Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 3 de 3
Ir a la página Anterior  1, 2, 3
 
WARHOL (Andy Warhol)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
El Nueva York de Warhol

Una evocadora ruta por los lugares en los que el artista vivió, trabajó y disfrutó intensamente de la noche, con direcciones exactas para seguir sus pasos.



 3estatua_de_andy_warhol_en_union_square

Estatua de Andy Warhol en Union Square.

Del Upper al Lower. Andy Warhol no paraba quieto, callejeando por Manhattan. Sitio que frecuentaba, sitio que ponía de moda. Amaba Nueva York, donde vivió casi cuatro décadas. Cambió varias veces de residencia y otras tantas de lugar de trabajo. No hubo una sola Factory. Tristemente, no hay placas ni recuerdos en sus fachadas, por lo que para llegar a los lugares en los que su vida orbitó hace falta conocer las direcciones.

Llegó en verano de 1949. Pronto se dio cuenta de que no volvería a su Pittsburgh natal. A los once años de llegar, compró su primera casa: en el 1342 de Lexington Avenue (con la 89). Allí vivió con su madre Julia y sus gatos desde 1960 a 1974. Quiso ese lugar para estar cerca de Truman Capote, del que era devoto seguidor. Fantaseaba con cruzarse con él. Le obsesionaba desde que leyó Otras voces, otros ámbitos. Rondaba su hogar en el 1060 de Park Avenue (con la 87), un elegante edificio de entrada con toldo verde, donde nada recuerda que vivió el escritor.

No fueron amigos hasta que los medios comenzaron a prestar atención a Andy Warhol. En ese momento, principios de los 60, el pope pop comenzó a recibir encargos y necesitó más espacio para trabajar. Por eso alquiló un estudio en el 159 de la East 87 (cerca de Lexington Avenue). De allí salieron Jackie, Elvis y las sopas Campbell. El cartel en la fachada (13 Hook & Lader 13) que él veía al entrar y salir sigue intacto.

El estudio de las estrellas

La primera Factory fue su estudio más icónico, conocida como Silver Factory. Las paredes estaban recubiertas de pintura plateada y papel de estaño. Allí filmó películas como Handjob, Blow Job y los Screen Tests. Las Superstars nacieron en el 231 East 47th Street. El edificio fue demolido. Actualmente no hay ningún rastro de ese mítico lugar recreado en películas como Factory Girl, en la que Sienna Miller interpreta a Edie Sedgwick. Andy Warhol convirtió a su amiga en la estrella que siempre quiso ser.

Tras vivir allí noches sin fin entre 1964 y 1967, cambió su centro de operaciones. El alquiler de la Silver Factory venció y se trasladaron al 33 de Union Square West. La sexta planta del Decker Building fue el lugar de la segunda Factory. A diario pasan centenares de turistas por la plaza, pero no hay ninguna pista que indique que entre 1968 y 1973 Andy Warhol trabajó allí a destajo, atendiendo los encargos que se acumulaban. Un día, Valerie Solanas acudió a ese estudio, sacó un revólver y disparó. El tercer tiro atravesó al artista, pero sobrevivió.

Entre letras y pinturas

Se recuperó tras estar ingresado más de dos meses en el Columbus Hospital (en el 227 East 19th St.), el mismo donde años más tarde llegó Jean-Michel Basquiat con una sobredosis de heroína. La tercera Factory, conocida como The Office, estuvo entre 1974 y 1984 en el 860 de Broadway. Lo que pensaba y vivía en esa época se refleja en el libro Mi filosofía de A a B y de B a A, que escribió entre pintura y pintura. Fue el lugar desde el que también ideaba la codiciada revista Interview.

Las noches de finales de los 70 las exprimió en Studio 54. La legendaria discoteca en la que bailó junto a lo mejor de cada casa está al lado de Times Square, en el 254 West 54th Street. Era un teatro y vuele a serlo. Hasta hace unas semanas Keira Knightley declamaba allí. Impresiona pisar su vestíbulo, tal y como hacían Bianca Jagger, Liza Minnelli, Elizabeth Taylor, Halston, Mick Jagger, Jerry Hall, Debbie Harry, Grace Jones, Iman o Diana Vreeland. Siguen colgando las mismas lámparas de araña.

Andy Warhol vivió desde 1974 hasta 1987 —cuando falleció—, en el 57 de la East 66, entre Madison y Park Avenue. Un señorial inmueble, impecablemente mantenido, con una dirección perfecta para su vida social. El único edificio neoyorquino en el que una placa lo recuerda.


 00_1455660439_147148

Warhol filmó diversas películas.


CINCO PISTAS

    1. Warhol tuvo sus dos residencias principales en Upper East Side.
    2. El edificio de Silver Factory fue demolido, pero el de la segunda Factory sigue en pie.
    3. Su primera retrospectiva fue en el Whitney Museum of American Art, en el 945 de Madison Avenue.
    4. En Studio 54, en pleno Broadway, vivió sus noches más felices.
    5. El funeral de Andy Warhol fue en St. Patrick's Cathedral, en la Quinta Avenida.


ocholeguas.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
Exposición: El “sueño americano” de las últimas seis décadas llega al Museo Británico



El Museo Británico desentierra el "sueño" americano



 00_1488963637_422559

El 'Vote McGovern', de Andy Warhol, presente en la exposición. El Museo Británico inaugura la exposición “El Sueño Americano” que explora 60 años de movimiento artístico comenzando con el máximo exponente del pop art Andy Warhol, así como Jasper Johns y Robert Rauschenberg, entre otros.

Hablar del "sueño" americano a estas alturas puede sonar a bravata, provocación o insulto. Y sin embargo ahí está el Museo Británico, contribuyendo a su manera al nuevo "Puente Atlántico" y brindándole de Donal Trump una plataforma única durante los cuatro próximos meses.

La exposición The American Dream: pop to the present estaba planeada desde mucho antes, es cierto. Más de dos años se tardaron en reunir las 200 obras de 70 artistas -de Warhol a Rauschenberg, pasando por Jasper Johns, Donald Judd o Richard Serra- que se han hecho un hueco propio entres las momias egipcias y el frontispicio del Partenón. Y sin embargo el momento elegido para la insólita reunión no parece precisamente el mejor...

Tal vez habría que haber esperado a lo que depara la reacción artística a Trump, empezando -o terminando- por el poster "protesta" que inmortaliza a Munira Ahmed con el hijab de la bandera norteamericana. La obra la firmaba Shepard Farey, el mismo que acuñó el Hope de Obama y que podría haber sido el símbolo del sueño venido a menos, en la antesala de la "pesadilla" americana que ahora nos toca.

A falta de Farey, ahí tenemos a Andy Warhol en uno de los escasos pronunciamientos políticos de su vida y obra consagradas a la celebración del consumismo. Se trata de Vote McGovern, una litografía en la que fustiga sin piedad a Richard Nixon, con cara de pocos amigos y mascando ya el Watergate.

"Muchos artistas nacen para ser dogmáticos, pero Andy era como ningún otro artista que yo haya conocido", declaraba su coetáneo Ed Ruscha, que entra con pie propio en el el Bristish con su icónica Standard Station. "Andy estaba a favor de todo y de nada a la vez". Warhol se apropia de principio a fin de la exposición del British. Suyo es el argumento que da pie al título, cuando recordaba aquello de que cada cual tiene "las piezas de su propia fantasía americana". Eran otros tiempos, claro.

El tupé de Trump, por cierto, habría venido a pelo para una composición a lo Marilyn, como la que abre la exposición del Britain con el estallido pop. Sweet dreams, baby, de Roy Liechtenstein, sirve a continuación a modo de puñetazo en la cara: lo que estamos viendo son mayormente litrografías, grabados y reproducciones.

"El medio es el mensaje" fue el lema, robado a McLuhan, que llegó a adquirir una connotación despectiva en los años sesenta para minimizar lo que hacían los artistas "pop", que reivindicaban el valor de la reproducción en serie. Luego llegarían los minimalistas, el arte conceptual y el fotorrealismo de los años setenta con Chuck Close y Richard Estes.

Pese al esfuerzo por deslumbrar, hay una sensación de "fake news" cuando uno recorre las galerías del British. Para ver al auténtico, indómito e inimitable Rauschenberg, mejor cruzar el Támesis y llegar a Tate Modern, donde sigue hasta abril la famosa cabra de angola (o sea, Monograma). Con The American Dream, el Museo Británico aspira a emular el éxito de la exposición De Hopper a Pollock en el 2008, pero aquel era otro contexto histórico. Acababa de ganar Obama...

Como homenaje postrero tenemos por los menos la obra de Glenn Ligon, el artista consagrado por el ex presidente, que llegó a tener colgada en la Casa Blanca composiciones como Black like me #2: una reflexión (con mucha letra) de lo que significa se negro y gay en América del siglo XXI. Ligon añora ahora aquel encuentro con Obama como si fuera efectivamente un sueño: "No sé cuando volveremos a tener a un presidente que aprecie de verdad el arte".


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
Warhol reinará en el décimo aniversario de Caixaforum Madrid

La Fundación registró 2.318.507 visitas en 44 exposiciones celebradas en sus ocho centros



 01_1504857789_226314
 
Una de las obras de Warhol que se podrán ver en Caixaforum de Barcelona. VEGAP

En febrero de 2018, Caixaforum cumplirá una década de la apertura de su centro cultural en Madrid. Hasta entonces, no se conocerá al detalle el programa de festejos en el que la sorpresa desempeñará, dicen los festejantes, un papel importante. Sí se sabe que las grandes exposiciones —apoyadas por actividades divulgativas marca de la casa— impregnarán la temporada que ahora comienza: Andy Warhol, Giorgio de Chirico, las Músicas de la Antigüedad (en colaboración con el Louvre), la arquitectura de Adolf Loos o el fascinante mundo de Disney son las principales muestras de la temporada, presentada ayer por los responsables culturales de la institución.

Antes de entrar en el contenido del programa, Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación, aseguró que durante la temporada anterior, 2016-2017, la entidad programó en sus ocho centros un total de 44 exposiciones en torno a 31 temáticas distintas. La suma de los visitantes de la red de centros alcanzó el año pasado la cifra de 2.318.507. CaixaForum Madrid acogió más de 1.100 actividades (tres por día) y recibió 697.023 visitantes. Las exposiciones más vistas fueron Los pilares de Europa (138.000 personas), Ramón Casas (118.000) y Philippe Halsman (104.000).

De detallar el contenido del curso que ahora empieza se encargó Ignasi Miró, director del Área de Cultura de la Fundación. La primera propuesta llega el 20 de septiembre con el 20º FotoPres “la Caixa”, una exposición colectiva con los diez proyectos becados en la última edición del certamen con trabajos inéditos que tienen en común la mirada, desde una perspectiva crítica, sobre los conflictos íntimos y sociales actuales: búsqueda de los orígenes familiares, la transformación del paisaje, el futuro de los jóvenes, el síndrome de Diógenes o el concepto de ser negro en España.

Con El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad, el 23 de noviembre, empieza el desfile de las grandes producciones. Llegada de Barcelona, la exposición mostrará 143 obras realizadas entre 1913 y 1976 por el maestro italiano. Desde sus famosos maniquíes hasta su retorno al mundo clásico y su etapa metafísica.

La antológica de Warhol se podrá ver en Madrid a partir del 1 de febrero (el próximo14 de septiembre en Barcelona). Concebida como una de las más imponentes dedicadas hasta ahora al artista pop (350 obras) y realizada en colaboración con el Museo Picasso de Málaga, la exposición incluye pinturas, esculturas, libros, películas, fotografías y varias instalaciones audiovisuales.

La obra del arquitecto austríaco Adolf Loos se mostrará a partir del 21 de marzo. Un centenar de piezas darán fe de su revolución estética basada en la economía en la construcción y en el diseño.

La exposición del año realizada en colaboración con el museo del Louvre tratará de las músicas en el mundo antiguo. Ignasi Miró detalla que se exhibirán 400 obras de una amplia variedad, muchas de ellas nunca vistas antes por el público debido a su fragilidad.

Por último, el 18 de julio, llegará Disney el arte de contar historias. En la estela de la muestra dedicada a Pixar en estas mismas salas, en esta ocasión se promete un recorrido por la obra del cineasta.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
No es una copia, es el auténtico Warhol en Barcelona

Caixaforum recorre la trayectoria del artista del pop más reproducido a través de 352 piezas originales



 00_1505326404_666053
 
Una vista de la exposicion 'Warhol, el arte mecanico', en el CaixaForum de Barcelona. / Albert García

El artista norteamericano Andy Warhol (1928-1987) visitó España en enero de 1983. Venía a inaugurar la exposición que el galerista madrileño Fernando Vijande le dedicaba y pasar nueve días en la capital española. Durante este periodo, la modernidad se codeó con el artista pop más famoso de todos los tiempos en unas jornadas en las que quedó demostrado que Warhol no sabía muy bien qué era España. Sin embargo, la exposición fue un éxito, al menos de público, ya que pese a que se vendieron pocas obras la galería se llenó de personas, previo pago de 100 pesetas, deseosas de ver al artista y de que les firmara un autógrafo. Han pasado más de 30 años, pero el interés por este artista controvertido e irreverente, además de avispado empresario de sí mismo, no ha parado de crecer.

Sus obras se reproducen hasta la saciedad en objetos tan variados como pósters, camisetas y tazas que se venden en todo el mundo y han convertido a Warhol es uno de los artistas más accesibles que existen. La posibilidad de ver los originales de estas obras que Warhol creó y que están impresas en la retina de todos y apreciar su proceso de creación constituyen los principales atractivos de la exposición Andy Warhol. El arte mecánico que abre sus puertas este jueves en Caixaforum de Barcelona y luego viajará a Madrid y Málaga.

La mayoría de las 352 piezas de esta exposición pensada como una retrospectiva organizada por el centro catalán y el Museo Picasso de Málaga, y que comisaría el director de este museo andaluz José Lebrero, hablan de la naturaleza repetitiva y artificiosa del trabajo visual del de Pittsburgh. Unos principios que niegan, en última instancia, los valores de originalidad que se le pide a una obra de arte. “Warhol cambió el orden establecido que había hasta ahora en ese sentido, porque quiso hacerse un hueco entre los expresionistas abstractos de los años 50 como Pollock, Rothko o Newman. Y para eso encontró en el consumo una forma de paliar el vacío”, ha explicado Lebrero que ha destacado “la innovadora forma en que Warhol aplicó la idea de proceso a su polifacética obra seriada y el talento para combinar de modo transversal diferentes técnicas, medios y repertorios iconográficos".

En efecto. Ni una ni dos ni tres. Hasta diez fotos multicolores de Marilyn Monroe de un metro de lado presiden una de las salas de la exposición. Es una de las series más conocidas y que más se asocian al artista junto con las que realizó a una simple lata de sopas. También son el ejemplo de cómo Warhol tuvo la virtud de que algo que nació en el mundo underground en los inicios de la segunda mitad del siglo XX en Nueva York ha acabado convertido en elemento de consumo de masas mundial. “Warhol fue además de artista un buen empresario”, explica Lebrero durante el recorrido por la exposición en la que pueden verse series de gran, mediano y pequeño formato, para hacerlas accesibles para todos.


 01_1505326434_288266
 
Autorretrato de Warhol, que se ewxhibe en Barcelona. Albert Garcia EL PAÍS

Las obras son variadas como los campos que tocó Warhol: esculturas, dibujos, pósters, libros, películas, portadas de discos, revistas como Interview o instalaciones como Silver Clouds, unas nubes plateadas que flotan ingrávidas realizadas con materiales que empleaba la NASA o la que muestra el trabajo realizado en la Silver Factory llamado Exploding Plastic Inevitable en el que participaron The Velvet Underground and Nico y que se convirtió en una explosión conceptual de sonido y movimiento. Las obras han viajado de 30 centros y coleccionistas, sobre todo el museo del artista de su ciudad natal, que reúne la mayor colección de obras de arte y materiales de Warhol, pero también el MoMA de Nueva York, el Centro Georges Pompidou de París o la Tate de Londres.

Por lo extenso y conocido del trabajo de Warhol, no es fácil sintetizarlo. El planteamiento de Lebrero es cronológico y recorre todas las etapas del artista, desde los primeros dibujos y trabajos gráficos de Andrew Warhola, embrión de Andy Warhol, en la década de los cincuenta, en los que dibujaba junto a su madre o realizó los primeros trabajos de impresión para revistas, pasando por muchas de sus creaciones icónicas en la que estetizó productos o actitudes cotidianas y de consumo faltos hasta entonces de glamour. Es el caso de Three Coke Bottles, de 1962, en la que repite el envase de Coca Cola, "la bebida más democrática porque consumen reyes, primeros ministros y vagabundos por igual", según el artista. También las series Campbell’s Soups, de 1968, en la que repite estos ya famosos envases con la única diferencia del ingrediente principal impreso: carne, tomate, verduras, pepinillos o cebolla. En Before and After, de 1961, lleva al lienzo el antes y el después de un perfil pasado por la cirugía estética, algo íntimo entonces y ahora.

Lo mismo que convierte en warhols simples objetos como latas, plátanos o cabezas de vaca, eleva a personajes de la política, el cine o la sociedad a iconos pop: lo hizo con Marilyn, pero también con Jackye Kennedy, Liz Taylor o el presidente chino Mao, (del que se puede ver una enorme obra propiedad del coleccionista español Josep Suñol), a los que tuneó de colores y los serió.

Pero la exposición también muestra al artista que con sus obras protesta sobre la violencia y la pena de muerte. Lo hace con sus series sobre calaveras, pistolas y sillas eléctricas. Como la enorme Big Electric Chair, que pese a lo artístico esconde un alegato contra una práctica que todavía se realiza en Estados Unidos. Warhol empezó a pintar estas sillas en 1963, el mismo año en que se realizaron dos ejecuciones en Nueva York, lo que originó numerosas protestas de colectivos humanitarios.

La muestra se cierra con imágenes realizadas por grandes fotógrafos de todo el mundo como Philippe Halsman, Duane Michals, Robert Mapplethorpe o Alberto Schommer en el que Warhol aparece como objeto el personaje en el que acabó convertido. La última obra es un enorme autorretrato de 1986, un año antes de fallecer, en el que el artista aparece con peluca. Para Lebrero la gran efectividad de Warhol "es haber llegado a la actualidad como gran influenciador del arte contemporáneo. A muchos, les guste o no, siguen la obra de Warhol", remacha.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
Bienvenido (de nuevo), Mr. Warhol

40 años después de su última visita a España, CaixaForum acoge, a partir del 31 de enero en Madrid, una gran exposición del genio del 'pop art'

Más de 300 piezas que revelan la fascinación del artista por la sociedad de consumo y las técnicas masivas de producción: desde la publicidad al cine




 01_1515325998_544674

Andy Warhol, durante su visita a Toledo en 1983. TERESA NIETO

Para hacerse una idea más o menos concreta de lo que supuso Andy Warhol en el arte contemporáneo podría valer esta escena: cuando cierran la cárcel de Alcatraz, uno de sus ayudantes en la Factory de Nueva York (Séptima Avenida con la Calle 47) adquirió la silla eléctrica de la prisión, la trasladó hasta el laboratorio de Warhol (un hospicio para partidarios del exceso) y sólo el gesto de instalarla allí hizo que la siniestra herramienta mutase de alma y se convirtiese en un artefacto de pop art. Cambiar la envoltura de las cosas fue uno de los hallazgos de este hijo de un minero de carbón eslovaco y una madre hiperprotectora que lo llevó a bautizar por el rito católico bizantino, predisponiendo a la rareza al joven Andy para resto de su vida.

La silla eléctrica de Warhol se convirtió aun así en un alegato contra la pena de muerte y fue subastada en Madrid en 1999. En ella se sentó el artista para ver películas de terror, con una media sonrisa perversa. Roman Polanski y la cantante Nico quisieron probarla friendo un filete en su asiento y después se lo zamparon. Y Warhol la integró como parte del argumento de una de las 74 películas que rodó, Flesh for Frankenstein (1973). Alguien capaz de transformar una infame silla eléctrica en una escultura casi despojada de su condición de novia de la muerte tiene la senda despejada para auparse como gurú de la modernidad.


 02_1515326021_961020

Andy Warhol (Pittsburgh, 1928 - Nueva York, 1987) es uno de los artistas más sobados y celebrados del siglo XX. Llegó al mundo para triunfar y lo logró con una estrategia que utilizaba para el éxito el mismo espíritu de cadena de montaje que tenía la industria. La exposición que desembarca a partir del 31 de enero en CaixaForum Madrid, de la que es responsable José Lebrero, despliega en más de 300 obras las muchas esferas de un artista impulsado por el culto a la mercancía y fascinado por las nuevas posibilidades tecnológicas que obligan a replantear el mundo occidental como un espacio más doméstico. Warhol. El arte mecánico es el retrato de un creador principal en la transformación de las estrategias de lo artístico.

«La muestra arranca con un recorrido por los primeros pasos de este artista en su oficio primero: el diseño gráfico y la publicidad. Ahí aprendió lo que luego desplegaría en su trabajo plástico», explica Lebrero. «Trabaja para Harper's Bazaar, Vogue o New Yorker. Gana dinero. Son los años 50 y EEUU se afianza como potencia económica y cultural desplazando a París como eje del arte tras las II Guerra Mundial. Warhol entiende perfectamente este momento y sabe que debe dar el salto a las galerías de arte, exponer y explotar su instinto para captar lo que quiere quiere la gente. O lo que no sabe que quiere, pero desea».

    Andy Warhol es un agente provocador de las nuevas reglas del capitalismo global

Así que convierte un bote de sopa industrial en un objeto de deseo. Una caja de detergente en una sofisticada pieza. Un póster en una gioconda por estrenar. Tenía desparpajo y un insólito fundamento filosófico: genera excitación y vende caro. Nunca olvides que una cocacola es el valor de medida que iguala al presidente de EEUU con un mendigo. «Todas las cocacolas son la misma y todas están buenas» (Andy Warhol). Con la idea del éxito como un imán de morbo y popularidad armó en la década de los 70 una de sus series más conocidas (y frenéticas), Celebrities. Realizó retratos seriados de iconos del siglo XX: Mao Tse Tung y Mick Jagger, Marilyn Monroe y Liz Taylor, Elvis Presley y David Bowie, Marcel Duchamp y Truman Capote, Jean Michel Basquiat y Miguel Bosé. Jimmy Carter y Pelé. Así hasta sumar unos 1.000. La fama era colorear la vida.

«Aunque parezca difícil, Warhol aún tiene pliegues por descubrir», asegura José Lebrero. «Da cuenta como nadie de lo relevante de su tiempo. Y esa relevancia vino marcada por el consumo». Utilizó todas las técnicas: de la serigrafía al vídeo, de la Polaroid al dibujo. Cualquier soporte formaba parte del patrón productivo de la obra de arte, que ya podía ser serializada sin perder su esencia y ganando sitio en el apetito de potenciales clientes que no compraban exclusividad, sino marca. Alrededor de sí mismo, para afianzar su extravagancia, armó una galaxia de mujeres y hombres extraños a medio camino entre la ficción, la tribu desquiciada y la decorativo. A la vez que iba desarrollando su obra confeccionó una biosfera idónea para cumplir con su labor: ser la pared desnuda de su propia creación, el más distinto de los seres que habitan Manhattan. «Andy Warhol es un agente provocador de las nuevas reglas del capitalismo global. Hace posible que en el sistema elitista del arte entre la representación de lo banal o de mundos prohibidos, como sus trabajos con transexuales y travestis». Y que eso sea aclamado como una delicada genialidad. Mientras él ríe.

Esta frase suya podría ser un logrado epitafio: «Comprar es mucho más americano que pensar, y yo soy el colmo de lo americano». No mentía, pero algo sí engañaba. Warhol era un estratega de sí mismo. No se parecía en nada al resto de artistas. El suyo era un mundo que limitaba al norte con la galopada de las drogas (que no tomaba) y del sexo en ascensores y al sur con una discreción de tímido indiscriminado que asumió la religión como intimidad rematado en una peluca plateada. Pero su misión era ser ante todo visible, estar expuesto a los otros, convertirse en un exvoto de adoración, de curiosidad, de recelo. Quiso ser un hombre/vitrina lleno de secretos y de una privacidad sellada. Dispensó éxito, glamour, curiosidad o vértigo: igual un billete de dólar estampado que un revolver. Hizo que la Norteamérica que fijaba en sus trabajos fuese toda América. «Warhol consigue cruzar la frontera del mundo del arte para invadir su tiempo con una imaginería global sacada de los principios del capitalismo», dice el comisario de la exposición. «Supo exhibirse propiedad del mundo». Patrimonio de la gente.

El paso del tiempo no ha logrado oxidar la gracia y el truco de Andrew Warhola (que así nació). Apóstol de una nueva forma de existir que consiste en despertar fieramente el deseo de apropiación en el otro e incrementar su apetito de poseer, como si cualquier cosa bien presentada fuese una mercancía auténtica que espera a cada uno de nosotros exclusivamente. Una silla eléctrica sacada de quicio es capaz de corregir su posición en la historia. Eso lo adivinó Warhol cuando fue consciente de que nada puede ser más excitante que estimular en el personal la fascinación de lo imprevisto. Ése es un principio fundacional del viejo esnobismo. Una fórmula de éxito. Y aún funciona.


 03_1515325907_250921

Andy Warhol, entre Ana Obregón y Pitita Ridruejo. REVISTA GARBO



Bostezar en Madrid

Andy Warhol llegó a Madrid en 1983 como un advenimiento. Lo invitó el galerista Fernando Vijande para inaugurar su primera exposición aquí: 'Pistolas, cuchillos y cruces'. El artista aceptó y pasó nueve días alojado en el Hotel Villamagna. Su llegada fue la consagración de la primavera de La Movida. Pitita Ridruejo lo entrevistó. Del Museo del Prado sólo quiso conocer la tienda y compró un par de postales.

Los March y los Hachuel dieron las mejores fiestas de homenaje en aquellos días. Isabel Preysler estuvo en ambas. En aquellas noches todo era fascinante por decreto. Pero Warhol bostezó en una de las cenas y eso provocó la histeria de buena parte del respetable, que no pudo escuchar cómo sonaba su voz porque decidió no hablar con casi nadie. Pero antes escogió a Ana Obregón para hacerse una foto. Todo estuvo a la altura del locurón previsto. Y cuando a Maruja Mallo le presentaron a Warhol esta sólo tuvo hacia el invitado unas palabras de 'gratitud': «Dolar, cocacola, mierda». Aunque tenía en su mesilla de noche una foto del artista. Madrid aún era eso.

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
Warhol, ya en Madrid

CaixaForum de Madrid estrena la exposición dedicada al pintor estadounidense que el año pasado pudo verse en Barcelona



 00_1517511739_339724

Lo dejó bien claro José Lebrero, comisario de Warhol, el arte mecánico: «Esta gran muestra ha sido pensada para las nuevas generaciones, esos jóvenes que tienen en su entorno -incluso, tatuado- algo de Warhol sin saber muy bien quién es ni lo que representa para la historia del arte contemporáneo». La exposición, por lo tanto, contextualiza esas imágenes dispersas que salpican y forman parte de la vida juvenil, al tiempo que nos ofrece un recorrido por la trayectoria artística y vital de Andy Warhol (1928-1987). La muestá está enriquecida con distintos documentos y manifestaciones artísticas -como grabaciones y películas- que ayudan al espectador a comprender mejor la figura de un hombre que buscó el dinero antes que pasar a la historia y que logró que la sociedad de consumo entrara en el arte, y en los museos.

La exposición Warhol, el arte mecánico, que se ha inaugurado en CaixaForum de Madrid y permanecerá abierta hasta el 6 de mayo, presenta 348 piezas entre pinturas, dibujos, seriegrafías, esculturas, instalaciones, revistas y fotografías. Es la misma que tuvo lugar en Barcelona el pasado año, aunque ahora se han incluido tres piezas más.

Se inicia con el apartado Warhol antes de Warhol, su prehistoria artística, donde destaca un dibujo de su madre Julia Warhola (con quien el artista publicaría un libro sobre gatos). En el papel aparecen dos gatos y dos botes de sopa Campwell's, con la inscripción Soup very gut, de 1953. Este dibujo doméstico, improvisado en la mesa de la cocina, será el origen de uno de las obras más populares de Warhol. Además, el artista copiará la caligrafía de su madre y la incorporará a su propio estilo.

En este mismo apartado se pueden contemplar los dibujos a colorque hizo Warhol para las felicitaciones navideñas de la joyería Tiffany. Eran los años cincuenta, en donde el joven Andy llegó a Nueva York con más deseos de triunfar que de ser un artista auténtico. De hecho colaboró, y la muestra lo recoge, en revistas, discos, libros, películas...

«Su primera exposición seria», recordó José Lebrero, «fue en una galería de Los Ángeles, en 1961, y no vendió absolutamente nada; poco después expuso en una universidad y tuvo tal éxito que hubo que clausurarla antes de tiempo ante la avalancha y el fervor del público». En tres años, según comentó el comisario, pasó de ser un diseñador de productos de moda a convertirse en un hito cultural.

 03_1517512298_896974

El mito de Warhol creció aceleradamente en la década de los 60. El propio artista era también un hombre de negocios, que poseía una gran habilidad para autopromocionarse y multiplicar su trabajo. Con él empiezan a hacerse famosas las imágenes repetitivas y el concepto de obra seriada. «Warhol es el artista que más se asocia al lenguaje pop. Su obra nace y se desarrolla en la sociedad de consumo», señaló José Lebrero, que es también director artístico del Museo Picasso de Málaga.

En Warhol, el arte mecánico se pueden contemplar algunas de las obras más conocidas y reconocidas del artista, como los retratos de Marilyn Monroe (recreado de una foto de la actriz en la época de la película Niágara), Elvis Presley, Jackie Kennedy o Liz Taylor, con quien mantuvo una larga amistad, aunque no la pintó al natural, sino, como el resto de sus retratos, tomando como modelo sus fotografías, luego proyectadas.

Además de una muestra de su incursión en el cine underground, también se presentan otras obras muy populares, como su serie de latas de la Sopa Campbell's, el retrato de Mao, Tres botellas de Coca-cola o Pistolas, una serie que expuso, bajo el título Pistolas, cuchillos y cruces, en 1983, plena movida madrileña, en la galería Fernando Vijande. Aquella fue la única visita de Andy Warhol a España, quien vino acompañado de Christopher Makos, su fotógrafo de cabecera.

Sobre esta visita pronunciará una charla la cantane Alaska,el 5 de abril. Una semana después, dentro de La noche temática, en CaixaForum, se reacreará una de las famosas fiestas que vivieron Andy Warhol y sus amigos en la mítica The Factoy, con la música del grupo Velvet Undeground, con quien tanto colaboró el artista. Estas serán dos de las múltiples actividades que tendrán lugar alrededor de la exposición viva sobre Andy Warhol, el artista del pop y de la sociedad de consumo.

elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: WARHOL (Andy Warhol) 
 
Del 1 de febrero al 6 de mayo de 2018


 01_1517511971_518162

Creador de obras que entraron a formar parte de la historia oficial del arte al mismo tiempo que arraigaron en el imaginario popular contemporáneo.

 02_1517512130_904614
Una exposición sobre el desarrollo creativo de Andy Warhol, desde sus inicios como diseñador gráfico en Nueva York hasta su muerte, convertido ya en un mito universal del arte pop.



Más info
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 3 de 3
Ir a la página Anterior  1, 2, 3



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario