Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 2 of 3
Goto page Previous  1, 2, 3  Next
 
JOAN MIRÓ
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
.


25 años sin Joan Miró, el pintor de poesías



 01_1423042063_519627

El pincel se convertía en sus manos en una varita mágica. Sus cuadros eran una orgía de color, privilegiadas manchas cromáticas de sensualidad y alegría, de turbación o desgarro. Amante del detalle y hechicero de caprichos visuales, Joan Miró desarrolló un lenguaje pictórico único, rico en formas onduladas de fulgurante expresividad y significado. El 25 de diciembre se cumple un cuarto de siglo del fallecimiento del artista catalán.

Encaminado irremisiblemente a ser artista, Miró ingresó en 1912 en la academia de Francesc D'A. Galí, cuyas enseñanzas fortalecieron ese instinto escultural que más tarde plasmaría en sus obras. Por aquella época entró en contacto también con el marchante Josep Dalmau, quien en 1918 acogió en su galería la primera exposición individual de Miró, donde quedaban al descubierto sus formas delicadas y diluidas en la vitalidad cromática.


 02_1423042142_269876

Joan Miró nació en 1893 en Barcelona, en el seno de una familia acomodada. Era un niño introvertido y de salud frágil, cuyas ensoñaciones llenaban blocs de dibujo. Pese al incipiente talento artístico de Miró, su padre intentó persuadirlo para que eligiera una 'profesión respetable'. "Para ganarme el sustento y al mismo tiempo poder pintar, mi familia me aconsejó hacerme fraile o soldado", contaría años después Miró a su biógrafo, Jacques Dupin.

El padre de Miró logró finalmente que su hijo se matriculara en una escuela de comercio, aunque simultáneamente frecuentaba 'La Escuela de la Lonja', famosa academia artística por la que el propio Picasso había pasado fugazmente unos años antes. Al finalizar sus estudios mercantiles, Miró fue contratado por una empresa química. Apenas tardó unas semanas en desarrollar una leve crisis nerviosa y un acceso de tifus. Era obvio que Miró no había nacido para la actividad comercial, tal y como confirmó su eventual despido por pintarrajear en los libros de contabilidad. (Obra: 'El astro del labertinto')


 03_1423042369_575868

A principios de siglo, el camino para un joven artista como Miró estaba plagado de trampas. Era difícil hallar la propia identidad creativa en un universo en guerra. El academicismo clásico defendía sus últimos reductos de autoridad ante el cubismo, el fauvismo y por el 'asesinato del arte' que habían perpetrado los atrevidos dadaístas. Miró era un soldado en tierra de nadie, y apenas intuía qué trinchera debía defender. Finalmente comprendió que anhelaba expresar algo sustancial y eterno, arrancado de sus raíces catalanas. (Foto: Bonney)


 04_1423042408_880999

Encaminado irremisiblemente a ser artista, Miró ingresó en 1912 en la academia de Francesc D'A. Galí, cuyas enseñanzas fortalecieron ese instinto escultural que más tarde plasmaría en sus obras. Por aquella época entró en contacto también con el marchante Josep Dalmau, quien en 1918 acogió en su galería la primera exposición individual de Miró, donde quedaban al descubierto sus formas delicadas y diluidas en la vitalidad cromática. (Foto: Museo Thyssen)


 05_1423042441_107003

Las venenosas críticas que recibió Miró tras esa primera exhibición marcaron una nueva fase. Minucioso en el detalle y sutil observador, inició su etapa de 'realismo poético'. En una carta a su amigo Enric Ricart, escribe: "Nada de simplificaciones o abstracciones; en estos momentos me interesa solamente la caligrafía de un árbol o de un tejado, hoja a hoja, rama a rama, hierba a hierba, teja a teja. Eso no quiere decir que al final los paisajes no puedan ser cubistas o sintéticamente salvajes. Ya lo veremos". (Foto: El Mundo)


 06_1423042591_740595

En 1919, Miró pinta un sorprendente 'Autorretrato', un cuadro que preconiza su intención de emprender la aventura parisina, capital del imperio artístico. Una atmósfera cálida y sugerente envuelve su rostro de rasgos cincelados, en una obra que combina elementos cubistas detallados y abstractos. El lienzo sería comprado por Picasso, un año después de conocer a Miró.

Aquel gesto del genio malagueño no le libraría de las críticas de Miró. A su llegada a París, poco tardó Miró en darse cuenta de que gran parte del arte contemporáneo se orientaba al seductor dinero y no a la expresión de ideas. Un moralista como Miró no podía más que deplorar semejante actitud. En una carta de la época, el pintor catalán escribe: "los franceses (y Picasso con ellos) son los condenados, ya que han tomado el camino fácil y pintan para vender".


 07_1423042629_167065

Sería su segunda estancia en París la que marcaría el destino artístico de Miró. El escultor Pablo Gargallo —que en invierno ejercía como profesor en Barcelona— comenzó a alquilarle en 1921 su taller en la rue Blomet. André Masson, propietario del estudio contiguo, trabó amistad con Miró y logró introducirlo en círculos artísticos y literarios frecuentados por intelectuales como Paul Éluard, André Breton, Tristan Tzara o Henry Miller. Para Miró fue trascendental el influjo de los poetas, que en aquellos tiempos obraban la destrucción de las estructuras para favorecer una impresión inmediata y sensual.


 08_1423042676_586840

Esas nuevas influencias cobrarían protagonismo en 'La Masía', una de las obras clave de Miró. Repleta de alusiones sexuales, la obra parece abordar el tema de la fertilidad, quizá como metáfora de la productividad artística. El pintor integra todos los elementos en su composición jugando con la tensión entre equilibrio y simetría, menos interesado en narrar una historia que en construir un armazón conceptual que habla de la identidad catalana y del espíritu cristiano, de la autenticidad de la gente y de la tierra. Salpicada de innumerables guiños y lecturas, 'La Masía' fue adquirida por Ernest Hemingway, fascinado por su reproducción del paisaje mediterráneo.


 09_1423042713_827851

Con sus exquisitos modales de burgués, Miró era en muchos aspectos la antítesis del pintor bohemio. Hombre religioso y moralista, Miró no era mujeriego, se mostraba parco en palabras y procuraba que sólo su trabajo, meticuloso y disciplinado, hablara por él. Ese carácter retraído y reservado, antagónico del estereotipo artístico en la 'rive gauche', contribuyó a que el círculo surrealista de París le tomara en broma. Consideraban sus cuadros infantiles y se burlaban de su falta de pasión. En una ocasión, durante un acalorado debate, Max Ernst anudó una soga al cuello de Miró, amenazándole con la muerte si no manifestaba su opinión. No pronunció una palabra.

Afortunadamente, aquella broma pesada no pasó a mayores y Miró salvó el pescuezo. Continuó su vida y en octubre de 1929 contrajo matrimonio con Pilar Juncosa en Palma de Mallorca. Ella fue la madre de Dolores, primera y única hija de Miró. (Foto: El Mundo)


 10_1423042749_529922

La obra de Miró atraviesa un nuevo cambio a partir de 1923, cuando los objetos en sus cuadros se deforman hasta la fealdad sin renunciar a su identidad. El artista elude el mensaje intelectual para acentuar la sensualidad y otorgar importancia capital a lo insignificante. Guiándose por el lema "menos es más" y su búsqueda de la claridad, Miró vacía cuadros como 'El cazador' para que sean los detalles más primarios los que hablen en un lenguaje de símbolos y asociaciones poéticas. Ya en 1920, Miró escribía: "me muevo en un arte de conceptos que toma la realidad sólo como punto de partida, no como meta final". (Foto: Museo Thyssen)


 11_1423042787_818425

El primer manifiesto surrealista aparece en 1924, y Miró es uno de los primeros artistas en seguir sus postulados de asociación libre, automatismos aleatorios más allá de consideraciones estéticas y poder absoluto del sueño. El surrealismo reaccionaba contra la gélida geometría a la que tendía el arte a principios de los años 20, y abogaba por elevar la voz íntima y primaria que grita silenciosa en nuestro interior. Para ello, muchos artistas se abandonaron al abuso de éter, alcohol, cocaína o sexo. Las alucinaciones de Miró, siempre más pacato y místico, se debían por el contrario al hambre, pues muchas veces se acostaba sin cenar. (Foto: El Mundo)


 12_1423042821_204138

Miró trata de explicar el universo a partir de un ínfimo detalle. Quiere que sus cuadros ofrezcan la percepción fresca y directa de un haiku. Desea captar, según sus propias palabras en una carta a Michel Leiris, "la elocuencia de la exclamación de admiración que hace un niño al ver una flor". Con el tiempo, Miró deriva en composiciones más abstractas y formas más orgánicas, siguiendo el ejemplo de Hans Arp y acercándose al estilo de Klee o Kandinsky. La meta de Miró era trascender la pintura, alcanzar una dimensión conceptual más allá de la sola experiencia visual. (Foto: Museo Thyssen)


 13_1423042856_209685

La continua apuesta de Miró por las fantasías poéticas se tiñó en los años 30 de temor apenas contenido ante la inminente hecatombe política en España y Europa. Sin embargo, Miró proyecta sus miedos sobre figuras desnudas de hombres y mujeres, lo que invitaba a pensar en problemáticas sexuales y no tanto sociales. Sería en 'Naturaleza muerta con zapato viejo' donde Miró abandonaría el lenguaje que había definido a lo largo de tantos años y esfuerzos, para crear un cuadro de fácil comprensión que hablara a través de los objetos de los sentimientos de pérdida y pobreza, de furia y rencor. (Foto: EFE)


 14_1423042888_223663

En 1937, Miró participó en la Exposición Universal de París con un cuadro, hoy desaparecido, titulado 'El segador'. Con la Guerra Civil española en pleno desarrollo, la obra era todo un símbolo del espíritu revolucionario. Sin embargo, Miró se vio completamente eclipsado por el impacto del 'Gernika', cuya crudeza cautivó al planeta artístico. Aunque pintó notables carteles para apoyar la lucha por la libertad en España, Miró nunca llegó a cumplir el proyecto de su propio gran cuadro trágico sin "el melodrama de Picasso", como él mismo comentaba.


 15_1423042922_122762

Con el estallido de la guerra, para Miró fue necesario refugiarse en su interior. Y del mismo modo que la poesía le había influido terminada la Primera Guerra Mundial, a principios de los años 40 era la música de Mozart o Bach la que acompasaba sus 'Constelaciones'. Éstas eran una serie de composiciones en complejo y perfecto equilibrio, cuadros en los que soles, estrellas, lunas y filamentos quedaban entretejidos en una red cósmica de simbología rítmica y festiva. Las 'Constelaciones', expuestas en Nueva York, ejercieron una influencia determinante en artistas estadounidenses como Gorky o Pollock.


 16_1423042954_457560

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Miró decidió dar un nuevo giro a su carrera. Esta vez, sus inquietudes artísticas venían acompañadas de preocupaciones más prosaicas. Y es que a sus 52 años, Miró aún no había sacado un rendimiento económico notable a su pintura. "Lo que no puedo aceptar es seguir llevando la vida mediocre de un modesto caballero", les espetó a sus galeristas antes de empezar a imprimir su universo de ilusión y color en esculturas, objetos de alfarería o grabados con los que aspiraba a llegar a un público masivo. A su manera, Miró se convertía de este modo en precursor del 'Land art' y el 'Pop art'. (Foto: El Mundo)


 17_1423042990_951922

El éxito de Miró radicaba en su capacidad para seducir al público con la percepción espontánea de su lenguaje de formas onduladas y su irresistible atractivo cromático. Ello le valió prestigiosos galardones internacionales como el premio Guggenheim, ser investido doctor 'honoris causa' por Harvard o nombrado caballero de la Legión de Honor de Francia. Además, en 1980 recibió de Juan Carlos I la Medalla de Oro de las Bellas Artes de España. (Foto: AFP)


 18_1423043027_161197

"Para mí es importante conseguir la máxima intensidad con el mínimo esfuerzo. Por eso el vacío ocupa un papel cada vez más relevante en mis cuadros". Miró esribía estas palabras en los 60, cuando sus cuadros, como en 1925, volvieron a vaciarse para conceder todo el protagonismo a unos pocos acentos enfáticos. Son quizá estas filigranas minimalistas las que perpetúan a Miró en el recuerdo. Por siempre jamás habrá que reverenciar a un artista que en todo momento derrochó frescura y vitalidad, sin traicionar su estilo ni doblegarse a modas pasajeras. La inagotable fuente de creatividad y evolución que brotaba de las entrañas de Miró se secó en la Navidad de 1983, cuando el pintor contaba 90 años. (Foto: El Mundo)



Publicado por elmundo.es el 23 de diciembre de 2008


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 10:45; edited 3 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
El epistolario escrito por Joan Miró entre 1911 y 1945, en su mayoría inédito, ve la luz


"La imbecilidad humana no tiene límites", le escribe en 1932 a Gasch

El proyecto lo inició Joan Ainaud de Lasarte en 1967 y se completa ahora




 19_1423043192_392524

Miró fotografiado por Man Ray en 1933
 
Hay algo impúdico en eso de fisgonear en las cartas personales que escribió otro, pero al mismo tiempo resulta un apasionante viaje a la intimidad más secreta de una persona que, si además es conocida, aúna el morbo con el interés intelectual por su pensamiento. Las que Joan Miró (Barcelona, 1893-1983) escribió a sus familiares y amigos catalanes entre 1911 y 1945 se presentan esta semana en la Fundación Miró de Barcelona, que las publica en la Editorial Barcino con la colaboración de la Fundación Carulla.

Muchas, la mayoría, son inéditas, si bien hay que reconocer que las más jugosas desde el punto de vista de su pensamiento artístico han aparecido en catálogos y obras de referencia (destaca Joan Miró. Escritos y conversaciones, de Margit Rowell, que se publicó en inglés en 1996 y en 2002 fue traducido al castellano por el IVAM y el Colegio de Aparejadores de Valencia). Pero lo interesante del Epistolari català es la fidelidad al original. Las cartas se transcriben tal cual las escribió -sin arreglar los numerosos "errores" ortográficos que por la época realizaba tanto en castellano como en catalán, el idioma mayoritario- y además se presentan en un estricto orden cronológico que permiten seguir no sólo su evolución vital y artística sino también los acontecimientos históricos.

Así, en una de las amilbaradas cartas que enviaba a su amiga, la pintora Lola Anglada, datada el 18 de septiembre de 1918, le explicaba: "Domingo unos 200 cañonazos. Un barco francés y uno inglés al fondo. En Cambrils desembarcaron 38 náufragos del inglés. Los ví y hable con ellos". Al año siguiente, a su amigo mallorquín Bartomeu Ferrà le comenta la evolución de la Gran Guerra: "Días de mutua felicitación para nosotros, fervientes francófilos, son estos de la gloriosa ofensiva de los aliados. A ver si consiguen de una vez sacar a aquella gentuza y nosotros podemos ir a París, a saturarnos de la gracia francesa, sintetizada en Renoir (aquel Moulin de la Galette, aquellas mujeres, aquellos desnudos!)".

El ansía por irse a París es una constante en muchas de las cartas, pero resulta de lo más interesante ver cómo su opinión sobre el ambiente de la capital del arte varía de año en año. En junio de 1920 escribe a Picasso: "He pasado unos días en Barcelona. Efecto, después de haber vivido en París, muy aplastante. La intelectualidad vive con 50 años de retraso y los artistas hacen el efecto de aficionados. Carencia de temperamento y muchas pretensiones! [...] Conforme con V. en que para ser pintor hay que quedarse en París". En abril de 1932, a Sebastià Gasch: "La imbecilidad humana no tiene límites; por lo tanto no queda localizada.[...] "lejos tanto aquí como en París de los intelectuales, tan cretinizados en todo el mundo".

En las cartas hay de todo, desde reflexiones filosóficas sobre pintura hasta comentarios prácticos sobre dinero, pasando por referencias a su vida personal o a la situación política. Al tratarse, en su mayoría, de cartas a amigos, muchas cosas se dan por sabidas (para eso ayudan las notas), pero hay cosas curiosas, como el hecho de que comienza escribiendo a Picasso en castellano pero al poco se pasa al francés o que con Josep Lluís Sert se pasa en los 40 al castellano "para facilitar el trabajo a la censura". Otro aliciente del libro es que se publican las postales. Casi todos los textos son escuetos ("Recuerdos", "Un abrazo"...) pero las imágenes escogidas son toda una declaración de principios.

El proyecto de este epistolario data de 1967, cuando el entonces director de los museos de arte de Barcelona, Joan Ainaud de Lasarte (1919-1995), organizaba una gran antológica del artista en la ciudad. A Miró le pareció bien la idea y el erudito comenzó la recopilación. Falleció sin lograr acabarlo y sin haber encontrado editor. Hace tres años, desde la Fundación Miró se recuperó el proyecto ampliando la selección e incorporando nuevos especialistas al estudio. Ahora se prepara ya el segundo volumen y, comenta Rosa María Malet, directora de la entidad, es posible que, con el primer libro de 665 páginas en la mano, sea más fácil encontrar socios para la edición en español o en inglés.


Estimados amigos

- Queridos papás: [...] Me he dedicado al comercio, sin tener ninguna vocación por él, solo dejándome guiar por Vds, que no conocen bien a fondo mis verdaderas aspiraciones [...] Renuncio, pues, a mi vida actual para dedicarme a la pintura". . Barcelona, 2-4-1911 (18 años)

- Estimado amigo (Enric C. Ricart): "Una cosa memorable para mí y digna de que la sepas. Mientras he sido soldado, estos días de estado de guerra, he cobrado 0,40 pesetas diarias y derecho a comer rancho. En fin, me he ganado la vida. [...] Sale mas a cuenta ser soldado que pintor". Montroig, 26-8-1917.

- Apreciado (Josep Dalmau): "Creo que tanto a usted como a mí nos conviene que lo mío suba "petit a petit" pero solidamente. Me decía Picasso que no me impacientara, que tomara número de espera, hasta que me tocara el turno para subir al autobús. Los que suben de golpe son arribistas". París, 15-4-1921.

- Estimado (A Salvador Dalí). "Me parece equivocada vuestra idea de ir a exponer a París, sin venir antes a preparar el terreno vos mismo. Si no lo haceis así, es casi seguro que pasareis desapercibido[...] Ayer conocí a vuestro amigo Buñuel; es uno de los hombres más simpáticos que conozco". París, 13-3-1929.

- Mon Cher Picasso: "Perdóneme que le moleste pero he recibido una carta, que le adjunto, de [Domènec] Escorsa, arquitecto, en la que me pregunta si puede hacer algo para hacer salir a su cuñado del campo de concentración". París, 16-3-1939

- Estimado Joan (a J. Prats): "... No tengo noticias de interés, a excepción de que Paul Klee ha muerto; era un gran espíritu al que yo debía mucho". Mallorca, 29-7-1942.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 10:46; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
La Fundación Miró incorpora a su colección 17 cuadros del artista

Las obras sobre papel han sido cedidas por la familia del pintor al centro de arte que lleva su nombre en Barcelona



 20_1423043307_708780

La sala octogonal de la Fundación Miró con las nuevas obras que ha incorporado del artista. / CONSUELO BAUTISTA

Diecisiete obras sobre papel de Joan Miró, creadas entre 1931 y 1953 y cedidas ahora en depósito por la familia del artista, se han incorporado a partir de hoy a la colección permanente de la Fundación Miró de Barcelona.

Esta incorporación coincide con la renovación de la presentación de la colección permanente, que, con ayuda del departamento de Cultura de la Generalitat, tiene como objetivo "acercar al público la figura de Miró", según ha explicado la directora del centro, Rosa María Malet.

A lo largo de los años, ha comentado Malet, el papel fue probablemente la materia que Miró utilizó de forma más viva y constante, y además se interesó por todo tipo de papel: de vidrio, cartón, de diario e incluso 'papeles encontrados' por el artista. La producción artística mironiana sobre este soporte se puede considerar, en palabras de Malet, de "innovadora y arriesgada".

De los 17 dibujos, destacan dos de 1937, uno depósito de Lola Fernández Jiménez y otro de Emili Fernández Miró, en los que, plantea como hipótesis probable Malet, "primero fue la mancha y después Miró acabó dándole la forma". La inmediatez necesaria en la realización de obras sobre papel permite al espectador conocer más de cerca la manera de trabajar del artista.

La colección permanente

La mayor parte de las obras depositadas por la familia Miró se exponen desde hoy en la sala octogonal de la Fundación, que con la nueva presentación de la colección recupera la forma original. La ayuda pública de la Generalitat ha permitido, según han detallado el conjero de Cultura, Joan Manuel Tresserras, y la propia Malet, incluir en las salas diversas mejoras técnicas, entre ellas un nuevo sistema de iluminación que mejora la visualización de las obras y ayuda a conservar las piezas expuestas.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 10:48; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
Exposición | San Sebastián


'El Miró de la experiencia y la luz mediterránea'



 03_1423043419_806412
 
Joan Miró convirtió Mallorca en el centro de su creación en las últimas décadas de su vida. Esas obras que surgieron de la luz mediterránea y la experiencia acumulada se exponen desde hoy en la sala Kubo de San Sebastián, que celebra con el artista catalán su décimo aniversario.

"Miró. Poesía y luz" es el nombre bajo el que la sala de exposiciones del Kursaal muestra 140 obras del pintor y escultor, la mayoría de las cuales pertenecen a su etapa de residencia balear, de 1956 a 1983.

Óleos de gran tamaño, esculturas y dibujos conforman esta exposición, montada con los fondos de la Fundación Pilar y Joan Miró de Mallorca y que comenzó a gestionarse hace un lustro.

Miró (Barcelona, 1893-Palma, 1983) tenía 63 años cuando llegó a la isla, había recibido la influencia de todas las vanguardias del arte y estaba a punto de emprender un nuevo periodo, en el que "la luz, la poesía y la tierra" iban a ser determinantes, ha recordado hoy la presidenta de la Fundación, Fernanda María Ramón.

Lo ya vivido y lo nuevo le llevaron a construir la etapa en la que experimentó "con mayor libertad" y supuso su "apertura a los caminos artísticos del siglo XXI".

Ramón, los responsables de la sala Kubo y la comisaria María Luisa Lax han presentado a los medios de comunicación el contenido de la muestra, que permanecerá abierta hasta el 12 de octubre.

Dos terracotas sin título -dos máscaras de 1981- son las obras más jóvenes que se exhiben en la sala Kubo, que en su espacio principal ha colocado los lienzos de mayor tamaño y más representativos, en los que los negros, los blancos y los tonos oscuros y más apagados destacan sobre los cuadros de vivos colores.

La explosión cromática se puede observar en su obra gráfica, que comparte la zona en la que se han instalado bocetos y documentos que el creador catalán utilizó para algunas de sus obras públicas, como sus murales diseñados para el Plaza Hotel de Cincinnati, la Universidad de Harvard y la ONU.

La Sala Kubo ha reservado otro espacio para repasar la relación que Miró mantuvo con otras disciplinas artísticas, como el teatro, la música y la danza, que dio lugar a una prolífica producción.

Litografías de la serie "Satie", bocetos del ballet "Arlequín" y documentos sobre sus vínculos con los compositores John Cage y Karlheinz Stockhausen se muestran en San Sebastián junto a sus creaciones en torno a una de sus "obsesiones", el "Ubu Rey" de Alfred Jarry.

Precisamente, la única obra que no ha llegado de Mallorca, sino del Museo del Títere de Tolosa, es la gran marioneta "La Dona", creada por Joan Baixas y pintada por Miró, que formó parte del espectáculo "Morí el Merma", una reinterpretación de Ubú que la compañía La Claca estrenó en el Liceo de Barcelona en 1978.

Además de las terracotas, el bronce es el material de la mayoría de las esculturas expuestas, a las que se suma una maqueta del estudio que Josep Lluís Sert construyó para Miró en la isla y que fue el "epicentro" en torno al cual giró la vida del artista en la última fase de su vida.

Una enorme fotografía del interior del estudio ocupa una de las paredes de la sala, donde también se proyectará un documental que Soledad Gomis realizó en 1993 para TVE.



EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 10:50; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
Un 'miró' por más de nueve millones


 21_1423043583_986041

'Bonheur d'aimer ma brune', tela pintada en 1925 por Joan Miró. Óleo sobre lienzo. Estimación entre 9 y 12 millones de dólares.



Más info
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 10:55; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MIRÓ 
 
El Miró más completo


La Fundació Miró de Barcelona inaugura la exposición más ambiciosa sobre el pintor de los últimos 20 años     



 00_1423043851_697026

Una mujer contempla la obra de Joan Miro "Azul II" que se exhibe desde hoy en la Fundación Miró

La Fundació Joan Miró de Barcelona abre este domingo la exposición Joan Miró. La escalera de la evasión, que reúne 170 obras del artista -pinturas, esculturas y obras sobre papel- que ponen de manifiesto su compromiso con el tiempo que le tocó vivir y que está considerada como la más importante que ha podido verse en España en los últimos 20 años.

La exposición reúne obras de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, ha sido organizada conjuntamente con la Tate Modern de Londres y la National Gallery of Art de Washington, y ha costado alrededor de un millón de euros, lo que "sobrepasa los presupuestos ordinarios", ha dicho el presidente del patronato, Jaume Freixa, que ha remarcado que habría que remontarse a la muestra monográfica de 1993 para encontrar un hito comparable.

La escalera de la evasión es una "panorámica completa" de la obra de Miró que resalta la importancia de su lugar de origen y cómo influyeron en su obra acontecimientos como la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial y el Franquismo: "Es la escalera de ascenso hacia firmamentos superiores, hacia una evasión de una realidad cruda", ha apuntado Freixa.

Las primeras salas exploran los vínculos con su Cataluña natal, en especial con la masía familiar de Mont-Roig, así como la inflexión que supuso su estancia en París y la liberación creativa del surrealismo; de este periodo son La masía (1921-1922) -que perteneció a su amigo Ernest Hemingway- y la secuencia Cabeza de payés catalán (1924-1925). En la sección central se repasa el drama de la Guerra Civil, con protestas explícitas del artista en obras como la serie de Pinturas salvajes (1924-1936) o la Naturaleza muerta del zapato viejo (1937), y también se incluyen las piezas que pintó por encargó del Gobierno de la República para el pabellón español de la Exposición Internacional de París, donde convivieron con el Guernica de Picasso.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial provocó respuestas más íntimas, como las célebres Constelaciones, serie desarrollada entre 1940 y 1941, y otras más perturbadoras como la serie 'Barcelona' (1944), el comentario plástico de Miró a la Guerra Civil. Durante el régimen franquista, Miró trabajó en una especie de exilio interior, pero su compromiso queda patente cuando decidió oscurecer o incluso quemar sus trabajos, como hizo en la serie Telas quemadas (1974), en la que captó la atmósfera de rebelión y ganas de cambio de los años 70. La idea de la exposición surgió hace dos años de una conversacíón entre la directora de la Fundació Miró, Rosa Maria Malet, y el entonces director de la Tate Modern de Londres, Vicent Todolí, y ha sido comisariada por Matthew Gale y Marko Daniel, en colaboración con la conservadora de la Fundació Joan Miró, Teresa Montaner.

La escalera de la evasión se ha visto previamente en la Tate Modern, donde ha sido visitada por 303.000 personas, y las diferencias con la presentación que se podrá ver en Barcelona serán "mínimas, prácticamente imperceptibles", según Malet. Para el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, la exposición es un salto de escala para el reconocimiento del artista a nivel internacional, pero también una herramienta muy valiosa para resaltar que fue un demócrata, un luchador por las libertades y un gran catalanista: "Lo que ya sabíamos, queda descifrado", ha zanjado.

La exposición, patrocinada por la Fundación BBVA,es uno de los acontecimientos artísticos del año, y por ello irá acompañada de jornadas académicas, de itinerarios turísticos por la Barcelona de Miró e incluso de otras muestras, como Joan Miró. Carteles de un tiempo, de un país, en el Museu d'Història de Catalunya. Tras recalar en Barcelona viajará a la National Gallery of Art de Washington, donde podrá visitarse a partir de mayo de 2012, y ahí sí que habrá cambios más sustanciales debido al largo viaje, aunque Malet ha confiado en que las ausencias puedan suplirse con piezas de las excelentes colecciones Miró que hay en Estados Unidos.



El Miró más experimentador en la Tate Modern


 02_1423043932_691793

'Cabeza de campesino catalán'. Esta obra, de 1924, se incluye en la exposición titulada La escalera de la evasión, nombre de una de sus obras más celebres. La muestra se exhibe desde esta semana la Tate Modern y está coorganizada por la Fundación Joan Miró, de Barcelona. La exposición permanecerá en la ciudad londinense hasta el 11 de septiembre.


 01_1423043871_436685

'Bodegón con zapato viejo'. La Tate Modern abre el jueves una exposición sobre Joan Miró (1893-1983). Bodegón con zapato viejo (1937), que pertenece al Museo de Arte Moderno de Nueva York, pertenece a la época más abstracto. En la muestra se podrá ver a un artista sensible con la Guerra Civil que asolaba su país. La muestra recalará en Barcelona.


 03_1423043973_862618

Mayo'. En la exposición puede apreciarse la evolución del artista desde sus primeras pinturas, muy vinculadas a su tierra, hasta los grandes trípticos abstractos del periodo final. La muestra incluy la llamada Serie Barcelona y las poéticas Constelaciones.


 04_1423044002_418296

'Tela quemada I'. Miró expresó en sus "telas quemadas" de los setenta las revueltas estudiantiles y la agonía del régimen franquista en España. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).


 05_1423044034_713255

'Una estrella acaricia el pecho de una negra'. TATE MODERN. Esta obra que pintó Miró en plena Guerra Civil, en 1938, es una de las 150 que ha reunido la Tate. La represión tras la revolución en Asturias, de 1934, y la supresión del Estatuto catalán inspiraron al artista barcelonés, fallecido en Palma de Mallorca. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).


 06_1423044060_449913

'Paisaje catalán (El cazador)'. Este Paisaje catalán es una obra de 1923-4, la primera etapa del artista, muy influido entonces por el fovismo. Miró era un artista complejo que mostraba por un lado claros vínculos con su tierra y, por otro, la despreciaba. Prefiero morir de hambre en París que ahogarme en la atmósfera provinciana de Barcelona, llegó a decir Miró. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).


 07_1423044091_394970

'La escalera de la evasión'. La escalera de la evasión es el nombre de la exposición y el de una de sus obras más célebres, realizada en 1940. Se encuentra en el MoMA de Nueva York. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011). Miró se exilió a Francia pero volvió en 1940 ante el avance nazi. Desde entonces vivió el exilio interior en Mallorca hasta la muerte de Franco, en 1975.


 10_1423044186_841038

'Fuegos artificiales'. Tríptico de 1974, que se encuentra actualmente en la Fundació Joan Miró, en Barcelona, y que el artista compuso ya octogenario. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).


 09_1423044159_256192

'La esperanza de un condenado'. FUNDACIÓN MIRÓ. Otro tríptico, en este caso La esperanza de un condenado, del año 1974, en homenaje al anarquista catalán Salvador Puig Antich, ejecutado por el método del garrote vil a finales del franquismo. Pese al tema tan dramático, la obra transmite serenidad. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).


 08_1423044128_175712

'Azul I-II-III'. TATE MODERN. Este es uno de los trípticos que compuso Miró en los sesenta, una labor que pudo desarrollar gracias al estudio que le construyó en Palma de Mallorca el arquitecto Josep Lluís Sert. Azul se exhibe en el Pompidou parisiense. (© Successió Miró/ADAGP, París y DACS, Londres 2011).



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Wednesday, 04 February 2015, 11:03; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
El Miró más caro se subasta en Londres por 20,2 millones


El cuadro, pintado en 1925, pertenecía a un coleccionista privado de Nueva York



smuestralaobrademir

El óleo Painting-Poem (Poema pintado), de Joan Miró, alcanzó ayer un récord para una obra del artista español al venderse por 16,8 millones de libras (20,2 millones de euros) en una subasta en la sala Christie's de Londres.

El cuadro, pintado en 1925 por el artista mallorquín, pertenecía a un coleccionista privado de Nueva York y contiene los versos "le corps de ma brune puisque je l'aime comme ma chatte habillée en vert salade comme de la grêle c'est pareil" sobre un fondo de color arena y trazos abstractos.

El anterior récord para una obra de Miró fue el alcanzado en 2008 por La caresse des étoiles en una subasta en Christie's en Nueva York, donde fue vendido por 17 millones de dólares (12,8 millones de euros).


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
NUEVAS OBRAS DE JOAN MIRÓ



user_50_1sin_t_tulo_litograf_a_63_x_54_5_cm_joan_mir_barcelona_1893_palma_de_mallorca_1983

Sin título, litografía, 63 x 54,5 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró (Barcelona, 1893-Palma de Mallorca, 1983)


user_50_11sin_t_tulo_litograf_a_75_x_56_5_cm_obra_de_joan_mir

Sin título, litografía, 75 x 56,5 cm. Obra de Joan Miró


user_50_10composici_n_pareja_de_litograf_as_37_x_27_cm_cu_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir_barcelona_1893_palma_de_mallorca_1983

Composición, pareja de litografías, 37 x 27 cm c/u. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_2sin_t_tulo_litograf_a_sobre_papel_rives_100_x_66_cm_obra_de_joan_mir

Sin título, litografía sobre papel Rives, 100 x 66 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_3sin_t_tulo_litograf_a_a_color_54_x_75_cm_obra_de_joan_mir

Sin título, litografía a color, 54 x 75 cm. Obra de Joan Miró


user_50_4sin_t_tulo_litograf_a_29_5_x_23_5_cm_obra_de_joan_mir

Sin título, litografía, 29,5 x 23,5 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_5sin_t_tulo_litograf_a_67_5_x_55_cm_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir

Sin título, litografía, 67,5 x 55 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_6sin_t_tulo_pareja_de_litograf_as_a_color_22_5_x_19_cm_y_22_5_x_38_5_cm_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir

Sin título, pareja de litografías a color, 22,5 x 19 cm y 22,5 x 38,5 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_7mir_escultor_portugal_litograf_a_en_14_colores_sobre_papel_guarro_20_x_40_cm_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir

Miró escultor. Portugal, litografía en 14 colores sobre papel guarro, 20 x 40 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_8mir_escultor_suecia_1974_litograf_a_20_x_40_cm_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir

Miró escultor. Suecia 1974, litografía, 20 x 40 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


user_50_9mir_escultor_litograf_a_27_8_x_56_5_cm_colecci_n_privada_obra_de_joan_mir

Miró escultor, litografía, 27,8 x 56,5 cm. Colección privada. Obra de Joan Miró


Ver más obras de Miró en venta de coleccines privadas



Fuente: arteinfo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
El Estado portugués se deshace de la colección del pintor. Austeridad obliga.



La estrella de Miró y el banco portugués


'Estrella azul', del pintor catalán, fue vendida en Londres por 30 millones de euros



 user_50_13880502146096

'Apparitions' (Visions) de Joan Miró

La pintura 'Estrella azul', de Joan Miró, fue vendida el pasado mes de junio por Sotheby's de Londres por 30 millones de euros, casi el doble de lo previsto, y el triple del precio alcanzado por la misma obra en el 2007. Un caso clarísimo de buen negocio -triplicar el valor en cinco años-, aunque ni los subastadores tenían previsto conseguir el precio récord para una obra del pintor. A ver si le cae la misma breva al Gobierno portugués, que saca a la venta 85 obras del artista catalán, pertenecientes al Banco Portugués de Negocios (BPN), nacionalizado en el año 2008.

La casa de subastas Christie's ha anunciado la venta para los días 4 y 5 del próximo mes de febrero con cierto regocijo porque así también podrá atraparle el récord a su rival Sotheby's, que es la que lo ostenta desde la primavera. Una colección de 85 piezas de Joan Miró no suele verse con frecuencia en el mercado. Tampoco se desploman a menudo los bancos y con ellos sus colecciones de arte quedan, provisionalmente, en el limbo. Christie's constata en el anuncio de la subasta que la pinacoteca se vende "por la decisión de la República de Portugal". El Gobierno luso fue al fin y al cabo quien hizo frente a los 1.800 millones de euros que dejó de agujero el banco citado, vendido posteriormente a la entidad financiera angola-portuguesa BIC. Así que bien necesitará el ejecutivo lisboeta que le ilumine la buena estrella de Miró para mitigar el coste de la nacionalización del BPN.

La colección de obras de Joan Miró (1893-1983), fallecido el día de Navidad de 1983, hace precisamente 30 años, que saldrá a pública subasta contiene pinturas sobre tela, acrílicos, obra sobre papel en tinta, esculturas y otras piezas que abarcan las casi siete décadas de trabajo del pintor simbolista y surrealista. 'Mujer y pájaro', una pieza de 1968, resalta como la más destacada del conjunto, valorada entre 7 y 8,5 millones de euros, una cifra por debajo de la que luce el precio récord (30 millones de euros), pero igualmente susceptible de causar sorpresas.

'Pintura', elaborada en 1953, es un trabajo de grandes dimensiones (57 X 500 cm) tasado entre 3 y 4,2 millones de euros con el color azul y los elementos gráficos típicos de la producción mironiana. El fondo artístico que se venderá en Londres contiene piezas de la recurrente creación del pintor que se mantuvo en Francia durante la Guerra Civil española y se refugió en España durante la Segunda Guerra Mundial. Su creación alude con frecuencia a elementos y símbolos de la naturaleza, de su paisaje mediterráneo y de la psicología humana. Nació en Barcelona y murió en Palma de Mallorca. Su minuciosidad y precisión no se ve únicamente en la composición de sus obras, sino que llega también a las fechas de sus trabajos. Uno de los que sale a la venta, 'Apariciones', elaborado con tinta sobre papel, fue realizado el día 30 de agosto de 1937. Su valor económico se ha calculado por debajo del millón de euros.

Del mismo año 1937 se adjudicará al mejor postor 'Canción de pájaro en otoño', un lienzo del que esperan obtener entre dos y tres millones de euros, una cifra por encima de la que tienen previsto conseguir por 'Toile Bruleé 3', hecha con acrílico sobre lienzo quemado, un experimento, el de quemar o agujerear la tela, que cultivó con éxito el artista catalán. Aunque ninguna de las 85 obras que saldrán a la venta pertenece a la serie de 'Pinturas sueño' como 'Estrella azul', de 1927, la producción de Miró ha ido toda a la alza en los últimos años, desde que se presentó su exposición retrospectiva en la Tate Modern de Londres a principios de 2011 y posteriormente en la fundación dedicada al pintor en Barcelona. La buena estrella de Miró podría superar los 36 millones de euros que han calculado alcanzar por las 85 obras del naufragado banco portugués.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Portugal subasta hoy en Londres 85 cuadros de Miró


Un tribunal autoriza la venta del conjunto, denunciada por cinco diputados de la oposición



 user_50_1390068884_768984_1390069335_noticia_grande
Una de las obras de Miró a subasta.

A las ocho de la tarde está previsto que hoy, en Londres, se subasten, en Christie’s, los 85 cuadros de Miró que pertenecen al Estado portugués después de nacionalizar en 2008 el banco luso en quiebra que los detentaba. La venta, que podría reportar de 35 a 70 millones de euros, ha levantado una enorme polémica en el país ramificada en acciones judiciales y políticas que han tratado de impedir hasta el último momento la subasta, considerada por sus detractores una forma innoble y puramente crematística de deshacerse del patrimonio artístico de Portugal. De hecho, hasta esta misma mañana no se sabía si la venta iba, por fin, a producirse. Un tribunal administrativo de Lisboa debía decidir si la denuncia de cinco diputados socialistas –avalada por la Fiscalía General de la República- terminaba en una suspensión cautelar de la subasta. La Dirección General de Patrimonio portuguesa también ha alertado en las últimas horas que la salida de las obras (que ya se encuentran en Londres) adolece de algunos fallos legales. Pero finalmente, este tribunal administrativo ha decidido que no tiene sentido esta suspensión cautelar, de modo que la subasta (y la consiguiente y probable dispersión de las obras) ya no tiene ningún impedimento legal para que se lleve a cabo.

El rocambolesco recorrido portugués de esta colección, que abarca todas las épocas del artista catalán y que reúne cuadros considerados por los expertos como verdaderas obras maestras, comenzó cuando en 2006, el Banco Português de Negócios se la adquiría, por 34 millones de euros, al empresario y coleccionista privado japonés Kazumasa Katsuta. El objeto del banco era servirse de los cuadros para alimentar un fondo de inversión. Las obras jamás fueron expuestas en Portugal. Siempre permanecieron, bien cuidadas y conservadas, en las dependencias del banco. Algunas piezas, eso sí, viajaron a Nueva York para participar en una exposición sobre Miró que celebró el MoMA.

En noviembre de 2008, el Gobierno de José Sócrates anunciaba la nacionalización del banco a fin de salvar los depósitos de los ahorradores. Ahora, para enjugar el agujero inmenso que el banco ha dejado –y aún deja- en las cuentas públicas portuguesas (puede llegar a 7.000 millones de euros), el Gobierno portugués ha aprobado la subasta de estos cuadros.

Pronto hubo especialistas, críticos de arte y políticos que se opusieron a la venta por considerarla lesiva para el patrimonio artístico portugués, criticando que el Estado luso tratara estas obras de arte como un bien inmueble más susceptible de ser comprado y vendido. Una plataforma reunió casi 10.000 firmas. Y cinco políticos socialistas recurrieron la medida y apelaron ayer a la Fiscalía General para que solicitara a un tribunal que anulara de urgencia la venta hasta que se repensara despacio todo el asunto. Pero el tribunal, hoy, pocas horas antes de que el martillo comenzara a moverse en Londres, ha decidido que la subasta siga adelante.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Los Miró se subastarán en junio

Parvalorem, sociedad propietaria oficial de las obras del artista, dijo ayer que había concertado con Christie's una nueva puja



La subasta de las 85 obras del artista catalán Joan Miró, patrimonio de Portugal que se suspendió este mes por un litigio legal en el Estado luso, tendrá lugar en Londres en junio, confirmó hoy la casa de subastas Christie's.

Christie's precisó a Efe que la fecha concreta, así como otros detalles, se darán a conocer "a su debido tiempo".

La subasta de esos trabajos, que son patrimonio portugués, se suspendió el 5 de febrero en Londres al considerar Christie's que había "incertidumbres legales" en torno al proceso, después de que la Fiscalía lusa pidiese dos veces la paralización de la operación por irregularidades en su expedición al no cumplirse los plazos previstos en la ley.

Actualmente, el Tribunal Administrativo de Lisboa, que en una primera sentencia decidió no suspender la venta de las obras, estudia el último recurso de la Fiscalía.

En una audiencia ante el Parlamento portugués, el presidente de la sociedad pública Parvalorem -que gestiona el patrimonio de Miró-, Francisco Nogueira Leite, aseguró ayer que esas obras regresarán a Portugal hasta final de mes "sin coste para los contribuyentes" y adelantó que había concertado con Christie's una nueva subasta cuando hubiese "condiciones económicas para hacerlo".

El Gobierno conservador de Portugal ha expresado su deseo de vender "a corto plazo" el acervo de Miró, del que se apropió el Estado luso a través de Parvalorem por la quiebra del Banco Portugués de Negocios (BPN) en el 2008.

El proceso judicial para detener la venta de las obras del artista español se produjo por la intervención de un grupo de diputados socialistas, respaldados por casi 9.000 ciudadanos, quienes originaron por internet un movimiento de protesta.

Los opositores argumentan que la tasación actual del lote (35 millones de euros, 48 millones de dólares) es notablemente menor que una realizada en el 2008 (80 millones de euros, unos 110 millones de dólares) y lamentan que un acervo de esa calidad pueda salir del país.

elmundo.es / EFE Lisboa
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
La mitad de las obras no habían sido expuestas



Un Miró inédito en Ibiza


El Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa (MACE) presenta ‘La luz de la noche’, primera gran muestra del pintor en la isla



 14_1399026345_560874

'Personnages', 1976. Aceite y esmalte sobre plástico (bolsa de embalaje impresa), 104 x 124 cm. Joan Miró. (© Successió Miró, 2014)

La obra de Miró nunca había sido exhibida hasta ahora, a lo grande, en Ibiza. Una muestra de sus geografías y códigos pictóricos y escultóricos llamada La luz de la noche, se presenta hasta el 15 de agosto en el MACE (Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa). Este centro, que fue uno de los primeros nuevos espacios creados en España para manifestar la modernidad artística en la agonía de la dictadura, acoge 25 pinturas, un tapiz y 14 esculturas de bronce, creaciones de las décadas de los sesenta y setenta.

Miró estará en Ibiza en un espacio blanco e intramuros, sobre el 'barco de piedra que es la vieja ciudad en la villa alta, Dalt Vila, uno de los horizontes más populares del Mediterráneo. Se ha organizado un desembarco relevante del pintor catalán nacido en Barcelona en 1893 y fallecido en Palma en 1983. El artista habitó en Mallorca sus últimas tres décadas, pero nunca hasta ahora se había contemplado en la vecina y vanguardista isla del sur, Ibiza, un conjunto mironiano tan notorio.

Con la complicidad de la compañía de los herederos, la Sucesión Miró y el comisariado de un sobrino de la mujer de Joan Miró, Pilar Juncosa, el escritor y gestor Enrique Juncosa, se presentan 13 obras que no habían sido expuestas y dos de ellas no fotografiadas; es decir, no reseñadas en catálogos o informaciones sobre el autor: Personnages, de 1976, y Femme dans la nuit, de 1979. El gran tapiz El lagarto de las plumas de oro fue tejido por Josep Royo sobre una obra de Miró.

“Miró siempre luchó por la libertad y puso voz a quienes no tenían voz para lograr un mundo mejor”, opina el nieto del artista, Joan Punyet, implicado en la promoción de esta muestra, que rodará por cada una de las tres islas Baleares mayores. Punyet es el portavoz de la memoria familiar tras la muerte de quienes encabezaron la gestión del mecenazgo y tutela de la obra, el hermanastrodel pintor, Emi Fernández Miró y, antes de su prematura desaparición, el primer nieto, David Fernández Miró. Joan Miró “era sobre todo un ciudadano que tenía un compromiso constante con la cultura. Un artista no es un banquero”, concreta Punyet.

Enrique Juncosa ubica en la espiritualidad y en palabras de sabios mironianos el porqué del título de la exhibición y resalta que las obras expuestas, ejecutadas en la última edad de Miró, “no parecen las de un anciano" sino que las ve radicales, experimentales con el compromiso de revolución y libertad estéticas y personales de sus inicios.

El museo MACE —que en 2012 exhibió a Miquel Barceló en su reapertura tras la reforma— sobrevive con escaso presupuesto municipal. El Institut d´Estudis Baleàrics del Gobierno de Baleares asume la financiación del proyecto, en el que participa asimismo la Fundació Pilar i Joan Miró de Mallorca.

Galerías privadas de la ciudad de Ibiza mostraron, sueltas, décadas atrás obras de Miró, en presentaciones organizadas al socaire de los movimientos de ruptura que lideraron pintores abstractos extranjeros radicados en la isla, algunos fugados de Hitler en los años 30 del siglo XX.

En Ibiza está enterrado un genial amigo de Miró, el arquitecto Josep Lluís Sert, autor de su célebre estudio de Palma, de las sedes de las fundaciones Miró de Barcelona y Maegth de Francia. Una conferencia sobre Sert se celebrará en la casa del pintor y arquitecto Erwin Broner, una pequeña joya de 1960, que cuelga sobre el mar, en sa Penya, bajo las murallas de Ibiza, que su viuda Gisela donó a la ciudad, cuando tenía 93 años.


Algunas imágenes


 11_1399026224_256013

'Personnage' de 1976 de Joan Miró. Óleo sobre cartón.
(© Successió Miró, 2014)


 12_1399026262_602390

'Femme dans la nuit' (mujeres en la noche), 1979, de Joan Miró. Tinta, cera y lápiz, 145 x 90 cm.
(© Successió Miró, 2014)


 13_1399026304_569867

'L'horloge du vent' (el reloj de viento) de 1967, creado en bronce por Joan Miró, 51 x 29,5 x 16 cm.
(© Successió Miró, 2014)


 15_1399026400_872151

'El lagarto de las plumas de oro' de Joan Miró, 1989-1991. Creación de Joan Miró. Lana, algodón y yute, 184 x 470 cm.
(© Successió Miró, 2014)


 16_1399026439_571585

'Chevaux mis en fuite par un oiseau' (caballos huyendo por un pájaro), 1976. Óleo sobre lámina, 50 x 74 cm.
(© Successió Miró, 2014)


 17_1399026471_377691

Femme' (mujer), 1969, de Joan Miró. Bronce, 110 x 60 x 30 cm
(© Successió Miró, 2014)


 18_1399026755_721507

'2 + 5= 7', 1965, de Joan Miró. Óleo sobre lienzo, 89 x 116 cm.
(© Successió Miró, 2014)


 19_1399026792_283561

'Femmes et oiseaux' (mujeres y pájaros) de Joan Miró, 1969. Óleo sobre lienzo. 50 x 61 cm.
(© Successió Miró, 2014)


Fuente: elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
“La opción Miró” se hizo estrella


Hace 35 años el logotipo de La Caixa introdujo el arte en la entidad gracias a un encargo




 0000000_1423039861_871134

El tapiz de Joan Miró y Josep Royo, en la sede central de La Caixa en Barcelona, con la estrella (en el ángulo superior izquierdo) que sería su logotipo.

Salvador Dalí, Miquel Barceló, Joan Miró o Eduardo Chillida son algunos de los artistas que a lo largo del siglo XX contribuyeron con sus obras a internacionalizar la imagen de determinadas empresas, entidades o instituciones al realizar, en unos casos de manera gratuita y en otros previo acuerdo económico, un logotipo que identificase el nuevo momento histórico que atravesaban las mismas. Dalí dibujó el logotipo de Chupa Chups; Barceló diseñó el símbolo institucional del Gobierno balear; Chillida, el de la Universidad del País Vasco y el de Kutxa... y Joan Miró creó hace ahora 35 años el de La Caixa, además del de la fundación de la caja catalana o El sol de Miró para promocionar España como destino turístico.

La Caixa inició a finales de los setenta un proceso de transformación empresarial y para ello deseaba incluir un elemento que identificase ese cambio y le diese una proyección internacional. La entidad encargó a Landor Associates, la agencia norteamericana más famosa del momento, creadora de imágenes corporativas de marcas como Coca-Cola, Levi’s o Kellogg’s, una auditoría de la situación que desembocara en el diseño de un nuevo símbolo.

Después de muchas conversaciones entre sus creativos y los responsables de la entidad financiera, Landor planteó lo que se conoció como la opción Miró. “Esa propuesta significó la irrupción de un concepto marcadamente rupturista en el mundo de la comunicación y el diseño de aquel momento”, destaca un portavoz de La Caixa.

En este proceso intervino un elemento novedoso, la creación artística, “una presencia que cuadraba con el mecenazgo de las artes por parte de la entidad”. “La estrella, desde el momento de su gestación y cuando se cumplen 35 años de su creación, ha pretendido aunar modernidad y tradición, solidez financiera y dividendo social... Las raíces del maestro Joan Miró con su proyección universal”, según la misma fuente.

El acuerdo entre la caja y el artista se plasmó en la confección de un tapiz de dos por cinco metros, que fue creado por dos grandes autores catalanes: el propio Miró y un joven especialista del tapiz, Josep Royo. El encargo de esta obra a ambos artistas, que incluía la estrella que iba a identificar a la entidad, se materializó en 1980. Miró aceptó el encargo de crear una pieza alguno de cuyos elementos pudiese aislarse para que se convirtiera en la imagen corporativa de La Caixa. Así, realizó junto con Royo un gran tapiz que contenía su hoy ya famosa estrella, y que aún ahora puede verse expuesto en la sede central de la entidad en Barcelona.

En 1980, don Juan de Borbón presidió la presentación en la capital catalana del gran tapiz confeccionado por Miró. El artista acudió a ese acto para formalizar la entrega de la obra a la entidad financiera. La felicitación de Navidad incluyó ese año, de forma discreta, el icono mironiano. Este símbolo “cambió las reglas de la identidad visual aplicada a las empresas y alumbró a toda una nueva generación de posibilidades para creativos e ilustradores”, concluyen responsables de la caja.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Miró languidece en Mont-roig del Camp


La masía del pintor se encuentra en desuso y abandonada pese al proyecto para convertirla en museo desde 2011



 00_1423996623_660749

La masía de Miró en Mont-roig del Camp en la que pasó largas temporadas durante 65 años. / Josep Lluís Sellart

“Mont-roig es para mí como una religión”, dijo el pintor Joan Miró. En esta localidad tarraconense del Baix Camp el artista encontró la inspiración pasando largas temporadas durante 65 años en su masía familiar, conocida como Mas Miró. Pero este edificio, catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional por su valor artístico y arquitectónico y con un proyecto para rehabilitarlo que acumula retrasos, languidece en la actualidad en estado de abandono. Cristales rotos y cableado desperdigado bordean el inmueble, situado a pocos metros de la autovía A-7. El cerrojo de una de las puertas laterales —el de la antigua casa de los masoveros— está roto y el desperfecto se ha solucionado instalando un candado para ahuyentar posibles ladrones. La puerta permanece medio abierta entre cadenas. Se divisan en el interior de la casa malas hierbas y suciedad. Algunas ventanas están tapiadas con bloques de cemento. En otras una fina tela resguarda del ojo ajeno las salas solitarias cubiertas de polvo. En el estanque florece la inmundicia. La masía ya sufrió el robo de varias piezas del mobiliario en verano de 2013, admite el alcalde, Ferran Pellicer (ERC).

A pesar del estado actual, la obra y el universo mironiano se gestaron en este espacio, al que dedicó lienzos como La Masía (1922). El padre del artista compró el enclave en 1910. Un año después Miró acudió allí para recuperarse de una enfermedad y fue entonces cuando decidió dedicarse de lleno a la pintura. “Me infunde un gran entusiasmo y pinto como un loco. Animales monstruosos y animales angélicos. Árboles con orejas y ojos, payeses con barretina y fumando pipa”, dijo Miró de la localidad que junto a Mallorca y Barcelona acabaría por formar su triángulo vital.


 01_1423996587_369040

'La Masía', obra pintada por Miró entre 1921 y 1922 e inspirada en Mont-roig.

Miró acudió al lugar desde los 18 y hasta los 83 años. En muchas ocasiones lo acompañaron amigos como Ernest Hemingway, Alexander Calder o Josep Lluís Sert. Desde 2004 la antigua iglesia de Mont-roig acoge el Centro Miró, donde hay reproducciones de la obra que el artista pintó inspirándose en el municipio. Miró le dedicó en 1919 el lienzo Poble i església de Mont-roig.

En 2011, los antiguos lazos del creador con Mont-roig resurgieron cuando tras una década de negociaciones el Ayuntamiento y los herederos del pintor firmaron un convenio para convertir en museo la masía. Se hizo con el compromiso de crear una fundación que gestionase la rehabilitación del espacio. “Queremos un centro activo, donde habrá una tienda de productos de la tierra, un restaurante y una biblioteca”, anunció entonces Joan Punyet, nieto del pintor. En el convenio se pactó que la masía fuese alquilada por el Consistorio por un periodo de 50 años, con el objetivo de conseguir la inversión del 1% cultural del Gobierno. Esta subvención de momento no les ha sido concedida.

La casa museo debía abrir en 2012 con exposiciones permanentes, con obras originales y programas educativos. Pero el proceso se retrasó. En 2013 el Ayuntamiento, la Fundación Joan Miró y dos nietos del artista constituyeron la Fundación Mas Miró para ejecutar el proyecto por fases y recabar financiación. El Ayuntamiento contó con la aportación de 200.000 euros de descendientes del artista para realizar trabajos de acondicionamiento y seguridad. La Caixa donó 15.000 euros y la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV) 30.000 más. Querían abrir un año después ya algunos espacios del inmueble. La inversión necesaria para ejecutar las obras al completo se fijó en 2,16 millones de euros. Sin embargo, una vez más, la falta de dinero truncó el calendario.

El Mas Miró está formado por un conjunto de edificios de épocas diversas, que abarcan desde el siglo XVIII al XX. El principal se enmarca dentro de la tipología de los indianos, con un gran patio. Este edificio está flanqueado por la antigua entrada de los carruajes y por el habitáculo de los masoveros, quienes residieron allí hasta hace escasos años.

También hay una capilla, junto a la que se ubica el estudio del pintor. Esta es la estancia más valiosa del lugar: tiene grandes ventanales, desde los que se divisa el huerto y el mar. Con paredes blancas y desnudas, incluye dos grafitis hechos por Miró y una chimenea. En diciembre la puerta del estudio permanecía abierta, con despojos tirados por el suelo y en unas condiciones de conservación penosas. Los edificios agrícolas aún están más degradados, algunos con paredes agujereadas e inmundicia. Solo el jardín permanece cuidado.

A lo largo de estos años la masía ha sido objeto de numerosas investigaciones, como la de Elena Juncosa, experta en el artista, y cuyo trabajo Mas Miró: aportaciones documentales a uno de los espacios creativos de Joan Miró está pendiente de presentarse.

Tras la oleada de quejas, el alcalde dice que han empezado a realizar “pequeñas limpiezas en la zona” y contratado a “un equipo de arquitectos”. “Los recursos son los que son, la familia ya retiró muebles y material valioso. Hay una alarma conectada con la policía local”, afirma Pellicer. Una parte del mobiliario está relegado a un almacén local, mientras que otros muebles y piezas de decoración continúan en la masía, explican fuentes conocedoras de la situación. Desde la Fundación Miró aseguran que están trabajando para presentar en las próximas semanas “un proyecto” de la futura rehabilitación. El Ayuntamiento quiere luchar para conseguirla llevarlo a cabo: “Es importante porque Miró pintó aquí muchos cuadros, pero los originales [el paisaje y las personas], los tenemos nosotros”, concluye el alcalde.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Dibujos del Miró más libre llegan al Pompidou Málaga


La primera temporal de la filial española del centro muestra obras donadas en 1979



 00_1431763644_158515

Una visitante mira las obras de Miró expuestas en el Centre Pompidou. / G.-Santos

Joan Miró (Barcelona, 1893 - Palma de Mallorca, 1983) realizó una generosa donación al Centre Pompidou en 1979, con motivo de su 85 cumpleaños y de la gran retrospectiva que organizó en su honor el museo parisino. Fueron cerca de 80 dibujos creados entre 1960 y 1978, de los que ahora se muestran 46 en la primera exposición temporal del Centre Pompidou Málaga, su única filial extranjera inaugurada en marzo.

Joan Miró. Obras sobre papel 1960-1978, abierta al público desde hoy hasta el 28 de septiembre, no es un montaje cronológico y combina, independientemente de las fechas, las dos grandes obsesiones del artista catalán durante esas décadas: las figuras antropomórficas (mujeres, pájaros, perros o insectos) y las referencias cósmicas, con personajes flotantes y aéreos. “Mezcla la parte terrenal y la etérea”, explicó ayer durante un recorrido por la muestra la responsable de Colecciones del Centre Pompidou Málaga, Elena Robles.

Aunque el comisario de esta exposición, Jonas Storsve, director del Gabinete de Arte Gráfico del Pompidou de París, no asistió a la presentación, en un texto destaca “la urgencia y la necesidad incansable” que tenía Miró de reinventar el lenguaje. A partir de 1960, el pintor, escultor, ceramista y grabador se liberó de la forma tradicional de la pintura y de sus restricciones y se dejó llevar por el impulso y la espontaneidad. El dibujo y el grabado se convirtieron en sus medios favoritos y orientó sus estudios hacia una escritura compuesta por signos caligráficos, trazos y las formas “imprevisibles” de manchas y salpicaduras.

Un ejemplo de su ciclo cósmico que puede verse en Málaga es la serie Personajes delante del sol, con tinta china, acuarela y gouache sobre papel. Entre los grafitis destaca Personajes (1976), en el que un Miró con 83 años usó como lienzo una bolsa de papel, cuyos colores gastados y su diseño gráfico, al margen de los trazos de carboncillo incorporados, son un dibujo en sí. Robles resaltó el aspecto contemporáneo de este dibujo, que comparó con obras de Basquiat de la década de los 80 del siglo pasado, y cómo el artista catalán fue capaz de adelantarse “por su audacia estética” a las generaciones futuras.

En la muestra hay rarezas como una cabeza pintada sobre un papel de periódico al revés. Los soportes van del cartón, al plástico o el papel de estraza. En Femme (1978), la obra de mayor tamaño y con influencias japonesas, se observan las oposiciones habituales que marcan el método de Miró. Por un lado, la composición del lenguaje, que ponen el acento en el grosor del trazo, las oposiciones de la materia y el color de las diferentes partes; por otro, una explosión gestual con jaspeados y salpicaduras que se mezclan. Mujer, de 1969, se llama también la única obra de Miró que forma parte de la colección permanente del Pompidou Málaga, una gran escultura de bronce con brazos reducidos y piernas ausentes.

En la sala, una leyenda le recuerda al visitante que Miró decía siempre que no sabía dibujar, y esa supuesta “discapacidad” le obligó a reinventar el dibujo por completo y le permitió ser aún más libre.

Se recuerdan también las palabras del poeta Jacques Dupin incluidas en la monografía publicada en 1993 con motivo del décimo aniversario de la muerte de su amigo: “Cuando ya no puede pintar, Miró dibuja, no cesa de dibujar… Ha encontrado el medio, en ambos sentidos de la palabra, que le permite rebasar el declive de su fuerza física y colmar las brechas, las minúsculas e innumerables brechas por las que se insinúa la muerte…”.


Las claves

    - La exposición Joan Miró. Obras sobre papel 1960-1978 está compuesta por 46 dibujos sobre papel seleccionados de los 80 que el artista catalán donó al Pompidou de París en 1979.
    - Estas obras no se han exhibido en los últimos 15 años y antes que a Málaga, solo han viajado a Burdeos y a México.
    - La muestra se abre al público este sábado a partir de las 20.00 y se podrá visitar de manera excepcional y gratuita hasta las 2.00, coincidiendo con la celebración de la octava edición de La Noche en Blanco.
    - Los dibujos se mostrarán en el Centre Pompidou Málaga hasta el próximo 28 de septiembre. El precio de la entrada combinada para las exposiciones permanente y temporal es de nueve euros.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Joan Miró en el jardín


Una veintena de sus esculturas llegan al parterre que rodea el Rijksmuseum de Ámsterdam



 01_1434960333_931247

El artista Joan Miró (1893-1983) protagoniza una exposición con una veintena de sus esculturas en el parterre que rodea al Rijksmuseum de Ámsterdam. Una de estas piezas es 'Pájaro Lunar'.

Los jardines que rodean el Rijksmuseum de Ámsterdam amanecieron el viernes con una veintena de esculturas de Joan Miró (1893-1983) plantadas entre sus cuidados árboles y plantas. No solo es un homenaje a la cercanía del artista a la naturaleza, de la que extraía gran parte de su inspiración. Es la primera exposición de sus figuras en Holanda, y también el estreno mundial de Pájaro Lunar, un bronce de cuatro metros de altura en manos de un coleccionista particular europeo. El hermoso parterre de la sala holandesa es de acceso gratuito, y las figuras de Miró, bien en negro o en colores brillantes, componen un recorrido mágico de animales, estrellas, soles, aves y mujeres que permiten lo que los expertos llaman "diversas interpretaciones". Como la que hizo un fotógrafo en plena sesión de trabajo al contemplar Muchacha evadiéndose. Con sus piernas de maniquí de escaparate pintadas de rojo sujetas al fondo de un pequeño estanque, la pieza le pareció una fuente de la que estaba a punto de brotar el agua.

"Bravo. Un aplauso a su imaginación. Es lo maravilloso de la obra de Miró. Las innumerables lecturas que propicia", le dijo encantado Alfred Pacquement, antiguo director del Centro Pompidou de París, y conservador de la exposición. Con un universo pictórico abstracto pleno de alusiones figurativas a todo color, y ya en la cuarentena, Miró se lanzó a la escultura para "superar el lienzo y acercarse a la gente". Era el año 1938 y ya había hecho suyos movimientos de vanguardia como el fauvismo y el cubismo. "Lo imaginario convivía con un realismo minucioso dando paso a un mundo lleno de signos mágicos y animales, a los que añadía pequeños textos poéticos. Bailaores españoles, campesinos catalanes, paisajes y constelaciones llenaron su obra hasta el final. Pero también fue un escultor sorprendente, con 400 obras catalogadas y producidas en diversos "golpes de inspiración", explicó el conservador en la presentación de la muestra.

Quería "asesinar la pintura", una de las citas más recordadas del artista, y recurrió a objetos cotidianos, desde jabones a cajas de sombreros. Y a la naturaleza misma, claro. Al mezclar las piezas y ensamblarlas obtuvo dos tipos de obra: las derivadas de la naturaleza, como piedras o raíces, y las salidas de aperos del campo, utensilios de la cocina y la vida cotidiana. El imponente bronce Personaje (1970), con testa de canto rodado y cuerpo de almendra, pertenece al primer grupo. La caricia de un pájaro (1967), al segundo. Su cabeza es un sombrero de paja como los usados por los campesinos para proteger del sol la cabeza de los burros. El cuerpo es una tabla de planchar donde hay un caparazón de tortuga. Pintado en rojo, verde, amarrillo y azul, contrasta con el fondo del Rijksmuseum, un edificio que combina los estilos gótico y renacentista.

"La obra titulada Constelación (1971) surge de una galleta mallorquina. Mujer, de una botella de perfume. Mujer-Monumento (1970), de una pastilla de jabón gastada coronada por un huevo en equilibrio inestable. Es su relación con la realidad, el Mediterráneo, la tierra y la imagen que surgía en su cabeza al juntarlo todo para su posterior ensamblaje", dice Pacquement. La sensualidad de las redondeces es patente en la estrella de la muestra, Pájaro Lunar, que aparece también dentro, en el atrio del museo. "Haber podido traer dos ejemplares es único. Se trata de una forma curiosa que no parece encajar en una sala como esta. Sin embargo, llena el espacio".

Para Joan Punyet Miró, nieto del pintor, la muestra "es un sueño hecho realidad". Él vio la mayoría de las obras durante su infancia en Mallorca, en el taller del abuelo, al que adoraba. "Poner el conjunto escultórico en este lugar, uno de los museos señeros del mundo, remodelado por los arquitectos españoles Ortiz y Cruz, es el mejor homenaje a uno de los creadores más representativos del arte español y el surrealismo. Las esculturas están al aire libre y en contacto directo con el público. A mi abuelo le habría encantado". Punyet Miró protege y divulga el legado familiar del que subraya "los valores que tanto han costado conseguir, como la democracia, por la que peleó el abuelo".

La muestra estará abierta en el Rijksmuseum hasta el 11 de octubre, y contribuirá a que 2015 sea el Año Miró en Holanda. El 9 de octubre, el Museo Cobra, de Amstelveen, tiene previsto inaugurar la primera gran cita con el pintor en los últimos sesenta años. El grupo Cobra, formado en 1948 por artistas de Copenhague, Bruselas y Ámsterdam, tiene a Miró como uno de sus ídolos. El colorido, la experimentación y la estrecha relación entre materiales y contenido serán explorados con ayuda del propio Punyet Miró, y de las fundaciones Pilar y Joan Miró (Mallorca) y la de Barcelona. Las tres han colaborado, junto con La Caixa, en el montaje escultórico presentado en Ámsterdam.



Miró en el Rijksmuseum


 05_1434960516_818370

Miró se lanzó a la escultura para superar el lienzo. En la fotografía, 'Personnage Maeght'.


 07_1434960687_208961

'La caresse D'un Oiseau' es otra de las piezas de esta exposición en los jardines del Rijksmuseum.


 02_1434960369_449697

Esta muestra es la primera de sus figuras en Holanda, como esta pieza, 'Jeune Fille s'evadant'.  


 03_1434960446_976053

Pintor, escultor, grabador y ceramista español, el catalán Joan Miró está considerado como uno de los mayores exponentes del surrealismo. En la imagen, la obra 'Femme'.


 04_1434960473_473130

Las figuras de Miró seleccionadas componen un recorrido de animales, estrellas, soles, aves y mujeres, como este 'Personnage'.


 06_1434960552_961329

El artista fallecido en Palma de Mallorca el día de Navidad de 1983 , tiene su obra repartida en centros como la Fundación Pilar i Joan Miró, de Palma de Mallorca; el Museo Reina Sofía de Madrid, el Centro Pompidou de París o el MoMA neoyorquino. En la foto, 'Oiseau Solaire'.



Fuente: elpais.com / Olivier Middendorp
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Miró y el movimiento Cobra, un encuentro inevitable

Holanda recoge en una muestra la influencia del español en el grupo europeo de vanguardia



 0retrato_de_mir_por_catal_roca_de_1973_presente_en_la_exposici_n_sobre_el_artista_espa_ol

Retrato de Miró por Català-Roca de 1973 presente en la exposición sobre el artista español.

En 1948, cuando Joan Miró tenía 55 años, unos artistas daneses, belgas y holandeses formaron en un café parisiense un grupo de vanguardia que llamaron Cobra (por las primeras letras de sus respectivas capitales, Copenhague, Bruselas, Ámsterdam). Él era ya un creador consagrado, y pausado, y no tardaría en adquirir un terreno en Mallorca, Son Abrines, donde levantaría el primer estudio que por fin pudo considerar propio. Según su nieto, Joan Punyet Miró, divulgador de su legado, la tranquilidad y el contacto con la naturaleza le permitieron "ir en busca de objetos cuya influencia maduraría para acabar transformándolos en su iconografía personal". Un mundo lleno de pájaros, constelaciones, mujeres y humildes artefactos rurales que convertía en figuras de gran plasticidad. Y ahí, en esa búsqueda intuitiva de formas, colores y emociones, en plena posguerra mundial, se sintieron reflejados un puñado de jóvenes desengañados y supervivientes del horror.


 02_1444811042_568549

'Cabeza y luna' de 1949 (Museo Cobra de Arte Moderno)

La influencia de Miró en nombres luego famosos, como los holandeses Karel Appel, Constant y Corneille; el danés Asger Jorn o el belga Pierre Alechinsky, vertebra la primera muestra dedicada a ellos, y a su maestro espiritual, en el Museo Cobra de Arte Moderno.

  Tres de las obras de Miró no habían salido nunca de la colección de su nieto

La sala está en Amstelveen, un suburbio acomodado de Ámsterdam alejado del cinturón de los canales y de la Plaza de los Museos, donde gravitan Van Gogh y Rembrandt. Pero no solo se llega fácilmente en transporte público. En Miró & COBRA, el gozo de la experimentación, abierta hasta enero, han conseguido auténticas revelaciones al mezclar cuadros, esculturas y cerámicas de colorido arrebatador. Como el duelo entre el Hombre con barba, de Karel Appel, una cerámica de mirada penetrante, y la Cabeza cuadrada, de Miró, igualmente aguda. O bien Mujer, del español, El acordeonista, de Robert Jacobsen, y Hombrecito, de Constant, esculturas de bronce, hierro y alambre.


 04_1444811151_446420

Esta obra de Karel Appel, 'Niña pequeña' de 1951, también es parte de la exposición en Ámsterdam. El artista holandés era un integrante del Grupo Cobra. (Museo Cobra de Arte Moderno)

Las paredes utilizadas para colgar las obras firmadas por Miró tienen el mismo tono arena de las que mostraron, hace casi 60 años, su producción en el museo Stedelijk de la capital. El resto es blanco. Sin olvidar la reproducción del taller mallorquín, con mobiliario, caballetes y telas originales, hasta 40 piezas. Es tan buena, que Punyet asegura que su abuelo "habría aprobado entusiasmado la cita que proponemos con estos artistas internacionales". El danés Asger Jorn y el holandés Constant Nieuwenhuys se encontraron por casualidad en 1946 en una exposición mironiana en la galería Pierre Loeb, de París. Interiorizaron sus maneras y, en 1951, fecha de la última muestra conjunta de los vanguardistas en el Palacio de Bellas Artes de Lieja dos de sus trabajos les hacían compañía. Separados por solo tres años, el esfuerzo de los miembros de Cobra en la poesía, música y los lienzos propició lo que los historiadores del arte llaman expresionismo abstracto.


 01_1444810974_162117

'El guante blanco' de 1925 es un ejemplo del trabajo de Joan Miro antes de que formara el Grupo Cobra en 1948. (Museo Cobra de Arte Moderno)


"Un nuevo prisma"

Según Katja Weitering, directora artística del museo holandés, "no se ha montado una antológica al uso porque se trataba de ver a Miró y a los demás artistas bajo un nuevo prisma". Lo que Joan Punyet llama "búsqueda de las barreras del arte para romperlas; introspección y conexión con el arte primitivo". Y, sobre todo, "ser consciente del momento puro en que la mano del artista está a punto de llegar al lienzo y aún está libre de convencionalismos". Los pintores favoritos de su abuelo eran los que plasmaron bisontes en las cuevas de Altamira, y sin retroceder hasta ese extremo, los jóvenes de Cobra se miraron en el arte africano, los niños y en símbolos intemporales como pájaros y estrellas.


 05_1444811232_271022

'Pareja española', 1952 de Lucebert, otro integrante del grupo Cobra (Museo Cobra de Arte Moderno)

Entre el centenar de obras de Miró traídas a Holanda destacan cinco del Museo Reina Sofía; un Paisaje, del museo Solomon R. Guggenheim, de Nueva York, y Figuras y Pájaros, de la galería Escocesa de Arte Moderno. Y, desde luego, las tres piezas que nunca habían salido de la colección privada del nieto, fechadas entre 1959 y 1977. "La más singular me parece Sin título, con cera y tinta sobre una página doble del diario La Vanguardia, de Barcelona".


 06_1444811272_518898

'Pareja española', 1952 de Lucebert, otro integrante del grupo Cobra (Museo Cobra de Arte Moderno)

Cuando Miró expuso en el Stedelijk en 1956, los críticos hablaron de lirismo y figuras etéreas. Cobra lo había hecho en 1949, su mejor momento, y poco faltó para que les llamaran degenerados. Verlos ahora supone disfrutar de formas y figuras únicas. Aunque sea familia, tiene razón el nieto cuando dice que "hacía falta algo así: Miró y Cobra juntos".


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Y Miró asesinó la pintura

La fundación barcelonesa del pintor explica, a través de 120 obras, la intensa y constante relación del artista con los objetos



 00_1446022286_797877

Cuatro de las esculturas de bronce de Miró expuestas en su fundación de Barcelona. Al fondo, 'Personaje, pájaro', de 1973. / Consuelo Bautista

“Me siento atraído por una fuerza magnética hacia un objeto, sin premeditación alguna, luego me siento atraído por otro que al verse ligado al primero produce un choque poético, pasando antes por ese flechazo plástico, físico, que hace que la poesía te conmueva realmente y sin el cual no será eficaz”, escribió Joan Miró (Barcelona, 1893; Palma de Mallorca, 1983) en una carta en 1936. El magnetismo de los objetos llevó al pintor a tener una relación intensa con piedras, hierros y maderas que recolectó toda su vida y que empleaba para decorar su estudio, una especie de gabinete de curiosidades particular, tal y como podemos ver en las fotografías en las que aparece trabajando en Barcelona, Palma o París, donde estos objetos decoran y llenan las paredes en una especie de horror vacui. Pronto, esta pasión llevó a que los objetos comenzaran a aparecer en sus pinturas, collages,cerámicas, esculturas y ensamblajes, primero de forma pictórica y luego físicamente, adquiriendo una segunda vida como elementos artísticos. Sobre todo en las esculturas, donde muñecas, envoltorios de cartón, calabazas, huesos y botes, acabaron inmortalizados en bronce.


 01_1446022355_434207

'Retrato de bailarina', 'pintada' por Miró en 1928, con una pluma, un corcho y una aguja para el pelo.

La exposición Miró y el objeto organizada en la Fundación Miró de Barcelona rastrea, por primera vez, este proceso creativo de forma exhaustiva, así como su evolución a lo largo de los años. “Quiero asesinar la pintura”, aseguró Miró a finales de los años veinte, para expresar su idea de que la pintura era algo más que el caballete, la tela y los pigmentos y desafiando a las artes plásticas.

Y a tenor de la muestra que estará abierta en el impresionante edificio de Josep Lluís Sert hasta enero, y que viajará a Madrid en la primavera de 2016, lo consiguió. De forma sutil con obras como Retrato de una bailarina, de 1928, nunca vista en España, que perteneció a la colección de André Breton y que se conserva en el Pompidou de París, en la que con apenas tres elementos: un alfiler, un corcho y una pluma fijados en un panel de madera, creó una composición intensamente poética y bella. En otras, la acción es más explícita, como en un par de cuadros llamados Pintura que realizó en 1973, en los que rasgó y acuchilló la tela y la dejó hecha jirones. O en los Cuadro-objeto en los que coloca suspendido del marco objetos colgando de un hilo. A la misma intención obedecen dos de los cinco cuadros quemados que presentó en la exposición individual del Grand Palais de París de 1974, una panorámica de lo que él entendía como antipintura y antiarte. “Esta exposición es la antítesis de una retrospectiva. Quiero mostrar a un Miró vivo”, dijo el artista cuando preparaba la muestra, con 81 años. Las pinturas parecen haber sobrevivido a una catástrofe, muestran el bastidor y dejan ver la pared.


 02_1446022344_946713

'Mujer', escultura de Miró de 1970 creada con objetos encontrados por el pintor y fundidos en bronce. / Sucesión Miró.

A partir de 120 obras de Miró, casi el 50% de los fondos de la fundación y el resto de museos y colecciones de Europa y América, según explicó la directora del centro Rosa Maria Malet, la muestra, patrocinada por la fundación BBVA y comisariada por William Jeffet, conservador del Museo Sant Petersburgo de Florida, recorre esta “pasión y amor por el objeto”. Desde las primeras naturalezas muertas, como La espiga de trigo y La lámpara de carburo que creó en 1923 y que ha prestado el MoMa de Nueva York, hasta Mujeres, pájaros y Personaje, pájaro, dos obras de 1976 en las que utilizó clavos para unir los elementos. “Miró es un artista próximo, que resulta fácil de identificar, pero no conocemos sus caminos y aportaciones, que es inalcanzable”, resaltó Malet junto a un impresionante collage de 1929 que la familia del pintor ha donado a la fundación como regalo por su 40 cumpleaños.

Entre los soportes sorprendentes que Miró utilizó, Los pájaros de presa se extienden sobre nuestras sombras (1970), un óleo de madurez pintado sobre piel de vaca que preside el último ámbito de la muestra y que ha cedido una coleccionista privada.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
Retrospectiva


Joan Miró, un pintor contra la pintura



 00_1446023013_629021

Joan Miró quiso asesinar la pintura. Cuanto menos, la idea clásica de pintura. "El arte lleva en decadencia desde la cueva de Altamira", solía decir de forma provocadora. Como en la Prehistoria, Miró quería buscar lo primordial, la esencia, las raíces de un paisaje mediterráneo en el que se hunde su obra. De sus paseos por los campos y la playa volvía con los bolsillos llenos: una piedra extraña, un caballito de mar encontrado en la orilla, trozos de ancla, piezas de timón... Y esos objetos encontrados, accidentales, serían su inspiración, parte de su propia obra, su material escultórico. «Me siento atraído por una fuerza magnética hacia un objeto, sin premeditación alguna, luego me siento atraído por otro objeto que al verse ligado al primero produce un choque poético, pasando antes por ese flechazo plástico, físico, que hace que la poesía te conmueva realmente y sin el cual no sería eficaz», escribió Miró a Matisse en 1936. Y ese flechazo plástico, ese choque poético, es lo que explora la magna retrospectiva Miró y el objeto, la exposición del año en la Fundació Miró, patrocinada por la Fundación BBVA (que desde 1989 apoya una gran muestra anual en el centro barcelonés) y que en primavera de 2016 viajará a CaixaForum Madrid.

En su taller, Miró construyó una especie de museo imaginario con atmósfera de gabinete de curiosidades, en el que coleccionaba muñecos de la cultura popular, piezas de folklore, siurells mallorquines (unos silbatos en forma de figuritas de barro), cerámicas, mandíbulas de animalillos, títeres, esculturas africanas, figuras del Belén, globos terráqueos... Con esos objetos de estudio arranca una exposición que repasa su dimensión escultórica, sus cuadros-objeto, su preocupación por la materia, su gusto por el azar y lo accidental... "Miró empezó pintando objetos cotidianos en bodegones, los elementos anodinos e intrascendentes que conservó durante toda su vida. Y después los incorporó a su obra tridimensional", explica Rosa Maria Malet, directora de la Fundació Miró, mientras señala un desvencijado apoyo metálico de una plancha, el modelo real que el pintor plasmó en una de sus Naturalezas muertas de los años 20 (dos de ellas, pintadas en París, vienen directamente del MoMA de Nueva York). El Pompidou de París también ha cedido obras importantísimas, como el Portrait d'une danseuse (1928), que perteneció a André Breton y que se ve por primera vez en España. Con un alfiler, un tapón de vino y una pluma, Miró compuso el grácil retrato de una bailarina, liviana y etérea. Este objeto-pintura se muestra enfrentado a un fragmento de Jeux d'enfants, la obra de los Ballets Rusos de Montecarlo para la que Miró diseñó una vanguardiasta escenografía y el vestuario.

Miró llevó al extremo su concepto de antipintura después de la barbarie de las guerras (tanto la Guerra Civil española como la II_GM). "A partir de los años 50, Miró se centró en la cerámica y la escultura y desplazó la pintura como superficie plana, como forma de representación de la realidad, para lo que usaba objetos encontrados, collages y assemblages", apunta el comisario William Jeffett, experto mironiano y responsable de exposiciones del Dalí Museum de Saint Petersburg (Florida). Esos objetos-esculturas devienen metáforas visuales en la nueva poética del artista, que siente predilección por el bronce bruto, en el que se evidencian los accidentes, las grietas, la textura áspera. Y en la cerámica Miró encontrará esa esencia primordial de las cuevas de Altamira.


Las obras más modernas de finales del XX a sus 81 años

En 1974 el Gran Palais de París le dedicó a Joan Miró la gran retrospectiva de su vida. El artista ya octogenario tenía tras de sí toda una trayectoria, cientos de obras... Pero aún así, Miró quiso crear nuevas piezas para esa antológica definitiva. Y lo que hizo fue una obra radical, nueva, rompedora. A sus 81 años, Miró creó una de las series más modernas del arte de finales del XX: los lienzos quemados, cuadros a los que prendía fuego. No era un mero gesto efectista. Era su total transgresión de la pintura, un asesinato llevado a extremos poéticos, su particular respuesta al espíritu revolucionario del mayo del 68 y, por supuesto, una crítica a la mercantilización del arte.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: JOAN MIRÓ 
 
La familia Miró anuncia su renuncia a los derechos del logotipo Turespaña

El Gobierno se compromete a contribuir a la financiación de las tres fundaciones dedicadas al legado del artista



 00_1448708343_938450

Logo creado por Miró para la marca de España.

La familia Miró ha adelantado este viernes que formalizará públicamente el próximo jueves, en Palma de Mallorca, su renuncia a los derechos que corresponden a los herederos de Joan Miró por la comercialización del logotipo de Turespaña creado por el artista.

Los herederos del artista han explicado en una nota que esta decisión persigue "lograr la estabilidad patrimonial de las tres fundaciones". "El Estado, consciente de la importancia de la marca España y de la actividad cultural de las fundaciones, ha devenido en Patrono de las tres y se ha comprometido moralmente a su mantenimiento", ha precisado la familia Miró.

Creado en 1983, el conocido también como el Sol de Miró, se introdujo el año siguiente en las campañas de Turespaña como imagen corporativa del turismo español, convirtiéndose, posteriormente, en un referente mundial.

Considerado el primer símbolo de carácter abstracto que se ha usado para identificar a un país, se trata de un sencillo dibujo, de trazos rápidos y en tres colores, amarillo, rojo y negro.

En su nota, apunta que Joan Punyet Miró, uno de los nietos del artista, procederá a renunciar ante notario a dicha reversión en nombre de los herederos de Joan Miró en el acto previsto para el próximo jueves y al que asistirá el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.

"Renuncia que se ha estimado debe hacerse de forma pública para que quede constancia de los esfuerzos que el Estado y los sucesores de Joan Miró realizan para que las fundaciones sigan en activo en bien de la cultura", ha apuntado.

La Familia ha recordado que "Joan Miró y su esposa Pilar Juncosa siempre quisieron dar a la sociedad parte de lo que la sociedad les dio a ello", por lo que crearon la Fundació Joan Miró de Barcelona y la Fundació Pilar i Joan Miró de Palma de Mallorca.

Posteriormente, sus nietos y bisnietos impulsaron otra fundación en la que fuera masía y estudio de Joan Miró, la Fundació Mas Miró en Mont-roig del Camp, en Tarragona, cediendo a la misma la totalidad del conjunto.

"Pero estas fundaciones no solo necesitan la obra del artista y el estímulo de este y de su familia, como lo tienen y lo tendrán, sino también de fondos suficientes para lograr una estabilidad financiera y así poder realizar sus funciones culturales a lo largo del tiempo", ha apuntado la familia Miró.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 2 of 3
Goto page Previous  1, 2, 3  Next



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events