuenta con sus propias excepciones, es que las piezas se queden aquí durante un año antes de ser reemplazadas por otras nuevas enviadas desde París.

El efecto logrado es el de un museo totalizador en miniatura, en cuyas últimas salas se hace evidente otro de los grandes males del arte de nuestro tiempo: la uniformidad de la nómina de artistas seleccionados. Un yves klein aquí, un smithson allá o un ai weiwei un poco más lejos pugnan por la atención del visitante. El conjunto es al mismo tiempo un final y un principio de lo que la sucursal de Abu Dabi persigue, según el presidente del Louvre (original) Jean-Luc Martinez: “Contar cómo hemos llegado a esto a través de las interconexiones culturales que se han dado a lo largo de la historia de la humanidad". Por suerte o por desgracia, ni Van Gogh ni Chatwin están entre nosotros para corroborarlo.

El efecto buscado es el "de un ágora", ha explicado Nouvel. A su alrededor se levantan los 55 cubos blancos que albergan las galerías, el restaurante y el resto de las zonas comunes. “Quiero pensar en el conjunto como en una medina árabe, con sus calles estrechas que separan las casas”, ha añadido el arquitecto, que defiende como estrategia la mimesis con las tradiciones constructivas del lugar frente a los edificios que caen como “paracaidistas”.

Siendo justos, la construcción, que se antoja pequeña cuando uno se acerca a ella desde la ciudad y crece una vez en el interior, se asemeja más a un ovni. Y cumple con creces su primera función: la celosía ya es símbolo del edificio, ubicuo en folletos, en bolsas de tela y en las señales de tráfico que indican el camino hacia la isla de Saadiyat, donde el recién estrenado icono de este nuevo mundo de rascacielos, autopistas y otros espejismos del desierto se yergue en mitad de un no-lugar, donde todo, aparcamientos, jardines y otros museos como el postergado Guggenheim de Abu Dabi, está aún por terminar.

“El primer museo universal del mundo árabe”, según reza el eslogan, propone desde el punto de vista museológico una lectura de inevitable sesgo francés de la historia del arte, el poder transformador del viaje, las civilizaciones y la globalización. El recorrido, compuesto por unos 600 objetos (la mitad, préstamos franceses y la otra mitad, de la incipiente colección permanente), está señalado por una museografía en la que no se han ahorrado materiales costosos y que a ratos se hace un tanto kitsch (ay, esas vitrinas triangulares).


 000_1510145498_600624

Ver vídeo


Acuerdos y préstamos millonarios

El acuerdo entre Abu Dabi y Francia, firmado en marzo de 2007, incluye el permiso para usar el nombre del Louvre durante 30 años y seis meses, así como la obligación de prestar obras para las galerías del nuevo museo durante 10 años en una cantidad que irá decreciendo de las 300 actuales, según vaya aumentando su colección permanente, que ya cuenta con más de 600 piezas. El Louvre de Abu Dabi tiene derecho a préstamos para exposiciones temporales durante 15 años. Por todo ello, se acordó el pago de unos 1.000 millones de euros.

El Louvre de Abu Dabi es el primero de los grandes proyectos terminados en la isla de Saadiyat, con la que el emirato pretende incentivar el turismo con el reclamo de la cultura. Se prevé la construcción de una sucursal del Guggenheim, diseñada por Frank Gehry, así como el Museo Nacional Zayed, obra de Norman Foster. Para este centro, el emirato había firmado una colaboración con el British Museum, que la institución londinense dio por terminada en octubre. Ambos proyectos han sufrido graves retrasos.


elpais.com
VÍDEO: REUTERS-QUALITY
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Inauguración Del Museo Louvre De Abu Dhabi 
 
El Louvre de Abu Dhabi, en imágenes

El museo es el primero en llevar el nombre del Louvre fuera de Francia, presenta alrededor de 600 piezas en una estructura moderna y llena de luz en armonía con su entorno de isla desierta



 01_1510145724_845426

Interior de una de las salas del museo Louvre de Abu Dabi. Etiquetado como "el primer museo universal del mundo árabe", se sitúa en la baja Saadiyat Island, un centro de turismo y cultura en desarrollo a 500 metros de la costa de la capital de los Emiratos Árabes Unidos.
SATISH KUMAR REUTERS


 02_1510145783_148857

Imagen de diversas estelas funerarias cristianas, judías y musulmanas en el museo del Louvre de Abu Dabi. Bajo el acuerdo de concesión de 30 años que han firmado con el Louvre de Francia, el país galo proveerá la experiencia, obras de arte y exhibiciones temporales a cambio de más de mil millones de euros.
Kamran Jebreili AP


 03_1510145830_453906

'Fuente de luz', del artista chino Ai Weiwei, en el Louvre de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos). Alrededor del 5% del museo está dedicado a arte moderno y contemporáneo.
Kamran Jebreili - AP


 04_1510145882_768336

Un funcionario de Emiratos Árabes Unidos camina bajo la cúpula del Louvre de Abu Dabi. La majestuosa cúpula de 180 metros de diámetro y 7.500 toneladas que cubre el complejo está perforada por estrellas de formas irregulares, que dejan entrar el sol creando reflejos caprichosos en el patio en torno al que se articula el museo.
Kamran Jebreili-  AP


 05_1510145910_696989

Una mujer observa una estatua expuesta en una galería del Louvre de Abu Dabi durante un pase para prensa. El recorrido, compuesto por unos 600 objetos (la mitad, préstamos franceses y la otra mitad, de la incipiente colección permanente), arranca en el año 6.500 a. C. y termina hoy mismo, con un bajorrelieve de inspiración mesopotámica de la artista de los mensajes lumínicos, Jenny Holzer.
GIUSEPPE CACACE AFP


 06_1510145948_649141

Una mujer posa frente a una serie de paneles titulados 'Untitled I-IX', del pintor norteamericano Cy Twembly, en el museo Louvre de Abu Dabi.
GIUSEPPE CACACE AFP


 07_1510145979_145679

Vista de la cúpula del museo del Louvre de Abu Dabi. Dos tercios del museo está cubierto por una cúpula de 180 metros de diámetro que proporciona una agradable sombra para huir del sol abrasador del Golfo. El efecto buscado es el “de un ágora”, según explicó el arquitecto Jean Nouvel.
GIUSEPPE CACACE AFP


 08_1510146017_782910

Vista exterior del museo del Louvre de Abu Dabi, diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel. El arquitecto se inspiró por la posción de la isla "entre la arena y el mar, la sombra y la luz", según la página web del museo.
GIUSEPPE CACACE AFP


 09_1510146057_525246

Restauradores del museo reparan la escultura 'El hombre que camina, sobre una columna', de Rodin, hecho en 2006 por Fonderie Coubertin, en el museo del Louvre de Abu Dabi.
Kamran Jebreili - AP


 10_1510146128_197624

Dos mujeres pasan frente al tapiz medieval de 'Daniel y Nebuchadnezzar'. Jack Lang, exministro de cultura francés, ha declarado que el Louvre de Abu Dabi será mucho más universal que el de París. "Es una oportunidad para abrir la idea de un museo a diferentes continentes y civilizaciones".
GIUSEPPE CACACE AFP


 11_1510146236_216734

Un trabajador limpia una ventana bajo la cúpula del museo Louvre de Abu Dabi. “Quiero pensar en el conjunto como en una medina árabe, con sus calles estrechas que separan las casas”, dijo el arquitecto Jean Nouvel, que defiende como estrategia la mimesis con las tradiciones constructivas del lugar frente a los edificios que caen como “paracaidistas”.
Kamran Jebreili AP


 12_1510146300_599589

Una empleada de la limpieza barre junto al cuadro 'Napoleón cruzando los Alpes', del francés Jacques-Louis David, en el Louvre de Abu Dabi. Trece museos franceses, incluidos el Museo D'Orsay y el Palacio de Versalles donarán también hasta 300 obras durante el primer año, entre las que se incluyen 'La Belle Ferronière', de Leonardo da Vinci, 'Napoleón cruzando los Alpes', de Jacques-Louis David, o un autorretrato de Vincent Van Gogh.
GIUSEPPE CACACE AFP


 13_1510146352_609500

Un hombre camina por una galería del Louvre de Abu Dabi. Será el primero de tres museos que abrirán sus puertas al público en Saadiyat Island, donde los Emiratos Árabaes Unidos planean abrir el Guggenheim Abu Dabi, diseñado por Frank Gehry, y el Museo Nacional Zayed, diseñado por Norman Foster.
Kamran Jebreili AP


 000_1510146381_558787

Dos funcionarios de Emiratos Árabes Unidos pasean por el museo Louvre de Abu Dabi. En el recinto están expuestas más de 250 obras de arte de la colección Emirati, incluyendo obras del francés Edouard Manet, del holandés Piet Mondrian o del turco Osman Hamdi Bey.
SATISH KUMAR REUTERS


 00_1510146441_641174

Vista nocturna del museo del Louvre de Abu Dabi. El arquitecto Jean Nouvel declaró que para él lo mejor de la arquitectura árabe es unir la geometría y la luz, por eso el "sol se filtra por la cúpula como una lluvia de luz delicada y protectora reflejando la interacción constante de luces y sombras en el país".
Kamran Jebreili - AP



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Museo Louvre De Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) 
 
Un recorrido por el Louvre de Abu Dhabi
 
Paseando por la impresionante arquitectura del Louvre de Abu Dhabi y su colección de arte universal.


 01_1583574246_991645

Abu Dhabi ya no es la ciudad a la que hacer una excursión de día, o como stopover de una escala hacia otro punto del mundo, ahora brilla con cientos de motivos para postularse como destino en sí misma. Restaurantes, hoteles, playas y, por supuesto, cultura, es lo que ofrece la capital de los Emiratos Árabes Unidos. ¿El must see de la ciudad? El Louvre Abu Dhabi en la isla de Saadiyat. Dos años después de su apertura, lo hemos visitado y esto es todo lo que hemos descubierto.


DIEZ AÑOS PARA LA APERTURA DE UN MUSEO NO EXENTO DE POLÉMICA

Cuando el mundo se enteró de que el Louvre iba a abrir una segunda sede en Abu Dhabi, muchas fueron las dudas. ¿Qué pintaba un museo como la joya de París en un lugar como este? 2007 fue el año en el que se anunció que la pinacoteca contaría con una segunda sede en el Emirato, en 2009 arrancaron las obras y 2012 era la fecha de su esperada apertura no exenta de polémica.

 
 02_1583574276_649082

La crisis económica, un tira y afloja constante y tensiones políticas, hicieron que se tardase la friolera de 10 años en presentar al mundo su proyecto.

Pero, al fin y al cabo, el arte unió lo que la política no pudo y ambos países juntos, nos brindaron uno de los lugares más espectaculares que puede visitarse en Oriente Medio. Entre sus muros, el mundo árabe y occidente se abrazan para revelar una historia universal, que atrajo a más de 1 millón de visitantes en su primer año de vida, siendo un 60% extranjeros y un 40% locales.


BELLEZA ETÉREA Y UN HITO ARQUITECTÓNICO: ASÍ ES EL EDIFICIO DEL LOUVRE ABU DHABI

Mucho se ha escrito y se ha dicho, pero lo que sí que es cierto, es que el Louvre Abu Dhabi impresiona. Muchos dijeron de él que era el museo más bonito del mundo y razón no les faltaba. Verlo a lo lejos, rodeado de aguas de color turquesa, hace pensar que flota sobre el mar, con una arquitectura tan liviana y etérea, como bella. Cubos blancos y una majestuosa cúpula que captan la atención de cualquiera.
 

 03_1583574308_635051

El edificio es obra del Premio Pritzker, Jean Nouvel, autor de nuestro Museo Reina Sofía o del Museo Nacional de Catar en Doha.

¿La inspiración? Una medina árabe. De esas recubiertas por chamizo o telas, entre las cuales se cuelan rayos de luz y que por la noche deja entrever las estrellas. De este mismo modo, Nouvel diseñó una cúpula de 180 metros de diámetro y 7.500 toneladas de peso -casi tanto como la torre Eiffel al completo-, formada por 7850 estrellas de metal que aíslan al visitante de las altas temperaturas y hacen que solo se pueda mirar hacia arriba. Bajo ella, 55 edificios individuales e interconectados entre sí que albergan las 26 espacios que conforman el museo.
 

UNA COLECCIÓN PERMANENTE QUE NARRA LA HISTORIA UNIVERSAL
 

 04_1583574349_703605

La Historia de la Humanidad en el Louvre de Abu Dhabi

El Louvre Abu Dhabi nació como un diálogo y cruce entre civilizaciones. Este punto tenía que verse necesariamente reflejado en su exposición permanente. ¿Cómo nació entonces su colección?

Jean-Luc Martinez, director del Museo del Louvre parisino, hacía balance un año después de su apertura: “La colaboración excepcional entre los socios del museo francés y nuestros colegas en los Emiratos Árabes Unidos está en el corazón de este éxito, no solo gracias a la calidad de los 300 préstamos artísticos -junto con una colección Emiratí ya rica de por sí-, sino también debido a la ambición de las exposiciones internacionales”.

Así, la sede de Abu Dhabi, es un conglomerado entre la propia colección de los Emiratos Árabes Unidos y préstamos de sedes como el Museo Nacional del Sultanato de Omán, el Museo Nacional Al Ain o la ciudad de Dubái, del parisino museo del Louvre y préstamos de obras capitales de otras instituciones colaboradoras del francés, eso sí, por un período de 10 años.


 05_1583574397_375785
 
Plaza del Louvre de Abu Dhabi

De la prehistoria al arte contemporáneo. La muestra permanente del Louvre discurre por 12 salas en las que se narra la Historia de la Humanidad a través de diferentes expresiones artísticas. A todo visitante se le da la bienvenida en el Gran Vestíbulo, un espacio que funciona a modo de viaje iniciático para el tour por sus diferentes salas.

A modo de narración cronológica, las galerías arrancan con los primeros pobladores, de aquellos asentamientos que nos dejaron vestigios allá por el año 10.000 a.C. Avanzar por sus salas da pie a las grandes civilizaciones antiguas. Egipto, representado entre otras cosas por una escultura de Ramsés II sobre un trono o Mesopotamia. Los Imperios Persas, Griego y Romano, encuentran aquí su razón de ser, así como la historia de las religiones universales, todo presentado en un clima de convivencia y entendimiento. También los tesoros de las grandes rutas del comercio entre África, Asia y Europa, con delicadas porcelanas chinas y sedas, o los intercambios que unieron el Mediterráneo con el Atlántico y el descubrimiento de las Américas, hasta llegar a tiempos contemporáneos.


 06_1583574419_593448
 
Una de las salas del Louvre de Abu Dhabi

Del mismo modo que avanza la historia, lo hacen las obras del museo, donde poder admirar obras maestras como un 'Autorretrato' de Van Gogh, 'La Belle Ferroniere' de Leonardo da Vinci o 'Composición con azul, rojo, amarillo y negro' de Piet Mondrian, hasta llegar al fin del camino, con la instalación 'Für die Luft' (por el aire), de la austriaca Susana Fritscher, que con miles de filamentos translúcidos, dialoga con el propio museo, su arquitectura y su luz.


Y EXPOSICIONES TEMPORALES...

Hace apenas unos días, el museo clausuraba una deliciosa muestra que recogía 10.000 años de lujo. A través de mobiliario, joyería, moda u obras de diseño, se contaba una historia con delicadas piezas de honorables firmas como Cartier, Chanel o Yves Saint Laurent. También con hitos como la perla de Abu Dhabi, conocida como la más antigua del mundo, o la Boscoreale Treasure, una extensa colección de cubertería de época romana, todo ello comisariado por Olivier Gabet, director del Museé des Arts Décoratifs.


 07_1583574448_483599
 
Sala de Louvre Abu Dhabi

El Louvre de Abu Dhabi tiene el peso de una institución centenaria, pero a su vez, es un museo joven, lo que le permite experimentar, tanto en discurso expositivo, como en lo que traen a sus salas. Testigo de ese carácter audaz y como complemento a esta exposición, en una de las plataformas que parecen flotar sobre el mar, se instaló dentro de una habitación de cristal, 'USO, The Perfumed Cloud' de Cartier. ¿Alguna vez deseaste andar entre las nubes? La experiencia consistía en ascender por una escalera de caracol hasta una nube de perfume, con un significado profundo y místico.


 08_1583574498_320472

Sala de Louvre Abu Dhabi

Del 19 de febrero al 30 de mayo de 2020, el museo acoge la exposición Furusiyya: el arte de la caballería entre Oriente y Occidente, una muestra que explora las raíces del noble arte de la caballería, sus códigos alrededor del mundo o cómo era la figura de un caballero en pleno combate a través de 130 obras de arte, desde el siglo X hasta principios del XVI.

En paralelo, del 15 de abril al 11 de julio, el museo apostará por el cine con Charlie Chaplin: Cuando el arte conoció el cine con una conversación entre las películas de Chaplin y las creaciones de la vanguardia de la misma época con las que convivieron (Surrealismo o Dadaísmo), con obras de Chagall, Léger o Kupka.

 
traveler.es / Ismail Noor
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario