Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Arquitectos Mundiales. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 2 de 2
Ir a la página Anterior  1, 2
 
Ai Weiwei (Diseñador)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Exposición


Weiwei deslumbra en Londres

El autor revive en la Real Academia de Arte el cautiverio sufrido y su crítica a la censura china con su obra 'S.A.C.R.E.D'


 00_1442345549_785809

El artista y activista chino Ai Weiwei.

De puntillas, como un curioso observador más, Ai Weiwei se paseó sigilosamente a primera hora de la mañana entre sus 'Árboles' nudosos, encendió la luz del vertiginoso 'Candelabro de Bicicletas', tembló con las 90 toneladas de barras de acero que emulan las fosas tectónicas del terremoto de Sichuan, y finalmente revivió la pesadilla de su propio cautiverio, con dos guardias montando guardia hasta la taza del váter.

Weiwei quiso pasar desapercibido en el patio de la Real Academia de Artes de Londres, pese a la persecución a la que le sometieron las cámaras, ante las que improvisó algunas de sus aguerridas poses, pidiendo pacíficamente guerra e interpretando su papel del artista "maldito" de China. Weiwei prefirió no decir nada y dejar que sus obras hablaran por él. Ya lo dijo el viernes, en su primera comparecencia ante la prensa tras su primer viaje al extranjero en cinco años: "La censura ha estado y estará siempre presente en China"...

La censura cae del cielo, acecha en cada esquina, flota en el aire. La censura es como un cangrejo ('he xie' en chino) que se engancha y no te suelta, ni siquiera en internet, donde el crustáceo simboliza la "mordaza", por mucho que el régimen se empeñe es disfrazarla de "armonía", en un "doble lenguaje" orwelliano que Weiwei maneja contra la corriente.

'He Xie' se titula precisamente la inquietante instalación de tres mil cangrejos de porcelana, pintados de rojos y de negro, amontonados ante la pared blanca, anhelando un espacio de autonomía y libertad que aún está lejos, muy lejos.Weiwei no sabe exactamente por qué le devolvieron el pasaporte, a tiempo para el estreno de su exposición en Londres (más complicado fue conseguir el visado británico, donde le obligaban a detallar sus antecedentes "penales"). El artista chino no cree que Pekín haya aflojado la soga: "Cada caso es particular, yo sólo puedo hablar por mí... Eso sí, antes de salir me aseguré de que me van dejar volver".

Y todo eso a pesar de disparar a su manera contra el régimen con 'S.A.C.R.E.D', la recreación de su 81 días de confinamiento. Presentada en la Bienal de Venecia, la obra cobra sin embargo una relevancia especial en presencia del artista, recreado en seis dioramas que pueden seguirse como un "via crucis". El papel del espectador consiste en espiar desde los ventanucos y contemplar sin palabras la secuencia del artista en su celda: mirando el techo por la noche, comiendo unos mendrugos o cagando ante la presencia constante de dos soldados inseparables.

"Decidí reducir las figuras para dar la idea de que se trata más de un juego que de la realidad", confiesa Weiwei a Tim Marlow, el director artístico de la Royal Academy, en fuciones de anfitrión de honor del artista chino. "No puedo decir que mi reacción inmediata a lo que ocurrió fuera la rabia. Pienso que en el arte tienes el deber de transformar tus sentimientos primarios en algo que resulte en un claro lenguaje, para que la gente pueda entender claramente tu historia". Weiwei, eterno deudor de Duchamp, a caballo entre el arte conceptual y el minimalismo, huye del calificativo de "artista político", pero asegura que no puede evitar que sus obras de "politicen" por sí mismas...

"Tengo que asumir mi realidad: crecí en esta sociedad. Mi padre y su generación fueron víctimas de la censura política. Y hoy por hoy sigo sufriendo restricciones por esta situación. Como artista, sé que encontraré la manera en mi lenguaje para tratar con el problema. Puede que ese sea mi problema, pero es también el problema de una nación. Así que si vamos a examinar mi arte y mis opiniones políticas, creo que las dos son inseparables".

El vínculo intimísimo del artista con su país, al que regresó en 1993 tras su larga estancia americana, se reforzó de una manera trágica e imprevista en el terremoto de Sichuan en el 2008. Estupefacto ante la magnitud del desastre, Weiwei se quedó sin palabras mientras intentaba colaborar con la ayuda humanitaria. La frialdad con la que el régimen quiso hacer invisibles a las víctimas fue el acicate final para 'Straight', una instalación que toca la fibra humana y asusta por su gigantismo.

Weiwei eligió las barras de refuerzo de acero, retorcidas por el seísmo, como símbolo de la destrucción y la reconstrucción. Un equipo de más de cien personas ayudó a recuperar entre los escombros hasta 90 toneladas de metal retorcido. Las barras fueron enderezadas hasta recuperar su forma original y recrear, una vez amontonadas, las fracturas y fricciones de las fallas geológicas.

Los nombres de los 5.000 estudiantes muertos en el terremoto se suceden en las paredes blancas, como una presencia etérea que merece ser recordada. Conseguir sus nombres fue una tarea titánica, frente a la resistencia de las autoridades locales. Weiwei ilustró esa búsqueda en una sucesión de fotos y en un documental que intensifican el dramatismo de la poderosa instalación.

"Subversión del poder del Estado"... Esa fue la acusación que recibió Weiwei cuando fue detenido hace cuatro años si previo aviso, después de haber sido amenazado y hostigado de todas las formas posibles. "La acusación iba principalmente dirigida contra mi persona, no contra mi obra. Lo que molestaba no era tanto lo que hacía como la repercusión que lograba fuera y mis contactos con artistas y periodistas. Aunque no hace mucho, en China, alguien me dijo: 'Tu arte es tu vida'. No sé si considerarlo como un reconocimiento".

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
El Ai Weiwei más político se consagra en Londres

La Royal Academy expone las obras creadas durante su confinamiento en China



 00_1442391106_328706

Ai Weiwei posa junto a su escultura 'Coloured Vases' mientras revisa las obras de la muestra de la Royal Academy. / Alex B. Huckle (Getty Images)



El 12 de mayo de 2008, el terrible terremoto de Sichuan destrozó la vida de miles de chinos, niños en su mayor parte que se encontraban en unas escuelas levantadas sobre materiales de derribo. El dolor por los muertos se acrecentó al saber que la corrupción había tenido un papel determinante en las muertes. Ai Weiwei (Pekin, 1957), ya entonces un prestigioso arquitecto, reconocido por sus instalaciones y por su arquitectura, se puso a investigar las razones de lo ocurrido y los nombres de los muertos, en colaboración con su equipo y con las familias de los afectados. Cada día, varios nombres se sumaban a una lista difundida en un blog que alcanzó los 5196 apartados en los que se detallaba el nombre de la persona desaparecida. Fue demasiado para un régimen acostumbrado a imponer la ley del silencio y fue entonces cuando comenzó el calvario del artista. Cárcel, arresto domiciliario, acusaciones de evasión de impuestos, bigamia… En ese tiempo, el artista no pudo viajar, pero sus exposiciones se multiplicaron por todo el mundo. Esta primavera, sin saber bien por qué, Ai Weiwei recuperó el pasaporte y pudo salir de su país. En China no estuvo inactivo. Producto de aquel drama realizó la instalación Derecho (2008-2012), un doloroso y sobrio monumento dedicado a las víctimas del terremoto creado con 90 toneladas de barras de refuerzo recogidas por el propio artista y dobladas a mano; unas barras que debieran de haber sido de acero para dar solidez al hormigón armado. La instalación forma parte de la exposición que la Royal Academy (RA) abre al público el día 19 con una veintena de espectaculares piezas realizadas en su mayor parte durante su forzoso cautiverio en China. Titulada sencillamente Ai Weiwei, es un recorrido por los temas que más preocupan al artista: la violación de los derechos humanos y el ocultamiento de la información.

Considerada la casa de los artistas desde su fundación, la Royal Academy estaba ayer expectante por la posible llegada de Ai Weiwei al acto de presentación con la prensa internacional. Al menos durante la mañana, no fue así. Alguien aseguró que se encontraba en las proximidades del edificio de Piccadilly, pero no se le vio. Otros aseguraban que posiblemente ya se encontraba en Berlín, en casa de su hijo Ai Lao, el lugar al que viajó directamente nada más recuperar el pasaporte. El pasado viernes pidió a los organizadores que convocaran a la prensa local. Habló de la satisfacción que le producía volver a exponer en Londres (donde se celebró una de sus muestras más aplaudidas, consistente en llenar de pipas de girasol hechas con cerámica la sala de turbinas de la Tate) y pidió más ayuda para los refugiados que intentan entrar en Europa.

Los comisarios de la exposición, Tim Marlow y Adrian Locke, fueron los encargados de recorrer una exposición concebida como un espectacular repaso de las últimas obras del artista. "Estamos ante uno de los artistas más importantes del mundo", afirmó Marlow, "y en el Reino Unido no se le ha reconocido como se merece. Es hora de rectificar y compartir con el gran público el talento de un artista radical, político, arquitectónico, histórico, poético, innovador y transformador".

La muestra, realizada bajo criterios del artista se extiende por las galerías principales de la Royal Academy. Cada pieza ocupa las salas que rodean el acceso principal, de manera que desde cada sala se percibe lo que se muestra en los espacios colaterales.

La primera y descomunal pieza se encuentra el patio de acceso a la Academia. Son ocho formas de árboles hechas con madera de diferentes especies procedentes del Sur de China. Para conseguir traer esos restos, la RA recaudó 100.000 libras con aportaciones de particulares, a cambio de grabados de edición limitada. "Llegaron aportaciones de todo el mundo", contaron ayer los comisarios, "y así ha sido posible dar a conocer por sus méritos artísticos a un creador conocido mundialmente por sus persecuciones".

Ya dentro del edificio, y tras un breve repaso por algunas de sus piezas más conocidas de los noventa, como el retrato en forma de ahorcado dedicado a Duchamp, uno de los artistas que más le ha inspirado, se accede a una instalación con la que responde a la repetida pregunta de cómo fue su vida en la cárcel. La obra, Cámara de vigilancia (2010), que estuvo en Venecia durante la Bienal de 2013, narra a través de dioramas que se proyectan dentro de grandes bloques de acero cómo fueron esos tiempos. Se ve a Ai Weiwei con el mono de presidiario con dos policías pegados a su espalda aun cuando se entrega a tareas tan corrientes como sentarse a comer, dormir o asearse.

Su amor por la arqueología y su afán por transformar la memoria se ve en piezas como Caos (2014). Todo el suelo de la sala está ocupado por pequeñas esculturas en forma de planta hechas con mármol. Es un jardín-homenaje a los miles de personas que cada año mueren en China por problemas respiratorios contraídos por la contaminación brutalice afecta toda la ciudad. Y están hechas con mármol porque este es el material que, tanto durante el imperio como durante la dictadura comunista, se utilizó para las decoraciones más fastuosas. Dos cámaras de video, también de mármol, completan la pieza.

Casa de cangrejos (2013), recuerda la famosa instalación de pipas de la Tate. Aquí ha utilizado también la cerámica para recrear 3.000 crustáceos rojos y verde oscuro que se extienden por el suelo y trepan por las paredes.

Tres vídeos ubicados en diferentes salas, recogen intervenciones públicas del artista en las que habla de su drama y rememora momentos como cuando le quemaron el estudio o fue detenido. Sus palabras se mezclan con las de expertos y compañeros que piden atención a su obra y condenan su calvario.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei y sus toneladas de memoria histórica


Málaga muestra sus esculturas del zodiaco chino, inspiradas en el palacio Yuanming Yuan



 00_1442649753_101755

Algunas de las piezas de Ai Weiwei expuestas en el CAC Málaga. / García-Santos

Las 12 esculturas de bronce de los animales del zodiaco chino de Ai Weiwei (Pekín, 1957) están inspiradas en la fuente-reloj del antiguo palacio de verano de Yuanming Yuan, arrasado y expoliado durante la Segunda Guerra del Opio (1857-1860). Un gran pie como el de una copa sostiene las enormes cabezas, esculpidas por el artista para recuperar la memoria de uno de los tesoros perdidos de su país. Cada pieza supera los tres metros de altura y ronda los 450 kilos de peso. El montaje Circle of Animals / Zodiac Heads, procedente del Yuz Museum de Shanghái, se expone en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga por primera vez en España hasta el próximo 6 de diciembre.

La instalación se puede visitar desde este viernes por la tarde, unas horas antes de que la Royal Academy of Arts de Londres abra sus puertas a la obra más reciente de Ai Weiwei, el artista al que le llueven los halagos por su trabajo, su compromiso con los derechos humanos, su inconformismo y su disidencia política. La exposición de Málaga, comisariada por Fernando Francés, se adentra en la tradición china y en la recuperación de la memoria nacional, uno de los temas recurrentes del autor.

Había expectación ante la posible aparición del artista en el CAC este viernes por la mañana (a los organizadores les ha asegurado que tiene la intención de visitar el centro, aunque se desconoce el día), pero igual que ocurrió en Londres, Ai Weiwei no acudió a la presentación de la muestra. El creador de El Nido de Pekín, que recuperó su pasaporte en julio pasado tras cuatro años sin poder salir de China, tiene permiso del Gobierno británico para permanecer en este país hasta el 29 de septiembre y se encuentra en la capital inglesa. El jueves participó en una marcha por las calles de la ciudad para pedir a la Unión Europea más generosidad con los refugiados que huyen de zonas en guerra.

Los protagonistas de la exposición inédita en España son las pesadas cabezas del zodiaco chino, colocadas en círculo, tal y como adornaban la fuente del antiguo palacio devastado y saqueado por los colonizadores. Rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo. Los animales de Ai Weiwei, terminados de producir en 2010, fueron exhibidos un año más tarde en varias ciudades de Estados Unidos. El montaje de Nueva York se hizo a la intemperie (a la entrada de Central Park), igual que en el Museo Nacional de Antropología (MNA) de México, a donde viajó a mediados de 2014. En la sala del CAC Málaga, una luz cae verticalmente sobre las piezas, algo que oscurece las sombras que se proyectan sobre el suelo y “agudiza el dramatismo” de la composición, explica Francés.

Este museo inició los contactos para intentar mostrar la obra del disidente chino hace cuatro años y la posibilidad de que fuera Circle of Animals / Zodiac Heads se concretó hace uno, cuando Ai Weiwei tenía prohibido salir de China. Las autoridades le requisaron el pasaporte en 2011 por un supuesto fraude fiscal en una acción que se interpretó como una represalia por su activismo contra el régimen. Tras pasar 81 días incomunicado y retenido por la policía, fue obligado a permanecer en el país asiático, cautiverio que se ha prolongado durante cuatro años y durante el cual, las exposiciones con su arte no han dejado de recorrer el planeta.

“Su trabajo tiene como claro objetivo remover conciencias, sus obras no son solo el resultado de un proceso creativo, sino que son el resultado de las experiencias vividas por él y sus compatriotas”, destaca el director del CAC Málaga, para quien no existe otro artista que trabaje en defensa de los derechos humanos como Ai Weiwei, incluso “jugándose su piel y la de su familia”. “Se habla mucho del pasaporte, de la detención… Y se habla poco de lo principal: el arte es compromiso y son ideas”, añade Francés. Porque la conciencia social “debe ser el motor del origen” de las obras de arte en el siglo XXI.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei quiere jugar con tus Legos

El fabricante se niega a aceptar un pedido de sus piezas al atribuirle un fin “político” y el artista disidente chino pide entonces al público que le done las suyas



 01_1445945585_805769

Ai Weiwei posa junto a su escultura 'Coloured Vases'. / Alex B. Huckle (Getty Images)

Ai Weiwei quiere jugar con los bloques de Lego de sus amigos. Después de una muy pública disputa con la casa fabricante, que se ha negado a entregarle un pedido de piezas que el artista disidente chino quería usar para una exposición en Australia, Ai ha solicitado a sus admiradores que le donen las que tengan por casa. La respuesta ha sido tan abrumadora que, asegura, está convencido de que podrá reunir las suficientes para completar su proyecto.

El escándalo había estallado este fin de semana cuando Ai, que desde agosto reside en Berlín, denunció a través de Twitter que la multinacional especializada en piezas de construcción para niños se había negado a servirle un pedido “sustancial”, con el argumento de que Lego “no puede aprobar el uso de sus bloques en obras políticas”.

El polifacético artista, tan célebre en el exterior por creaciones como el diseño del estadio olímpico de Pekín -también conocido como “El Nido”- como por sus encontronazos contra el régimen comunista chino, no dudó en denunciar la situación públicamente como “un acto de censura”. Como tampoco dudó en señalar que la empresa responsable de los parques temáticos de la marca, la británica Merlin, acababa de firmar un contrato para instalar uno de sus parques en Shanghái, durante la visita del presidente chino, Xi Jinping, a Londres.

De inmediato, los admiradores de Ai empezaron a enviarle mensajes en los que le ofrecían donarle sus bloques de construcción, muchos de ellos con comentarios de denuncia contra la multinacional. “Eso es lo que pasa cuando antepones el dinero y una mala política a las personas y a la verdad”, escribía uno de sus “seguidores”.

Este lunes, el escultor, diseñador y cantante anunció que organizaría puntos de recolección en diferentes ciudades del planeta para que la gente pudiera depositar sus piezas del juguete. Con ellas pensaba construir, aseguraba, una instalación dedicada a la libertad de expresión.

“En respuesta al rechazo de Lego y a la abrumadora respuesta del público, Ai Weiwei ha decidido crear una nueva obra que defienda la libertad de expresión y el arte político”, indicaba la cuenta de Instagram del artista. “El Estudio Ai Weiwei anunciará la descripción del proyecto y los puntos para depositar las piezas en diferentes ciudades. Es la primera fase de los próximos proyectos”.

En uno de sus mensajes mostraba la fotografía de un automóvil rojo aparcado frente a su vivienda pekinesa sobre cuyo techo alguien volcaba piezas del juego. “El primer contenedor”, anunciaba.

Horas después, en una rueda de prensa en Berlín señalaba que cree que recibirá suficientes ofertas de piezas de sus admiradores como para completar la obra. “Internet es un poco como una iglesia moderna. Vas a ver al cura, le cuentas tus problemas y todos los feligreses pueden participar y quizá, entre todos, se puede lograr una solución”, declaraba el artista. Ai aseguró que cuando recibió la negativa de Lego se sintió “atónito. Era un encargo perfectamente respetable”.

Ai ya había utilizado piezas de Lego en otras instalaciones previas. El año pasado las empleó para crear 175 retratos gigantes de disidentes presos o exiliados en una exposición en la prisión de Alcatraz, en San Francisco (EE. UU.), y en esta ocasión quería hacer algo similar en Melbourne (Australia).

El portavoz de Lego Roar Rude Trangbaek declaró a AFP que la compañía se abstiene “a nivel global de implicarse de manera activa o de apoyar el uso de bloques de Lego en proyectos o contextos de naturaleza política. No es un principio nuevo”.

El artista no es, ni mucho menos, ajeno a la controversia, aunque generalmente sus peleas tienen como objetivo el régimen chino. En 2011, mientras desarrollaba un proyecto para publicar los nombres de los niños muertos en el terremoto de Sichuan de 2008 -y denunciar la mala calidad de la construcción de las escuelas públicas donde fallecieron-, Ai fue detenido durante 81 días, tras lo que se le incautó el pasaporte. Finalmente este verano pudo salir del país por primera vez en 4 años.

El Ministerio chino de Asuntos Exteriores no ha querido pronunciarse sobre la nueva polémica en torno a su ciudadano. Su argumento es que la disputa no tiene carácter “diplomático”.

 
elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei abre en Lesbos un taller para proyectos sobre refugiados

El artista chino afirma que la idea es reunir a estudiantes de China y Alemania para que elaboren 'in situ' trabajos relacionados con la crisis migratoria



 00_1451985496_307993

Ai Weiwei pasea el 1 de enero por una playa en la isla de Lesbos. / Santi Palacios (AP)

El artista chino Ai Weiwei ha instalado un taller en la isla griega de Lesbos para llamar la atención sobre la difícil situación de los refugiados. La isla en el mar Egeo ha sido el principal punto de entrada para los más de 800.000 migrantes y refugiados, muchos de ellos sirios, que llegaron en 2015 a la Unión Europea desde Turquía a través del mar.

En una rueda de prensa celebrada tras pasar varios días en Lesbos, Ai afirmó el viernes que la idea del taller permanente es reunir a estudiantes de China y Alemania para que elaboren in situ proyectos relacionados con la crisis de refugiados. “Como artista, tengo que estar relacionado con las luchas de la humanidad... Nunca separo estas situaciones de mi arte”, dijo Ai, quien ha estado encarcelado en su país por sus críticas hacia el Gobierno de Pekín.

El problema de personas que buscan refugio en otro país es algo que siempre existirá. “No es nada nuevo, pero en este momento ha tomado dimensiones históricas en Grecia”, dijo el creador para añadir: “Este tipo de situaciones no podemos permitirlas en el siglo XXI. La gente tiene que entender qué es lo que realmente ocurre aquí y ayudar a Grecia, y lo más importante, salvar a Grecia”. Ai elogió el “impresionante” trabajo de varias organizaciones no gubernamentales extranjeras, sobre todo de Holanda, Noruega y España, y sostuvo que hay una falta de conciencia de la situación en Europa y el resto del mundo y la voluntad de actuar: “La frontera no está en Lesbos, sino en nuestras mentes y en nuestros corazones”.

En las últimas semanas ya han pasado por Lesbos los actores Mandy Patinkin y Susan Sarandon, con el propósito de conocer la situación sobre el terreno y de pedir la solidaridad internacional.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
LA CRISIS DE LOS REFUGIADOS EN EUROPA


Ai Weiwei cierra sus muestras en Dinamarca en apoyo a los refugiados

El artista y activista chino protesta contra la decisión del gobierno danés de confiscar los bienes a los solicitantes de asilo



 000_1453977201_269509

Ai Weiwei ayuda a refugiados en la isla de Lesbos esta semana.

La polémica restricción de derechos de los refugiados aprobada ayer martes por el Parlamento danés ha indignado a Ai Weiwei. Para protestar contra la medida el artista chino ha decidido cerrar su exposición Rupturas, que albergaba la Faurschou Foundation de Copenhague, según cuenta en su perfil de Instagram. Poco antes el museo de Aros, al oeste del país, anunciaba que el activista también retira una obra suya expuesta en esa institución.

La reforma aprobada por el Parlamento danés permitirá confiscar dinero y objetos de valor a los solicitantes de asilo para costear su estancia en el país nórdico y limitar el acceso a la reagrupación familiar. "Como resultado de esta lamentable decisión tendré que retirarme de vuestra exposición para expresar mi protesta contra la decisión del Gobierno danés", escribe el artista, que había cedido una obra para la muestra Una nueva dinastía, hecho en China.

En un mensaje en su cuenta en Instagram y difundido por la dirección del museo, Ai Weiwei dice estar "muy sorprendido" por la medida. El artista también comenta en la red social que cuenta con el apoyo del dueño de la Faurschou Foundation en su decisión de clausurar la exposición de la galería de arte. "Jens Faurschou lamenta la decisión del Parlamento danés de situarse en la vanguardia de la política inhumana en la mayor crisis humanitaria en Europa y el Medio Oriente".

No es la primera medida que el artista chino toma para solidarizarse con la situación de los refugiados. A principios de año instaló un taller en la isla griega de Lesbos para llamar la atención sobre la difícil situación de los migrantes. La isla en el mar Egeo ha sido el principal punto de entrada para los más de 800.000 refugiados, muchos de ellos sirios, que llegaron en 2015 a la Unión Europea desde Turquía a través del mar.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei, en la catedral del comercio

El artista chino expone sus nuevas obras en unos grandes almacenes de lujo en París



 01_1454923826_677409

El artista Ai Weiwei, frente a una de sus obras en Le Bon Marché.

Ai Weiwei - Exposition Er XI

Puede parecer un lugar impropio para el arte, aunque existan precedentes que demuestren lo contrario. Igual que su idolatrado Andy Warhol empezó decorando escaparates, el artista chino Ai Weiwei expone ahora sus nuevas obras en Le Bon Marché, los exclusivos grandes almacenes frecuentados por la burguesía de la Rive Gauche parisina. Hasta finales de febrero, sus clientes harán sus compras bajo espectaculares cometas en papel de seda, inspiradas por las figuras mitológicas de inmemoriales leyendas orientales. En el exterior, distintos teatrillos realizados con bambú saludan al transeúnte desde los escaparates, en los que el controvertido artista no ha dudado en hacer alusión al acoso al que le sometieron las autoridades chinas.

En la novela El paraíso de las damas, ambientada en estos mismos pasillos, Émile Zola definió el lugar como “una catedral del comercio moderno”. Fundado como mercería en 1838, Le Bon Marché se convertiría poco después en el primer gran almacén de París. El comercio dejó entonces de ser un negocio conducido por humildes tenderos para convertirse en espectáculo puro. El establecimiento estaba presidido por una escalinata digna de un gran teatro y exhibía sus productos en vitrinas, como si fueran obras de arte. Contaba incluso con una sala de exposiciones que recogía la colección privada de su fundador. Más que mercancías, Le Bon Marché aspiraba a vender el placer de comprar.

El centro comercial apuesta ahora por seguir con esa tradición, sumándose al cada vez más socorrido maridaje entre el sector del lujo y el arte contemporáneo. En 2015, el fotógrafo Martin Parr, sátiro de la sociedad de consumo, aceptó decorar sus escaparates. En esta ocasión, el encargo recae en otro artista que se autodefine como “subversivo hasta la médula”, aunque no haya dudado en aceptar esta misión. ¿Qué está haciendo el infatigable opositor a la injusticia y la desigualdad, que hace pocos días reproducía la funesta foto del niño Aylan, en este templo del consumo para los más pudientes? “No veo ninguna paradoja. Es solo que la gente no tiene costumbre de pensar con libertad”, declaró a Le Figaro. Fue incluso más allá: para el artista, este centro comercial debería ser “celebrado” por haber permitido que las mujeres “salieran de casa y pudieran consumir en esta plataforma social”. En otra entrevista a The New York Times llegó a decir que Le Bon Marché le parecía “mejor que el MoMA”, ya que en él se sentía más libre.

La noche de la inauguración, el artista se codeó con personalidades como Paris Hilton y Bernard Arnault, magnate del lujo y propietario de Le Bon Marché, que también expone las obras de Ai Weiwei en la Fundación Vuitton, donde exhibe su inmensa colección de arte contemporáneo. La muestra ha incomodado a intelectuales reacios a la confluencia entre cultura y capitalismo, como Marc Fumaroli o Jean-Philippe Domecq. “El arte se convierte, cada vez más, en un acontecimiento. Pero que una obra sea aparatosa no significa que tenga calidad. Se suelen confundir ambas cosas, bajo los efectos de una inmensa exposición mediática”, denuncia Domecq. “Constato que nadie hace una apreciación estética de esta exposición. Solo se habla de ella como de un espectáculo”.

El coste de la muestra es un secreto. Desde Le Bon Marché afirman que la exposición ha sido pensada como un obsequio a sus clientes, y argumentan que está feo “revelar el precio de un regalo”. Tampoco les preocupa contrariar a los visitantes chinos, convertidos ya en primeros compradores para las marcas francesas. “Nuestra voluntad es hacer soñar con un poco de poesía. No existe ningún discurso político en la muestra”, afirma el director artístico de Le Bon Marché, Frédéric Bodenes. En uno de los escaparates, el artista parece contradecirlo. En él aparece el Monumento a la Tercera Internacional, que nunca llegó a ser edificado y hoy es considerado una metáfora perfecta de las utopías incumplidas del comunismo. Si existe un ápice de subversión en la muestra, puede que resida ahí.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei despliega cientos de chalecos salvavidas en Berlín


El artista chino vuelve a llamar la atención sobre el drama de los refugiados



 01_1455541100_471955

La instalación artística de Ai Wei Wei con chalecos salvavidas, hoy en Berlín.

Cientos de los chalecos salvavidas naranjas usados por los refugiados para alcanzar las costas europeas cubren hoy las columnas del Konzerthaus de Berlín, como parte de una instalación del artista y activista chino Ai Weiwei en recuerdo a millones de personas que huyen de la guerra.

La obra, en la céntrica plaza de Gendarmenmarkt, recibirá el lunes a los invitados a la gala de Cinema for Peace (Cine por la paz), iniciativa que, coincidiendo con la Berlinale, entregará un año más sus premios a una selección de películas de contenido social, crítico o humanitario.

Según avanzó la organización, la actriz Charlize Theron será la encargada de entregar el galardón principal a la película elegida por el jurado, que en esta edición ha tenido a Ai como presidente de honor.

El artista se encuentra enfrascado en un nuevo proyecto centrado en los refugiados en la isla griega de Lesbos y estará presente en la gala del lunes a través de su instalación, en la que ha incluido un bote salvavidas junto a los chalecos.

El destino de quienes se ven obligados a abandonar su hogar se ha convertido en los últimos meses en una constante en el trabajo de Ai, que a principios de mes cubrió en Praga su obra Cabezas del Zodiaco con mantas térmicas doradas para protestar por el sufrimiento de los refugiados en su camino a Europa.

En enero decidió cerrar una exposición en Copenhague y retirar una obra suya del museo de Aros, en el oeste de Dinamarca, en protesta por las nuevas leyes de asilo danesas.

Las autoridades chinas devolvieron el pasado julio su pasaporte al artista, autorizadolo a salir del país por primera vez en cuatro años.

Desde entonces Ai, conocido por sus críticas al régimen comunista chino, es un habitual de Berlín, donde ejerce como profesor invitado de la Universidad de las Artes (UdK).


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
La exposición comienza el 26 de julio


La obra del trasgresor artista chino Ai Weiwei ya ha llegado a la Catedral de Cuenca

Los camiones con el material han llegado desde Londres para montar la muestra



 0000_1469175821_520254

Los operarios en la Plaza Mayor de Cuenca descargando el material de la exposición de Ai Weiwei.

La exposición "La poética de la libertad" del activista y artista chino Ia Weiwei ya se está montando en la catedral de Cuenca. Tres grandes camiones procedentes de Londres llegaron a la ciudad conquense con el material necesario para montar una nueva muestra el popular y polémico artista chino.

Los actos conmemorativos del IV Centenario de la Muerte de Cervantes tendrán otra cita en la exposición "La poética de la libertad". Impulsada por el Gobierno de Castilla-La Mancha y por la catedral de Cuenca, los trabajo de montaje de esta muestra ya están en proceso.


 000_1469175841_987503

En la exposición, que tendrá lugar en Cuenca a partir del 26 de julio, reúne reflexiones de personajes como Cervantes, Francisco Ferreras, Rafael Canogar, Florencio Galindo, Juan Barte o el propio Weiwei, sobre libertad, tanto individual como colectiva, libertad de expresión y creación, o sobre el compromiso con la defensa de los derechos humanos.

Las entradas para "La poética de la libertad" se pueden adquirir a través de la web www.lapoeticadelaliberta.com. Con la entrada también se podrá visitar el Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha y el Museo Tesoro de la Catedral de Cuenca. El 10 por 100 de lo recaudado por la catedral será destinado a dos ONGs.


encastillalamancha.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 22 Julio 2016, 09:26; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Calvario y resurrección de Ai Weiwei en Cuenca

La obra del activista chino y la influencia de Cervantes dialogan en la Catedral de Cuenca con motivo de la exposición 'La poética de la libertad'



 00_1469175152_508093

Instalación S.A.C.R.E.D. de Ai Weiwei en la exposición 'La poética de la libertad'.

Pasó varios meses recluido en una cárcel china. Los pasó con la luz siempre encendida y con dos guardias que no le dejaban solo ni para ir al baño. Ai Weiwei fue un preso político, una idea reprimida, la dignidad por los suelos. Al salir, convirtió esos días en seis cajas en las que pretende, a través de figuras, explicar lo que vivió mientras estaba totalmente aislado, mientras perdía la libertad en cada movimiento.

"Las ha llamado S.A.C.R.E.D y muestran a lo que tuvo que someterse. La D significa duda y se puede decir que fue su peor momento, el momento en el que perdió la dignidad", comenta Carlos Aganzo, director del diario El Norte de Castilla y uno de los comisarios de la exposición que alberga estas obras, La poética de la libertad, y que puede visitarse desde el próximo martes 26 hasta el mes de noviembre en la Catedral de Cuenca.

Ai Weiwei es el centro de la muestra, el núcleo que une varios conceptos que al final nos llevan a la lucha por la libertad, a la represión tanta física como intelectual como la mayor pérdida de dignidad. "Se trata de tres exposiciones en una, todas ellas enmarcadas en el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, que indagan en el derecho a ser libres", asegura Florencio Galindo, el otro comisario y autor de las obras de la primera parte de la exposición, que une a Cervantes, a Weiwei y a los Informalistas dentro de una sola temática.

"Se trata de un concepto, de un camino marcado por la frase de Cervantes: 'La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que nos concedieron los cielos'. Así, mostramos la relación de nuestro autor más internacional con la actualidad, con uno de los artistas más representativos del arte actual", añade. De esta forma la Catedral de Cuenca se llena de proyecciones, esculturas... todas ellas con la intención de expresar la importancia de ser libre en un mundo agarrotado.

La primera de las tres partes de la muestra está a cargo de Galindo, siempre pensando en El Quijote y con sus líneas como acompañantes. "Empezamos con los molinos, en los que la palabra libertad aparece en castellano y chino, y terminamos con una obra muy actual que pretende mostrar el hilo de esperanza de los refugiados a la hora de salir de su país", explica. Se trata de trozos de alambra con un lazo azul en cada uno de ellos, un cordón que indica la esperanza de todos aquellos que deben saltar para poder caer de pie.

La segunda parte se centra en la obra de Ai Weiwei. Narra sus días recluido en seis fases, desde los interrogatorios hasta las comidas. A través de seis cajas acogidas por una celda, el artista y activista chino relata el tiempo que pasó cautivo y cómo su humanidad fue mermando a lo largo de los días. "Weiwei ha conseguido cambiar el sujeto del arte, ha encontrado en distintos objetos un lenguaje universal. Todo el mundo entiende lo que quiere decir e intenta cambiar la situación, es más un lenguaje periodístico", analiza Galindo.

Dos cautiverios, el de Miguel de Cervantes y el de Ai Weiwei, se cierran con la más absoluta de las libertades, la de los informalistas. Martín Chirino, Francisco Farreras, Luis Feito y Rafael Canogar, figuras fundamentales de este movimiento, intercalan sus obras con las fotografías de Juan Barte. "Se trata de personas que no se doblegaron ante el cautiverio intelectual de la época y que convirtieron a Cuenca en la capital de la cultura contemporánea gracias al Museo de Arte Abstracto. Ellos aportan una mirada cercana a este ejercicio de carácter colectivo".

Un ejercicio que a Barte le ha llevado tres años de trabajo, mano a mano junto a los artistas Informalistas. "Es tanto un homenaje a estos mitos aún en activo, como una narración personal de la fascinación por el arte y el camino del artista como modo de vida", aseguran.

"Existen otro elemento fundamental para esta exposición", añaden los comisarios, "la Catedral de Cuenca propone un espacio de diálogo y encarna el espíritu de la vanguardia, igual que la muestra". Una exposición que pretende devolver a Cuenca la alegría cultural de hace décadas reivindicando la libertad.


 00_1469175370_560085

El artista chino Ai Weiwei posa en la presentación de su exposición «Andy Warhol Au Weiwei» en Melbourne (Australia) en diciembre de 2015 - EFE

La exposición del artista internacional Ai Weiwei se inaugurará en la catedral de Cuenca el 26 de julio de 2016. Se trata de una de las actividades centrales de la programación del IV Centenario de la Muerte de Miguel de Cervantes prevista por el Gobierno de Castilla-La Mancha en este año conmemorativo.


elmundo.es / abc.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei revive su calvario en la catedral de Cuenca

El artista reproduce su encarcelamiento en China en la muestra ‘La poética de la libertad’, que traza un paralelismo con el de Cervantes en Argel



 0000_1469174872_895377

Un detalle de la instalación 'S.A.C.R.E.D.', de Ai Weiwei... Ver vídeo

Ai Weiwei (Pekín, 1957) fue detenido el 3 de abril de 2011 en el aeropuerto de la capital china porque las autoridades consideraban que sus motivos para viajar eran confusos. El régimen comunista no podía digerir su feroz crítica y sus permanentes denuncias. Le encerró durante 81 días. Ai recreó las vivencias de ese calvario en una de sus piezas más famosas e imponentes, S.A.C.R.E.D (2011-2013), formada por seis cajas de hierro (377 x 198 x 153 cm) en las que otros tantos dioramas reproducen escenas sobre su vida en el interior de la celda. Son momentos cotidianos en los que sus guardianes no hacen alarde de agresividad, pero imponen su presencia en los momentos más privados de su supervivencia.

Muchos años antes, en 1575, Miguel de Cervantes fue apresado en Argel y en un lustro de encierro incubó la que sería una obra cumbre de la literatura universal. Los padecimientos de ambos artistas, la batalla entre el cautiverio físico y mental y la necesidad de libertad forman el hilo conductor de la exposición La poética de la libertad que, entre el 26 de julio y el 6 de noviembre, se puede ver en la catedral de Cuenca, dentro de la programación conmemorativa del IV centenario de la muerte de Cervantes.

El interior de la catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, una de las joyas del gótico español, ha sido transformado parcialmente para abrir un amplio hueco al arte contemporáneo. La instalación de Ai Weiwei ocupa el claustro, pero está acompañada de dos intervenciones más que se extienden por el templo. En las salas capitulares hay un homenaje a algunos de los informalistas que hace medio siglo transformaron Cuenca en la capital española del arte contemporáneo, junto a otros más jóvenes: Rafael Canogar, Martín Chirino, Luis Feito, el fotógrafo Juan Barte y Florencio Galindo, comisario además de la exposición junto al poeta Carlos Aganzo. En el homenaje a los artistas que hicieron posible el Museo de Arte Abstracto, sorprende la ausencia de Fernando Zóbel o Gustavo Torner, autor de algunos de los vitrales abstractos más sorprendentes de la catedral. Miguel Ángel Alvares, director del templo, asegura que estarán más adelante, pero no adelantó nada más.

La tercera intervención se encuentra en la nave norte, ocupada por paneles sobre los que se proyectan dibujos de gran formato realizados por Florencio Galindo. Bajo el título de El laberinto del dictador y con iconografía quijotesca, se habla de la necesidad de libertad y de respeto a los derechos humanos en todo el mundo.

De derechos y de la necesidad del triunfo de la libertad y de la poesía sobre la injusticia habló durante la presentación de la muestra Antonio Fernández, deán presidente del cabildo de la catedral de Cuenca. Explicó que el proyecto de hacer esta exposición surgió hace dos años a propuesta de Eulen Art, una poderosa empresa dedicada a la gestión integral del Patrimonio cultural. “Los cabildos somos instituciones milenarias que entendemos perfectamente el concepto de libertad y el valor del riesgo. Mediamos para el gobierno de Castilla-La Mancha lo financiara y nosotros ponemos el espacio”. A cambio, los dueños del escenario se comprometen a destinar el 10% de la taquilla (ocho euros la entrada) a dos organizaciones no gubernamentales que están dando apoyo a los refugiados: Cáritas Internacional y Ayuda a la Iglesia Necesitada.


 000_1469174804_463661

Obra de Florencio Galindo en la catedral de Cuenca.



Revulsivo cultural

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, empezó diciendo que muchos se preguntaban el porqué de esta exposición en Cuenca. ¿Y por qué no en Cuenca?”, se respondió. “Los acuerdos son difíciles incluso, pero todas las administraciones nos hemos puesto de acuerdo para hacer posible esta exposición, que será recordada como la más importante del Año Cervantes y un revulsivo cultural y económico para la región”.

El presupuesto total de la exposición es de 1,5 millones de euros, y la aportación por parte del gobierno autonómico es de 1.120.000 euros. “Sé que no hay manifestaciones por las calles pidiendo exposiciones como estas”, reconoció el presidente. “Las protestas son por otras cosas. Pero esta iniciativa va a transformar la ciudad de Cuenca y toda la región. Se van a beneficiar hoteles, restaurantes y otros museos. Es una inversión que todos van a agradecer”, afirmó.

Y mientras los políticos hacían sus previsiones de crecimiento, los asistentes a la presentación se preguntaban si el artista asistirá el martes 26 a la apertura oficial de la exposición. La respuesta es que aparecerá, pero no se sabe ni el día ni mucho menos la hora. La cárcel y el posterior confinamiento en su domicilio han hecho de Ai Weiwei un artista imprevisible. Residente de manera oficial en Berlín, las últimas noticias le sitúan en el Mediterráneo trabajando por quienes huyen de la guerra en buscan de un lugar en el que vivir en libertad.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei y Cervantes, juntos en la Catedral de Cuenca

Con 500 años de diferencia y una historia similar, ambos padecieron el calvario de un encierro y, en ambos casos, son creadores de obras de arte con nombre y sentimiento propio.



 000_1473064760_784924

Ai Weiwei

Con muchos años de diferencia pero con una historia vital que los une, Miguel de Cervantes y Ai Weiwei comparten más de lo que quizás les hubiese gustado. Ambos encarcelados, han trasmitido en sus creaciones los padecimientos físicos y mentales que trae consigo la negación de uno de los derechos más básicos: la libertad.

Por eso, bajo el nombre de “La poética de la libertad”, la catedral de Cuenca acoge un proyecto expositivo único dentro de las actividadades que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha organizado con motivo del IV centenario de la muerte de Cervantes, donde Ai Weiwei recuerda sus días de encarcelamiento con una de sus piezas más imponentes, S.A.C.R.E.D., clave y corazón de este proyecto que se compone de otras dos exposiciones.

S.A.C.R.E.D. es la interpretación y representación de la experiencia vital del artista desvelando al espectador los momentos más doloroso e íntimos de su cautiverio en China y denunciando el atentado contra la dignidad personal y la libertad que sufrió y siguen sufriendo muchas otras personas en diferentes lugares del mundo.


 00_1473064808_768491

La instalación de Ai Weiwei, ubicada en el claustro, se compone de seis partes: Cena, Acusadores, Limpieza, Ritual, Entropía y Duda y será la primera vez que se muestre en España.

Junto a ella, “La poética de la libertad” se completa con otras dos exposiciones. Cervantes y la Libertad es una muestra que indaga en la manera en que la libertad constituye un concepto integral de la vida y en cómo la literatura de Cervantes recoge un retrato moral de su época a través de uno de sus personajes clave, el Quijote, abanderado, sin duda, de la libertad y la novela moderna.

A modo de transición entre Cervantes y Ai Weiwei, Florencio Galindo muestra dibujos de gran formato bajo el título El laberinto del dictador para resaltar la importancia y necesidad de la libertad.


 01_1473064829_306457

El triángulo artístico se completa con Alta expresión, la mirada más próxima a nosotros en el tiempo con obras de Martín Chirino, Francisco Farreras, Luis Feito y Rafael Canogar, figuras esenciales del informalismo español, intercaladas con fotografías de Juan Barte.

“La poética de la libertad”, nacida de la colaboración entre la Catedral de Cuenca y el Gobierno de Castilla- La Mancha, podrá disfrutarse hasta el 6 de noviembre y el 10 por ciento de lo recaudado irá destinado a Cáritas Internacional y a Ayuda a la Iglesia Necesitada.


Fuentes: elpais.com / Este contenido ha sido desarrollado por UE Studio, firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial para Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Weiwei y las luchas de la humanidad

El artista chino inaugura en Praga ‘La ley del viaje’, una instalación sobre los refugiados



 02_1489741790_635140
 
Instalación hinchable de 70 metros 'Law of Journey', de Ai Weiwei. / FILIP SINGER - EFE

Ai Weiwei vuelve a reflexionar sobre el drama de los refugiados. El artista y disidente chino inauguró ayer en Praga su mayor instalación hasta la fecha, Law of the Journey (“La ley del viaje”), una patera de 70 metros y 258 figuras hinchables, la rodean otras en el suelo con flotador o como si estuvieran semihundidas en un mar que se las traga. “No hay una crisis de refugiados, es una crisis humana... y en la forma de gestionar esta crisis hemos perdido nuestros valores más básicos”, dijo Weiwei este jueves. La preocupación por este tema le llevó también a llenar el estanque del Palacio Belvedere en Viena de chalecos salvavidas o a abrir un taller en la isla griega de Lesbos para llamar la atención sobre la situación. “Como artista, tengo que estar relacionado con las luchas de la humanidad”, explicó.

La instalación, situada en la sala principal del Trade Fair Palace de Praga, para la que concibió su obra —esa patera con hombres de goma para simbolizar el periplo incierto de los que huyen—representa la impotencia ante un mar que se los traga. Se podrá ver hasta enero de 2018. Incluye mensajes en varios idiomas. “El hombre en éxtasis y el hombre ahogándose: ambos levantan sus brazos”, es uno de esos mensajes.

El artista consideró que "es normal que la gente tenga miedo a que sus vidas se vean alteradas ante un extranjero o alguien que viene de lugares menos familiares y ha sido dibujado como un ser peligroso". Pero añadió: "Si vemos que alguien es víctima o busca de forma desesperada un lugar de paz, y no lo aceptamos, el verdadero desafío, la verdadera crisis, no está en ellos, sino en los que los ignoran", denunció.

El museo describe la exposición como una "declaración épica sobre la condición humana: la expresión de empatía y preocupación moral de un artista frente a una destrucción y muerte continua".

El artista y activista denunció en el pasado la corrupción y se involucró en la lucha por las libertades en China, donde fue detenido por las autoridades en 2011 y pasó 81 días encarcelado mientras era investigado por un presunto delito de fraude fiscal.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei cuelga lanchas del Palazzo Strozzi


La iniciativa del artista chino busca concienciar sobre la crisis migratoria que enfrenta Europa




 09_1490798276_897909
Lanchas salvavidas son expuestas en las ventanas de la fachada del Palazzo Strozzi para la exposición 'Ai Weiwei. Libero'. / MAURIZIO DEGL' INNOCENTI - EFE

Unas lanchas neumáticas que buscan concienciar sobre el drama migratorio y que son obra del artista y activista chino Ai Weiwei se exponen desde hoy en la fachada del Palazzo Strozzi de Florencia como adelanto de una retrospectiva sobre su figura que se inaugura el 23 de septiembre. Este palacio florentino, uno de los más bellos del Renacimiento de Italia, inaugurará el 23 de septiembre Ai Weiwei. Libero, una gran exposición dedicada a este artista contemporáneo que permanecerá abierta al público hasta el 22 de enero. Como adelanto, los organizadores de la muestra han decidido colgar desde hoy en la fachada de este edificio una serie de lanchas neumáticas de color rojo que, en palabras del artista, "buscan despertar una reflexión colectiva sobre la crisis migratoria".

La iniciativa ha levantado polémica entre los detractores y los defensores de exponer en uno de los palacios más representativos de esta ciudad toscana de Italia estas lanchas neumáticas. Desde el Palazzo Strozzi, sin embargo, han respondido sosteniendo que quizá sea una buena ocasión para avivar la atención sobre la crisis de los refugiados. "Lo sabemos, se trata de una instalación fuerte, difícil de ignorar, sobre todo porque se expone en un palacio renacentista. Pero, ¿podría representar una ocasión para la ciudad de Florencia para llamar la atención sobre el tema de la crisis humanitaria de los refugiados gracias al arte?", han escrito en Facebook.

Desde el próximo 23 de septiembre, todo el que lo desee podrá admirar en el interior de este palacio obras históricas pero también nuevas producciones creadas por este feroz crítico del Gobierno chino. Conocido por su afán de denuncia, Ai Weiwei ha puesto el acento en diversas ocasiones en la crisis migratoria que afronta Europa, por ejemplo en piezas como Tyre (2016) en la que el artista esculpe en mármol dos flotadores dispuestos uno encima de otro, iguales a los cientos de los que utilizan los refugiados para intentar salvarse de sus naufragios.


Publicado por EL PAÍS el 15 SEP 2016
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei aterriza en territorio Trump

El artista y activista chino llenará Nueva York de vallas como reacción a la crisis migratoria



 08_1490798421_908399

Ai Weiwei en su estudio de Berlín en febrero de este año. / JOHN MACDOUGALL - AFP

En los tejados, junto a paradas de autobús o en callejones, más de un centenar de vallas e instalaciones aparecerán a partir de octubre en distintos puntos de todo Nueva York con el fin de sacudir conciencias sobre la crisis migratoria en un país incendiado por el debate de los muros. Se trata de una macroinstalación bautizada como Good fences make good neighbors (Los buenos muros hacen buenos vecinos) con la que el artista y disidente Ai Weiwei (Pekín, 1957) aterriza en territorio Trump para replicar el giro nacionalista de la nueva Casa Blanca.

Las crisis migratorias y de refugiados han catalizado la obra de Ai Weiwei en el último año; hace unos días inauguró en Praga Law of the Journey, una patera de 70 metros y 258 figuras hinchables que no necesitan demasiada explicación, y en septiembre creó una considerable polémica al colgar en la fachada del Palazzo Strozzi de Florencia una serie de lanchas hinchables. En la misma línea, febrero de 2016 desplegó centenares de chalecos salvavidas naranjas —como los que suelen usar los refugiados— por las columnas del Konzerthaus de Berlín.


 10_1490798438_902095

Así quedará la obra de Ai Weiwei 'Good fences make good neighbors'. Ai Weiwei Studio

Ahora aborda la batalla nacionalista en la ciudad en la que él mismo vivió como inmigrante en los años 80. La nueva instalación, que se exhibirá entre el 12 de octubre y el 11 de febrero, es uno de los platos fuertes del 40 aniversario del Public Art Fund, una organización sin ánimo de lucro dedicada al arte contemporáneo. Las vallas de Ai Weiwei se desplegarán en sitio architurísticos como el sur de Central Park o barrios multiculturales como el Lower East Side, Brooklyn o Corona-Queens.

Nueva York —como Los Angeles o Chicago— es precisamente una ciudad santuario, la categoría no oficial en la que se enmarcan esos ayuntamientos que mantienen un pacto tácito con los inmigrantes irregulares: si no cometen delitos, las autoridades locales no colaborarán en localizarles y detenerles. La obra de Weiwei, dice el alcalde Bill de Blasio, sirve "para recordar a todo los neoyorquinos" que, aunque algunas barreras intenten dividir, hay que estar unidos "para lograr un impacto significativo en la comunidad”.

Pese a su tradición  a favor de los inmigrantes, Nueva York es una ciudad plagada de muros, pocos trozos de América representan la desigualdad económica y social de forma tan cruda como este, la cuna de Wall Street, donde miles de personas con trabajo duermen en albergues para sin techo.

Ai Weiwei también se intenta asomar a esas fronteras. “La valla siempre ha sido una herramienta en el vocabulario del panorama político” y evoca asociaciones con palabras como ‘frontera’, ‘seguridad’, ‘vecinos’, que están conectados al actual entorno político global, pero lo que es importante recordar es que, mientras se usan barreras para dividirnos, todos los humanos somos iguales”, afirma. “Unos son más privilegiados que los otros, pero ese privilegio trae consigo la responsabilidad de hacer más”, añade el artista.

El nombre de la obra, Good fences make good neighbors, se inspira en un poema de Robert Frost titulado Mending wall (suele traducir al español como “Reparar el muro”) que aborda precisamente esas barreras. Habla de dos vecinos que se reúnen regularmente para arreglar juntos los desperfectos del muro que separa sus jardines y uno de ellos le empieza a cuestionar al otro para qué les sirve esa barrera, si ninguno de los dos tiene vacas, si sus pinos no van a saltar a sus manzanos ni al revés. Pero el otro le responde con la inercia de que “los buenos muros hacen buenos vecinos”.

En el debate de estos días en Estados Unidos sobre la necesidad o no de los muros hay mucho de inercia, pero también de las vacas que unos tienen y otros no.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Ai Weiwei (Diseñador) 
 
Ai Weiwei: “La humanidad es cada día más cobarde”

El artista y activista chino explica en Buenos Aires a EL PAÍS su visión del mundo



 12_1501579470_121239

Ai Weiwei, en su estudio de Berlín, el pasado 13 de julio. En vídeo, el artista habla de los derechos humanos en China tras la muerte de Liu Xiaobo. FABRIZIO BENSCH (REUTERS)

Es difícil encontrar un hombre que disfrute tanto de la libertad como Ai Weiwei (Pekín, 1957). Al menos esa es la sensación que da el conocido artista chino, que sufre desde hace años la represión en su país y en 2011 fue detenido durante tres meses por su oposición al régimen. En 2015 recuperó su pasaporte. Y ahora es imparable en su nueva vida. Basta verle pasear por Buenos Aires para entender su doble dimensión de artista consagrado —lo paran constantemente para hacerse fotos— y a la vez de hombre libre. Ai ha viajado a la capital argentina para preparar una gran exposición que se realizará en la Fundación Proa, el gran museo privado en La Boca, el barrio más popular de la ciudad.

En el museo es un profesional que mide espacios, piensa en cómo colocar sus enormes instalaciones e imagina otras nuevas. En la calle es un turista que se hace selfies con su hijo frente a una escultura del Papa Francisco en cartón piedra de una tienda de souvenirs. Le siguen cámaras para documentar su viaje, pero él se concentra en las redes sociales, a las que es adicto. Sube sin parar fotos de todo lo que ve y se presta a hacerse otras con los fans que se encuentra por todas partes.

En medio de la vorágine más propia de una estrella del rock que de un artista, Ai charla con EL PAÍS en el café de Proa, la institución dirigida por Adriana Rosenberg que lleva 20 años trayendo a esta capital alejada de todo pero fanática de la cultura a los artistas más conocidos del mundo. Proa muestra una vez más su capacidad para estar al máximo nivel internacional.

Ai está en este momento concentrado en su trabajo sobre la crisis de los refugiados en Europa y en todo el mundo. Montó un taller en Lesbos (Grecia), llenó de chalecos salvavidas el Konzerthaus de Berlín, cubrió de lanchas neumáticas el Palazzo Strozzi de Florencia, y poco antes de viajar a Buenos Aires ha sabido que su documental centrado en este asunto, Human Flow, competirá este año en la sección oficial del festival de Venecia.

El artista ha convivido con los refugiados, incluso se embarcó en una lancha a la deriva para sentir lo mismo que ellos. Y esa experiencia le ha dejado una visión muy crítica y la decisión de reforzar su activismo, el elemento central de su arte.
 
“Occidente no quiere asumir su responsabilidad. Van a llegar millones de africanos que huyen de guerras. La población está creciendo, se va a doblar, habrá más hambre, más guerras, y más refugiados. Esto no es solo por Siria. ¿Los líderes occidentales pretenden que el problema se va a resolver solo? Es ridículo, es peor”, asegura.

El artista dedica su arte casi por completo a denunciar el drama de los refugiados. Estuvo en allí meses entrevistando cada día a los que llegaban para su documental. Grabó más de 600 horas. Y este año, en Praga, inauguró La ley del viaje, una patera de 70 metros y 258 figuras hinchables. Él es un activista y no dejará de serlo, pero es escéptico sobre el poder de su arte, cree que lo importante es que los ciudadanos se impliquen individualmente. Y deja caer una crítica contra otros artistas, que no se implican como él. “Mi arte es solo el de un artista chino estúpido, son mis sentimientos, mi relación con estas cosas que suceden. El arte en sí no puede hacer nada. Yo puedo hacer algo por mi propia conciencia, y quizás influir en alguna persona. Hay mucha gente que conoce lo que está pasando. Pero hacen ver que no les importa, que no va con ellos. Algunos pretenden estar haciendo otro tipo de arte más elevado y no hablan de la dignidad humana”.

Ese pesimismo que le ha dejado su experiencia con los refugiados le lleva a pensar que “la humanidad está perdiendo visión y coraje”. “Creo la humanidad se está convirtiendo cada día en más cobarde, no solo con los refugiados, también con el cambio climático. Muchos hacen ver que no va con ellos, que otro lo solucionará”. La llegada de Donald Trump le inquieta especialmente. “Mucha gente por la globalización ha perdido trabajos y tienen miedo del futuro, porque les habían vendido una imagen muy bonita. Pero lo que dice Trump, por ejemplo en una academia de policía hace poco, es increíble, está alentando la violencia. Si nos contaran que ha dicho eso y no lo viéramos con nuestros propios ojos, no lo creeríamos".

Ai cree que la clave está en los jóvenes, que sean conscientes de su poder. "La gente tiene también más poder con las redes sociales, pero aún tenemos que ver cómo lo transforman en poder político. Si ve lo que pasa ahora en Venezuela, en muchos otros lugares, donde antes estaba más tranquilo. Los jóvenes están mucho más informados, pero a la vez pueden ser más desinteresados porque en Occidente han vivido medio siglo de paz".

Ai, histórico luchador por los derechos humanos en China, aprendió con la crisis de refugiados en Europa que “la libertad y la democracia son una lucha continua, no están garantizadas para nadie. Mientras haya una persona que está desesperada, toda la humanidad está herida, arruinada. Si no tenemos esta idea de la humanidad como una sola, nunca podremos solucionar el problema”.

Pesimismo

El artista es especialmente pesimista con China, su país, al que vuelve periódicamente pero con cautela. La mayor parte del año la pasa fuera, y tiene su sede principal en Alemania. Ai cree que desde su detención, en 2011, la situación ha empeorado. “En China no hay establishment porque los intelectuales siempre son perseguidos. China ha acumulado mucho dinero, pero no ha desarrollado los derechos humanos. Tiene un quinto de la población mundial pero no hay derechos laborales ni individuales, todo lo controla el Estado, incluso las redes sociales. Está yendo hacia atrás de forma terrible. Cuando me detuvieron, mi familia, mis amigos se preguntaban ¿dónde está? Nadie lo sabía. ¿Qué tipo de Estado eres si haces que un ciudadano desaparezca? ¿Cuál es la diferencia entre el Estado chino y la mafia? Si tú eres tan poderoso y tienes todo el dinero, ¿por qué no te puedes ganar el respeto por ti mismo?", clama el artista.


 11_1501579548_513226

Una instalación de Ai Weiwei en Palazzo Strozzi, en Florencia, en septiembre de 2016. / Laura Lezza - Getty Images


Vuelta a la tierra de Neruda, amigo de su padre

Ai Weiwei nunca había estado en Latinoamérica, pero tiene otro vínculo con el Cono Sur. Su padre, Ai Qing, uno de los poetas más respetados de China, fue amigo del chileno Pablo Neruda, al que le dedicó un poema. Ambos eran comunistas, pero el régimen acusó a Ai en 1958 de derechista y fue exiliado en granjas de Manchuria y Xinjiang, donde vivió de niño Weiwei.

Ai viajará ahora a Chile, donde ya expuso en 2013 un enorme lienzo de 900 metros cuadrados dedicado al poeta. Ai no cree que las cosas estén peor que en tiempos de su padre y Neruda, aunque avisa: “La humanidad ha ido mejorando, pero ahora también hay un mayor peligro. El poder se ha vuelto aún más fuerte: hoy una compañía alemana o un banco de EE UU puede ser comprado por China. Ya no sabes quién es tu enemigo. Los poderosos están muy unidos, no los pobres. Ya no hay poderes distintos en los países comunistas, capitalistas... Todos se han convertido en uno”.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 2 de 2
Ir a la página Anterior  1, 2



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario