Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 3 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 
SOROLLA (Joaquín Sorolla)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Una nueva obra documentada del pintor valenciano Santiago Sorolla. Pertenece al coleccionista Francisco Daurella



desnudoeneldivnamarillo

'Desnudo en el diván amarillo', de 1912, de Joaquín Sorolla. Colección Francisco Daurella. Casa-Museo Fuente del Rey. Aravaca (Madrid)


bibliotecadelcentroarts

Biblioteca de la Casa-Museo Fuente del Rey de Aravaca; con la obra 'Desnudo en el diván amarillo', de 1912, de Joaquín Sorolla.



Fuente: elpais.com



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
'La familia Granzow', por fin unida


El díptico de Sorolla ya se exhibe completo

El pintor valenciano Joaquín Sorolla pintó esta obra en 1905

Sin embargo, ha permacecido dividido hasta que la adquisición de la mitad



12997810990

El díptico de Sorolla, en el Centre del Carme de Valencia. | Efe

La familia Granzow ya está al completo tal y como la concibió Joaquín Sorolla en el díptico que creó en 1905 y que ha estado dividido hasta que la Generalitat decidió comprar, por 160.000 euros, la mitad que le faltaba al lienzo que desde 1949 se aloja en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

Desde este jueves, el Centre del Carme de Valencia exhibe el díptico "La familia Granzow" en un marco réplica del original que, ahora sí, reúne a Pilar de la Cerda y su hijo Casimiro con su marido, Estanislao Granzow.

El secretario autonómico de Cultura, Rafael Miró, ha explicado ante los medios de comunicación que la obraes el retrato "Señora de Estanislao Granzow e hijo" (1905), acompañada por el retrato de "Estanislao Granzow", propiedad del Museo de Bellas Artes San Pío V desde 1949.

"Ambos lienzos formaban un díptico que, gracias a la adquisición de la Generalitat de uno de ellos, se puede contemplar tal y como fue concebido por Joaquín Sorolla", según Miró.

Esta exposición es la segunda que la Institución Joaquín Sorolla de Investigación y Estudios de la Generalitat realiza a partir de obras poco conocidas o de especial interés pintadas por el artista valenciano.

Por su parte, el investigador e historiador de Arte Francisco Javier Pérez Rojas, autor del opúsculo "Familia de Estanislao Granzow", ha explicado que el conjunto familiar realizado por Sorolla en 1905 formaba originariamente un díptico con la figura del marido (Estanislao) a la izquierda y la de la mujer con su hijo a la derecha.

Tras la muerte de Estanislao Granzow el conjunto se dividió, quedando la composición "largo tiempo separada y dispersa", según Pérez Rojas.

Ambos lienzos se exhiben nuevamente reunidos dentro de un marco que reproduce "exactamente" el que Sorolla encargó en 1905 y rodeados de algunos estudios y bocetos que realizó para llevar a cabo la obra definitiva. En la presentación se encontraban presentes también los catedráticos Felipe Garin y Facundo Tomás, así como el nieto de Sorolla Víctor Lorente.



elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Flores para mi fea


lafloristasallylermaham

La florista Sally Lerma Hambleton, a la izquierda, imparte un curso de arreglos florales en los jardines del Museo Sorolla ante un busto del pintor

El pintor Sorolla y su esposa Clotilde se enviaron azahares y jazmines durante años en sus cartas. El jardín de su casa madrileña, hoy museo, celebra un curso de arreglos florales que recuerda su historia de amor

Mi querida Clota, llego ahora de buscarte una docena de claveles y unas violetas. Son para ti, no las había más hermosas. Tu Joaquín". La carta, fechada en 1914, pertenece al extenso epistolario entre Sorolla y su esposa Clotilde. Cuando viajaba, el pintor escribía a diario a casa. Misivas breves y cotidianas, casi como emails, para no perder la rutina del cariño. A veces firmaba "tu viejo", a veces llamaba a Clota "mi fea, mi doble fea". Se despedía "mil besos", salvo cuando ella le decía manirroto y entonces, medio en broma, él escribía "besos a los niños, pero para ti... ¡ninguno!".
 
En muchas de esas cartas había flores. "El bisabuelo compraba violetas en Las Ramblas o recogía jazmines en Sevilla y los metía en el sobre, o mandaba ramos de rosas en tren para que llegasen frescos a Madrid", cuenta Blanca Pons Sorolla. "Clotilde respondía poniéndole al día sobre si el rosal amarillo de casa había ya florecido".

"El jardín era una creación artística más de Sorolla", continúa la bisnieta, "lo diseñó para poder pintar en él, pero también para disfrutarlo en familia". Bajo la pérgola donde cenaba el pintor con los suyos, el Museo Sorolla, que se aloja en su casa madrileña, ha organizado un curso de arreglo floral. La idea es componer un bouquet como los que montaban Clotilde y sus hijas para que los pintase Sorolla. La profesora/florista, Sally Lerma Hambleton, pasea antes al grupo por los jardines del museo. "Cuando el pintor vivía aquí, a principios del siglo XX, esto estaba cuajado de flores, pero hoy los altos edificios colindantes dan demasiada sombra". Sobreviven los arrayanes traídos por el pintor desde la Alhambra, pero las escasas rosas se espigan patilargas buscando la luz entre los rascacielos. El rosal amarillo, el favorito de Clotilde, ya no está. "Cuando murió Sorolla, la planta enfermó, y tres años después, cuando murió Clotilde, el rosal también murió", cuenta la bisnieta.

El pintor diseñó tres jardines para su casa. En el primero la inspiración fue Sevilla, donde compró una graciosa fuente de chorrito. El segundo es granadino, con un camino de agua copiado de la Alhambra, rodeado de arrayanes, aspilistras y una colección de esculturas arqueológicas. El tercer jardín es el que más ha cambiado, era de gravilla, pero fue enlosetado porque el público traía demasiado polvo al museo. En él está la fuente de las Confidencias, con dos esculturas cuchicheando. En verano la llenaban de calas y nenúfares.

Sorolla también participó en el diseño de la casa, un llamativo palacete andalucista que proyectó Enrique María Repullés, uno de los arquitectos más famosos del momento. En lo que fue su estudio de altos techos están reunidos sus cuadros de jardines. Los de La Granja y La Alhambra, el Alcázar y los patios sevillanos... pero sobre todo el suyo. Siempre lleno de flores, donde tenía su sillón de pintar. También están los niños en un sofá sujetando ramos de rosas, o Clotilde en el despacho, escondida tras una azalea. Clotilde está en casi todos. Incluso en los que no sale: tras los cuadros de jarrones llenos de flores que ella cortaba y colocaba para que él las pintase.

Las aprendices de Clotilde apuntadas al curso no cortan las flores del jardín en sombra. A cambio hay una mesa con un increíble bufé libre de pétalos y verde: matricardia, craspería, girasoles, salal, esparraguera... De rosas de pitiminí color tiramisú a masculinos cardos. Por no hablar de las peonías, gigantes y esponjosas como... ¿tutús?

La profesora va dando consejos sobre cortar, clavar y combinar colores para que aquello quede bien. Y queda precioso. De cuadro. Solo tiene una pega. Cuando, de vuelta a casa, la gente pregunta de dónde ha salido el ramo, una no puede decir: "Me lo regaló mi viejo, que me llama doble fea, pero me quiere tanto que cada día, esté donde esté, me manda flores".


Museo Sorolla. Gral. Martínez Campos, 37. Madrid. (museosorolla.mcu.es; 913 10 15 84). Cierra los lunes. 3 euros.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El Centro del Carmen de Valencia exhibirá un Sorolla inédito



dejoaqunsorolla1898

'Comiendo en la barca', de Joaquín Sorolla.
 
La Institución Joaquín Sorolla de Investigación y Estudios exhibirá en octubre una muestra en torno al cuadro 'Comiendo en la barca', considerada una de las obras cumbre del artista que no se ha expuesto nunca en Valencia y que, pintada en 1898, fue "el cuadro español más caro de la época".

Así lo ha explicado en un comunicado el secretario autonómico de Cultura, Rafael Ripoll, quien ha añadido que la exposición, que acogerá la Sala Sorolla del Centro del Carmen, ha sido posible gracias a la colaboración entre la Institución Sorolla y la Real Academia de San Fernando de Madrid, entidad que ha cedido el cuadro.

La importancia de la exposición, según Ripoll, radica también en el trabajo de investigación que ha liderado la bisnieta del artista Blanca Pons-Sorolla, y que ha permitido localizar cuarenta dibujos y trece pinturas preparatorias, que se encontraban dispersas principalmente en colecciones particulares.

"Muchas de estas piezas son totalmente inéditas y se podrán ver en su conjunto en el catálogo, además de una pequeña selección que aparecerá en la exposición", ha valorado el secretario autonómico.

'Comiendo en la barca', según la Generalitat, fue pintado por Sorolla después de ocho años pintando en la orilla del Mediterráneo y es el último de un conjunto de cuadros de escena costumbrista que se desarrolla en la cubierta de una embarcación de pesca.

Esta obra participó en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid de 1899 junto a otras entre las que destacaba 'Cosiendo la vela'; Sorolla fue premiado en aquella ocasión con la Gran Cruz de Isabel La Católica y 'Comiendo en la barca' fue adquirido por 30.000 pesetas, la suma más alta pagada por una obra española en esa época.

Sorolla elaboró, al menos, trece obras que comparten temática con 'Comiendo en la barca': un gouache y doce óleos; además, se conservan cuarenta dibujos relacionados con esta obra.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Clotilde, mi amor


El museo Sorolla de Madrid dedica una muestra a la esposa del pintor



obradesorolla

'Clotilde con perro y gato'. Obra de Sorolla

Ver enlace de los retrratos de Clotilde: http://elle-belle10.livejournal.com/1783336.html?thread=17378088

Con la exposición 'Clotilde de Sorolla', el Museo Sorolla rinde homenaje a Clotilde García del Castillo, esposa y musa del pintor valenciano, que legó al Estado la casa familiar y sus colecciones para crear un museo en memoria del artista.

Siempre junto a él, Clotilde fue modelo constante en la obra de Sorolla, de cuyas manos salieron incontables retratos y dibujos, muchos de los cuales se exhiben por primera vez en esta exposición.

La historia de amor entre Clotilde y Joaquín Sorolla comenzó siendo ambos casi niños y se mantuvo a lo largo de toda la vida y toda la trayectoria artística del pintor, llena de éxitos que le obligaron a realizar numerosos viajes.


retratodeclotilde1891

Retrato de Clotilde, 1891. Obra de Sorolla

Madre de tres hijos, Clotilde es una de las mujeres más retratadas, por lo que se puede reconstruir su vida mediante las pinturas y dibujos de los que es protagonista.

José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura, y Jesús Prieto, director general de Bellas Artes, inauguraron hoy la exposición, que permanecerá abierta hasta el 14 de octubre.

En ella se exhiben 34 lienzos, 15 notas de color, 49 fotografías, muchas realizadas por el padre de Clotilde, Antonio García, y cuarenta dibujos, la mayoría de los cuales son inéditos y veinticuatro han sido restaurados para esta muestra, comisariada por Consuelo Luca de Tena, directora del museo.

Dividida en cuatro ámbitos temáticos, y a la vez cronológicos, el recorrido comienza con el dedicado a la intimidad, y en él se tratan los primeros años del matrimonio, el nacimiento de sus hijos, la vida familiar.

En esa época Sorolla todavía no era un artista de fama internacional, y su casa y su familia eran los motivos constantes de inspiración de unas pinturas en las que Clotilde aparece leyendo, durmiendo, en la playa, paseando o jugando con sus hijos.

En este apartado su exhiben dos de los préstamos que se han hecho a la exposición, un retrato de Clotilde y una acuarela de su primer hijo, ambos procedentes de colecciones particulares.

'La musa' profundiza en el papel de Clotilde como musa y modelo predilecta de Sorolla en numerosos retratos formales, en los que Clotilde posó como ella misma, y en otros en los que lo hizo como modelo anónima, como en un desnudo femenino que, según los estudios, pertenece a la esposa del pintor. En este espacio se muestra otro de los préstamos: 'Clotilde contemplando la Venus de Milo', del Museo de Bellas Artes de Valencia.

delmuseodebellasartesde

'Clotilde contemplando la Venus de Milo'. Obra de Sorolla

A lo largo de su vida juntos, Clotilde tuvo que adaptarse también al éxito alcanzado por Sorolla. Desde 1900 tuvo que asumir el papel de esposa de hombre famoso y facilitar su trabajo. Como mujer de un artista reconocido internacionalmente, hace en esa época una vida más social y acompaña a su marido en viajes y veraneos en lugares de moda. Numerosas fotos y un amplio epistolario entre ambos, con cartas inéditas, ilustran ese apartado, 'La mujer del artista'.

La muerte de Sorolla a los 60 años tras una traumática agonía de la que Clotilde nunca se repuso, ocupa el último espacio de la exposición, en el que también se refleja con documentos y recortes de prensa cómo ella fue la artífice del legado al Estado de la casa y la obra de Sorolla y de la apertura del museo.


clotildeenlaplaya1904

Clotilde en la playa 1904. Obra de Sorolla


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El museo del pintor inaugura en Madrid una muestra dedicada a su esposa Clotilde, musa, modelo favorita y madre de sus tres hijos



Retrato íntimo del amor de Sorolla


El museo del pintor inaugura una muestra dedicada a su esposa Clotilde

La exposición reúne 34 lienzos, 40 dibujos, 49 fotografías y algunos objetos personales




13315889611360981331624

'Desnudo de mujer' (1910), único retrato que muestra desnuda a Clotilde.

Cuando era un estudiante, Joaquín Sorolla empezó a trabajar en el estudio de fotografía que Antonio García, el padre de un amigo, tenía en Valencia. Allí se dedicó a colorear fotografías (aun no existían en color), lo que determinaría la peculiar mirada de su obra. Y también conoció a una hija del fotógrafo, Clotilde García del Castillo. Los dos eran adolescentes y desde entonces no se separaron. Ahora, una exposición en el Museo Sorolla, Clotilde de Sorolla, rinde homenaje a esta mujer que lo fue todo para el pintor: su esposa, su musa, su modelo favorita, la madre de sus tres hijos y hasta su minuciosa contable, como se aprecia en alguno de los libros de cuentas que se puede contemplar en la muestra hasta el 14 de octubre.

La exposición, que reúne 34 lienzos, 40 dibujos, 49 fotografías y algunos objetos personales, ocupa la primera planta del museo, que correspondía a la zona privada y los dormitorios de este edificio de corte clásico que en vida del matrimonio fue vivienda y taller, junto a un magnífico jardín inspirado en Granada, que el pintor supervisó hasta el último detalle.


fotografaquemuestraalpi

Fotografía que muestra al pintor Joaquín Sorolla realizando uno de sus retratos en 1906

La obra que realizó desde que la pareja se conoce hasta que el joven matrimonio se traslada a Asís y nacen sus tres hijos, ocupa el ámbito denominado Intimidad, que se extiende más o menos hasta 1900. Dibujos en los que se ve a Clotilde mirando por la ventana, cosiendo o con alguno de sus hijos y, sobre todo, leyendo, de lo que se deduce que o bien era una gran aficionada a la lectura o era una manera cómoda y descansada de posar (o ambas cosas a la vez), según apunta la conservadora del museo, Almudena Hernández de la Torre.
Vida cotidiana

Óleos como Clotilde con los hijos el día de Reyes (1897-1890) o la chinesca La celosa (1895) (en la que están la hija pequeña y la mayor: se supone que ésta es la celosa); fotografías que el padre hace a una joven Clotilde ataviada de valenciana o de novia vestida de negro (costumbre de la época) y de cada uno de los hijos, María, Joaquín y Elena recrean la vida cotidiana de la primera época del matrimonio.


1910f

'Clotilde sentada en un sofá'. 1910

La Musa cuenta la faceta de Clotilde como modelo predilecta del pintor. Posa continuamente para él. Sorolla acude ya entonces a exposiciones nacionales e internacionales con el fin de conseguir encargos y en la carpeta que lleva para mostrar su trabajo aparecen numerosos retratos de ella. Pero también fue modelo anónima de alguno de sus estudios, como el dibujo Estudio del natural (1905), cuyo cuadro compró el Museo Metropolitano de Nueva York.

Y aunque no está ese retrato final sí que se muestra la fotografía en la que él sale pintándola, aunque luego cambiara la composición. El único desnudo que se expone, Desnudo de mujer (1910) “parece evidente” que es Clotilde, destaca la conservadora, “pero no figura en el título porque no parecía muy propio del momento".

Sorolla fue a partir de 1900 un pintor de éxito y Clotilde tuvo que asumir el papel de mujer de hombre famoso. Por eso el siguiente apartado lleva por título La mujer del gran artista, que llega hasta 1920, cuando el pintor sufre una hemiplejia. Hasta llegar ahí, en las obras de estos años se percibe el ascenso social y económico del matrimonio a través de las actitudes, los vestidos, la casa, el jardín… Y en las escenas de playa a las que durante este periodo se dedica en cuerpo y alma.

El matrimonio mantuvo a lo largo de su vida una intensa actividad epistolar y se exponen algunas de sus cartas en las que Clotilde, por ejemplo, le dice lo mucho que le echa de menos cuando al despertarse se encuentra la cama vacía, y los cuadernos donde ella (Sorolla la llamaba “mi ministro de hacienda” apuntaba los títulos y las valoraciones, documento ahora capital para los documentalistas. También se exponen otros objetos, como algunos collares o una preciosa blusa de seda atribuida a Fortuny con la que Sorolla le pintó un pequeño retrato también expuesto.


40788885

'Clotilde con los hijos, día de Reyes. 1900'.

La crónica íntima y familiar de la vida de la pareja y sus hijos termina en la pequeña habitación dedicada a La Fundadora del Museo. Es la época final y la culminación, en la que se adivina una gran historia de amor. Sorolla acaba de sufrir la hemiplejia que le impide volver a pintar. Clotilde con mantilla, un retrato en el que está vestida totalmente de negro, como una premonición ante su pronta viudedad, preside la estancia entre fotografías del entierro multitudinario del pintor en Valencia y otros documentos junto a uno de los últimos retratos da Joaquín, su hijo, que sería el primer director del museo inaugurado en 1932, gracias, una vez más, a la decisiva intervención de esta mujer que en los tres años que le sobrevivió convirtió la casa familiar en un lugar de memoria.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El Cristo inédito de Sorolla



La obra, fechada en 1883, fue pintada durante la etapa de juventud del pintor valenciano y regalada a su futura suegra

La pieza fue subastada como anónima en 2006 y ha sido descubierta por los investigadores que dirige Ximo Company


        
user_50_cristo_in_dito_de_sorolla_la_obra_ha_sido_durante_meses_objeto_de_estudio_t_cnico_y_documental_por_parte_de_los_investigadores_del_caem  

El Cristo inédito de Sorolla. La obra ha sido durante meses objeto de estudio técnico y documental por parte de los investigadores del CAEM.

Las nuevas tecnologías y los avances en el campo de la investigación están generando en los últimos meses un alud de nuevas atribuciones, descubrimientos y hallazgos de carácter histórico que en algunos casos va a obligar a revisar la historiografía moderna. Si hace unos meses El Coloso le era atribuido a Asensio Julià y no a Goya, aparecía un nuevo Velázquez en Nueva York, una misteriosa hermana de la Gioconda tomaba el protagonismo, un nuevo Joan de Joanes cambiaba de titularidad o esta misma semana el Prado daba a luz un nuevo Tiziano, sólo faltaba sumarse a la lista Sorolla. Y ha llegado su momento, lo que permite ampliar el corpus del creador valenciano, pero también gozar de una obra de envergadura en una parcela tan poco conocida en su trayectoria como la pintura de carácter religioso.

Y es que los investigadores del Centre d’Art d’Època Moderna (CAEM) de la Universitat de Lleida, que dirige el catedrático valenciano de Historia de Arte, Ximo Company, acaban de descubrir una nueva pieza del artista valenciano. Pero además de una especial singularidad, de una temática apenas desarrollada más que en su época de juventud y al mismo tiempo una pieza de alto valor artístico y muchísima fuerza.
Estudio de Cristo es el título recibido por este lienzo atribuido a los primeros años de formación del pintor valenciano, creado todavía en su etapa como asistente e iluminador del estudio de fotografía de Antonio García, quien se convertiría más tarde en su suegro. La obra, firmaba con rapidez con el rabo del pincel, según el estudio que firma Company y Gemma Avinyó, está fechada en 1883. El óleo sobre un lienzo que fue reforzado tiene unas dimensiones de 97x62 y pertenece a un coleccionista privado de Madrid que lo adquirió en 2006 en una subasta con el lema «Escuela española del XIX. Firmado ilegible y fechado en 1883 en el lateral izquierdo».

Tras las importantes investigaciones que está realizando el CAEM y el rigor de sus investigaciones, los propietarios de la obra se pusieron en contacto con el centro para que analizara la pintura. Los investigadores realizaron a la obra diversos estudios técnicos de fluorescencia, luz ultravioleta, rectografías digitales a través de infrarrojos o radiografías. Todas las pruebas constataron que la obra era original, no tenía fragmentaciones ni estaba superpuesta.


user_50_el_catedratico_ximo_company_ju

El catedrático Ximo Company ante la inédita obra de Sorolla

Los datos históricos aproximan a Sorolla a la pintura religiosa en sus primeros años. Después de haber ganado una medalla de plata en la Exposición Nacional de 1884, ya que los jurados de aquella época infravaloraban este tipo de temática así como la histórica frente a otras propuestas, el enfado de Sorolla al ser relegado a un segundo plano le llevó a un cambio de rumbo en la temática de su paleta.
Durante sus años en Roma Sorolla se ejercitó en el natural y cuando regresó a Valencia en 1889 comenzó su trabajo en el costumbrismo. Por tanto, según los investigadores, la obra habría sido realizada en Valencia como ejercicio de alguna asignatura de sus estudios de la Escuela de Bellas Artes y regalada posteriormente. Sorolla tendría entonces 20 años.

Se da la circunstancia de que aunque apenas se conservan fragmentos de pinturas religiosas del artista valenciano o algún estudio de torso, la investigación en los archivos de Pons Sorolla y Arnau, nieto del pintor, sí permitieron localizar la existencia de la certificación de una pintura de idénticas características. La hipótesis es que la obra habría pasado por herencia de Clotilde a su hija y posteriormente al hijo de ésta. Sin embargo, la trayectoria de la pieza se perdió. Se desconoce su historia desde 1973 hasta 2006 que es cuado apareció en subasta. Pantorba en su catalogación de l0s años cincuenta efectuó una referencia a la obra aunque la daba por perdida.

Otra hipótesis baraja que Pons Sorolla habría realizado una certificación de la pintura que nunca llegó a manos de quien la había solicitado o que los propios descendientes de Clotilde se deshicieran de ella. Ahora, los herederos de Sorolla han vuelto a tener acceso a la pieza para su catalogación.

La obra, según Company, es de una calidad extrema y la pincelada, la preparación de la tela y la gama cromática coincide con la que usó en sus años de juventud. «Es una pincelada valiente, atrevida, suelta y que ya da cierta claridad hacía lo que sería su estilo», remarca Company.
El descubrimiento sin duda abre la puerta a nuevas investigaciones sobre una etapa apenas conocida.


user_50_hallazgo_de_un_cristo_in_dito_de_sorolla_detalle

Cabeza del Cristo inédito de Sorolla.


Influencia y pasión por Velázquez

«Luego he hecho una corta visita a Velázquez que aunque cariñoso y comunicativo, te pone serio y de mal humor, vaya un coloso, eso es lo mejor del mundo», escribió Sorolla a su mujer Clotilde tras una visita al Prado. Sorolla, seguramente, conoció el Cristo de Velázquez una obra que posee una iluminación celestial, como el «Cristo crucificado» de Ribera, dos artistas que sin duda marcaron sus años de juventud como a otros muchos. Para los investigadores existe cierto barroquismo en la pintura y un especial tratamiento del claroscuro, sin dejar de atender que la presencia del desnudo en la obra del creador valenciano es consustancial a su propio arte. j. r. s. valencia



Fuentes y agradecimientos: Matías del Rey y levante-emv.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Clotilde y Sorolla



user_50_0autorretrato_de_joaqu_n_sorolla_1904_1361985527_483414

Autorretrato de Joaquín Sorolla en 1904.


user_50_11clotilde_sentada_en_el_sof_1910

Clotilde sentada en el sofá, 1910

Clotilde García del Castillo (1865-1929), un nombre corriente para una mujer que no lo fue. Ella fue la mujer que estuvo siempre junto a Joaquín Sorolla pero además, Clotilde conservó  los testimonios de su vida común y del trabajo de Sorolla (cartas, fotos, las listas de los cuadros que se enviaban a las exposiciones, las cuentas,...).Fue ella la que personalmente se encargó de donar al Estado la casa familiar de Madrid y convertirla así en el Museo Sorolla del que todos nos sentimos tan orgullosos.


user_50_12perfil_de_clotilde_1884

Perfil de Clotilde 1884

Clotilde y Joaquín se conocieron en Valencia siendo niños. Más tarde Sorolla trabajó como iluminador del fotógrafo Antonio García Peris, el padre de Clotilde,  que fue, además, mecenas y protector del pintor. Clotilde y Joaquín se casaron en 1888, vivieron un año en Italia y en 1889 se instalaron en Madrid.


user_50_13clotilde_garc_a_del_castillo_1890_1361985986_346529

Clotilde García del Castillo, 1890

En 1890 nace su primera hija María, en 1892 nace Joaquín y en 1895 Elena. Sorolla no deja de retratar a Clotilde pero lo hace también mientras ella ejerce de madre.


user_50_0clotilde_con_joaqu_n_1892

Clotilde con Joaquín, 1892


user_50_14la_madre_1895

La madre, 1895

Pero Clotilde no pierde su condición de mujer, de compañera, por haber sido madre. Sorolla la sigue retratando sola en muchas ocasiones.


user_50_15clotilde_en_el_estudio_1890

Clotilde en el estudio, 1890

Y Clotilde, contrariamente a otras mujeres de su condición social de la época, parece dedicarle tiempo y dedicación a sus hijos y ser feliz con ello. Y la mirada de Sorolla es de padre, amante, cómplice.


user_50_16_1361986098_570396

Mi mujer y mis hijos, 1897-98


user_50_17clotilde_con_sus_hijos_el_d_a_de_reyes_1900

Clotilde con sus hijos el día de Reyes, 1900


user_50_18clotilde_y_elena_en_las_rocas_j_vea_1905

Clotilde y Elena en las Rocas, Jávea, 1905

Y pese a las teorías sobre el malditismo y la vida problemática que debe llevar un artista para poder ser creativo, nos enfrentamos a un Sorolla que parece ser feliz con la mujer con la que comparte su vida y con la familia que ha creado con ella. Durante temporadas, a veces largas, Sorolla tiene que viajar lejos de su familia para atender encargos de su trabajo. La correspondencia que se guarda de esos periodos es realmente clara y tierna: Joaquín y Clotilde se echan mucho de menos y se dedican emotivas palabras de cariño. Uno siente casi pudor al asomarse así a una relación tan íntima.


user_50_19clotilde_bajo_el_toldo_biarritz_1906

Clotilde bajo el toldo, Biarritz, 1906


user_50_20clotilde_en_la_playa_1904

Clotilde en la playa, 1904

Son numerosos los cuadros de periodos de vacaciones en los que Sorolla plasma a Clotilde y al resto de la familia. Y es que el pintor no parece estar nunca de vacaciones o necesita sus pinceles para vivirlas de verdad y guardar para siempre esas instantáneas de felicidad bañadas por su prodigioso dominio de la luz.


user_50_21bajo_el_toldo_playa_de_zarauz_1910

Bajo el toldo, Playa de Zarauz, 1910


 user_50_21la_siesta_san_sebasti_n_1911_clotilde_sus_hijas_y_una_sobrina

La siesta, San Sebastián 1911. Clotilde sus hijas y una sobrina.

Este último cuadro me encanta por sus contrastes de luz y por la sensación de intimidad que transmite Sorolla a través del aparente abandono de sus modelos.

Pero, pese a los años de matrimonio transcurridos, Clotilde sigue siendo su musa y su modelo


user_50_clotilde_con_traje_de_noche_1910_1361985147_911806

Clotilde con traje de noche, 1910


user_50_7_desnudo_de_mujer_1910_nico_retrato_de_joaqu_n_sorolla_que_muestra_desnuda_a_su_mujer_clotilde_1361985173_685408

Desnudo de mujer, 1910

Este desnudo es uno de los pocos de Sorolla y, según todos los indicios, el único en el que Clotilde posó como modelo. Clotilde parece colocar una de las muchas piezas de cerámica que el matrimonio coleccionaba y que aún pueden verse en su Casa Museo.

Clotilde era consciente de su papel difícil siendo la compañera de un hombre con tanta fama y talento... En algunas de sus cartas le dice que debería quedarse en una esquina y hacerse pequeñita hasta  casi desaparecer, pero que no lo consigue. Pero Clotilde no es mujer que desaparezca, no es una gran belleza, pero tiene un encanto y una elegancia muy especiales. La Clotilde que su marido pinta es una mujer inteligente y con carácter.


user_50_21clotilde_con_perro_y_gato_1919_1920

Clotilde con perro y gato, 1919-1920


user_50_22clotilde_con_mantilla_1919_20_1361985850_326294

Clotilde con mantilla, 1919-20

Y los pinceles de Sorolla no engañan, en sus cuadros Clotilde va cumpliendo años y cogiendo algunos kilos. El tiempo pasa y es absurdo aferrarse a una juventud ya pasada.


user_50_23clotilde_en_el_jard_n_1919_20_1361985919_315697

Clotilde en el jardín, 1919-20

En julio de 1920 Joaquín Sorolla sufrió un ataque de hemiplegia que le impidió volver a pintar como ya relatamos en Joaquín Sorolla, la última pincelada. Clotilde siguió a su lado y le acompañó en todo momento. Especialmente tierna es esta foto de 1923...

user_50_24_1361985505_217522

... que muestra a un Sorolla enfermo, acabado como pintor pero todavía acompañado por la mujer que le ama. Y es que cualquier artista es, ante todo, persona. Joaquín Sorolla falleció el 10 de agosto de 1923 en Cercedilla (Madrid), Clotilde le sobrevivió 6 años.

En  1925, Clotilde García del Castillo dictó testamento donando todos sus bienes al Estado para la fundación de un museo en memoria de su marido. El Museo Sorolla de Madrid se inauguró en 1932. Joaquín Sorolla sigue vivo en toda su obra, Clotilde respira en cada rincón del Museo, que fue su casa, y en los múltiples retratos que de ella hizo el pintor.


 

Publicado por Alicia M. Gazo / http://aliciaporamoralarte.blogspot...-y-sorolla.html


-----------------------------------------------------------------------------



Cuatro 'sorollas', a subasta


Los lienzos, pintados entre 1907 y 1910, lideran la próxima subasta de Christie's de arte europeo del siglo XIX.



user_50_1a_la_orilla_del_mar_1908_precio_estimado_790_000_1_100_000_euros

A la orilla del mar, 1908. Precio estimado: 790.000 - 1.100.000 euros


user_50_2pescadores_barcas_varadas_valencia_1910

Pescadores. Barcas varadas, Valencia, 1910. La dedicatoria reza: "A.S M. el Rey Don Alfonso XIII/23 de enero de 1912". Precio estimado: 570.000 - 900.000 euros.


user_50_0pescador_de_quisquillas_valencia_1908

Pescador de quisquillas, Valencia, 1908. Precio estimado: 450.000 - 670.000 euros.


user_50_0el_t_o_pancha_1907

El Tío Pancha, 1907. Precio estimado: 170.000 - 280.000 euros.

Christie's saca a subasta cuatro cuadros de Joaquín Sorolla procedentes de colecciones privadas europeas, incluyendo uno dedicado a su propietario original, el rey Alfonso XIII. Las cuatro pinturas tratan el tema más recurrente y valorado en la carrera del valenciano: la playa y los pescadores bañados por la luz del sol y fueron realizadas entre 1907 y 1910 con vistas a su exposición en Estados Unidos. Las obras lideran la subasta '19th Century European Art' del próximo 12 de junio y se prevé que alcancen entre las cuatro un total cercano a los dos millones de libras. Durante tres días (del lunes 21 al miércoles 23 de mayo) estarán expuestas al público en la sala Christie's de Madrid.



elcultural.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 27 Febrero 2013, 18:28; editado 3 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Las hijas de Sorolla vuelven a casa (por un tiempo), Los cuadros proceden de la colección de un particular

El museo del pintor expone las obras ‘Elena en la playa’ y ‘María vestida de labradora valenciana’




user_50_el_cuadro_elena_en_la_playa_de_sorolla

El cuadro 'Elena en la playa', de Sorolla.

Por primera vez el museo Sorolla, en Madrid, expone dos retratos de las hijas del pintor, María vestida de labradora valenciana, de 1906, y Elena en la playa (1909), procedentes de la colección de un particular. "Hemos querido que estén aquí [en el museo] por su excepcional calidad", dice la conservadora Almudena Hernández de la Torre. El primer cuadro, el de María Sorolla, óleo con unas medidas de 189 x 95 centímetros, "es un retrato al exterior" en el que la hija mayor del artista, que entonces tenía 16 años, fue pintada bajo la sombra de un árbol y lleva el traje típico de las labradoras valencianas.

De ese cuadro, Sorolla, en una carta a su amigo Pedro Gil Moreno de Mora, que le compró después el cuadro, dijo que era "una sensación de luz". Esta obra permanecerá en la pinacoteca hasta mayo de 2013 porque formará parte de la exposición Sorolla, jardines de luz, que podrá verse en el propio museo.

Mientras que Elena en la playa, otra obra de grandes dimensiones (201 x 125 centímetros) está dominada por el azul del mar y el vestido blanco de la joven, que entonces contaba 14 años. Este cuadro tiene además un valor sentimental porque siempre se le ha considerado la pareja de la obra Paseo a orillas del mar, también de 1909, en la que el artista pintó en esa misma playa a su mujer, Clotilde, y a su otra hija, María. "De este cuadro se decía que faltaba Elena", añade Hernández de la Torre. Estos dos óleos complementarios no se exponían juntos desde hacía más de un siglo. La última vez fue en 1911, en las ciudades estadounidenses de Chicago y San Luis.

Elena en la playa estará tres meses en su caballete en la sala taller del museo, la más amplia de este centro. El museo Sorolla ya cuenta con tres retratos individuales de María y uno de Elena, y además posee varios en los que se retrató a toda la familia.


user_50_mar_a_vestida_de_labradora_valenciana_1339601989_526003

'María vestida de labradora valenciana'. Obra de Joaquín Sorolla



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Los patios árabes de Sorolla vuelven a cobijarse a la sombra de la Alhambra


Medio centenar de obras recogen en la muestra 'Jardines de luz' la fascinación que el pintor compartió con Juan Ramón Jiménez por Granada



user_50_1calle_de_granada_1910_leo_sobre_lienzo_105_x_72_cm_madrid_museo_sorolla

Calle de Granada, 1910 Óleo sobre lienzo, 105 x 72 cm Madrid, Museo Sorolla

El palacio del Diamante de Ferrara fue la primera parada de la obra de Joaquín Sorolla (1863-1923) inspirada en los patios árabes andaluces y los jardines que tanto entusiasmaron a Juan Ramón Jiménez. Clausurada la exposición antes de tiempo por el terremoto que el 19 de febrero de este año hizo temblar la región italiana, la luz de estos óleos tardíos del pintor valenciano, en los que deliberadamente desterró la figura humana para situar en el centro la geometría de las plantas y los ambientes intimistas de soportales, estanques y fuentes, llega el viernes al palacio de Carlos V de la Alhambra en una especie de “reencuentro” con Granada y con Andalucía. ¿Regreso o reencuentro?, se pregunta Tomás Llorens, comisario de la muestra. Más allá del dilema, para Sorolla el “descubrimiento” de la Alhambra y el Alcázar de Sevilla fue una reconciliación que provocó que en los últimos años de su vida le deslizó hacia una estética y una ética compartida por Juan Ramón.

“Aunque Jiménez y Sorolla eran de generaciones distintas, ambos coincidían en muchas cosas y sobre todo en su visión de España, buscaban esa otra España, honda y alejada de los clichés, que también necesitaban Lorca y Ortega y Gasset”, asegura Llorens. El comisario, a quien también se debe la gran muestra de Hooper que en estos momentos triunfa en el Museo Thyssen de Madrid, ha indagado en la correspondencia entre Juan Ramón y Sorolla, pero también en la mantenida por el pintor y su esposa Clotilde. De la lectura de ambas ha extraído conclusiones reveladoras.

Sorolla viaja a Sevilla en 1908 con el encargo de a hacer un retrato de Alfonso XIII, “y lo pasa fatal”, según dice. “Detesta las corridas de toros, le marean los flamencos, le escribe a su esposa que se va a acostar temprano por la noche porque no soporta a los andaluces”. Como los poetas de la generación del 98, Sorolla abomina de la España casposa y vacía y va buscando la España “verdadera”; cuando “descubre”el Alcazar de Sevilla, en 1908, y un año después la Alhambra y Sierra Nevada, queda cautivado y se “reconcilia” con Andalucía. De pronto, se encuentra con la misma música que inspiraba a Juan Ramón.

Se puede decir que la Alhambra cambia la vida de Sorolla. Empieza a pintar patios, mármoles, cerámicas, estanques porticados, columnas y también jardines y ambientes interiores en los que se refugia como antes lo habían hecho otros pintores y escritores, y desde luego el propio Juan Ramón, al que conoció en 1904, cuando lo retrató por primera vez.

Posteriormente, cuando Archer Milton Huntington, fundador de la Hispanic Society of America, le encarga en 1911 decorar las paredes de la institución en Nueva York con los paisajes de España y vuelve a pintar a Juan Ramón Jiménez (en 1916), su atracción por la Andalucía de Juan Ramón es absoluta. Tanto es así, que en este último retrato coloca detrás del poeta Fuente y patio del Alcazar de Sevilla, cuadro que había hecho en 1910 y que vuelve a pintar ahora tal cual detrás de la figura de Juan Ramón.



Sorolla en la Alhambra


user_50_2fuente_del_rey_moro_alc_zar_de_sevilla_1908_leo_sobre_lienzo_72_x_52_cm_colecci_n_particular

Fuente del Rey Moro. Alcázar de Sevilla, 1908 Óleo sobre lienzo, 72 x 52 cm Colección particular


user_50_3reflejos_en_una_fuente_1908_leo_sobre_lienzo_58_5_x_99_cm_madrid_museo_sorolla

Reflejos en una fuente, 1908 Óleo sobre lienzo, 58,5 x 99 cm Madrid, Museo Sorolla


user_50_4la_alberca_alc_zar_de_sevilla_1910_leo_sobre_lienzo_82_5_x_105_5_cm_madrid_museo_sorolla

La alberca, Alcázar de Sevilla, 1910 Óleo sobre lienzo, 82,5 x 105,5 cm Madrid, Museo Sorolla


user_50_5tarde_de_sol_en_el_alc_zar_de_sevilla_1910_leo_sobre_lienzo_94_x_64_cm_colecci_n_particular

Tarde de sol en el Alcázar de Sevilla, 1910 Óleo sobre lienzo, 94 x 64 cm Colección particular


user_50_6patio_de_do_a_juana_alhambra_granada_1909_leo_sobre_lienzo_106_x_82_cm_colecci_n_particular

Patio de Doña Juana, Alhambra, Granada, 1909 Óleo sobre lienzo, 106 x 82 cm Colección particular


 user_50_7rinc_n_del_grutesco_del_alc_zar_de_sevilla_1910_leo_sobre_lienzo_95_x_63_5_cm_madrid_museo_sorolla

Rincón del Grutesco del Alcázar de Sevilla, 1910 Óleo sobre lienzo, 95 x 63,5 cm Madrid, Museo Sorolla

Jardines de luz, que así se llama la exposición –después de Granada viajará en otoño al Museo Sorolla de Madrid- nos habla en silencio de esta relación a través de unas pinturas evocadoras y llenas de luz. Son aproximadamente medio centenar de cuadros, más dos tercios aportados por el Museo Sorolla, estructurados en siete secciones (La Tierra, La Alhambra, El Agua, El Patio, El Jardín, Los Tipos y El Jardín de la Casa Sorolla).

Dice Llorens que en aquella España reencontrada gracias a aquellos jardines andaluces confluyen Juan Ramón y Sorolla. “El poeta se siente al comienzo del suyo y proyecta su pregunta, como programa, hacia el futuro, mientras el pintor, que tiene detrás un pasado largo y saturado de experiencias y emociones contrastantes, disuelve la suya en el puro placer de pintar”.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Miradas al fresco... con Sorolla


 user_50_sorolla

Más info y vídeo: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/03/ocio/1349280946.html


'Clotilde de Sorolla'. Museo Sorolla (General Martínez Campos, 37. Madrid). Hasta el 14 de octubre de 2012.
Horario: De martes a sábado: de 9.30 a 20h. Domingo y festivos: de 10 a 15h.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El regreso de Sorolla a Bilbao


El Bellas Artes dedica una sala monográfica al pintor valenciano. La pinacoteca recibe en depósito 22 obras de coleccionistas privados



user_50_1348249461_518593_1348249604_noticia_normal

El director del Bellas Artes bilbaíno, Javier Viar, ante el óleo de Sorolla 'Asando sardinas. Zarauz' (1910). / santos cirilo

En un viaje de vuelta de Roma, donde ha frecuentado a la numerosa colonia de artistas vascos que allí se han establecido, Joaquín Sorolla pisa por vez primera Euskadi. Corre 1889. Será la primera de una serie de estancias, primero cortas, luego veraneos enteros, que el pintor (Valencia, 1863-Madrid, 1923) pasará en el País Vasco, especialmente en San Sebastián, donde llegó a tener una villa. Estancias que llegaron hasta el final de su vida —los veranos de 1920 y 1921 los pasó con su familia, ya muy enfermo, en la capital guipuzcoana— y en las que realizó numerosas obras bajo una luz muy distinta de la de su Mediterráneo natal.

Ahora Sorolla regresa para instalarse. El Museo de Bellas Artes de Bilbao presentó ayer de la mano de su director, Javier Viar, la sala monográfica que le ha dedicado en el primer piso de su edificio antiguo. Varios coleccionistas particulares han cedido de forma desinteresada a la pinacoteca un total de 22 obras de Sorolla que irán rotando por este espacio. La cesión se realiza en depósito durante tres años prorrogables.

Todo un tinglado de visiones se puede apreciar de forma más rica”

Arranca la rotación con siete óleos realizados entre 1905 y 1914, de los que cinco son obras relevantes de las que el artista pintó en sus estancias en el País Vasco.

La cesión amplía de forma muy sustancial la presencia del artista en los fondos del museo, que hasta ahora se limitaban a tres pinturas, pero además sirve para establecer varios diálogos con otras de las piezas que atesora el museo. “Nos da la oportunidad de ver de forma más estable que en una exposición la oposición entre la visión lúdica, mediterránea y luminosa de Sorolla y esa España oscura, atormentada, del 98”, comentaba Viar a EL PAÍS.

La rotación se abre con siete óleos, cinco de ellos pintados por el autor en Euskadi

La mirada del pintor valenciano confronta así con la que despliegan en las salas inmediatas autores como Zuloaga, Gustavo de Maeztu, Nonell, Anglada Camarasa o Juan de Echevarría.

Otro diálogo es el que se traza entre el posimpesionismo de Gauguin y Serusier y la influencia de la vanguardia parisina en autores vascos como Iturrino o Durrio y la regresión a lo tradicional que al tiempo se vive en la pintura española. “Sorolla está un poco en esto, aunque con un mirada más moderna”, apunta Viar. Y, finalmente, su iconografía de los tipos y personajes vascos contrasta con la que, con una mirada más castellana, tienen los propios pintores nacidos en Euskadi como Zuloaga o Maeztu. “Todo este tinglado de visiones se puede apreciar de una manera mucho más rica y compleja con una Sala Sorolla”, remata el director de la pinacoteca bilbaína.

Sorolla atrae mucho al público del Bellas Artes. Más de 154.000 ciudadanos vieron en la temporada 2008-2009 la colección de murales que realizó para la Hispanic Society, la segunda muestra más vista en la historia del museo. Con esta sala y a punto de recibir a Botero y en dos meses a Piranesi, el Bellas Artes, que clausura mañana la muestra de las series de grabados de Goya, mantiene una “oferta muy potente”, concluye su director.


elpais.com - 22/Sep/2012
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Sorolla vuelve a su jardín


La exposición de su obra más íntima y poética llega a la casa museo del pintor, cuyos patios le inspiraron



user_50_0jard_n_de_la_casa_sorolla_obra_de_1919_del_pintor

El lienzo 'Jardín de la casa Sorolla', obra de 1919 del pintor.

Las paradas anteriores de Sorolla, jardines de luzfueron la ciudad italiana de Ferrara y la Alhambra de Granada, donde 142.000 personas visitaron esta exposición delicada y especial, cuyo centro es la poética más íntima y hedonista del Joaquín Sorolla de la madurez a través de las pinturas de jardines y patios que realizó en los últimos años de su vida. Después de tres meses de estancia en Granada, uno de los lugares clave donde se le reveló toda la magia de los patios y jardines andalusíes, la muestra llega ahora al Museo Sorolla y aquí completa su sentido, pues esta fue su propia casa y aquí está el jardín que él mismo diseñó, plantó y convirtió en su refugio artístico y de inspiración en pleno centro de Madrid.

En ese jardín, que en realidad son tres pequeños jardines, donde todavía se conservan dos grandes mirtos que Sorolla se hizo traer de la Alhambra, está el corazón y la singularidad de esta exposición comisariada por Tomás Llorens y Blanca Pons Sorolla, biznieta del pintor. Si en Granada el peso estuvo en aquellos patios y estanques nazaríes que lo fascinaron y que pintó decenas de veces, como el Jardín de Lindaraja, el Patio de los Arrayanes y tantos rincones más, en el Museo Sorolla el centro son las rosas amarillas que le gustaban a Clotilde, los rododendros, los lirios, los alelíes y también el gran magnolio, y las acacias, y el naranjo y el limonero de su jardín madrileño. De los 54 óleos que componen esta muestra, más de 30 tienen como objeto el fabuloso jardín que es de obligada visita y que en estos momentos rehabilita Lucía Serredi, la paisajista que hizo la restauración de 1991 y que ahora de nuevo ayuda a recuperarlo, cuenta la directora del museo, Consuelo Luca de Tena. “Este era el jardín de un pintor y recuperar sus colores es vital”, opina, “más porque él quiso que este fuera su último refugio”.

Blanca Pons Sorolla cree que aunque el marco de la Alhambra es inigualable, es aquí, en la que fue su casa, donde la muestra adquiere cuerpo. “Es maravilloso ver estos óleos en casa de mi bisabuelo, donde late su corazón y el del jardín que él diseñó y que está en estos cuadros”.

Es importante la luz de estos óleos tardíos del pintor valenciano, en los que deliberadamente desterró la figura humana para situar en el centro la geometría de las plantas y los ambientes intimistas de soportales, estanques y fuentes. “La luz es parte de su sensación anímica”, afirma la comisaria, que asegura que estas pinturas son producto de una “fase maravillosa”, cuando “se reencontró con la pintura por el placer de pintar y no porque tuviera que cumplir un encargo o un compromiso”.


user_50_0joaqu_n_sorolla_bastida_patio_de_la_casa_de_sorolla_1917

Joaquín Sorolla Bastida - Patio de la Casa de Sorolla (1917)


Sorolla, jardines de luz está estructurada en Madrid en cuatro apartados: Agua, Patio, Jardín y Jardín de Casa Sorolla.

Sorolla, jardines de luz. Museo Sorolla. General Martínez Campos, 37. Del 29 de octubre al 5 de mayo.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Clotilde García vuelve a Valencia


Una exposición ilustra en el San Pio V la vida de la esposa de Joaquín Sorolla.

La vida de ambos quedó ligada desde que se conocieron en el estudio del padre de ella.




user_50_retrato_de_clotilde_garc_a_esposa_de_joaqu_n_sorolla

Retrato de Clotilde García, esposa de Joaquín Sorolla

Se llamaba Clotilde García Castillo, nació en 1865 en Valencia y murió en Madrid 64 años después. Fue ella la que en  1925 donó todos sus bienes al Estado para la fundación de un museo en memoria de su marido, en la ciudad donde ambos vivieron y murieron. Siete años después fue inaugurado en Madrid el Museo Sorolla en el edificio en el que la familia vivió  y el pintor tenía el taller. Tuvo una vida muy activa,  ligada a la figura de su marido y a la crianza y educación de sus tres hijos.

Clotilde ha regresado a su ciudad natal a través de 20 lienzos, 10 notas de color, 24 dibujos y 38 fotografías que se exponen en el Museo de Bellas Artes San Pio V, donde permanecerá hasta el día 17 de febrero  en una muestra que pretende ser un homenaje a esta menuda pero esbelta mujer de pelo castaño que conoció a Joaquín Sorolla siendo casi una niña y se casó posteriormente con él.

La exposición, desde el mismo título, ata su personalidad a la de su esposo: Clotilde de Sorolla. De los 20 lienzos que se exponen 18 son fondos del Museo Sorolla de Madrid que ella misma impulsó; uno ha sido cedido para la muestra por una colección particular y otro es del museo valenciano. Los dibujos salen por primera vez del Museo Sorolla tras haber sido restaurados para la muestra, según ha destacado Consuelo Luca de Tena, comisaria de la muestra y también directora del museo madrileño.

Lo bueno de las exposiciones es que permiten al espectador viajar en el espacio y el tiempo. Por ejemplo, a 1890, para ver un cuadro donde, elegante,  Clotilde García viste de negro y está sentada en una silla de costillas, la mano derecha apoyada en la mejilla, y la izquierda en el brazo del asiento, ambas cubiertas por guantes pardos.  Al lado cuelga un cuadro de menor tamaño, que muestra un busto prolongado, de perfil, Clotilde con el cabello recogido atrás y vestida también de negro; está leyendo. Pero éste es de 1884, un retrato temprano, de cuando la modelo no tenía ni veinte años.

Según Consuelo Luca de Tena, Clotilde García  "comprendió" pronto que  Joaquín Sorolla "tenía que pintar". Por ello, "dedicó su vida a quitarle cualquier obstáculo" que se lo impidiera y, en consecuencia, juntos formaban "un equipo realmente compenetrado", al decir de la comisaria. En compensación, fue una de las "mujeres más retratadas" de su tiempo.

La primera parte de la exposición se centra en los aspectos más íntimos de la vida de Clotilde García:  los años iniciales del matrimonio, llegan los niños, la vida familiar en general.  Se le puede ver leyendo, durmiendo, de paseo, en la playa, o jugando con sus hijos. Luego sigue el recorrido vital a través de tres secciones más, todas ordenadas cronológicamente. La segunda, indaga sobre el papel de Clotilde como musa y modelo del artista valenciano, en distintas poses y situaciones, como Clotilde contemplando la Venus de Milo  que para Luca de Tena es la "quintaesencia" de su papel como musa. Incluso aparece como "modelo anónima", en un desnudo que se supone pertenece a la esposa del pintor.

Posar no debió ser difícil para ella, acostumbrada a ser testigo y objeto de la captura de imágenes como hija del prestigioso fotógrafo Antonio García Peris, en cuyo estudio de Valencia comenzó a trabajar el joven Sorolla. Allí aprendió técnicas de encuadre y manejo de la luz y el color, para pigmentar imágenes. Y allí comenzó en 1879 su historia de amor, siendo unos adolescentes.

La tercera sección corresponde a La mujer del gran artista, a la etapa ligada a  un marido con prestigio internacional,  recreada con numerosas fotos y un amplio epistolario de la época. El apartado final arranca de la muerte de Sorolla en 1923, tras una traumática agonía que marcó los últimos años de una mujer cuidadora. A  través de documentos y recortes de prensa se explica su papel en la transmisión al Estado del legado de Sorolla, la casa y la obra del pintor.

Tras su paso por Valencia, Clotilde de Sorolla viajará a Alicante,  según ha adelantado la consellera de Turismo, Cultura y Deporte, Dolores Johnson.


user_50_desnudo_de_mujer_1910_1361982959_578040

Desnudo de mujer, 1910. Obra de Sorolla.

Este desnudo es uno de los pocos de Sorolla y, según todos los indicios, el único en el que Clotilde posó como modelo. Clotilde parece colocar una de las muchas piezas de cerámica que el matrimonio coleccionaba y que aún pueden verse en su Casa Museo.


user_50_clotilde_con_traje_de_noche_1910

Clotilde con traje de noche, 1910. Obra de Sorolla.

Clotilde era consciente de su papel difícil siendo la compañera de un hombre con tanta fama y talento... En algunas de sus cartas le dice que debería quedarse en una esquina y hacerse pequeñita hasta  casi desaparecer, pero que no lo consigue. Pero Clotilde no es mujer que desaparezca, no es una gran belleza, pero tiene un encanto y una elegancia muy especiales. La Clotilde que su marido pinta es una mujer inteligente y con carácter.


user_50_clotilde_con_traje_gris_1900

Clotilde con traje gris, 1900. Obra de Sorolla. Sin duda, pese a los años de matrimonio transcurridos, Clotilde siguió siendo su musa y su modelo hasta el final.


elpais.com / aliciaporamoralarte.blogspot.com.es



-------------------------------------------------------------


APUNTES DE JOAQUÍN SOROLLA



user_50_s22_307

Apuntes, conjunto de cuatro dibujos a lápiz sobre papel.

18,5 x 13 cm, 12,5 x 9,5 cm, 11 x 14 cm, 12,5 x 9,5 cm.



Fuente: arteinfo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 27 Febrero 2013, 17:36; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
‘Pescadores valencianos’, de Sorolla, se vende por 4,6 millones


El cuadro, adquirido por una fundación europea, fue la estrella en Londres de la subasta de 124 lotes de pintura europea



user_50_1353430577_936788_1353430753_noticia_normal

Dos empleadas de la casa de subastas Sotheby's preparan la obra "Pescadores valencianos", de Joaquín Sorolla / EFE

Pescadores valencianos, uno de los primeros óleos que Joaquín Sorolla pintó en el exterior, fue vendido hoy por 3,73 millones de libras (4,65 millones de euros) en la sala de subastas londinense Sotheby's, batiendo su récord en libras.

El óleo superó el récord de cotización en libras del artista español, por delante de La hora del baño (1904), que se remató en 2003 en la misma sala de Londres por 3,7 millones de libras, si bien entonces la cotización en euros fue mayor (5,32 millones de euros al cambio de entonce).

La obra, adquirida por una fundación europea, superó en la subasta su precio estimado, que se había situado entre 1 y 1,5 millones de libras (de 1,25 a 1,87 millones de euros) y fue la estrella de una venta de 124 lotes de pintura europea de los siglos XIX y XX.

El cuadro que Sorolla (1863-1923) pintó en la playa de su Valencia natal, en 1895, resultaría clave para su posterior reconocimiento internacIonal.

Un año antes, el español había creado Vuelta a la pesca, una pintura de gran formato que exhibió en el Salón de París de 1895 y fue adquirida después por el Museo de Luxemburgo (en la actualidad se encuentra en el Museo D'Orsay de la capital francesa).

Tras ese éxito, Sorolla mostró en la Exposición Internacional de Arte de Berlín, en 1896, "Pescadores valencianos", uno de los primeros cuadros que pintaba en el exterior y que resultó galardonado por unanimidad con una medalla de oro.

La obra fue adquirida por la Nationalgalerie de Berlín, en cuyas paredes colgó durante 34 años junto a obras de Manet, Renoir y Monet, entre otros, para pasar después a manos privadas, cuando el consejo del museo decidió en 1930 deshacerse de todos los trabajos que no fueran de origen alemán.

Desde entonces, el lienzo, de 65 por 87 centímetros y en un estado de conservación "excelente", según la sala de subastas, ha sido incluido en diversas exposiciones en Europa y Estados Unidos, entre ellas la retrosectiva que dedicó al autor el Museo del Prado, en 2009.

El óleo rinde un homenaje al quehacer de los pescadores de la tierra natal del pintor y capta con destreza el reflejo de un sol radiante en la espuma del mar, describe Sotheby's.

En esa misma subasta quedó sin comprador el cuadro La Oterito del español Ignacio Zuloaga, un "provocador" desnudo que salía por vez primera al mercado por un precio estimado de entre 500.000 y 700.000 libras (de 750.000 a 875.000 euros).

Por otra parte, Julia, un retrato en el que el también español Ramón Casas plasmó en 1908 a su musa, amante y finalmente esposa, Julia Peraire, se remató por 283.250 libras (354.000 euros).


user_50_pescadores_valencianos_de_joaqu_n_sorolla

Pescadores valencianos, uno de los primeros óleos que Joaquín Sorolla pintó en el exterior, fue vendido hoy por 3,73 millones de libras (4,65 millones de euros) en la sala de subastas londinense Sotheby's, batiendo su récord en libras.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Las obras de Sorolla también recalan en Alicante, Elche y Xàbia


Cultura organiza varias exposiciones y actos con motivo del 150 aniversario de su nacimiento

El Mubag de Alicante alberga una muestra sobre Clotilde, la esposa del pintor valenciano




 user_50_1361896096_452973_1361896233_noticia_normal

Exposición de obras de Sorolla en el Mubag de Alicante.

Este miércoles 27 de febrero se cumplen 150 años del nacimiento de Joaquín Sorolla. La obra de este pintor valenciano de fama internacional saldrá de Valencia para exponerse en Alicante, Elche y Xàbia, entre otras localidades. La consejera de Cultura, María José Català, pretende dar protagonismo y vida a la marca Sorolla y "reinventar la política cultural" a través del intercambio de exposiciones entre las diferentes administraciones porque "compartir cultura siempre enriquece".

La consejera ha inaugurado esta mañana en el Museo de Bellas Artes de Gravina (MUBAG) de Alicante la exposición Clotilde de Sorolla, un homenaje a la esposa del pintor Clotilde García del Castilllo a través de 147 obras, entre lienzos, dibujos, fotografías y objetos personales. La exposición cuyas obras son de "alta calidad y una poderosa intimidad", en palabras de la directora del Museo Sorolla, Consuelo Luca de Tena, se podrá visitar en Alicante hasta el 14 de abril.

La muestra recoge cronológicamente aspectos como el noviazgo de la pareja, sus primeros años de matrimonio, el nacimiento de sus hijos, el reconocimiento internacional de Sorolla, los cuidados de Clotilde a su esposo enfermo, la repercusión de la muerte del pintor o la vida de su mujer como viuda, que legó al Estado la casa y las colecciones del artista para hacer un museo en su memoria.

La exposición se completa asimismo con una serie de objetos personales de la familia, cartas, cuadernos y documentos e incluye la edición de un catálogo que recoge diversas obras del maestro, así como artículos que ahondan en la faceta personal de Clotilde García del Castillo, en la relación con su esposo Joaquín Sorolla y en su papel como fundadora del actual museo.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
150 años de Sorolla



La luminosidad de Joaquín Sorolla



user_50_0autorretrato_de_joaqu_n_sorolla_1904

Autorretrato de Joaquín Sorolla (1904).


user_50_7_desnudo_de_mujer_1910_nico_retrato_de_joaqu_n_sorolla_que_muestra_desnuda_a_su_mujer_clotilde

'Desnudo de mujer' (1910), único retrato de Joaquín Sorolla que muestra desnuda a su mujer, Clotilde.


user_50_1paseo_a_orillas_del_mar_1909_de_joaqu_n_sorolla

Paseo a orillas del mar', 1909, de Joaquín Sorolla.


user_50_6_paseo_del_faro_de_biarritz_1906_de_joaqu_n_sorolla

'Paseo del faro de Biarritz' (1906), de Joaquín Sorolla.


user_50_5_playa_de_la_malvarrosa_de_joaqu_n_sorolla

'Playa de la Malvarrosa', de Joaquín Sorolla


user_50_2_playa_de_valencia_a_la_luz_de_la_ma_ana_de_1908_de_joaqu_n_sorollla

'Playa de Valencia a la luz de la mañana', de 1908, de Joaquín Sorollla.


user_50_10_1361983738_359718

'Las tres velas' (1903). Esta obra estuvo fuera del alcance del público durante casi un siglo. Se vendió en 2008 por 34,3 millones de euros, en Nueva York. El óleo muestra a tres mujeres paseando por una playa con tres veleros al fondo.


user_50_3murales_de_sorolla_de_la_serie_de_la_hispanic_society_of_america

Murales de Sorolla de la serie de la Hispanic Society of America.


user_50_9_1361983672_501386

'Los toreros. Sevilla', una de las obras de Joaquín Sorolla de la serie de la serie 'Visión de España', pintada por encargo del filántropo estadounidense Archer Milton Huntington y que se encuentra en la Hispanic Society de Nueva York.


user_50_4tipos_de_lequeitio_1912_de_joaqu_n_sorolla

Tipos de Lequeitio' (1912), de Joaquín Sorolla.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El Museo Meadows de Dallas añade un Sorolla a su colección


La pinacoteca adquiere la obra, ‘Playa de Valencia’, un cuadro de pequeñas dimensiones que se podrá ver en Madrid en diciembre



user_50_playa_de_valencia_de_joaqu_n_sorolla

'Playa de Valencia', de Joaquín Sorolla. / Cortesía del Meadows Museum

El Museo Meadows de Dallas acaba de aumentar su importante colección de pintura española con una obra del pintor valenciano Joaquín Sorolla. Este martes, la pinacoteca anunció la adquisición del cuadro La Playa de Valencia, un óleo de pequeñas dimensiones, que se aparta de los grandes lienzos habituales del artista.

“La delicadeza pictórica de La Playa de Valencia convierte al cuadro en uno de los trabajos de mayor calidad del Sorolla”, explica el director del museo, Mark A. Roglán. “Se trata de la primera obra a pequeña escala del pintor que entra en nuestra colección, algo que nos permite presentar a nuestro público la complejidad y la fuerza del artista”.

Al museo Madows se le llama el Prado de la Pradera porque cuenta con una de las mayores colecciones de pintura española fuera de España. La obra de Sorolla recién adquirida, gracias a un regalo de la familia Lemmon, formará parte de la exposición Sorolla y América, patrocinada por el propio museo, el Museo de Arte de San Diego y la Fundación MAPFRE, que se inaugurará el próximo mes de diciembre en Madrid. Esta muestra pretende explorar la relación del artista valenciano con los pintores americanos de la primera década del siglo XX y dejar constancia de su inmensa popularidad con entre los coleccionistas y los mecenas de la época.

No es el primer Sorolla que recibe el Meadows. En diciembre del año pasado, la pinacoteca sumó a su colección cinco lienzos españoles de principios del siglo pasado. Moulin Rouge, salida a los palcos, de Hermenegildo Anglada-Camarasa, Segovia desde el camino de Perogordo, de Aureliano de Beruete y Moret; Alegoría, de Joaquim Mir Trinxet, Nieve y Deshielo, de Darío de Regoyos y Valdés y Alquería de Alcira, de Sorolla.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
Valencia ultima el proyecto de un centro de interpretación de Sorolla


Generalitat y Bancaja apoyan un plan al margen de la casa-museo de Madrid



 user_50_1386103718_776878_1386104153_noticia_normal

Visitantes de la exposición de Sorolla 'Visiones de España' en 2010. / Carles Francesc

La Fundación Bancaja y la Generalitat valenciana han unido sus fuerzas para sacar adelante un proyecto museístico del que ambos podrían sacar réditos. Se trata de reconvertir las enormes instalaciones culturales que tiene la entidad en Valencia en un centro de interpretación de la obra de Joaquín Sorolla (Valencia, 1863- Cercedilla, 1923). Para ello, se pretenden reunir unas 100 obras del artista, dispersas en colecciones valencianas, tanto institucionales —Diputación, Ayuntamiento o Ministerio de Cultura, titular del Museo de Bellas Artes San Pío V— como privadas. El Museo Sorolla de Madrid, al margen.

De este modo, la Fundación Bancaja, propietaria de 16 lienzos, podría garantizar su continuidad, tras la intervención estatal de Bankia y sus severos problemas financieros. Una situación agravada por el elevado coste de mantenimiento de la infraestructura de 12.000 metros cuadrados, ubicada en pleno centro.

Juega a su favor el recuerdo de la gente, que asocia la entidad a Sorolla, gracias a la exposición Visiones de España, que albergó los murales del pintor, de la Hispanic Society de Nueva York, vista en 2007 por 875.000 personas.

El pintor es profeta en su tierra, aunque dejara su legado en Madrid, y su nombre supone un reclamo para muchos ciudadanos. En la entidad consideran que la venta de entradas, aunque fuera a un precio bajo, aliviaría sus exhaustas arcas.

La Generalitat, por su parte, presentaría un popular proyecto como propio en una época sin inauguraciones de campanillas que llevarse a la boca. De hecho, la Consejería de Cultura lleva la voz cantante en las negociaciones. Un portavoz asegura que los primeros contactos han sido muy positivos, si bien han trascendido ciertas reticencias del Ayuntamiento, que ya intentó su museo Sorolla, y no se ha aclarado si Bellas Artes está dispuesto a dejar sus sorollas. No hay nada cerrado. Se ultima la redacción de un protocolo de actuación y se está optando por una fórmula más abierta que la del museo, como es la de un centro de interpretación.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SOROLLA 
 
El traje se escapa del cuadro


El Museo Sorolla une en una muestra óleos del artista con maniquíes vestidos con los trajes que adquirió cuando pintaba los lienzos



 user_50_1386626950_463826_1386627206_noticia_grande

Óleo titulado 'Los guitarristas, costumbres valencianas', de 1889.

La joven novia mira al frente ataviada con sus mejores guardapieses, mantellina blanca cubriéndole la cabeza, ramo de oropel prendido en la gorguera, abanico en mano. La lagarterana está acompañada por dos mujeres y dos hombres, también en sus mejores galas: traje de calzón negro y camisa blanca que ajustan con una faja. Es el conocido boceto Tipos de Lagartera o Novia lagarterana, pintado por Joaquín Sorolla en 1912, que saluda al visitante a la entrada de la exposición Fiesta y Color. La mirada etnográfica de Sorolla, que se celebra en el Museo Sorolla hasta el próximo 25 de mayo.

La muestra se adentra en la faceta de coleccionista del artista y es una buena excusa para visitar el museo y conocer con detalle los trajes típicos de España, que, aunque ahora parezca imposible, un día vistieron nuestros antepasados. Con este fin, los cuadros están acompañados por unos impertérritos maniquíes ataviados con vestiduras similares a las que lucían los habitantes de los pueblos de varias provincias españolas, que el artista adquirió durante los ocho años que destinó a recorrer la geografía española. El encargo del norteamericano Archer M. Huntigton en 1911 para la biblioteca de la Hispanic Society de Nueva York fue el punto de partida de este periplo.

La exposición reúne alguna de estas pinturas con las piezas de vestuario que Sorolla adquirió buscando “una serie de paisajes de las provincias en las que se realzan los trajes típicos”. Parte se conservaban en el Museo Sorolla y otras han sido donadas a la Fundación Museo Sorolla por la familia Pons-Sorolla, que se exponen por primera vez. En total son 25 piezas de pintura (figuras y paisajes) y nueve conjuntos de indumentaria. Además, se exponen algunas de las joyas con las que se adornaban y una selección de fotografías y cartas. Durante estos años Sorolla además de pintar, se documenta, toma fotografías y recopila trajes típicos, joyas, y todo tipo de complementos. La comisaria de la exposición, Covadonga Pitarch, destaca el trabajo de recopilación e investigación que ha supuesto montar la muestra. “La exposición se encuentra en la línea que sigue el museo en cuanto a mostrar nuestras propias colecciones e investigar diferentes producciones del pintor”, declaró ayer Pitarch.

La exposición se divide en cuatro ámbitos: Castilla, Valencia, valles pirenaicos y Andalucía. En la zona dedicada a Castilla, “la región que más le emocionó”, según palabras del artista recogidas por los organizadores de la exposición, aparecen, además de los trajes de Lagartera, otro de la Alberca y dos trajes de charra salmantina, que evocan la escena que se desarrolla en el óleo Tipos de Salamanca y Novios salmantinos.

De Valencia, lugar del que siempre se sintió Sorolla a pesar de vivir en Madrid, la muestra ofrece varios óleos con escenas costumbristas, acompañados por el traje de fallera que perteneció a su hija, María Sorolla García, adquirida antes de 1906. El traje está acompañado por pendientes valencianos del siglo XIX y un aderezo de broche y pendientes del mismo siglo.

El periplo de Sorolla llevó sus pasos, también en 1912, a los valles de Ansó (Huesca) y Roncal (Navarra). Al pintor le impacta el traje de ansotana, uno de los más antiguos y singulares del país. Promete regresar y así lo hace en 1914. Durante sus estancias adquirió una cantidad importante de indumentaria. El museo conserva dos basquiñas y una saigüelo de Ansó, una camisa, varias escarapelas, churros (postizo para dar volumen al peinado) y una mantilla. Los vestidos ansotanos están confeccionados de una pieza y son muy pesados. La basquiña verde es el vestido más ligero y pesa alrededor de cinco kilos.

El broche a la exposición lo pone la sala dedicada a Andalucía, donde se expone Bailaora flamenca de 1914. A su lado, un traje que perteneció a la bailaora Encarnación López, conocida como Argentinita, con un cuerpo inspirado en un mantón de manila y una falda de tres volantes. El arte unido a la tradición más popular.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 3 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario