Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Guerra De Obispos Enfrentados Por El Arte
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Guerra De Obispos Enfrentados Por El Arte 
 
El obispo de Barbastro sienta en el banquillo al obispo de Lleida por 111 obras de arte

El juicio arranca este jueves con la declaración de los dos prelados, que se disputan los bienes desde hace un cuarto de siglo. El litigio enfrenta también a los Gobiernos de Aragón y Cataluña



 000_1557994544_810838
 
Frontal de San Hilario de Buira, de finales del siglo XII, una de las obras en litigio, en una imagen de 2005. Herminia Sirvent

Las ciudades de Lleida y Barbastro están separadas por apenas 65 kilómetros de distancia, pero pertenecen a dos comunidades distintas –Cataluña y Aragón– y a dos diócesis eclesiásticas diferentes desde que en junio de 1995 el Vaticano aprobara la creación de la Diócesis de Barbastro-Monzón. Desde ese momento, más de un centenar de parroquias dejaron de pertenecer al obispado de Lleida y pasaron al de nueva creación. En ese momento también comenzó la reclamación del patrimonio que se conservaba hasta entonces en el Museo Diocesano Comarcal de Lleida. Tras un cuarto de siglo las reclamaciones continúan. Este jueves comienza un juicio civil en el Juzgado número 1 de Barbastro (Huesca), en el que, por primera vez, se sentarán en el banquillo dos altos cargos de la iglesia: el obispo Ángel Javier Pérez Pueyo, de Barbastro-Monzón, como demandante, y el prelado Salvador Giménez Valls, de Lleida, como demandado.
 

 00_1557994557_618663

Frontal de San Vicente Treserra, de la segunda mitad del siglo XIII.

En febrero de 2018, 43 parroquias oscenses dieron un poder a su obispado para demandar a su equivalente leridano y al Museo de Lleida por retener durante 24 años 111 obras de arte, entre las que figuran altares, retablos, pinturas, esculturas, urnas y cruces. El pleito va más allá del terreno religioso, ya que el Gobierno de Aragón se ha sumado a la demanda de la diócesis de Barbastro y la Generalitat de Cataluña es una parte demandada como parte del patronato del Museo Diocesano de Lleida. No es la primera vez que estos objetos, conocidos como "bienes de la Franja Oriental de Aragón" son objeto de litigio en los tribunales. Después de varios fallos siempre a favor de Aragón –en 1998 de la Nunciatura Apostólica y en 2006 por la Congregación de Obispos–, hace 13 años, en abril de 2007, el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica sentenció en un decreto, en resolución firme, a favor de las demandas de las parroquias escindidas y ordenó que el obispado de Lleida entregara las 111 obras al de Barbastro-Monzón en el plazo de 30 días. Pero nunca llegó a cumplirse. Entre otras cosas porque el mismo juzgado de Barbastro que ahora sienta en el banquillo a los dos obispos denegó en 2010 la ejecución del decreto apostólico (que había solicitado el obispado de Barbastro-Monzón y la Comunidad de Aragón) por entender que un juzgado civil no puede ordenar que se cumplan en España las sentencias del Vaticano.

El motivo alegado por el obispo de Lleida para no devolver las obras es que la iglesia solo es propietaria del 5% del Museo Diocesano Comarcal de Lleida. El resto pertenece a las otras administraciones que forman parte del patronato: Generalitat de Cataluña, Ayuntamiento y Diputación de Lleida. También que las 111 obras (como las 1.810 del museo leridano) están catalogadas como bienes culturales catalanes desde marzo de 1999 y son una colección indivisible, por lo que es la Generalitat la que ha de descatalogarlas y entregarlas.

 01_1557994749_414048
Virgen María de Ziadín, siglo XIV.

Desde la Diputación General de Aragón se asegura que la denuncia civil que ahora se juzga nada tiene que ver con las diferencias políticas manifiestas entre los Gobiernos del socialista Javier Lambán en Aragón y el nacionalista Quim Torra en Cataluña. Estas divergencias resultan evidentes en el otro conflicto patrimonial que enfrenta a las dos comunidades: el de los bienes del monasterio de Villanueva de Sijena; polémica que en primera instancia ha dado la razón a Aragón pero que Cataluña ha recurrido a instancias superiores. Coincidencia o no, la denuncia del obispado se presentó, con el respaldo de la Junta de Aragón, en febrero de 2018, durante la aplicación del 155 por el que la Generalitat estaba intervenida por el Estado.

Está previsto que las sesiones de la vista duren dos días, jueves y viernes, en la que declararán, además de los dos obispos, cerca de una veintena de expertos y peritos de las dos partes que explicarán los informes que han aportado al juez. En la primera resolución de 1998 que obligaba a devolver las piezas se decía que estaban “a título de depósito y no de propiedad, mientras la diócesis de Lérida no pruebe lo contrario en cada caso”. En la vista será fundamental el trabajo publicado en 2018 por Carme Berlabé, conservadora del Museo de Lleida, que estudió por primera vez en profundidad la formación del museo. Entre los documentos figuran 352 cartas intercambiadas entre cuatro obispos y los párrocos de las iglesias que hablan de la adquisición de las obras. También los títulos de propiedad de 83 de las 111 obras que se reclaman y que legitiman a los responsables de Lleida ante el juez. De las 28 restantes Lleida reconoce la propiedad aragonesa.
 

 02_1557994606_204389

Arqueta de Buira, de finales del siglo XII.

En esta documentación aparece el obispo de Lleida Josep Meseguer que, entre 1890 y 1905, adquirió 434 piezas del museo, entre las que están casi todas las que están en litigio, a los párrocos de la diócesis (antes de su escisión) siguiendo las directrices y normas canónicas establecidas a finales del siglo XIX por el papa Leon XIII para proteger el patrimonio de las diferentes diócesis. Las mismas normas que se siguieron por obispos de la mayoría de museos diocesanos españoles. Sin embargo, desde el obispado aragonés de Barbastro aseguran que estas compras no caben en el derecho canónico ya que no es posible que un obispo compre un bien a un párroco y esta será una de las alegaciones en la que fundamentarán su demanda.

En la capital de la comarca del Somontano esperan todas estas obras desde finales de 2010. Ese año se inauguró un nuevo museo para la diócesis con un hueco para estas piezas; sobre todo para las más destacadas, entre ellas el frontal de San Vicente Tresserra, el frontal y la arqueta de San Hilario de Buira, el retablo de Montanuy, la tabla de San Martin de Lascuarre o la Virgen de Zaidín, entre otras muchas. Según el peritaje de uno de los técnicos de la parte leridana que ha trascendido el valor total de las obras ascendería a 7,6 millones de euros, gastos de conservación y restauración durante todos estos años, aparte.

Este pleito que ahora comienza se alargará en el tiempo, porque sea la que sea la sentencia del juzgado de primera instancia, obispados y gobiernos autonómicos recurrirán a instancias superiores hasta que haya una sentencia firme. Y de eso pueden pasar entre seis y ocho años, según fuentes judiciales.

MÁS INFO


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Guerra De Obispos Enfrentados Por El Arte 
 
Juicio por el arte religioso de Barbastro: “¿Qué son 111 obras para Cataluña, que tiene muchísimas?”

Tres obispos declaran en la causa civil por la posesión de un centenar de bienes aragoneses que se conservan en el Museo de Lleida



 02_1558020563_442217
 
El obispo de Barbastro, Ángel Pérez (en el banquillo, a la izquierda) y el obispo de Lleida, Salvador Giménez (a su derecha), durante el juicio. JAVIER BLASCO - EFE

Ni uno ni dos. Tres obispos han declarado esta mañana al comienzo del juicio que enfrenta al obispado de Barbastro-Monzón y el Gobierno de Aragón contra el obispado de Lleida y el Museo Diocesano y Comarcal de Lleida por la propiedad de 111 bienes de 43 parroquias; unas iglesias que reclaman su patrimonio desde hace 24 años, después de que en 1995 pasaran desde la diócesis de Lleida a la entonces recién creada diócesis de Barbastro-Monzón. El encuentro de los tres obispos se ha producido esta mañana durante la apertura de esta causa civil, consecuencia de la demanda puesta por el obispado de Barbastro a su colega de Lleida en febrero de 2018 y después de décadas de enfrentamientos en los tribunales eclesiásticos, que no han servido para solucionar este litigio patrimonial.

Antes de entrar a la sala donde se celebra la vista todo fueron gestos de amistad entre los tres prelados. Abrazos, palmaditas y apretones de manos entre el demandante Ángel Pérez, obispo de Barbastro, Alfonso Millán, obispo emérito de Barbastro, y el demandado, el obispo de Lleida, Salvador Giménez, que continuaron cuando Giménez dio paso a Pérez en el estrado y abandonó la sala. Entre medias quedó claro que ninguno variará un milímetro la posición que les han llevado a los juzgados por la posesión de las obras en litigio. Antes de entrar a la sala, Pérez aseguró que estaba "triste", pero que había hecho todo lo que tenía que hacer "para recuperar las piezas”. También que “a las parroquias aragonesas les asiste la justicia”.

Abrió el fuego Giménez, en el cargo en Lleida desde 2015, que reconoció, a preguntas de los abogados del Gobierno de Aragón y del obispado de Barbastro, que él y sus antecesores en el obispado habían manifestado su deseo de devolver las piezas a las parroquias aragonesas, pero que él cambió de opinión después de conocer las más de 300 cartas que se han conocido hace unos años. En ellas, se habla de compensación por parte del obispado a los párrocos, a cambio de las obras, llevada a cabo principalmente por Josep Messeguer (obispo de Lleida de 1889 a 1905), y por lo tanto de una posesión legal de las piezas y no de un mero depósito, como aseguran las autoridades de Barbastro y se mantiene en todas las sentencias y decretos eclesiásticos dictados hasta el momento.

Por su parte, Pérez, ha insistido en la buena sintonía con su homólogo leridano: “Somos hermanos”, ha dicho, pero también que no entendía su cambio de aptitud: “¿Es el mismo Salvador que antes?”, ha llegado a preguntarse. Sin perder el sentido del humor, en un momento dado también ha dicho: “Pero ¿qué son 111 obras para Cataluña, que tiene muchísimas?”.

Tras ellos, ha declarado también el obispo emérito Millán, esta vez como primer testigo de la parte aragonesa. Todos los obispos leridanos con los que coincidió durante su mandato, , ha contado, aseguraban que tenían voluntad de entregar las obras, “pero las administraciones del patronato del museo no les dejaban”.

Durante la mañana también han declarado Pedro Escartín, secretario-canciller de Barbastro, el único que ha vivido todo el pleito desde que nació en 1995. Escartín y Millán, a preguntas de los abogados de la parte leridana, han asegurado que nunca habían visitado el Museo de Lleida donde están las piezas que reclaman.

La mañana se ha cerrado con las declaraciones de Nuria Gilart, conservadora restauradora del museo, que ha respondido a las preguntas sobre el coste de mantenimiento y conservación de las obras durante todos estos años; unas piezas que, ha dicho, ingresaron con graves problemas de conservación. Pedro Ruiz, auditor de cuentas de la institución, y Alberto Velasco, conservador, han explicado cómo las piezas en litigio fueron algunas de las que cedieron las iglesias por las recomendaciones del Papa Leon XIII a finales del siglo XIX para constituir los primeros museos diocesanos españoles (el de Lleida es el segundo de España, después del de Vic) y cómo eran siempre piezas en “desuso del culto”.

Está previsto que el juicio se alargue durante dos jornadas, pero solo quedan por declarar esta tarde cuatro peritos, dos especialistas en arte de la parte aragonesas (Antonio Naval y Domingo Buesa) y dos por la parte catalana: Carme Berlabé, autora de una tesis doctoral donde recoge las cartas entre los sacerdotes y el obispado cuando se adquirieron; y Marc Sureda, conservador del Museo de Vic. Si es así, al final de la tarde seguramente quedará el juicio visto para sentencia.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Guerra De Obispos Enfrentados Por El Arte 
 
El Museo de Lleida pide que el juez desestime la demanda de Barbastro por “falta de pruebas”

Concluye el juicio por la propiedad de 111 obras de arte entre Aragón y Cataluña



 000_1558108208_533460
 
El obispo de Barbastro, Ángel Pérez (izquierda) y el obispo de Lleida, Salvador Gímenez, el jueves, durante el juicio. JAVIER BLASCO - EFE

Ha quedado visto para sentencia la causa civil para dirimir la propiedad de 111 obras de arte proveniente de un centenar de parroquias que en 1995 se segregaron de la diócesis de Lleida y pasaron a la de Barbastro-Monzón, de nueva creación. El patrimonio lleva más de un siglo en el Museo de Lleida y ahora el obispado de Barbastro y el Gobierno de Aragón piden que se devuelva a las parroquias escindidas. Por eso, pusieron una demanda (en nombre de 43 parroquias de Huesca) en febrero de 2018 que ha llevado a declarar, además de peritos y expertos, a tres obispos en los juzgados de Barbastro (Huesca). Tras una primera jornada maratoniana, esta mañana se han leído las conclusiones de los abogados en las que han vuelto a dejar patentes los puntos de vista que los han enfrentado y que el juez tendrá que llevarle a emitir una sentencia.

Puntos de vista contrarios e irreconciliables. Mientras que para la parte aragonesa, el obispado de Lleida no ha podido demostrar con títulos de compraventa ser el propietario de las obras, la parte demandada salía contenta de los dos días de vista al entender que toda la documentación aportada por ellos, sobre todo las más de 350 cartas entre el obispo Josep Meseguer y los párrocos de estas iglesias de comienzos de finales del siglo XIX y comienzos del XX en las que quedaba claro que vendían estas piezas a cambio de poder arreglar sus iglesias o de nuevos elementos para el culto, porque aquellos objetivos estaban “arruinados”, “indecorosos” o "en desuso”.

Esta documentación y las sentencias eclesiásticas que se han producido durante dos décadas (todas dando la razón a Aragón), desde que comenzaron las reclamaciones, centraron la intervención de los abogados de las dos partes. Mientras que desde Barbastro-Monzón sustentaron casi toda su intervención en estos decretos y su validez; desde Lleida dijeron que las sentencias de un estado extranjero como es el Vaticano no tienen jurisdicción en España, como ya se manifestó el juez del mismo juzgado de Barbastro en 2010.

Joaquín Guerrero, abogado del Barbastro Monzón, ha asegurado: “No hay documentos ni títulos que acrediten la venta, pero la defensa, muy inteligente, va por el hecho de que las sentencias de la Iglesia no tienen validez en España. Tampoco el hecho de que los diferentes obispos leridanos hayan asegurado que por ellos entregarían las obras, pero se lo impide el resto de administraciones que forman parte del museo leridano”.

Por su parte, José Luis Gómez, abogado del obispado de Lleida aseguraba: “En un litigio de 25 años las posiciones se han puesto en su sitio. El obispo de Lleida no retiene las obras, eso ha quedado claro. También ha reivindicado la propiedad de las piezas dentro del derecho civil y por eso hemos presentado una abundante documentación, más de 4.000 folios con los contratos, uno a una de todas las piezas”.
 

 00_1558108165_321119

Sumario del litigio entre los obispados de Barbastro y Lleida. J. Á. M.

“Es una causa muy compleja, casi 12.000 folios, pero pese a eso estamos convencidos de que se han aportado argumentos sólidos y robustos”, explicó Jordi Vives, abogado del consorcio del museo leridano que pidió al juez en sus conclusiones que no acepte la demanda “por falta de pruebas”. “En realidad son varias nulidades. En esencia lo que el obispado de Barbastro es que apela a unas resoluciones canónicas que no son eficaces, por lo tanto, eso es definitivo. El otro dato que se omite es que hay otra sentencia del tribunal español del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la que declara de forma firma que las piezas no pueden salir del museo en las condiciones en las que propone el obispado de Barbastro. Es firme y se debe cumplir. No puede haber discusión en algo que ya se ha zanjado en el año 2008”.

Durante la vista ha planeado el caso de los bienes de Sijena, el otro pleito que enfrenta a Cataluña y Aragón desde hace años. “Se trata de un depósito de obras como ocurre con las pinturas murales de la sala capitular del monasterio de esta localidad, donde no hay contrato de venta”, dijo el abogado del Gobierno de Aragón. Frente a eso, Vives aseguró que se habla siempre de “depósito de las obras” y no de “venta”, pero en realidad no hay documento alguno que hable de obras depositadas. Y lanzó el guante a los representantes aragoneses: “Tendrán que demostrar que las obras están en depósito con documentos, pero no han presentado ninguno que lo acredite”. En realidad, prosiguió Vives, “releyendo la documentación de cada una de las piezas, queda claro que los párrocos nunca manifiestan su voluntad de recuperar los bienes, porque en ese momento los objetos ya solo tenían un valor económico e incluso el último valor que tenían era que con su venta podrían ayudar a solucionar problemas de la iglesia o comprar nuevos objetos litúrgicos”. “Es por eso, por ser objetos que no tienen un valor artístico en ese momento por lo que no se pide permiso a la Santa Sede para su venta”, remachó, un aspecto que la parte aragonesa ha aportado como prueba de la invalidez de la operación.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario