Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 2 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 
VELÁZQUEZ (Diego Rodríguez De Silva Y Velázquez)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Fábulas de Velázquez en el Museo del Prado



ALGUNAS IMÁGENES:



user_50_la_venus_del_espejo

La Venus del espejo
Óleo sobre lienzo, 122.5 x 177 cm
Londres, National Gallery

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 cristo_y_el_alma_cristiana

Cristo y el alma cristiana
Óleo sobre lienzo, 165.1 x 206.4 cm
Londres, National Gallery

Esta obra forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 cristo_en_casa_de_marta_y_mar_a

Cristo en casa de Marta y María
Óleo sobre lienzo, 60 x 103.5 cm
Londres, National Gallery

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 la_f_bula_de_aracne_o_las_hilanderas

La fábula de Aracne o Las Hilanderas
Óleo sobre lienzo, 220 x 289 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 el_dios_marte

El dios Marte
Óleo sobre lienzo, 179 x 95 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 cristo_crucificado

Cristo crucificado
Óleo sobre lienzo, 248 x 169 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velazquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



 el_triunfo_de_baco_o_los_borrachos

El triunfo de Baco o Los Borrachos
Óleo sobre lienzo, 165 x 225 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado

Este lienzo forma parte de la exposición "Fábulas de Velázquez", que aúna 28 obras del artista sevillano con otras 24 de otros pintores que permitirán descubrir el contexto histórico en el que Velázquez realizó algunas de las obras más significativas de su carrera. La exposición podrá visitarse en el Museo del Prado de Madrid del 20 de noviembre de 2007 al 24 de febrero de 2008.



20 MINUTOS / Wikipedia
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 09:16; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Si alguien está interesado he añadido nuevos contenidos de Velázquez en la cabecera.


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
José Luis, gracias por el comentario tan ilustrativo de la obra de Velázquez La Venus del espejo, la historia de este cuadro nos enriqueze aún más en el conocimiento de nuestro gran maestro. Saludos
 



 
matias Enviar mensaje privado
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
La verdad Matías es qué Velázquez sigue acaparando la atención, no solo en España que sería normal, sino en todo el mundo que se muestra algún lienzo suyo. Como ya he comentado en la cabecera el maestro Velázquez es mi debilidad. Pero en esto del arte hay muchas cartas que jugar y también tengo otros favoritos.



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Descubierto un nuevo cuadro de Velázquez en Nueva York

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York ha encontrado entre sus lienzos una obra del artista español.



 505092_1

Retrato de hombre. Autorretrato ?. Autor: Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (Spanish, 1599–1660) Ca. 1630, Oil on canvas, 68,6 x 55,2 cm. Metropolitan Museum of art New York. Este lienzo estaba  olvidado y mal catalogado como un cuadro del taller del maestro sevillado y desde 1949 en las reservas del museo, menos mal que un reciente examen técnico en 2009, ha descubierto su firma y su autenticidad.

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Met) ha anunciado que, después de realizar un nuevo examen a uno de los lienzos con que cuenta en su colección, ha descubierto un nuevo cuadro del maestro español Diego de Velázquez.

La obra, que hasta ahora se pensaba que pertenecía a uno de los discípulos de Velázquez (1599-1660), llevaba en el museo desde 1949 y su verdadera autoría no fue descubierta hasta que ha sido sometida a una nueva limpieza y a un examen técnico que han desvelado la firma del artista español.

«Esta adjudicación de la obra a Velázquez subraya la profundidad de la colección del museo así como la perspicacia de sus comisarios y de los encargados de conservación», dijo el director del Met, Thomas Campbell, en un comunicado de prensa en el que se anunciaron los planes del museo por exponer esta «nueva» obra.

El lienzo, identificado con el nombre genérico de «retrato masculino» y que se incluía entre la serie de obras con que cuenta el museo neoyorquino salidas del taller del artista del siglo XVII, muestra a un hombre de entre 30 y 40 años, vestido de negro y con gola,un típico cuello blanco de los siglos XVI y XVII.

Para los responsables del museo, que cuenta con la colección más importante de obras de Velázquez en Estados Unidos, la adjudicación del lienzo al pintor español es una buena noticia, ya que se trata de «uno de los antiguos maestros europeos más admirados y su trabajo rara vez entra en el mercado».

El examen técnico se llevó a cabo dentro de un programa que el Met desarrolló en los últimos meses para catalogar de manera exhausta de las obras españolas que tiene en su colección.

«Parece un estudio más que una obra acabada. Muchas de las áreas del cuadro se encuentran en un estado simple, de esbozo», explicaron los responsables del Met, quienes añadieron que, «pese a que la obra ha sufrido abrasión, su calidad no se ha visto afectada».

Según los responsables del Met, algunos entendidos en arte han destacado durante años el parecido entre el personaje que aparece en este lienzo y una figura que Velázquez incluyó en el extremo derecho de «La rendición de Breda» (o «Las lanzas») y que se había pensado que se trataba de un autorretrato del artista.

Esa coincidencia alimentó la idea de que la obra que ahora ha «redescubierto» el Met fuera también un autorretrato y, de hecho, cuando el cuadro llegó hace sesenta años al museo neoyorquino fue catalogado como tal.

Más adelante, sin embargo, varios estudiosos se mostraron reticentes a esa teoría y ya en 1963 el español José López Rey recomendó que la obra fuera cataloga como un lienzo del taller del artista sevillano, más que como una obra propia.

El Met acató la medida en 1979, una catalogación que ha permanecido intacta hasta ahora, debido, según los responsables de la entidad museística, «a una capa espesa de barniz que oscurecía las cualidades de la pintura y que hacía imposible una apropiada evaluación».

El museo adquirió el cuadro como parte del legado de Jules Bache, un coleccionista de arte estadounidense que lo compró en 1926 al conocido marchante de arte británico lord Duveen, después de que el lienzo perteneciera a un hijo ilegítimo del rey británico Jorge II y, más tarde, a Jorge V, rey del territorio alemán de Hannover.

El director del museo destacó que el «descubrimiento» de la pintura se debió a la colaboración entre el responsable de pintura europea del Met, Keith Christiansen, y el conservador de las pinturas de la colección de la entidad Michael Gallagher.


Fuentes: lavozdegalicia y metropolitanofartnewyork



 

Pues estamos de enhorabuena para los numerosos admiradores de Valázquez, además bien podría ser un autorretrato.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 09:07; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
El Met revisa la autoría de otro posible 'velázquez'

El Metropolitan Museum de Nueva York podría añadir un nuevo velázquez a los cuatro que forman parte de su colección si el trabajo de su departamento de conservación concluye que el retrato de Felipe IV, ahora atribuido al taller del pintor sevillano, salió en realidad de su propia mano. "Hay dudas, por lo que este cuadro se someterá a una nueva evaluación", afirmó ayer Thomas P. Campbell, director del museo neoyorquino, de visita en Madrid para pronunciar la conferencia El museo y las exposiciones, que forma parte del programa de la Cátedra del Museo del Prado.

La obra está siendo analizada por los conservadores del Metropolitan como parte de los trabajos de catalogación de la colección de pintura española que están realizando. Los mismos que llevaron al museo a anunciar la semana pasada que el Retrato de un hombre es obra del pintor y no de un discípulo, como se había considerado durante décadas. Según Campbell, el jefe de conservación del Met, Michael Gallagher, empezó a sospechar al observar que había retoques y un barniz muy espeso sobre el cuadro. Eliminados ambos durante el proceso de limpieza, apareció una pintura realizada con una paleta más ligera. "El trabajo completo de conservación reveló que la obra no es un tosco trabajo de taller, sino un retrato de estudio espontáneo, inmediato y brillante", señaló Campbell. Es un bosquejo para una de las figuras de La rendición de Breda y está por determinar si es un autorretrato del pintor. El siguiente paso fue convocar a Jonathan Brown, una de las principales autoridades mundiales en la obra de Velázquez: "Lo miró durante cinco segundos y nos felicitó por nuestra nueva adquisición".

EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Sorpresa en el mundo del arte. De repente... Velázquez


'La educación de la Virgen', hallada en el sótano del museo de la Universidad de Yale

Los expertos sitúan la pintura en la etapa sevillana del autor de 'Las meninas'

John Marciari, conservador del museo de San Diego, halló la obra

En su largo peregrinaje, la pintura ha sufrido importantes daños

El óleo no se restaurará hasta que los expertos avalen su autoría

Ahora llega el turno a las autoridades mundiales de dar su opinión
  
  



 000_1410422364_220131

La educación de la Virgen. Obra pendiente de confirmar la atribución, a la etapa sevillana del pintor, centrada en obras religiosas.

La cuestión de la autoría y sus atribuciones en el mundo del arte no para de dar disgustos. A nadie se le escapa que las recurrentes revisiones científicas de los fondos de los museos están mermando de forma inesperada los tesoros de alguna que otra pinacoteca... Pero lo cierto es que el hallazgo de la obra La educación de la Virgen en los almacenes del museo de la Universidad de Yale constituye un bombazo en toda regla, tratándose de una pintura a la que algunos expertos de indudable prestigio ya han colocado el marchamo de Velázquez. Y más concretamente, de un velázquez perteneciente a la etapa sevillana del artista. A la espera de los pronunciamientos oficiales de la comunidad científica, La educación..., atribuida hasta ahora a un pintor indeterminado de la escuela española del XVII, tiene todas las papeletas para pasar a disfrutar de un cartel con el nombre del genio sevillano. Expertos consultados por este periódico ratificaban ayer el descubrimiento.

John Marciari, conservador jefe de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego, es el autor de este hallazgo, del que dará cuenta pormenorizadamente en el próximo número de la revista Ars Magazine. En un detallado análisis del estilo, la técnica y la composición de la tabla, Marciari concluye que el óleo fue pintado durante los primeros años de la carrera del pintor, en torno a 1617, y que es el descubrimiento más significativo que se ha hecho sobre la obra del artista en el último siglo.

El tema del cuadro es el aprendizaje de lectura de la Virgen niña, pero el artista incluye -y este es uno de los grandes puntos de interés de esta obra- el tema del bodegón, en el que se consumaría como un genio. San Joaquín está al fondo. Arriba, los ángeles.

La educación de la Virgen se encuentra actualmente en el taller de restauración del museo de Yale, ya que en su largo peregrinaje desde meduiados del XVII hasta hoy sufrió, sucesivamente, las inclemencias del agua, del fuego y de un almacenamiento a todas luces inadecuado. Marciari explica que faltan al menos 25 centímetros de la parte superior y una cantidad sin determinar de los bordes izquierdo e inferior. Hay zonas afectadas por una potente abrasión y en otras la capa de pintura ha desaparecido casi por completo, de manera que solo queda un fondo de color pardo.

Pero los trabajos de recuperación no podrán comenzar hasta que los expertos avalen la autoría de Velázquez, ya que, como suele ocurrir con el escenario de un crimen, el magnífico lienzo está lleno de pistas sobre su vida pasada.

En el trabajo de análisis del estilo, el experto en pintura española e italiana hace primero una relación de las similitudes de esta obra con El almuerzo, un cuadro de Velázquez que se encuentra en el museo del Hermitage y que está fechado en torno a 1617. Es una composición tabernaria en la que las figuras, texturas y colorido son muy similares. La forma en la que las figuras emergen de la oscuridad, con la proyección heterogénea de sombras que hacen destacar la luz de los objetos, se aproxima a la de La educación de la Virgen.

El tipo de soporte utilizado como lienzo es otra de las pruebas a las que alude Marciari, quien señala que es exactamente del mismo tipo que el usado en La Adoración de los Magos, La madre Jerónima de la Fuente, La imposición de la casulla a San Ildefonso o La cena en Emaús.

Marciari recuerda en su estudio que existe muy escasa documentación sobre las obras sevillanas de Velázquez. Está seguro de que la mayoría de sus primeras pinturas religiosas debieron de haberse realizado por encargo, aunque no se ha encontrado ningún contrato en relación con ellas. Sin embargo, el conservador cree más que probable que el convento carmelita de Santa Ana dedicara su altar mayor a La educación de la Virgen y que allí permaceciera hasta 1626, año en el que el edificio fue anegado por unas graves inundaciones. Las obras que se salvaron fueron almacenadas después en algún lugar seguro del convento y, de esta manera, se salvaron también de las desamortizaciones del siglo XIX. De cómo pasa la obra a manos privadas se sabe muy poco.

La hipótesis de Marciari señala 1925 como el año de llegada de la obra a Estados Unidos y alude a que el viaje lo hizo a bordo de un barco de la compañía naviera propiedad de Charles Townshend, cuyo destino habitual eran los países mediterráneos. En los archivos de Yale consta que los hermanos Henry y Raynham Townshend donaron a la Universidad "dos pinturas al óleo sobre lienzo, enmarcadas, españolas, del estilo de Murillo, de tema religioso". Una de estas dos obras podría ser La educación de la Virgen. Los marcos de ambas piezas eran americanos, pero parece demostrado que fueron una aportación de sus penúltimos propietarios.

El cuadro figura en el registro de Yale con el número 1.900.43. Los números precedidos con un 1.900 fueron colocados a muchas de las piezas que llegaron a los almacenes de forma desconocida. Los inventarios más recientes de los almacenes aportan la primera fotografía que se conoce del cuadro y tiene la fecha de 1946.

El tema de las autorías del arte está lleno de sorpresas y este no es el primer caso en el que el creador de Las meninas se ve afectado. Las últimas noticias que han concernido a Velázquez han sido buenas y malas. Se le descabalgó de la autoría de El soldado muerto, pero Retrato de un hombre, que durante décadas colgó en las paredes del Metropolitan como de la escuela de Velázquez, fue confirmado finalmente como obra directa del artista sevillano.

La revisión de la autoría apasiona de tal manera que la gran exposición del verano de la National Gallery de Londres está dedicada a señalar las obras que, dentro de su propia colección, eran falsas o estaban mal atribuidas. Maestros como Holbein, Botticelli o el propio Rembrandt se han visto afectados en la revisión.

La publicación de la investigación de Marciari dará pie a un período durante el que se oirá a expertos en todo el mundo. Hasta entonces, el Museo del Prado, máxima autoridad en un tema de esta envergadura, guardará oficialmente un prudente silencio.


Las pistas

- La educación de la Virgen. Obra pendiente de confirmar la atribución, a la etapa sevillana del pintor, centrada en obras religiosas.

- Durante décadas ha estado en el sótano del Museo de la Universidad de Yale.

- Pendiente de restauración, la parte superior ha perdido 25 centímetros de tela.

- La referencia más inmediata es El almuerzo, propiedad del Hermitage.

- Fue fotografiado por primera vez en 1946.

- Salió de Europa en un barco de la familia Townshend.

- Su confirmación por parte de los expertos revolucionaría los conocimientos sobre los comienzos del pintor.

- El Museo del Prado tendrá la última palabra.




Mundos paralelos en el 'universo Velázquez'


 1277935201_910215_0000000000_album_normal_1410422439_694451

El nuevo 'velázquez'. La obra La educación de la Virgen descubierta en el sótano de la Universidad de Yale y atribuida a la etapa sevillana de Velázquez. La obra, que será restaurada debido a su estado de gran deterioro, plantea un debate de calado internacional sobre la autoría definitiva del lienzo.


 02_1410422406_376028

Niños. A pesar del debate sobre la autoría de la obra, lo que sí están claras las concomitancias de estilo y técnica y la recurrencia de temas entre la última pintura hallada y otras obras maestras de Velázquez. Por ejemplo el tratamiento que el artista hace de la infancia con el rostro de la Virgen niña de la obra encontrada en Yale (a la izquierda) y las caras de otros niños, como el que aparece en Vieja friendo huevos (en el centro) o El almuerzo (derecha).


 03_1410422484_338689

Ancianos. Al igual que ocurre con el tratamiento de los niños, en los retratos de la madurez también hay similitudes entre la obra hallada ahora y otras anteriores de Velázquez. Abajo a la izquierda detalle del personaje de San Joaquín en La educación de la Virgen. Junto a él uno de los personajes de El almuerzo y a la derecha San Pablo.


 04_1410422502_405333

Detalles. El cuadro hallado en Yale y atribuido a Velázquez, La educación de la Virgen, junto a detalles de cuatro obras del artistas, en el sentido de las agujas del reloj, El aguador de Sevilla, Vieja friendo huevos, Cristo en casa de Marta y María y El almuerzo.


 05_1410422587_354096

Estilo de vida. La vida diaria tratada por Velázquez en cuatro de sus obras. Arriba a la derecha detalle de La educación de la Virgen junto a Cristo en la casa de Marta y María. En la parte inferior a la derecha Vieja friendo huevos y La Mulata.


 06_1410422532_300523

Comparación. La obra encontrada en el sótano de la Universidad de Yale, La educación de la Virgen, junto a la pintura El almuerzo, de la época sevillana de Velázquez (Fotografía, cortesía de Ars Magazine).


EL PAÍS



 

Una fantástica noticia si se confirma la autoría de Velázquez, según la comparativa ofrecida, parece muy probable que se confirme la autoría del genio sevillano español.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 09:03; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Como arreglar una obra deteriorada

Una restauradora que ha trabajado sobre obras del Greco o el muralista Rivera, cuenta como lidiar con los desperfectos de un cuadro
  
Restaurar una obra de arte es un proceso complejo. Los profesionales se enfrentan al reto de devolver los cuadros a lo más parecido a su estado original. Ni más ni menos. Isabel Florido, que ha trabajado sobre el Greco, el muralista mexicano Rivera o el barroco Juan van der Hamen, explica: "Nunca imitamos, solo tratamos que las pinturas sigan igual durante el paso del tiempo".



 1277935201_910215_0000000000_album_normal

La obra La educación de la Virgen descubierta en el sótano de la Universidad de Yale y atribuida a la etapa sevillana de Velázquez. La obra, que será restaurada debido a su estado de gran deterioro, plantea un debate de calado internacional sobre la autoría definitiva del lienzo (Fotografía, cortesía de Ars Magazine).

Isabel Florido aclara que solo ha visto el supuesto Velázquez hallado en el sótano del museo de la Universidad de Yale en fotografías. Con esta precaución, hace un diagnostico:

"Veo las pérdidas de color, seguramente causadas por todo la trayectoria viajera del lienzo, la marca del bastidor y parece mal tensado". Accidentes comunes en obras mal almacenadas, "pero es necesaria una radiografía para una evaluación correcta".

Relata la técnica habitual para restaurar estos desperfectos. Un mal tensado requiere quitar el lienzo del bastidor. Luego se monta encima de un tablero de madera cubierto con plástico y se clavan los márgenes. Se impregna con cola animal y se protege con un papel de capacidad de resistencia fisicoquímica extraordinaria, el japonés. Luego se deja secar. La cola penetra, el cuadro se tensa por el aglutinante y se quedan adheridas entre sí las diferentes capas de pintura y preparación. Para la marca del bastidor, se requiere consolidar la pintura. Con cola animal, se impregna toda la superficie, y se cubre otra vez con papel japonés. Así el color y la imprimación se adhieren a la tela.

Al restaurar la falta de color, aclara que toda intervención sobre la obra debe ser reversible. "Primero se prepara una imprimación a la manera de la época". Esta imprimación se hace con cola de conejo, tendones de animales, todo hervido y mezclado con blanco de España o sulfato de cal [yeso]. Se aplica sobre la zona deteriorada y luego se dan capas de barniz hasta llegar al punto exacto del que lleve el cuadro. Los grandes equipos de restauración elaboran sus propios barnices.

Para imitar el color original, es importante usar siempre técnicas que sean reversibles y con material de excelente calidad. "Se da una veladura de acuarela", explica Florido, "y luego se dan poco a poco más veladuras, usando pigmentos puros al barniz para restauración de la marca Maimeri". Nunca óleo. El aceite de linaza, aglutinador de este tipo de pintura, es muy difícil de quitar.

Hay tres formas de pincelada para que el trabajo del restaurador se diferencie de la pintura original. El rigattino consiste en lograr el color mediante líneas paralelas verticales; el tratteggio se basa en trazados oblicuos para tramar, y el puntillismo lo hace con pequeños puntos. Ya no se usa la forma imitativa. "Siempre se debe diferenciar el trabajo del restaurador de la mano del artista", aclara, "pero a simple vista, el espectador no distingue la restauración del trabajo original del cuadro"

"Todos estos procesos supondrían un mínimo de dos meses", concluye Florido, "pero seguro que hay que limpiar, y siempre hay más problemas e imprevistos". "Con un cuadro nunca sabes que te vas a encontrar hasta que te introduces en él".


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:56; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Las claves del presunto 'velázquez' encontrado en Yale

El naturalismo y la tensión de la pincelada llevaron a la atribución del cuadro



 00_1410422040_730472

Un fragmento de 'La educación de la Virgen', hallado en Yale. | Ars

La inteligencia de la mirada de sus personajes, la tensión de la pincelada, el uso del claroscuro... Son algunos de los elementos que han conducido a John Marciari a identificar un lienzo olvidado en los archivos de la Universidad de Yale como un temprano 'velázquez' en un artículo publicado por la revista 'Ars'.

A falta de que su atribución sea aceptada o refutada, 'La educación de la Virgen' tiene ya una historia fascinante llena de subtramas.


El referente

En el inicio de su artículo, John Marciari alude a otra 'Educación de la virgen', obra de Juan de Roelas, pintor flamenco afincado en España y 29 años mayor que Velázquez. Su versión del tema fue una obra controvertida por cuestiones de ortodoxia iconográfica, por lo que Marciari da por seguro que el pintor sevillano la conocía.

Sus 'hermanos'

La obra, de confirmarse que salió del lienzo de Velázquez, sería una pieza de la juventud sevillana del pintor, íntimamente ligada al 'Almuerzo' del mismo autor, que actualmente 'reside' en el Hermitage de San Petersburgo. La figura de San Joaquín, la pincelada blanca del cuello...

Las pistas clave

Según Marciari, los mantos y la comida que aparecen en 'La educación de la Virgen' dirigen sin duda a 'Vieja friendo huevos' (1618), la gran obra maestra sevillana de Velázquez. Las zonas de color del fondo, según el autor del artículo, también 'huelen' a Velázquez. Y, ás allá de la técnica, el naturalismo con el que aparece tratado el tema y la profundidad psicológica de la mirada de la Virgen son marcas características del pintor. Sólo Zurbarán, concluye el artículo, tenía ese sentido intelectual del arte entre los pintores de la Escuela Sevillana.

La mutilación

Grave. Al cuadro le faltan 25 centímetros en la parte superior y "varios centímetros" en los bordes inferior e izquierdo. Se anuncia un largo y delicado proceso de restauración.

El misterio del cuadro

Marciari cree haber reconstruido la historia del lienzo. Según su investigación, Yale recibió 'La educación de la Virgen' en 1929, en donación de Henry Hotchkins y Rayschard Townshend, hijos de un marino mercante de New Haven que, probablemente, trajo el cuadro de algún viaje a Europa. La universidad, sin embargo, no inventarió el lienzo hasta 1959.


Más info: http://www.elcultural.es/noticias/A...barroco_espanol


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:54; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Más info del lienzo inédito atribuido a Velázquez "La educación de la Virgen"


"Hay otros 'velázquez' por descubrir"


Benito Navarrete, del Centro Velázquez: "hay que exponer la obra en El Prado"

"Así lo demuestran las fuentes históricas", dice el historiador Jonathan Brown - Antonio Bonet Correa pide un congreso sobre 'La educación de la Virgen' - "Es una obra esencial en la formación de Velázquez", asegura Benito Navarrete


user_50_jonathan_brown_especialista_en_vel_zquez_ante_las_meninas

Jonathan Brown, especialista en Velázquez, ante Las Meninas
  
La noticia del descubrimiento de una obra inédita de Diego Velázquez, La educación de la Virgen, en los sótanos del museo de la Universidad de Yale, fue recibida ayer en el mundo del arte con tantas dosis de indisimulada satisfacción como de irremediable cautela. La sensación generalizada tras recabar la opinión de los expertos es que, a simple vista, nadie duda de la autoría del genio sevillano. Pero, en general, las autoridades en la obra del autor de Las meninas piden paciencia hasta conocer las opiniones de la internacional de expertos que, en los próximos días, intentarán contemplar el cuadro con sus propios ojos.

Y no solo no existen casi dudas acerca de la autoría de La educación..., sino que una autoridad indiscutible en este terreno como Jonathan Brown, está convencido de que hay más obras inéditas de Velázquez aún por descubrir. "Así lo indican las fuentes históricas en las que se habla de cuadros que hoy en día se desconocen".


El mundo académico exhibe tanta satisfacción como cautela

Otro experto en la materia, como es el caso de Antonio Bonet Correa, director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, llegó ayer a proponer la celebración de un congreso internacional en el que se pueda debatir en torno a la autoría del cuadro de Velázquez localizado en Yale y también sobre las atribuciones del arte en general.


user_50_la_educaci_n_de_la_virgen

El lienzo inédito atribuido a Velázquez La educación de la Virgen, detalle

El hallazgo de este nuevo Velázquez es obra de John Marciari, conservador jefe de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego. Ayer, desde primera hora de la mañana, se vio desbordado por los medios de todo el mundo. Satisfecho por la repercusión que ha tenido su investigación, manifestó a este periódico que su deseo sería que el cuadro pudiera ser expuesto en el Museo del Prado, de acuerdo con Yale, y que entonces opinaran otros expertos.

"No dudo de que siempre van a aparecer escépticos, pero he dedicado siete años de mi vida a este trabajo y, honradamente, pienso que he respondido a cada una de las múltiples incógnitas que se planteaban en torno a esta obra. Ahora ha llegado el momento de que el mundo lo conozca".

En su pormenorizado estudio, el profesor detalla y analiza el estilo, la técnica y la composición de la tabla para, finalmente, asegurar que el óleo fue pintado durante los primeros años de la carrera del pintor, en torno a 1617, y que es el descubrimiento más significativo que se ha hecho sobre la obra del artista en el último siglo.

Benito Navarrete,  director del Centro Velázquez de Sevilla,profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y discípulo del gran historiador del Arte y ex director del Museo del Prado Alfonso Pérez Sánchez, es de los que menos prevenciones tiene a la hora de catalogar el velázquez de Yale. Navarrete tiene, en efecto, escasas dudas y añade que esta obra presenta similitudes con La Inmaculada adquirida por la Fundación Abengoa el pasado año en Londres y sobre la que pendían dos autorías: Alonso Cano o Velázquez (ver recuadro).

Benito Navarrete considera que La educación de la Virgen es "una pintura muy importante", y añade: "Es esencial para la formación del primer Velázquez. Las primeras noticias sobre esa obra me llegaron hace cinco años. He podido ver los análisis fotográficos del detalle del cuadro y, aunque no lo he visto en directo, las dudas son pocas. Cuando Salvador Salort, alumno como yo de Pérez Sánchez, hizo su tesis sobre Velázquez, ya habló de La educación de la Virgen. Yo ya sabía hace tiempo que Marciari, una autoridad indiscutible en el barroco español, estaba investigando esta obra. Insisto en que tengo pocas dudas".

El protocolo que ahora debe seguirse con el cuadro es otro de los asuntos que preocupa a los expertos. Mientras que el director de la Academia de Bellas Artes habla de la necesidad de un congreso, sin especificar el lugar del encuentro, Navarrete opina que el óleo debería de ser trasladado hasta el museo del Prado, el templo en el que se encuentran las grandes obras del pintor, y que después de un tiempo de exposición en el que se pudieran contemplar los detalles, se pasara a elaborar las diferentes teorías. Pero, como recuerda Bonet, no siempre se actúa de la misma manera, aunque la negociación final será, sostiene, entre la Universidad de Yale y el Prado.


El descubridor

"No dudo de que aparecerán escépticos, pero he dedicado siete años de mi vida a este trabajo y, honradamente, pienso que he respondido a cada una de las múltiples incógnitas que se planteaban. Es el momento de que el mundo conozca esta obra": así mostraba ayer su satisfacción a este diario John Marciari. El conservador del museo de arte de San Diego fue quien localizó La educación de la Virgen en un almacén del museo de la Universidad de Yale.


Similitudes sevillanas

Benito Navarrete,  director del Centro Velázquez de Sevilla y autoridad en la pintura del autor de Las meninas, asegura que encuentra grandes similitudes entre los modelos de niña o jovencita que protagonizan La Inmaculada comprada para la Fundación Abengoa y La educación de la Virgen encontrada ahora en los sótanos del museo de la Universidad de Yale (EE UU). "La contemplación de las dos figuras desvela muchos misterios", opina Navarrete. "Y no solo los rostros son similares. También es casi idéntica la caída de los mantos pintada por el artista". La Inmaculada, que llegó a Sevilla con grandes dudas de atribución, resultó ser después una obra del joven Velázquez. Según adelantaba en su tesis el propio Benito Navarrete, el artista sevillano mostró ya gran talento en sus primeros trabajos, en un momento en el que todavía no se le hacía un seguimiento documental exhaustivo. "Por eso, solo los expertos son los que tienen ahora la última palabra".


EL PAÍS.com / invertirenarte.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 26 Julio 2013, 17:14; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
ENTREVISTA: JOHN MARCIARI


"Contemplarla me produjo temblores"


"Le di vueltas a la cabeza hasta que me dije: 'Esto es un 'velázquez'!"

"Durante más de 80 años estuvo apartada en un cuarto oscuro"

"La obra fue donada a Yale en 1925 por la familia Townshend"

"Mi informe responde a todas las preguntas posibles"




johnmarciariexpertoenpi

John Marciari, experto en pintura italiana y española, y conservador del Museo de Bellas Artes de San Diego.

Conservador del Museo de Bellas Artes de San Diego, el descubridor del último lienzo inédito atribuido a Velázquez explica el proceso de investigación que acaba de dar a conocer a la comunidad científica

La historia del descubrimiento de La educación de la Virgen está llena de casualidades, intuiciones y golpes de suerte. John Marciari (Nueva York, 1971), conservador del Museo de Bellas Artes de San Diego, es el responsable máximo de que a partir de ahora se pueda contar con un nuevo velázquez. Se encuentra expectante y contento ante la polvareda que ha despertado su trabajo de investigación en todo el mundo artístico. A la espera de que la comunidad científica se pronuncie, habla de los momentos clave de su trabajo.

Pregunta. ¿En qué momento tuvo noticia de la existencia del cuadro La educación de la Virgen?

Respuesta. Fíjese, hice mis estudios de doctorado en la Universidad de Yale entre 1993 y 1999. En todo ese tiempo, no solamente no vi esa pintura, sino que ni siquiera supe que existía. Creo que nunca ha llegado a estar expuesta en un lugar público. Muy pocos son quienes la han podido ver. Durante más de 80 años estuvo apartada en un cuarto oscuro y por ello presenta una serie de daños que hacen que la pieza esté bastante deteriorada.

P. ¿Qué ocurrió para que finalmente la pudiera encontrar?

R. Volví a Yale como responsable de la colección durante los años 2002 y 2003. Tuvimos que hacer obras de acondicionamiento y ampliación en el edificio central del museo, en la Art Gallery. Mientras tanto, gran parte de la colección permanente fue trasladada a otros depósitos. El resultado fue que, por primera vez, las obras almacenadas salieron a la luz y nos dio la posibilidad de catalogarlas y estudiarlas. Concluidas las obras, la dirección de la Universidad de Yale nos encargó a Laurence Kanter y a mí que organizáramos un departamento exclusivamente dedicado a la pintura europea. Ese fue el momento de poder contemplar cada obra con detenimiento.

P. Y ahí estaba La educación de la Virgen.

R. La primera vez que lo contemplé fue en 2003. Supe que estaba ante una obra maestra. Contemplarla me produjo temblores. Pese a su estado, desprendía algo muy especial. Entonces estaba catalogado en una especie de apartado en el que se encontraban las piezas pertenecientes a la escuela española, sin mayores precisiones. Durante varios meses me estuve dando vueltas a la cabeza. De repente me dije: 'Espera, ¡esto es un velázquez!'.

P. ¿Pura intuición?

R. Me dije a mí mismo que estaba loco de atar, que era imposible que una obra de Velázquez hubiera permanecido en Yale nada menos que 80 años sin que nadie lo supiera. No podía ser. Pero esa sensación ya la había vivido con otras pinturas en ocasiones anteriores. Esta vez el reto iba a ser mayor y mucho más difícil: tenía que demostrar al mundo que ahí había un cuadro de Velázquez.

P. ¿Con quién compartió ese momento?

R. La verdad es que dejé que pasaran seis meses diciéndome a mí mismo que seguramente era de otro pintor de su misma época, que era muy difícil que fuera obra del propio Velázquez. Alejé la angustia que sentía y decidí mostrárselo a uno de los máximos expertos, compañero y amigo, además de discípulo de Pérez Sánchez, Salvador Salort. Le mandé un correo electrónico con la fotografía del cuadro. No le dije lo que yo pensaba para que su punto de vista fuera más abierto y no estuviera condicionado por mi opinión. Me contestó con un texto cuyas dos primeras palabras eran: "Estoy temblando...".

P. Era la confirmación que necesitaba para arrancar.

R. Hice algo más. Después de enseñarle la foto del cuadro a Salvador y ver su respuesta, dejé intencionadamente la foto en la mesa de mi despacho cuando sabía que un colega iba a usarlo para hacer una llamada. Salí del despacho, dejé la puerta entreabierta y le escuché coger el teléfono y colgarlo. Dijo: "¡Esto no es Giovanni Do! No es el maestro barroco de La anunciación a los pastores. Esto que tengo delante es un gran problema". Entendió que era de Velázquez desde el principio, pero también supo lo controvertido que sería atribuirlo al genio español. Y ahora, siete años después, aquí estamos.

P. ¿Por dónde empezó la búsqueda de pruebas?

R. Por saber cómo había llegado a los almacenes. En ese momento la obra tenía el número de registro 1.900.43; lo cual indicaba que había llegado a Yale en 1900. La pista era falsa y empezábamos mal. Comprobé después que el número fue asignado en los años setenta, cuando el cuadro ingresó en el inventario y el donante era desconocido. Finalmente, comprobamos que la pintura había sido donada a la Escuela de Arte de Yale en 1925 por la familia Townshend.

P. ¿Cómo empezó a difundir su descubrimiento?

R. De acuerdo con Laurence Kanter, que sigue siendo el responsable de arte europeo de Yale, decidí publicar la fotografía para que se viera la obra tal cual estaba y sigue estando: con sus cortes, quemones y repintes. Lo mejor es dejar a los expertos que juzguen la obra en su estado real. Ya habrá tiempo de sobra para restaurarla.

P. ¿Ha sufrido muchas reacciones negativas?

R. Sinceramente, hay muchos miembros de la universidad que han dudado de la autoría del cuadro, pero nadie ha podido darle otra firma, nadie ha aportado nada satisfactorio. Otros muchos, en cambio, apoyaron mi propuesta desde el primer momento. Por mi parte, considero que mi informe responde a todas las preguntas posibles.

P. Ahora, solo queda esperar el veredicto de los expertos.

R. Me gustaría que el cuadro se expusiera temporalmente en el Museo del Prado, para que todos pudieran verlo y, a partir de ahí, que se opinara con fundamento.

P. ¿Está ahora entregado a desvelarnos alguna otra sorpresa como esta?

R. Siempre he tenido entre manos investigaciones de esta clase, aunque nunca de esta importancia. En el Museo de Bellas Artes de San Diego me dedico a catalogar las pinturas de origen español e italiano. Salvo Sánchez Cotán, Giorgione o Goya, no contamos con un estudio detenido de los artistas y su obra. En eso estamos.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Cara a cara con el nuevo 'velázquez'... El museo de la Universidad de Yale muestra por primera vez el cuadro 'La educación de la Virgen'  


"La restauración del óleo será muy complicada", prevé Laurence B. Kanter

El conservador cree que "lo importante" es que opinen ahora "los que saben"

"Si no es de él, estamos ante un maestro desconocido", dice el conservador Laurence B. Kanter




 1278885601_850215_0000000000_sumario_normal

Laurence B. Kanter, conservador de arte europeo de Yale, señala a Ian McClure, conservador jefe de la Yale University Art Gallery, un detalle de La educación de la Virgen.
  
Es alto, grande y espectacular, aunque en sus casi 400 años de vida haya sufrido los vaivenes de una existencia accidentada que ha dejado huellas precisas sobre su piel. Mutilaciones, cortes, golpes, agua, pero también áreas casi perfectas. La visita de EL PAÍS es su primer encuentro cara a cara con la prensa. Por eso, el museo Yale University Art Gallery ha decidido sacarlo de la oscuridad del almacén en el que ha vivido durante los últimos 70 años y presentarlo en privado en la cuarta planta de ese inquietante edificio diseñado por el gran Louis Kahn, que alberga los espacios principales del museo en New Haven (Connecticut).

Allí, en una sala de estudio silenciosa, rebosante de libros de arte, una niña de pómulos rosados mira de frente al visitante mientras una mujer con manto amarillo y un hombre de barba canosa, con un gato y un perro durmiendo a sus pies, intercambian miradas y la enseñan a leer. Son los protagonistas del lienzo de 168 - 136 centímetros La educación de la Virgen, cuya reciente atribución a la etapa sevillana de Velázquez, realizada por el conservador de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego, John Marciari, y defendida en un ensayo en la revista española Ars Magazine, ha provocado un sonado revuelo entre quienes se dedican al complejo arte de las atribuciones pictóricas.

Laurence B. Kanter, conservador jefe de pintura europea de la Yale University Art Gallery y jefe de Marciari hasta que este cambió de institución en 2008, es el hombre que vela por la salud y el futuro de una obra que muestra a santa Ana y a su marido Joaquín enseñando a leer a una Virgen aún niña. Kanter no tiene dudas sobre la autoría de este lienzo, que vivió desde los años cuarenta en el almacén de la Yale University Art Gallery bajo el epígrafe Pintura de la escuela española del siglo XVII y cuyo personaje central mira directo a los ojos del espectador, aunque ese sello tan velazqueño aún no haya sido corroborado por el Museo del Prado, la máxima autoridad en este campo. "El estudio de Marciari es una invitación abierta a los expertos de todo el planeta para que vengan a ver el cuadro y den su opinión. Hemos sido muy cuidadosos en la investigación precisamente porque sabemos la repercusión que puede tener la aparición de un nuevo velázquez, pero queremos que los expertos se pronuncien. Necesitamos ayuda. Primero para corroborar la autoría, aunque nosotros ya no tengamos dudas, pero queremos tener una opinión lo más sólida y unánime posible. Además, es especialmente importante estar de acuerdo para restaurar el cuadro, puesto que si es un velázquez los métodos de restauración difieren de los genéricos".

Kanter, con la pasión que caracteriza a aquellos afortunados que aman su trabajo -lleva más de tres décadas dedicado a estudiar la pintura europea de los siglos XIII a XVI, con especial énfasis en la pintura italiana-, explica con todo detalle los retos que se presentan para la restauración de esta joya que tendrá un espacio reservado en la ampliación del museo, que se abrirá en 2012. "El artista sevillano era excepcional. Pintaba utilizando diferentes capas de color y por tanto, en zonas como la del manto amarillo de santa Ana, muy deteriorado por sucesivas limpiezas mal hechas -es probable que el lienzo estuviera en un altar y el humo de las velas manchara el área y se limpiara una y otra vez, disolviendo capas de color-, la restauración será muy complicada".

Además, hay puntos en los que esas capas han desaparecido dejando al descubierto las intenciones del autor, como ese manto que pintó alrededor de la cabeza de la santa y del que después decidió borrar una parte que hoy vuelve a estar a la vista. "En ese caso, ¿qué habría que hacer? ¿Dejar el manto entero o pintar encima como hizo Velázquez? Ahí ya entramos en cuestiones éticas porque, aunque él tapó esa parte de ese manto, hoy al desnudo también lleva su firma. A veces lo difícil es decidir qué no hacer".

Kanter recorre de arriba abajo el lienzo indicando los puntos de "genialidad absoluta" del artista, como ese plato de cerámica "con ese volumen y esa luz tan realista de la izquierda", o esa silla en la que "unas pinceladas te hacen sentir la materia... Esa es la magia de Velázquez". Kanter fue el primero en fijarse en la categoría de este lienzo cuando al asumir su cargo en 2002 revisó todas las obras almacenadas en los sótanos de la Yale University Art Gallery y rescató varias de ellas "por su alta calidad" y con el objetivo de restaurarlas. "Así descubrimos también obras de Fra Angélico y Van Dyke a las que nadie le había prestado atención. Dos años después, Marciari comenzó a trabajar conmigo y se fijó en el cuadro. Fue él quien llegó a la conclusión de que podía ser un velázquez. Yo le apoyé, pero no estaba del todo convencido. Sin embargo, después de pasarme dos días en la exposición que la National Gallery de Londres le dedicó al artista en 2006, todas las dudas se volatilizaron. Ver reproducciones no sirve".

Ante la propuesta que algunos expertos han lanzado de celebrar un congreso para discutir la pieza, Kanter no se muestra muy convencido. "Lo importante no es que opine mucha gente, sino que opinen quienes realmente saben, que es muy diferente. Y son pocos". Pero asegura que, si el Museo del Prado considerara que lo mejor es llevarlo a Madrid y analizar la obra en el contexto de su colección, apoyaría la iniciativa. No obstante, ¿qué ocurriría si el Prado no corroborara la autoría? "Entonces tendrían que decirnos quién es el autor, porque no hay duda de que este es un cuadro de muchísima calidad, y si no es de Velázquez, estaríamos ante un nuevo maestro de nombre desconocido hasta ahora".



Cronología


- El óleo fue pintado durante los primeros años

de la carrera del pintor, en su época sevillana, en torno a 1617. Tiene similitudes

con La Inmaculada.

- La familia Townshend donó la obra a la Escuela

de Arte de Yale en 1925. Durante 70 años permaneció en un cuarto oscuro.

- El cuadro entró en el inventario de Yale en los años setenta con el número de registro 1.900.43, lo que aportó falsa información sobre su origen.

- En 2003, John Marciari contempla el cuadro por primera vez. En pocos meses se convence de que es un auténtico velázquez.



EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:52; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Reportaje de EL PAÍS: Así es 'LA EDUCACIÓN DE LA VIRGEN' de VELÁZQUEZ


Entender al primer Velázquez    


Es evidente que el lienzo fue arrancado de su enclave original de forma violenta

Después de un estudio in situ, de 'La educación de la Virgen' no es posible atribuirlo a un imitador




ellienzoinditoatribuido

'La educación de la Virgen' de Diego Rodríguez de Silva (1599-1660). El óleo fue pintado en la etapa sevillana, en torno a 1617. La obra fue donada a la Escuela de Arte de Yale en 1925 por la familia Townshend. Lamentablemente el cuadro permaneció en un cuarto oscuro durante siete décadas. John Marciari lo vio en 2003 por vez primera y sospechó que se trataba de un auténtico velázquez. Ahora el profesor Benito Navarrete Prieto lo corrobora.


Una visita -de Benito Navarrete Prieto- al Museo de Yale (EE UU) para estudiar el lienzo recién descubierto del genio sevillano no deja lugar a dudas a uno de los mayores expertos en el artista: la tela es del autor de 'Las Meninas' y ayuda a apreciar su arte más temprano

Razones de índole personal me habían imposibilitado ver La educación de la Virgen directamente hasta ahora, aunque me atraía profundamente desde que vi el cuadro en una fotografía en 2005. Un reciente viaje -y la amabilidad de Laurence Kanter, con el que he podido estudiar la pintura- ha apartado cualquier duda que pudiera haber en mi cabeza.

Para dar un juicio definitivo el análisis directo es fundamental. Se trata de un cuadro monumental desde la distancia, que no deja indiferente. Necesita su tiempo para ser estudiado en su conjunto y en los detalles y muestra con notoriedad las heridas del tiempo. Cualquier análisis de la pintura ha de tener en cuenta que ha sufrido y que conserva huellas de un pasado de cambios y traslados. Pero lo más importante es que se puede salvar si se hace con conocimiento y experiencia. Ahí está el ejemplo de la restauración que hizo el Prado de La imposición de la casulla de San Ildefonso, que en algunas partes estaba incluso peor que el de Yale.

Es evidente que La educación de la Virgen fue arrancada violentamente de su enclave original, cualquiera que fuese, y que ha sufrido alteraciones de su formato. Incluso se percibe que ha estado doblada y que ha perdido materia pictórica en amplias zonas, sobre todo en las inferiores, que afectan especialmente al perro y al gato.

Por otro lado, el lienzo ha sido agresivamente reentelado, por lo que parece un antiguo forrado a la cera, y su pigmento original ha sido literalmente prensado como si hubiera pasado por un rodillo, al uso de las antiguas restauraciones anglosajonas y americanas que convertían en una cromolitografía la superficie del lienzo, matando la vida y la fuerza de la composición y la materia pictórica al producirse la forración con técnicas que abrasaban el soporte.

A pesar de todo esto, el lienzo tiene varias zonas donde se aprecia de modo indiscutible la mano de Velázquez: en la frente arrugada de san Joaquín, en los empastes de la manga de la Virgen niña, el manto de santa Ana y su velo blanco y, sobre todo, en la manga del ángel, figura cortada en la parte superior. La aparición de esta obra y la valentía de John Marciari al publicar la pintura como del joven Velázquez en las páginas de Ars Magazine, noticia adelantada por EL PAÍS, tiene un indudable interés, parangonable proporcionalmente al impacto que la noticia tuvo en todos los medios nacionales y extranjeros, al ser una de las noticias de arte con más trascendencia de los últimos tiempos.

La pintura tiene otros valores añadidos que la hacen más interesante aún, independientemente de su proyección mediática, y es su adscripción a las primeras obras del joven Velázquez en el momento de su formación en el obrador de Pacheco, en fechas cercanas a 1616-1618. Es aquí donde radica la importancia y trascendencia de la pintura. Probablemente se trate de uno de los primeros trabajos del joven Velázquez en el que permanece aún el uso de los empastes con mucha materia heredados de su maestro. La técnica de Pacheco en algunas de las pinturas de este momento confirman, sin género de duda, algo que la crítica ha negado una y otra vez: las enseñanzas del maestro a su mejor discípulo. Fueron más de las que se pensaban, y un análisis en el plano estrictamente técnico concluiría que para entender el proceso creativo del joven artista hay que mirar a su maestro. Y lo más revolucionario, esto sí que es una novedad en la Sevilla del primer tercio del siglo XVII, es la composición monumental y ambiciosa del lienzo de Yale, afrontada como un bodegón sagrado, escultural en su concepción, que no pudo ser abordada más que por una personalidad genial.

Como historiador del arte respeto los juicios del profesor Jonathan Brown. Es uno de los historiadores que ha conseguido acercarse a la producción de nuestro genial artista aportando nuevas visiones teóricas. Sin embargo, ante un cuadro tan ambicioso como este, creo que no es posible plantear que se trate de la mano de un imitador, como sostenía en Abc, después de haberlo estudiado in situ. Evidentemente, su mal estado de conservación no colabora en la correcta percepción del lienzo y siempre puede quedar en el aire para algunos, ante obras en estas condiciones de conservación, la duda sobre su autoría.

Ha ocurrido recientemente en cuadros de impacto internacional. En este caso, además, se une la circunstancia de que la pintura de Yale no ha sido intervenida, y tanto Laurence Kanter como el jefe de restauración del museo están totalmente abiertos a una colaboración y apoyo. Es evidente que las instituciones españolas pueden prestar un importante asesoramiento técnico durante el proceso de restauración de la pintura en los prestigiosos talleres que tiene la universidad americana. Sobre todo cuando Yale quiere seguir un camino diferente al que tomó el Met con su Retrato de caballero, que no fue conocido hasta después de su intervención. Ahora tenemos la oportunidad de estudiar una pintura con sus daños y luego fijar los criterios más necesarios entre la comunidad científica para intervenir sobre ella con conocimiento y experiencia, invitando para ello a los especialistas más cualificados en la técnica de Velázquez que, según mi criterio, están en el Prado.

Otro elemento relevante es la cercanía de esta pintura a otras del catálogo del joven Velázquez y que han sido objeto de estudio recientemente. Directamente se establece una relación con El Almuerzo del Ermitage, como ya señaló Marciari, y con el Santo Tomás del Museo de Orleans y, sobre todo, con La Inmaculada de la Fundación Focus-Abengoa -obra aceptada por Brown-, cuyo rostro y empastes son muy similares a los que presenta la Virgen niña del centro de la composición. Es precisamente la forma de señalar en las Sagradas Escrituras con el dedo, con una fuerza y firmeza sobrecogedoras, las que hacen valer más que nunca las palabras de su maestro Pacheco en El arte de la pintura, al decir que la Virgen no necesitaba las enseñanzas de santa Ana, porque ella tenía ciencia infusa. Algo que el tratadista recriminó a Roelas en relación con el cuadro del mismo tema del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que es precisamente lo que Velázquez trata de seguir iconográficamente, pero confiriendo a la composición una monumentalidad nueva, y convirtiéndola literalmente en una naturaleza muerta que incluye, no obstante, juegos de miradas y por tanto estudios de los affetti.

Aquí es donde radica la belleza inmutable y la grandeza de esta pintura que afronta el hecho religioso de manera completamente nueva para la pintura española del primer naturalismo. Una acertada recuperación del cuadro sería fundamental para entender al primer Velázquez. El consenso científico, en la intervención y en el estudio, es vital para llegar a conclusiones certeras sobre este revolucionario lienzo.



Cronología


- El óleo fue pintado en la etapa sevillana, en torno a 1617.

- La obra fue donada a la Escuela de Arte de Yale en 1925 por la familia Townshend.

- Durante siete décadas permaneció en un cuarto oscuro.

- John Marciari lo vio en 2003 por vez primera y sospechó que se trataba de un auténtico velázquez.


Artículo escrito en elpais.com por Benito Navarrete Prieto. Navarrete Prieto es asesor científico del Centro de Investigación Diego Velázquez de Sevilla y profesor titular de la Universidad de Alcalá de Henares.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Retrato del rey Felipe IV de España, realizado por el maestro Diego de Velázquez, que se exhibe por primera vez en una exposición de la Colección Frick de Nueva York

El Museo Frick expone por primera vez el retrato de Felipe IV por Velázquez



Un retrato del rey Felipe IV de España realizado por el maestro Diego de Velázquez se muestra hoy por primera vez en una exposición de la Colección Frick de Nueva York, como parte de un ciclo dedicado al arte español del Siglo de Oro.



reproduccinfotogrficace

"El Rey de la Guerra: El retrato de Felipe IV por Velázquez" que se puede ver desde hoy hasta el 23 de enero de 2011, es un óleo pintado por el maestro español en la cumbre de su carrera, que pertenece a los fondos de la Frick y es considerado una de las mejores obras del pintor sevillano.

Crónicas de la época y documentos en archivos españoles indican que el cuadro se pintó en un estudio improvisado a tan solo unos pocos kilómetros del frente de guerra en Cataluña, en 1644, y que el rey posó para Velázquez en tres sesiones.

Velázquez (1599-1660) retrató en esta ocasión a Felipe IV de Habsburgo, ya en la decadencia de su imperio, vestido de traje militar, "una elección atípica", indicó el museo.

"Se pintó en un momento político muy interesante, cuando la provincia de Cataluña se había rebelado contra Felipe IV y el rey decidió mandar la corte de Madrid al frente, en la frontera entre Cataluña y Aragón", explicó a Efe el experto Pablo Pérez D'Ors, vinculado a la organización de esta muestra.

Agregó que "lo interesante de este retrato es que se utilizó como si fuera un sustituto del rey, en una época en que la monarquía se articulaba en torno a sus apariciones".

Terminado el óleo, éste se mandó a Madrid, donde se usó para celebrar la victoria en la guerra, y el 10 de agosto de 1644 fue exhibido en una iglesia madrileña bajo un rico dosel bordado en oro, un escenario que se ha recreado en Nueva York para la exposición.

"Este cuadro encarnó la idea, corriente en aquella época, de la monarquía como forma de gobierno sancionada por Dios", señaló.

Esta espectacular obra fue limpiada en 2009 por primera vez en más de 60 años por los expertos del Museo Metropolitan de Nueva York, que sacaron a la luz la superficie original del cuadro, cubierta por un barniz amarillento.

El juego de la luz sobre los bordados de hilo de plata de la llamativa casaca carmesí del rey "resulta chocante debido al modo tan libre y espontáneo en que Velázquez lo capta, que podría decirse único en la obra del artista y que ahora puede apreciarse mejor", indicó el museo.

Pérez D'Ors explicó también que Velázquez, que "pintaba muy despacio, que meditaba mucho las decisiones", tuvo que hacer este cuadro "con mucha prisa", y por eso se percibe "mucho más suelto y más fresco".

La obra fue adquirida por el millonario industrial y mecenas estadounidense Henry Clay Frick (1849-1919) en 1911.

Los exámenes con microscopio y rayos X permitieron a los expertos ver que Velázquez introdujo varios cambios a la pintura mientras la realizaba, y así cambió hacia la izquierda el sombrero del monarca, le dio más volumen a la casaca, bajó la espada y afinó el fajín.

Para los expertos, el pintor buscó el impacto que la obra tendría sobre quien la observase.

El rey, que había sido retratado en numerosas ocasiones y casi siempre ataviado de negro, eligió para este retrato un elegante atuendo militar rojo, con delicados brocados en plata y con un muy visible collar del Toisón de Oro, símbolo de la monarquía española.

Para el museo neoyorquino, "Felipe IV y Velázquez concibieron el retrato como un manifiesto visual de la época que expresaba la respuesta del rey a una rebelión extraordinaria".

En 1640 Cataluña rompió con la Corona española y se alió con Francia, tres años después Felipe IV desplegó su ejército en la frontera entre esa región y la aragonesa y en 1644 se sumó a sus tropas y se desplazó hasta ese frente de guerra.

"Felipe IV fue al campo de batalla como un símbolo viviente que representaba los ideales de la monarquía española por los que había luchado, y según los documentos de la época, su sola presencia fue motivo suficiente para motivar a sus soldados", agregó el museo.

La pintura se realizó en Fraga (Huesca) mientras tenía lugar el asedio de Lérida, conquistada por el ejército francés un año antes y que Felipe IV recuperó en julio de 1644, y se envió a Madrid, donde se expuso por primera vez en público el 10 de agosto en una iglesia, y antes de que el penúltimo de los Austrias regresara del frente a la capital.


Telecinco.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Tras los brochazos estaba Velázquez


El retrato de Felipe IV es atribuido de nuevo al pintor español, 37 años después de que el Metropolitan Museum of Art cometiera un error sobre su autoría   



retratodefelipeivdedieg
  
Retrato de Felipe IV, de Diego Velázquez (1624). Imagen de la página web del Metropolitan Museum of Arts

Aquel retrato de Felipe IV llevaba 60 años exponiéndose en el Metropolitan Museum of Art cuando, en 1974, alguien analizó el cuadro y dio un disgusto al museo: no era de Diego Velázquez. El lienzo mostraba a un joven monarca, de negro riguroso, barbilampiño, sin duda realizado en el taller del sevillano. Pero la tosquedad de algunos detalles hacía pensar que no podía atribuirse al artista que supo pintar el aire. Eso argumentaron entonces, pero se equivocaron, y la obra vuelve hoy a ser expuesta.

El presidente del centro para obras europeas, Keith Christiansen, es el primero en celebrar la recuperación. "Es la restitución de un trabajo de Velázquez muy importante", asegura a The New York Times. Le da la razón la mayor autoridad en EE UU sobre el pintor, Jonathan Brown. "Estoy sorprendido", cuanta al mismo periódico. "A pesar de que ha sufrido daños, sigue siendo un Velázquez".

El retrato del joven monarca perdió su categoría en una de las investigaciones del centro, en la que también cayeron otras obras atribuidas a El Greco o Rembrandt. Ha sido el responsable de las tareas de conservación, Michael Gallagher, quien pidió echarle un vistazo, ya que había estado trabajando con un lienzo similar.

La pista está en el Prado

A pesar de las dudas, había que asegurarse bien antes de anunciar nada: la pérdida y posterior recuperación de la firma de Velázquez es algo que ya había ocurrido en el museo con Retrato de un hombre. Pero los indicios eran claros. Y la historia del cuadro ayuda a entender lo ocurrido: fue restaurado en 1911, cuando era propiedad de Joseph Duveen, conocido por pedir a los restauradores que repintaran los cuadros para venderlos más fácilmente. Los excesos de aquellos retoques terminaron por hacer difícil distinguir la autoría del lienzo.

La técnica, por suerte, avanza. "Los rayos X nos dieron pistas", explica Gallagher. La restauración reveló que el cuadro estaba seriamente dañado, "especialmente la parte superior". No quedaba rastro de un ojo del monarca. Pero los detalles, como el tratamiento de la luz en los pliegues del cuello de la camisa, daban fe de la autoría de la obra.

Un viaje al Museo del Prado confirmó que se había cometido con un error. Tras una obra algo posterior, de nuevo los rayos X dejaron ver una composición muy similar. Hoy se resarce un error que apunto estuvo de ser irresoluble, como explica el propio restaurador: "Creía que aquello iba a estar infestado de gusanos".


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
El Santander restaurará el Velázquez de Yale


La educación de la Virgen, atribuído a Velázquez, será tratado en Estados Unidos para su posterior exhibición en España       



 1410350906_748157_1410351232_noticia_normal

Emilio Botín junto a los responsables de la Universidad de Yale, contemplan 'La educación de la Virgen' en las salas del Museo

El cuadro La educación de la Virgen, atribuido a Velázquez, descubierto en los sótanos de la Universidad de Yale va a ser restaurado y exhibido en España, gracias a un convenio de colaboración suscrito el pasado fin de semana por Emilio Botín, presidente de Banco Santander, y Richard C. Levin, presidente de la Universidad de Yale . La pintura, descubierta por John Marciari, conservador jefe de arte europeo del Museo de Bellas Artes de San Diego en 2003 y dada a conocer la pasada primavera será sometida a una compleja restauración y posteriormente exhibida en España antes de su vuelta a Estados Unidos. El tratamiento será acordado por un grupo de expertos. En el museo del Prado, aseguraron ayer desconocer cualquier comunicación sobre el tema. La obra está actualmente expuesta en el Museo de la Universidad de Yale.

El cuadro fue donado a la Yale University Art Gallery en 1925 por Henry Hotchkiss Townshend y Raynham Townshend, cuya familia poseía el cuadro, que estaba bastante deteriorado, desde hacía 40 años. Atribuido en un principio a un artista sevillano desconocido, en la actualidad se considera una de las primeras pinturas de Velázquez, realizada hacia 1617. Marciari, quien desde un primer momento pidió que los expertos en el artista sevillano analizaran la obra, estuvo siempre convencido de que el descubrimiento de esta pintura, es una aportación importantísima a la obra del artista.

Lo que está claro es que los trabajos de restauración serán lentos. La obra ha sido dañada por el agua, el transporte en malas condiciones y restauraciones inadecuadas. Le 25 centímetros de la parte superior y una cantidad importante en los bordes izquierdo e inferior. Hay zonas afectadas de una potente abrasión y en otras la capa de pintura ha desaparecido casi por completo, de manera que sólo queda un fondo de color pardo. La comisión de expertos tiene una complicada tarea por delante.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:43; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Diego de Velázquez? 'Who'?


La sociedad británica tuvo que superar prejuicios religiosos y estéticos para apreciar el Siglo de Oro español



 1024px_vel_zquez_vieja_friendo_huevos_national_galleries_of_scotland_1618_leo_sobre_lienzo_100_5_x_119_5_cm

El cuadro 'Vieja friendo huevos', de Diego Velázquez. 1618. Óleo sobre lienzo, 100,5 × 119,5 cm. National Gallery of Scotland, Edimburgo, Reino Unido

El hispanista Nigel Glendinning sostiene que la sociedad británica tuvo que superar muchos prejuicios, tanto religiosos como estéticos, antes de comenzar a apreciar el arte del Siglo de Oro español, que no se extendió en las islas hasta finales del XVII.

El autor del libro 'Arte español en Gran Bretaña e Irlanda, 1750-1920' -en el que también ha participado la especialista en Historia del Arte Hilary Macarteny- ha explicado que el anti-catolicismo de la época dificultó la popularización de las obras de temática religiosa de los grandes pintores españoles.

Además, en cuanto a la estética, los británicos preferían el estilo clásico y refinado de los artistas italianos y "no les gustaba nada la falta de idealismo en la representación de las figuras de las obras españolas", ha afirmado Glendinning tras la presentación del libro en el Instituto Cervantes de Londres.

"Lo más típico en pintores como Velázquez y Murillo es que representaban a los pastores tal y como son normalmente, sin idealizarlos", ha subrayado el profesor emérito de la Universidad Queen Mary de Londres.

Precisamente, las obras de Murillo fueron unas de las primeras que salvaron la distancia cultural entre España y Gran Bretaña, especialmente los retratos infantiles como 'Invitación al juego de pelota a pala' y el 'Niño mendigo'.

"A partir de la segunda mitad del siglo XVII empezó a funcionar un mercado de copias de Murillo, algunas de ellas buenas, -indica Glendinning- que se importaban desde Holanda".

En el siglo posterior varios particulares se hicieron también con obras originales, como un médico de la corte en cuyo inventario de posesiones figuraban varios Murillo, o un banquero irlandés que compró el autorretrato del pintor español que este viernes se exhibe en la National Gallery de Londres. La estética de pintores como Zurbarán o Ribera, en cambio, tardó más tiempo en seducir al gusto británico.

"A los ingleses no les gustaban los cuadros oscuros. Incluso solían criticar a los pintores que no dejaban entrar en sus escenas la luz que normalmente se asocia a España", ha explicado Glendinning.

Además, Zurbarán era un pintor más conocido en Andalucía que en Madrid, indicó el hispanista, lo que impedía que llegaran a conocer su trabajo los viajeros ingleses que llegaban a la capital y compraban las obras que más tarde llevarían a su país.

El gusto por Velázquez ha aumentado con el tiempo en Reino Unido

"El caso de Velázquez es más complicado", advierte el hispanista, "en parte por la audacia de su técnica ya que, en Inglaterra, como en otros países europeos, gustaban más los trazos definidos y nítidos".

Velázquez tenía un estilo que se ha comparado muchas veces con el impresionismo, y utilizaba una técnica conocida como 'perspectiva aérea' que rompía con las normas pictóricas habituales. Distanciaba los objetos no a través de líneas, sino "por cambios sutiles en el color", ha resaltado Glendinning.

"Todo eso hace de Velázquez un pintor que interesa a los grandes aficionados a la pintura, a los que realmente saben lo que es pintar, pero desagrada a quienes prefieren un estilo más nítido", ha apuntado el hispanista. Pese a las reticencias, a finales del XVIII ya comenzaba a apreciarse una cierta afición por la obra del español en Gran Bretaña.

"Uno de los casos más curiosos es el de un embajador británico en Madrid que hizo copiar una gran cantidad de cuadros de Velázquez en tamaño pequeño para llevarlos a Inglaterra", ha relatado Glendinning.

El autor del primer estudio dedicado enteramente a la recepción del arte español en las Islas Británicas e Irlanda subrayó que el gusto por Velázquez no ha hecho sino aumentar con el tiempo en Reino Unido, y recordó como hace cinco años una exposición dedicada al pintor de 'Las Meninas' resultó una de las más visitadas hasta la fecha en la National Gallery de Londres. Y destacó el trabajo de la hispanista Enriqueta Harris en el estudio y la difusión del arte español en Gran Bretaña.

El libro presentado en Londres incluye diversos artículos de esta historiadora, experta en Goya, El Greco y Velázquez, que falleció hace cinco años.



elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:51; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Dos 'velázquez' recuperan su brío


El Prado devuelve su forma original a dos obras ecuestres del artista



 1322866803_850215_0000000000_sumario_normal

Retratos de Felipe III y Margarita de Austria antes (en pequeño) y después de la restauración

Después de casi dos años de restauración, los retratos ecuestres de Felipe III y de Margarita de Austria han regresado a la sala de Las meninas, de Velázquez, en el Museo del Prado de Madrid, junto a las otras tres pinturas de la familia real a caballo que el pintor sevillano realizó entre 1634 y 1635 para el salón de reinos del Palacio del Buen Retiro. El equipo de restauradores e historiadores que ha trabajado en las dos obras explicó ayer que el trabajo ha consistido no solo en limpiar la suciedad acumulada a lo largo de los años en las capas de barniz sino también en retirar dos bandas de 50 centímetros cada una que, a los lados de cada cuadro, sirvieron para ampliar su ancho en el siglo XVIII, cuando las obras fueron trasladadas al Palacio Real para decorar el comedor del monarca. "Una restauración importante y novedosa", apuntó Gabriele Finaldi, director adjunto de conservación del museo.

De esta manera las dos obras, además de recuperar su color, han dejado de ser prácticamente cuadradas para volver a su medida rectangular original. Rocío Dávila, encargada de la restauración, explicó cómo el trabajo del equipo de conservadores, del gabinete técnico y del laboratorio químico ha permitido decidir algo que era importante: cómo retirar dichas bandas manipulando lo menos posible las obras, cuyos injertos estaban aplicados a la gacha, un sistema tradicional de España que se hacía con una pasta de cola y harina aplicada sobre la tela original y la nueva.


Los retratos de Felipe III y Margarita de Austria se alteraron en el siglo XVIII

"En la restauración es importante tomarse su tiempo", explica Dávila. "Hemos tardado casi dos años en restaurarlos pero eso no quiere decir que hayamos estado trabajando esos dos años sobre ellos. Muchas veces, para restaurar bien, hay que pasar más tiempo mirando que trabajando". Dávila cuenta que las dos piezas fueron realizadas en el taller del pintor en colaboración con su equipo y que por eso el cuadro tiene correcciones realizadas por el propio Velázquez. Por ejemplo, bajo el caballo del rey está pintado un ejército que el sevillano se encargó de corregir. "Ahora vemos su mano mejor que nunca, sobre todo en los dos caballos". Frente a la rigidez en la ropa de los monarcas, la pincelada se suelta en las patas de los animales. "¡La mano de Velázquez tiene tanta fuerza! Se ve perfectamente en el caballo del rey, que es todo suyo. Él llegaba al taller, soltaba esas pinceladas, una, y otra, y ya está: ¡vida y movimiento!".

Un prodigio que, según Gabriele Finaldi, se concentra en lo que él considera uno de los mejores fragmentos de la sala de reyes de Velázquez: la cabeza, el pecho y las patas del caballo de Margarita de Austria. Javier Portús, conservador jefe de pintura española, cree además que ahora, al volver el cuadro a su medida original, recobra toda la intención y sentido que quería darle el pintor: "Al aumentar el cuadro se menguó la posición en escorzo, que daba violencia y dinamismo. Restituir las cualidades originales del cuadro no solo afecta a la comprensión del cuadro, sino a la comprensión de la serie entera".

Pero las dos pinturas no fueron las únicas obras que el Prado presentó ayer sin las fatigas del paso del tiempo. Mientras los dos monarcas a caballo de Velázquez (con la sierra de Madrid luciendo sus mejores atardeceres) devolvían a la sala de Las meninas a todos sus personajes, una de las mejores esculturas romanas de la pinacoteca, Ariadna dormida (creada en la época de Marco Aurelio a partir de una escultura griega del siglo II antes de Cristo) recuperaba también su aspecto.

Situada en la rotonda de Ariadna, o sala 74 -un espacio circular abierto a enormes ventanales por los que entra luz natural y que también ha sido reformado-, la pieza arqueológica procedía de la colección romana de Cristina de Suecia. "Hemos practicado un trabajo de limpieza y de integración de las líneas de unión", señaló Sonia Tortajada, quien ha trabajado con María José Salas Garrido para borrar el aspecto fragmentado que presentaba la obra, que fue restaurada en el siglo XVII en el taller de Bernini y que muestra el contundente cuerpo de Ariadna abandonado en la playa de Naxos tras el episodio de Teseo y el Minotauro y donde, finalmente, la descubrirá y se enamorará de ella el dios Dionisio. Once meses de trabajo para una de las joyas arqueológicas del museo, cuyos pasos serán ahora seguidos por dos pequeños ángeles de madera policromada del arquitecto y escultor flamenco Maes Tydeman.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:48; editado 1 vez 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
.


Retrato de hombre de Diego Velázquez



 retrato_caballero_velazquez

Retrato de hombre de Diego Velázquez. Se trata de un retrato de pequeño formato (47 por 39 centímetros) con un hombre de mediana edad, calvo, vestido de negro y una golilla en el cuello

Las noticias sobre atribuciones (o desatribuciones) en la obra de un genio mundial de la pintura, como Velázquez, suelen venir acompañadas de auténticos cataclismos en el mundo del arte. Después de confirmar su autoría en la tela del Metropolitan Retrato de un hombre, atribuido a su escuela durante décadas, y del descubrimiento de John Marciari de La educación de la Virgen en la Universidad de Yale, un cuadro inédito del artista sevillano acaba de ser descubierto en Londres, si así finalmente lo determina la comunidad científica. Pero será el mercado, también en el mundo del arte, el que certifique su valía en la subasta que mañana en la sala Bonhams de Londres, donde se estima que puede alcanzar entre dos y tres millones de libras (entre 2,3 y 3,5 millones de euros). Museos y coleccionistas particulares están expectantes con la operación.

Se trata de un retrato de pequeño formato (47 por 39 centímetros) con un hombre de mediana edad, calvo, vestido de negro y una golilla en el cuello. El óleo estuvo a punto de ser subastado hace poco más de un año en Oxford dentro de un lote de mediocre pintura inglesa. La operación se paralizó a petición de Peter Cherry, profesor en el Trinity College de Dublín, con abundante obra publicada sobre el pintor español. Una exalumna que trabaja en la casa de subastas, le había descrito un detalle clave para creer que se trataba de una obra de otra naturaleza: el cuello de golilla, la prenda de adorno cortesano que sustituyó a la gorguera como símbolo de austeridad durante el reinado de Felipe IV. En octubre, Cherry dio a conocer su investigación en la revista especializada Ars Magazine. Jonathan Brown, históricamente considerado uno de los máximos expertos en Velázquez, no se ha pronunciado sobre la autoría y el único reparo que ha formulado públicamente es que la obra está dañada.


La golilla fue la clave en la investigación de Peter Cherry

La gran duda es saber quién es el personaje retratado. Cherry espera que se pueda localizar al protagonista más adelante. "La identificación de personajes no nobles en los retratos pintados del XVII", explica,"está plagada de dificultades. Hice una investigación yo mismo mientras escribía el artículo, pero ningún candidato me convencía lo suficiente para salir de la duda. Tampoco quería especular. Creo que una vez publicado el retrato, ya vendrá un debate sobre la identificación del personaje. Quizás un historiador, en vez de historiador de arte, lo reconocerá".

Sobre las dudas que sus colegas puedan manifestar, el profesor Cherry señala que "ningún historiador de arte está en posesión de la verdad; me parece más bien un proceso de aproximación a un consenso. En cuestiones de atribuciones, es mejor adoptar una actitud escéptica, lo que conlleva la duda. Sin embargo, cara a lo que he podido estudiar del cuadro - a pesar de no estar limpio, ni poder yo examinarlo a fondo en el laboratorio de un museo - y dentro de mis humildes conocimientos de la obra de Velázquez, creo que es una atribución que tiene cierto fundamento. Ahora toca a mis colegas en el campo dar sus opiniones".

¿Seguirá esta fiebre de atribuciones?. "En el campo de pintura antigua siempre quedan sorpresas", responde Cherry. La historia del arte no consiste sólo en lanzar "descubrimientos", sino estudiar las cuestiones que la obra de arte plantea por el enfoque que sea, yo personalmente sigo creyendo en el valor de catalogar la obra de un artista y, por lo tanto, una cierta obligación, ya tradicional, de publicar en revistas serias estudios de obras desconocidas hasta el momento por el campo científico."


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Septiembre 2014, 08:46; editado 3 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VELÁZQUEZ 
 
Máxima expectación ante la subasta de un retrato inédito de Diego Velázquez

El retrato realizado por el genio sevillano será subastado mañana en Londres




 01_1413367848_382856

Retrato de hombre de Diego velázquez. Se trata de un retrato de pequeño formato (47 por 39 centímetros) con un hombre de mediana edad, calvo, vestido de negro y una golilla en el cuello

Las noticias sobre atribuciones (o desatribuciones) en la obra de un genio mundial de la pintura, como Velázquez, suelen venir acompañadas de auténticos cataclismos en el mundo del arte. Después de confirmar su autoría en la tela del Metropolitan Retrato de un hombre, atribuido a su escuela durante décadas, y del descubrimiento de John Marciari de La educación de la Virgen en la Universidad de Yale, un cuadro inédito del artista sevillano acaba de ser descubierto en Londres, si así finalmente lo determina la comunidad científica. Pero será el mercado, también en el mundo del arte, el que certifique su valía en la subasta que mañana en la sala Bonhams de Londres, donde se estima que puede alcanzar entre dos y tres millones de libras (entre 2,3 y 3,5 millones de euros). Museos y coleccionistas particulares están expectantes con la operación.

Se trata de un retrato de pequeño formato (47 por 39 centímetros) con un hombre de mediana edad, calvo, vestido de negro y una golilla en el cuello. El óleo estuvo a punto de ser subastado hace poco más de un año en Oxford dentro de un lote de mediocre pintura inglesa. La operación se paralizó a petición de Peter Cherry, profesor en el Trinity College de Dublín, con abundante obra publicada sobre el pintor español. Una exalumna que trabaja en la casa de subastas, le había descrito un detalle clave para creer que se trataba de una obra de otra naturaleza: el cuello de golilla, la prenda de adorno cortesano que sustituyó a la gorguera como símbolo de austeridad durante el reinado de Felipe IV. En octubre, Cherry dio a conocer su investigación en la revista especializada Ars Magazine. Jonathan Brown, históricamente considerado uno de los máximos expertos en Velázquez, no se ha pronunciado sobre la autoría y el único reparo que ha formulado públicamente es que la obra está dañada.


La golilla fue la clave en la investigación de Peter Cherry

La gran duda es saber quién es el personaje retratado. Cherry espera que se pueda localizar al protagonista más adelante. "La identificación de personajes no nobles en los retratos pintados del XVII", explica,"está plagada de dificultades. Hice una investigación yo mismo mientras escribía el artículo, pero ningún candidato me convencía lo suficiente para salir de la duda. Tampoco quería especular. Creo que una vez publicado el retrato, ya vendrá un debate sobre la identificación del personaje. Quizás un historiador, en vez de historiador de arte, lo reconocerá".

Sobre las dudas que sus colegas puedan manifestar, el profesor Cherry señala que "ningún historiador de arte está en posesión de la verdad; me parece más bien un proceso de aproximación a un consenso. En cuestiones de atribuciones, es mejor adoptar una actitud escéptica, lo que conlleva la duda. Sin embargo, cara a lo que he podido estudiar del cuadro - a pesar de no estar limpio, ni poder yo examinarlo a fondo en el laboratorio de un museo - y dentro de mis humildes conocimientos de la obra de Velázquez, creo que es una atribución que tiene cierto fundamento. Ahora toca a mis colegas en el campo dar sus opiniones".

¿Seguirá esta fiebre de atribuciones?. "En el campo de pintura antigua siempre quedan sorpresas", responde Cherry. La historia del arte no consiste sólo en lanzar "descubrimientos", sino estudiar las cuestiones que la obra de arte plantea por el enfoque que sea, yo personalmente sigo creyendo en el valor de catalogar la obra de un artista y, por lo tanto, una cierta obligación, ya tradicional, de publicar en revistas serias estudios de obras desconocidas hasta el momento por el campo científico."



elpais.com




------------------------------------------------------------------------------------------




Un coleccionista de EE UU compra por 3,5 millones el 'velázquez' subastado en Londres


El retrato atribuido recientemente al pintor sevillano muestra a un hombre de mediana edad, vestido de negro y una golilla en el cuello     



 02_1413367912_189841

Detalle del retrato de un caballero, de Velázquez, subastado hoy en Londres.
  
Retrato de un caballero, un pequeño cuadro de Diego Velázquez (1599-1660) subastado hoy en la casa Bonhams de Londres, ya tiene nuevo dueño. La galeria Alfred Bader Fine Arts de Milwaukee (Estado de Wisconsin) lo ha adquirido por 3.464.144 euros. Esta obra se atribuyó durante décadas a un pintor inglés. Se trata de un retrato de 47 por 39 centímetros de un español de mediana edad, calvo, vestido de negro y con una golilla. Este último elemento alertó a los expertos que el artista español podía estar detrás de la autoría de la obra. La subasta había despertado gran expectación y varios de los museos más importantes del mundo estaban interesados en su adquisición.

La golilla es una prenda de adorno cortesano que sustituyó a la gorguera como símbolo de austeridad en el reinado de Felipe IV
El propio Alfred Bader asistió en la sala a la subasta, junto con su socio, el marchante neoyorquino Otto Naumann. Según la agencia Efe, al finalizar la compra Naumann se declaró "atónito" por haberse hecho con la obra a un precio "tan barato". De hecho, el marchante reconoció que estaba preparado para desembolsar el doble. "[El cuadro] está muy sucio, quizás había preocupación por cómo se limpiaría", declaró Naumann en una entrevista posterior a la venta. El marchante añadió que la intención de la galería es restaurarlo y revenderlo.

"Es un retrato de una calidad excepcional y posee una presencia extraordinaria", comentó Andrew Mckenzie, de Bonhams. "Haber trabajado en él ha sido una experiencia maravillosa y uno de los momentos más importantes de mi carrera".

El óleo estuvo a punto de ser subastado hace poco más de un año en Oxford dentro de un lote de mediocre pintura inglesa. La operación se paralizó a petición de Peter Cherry, profesor en el Trinity College de Dublín y con abundante obra publicada sobre el pintor español. Una exalumna que trabaja en la casa de subastas le había descrito un detalle clave para creer que se trataba de una obra de otro pintor: el cuello de golilla, la prenda de adorno cortesano que sustituyó a la gorguera como símbolo de austeridad durante el reinado de Felipe IV. En octubre, Cherry dio a conocer su investigación en la revista especializada Ars Magazine. Jonathan Brown, históricamente considerado uno de los máximos expertos en Velázquez, no se ha pronunciado sobre la autoría y el único reparo que ha formulado públicamente es que la obra está dañada.

El retratado

Lo que se desconoce aún es a quién retrató el autor de Las meninas. Cherry espera que se pueda localizar al protagonista más adelante. "La identificación de personajes no nobles en los retratos pintados del XVII", explica a EL PAÍS,"está plagada de dificultades. Hice una investigación mientras escribía el artículo, pero ningún candidato me convencía lo suficiente para salir de la duda. Tampoco quería especular. Creo que una vez publicado el retrato, ya vendrá un debate sobre la identificación del personaje".

Sobre las dudas que los colegas de Cherry puedan manifestar sobre si Velázquez es el autor del retrato, el profesor señala que "ningún historiador de arte está en posesión de la verdad". "En cuestiones de atribuciones, es mejor adoptar una actitud escéptica, lo que conlleva la duda. Sin embargo, por lo que he podido estudiar del cuadro -a pesar de no estar limpio, ni poder examinarlo a fondo en el laboratorio de un museo- y dentro de mis humildes conocimientos de la obra de Velázquez, creo que es una atribución que tiene cierto fundamento. Ahora toca a mis colegas en el campo dar sus opiniones". Y mientras los sabios debaten el mercado se ha encargado de emitir su certificado de autenticidad.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miércoles, 15 Octubre 2014, 11:11; editado 2 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 2 de 5
Ir a la página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario